AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 8 Octubre 2008

Ficciones neolingüísticas
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 8 Octubre 2008

"1984" es el título de una novela de política-ficción, una distopía, es decir, una utopía perversa donde la realidad transcurre en términos opuestos a los de una sociedad ideal. La distopía, al contrario de la utopía, propone como ideal una sociedad injusta, discriminatoria, opresiva y totalitaria. Una sociedad de "buenos y generosos" (los que obedecen ciegamente los dictados del poder establecido) y de "imbéciles y oscuros" (los críticos, los disidentes y demás individuos tachados de "asociales" o "antisociales").

Escrita por George Orwell entre 1947 y 1948 y publicada el 8 de junio de 1949, la novela introdujo, entre otros, dos conceptos que se han hecho realidad en las regiones de España dominadas por el nazionalismo: la Policía del Pensamiento (que en Galicia estaría representada por la Mesa por la Normalización Lingüística) y la Neolengua (que en Galicia sería ese gallego de laboratorio que jamás he escuchado hablar a nadie). Hablando en propiedad, la Neolengua de que habla Orwell está basada en la transformación del léxico con fines represivos, pero incluso así es el concepto es aplicable al caso gallego.

En la novela de Orwell el Ministerio del Amor se ocupa de los castigos y la tortura, el Ministerio de la Paz se encarga de asuntos relacionados con la guerra y con hacer que ésta sea permanente, el Ministerio de la Abundancia, encargado de los asuntos relacionados con la economía y de conseguir que la gente viva siempre al borde de la subsistencia (parece imaginado a la medida para Pedro Solbes), el Ministerio de la Verdad, se dedica a manipular o destruir los documentos históricos, para conseguir que las evidencias del pasado coincidan con la versión oficial de la historia, mantenida por el estado.

El lenguaje del totalitarismo es perverso y deliberadamente malintencionado. Su principal objetivo es disfrazar la realidad y reemplazarla por la distopía de los gobernantes totalitarios. Aquí todos sabemos que "normalización" equivale a relegar el idioma español al ámbito de la vida privada y eliminarlo de la vida pública, sobre todo de la enseñanza, la administración y, a ser posible, de la empresa privada. El español no es perseguido, sino simplemente desplazado o arrinconado, negándonos nuestros derechos lingüísticos a quienes lo tenemos como idioma principal por ser nuestra lengua materna, por libre decisión personal o por ambas cosas. Y no existen gallegos "anormales" que sea preciso "normalizar", salvo quienes nos desgobiernan.

"Escritor gallego", por ejemplo, designa al "escritor que escribe en gallego".

La norma falsamente igualitaria del "50-50" es una ficción neolingüística detrás de la cual se oculta la injusta realidad de que las asignaturas más importantes (ciencias sociales, matemáticas, física y química, ética-filosofía, ciencias naturales) serán siempre en gallego y en español tan solo la Lengua Española, educación física, tecnología y plástica.

"Lengua propia" es la lengua de los propietarios, es decir, la que las clases dirigentes quieren imponer a sus súbditos, no la que hablan los ciudadanos, el español y el gallego, casi al 50%, por lo que sería más "propio" hablar de "lenguas propias" de los gallegos que de "lengua propia" de Galicia, pues Galicia, al fin y al cabo, es una abstracción política y los gallegos somos reales, seres de carne y hueso, palpables, sólidos, físicamente demostrables y, sobre todo, rebeldes a toda imposición desde arriba.

Etcétera.

Confianza
PEDRO SCHWARTZ, DE LA REAL ACADEMIA DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS ABC 8 Octubre 2008

LA crisis inmobiliaria y financiera, iniciada en el verano de 2007 y agravada en los recientes meses de 2008, ha animado a los socialistas de todos los partidos a lanzarse en tromba contra ese capitalismo que los socialistas llaman «salvaje» y los conservadores tildan de «antipático». Con malsana satisfacción señalan que ni siquiera los partidarios del libre mercado dejan de llamar al papá Estado cuando las cosas empiezan a irles mal. ¿Tienen acaso razón? ¿Se deben las presentes angustias a la codicia de banqueros y especuladores movidos por un egoísmo sin freno? ¿Significa todo esto que debemos abandonar el mercado semi-libre en que vivimos y volver a un sistema detalladamente intervenido por los políticos?

Lo primero de todo es entender cómo funciona un sistema financiero moderno. Sin duda está basado en la confianza, pero no en la confianza de que todo va a seguir en continua expansión. Son muchas las inversiones equivocadas y compañías mal dirigidas que han de desaparecer, por lo que una recesión mundial es inevitable. Sostener cueste lo que cueste la actividad inmobiliaria, el empleo industrial, la oferta de servicios de los años de excesivo optimismo, sin revisar nada, no haría sino prolongar la crisis durante años, como ocurrió en Japón en la década de los años ochenta. Una profunda reestructuración acortaría la crisis pero tendría que incluir la liberalización del mercado de trabajo español y la decidida apertura del mundo al libre comercio. Sea corto o largo este período, necesitamos confianza en una cosa principal: la moneda; la moneda con la que valoramos los bienes y servicios, esa moneda con la que compramos y vendemos y atesoramos para alguna contingencia futura.

El sistema monetario en el que nos desenvolvemos es un sistema «fiduciario», es decir, basado en la «fiducia» o fe general. Aceptamos euros, dólares, yenes, en pago de lo que vendemos porque confiamos en otros los aceptarán en pago de lo que les demandemos. Ese dinero que usamos en el mercado no consiste sólo en monedas y billetes emitidos por un banco central público: la mayoría de nuestros recursos monetarios tiene la forma de depósitos bancarios. A esos depósitos acudimos para obtener billetes en un cajero automático, o para responder de un cheque que entregamos, o para saldar una cuenta con una tarjeta de pago. El sistema fiduciario moderno contribuye a crear una estupenda prosperidad, pero punteada con dolorosos vaivenes. En cambio, las sociedades primitivas vivían una interminable repetición, sometidas sólo a los azotes de la cruel naturaleza.

El dinero que usamos diariamente está expuesto a dos tipos de inseguridad: la que afecta al dinero emitido por los bancos centrales, porque la inflación en el interior y la devaluación en el exterior erosionan su valor; y la que afecta al dinero bancario, cuando los bancos que custodian nuestros depósitos suspenden pagos. No hay que olvidar que los bancos comerciales se comprometen a devolver los depósitos de sus clientes pese a que su monto alcanza cien, doscientas, quinientas veces su caja, pues confían en que no todos los depositantes querrán retirar sus depósitos a la vez. Los defensores del capitalismo moderno nunca hemos dicho que un sistema fiduciario pueda funcionar sin intervención pública alguna. Un club de bancos como es el de cada una de nuestras zonas monetarias necesita un prestamista de última instancia. Acabamos de ver al Gobierno británico nacionalizar el banco Northern Rock en cuanto se formaron colas de personas ansiosas de retirar su dinero; o a los Gobiernos de Irlanda y Alemania garantizar el 100 por 100 de lo depositado en la banca de su país: todo para que no cunda el pánico. No otro que éste de mantener el sistema de pagos es el objetivo del fondo de 700 mil millones de dólares creado en EE.UU. para comprar activos «envenenados» de la banca.

La experiencia de lo ocurrido durante la Gran Contracción de 1929-31 está en las mentes de todos los banqueros centrales. No en vano ha sido Bernanke un estudioso de esa gran depresión de los años treinta. Recuerdo un almuerzo ofrecido a Milton Friedman en el Banco de España por Mariano Rubio cuando era gobernador. Salió el tema del salvamento de bancos españoles en la segunda mitad de la década 1980. «Hicieron ustedes bien, dijo Friedman, y también acertaron al prestar liquidez al mercado financiero en momentos de posible quiebra del sistema de pagos. Todo menos repetir la actuación de la Reserva Federal al principio de los treinta: permitió la caída del Bank of United States y otros muchos bancos; y retiró grandes cantidades de oro de la circulación sin emitir dinero en contrapartida». Cuando una economía se queda sin dinero, sea bancario, sea público, el sistema se gripa. Se necesita una mínima garantía de los depósitos privados, además de inyecciones temporales de liquidez, si los individuos hacemos caja y los bancos se niegan a prestarse los unos a los otros.

El sistema capitalista no se cuartea porque esté basado en el egoísmo y la codicia, pasiones sempiternas del ser humano. No son los banqueros de negocios ni los especuladores profesionales los únicos que han pecado de codicia e imprudencia. Las parejas que apenas alcanzaban a cubrir gastos y que se endeudaban para especular con una segunda vivienda; los agentes financieros que colocaban hipotecas baratas o crédito al consumo a quienes no podrían soportar ni un leve encarecimiento del dinero; los consumidores que abusaban de las tarjetas de crédito para irse de vacaciones o comprar un coche nuevo; los políticos que garantizaban y siguen garantizando las pensiones públicas y la salud gratuita, pese a que no son sostenibles; todos ellos y otros muchos más han sido y son codiciosos. No se trata de maniatar la actividad empresarial con enfadosas regulaciones ni de castigar el deseo de mejora personal y profesional con pesados impuestos, como proponen esos socialistas de todos los partidos. La cuestión estriba en reducir la inestabilidad de las sociedades capitalistas todo lo posible con reformas institucionales acertadas.

La base última de esta crisis, que ha hecho tambalearse la pirámide invertida de especulación, se encuentra en unos tipos de interés oficiales ridículamente bajos y una desatada creación de liquidez por nuestros bancos centrales, a lo largo de los últimos veinte años. Greenspan y los demás gobernadores inundaron el mercado con liquidez para salir de la crisis de 1987, para contrarrestar el efecto «año 2000» en el reloj de los computadores, y para calmar el pánico de las Torres Gemelas. Todo ello contribuyó a inflar la llamada «burbuja» de Internet, cuyo reventón se quiso evitar con más ríos de dinero. ¡Con decir que Greenspan llegó a mantener durante meses el tipo de interés oficial al uno por ciento! La reciente fiebre de prosperidad ha durado cinco años, gracias a que las importaciones de China e India contenían los precios al consumo, mientras se disparaba el valor de las casas y las acciones. Cuando en 2007 la construcción y alquiler de inmuebles empezaron a no producir los réditos esperados, el ciclo se invirtió. El mercado a la postre ha funcionado, al hacer quebrar los negocios mal planteados y obligar al saneamiento de los que en ellos se apoyaban.

Es sin duda necesario mejorar la regulación del sistema financiero, sobre todo en la exigencia de mucha mayor información. Pero la regulación financiera más necesaria sería atar en corto a los gobernadores de bancos centrales. Una cosa es que el sistema suministre crédito a la innovación y la inversión, otra muy distinta es que los bancos centrales creen liquidez sin tasa. Ha fallado el Estado, no el mercado.

PEDRO SCHWARTZ
de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas

El reinado de la alarma y la confusión
Lorenzo Contreras Estrella Digital 8 Octubre 2008

El español medio, hombre de la calle, tiene dos cartas que atender: la tormenta financiera en la medida en que puede afectar a sus ahorros y, si le queda algún resto de sentido patriótico en sus vísceras sentimentales, el futuro de España como Nación en crisis de identidad. El primer asunto, con ser dramático, es sobre todo para él una realidad de perfiles confusos, rodeada de versiones y conjeturas contradictorias, vaticinios sombríos en los que partidos políticos y medios de comunicación aparecen entregados a guerras particulares mientras la verdad baila sin escenarios claros una rumba independiente. Pocas veces se habrá visto un Gobierno más desconcertado que el presidido por Zapatero, llamando a puertas ficticias que nada resuelven, procurando hacer llegar a la opinión pública -a ese ciudadano medio entre otros- un mensaje tranquilizador a base de puestas en escena y conciliábulos de notables que intercambian sonrisas mezcladas con semblantes preocupados, para, al final, dejar flotando en el ambiente una nota de indefinición y de incógnitas sin despejar.

El país sigue con todas sus cuitas intactas. Pero unas cuitas o conflictos que, al lado del tsunami financiero, parecen haberse situado en un segundo plano, como en espera de que la tempestad vaya apaciguándose. ETA, desde luego sigue en su línea tratando de imponer su ruido. Los desplomes de las Bolsas y las noticias de Wall Street, que suenan ahora con cierta sordina, están sólo algo apagados en su fragor. La inseguridad ciudadana adquiere nuevas derivaciones del brazo de una inmigración cada vez más a su aire, por pura necesidad a veces, y alimentada paradójicamente por una creciente falta de sustento que se extiende a las capas de población en paro. La caridad pública reaparece con un nivel que recuerda tiempos ya superados o que como tal se consideraban.

Realidades más profundas y subterráneas, menos visibles en suma, aguardan su momento. Suena a frivolidad, pero está lejos de serlo, el pleito o más bien el duelo que sostiene la oposición con el Gobierno, a cuenta de un factor que recupera peligrosamente su vigencia en medio de los otros ruidos ambientales. Se trata del juego sucio de los socialistas en las llamadas "nacionalidades", cada vez más dispuestos a reanudar los viejos contubernios con ETA y otras compañías. Y ello precisamente cuando más claman las izquierdas abertzales contra lo que llaman "estado de excepción" impuesto supuestamente por Madrid después del fracaso de los famosos diálogos de pacificación que la banda terrorista prefirió romper cuando le convino. Jesús Eguiguren, el personaje que en nombre del socialismo vasco llevó la manija de aquellas bastardas negociaciones saldadas con la legalización de las sucursales etarras ANV y PCTV, vuelve ahora sospechosamente a la carga del diálogo. Y ello cuando Baltasar Garzón, en armonía con el Gobierno, pone en marcha una ofensiva de detenciones de activistas y la Audiencia Nacional y los tribunales superiores ilegalizan a las citadas franquicias de ETA, sin que por ello dejen sus "parlamentarios" y concejales de ocupar sus sillones bien remunerados.

En Cataluña, el "Estatut" cuestionado, pero vigente, continúa devorando parcelas de un Estado, el "Estado español", cada día menos español y menos dueño de su idioma, el idioma oficial que la Constitución impone y la Generalitat y sus adláteres usurpan y sabotean España va quedando en la distancia. Incluso va perdiendo por "ósmosis" política y cultural crecientes cuotas de su soberanía. Como dijo un día un político franquista, cínico pero lúcido, a la vista de la confusión del cambio de chaqueta que se operaba, "ya no sabemos si somos de los nuestros".

Arrimar el hombro
POR IGNACIO CAMACHO ABC 8 Octubre 2008

Miércoles, 08-10-08
ES la frase de moda, el nuevo mantra político del zapaterismo. La poderosa y eficaz factoría del agit-prop se ha puesto en marcha a todo trapo, y la consigna se repite a través de toda la estructura del poder con la precisión y la cadencia de un émbolo. Ministros, diputados, concejales y aparatchiks varios extienden la consigna con la insistencia machacona, reiterativa y porfiada de un solvente trabajo de zapa: El PP no arrima el hombro. El PP quiere que se arruine la economía. El PP quiere que se hunda España para alzarse sobre sus escombros.

La campaña utiliza la falsilla del «Proceso de paz», cuando el PSOE empujó a la oposición hasta arrinconarla en una casilla de catastrofismo. Encontró un anatema: el PP no quería acabar con el terrorismo, el PP quería que fracasara la negociación para tumbar a Zapatero, el PP suspiraba por el retorno de los atentados y tenía nostalgia de coches-bomba. Funcionó. Lo suficiente para compensar el desgaste que el Gobierno sufría con su vergonzoso acercamiento a los terroristas. Sirvió para cargar a la derecha con la etiqueta de un negativismo antipatriótico que ahora resurge de nuevo ante el bloqueo gubernamental frente a la crisis. Severamente erosionados en la opinión pública por su propia parálisis, los socialistas tratan de arrastrar a su adversario a compartir las consecuencias de un problema para el que no encuentran mejores respuestas.

Con el martilleo de la cantinela costalera -hay que meter el hombro-, la propaganda oficialista apela al victimismo: el pobre Gobierno apurado por una crisis de la que no es responsable hace lo que puede mientras una oposición desaprensiva trata de sacar rédito de las dificultades de los españoles. Lo que hay detrás de esta estrategia es la intención de estigmatizar al rival, inmovilizándolo con un marchamo de aprovechamiento ventajista. Por eso los dirigentes del PSOE se lanzan en tromba justo en vísperas de la reunión entre Zapatero y Rajoy, que está a punto de quedar de nuevo atrapado en la burbuja: ha perdido la oportunidad de tomar la iniciativa de la garantía de los depósitos, y ahora tendrá que ir a la Moncloa a decir amén o sufrir más invectivas. En realidad, da igual lo que diga, porque el Gobierno ya le bloquea el discurso: mete el hombro y cierra la boca. No critiques, no hables, no propongas, no perturbes.

En realidad, a Zapatero sólo le interesa de la crisis el aspecto político; su prioridad consiste en evitar que la oposición saque ventaja de sus errores. En ese ámbito se maneja mucho mejor que en el de las decisiones, atento sólo a la importancia de los gestos y la eficacia de los eslóganes. Después de varios meses zarandeado por su inacción culposa, el fecundo aparato publicitario socialista le ha encontrado una consigna idónea para descargar responsabilidades. Si le vuelve a funcionar habrá obrado por segunda vez el prodigio de salir de su propio lío menos desgastado que el adversario. Y dejará a Rajoy con el hombro maltrecho por un peso ajeno mientras él se escabulle silbando por los cerros de su optimista levedad indolora.

CASQUERO, HARTO DE LOS GUIÑOS DEL PSOE A ETA
"La reafirmación de Patxi López nos vuelve a humillar y duele muchísimo más"
Patxi López volvería a reunirse con Batasuna-ETA si se dieran las mimas condiciones que en el anterior proceso de negociación. Un planteamiento, desgranado este miércoles por el candidato a lehendakari, que pone en alerta a las víctimas del terrorismo. "Su reafirmación nos vuelve a humillar y duele muchísimo más", asegura Juan Antonio García Casquero. En declaraciones a Libertad Digital, el presidente de la AVT lamenta además que nadie del Ejecutivo se haya puesto en contacto con ellos y exige a Zapatero que "llame al orden".
Pablo Montesinos Libertad Digital 8 Octubre 2008

El líder de los socialistas vascos y candidato a lehendakari, Patxi López, insiste en justificar el anterior proceso de negociación con los asesinos. En su opinión, avanzó "en el camino de la paz" cuando se reunió con el etarra Arnaldo Otegi y agrega: "haría lo mismo en la misma situación".

Unas palabras que duelen en el seno de las víctimas del terrorismo. En declaraciones a Libertad Digital, el presidente de la AVT, Juan Antonio García Casquero, considera inadmisibles las palabras de López, "une reafirmación que nos vuelve a humillar y duele muchísimo más". "¿Cómo es posible que diga este tipo de cosas?", se pregunta.

Para el presidente de la asociación mayoritaria de víctimas, el dirigente del PSE vuelve a dar "alas a ETA" y "hace un flaco favor a víctimas y españoles" al justificar el anterior proceso de rendición. "Estamos en alerta porque hay unas personas del PSOE que están hablando del diálogo", recalca.

Los ejemplos, en opinión de las víctimas, se multiplican. A los guiños a ETA de Jesús Eguiguren este fin de semana se añaden otros testimonios de dirigentes socialistas. Entre ellos el propio Patxi López, que el pasado 26 de mayo abogaba por el final dialogado de la violencia. "De la derrota de ETA a la desaparición tendrá que haber un final dialogado", espetó el candidato de Zapatero a las elecciones autonómicas en el País Vasco.

Por todo ello, exige al jefe del Ejecutivo que "llame al orden" y diga "que piensa contrario" a Eguiguren y López. De momento, eso sí, ningún miembro del Gobierno se ha puesto en contacto con la AVT para despejar las dudas de las víctimas. "Con los asesinos no se negocia y con esta ambigüedad se les está diciendo a ETA que sus asesinatos van a tener su frutos", lamenta.

La posición del PP
Preguntado por las nuevas relaciones entre el PP y el Gobierno en materia antiterrorista -Rubalcaba dijo este mismo lunes que está satisfecho-, García Casquero asegura que sigue confiando en Mariano Rajoy: "ellos siempre han estado en contra de la negociación". No obstante, agrega que es a los populares a quienes "habría que preguntarles si han cambiado su política".

Pese a todo, afirma que "el PP no puede estar muy de acuerdo con la ambigüedad demostrada por el PSOE, insisto en que Zapatero debería de aclarar sus intenciones".

Por último, el presidente de la AVT se ha referido al caso De Juana para poner encima de la mesa "la indignación de todo el pueblo español" ante la aparente inoperancia del ministerio del Interior, que ha permitido que el sanguinario terrorista se encuentre ahora "en paradero desconocido". En este sentido, se pregunta "si tendremos que ir las víctimas a buscarle" y reclama al Gobierno que "vaya a por él y lo mantenga vigilado".

El Teseo de los Nacionalistas (I)
César Vidal Libertad Digital 8 Octubre 2008

Los humanistas del s. XV nos transmitieron un adagio griego que consistía en apostillar ante las pretensiones de alguien la expresión “No sin Teseo”.

Así, los griegos indicaban que de la misma manera que muchos héroes en la Antigüedad no realizaron hazañas sin la colaboración de Teseo, muchas personas no podrían conseguir lo que persiguen sin el respaldo de alguien esencial para alcanzar sus objetivos. He recordado esta semana este dicho popular al saber de lo sucedido el jueves pasado en el parlamento de Cataluña. El mismo en que el parlamento catalán votaba a favor de instar al gobierno nacional-socialista de Cataluña para que se anulara el proceso de Lluis Companys, una propuesta – instada por Ciudadanos y apoyada por el PP – en la que se pedía la condena de ETA era derrotada por la acción conjunta de socialistas, comunistas y nacionalistas incluidos los supuestamente moderados de CiU. Se dirá que quizá todo tiene cierta coherencia porque Companys hizo carrera defendiendo terroristas y además, siendo presidente de la Generalidad, en Cataluña se dio muerte a más personas por razones políticas que durante todo el tiempo de gobierno de Franco en esta bella región española.

Lo digo con profundo dolor, pero creo que todos los que votaron en contra actuaron con enorme coherencia porque los nacionalismos vasco y catalán no hubieran podido sobrevivir estas décadas – mucho menos alcanzar lo que han conseguido – sin apoyarse consciente y reiteradamente en ETA.

Sin el deseo ingenuo durante la Transición de acabar con las raíces del terrorismo etarra, nunca se habría redactado un Título VIII de la constitución como el actual, convertido en verdadera bomba de relojería de nuestra democracia. Sin el deseo ingenuo durante los primeros gobiernos democráticos de acabar con la violencia etarra, nunca se habrían redactado estatutos como el vasco o el catalán consagrando atrocidades como el Cupo vasco o la inmersión lingüística.

Sin el deseo nada ingenuo de ZP de pactar con los asesinos de ETA nunca se habría llegado al pacto del Tinell o al nuevo estatuto catalán que convierte al resto de España en una mera colonia al servicio de los nacionalistas. En todos y cada uno de los casos, la fuerza de los nacionalistas ha residido – y reside - de manera esencial en los asesinatos de ETA.

Ciertamente, PNV y CiU los ha condenado, pero no ha dudado durante años en financiar al entorno social de ETA y en buscar las medidas de gracias para una banda de asesinos que comparte sus objetivos. Por lo que se refiere a CiU, al PSC, a IU y a ERC, esta semana se han negado a condenar a la banda terrorista. A estas alturas de la Historia no deberíamos engañarnos.

Si los nacionalismos son algo se debe fundamentalmente a que han aprovechado hasta la saciedad el dolor, el terror y la sangre esparcidos por ETA. Por eso la apoyan, la comprenden, la respaldan, buscan el pacto con ella o se niegan a condenarla en el parlamento. Y es que, como dirían los antiguos griegos, los nacionalistas han contado desde hace décadas con un Teseo que les ha resultado esencial para alcanzar sus metas. Ese Teseo es, ni más ni menos, la banda terrorista ETA, la misma que esta semana, con la excepción de Ciudadanos y el PP, se negó a condenar el parlamento de Cataluña.

PSOE y ETA
48 segundos y 66 mentiras
Desde que el leonés llegó a la secretaría general del PSOE se instauró el doble juego, la traición y el engaño permanente a los españoles y a algunos de los partidos políticos, amén del ultraje a las víctimas.
Isabel Durán Libertad Digital 8 Octubre 2008

El ministro del Interior ha sacado de nuevo su ingeniosa y particular elocuencia y ha administrado hoy una nueva dosis de dopaje a los españoles, ávidos de tal propaganda gubernamental. Si Jesús Eguiguren abogaba este fin de semana por un "acuerdo intermedio" que lleve a la "desaparición de ETA como movimiento armado"(sic) Pérez Rubalcaba ha sentenciado que esa frase del presidente de los socialistas vascos "tiene 48 segundos" y se ha quedado tan pancho.

La fábrica de manipulaciones y mentiras con sello en La Moncloa y Ferraz tiene las patas muy cortas, empezando por las exclusivas filtradas a la prensa adicta. Veamos, ¿cuántas horas de engaño tienen "Las 66 citas del diálogo con ETA", título textual del catálogo de encuentros traidores del Partido Socialista y el Gobierno de Rodríguez Zapatero, relatados con pelos y señales seis meses después del fin de la "tregua" por el diario amigo de Roures? ¿Y qué decir del cuadernillo especial publicado el 10 de junio de 2007 por El País en el que se narra de nuevo la versión oficial gubernamental de una "tregua resultado de un largo diálogo secreto entre el Gobierno y la banda terrorista", mil veces negado hasta entonces por el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero?

Queda claro pues, según sus propios medios de comunicación colaboradores en la ejecución del engaño masivo en la primera legislatura de Zeta, que desde que el leonés llegó a la secretaría general del PSOE se instauró el doble juego, la traición y el engaño permanente a los españoles y a algunos de los partidos políticos, amén del ultraje a las víctimas. Y no sólo eso.

Zapatero asumió la existencia de "un conflicto político" elevando a la categoría de interlocutor válido a la ETA. Le sobraron las 66 citas porque en 48 segundos desde el minuto uno de sus pactos con los terroristas volatilizó el Estado de Derecho al antojo etarra.

Plan Zapatero
El salvador
El plan de Zapatero es proporcionalmente mucho más grande y arriesgado que el norteamericano, pero no se ha discutido en ningún sitio. Zapatero ha actuado como un dictadorzuelo de segunda. Ha tomado medidas para sosegar a las multitudes.
Agapito Maestre Libertad Digital 8 Octubre 2008

La oposición se ha quedado fuera de juego. Las medidas de Zapatero han torcido el brazo a Rajoy. Éste lo tiene difícil. Imposible. No puede oponerse, o peor, no sabe oponerse a las dos medidas anunciadas por Zapatero. El pánico de la población siempre favorece al temerario. Al indocumentado. Zapatero ha vuelto a ganar. El populismo personalista de Zapatero ha terminado con la poca oposición de Rajoy. La segunda medida anunciada por Zapatero lleva a España al suicidio, pero él se asegura el poder. Rajoy ha quedado reducido a nada. En situaciones de pánico la gente adora al más osado. Al analfabeto, pero audaz. Al analfabeto, pero temerario. La crisis convertirá a Zapatero en el salvador de España. El populista es osado o muere. El populista arremete contra la racionalidad pública o desaparece. El populista engaña permanentemente con sus medidas o queda reducido a la nada.

El populista, sí, ha observado el pánico de la chusma y lo ha enfrentado con temeridad: "Habrá pan para todos". Nadie se preocupe de nada. Nadie se pregunte de dónde saldrá el dinero. Nadie ose discutir mis medidas. Todo está controlado. Sí, sí, el PP ya ha tragado. Rajoy está de acuerdo con Zapatero. Ha aceptado sin rechistar que el jefe del Gobierno tome medidas para aplacar el miedo. El resto a callar. El Parlamento, el gobernador del Banco de España, la opinión pública, los banqueros y, en fin, cualquiera que tenga algo relevante que decir no pintan nada ante Zapatero. El plan de Zapatero es proporcionalmente mucho más grande y arriesgado que el norteamericano, pero no se ha discutido en ningún sitio. Zapatero ha actuado como un dictadorzuelo de segunda. Ha tomado medidas para sosegar a las multitudes. Zapatero ha estado, una vez más, temerario. Salvador.

ZP ha actuado como un tahúr de un pueblo sumido en el miedo. Ignorante. Ha sorprendido al personal. Era lo que quería. Zapatero ha vuelto a ganar. Ha traspasado en temeridad a todos. Lleva a la ruina al país, pero él se asegura en el poder. Es el único, ya lo anuncié hace meses, que sacaría rédito de la crisis más descomunal que afecta a España desde hace décadas. La primera medida es comprensible. Surge de la iniciativa de la UE. En efecto, si la UE asegura los depósitos de los ahorradores con 50.000 euros, Zapatero, sin contar con nadie, excepto con Sebastián y Vallés, los sube a 100.000 euros. Confieso que en esta medida se ha quedado corto, pues podría haberse permitido la chulada de decir que aseguraba la totalidad de todos los fondos de los depositantes. Nadie se hubiera extrañado.

Pero, ay, la segunda medida no sólo ha sorprendido a su ministro de Economía y al gobernador del Banco de España, sino que ha cogido desprevenido a cualquiera que tenga un poco de entendederas democráticas. La segunda medida es un ataque en la línea directriz de la democracia. Se aprobará, al margen de lo que diga Rajoy, el próximo viernes sin discutirse en ningún foro democrático. Y, además, nadie le pedirá cuentas ni en el Parlamento ni en ninguna otra "institución" de este pudridero democrático en que ha convertido Zapatero España. 30.000 millones de euros, ampliables a 50.000 millones, que al cambio con el dólar se convertirán en 70.000 millones, serán utilizados por Zapatero para comprar voluntades, reflotar las empresas de sus amigos, seguir enriqueciendo a los más golfos del país, entre ellos las cajas de ahorros manejados por los políticos socialistas y los bancos de las constructoras e inmobiliarias. Eso es todo. Ese plan estará incluido en la letra pequeña. Por supuesto, los españoles de hoy y los de las próximas generaciones tendremos que pagar esta "golfada" y, de paso, aseguramos a los socialistas en el poder.
En fin, la inflación, ese impuesto encubierto de los regímenes más despóticos, que generará esa medida nos conducirá directamente al despeñadero.

Homenaje a Ramiro Quintero, víctima de ETA
Regina Otaola Libertad Digital 8 Octubre 2008

Hoy se cumplen 30 años del asesinato de Ramiro Quintero, vecino de Lizarza, a manos de los terroristas de ETA. Fue el 2 de octubre de 1978, apenas dos meses antes de que los españoles, y entre ellos los vascos, aprobaran la Constitución Española por una abrumadora mayoría, dando paso a uno de los periodos de estabilidad política, prosperidad y libertades civiles más largos que ha conocido nuestra Nación.

Como prometimos a principio de legislatura, el Ayuntamiento de Lizarza va a organizar un homenaje a la memoria de Ramiro Quintero, guardia forestal del pueblo a quien ETA decidió juzgar, condenar y ejecutar por el único “delito” de la antigua vinculación profesional de la víctima a la Guardia Civil. El acto estará desde luego abierto a todas las asociaciones de víctimas del terrorismo, así como a los vecinos del pueblo y a todos los ciudadanos que quieran participar, como también está abierto a todos los representantes de fuerzas políticas que quieran sumarse a honrar la memoria de Ramiro.

Los que entendemos que es básico para combatir a ETA deslegitimar sus principios tanto como sus medios, sus objetivos tanto como el discurso victimista del nacionalismo que los inspira y legitima, consideramos que convocar este acto es necesario para recordar, para hacer memoria de un crimen, el perpetrado por ETA contra Ramiro Quintero por su odio a todo lo que representa la Guardia Civil y España. Es un crimen con una clara significación política, que convierte a Ramiro Quintero en una víctima del terrorismo selectivo de ETA, aun sin que la víctima fuera siquiera consciente de ser un objetivo de los asesinos.

Por ello, hora es ya de hacer justicia a Ramiro Quintero, de decir en voz alta a la sociedad que no murió ejecutado por ETA por ser culpable de ningún crimen, sino porque los terroristas asumieron el papel de jueces y verdugos e impusieron una vez más su veredicto con un tiro en la cabeza. Y esto pasó aquí, en Lizarza, durante los conocidos como “años de plomo”. Hoy, 30 años después, justo es reparar la memoria de la víctima para situar así en el justo plano moral a sus cobardes verdugos.

Con este fin, el Ayuntamiento rendirá un emotivo homenaje a la memoria de Ramiro en fechas inminentes, para que el olvido no aporte al crimen una nueva capa de legitimidad y para recordar con la dignidad que se merece a esta víctima de los terroristas.

Los sectarios, a la defensiva
Álvaro Vermoet Hidalgo Libertad Digital 8 Octubre 2008

Una tal Adela Cortina, de la Universidad de Valencia, ha defendido eso de la Educación para la Ciudadanía, unas declaraciones que ha recogido El País en un artículo tan crítico y riguroso como de costumbre. Además de llamar prácticamente de todo a los objetores y a la Iglesia, porque para la izquierda resulta fundamental identificar a la Iglesia con toda oposición ideológica con que se topen, ha soltado la siguiente perla: el objetivo de la asignatura es evitar que "alumnos buenos en Matemáticas, acaben cogiendo un rifle y matando a compañeros". Lo que pasa, Adela, es que antes que hacer eso, habrá que tener alumnos buenos en Matemáticas. Vamos, digo yo. Igual si consiguiéramos que la escuela sirviera para instruir y para transmitir algo, no haría falta tanta educación ciudadana. Es más, el rollo ciudadano, multicultural y ecologista lo que hace es, precisamente, quitar horas a las Matemáticas.

Otro de los conceptos aportados por la catedrática en Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia es el de "valores plurales compartidos". ¿Y eso de valores plurales? Un valor o es o no es, no sé cómo puede ser plural. Y lo de compartidos es el gran hallazgo: si son compartidos, ¿por qué hay objeciones? ¿No se te ha ocurrido, Adela, pensar que hay familias que no quieren que se enseñe a sus hijos que Occidente es malo y que la globalización crea injusticias? ¿Incluso padres que prefieren que estudien Economía o Matemáticas? Y ya la repanocha es lo de que los valores sean y plurales y, además, compartidos. Ya no saben qué inventarse para enseñar la corrección política y llamar extrema derecha a todo lo que se salga de sus cánones falsamente progresistas.

Vino acompañada, la filósofa, de una tal Margarita González, que viene a ser el equivalente a Batasuna en el sistema educativo valenciano. Como esta afirmación podría resultar querellable, aclaro que esta equivalencia la hago en el sentido de que la tal Margarita siente el mismo respeto hacia el Estado de Derecho y hacia el Imperio de la Ley que, digamos, Otegi. Se trata de la directora del IES Ballester Gozalvo, que se ha declarado en rebeldía porque rechaza que la asignatura se imparta en inglés. Tiene bemoles que la señora Cortina diga que "la objeción es un atentado al sentido común" al lado de una señora que objeta, declarándose en rebeldía, a que su asignatura se imparta en inglés. ¿Qué opina nuestra Adela de esta objeción? Supongo que la culpa la tendrán los obispos. ¿Y de la objeción del Gobierno catalán a la tercera hora de castellano? De eso la culpa la tendrá el PP. La verdad es que la cuestión de fondo es distinta: la objeción frente a esa basura totalitaria es un ejercicio de un derecho individual, mientras que negarse a darla en inglés es simplemente incumplir la Ley para salir en la tele y hacer méritos dentro de la izquierda.

Y, sin embargo, el argumento de Margarita para rebelarse contra la estúpida Orden de Camps de dar la cosa esta en inglés es fantástico: el derecho de los alumnos a recibir la educación en una lengua oficial. De nuevo el símil lingüístico. De nuevo nada dicen de las familias que no pueden educar a sus hijos en su lengua materna en su propio país. Y esta es la clase intelectual del país, así va el resto. Ah, y qué no se me olvide el tercer componente de la terna progre: la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos. Sota, caballo y Rey.

Volver a empezar
TONIA ETXARRI El Correo 8 Octubre 2008

Tiene tanta fuerza la repetición del mensaje victimista que, al final, en la próxima campaña electoral vasca el lehendakari podría pasar al 'guiness' de los sufridores como víctima de la justicia por haber propiciado el diálogo. Así, como suena. Dado que en plena campaña Ibarretxe, López y Otegi se sentarán en el banquillo, sería de ilusos confiar en que el juicio no vaya a interferir en las elecciones. Cabe esperar que la influencia en el resultado que arrojen las urnas sea mínima, desde luego, porque los ciudadanos ya conocen a sus clásicos desde hace tiempo. Antes de este juicio; desde luego, antes también de la ilegalización de Batasuna y de otros grupos satélites de ETA; prácticamente se dieron cuenta del cambio ejercido por los mismos cuando Ibarretxe llegó a Ajuria Enea que es cuando el nacionalismo gobernante dio una vuelta de tuerca hacia la radicalidad.

Pero el evento puede influir en el enrarecimiento del ambiente si se vuelven a dar las protestas en la calle para presionar al Tribunal. El próximo 8 de enero no se va a juzgar «el diálogo», como le gusta decir al Gobierno vasco y no se cansa de repetir la portavoz Azkarate. Se estudiará los hechos en torno a unas entrevistas con una formación proscrita por su vinculación a la banda terrorista y a cuyos portavoces recibió el lehendakari, en sede institucional dándoles un valor de interlocutores políticos, como si pertenecieran a un partido democrático más. La justicia sentará en el banquillo a dos candidatos a lehendakari pero su comportamiento, el de Ibarretxe y el de López, fue algo diferente. El lehendakari recibió a la ilegalizada Batasuna en sede oficial, a pesar de las indicaciones del Tribunal Supremo (luego no se cuestiona su «apuesta por el diálogo» sino su «presunta desobediencia»). El PSE, que habían defendido la Ley de Partidos que posibilitó la ilegalización de Batasuna, se reunió con la formación parlamentaria de ETA, en un hotel, después de que el juez considerara que no veía motivos para prohibir ese encuentro.

También han sido radicalmente distintas las reacciones. Los socialistas se han mantenido en una actitud de respeto hacia la justicia mientras que los nacionalistas no han desaprovechado ocasión para presionar a los magistrados. Exigían trato de favor para el lehendakari. El Gobierno vasco hablaba ayer de «doble vara de medir» de una justicia que, en este caso, no le favorece, aunque todo parece indicar que esta causa, que tiene más de reproche político que de caso penal, termine sin mayores consecuencias.

Después de once meses de recusaciones, habrá foto. Ibarretxe y López, además de Otegi, ante los jueces. Al lehendakari, tan cuestionado en privado por importantes sectores de su partido, no le vendrá nada mal la imagen para reagrupar a los nacionalistas. Lo que no se alcanza a comprender es que Patxi López diga que volvería a hacer lo mismo precisamente ahora que el Gobierno de Zapatero se halla inmerso en plena corrección de su política antiterrorista y los defensores más notables del proceso de negociación han reconocido que fue «un inmenso error» hablar con la banda.

12 de octubre: Orgullosos de ser españoles y defender España
Redacción Minuto Digital 8 Octubre 2008

En España, ya en los albores de los años 30 se habría paso una idea de patriotismo ajeno al nacionalismo basado en el territorio, la bandera o el idioma, para construir la idea de patria sobre la persona, que hace suyo un “…proyecto sugestivo de vida en común…” y participa en esa empresa colectiva de proyección universal.

Orgullo”, “respeto” y “admiración” son las palabras con que los familiares de militares e describen la labor que sus esposos, hijos o padres desempeñan en el Ejército. El Ministerio de Defensa emite una campaña publicitaria con motivo del día de la hispanidad y Fiesta Nacional, en la que los familiares de miembros de las Fuerzas Armadas, describen y valoran la tarea que realizan diariamente sus seres cercanos en cada uno de sus destinos.

En concreto, las personas que aparecen en el spot son familiares de militares que en este momento están destinados en misiones internacionales como ISAF en Afganistán; de integrantes de la Unidad Militar de Emergencias (UME), o de miembros de la dotación del buque “Hespérides”, que cada año realiza el viaje a la base española en la Antártida.

Más de un centenar de familiares y amigos cercanos, provenientes de diferentes ciudades como Cartagena, Zaragoza, Madrid o Barcelona, respondieron a la convocatoria realizada por el Ministerio de Defensa para la realización del ‘spot’. Los protagonistas de la campaña han coincidido en que una de las motivaciones para participar en la misma ha sido la importancia de dar a conocer a la sociedad la tarea que se realiza en las Fuerzas Armadas.

Frente al concepto decimonónico de “nación” manejado por los nacionalismos/separatismos españoles actuales, basados en reivindicaciones irredentoristas o la idea de “Volksgeist”, en España, ya en los albores de los años 30 se habría paso una idea de patriotismo ajeno al nacionalismo basado en el territorio, la bandera o el idioma, para construir la idea de patria sobre la persona, que hace suyo un “…proyecto sugestivo de vida en común…” y participa en esa empresa colectiva de proyección universal. En este contexto las Fuerzas Armadas representan la defensa de esa realidad histórica llamada España que no se puede entender sin la participación activa de todos los ciudadanos españoles.

Este es el concepto moderno de patriotismo que se ha de transmitir, frente al nacionalismo que nos acosa. Y nada mejor que el 12 de octubre para recordar el legítimo orgullo de ser español, porque España no ha sido una decepción colectiva. Podemos hacer balance y comprobar que los logros son más que los fracasos. Nuestro esfuerzo común ha llevado a España a tener una presencia relevante en Europa, un progreso continuado desde los años 60 en el plano económico, una rica cultura milenaria con posibilidades infinitas, una lengua maravillosa, en pleno auge y expansión, un patrimonio histórico y artístico excepcional.

No, España no es un fracaso ni una frustración colectiva, salvo que abdiquemos en defender ese patriotismo de la misma manera que los defienden los miembros de nuestras Fuerzas Armadas.

EN SU VISITA A UN CENTRO ESCOLAR
Un inspector de Castilla-La Mancha obliga a entrar a la clase de EpC a niños objetores
Las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Socialista, como Andalucía o Castilla-La Mancha, han optado por la confrontación para tratar a los objetores a Educación para la Ciudadanía. Según informa ABC, en la localidad toledana de Yepes un inspector de la Junta, en una visita a un centro escolar, obligó a siete niños objetores a entrar a la clase donde se impartía la materia contra su voluntad, lo que ha causado un gran malestar en los padres. El movimiento que se opone a la asignatura suma en todo Toledo 7.300 objeciones por lo que han calificado este altercado como "una grave agresión al derecho de los padres a educar a sus hijos en sus convicciones morales".
Libertad Digital 8 Octubre 2008

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha optado por la confrontación en el trato con los objetores a la adoctrinadora asignatura de Educación para la Ciudadanía. Los hechos se produjeron en la provincia de Toledo, uno de los lugares donde más objeciones se han producido en toda España y donde el movimiento objetor mejor está organizado. Además, esta polémica se ha desatado después de que se hayan producido cinco autos judiciales en distintas provincias de la región que habilitan la medida cautelar de no asistir a dicha asignatura.

En este sentido, en una visita a un centro escolar de la localidad toledana de Yepes, un inspector de la Junta de Comunidades de esta comunidad obligó a siete niños objetores, que durante la clase de esta materia se encontraban en otra aula, a entrar a clase en contra de la voluntad de los padres.

Según han denunciado varias asociaciones que luchan contra esta asignatura, el inspector rompió la iniciativa de que los objetores estuvieran en una clase diferente cuando se impartiese esta asignatura. Sin embargo, "por orden expresa del inspector Manuel Caballero se vieron obligados a entrar en el aula" cuando hasta entonces no había habido ningún tipo de problema ni con padres ni profesores.

Cuando se anunció la llegada del funcionario de la Junta, el director recibió orden expresa de que todos los alumnos que no recibiesen la asignatura asistieran obligatoriamente lo que ha provocado gran indignación en el colectivo objetor de la provincia formado por más de 7.300 objeciones. "Es fácil imaginar la preocupación e indignación de estos padres que ven cómo un mero funcionario, abusando de su autoridad administrativa, ignora el derecho fundamental de educar a sus hijos en sus convicciones", han asegurado miembros de estas asociaciones.

La Junta dice que tienen "respeto absoluto a la objeción"
Por su parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha negado este miércoles que ningún inspector de Educación obligara a los siete alumnos a entrar a la clase de esta asignatura. A su juicio, se limitaron a dar al director del centro las instrucciones que tiene la Consejería para estos casos.

Así lo ha indicado la portavoz del Gobierno regional, Isabel Rodríguez, a preguntas de los periodistas, durante la rueda del Consejo de Gobierno, sobre los hechos denunciados por varias asociaciones toledanas que defienden la objeción de conciencia a la asignatura. Rodríguez ha explicado que fueron dos los inspectores que acudieron al Instituto Carpetania, de Yepes y allí hablaron con el director y le dieron traslado de las instrucciones del Gobierno de Castilla-La Mancha en este asunto, la primera de ellas el "respeto absoluto a la objeción de conciencia".

Ha indicado que, mientras no haya resolución definitiva de los tribunales con respecto a la objeción de conciencia, se ha solicitado a las familias que piden la objeción que se hagan cargo de sus hijos durante las horas lectivas de Educación para la Ciudadanía. Pero, ha añadido, cuando los padres no puedan, los alumnos permanecerán en algún aula del centro sin cursar ninguna otra materia "porque eso no se enmarca dentro de la legalidad".

POLÍTICA lingÜÍSTICA
El PNV tacha de «maquillaje» el compromiso del PSE con el euskera
Acusa a los socialistas de marginar la lengua vasca en los ayuntamientos vizcaínos donde gobiernan y anuncia mociones para obligarles a «retratarse»
O. BARRIUSO BILBAO El Correo 8 Octubre 2008

Metido ya en harina preelectoral, el PNV quiso contrarrestar ayer con otro golpe de efecto el manifiesto que presentó la semana pasada el candidato socialista, Patxi López, en defensa de una política de euskera plural y alejada de «sectarismos».

El presidente de los jeltzales vizcaínos, Andoni Ortuzar, se rodeó de una decena de cargos del partido en diversos ayuntamientos de la Margen Izquierda y la zona minera para denunciar la «ausencia total de compromiso» del PSE con la lengua vasca en aquellos ayuntamientos donde gobierna o ha gobernado en los últimos años.

La formación peneuvista pretendía poner así en evidencia a los socialistas, a quienes acusaron de intentar «engañar» a la ciudadanía con una implicación que, a su juicio, no es tal, sino más bien una operación de «maquillaje, fachada y fuegos de artificio» de escasa «credibilidad» y concebida con fines electoralistas. El asunto amenaza, en todo caso, con traer cola y convertirse en uno de los debates estrella de la precampaña: los alcaldes aludidos ya han convocado hoy una comparecencia pública para dar su versión.

La acusaciones dirigidas contra los gobiernos locales del PSE en Barakaldo, Sestao, Portugalete y Trapagaran, además de en Ermua y Basauri, o en otras localidades ahora gobernadas por el PNV - como Santurtzi y Abanto- se centraron, sobre todo, en la escasa dotación presupuestaria que dedica el partido de López a los planes de promoción del euskera -entre el 0 y el 0,5% del total, siempre según los peneuvistas-, la ausencia de proyectos para fomentar la euskaldunización del personal municipal, las carencias en atención al público o rotulación en euskera o incluso la «renuncia» a solicitar ayudas de la Diputación y el Gobierno vasco. «¿Cómo se van a mantener subvenciones que no se han otorgado?», recalcó el partido jeltzale.

Todo esas acusaciones se salpicaron con datos aportados por los propios ediles nacionalistas que se dieron cita ayer en Sabin Etxea. Tomaron la palabra la barakaldesa Amaia del Campo, que llegó a hablar de «apartheid lingüístico» en la localidad fabril, y el actual alcalde de Santurtzi, Ricardo Ituarte, que aseguró haber encontrado un «desierto» en el municipio en cuanto a promoción del euskera. De hecho, en el caso de las localidades ahora en manos del PNV, los jeltzales aprovecharon para sacar pecho frente a la «dejadez» socialista: Ituarte aseguró haber aumentado en un 143% el presupuesto que su antecesor, Javier Cruz, dedicaba al euskera. Según dijo, en la etapa socialista la lengua vasca no sólo estaba «marginada», sino que se utilizaba como elemento de «confrontación política» y que incluso, añadió, fue objeto de litigios en los tribunales. Según el PNV, en cinco años de mandato jeltzale en Abanto han multiplicado por seis la dotación de políticas lingüisticas.

«Moqueta del Miramar»
Los ejemplos se sucedieron en la larga rueda de prensa: según los dirigentes nacionalistas, el concejal de Sestao que se encarga de esta materia «no sabe euskera», el de Ortuella no ha acudido a la comisión de lengua vasca «en lo que va de mandato», en Trapagaran se ha «llamado la atención» al personal que se dirigía en euskera a los niños en el parque infantil de Navidad, y 14 de los 17 bibliotecarios baracaldeses no cumplen los requisitos mínimos de capacitación linguïstica.
En consecuencia, Ortuzar anunció que su formación presentará mociones en los citados ayuntamientos para instar al PSE a aumentar las inversiones y subvenciones en este campo y a poner en marcha planes específicos de promoción y uso del euskera y obligarles así a «retratarse» y «mostrar su verdadera cara». «Más allá de la moqueta del Palacio de Miramar, hay que bajar a la calle, que es donde el euskera necesita un impulso», remachó el líder del BBB.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial