AGLI

Recortes de Prensa    Domingo 19 Octubre 2008

Libertad y respeto a la libertad de los demás.
Nota del Editor 19 Octubre 2008

En la manifestación por la Libertad de Idioma, el representante de AGLI ha manifestado lo siguiente:

Después de oir estos magnificos discursos, yo solo me planteo algunas preguntas y propongo pocas respuestas.

La primera pregunta es ¿ Porqué estamos hoy aquí ? y la respuesta puede ser porque aunque algunos padres ya sufrieron la imposición lingüística hace ya veinte años, hemos sido incapacez de liberarnos del yugo de la imposición lingüística, por el contrario, cada día es mas insoportable.

La segunda pregunta es ¿ Qué han hecho el estado y los partidos políticos? a la vista está: la ciudadanía tiene que tratar de defender sus derechos humanos y constitucionales en la calle.

La tercera es ¿ Porqué, si los adultos no tenemos el deber de conocer lengua regional alguna, los niños sí tienen este deber ? y creo que la respuesta, según el Tribunal Constitucional, es que los niños no tienen derechos humanos ni constitucionales si su lengua materna es el español.

Y la cuarta y última pregunta pregunta tiene que ver con la palabra libertad, en muchas asociciaciones aparece esta palabra: AGLI, libertad lingüística, Mesa por la Libertad Lingüística: por cierto, la MLL son como el sexto de caballería (todos juntos tenemos que ser el séptimo), han llegado cuando estábamos rodeados a punto de sucumbir, y han conseguido que hoy estemos aquí. ¿ Donde empieza y donde termina mi libertad ?, ¿ Donde empieza y termina el derecho a utilizar el español ?, ¿ Donde empieza y donde termina el derecho a utilizar una lengua regional ?, ¿ Que derecho tiene un español-hablante a dirigirse en español a un hablante de la lengua regional ? ¿ Qué derecho tiene un hablante de una lengua regional a dirigirse en ella a un español-hablante ? La respuesta es, pienso yo libertad y respeto, libertad y respeto a la libertad de los demás.

Muchas gracias.

Rosa Díez a veces se pasa
JOSÉ LUIS GÓMEZ   La Opinión 19 Octubre 2008

La transición trajo consenso y los tiempos que corren desatan cierta tensión. Sucede con la condena del franquismo y también con las lenguas que conviven con el español. En parte todo tiene su lógica y refleja la fortaleza democrática de España. Por mucho disparate que le parezca a Fraga -también hay que comprender sus vivencias personales- hasta es una suerte que sea un juez quien coloca las injusticias de la dictadura en su sitio. De ese modo se evita que algunos partidos figuren como abanderados del antifranquismo mientras que otros se sientan en claro fuera de juego. Todos, lo quieran o no, deben respetar y acatar la acción de la Justicia; por tanto, bienvenido sea el auto del juez Garzón.

Con la polémica sobre el uso de las lenguas pasa algo distinto, pero no por ello hay que condenar que aflore ese debate. En una democracia que se precie, todos debemos tener voz, también aquellos que son minoritarios, como Rosa Díez, cada día más interesada en buscarle contradicciones al PP y al PSOE para hacerse con una parte de su electorado en Galicia, ahora que se avecinan las elecciones. En su caso, más que la defensa de sus ideas, su problema está en la confusión de ciertos términos. El franquismo, por ejemplo, fue un régimen dictatorial, más que condenable. Es algo objetivo. En cambio, decirle a la gente que el castellano está en peligro en Galicia no deja de ser un chiste.

La realidad social indica que es el gallego el que está en peligro en Galicia. Dicho de otro modo: si Rosa Díez está en contra de la normalización del gallego, está en su derecho a proclamarlo en Málaga, Madrid o en Vigo. Es una opción, discutible, ya que atenta contra la Constitución que supuestamente ella tanto defiende, pero es una opción. Lo que no es una opción, sino simplemente una falsedad, es ir contando por España adelante que normalizar el gallego pone en riesgo el castellano, idioma que, por cierto, goza de magnífica salud en Galicia y en el mundo. Dicho sin acritud: Rosa Díez a veces se pasa.

Te pasaste Burt Lancaster
Nota del Editor 19 Octubre 2008

Este tipo podía haber elegido otro día para escribir este libelo, porque hoy, con la Plaza de María pita tomada por inumerables familias reclamando el derecho a estudiar en español, constituye una prueba fehaciente de que se le ha visto, otra vez, el plumero.

La Mesa por la Libertad Lingüística convoca para hoy una concentración en el Obelisco
La Voz 19 Octubre 2008

Por la libertad de lengua, no a la imposición

es el lema de la concentración que hoy, a las 17.30 horas, se celebrará en el Obelisco, y que ha sido convocada por la Mesa por la Libertad Lingüística. Los motivos de esta protesta, que recorrerá la calle Real para finalizar en la plaza de María Pita, son «poner fin al silencio y pasividad que han permitido imponer el monolingüismo burocrático y escolar, violando la libertad de los sometidos. Y, para detener ese proceso e iniciar el de recuperación de las libertades negadas o usurpadas», afirman desde esta agrupación.

Asimismo, invitan a todos los coruñeses a sumarse a esta protesta para denunciar que «los políticos han abusado de la representación conferida y nos han hecho una seria avería en las libertades». En este sentido, recuerdan que en el año 1978, la Constitución aprobó una ley que le confería igualdad de condiciones a la lengua gallega y castellana, «y nos encontramos a la vuelta de los años con que nuestros hijos solo pueden estudiar una de ellas, precisamente en la que no pudimos hacerlo nosotros, y con que las administraciones públicas solo usan una de ellas, como antes, solo que ahora es otra», argumentan.

Respeto

La Mesa por la Libertad Lingüística, a la que también se han unido otras agrupaciones como Unión Coruñesa, apoyan la protesta de hoy, porque consideran que «nunca es pronto para defender la libertad amenazada, ni demasiado tarde para recuperar la libertad perdida». Por ello, esperan que esta convocatoria sea secundada por un gran número de personas, para manifestar su rechazo «a esa política equivocada y exigir la restitución de las libertades».

La Mesa por la Libertad Lingüística se manifiesta en favor del castellano
REDACCIÓN > A CORUÑA El Ideal Gallego 19 Octubre 2008

La Mesa por la Libertad Linguística se movilizará hoy a favor del castellano al considerar que se está imponiendo el idioma gallego en la comunidad autónoma.

La asociación demanda mayor libertad para expresarse en español ya que según sus dirigentes, varios profesores de los campus gallegos han sido atacados por utilizar su idioma o por difundir por la calle escritos en defensa del idioma español. Esta mesa linguística denuncia el conflicto existente en la Xunta de Galicia, donde, según los convocantes de la movilización de mañana, tanto Touriño como Quintana no se ponen de acuerdo en el nombre oficial de la comunidad autónoma gallega, que para los nacionalistas es Galiza y para los socialistas Galicia.

La marcha en pro del bilingüismo comenzará a las 17.30 horas en el Obelisco y se desplazará hasta el palacio consistorial en la Plaza de María Pita. Los organizadores de la manifestación, que hoy recorrerá el cantón coruñés, denuncian el trato sufrido por Roberto Blanco Valdés, el catedrático gallego que sufrió un ataque en su propio despacho por defender la libertad linguística.

Además, denuncian que los cargos públicos del BNG vulneran la legalidad constitucional en sus intervenciones oficiales, tanto por escrito , como verbalmente al utilizar la palabra Galiza, que no está reflejada en el Estatuto de Autonomía Gallego.

Por otro lado, critican a Touriño por no tomar medidas contra estos abusos que según ellos, degradan la garantía de la libertad linguística que figura en la Constitución española.

El nacionalismo gallego hoy está estancado
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 19 Octubre 2008

Justo Beramendi González, madrileño, de apellido vasco, lleva 34 años viviendo en Galicia y estudiando los nacionalismos desde hace 25 años. Es catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Santiago de Compostela y ha sido galardonado el 17 de octubre con el Premio Nacional de Literatura en la modalidad de Ensayo, por su obra "De provincia a nación. Historia del galleguismo político". Nada más conocer la noticia del premio, declaró a Europa Press que "El nacionalismo gallego hoy está estancado" y "el nacionalismo catalán, a largo plazo, es el más peligroso para la estabilidad en la unidad del Estado".

"El sentimiento nacional catalán en Cataluña es el más fuerte de todos los nacionalismos periféricos. Tiene un futuro mucho más claro, mientras que el nacionalismo vasco está encerrado en su propio laberinto desde que nació". [...] El nacionalismo vasco siempre ha sido "más crispado y hostil" que otros nacionalismos, y eso produjo que "las fuerzas no nacionalistas no asumieran alguno de sus postulados". Esta división frontal en la sociedad vasca entre los nacionalistas vascos y los no nacionalistas bloquea cualquier avance del nacionalismo vasco y "cuanto más permanezca ETA en el escenario, peor todavía". [...] "En un horizonte previsible, el nacionalismo vasco está condenado a controlar la mitad de la sociedad vasca pero a tener en frente, y con gran hostilidad, a la otra mitad".

Preguntado por los beneficios del Estado de las Autonomías para los nacionalistas, Beramendi señaló que esto supuso un "avance insuficiente" en el intento de solucionar las "tensiones nacionales" y advirtió que este problema "nunca se va a resolver del todo". "Estamos condenados a convivir con estas tensiones durante muchísimo tiempo", agregó, porque nunca habrá un "acuerdo definitivo sobre qué es para mí y qué para ti". A este respecto, aseguró que "cada uno tiene su razón", salvo aquellos "que se dedican a matar y a coaccionar y a vulnerar los derechos humanos".

"Si se respetan las reglas del juego democrático, cada uno tiene sus razones. Por qué les tenemos que obligar a los que son nacionalistas pero demócratas vascos, gallegos o catalanes a no serlo". Para Beramendi el hecho de que un Estado sea totalmente independiente "ya no tiene mucho sentido" en el marco de la UE. [...] "Cuando una parte importante de una sociedad asume o cree que ya es una nación, se traspasa un umbral que es difícil de dar marcha atrás, y ese umbral en el caso del País Vasco y el de Cataluña, ya se traspasó hace mucho tiempo".

Respecto al caso concreto del nacionalismo gallego, reconoció que aunque parece que está "más fuerte, porque está participando el Gobierno, en realidad, ha descendido en apoyos y diputados, y yo creo que se encuentra en una tesitura difícil" y advirtió que corre el grave riesgo de quedar "enquistado en su papel de acólito del socialismo en Galicia y no pasar de allí".

El nacionalismo gallego tuvo un gran crecimiento en los 80 y 90, según Beramendi, y supo arreglar sus "diferencias internas" y además se benefició de que el PSOE en Galicia tuvo unos años "auténticamente desastrosos". Por ello, se produjo un "trasvase de votos bastante grande desde el ámbito del socialismo al ámbito del bloque gallego". Luego "el PSOE recompuso su figura, resolvió sus problemas internos y está recuperando parte del electorado que perdió".

Su obra, galardonada hoy con el Premio Nacional de Ensayo, estudia detalladamente el provincialismo, el Rexurdimento, el Rexionalismo del siglo XIX y, sobre todo, el nacionalismo gallego del siglo XX. En sus páginas analiza las ideologías, las bases sociales, e incluso el comportamiento electoral. Pero aclara que no es un libro de ensayo, sino un "libro de historia".

El Premio le fue concedido por el Ministerio de Cultura para distinguir una obra de autor español, escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en España durante 2007. El galardón está dotado con 20.000 euros.

Poco acertada manifestación de la Mesa por la Libertad Lingüística
Redacción Minuto Digital 19 Octubre 2008

Escasa repercusión de la manifestación en Coruña en contra de la inmersión lingüística en Galicia, a la que acudieron apenas 700 personas. La convocatoria se realizó por una asociación tan solo implantada en la provincia de La Coruña, Mesa por la Libertad Lingüística, lo que puede explicar que el número de asistentes no pudiera siquiera igualar a las 5.000 personas que se concentraron en Barcelona en respuesta a la convocatoria que Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía (C’s), realizada el pasado mes de septiembre. Y ello pese a que en Galicia las políticas de imposición lingüística nacionalista suscitan mucha más polémica y oposición que en Cataluña, ya que el BNG en Galicia cuenta con un apoyo electoral del 15%, frente al 46 % de CiU y ERC en Cataluña.

A diferencia de la manifestación celebrada por Ciudadanos, la organizada en Galicia denota cierta precipitación en busca de protagonismo, más que en utilidad real para la causa del bilingüismo. Desde luego no hay más que ver los pocos movimientos cívicos adheridos, para comprender que no se dedicado suficiente tiempo a buscar el mismo grado de consenso y apoyo que la organizada en Cataluña. Además de Francisco Caja y Convivencia Cívica Catalana, ninguna otra asociación relevante en la defensa de los derechos de los castellano-parlantes apoyaba la manifestación. Especialmente Galicia Bilingüe, que desde que el pasado año la Xunta alumbrase el decreto de inmersión lingüística en las escuelas, encabeza en toda Galicia la oposición contra el totalitarismo lingüístico nacionalista y que sin duda posee especial capacidad de movilización en toda Galicia y que no acudió, como tampoco estaba el PP gallego (en Cataluña se sumó a la manifestación) ni tampoco UPyD, que en el caso de Galicia no entraba en ningún conflicto electoralista que le impidiese estar allí. De poco sirvió el apoyo del Foro de Ermua y la anunciada presencia de Inma García de Cortazar, que acusa el desgaste derivado de sus luchas intestinas, o el de DENAES, que tampoco acaba de cuajar como movimiento cívico independiente.

El caso es que cuando esta semana el BNG vuelve a llevar al Parlamento Gallego el Plan de Normalización da Lingua Galega, para que se impulse su cumplimiento, con intención de que el PPdG retrate sin ambigüedades su postura respecto a la inmersión lingüística, habría sido más prudente asegurar una movilización con visos de éxito, para presionar a un PP, que en 2004 apoyó ese Plan que sus apartados 2.1.26 y el 2.1.31, impone que la enseñanza en “primaria, secundaria, bachillerato y ciclos formativos” debe contar con un mínimo del 50 por ciento de materias en gallego y promover que éstas sean troncales como matemáticas o tecnología. Esperemos que Galicia Bilingüe acuda al rescate.

Por favor que no nos rescaten
Nota del Editor 19 Octubre 2008

Hay que tener cuidado con esto del fuego amigo. Teóricamente, Minuto Digital es el medio de comunicación de la Plataforma España y Libertad, uno de cuyos miembros es AGLI. Y de sopetón, nos encontramos con un, llamémosle escrito, pues no es noticia ni artículo de opinión, que muestra su más absurda oposición a que un grupo de damnificados por la imposición lingüística trate de poner otro granito de arena para tratar de recuperar los derechos humanos y constitucionales de los niños.

Primero critica que la organización corriera a cargo de una organización de implantación única en La Coruña, como si eso fuera un motivo de exclusión, como si los organizadores hubieran dilapidado alguna oscura fortuna en conseguir movilizar a todos los damnificados de las regiones con lengua propia y hubieran fracaso en el intento, y el trabajo de todos, voluntario en medios y tiempo fuera despreciable por no haber sido ejecutado por profesionales del movimiento de masas. En este evento han colaborado muchas personas de muchas partes de  España; si alguien quiere saber en qué labores, que se apunte a la próxima, el salario es inexistente pero el reconocimiento de unos pocos, niños y mayores, compensa sobradamente. Después critica no fuéramos capaces de reunir a más de 5.000 personas como consiguieron en Cataluña, como si esto fuera un concurso de bailes regionales.

Critica que no se busque el consenso como el mostrado en Cataluña, y está claro que quien no se una en la lucha para derogar la ley de normalización lingüística y el decreto del 50%, sin especificar que viene después, que es donde hay disenso, muestra que hay gente que busca otra cosa. El consenso es una palabra maldita, posterga la ética a la política. No se puede ceder en los principios, sobre todo cuando se trata de derchos humanos y constitucionales.

Nos tilda de asociación irrelevante, tiene razón, en veinte años no hemos conseguido que el Tribunal Constitucional haya actuado como tal, y la pregunta es ¿ Donde estaban hace veinte años los que nos critican, cuando ya tenían edad para estar en el lado bueno de las barricadas ?

Al final se le ve también el plumero, mezcla la lengua propia y la lengua regional, como si esto fuera dirigido a su público "bilingüe", y demuestra un conocimiento tan detallado del tinglado normativo que confirma que es "fuego amigo".

En resúmen, me temo que esto lo ha escrito alguien que tiene mucho interés en acallar a los movimientos cívicos como AGLI que defendemos los derechos humanos y constitucionales de los niños y de los adultos por encima de intereses particulares que algunas gentes consiguen a base de su conocimiento de cualquier lengua regional (vaya con el "hecho diferencial"), y que lo único que pretenden es alargar el problema lingüístico otros veintisiete años más. Mientras no ataquen el problema desde el punto de vista de la razón y de la ética: el ejercicio de la libertad de lengua termina donde empieza la libertad de los otros, (los otros somos los que no queremos que nos impongan lengua regional alguna), no terminará.

Respecto a los veintisiete años, salen de restar a los cien años que va a durar la guerra civil española, que como saben todos no ha terminado, pues ahora anda activo el frente de la memoria histórica, el de Garzón, el de educación para la ciudadanía, el estatutario, el presupuestario, el federalista, el mediático y últimamente el financiero (vaya timo, el problema creado por exceso de liquidez lo quieren resolver con una inyección en vena de lo mismo, un trapicheo de trillones con sus amiguetes), los tres años de enfrentamientos armados, los cuarenta años de la época franquista, y los treinta años de la época de esta tomadura de pelo democrática. 

La Mesa por la Libertad Lingüística, contra la «imposición» galleguista

A. M. ABC 19 Octubre 2008

SANTIAGO. Existen los precedentes de Vitoria, Barcelona, o de los intelectuales en defensa de la lengua común. Y ahora es el turno de Galicia, donde la Mesa por la Libertad Lingüística ha convocado para hoy, a las cinco y media de la tarde, una manifestación en La Coruña, que circulará desde el Obelisco a la Plaza de María Pita.

La marcha pretende poner fin «al silencio y a la pasividad y detener el proceso de libertades negadas o usurpadas». José María Martín, presidente de este movimiento, reconoció, ante el problema del nacionalingüismo, como lo llama, que «si nuestros representantes copiaron lo peor de las élites políticas de esas comunidades, nosotros estamos obligados a imitar lo mejor de nuestros conciudadanos y a unirnos a ellos».

Ante lo que considera una imposición del gallego, expuso que «en 1978 aprobamos la Constitución para tener plenitud de derechos en dos lenguas, cada uno en la de su ascendencia o preferencia, o en ambas, y nos encontramos a la vuelta de los años con que nuestros hijos sólo pueden estudiar en una de ellas, precisamente en la que no pudimos hacerlo nosotros, y con que las administraciones públicas sólo usan una de ellas, como antes, sólo que ahora es la otra».

Los puntos de la discordia
Los principales puntos en los que la Mesa por la Libertad Lingüística se apoya para manifestarse se basan en que, según explican, «se ha degradado la libertad cultural, de la que la lengua es instrumento fundamental, para una parte de la población». Además, sus representantes, exponen que «se ha adulterado la enseñanza, substituyendo, en no pequeña medida, el esfuerzo docente dirigido a la formación integral por el dirigido a la formación de "buenos gallegos" según el canon oficial deformado por el esencialismo lingüístico, identitario y excluyente».

Por último, los convocantes manifiestan que «se ha politizado la lengua y que, además, se ha retrocedido en la unidad del mercado laboral con la pérdida de oportunidades, y con el engaño de reservar para los nativos reinstalados en la lengua -llave el feudo o coto regional mediante la exclusión lingüística de los demás españoles. Esto ya se ha consumado en la función pública con un empobrecimiento total».

Coloquio en Vigo
Rosa Díez carga contra la política lingüística de Gobierno y oposición
La líder de UPyD critica al PPdeG por "sumarse al despropósito de seguir creando problemas"
EL CORREO GALLEGO  19 Octubre 2008

La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, criticó ayer al PPdeG por "sumarse al despropósito de seguir creando problemas" en lo que respecta a la política lingüística de la Xunta de Galicia, "en lugar de resolverlos", y denunció que dicha política es "el colmo del despropósito".

En declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en un almuerzo-coloquio organizado por el Club Financiero de Vigo, Díez afirmó que la actuación del bipartito en materia del idioma es un ejemplo de cómo "el Gobierno y la oposición se dedican a crear problema en vez de resolverlos".

En ese sentido, calificó dicha política como "una de las más discriminatorias" de la Xunta, ya que, en su opinión, discrimina a los ciudadanos y también afecta negativamente a la economía. "Crean problemas que antes no existían, y el PP se suma a ese despropósito", subrayó.

La diputada de UPyD lamentó que los dos partidos nacionales (PP y PSOE) en Galicia "se pliegan a las exigencias de los nacionalistas" y criticó al presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, y al PSdeG porque "hacen la política del BNG para poder gobernar sin haber ganado las elecciones". Asimismo, según Díez, el PPdeG aspira a volver a gobernar "como sea y pagando lo que sea", por lo que "se suma al mismo disparate".

Con respecto a las próximas elecciones autonómicas, a las que se presentará UPyD, Rosa Díez vaticinó un buen resultado para su partido "sólo con que lo voten el 10 por ciento de los que están hartos con el bipartito", porque lograría representación en la Cámara gallega. La diputada vasca defendió el proyecto de su partido y resaltó la particularidad de que UPyD consiguió un escaño constituyéndose sólo seis meses antes de unas elecciones. Asimismo, presentó su formación como un partido que "cree en la política" frente a la "desafección y lejanía" que existe entre la clase política y la ciudadanía.

Rosa Díez afirmó, por otra parte, que UPyD apuesta por reformar numerosas leyes, entre ellas la Constitución, para "garantizar la igualdad de todos los ciudadanos". A ese respecto, abogó por "revisar e igualar los techos competenciales" y devolver competencias al Estado, como la educación, los derechos básicos de sanidad y algunas cuestiones de la justicia.

Recortes de Prensa   Página Inicial