AGLI

Recortes de Prensa    Martes 28 Octubre 2008

La traición de Miguelón
Leopoldo Cuesta Minuto Digital 27 Octubre 2008

No descubro nada nuevo si afirmo que Navarra es tierra de gente noble, de grandes hombres, y de hombres grandes. Algunos navarros reúnen en su persona las dos condiciones, Verbigracia: Miguel Indurain, buen deportista y mejor persona, o Pablo Sarasate, gran violinista y maestro de músicos.

Pero en ocasiones, Navarra alimenta personajes mediocres tales como Miguel Sanz, a la sazón capitoste de UPN, formación política que forma con el Partido Popular una pareja de hecho con papeles, aunque no muy bien avenida.

Con todos los matices que se quiera respecto al secular régimen foral, la seña de identidad, tanto del PP como de UPN ha sido y sigue siendo, la españolidad de Navarra. Tras la deserción del Partido Zapatista, PP-UPN ha sido el único valladar interpuesto entre las fuerzas anexionistas del nacionalismo vasco, y la foralidad española de Navarra.

La resistencia ha sido prolongada y dura, pues el imperialismo nacionalista vasco, no renuncia jamás a engullir una presa cuando la señala como objetivo. Y lo ha intentado todo para conseguirlo. Desde la anexión pura y dura ensayada en la Transición, pasando por timo electoral que intentó (sin éxito) el PNV, hasta el último y sofisticado caballo de Troya panvasquista, que representa en realidad la simpática sonrisa de Nafarroa Bai.

El valor y la determinación que ha demostrado hasta ahora el pueblo navarro, no han tenido equivalente en la clase política. Se pueden y se deben frustrar los sueños imperiales de los nazis euskaldunes, pero es requisito imprescindible tener las ideas claras, y una férrea voluntad política para llevarlas a la práctica. Cualidades ambas, que escasean tanto en UPN como en el PP.

Han sido UPN y el PP por acción u omisión, quienes han permitido que se imponga el eusquera batúa en el norte de Navarra, desplazando al castellano, y a las variantes locales del eusquera navarro. Han sido UPN y el PP por acción u omisión, quienes han permitido que en muchos ayuntamientos navarros ondee la «ikurriña», que no es una bandera navarra, y si me apuran, ni siquiera es una bandera vasca, pues los territorios Vascongados tenían sus propios símbolos, que fueron sacrificados durante la Transición para imponer una bandera diseñada en 1894 por Don Sabino Arana, e inspirada en la «Unión Jack» británica.

Se ha permitido sistemáticamente al nacionalismo vasco, que sus símbolos se confundan con los de la Comunidad Autónoma, en un vano intento de calmar la voracidad de la Bestia.

Estamos ante una larga historia de abandonos, cobardías y deserciones ideológicas, siempre alimentadas por el mismo error: «…si cedemos se calmaran y disminuirá su agresividad». Nada más lejos de la realidad, cada cesión, cada humillación, es la antesala de nuevas reivindicaciones, cada vez más impertinentes, cada vez más soberbias, cada vez más caras. El matonismo nacionalista vasco, se alimenta de «negociación» y «diálogo» y «sentido común».

La última traición de UPN, haciéndole el caldo gordo al Zapatismo en la votación de los Presupuestos Generales del Estado, no es más que el penúltimo eslabón de una cadena de errores, cuyo único final posible, es la anexión definitiva del Territorio Foral Navarro, a la mítica y totalitaria «Euskal Herria».

Miguelón Sanz, el mezquino, el pusilánime, el oportunista, el enanito político que ha traicionado a los navarros y a todos los españoles, a cambio de ser «amiguete» de ZP en el reparto del expolio fiscal, no es el problema de fondo queridos míos. Por mucho que su deslealtad nos produzca repugnancia, la traición de Miguelón no es más que un síntoma.

Debemos buscar la raíz del mal, en el cáncer separatista que devora el malhadado Estado de las Autonomías. Craso error cometido en la Transición, que ha creado 17 castas de politicastros locales, cuyo único interés consiste en fabricar «diferencias» entre españoles para controlar sus vidas y haciendas.

Y no podemos dejar de mencionar el silencio del Jefe del Estado, cuya función integradora parece haber sido abandonada, en aras de la pura supervivencia política personal, como «Presidente Coronado» de un estado confederal fantasmagórico, perpetuamente desangrado en agravios comparativos.

La traición de Miguelón, tiene la virtualidad de poner más en evidencia si cabe, que la salida de este marasmo global, político-económico en que nos encontramos, pasa por la reconstrucción del Estado y de sus mecanismos de control sobre las partes que lo integran.

Y deberemos asumir que la Monarquía nos ha abandonado.

Deberemos tener claro, que esa España reconstruida no podrá tener otra estructura política que la República. No la de los separatistas, no la de los «hechos diferenciales», sino una Republica políticamente unitaria, descentralizada administrativamente, y con bandera bicolor.

…¿Que murmuran aquellos del fondo?…¿que es una utopía?…¿qué es imposible?, pues, amigos, creo que es la mejor solución. En cualquier caso, es la única por la que merece la pena luchar…

…Pero ese asunto tiene suficiente enjundia como para escribir otro artículo. Por hoy les dejo a solas con sus cogitaciones.

¡Hasta otra amigos!

Sobre la "canariedad archipielágica"
La reivindicación de una “modalidad lingüística propia”, la definición de Canarias como “archipiélago fragmentado en islas” y como "nación" o su ubicación “a medio camino de América” son otros de los muchos disparates que pueden leerse en la ponencia.
EDITORIAL Libertad Digital 28 Octubre 2008

Bajo la premisa de que "los seres humanos no sólo somos animales racionales" y que "también experimentamos sentimientos y emociones que no pueden ni deben ser ocultados por el imperio de la razón", Coalición Canaria acaba de presentar una delirante ponencia "ideológica" en la que, efectivamente, la racionalidad no puede eclipsar nada ya que, simplemente, brilla por su ausencia. Así, la reivindicación de una "modalidad lingüística propia", la definición de Canarias como "archipiélago fragmentado en islas" y como "nación", o la ubicación de las islas "a medio camino de América"(sic), son sólo algunos de los muchos disparates que se pueden leer en una ponencia que, de forma obsesiva y recurrente, apela a una "canariedad" definida como "síntesis y asunción de los factores que definen el hecho diferencial canario, que da lugar a una conciencia colectiva compartida de nuestra historia, de nuestras peculiaridades culturales, de nuestras singularidades económicas y de nuestros condicionantes geográficos".

Esa "canariedad" (en realidad, una pulsión mítica y tribal, ciertamente nada racional) llega, por lo visto, al extremo de dictar a los canarios una forma colectiva y, por lo tanto, uniforme de "sentir, pensar y expresarse" en base a esa supuesta "identidad nacional". Los ponentes defienden un nacionalismo, que llegan a calificar de "proatlántico y archipielágico" (sic), por tres poderosas motivaciones: una "emocional", otra "sentimental" y otra "racional". Si en esta última se defiende, en realidad, un visceral y xenófobo "nacionalismo económico" para que "sectores y empresas básicas de nuestra economía permanezcan en manos canarias", ya pueden los lectores imaginarse a qué extremos de irracionalidad se llega en el caso de las motivaciones "emocional y sentimental".

Aunque el interesado clientelismo político y económico que anida entre tanto "sentimiento y emoción" sea la única racionalidad –envilecida, eso sí– que se puede detectar en la ponencia, es tal el cúmulo de disparates en ella que casi pasa inadvertida la delirante reclamación "en ejercicio de los derechos del Pueblo Canario", de "nuevas vías de relación bilateral entre Canarias y el Estado y a mayores espacios de decisión propia que puedan abordarse, incluso, desde una futura reforma de la Constitución o del Estatuto de Autonomía, entre las que no se excluyen las soluciones de corte federal".

Aunque los disparates que pueden leerse en la ponencia de marras no sean mayores a los que nos tienen acostumbrados los nacionalistas en otras regiones de España, en el caso canario, ni estamos tan acostumbrados ni podemos pasar por alto de que los nacionalistas gobiernan gracias al apoyo del PP.

A este respecto, sorprende que el presidente del PP canario, José Manuel Soria, afirme que "nadie de CC ha planteado una relación de bilateralidad", habida cuenta que el propio Soria asistió al Congreso de CC de este fin de semana y tiene a su disposición, como cualquier otro ciudadano, la ponencia en la que de forma tan clara se reivindica. Claro que, tratándose de Soria, lo que se ve y lo que se quiere ver y que veamos son cosas distintas, tal y como se puso de manifiesto con su papel en la comisión redactora de una de las ponencias con las que el PP pretendía llevar a cabo un "simpático" acercamiento a los nacionalistas y la posterior operación "luz de gas" contra Maria San Gil.

Bien es cierto que la reacción de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha sido mucho más clara y contundente. Mas, por plausible que sea su advertencia de que "con pacto o sin pacto, con nosotros esos temas no van a ir y no irán", no hay que descartar que los nacionalistas vayan a ir más. Especialmente si tenemos en cuenta el pusilánime papel desempeñado por Rajoy en la crisis abierta con UPN: si con un partido que se supone que es la representación del PP en Navarra, Rajoy no ha sabido poner las cosas en su sitio, es dudoso que lo haga en un partido que, a diferencia de UPN, no suple al PP sino con el que se tiene un pacto de Gobierno.

Y es que por plausible y contundente que hayan sido las declaraciones de Cospedal, a nosotros no se nos olvida que San Gil se marchó por algo y que el tiempo no ha hecho otra cosa que darle la razón.

¿Son los hispanos un asunto de España?
España carece de una política de Estado hacia los más de 45 millones de hispanos de Estados Unidos, una comunidad clave el 4-N y en el futuro de ese país. Una relación más estrecha sería mutuamente ventajosa
JAVIER VALENZUELA El País 28 Octubre 2008

Pocos compatriotas de Obama y McCain saben que el primer europeo que pisó suelo de lo que hoy conocemos como Estados Unidos fue un español: Juan Ponce de León, en 1513, en las costas de Florida. O que la ciudad estadounidense más antigua es San Agustín (Florida), fundada en 1565. O que el nacimiento de Santa Fe (Nuevo México) fue asimismo anterior a la llegada a Massachusetts, en 1620, del buque inglés Mayflower con sus peregrinos. Escritos desde el anglocentrismo, los manuales estadounidenses ignoran la historia de un tercio de ese país. Pero ¿cuántos conocen estos hechos en la propia España? Pocos, también muy pocos.

Lo español no es ninguna novedad en EE UU, aunque la mayoría de sus habitantes, educados en una mitología estrictamente blanca, anglosajona y protestante (WASP), lo desconozca. Los ancestros de muchos hispanos de Nuevo México, Tejas o California vivían allí mucho antes de la independencia estadounidense (1776). Como dicen con gracia, no es que ellos atravesaran la frontera, es que la frontera les atravesó a ellos cuando en 1847 el joven Estados Unidos anglo le arrebató a México la mitad septentrional de su territorio.

Hace poco supimos que la valenciana Noelia Zanón había sido contratada para cantar los temas en castellano de la campaña de Obama. Aquí hubo algunas risas al respecto (¿quién es Noelia Zanón?) y ninguna reflexión sobre el fondo del asunto: ¿por qué el Partido Demócrata escoge a una española para dirigirse a los electores latinos? Y sobre todo, ¿puede España desempeñar algún papel en el universo de las comunidades hispanas del norte del Río Bravo?

Se calcula que el 4-N unos 10 millones de latinos acudan a las urnas. La mayoría, tres de cada cinco, parece inclinarse por Obama, el presidente poeta, como le ha llamado Ariel Dorfman. Pero eso es sólo la punta de un gran iceberg. Los hispanos, un mínimo de 45 millones de personas, son ya la primera minoría de EE UU, el 15,1% de la población, según el centro de investigación Pew. Y el castellano, usado por Obama y McCain para difundir mensajes electorales, no es sólo la segunda lengua de EE UU, sino que ese país es el segundo hispanohablante del mundo, después de México y por delante de España y Colombia.

Cierto es que los hispanos constituyen un mosaico. Sus divisiones son múltiples: en función de una veintena de orígenes nacionales distintos; de la fecha de su llegada a EE UU, y de sus motivaciones (políticas para los exiliados cubanos, económicas para los mexicanos y casi todos los demás). Pero aunque la gran mayoría se gane la vida en inglés, ya no existe como en tiempos no tan lejanos la voluntad de olvidar la lengua de Cervantes y las raíces hispanas. Se han desacomplejado, acaba de señalar Eduardo Lago, director del Cervantes de Nueva York, en la presentación de la Enciclopedia del Español en Estados Unidos. Y por encima de la diversidad de sus procedencias, emerge la conciencia de una identidad común. Por lo demás, ya no son sólo espaldas mojadas, su conversión en clase media es galopante.

El interés del fenómeno para España debería ser evidente. Para empezar, los hispanos (unos 60.000 dólares de renta media anual) son un mercado natural para productos editoriales y culturales españoles, al igual que una vía de entrada para otro tipo de bienes y servicios al mercado estadounidense en general. Pueden, por supuesto, desempeñar el papel de puente político, económico y cultural entre España y EE UU, sin olvidar las posibilidades de "triangulación" con América Latina.

La mayoría de los latinos de EE UU desconoce España; apenas la ubica en el mapa, y si lo hace, no le concede más importancia que a Italia o Reino Unido. Y sin embargo, una estrategia española de penetración e influencia en ese mundo, en la que participaran poderes públicos, empresas privadas y medios de comunicación, podría ofrecerles un paquete interesante:

1. Un elemento simbólico unificador de las diferentes comunidades hispanas. Lo que todas tienen en común -idioma, tradiciones, formas de vida, elementos culturales...- no se explica sin España. Es lo que dijeron el rey Juan Carlos en Nueva York (1997) y Washington (2001) y el príncipe de Asturias en Washington (2003).

2. Una raíz en la propia historia estadounidense. El Reino de España tuvo una presencia dilatada al norte del Río Bravo tanto en el tiempo (1513-1822) como en el espacio (desde el Caribe al Pacífico). Los hispanos no son recién llegados a Estados Unidos, están en su casa. No tanto como los indios, pero tanto o más que los anglos.

3. Prestigio. España es un país europeo tan viejo o más que Inglaterra y hoy constituye una sociedad democrática, abierta, tolerante, con un nivel razonable de protección social y una cultura atractiva (Pedro Almodóvar, Antonio Banderas, Javier Bardem...), donde viven amplias comunidades procedentes del otro lado del Atlántico y que ha refrescado sus vínculos con América Latina. Frente a la superioridad política, económica y cultural de los WASP, los hispanos tienen una gran necesidad de lo que ellos mismos llaman "respeto", y España puede ofrecerles una imagen de calidad susceptible de ser un patrimonio propio.

4. Puerta de Europa, el mayor mercado del mundo. Como escribió en este periódico Vicente Palacio, España debe presentarse ante los hispanos de EE UU como "un socio europeo fiable, dinámico y que acude al encuentro en su mismo idioma".

5. Educación y financiación. En un congreso de empresarios hispanos y españoles celebrado en 2004, en Casa América, los primeros contaron que las dos grandes demandas de su comunidad son educación y capital. Respecto a la educación, señalaron que la aportación española podría consistir en la concesión de becas para universitarios y una mayor presencia editorial y cultural. Respecto a lo segundo, invitaron a las entidades bancarias españolas a implantarse en localidades con alta presencia latina, algo que BBVA y Santander Central Hispano ya han comenzado a hacer.

6. Industrias punteras. Jaime Malet y Paul Isbell han recordado aquí mismo que España es vanguardista en el sector de energías renovables y que ello es muy atractivo para un EE UU que ya no puede seguir funcionando con el consumo ilimitado de petróleo barato. Asimismo, el sector español de las grandes infraestructuras tiene muchas posibilidades en ese país.

En la segunda mitad de los años noventa, coincidiendo con el creciente peso latino en el Estados Unidos de Clinton -la moda Macarena- y con la oleada de inversiones españolas en América Latina, empezó a hablarse en España de los hispanos como un posible asunto de Estado. "Los españoles tenemos la obligación de definir qué papel podemos jugar en una nueva dinámica social que puede cambiar el propio Estados Unidos", dijo Antonio Garrigues Walker en su calidad de presidente de la Fundación Consejo España-Estados Unidos. De hecho, los primeros análisis sobre el fenómeno procedieron de esa entidad, que definió a los hispanos como un potencial aliado estratégico de España.

A Aznar hay que reconocerle que incorporó a los hispanos a las prioridades de su política exterior, hasta el punto de que él mismo efectuó varios viajes a EE UU destinados exclusivamente a ese universo y en 2003 se dirigió en Austin (Tejas) a la asamblea anual del Consejo Nacional La Raza. Lamentablemente, todo quedó en retórica, el apoyo a Bush en la guerra de Irak y un Aznar hablando con un grotesco acento tex-mex ("Estamos trabajando en ello"). Igualmente cabe lamentar que ni Zapatero ni Moratinos hayan evidenciado la menor preocupación por este tema.

Y si algún destinatario evidente tiene el proyecto de una marca España que intentan impulsar diversos organismos públicos y privados, éste es esa comunidad de comunidades que son los hispanos de EE UU. Se trataría, según los especialistas, de forjar una política de Estado en la que participaran no sólo las Administraciones públicas sino también las empresas y la sociedad civil. Sus primeros destinatarios tendrían que ser los líderes y las organizaciones del mundo latino estadounidense, en particular los que trascienden sus orígenes nacionales y sostienen el panhispanismo. Y no se trata, faltaría más, de que España pretenda sustituir a países como México, Cuba o Brasil. La estrategia española debe insertarse en el marco iberoamericano.

Esperando a Obama, he aquí lo que María Jesús Criado, del Real Instituto Elcano, definió una vez como una "relación por construir".

Cataluña
Benach, el Audi y el chocolate del loro
De la denuncia de Benach se desprende que sus antecesores prevaricaron de forma ininterrumpida a lo largo de un cuarto de siglo. Pues a nadie consta que reclamasen, por ejemplo, la citada mesita de la merienda.
José García Domínguez Libertad Digital 28 Octubre 2008

Uno barrunta que si en España hubiese justicia, el honorable Benach sería un firme candidato a los rigores del potro. Y no por pródigo, ligero, derrochador o manirroto, sino por hortera. Sin embargo, el mentado, que procede del célebre Clan de la Avellana de Reus, una especie de Escuela de Frankfurt con Mostaza del nacionalismo rústico, lobby de castellers agropop tan dados al abuso del colesterol como a aparcar el tractor identitario en doble fila, no es de la misma opinión. Así, con ocasión de esa patética garrulada que ha saltado a la prensa nacional, el presidente del Parlament acaba de publicar en su blog un muy sentido "De profundis" que ni en forma ni en fondo desmerece al original de Oscar Wilde.

"Mis tareas como presidente del Parlamento exigen el uso de determinadas infraestructuras que en ningún caso pueden ser consideradas un capricho personal", lamenta Benach a propósito de la imperativa instalación en su flamante Audi A-8 del reposapiés, la tele extraplana para ver el programa de Ana Rosa y los partidos del Canal Plus gratis total y la mesita plegable para merendar como un señor. Acto seguido, añade con serena, legítima indignación: "Hablamos de una decisión, la de renovar el parque móvil de la Cámara, que ha representado un ahorro muy importante de recursos".

Cogitaciones ambas que no deberían caer en saco roto. Y es que de la denuncia de Benach se desprende que sus antecesores prevaricaron de forma ininterrumpida a lo largo de un cuarto de siglo. Pues a nadie consta que reclamasen, por ejemplo, la citada mesita de la merienda, infraestructura que, lejos de constituir un capricho personal, forma parte de los atributos inalienables del autogobierno catalán desde Wifredo el Velloso. Enigmático resulta, sin embargo, el segundo postulado de nuestro orondo jardinero, ése que apela al "ahorro" como motivo primero y último del gasto a calzón quitado en limusinas alemanas.

Quién sabe, quizá tenga que ver con los 20.000 euros limpios que el Parlament dona cada año a José Montilla, Joan Saura y Joan Puigcercós, entre otros, en concepto de "gastos de desplazamiento". Se trata, huelga aclararlo, de una ayuda solidaria de la Cámara al objeto de que los susodichos soporten el precio de la infraestructura "autobús" que debiera acarrearlos desde sus domicilios en Barcelona hasta el hemiciclo. Altruista auxilio financiero cuyos beneficiarios jamás han tenido la descortesía de rechazar y que se suma a la soldada de 160.000 euros anuales de Montilla (un 83 por ciento más que el presidente del Reino de España) y a los 120.000 de sus consejeros (un 55 por ciento por encima de los ministros del Gobierno). Quizá.

Nota bene:
Ya que el president Benach no ha considerado oportuno pedir perdón por las anotaciones de su blog que se recogen entrecomilladas en este artículo, el autor tampoco ve necesario modificar ni una coma el contenido del mismo.

El parto de Abascal
Germán Yanke Estrella Digital 28 Octubre 2008

Éramos pocos y parió la abuela. No había ninguna asociación, grupo o plataforma en torno a los "principios" y los "valores" del PP y el diputado vasco Abascal se sacó de la manga la Fundación para la Defensa de la Nación Española. Ya decidido a entrar en el escenario que fuese con toda pompa y circunstancia. Ha de reconocerse que, en su primera singladura, la mentada Fundación producía un cierto recelo en los detentadores de las esencias populares: ya había demasiados fotos, grupos y grupúsculos y terminaban dando la impresión de que defendían lo que no defendía el PP, cuando era evidente que el PP lo defendía. Ahora no, ahora los guardianes de los frascos están por ahí desperdigados, la mayoría lejos del poder en el partido y la "Denaes". Ya que todo invento tradicional necesita un nombre moderno e ininteligible, es una punta de lanza para presionar a Mariano Rajoy con el asunto de María San Gil (ahí estaba Abascal en el reciente homenaje con Acebes de predicador lacrimógeno), con Esperanza Aguirre (a la que iban a pedir dinero y con la que pactaban poner en aprietos al alcalde Gallardón con el monumento a las víctimas en Madrid), con la cosa tan simpática de que Mayor Oreja debe ser de nuevo candidato del PP en las elecciones europeas porque, si no, vamos nosotros y promocionamos hasta el día en que comience la campaña a Rosa Díez y los suyos. Se trata de gente muy seria, como se ve, lumbreras del pensamiento político, avezados estrategas.

Este pasado fin de semana se dedicaron a estudiar muy sesudamente y con mucha intención el importante tema de la lengua española, supuestamente amenazada en algunas Comunidades con gobiernos nacionalistas o asimilados. Y digo supuestamente no porque no me parezca grave la agresión, sino porque no es propiamente a la lengua, sino a los ciudadanos que quieren usarla sin discriminación y educar a sus hijos en ella. Pero aclaremos más términos. Sesudamente, aquí, en la jornada de la Fundación, significa que los organizadores, previa presentación de Abascal, dejaron el micrófono a otros: partidos políticos, asociaciones, foros, especialistas, intelectuales... Y con mucha intención significa que estos defensores de la nación, todos ellos del PP o aledaños, utilizaron el encuentro para, bajo la disculpa de mostrar una silla vacía, la que no quiso ocupar el PSOE, lanzar contra su propio partido, solos o en compañía de otros, la inverosímil acusación de haber cedido ante las agresiones a la lengua del nacionalismo y ser responsable, junto al PSOE, del hipotético descalabro en el que nos encontramos.

Con gente así, ciertamente, el PP no necesita enemigos, ni adversarios, ni malos tiempos. Pero cálmense los populares y sigan a lo suyo. Deben seguir sosteniendo a un abanderado como Abascal, Esperanza Aguirre debe seguir financiándole y dándole ideas para fastidiar a Gallardón, Acebes debe utilizar a menudo su tribuna para explicarnos lo que no le dejó hacer Rajoy y ahora piensa hacer, de la mano de la presidenta madrileña, en el consejo de administración de Cibeles, María San Gil debe seguir roturando el camino de vuelta (Mayor Oreja a las europeas o, en todo caso, Abascal, o ella misma, que todos tienen derecho a vivir). Y, hala, todos en coro, viva Rosa Díez, viva Rosa Díez...

Metedura de pata
Nota del Editor 28 Octubre 2008

Ponerse a largar contra Denaes por haber teatralizado la silla vacía del PSOE en el acto de defensa de los derechos de los que hablamos español, sin haber asistido, ni siquiera haber leído la prensa, es bastante fuerte, sobre todo porque el PP fue duramente criticado, por su culpa en el estado de la cuestión, y del PSOE no se dijo más, ni siquiera se confía que puedan hacer algo decente, peor aún, dicen que el problema no existe, como no existía la crisis, que como maestros del agip-prop, esos especialistas en la redistribucíón de lo ajeno para comprar votos y financiarse, disimulaban hasta poder cargarsela al primer despistado que pasase por el lugar.

A ver si la próxma vez se entera antes de ponerse a escribir. Yo le recomendaría que largase contra El Mundo que defiende el bilingüismo y por tanto su imposición, por haber silenciado la crítica razonada contra el bilingüismo impuesto que hizo el representante de la Asociación G. para la Libertad de Idioma (www.goecities.com/agli.geo/20081026.htm),

Coalición Canaria muestra las uñas
Lorenzo Contreras Estrella Digital 28 Octubre 2008

Éramos pocos y parió la abuela. Suele decirse esto, más o menos, para caracterizar popularmente el agravamiento de las circunstancias cuando parece que ya no pueden empeorar más todavía. Sin llegar a este grado de alarma, es evidente que no es una buena noticia en el contexto de los nacionalismos españoles la actitud de Coalición Canaria exigiendo para las islas, tras un congreso que acaba de celebrar, una "relación bilateral con España" y una reforma constitucional que transforme el sistema político en un Estado confederal. Se ve que los nacionalistas canarios no quieren perder terreno en la carrera desintegradora que promete completar el cuadro conducente a la pérdida de la identidad histórica de España.

El modelo vasco-catalán, asumido en Galicia, en las Baleares, tal vez algún día no lejano en el reino de Valencia, acaso en Andalucía si la imaginación permite especular con ello, puede como tal modelo merecer el protagonismo de un efecto dominó que se va patentizando en medio de una relativa alarma minoritaria, menos poderosa, por supuesto, que la preocupante indiferencia general.

Coalición Canaria forma combinación política de gobierno con el PP, al que inmediatamente, en buena lógica, debería plantear la ruptura del actual acuerdo para intentar forzar nuevas elecciones, siempre a la espera de que el PSOE, con Juan Fernando López Aguilar al frente, actúe en consecuencia haciendo honor a la "E" de las siglas. En este sentido de la ruptura con Coalición Canaria ya se ha manifestado en su tradicional línea de coherencia política Alejo Vidal-Quadras, la mejor expresión, junto con Rosa Díez desde las filas ideológicas socialistas, de lo que debe ser la práctica política de la seriedad.

La radicalización de Coalición Canaria en el terreno de sus aspiraciones separadoras por vía confederal o de bilateralidad, que viene a ser lo mismo, representa algo parecido a un contagio de actitud tras los pasos marcados por el BNG o Bloque Nacionalista Gallego y el nacionalismo balear. Todos ellos han caído en la emulación de los nacionalismos catalán y vasco. El BNG es parte constitutiva de la llamada "Galeusca" (Galicia, Euskadi, Cataluña), ese disparate acrónimo que se recrea en su propia combinación silábica para constituir de noroeste a nordeste de la Península la peor expresión de una enfermedad que puede convertirse en histórica.

Los nacionalistas canarios parecen despertar de su modorra insular para reactivar en alguna medida el radicalismo del famoso MPAIAC de Cubillo, aquel medio loco que acabó consumiéndose en su propia fiebre allá por los inicios de la transición democrática, y del que no volvió a saberse tras haber sufrido lo que en su día se entendió como un atentado.

Los canarios segregacionistas que empiezan a mostrar la cara son considerados por no pocos observadores como gente pragmática que, a falta de profundas convicciones nacionalistas y, por supuesto, de idioma o lengua practicable a los efectos de un independentismo dotado de viabilidad, intentan hacer valer lo único tangible que, desde ese punto de vista tienen: la distancia geográfica. Una distancia que refuerza su insularidad en una dimensión superior a la de las islas Baleares, por ejemplo, pero que en todo caso no anula ni neutraliza la vocación europeísta y poco o nada africana que conforma su mentalidad.

Esos canarios, que para gobernar han tenido que sumar su fuerza a la del PP allí radicado, y ahora juegan a ser nacionalistas, dan la impresión de haberse inventado a sí mismos, pendientes, por supuesto, de las oportunidades que el futuro les depare para pasar factura a la metrópoli.

Contagio soberanista
Editorial ABC 27 Octubre 2008

Coalición Canaria ha aprobado en su IV Congreso una ponencia política que reivindica el «hecho diferencial canario» y la «nación canaria» para justificar la demanda de soberanía y «bilateralidad con España». El documento es, por ahora, sólo partidista, pero si se traspasa a las decisiones del Gobierno canario, el PP tendrá un problema mayor que este giro soberanista de su aliado. Hasta el momento, CC defendía propuestas moderadas o, en todo caso, aceptables en el estado actual de la política española, pero la ponencia aprobada es una ruptura de CC con su política anterior y constituye su salto a la corriente soberanista de los nacionalismos peninsulares. Tampoco hay que sorprenderse, porque no hay nada más rentable que practicar el nacionalismo separatista y radical, como se comprueba con el pacto de gobierno en Cataluña y Galicia entre socialistas y nacionalistas y con el acuerdo presupuestario con el PNV, muy ufano con la «tajada» que ha sacado de la precariedad parlamentaria del PSOE. Si se añaden los problemas estructurales que impone la insularidad a la comunidad canaria, era incluso previsible que CC optara por emular a unos partidos nacionalistas que, cuanto más atacan la Constitución, más beneficio obtienen del PSOE. El PP se ha metido en un problema de coherencia interna porque CC defiende principios que los populares han recurrido ante el TC con su impugnación del estatuto catalán. Antes o después, el PP tendrá que asumir que el poder no justifica el riesgo de perder la identidad como partido nacional.

No tan afortunadas
POR M. MARTÍN FERRAND ABC 27 Octubre 2008

CLAUDINA Morales, la nueva presidenta de Coalición Canaria, CC, puede estar contenta. Es la primera mujer que encabeza y lidera en España un partido nacionalista con aires centrífugos, vocación soberanista y, naturalmente, la prédica de grandes agravios recibidos por la acción del Estado. A tal punto llegan esos «agravios» que el IV Congreso de CC, lanzadera de la majorera Morales, ha proclamado que el Estado español «debe ser leal con la Nación Canaria y no desleal como hasta ahora». Cada cual es muy dueño de decir lo que se le antoje; pero a ciertas edades, y en funciones de representatividad política -CC gobierna en Canarias en coalición con el PP-, parece exigible un mínimo de seriedad, rigor y respeto a la Historia.

El presidente del PP canario, José Manuel Soria, un líder que tiende a disfrazarse de José María Aznar, fue el primero en felicitar y abrazar a la nueva presidenta de CC. Se echa a faltar alguna puntualización de su partido sobre la nueva situación insular y él mismo, a poco que se sienta parte de lo que dice ser el grupo que encabeza Mariano Rajoy, ya debiera haber marcado distancias y emitido críticas y diferencias con la que, siendo su socia, es cabeza de un soberanismo, muy de nuevo cuño, que resulta difícil de explicar, imposible de entender y que, en la tradición del caciquismo local, utiliza la insularidad, que es una mera circunstancia geográfica, como ingrediente ideológico.

Resulta especialmente alarmante que el congreso encumbrador de Claudina Morales aprobara una moción para que el día 22 de octubre pase a ser el «Día de la Nación Canaria». No sólo por lo de «nación», que no es inocente, sino porque esa es la fecha conmemorativa de la proclama de independencia que Antonio Cubillo -¿recuerdan?- lanzó desde su refugio en Argel. Hay síntomas que, en sí mismos, constituyen una enfermedad. Si Morales y su partido exigen una relación «bilateral» con España están en su derecho de hacerlo siempre y cuando no utilicen para ello el poder, la tribuna y los recursos económicos que les ha proporcionado la Constitución que ahora tratan de quebrantar.

Especialmente grave e irresponsable parece la reacción, o la falta de ella, que muestra el PP. Morales puede pretender, si ese es su capricho y se lo alientan o permiten quienes la han votado y convertido en personalidad -no la conocíamos como persona-, «un modelo confederal» para el Estado o la mismísima Luna; pero, ¿puede el PP respaldar con su fuerza representativa a un partido que, como CC, se declara y manifiesta hostil a los principios que, se supone, alimentan la formación que encabeza Rajoy? El mero hecho de que asuntos como éste, mero ombliguismo caciquil, nos distraigan de la grave situación en la que nos encontramos y que atenta contra el pan de millones de españoles, canarios incluidos, ya es una muestra de inoportuna ligereza. Si el PP no pone pies en pared habrá vuelto a perder una gran oportunidad para el afianzamiento de su respetabilidad.

CC y el mojo del soberanismo
BERNARDO SAGASTUME | LAS PALMAS ABC 27 Octubre 2008

Cualquiera que conozca Canarias habrá oído hablar del mojo. La palabra, uno de los tantos portuguesismos del habla isleña, deriva de molho y designa a esa salsa, por lo general roja o verde, que acompaña las papas (patatas) arrugadas. Es el mojo picón la versión más potente de la salsa, a la que sólo los estómagos valientes se atreven.

De ese mojo picón parecen haber echado mano en los últimos tiempos algunos dirigentes de Coalición Canaria (CC), que un poco por responder a quienes les acusaban de no tener ideología definida y sólo unirse tras el poder y otro poco para ceder a las agrupaciones juveniles del partido, simpatizantes de la gestualidad radical, han ido condimentando su discurso con guiños soberanistas y de hostilidad hacia el Estado Español.

Pese a que el presidente saliente de CC, José Torres Stinga, aseguró a ABC el jueves que el debate sobre el independentismo no llegaría al IV Congreso de la formación, el cónclave del último fin de semana se saldó con una ponencia ideológica en la que se plasmó toda una constelación de pinceladas separatistas. A la luz del propio texto facilitado por el partido, la palabra «soberanía» aparece 13 veces -3 como «cosoberanía»- en las 60 páginas del documento. Además, se ha propuesto el 22 de octubre como el «Día de la Nación Canaria». Los impulsores eligieron esta fecha por ser la primera en la que ondeó la bandera de las siete estrellas verdes -por tradición, asociada al independentismo-, en Argel, en 1964 y en manos del separatista Mpaiac, al que se atribuyen algunos atentados terroristas.

La ponencia ideológica que aprobó el congreso de CC contiene la palabra «soberanía» 13 veces en 60 páginas
El PP, su socio en el Gobierno regional, estuvo presente el domingo en el congreso de CC a través de José Manuel Soria, que apareció en las fotos saludando a la nueva presidenta de los nacionalistas, Claudina Morales. Sin embargo, ayer, el PP rechazó en un comunicado «cualquier tipo de soberanía, bilateralidad con el Estado o consideración de Canarias como nación», algo que no está presente, señalaron, en el pacto de gobierno suscrito en 2007.

No obstante, en el seno de CC no todo es mojo soberanista. El partido surgió hace quince años como confluencia de varias fuerzas, algunas desgajadas de la UCD, de donde proviene, por ejemplo, la actual diputada Ana Oramas, que junto con Ricardo Melchior, presidente del Cabildo de Tenerife, han sido de las pocas voces que se han opuesto públicamente a este neoindependentismo.

Pero hay otros, como el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, que a la vez que pacta con el PP es capaz de declarar su simpatía por el modelo de «Estado Libre Asociado» o recibe en el Ayuntamiento -sin ser refutado- a Paulino Rivero como el presidente «de la nación canaria», tal y como ocurrió en mayo pasado, en una reunión donde ambos coincidieron en sus curiosas tesis.

Aviso para navegantes
FLORENTINO PORTERO ABC 27 Octubre 2008

Helicópteros norteamericanos han penetrado en territorio sirio para aniquilar una célula de Al Qaida, que supuestamente actuaba como punto de apoyo para introducir terroristas en Irak. La operación parece haber sido un éxito, como las que recientemente se han sucedido en Pakistán, tanto contra grupos talibán como de la propia Al Qaida. El mensaje es claro: los comandantes norteamericanos tienen autorización para atacar unidades enemigas en territorios vecinos si sus gobiernos toleran o apoyan grupos que buscan la desestabilización de gobiernos legítimamente elegidos.

El caso sirio tiene una dimensión especial. Gracias a la mediación turca se ha establecido un diálogo entre los gobiernos de Jerusalén y Damasco. Los baasistas sirios quieren salir del aislamiento a que están siendo sometidos y creen que pueden llegar a acuerdos con Israel, Francia y EE.UU. que mejoren su situación. Las claves son el futuro de Líbano y su apoyo a Al Qaida y a Hizbolá. El mensaje que acaba de enviar el general Petraeus, comandante en jefe de todas las fuerzas norteamericanas en Oriente Medio, es meridianamente claro. Mientras el Gobierno sirio siga permitiendo el paso de terroristas los avances serán poco probables, pero las incursiones de sus unidades se harán más frecuentes.

Irán ha reaccionado con prontitud condenando a EE.UU. y defendiendo a su aliado. En Teherán también han recogido el mensaje de que no se tolerará el apoyo a insurgentes de ningún tipo.

La pacificación de Irak se desarrolla a una velocidad que ni los más optimistas pudieron prever. Falta un largo camino político por recorrer, pero la batalla por la seguridad se está ganando. Irán y Siria han fracasado en su intento de derrotar a EE.UU. por medio de grupos terroristas y ahora se encuentran más expuestos. Un paso como el dado en Siria no se aprueba sin un minucioso examen de la situación. El general Odierno, responsable de las operaciones en Irak, y su superior Petraeus creen que ha llegado el momento de presionar directamente a quienes vienen dando facilidades a la insurgencia.

Ibarretxe y Garzón
La utilización fraudulenta del derecho
Garzón mezcla diversos tiempos históricos y leyes, de carácter internacional como nacional, olvidando que toda norma penal ha de entenderse de una manera restrictiva y que el ordenamiento jurídico ha de aplicarse atendiendo a su espíritu y finalidad.
Ramón Villota Coullaut Libertad Digital 28 Octubre 2008

En estos días hemos estado viendo dos situaciones en donde se utiliza el ordenamiento jurídico de forma totalmente estrafalaria, sin sentido alguno. En el caso del referéndum de Ibarretxe, que se iba celebrar el pasado sábado 25 de octubre, la idea era romper el principio constitucional de la soberanía nacional –artículos 1º y 2º de la Constitución del 78–, creando, bajo el paraguas de las comunidades autónomas, unos territorios con una soberanía que no les pertenece. A partir de ahí se entiende la utilización de esta fecha, del 25 de octubre, por ser la fecha en que se aprobó el Estatuto de Guernica en 1979 y en la que, ya en 1839, con el fin de la Primera Guerra Carlista se confirmaron los fueros vascos y de Navarra, pero siempre dentro de la unidad constitucional de la Monarquía (lo que se tradujo para el delirio nacionalista vaso en la pérdida de la soberanía nacional vasca). Además de este hecho capital, en concordancia con la Constitución, como ha recordado el Tribunal Constitucional, la Comunidad Vasca no puede convocar un referéndum, puesto que ésta es una competencia estatal, según el artículo 149 de nuestra norma constitucional.

En el segundo caso, Garzón ha decidido iniciar una causa general –en donde víctimas e imputados pueden ser centenares o miles– en contra de la dictadura de Franco y del golpe de Estado de 1936. Para ello se basa en entender que estos delitos no han prescrito, atendiendo a que ciertos delitos, como los de lesa humanidad, no prescriben nunca; pero olvida que estos delitos, recogidos internacionalmente desde el final de la Segunda Guerra Mundial, no lo fueron en España hasta el Código de 1995, de la misma forma que la Ley de Amnistía de 15 de octubre 1977, dada por las primeras Cortes democráticas, recoge en su artículo 1º como amnistiados todos los actos de intencionalidad política, sea cuala fuera su resultado, realizados antes de 15 de febrero de 1976. Es decir, entiende ahora que esa norma ha sido derogada por la Constitución puesto que la propia Constitución del 78, en su artículo 65, niega la posibilidad del derecho de gracia de forma general y dado que su Disposición Derogatoria deroga cuantas disposiciones se opongan a lo dispuesto en esta Constitución.

Pero Garzón mezcla diversos tiempos históricos, diversas leyes, tanto de carácter internacional como nacional, y resuelve que va a entrar a instruir sobre el golpe de estado de 1936 y sobre la represión posterior, olvidando que toda norma penal ha de entenderse de una manera restrictiva e incluso que el ordenamiento jurídico ha de aplicarse atendiendo a su espíritu y finalidad. Y la Ley de Amnistía de 1977, ley preconstitucional pero otorgada por las Cámaras salientes de las elecciones de 1977, fue un borrón y cuenta nueva que se hizo en vías de la reconciliación, sin entrar en que la Ley ha beneficiado a ambos bandos de la Guerra Civil e incluso a actos terroristas anteriores al 15 de diciembre de 1976, sea cual fuese su resultado, dice la propia Ley de Amnistía. Puestos así, ¿por qué no utilizar esta vía para juzgar toda nuestra historia y no limitarnos al golpe de estado de 1939?

La catalana Ediciones B censura libros molestos para los jerarcas socialistas
Redacción Minuto Digital 27 Octubre 2008

La editorial Ediciones B, propiedad del Grupo Zeta, tiene la mala costumbre de rechazar o mutilar libros ya contratados si sus directivos reciben llamadas de socialistas cabreados. Lo hicieron con un libro humorístico sobre ZP y ahora con una biografía de Pasqual Maragall.

Una cosa es que una editorial rechace un libro, pero otra muy distinta es que rompa el contrato o lo mutile. En Ediciones B empieza a ser una práctica frecuente. Ya conocemos dos casos de esta censura.

Este fin de semana se ha sabido que Ediciones B ha destruido varios miles de ejemplares de una biografía de Pasqual Maragall, el ex alcalde de Barcelona y ex presidente de la Generalidad, por presión de la familia. La biografía ‘Pasqual Maragall, el hombre y el político’, escrita por Esther Tusquets y Mercedes Vilanova, ha perdido unas veinte páginas, según publicó ‘El País’.

El periodista Arcadi Espada reveló en su blog que algunas de las páginas eliminadas contenían los recuerdos del padre de Pasqual y de Ernest, consejero de Educación, de los años de la guerra civil. Lo primero que llama la atención es que el padre, pese a sus 25 años edad en 1936, se las ingenió para no ir al frente ni ser alistado en ninguno de los dos bandos. ¡Todo un patriota! Extractamos algunos de los párrafos del señor Maragall:

Durante nuestra guerra conocimos estos días tranquilos en el piso de Travesera, solos en él, ocupados en muchos quehaceres de la casa o mirando por las ventanas hacia el Tibidabo en las tardes de otoño de 1936, leyendo La montaña mágica, que tanto me impresionó, escuchando conciertos que nos traía el gran aparato de radio, sintiendo profundamente el dulce bienestar de la propia casa, en la que todo se domina, todo nos pertenece y lo usamos todo con constante deleite. (…)Allí vivimos juntos muchas horas malísimas sufriendo constantes amenazas de todo tipo: bombardeos, faltas de alimentos, registros, llamadas a quintas. (…) Son ya los días de las caras alegres y de las noches cerca de la radio. (…) Pocos días después vino la liberación (sic) de Barcelona

Hay cosas que no se deben leer, ¿verdad?
A principios de 2007, Ediciones B se había comprometido con el veterano periodista Amilibia para editar un libro humorístico sobre el socialista Zapatero: ‘El diario secreto de ZP’. El libro estaría a la venta para la feria del libro de Madrid. La editorial abonó un anticipo al autor y hasta diseñó una portada e hizo una pre-venta a las librerías. Pero al final, por motivos desconocidos, pero adivinables, rompió el compromiso. Por fortuna, Amilibia encontró otra editorial que publicó su obra.

La editorial Ediciones B es propiedad del Grupo Zeta, editor de ‘El Periódico de Cataluña’, cuyo director, Rafael Nadal, es hermano de un consejero autonómico, y de la revista ‘Interviú’, conocida por su ecuanimidad y profesionalidad.

Toda España lleva camino de convertirse en Cataluña, donde nadie osa criticar en voz alta a los amos

POLÍTICA LINGÜÍSTICA EN LA ESCUELA
Niños catalanes estudian que "los marcianos hablan español y las marcianas no tienen pecho"
Manuales utilizados por niños catalanes y gallegos incluyen en sus páginas referencias al castellano como "los marcianos hablan español y las marcianas no tienen pecho". Según denuncia El Mundo, tratan a la lengua común "como si se tratara de un rival o un enemigo exterior al que hay que ridiculizar".
Libertad Digital 28 Octubre 2008

En un artículo publicado en El Mundo, Manuel Romero denuncia con ejemplos como muchos libros de texto de Cataluña y Galicia ridiculizan a los que hablan en castellano. Es el caso del manual de 3º de ESO de Lengua Catalana de la editorial Castellnou, que recoge una crónica del diario independentista radical Avui titulada "Los marcianos hablan español y las marcianas no tienen pecho". Las referencias al franquismo, como garante del castellano en Cataluña, son constantes.

Por su parte, el libro de Lengua Catalana de la editorial La Galera para 3º de Primaria señala en un mapamundi el origen de los idiomas que los niños catalanes pueden escuchar en sus calles. Lo curioso es que el español encuentra su procedencia en países como Colombia y Ecuador, pero no en España. Además, la lengua común se presenta en el mismo nivel que el árabe, de los inmigrantes marroquíes, o el urdú, de los paquistanies.

En Galicia, el trato al castellano tampoco es mucho mejor. El manual Lengua Galega e Literatura de 2º de Bachillerato de Anaya incluye una "tira humorística" con contenido racista. Las viñetas, recogidas de La Voz de Galicia, expone el siguiente argumento: "Hablando del problema de normalización lingüística en Cataluña, tengo el orgullo de ser gallego y habla sólo en castellano": su interlocutor responde en gallego: "Entonces como M. Jackson, que es negro y hace esfuerzos por ser blanco".

La Xunta amonesta a A Mesa por abrir expedientes a comercio y administración
El Gobierno autónomo, que ha recibido una de las comunicaciones de queja de la asociación, acusa al colectivo de extralimitarse en sus funciones y usurpar competencias del poder público.
ANA RODRÍGUEZ. A CORUÑA. La Opinión 28 Octubre 2008

La Xunta de Galicia reprende a A Mesa pola Normalización Lingüística. Levanta un dedo de advertencia por los "expedientes de queja" que ha abierto, entre otros, a varios comerciantes coruñeses y diversas administraciones. Para el Gobierno autónomo, la organización podría estar cometiendo una vulneración "grave" del ordenamiento jurídico.

No le ha gustado a la Consellería de Presidencia la carta remitida por A Mesa a sus oficinas, en la que se le comunica que ha abierto un "expediente de queja" a la Administración autonómica por quebrantar la normativa lingüística. Advierte al colectivo presidido por Carlos Callón de que se extralimita en sus
competencias.

Sólo los poderes públicos -argumenta la Xunta en una carta enviada de respuesta a la asociación- puede proceder a la apertura de expedientes. En concreto, lo sitúa únicamente en manos de la Administración de Justicia (jueces o Ministerio Fiscal) o de la Administración general, a través de organismos habilitados por ley para tramitar las quejas de ciudadanos y colectivos como el Valedor do Pobo.

Para la Consellería de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza los expedientes de A Mesa pola Normalización Lingüística son "en apariencia" obligatorios y de contenido "semejante" a los que emiten los poderes públicos de forma legítima. Por eso le pide que reduzca su actividad a lo que marcan sus estatutos y se contenga a la hora de instruir o "aparentar instruir".

La Xunta demanda al colectivo que emplee la vía estipulada por las leyes que regulan la atención al ciudadano y la recepción de las quejas o sugerencias que puedan formular: sus cartas deben ir a parar a las oficinas de registro para seguir la tramitación que corresponde. Lo contrario podría considerarse una vulneración "grave" del ordenamiento jurídico.

Otra de las administraciones expedientadas por A Mesa es el Ayuntamiento de A Coruña. Es más, ninguna institución o empresa recibe tantas quejas por marginar el gallego: seis de cada diez protestas tramitadas en la ciudad por la asociación cultural son dirigidas al buzón del Palacio de María Pita.

A Mesa ofreció a principios de octubre un balance de los primeros diez meses de la puesta en marcha en la ciudad del programa Liña do Galego, que pretende velar por los derechos lingüísticos de los ciudadanos. Acompañado por la concejala de Normalización y Juventud, Ermitas Valencia, el presidente de la agrupación, Carlos Callón, ofreció una rueda de prensa para rendir cuentas de cómo se invierte "el dinero del Ayuntamiento". Y es que A Mesa pola Normalización recibió 12.000 euros de las arcas municipales, una subvención que, según avanzó Valencia, se volverá a repetir en 2009.

Los expedientes incoados contra el Concello son, para la edil, "un termómetro" sobre el gallego en la Administración local coruñesa. Las principales quejas ciudadanas se deben a la exclusión del gallego o a la inclusión del topónimo "deturpado" La Coruña en comunicaciones, webs y campañas municipales.

Indicaciones "en apariencia obligatorias" a los establecimientos
A Mesa pola Normalización Lingüística insiste en que sus comunicaciones "no entran en el campo semántico de la coacción o la amenaza". El colectivo defiende que lleva años "reaccionando contra las discriminaciones lingüísticas", asesorando a las personas que quieran conocer sus derechos a la hora de usar o recibir información en gallego, así como felicitando a las empresas o instituciones que "dan pasos adelante en el uso del idioma propio". Su presidente explica que "desde hace unos meses" este trabajo "se sistematizó" a través de expedientes de "queja, consulta o felicitación" para poder presentar, a principios del próximo año, "un detallado relatorio sobre la situación de la lengua en Galicia".

Los que han recibido la advertencia de expediente no perciben la comunicación como tal. La propia Consellería de Presidencia entiende que las cartas "aparentan instruir" procedimientos de naturaleza administrativa, indicaciones "en apariencia obligatorias" y fórmulas similares a las empleadas por los poderes públicos. Con confusión recibieron las comunicaciones, por ejemplo, varios establecimientos comerciales coruñeses, acusados por la plataforma de usar únicamente el castellano en escaparates y rótulos y al uso del topónimo La Coruña, que contribuye, para A Mesa, "a la pérdida del patrimonio histórico de la ciudad". "Me choca que en una democracia y en un país de libertades, venga alguien a decirme lo que tengo que hacer en mi casa", criticó entonces el presidente de los comerciantes de la Zona Obelisco, Antonio Amor.

A Mesa defiende que lo único que hace es recoger las denuncias de gallego parlantes que sienten vulnerados sus derechos lingüísticos. Según explican, una de las denuncias más "graves" en el campo del comercio se refiere a un establecimiento coruñés que aplicaba un sobreprecio a las impresiones en el caso de estar escritas en gallego.

El Ayuntamiento promociona el gallego con juegos infantiles
Ofertará los sábados ocio para niños de seis a ocho años de Visma y Novo Mesoiro.
REDACCIÓN. A CORUÑA. La Opinión 28 Octubre 2008

La Concejalía de Normalización Lingüística ofertará sesenta plazas en Novo Mesoiro y Visma para que los niños de 6 a 8 años de estos barrios puedan participar los sábados en un programa de ocio infantil con el que se pretende fomentar el uso de la lengua gallega.

Este proyecto municipal gratuito empezará el 8 de noviembre y terminará el 20 de diciembre, justo antes de las vacaciones de Navidad.
La edil de Normalización Lingüística, Ermitas Valencia, indicó que se trata de un programa piloto y, en función del éxito que tenga en Visma y Novo Mesoiro, se estudiará la posibilidad de continuar con la oferta el próximo año y extenderla a otros puntos de la ciudad. El periodo de inscripción se abre el próximo jueves, hasta que se acaben las plazas.

El programa -que cuenta con la colaboración de las asociaciones de vecinos de Novo Mesoiro y Visma- será los sábados, de 11.00 a 13.00 horas, en los centros cívicos de Visma y Feáns.

Contará con espectáculos, manualidades y juegos para la promoción del gallego, aunque los pequeños también disfrutarán de diversas excursiones. Ermitas Valencia aseguró que el número de niños que habla en gallego es minoritario.

Los cuatro etarras detenidos estaban «preparados para atentar»
MADRID AB 28 Octubre 2008

La Policía Nacional ha intervenido a los cuatro presuntos etarras detenidos hoy en Pamplona y en Valencia, acusados de integrar el nuevo comando Nafarroa, armas, explosivos e información sobre posibles objetivos.

Así lo ha confirmado a el ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba. Fuentes de la investigación que han identificado a los arrestados como Aurken Sola Campillo, Xabier Rey Urmeneta, Sergio Boada Espoz y Araitz Amatria Jiménez.
Rubalcaba ha destacado que el comando estaba «preparado para atentar», por lo que se ha tratado de «una acción preventiva». «Es mejor prevenir que curar», ha asegurado.

Con esta operación, «se ha abortado el comando antes de que naciera», asegura el ministro, quien se congratuló de que, de esta forma, se ahorra «dolor y sufrimiento».

Sola Campillo fue condenado por la Audiencia Nacional en mayo de 2005 a 15 meses de prisión por un delito de colaboración con banda armada en grado de tentativa acusado de formar parte de un talde de información de ETA denominado comando Urbasa.

Dos de las detenciones practicadas en Pamplona fueron llevadas a cabo en el casco viejo y una tercera en el barrio de Chantrea, mientras que otra se ha producido en Valencia.

Según el relato de hechos recogido en la sentencia, el 'comando Urbasa' se constituyó en marzo de 2000 en Pamplona y que tenía el encargo de obtener información sobre personalidades de diversos ámbitos de Navarra para 'pasar las informaciones a la dirección de ETA para atentar contra los mismos'. Entre las informaciones que realizaron figuran la alcaldesa de Pamplona, el presidente del Parlamento de Navarra, miembros y ex concejales de UPN, el Diario de Navarra, periodistas y funcionarios policiales. La acusación no pudo acreditar que dicha información llegará a los 'comandos' de ETA, por lo que sustituyó la calificación inicial de pertenencia por la de tentativa de colaboración.

Uno de los detenidos es Aurken Sola Campillo, condenado a 1 año y tres meses por tentativa de colaboración con banda armada
Los investigadores descartan la presencia en Navarra de un 'liberado', enviado por la organización desde Francia, a diferencia del 'modus operandi' detectado en el 'comando Vizcaya' desarticulado el pasado julio, y en el que dos pistoleros etarras, Arkaitz Goikoetxea --detenido-- y Jurdan Martitegi -huido- se dedicaban a dirigir la estructura de 'legales' en esa provincia vasca.

La operación policial se produce escasos días después de la última acción de la Kale Borrka contra las estaciones de Euskotren en Berriz y Amorebieta y que coincidían con el aniversario del Estatuto de Guernika.

Inscrita en la lista de organizaciones terroristas elaborada por la Unión Europea y Estados Unidos, ETA es responsables de 824 muertos en 40 años de acción violenta para obtener la independencia del País Vasco.

La organización armada reanudó su campaña de atentados después de la ruptura de su última tregua, en junio de 2007, y desde entonces ha matado a cinco personas: tres guardias civiles, un militar y un ex electo socialista vasco.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial