AGLI

Recortes de Prensa    Domingo 2 Noviembre 2008

Repercusiones de la crisis
Populismos
La crisis ha puesto en manos de los Gobiernos cantidades ingentes de dinero que probablemente van a ser utilizadas con escasa transparencia y en detrimento del control democrático y de la toma de decisiones de la opinión pública.
José María Marco Libertad Digital 2 Noviembre 2008

Hace muy pocos días me preguntaron si yo pensaba que había posibilidad de lanzar un nuevo partido político. Respondí que no, pensando que tal vez sí. Me explico.

El "no" procedió de la sospecha de que se me estaba invitando a participar en la aventura. Sospecha injustificada, dado mi interlocutor, pero irreprimible desde mi breve, y ya antiguo intento de paso por la política. El sí con reparos procede de la observación de la realidad española. A los dos grandes partidos se han sumado otros dos, Ciudadanos y UPyD. Parecen bastantes, y probablemente lo son. Pero tal vez hubiera espacio para uno nuevo que planteara con claridad ante la opinión pública algunos de los asuntos que cada vez más la mueven... y la indignan: el nauseabundo derroche de dinero público practicado en todas las administraciones; el aumento de impuestos y la falta de voluntad de reformar y flexibilizar la economía, que castiga a los autónomos, a los emprendedores, a la gente con ganas de trabajar; la consolidación de una casta política ajena o contraria a los mínimos principios democráticos; la falta de independencia del poder judicial y la farsa en que se ha convertido el legislativo; la asfixia provocada por lo políticamente correcto y el designio totalitario de las minorías; la inmigración y sus consecuencias... Todo eso sin contar con la cuestión nacional.

Como estamos abocados a una crisis económica de larga duración, si no a una recesión a la japonesa, es probable que todos estos problemas se vayan agudizando con el paso del tiempo. Si es así, cada vez resultará más verosímil la aparición de un partido político que vea en ese descontento una oportunidad. Siguiendo las costumbres de los bienpensantes, sería calificado automáticamente de extrema derecha. No tendría por qué serlo, como no lo han sido otros partidos aparecidos con motivos similares en algunos países europeos. Les ha caracterizado algo que no gusta a las elites pero que está en la base de buena parte de los movimientos de renovación democrática: el populismo, que se proclama ajeno a las clasificaciones políticas tradicionales en izquierda y derecha y hace de la anti política un motivo de movilización. Ahora que la política, con mayúscula, vuelve por sus fueros, como andan proclamando los socialistas y su correligionario Sarkozy, el populismo tiene mucho más campo que antes. Bien es verdad que en ocasiones el populismo sólo sirve para suscitar una reacción del establishment, como ocurrió con Le Pen cuando contribuyó a apuntalar la mayoría inmovilista de Chirac en 2002.

El populismo, por otra parte, no es monopolio de un futuro partido político ahora inexistente. La crisis financiera ha puesto en manos de los Gobiernos occidentales cantidades ingentes de dinero que probablemente van a ser utilizadas con escasa transparencia y en detrimento del control democrático y de los mecanismos de toma de decisiones respetuosos con la opinión pública. Al gigantismo del Estado moderno, no del todo corregido tras la caída del Muro de Berlín, se suma este nuevo poder, que dejará rastro. Ha sido jaleado desde la izquierda en nombre de una retórica anticapitalista, pero en buena medida –y así se ha comprobado en los apoyos recibidos– se ha presentado como una necesidad, algo que estaba más allá de las posiciones políticas y por supuesto de las ideologías. La coartada postideológica no es propia del populismo, pero abre la puerta a la tentación de apelar al votante sin molestarse en pasar por los elementos que conforman la racionalidad política. Barack Obama, excelente representante de la actitud postideológica que arrasa en el electorado norteamericano, encarna bien un populismo que explota la frustración y la sensación de derrota de la opinión pública del otro lado del Atlántico. Claro que allí la larga tradición democrática neutraliza, en parte, los posibles riesgos.

Un país como España está particularmente mal preparado para hacer frente a una nueva ola intervencionista que puede desembocar en síndrome agudo de populismo en cualquier momento. La escasa conciencia de participar en una comunidad nacional, la falta de tradición democrática y la nula capacidad de la opinión pública española para relacionar libertad con prosperidad convierten a nuestro país en un campo ideal para experimentar con un populismo particular, disfrazado de respeto al sistema e incluso de moderación. Tal vez sea necesario algo del primero para poner coto a este segundo.

Datos de la financiación de partidos y sueldos de diputados
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 2 Noviembre 2008

El sistema de casta parasitaria se edifica con dinero de los contribuyentes. He aquí los datos de la financiación de partidos y sueldos de diputados.

La semana anterior comentábamos en el programa "A Fondo" la existencia de una gran bolsa de deuda que los bancos no ejecutaban en los partidos políticos (esto traducido al "román paladino" es una donación), y como éstos son los que este año deciden dar nuestro dinero para que el sistema bancario adquiera liquidez, ¿no se le has ocurrido devolver lo que deben para ayudar?

Según un informe del Tribunal de Cuentas de 2005 la deuda de los partidos políticos con los bancos tiene el siguiente montante:

• Total 144.800.000,00€

De los cuales:
• PSOE 62.361.472,84
• PP 16.300.000,00
• CIU 14.720.000,00
• PNV 14.290.000,00
• IU 14.000.000,00

Esto no es ni mucho menos lo único que ha sido prestado sin que sea devuelto nunca. Desde 1992, los partidos se han visto beneficiados por sucesivos créditos y posteriores condonaciones (regalos, vuelvo a insistir) que multiplican esta cifra anterior.

Pero no nos quedemos aquí, ya puestos, rebusquemos un poco en cómo se dotan de dinero para poder realizar sus funciones y lo que no son sus funciones; dado que controlan el presupuesto de todos los españoles, analicemos las partidas que se han asignado (aquí seguro que no hubo mociones en contra ni discusiones).

Así, en los presupuestos de 2008 se amenizaron el año de crisis con:

• Subvenciones Directas 131.980.000,00€
• Para gastos electorales 33.530.000,00€ (esto no incluye sus espacios electorales gratuitos, que los paga Televisión Española).
• Para seguridad 4.000.000,00€, (no dudo que los políticos corren un mayor riesgo de seguridad que otros colectivos, pero… ¿para qué esta la policía? Si es necesario que la amplíen, o que asignen a cada ciudadano una parte para su seguridad… ¿Por qué no?).

Pero la cosa no queda aquí, ¿alguna vez se han preguntado cuánto vale su voto? Pues sí, tiene valor monetario para los partidos (ahora entienden las campañas de participación estatales, que por cierto también pagamos nosotros).

Vamos a ver cuánto vale:
• Elecciones al Congreso de los Diputados: 0,79€ por voto, 0,21€ por voto en gastos de correo y 21.167€ por cada diputado obtenido; que suman el total de 31.202.431,00€

• Elecciones para el Senado: 0,32€ por voto, 0,21€ por voto en gastos de correo y 21.167€ por cada diputado obtenido, que suman el total de 18.051.740,67€ (ahora ya saben para qué sirve realmente el senado).

• Elecciones Locales: 0,51€ por voto, 0,2€ por voto en gastos de correo y 253,78€ por cada cargo electo, que suman la nada despreciable suma de 28.690.460,13€

• Elecciones Europeas: 0,92€ por voto, 0,13€ por voto en gastos de correo y 27.658,58€ por cada diputado obtenido, que suman el total de 16.727.714,98€ (ahora ya saben porque existe un parlamento con casi ningún poder, pero lleno de diputados en Europa).

Bueno, pues si creen que esto es mucho, sumen el de cada una de sus CC.AA., suma y sigue, como se suele decir.

Como guinda vamos a ver cuánto cobran los diputados (los he elegido por poner un somero ejemplo, pero les aseguro que el problema de elegir uno su propio sueldo, empieza en el Parlamento y continúa por cada una de las CC.AA., Entidades Locales y Organismos Autónomos):

• Salario Diputado raso: 3.162,00€ (este lo cobran todos, los siguientes según cargo).
• Salario Presidente: Gastos Representación de 3.915,00€, y Libre disposición de 3.210,00€
• Vicepresidente: Gastos Representación de 1.148,00, Libre disposición de 803,00
• Secretarios: Gastos Representación de 930,00€, y Libre disposición de 769,00€
• Portavoces: Libre disposición de 1.052,00€
• Portavoces Adjuntos: Libre disposición de 763,00€
• Presidentes y Vicepresidentes de Comisión: Gastos Representación de 1.590,00 y 1.162,00 cada uno (ahora también comprendemos porque hay tantas comisiones, no hay diputado que no pertenezca a una o a dos, y porque hay tanto jolgorio cuando se pide montar una de investigación).

• A esto súmense algunas partidas a repartir entre todos: Dietas de 870,00 para los diputados de Madrid y 1.823,00 si son de fuera; kilometraje de 0,25€ x Km sin límites, transporte pagado, bonos de taxi, teléfono móvil, PC con conexión a Internet y el café a 0,80€, no se olviden).

• Por Grupo Parlamentario: esto da la explicación del baile de principios de legislatura con diputados que cambiaban y permutaban de grupo para que ERC e IU tuvieran grupo propio, sí señores, también tiene dinerito, 2.167.341,99€ se repartieron los grupos.

Un saludo, y una vez más decir... ¡Con mi dinero, no!
Francisco Reyes
Descargar documento de: http://www.hispanidad.com/imagenes/adjuntobreveb-31oct08.doc

Morderse la lengua
FERNANDO GONZÁLEZ MACÍAS La Opinión 2 Noviembre 2008

En materia lingüística, el Bloque quisiera poder decir aquello de "a mí que me registren". Sin ir más lejos, la mayoría de sus actuales dirigentes no comparte la estrategia que está desplegando la Mesa pola Normalización. No está ni por el enfrentamiento frontal con la secretaria xeral responsable de esa área en la Xunta o con la Consellería de Educación ni por eso de presionar por carta a los comerciantes con la apertura de supuestos expedientes de queja, que algunos de ellos, sorprendidos en su buena fe, confunden con un aviso de que la administración les puede sancionar.

Quintana y sus colaboradores más cercanos se están distanciando de determinadas organizaciones sociales del ámbito nacionalista, cuya creciente radicalización empaña la imagen de moderación, seriedad y eficacia que el Benegá genera con su labor en la Xunta. No les viene bien ahora que se han convertido en una opción cada vez más atractiva para los sectores ciudadanos que se identifican con un galleguismo progresista, que encima ha conseguido que Galicia tenga presencia en el debate político estatal a la altura de CIU o del PNV. Tal distanciamiento hay que inscribirlo en la operación, iniciada por la nueva dirección bloqueira hace casi un lustro, de giro hacia el centro, único modo de ampliar su base electoral para tener en un futuro no muy lejano un papel aún más decisivo en la política gallega.

Es verdad que el grupo parlamentario del Bloque tiene presentada una iniciativa, con la firma de Bieito Lobeira, para que la Cámara Gallega rechace lo que consideran una campaña de criminalización de las personas y entidades que trabajan en defensa del gallego, singularmente A Mesa pola Normalización, que ahora mismo preside Carlos Callón. Pero es un movimiento táctico del sector más belicoso de los diputados nacionalistas en O Hórreo, que no tiene otro propósito que mantener la tensión, obligando a socialistas y populares a mojarse una vez más en un tema que, a estas alturas, está claro que será uno de los ejes centrales de la próxima campaña electoral, algo que no tiene precedentes en un cuarto de siglo de elecciones autonómicas.

A Quin no le gustaría que el debate lingüístico, que es un asunto vidrioso y envenenado, oscureciese el brillo de los que el Bloque considera sus grandes logros de gobierno en el área social y económica, que es justo donde pretende poner el acento por razones de rentabilidad electoral. La consigna es intentar escabullirse de ese debate. Pero no le será fácil, no sólo porque las organizaciones cívicas, tipo Galicia Bilingüe, lo mantendrán vivo en la medida en que puedan y por la cuenta que les trae, sino también por el interés que en ello tienen las facciones radicales del frentismo, de las cuales el propio Callón, no se sabe si de forma consciente, es un instrumento más.

Además, todo apunta a que el PP, que en esto anda un tanto desnortado, cometerá el error de meter de lleno las lenguas de Galicia en el fregado partidista, temeroso como está de perder unos cuantos miles de votos en beneficio de Rosa Díez, que tiene en el antinacionalismo su principal y casi único argumento. Así las cosas, el quintanismo se verá entre dos fuegos, uno "amigo" y otro enemigo, y en todo caso obligado a reelaborar su argumentario en esta materia, a revisar la política lingüística hilando muy fino e incluso teniendo que morderse la lengua.

FERNANDOMACIAS@TERRA.ES

ALDABONAZO DESDE ASTURIAS
Gustavo Bueno da con una nueva clave de los complejos de la derecha
Luis Miguez Macho elsemanaldigital 2 Noviembre 2008

Tras desmitificar a la izquierda, el filófoso de la Universidad de Oviedo hace lo propio con el otro lado del mapa político, ahondando en su pluralidad y en los orígenes de su mismo nombre.

Hace ya algunos años que el filósofo Gustavo Bueno ha pasado a engrosar las filas de los personajes incómodos para la corrección política dominante. Y ello, a primera vista, puede parecer difícil de explicar: proveniente del marxismo, fundador de una escuela filosófica que se declara materialista, ateo declarado, cuenta en principio con todas las credenciales para adquirir el máximo grado de reconocimiento público en un panorama intelectual y mediático como el español.

Sin embargo, si mentamos a Bueno a cualquiera de los fautores de la corrección política, lo más probable es que lo catalogue dentro del conservadurismo más extremo -quizá directamente en la ultraderecha-, haciendo compañía a tantos otros izquierdistas que, al paso que evolucionaban, han ido siendo enviados a una especie de muerte civil mediática. Y no es que el filósofo afincado en Asturias haya dejado de profesar un pensamiento materialista y ateo; pero sus pronunciamientos públicos abiertamente patrióticos y su defensa de la superior racionalidad de la tradición católica en estos momentos de combate contra la misma en nombre de un nihilismo contracultural colisionan con el proyecto de transformación social y política en el que nos hallamos inmersos. En definitiva, incurre en el peor pecado posible en nuestros días, que es el de no ser "progresista".

Entre otras tesis suyas molestas, una que ha incomodado especialmente es la crítica de la concepción de la izquierda como unidad ideológica opuesta de forma ontológica a la derecha, desarrollada en el libro El mito de la Izquierda (Ediciones B, 2003). Este estudio acaba de tener continuación ahora en otro dirigido a desentrañar el correlativo "mito de la Derecha" (El mito de la Derecha, Temas de Hoy, 2008), que promete acrecentar su fama de pensador reaccionario.

La derecha como creación de la izquierda
Se compartan o no los presupuestos filosóficos de Bueno, no cabe duda de que son útiles para el análisis de un concepto político como es el de derecha, porque su materialismo le lleva a buscar en la historia el origen del mismo y las transformaciones que ha ido experimentando. De esta forma, el lector tiene garantizado que en este libro se va a encontrar la derecha que realmente ha existido y no cualquier recreación mítica que deforme por motivos ideológicos la realidad histórica en un sentido o en otro.

Esta indagación histórica pone de manifiesto un rasgo inicial de la derecha que sigue explicando muchas de sus características –y complejos– actuales: que, como posición política, es una creación de la izquierda. Es decir, históricamente primero fue la izquierda y después ésta designó a sus enemigos políticos como derecha. De ahí que todavía hoy la izquierda no tenga problema alguno para definirse como tal, mientras la derecha busca una y otra vez subterfugios para no reconocerse en esa posición (y del famoso centro, como se verá, también trata Bueno en El mito de la Derecha).

Por supuesto, esta tesis parte, correctamente, de que es inaceptable hablar de derecha e izquierda antes de la Revolución francesa y, en general, de las Revoluciones liberales decimonónicas. Justamente la primera derecha, o "derecha primaria", en la terminología de Bueno, no es otra que la representada por los defensores del Antiguo Régimen frente a los revolucionarios, que fueron quienes asignaron a aquéllos la posición de derecha.

Bueno explica también de manera muy acertada el proceso histórico a través del cual los liberales, que son esa primera izquierda revolucionaria frente al Antiguo Régimen, acabaron defendiendo muchos de los principios y valores de éste y pasaron a ocupar la posición de derecha ante las nuevas generaciones de la izquierda que surgieron a lo largo de los siglos XIX y XX. Aparece así la segunda manifestación histórica de la derecha, la derecha liberal.

No toda la derecha es liberal
Pero la historia no concluye ahí, como podría llegar a pensarse si se atiende al predominio que ha adquirido en nuestro país en la actualidad el liberalismo dentro del campo político de la derecha, por lo menos en los terrenos intelectual y mediático. El método de análisis de Bueno vuelve a demostrar su utilidad al recordar la existencia de una tercera manifestación de la derecha, hoy casi tan olvidada entre nosotros como la "derecha primaria" de los tradicionalistas: lo que el autor llama la "derecha socialista".

Quizá el lector haya dado un bote en su asiento al leer esto de "derecha socialista", acostumbrado a ver unidos los términos "socialismo" e "izquierda", y todavía se sorprenderá más si digo que en esa posición Bueno incluye a Antonio Maura, al general Primo de Rivera y al general Franco (no, en cambio, al fascismo y a otros movimientos próximos, como el falangismo). Bien, hay que reconocer que, aunque el autor justifique por qué le aplica esa denominación a la corriente de derecha social que en España se inicia con el maurismo, tiene su continuación natural en la Dictadura de Primo de Rivera y desemboca en el régimen de Franco, la utilización del adjetivo "socialista" puede inducir a confusión y oscurecer la cuestión de fondo, que no es otra que la pluralidad de la derecha y la imposibilidad de reducirla artificialmente mediante su encorsetamiento en una de sus manifestaciones históricas, la liberal.

Cuando el liberalismo sufrió la gran crisis de principios del siglo XX, hubo un sector de la derecha, que en nuestro país se situaba en el Partido Conservador, en la facción dirigida por Antonio Maura, que abandonó los dogmas abstencionistas y asumió la necesidad de la intervención del Estado en la vida económica y social sin renunciar al sistema de economía de mercado. El hundimiento del régimen de la Restauración hizo que esas ideas se llevasen a la práctica por antiguos mauristas, como José Calvo Sotelo, a través la Dictadura de Primo de Rivera, paralelamente a la experiencia fascista italiana y antes de que el keynesianismo generalizase en todo Occidente las mismas tendencias.

Las continuidades entre la Dictadura y el régimen de Franco en este campo son suficientemente conocidas, y no es necesario abundar en ellas. Sí hay que hacer notar que la unión histórica entre regímenes autoritarios y derecha social parece haber inhabilitado en nuestro país a esta corriente para desempeñar el papel que le debería corresponder en un régimen democrático como el actual, con el consiguiente empobrecimiento ideológico e intelectual para una derecha condenada fatalmente a dar vueltas en torno a un liberalismo que no tiene todas las respuestas.

Hay otras derechas; lo que no hay es centro
Bueno también se ocupa de otras derechas, a las que califica de "no alineadas" por salirse de la continuidad histórica que une a las derechas tradicionales en su relación con la trasformación revolucionaria del Antiguo Régimen. En esta categoría incluye, por ejemplo, al fascismo italiano y al nacionalsocialismo alemán, otra vez con todo acierto, porque ambos fueron movimientos populares que combinaron características de la derecha y de la izquierda –ni de derecha ni de izquierda, decían los falangistas españoles-, por más que la izquierda haya querido siempre ocultar por todos los medios su parentesco con aquéllos, hasta el punto de lograr imponer la visión de los mismos como la expresión más extrema de la derecha.

Igualmente "no alineadas", pero por motivos bien distintos, serían las derechas secesionistas. En este caso, su separación del resto de la derecha se debería a que no comparten la lealtad a la misma comunidad nacional; así, de idéntica forma en que no se pueden situar en el mismo plano las derechas de países distintos, Bueno sostiene que otro tanto ocurre con los grupos políticos que, dentro de un país, pretenden romperlo para crear unidades políticas nuevas. Otra reflexión de gran interés, que deberían estudiar con atención todos aquellos que se lamentan de la incapacidad del PP para pactar con los nacionalistas de derecha, frente a la facilidad que tiene el PSOE para hacerlo, sin reparar en el grado bien diverso de adhesión a la idea nacional española que hoy mantienen los dos grandes partidos.

En una reseña como ésta no es posible extenderse más, pero hay que dejar constancia de que el autor no se olvida de movimientos como el de la "Nueva derecha" de Alain de Benoist, que analiza dentro de las "derechas no alineadas", poniendo en cuestión su propia calificación como "derecha", o del populismo liberal del difunto Jörg Haider y el nacionalismo francés de Jean-Marie Le Pen, que tampoco despacha sin más con la calificación de "ultraderechistas", como suele hacer la corrección política imperante.

Lo que Bueno no acepta es la existencia del centro, poniendo de manifiesto que siempre es centroderecha o centroizquierda, es decir, una situación relativa dentro de la derecha o de la izquierda, la más cercana a la posición contraria. Por eso si, como ocurre hoy en España, en uno de los sectores, pongamos la derecha, no hay más que una fuerza política representativa, es de todo punto imposible que la misma pueda ser el centro de nada.

Será mucho pedir, desde luego, que los ideólogos de nuestra derecha intelectualmente anémica y perpetuamente acomplejada lean y mediten las profundas enseñanzas que se desprenden de este libro esclarecedor. Pero hacerlo les ayudaría a comprender la pluralidad histórica de la derecha, lo inútil y contraproducente que es tratar de ahogarla en el uniformismo de una determinada interpretación del liberalismo y la ridiculez que supone el empeñarse en negar la propia identidad política mediante conceptos vacíos como el de centro, que, además, no engañan a nadie.

Buenos nietos, mal gobierno
M. MARTÍN FERRAND ABC 2 Noviembre 2008

ESTAMOS en el pórtico de la recesión. El Banco de España, la institución que estudia con ahínco y vigila con orejeras, nos anuncia que el crecimiento de la economía española ha sido negativo en el tercer trimestre del año y todo parece indicar que lo será también en el cuarto. Tras la recesión, si se actúa con solvencia y energía, con talento y oportunidad, puede llegar una recuperación económica; pero, en caso contrario, está garantizada la depresión, algo más grave, profundo y duradero. Las circunstancias internacionales complican el problema aunque una buena parte de él es de raíz y desarrollo meramente nacional. El despilfarro público, con cerca de tres millones de funcionarios y gastos no sociales insostenibles cuando cursan con cargo al Presupuesto, es la aportación de la Administración -de las Administraciones- a la crisis. La más baja productividad de toda la UE es la de la sociedad y cuenta con el apoyo y respaldo de los sindicatos y otras instituciones parasitarias.

En ese marco, un Gobierno de buenos nietos y malos gestores celebró su último Consejo con una dedicación especial al desarrollo de la Ley de Memoria Histórica, la gran trampa de José Luis Rodríguez Zapatero para reinventar el pasado y no enfrentarse con la debida aplicación a fundamentar un futuro nacional que resulte más sólido y menos cainita. No parece importar mucho que ya, en los albores de la recesión, seamos el país europeo con una mayor tasa de paro (11,9), muy por encima de la media de los 27 miembros de la UE (7,5). La erradicación de los símbolos del franquismo y otras obsesiones espiritistas parecen interesar más a un Gobierno que se dice socialista -¡pobre PSOE!- y que, en desprecio del drama humano de quienes no tienen trabajo, se comporta como un grupito de frustrados doctorandos emperrados en la elaboración de una tesis novelesca y oportunista.

Honoré de Balzac, curiosamente excluido del consumo habitual de lecturas entre los españoles, nos dice en Eugenia Grandet, su narración más apasionante, que «la miseria engendra la igualdad». Ahí, quizás, esté el secreto. Zapatero y los suyos, tan igualitarios como hostiles a la excelencia, se afanan en que la miseria fortalezca con su presencia una igualdad tan deseable en los derechos y oportunidades como ridícula e inconveniente cuando se pretende como resultado y balance al margen del mérito y el esfuerzo. Desenterrar los cadáveres de una cuneta y clasificar sus restos podría ser, si la demanda social no fuera otra, un ejercicio de justicia y reparación. Todos los muertos y todas las cunetas merecen respeto; pero, ¿puede admitirse como prioritario atender los «derechos» de los exiliados de hace cinco o seis docenas de años con perjuicio notorio para la mitad de los españoles que tienen hoy menos de 35 y que, en su mayoría, no habían nacido cuando murió Franco?

Contrarréplica
JON JUARISTI ABC 2 Noviembre 2008

QUERIDOS amigos del Foro Ermua: agradezco el tono civilizado y distendido de vuestra réplica a mi columna del pasado 26 de octubre, en la que os criticaba por exigir a la diputada colombiana Ingrid Betancourt la devolución del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. Vistos vuestros argumentos, me ratifico en los míos. Creo que os ha faltado discernimiento y sentido de la medida, y eso me preocupa porque revela la profunda confusión -marasmo, la llamaba en mi artículo- que os afecta al margen de vuestras intenciones, que, no lo dudo, serán inmejorables.

Ingrid Betancourt no es el Comandante Marcos. Sus opiniones acerca de cómo debe abordarse la lucha contra el terrorismo no suponen, ni de lejos, una complicidad solapada con ETA; ni siquiera un respaldo explícito a la anterior política apaciguadora del gobierno de Rodríguez Zapatero: política que, justo es reconocerlo, es agua pasada, por más que el ínclito Jesús Eguiguren abogue por resucitarla.

No seré yo quien demande voto alguno de confianza para el actual presidente, pero mientras las fuerzas policiales sigan deteniendo terroristas e impidiendo atentados, y los tribunales de justicia funcionen como deben, sin interferencias ni presiones gubernamentales, los reproches, incluso los retrospectivos, están de sobra.

Que la señora Betancourt extrapole una deducción legítima y razonable obtenida de su terrible experiencia personal a una conclusión genérica acerca de cómo hay que tratar con todo tipo de terrorismo, no deja de ser una tontería buenista, y es dudoso que el presidente Rodríguez o el ministro Rubalcaba se agarren a ella como argumento de autoridad para relanzar el «proceso de paz».

Aunque parezca mentira, también los socialistas pueden aprender de la experiencia. Les cuesta mucho, no voy a negarlo. Nunca se han caracterizado por ser los más despiertos de la clase, y no me extrañaría que en el futuro repitan la pifia, pero me cuesta pensar que sean las mismas personas quienes lo intenten. En cualquier caso, no es éste el momento de emprender procesos, ni de «paz» ni de intenciones.

Una tontería, sin embargo, no se combate con una desmesura. Se rebate, y no sería difícil hacerlo en vuestro caso, con razones basadas en la experiencia. Eso es lo que se esperaba de vosotros, y no la fulminación del discrepante. Para empezar, deberíais haber intuido el núcleo racional del discurso buenista de Ingrid Betancourt (que lo hay, bajo toda la hojarasca progre). Muchas veces he insistido ante vosotros en que no basta ser víctima para tener razón. Pero existe una razón última, incontestable, en la experiencia del rehén que exige del Estado que haga todo lo posible por liberarle, porque esa exigencia coincide con la justificación racional misma de la existencia del Estado, que no es otra que garantizar la seguridad de las personas e impedir que se les haga objeto de violencia arbitraria.

A la extrapolación irracional de la experiencia de Ingrid Betancourt deberíais haber respondido con la alegación racional de otra experiencia: la que demuestra que ETA, al contrario que las FARC, jamás ha tomado rehenes para cambiarlos por presos ni para obligar al Gobierno a dialogar. En lugar de ello, habéis optado por el anatema, tratando a Ingrid Betancourt como si fuera el sinvergüenza zapatista o, peor aún, Tirofijo reencarnado. Es cierto que, como decís en vuestra réplica, tenéis derecho a expresar vuestra opinión, pero ese derecho que os asiste y que nadie pone en duda no vuelve la opinión expresada menos lamentable.

Y disculpad mi rudeza, pero debo repetir que tal comportamiento es un síntoma más de una deriva errática que no os veo muy dispuestos a corregir. Haber tenido razón en el pasado no implica tenerla siempre, y la trayectoria de expulsiones, exclusiones y escisiones en la que os habéis abismado en los últimos tiempos no presagia nuevos aciertos0 inmediatos. Afirmáis que la persistencia del nacionalismo vasco y de su subgénero terrorista justifica la continuidad del Foro Ermua. Aunque fuera así -que no lo es-, no os hace invulnerables a los errores ni, según compruebo con tristeza, a una ceguera empecinada ante los mismos.


Los hispanos: esta vez, sí
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 2 Noviembre 2008

ES casi un ritual: todo periodista español que informe sobre las elecciones norteamericanas debe dedicar siquiera un artículo a «la importancia del voto hispano, que puede decidir el resultado». Teóricamente, es así. En la práctica, sin embargo, el voto hispano en Estados Unidos está demasiado disperso para constituir un bloque compacto que decida unas elecciones. Al revés que judíos o negros, cada hispano va a su aire, los puertorriqueños inclinándose por los demócratas, los cubanos, por los republicanos, los chicanos, por lo que ocurre en Méjico, tan cerca, y el resto por ganarse la vida como puede o conseguir la residencia, sin un líder capaz de aglutinar la fuerza y el número de todos.

Esta vez, sin embargo, su voto sí que puede ser decisivo..., siempre que el resultado sea apretado. Porque si tenemos una avalancha pro-Obama (una pro-McCain entra sólo en el terreno de la fantasía) ni el voto hispano ni ningún otro será determinante, al diluirse en el cómputo general. Pero en caso de codo a codo, los hispanos pueden inclinar la balanza en unos cuantos estados clave. Nuevo Méjico, por ejemplo, donde constituyen mayoría. En las últimas elecciones votaron republicano. El desprestigio de Bush y el que allí apenas haya negros, lo que evita las fricciones entre estos y los hispanos, puede hacer que esta vez voten demócratas. Florida es otro de esos lugares en el fiel de la balanza, con fuerte presencia hispana. En el año 2000, dio a Bush la Casa Blanca tras aquel interminable recuento que recordarán. Ocho años después, la crisis económica, con especial impacto en el turismo y la propiedad inmobiliaria, allí tan importantes, puede convertir las cañas en lanzas. Bastaría que esos dos estados votaran demócrata el próximo martes para que tuviéramos un vuelco electoral. O para evitarlo, si esos hispanos deciden votar como lo han hecho últimamente.

Sí, con un resultado apretado, los hispanos pueden ser decisivos en las elecciones norteamericanas de 2008. Pero dicho esto, déjenme decirles otra cosa, que les sorprenderá e incluso puede les suene extravagante. Un día, un hispano llegará a la Casa Blanca. Desearíamos que fuese pronto, pero tardará, dado lo dividido que andan. Pero si llega un negro, nadie dude de que, tarde o temprano, llegará un hispano. Y ese hispano, ésta es la sorpresa de que les anunciaba, será candidato del partido republicano, primero, porque la filosofía de los hispanos ya asentados aquí, familiar, religiosa, conservadora, encaja mejor con los republicanos que con los demócratas. Segundo, porque los republicanos tendrán que reaccionar a un presidente demócrata negro. Sus alternativas son una mujer o un hispano. Y no creemos que Sarah Palin dure hasta entonces. Dicho esto, no les extrañará tanto oír que estas elecciones pueden ser un previo de aquéllas, con los hispanos sin candidato propio, pero decidiendo el resultado, ya quedándose con McCain, ya apostando por Obama en los estados clave. Pues el final, pese a todas las encuestas, sigue en el alero.

El Foro Ermua premia a Vidal de Nicolás con el Premio a la Convivencia cívica
Foro de Ermua 2 Noviembre 2008

El jurado resalta el ejemplo de dignidad, fortaleza y coherencia de un militante de la izquierda española que jamás se doblegó a las exigencias del nacionalismo y contribuyó a desenmascarar sus pretensiones totalitarias. El Jurado convocado por el Foro Ermua para la concesión de la VIII Edición del Premio a la Convivencia Cívica, en memoria de José Luis López de Lacalle, ha querido premiar la trayectoria de Vidal de Nicolás, primer presidente del Foro Ermua, en el X Aniversario de la fundación de esta asociación cívica.

Bilbao. 31 de octubre de 2008. El Jurado del Premio Foro de Ermua, que alcanza este año su octava edición, ha decidido otorgar su galardón anual a don Vidal de Nicolás, en reconocimiento a toda una vida entregada al servicio de la libertad, la dignidad y la coherencia.

Vidal de Nicolás, fundador de este Foro y primer presidente del mismo, constituye, a juicio de este jurado, un testimonio vivo de concordia y de valeroso ejemplo por la libertad. Si la dignidad pudiese ser representada de manera gráfica, en forma de imagen, sería sin duda la de Vidal de Nicolás, octogenario, sujetando prácticamente en solitario, junto a su amigo Agustín Ibarrola, una pancarta de rechazo a ETA, bajo la lluvia, en la Plaza Moyúa de Bilbao. Jamás olvidaremos esa imagen y esperamos que nos sirva de guía y referencia a lo largo de los próximos años para seguir la senda marcada por estas personas singulares, fundadores del Foro Ermua, y en particular por Vidal de Nicolás, a quien hoy tributamos nuestra gratitud con este merecido homenaje.

Durante toda su ya larga y fecunda vida Vidal ha combatido y derrotado al miedo que paraliza. Lo hizo durante la guerra civil, cuando fue recluido después en un campo de concentración en Francia por pertenecer al bando perdedor, y también a lo largo de los quince interminables años que pasó preso en cárceles como Carabanchel o el penal de Burgos, condenado por su activa militancia antifranquista. Lo sigue haciendo hoy al negarse a aceptar la dictadura del terror nacionalista.

Toda la juventud la pasó este hombre encerrado y alejado de su familia. Y ahora, que podría disfrutar de una segunda oportunidad, se ve obligado a vivir en “libertad vigilada”, como dice él, obligado a cambiar de tienda para comprar el pan y custodiado por unos escoltas que le acompañan a todas partes. Franco y ETA le privaron de libertad de movimientos, pero nadie ha logrado jamás enjaular su mente ni doblegar su voluntad. Tampoco ha conseguido nadie sembrar en su corazón el rencor que parece renacer hoy entre españoles con la fuerza de la mala hierba. Mientras algunos, infinitamente ajenos a su modo de encarar la vida, se empeñan en reabrir viejas heridas en nombre de los ideales a los que sirvió y sirve Vidal sin escatimar esfuerzos, él se mantiene fiel a los principios que siempre guiaron su ejemplar actuación y aboga por una España de ciudadanos libres, empleando para tal fin esas armas poderosas que son la pluma y la palabra. Vidal de Nicolás sabe acariciar con su poesía, pero también utilizarla como “una mano levantada contra la dictadura y contra el terror”. Son sus palabras. Sigue reivindicando, en verso y en prosa, el derecho a la ciudadanía. Rechaza ese “regreso a la berza y a la vaca” – la expresión vuelve a ser suya _ que pretenden imponernos los profetas de la gran Euskal Herria. Los culpables de llenar su tierra y la de muchos de nosotros de mitos, de engaños y de sangre inocente.

“La tierra esta que ocupas, tan extraña,
fue la de mi niñez y ahora es ajena…”

A Vidal de Nicolás le gusta decir que un ciudadano no puede vivir sin la dignidad de la libertad. Lleva mucho tiempo advirtiendo que no se puede entregar la libertad que nos hace dignos de ser humanos a cambio de la paz. Este jurado, convocado por el Foro Ermua, para la concesión de la VIII Edición del Premio a la Convivencia Cívica, en memoria de José Luis López de Lacalle, considera un honor premiar la trayectoria de Vidal de Nicolás, primer presidente del Foro Ermua, en el X Aniversario de la fundación de esta asociación cívica.

El jurado ha estado formado por:
Inma Castilla de Cortázar, Presidenta del Jurado
Iñigo Martinez de Pisón, Secretario del Jurado
Fernando García de Cortázar, historiador, miembro de la Junta directiva del Foro Ermua
Mikel Azurmendi, Antropólogo, miembro fundador del Foro Ermua
Edurne Uriarte, Catedrática de Ciencias Políticas, miembro fundador del Foro Ermua
Pilar Ruiz Arbisu de Pagazaurtundua
Regina Otaola, alcaldesa de Lizarza (PP)
Joaquín Leguina, expresidente de la Comunidad de Madrid (PSOE)
Juan José Laborda, ex presidente del Senado (PSOE)
Jaime Mayor Oreja, portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Europeo (PP)
Isabel San Sebastián, periodista
Iñaki Arteta, cineasta
Ricardo Benedí, empresario, vicepresidente del Foro Ermua
Miguel Angel Artiach, empresario, miembro de la Junta directiva del Foro Ermua
Carmen Gurruchaga, periodista
Fernando García-Capelo, Coordinador de las Gestoras Cívicas del Foro Ermua

La primera Edición del Premio, en 2001, se concedió ex aequo a Doña Ana María Urchueguía, alcaldesa (PSE-EE) de Lasarte-Oria y a Doña Pilar Elías, concejala (PP) en el Ayuntamiento de Azcoitia, por su coraje democrático representando a los ciudadanos de sus respectivos municipios. El II Premio (2002) al Magistrado de la Audiencia Nacional D. Baltasar Garzón, que en agosto de dicho año había ordenado la suspensión de toda actividad de Batasuna, brazo político de ETA. El III Premio (2003) al Sr. Dominique Perben, Ministro de Justicia de Francia, por la colaboración de la Justicia francesa con España en la lucha contra el terrorismo. El IV Premio (2004) al Presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), D. José Alcaraz. El V Premio (2005) se concedió ex aequo a Doña María San Gil, presidenta del Partido Popular del País Vasco, y a Doña Rosa Diez, Eurodiputada socialista, por su coherencia al defender los principios democráticos con independencia de cualquier estrategia partidista. Así mismo, el VI Premio (2006) se concedió ex aequo a Doña Pilar Ruiz Arbisu de Pagazaurtundua y a D. José Manuel Ayesa, empresario navarro, por su honestidad y valentía en la denuncia de la extorsión y el chantaje terrorista en aquel momento político que no avala la resistencia cívica sino que la desaconseja. Finalmente, la VII edición recayó sobre D. Gabriel Cisneros y D. Jaime Mayor-Oreja como exponentes de las dos culturas para la convivencia de la democracia española: la cultura de la Transición y la cultura de Ermua.

EL ANUNCIO SE PUBLICA ESTE DOMINGO
Edil víctima de ETA busca trabajo compatible con escolta
El edil del PP en Fuenterrabía, José Manuel Lizarraga, publicará este domingo en un diario vasco un anuncio dirigido a buscar un empleo que sea compatible con la necesidad de llevar escolta por su cargo público.
Agencias Libertad Digital 2 Noviembre 2008

Así lo asegura este sábado el rotativo "El Diario Vasco", que publica una entrevista con Lizarraga en la que informa de que en su edición de este domingo aparecerá en sus páginas el siguiente anuncio por palabras: "Concejal víctima del terrorismo busca trabajo compatible con escolta".

Según las declaraciones del único edil que tiene el PP en el Ayuntamiento de Fuenterrabía, su decisión de publicar este anuncio de búsqueda de empleo se produce después de nueve años, los que lleva escoltado, "vagando por un sinfín de puestos" de trabajo.

José Manuel Lizarraga, de 41 años, casado y con dos hijos, afirma que antes de presentarse como concejal al Ayuntamiento de la vecina localidad de Irún, en 1999, trabajaba en un almacén de maderas, del que le despidieron a los quince días de firmar la renovación de su contrato.

Desde entonces, explica, mantuvo una constante "pelea" para encontrar o mantener un trabajo que le permita complementar su salario de cargo público, dado que, según subraya, esta fuente de ingresos no es suficiente para vivir.

El concejal popular de Fuenterrabía asegura que el PP conoce sus dificultades pero estima que "quizás no se valora tanto" su situación porque "todos" sus compañeros están "igual" que él.

Lizarraga es hijo de Rosario Dorda, quien también fue concejala del mismo partido en Fuenterrabía y sufrió un atentado en su domicilio en el año 2001.

Salamanca recuerda a las víctimas
Ocho salmantinos han sido asesinados por ETA desde 1979 La Asociación de Víctimas del Terrorismo de Salamanca recibe la Medalla de Oro de la CiudadEl Ayuntamiento de Salamanca dedicará a los asesinados por ETA una calle junto a la futura Plaza de la Concordia.
Raúl Mata La Razon 2 Noviembre 2008

salamanca- La ciudad de Salamanca ha querido rendir un merecido homenaje a las víctimas del terrorismo. El Ayuntamiento, que preside Julián Lanzarote, les dedicará una calle céntrica y de nueva apertura ubicada en el entorno de la futura Plaza de la Concordia, que también recordará a las víctimas con una escultura con motivos alegóricos y en defensa de los Derechos Humanos.

Con esta iniciativa, el Consistorio salmantino quiere mostrar a este colectivo el respeto a su sacrificio personal y el reconocimiento y admiración a los valores de libertad y democracia por los que estos ciudadanos fueron asesinados. Y es que Salamanca ha comprobado muy de cerca el dolor y el vacío que provocan los atentados de la banda terrorista ETA.

Desde 1979, un total de ocho salmantinos han perdido la vida a manos de los terroristas, a los que se les quiere rendir homenaje todos los días con esta calle, y también con una escultura inspirada en las propias víctimas, en los Derechos Humanos y en los valores universales de la cultura de la tolerancia que siempre han distinguido a una capital del conocimiento, como Salamanca.

Además, el Ayuntamiento ha concedido a la Asociación Salmantina de Víctimas del Terrorismo (AVT) la Medalla de Oro de la Ciudad. Julián Lanzarote lamentó que, «desgraciadamente», esta institución cuenta «con una luctuosa nómina de víctimas». Asimismo, destacó la labor de la AVT en favor de «lograr la normalización y superación por los afectados del hecho traumático».

Por su parte, el portavoz de la AVT en Salamanca, Pedro Samuel Martín, reconoció que «han sido años difíciles al frente de la asociación, sobre todo con nuestra posición ante la política antiterrorista del actual Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero».

El primero, en 1979
La lista negra de salmantinos asesinados por ETA comenzó a escribirse el 25 de mayo de 1979, con el general del Ejército de Tierra Agustín Laso Corral. Continúa con Luis Domínguez Jiménez, enterrador asesinado en Vergara (Guipúzcoa) el 25 de mayo de 1980; Vicente Sánchez Vicente, policía nacional asesinado en Baracaldo (Vizcaya), el 28 de noviembre de 1981; Manuel Hernández Seisdedos, industrial asesinado en Gecho (Guipúzcoa), el 28 de noviembre de 1981; Julio César Sánchez, policía nacional fue asesinado en Vizcaya el 28 de noviembre de 1986; Antonio Fernández Álvarez, guardia civil que perdió la vida en Estella (Navarra), el 28 de agosto de 1988; Antonio Heredero Gil, general del Ejército de Tierra asesinado en Salamanca el 2 de septiembre de 1992; y Ramón Díaz García, cocinero de la Comandancia de Marina en San Sebastián, que pereció el 25 de enero de 2001.

«Se tiende al monolingüismo, y no lo notan sólo profesores y padres con hijos en edad escolar»
«Se tiende al monolingüismo, y no lo notan sólo profesores y padres con hijos en edad escolar»
POR ANA MARTÍNEZ ABC (Galicia) 2 Noviembre 2008

SANTIAGO. Galicia Bilingüe abandera el movimiento de protesta que floreció para frenar la aprobación de un decreto de uso de la lengua gallega en el sistema educativo, que suponía otra vuelta de tuerca hacia el «arrinconamiento» del castellano en la docencia. Entonces, un grupo de ciudadanos, -padres y profesores en su mayoría-, reunieron 20.000 firmas contra este precepto ya aprobado; rúbricas que, en la actualidad, se han elevado ya a 80.000.

Gloria Lago, que enseña inglés en un instituto de Vigo, es la presidenta de este movimiento. Cuenta, con estupor, que en la campaña informativa que están trasladando a las cuatro provincias gallegas a través de un autobús han vuelto a sufrir ataques de radicales. El primer boicot fue el pasado mes de febrero; el segundo, en Santiago de Compostela, con gritos de «perras españolas»; y a estos dos, se suman «intimidaciones» en Ferrol. Son tres los ataques, y por ello ni ella ni los demás adscritos al colectivo entienden por qué razón «Pérez Touriño no los ha condenado».

-¿Cuál es la situación actual del castellano en la enseñanza de Galicia?
-A raíz de la aprobación del decreto 124/2007, se ha relegado. Los datos los hemos visto después de haber comprobado la relación de libros y saber cómo se materializaba la aplicación de este precepto. Educación hablaba de un 50%; la Mesa por la Normalización Lingüística decía que no se estaba cumpliendo; y, nosotros, decidimos averiguarlo en las librerías, con los listados, que ofrecen la información más fidedigna.

En castellano, está el manual de Lengua Española, y a veces, Música, Educación Física, Plástica o Tecnología, materias académicas en las que casi ni se emplean textos. Y hay otra cuestión, si el proyecto educativo del centro así lo decide, pueden impartirse en gallego todas las materias, menos Lengua Castellana.

-Denuncian ustedes que por esta razón los niños tienen problemas al expresarse en español.
-Sí. Nosotros no tenemos autoodio hacia el gallego, sabemos que es nuestro idioma y muy digno. Pero hay muchas madres, y en el rural se está notando mucho, que vuelven a hablar castellano a sus hijos en casa, para intentar que no tengan un conocimiento deficitario que les perjudique.

-¿Hasta dónde llega el conflicto de las dos lenguas cooficiales de Galicia?
-La identificación lengua-pueblo-territorio en una democracia moderna no es de recibo. No hay conflicto entre dos lenguas por definición; se crea si no se respetan los derechos de los hablantes de una de ellas, y se pone por delante de los derechos de las personas, el supuesto derecho de una lengua a «recuperar hablantes» por la vía de la coacción, normalizándola y uniformizándola cultural y lingüísticamente. Ante los que tratan de imponer este modelo, nosotros defendemos la libertad de elegir dentro de dos opciones legítimas.

-Se quejan del sistema de las políticas de subvenciones.
-Efectivamente. No hay actividad cultural que no reciba ayuda a causa del gallego. El clima es de rechazo, y ya no se circunscribe únicamente al ámbito de la educación. Puedo contar el caso de un médico que pidió cambiar unos folletos informativos para las madres lactantes, y su propósito es que fuesen bilingües. Pues le contestaron que no, que sólo en gallego; y, al final, acabó elaborándolos a mano, con sus compañeros, en los dos idiomas. Se tiende al monolingüismo, y que hay imposición, lo percibe la sociedad en general, no sólo los profesores y los padres con hijos en edad escolar.

-¿Hay intromisión, por tanto, en el ámbito privado?
-Con estas políticas de subvenciones irracionales que desvirtúan el funcionamiento del libre mercado obligando a muchas empresas a utilizar de forma forzada el gallego, sí.

-¿Planean alguna manifestación en Galicia?
-Sí, a principios del año que viene, y será en Santiago de Compostela, que es donde está la Xunta. Hay mucha gente que tiene ganas de salir a la calle, y hacer oír su voz.

-El autobús de Galicia Bilingüe recorre por segunda vez las cuatro provincias gallegas.
-Sí, nos ha costado mucho hacer ver que nuestro mensaje era sincero y que somos un movimiento limpio, sin adscripción a ningún partido político. Ahora la gente ya nos conoce y viene a firmar. Cuando nos insultan, como pasó en Santiago, se ponen de tu lado y dicen que no hay derecho; menos el presidente Touriño, que sigue sin condenar estos ataques. Ya tenemos 80.000 firmas de apoyo en papel.

-Inspección Educativa reconoció por escrito el derecho de dos escolares de Pontedeume a usar el castellano.
-Sí, dos mil padres entregaron a la Xunta escritos para reclamar la libertad de elección del idioma de expresión en el aula, en una acción organizada por Galicia Bilingüe. Y cuando los afectados empiezan a ver que hay soluciones a sus problemas, se animan.

-Ustedes, todos sus actos los hacen con aportaciones de socios y colaboradores.
-Sí, y ayudas desinteresadas.

-Denunciaron a la Mesa por la Normalización Lingüística, ante Protección de Datos, por sus supuestas cartas amenazantes a comerciantes y directores de centros en los que apreciaron. según ellos, que se vulneran los derechos de los hablantes de gallego.
-Por supuesto, y un informe jurídico ve indicios de delito en esta correspondencia admonitoria. La promoción del gallego hay que hacerla desde instituciones públicas, y no desde entidades privadas con una ideología particular y medios que no son los correctos.

-¿Elevarán su mensaje al Parlamento Europeo?
-El 19 de noviembre. Moveremos todo lo que podamos a nivel internacional.

Recortes de Prensa   Página Inicial