AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 7 Noviembre 2008

¿Español o castellano? ¿Qué es lo correcto?
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 7 Noviembre 2008

La Constitución de 1978 fue redactada todavía bajo cierto sentimiento de culpa con respecto a las lenguas minoritarias y "oprimidas" de España, y por ello, sin detenerse en matices que hoy considero necesarios, se utilizó indebidamente el término castellano en el artículo 3, para referirse a la lengua oficial del Estado.

Artículo 3. 1. El castellano es la lengua española oficial del Estado.
Esta desafortunada frase yo la habría redactado así: "El español es la lengua oficial del Estado. El término castellano debe reservarse para el dialecto del español que se habla actualmente en Castilla". Y punto.

Por cada cesión hecha a los nacionalistas periféricos hemos recibido como respuesta "agradecida" un escupitajo en plena cara. ¿Mereció la pena andarse con tales tiquismiquis para quedar a bien con ellos? Creo que no.

Hoy somos alrededor de 400 millones el número de hispanohablantes, es decir, el número de personas que hablamos y escribimos en español como lengua principal, y denominar "castellanohablantes" a todos los "hispanohablantes", aparte de no tener ningún apoyo en la ciencia lingüística, me parece lisa y llanamente una ridiculez.

La lingüística es el estudio científico de la lengua, no un refugio para seres acomplejados y abrumados por un trasnochado y ridículo sentimiento de culpa con respecto a quienes nos insultan o descalifican un día sí y otro también.

Veamos lo que dice respecto al español el Diccionario Panhispánico de Dudas:
Español. Para designar la lengua común de España y de muchas naciones de América, y que también se habla como propia en otras partes del mundo, son válidos los términos castellano y español. La polémica sobre cuál de estas denominaciones resulta más apropiada está hoy superada. 1º) El término español resulta más recomendable por carecer de ambigüedad, ya que se refiere de modo unívoco a la lengua que hablan hoy cerca de cuatrocientos millones de personas. 2º) Asimismo, es la denominación que se utiliza internacionalmente (Spanish, espagnol, Spanisch, spagnolo, etc.). 3º) Aun siendo también sinónimo de español, resulta preferible reservar el término castellano para referirse al dialecto románico nacido en el Reino de Castilla durante la Edad Media, o al dialecto del español que se habla actualmente en esta región. 4º) En España, se usa asimismo el nombre castellano cuando se alude a la lengua común del Estado en relación con las otras lenguas cooficiales en sus respectivos territorios autónomos, como el catalán, el gallego o el vasco.

Diccionario Panhispánico de Dudas
Primera edición (Octubre 2005)
Real Academia Española
Vemos en dicho Diccionario que al final de la entrada "español" se hace alusión a cierto uso del nombre castellano que, en mi opinión, responde más a una cuestión afectiva (sentimiento de culpa) que estrictamente lingüística. Creo que a día de hoy, y vivido lo vivido, no hay ninguna razón para sentirse culpable de nada ni para seguir usando púdicamente la palabra castellano para referirnos a la lengua común de todos los españoles.

Yo habría redactado el cuarto punto sustituyendo "asimismo" por "impropiamente": "4º) En España, se usa impropiamente el nombre castellano cuando se alude a la lengua común del Estado en relación con las otras lenguas cooficiales en sus respectivos territorios autónomos, como el catalán, el gallego o el vasco"

Liberalismo simpático
Razones del estancamiento del PP
Incluso en el terreno económico, la falta de afirmación propia del PP está permitiendo al PSOE inocular la falsa idea de que todo obedece a la crisis financiera internacional y la todavía más falsa idea de que ésta obedece a los excesos del liberalismo.
Guillermo Dupuy Libertad Digital 7 Noviembre 2008

A la luz de los datos del último barómetro del CIS, y a pesar de la profunda crisis que estamos padeciendo, el Partido Popular no termina de superar al PSOE en intención de voto. El empate que otorga el sondeo a los dos grandes partidos, con un apoyo estimado del 39 por ciento para cada uno, es –o debería ser– profundamente decepcionante para los populares; más aun si tenemos en cuenta que, en voto directo (al preguntar a los encuestados qué partido votarían mañana) el PSOE mantiene una ventaja de siete puntos sobre el PP. Si la labor del Gobierno es mayoritariamente cuestionada por los encuestados, todavía lo es más la labor del PP al frente de la oposición. Si la valoración de Zapatero prácticamente se mantiene en el 4,75 desde el barómetro de julio, la puntuación de Rajoy incluso cae ligeramente desde el 3,99 al 3,88.

Ya sea por la falta de liderazgo de Rajoy, ya sea por la deliberada estrategia de perfil bajo que impone Arriola –o por ambas cosas a la vez– el Partido Popular no sólo esta desdibujando sus señas de identidad sino perdiendo la oportunidad de seguir captando votos del PSOE, tal y como, aun en medida insuficiente, hizo en las pasadas elecciones.

A pesar de su derrota electoral, Rajoy no dio en su día malas excusas de perdedor al afirmar que en los pasados comicios su partido había obtenido, tras la segunda victoria de Aznar, los mejores resultados de su historia. Tampoco las daba al señalar que su partido había crecido a costa del PSOE, ni al señalar que la victoria del PSOE se debía al trasvase de voto nacionalista que se produjo en auxilio de Zapatero. El error –el primero de los que Rajoy ha ido cometiendo desde entonces– fue la interpretación que hizo de estos hechos al extraer la conclusión, típicamente "arriolana", de que los populares deberían "evitar que el PSOE vuelva a ser el refugio de los recelos que provoca el PP en algunos territorios".

En lugar de incidir en la critica a la deriva nacionalista del PSOE –que hubiera permitido al PP seguir quitando a Zapatero votantes no nacionalistas, y, de paso, neutralizar por innecesaria la formación de Rosa Diez–, el deseo de Rajoy de no causar "recelos" a los nacionalistas dio paso a la contraproducente y estéril pretensión de serles "simpáticos".

No vamos ahora a extendernos con el culebrón de la ponencia política del Congreso de Valencia, que hizo apearse del partido a miembros tan destacados como Maria San Gil u Ortega Lara. Lo que decimos es que a esa deriva ideológica, le acompañó una designación de portavoces que, como poco, dejaba en evidencia la interiorización del PP de que tampoco debería "crispar" en su labor de oposición al peor Gobierno de nuestra democracia.

Si ya fue un error táctico y una falta de principios centrarse exclusivamente en la crisis económica, poniendo sordina a la crisis nacional y constitucional en la que seguimos inmersos, ese estéril deseo de no causar "recelos" a los nacionalistas y de no resultar "crispantes" a los socialistas ha permitido, incluso, episodios tan decepcionantes como la escasa explotación política que ha hecho el PP tanto de las "contraprestaciones" del Gobierno para que los secesionistas le ayudaran a última hora a sacar adelante sus presupuestos, como de la clamorosa opacidad del plan de rescate bancario.

Incluso en el terreno económico, la falta de afirmación propia del PP está permitiendo al PSOE inocular en la opinión pública la falsa idea de que todo obedece a la crisis financiera internacional y la todavía más falsa idea de que ésta obedece, no al intervencionismo público en la expansión monetaria y crediticia, sino a los excesos del capitalismo liberal.

Si el PP sigue apostando a no hacer ruido, a no dar la batalla de las ideas y a esperar que sea la crisis económica, y no su interpretación, la que desbanque del poder a los socialistas, estos bien pueden terminar por convencer a muchos de que tener un Gobierno socialista es el único alivio y consuelo que se puede tener ante una crisis de la que Zapatero no es responsable.
El objetivo del PP no debería consistir en acercarse al PSOE sino, por el contrario, atraer hacia sí a sus votantes. Y para eso necesita reafirmarse y contagiar sus ideas, sin dejar que su silencio permita a sus adversarios establecer sus estereotipos. De otra forma, la "oposición más fuerte que haya existido en las Cortes Españolas desde 1977", tal y como la calificó Rajoy tras las elecciones, puede terminar por convertirse en la más numerosa y condescendiente comparsa que haya tenido un Gobierno.

Por lo pronto, el errático liderazgo de Rajoy ya ha conseguido que entre sus votantes no sean pocos los que ven cada vez con menos recelos y más simpatía a la formación que lidera Rosa Díez.

Zapatero es el anti-Obama
POR CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 7 Noviembre 2008

Obama ha dicho que él no distingue entre rojos y azules. Rodriguez Zapatero, sí. Es más: él mismo se define como «rojo»; no de izquierdas o socialista, sino con la carga de odios de 1936. Si para Obama nada debe mantener las diferencias radicales entre unos ciudadanos y otros, entre unos Estados y otros, para la estrategia política de Zapatero es básico (y de forma especial en estos tiempos de desolación económica) que siga vivo el enfrentamiento de las «dos Españas». A pie de tumba, a ser posible.

Obama cree en la nación norteamericana y por ello trata de integrar a todos sus compatriotas en la idea de Estados Unidos. Zapatero no cree en su propia nación sino en varias. Y así lo ha proclamado. Y seguirá haciéndolo mientras que para Obama el sistema que defiende es el que está en la Constitución, la federación de los iguales. No la confederación.

Zapatero es el negativo de Obama. Lo que le va a aquel y se vanagloria de ello es el optimismo antropológico, la tontuna del buenismo, el disfraz de la traición. Mientras lo de Obama es la esperanza como «audacia», es decir como apuesta, como desafío. Porque el presidente electo de Estados Unidos es un político definitivamente moral, no como Rodríguez Zapatero, relativista por parte de padre y resentido por parte de abuelo.

Si Zapatero se vistiera por lo pies, antes de haberle prometido a Obama «amistad» y «fidelidad» debería haberle enviado como felicitación sus disculpas por haber insultado con publicidad la bandera de los Estados Unidos.

Para Zapatero y sus chicos de Televisión Española los dos grandes partidos norteamericanos son la expresión disimulada del gran Partido del Imperio. Para él Cuba y Venezuela son las democracias «avanzadas» del continente americano. La dignidad está en La Habana y Guatánamo representa la indignidad de Norteamérica.
Obama y Zapatero. Yo espero tener razón al pensar que se trata de dos actitudes y dos concepciones de la vida contrarias, como la verdad y la mentira. De lo contrario el mundo estaría a las puertas de una inmensa tragedia.

Paracuellos y Carrillo
Si Santiago Carrillo no fuera comunista sino de extrema derecha y las víctimas hubieran sido asesinadas por el otro bando, no sería necesario tener que recordar lo que sucedió una y otra vez, porque nadie tendría dudas de su responsabilidad.
EDITORIAL Libertad Digital 7 Noviembre 2008

Hay a quien Paracuellos le puede parecer un asunto menor dentro de la historia de las grandes matanzas de la humanidad. Y, sin duda, cuando se tienen mente horrores como los de Auschwitz es normal que otras atrocidades queden, hasta cierto punto, diluidas. Pero hay que recordar que fueron unos crímenes que no tenían precedentes en España, por su volumen y arbitrariedad, así como por los móviles ideológicos de quienes los cometieron, y que sirvieron de campo de pruebas para otras barbaridades semejantes, como las de Katyn.

Es evidente que Santiago Carrillo no fue el único responsable de aquellos asesinatos en masa. También son culpables los hombres que los llevaron físicamente a cabo y los soviéticos que los ordenaron, así como Margarita Nelken, que precedió a Carrillo al frente de Orden Público. Pero ha sido el dirigente comunista el único de ellos con responsabilidades políticas y presencia pública en nuestra democracia. De ahí que se haya convertido en un símbolo de la represión en la zona roja o republicana, y que se hayan sucedido unos intentos de exculparle que, mirados con lógica, resultarían casi cómicos. Porque reconocer su culpabilidad sería admitir que los asesinatos cometidos en Paracuellos no fueron obra de unos pocos incontrolados, algo que, dada la importancia de las matanzas y el carácter simbólico de uno de sus máximos responsables, obligaría a enterrar esa ridícula dicotomía que clasifica los crímenes del bando nacional como algo estudiado y ordenado desde las más altas autoridades y los crímenes del bando republicano como algo espontáneo que los dirigentes no pudieron controlar.

Carrillo hace lo que puede para defenderse, pero resulta casi imposible no sólo que convenza a quienes no le creen –especialmente cuando hay testimonios como el de Carlos Semprún Maura, que recuerda que el dirigente comunista reconoció su responsabilidad off the record en el exilio–, sino lograr mantener la credulidad de quienes necesitan seguir convencidos de su inocencia para mantener la ilusión de que la guerra civil fue una contienda entre buenos y malos. Ya en una entrevista realizada de rodillas en El País hace tres años reconoció que Paracuellos "fue una desgracia tremenda, pero en tiempos de guerra hubiera sido mucho peor que se hubieran unido al ejército que estaba atacando Madrid" y hoy insiste en argumentos exculpatorios que, dado lo alejados que están de la realidad conocida, resultan insostenibles.

Así, Carrillo resume las matanzas en que un convoy de prisioneros militares que estaban siendo trasladados fue "asaltado" por "grupos incontrolados que abundaban en los alrededores de Madrid". El problema es que la mayor parte de las víctimas de los crímenes de Paracuellos no eran militares y fueron trasladados y asesinados en varias sacas durante distintos días.

Nadie en aquel entonces dudó de la responsabilidad de Carrillo en la masacre, ni los soviéticos favorables a ella ni los miembros del Gobierno republicano que mostraron algún escrúpulo. Ni nadie lo dudaría en la actualidad si no fuera porque, claro, los crímenes fueron ordenados y ejecutados por el bando que hoy nos intentan pintar de colores angelicales. Si Santiago Carrillo no fuera comunista sino de extrema derecha y las víctimas hubieran caído por disparos hechos por fusiles del bando nacional, no sería necesario tener que volver a repetir lo que sucedió en noviembre de 1936 una y otra vez, porque serían justamente recordados como la atrocidad que fueron y sus responsables reconocidos como tales.

Pero tenemos la desgracia de la izquierda española funda su legitimidad moral en un cuento de hadas que en nada se corresponde con lo que sucedió en la guerra civil, una contienda en la que ningún bando es inocente de haber cometido monumentales tropelías. Y mientras sigan basando su superioridad moral sobre la derecha en esa mentira, no podrá estudiarse ese periodo negro de nuestra historia de manera racional y desapasionada.

Locura ruin
EDITORIAL El Correo 7 Noviembre 2008

El último comunicado hecho público por ETA es una prueba más, por si aún alguien la necesitaba, del progresivo enloquecimiento que padece, así como de la ruindad moral que agrava aún más la ignominia de su violencia. Así, la constante creación por parte de la banda terrorista de más y más 'enemigos', entre los que ahora se cuentan la Universidad de Navarra, la Policía Foral de Navarra y las diversas policías municipales, constituye un síntoma inequívoco de un trastorno patológico que necesita incrementar sin fin el número de sus potenciales objetivos para poder afirmar su propia personalidad y justificar incluso el hecho mismo de seguir existiendo. El desprecio que ETA muestra una vez más hacia sus víctimas, calificando, en esta ocasión, de «lágrimas de cocodrilo» el dolor de Maixabel Lasa, a la que la propia banda condenó a una inconsolable viudedad, refleja una repugnante vileza que vuelve a tratar de apuntalar los asesinatos con el estigma de la infamia. Desde este punto de vista, tienen razón quienes dicen que comunicados de este tipo sólo merecen el más profundo desprecio de la ciudadanía. Sin embargo, la ETA que habla en sus comunicados es también la que actúa a través de sus comandos. No basta, por tanto, despacharlos como mera palabrería, sino que es preciso tratarlos como una expresión de coacción y bajeza que causa un daño real entre los ciudadanos de la más diversa condición.

Ahí está, sin ir más lejos, ese centenar de profesores y estudiantes de la Universidad de Navarra que, todavía ayer, sufría los efectos sobrevenidos del atentado perpetrado la semana pasada contra el recinto universitario. Y ahí están también los planes asesinos que la Policía acaba de abortar con sus últimas detenciones. Las amenazas que ETA profiere de palabra trata siempre de ejecutarlas con hechos. Por eso mismo, no resulta pertinente que los responsables políticos, por no alarmar a la ciudadanía o no magnificar la sin duda debilitada capacidad operativa de la banda, incurran en mensajes que rebajen la alerta de la sociedad y desactiven su capacidad de respuesta. Porque cuando ETA transmite, como a través de su último comunicado, su convicción de que va a volver a sentar al Estado a una mesa de negociación, es precisa la respuesta unánime y contundente de que su final pasa de forma ineluctable por el abandono incondicional y definitivo de las armas.

El primo de ZumoPSOE
Vicente A. C. M. Periodista Digital 7 Noviembre 2008

¿Y quién es usted Sr. Blanco? Desde luego a ver si nos enteramos de lo que es y por qué actúa intimidando a quien se ha atrevido a sacar sus trapos sucios a la luz pública. El ser el mayor vocero del PSOE y el mitinero mayor del reino, no le atribuye nada especial a quien tiene como mérito exclusivo haber medrado políticamente en su agrupación regionalista para destacar en un partido político. Ni siquiera dispone usted de estudios universitarios y comete alguna que otra incorrección gramatical lingüística. O sea, nada de lo que sentirse orgulloso.

Las maneras mafiosas en que parece haber intentado amedrentar a unos ciudadanos en el derecho de denunciar actos que pueden ser constitutivos de delito, solo puede calificarse de vergonzoso y de posible abuso de poder o influencias. Creía que la frase de “usted no sabe con quien habla” solo era pronunciada en otros tiempos pasados dictatoriales. Pero parece que llevar ya cinco años en el poder, transforma a cualquiera y ya se cree por encima de la ley y del resto de los ciudadanos. Algo típico de quien no sabe discernir entre lo público y lo privado.

Escribía el otro día sobre la percepción de que existe la casta política, en cuanto al corporativismo de unos políticos que han hecho del servicio público su modo de vida y de estar con prebendas y a salvo de ciertas incomodidades, como es estar sujetos al régimen laboral. Solo hace falta llegar a ser “alguien” en el partido. Saber ser dócil o intrigante y estar en las listas de los que saldrán a ocupar puestos de responsabilidad. No son necesarias ni experiencia, ni estudios, ni buenas maneras. Es el clan de los mamporreros políticos.

Y si hablamos de Galicia o Galiza como les gusta llamarla ahora a los nacionalistas extremistas, encontramos a toda una serie de personajillos salidos de la nada y con aspiraciones de nuevos ricos y con el espíritu del revanchismo feudal que ha caracterizado a esa tierra por siglos. Es el modelo de “señorito andaluz” pero a la gallega, con su pazo o su ático ilegal con vistas a la ría, como en el caso denunciado.

Mal van las cosas para que el único argumento sea la amenaza vulgar del “se van a arrepentir”. ¿Llamará el Sr. Blanco a su primo de ZUMOPSOE?¿ Se atreverá a implicar en un asunto turbio de claras influencias urbanísticas la credibilidad de un partido y una política de transparencia en la gestión? Puede que su insolencia y su postura chulesca hayan sido una salida de tono, aunque creo que solo demuestra la poca valía y ética del susodicho.

No se puede admitir estas bravuconadas y menos de alguien con tan marcada relevancia política y social. No se puede admitir que la amenaza sea la forma de acallar al débil y al que se atreve a denunciar las malas prácticas de gobierno. Hay que predicar con el ejemplo y en este caso, muy mal ejemplo está dando el Sr. Blanco con este tipo de declaraciones.

Un lendakari negro
Iñaki EZKERRA La Razon 7 Noviembre 2008

En la entrevista que hace unos días le hizo Carlos Alsina a Antonio Basagoiti le preguntó con qué candidato norteamericano se sentía más identificado, si con Obama o McCain, y la respuesta del presidente del PP vasco no pudo ser más cuca ni más honesta a la vez: «Si para los Estados Unidos es un paso histórico que haya un presidente de color, el gran paso en el País Vasco es que haya un lendakari que no sea nacionalista». Ya sé que ha habido en España quienes se han tomado estas elecciones estadounidenses como si fueran las nuestras del 9 de marzo, pero uno no estaba por esa labor. ¡Ya son ganas de sufrir! Bastante disgusto se llevó uno aquel día como para reeditarlo y sentir que es real una fantasía tan inaceptable y piadosa, por otra parte, para nuestro país como que «Obama es Zapatero». Yo es que, en vez de convencerme de manera innecesaria y masoquista de que he vuelto a perder en noviembre las elecciones que ya perdí en marzo, prefiero hacer lecturas positivas de los comicios americanos y agarrarme a otras similitudes como al «sí podemos» del candidato demócrata al que se agarraba Basagoiti en su entrevista de Onda Cero.

El Jaime Mayor y el Nicolás Redondo de las autonómicas vascas del 2001 estaban todavía en el «yo tengo un sueño» de Martin Luther King y, siguiendo con la alegoría, lo que les había antecedido era la pura esclavitud y la privación de derechos civiles, o sea Txiki Benegas renunciando voluntariamente a la Lehendakaritza porque había interiorizado el «apartheid» nacionalista y estaba convencido de que los votos socialistas no valían como los de los «blancos». Al invocar ese realista «yes we can» de Obama, Basagoiti insistía en una esperanza que sobrepasa en realidad al electorado constitucionalista desde hace tiempo y a la que Juanma Bajo Ulloa dio forma cómica en «Airbag», una disparatada película de hace una década en la que Euskadi tenía un lendakari negro.

En el País Vasco un lendakari negro es una metáfora de un presidente no nacionalista y en Estados Unidos es un símbolo de la libertad que hasta ha reconocido como tal el propio McCain en un elegante discurso de perdedor en el que ha prometido ayudar al gobierno demócrata a superar la crisis sin que en su partido nadie se rasgara las vestiduras ni viera en ello ninguna traición. A McCain le sale con la derrota el rostro humano que no dejaba ver Palin. Palin sólo le ha ayudado a caer y de esa lección deberían tomar nota algunos que la quieren importar para la calle Génova. Algunos, sí, llevan una temporada muy pesados queriéndoles poner las gafas de Palin a las chicas del PP, probando de manera insistente a ver qué tal les sientan a María San Gil y a Esperanza Aguirre para darle un susto a Mariano. En ese partido hasta Santi Abascal ha andado probándose estos días las gafitas y el moño de la Palin ante el espejo a ver si le favorecían, pero le traicionaba la barba y sobre todo la realidad. Con el radicalismo republicano y con la «óptica» norteamericana en general aquí no vamos a ninguna parte. No vamos a ninguna parte ni en Madrid donde lo que se ventila es una guerra de liderazgos cortesanos ni en Euskadi, donde lo que está en juego es la libertad y un cambio histórico que puede traerla. Yo estoy con Basagoiti, que sería el lendakari más negro de todos.

The Economist: "La fiesta ha terminado en España"
 Periodista Digital  7 Noviembre 2008

La fiesta ha terminado. Así se titula el informe especial que la prestigiosa publicación económica británica The Economist ha dedicado a España.

"Tan rápido fue el deterioro que Zapatero, que había rechazado en inicio que había una crisis económica, pero interrumpió en agosto sus vacaciones para reunir un gabinete de crisis", comenta en su reportaje inicial, que titula La mañana siguiente.

Según explicaCristina Delgado en El País, Michael Reid, responsable del informe que verá la luz el próximo 11 de noviembre, lo ha dejado claro:

"después de años de diversión, ahora alguien tiene que pagar la cuenta. Y seguramente no se podrá mantener el nivel de vida de los últimos tiempos".

Para componer este informe, Reid ha pasado una temporada en España y ha entrevistado a grandes personalidades del panorama político, económico y social como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, varios ministros, dirigentes políticos, empresarios, académicos y otros pensadores.

Los ejes centrales que vertebran el cuadernillo de 20 páginas resultantes de la estancia son sencillos: la fiesta de la prosperidad en la que España estaba inmersa ha terminado y el país corre el riesgo de enfrentarse a una recesión profunda. Reid calcula que durará cerca de dos años.

Para salir de la crisis, la devaluación de la moneda, que en otros momentos dio resultados, ahora con el euro no es una posibilidad, así que hay que buscar otras alternativas, que pasan por llevar a cabo reformas estructurales.

Flexibilidad del mercado laboral, una mayor cohesión nacional y destierro de los localismos, el español como estandarte de los negocios y la mejora de la competitividad son algunas de las recetas que ofrece The Economist para salir del hoyo.

Entre los puntos fuertes de España con respecto a recesiones anteriores, destaca que las finanzas estatales están más preparadas, existen empresas con fuerte internacionalización y especialización y hay un sector bancario potente y sano. Parafraseando al ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, para The Economist, "no se trata de hacer un nuevo modelo económico, sino de que el viejo modelo sea mejor".

La España de las tres últimas décadas
La publicación repasa la situación de España a través de un recorrido por su evolución, centrado especialmente en los últimos 30 años. Para The Economist, "mucha gente mayor es bajita", por la dura vida de la posguerra. Sin embargo, "los jóvenes españoles son notablemente más altos que sus abuelos".

Como ejemplo, pone a Pau Gasol, el jugador de la NBA que mide 2,13 metros. Los nacionalistas están "obsesionados" con sus lenguas y el localismo de muchas regiones ha hecho que se vuelva al caciquismo.

Los administrativos de los tribunales superiores "sólo trabajan por las mañanas, pero cobran por todo el día completo" y los españoles, que en plano individual son encantadores, se vuelven "defensivos y poco serviciales" si tienen que atender a clientes. Zapatero es un gran estratega que ha basado su táctica en el flirteo con los nacionalistas y la provocación a la oposición.

Los nacionalismos y la descentralización española son los platos fuertes del informe, a los que dedica el artículo más extenso. ¿Cuánto es suficiente? La transferencia de competencias a los gobiernos regionales ha sido buena para España, pero podría haber ido demasiado lejos, se titula.

Para Reid una posible solución al problema de la lucha de competencias e identidades en España sería el federalismo. La recesión, advierte, será una prueba definitiva para el sistema político, y si no se toman las medidas adecuadas, se alargará e impulsará más el paro.

El especial ha sido presentado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid por el propio Michael Reid, quien además participó en una mesa redonda centrada en los ejes del informe en la que han participaron Javier Moreno, director del diario El País; Borja Bergareche, redactor jefe de internacional de ABC; José Antonio Alonso, director de ICEI; José Varela Ortega, Presidente de la Fundación José Ortega & Gasset y editor de El Imparcial; Luís de Sebastián, catedrático de economía de ESADE y Matías Rodríguez Inciarte, Vicepresidente de Banco Santander.

CULTURA
“El nacionalismo lleva a cabo en el País Vasco una operación de exterminio”
@Nacho Gay El Confidencial 7 Noviembre 2008

Iñaki Arteta no comulga con el nacionalismo, pero aún así sigue atrincherado en la tierra que le vio nacer. Otros, sin embargo, han corrido peor suerte. El Infierno Vasco, tercer documental sobre ETA que rueda este director tras Olvidados y Trece entre mil, recoge los testimonios de veintisiete exiliados vascos que pretenden narrar el drama de las 200.000 personas que se han visto obligadas a abandonar Euskadi por el mero hecho de pensar de forma diferente.

EL CONFIDENCIAL: ¿Es el País Vaso verdaderamente un infierno?
IÑAKI ARTETA: El País Vasco sólo es un buen sitio para vivir si eres nacionalista o eliges el silencio. Para los que denuncian esta situación, vivir allí es incómodo. De hecho, no va mucha gente. Y sin embargo se marchan muchos...

EC: Tantos como 200.000, según las cifras que usted mismo aporta en el documental. Cifras que otros niegan.
IA: Hay quien ha negado el Holocausto… El nacionalismo dice que no hay tantos exiliados, porque los infravalora desde la impiedad. Si no han tenido piedad con las víctimas, cómo van a tener en cuenta a los exiliados.

EC: Cuentan algunos de ellos en el documental cómo el resto de convecinos les niega el saludo por la calle por el mero hecho de pensar diferente.
IA: La sociedad vasca en general ha asimilado en su conducta habitual un rechazo a cualquier tipo de expresión pública lejana al nacionalismo. Los nacionalistas tienen el convencimiento de que todo tiene que funcionar como ellos quieren. En el momento en que te conviertes en un individuo incomodo, se pone en marcha toda una maquinaria enorme de presión, que empieza en los ámbitos más cercanos.

EC: Se dice también en el documental que a uno le enseñan a ser nacionalista desde la escuela.
IA: El objetivo del nacionalismo vasco es trasmitir su ideología y qué mejor que empezar cuando se es un niño. Es sencillo para ellos, porque llevan 30 años en el poder y toda la estructura educativa está en sus manos. Cualquier estado totalitario aspira a dominar estas facetas.

EC: ¿Vive usted en un estado totalitario gobernado por un partido totalitario?
IA: Yo creo que el PNV hace un ejercicio totalitario del poder, aun habiendo sido elegido democráticamente. Existen muchos casos en la historia. Que un Gobierno sea legal no quiere decir que todo lo que haga sea legítimo.

EC: ¿Qué responsabilidad tiene dicho partido en el drama que viven los exiliados vascos?
IA: El Partido Nacionalista tiene una responsabilidad indirecta. Es cierto que no han cogido nunca una pistola ni la cogerán, pero se han opuesto sistemáticamente a todas las medidas antiterroristas. Comparten los fines con ETA, aunque no los medios. El terrorismo existe porque ha tenido una masa social y un espectro político que ha comprendido, y aún comprende, lo que hacen. El éxito de la operación de exterminio que lleva a cabo el nacionalismo vasco es echar de allí a todos aquellos que no piensen como ellos.

EC: ¿Y su película no representa para ellos un triunfo? Está llena de objetivos cumplidos
IA: Puede, en la medida en que su éxito radica en que se produzca una deserción, un abandono de todos los que tienen opiniones contrarias a las suyas.

EC: ¿Por eso su película sólo se verá en dos cines del País Vasco?
IA: No lo sé. Puede que sea un problema meramente técnico, ya que hemos rodado en digital.

EC: ¿Cree usted que la temática de la misma no tiene nada que ver?
IA: No sé si el tema retracta a muchos, no sé si no financian o no exhiben mis películas por ser quién soy o por hacer lo que hago. Lógicamente, es una posibilidad, pero no lo puedo asegurar. Entiendo, sin embargo, que el documental no es un género de masas.

EC: Pero la última película de Jaime Rosales, Tiro en la cabeza, también sobre ETA y pseudocumental, ha tenido una distribución notablemente mayor que la suya…
IA: Él ha ganado un Goya. No creo que se puedan sacar otras lecturas acerca de eso.

EC: ¿Qué opinión le merece la pretendida ‘ambigüedad’ con la que Rosales reflexiona sobre el ‘conflicto vasco’?
IA: No he visto la película. Tampoco entiendo muy bien las declaraciones de su director. Son un poco contradictorias.

EC: ¿Y el resto de películas, pocas, que se han rodado en España sobre este asunto?
IA: Se han hecho unas treinta y tantas películas sobre ETA y en muchas de ellas el foco ha sido la acción y la épica terrorista. Ninguna me interesa demasiado. No creo que reflejen lo que pasa verdaderamente en el País Vasco. No he visto el miedo que hay en la calle reflejado en estas películas. Es evidente que no se ha puesto el foco en las personas que más han sufrido, en las víctimas. Por qué esta cuestión no ha interesado a los productores, a los guionistas o a los directores, es algo que yo no puedo responder pero que habrá que responder algún día.

EC: ¿Por qué el mundo de la cultura se ha olvidado del País Vasco?
IA: Si uno observa las manifestaciones multitudinarias que ha hecho la gente de la cultura sin duda muchas de ellas son poses sobreactuadas respecto a problemas que realmente observas con mucha distancia y sin implicación. La clave del compromiso es asumir las incomodidades. Muchas de sus posiciones han sido superficiales o cosméticas. Mientras pasan cosas horribles en el mundo, que pasan, en nuestro país también ocurren, pero no se han hecho eco de ellas.

EC: ¿Desinterés o miedo?
IA: Se dan una serie de factores. Hay una corriente muy extendida en el mundo de la cultura de asimilar el nacionalismo con el progresismo. Una cierta tendencia al relativismo con todo lo que tiene que ver con esto, como si no hubiese buenos y malos. Una cierta comprensión de todo, incluso simpatía, que creo que va decreciendo, pero que ha existido siempre. Y luego está, claro, lo incómodo que resulta acometer una cuestión como esta. Lo sé por experiencia propia.

EC: ¿Quiere decir que ha sido amenazado?
IA: De mi situación personal con respecto a amenazas y demás prefiero no hablar en público.

EC: ¿No resulta eso contradictorio, después de pedirle a otras muchas personas que hiciesen lo propio en su documental?
IA: Lo es. Le he preguntado cosas a la gente que yo jamás sería capaz de responder. Vivo en esa contradicción. Vivo en la tierra donde quiero vivir, intento expresar lo que pienso, pero también he de estar atento a lo que ocurre a mí alrededor y a lo que tiene que ver con la gente a la que molesto.

EC: ¿Miedo?
IA: Cuando haces un documental como éste sabes de antemano que tu trabajo va a incomodar a mucha gente. Pero en este momento siento más rabia y coraje por lo que ocurre en el País Vasco que miedo.

EC: Sin embargo, el miedo es la piedra angular de su documental…
IA: Sí. Ha habido incluso tres personas que, por presiones familiares, se han visto obligadas a pedirme que borrara sus imágenes una vez montado el material.

EC: ¿Se ha negado mucha gente a participar en el mismo?
IA: Sí, claro. Le pedí a ciertos artistas que interpretasen algunas canciones como muestra de solidaridad con el tema de la película. Se negaron. Y lo entiendo. Pero no acompañaron su negativa con ningún mensaje de apoyo, del tipo: “Sigue así, Iñaki”. Esto me ha perturbado. He sentido frío.

La mitad de la partida total, 317 millones, se dedica a la radio y la televisión vasca
El Gobierno vasco aumenta el presupuesto para el euskera, que alcanza los 71 millones
Iker Moneo La Razon 7 Noviembre 2008

MADRID-Cultura es sinónimo de euskera para el Gobierno vasco. El departamento que dirige Miren Azkarate destinará un total de 71,5 millones de euros a fomentar el vascuence y casi 155 millones a EITB (el ente público de la radio y la televisión vasca). Esta última partida crece un 7,7 por ciento respecto a 2008 y la razón descansa, sobre todo, en que se destinará a consolidar el tercer canal de televisión (ETB3) -íntegro en euskera- que estrenó el Gobierno vasco el pasado 10 de octubre y al que se sumará un cuarto (ETB4) el próximo verano, cuya emisión será bilingüe al 50 por ciento. Esta apuesta por la lengua vasca choca con el índice de audiencia que tiene ETB1, el único canal que existía en euskera hasta el mes pasado, y que ronda el cinco por ciento del total en la comunidad autónoma.

El parlamentario del PP, Carlos Urquijo, anunció que presentará una enmienda a las cuentas del Ejecutivo de Ibarretxe para que se supriman los dos nuevos canales, cuyo coste en 2009 será de unos 11 millones de euros. «Es un despropósito que en plena recesión económica se aumente la partida para EITB en un 11 por ciento y que el Gobierno vasco tire la casa por la ventana con dos nuevos canales, máxime teniendo en cuenta que los ingresos propios de la televisión pública por publicidad se prevé que caigan un 12 por ciento», explicó. Archivo Histórico de Euskadi El Departamento de Cultura contempla además otros gastos considerables como los 24 millones de euros que se dedicarán a crear el Archivo Histórico Nacional de Euskadi que se ubicará en Bilbao. A esta lluvia de dinero que recibe el euskera desde Cultura hay que añadir la que le proporcionan otros departamentos. Por ejemplo, Educación invertirá 35,1 millones de euros a euskaldunizar al profesorado, 4,7 más que en el ejercicio anterior.

La Generalitat multó a 83 comercios en 2007 por no rotular en catalán
Marcos Pardeiro La Razon 7 Noviembre 2008

barcelona- Desde que el tripartito accedió a la Generalitat en 2003 se inició en Cataluña una intensa actividad inspeccionadora y sancionadora a los comercios por no emplear el catalán. Desde entonces, el gobierno autonómico ha recaudado un total de 363.375 euros. Es la cifra resultante después de conocer el importe del año 2007, que ascendió a 138.150 euros. En una respuesta parlamentaria a una pregunta del PP, el departamento de Economía precisó que 83 comercios fueron multados durante el pasado año, lo que supone un aumento del 27 por ciento respecto a 2006, cuando fueron sancionados 65 establecimientos. La Generalitat está facultada para denuncias de este tipo desde que se aprobó en 1998 la Ley de Política Lingüística. Sin embargo, hasta 2003 no se iniciaron las multas, que han seguido una progresión geométrica. Tickets de caja o cartas de restaurantes en castellano, letreros de «prohibido fumar» o de «salida de emergencia» son suficiente motivo para que la administración catalana ponga en marcha un expediente sancionador. Engrosando las arcas públicas Según el informe de política lingüística de 2007, la Agencia Catalana del Consumo de la Generalitat denunció 138 infracciones por incumplimiento en materia de política lingüística, lo que permitió recaudar 138.150 euros, casi el triple que en 2006, cuando el total de las multas se elevó a 55.675 euros. Además, la mayoría de los comercios sancionados son minoristas.

De 2003 a 2006 las competencias de Consumo estuvieron en manos de ERC, pero con el nuevo gobierno de José Montilla, el consejero de Economía, Antoni Castells (PSC), asumió el mando. El relevo ha permitido reducir el número de multas -de 194 en 2006 a 138 en 2007-, pero no la recaudación, que, de hecho, se ha multiplicado. El tripartito siempre se ha mostrado partidario de introducir medidas de discriminación positiva en favor del catalán al entender que es una lengua en riesgo. El PP y Ciutadans, por su parte, han criticado ferozmente los coercitivos métodos de la Generalitat y han pedido reiteradamente el fin de las sanciones por cosas como rotular en castellano. El tripartito, sin embargo, no se ha prestado a modificar los enunciados de la ley que permiten denunciar estas infracciones, aunque Castells ha subrayado que la voluntad del gobierno catalán es «convencer, incentivar y motivar antes de sancionar». La realidad lo desmiente, por mucho que el conseller insiste en que «el diálogo y la colaboración son los criterios fundamentales del Govern a la hora de garantizar el cumplimiento de la ley». Libertad Eso sí, «sin perjuicio de la obligación que tienen el gobierno de hacer cumplir la normativa vigente». Amparado por la ley, el tripartito ha impuesto multas de hasta 1.800 euros por imprimir tickets de caja en castellano.

«Los ciudadanos de Cataluña tienen que poder expresarse y rotular sus comercios en cualquiera de las lenguas oficiales con toda libertad», afirmó ayer la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez Camacho. La dirigente popular lamentó que los controles, inspecciones y multas a quien usa la lengua oficial en el conjunto de España se hayan incrementado desde que hay una Generalitat presidida por un socialista. «Desde que gobierna el tripartito, la libertad lingüística de los ciudadanos se ha visto claramente recortada», deploró Sánchez Camacho. Sólo por rotular en castellano se recaudaron en 2007 un total de 16.250 euros, de los cuales 7.100 afectaron al comercio minorista. El segundo sector más afectado fue el de servicios.

El tripartito impuso multas por tres millones en 2007 por usar el castellano
MARÍA JESÚS CAÑIZARES | BARCELONA ABC 7 Noviembre 2008

Hay una vía de ingresos semioculta en los presupuestos de la Generalitat, que consiste en la recaudación por multas lingüísticas. Una modalidad que prevé la ley de política lingüística de 1998 y que el tripartito ha exprimido al máximo para imponer sanciones por no utilizar en catalán en los comercios.

Sólo en 2007, la Agencia Catalana de Consumo, adscrita a la Consejería de Economía (en manos del PSC), recaudó 2,9 millones tras fijar 733 expedientes resueltos con sanción. De éstos, 83 corresponden a comercios cuyos rótulos no están escritos en catalán, según consta en una respuesta parlamentaria a la Generalitat instada por el PP. Además, hay 55 expedientes en fase de tramitación o de propuesta de sanción. De todos estos expedientes, 40 se han abierto por denuncias. El resto incluyen una diversa tipología, como extender facturas donde no se usa la «lengua propia» de Cataluña, atender a la clientela en un idioma diferente o no disponer de impresos en catalán, entre otros.

El caso Nevot
Uno de los comerciantes damnificados por la política lingüística del tripartito es el agente de la propiedad inmobiliaria Manel Nevot, multado en 2005 por el Gobierno autonómico con 400 euros por no rotular en catalán su establecimiento, situado en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), en catalán -«Fincas Nevot. API»-. Nevot se encuentra inmerso en un proceso judicial, una vez la Generalitat confirmó la multa. Y aunque es de los pocos particulares que se han atrevido a llevar a la Generalitat ante los tribunales, dada la lentitud judicial, no es el único que ha sido objeto de sanciones. La presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, denunció ayer que el Gobierno

La líder del PP catalán lamentó que «sea un gobierno presidido por un socialista el que haya incrementado las inspecciones y las multas a quien utiilza la lengua oficial en el conjunto de España»

tripartito lleva recaudados 241.475 desde 2003 tras haber impuesto 420 multas. El sector más perjudicado ha sido el comercio minorista, con 30 multas, que han proporcionado al erario autonómico 7.100 euros, mientras que el sector servicios dio lugar a 27 sanciones y 5.500 euros. En transportes hubo siete sanciones y una recaudación de 1.200 euros, y en telecomunicaciones y vivienda, cinco y once multas, respectivamente, que se saldaron con 800 euros cada una. En las grandes superficies hubo tres multas con las que se recaudaron 800 euros. Sánchez-Camacho, que precisamente ayer se reunió con miembros de la Confederación de Comercio de Cataluña, lamentó que «sea un gobierno presidido por un socialista el que haya incrementado los controles, inspecciones y multas a quien usa la lengua oficial en el conjunto de España». En su opinión, «desde que gobierna el tripartito, la libertad lingüística de los ciudadanos se ha visto claramente recortada».

Rotular en castellano
El sector más castigado el año pasado por no rotular en catalán fue el comercio minorista, con 30 multas que permitieron a la Generalitat recaudar 7.100 euros.
-El sector servicios registró 27 sanciones y 5.500 euros por este mismo motivo.
-En transportes hubo 7 sanciones y una recaudación de 1.200 euros.
-En telecomunicaciones y vivienda, hubo cinco y once multas, respectivamente, que se saldaron con 800 euros cada una.
-En las grandes superficies se impusieron tres multas, con las que se recaudaron 800 euros.

"LO MEJOR SERÍA QUE CERRASE LAS DELEGACIONES"
Ciudadanos acusa a Carod de nepotismo por el nombramiento de su hermano
El grupo parlamentario de Ciudadanos – Partido de la Ciudadanía ha acusado a Josep-Lluís Carod-Rovira, este jueves en la comisión de Acción Exterior y de la Unión Europea del Parlamento autonómico, de “nepotismo” al nombrar a su hermano como delegado de la Generalidad de Cataluña en París.
Agencias Libertad Digital 7 Noviembre 2008

El portavoz adjunto de Ciudadanos, José Domingo, ha indicado al consejero de la Vicepresidencia que las delegaciones de la Generalidad son “innecesarias” porque la relación exterior de Cataluña pasa y debe pasar por las embajadas de España.

Asimismo, Domingo ha acusado a Carod-Rovira de “nepotismo” y le ha recordado que hay “gobernantes o funcionarios públicos que tienen preferencia en dar gracias u otorgar empleos públicos a familiares”.

Aun así, para Ciudadanos, “no es una imagen adecuada para el Gobierno autonómico tener como delegado en París al hermano del consejero” porque se “está dando un mal ejemplo” a los ciudadanos con los nombramientos.

Domingo ha acusado a Carod-Rovira de no haber tenido ni rigor ni método a la hora de escoger delegado de la Generalidad y le ha dicho que, por el bien de todos, “lo mejor sería que cerrase las delegaciones, no hace falta que destituya a su hermano, señor Carod”.

Seguimos de premios
Cartas al Director Mapi Heras, viuda de Fernando Múgica ABC  7 Noviembre 2008

Veo con lástima cómo personas a las que siempre he tenido por cultas, capacitadas, sensatas y maduras, de un tiempo a esta parte han emprendido, como si de una batalla personal se tratara, la actitud de estar (esa es la impresión que da), permanentemente al acecho de opiniones y atacar al Foro Ermua. Por supuesto que se puede dar una opinión, como la semana pasada lo hizo el señor Juaristi con el caso de Ingrid Betancourt. En su artículo no podía dejar más claro que no estaba de acuerdo con las declaraciones de la propia galardonada con el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia, ni con el propio premio, al que calificaba como «premiar el progresismo, buenismo y sacarina». Pero ello no fue óbice para tratar de asestar al tiempo un golpe al Foro Ermua. Golpe al que el Foro Ermua contestó con la máxima educación, «tono civilizado y distendido» como el propio señor Juaristi dice en su «Contrarréplica» del día 2-11-2008.

Y por eso digo, precisamente, que me da pena porque parece que es eso lo que le apetece: asestar, tratar de golpear al Foro Ermua. Pero, por favor, señor Juaristi, usted mismo se sitúa en un equilibrio insostenible con toda la carga de inquina que en el último párrafo destila. Deje en paz al Foro Ermua. Nadie como usted sabe además que el Foro ha sido durante años la única voz que ha habido, que se ha alzado en medio del silencio. Y yo creo que aún le queda recorrido, por eso pertenezco al Foro Ermua y, en la actualidad, con una nueva Junta con la que me siento protegida e identificada.

Señor Juaristi, también dice, intentando criticar al Foro Ermua, que ETA nunca tomó rehenes para negociar... ¿y qué fue entonces Miguel Ángel Blanco? ¿No fue un rehén, felizmente liberado pese a ETA, Ortega Lara? ¿Y qué pasó en Lémoniz, Leizarán...?

Como víctima del terrorismo etarra no puedo quedarme callada ante tales olvidos.

BILINGÜISMO EN CATALUNYA
Idioma impuesto
Carta al Director El Periódico  7 Noviembre 2008

Decidí dejar mi país, Bélgica, hace años, para instalarme en España. Vivo en Barcelona y me gusta mucho, aunque últimamente me está cansando el cambio de ciudad multicultural a una uniformidad catalanohablante. Comprendo la protección del catalán, pero proteger el catalán no significa borrar el castellano. Por ejemplo, la Generalitat no envía ninguna carta en castellano.

Según el Govern, se puede elegir lengua libremente, pero esa elección lleva siempre al catalán. Yo prefiero hablar en castellano porque es más fácil para mí expresarme y porque me cuesta alcanzar un nivel alto en catalán. ¿Es que los catalanes han olvidado los tiempos en que Franco también impuso una lengua, en aquel caso el castellano?

Christophe Helsen - Barcelona

Recortes de Prensa   Página Inicial