AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 13 Noviembre 2008

Debate sobre una evidencia
Lorenzo Contreras Estrella Digital 13 Noviembre 2008

La cuestión lingüística, sobre todo en Cataluña, ha recuperado su máximo nivel de actualidad, si es que lo había perdido realmente, gracias a una crítica de The Economist contra el "dogmatismo lingüístico" allí existente, según dicha publicación. La Generalitat ha protestado y exige una rectificación. Controversias aparte entre publicaciones de distinto signo o entre sectores políticos enfrentados, hay algo que resulta indudable: el castellano, en cuanto idioma oficial del Estado, no recibe en Cataluña el tratamiento que prescribe la Constitución en materia de uso y enseñanza. Contra la sentencia del Tribunal Constitucional de julio de 1995, que revocaba varios preceptos del Decreto de la Generalitat 362/1983, el Parlamento de Cataluña puso en marcha el Plan de Normalización Lingüística que evidentemente liquida una verdadera cooficialidad entre castellano y catalán y reduce al primero a lengua secundaria, con un rango similar, cuando no inferior, al inglés en el ámbito de la enseñanza y no pocas veces en el uso comercial e industrial.

Los efectos de la llamada "inmersión lingüística" en las escuelas, que convierte el español en lengua sumergida, alcanza niveles cuyo comentario, por obvio, parece sonrojante. Lo mismo cabría decir de la situación de nuestro idioma, oficialmente común, en las esferas judicial, universitaria, funcionarial, empresarial, socioeconómica, parlamentaria, sanitaria, etcétera. En Cataluña, la vida del ciudadano español que quiere seguir siéndolo en el vital uso de su idioma, sin menoscabo posible del catalán como lengua cooficial, se ha hecho difícil una vez que el indiferenciado tránsito callejero se sustituye por el tránsito de otra naturaleza, y ese ciudadano, prácticamente de segunda, se ve en la necesidad de acceder a esferas civiles donde el catalán deja en la práctica de ser cooficial y, para muchos que no lo dominan, se convierte en auténtica barrera para el disfrute de la igualdad.

En un debate parlamentario celebrado en junio, la diputada de Unión, Progreso y Democracia, Rosa Díez, huida del de PSOE sin dejar de ser socialista, planteó la cuestión de la discriminación lingüística y su ataque a la igualdad. La ministra de Administraciones Públicas ignoró tal realidad cuando replicó contra toda evidencia que el Gobierno cumple con lo dispuesto en la Constitución. Y además, en un verdadero alarde de la política tangencial y evasiva, manifestó que "desde los poderes públicos no nos dedicamos a restaurar ningún significado constitucional".

O sea, el Ejecutivo, a la luz de esta confesión ministerial, se lava las manos. Y José Montilla, ese presidente de la Generalitat tomado a préstamo por los nacionalistas con fecha de caducidad indeterminada (¿verdad, Carme Chacón?), hizo méritos cuando, tras liquidar la tercera hora de enseñanza del español en los colegios, sostuvo que el sistema de inmersión lingüística ha sido un éxito y un factor de "cohesión social". Tal como suena. Este ciudadano cordobés, de Iznájar, hizo además un alarde ambiguo de erudición citando a George Steiner en la frase "las lenguas son caminos hacia la libertad".

Es evidente que la apreciación de que el español está en peligro carece de fundamento. Ni siquiera en Cataluña lo está realmente. El que está en peligro es el ciudadano castellano-hablante obstaculizado en el normal desarrollo de su actividad, incluido el niño que aprende el catalán, no bien el castellano materno, y pronto sufre las consecuencias de una desigualdad a escala del Estado si pretende desenvolverse en el resto de España con un español mal aprendido. El propio catalán de origen y nacimiento, versado solamente en la lengua de la "inmersión" dentro de la escuela y en su propio domicilio, estará geográficamente limitado para ampliar con normalidad sus actividades fuera de Cataluña.

El español bien, gracias. El difunto Lázaro Carreter, autoridad lingüística, le recordó en plena polémica que es la única lengua europea, junto con el inglés, que está creciendo en el mundo.

Un «Economist» para Blanco
EDURNE URIARTE ABC 13 Noviembre 2008

El espectáculo de José Blanco citando «The Wall Street Journal» (WSJ) con muestras evidentes de no saber una palabra de inglés me ratifica en mi vieja idea del insoportable papanatismo que tiene eso de recurrir a la prensa extranjera para saber cómo estamos. Aunque se lo hayamos contado nosotros mismos al corresponsal recién aterrizado y, a veces, con semejantes limitaciones que las de Blanco para los idiomas, el español, en su caso.

Pero ya que Blanco se apoya en el WSJ para demostrar a los españoles la buena salud de nuestro sistema financiero, que se haga ahora con un ejemplar del «The Economist» y pida la traducción del artículo dedicado a nuestro sistema autonómico. De la parte en que se refiere a los fracasos de ese sistema, y, muy en particular, allí donde analiza lo que esta revista califica como el dogmatismo lingüístico de los nacionalistas, su obsesión por la lengua y sus intentos de eliminación del español del sistema de enseñanza. Y que nos dé una rueda de prensa a los españoles, como con el WSJ.

En lugar de eso, los compañeros de Blanco de la Generalitat, más bien se han echado al cuello de los responsables del Economist. Quieren abofetearlos, más que citarlos. Como tampoco deben de saber inglés, les acusan de difamar la lengua catalana. Probablemente, no han entendido que el texto de la revista se refiere a los nacionalistas, a su dogmatismo y a sus obsesiones, y no al dogmatismo de la lengua catalana.

Y esto ha ocurrido el mismo día en que este periódico nos cuenta que la Generalitat va a fomentar la enseñanza del francés mientras que sigue incumpliendo la tercera hora de castellano. Para que lo entienda «The Economist», que aún no lo sabía cuando hizo el reportaje, es algo así como si los escoceses eliminaran el inglés de la escuela, enseñaran exclusivamente en escocés o en gaélico y, además, sustituyeran el inglés por el francés.

En el siguiente reportaje, quizá escribirán locura donde pusieron dogmatismo nacionalista. Que es lo que ya sabemos los españoles sin que nos lo cuente «The Economist». Menos Blanco y el PSOE que, en ese asunto, no se interesan ni por los medios extranjeros.

La parábola de la rana hervida
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 13 Noviembre 2008

La parábola de la rana hervida dice así: Si calientas agua en una olla hasta que hierva y a continuación introduces en su interior una rana, ésta saltará bruscamente hacia fuera huyendo de la insoportable y ardiente sensación. Sin embargo, si introduces dicha rana en la olla antes de comenzar a calentar el agua, el animal se acostumbrará poco a poco al cambio de temperatura sin notar grandes cambios. Antes de que se dé cuenta, la rana morirá hervida sin reaccionar.

Creo que es un fenómeno totalmente extrapolable a los seres humanos. Muchas veces nos encontramos en situaciones desagradables que deberían ser intolerables pero que se toleran, sencillamente, porque nos hemos ido acostumbrando a ellas. Como aquella frase de Richard Sennet: "La rutina puede degradar, pero también puede proteger". La rutina de la vida, de las sensaciones, puede hacer reaccionar al individuo y motivarle a actuar para cambiarla, pero las más de las veces sirve de escudo y excusa para no hacer nada y permanecer igual.

En las relaciones sociales, especialmente las de pareja, también tiene sentido esta lógica. Ocurre, por ejemplo, cuando dos amantes que han caído en la rutina se cierran en ella para no ver más allá y no tener oportunidad de percibir "el peligro", es decir, el riesgo de conocer otros ambientes, contextos y personas.

En la política, que no es otra cosa que la organización de las sociedades y personas, ocurre algo similar. El individuo, tú por ejemplo, no percibe que las cosas pueden ser mejores porque desde siempre pero lentamente se te ha estado perjudicando y haciéndote perder espacios de libertad. Te has acostumbrado ya a tener un salario de mierda, una vivienda cutre, unos planes de estudios tristísimos y decadentes, a ser manipulado por los medios, a tener que pagar por todo, etc. y no te das cuenta de que eso no es la vida en sí, sino una forma de vida determinada que nos imponen.

[Hasta aquí el texto es de Alberto Garzón Espinosa. Ahora sigo yo.]

Aplicando la parábola a la realidad gallega, creo que los galleguistas coactivos están muy tranquilos y confiados en su método que no es otro que el de la rana hervida a fuego lento. Ya en tiempos de Fraga, en la empresa pública XXX, donde yo trabajaba, estaba prohibido expedir ciertos documentos en otra lengua que no fuera el gallego. A pesar de las protestas de los usuarios, ellos continuaron con su método infalible. Un día un vasco de Álava, que ya debía de conocer el método por lo vivido en su tierra, casi me pega y puso una reclamación contra mí.

Yo no podía hacer nada porque no tenía un PC independiente, sino un terminal conectado al sistema informático de XXX en el que estaba casi todo en gallego. Aparte de esto, si tuviera un PC independiente y llegase a caer en la tentación de proporcionarle al usuario un documento traducido (suponiendo que dispusiese del tiempo necesario para hacerlo) en caso de ser descubierto, habría perdido mi puesto de trabajo inmediatamente.

Pues esto es lo que hay y así es cómo actúan los galleguistas que han optado por la coacción para "hervir a fuego lento" a los gallegos de modo de que cuando se den cuenta de lo que ha ocurrido, su inteligencia y su libertad habrán sido anuladas al servicio de un experimento de ingeniería social en el que ellos ignoran haber sido utilizados como conejillos de Indias.

ETA en bicicleta
Germán Yanke Estrella Digital 13 Noviembre 2008

La detención de dos terroristas de ETA en Tarascón, cuando circulaban "en bicicleta y armados", es una buena imagen de la situación de la banda, además de traernos a la memoria al Tartarín de Daudet, el "aventurero en zapatillas" que, seguramente, arremetería contra estos criminales como hizo en sus andanzas fantasiosas con los bandoleros de Shangai. Lo importante es que están armados, es decir, que su propósito, su objetivo y su entraña ideológica, es la violencia y la muerte: ni ha terminado su bárbara historia ni de las disensiones internas se pueden deducir, como apunta el ministro del Interior, consecuencias operativas. Pero el hecho anecdótico de ir en bicicleta nos da una idea, aunque sólo sea una imagen, de la debilidad del terrorismo nacionalista ante la fortaleza del Estado de Derecho y del empeño de una sociedad, que a veces se ha dejado llevar por la pusilanimidad, en no dejarse domeñar por ETA.

El peligro, al menos uno de ellos, es la confianza ingenua. Se les detiene, son menos, se pelean entre sí, van en bicicleta: su fin está cerca y se puede levantar el pie del acelerador de la energía y la intransigencia. El remedio es el contrario: en contra de algunos falsos tópicos del pasado, que tanto lastre han supuesto para terminar con el terrorismo, se puede acabar con ETA. Se trata de no cejar, de no perdonar una, de no proporcionar ni una briza de aire para que los terroristas respiren. Y si algo hemos aprendido del pasado, del lejano y del reciente, es que la banda es una hidra que debe ser dominada y vencida en todos sus extremos: en el de los pistoleros, estén aquí o allá, y en el de sus ramificaciones "políticas" y sociales, tan necesarias como los anteriores para la persecución de sus fines totalitarios.

Entre las prioridades de esta batalla tiene que estar la imposibilidad, aunque se permitiera en su momento, de que la banda utilice a ANV para estar presente en las instituciones. La detención de los etarras y similares que están reclamados por los tribunales, como es el caso de De Juana Chaos, no puede demorarse. La exclusión de los pactos políticos con los que no se sumen a una lucha sin cuartel contra el terror debe anteponerse a acuerdos interesados para salvar cuestiones concretas olvidando la cuestión fundamental.

Ir en bicicleta es una anécdota porque pueden ir en coche y utilizar armas sofisticadas, pero es, como decía, una imagen de su debilidad, que también se observa en sus apoyos y en la limitación de su capacidad de reacción social. Pero débiles, son también mortíferos por su violencia y por el efecto de su constante amenaza contra los ciudadanos. Cualquiera es objetivo de ETA, se oye decir tras cada atentado, y es verdad. No se puede estar en política, ni de paso, con quienes quieran salir del punto de mira no haciendo lo que hay que hacer.

Libertad para insultar o el derecho de pernada
Vicente A. C. M. Periodista Digital 13 Noviembre 2008

Una de las principales evidencias de que existe libertad de expresión es que un medio de comunicación puede y debe criticar a un político, o un partido, denunciar sus manejos y abusos en el ejercicio de su cargo, o como en el caso del Sr. Ibarra, en el ejercicio de su "área de influencias". Lo que no es muy comprensible es que ese político, en lugar de justificarse, emprenda un feroz ataque y pueda impunemente insultar a aquellos que han denunciado su actitud,en un acto de absoluta hipocresía, prepotencia, soberbia y falta de ética. Luego, esos políticos se quejan de que los ciudadanos les califiquen de casta, por no llamarles directamente clan mafioso.

La política en España se caracteriza por el padrinazgo, el compadreo, el chanchullo, la corruptela y otras manifestaciones del abuso del poder y del aprovechamiento en beneficio propio del cargo y de los fondos públicos que administran. La política en España es un ejemplo del modo de prosperar y del tópico del “sueño americano”, pero a la española. Aquí, cualquier mindundi puede aspirar a ser Ministro del Gobierno o Presidente de una Comunidad Autónoma, o incluso llegar a lo más alto del Estado. Ejemplos los tenemos todos en mente y no hace falta ir enumerándolos por lo numerosos y evidentes.

Últimamente están de moda los llamados “asesores”. Este es otro grupo variopinto en el que existen infinitas variantes y cometidos, tantos como temas puedan pensarse. Hoy en día, resulta una vía para premiar a los leales al partido en el poder. Se les otorga contratos millonarios por una supuesta asesoría, casi siempre inexistente de forma tangible y productiva. Básicamente son como unas ONG’s privilegiadas pero en plan personal e intimista. Hemos leído sobre los más de 600 asesores de Presidencia en LA Moncloa, tantos que se llega a dudar si son realmente duplicados de los Ministerios. En el caso de la parte de Economía, la sospecha se transforma en certeza.

Pero el tema de asesores también está a nivel Autonómico y local. Uno de los casos más llamativos fue el del padre de una de las Ministras de cuota del Sr. Zapatero. Y otro caso no bien explicado es el del Sr. Ibarra y su fastuoso despacho. Además, él mismo se considera que es algo que Extremadura le debe por sus esfuerzos y dedicación durante las últimas décadas, incluido un infarto de corazón. ¿Pues no era un servicio público? Parece que no, que tenía un precio y es tener el chollo de por vida y despacho oficial.

No sé quien es aquí el inmoral y sinvergüenza, pero desde luego no los que él ha insultado de esa manera tan zafia. Mejor haría en defender la unidad de España y hacer campaña contra los atropellos a la libertad de expresión y otros derechos constitucionales de los españoles en Cataluña que está liderando su camarada Montilla. Mejor haría en no sumarse al carro despilfarrador en una Comunidad Autónoma golpeada por el paro, la falta de infraestructuras y la falta de desarrollo. Mejor haría en predicar con el ejemplo demostrando austeridad en el gasto.

Mientras España esté gobernada por esa casta política de desaprensivos, los ciudadanos seguirán siendo considerados como la plebe que debe pagar sus impuestos y diezmos para que sus señores sigan viviendo en la opulencia. Mientras los ciudadanos consientan que se mantenga esta situación, no habrá libertad, ni democracia.

Nuevas piruetas de Zapatero
VALENTÍ PUIG ABC 13 Noviembre 2008

ZAPATERO ha conseguido invitarse a la cumbre económica de Washington firmándole un pagaré a Sarkozy. En poco tiempo, cuando Obama se lo pida, deberá decidir si España envía más tropas a Afganistán. El mismo Zapatero que negó la crisis económica en España y atribuyó las turbulencias a George W. Bush, este fin de semana va a aportar la solución a la recesión global según el informe ontológico-financiero que le haga Jesús Caldera. El mismo Zapatero que presentaba nuestra contribución militar en Afganistán como un puro gesto humanitario seguramente incremente la presencia de tropas en aquel sangriento conflicto, atroz y tribal. Es el mismo Zapatero que negó negociar con ETA, el que decidió no saludar la bandera de los Estados Unidos o que acusa a los demás de generar polarización cuando resulta que cree en las ventajas políticas de la tensión deliberada.

En fin: al amparo de las oleadas de efusión que provoca Obama, Zapatero podría permitirse enviar más tropas a Afganistán, porque si lo sugiere Obama está bien y estaba mal si lo reclamaba el hecho de pertenecer a la OTAN. La pedagogía pública que se deriva de tales piruetas es de retrotracción. Todo gira entorno a la supervivencia política del zapaterismo y no se articula según la prioridad de los intereses nacionales. Zapatero retiró las tropas españolas de Irak -en misión de cobertura- y va a enviar más a Afganistán en la línea de fuego. Cuánto tiempo ha pasado desde las caceroladas como protesta por la guerra de Irak. Mientras tanto, los portavoces de la nueva derecha dura le están haciendo un favor al Gobierno socialista al insultar -y no por primera vez- a la ministra Chacón. Por una vez, al margen de los pacifistas en nómina, ha dicho lo que debe decir la ministra de Defensa de un país serio que pertenece a la OTAN y que sabe lo que es el terrorismo: Afganistán es desde 2001 la base de operaciones de Al Quaeda, los talibanes han declarado «la guerra al mundo civilizado».

Los primeros pasos de Obama en el escenario mundial pueden ser anunciar el cierre de Guantánamo, matizar según las enseñanzas del general Petraeus el propósito tan explicitado de una retirada gradual de Irak, urdir un renovado plan estratégico para Afganistán concentrándose en el objetivo de atrapar a Bin Laden. Allí la OTAN -con tropas españolas recientemente atacadas por el terrorismo- vive una patente incertidumbre, mientras los jihadistas migran de Bagdad a las montañas afganas y a la frontera pakistaní. Irán puede aparecer en segundo plano, a la espera de que una posible reaproximación entre Washington y Moscú tenga como resultado la asistencia en la presión sobre Teherán en el momento en que el poder de Ajmadinejad parece erosionado. ¿Habrá transfusión de estado de gracia entre el Obama pujante y el Zapatero que ha sido visto «in fraganti» escondiendo la crisis económica debajo de la alfombra?

En el período que trascurre entre el recuento electoral de noviembre y la toma de posesión en enero, siempre se da la posibilidad de que alguien busque aprovechar el supuesto vacío de poder, la paralización transicional de la administración norteamericana. En este caso, tenía que ser Rusia: el presidente ruso, Medvedev, celebraba la victoria de Obama anunciado un despliegue de misiles de corto alcance cerca de la frontera polaca.

En este período de transición, Zapatero acude al bendito abrazo de Obama en la cumbre de Washington, pero ahí estará George W. Bush, seguramente ya con nostalgia y más comprensivo con los errores ajenos a pocas semanas de mudarse de casa. También estará Sarkozy hecho un brazo de mar, con el pagaré firmado por Zapatero en la billetera, porque no hace falta llevarla en el maletín con las claves de mando de la «force de frappe». Buena ocasión para endosarlo será cuando la presidencia de la Unión Europea esté en manos checas. El historiador Niall Ferguson cree que Obama promete un sentimiento de cambio, no necesariamente un cambio real: «En conjunto, esta crisis tiene que ver con la confianza y la seguridad en uno mismo». Es una verdad elemental que rige también para España. Si es así, la pirueta no es el mejor sistema para vertebrar credibilidad y contribuir al aliento. Hay en Afganistán terroristas dispuestos a morir matando.
vpuig@abc.es

Condenas de baja intensidad
FERNANDO GONZÁLEZ MACÍAS La Opinión 13 Noviembre 2008

El independentismo violento está de fiesta. No es para menos. Como ellos mismos señalan en una de sus páginas web, la Audiencia Nacional ha optado por imponer condenas de baja intensidad a los autores de la colocación de un artefacto explosivo en un céntrico cajero de Santiago en vísperas del Día da Patria Galega de 2005. La sentencia no lo considera un acto terrorista, a pesar de que con él se pretendiera subvertir el orden constitucional. Lo tipifica como un simple delito de daños, tal como planteó al final una Fiscalía que acabó rebajando ostensiblemente su petición inicial de penas en el transcurso del juicio.

Uxío Caamaño admitió ante el tribunal haber puesto la bomba, pero sin ánimo de producir víctimas, con el único fin de causar perjuicios materiales a manera de sabotaje contra Caixa Galicia, entidad financiera que se supone no sirve como debiera a los intereses de las clases populares gallegas, sino al capital opresor. De hecho, se trataba de un explosivo de fabricación casera, olla a presión incluida, al que dijo haber adosado un cartel en el que se leía: Peligro bomba. Además dio aviso a la policía, para que nadie se acercase al lugar antes de la explosión, se supone que para minimizar riesgos.

El desenlace judicial de este episodio tiene mucho que ver con el buen trabajo desarrollado por los abogados defensores de Caamaño y su compañera de banquillo Xiana Rodríguez, a la que el condenado exculpó. Uno de los letrados, el vasco Endika Zulueta, acumula una dilatada experiencia en este tipo de casos, el más reciente, el del entramado Jarrai-Haika- Segi, aunque también defendió con éxito a Osmán el Egipcio en el juicio por los atentados del 11-M. La defensa le ganó claramente la partida a la acusación que, al igual que los instructores de la causa, de entrada entendía que la bomba en el cajero fue un acto terrorista, enmarcado en la estrategia de determinadas organizaciones independentistas gallegas que no le hacen ascos a ciertos métodos de la lucha armada para alcanzar el objetivo de una Galiza ceive e socialista.

Los responsables de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en Galicia tienen sobrados motivos para el desaliento a la vista de que la Justicia no se está tomando en serio este asunto. Fiscales y jueces no acaban de asumir la necesidad de arrojar todo el peso de la ley sobre los independentistas radicales que sucumben a la tentación de cruzar la raya y emplear la fuerza para conseguir por la brava el eco ciudadano que por las buenas no alcanzan sus desenfocados planteamientos ideológicos.

Es mucho más que una cuestión de garantismo. Uxío y Xiana, como algunos otros, se van de rositas de los tribunales porque quienes les juzgan entienden que no forman parte de entramados terroristas por la sencilla razón de que no existen, ni siquiera en grado incipiente. No ven, o no quieren ver, las conexiones que todos intuimos entre el petardo de Caixa Galicia y los colocados en empresas inmobiliarias, en polígonos industriales o en determinadas obras públicas, acciones que no han causado alguna tragedia de puro milagro. Y además olvidan la función disuasoria que deben tener las penas, aunque casi nadie escarmienta en cabeza ajena, y que la serpiente es conveniente matarla antes de que rompa el huevo, para evitar males mayores.

MIKE REID, AUTOR DEL REPORTAJE EN THE ECONOMIST
"¿Cómo se instalará un profesional en Cataluña si sus hijos se educarán en catalán?"
La Generalidad ha dirigido todas sus iras contra The Economist tras el reportaje que denunció su dogmatismo lingüístico. Según El Mundo, el autor, Mike Reid, no se arruga y cree que los "nacionalistas han ido demasiado lejos con la lengua " en un "extraño mimetismo con la política de la dictadura".
Libertad Digital 13 Noviembre 2008

La polémica creada tras el reportaje publicado por el prestigioso The Economist que alertó de los efectos negativos de la política lingüística en Cataluña ha desatado las iras de la Generalidad contra la publicación británica. El autor de How much is enough?, Mike Reid, realizó un informe sobre la política y la economía española después de recorrer todo el país durante tres semanas.

Reid se mostró sorprendido por el revuelo que sus palabras han tenido en los sectores nacionalistas y aseguró que "no he escrito nada que no hayan aireado antes los medios españoles". De hecho, este periodista calificó de "obsesión nacionalista" el tema de la lengua por lo que ha subrayado que llegó a esa "conclusión después de leer los periódicos españoles y después de hablar con distintas personas" y aclaró que muchas de ellas viven en Cataluña.

Preguntado sobre su opinión acerca de la política lingüística llevada a cabo en Cataluña afirmó que "creo que los nacionalistas han ido demasiado lejos" en "un extraño mimetismo con la política de la dictadura". En este sentido, Mike Reid cree que la actuación de la Generalidad tiene unos serios perjuicios para esta comunidad en el aspecto económico. "¿Cómo va a instalarse un profesional en Cataluña si sabe que sus hijos tienen que recibir su educación en catalán?", se preguntó.

En este sentido, añadió que "los catalanes desperdician la ventaja comparativa que supone un idioma como el español, que hablan más de 400 millones de personas". "Están perdiendo de vista que el mundo está cambiando a una velocidad de vértigo", sentenció.

Carod dice que la solución son las embajadas catalanas
El vicepresidente de la Generalidad, Carod Rovira, criticó duramente el informe que se publicó en el semanario británico. A su juicio, la solución pasa por "dotarse de una estructura propia en el exterior para defender sus intereses como país por todo el mundo".

El político independentista aseguró que si Cataluña dispone de este tipo de embajadas podrá evitar artículos como "el de esta publicación inglesa, que tergiversa y manipula la realidad lingüística y social catalana, con un estilo más propio de la prensa española más reaccionaria".

 

OTAN, de entrada, sí: el PSOE ahora quiere guerra y no titiriteros
Pascual Tamburri elsemanaldigital 13 Noviembre 2008

Felipe González fue a la OTAN y al Kurdistán. José María Aznar fue a Irak y a las Azores. José Luis Rodríguez Zapatero terminará pagando en Afganistán su silla en Washington.

Los cadáveres del cabo Rubén Alonso Ríos y del brigada Juan Andrés Suárez García, de la BRILAT, están ya en Santiago de Compostela. Dos soldados españoles más han muerto en cumplimiento del deber en Afganistán. Un destino peligroso (las guerras suelen serlo), más que Afganistán. Murieron por España, y merecen el honor debido a quienes cumplen su juramento. Mientras, el PSOE está cambiando su punto de vista sobre la guerra.

José Luis Rodríguez Zapatero llegó al poder a lomos de titiriteros, ecopacifistas, comunistas, okupas y abertzales reunidos en calles y plazas contra José María Aznar. Lo de menos era entonces la guerra de Estados Unidos y Gran Bretaña en Irak (en la que España no participó), la presencia después de contingentes militares para pacificar el territorio (algo que empezamos en Irak como también por ejemplo en Afganistán, Líbano, Bosnia, Congo y Kosovo) y las disputas pretendidamente morales sobre el derecho a la guerra y el Derecho en la guerra. Durante más de una legislatura todas las guerras han sido perversas para nuestro Gobierno. Hasta que Barack Obama ha forzado, sin decir nada, un cambio que tiene sus precedentes.

Son de este martes las palabras de Miguel Ángel Moratinos, ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, "¿Más tropas para qué? "El debate no debe ser enviar más tropas, sino cómo llevar a cabo una estrategia político-militar que ponga fin a la situación de inestabilidad". Dicho y firmado en Bruselas. Si ustedes lo leen con prisa pensarán "más de lo mismo". Pero lo que Moratinos ha dicho es, traducido a castellano de fuera de los despachos, "dennos por favor una razón, o una excusa, para que mandemos más tropas a Afganistán".

Obama es como Bush, qué sorpresa
¿Hay razones para ampliar el contingente? Razones militares muchas, sin duda: la seguridad de nuestros soldados y su actuación operativa exige más fuerza y exige un mando único para todas las fuerzas presentes en Asia (sean de la OTAN, de la UE, de la ONU, simplemente de Estados Unidos o mediopensionistas). Tener un contingente pequeño y barato asegura más muertos, no menos. Las únicas soluciones son una retirada o un refuerzo.

Zapatero huyó de Irak, ¿es diferente de Afganistán? La principal diferencia es que los resultados militares en Irak mejoran, y en Afganistán empeoran. Curioso en verdad, oh neopacifistas de todos los colores. Más curioso para el PSOE es la constatación de que Obama ¡es estadounidense! y de que, como futuro comandante en jefe de sus Ejércitos, no puede recompensar traiciones, fomentar retiradas ni premiar a aliados infieles.

Moratinos y Zapatero ya han probado en sus carnes la dura vida a la intemperie, cuando uno se lleva mal con su principal aliado militar. Llegaron al poder clamando contra la guerra, por el simple hecho de ser guerra. Ahora exploran el terreno para un cambio dramático: ya que para ser y contar en el mundo de hoy hace falta estar en Washington, sólo nuestros soldados pueden pagar el precio de un mejor papel de la nación.

Muchos otros se dieron cuenta de eso antes que ellos, desde que España dejó de ser Potencia autónoma. Uno fue José María Aznar, que fue a las Azores y a Irak básicamente con la misma idea. Otro fue Felipe González, que llegó al poder en 1982 comprometido contra la OTAN y nos mantuvo en 1986 en la misma después de haber visto quién manda aquí. "De entrada no", pero ahora es probable que Zapatero termine siendo el gobernante que más soldados mantiene fuera de nuestras fronteras desde tiempos de Isabel II. Se esperan grandes manifestaciones de actores, cantantes y payasos para conmemorarlo. ¿Apuestan ustedes algo?

"NO HAY QUE TENER MIEDO"
Regina Otaola hace historia: Lizarza homenajea por primera vez a una víctima de ETA
Ramiro Quintero, asesinado por ETA hace ahora 30 años, recibirá este jueves un sentido homenaje en Lizarza. Su alcaldesa, la popular Regina Otaola, vuelve a hacer historia a favor de la libertad y el Estado de Derecho.
Pablo Montesinos Libertad Digital 13 Noviembre 2008

El Ayuntamiento de Lizarza rendirá este jueves un sentido e íntimo homenaje a Ramiro Quintero, vecino de esta localidad -guarda forestal y miembro de la Guardia Civil- que fue asesinado por ETA hace ahora 30 años. Según han explicado fuentes municipales consultadas por Libertad Digital, el homenaje consistirá en una misa en la ermita del Sagrario y en la lectura de una declaración institucional en el salón de plenos, actos a los que asistirán representantes políticos y de las víctimas del terrorismo.

Regina Otaola ha contactado personalmente con el diputado general de Guipúzcoa, el peneuvista Markel Olano; la presidenta de las Juntas Generales de la provincia, la socialista Rafaela Romero; y el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti. Las principales asociaciones de víctimas del terrorismo -AVT, Covite, la Fundación Gregorio Ordóñez y la Fundación Miguel Ángel Blanco- también han recibido la llamada de Otaola.

En declaraciones a este periódico, la alcaldesa de Lizarza ha destacado que es "la primera vez en la historia" que se homenajea a una víctima de ETA, un hecho histórico "que lleva la libertad y el Estado de Derecho" al municipio.

Otaola, que anuncia que el año que viene repetirán el homenaje, cree que "una persona que dio su vida por la libertad", como es el caso de Ramiro Quintero, merece "tener un acto de homenaje". "Trabajaba aquí, era amable y querido por mucha gente, como así lo recogen los periódicos de entonces", explica.

Es consciente de que, pese a que su deseo es que todo transcurra con "absoluta normalidad", el entorno de ETA intentará boicotear el acto. "Se tomarán las medidas de seguridad que se tengan que tomar", sentencia. Lo importante es "que el esta víctima sea homenajeada".

En este sentido, reconoce que "el pueblo no me transmite nada, ni bueno ni malo, habrá gente que estará contenta, otra que estará rabiando y otra que estará atemorizada". Sin embargo, advierte que "no puede haber ese miedo" y que ella seguirá luchando por la libertad.

"Eso no puede ser así, hay una víctima de ETA y hay que recordarla, y si los vasallos de ETA quieren imponerse por la fuerza no se lo vamos a permitir, no hay que tener miedo", afirma Otaola.

Según recuerda Servimedia, Lizarza está gobernada por el PP desde las elecciones municipales de 2007. Entonces, la lista de los populares fue la única que se presentó tras la anulación judicial de la candidatura de ANV-ETA.

Las delegaciones catalanas en el extranjero gozarán de independencia económica y financiera
La Generalitat permitirá deducir del IRPF las donaciones al catalán

Mariona Sanuy La Razón 13 Noviembre 2008

Barcelona- Si usted es ciudadano de Cataluña hoy es su día de suerte, porque de ahora en adelante podrá desgravar del IRPF las ayudas que haga al Instituto de Estudios Catalanes (IEC) u otras entidades dedicadas al fomento de la lengua catalana. La Ley de Medidas Fiscales y Financieras que acompaña a los Presupuestos de la Generalitat para 2009 -que incluye esta nueva medida- sorteó ayer su primer trámite parlamentario, mientras la oposición vio cómo se rechazaban sus enmiendas a la totalidad.

Los ciudadanos de Cataluña que colaboren con estas entidades podrán desgravar del tramo autonómico del IRPF hasta un 15 por ciento de las donaciones que hagan para ayudar al fomento del catalán, como ya se hace con las donaciones a las entidades sin ánimo de lucro. La Ley de Acompañamiento de los Presupuestos no estuvo exenta de críticas por parte de la oposición, que ve cómo el Ejecutivo pierde otra oportunidad para aprobar medidas de dinamización económica.

Además, el redactado de esta norma sí que prevé que las oficinas de la Generalitat en el exterior gocen de autonomía económica y financiera. Es decir, tendrán su propio presupuesto independiente del departamento que las creó, la Consejería de Vicepresidencia, dirigida por Josep Lluís Carod-Rovira. De esta manera, «tendrán capacidad para gestionar sus recursos y también potestad para endeudarse», según comentó a LA RAZÓN la diputada del PP María Ángeles Olano, que precisó también que esta iniciativa permitirá que Carod maneje «un mayor presupuesto», al disponer del propio de la Consejería que dirige y el de los organismos autónomos que dependen de su departamento, como las embajadas.

De momento, Cataluña tiene tres oficinas exteriores (Berlín, Londres y París) y está previsto que antes de que finalice la Legislatura se creen otras cuatro (Nueva York, México, Buenos Aires y Pekín). El nuevo estatus de las embajadas catalanas se desprende de las previsiones del Estatuto catalán, motivo por el cual el PP critica que la Generalitat desarrolle estas medidas sin conocer la sentencia del Tribunal Constitucional . «Será muy difícil dar marcha atrás», afirmó Olano.

LOS MOSSOS AÚN NO HAN ACTUADO
Agreden a miembros de Ciutadans en una manifestación contra la ley educativa catalana
Les lanzan mecheros e insultan con gritos de 'fuera nazis, fuera españoles'
BELÉN PARRA El Mundo 13 Noviembre 2008

BARCELONA.- La treintena de miembros de Ciutadans que han decidido secundar la manifestación de la escuela pública catalana contra la nueva ley educativa que prepara el Govern han sido recibidos con agresiones e insultos.

Según ha denunciado el diputado de la formación en el Paralament, Antonio Robles, la cola de la manifestación intenta expulsar a los miembros del partido no nacionalista, con el lanzamiento de mecheros y gritos de "fuera nazis, fuera españoles".

A continuación, los manifestantes se han organizado para formar un cordón y evitar así el paso de la comitiva no nacionalista, mientras les reprochan a gritos: "Soys políticos, no maestros". Mientras tanto, algunos de los manifestantes se dedican a romper sus banderas e, incluso, una cámara digital. Robles también ha denunciado que han intentado prender fuego al pelo de una de sus militantes.

Los Mossos d'Esquadra, que se encontraban en la cola de la manifestación, aún no han procedido a disolver al grupo de jóvenes en actitud violenta.

Rivera acusa al tripartito de aplicar una «limpieza mediática»
«Quieren borrar del mapa a todos los grupos que no les gustan»
I. ANGUERA | BARCELONA ABC 13 Noviembre 2008

El presidente de la Generalitat, José Montilla, no supo responder ayer a las críticas por la resolución del concurso de adjudicación de frecuencias de radio aprobada por el Consejo del Audiovisual Catalán (CAC) el pasado viernes, que ha creado malestar en casi todos los afectados. En respuesta a una pregunta parlamentaria del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, el presidente catalán aseguró que «nadie ha perdido ninguna concesión legalmente atribuida», argumentó acogiéndose a un error semántico del interpelante, Rivera, para evitar valorar la actuación del CAC.

«Cordón sanitario»
Rivera exigió «hablar claro» y aseguró que la Generalitat prefiere «cerrar» los medios no afines. «Algunos dirigentes que dan apoyo a su Gobierno -añadió en referencia al líder de ERC Joan Puigcercós- lo han dicho muy claro, aquello del famoso cordón sanitario a todo lo que sea describir el derroche de dinero público, a todo lo que sea describir la obsesión nacionalista de su gobierno».

Rivera exigió «hablar claro» y aseguró que la Generalitat prefiere «cerrar» los medios no afines.
Rivera acusó a Montilla de promover desde el tripartito catalán una «limpieza mediática» a través del CAC. «Ustedes están intentando hacer una limpieza lingüística en las escuelas, en los comercios, y ahora toca la limpieza mediática, de aquellos medios que critican en democracia lo que hace su gobierno. Quieren borrar del mapa a todos aquellos grupos mediáticos que no les gusta lo que hacen». Rivera negó además la independencia del CAC defendida por Montilla. «Cuando en un organismo siete de sus diez miembros son ex cargos públicos de este Parlamento, no se puede hablar de independencia».

Localismos universitarios
JUAN IGNACIO PÉREZ El Correo 13 Noviembre 2008

RECTOR DE LA UPV-EHU

Empieza mañana la campaña para las elecciones al Rectorado de la Universidad del País Vasco. Como ocurre siempre en estos casos, casi todos especulamos acerca de los resultados y de lo que éstos puedan suponer para el devenir de la institución. Ésta es, por tanto, una buena ocasión para reflexionar acerca del futuro de nuestra universidad pública y de los retos que afronta. Así, y sin ánimo de ser exhaustivo, la nueva oferta de estudios debe satisfacer de forma adecuada las necesidades sociales de formación superior. Seguimos necesitando nuevas instalaciones, con buenos equipamientos para el aprendizaje. Y, claro está, debemos seguir mejorando en investigación.

En los próximos años la Universidad del País Vasco debería convertirse en una universidad conocida y bien valorada en ámbitos más amplios que los delimitados por las fronteras de nuestra comunidad autónoma e, incluso, de las españolas. No es lógico que en parámetros tales como el Índice de Desarrollo Humano Euskadi presente valores a la altura de los mejores países y que su universidad pública no se encuentre entre las mejores 500 del mundo. Y tampoco es lógico que el País Vasco aspire a ser líder en Europa en innovación y su universidad, la que desarrolla el grueso de la actividad investigadora, sólo sea apreciada en áreas del saber muy concretas y de todos conocidas.

Es preciso que durante los próximos años el conjunto de la institución y sus máximos responsables se comprometan en el desarrollo de políticas universitarias que estimulen la calidad y primen la excelencia. Y me refiero, sobre todo, a la esfera de la investigación, pues es ahí donde se dirime el 'quién es quién' en el concierto universitario internacional. Nadie cuestiona la calidad de las buenas universidades investigadoras del mundo, tampoco de la formación que imparten. Y si hablamos de calidad y excelencia en investigación, hablamos de contraste internacional. Porque ya se han ido, definitivamente, los tiempos de los sabios locales, de los expertos de casino, de los especialistas autodesignados como tales. Hoy, en el entorno universitario, sólo se reconoce condición de investigador de calidad al que es así considerado por los mejores en su especialidad.

Pero, como tuve ocasión de señalar en la inauguración del curso académico, existen riesgos que pueden dificultar sobremanera la consecución de cualquier logro en la dirección apuntada, muy en especial el riesgo del localismo. El localismo exhibe entre nosotros diferentes pretextos. En algunos casos tiene base identitaria, mientras que en otros, para justificarse, invoca un presunto superior interés de lo próximo.

El localismo de base identitaria se opone a la apertura al exterior pretextando defender lo nuestro y se manifiesta a menudo en relación con asuntos de naturaleza lingüística. Se incurre en esta forma de localismo cuando, afirmando defender la lengua vasca, por ejemplo, se objeta la presencia del inglés en nuestras aulas. Y sin embargo, aunque pueda parecer paradójico, lo mejor que puede hacerse por el vasco es que quienes lo utilizamos produzcamos conocimiento reconocido extramuros y seamos una referencia también fuera de nuestras fronteras. En coherencia con ello, debemos abrirnos al exterior, hacernos más permeables, integrarnos en las corrientes culturales, científicas y tecnológicas de nuestro tiempo, de manera que esas corrientes entren en nuestra casa.

La segunda modalidad de localismo afirma tener un carácter falsamente utilitarista y se traduce, en la práctica, en la opción por un modelo de universidad gris, sin ambiciones, conformista, que concibe la institución como un agente local de difusión y aplicación del conocimiento generado por otros, pero poco más. Es éste un localismo profundamente antiacadémico. Invoca el carácter supuestamente local de determinadas formas y aplicaciones del conocimiento, como si el conocimiento lo fuese de vecindario, o el interés de ciertas materias pudiese circunscribirse a lo más cercano, al barrio o la comarca.

El conocimiento de alto nivel, el que reside en la Universidad, el que se crea en sus laboratorios, talleres, seminarios y despachos, o interesa lejos de casa o tiene interés muy limitado. Lo local, lo próximo, lo nacional si se quiere, siempre será, en el mundo universitario, y salvo contadas excepciones, un caso particular de un cuerpo de conocimiento que carece de fronteras. Que el objeto de estudio sea geográfica o culturalmente próximo, consista en el propio entorno o se refiera a asuntos cercanos, no tiene por qué carecer de interés general y, por lo tanto, no merecer su difusión al conjunto de la comunidad académica potencialmente interesada. Porque no debemos confundir el ámbito de lo que estudiamos con el ámbito en que difundimos los frutos de ese estudio. La pretensión de circunscribirnos a lo más cercano no es, en el fondo, sino una renuncia al contraste exterior, al intento de estar en pie de igualdad con los mejores. Y no debemos aceptar para nosotros lo que los mejores no aceptan para sí mismos.

Pienso, no obstante, que la Universidad del País Vasco cuenta con los elementos necesarios para sortear el riesgo localista. En determinadas áreas contamos con investigadores e investigadoras que están entre los mejores del mundo en su especialidad; y no son pocos. Tenemos más estudiantes extranjeros que nunca en nuestros estudios de posgrado. Cada vez publicamos más artículos de investigación en revistas de difusión internacional y su impacto no deja de aumentar. También se solicitan más patentes que nunca en las oficinas internacionales. A pesar de la cómoda tentación que ofrece lo local o lo próximo, cada vez son más los miembros de la Academia que aspiran a codearse con los mejores. De eso se trata.

Los próximos años serán claves. La comunidad universitaria deberá optar por acomodarse en lo cercano o por el reconocimiento internacional. Está claro que sin el debido apoyo de la sociedad y de las instituciones que la representan, el empeño por jugar en las mejores ligas internacionales será baldío. Pero también lo está que esa posibilidad depende de nosotros, de los miembros de la institución. Se encuentra al alcance de nuestra mano.

Las multas lingüísticas continúan
Cartas al Director ABC 13 Noviembre 2008

Otra vez las multas lingüísticas en Cataluña vuelven a la actualidad. Estos días nos está tocando sufrirlas en el barrio barcelonés de Sants. Muchos comercios tenemos los letreros en español y de forma masiva estamos recibiendo cartas del Gobierno autonómico, donde no se respeta la libertad lingüística y se nos obliga a utilizar el catalán bajo amenaza de multa si no lo hacemos. Personalmente, creo que la solución a estas intolerables imposiciones lingüísticas pasa porque los comerciantes nos unamos y recurramos ante la Justicia estas sanciones que, además, son claramente inconstitucionales. Muchos catalanes comenzamos a estar hartos de unos políticos intolerantes que pisotean constantemente nuestros derechos y libertades.
María González Gutiérrez. Barcelona

La Justicia autonómica emite el primer auto que libra a los opositores de la asignatura
Castilla y León exime a los objetores de asistir a Educación para la Ciudadanía
R. R. La Razón 13 Noviembre 2008

madrid- La Junta de Castilla y León se pone ahora de parte de los objetores a la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía y les exime de acudir a clase después de saber que el Tribunal Superior de Justicia autonómico ha dado la razón a los que se resisten a estudiar la materia en un primer auto que determina cuál será la respuesta para el resto de recursos presentados por los padres de esta Comunidad.

El Alto Tribunal ha suspendido la obligación de cursar la asignatura a 16 alumnos al entender que el sistema de calificación de la asignatura puede afectar al derecho a la libertad ideológica y al derecho a decidir la formación moral de los hijos. No obstante, advierte de que deberá ser la sentencia, y no el auto, la que decida finalmente si ha habido vulneración de derechos.

Falta de consenso
Con esta resolución judicial sobre la mesa la Junta castellanoleonesa ha decidido extender el efecto a todos los estudiantes cuyas familias presentaron recursos de reposición contra la obligatoriedad de la asignatura. «La materia debería haberse consensuado con todos los grupos parlamentarios y siempre ha mantenido que, dada la polémica y el conflicto, debe ser el Gobierno de la nación o los tribunales quienes determinen la legalidad de su obligatoriedad», manifestó ayer la Comunidad Autónoma.

Los objetores están de enhorabuena por el auto ya que en la Comunidad Autónoma se calcula que hay 3.000 familias objetoras, con lo que el pronunciamiento del TSJ castellanoleonés marcará la respuesta para el resto de recursos presentados por los padres. El presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, manifestó ayer que «con este auto se reconoce el derecho de los padres castellanoleoneses a educar en libertad, el territorio libre de la imposición de Educación para la Ciudadanía en España se amplía y la mancha de la libertad crece, aunque sigan existiendo territorios oscuros donde ni la Administración ni los Tribunales actúan en defensa de la libertad».

Una carta del líder de AMI evidencia la relación de la organización gallega con ETA
Redacción Minuto Digital 13 Noviembre 2008

Tal como afirmamos en este digital hace más de dos años, las relaciones entre el independentismo gallego y ETA es una realidad.

El último dato viene avalado por un documento encontrado en un ordenador que se le incautó al presunto líder de AMI, Antonio García Matos, que se encuentra huido de la Justicia. La carta ha sido leída en el juicio que ha quedado visto para sentencia en la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional contra Caamañó, integrante de este grupo, y su compañera Xiana Rodríguez.

“Aquí hay presos políticos vascos de alto nivel”, decía Caamaño en su carta escrita desde la cárcel tras su detención, al tiempo que planteaba acordar una reunión para recibir ayuda. “Sabéis que nunca nos han negado nada”, añadía el terrorista gallego, que además proponía iniciar una campaña en favor de “la repatriación de presos políticos gallegos”, para la que proponía buscar un nombre.

Además, el procesado se refería en la carta a un “zulo en el que se encuentra guardado el material”. Según decía, “es difícil de encontrar pero no imposible, sólo hay que buscar entre las piedras”.

El abogado de Caamaño, Endika Zulueta -conocido miembro del entorno abertzale y ‘antisistema’, relacionado con la web extremista ‘nodo50.org-, pidió al tribunal que no se tuviera en cuenta este documento.

RELACIÓN ENTRE EXTREMISTAS VIOLENTOS
En Galicia es evidente la relación entre la AMI, Asamblea da Mocedade Independentista, y la Kale Borroka. Sin ir más lejos el pasado día 24 de Junio miembros de AMI viajaron al País Vasco para participar en un ‘encuentro internacionalista’ auspiciado por la organización ilegalizada SEGI. Con la presencia del sindicato radical LAB, en este encuentro se organizaron unas charlas “para denunciar la situación de los presos políticos vascos”

El encuentro fue amenizado por grupos musicales del entorno radical como E.H.Sukarra, Reincidentes, Habeas Corpus y Skalariak. Las jornadas fueron clausuradas por Arnaldo Otegui, procesado por pertenencia a ETA.

Esta vinculación es la que ha facilitado acciones como la colocación de una bomba en Santiago de Compostela, o los incidentes de semanas atrás con amenazas y agresiones de independentistas gallegos a miembros del PP o Galicia Bilingue

¿Dónde estaba el embajador?
M. A. Prieto, ABC  13 Noviembre 2008

Según Carod-Rovira, el informe de The Economist, no está bien hecho porque no habló con el 'embajador' catalán. Argumento peregrino dónde los haya.

El Gobierno catalán ha gastado este año 1,3 millones de euros en oficinas, embajadas y misiones exteriores y en 2009 el departamento de Vicepresidencia piensa dedicar a tal capítulo 2,2 millones. Pese al coste que supone para el erario público el mantenimiento de una pseudodiplomacia catalana, no hay de momento indicios esperanzadores sobre la trascendencia de las gestiones de unos «embajadores» que cobran más de 80.000 euros al año.

El reportaje publicado por la revista británica «The Economist» -en el que pone a caer de un burro la política lingüística de la Generalitat y se tacha de «cacique» al ex president Pujol- no deja en buen lugar ni a la diplomacia catalana ni a su «embajador» en Londres, Xavier Solano, cuyas gestiones (si es que las hubo) no impidieron que la publicación se despachara a gusto con Cataluña. Claro que el vicepresidente de la Generalitat y artífice de la política exterior catalana, Josep Lluís Carod-Rovira, no se ha detenido a reflexionar sobre este particular y, en una lectura interesada del asunto, ha concluido que el reportaje de Michael Reid -que, por cierto, no fue recibido ni por Montilla, ni por Carod, ni por Saura- justifica la «necesidad» de que Cataluña se dote de delegaciones en el extranjero. En un artículo publicado ayer en su blog, Carod subraya que el reportaje de «The Economist», que «tergiversa y manipula la realidad lingüística y social de Cataluña, ha servido «para visualizar de forma clara y evidente la necesidad de que Cataluña se dote de una estructura propia en el exterior, capaz de defender sus intereses como país en todo el mundo».

Decidido a caer en cuantas contradicciones haga falta, Carod, independentista confeso y partidario de la autogestión diplomática, echaba a faltar ayer que «ninguna otra autoridad o ente administrativo del Estado español ha hecho llegar ninguna observación» a la revista. «Sólo el Govern», mediante su delegado en Londres, sostiene Carod, ha enviado una carta «desmintiendo las falsedades y exigiendo una rectificación». Una carta, breve y algo ingenua, que ha sido acogida con una mezcla de rubor e hilaridad por la oposición. «Cataluña es una nación pequeña, pero con una larga historia. En los últimos mil años, los catalanes han mostrado una clara voluntad de autogobierno. El nuevo Estatuto, por tanto, en ningún caso va demasiado lejos», ha improvisado Solana a modo de protesta ante «The Economist». Esa ha sido la aportación del «embajador» de la Generalitat en Londres.
«Anticatalanismo»

Según Carod, «a la hora de la verdad el Govern es quien defiende internacionalmente los intereses de los catalanes». «De la misma manera -añade en su página web- sólo el Institut Ramon Llull promueve la lengua y la cultura catalana», mientras que el Instituto Cervantes «sólo promueve la lengua y la cultura castellanas», pese «a pagarse entre todos». Conclusión: «En Cataluña, pues, pagamos dos veces». El vicepresidente catalán lamentó que «la mayoría» de los corresponsales extranjeros en España «viven y beben del clima político y mediático que se respira en la capital del Estado, impregnado permanentemente de anticatalanismo».

Preguntado sobre el asunto en la sesión de control, el presidente de la Generalitat, José Montilla, sostuvo que el reportaje de «The Economist» tiene «muy poco que ver» con la realidad de Cataluña. Montilla calificó de «absolutamente infundadas e impresentables» las críticas de la publicación, después de que el líder de Ciutadans, Albert Rivera, le preguntase si el Govern plantea «secuestrar» la publicación.

**************Sección "bilingüe"*********************

El BNG llama ´antigalleguista´ al Valedor y le indica que ´tomará nota´
El PP considera las declaraciones del Valedor como una "nota de cordura y sensatez" ELos socialistas acusan a los populares de romper el consenso idiomático en la comunidad
CARMEN VILLAR La Opinión 13 Noviembre 2008

O Valedor ha pedido una tregua, pero la paz ha durado poco y, cada uno a su manera, se sitúa tras las trincheras para continuar con su guerra. La petición dirigida por Benigno López a los grupos parlamentarios para despolitizar el idioma de modo que éste no se convierta en un elemento de confrontación ha provocado las críticas del BNG, los aplausos del PP y la complacencia del PSdeG.

Aunque estas dos últimas formaciones no se han sentido "aludidas" por la reprimenda, como afirma el socialista Ismael Rego e incluso, como ocurre con el PP, consideran el informe de O Valedor una "nota de cordura y sensatez" y no han desaprovechado la ocasión para culparse mutuamente de las desavenencias suscitadas en el panorama lingüístico gallego.

El BNG, a través de su portavoz en materia lingüística en el Parlamento, Bieito Lobeira, considera que "quien defiende una alternativa política clara, lamentablemente antigallega", es el propio Valedor y se pregunta "¿Quién nos vale de O Valedor"?


El diputado del Bloque aseguró que "el análisis realizado por O Valedor reproduce el viejo esquema del gallego apto para la agroganadería, los recitales de poesía o para poner en una vitrina, pero no para otro tipo de uso social". "Vamos a combatir claramente esa visión que defiende él del gallego", indicó Lobeira, quien añadió que su formación va a "tomar nota".

Por su parte, los populares alabaron ayer en un comunicado lo que consideran una "postura coherente" que "recoge el sentir mayoritario" de la sociedad gallega. No obstante, en la misma nota, el Partido Popular de Galicia reabre el frente de batalla al culpar al bipartito de "impulsar una estrategia de crispación e imposición idiomática" desde su llegada al poder, como queda demostrado, argumentan, por la "tensión surgida en la enseñanza y otros campos" después de lo que definieron como "lustros de bilingüismo cordial" en Galicia.

El PP de Galicia cree que la "sucesión de desacuerdos idiomáticos irreconciliables" entre PSdeG y BNG en el Gobierno "acabó trasladando la lengua a las trincheras políticas, creando un conflicto innecesario".

Los socialistas, no obstante, devuelven el golpe y entienden que la culpa es del PP gallego. Así lo afirmó ayer Ismael Rego, quien, tras asegurar que su partido no "percibe" las palabras de López como una "reprimenda" y que "no se dan por aludidos", sino que se mueven "con comodidad" por su informe, achacó al partido liderado por Alberto Núñez Feijóo el haber roto el "consenso" logrado en su momento con la aprobación por unanimidad de la Lei de Normalización Lingüística.

"No creemos que haya un conflicto lingüístico en Galicia, fuera de que haya alguna estrategia partidista que sí promueve un conflicto, pero tiene un objetivo partidario que no tiene que ver con la defensa del gallego o del castellano", afirma Rego
 

Recortes de Prensa   Página Inicial