AGLI

Recortes de Prensa    Sábado 22 Noviembre 2008

La España del disparate
José Antonio VERA La Razón 22 Noviembre 2008

Como resulta que, según nuestro impresionante Gobierno de España, en este país no hay crisis, y además nos acabamos de enterar de que Franco ha muerto, es lógico que perdamos las horas en polémicas interminables sobre la Guerra Civil y le demos las primeras páginas de los periódicos a gente que propone quemar los libros escritos por los periodistas de la derecha. Así empezaron los nazis y acabaron abrasando y gaseando directamente a las personas en sus campos de exterminio. Pero da igual, nosotros erre que erre con la guerra y los fantasmas de la guerra, o entregados a las políticas disgregadoras de unos nacionalistas a los que les ha sacado los colores la prestigiosa revista The Economist en un demoledor informe en el que se citan algunos de los disparates más grotescos de la España de las autonomías. Nada nuevo que no sepamos, aunque cuando te lo ponen negro sobre blanco en un medio extranjero, es como para morirse de vergüenza.

Porque así es como nos ven los que vienen de fuera, que cuentan con asombro cómo tenemos diecisiete gobiernos autonómicos con diecisiete presidentes, diecisiete séquitos de asesores con despachos y coches oficiales, diecisiete políticas de sanidad o educación, diecisiete televisiones públicas, diecisiete políticas hacia el exterior con viajes a tutiplén y «embajadas» en el extranjero, diecisiete burocracias paralelas con lo que eso implica de gasto en edificios, gasto en funcionarios, gasto en material, gasto en comidas y cenas oficiales. «Cada gobierno regional quiere su propia universidad, su museo de arte contemporáneo y su museo de la ciencia», cuenta el catalán Josep Ramoneda en el reportaje. «En EE UU sólo hay un Hollywood, aquí quieren diecisiete», añade el autor. Y es verdad, todas las autonomías tienen o quieren su parque temático, su parque de atracciones, su parque tecnológico, cada uno más grande que el del vecino.

Estamos en crisis y se imponen los recortes en el gasto suntuario, pues sólo así es posible bajar los impuestos para dinamizar la economía. Pero algunos gobiernos regionales no recortan sus gastos, que crecen y crecen igual que la deuda, a veces astronómica. Algún gobierno regional funciona como si el ajuste de cinturón no fuera con ellos, y de hecho pagan mejor a sus funcionarios y policías.

¿Por qué el Estado tiene que reducir sus gastos pero las autonomías no, si resulta que hoy ya el Gobierno central representa sólo el 18 por ciento del gasto público y los regionales el 38? Cuenta The Economist que como las autonomías adquieren más poder regulatorio, ahora las empresas tienen mayores costes que cubrir.

Los laboratorios farmacéuticos deben hacer gestiones ante 17 gobiernos, igual que las constructoras o las empresas de servicios. Con la descentralización de las oficinas de empleo, para buscar trabajo hay que mirar en 17 webs diferentes, y así en todo. Carod Rovira ha entrado en tromba contra este informe porque denuncia el «dogmatismo lingüístico» de los nacionalistas, amén del hecho incomprensible de que una obra de teatro o de cine en español no pueda ser subvencionada con fondos públicos en Cataluña o el País Vasco. Rovira dice que The Economist planteó su trabajo con «visión madrileña», pero no contaba con que los corresponsales extranjeros que viven en Barcelona le salieran al paso para decirle que no sólo lo que se dice en el reportaje es verdad, sino que además se queda corto.

Acojonados
EDURNE URIARTE ABC 22 Noviembre 2008

Acojonados. Pues sí, ese es el estado de ánimo en el que vive una buena parte de los ciudadanos en los regímenes nacionalistas. Lo ha resumido con precisión Antonio Basagoiti, a cuenta de la unánime firma de los jugadores del Athletic de Bilbao en el manifiesto batasuno por la selección de Euskal Herria. Cien por cien de apoyo, más aún que el que recibían los dirigentes de las dictaduras comunistas cada vez que convocaban elecciones. El acojono, está ampliamente demostrado, es la vía más directa hacia la unanimidad. Como lo evidencia igualmente ese consejero del CAC nombrado a propuesta del PP, Fernando Rodríguez Madero, que no sólo se ha apuntado al silenciamiento de los medios no afines, sino que se ha travestido en más ultranacionalista que Carod. Con algunos delirios sobre la niña de El Exorcista incluidos, que lo más impresionante del acojono viene cuando los afectados se explican.

He advertido más de una vez sobre el error de atribuir el miedo únicamente a ETA. Tan o más importante que el miedo al terrorismo es el miedo al régimen nacionalista. En el País Vasco y en Cataluña. El miedo a la discrepancia, a la diferencia, a la marginación de los círculos sociales de referencia, de las redes de poder, de la normalidad oficial. Eso, mucho más que ETA, explica la momentánea batasunización masiva de los jugadores del Athletic. Y es que conviene conocer en qué consiste la normalidad de los jóvenes vascos, los que van al campo del Athletic y los que sirven de referencia a esos jugadores. Bastante más cercanos a la estética y a los símbolos del nacionalismo radical que a los del PNV.

Y hay que conocer la normalidad oficial de Cataluña para entender lo de Rodríguez Madero. Votando por la represión de la libertad de expresión de los que piensan como él. Y, encima, cobrando, impresionante el sueldazo de los consejeros del CAC, y, lo que es aún peor, reivindicando su independencia. Y no precisamente su independencia para rendirse al miedo, que esa sí que se la reconocemos.

Y luego llaman a todo eso la voluntad de los catalanes y la voluntad de los vascos. Cien por cien de unanimidad y subiendo.

Memoria Histórica
Queman, luego cabalgamos
¿Y si España no fuera de izquierdas y ocurriera que, sin ser liberal, simplemente es conservadora? Cristina Almeida y sus correligionarios intuyen que España quizá no sea de izquierdas. Un escalofrío les recorre el espinazo sólo de pensarlo.
Emilio Campmany Libertad Digital 22 Noviembre 2008

El instinto pirómano que Cristina Almeida ha descubierto en ella habrá sorprendido a más de uno. Es natural que cualquier animal de bellota, de derechas de toda la vida, experimente el irrefrenable deseo de quemar libros. Pero, que una intelectual de izquierdas quiera hacerlo es algo muy raro.

Hoy, la derecha vive en el convencimiento de que España es de izquierdas y de que por eso no hay forma de ganar unas elecciones al PSOE a no ser que antes sus dirigentes hayan robado a manos llenas y secuestrado, torturado y hasta matado a algún ciudadano más o menos sospechoso de ser un terrorista. Esto significa que, en circunstancias normales, el PSOE siempre ganará si lo que hay enfrente es un partido inequívocamente de derechas. Cuando Rajoy prefiere ser catalogado de "independiente" está tratando precisamente de evitar este efecto.

A lo mejor tienen razón y España es muy de izquierdas. Pero Felipe González no lo creía así. Cuando su partido preconizó la abstención en el referéndum de la reforma política, allá en el pleistoceno, el fracaso que experimentó le alertó de que nadie le seguiría si se empeñaba en continuar preconizando la "ruptura" frente a la "reforma" de Suárez. Cambió radicalmente de táctica, renegó del marxismo, dijo aquella tontería de que prefería ser apuñalado en el metro de Nueva York antes que viajar sin riesgos en el de Moscú, hizo una finta de dimisión y disfrazó a su partido de moderna socialdemocracia europea con la bendición de Willy Brandt y Bettino Craxi. Y, cuando renegó de la hoz y del martillo, no antes, venció.

Cuando al fin los socialistas creyeron haber convertido a España en un país de izquierdas, un cúmulo de "errores" en forma de latrocinios y otras violaciones del Código Penal les echaron del poder. Eso lo entendieron. Lo que no entendieron es que un tipo como Aznar, con ese bigote, ese apellido y esos modos, pudiera hacerse con una mayoría absoluta en éste, su país. Eso les desconcertó y aun hoy les desconcierta. Por eso, cuando volvieron al poder gracias al 11-M, no supieron muy bien qué país se les entregaba, si uno inevitablemente conservador que, aterrado ante las consecuencias que podía acarrear ser uno de los países importantes de Occidente, pedía a gritos volver a la última fila, u otro que, siendo indudablemente de izquierdas, votaba finalmente lo que su inclinación natural le pedía.

No lo tienen claro. Si el país fuera, como la derecha cree, de izquierdas, no se venderían tantos libros de César Vidal y de Pío Moa, no habría tanto periódico de derechas ni tanta movilización contra un Gobierno tan bien intencionado como el de Zapatero. Intuyen que algo extraño, muy sumergido bajo la superficie, hay en este país cuando, aparentando ser tan progresista, no termina de entregarles el corazón. ¿Y si España no fuera de izquierdas y ocurriera que, sin ser liberal, simplemente es conservadora?
Cristina Almeida y sus correligionarios, aunque no lo reconozcan, intuyen que España quizá no sea de izquierdas. Un escalofrío les recorre el espinazo sólo de pensarlo. Como Rajoy, Gallardón y compañía sí lo creen, los consideran inofensivos. Con quiénes hay que acabar pues es con aquéllos que, como César Vidal, pueden abrirnos los ojos. De ahí el deseo de quemar sus libros y de ahí la esporádica necesidad de expresarlo en voz alta. Como ven, cabalgamos.

Terrorismo y legalidad
Editorial El Correo 22 Noviembre 2008

La última aparición de la banda terrorista ETA, con la explosión de un artefacto que contenía entre seis y ocho kilos de amonal y que provocó graves destrozos en el repetidor del monte Arnotegi en las inmediaciones de Bilbao, ha coincidido con dos noticias que reflejan los límites garantistas con los que el Estado de Derecho ha de combatir el terrorismo: la inexistencia de pruebas que pudieran incriminar directamente a Garikoitz Aspiazu 'Txeroki' en el doble asesinato de Capbreton, y las dificultades legales para lograr la extradición a España de Iñaki de Juana Chaos. Dos hechos de distinta naturaleza que, sin duda, han generado desazón entre las víctimas del terrorismo etarra y perplejidad e incomprensión en la sociedad en general. En el primero de los casos, la inculpación de 'Txeroki' por parte de la juez Le Vert como integrante de la cúpula directiva de la banda terrorista incluiría la inducción sobre todos los delitos cometidos por la misma en suelo francés, especialmente el alevoso asesinato de los guardias civiles Fernando Trapero y Raúl Centeno. Una acusación que, cuando menos, permite evitar la impunidad de quien al parecer se jactó ante sus subordinados de haber apretado el gatillo que acabó con la vida de los dos jóvenes servidores de la Ley.

La controversia jurídica suscitada por la siempre provocadora conducta de De Juana resulta especialmente lacerante. El delito análogo al de enaltecimiento del terrorismo, tipificado como glorificación en la legislación penal británica, está penado con seis meses de prisión, cuando el mínimo exigido para la concesión de la extradición es superior. Esta falta de sintonía legal constituiría un argumento suficiente para que el juez de Belfast que entiende sobre la causa de De Juana se niegue a conceder su extradición. Pero lo hiriente del caso es que la literalidad legal acabe ocultando la cuestión sustantiva: que De Juana Chaos sigue evitando confirmar o desmentir que redactara la carta que se leyó y publicó en su nombre el pasado mes de agosto en San Sebastián, y cuyo contenido fue causa suficiente para que la Audiencia Nacional abriera diligencias al considerarlo enaltecedor del terrorismo. Quien fuera condenado por acabar con la vida de veinticinco personas parece continuar enganchado a su condición activista cuando juega al rol de refugiado nada menos que en Belfast.

Ayuda americana
Coge al etarra y corre
Zapatero y Rubalcaba recogen el último regalo de Bush sin ruborizarse. Ha sido esta conspirativa y perversa política de la NSA la que ha permitido rastrear el correo electrónico del etarra Garikoitz Aspiazu Txeroki hasta su cubil de Cauterets.
GEES Libertad Digital 22 Noviembre 2008

La guerra contra el terrorismo –afortunada herencia de la Administración Bush– parte de un axioma político, de un axioma estratégico y de un axioma moral. El axioma político se basa en el principio de que el terrorismo es la expresión de una ideología totalitaria –del signo que sea– que es imprescindible combatir en toda su extensión. El axioma estratégico parte de la necesidad de luchar contra el terrorismo con todos los medios que el Estado de Derecho pone a nuestra disposición. Y el axioma moral es simple: tenemos la obligación moral de perseguir, capturar y juzgar a todos aquellos dedicados a acabar con la vida del prójimo enfrentándose al régimen democrático.

En el fondo, todo terrorismo parte de un proyecto totalitario: el desprecio a la vida es el mismo en un yihadista que en un etarra. Tras el 11-S, un país como España, que había sostenido el pulso al terrorismo nacionalista vasco con éxito, se convirtió en un aliado fiable en la lucha contra el terror. Ponerse al lado de Estados Unidos era lo lógico moral, política y estratégicamente. Era y es bueno para España y bueno para la derrota de cualquier tipo de terrorismo, en el País Vasco o en Irak.

Zapatero y el PSOE nunca han entendido esto. Consideran que a los terroristas no se les vence, se les convence. Creen que combatirles no sólo es contraproducente, sino que es la causa de que maten. Creen, además, que la culpa de todo la tienen los Estados Unidos, Bush, Aznar, la CIA, los neocon, las petroleras y el resto de esa caverna tenebrosa que nos amenaza con dominar al mundo con la excusa del terrorismo. En el colmo de la paranoia ideológica, llevan años denunciando que la guerra contra el terrorismo es una excusa para acrecentar su poder.

Que sea ideología-ficción no significa que no sea preocupante. El PSOE no ha dejado de oponerse a las medidas tecnológicas y de inteligencia tomadas por los norteamericanos para enfrentarse al terror, tildándolas de "recorte de libertades", "intromisión intolerable", "pesadilla democrática", "espionaje a sus ciudadanos", "vulneración civil" y demás lindezas que nuestra izquierda repite sobre las actividades de la National Security Agency (NSA).

Claro que a nadie le amarga un dulce y ahora toca disimular. Hoy Zapatero y Rubalcaba recogen el último regalo de Bush sin ruborizarse. Ha sido esta conspirativa y perversa política de la NSA la que ha permitido rastrear el correo electrónico del etarra Garikoitz Aspiazu Txeroki hasta su cubil de Cauterets. Pero de esta intolerable vulneración del derecho a la intimidad de Txeroki no dicen nada. Se han limitado a recibir el regalo de Bush sin que su conciencia se revuelva. Coge al etarra y corre.

No sólo eso. Ahora resulta que es la concepción común y única de la lucha contra el terror, forjada tras el 11-S por Bush y Aznar, de la que se benefician Zapatero y Rubalcaba. Para ellos, abandonar a sus aliados en el campo de batalla puede ser lógico, pero la lucha antiterrorista es para los demás algo demasiado serio. Desde 2003 se burlaron, patalearon, gritaron e insultaron a propósito de nuestra alianza con Bush. Preguntaban una y otra vez qué se nos había perdido en la guerra contra el terror. Pues ahora, cuando no tienen ningún problema moral en recoger los frutos de nuestro apoyo a la guerra de Irak, ya lo saben. Es cuestión de principios.

Los norteamericanos son uno de los pueblos más generosos y leales de la historia. George W. Bush emprendió una guerra contra el terror por motivos morales que no entiende de las pillerías políticas de nuestros gobernantes. Guerra duradera y global, cuyo objetivo son los grupos terroristas que nos amenazan. Sin la tan denostada "guerra de Bush", y sin la decidida política de Aznar de apoyo a la lucha contra el terror, Rubalcaba y Zapatero no hubiesen podido hacerse la foto tras la detención de Txeroki. Debieran recordar qué es de bien nacidos, aunque han optado por lo contrario: coge al etarra y corre.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Fealdad
Alfonso USSÍA La Razón 22 Noviembre 2008

Fealdad exterior e interior. Hay que buscar la estética para presentar lo que sea. La fotografía de los presumibles «intelectuales» que presentaron el manifiesto a favor del juez Garzón en el Círculo de Bellas Artes resulta terrorífica. Dicen que los promotores del textito son Pilar Bardem, Moncho Alpuente y Leo Bassi. Pues que bien. En la presentación había gente muy mayor y muy despeinada, recién levantada de la cama. Gibson, Jordi Dauder, Fanny Rubio, Francisco Ibáñez. Lo que se dice la «Cultura», con mayúscula. Piden aperturas de fosas. Sólo de víctimas de una parte.

Escribe Santiago González en «El Mundo» que seleccionar sólo un bando de las víctimas equivale a elegir también un solo bando de verdugos. La abogada Cristina Almeida se atrevió a más. Desea que sean quemados en pira pública los libros de César Vidal. En 1935, en el bulevar de la calle de Velázquez, frente al número 57, los inspiradores de Cristina Almeida quemaron íntegra la biblioteca de mi abuelo materno. No era una gran biblioteca por entonces, pero hoy sería un tesoro, con primeras ediciones de Valle Inclán, Alberti, García Lorca, Ramiro de Maeztu, Arniches y otros autores de la época.

Después, como acusa César Vidal a los que gustan de quemar libros, también lo quemaron a él, pero a tiros. En mi casa, una buena parte de los libros de César Vidal lucen encuadernados, para compensar la incultura de Cristina Almeida. Ian Gibson, o está gagá o no se hallaba en condiciones de comparecer en público. Decir que el auto de Garzón debería ser un anexo de la Constitución Española, es decir una gansada. Y Paco Ibáñez, cuyas canciones de su concierto en el Olympia de París domino a la perfección, no está para grandes esfuerzos. Podría haber firmado, como Pilar Bardem, y no asistir a la presentación, como Pilar Bardem también. En fin, que lo han engañado una vez más.

El acto tuvo lugar en el mismo edificio que fue «cheka». Allí se torturaba y juzgaba a los prisioneros, y de ahí partían para ser fusilados. Me refiero a los prisioneros acusados de ser de derechas, de leer el ABC, de no tener callos en las manos o de creer en Dios. Por ese lado, la elección del lugar fue oportuna y encerraba mensaje. Pero esos muertos no les interesan, y si aparecen sus restos o no, les trae al pairo. La pretendida «Cultura» es así de ecuánime y equilibrada. Pero vuelvo al principio. Los tiempos en los que ser o querer aparentar ser de izquierdas imponía la obligación de ir vestido como mendigos ya se han superado. Ahí tienen a Pilar Bardem, su jefa, que acude a todas partes limpia y coqueta. Este grupo, más que el auto de Garzón, lo que necesita con urgencia es un asesor de imagen, un peluquero, un diplomado en estética y un abono gratuito para un tratamiento de rejuvenecimiento. Ignoro en qué estado se halla el cadáver de Franco, pero mejor aspecto que alguno de los firmantes del manifiesto, seguro estoy que lo tiene. No hay que concederle importancia a lo que piden, excepto al deseo de Cristina Almeida, que habrá alertado a los servicios de seguridad de «El Corte Inglés» de la sección de libros. Aquí, dada la sandez del contenido, lo que urge es la limpieza del continente. Más aseo.

Diálogo de civilizaciones
Tarik Ramadan en el Vaticano
Hay motivos para preguntarse si la vida humana es sagrada en el islam al modo en que lo es en el cristianismo. Así lo justifica, sin necesidad de ir más allá en la historia, la violencia terrorista islámica de años recientes.
José María Marco Libertad Digital 22 Noviembre 2008

La inauguración de la cúpula de la ONU en Ginebra no ha sido la única celebración del diálogo entre civilizaciones que ha ocurrido en estos días de noviembre. En el Vaticano ha habido otra, más seria y más inquietante, en la que veinticuatro representantes de la Iglesia católica, junto con otros tantos del islam, han empezado a establecer juntos las bases de un diálogo entre las dos religiones, islam y cristianismo. Las reuniones duraron del 4 al 6 de noviembre y el Papa Benedicto XVI intervino, al final, con un discurso conciliador.

Inesperadamente, el discurso de Benedicto XVI en Ratisbona puso en marcha el proceso que ha acabado suscitando ese encuentro. Allí el Papa habló, sin que muchos entendieran a qué venía una declaración tan tajante, del papel de la violencia en la difusión del islam y de la dificultad de reconciliar fe y razón en una religión en la que Dios, como ocurre en el islam, es "absolutamente trascendente". Ahora, en cambio, el Papa ha subrayado lo que es común a las dos religiones, como es "el papel central de la persona la dignidad de cada ser humano, respetando y defendiendo la vida, que es un don de Dios, y que por tanto es sagrado tanto para los cristianos como para los musulmanes".

Estas palabras tienen tanto o más de buenos deseos como de constatación de una realidad. Hay motivos para preguntarse si la vida humana es sagrada en el islam al modo en que lo es en el cristianismo. Así lo justifica, sin necesidad de ir más allá en la historia, la violencia terrorista islámica de años recientes, que ha contado con todos los parabienes de clérigos musulmanes.

El diálogo ha sido planteado como si tuviera lugar entre dos interlocutores iguales. No lo son. En muchos países musulmanes están prohibidos los cultos públicos de otras religiones que no sean la musulmana. En otros se persigue y se mata a los cristianos. En todos está prohibida la conversión y se impide la evangelización. En los países de tradición occidental, el islam no conoce en cambio la menor cortapisa a la edificación de mezquitas y la difusión del mensaje islámico. Cabe preguntarse de qué igualdad se está hablando.

Tampoco hay igualdad en los interlocutores. Es bien sabido que el islam no tiene una jerarquía universalmente aceptada. Los interlocutores musulmanes que han acudido al Vaticano tendrán la influencia que otros les den, y estos otros se considerarán, legítimamente, tan representantes como ellos. Otra vez, el diálogo entre iguales resulta más un buen deseo que una realidad.

Cierto que entre los representantes ha habido alguno particularmente importante. Destaca la presencia de Tarik Ramadan, uno de los intelectuales musulmanes más peligrosos de la actualidad, que en un artículo previo a la reunión puso las bases según las cuales él mismo concibe el diálogo. Quedan descartadas por principio el proselitismo (léase la evangelización) y la "competencia estéril en lo que se refiere a la posesión exclusiva de la Verdad". En cambio, hay que empezar un "diálogo sobre las civilizaciones", ya que la "oposición entre el islam y el Occidente es una pura proyección, casi un instrumento ideológico". "Hay mucho de islam en Occidente", dice Ramadan, "y mucho de Occidente en el islam."

A mí todo esto me recuerda a los nacionalistas llamados moderados, que han venido proclamando durante décadas lo que casi nadie ha querido oír, y otros muchos aplaudían, hasta que ha sido demasiado tarde. La dimensión, por supuesto, es mucho mayor. En ello está activamente implicado Rodríguez Zapatero. Lo que se ha hecho con España empieza a cobrar su auténtica dimensión.

Los fantasmas de Bellas Artes
CARLOS HERRERA ABC 22 Noviembre 2008

UNA parte esencialmente folclórica de la izquierda española quedó fielmente retratada en su cheka favorita, el Círculo de Bellas Artes de Madrid, en el acto de apoyo a los tejemanejes histórico jurídicos de Baltasar Garzón, el juez que no descansa y que siempre se pone los calcetines antes de ducharse, según se desprende del relato de su atenta biógrafa. Allí estaban los mismos de siempre: inasequibles al desaliento, el retén de vigilancia ideológica de la confusa sociedad española volvía de nuevo a los medios para ocuparse de un asunto por el que, sorprendentemente, aún no había habido manifestación oficial. Los mismos que cuando la guerra de Irak. Los mismos que cuando los cordones sanitarios. Los mismos que cuando la ceja famosa. Los mismos que cuando el doctor Montes. No se aburren de verse. Son los mismos, igual de pesebreros, igual de aburridos, igual de rencorosos. No se cansan de proclamar siempre las mismas soflamas. No se ruborizan por decir cursilerías. Son los mismos y siguen mostrando su mismo perfil intolerante, suficiente, insufriblemente sectario.

Los miembros de este sindicato de intelectuales nacidos casi exclusivamente para la lectura de comunicados no podían dejar pasar la oportunidad de evidenciar una de sus características más acentuadas: la nostalgia del franquismo. Hace treinta y tres años que murió el hombre sobre el que, por lo visto, han girado sus vidas y no consiguen olvidar su nombre. Cuando no es por una cosa es por otra, pero cada cierto tiempo Franco vuelve a ser la argumentación central de su quehacer: ahora lo ha sido merced a la iniciativa disparatada del juez Garzón y su Causa General, la que él mismo ha tenido que abandonar después de apercibirse del ridículo que le esperaba. Convencidos de que aún se puede ganar la Guerra Civil o de que aún se puede meter en la cárcel al pasado, los nostálgicos de Bellas Artes acariciaban la idea de encarcelar simbólicamente a esa mitad de España que es «facha», según criterio de Paco Ibáñez, uno de los incansables firmantes de todo lo que le echen. En virtud de ello se les disparó el relé y en lugar de echarse la fotico de todos los saraos, dejaron correr la lengua sin la habitual y necesaria prudencia que se le exige a todo portavoz de conciencias.

En su permanente escenificación del odio, estos vigilantes del confín de las ideologías llegaron a decir que el auto de Garzón debería ser un anexo a la Constitución o que deberían quemarse determinados libros de historiadores al parecer no excesivamente afines a sus ideas. Lo primero constituye una contradicción palmaria, ya que la Carta Magna es precisamente un aval sobre la superación del pasado, una tabla rasa de reconciliación y vista al futuro, y lo segundo es un inexplicable ataque de ira sectaria de alguien a quien este columnista siempre ha tenido y tendrá en alta estima: sé que ha puntualizado y, de alguna manera, corregido sus palabras, lo cual celebro, pero constato que no reconozco en ellas a Cristina Almeida, mujer de izquierdas que siempre ha sabido alternar intelectualmente con quienes mantienen discursos opuestos y a la que nunca recuerdo en posiciones sectarias. Lamentablemente, a Cristina se le ha recordado la ideología y ejecutoria de su progenitor, por lo visto exactamente no de su misma tendencia, y el papel del mismo en aquellos años de la posguerra en Badajoz, con lo que se evidencia el error de volver sobre el pasado con el ansia de ajustar cuentas y de pedir explicaciones a los hijos del comportamiento de los padres.

Garzón, en cualquier caso, puede estar satisfecho: no ha prosperado su sainete pero ha conseguido que una colección de antiguallas sostenga que sus textos son una magnífica y trepidante novela de acción. Y que lo hagan con esa escenificación asamblearia que tanto rejuvenece. No ha podido encarcelar a Franco, que ya está muerto, pero al menos ha sacado a unos cuantos fantasmas a la calle, que no es poco para el frío que hace.
www.carlosherrera.com

ALBERT RIVERA CRITICA "EL SILENCIO" DEL PP
Concentración a las 12:00 en Barcelona contra "la cacicada del CAC"
Albert Rivera ha hecho un llamamiento a secundar la concentración contra "la cacicada del CAC", que se celebra este sábado a las doce de la mañana frente al organismo censor. Además, critica "el silencio" del PP, que no acudirá a la protesta.
Libertad Digital 22 Noviembre 2008

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha hecho un llamamiento a secundar la concentración que se celebrará este sábado, a las doce de la mañana, frente al CAC en defensa de la libertad de expresión en Cataluña. "Es una concentración cívica por la cacicada contra algunas emisoras, entre ellas la COPE", ha asegurado.

En una entrevista en "La Mañana" de COPE, Rivera ha afirmado que es una protesta "sin etiquetas ideológicas" en la que se pondrá de manifiesto que "hay una oposición" contra "esta barbaridad" que representa la censura a determinados medios de comunicación.

"El CAC tiene un papel clarísimo, tiene que hacer un papel muy sucio", ha continuado, para después añadir: "es un organismo con siete políticos con carné en la boca y un buen sueldo". Sin embargo, "cuando se toca el bolsillo y la pluralidad política empieza a movilizarse a la gente".

El presidente de Ciudadanos también critica el silencio del PP, que no secundará la protesta. "El PP confía en un organismo como el CAC y es legítimo" pero por eso "no puede decir que el CAC es un atentado contra la libertad digital de expresión", como afirmó Esteban González Pons. "El problema es que no se puede estar en misa y replicando", agrega.

En este sentido, critica la ambigüedad de los populares catalanes ya que "es muy incómodo estar en contra del nacionalismo, cuesta y hay que ser muy coherente".

Sobre la situación de la política en Cataluña, Rivera cree que la sociedad ha dicho "hasta aquí hemos llegado". Ejemplos como los del CAC o el desastre del barrio del Carmelo así lo ponen de manifiesto. "Estamos revelándonos contra esta situación y esta agua putrefacta", ha dicho en la COPE.

Mientras, el CAC sigue tratando de excusar el despropósito de la concesión de frecuencias. El miércoles, el presidente del organismo insistía una y otra vez en la “independencia” y “transparencia” del CAC. Este viernes, en TV3 Carbonell ha tenido que admitir que “era un concurso un tanto especial, pues 22 de las frecuencias estaban ocupadas como pruebas piloto por un acuerdo que estaba firmado en noviembre de 2003”.

El que tampoco pierde oportunidad para jactarse de su actitud es el delegado del PP en CAC, Fernando Rodríguez Madero. Madero sigue defendiendo su voto a favor de quitarle emisoras a la COPE y Vocento, aunque parece más una cuestión personal contra Jiménez Losantos. Si durante su intervención en la comisión de Cultura del Parlamento catalán le quería “exorcizar”, este viernes, también en TV3, le ha llamado “pequeño ayatolá que babea”. Sus insultos, sin embargo, no han sido respondidos por parte del PP.

Rebelión contra los grilletes mediáticos de la CAC: "Somos ciudadanos, no súbditos"
 Periodista Digital 22 Noviembre 2008

La cacicada autoritaria de los mandarines catalanes ha tenido como respuesta una pacífica concentración convocada por Ciudadanos frente a la sede del CAC en Barcelona. Se inició al mediodía reuniendo a cientos de personas que reivindican la libertad de expresión. Y todo ello a pesar de las dificultades que ha puesto la Administración para que se pueda celebrar el acto. La libertad de expresión agoniza en Cataluña aplastada por la pesada mano del nacionalismo y el silencio cobarde de los partidos mayoritarios.

Las cientos de personas reunidas abarrotan la calle y todo ello a pesar de las dificultades que se han encontrado por parte de la Administración. De hecho, -según informa Libertad Digital, desde el Ayuntamiento no dieron permiso para que se pudiera cortar la calle en esta concentración al considerar que no asistiría apenas gente. Sin embargo, los ciudadanos han cortado esporádicamente la calle para reivindicar una libertad y el respeto a unos derechos que se están vulnerando en Cataluña.

Desde la organización de Ciudadanos han manifestado los obstáculos que han tenido con la Administración, a la hora de facilitar el corte al tráfico de las vías colindantes. El portavoz, Jordi Cañas, asegura que se tratan de dificultades que ponen de relieve el recorte de la libertad de expresión, que se han tenido que acostumbrar a remar contra corriente en Cataluña, aunque confirma que es nadar a favor de la razón, demostrando que hay ciudadanos libres en Cataluña, informa la web de la COPE.

Las puertas del CAC, cerradas a cal y canto, se enfrentan a una multitud de gente pacífica que se crece a la hora de mostrar su apoyo a los medios y cadenas agraviados por la CAC y gritar por la libertad, a pesar de las condiciones meteorológicas.

Jordi Cañas, en la lectura del manifiesto, señala que el principal enemigo del nacionalismo es la libertad, que necesita una ciudadanía manipulable. En su opinión, el separatismo usa una estrategia de control nacional con un instrumento como el CAC que cuesta 10 millones de euros cada año, y que amordaza a los medios atribuyéndose competencias censoras propias de régimen totalitarios sin parangón en ninguna democracia de nuestro entorno. El mecanismo amoral del CAC, añade, señala unos códigos invisibles y una censura que busca que sean los medios los que se apliquen límites imprimiendo en la sociedad la autocensura. Considera que estamos ante un aviso a navegantes, y ha denunciado que se sacrifique la pluralidad y con ella, la democracia. Reivindica una sociedad de ciudadanos críticos, informados y libres, y asegura que es un buen momento para decir VIVA LA LIBERTAD.

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, ha explicado que somos ciudadanos y no súbditos. Sostiene que si nos quitan libertades, que si el CAC se convierte en un guardián de las costuras mediáticas, se convertirá en oasis político que impondrá un pensamiento único a golpe de decreto. Ha añadido que también se podría haber convocado la manifestación frente a la sede del tripartito, porque todos quieren una construcción nacional, un neocaciquismo del siglo XXI, que se mimetiza en otras comunidades autónomas. Si nos preguntamos qué hemos hecho mal en esta democracia, asegura, es que hayan creado una casta política con el único fin de mantenerse otra legislatura más en el poder, y que aunque no se esté de acuerdo con la línea editorial de la cadena de radio en concreto, que al menos no se nos niegue el derecho de poder sintonizarla. Ha prometido que como exista otro atropello semejante, el sábado que viene volverán a la calle. "La libertad no hace felices a los hombres, nos hace sencillamente hombres" (Azaña).

El ambiente es festivo, la imagen sigue siendo más que de apoyo a la libertad de expresión. Destacar un cartel: "Ni orejeras ni bozal, reivindico mi derecho a oír y a hablar".

Tras una pancarta que reza "libertad de expresión" y bajo lemas como "Federico, Federico" (en referencia a Federico Jiménez Losantos), "Nazis, nazis", "CAC, cacicada" o "Queremos la Cope", los manifestantes han cortado el tráfico de la calle Entença de la capital catalana.

Ondean, además, banderolas de Ciutadans, propulsor de la protesta y partido que denunció lo que ellos consideran una "limpieza mediática".

El reparto del dial catalán acabó con dos emisoras menos para la Cope y tres para Punto Radio. Además, no concedió ni una de las 54 solicitudes de frecuencia que presentó por Unidad Editorial, según recuerda El Mundo.

"Casablanca del Llobregat"
 Periodista Digital 22 Noviembre 2008

Un militante de UPyD, el partido de Rosa Díez, ha utilizado la legendaria película Casablanca para denunciar con ironía el ambiente que impera a día de hoy en Cataluña. Es genial, pero lo que mucha gente no está entendiendo de este vídeo es que no va dirigido a los nacionalistas-independentistas que son impermeables a cualquier argumento.

Estos ya tienen las cosas muy claras, y no van a dar un paso atrás. Llevan el odio a España en la sangre y en el programa electoral, y al menos en eso son coherentes.

Como explica Apóstata en su blog, el mensaje va dirigido a los votantes del PSOE, a esos que dicen "¿En Cataluña? ¡Si en Cataluña no está pasando nada¡" y se quedan tan tranquilos y tan felices porque su partido consigue gobernar en Cataluña, al igual que en España y en otras comunidades, aunque sea de aquella manera y a un altísimo precio para los ciudadanos.

Y por descontado va dirigido a los votantes del PP, cuyos líderes, a la hora de la verdad, se escaquean de sus obligaciones reales, que no son las de exhibir la bandera nacional a todas horas o incrementar el santoral con mártires de la Guerra Civil, si no defender los derechos constitucionales de quienes les han elegido para ello.

En el fondo como demostraron en el primer Aznarato y en varias comunidades y poblaciones españolas, a la primera oportunidad se lanzan en brazos del nacionalismo para conseguir aunque sea una mísera concejalía de urbanismo.

LA INTELIGENTE LABOR DE UPyD DE ROSA DÍEZ
UPyD ha realizado el vídeo "Casablanca del Llobregat", colgado en youtube, donde hace una parodia del conocido film protagonizado por Humprey Bogart. Casablanca representa a Cataluña y en el inicio del vídeo se indica que "en los tiempos del segundo tripartito el Gobierno de la Generalitat discriminaba a la mitad de la población por hablar en castellano".

El vídeo subtitula escenas de la conocida película, creando una versión de la Cataluña que ven los autores. De este modo, el policía de la comisaria 'Casablanca del Llobregat' -que representa la 'Oficina de Garantías Linguísticas'- informa a "todas las unidades" que un tendero ha puesto un rótulo en castellano y que un profesor ha hablado en esta misma lengua a sus alumnos, según publica e-noticies.es.

Los polícias -que parodian a los Mossos- proceden a su detención al grito de "te has cagado, venga 'p'alante', españolazo". Una vez detenido le preguntan "els pronoms febles" y ante su desconocimiento de los mismos se lo llevan a la oficina, a pesar de que el detenido asegura "tener el nivel C de catalán".

El detenido intenta huir y los policías le disparan. Buscando en sus bolsillos le encuentran en los bolsillos el Manifiesto por la Lengua.

A continuación, en una reunión entre los diferentes miembres del falso tripartito acuerdan ir a la "typical Catalonian Tavern" Ca'n Rick, dado que "me he traido la visa conseller". Una vez allí, se firma un "donativo para la selección catalana de Curling" por valor de 100 euros.

También le reprochan a 'Humphrey Bogart' el hecho de "haber cambiado mucho", recordándole que sus padres "vineron de Almendralejo".

El amigo de 'Bogart' le comunica su intención de irse, puesto que "en Cataluña sobra la gente como yo". También se propone, a iniciativa de ERC, sustituir la "tortilla española por tortilla del Estado. Todo sea por la subvención".

Bogart se despide reconociendo que le "gustaba más la Casablanca de antes. Esto era un descampado antes de que llegáramos nosotros". El vídeo termina con una actuación del grupo "catalán no normalizado", Los Amaya.

A los de Izquierda Unida... ¿Para qué? Tienen tantas facciones y forman coaliciones tan extrañas que les quedan dos días para morir de progresismo malentendido.

************Sección "bilingüe"*****************

Educación reconoce el derecho a usar libros de texto en español
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 22 Noviembre 2008

Educación admite, en respuesta a una madre de Pontedeume, que "os alumnos poderán dispoñer do material didáctico que libremente escollan". Mientras, Galicia Bilingüe entrega dos mil solicitudes "para que se permita elegir el idioma de estudio".

"Os alumnos poderán dispoñer do material didáctico que libremente escollan, pero só serán a cargo do programa de gratuidade aqueles relacionados no taboleiro de anuncios do centro, trala súa aprobación no Claustro". La respuesta del delegado de Educación en La Coruña a una madre de Pontedeume fue difundida ayer por el colectivo Galicia Bilingüe, que exige a la Consellería que esta posibilidad sea puesta en conocimiento de "toda la comunidad educativa".

El escrito de José Manuel Mouriz Cabalo reconoce que los hijos de la denunciante, "como calquera outro alumno", deben poder utilizar sin impedimentos por parte del centro o el cuerpo docente cualquiera de las dos lenguas oficiales, "agás nas clases ou actividades relacionadas cunha determinada lingua".

No obstante, la aclaración que el delegado provincial introduce respecto a la posible cobertura del material escogido por el programa de gratuidad de los libros de texto corrige un informe anterior emitido por la inspección educativa. En esa primera respuesta, el inspector no solo reconoce el derecho del alumno a usar indistintamente ambas lenguas cooficiales "nos exames, nas distintas probas de avaliación, nos distintos traballos académicos e no material didáctico", sino que "informa favorablemente" que los alumnos "poidan disfrutar" de la gratuidad del material didáctico, con la única excepción de los manuales propios de las clases o actividades relacionadas con una determinada lengua (española, gallega o inglesa).

La Consellería de Educación aclaraba ayer que la respuesta del inspector obedece a "unha interpretación errónea" del decreto 124/2007, que regula el uso y la promoción del gallego en el sistema educativo, y, más en concreto, de su artículo 13, referido a la elaboración y publicación del material didáctico.

En este apartado, el legislador deja abierta la posibilidad de utilizar manuales escritos en español, al indicar que en los módulos y materias impartidos en gallego el alumnado manejará, "con carácter xeral", manuales escritos en gallego.

No obstante, a renglón seguido el decreto recoge que la Consellería de Educación fomentará la elaboración de material didáctico en lengua gallega para facilitar su disponibilidad.

La asociación Galicia Bilingüe entregó ayer en los registros de la inspección educativa de Ferrol, Lugo, Orense, Vigo y La Coruña unas dos mil solicitudes en las que padres y madres de alumnos exigen que "se permita a sus hijos elegir el idioma de estudio, tanto para el material didáctico como para su uso oral en clase o la realización de pruebas y exámenes".

El colectivo denuncia que "en la práctica totalidad de los colegios se obliga a los niños a utilizar continuamente el gallego y existen centros en los que se bajan las calificaciones a quien usa el español". También acusan a la Consellería de entorpecer su recurso del decreto del uso de gallego en las aulas ante el Tribunal Superior de Xustiza.

El Correo Gallego, 22.10.2008
--------------------------------------------------
NOTA: ¿Cuánto tiempo creen que tardará el Bloque Totalitario Nacionalista Gallego en pedir la dimisión de ambos, el inspector y el delegado provincial, por traidores a la Patria Breogánica? Se admiten apuestas

La UPV pone protección a los dos candidatos a rector ante el acoso de alumnos radicales
Han boicoteado varios actos, además de insultar y amenazar a Esteban y Goirizelaia
MARTA FDEZ. VALLEJO BILBAO El Correo 22 Noviembre 2008

m.f.vallejo@diario-elcorreo.com
La UPV ha puesto en marcha un dispositivo de seguridad para que los candidatos a rector, Marisol Esteban e Iñaki Goirizelaia, puedan desarrollar su campaña electoral ante el boicot de estudiantes radicales. La catedrática de Economía acude ya a sus citas para presentar el programa en facultades con protección personal, escoltada por tres vigilantes de una empresa privada, después de haber sido increpada e insultada en varias ocasiones en estos últimos días y de verse obligada a suspender un acto electoral en San Sebastián. Goirizelaia también soporta a diario intimidaciones y presiones de los alborotadores allá donde va a contar su proyecto. En mayo, este colectivo boicoteó la campaña de Juan Ignacio Pérez y llegó a causar graves altercados.

La voz de alarma la dio ayer Marisol Esteban. Convocó una rueda de prensa para «denunciar públicamente» los ataques que está sufriendo por parte de un puñado de radicales. Sorprendió ver a la profesora de Economía entrar al recinto de la Facultad de Sarriko, donde imparte clases, protegida por tres escoltas. A ellos se sumaron dos vigilantes del centro. Esteban explicó que su candidatura «ha sufrido de manera reiterada agresiones verbales y boicots de sus actos electorales». Explicó que arrancan los carteles de la campaña e insultan a las personas que asisten a sus convocatorias. «Estos comportamientos antidemocráticos han sido realizados por grupos de alumnos que no representan la opinión mayoritaria del colectivo al que pertenecen», puntualizó. Detalló que portan pancartas firmadas por Ikasle Abertzaleak, sindicato mayoritario entre los estudiantes de la UPV.

La aspirante a rectora sufrió el pasado martes en el campus de Vitoria el acoso de un puñado de radicales que le recibieron al grito de «fascista», le siguieron por el recinto mientras le increpaban e insultaban y trataron de boicotear su comparecencia. Al día siguiente, tuvo que suspender su intervención en la escuela de Magisterio de San Sebastián al entrar un grupo de jóvenes en la sala y lanzar gritos y proclamas que impidieron que continuara hablando. Desde el jueves cuenta con protección personal, además del dispositivo específico de seguridad que monta la UPV en cada acto electoral.

«No voy a abandonar»
Esteban advirtió a los saboteadores de que si lo que pretenden es «intimidarle» para que desista de presentarse a las elecciones no lo van a conseguir. «Nuestra voluntad es clara. Estamos firmemente convencidos de que la UPV necesita un cambio para servir con eficacia al bienestar de la sociedad. Nosotros representamos ese cambio y estamos dispuestos a llevarlo adelante con el apoyo de la comunidad universitaria». Lamentó que «la escasa participación del alumnado en los procesos electorales lleva a que un grupo minoritario se encuentre en la posición que tiene en este momento».

Los radicales arrancan los carteles de los aspirantes en los campus. Los recintos universitarios están plagados de imágenes de los candidatos en las que se lee 'Esteban fascista', y 'Goirizelaia español'. Hay un tercer modelo en el que aparecen los dos: Esteban junto al anagrama del PSOE, Goirizelaia, con el del PNV, y los dos con la Constitución en las manos, cruzados por la expresión 'Iruzurrik ez!' ( Fraudes no)

Ante la «gravedad de estos actos antidemocráticos», Esteban reclamó ayer al rector «que cumpla el compromiso que ha asumido de garantizar un proceso electoral libre y democrático». La aspirante a rectora quiso, sin embargo, alabar el trabajo que están haciendo los servicios encargados de su seguridad personal y la de su equipo. Aclaró además que era consciente de que su rival en las urnas también soporta el acoso de los radicales y que el pasado mayo el actual rector pasó por la misma situación.

«Nos lo ponen difícil»
Goirizelaia reconoce que los alborotadores se lo están poniendo «difícil». Intentan reventarle cada una de las citas que convoca para exponer su programa. El actual vicerrector del campus de Vizcaya se encontró la pasada semana con una protesta similar a la de su rival en la escuela de Magisterio de San Sebastián. Trató de mantener su discurso entre gritos e insultos. Logró, a duras penas, acabar su intervención. Los responsables de seguridad protegen también a Goirizelaia en sus actos electorales con un dispositivo que depende del «nivel de riesgo».

Los responsables de la Universidad no descartan utilizar a la Ertzaintza para proteger el desarrollo de la campaña electoral si los altercados fueran a más. El Rectorado señaló ayer, mediante una nota, que ha puesto al servicio de los candidatos todos los medios «materiales y humanos que precisen». «Se han producido retiradas de carteles, algaradas y, en algunos casos, la suspensión de actos públicos de ambos candidatos», confirmó. Tras reprobar estas «acciones», la UPV afirmó que «seguirá trabajando» para que la campaña se desarrolle «en las mejores condiciones».

El BNG impone el biberón en gallego
La Xunta crea un Consorcio para gestionar las «galescolas» con el fin de «ideologizar» a los niños de 0 a 3 años. Presiona a los municipios con restarles las subvenciones de las guarderías si no se adhieren a él
C. S. Macías La Razón 22 Noviembre 2008

MADRID- Aún no saben hablar y ya quieren que aprendan gallego. Las «galescolas» se han convertido en una pesadilla para muchos desde que el BNG advirtiera de que «la mejor cantera» para aprender la lengua gallega eran los niños. Ahora, los bebés de 0 a 3 años tomarán el biberón de la mañana al ritmo del Himno de Galicia, y la letra de Pondal, cuyo significado no entienden, les servirá de nana.

El proyecto de Consorcio gallego de Servicios de Igualdad y Bienestar, promovido y presidido por el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, y cuyo gerente y adjuntos son ex altos cargos del BNG, se ofrecía como un sistema de «colaboración entre iguales», dirigido a conseguir «la conciliación de la vida familiar y laboral». De este modo, se presentaban a los gallegos unas escuelas para sus pequeños pintadas de colores alegres donde «los nenos e nenas» podrían tener amigos. Pero las idílicas «galescolas» han comenzado a tener «goteras».

La primera tiene su origen en la confrontación de competencias. Hasta ahora, los ayuntamientos dirigían los servicios sociales y la Xunta estaba obligada a transferir ayudas. Pero la creación del Consorcio busca controlar y gestionar todas las «galescolas», de tal manera que si un consistorio no se adhiere a dicha sociedad ve mermadas sus subvenciones o se queda sin ellas. Este proyecto ha sido fuertemente contestado por algunos municipios, que acusan a Quintana de utilizar métodos casi «mafiosos» para conseguir la integración de todos los ayuntamientos gallegos al Consorcio. Frases como «o entras por el aro o te quedas sin cuartos» no tienen nada que ver con aquella voluntad de «colaboración» que proponían.

Pero la «imposición» o «coacción» tiene rasgos mucho más claros. Desde el PP de Galicia, la portavoz de Asuntos Sociales, Susana López Abella acusa a Quintana de querer «asfixiar» económicamente a las escuelas municipales y así lograr que cierren o se integren. Si no lo hacen, les acosan con inspecciones o les merman las ayudas que provienen de la Xunta o, en algunos casos, de la UE. «Esta entidad se escapa del control parlamentario y en 2009 administrará 100 millones de euros», denuncia López Abella. «Los contratos y todo lo gestiona el Consorcio, los consistorios son meros convidados de piedra», critica Celso Rodríguez, concejal de Terras Galegas en La Guardia, (Pontevedra).

Ayuntamientos como el de Sober, Borborás o Arbo, que recibieron 26.000, 18.000 y 20.830 euros en 2006 para guarderías en 2007 vieron reducidas las ayudas en un 37 por ciento.

En la actualidad, Galicia cuenta con una red de 79 «galescolas» con 3.900 plazas, de las cuales sólo 23 son de nueva creación y 15 de ellas ya estaban comprometidas con los ayuntamientos por el Gobierno gallego del PP. El resto eran guarderías municipales que fueron absorbidas por la sociedad creada por Quintana.

Más caras que las municipales
Según un estudió realizado por López Abella, «cada plaza de “galescolas” cuesta el doble que las gestionadas por los municipios»; si una guardería municipal sale por un promedio de 2.500 euros anuales por plaza, la misma, gestionada por el Consorcio, se eleva a 5.000 euros.

Desde el principio, en busca de copiar el modelo vasco y catalán, se intuía una clara intención de ideologizar a los niños. «No sé si lo que quieren es galleguizar o crear al nuevo hombre gallego», dice el concejal de La Guardia. Y es que, Galicia Bilingüe ya advirtió de que obligar a un infante a cambiar su lengua materna por otra «puede producir perjuicios psicológicos y empujarles al fracaso escolar».

Para la Diputación de La Coruña, hablar castellano es violencia de género
 Periodista Digital 22 Noviembre 2008

“Queremos aprovechar la fecha del 25 de noviembre, día de la no violencia contra las mujeres, para hacer pública nuestra denuncia de ser esta otra forma de violencia que debe ser erradicada para recuperar nuestra dignidad y manifestar públicamente nuestro compromiso de construirnos, individual y colectivamente, en la lengua propia de este país.” Esto lo dice un díptico del Servicio de Normalización Lingüística de la Universidad de Coruña, hecho en colaboración con el Ayuntamiento coruñés y la Diputación.

Ese díptico, que está financiado con dinero público, como denuncia el blog Contando Estrelas, además considera “preocupante el escaso empleo que las mujeres hicieron (y hacen) de la lengua gallega sin ocuparse de hacer visible que respondía, más de una vez, a una subordinación exigida por el mismo sistema que promueve la división del trabajo entre los sexos y que saca beneficios del oculto trabajo femenino.” Según el bloguero Elentir:

Es decir, que si eres una mujer gallega y hablas castellano porque te da la real gana, en realidad estás participando de una forma de violencia y de opresión contra las mujeres. Y si quieres dejar de ser cómplice de esa situación, entonces debes hablar en la “lengua propia”, es decir, el gallego. De esto a llamar “maltratadores” a los gallegos castellanohablantes ya sólo queda un paso.

¿Qué hacen estas instituciones públicas? Pues, por una parte, cogen el discurso del feminismo izquierdista, recogiendo de él la tesis de la lucha de sexos como heredera de la lucha de clases, y lo mezclan con uno de los conceptos que sirvieron de base al nacionalismo decimonónico, primero, y al nacional-socialismo, después: el “volksgeist” de Herder, una forma de colectivismo nacionalista que proclama un supuesto espíritu del pueblo como esencia de la nación, por encima de los derechos del individuo.

Toni Soler
Em poses un tallat, si us plau?
Las sociedades modernas, plurales y mestizas, no discriminan, porque eso constituye en sí mismo, una contradicción. Y mucho menos, sancionan. Quienes lo hacen son, precisamente, las sociedades arcaicas, retrógradas y mentalmente diminutas.
Eva Miquel Subías Libertad Digital 22 Noviembre 2008

Es de agradecer la aplastante sinceridad con la que el periodista Toni Soler se ha expresado en una reciente entrevista en TV3. He escuchado parte de las respuestas que le iba facilitando a su colaborador y amigo Albert Om, en referencia al libro que acaba de publicar y que lleva por título Amb llengua o sense (Con lengua o sin ella) y desde luego, no se puede calificar ni de ambiguo ni de titubeante. Bien clarito lo ha dicho el muchacho.

He de confesar que sigo de manera casi habitual Polònia, el espacio que dirige y presenta en la televisión autonómica catalana y francamente, lo paso bien. Las sátiras que hacen de nuestros políticos, algunas más graciosas que otras, me suelen hacer pasar un buen rato y créanme, he intentado dejar siempre a un margen cualquier tipo de connotación ideológico-política en cualquiera de los programas en los que ha participado Toni Soler. Siempre he pensado que estaban bien hechos y el presentador los ejecutaba de forma más que eficaz. Además, si así no lo hiciera, pocos programas realmente podría ver, tanto en Cataluña como en el resto de España.

Ahora bien, la absoluta franqueza del personaje no resta lo más mínimo el calado de sus declaraciones, más bien todo lo contrario, asusta un pelín.

A la pregunta sobre si el castellano está discriminado en Cataluña, Toni Soler reconoce que sí, que hay personas castellanohablantes que consideran conflictivo que su hijo no se pueda escolarizar en castellano y, por otro lado, están las personas catalanoparlantes a las que le parece –y se incluye– conflictivo el hecho de pedir en una cafetería un "tallat" y no les entiendan. Se trata –prosigue– de un conflicto propio de sociedades modernas, plurales y mestizas, como la catalana y sí, existe una discriminación del castellano por la simple razón de que existe una política a favor del catalán, que es la política que han decidido democráticamente los sucesivos Gobiernos de la Generalitat. Y concluye apuntando que cuando se favorece una lengua se perjudica a otra y se hace para compensar una situación histórica inversa que se debe admitir y no negarlo por miedo a qué dirá "el Losantos".

Bien. De entrada, todo el mundo sabe en Cataluña lo que significa un "tallat", sea la procedencia del camarero argentina, colombiana, italiana, de Cáceres o de Avinyonet de Puigventós. Pero aunque así no fuera, comparar el hecho de pedir un café cortado en un establecimiento al hecho de no poder escolarizar a tu hijo, ya no en una única lengua, simplemente en ambas pero en igualdad de condiciones, es, cuanto menos, frívolo. Y preocupante, muy preocupante.

Y por cierto, las sociedades modernas, plurales y mestizas, no discriminan, porque eso constituye en sí mismo, una contradicción. Y mucho menos, sancionan. Quienes lo hacen son, precisamente, las sociedades arcaicas, retrógradas y mentalmente diminutas, que confunden voluntariamente el bilingüismo con una diglosia, propia de colectivos con insuperables complejos de inferioridad. Esa es la cuestión. Y la poderosa y eficiente manipulación política por parte de personajes con ridículos aires de grandeza, por supuesto.

¿Cómo hemos podido llegar hasta este punto? La sociedad catalana no ha tenido nunca problemas de convivencia lingüística, cada cual se ha expresado en la lengua en la que le ha resultado más cómoda, con la se ha manejado mejor o simplemente dependiendo del contexto, del interlocutor y de las circunstancias. Estamos convirtiendo una situación privilegiada de riqueza cultural, de armoniosa interrelación de dos lenguas en un conflicto estéril, hueco y empobrecedor. Además de una clamorosa pérdida de tiempo.

Dice Soler que tenemos el derecho a hablar en la lengua con la que hemos crecido y nos hemos declarado a nuestras novias o novios o la que hablamos a nuestros hijos. Por supuesto. Y yo sería la primera en defenderlo si así no pudiera ser, al igual que lo hago y lo haría con otras muchas cuestiones que afectan directamente a la libertad individual. Pero ¿cuándo ha habido problemas con ello? Una servidora ha leído y sigue leyendo en catalán, ha amado profundamente en el pasado en catalán, sigue escuchando música catalana –en catalán o en castellano, porque ambas lo son–, y continua hablando con numerosos amigos en catalán. Y sigue amando a su tierra, cómo no, pero no de la manera en la que unos pocos deciden cómo se debe hacer.
Pero, ¿saben lo curioso del tema? Pues que personajes como Albert Boadella, Francesc de Carreras, Eugenio Trías, Arcadi Espada o Rafael Argullol hablan un catalán mucho más bello, armonioso y preciso del que el actual presidente de la Generalitat, por poner sólo un ejemplo, llegará a manejar jamás. Y eso es lo que realmente les pone a muchos de los nervios. Y ya se sabe que, en ocasiones, el fanatismo del converso es letal.

La lucha contra el terrorismo
ETA envía otra oleada de cartas de extorsión a empresarios vascos
Los terroristas exigen entre 30.000 y 130.000 euros a los chantajeados
AITOR GUENAGA - Bilbao El País 22 Noviembre 2008

Dos días después de que el rey Juan Carlos reconociera en Bilbao ante la plana mayor del empresariado vasco y en el 25º aniversario de Confebask la "determinación" y el "coraje" de los industriales por enfrentarse a las "intolerables amenazas y extorsiones del terrorismo", vuelve el chantaje de ETA. En realidad, nunca se ha marchado. Ni en la etapa del alto el fuego permanente (2006), cuando los terroristas usaron un lenguaje mucho menos hostil y hablaban de una "aportación voluntaria" para la "liberación de Euskal Herria". Es un "goteo constante", como siempre reconocen las patronales vascas cuando salta la noticia de una nueva remesa de cartas, al tiempo que solicitan a los afectados que no sucumban al chantaje.

Y la nueva oleada de misivas de extorsión a industriales y otro tipo de profesionales ya ha llegado, según han confirmado a este periódico fuentes policiales. Las nueva cartas pertenecen a la remesa del mes de octubre, aunque han sido mataselladas en noviembre y remitidas desde San Sebastián y desde la localidad guipuzcoana de Tolosa, según las fuentes informantes.

El volumen de cartas en esta ocasión supera también las 100. En los últimos años, las remesas de misivas de extorsión de ETA han venido oscilando entre las 70 y las 130 mensuales, según información incautada a los etarras detenidos en Francia.

Las fuentes informantes precisan que en esta ocasión las cantidades exigidas a los empresarios son de 30.000, 45.000, 60.000 y 130.000 euros. Normalmente, los etarras piden también cobrar la cantidad exigida en billetes de 20, 50 y 100 euros.

Algunas son cartas en las que ETA chantajea por primera vez al empresario. "El no responder positivamente a esta petición, le haría acreedor de las medidas que Euskadi ta Askatasuna [ETA] decida aplicar contra Ud. y sus bienes", se apunta. En el caso de las cartas recordatorio, se recalca a los industriales extorsionados que si no pagan "en un mes" "pasarán a ser objetivo" de los terroristas.

La última oleada de cartas conocida data del mes de junio pasado y coincidió con la detención de renombrados empresarios vascos por orden del juez Baltasar Garzón dentro de su investigación sobre el impuesto revolucionario. En aquella ocasion, ETA exigía entre 70.000 y 120.000 euros.

ETA destroza un repetidor en Bilbao con una bomba de entre 6 y 8 kilos
La explosión coincidió con una voladura en las obras de la 'Supersur', y sembró la alarma en la capital vizcaína
A. SANTOS BILBAO El Correo 22 Noviembre 2008

ETA reapareció en la noche del jueves, con un atentado que no tuvo repercusión hasta la mañana de ayer. La banda atacó por segunda vez en un año un repetidor en el monte Arnotegi, en Bilbao, con una bomba cargada con entre 6 y 8 kilos de amonal. La explosión pasó prácticamente desapercibida porque, según el Departamento vasco de Interior, coincidió en el tiempo con una detonación controlada en las obras de construcción de la 'Supersur', la mayor infraestructura viaria de Vizcaya y que debe descongestionar de vehículos la A-8 a su paso por la capital vizcaína.

El atentado se registró hacia las 21.40 horas del jueves. A esa hora, el servicio de emergencias 112 comenzó a recibir reiteradas llamadas telefónicas de ciudadanos que alertaban de que habían escuchado una «potente explosión» en la zona de Bilbao.

Tras realizar diferentes comprobaciones, la Policía autónoma concluyó en un primer momento que el estruendo que habían escuchado cientos de vecinos procedía de la voladura controlada realizada en los trabajos de la nueva carretera. La consejería de Javier Balza asegura en una nota oficial que la Guardia Civil, que traslada los explosivos para estas operaciones y recoge el material no utilizado, les ha confirmado por dos veces que el jueves estaban programados ese tipo de trabajos. Portavoces del instituto armado precisaron ayer que la orden para efectuar voladuras corresponde a la Diputación de Vizcaya y que en ningún caso este cuerpo efectúa las voladuras.

«Importantes daños»
Las sospechas sobre la comisión de un atentado por parte de ETA comenzaron, sin embargo, a surgir en la misma noche del jueves, después de que algunos de los comunicantes que telefonearon al 112 advirtieran de que habían dejado de recibir la señal de televisión en sus domicilios. Una patrulla de la Ertzaintza acudió entonces al repetidor del monte Arnotegi, que da servicio a medios de información y facilita las comunicaciones entre diferentes cuerpos de seguridad. Los agentes comprobaron que la valla de acceso estaba rota, aunque decidieron interrumpir la inspección ante la falta de luz en la zona y la pospusieron hasta la mañana de ayer. En el recuerdo tenían probablemente la acción terrorista del pasado 23 de febrero.

Entonces, la banda colocó un artefacto explosivo con un dispositivo para que detonara en el momento en el que los artificieros manipularan la bomba. A diferencia de lo ocurrido el jueves, en aquella ocasión sí avisaron de su colocación en un intento de provocar víctimas entre la Policía autónoma. La Ertzaintza mantuvo cortados los accesos a la zona durante buena parte de la mañana de ayer ante el temor de que existiera un segundo artefacto-trampa en los alrededores
El panorama que se encontraron a la luz del día fue el de los «importantes daños» que la explosión había causado en el repetidos. Las primeras pesquisas apuntan que los terroristas habrían utilizado entre 6 y 8 kilos de amonal, sin que se haya podido aún precisar la cuantía económica de los desperfectos.

La última acción de ETA, registrada tres días después de que haya sido detenido el jefe supremo de sus comandos, Garikoitz Aspiazu Rubina, 'Txeroki', recibió la condena por parte de las instituciones y partidos Además del Ayuntamiento de Bilbao, la delegada del Gobierno en funciones, Gloria Sánchez, subrayó el «clamor de la sociedad contra los terroristas» y reiteró que los autores de este atentado «van a ser detenidos y juzgados más pronto que tarde».

En la misma línea se pronunciaron los representantes de EA, EB, PSE y PP, que subrayaron las ganas de la banda terrorista de «hacerse notar» e insistieron en exigir el cese de su actividad y su desaparición ante los anhelos de paz de todos los ciudadanos vascos.

Recortes de Prensa   Página Inicial