AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 17 Diciembre 2008

Matar para ir a la cárcel
JOSÉ MARÍA CALLEJA El Correo 17 Diciembre 2008

Gari patillas-Txeroki' tenía dos años cuando murió Franco. El denominado jefe de la banda, detenido en noviembre en Cauterets, nació el mismo año en que la organización terrorista que llegaría a dirigir asesinó a Luis Carrero Blanco, presidente del Gobierno del último Franco. Aitzol Iriondo, 'Gurbitz', detenido el pasado 8 de diciembre en Gerde, nació el mismo año en que se celebraron en España las primeras elecciones democráticas, 1977.

No pueden alegar ambos -ni tampoco otros conmilitones de edades parejas, también detenidos- ningún memorial de agravios por parte del dictador y su régimen; sí pueden decir que, desde que tienen memoria, han visto cómo una banda asesinaba sin descanso, mientras otros morían ordenadamente. Lo han visto en una de la comunidades con mayor nivel de autogobierno y con mayor bienestar material de todo el mundo.

El asesinato de Carrero Blanco, 20 de diciembre de 1973; el juicio de Burgos, diciembre de 1970; y los estados de excepción decretados por Franco en los últimos años de su régimen contribuyeron a crear una imagen simpática de la banda en buena parte de España y en Europa, que se cargaba de razón por la brutalidad del régimen franquista. El capital político acumulado durante esos años por la organización terrorista le permitió luego asesinar impunemente en los primeros años de la democracia con el apoyo activo, o la comprensión silente, de buena parte de la población.

De todo eso es posible que 'Gari patillas' y 'Gurbitz' no sepan nada, es seguro que no habrán dedicado ni un minuto de reflexión a saber qué pasó y que dejó de pasar con el franquismo y la banda, dos extremos retroalimentados. Lo cierto es que con su penuria intelectual y su biografía vulgar han llegado a un enorme nivel de poder: el que otorga decidir sobre la vida de los demás. Decidir con consecuencias irreversibles.

El caso de estos dos etarras detenidos consecutivamente sirve para ilustrar la historia de ETA. Una organización que usa como coartada el franquismo, pero que asesina infinitamente más durante la democracia que bajo la dictadura. Una banda en la que históricamente los más bestias se acaban haciendo los jefes y desplazando a otros, menos bestias que ellos y que empiezan a dudar. Una banda en la que la producción de sangre otorga los galones. Una banda convertida en un fin en sí misma, movida por un mecanismo inercial, en pendiente terminal, sangrienta y puramente endogámica.

El que alguien que tenía sólo dos años cuando murió Franco, o nació con la democracia, sea capaz de haber hecho del odio y de la muerte de los demás el credo que da sentido a su vida nos habla también de una sociedad, la vasca, en la que el entrenamiento en el odio, la socialización en la violencia y el hábito del tiro en la nuca al contrario han formado parte de la educación cultural y sentimental de varias generaciones de vascos que ahora rondan los treinta y los veinte años. No conocieron a Franco pero odian como si lo hubieran sufrido en carne viva.

Esa transmisión generacional del odio forma parte del relevo que necesita la banda para aparentar que está en plena forma asesina. Si los yonkis enganchados a la heroína se pasan la vida buscando el imposible chute que les devuelva a las emociones del estreno, los etarras se pasan la vida asesinado, buscando el imposible placer de sentir lo que experimentaron cuando con el crimen de Carrero creían que ganarían. Hay en la banda actual un matar derrotado; un matar resignado, rutinario, de oficinistas; un matar que constituye un puro autoengaño, que cada vez engatusa a menos gente, que cada vez cansa y aburre a más gente, alguna cercana hasta hace poco a la violencia, un matar que se repite como una liturgia circular, como un oficio al que se entregan los incapaces de pensar que fuera de la muerte de los otros puede haber salvación para sus vidas.

Ahora le ha tocado ser asesinado a Inaxio Uria, un vasco de libro, un empresario guipuzcoano de manual, pero eso no hace peores a los criminales que cuando asesinaban a guardias civiles andaluces o a policías gallegos. Si la justicia francesa encuentra a los detenidos culpables del asesinato de dos jóvenes guardias civiles en Capbreton, los criminales pueden salir de la cárcel gala cuando estén cerca de los sesenta años; eso, más lo que les caiga en España. Un planazo.

En ese relevo permanente de odio no hay, al parecer, un relevo en la información de lo poco recomendable que es para cualquiera pegarse veinte años, o más, seguidos en la cárcel. No parece que haya presos viejos -de esos ahora acercados a cárceles de la CAV- que pierdan un minuto en explicar a los más jóvenes que la cosa no tiene ningún sentido, que es tirar una vida -la del asesinado- por la borda y tirar luego otra -la del asesino- en interminables años de cárcel. No parece haber nadie que les diga a los colegas de cuadrilla del 'patillas' que por mucha aparente solidaridad, cada vez menor, la cárcel es un suplicio personal, intransferible, interminable; que uno se come a pulso las horas sin posibilidad de recuperar ni un solo día.

El caso de 'Gari patillas' y de 'Gurbitz' es también una buena guía para retratar lo que ha dado de sí el terrorismo nacionalista vasco en la organización de la vida de muchos jóvenes vascos durante los últimos años: entrenamiento en la violencia callejera en la adolescencia, ordenando matar y/o matando desde muy joven, viviendo en la paranoica clandestinidad hasta que, tarde o temprano, la Policía les detiene y pasan buena parte del resto de sus días en la cárcel. Cárcel desde los veinte años hasta los cuarenta, cárcel desde los treinta hasta los cincuenta... cárcel. El balance no puede ser más desolador, sobre todo para los asesinados, pero también para los asesinos y para los que en los últimos años han hecho de la muerte ajena el credo que da sentido a sus vidas.

Cuando esto acabe, que espero sea pronto, y cuando se haya ventilado bien la hedionda habitación en la que nos cocemos ahora, a la gente que nazca ya sin terrorismo le resultará difícil entender cómo en un país tan opulento en lo económico se pudo cocinar semejante puchero de odio y muerte. Mientras llega ese día, 'Gari patillas', 'Gurbitz' y sus conmilitones se pudrirán en la cárcel.

La deslealtad hacia la traición
Si algo hay que reprochar al PP de Rajoy en esta segunda legislatura es que haya sido, en beneficio de Zapatero, el principal propagador de esa verdad a medias como es la de que el gobierno socialista “ha rectificado” en política antiterrorista
EDITORIAL Libertad Digital 17 Diciembre 2008

El PSOE ha vuelto a poner en evidencia la prioridad que otorga a sus alianzas con los nacionalistas, aun a consta de perpetuar algo tan grave y repugnante como es el control proetarra de los 42 ayuntamientos del País Vasco y Navarra en los que gobierna ANV. Así lo han demostrado los socialistas al rechazar, junto al PNV, CiU y ERC-IU-ICV, la propuesta de Rosa Diez, respaldada por el Partido Popular, de disolver dichos ayuntamientos a través de la aplicación del articulo 61 de la Ley de Bases del Régimen Local.

Poco les ha importado a los socialistas que ese articulo fuese redactado en su día, precisamente, para echar de los consistorios a "partidos que formen parte del entramado terrorista", tal y como define a ANV la sentencia del Supremo que la ilegaliza. Poco les importa que, al amparo de ese artículo, y aun con muchos menos motivos, se disolviera convenientemente el Ayuntamiento de Marbella. Tampoco les ha importado que su negativa coincida con la decisión de la UE de incluir en su lista internacional de organizaciones terroristas a ANV y PCTV. Poco les ha importado, en definitiva, el enorme perjuicio moral, político y económico que para la lucha antiterrorista constituye mantener la regencia proetarra de todos esos ayuntamientos.

La desfachatez de las excusas dadas por el PSOE está a la altura de su nihilista negativa. Así, los socialistas han alegado que esta iniciativa de UPD y PP debilita el “consenso” en política antiterrorista y constituye una “deslealtad” hacia el Gobierno. ¿Se referirán acaso los socialistas a ese “consenso” colaboracionista que, durante la primera legislatura, permitió a ETA tener interlocución, dentro y fuera de nuestras fronteras, al tiempo que, a través de la Fiscalía General del Estado, se impedía al Tribunal Supremo ilegalizar a ANV y PCTV? La repugnante traición que protagonizó el gobierno de Zapatero a los más elementales principios de cualquier política antiterrorista digna de ese nombre -y que prolonga esta negativa a disolver los ayuntamientos de ANV-, no le hacen acreedor de lealtad alguna, sino merecedor de la más estrecha y suspicaz vigilancia.

En este sentido, si algo hay que reprochar al PP de Rajoy en esta segunda legislatura es que haya sido, en beneficio de Zapatero, el principal propagador de esa verdad a medias como es la de que el gobierno socialista “ha rectificado” en política antiterrorista: Evidentemente en esta “fase de confrontación” entre el gobierno y ETA, que nace de la ruptura que provoca la insaciabilidad y premura con la que los terroristas exigen el cumplimiento de los “compromisos adquiridos” en pro de la última tregua, el Ejecutivo de Zapatero ya no se ha opuesto a la ilegalización de ANV y PCTV, ni ha neutralizado la capacidad de nuestros cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado a la hora de detener a los terroristas con los que sus representantes negociaban en la clandestinidad. Ahora bien, eso no es razón alguna para que el principal partido de la oposición sustituya el valor prioritario de la firmeza en la lucha antiterrorista al del apoyo a un gobierno con tantos antecedentes felones al Estado de Derecho y que tantas muestras de confrontación coyuntural y temporal ofrece en su actual “fase” de lucha antiterrorista.

Si no vamos a negar que los nacionalistas hayan ofrecido, en estas circunstancias, cierta comprensión a Zapatero a la hora de reactivar parcialmente los mecanismos de nuestro Estado de Derecho en su lucha contra ETA, esta negativa del gobierno a aplicar la legislación que permitiría la inmediata disolución de los ayuntamientos gobernados por ETA, también es una muestra de que Zapatero no quiere tensionar excesivamente sus relaciones con los nacionalistas, eje fundamental de todo su proyecto político. En este sentido, la supuesta alternativa ofrecida por los socialistas de llevar a cabo, ayuntamiento por ayuntamiento, mociones de censura contra ANV, no hace sino reflejar esa prioridad de tener el apoyo de los nacionalistas, sin el cual esas mociones de censura no tendrían -y, por tanto, no tienen- posibilidad alguna de prosperar.

Esperemos que el PP siga de la mano de UPD en esa “defensa desideologizada de lo obvio”, por utilizar esa expresión de Rosa Diez que tanto habrá agradado a María San Gil. Esperemos que no se deje neutralizar por la acusación de “deslealtad” y que denuncie, sin complejos ni hipotecas, la poca lealtad que se merece quien prefiere el apoyo de los nacionalistas a la disolución de los ayuntamientos gobernados por un entramado terrorista.

ANV: la negativa a reconocer un terrible error, la sospecha de otra trampa.
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 17 Diciembre 2008

La herencia más perversa del ahora innombrable Proceso de Paz con ETA es la presencia de ANV (cómplices convictos de los terroristas y como tal considerados judicial e internacionalmente ) en los ayuntamientos vascos. La responsabilidad de ello es , por entero, del Gobierno. Con el agravante de que su insensata permisividad se produjo incluso después de los asesinatos de la T-4 por la ceguera empecinada de Zapatero en pretender separar el tentáculo del pulpo. Fue el Gobierno quien impidió al Tribunal Supremo ilegalizar todas aquellas listas limitándose a presentar denuncia tan sólo contra la mitad de ella, haciendo la vista gorda con las demás. Fue aquello mucho peor que un mal cálculo. Fue un error que ahora paga la democracia española.

El Gobierno ha rectificado ahora en un giro copernicano de 180 grados su política antiterrorista. Ha vuelto a la senda de la firmeza y al único camino de la lucha sin cuartel en busca de la definitiva derrota de ETA. No puede criticarse una cosa y la contraria. Por eso tras haber criticado con toda energía aquella errónea política aplaudo ahora esta.
Pero tampoco puede defenderse una cosa y la contraria. Y eso es lo que pretende el Gobierno y sus portavoces . Negar cualquier error entonces y negar que esto no sea, como es, la antítesis de aquello. Negar la evidencia y suponernos no ya sin memoria, sino lelos totales. Pero lo debemos ser bastante porque en bastantes la patraña cuela.

En realidad lo que se busca es que no se hable ni se remueva. Se olvide y se suponga que aquello no pasó nunca. Silencio sobre el asunto es la consigna. Y por eso molesta tanto el recuerdo y el señalamiento de una responsabilidad que es evidente. Tanto como los etarras en los ayuntamientos.

Lo sucedido ayer en el Parlamento lo pone de manifiesto de manera muy rotunda. Pero enciende ademas de nuevo la sospecha si la rectificación es del todo sincera. ¿Por qué el PSOE no está sin pero alguno ni excusa en la decisión de desalojar de inmediato a ANV? ¿Por qué se crispa tanto cuando UdyP y el PP se lo exigen?. ¿Calculo electoral o de nuevo Eguiguren moviendo el rabo en las cercanías de los terroristas?¿Van a tener razón quienes afirman que ZP sólo está esperando otro guiño de ETA para volver a las andadas? ¿Se va a confundir de nuevo entrega de armas y renuncia absoluta a la violencia con una negociación con los criminales?. Rubalcaba dice que no. Pero otros parecen insinuar que todo cabe.

Pero lo que resulta delirante es la vieja y repetida triquiñuela propagandística de que no puede criticarse al gobierno en estos asuntos . No debe ni hablarse de ello. Ha de tener bula. Y eso es una falacia. Criticar la política antiterrorista si esa es , coo lo fue durante el Proceso de Paz, un error terrible no sólo es admisible , es que sería un delito de conciencia el no hacerlo. Como lo es no criticar ahora al PSOE por andar con cálculos espurios a la hora de sacar la pata donde nunca debió meterse y expulsar definitivamente a ANV de las instituciones. Reclamarlo no es ayudar a ETA. Es combatirla. Y es deber de la oposición y de la opinión publica y publicada el reclamarlo.

Aunque, naturalmente, no quieran ni oir hablar de ello. Porque eso es mentarles y recordarle el peor de sus fiascos y el más dolorosos de sus errores que esperemos –intento mantener toda la esperanza- hayan sinceramente reconocido y tengan claro que nunca volverán a cometer: negociar con los terroristas.

España: la pirámide de la mentira
Francisco Rubiales Periodista Digital 17 Diciembre 2008

La tesis de que el poder político en España se sustenta sobre una peana de falsedades resulta cada día más sólida y convincente. Los engaños y las estafas desde el poder se suceden en España y el denominador común de toda esa maraña truculenta siempre es la mentira, convertida en un invisible pero dominante Superministerio de la Trampa.

La gran estafa piramidal del magnate estadounidense Bernard L. Madoff, cifrada en 50.000 millones de dólares, gracias a la cual ha estafado a decenas de miles de ahorradores de todo el mundo, en su mayoría ricos usuarios de la banca privada, no ha sorprendido ni conmovido a la sociedad española, tristemente acostumbrada a convivir con el engaño y la estafa de los poderosos.

La prensa de hoy en España es un ejemplo palpable y sobrecogedor de lo que es un país dominado por una pirámide de mentiras. Los titutares del escándalo internacional de Madoff comparten portadas con otras estafas "made in Spain" igualmente plagadas de truculencias y despreciables mentiras.

La primera es la protagonizada por la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que ha intentado ocultar a la opinión pública el hundimiento de uno de los túneles por el que pasará el AVE Madrid-Valencia, ocurrido el pasado martes, que, por suerte, sólo sepultó a varios camiones pero que podría haber causado un alto número de víctimas. Ese asunto, de alto interés para la sociedad, sólo ha salido a la luz pública porque se enteró un periódico y lo publicó.

La otra está también protagonizada por otro ministro del gobierno, esta vez el de Trabajo, Celestino Corbacho, que, para ocultar la sangría de bajas que se está produciendo en la Seguridad Social, está inscribiendo a jóvenes menores, como si fueran trabajadores, algo que no está claro que sea legal.

Pero el pueblo español, acostumbrado a las mentiras del poder, ni siquiera parece escandalizado. La causa de la indeferencia española ante la estafa quizás resida en que el actual gobierno ganó las últimas elecciones montado sobre la cresta de una gran mentira, negendo una y otra vez la existencia de una crisis que ya causaba estragos en la economía española. Votar y otorgar el poder a un partido que miente constituye una responsabilidad colectiva y un triste mérito para los electores españoles, que tal vez les impida reclamar ahora, cuando está siendo bombardeado a diario por nuevas estafas y engaños.

Basta darse un baño en la actualidad española de cada día para verse envuelto en un océano de mentiras, todos ellos con implicaciones directas o indirectas del poder político.

Hablemos de la prensa de hoy:

Además de los escándalos de los dos ministros antes mencionados, el del hundimiento del tunel ocultado y el de las falsas inscripciones de menores en la Seguridad Social, vemos que la Audiencia Nacional va a juzgar a los autores de la famosa viñeta humorística que recordaba la "gesta" del rey Juan Carlos, cuando mató al oso ruso Mitrofán, previamente emborrachado para que fuera blanco fácil. Aparecen también los últimos coletazos del lamentable escándalo de la cúpula pintada por Miquel Barceló en la sede de la ONU, en Ginebra, inaugurada el pasado 19 de noviembre por el Rey de España, cuyo costo, cifrado en 20 millones de dólares, fue financiado por la España en crisis, la de los comedores de Caridad atiborrados de nuevos pobres y desempleados, en parte con dinero reservado para la cooperación internacional. Otra estafa ocupa espacio en las portadas de la prensa española de hoy, la del cobro de derechos por sevillanas del siglo XIX, obviamente de dominio público y libres de derechos, en las casetas de la Feria de Sevilla, por parte de la Sociedad General de Autores de España (SGAE), una entidad amiga del poder socialista, ampliamente rechazada por los españoles por su obsesión recaudadora. Algunos medios bromean ante la estafa afirmando que tal vez terminen cobrando por los derechos del Quijote. El lamentable capítulo de las estafas del poder se cierra con la polémica sobre si el gobierno miente o dice la verdad cuando afirma que nunca más volverá a negociar con ETA, como hizo en el pasado. Media España cree que el gobierno dice la verdad y la otra mitad asegura que vuelve a mentir, como las muchas veces que negó en el pasado que negociaba mientras que sus representantes y los de ETA planeaban en secreto las condiciones del final de la lucha armada.

Hay cientos de casos más de estafas, mentiras y trucos plasmados en los medios de comunicación de hoy, algunos de alcance nacional, como las acusaciones sobre partidos de fútbol comprados, y otros muchos que deberían tener alcance nacional, limitados, por saturación y desinterés, al ámbito local o regional. Se refieren a viajes de políticos sin justificar, a subidas de sueldos casi clandestinas de altos cargos políticos, a sindicatos que denuncian despidos injustificados, realizados aprovechando la crisis, a multas cobradas a mansalva por funcionarios y policías aleccionados por los políticos para que recauden como locos, a asaltos de bandas de ladrones a residencias y hasta a trenes, como en el lejano Oeste, sin que el Estado, que tiene la obligación de cuidar de la seguridad de los ciudadanos, haga mucho por impedirlo, y un largo y desolador etcétera que consagra a España como un país no sólo gobernado por la estafa y el engaño sino como un mal lugar para vivir y tener hijos en este siglo XXI, pasto del mal gobierno.

Voto en Blanco

La prueba del algodón
Vicente A. C. M. Periodista Digital 17 Diciembre 2008

Ha sido exactamente la famosa “prueba del algodón”. En vez de salir un blanco inmaculado, ha sacado la suciedad que se quería ocultar. Un espectáculo que deja al descubierto las verdaderas intenciones políticas del PSOE y del Sr. Zapatero. Ha bastado una propuesta de verificación de la voluntad real de acabar con el terrorismo, para que se ponga en evidencia el engaño, la doble moral y la total entrega al nacionalismo y al secesionismo de un partido capaz de lo que sea con tal de mantenerse en el poder.

Las excusas de ir con la Ley en la mano no se sostiene y se le ha demostrado que lo que falta es la voluntad de aplicarla en su literalidad y en su espíritu. No se disuelven los Ayuntamientos en que aún gobiernan los representantes de las formaciones terroristas ANV y PCTV porque no quieren enturbiar los contactos nunca interrumpidos con el mundo de ETA, ni dar una imagen de claudicación ante la tesis del PP y de UpyD. Otra vez buscan el amparo de las formaciones nacionalistas independentistas para nadar y guardar la ropa.

Una vileza, una indignidad, una hipocresía más de quienes solo les mueve el objetivo de perpetuarse en el poder aún a costa de desmembrar a España, cambiar de régimen por la puerta de los hechos consumados y traicionar la Constitución que prometieron defender. Pero también triste imagen la de una oposición a remolque de una sola diputada y un Partido como es UPy D de Dª Rosa Díez, una izquierda centrada y realmente española. Una imagen de la falta total de rumbo y liderazgo en un PP obsesionado por perpetuar a un perdedor.

La frase de Dª Rosa Díez no pudo ser más elocuente, el Congreso es todo menos un parlamento, porque ni se parlamenta , ni se controla al Gobierno. Pero ayer fue escenario además de otra indignidad como es la de reafirmar la licencia al Gobierno del Sr. Zapatero para seguir negociando con ETA. No solo no se ha derogado esa infame resolución, sino que ayer se votó a favor de seguir permitiendo que ETA se financie manteniendo a sus ediles y concejales en más de cuarenta municipios en el País Vasco y Navarra.

Cuando se llega a este estado de perversión de la democracia, se puede perder toda esperanza en mantener las libertades y los derechos de los ciudadanos. Si no se respeta lo fundamental ¿cómo se va a defender en lo que no se cree? No se puede permitir que la Ley se siga interpretando según la voluntad del Gobierno y de “lo que aconseje la jugada”. Es inmoral y propio de regímenes bananeros y dictadorzuelos que acomodan la legislación para mantenerse en el poder y someter a los ciudadanos a su voluntad.

Quisiera que hubiera una oposición mayor que la única voz que clama en el desierto gélido del Congreso, la de Dª Rosa Díez. Quisiera que los ciudadanos que confiaron sus votos a un partido como el PP, hicieran patente su desacuerdo con esta actitud de ambigüedad, de apocamiento y de pérdida total de la iniciativa real de oposición. Quisiera que el PP despertara del letargo en el que D.Mariano Rajoy y sus asesores le han sumido. Quisiera un nuevo PP que ilusione a los ciudadanos y plante cara a esta indigna forma de Gobierno y se presente como una verdadera alternativa. Y si no lo hace, que no espere comprensión y perdón por no atender a este momento crucial en la historia de España.
Enlace permanente Hacer comentario

PP nacionalista
Manuel Molares do Val Periodista Digital 17 Diciembre 2008

El Partido Popular acaba de unirse a socialistas y regionalistas en las Cortes Aragonesas para rechazar todo posible trasvase del Ebro a las secas tierras levantinas, rompiendo así la doctrina de ese partido de que los ríos están al servicio de todos los españoles, y no sólo al de las distintas regiones por las que circulan.

Al PP se le suponía nacionalista español, luchador por la cohesión del Estado. También lo había sido el socialista hasta elegir como primer ministro a José Luís Rodríguez Z, quien rompió el centenario españolismo del PSOE a cambio del apoyo a su Gobierno del secesionismo catalán de ERC, hostil a toda afinidad interterritorial.

Las cesiones del PSOE de Z a los independentistas y a los regionalistas más exigentes han ido contagiando a la red regional del PP, como el caso de Valencia, donde exige obtener iguales prebendas que las que alcance el Estatuto catalán, cuya aspiración final es la soberanía.

Un PP que sigue aliado con Coalición Canaria, a pesar de que, nacida de un grupo de partidos insulares españolistas, se ha transformado en tan soberanista como Ibarretxe: quiere convertir Canarias en Estado Libre Asociado de España.

La transformación del PP al nacionalismo regional, aunque trate de ocultarlo, sirve al secesionismo catalán, y se produce ahora ante el posible nacimiento de un “pacto sobre el agua”.

Pacto para el que Extremadura, cuyo gobierno es socialista a la antigua, es la única región que promete formalmente ser solidaria con el resto de España al apoyar la construcción de un trasvase del Tajo, desde su territorio, al Segura.

Manuel Fraga propone pesar a los nacionalistas colgándolos, quizás de una balanza romana. Podía dar ejemplo enganchando primero a sus propios conmilitones del PP.

Ministros socialistas
Puerta

¿Qué hace ahí ANV financiando futuros crímenes a cuenta del erario, sufragando extorsiones y anestesias para la sociedad del tute? Invocan, para no actuar, limitaciones de las leyes ¡cuando no han hecho otra cosa que ignorarlas!
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 17 Diciembre 2008

Alguien con la sutileza del sindicalista Álvarez les diría que están tocando ya los huevos, y un Pedro Castro se acordaría de sus votantes sin necesidad de abandonar el área testicular. Tras un título airado, prefiero adornar esta invitación con ecos de Marco Tulio Cicerón, porque aún hay clases.

No es nada personal, señor Solbes, pero empezaremos por usted: ¿Hasta cuándo abusará de nuestra paciencia? Cuando sólo Letonia nos gana en destrucción de empleo, en tanto que se cumplen una a una (bien que agravadas) las advertencias de Pizarro en aquel debate que ojo al parche le ganó acogiéndose a las comodidades de la mentira, mientras reconoce que los Presupuestos se basan en previsiones desfasadas, con los infantes afiliándose a la Seguridad Social por ver de consumar un maquillaje que para sí habría querido Boris Karloff, cabeceando entre siesta y consejo, sopor y conferencia, modorra y pleno, y reconociendo usted mismo que "a ciertas edades" bla, bla, bla... ¿por qué se empeña en taponar el cargo? ¿Por qué no deja que alguien con ganas y realismo, alguien... ejem... despierto, tome las riendas?

Qué decir de Rubalcaba y Bermejo, a quienes propondré filípica en vez de catilinaria: "Es ciertamente hermosa la palabra paz (...) Pero no parece que los hogares familiares, que las leyes públicas, que los derechos que procura la libertad le sean queridos a aquel a quien deleitan las discordias, los asesinatos de ciudadanos y la guerra civil". ¿Qué hace ahí ANV financiando futuros crímenes a cuenta del erario, sufragando extorsiones y anestesias para la sociedad del tute? Invocan, para no actuar, limitaciones de las leyes ¡cuando no han hecho otra cosa que ignorarlas! Fingen abominar de "los atajos" quienes más se han adentrado en ellos. Pagamos por su grandísima culpa negociadora el deshonor de ver encaramados a las instituciones a mandatarios de los matarifes. Han fracasado siempre en todo. ¿Por qué no juntan unas migas de dignidad y dimiten? Váyanse antes de tener que volver a desdecirse. Que sean otros quienes tengan que oír: "¿Qué semejanza hay entre vosotros y ese gladiador para que negociéis con él sobre las condiciones de la paz o sobre lo que es justo?".

Defenderse atacando
José Antonio VERA La Razón 17 Diciembre 2008

Cuando este gobierno o el partido que lo sustenta andan en algo que no quieren compartir, empiezan a practicar la táctica de defenderse atacando. Ocurrió en los tiempos en los que estaban en negocios con Batasuna y les convenía colar al PCTV como partido que nada tiene que ver con Eta. Ellos y nosotros sabíamos que eran lo mismo, pero decían que no había una sola prueba de tal relación. En realidad no sólo había una prueba, sino doscientas, pero desviaban la atención, negaban los contactos y le echaban la culpa al PP, acusándole de «deslealtad».

Llegó más tarde lo de ANV y se repitió la historia, de manera que Zapatero y sus ministros encontraron mil excusas para impedir que los proetarras se presentaran a las municipales. Supimos al poco tiempo que mientras se excusaban estaban intentando retomar las negociaciones que nunca clausuraron con el mundo de Eta.

Ahora estamos otra vez, a propósito de la disolución de los ayuntamientos de ANV, ante la repetición del mismo ritual. Bermejo y Pepiño acusan de lo peor a Rajoy, pero el presidente del PP sólo les está pidiendo una cosa: que apliquen la ley y que, con ella en la mano, eviten que se siga haciendo apología diaria del terrorismo en cuarenta ayuntamientos vascos. Lo que no sabemos aún es si detrás de esta nueva tramoya hay también ahora un interés escondido. Aunque pronto se sabrá.

Ante un instante crítico, Bush respondió como cualquier presidente americano lo hubiera hecho: atacando. Es la diferencia
Bush, en la tormenta
Gabriel ALBIAC La Razón 17 Diciembre 2008

Guste reconocerlo o no, nada más que un gobierno democrático existe en el mundo. En cuya periferia vegetan administraciones locales, más o menos autónomas. Así es desde hace tres cuartos de siglo. Europa es esa vieja dama de buena familia que se habituó, desde hace ya tanto, a vivir por encima de sus posibilidades, que ni siquiera acierta a entender la rancia estirpe de su ruina. Ni un céntimo ha gastado el viejo continente en poseer una máquina de guerra moderna y eficaz desde 1945. Lo así ahorrado, ha podido ventilárselo en la aparente opulencia que nos asombraba a algunos: a quienes, hace ya bastantes años, bromeábamos, con la sonrisa congelada, sobre la mágica paradoja de que la franja del planeta con menores índices de productividad viviera ilimitadamente en una prodigalidad encantadora. Algún día vamos a pegárnosla, dejábamos caer en voz baja y tono irónico.

Ha llegado el día. Que nadie en su sano juicio fantasee que esto tiene soluciones no traumáticas. Y, de la misma manera que Europa había delegado sus gastos de defensa en los Estados Unidos -eran responsables, al fin, esos Estados Unidos de que el continente no quedara apaciblemente repartido entre Stalin y Hitler a inicio de los cuarenta, así que les correspondía cargar con los platos rotos-, apenas si fue en el último medio siglo la economía europea otra cosa que un pasivo apéndice de la americana. A años luz de la capacidad investigadora de los grandes centros académicos estadounidenses, las Universidades europeas fueron degenerando hasta llegar a este golpe de bisturí mediante el cual, ahora, el «plan Bolonia» las rebaja nominalmente a lo que es ya su condición real desde hace mucho: la de una pésima enseñanza media, que hubiera avergonzado a cualquier bachiller de los años cuarenta.

Y una Europa deprimida, y en el límite idiotizada, aguardaba del Bush que llegó a la Casa Blanca en 2001, comportamientos acordes con la pasiva grey del Continente. Cuando Nueva York y Washington fueron atacados, en la operación militar de mayor trascendencia desde el fin de la segunda guerra mundial, una esperanza nació en las cabezas de los seniles dirigentes europeos: que el Presidente americano se resignara ante lo inevitable y ofreciera una humilde mejilla en sumisión al holocausto. Se equivocaron, sencillamente porque Europa hace ya más de un siglo que no entiende nada. Bush respondió al envite exactamente igual que lo hubiera hecho cualquier presidente norteamericano. Exactamente igual que ningún presidente europeo hubiera osado hacerlo. Atacando en su propio territorio al enemigo. Y apostando por aniquilarlo, aun a sabiendas de que ningún apoyo encontraría en los mortecinos aliados europeos. Han sido ocho años muy duros. Rematados con una recesión mundial que venía tejiendo sus mortíferas redes desde hace más dos decenios. Con un coste muy alto, en lo material como en lo humano, los Estados Unidos han estabilizado la ofensiva islamista en Afganistán e Irak, en un momento crítico para la supervivencia de Occidente. Y Europa sigue de fiesta, porque aquí la verdad es que nunca pasa nada.

Sindicalismo catalán
La globalización de la idiocia
Gracias a décadas y décadas de medroso corporativismo disfrazado de progresismo nacionalista de pandereta, lo único que nos queda por aquí son algunos medianos empresarios sin ninguna importancia.
José García Domínguez Libertad Digital 17 Diciembre 2008

Entre las muchas que habitan en las páginas del periodismo español, quizá la fantasía más estrafalaria sea esa que glosa las peripecias de un célebre ectoplasma al que los plumillas suelen llamar con respeto reverencial "un importante empresario catalán". Haga la prueba el lector. Hurgue en la sección de economía de cualquier diario del día y comprobará en el acto como algún importante empresario catalán ha realizado tal o cual trascendental declaración.

El problema de ese lugar común en forma de gentilicio es la contradicción insalvable que esconden sus términos. Pues, en realidad, no existe absolutamente nadie que pueda reunir las tres cualidades en su persona; es decir, ser, a la vez, importante, catalán y empresario. Y es que, gracias a décadas y décadas de medroso corporativismo disfrazado de progresismo nacionalista de pandereta, lo único que nos queda por aquí son algunos medianos empresarios sin ninguna importancia, y unos cuantos ejecutivos ajenos a la propiedad y, por tanto, desposeídos de genuino poder de decisión en las grandes corporaciones a las que sirven. Eso es todo lo que hay. Y punto pelota.

En puridad, los contados empresarios catalanes realmente existentes que, además, merecen el nombre de importantes se llaman Nissan, Sony, Volkswagen, Panasonic, Casio o Henkel. Precisamente, esos a los que el sindicalista Álvarez, a la sazón secretario general vitalicio de la UGT doméstica, acaba de amenazar con que no le toquen mucho "los huevos" (Si la Sony toca molt els pebrots...). O sea, ya saben a qué atenerse en las sedes centrales en Tokio, Nueva York o Berlín. A partir de ahora, tendrán que andarse con mucho cuidadito en Barcelona. ¡Huy, huy, huy, como se enfade Álvarez! ¡Menudo genio tiene el Pepe!

Tal vez porque nunca ha necesitado trabajar para ganarse la vida, al sindicalista Álvarez lo único que le altera el equilibrio testicular es el cálculo económico dentro de las empresas privadas, las de verdad, ésas que sólo se mantienen en pie gracias a servir las necesidades del mercado al menor coste posible. Así, los sensibles genitales del sindicalista Álvarez en todo momento se han mostrado felizmente indiferentes ante, por ejemplo, el escandaloso despilfarro de los fondos públicos de la Generalidad en viajes institucionales de ocio, los tan innúmeros como inútiles informes sobre codornices japonesas, o las obscenas subvenciones multimillonarias al objeto de fomentar el secesionismo deportivo local.
Al cabo, el macho alfa Álvarez sólo ha venido al mundo con una única misión: marcar paquete ante los cuatro o cinco empresarios catalanes importantes que aún quedan en Cataluña. En fin, lo que nos faltaba: la globalización de la idiocia.

Difícil de justificar
TONIA ETXARRI El Correo 17 Diciembre 2008

Suele ocurrir en el ambiente político, cuando están en juego los intereses electorales, que la realidad no consigue disuadir los mensajes prefabricados de algunos partidos. Ha ocurrido, ahora, con tres dirigentes del PSOE, como José Blanco, Leire Pajín y el ministro Bermejo que, en contraposición a la actitud del ministro Rubalcaba, se empeñan en subrayar una actitud «destructiva» de la oposición del PP con la lucha antiterrorista que bien poco tiene que ver con lo que está pasando. Si Rajoy se deshace en elogios hacia la nueva política de firmeza de Zapatero contra los terroristas de ETA, si Esperanza Aguirre felicita explícitamente al presidente y al ministro del Interior por las últimas detenciones, no se puede calificar la actuación del PP de «indecente», como hizo la secretaria de Organización del PSOE, alegando que el principal partido de la oposición está «utilizando» la lucha antiterrorista para romper consensos.

Frío. Frío. Eso no es lo que está ocurriendo. Otra cosa es que no sea conveniente, para el cálculo electoral de José Blanco, que el PP no esté poniendo zancadillas al Gobierno en un «material sensible» como la lucha antiterrorista, pero esto es lo que hay en este momento. El Gobierno ha rectificado en su política antiterrorista y el PP lo reconoce y se lo agradece. De la misma forma que Trillo, desde el hemiciclo, mantiene una línea constante con el ministro Rubalcaba, y tan bien informado estaba que hasta no puso reparo alguno con el movimiento de acercamiento de presos de ETA a cárceles cercanas a Euskadi.
 

Una actitud que le valió una descalificación pública, por cierto, del popular vasco Antonio Basagoiti: si Trillo no lo hizo, él criticó el acercamiento de los presos porque, aunque se trata de ex activistas amortizados por su condición de expulsados, consideraba que la posibilidad de que alguien pudiese entender que se trataba de un guiño negociador para ETA, significaba una ofensa para las víctimas y, además, se trataba de una iniciativa inútil porque en casos anteriores (en la legislatura de Aznar, sin ir más lejos) no funcionó.

No es que el líder del PP vasco prefiera poner zancadillas al Gobierno en esta cuestión. Se trata de reclamar, como hicieron tantas veces los socialistas con sus responsables en Madrid en etapas anteriores, que se le tenga en cuenta. Algo tan sencillo como la existencia de una interlocución permanente. Que Basagoiti sabrá más de presos y ANV que su compañero Trillo, seguro. Y el toque de atención dado por Basagoiti fue tan eficaz que ahora no sólo le llama Trillo sino también el ministro del Interior. Dicho esto, el PP espera la disolución de los ayuntamientos donde gobierna ANV porque cree que, con la ley en la mano, si hay voluntad política, se podría hacer.

Rosa Diez también. No le basta con un compromiso para reformar la Ley de Bases del Régimen Local porque se tardaría meses en hacerse efectiva y, teniendo en cuenta que en marzo habrá elecciones en Euskadi, el paso del tiempo favorece a unos, pero perjudica a otros. Cuestión de cálculo electoral.

Zapatero prepara un Gobierno vasco con el PNV
Pablo Sebastián Estrella Digital 17 Diciembre 2008

Está bien que Rajoy mantenga el discurso de la permanente rectificación del Gobierno en su política contra ETA -que ayer registró un nuevo avance con la captura de un comando liberado-, pero ese discurso conciliador de Rajoy, que no ha sido apreciado por el PSOE y que el sector más duro del PP califica de erróneo y entreguista, corre el riesgo de caer en la trampa que, a todas luces, le están tendiendo el PNV y el PSE-PSOE, basada en un pacto nacional y autonómico con vistas a los resultados de las elecciones autonómicas del País Vasco en la próxima primavera. Y que tiene su punto de arranque en el apoyo nacionalista a los Presupuestos de Zapatero para el 2009 y en su trastienda el traslado de presos etarras a cárceles próximas al País Vasco, así como la no eliminación de ANV del total de ayuntamientos de Euskadi y Navarra.

Precisamente por todo esto, el PSOE se ha negado apoyar la propuesta de Rosa Díez en el Congreso de los Diputados pidiendo la disolución de todos los ayuntamientos donde gobierna ANV -ayer declarada ilegal en la UE a igual que el PCTV-, que el PP propone como una iniciativa inmediata. Lo que finalmente será rechazado por el PSOE y sus aliados nacionalistas más IU, dejando en evidencia al presidente Zapatero y a su ministro Rubalcaba, que al final se resisten a echar a ANV de la política, y proponen el "gota a gota", o caso a caso, es decir, el cuento de nunca acabar, o el macabro juego de que sólo irán expulsando a los alcaldes de ANV que no condenen a ETA si mata en su demarcación.

Todo esto está sacando de sus casillas a los dirigentes del PSOE que ahora vuelven a acusar al PP de utilizar el terrorismo en la lucha política cuando lo que ocurre es exactamente al contrario. Zapatero hace concesiones a los presos de ETA que consideran "moderados" (sic), y retrasa la eliminación de alcalde de ANV, para beneficiarse de todo en las elecciones vascas y en el posterior pacto de gobierno.

Un pacto que tuvo sus momentos de gloria y de fracaso durante las fallidas negociaciones políticas del Gobierno, PNV y Batasuna en Loyola. Algo que se va a recordar en los próximos días cuando Juan José Ibarretxe y Patxi López sean juzgados por entrevistarse con Otegi en esos pasados meses. Una foto interesante "de unidad" y un proceso judicial al parecer sin mucho recorrido que ofrecerá la instantánea del pacto PNV-PSOE que podría haberse elaborado en secreto entre Urkullu y Zapatero en la Moncloa.

Algo que presiente, o sabe, el PP pero que no acaba de denunciar, como no se entiende el apoyo dado por Trillo -suponemos que en nombre de Rajoy- al acercamiento a Euskadi de presos vascos, a sólo pocos días del último crimen de ETA en Azpeitia.

Sin embargo, el Gobierno, que nunca dijo la verdad sobre sus objetivos con ETA y su entorno político, esta vez se puede equivocar profundamente si la banda decide atacar a la desesperada con un atentado indiscriminado y letal y eso le pilla en plena luna de miel con el PNV, partido nacionalista que se mantiene en el empeño de hablar de "procesos de paz", de negociación y "conflicto vasco", en lugar de hablar de lo que tiene que hablar. que es de la lucha policial contra la banda del terror y su entorno sin ninguna concesión.

Y bastante tiene este Gobierno moribundo -Solbes empezó a despedirse de la política en el día de ayer- con la crisis económica como para reabrir, en las actuales circunstancias, la cuestión terrorista y la sospecha del regreso a la negociación con ETA. Lo que ya negaron Zapatero y Rubalcaba cuando la bomba de Barajas y que, a las pocas semanas, volvieron a reanudar con el mayor descaro. El mismo con el que ahora acercan los presos de ETA y hacen la vista gorda sobre ANV para que no se rompa su compromiso con el PNV, de gobierno y "matrimonial".

Estrategia del PSOE
¿ANV? La culpa es de D'Hont
El PSOE quiere llegar a las elecciones vascas en un hipócrita son de paz. Pretende asumir el discurso de una parte del PNV, y presentarse separando lo policial de lo político.
Juan Morote Libertad Digital 17 Diciembre 2008

Si se ha intensificado la lucha policial contra la ETA, ¿por qué no se ha procedido a ilegalizar a los ayuntamientos gobernados por Acción Nacionalista Vasca (enésima marca de ETA)? Ésta es la pregunta que se formula cualquier ciudadano de bien. Si el objetivo es terminar con la ETA, resulta complicado entender cómo además de detener delincuentes, no se les cierran las fuentes de financiación y las expectativas electorales.

Para analizar adecuadamente lo que está sucediendo, no podemos pasar por alto la degeneración del PSOE. Los socialistas (hace ya tres cuartos de siglo) invirtieron su prelación de objetivos, pasando a primar su continuidad en el poder por encima de cualquier otra circunstancia. Es decir, es más importante mantener la agencia de colocación de amigos y el expolio continuado del contribuyente presente y futuro, que los intereses de los ciudadanos. Siempre he pensado que los socialistas tenían mucho del Sheriff de Nottingham y nada de Robin Hood.

El PSOE quiere llegar a las elecciones vascas en un hipócrita son de paz. Pretende asumir el discurso de una parte del PNV, y presentarse separando lo policial de lo político. Para ocultar su verdadera intención, Bermejo, en compañía de otros, anda excretando excusas legales carentes de cualquier fundamento jurídico.

La verdadera razón por la cual el PSOE no disuelve los ayuntamientos gobernados por ANV es exclusivamente un cálculo electoral. El PSOE quiere ganar las elecciones en el País Vasco y la presencia de cualquier marca de ETA-Batasuna, le favorece. Si ETA-Batasuna no concurriese a los comicios, buena parte de sus votos recaerían en el PNV/EA. El art. 12 de la ley electoral vasca, establece un sistema de reparto que prima las listas con más sufragios, todo lo cual, al PSOE, no le interesa en absoluto. Puesto que los nueve escaños obtenidos por los proetarras irían a engordar las arcas del PNV.

Si recordamos lo sucedido, vemos que el País Vasco se divide en tres circunscripciones, cada una de las cuales decide 25 escaños. En las últimas elecciones (2005), el PSOE le recortó 9 escaños al PNV/EA (PSOE +5 y PNV -4), quedando con 29 los nacionalistas de Arana, Arzalluz y Atutxa, esto es, a 9 de la mayoría absoluta. El PSOE (18) y el PP (15) juntos quedaron a sólo 5. Sin embargo, los etarras subieron de 7 a 9, mejorando los resultados de su anterior marca, Euskal Herritarrok (Batasuna).

Si ETA-Batasuna no concurriese, cabe manejar la hipótesis de que el 55% de sus votos fuesen al PNV/EA, y el 15 % a EB, de esa forma el resultado por provincias, extrapolando el voto del 2005, sería el siguiente:
 

  VIZCAYA GUIPÚZCOA ÁLAVA TOTAL
PNV/EA 13 (11*) 14 (10*) 10 (8*) 37 (29*)
PSE 6 (6*) 5 (5*) 7 (7*) 18 (18*)
PP 4 (5*) 3 (3*) 7 (7*) 14 (15*)
EB 2 (1*) 2 (1*) 1 (1*) 5 (3*)
ARALAR 0 1 (1*) - 1 (1*)


*Resultado real de las elecciones del 2005.

Como vemos, la simulación arroja que si ETA-Batasuna no concurriese a las elecciones, el gran perjudicado sería el PSE/PSOE y el gran beneficiado el PNV. Sin duda, pues, la culpa de que ETA-Batasuna concurra a las elecciones "no la tiene el PSOE", sino el egregio profesor de civil y financiero de la Universidad de Gante, don Victor D'Hont. Él es, sin duda, el responsable de haber ideado el criterio de reparto que favorece el repugnante juego del PSOE con la vida y la libertad de los ciudadanos del País Vasco, en aras de la mejora de su resultado electoral. ¡Qué asco!

El héroe de los fanáticos
EDURNE URIARTE ABC 17 Diciembre 2008

Los zapatazos del fanático iraquí Muntadar Al Zeidi han sido celebrados hasta ahora por los grupos terroristas Hamás y Hezbolá, por la hija del dictador Gadafi, por los seguidores del líder fundamentalista Muqtada Al Sadr, y, además, por una buena parte de la progresía occidental que nunca se había divertido tanto con una agresión violenta contra un jefe de Estado.

Llamaría tontos útiles a todos estos encantados espectadores de los zapatazos si me constara que piensan fijar su residencia en Irak. Como no es el caso, voy a dejar lo suyo en simple cinismo. El cinismo de quien no va a sufrir las consecuencias de una posible imposición en Irak de las ideas de Muntadar Al Zeidi y los suyos. «No queremos emerger de la cloaca del nacionalismo fanático sólo para entrar en la cloaca del fundamentalismo religioso» dijo el escritor iraquí Nabil Yunis Damman (Nimrod Rafaeli, en www.gees.org).

No lo quieren los liberales iraquíes. Pero lo quieren los fanáticos que piden la liberación de Al Zeidi. Y parecen quererlo los occidentales que los secundan, siempre dispuestos a apostar por el fundamentalismo, para los demás, por supuesto, antes que por Bush («La resistencia y la izquierda», de Naomi Klein, por ejemplo). Lo que demuestra que Irak ha sido un fracaso. No un fracaso en la lucha contra el terrorismo, pero sí un fracaso de la libertad, una constatación de que Occidente hará poco en el futuro por las víctimas de las dictaduras fuera del propio Occidente.

Y no sólo por la experiencia de que el fundamentalismo es aún más fuerte que el liberalismo en los países árabes, los grandes ausentes del avance mundial de la democracia. También por la experiencia del doble rasero con el que aquí se proclaman los Derechos Humanos. El debate de Irak es una muestra. Mientras se celebra por todo lo alto el 60 aniversario, algunos de los que se emocionan con la efeméride ríen los zapatazos del fanático iraquí. Que no son sólo a Bush, que lo son a la democracia y calculo que al menos a 25 de los 30 artículos de la Declaración Universal de 1948. Algunos iraquíes rechazan la libertad. Algunos occidentales, también.

Loa y elogio del zapatazo
RAMÓN PÉREZ - MAURA ABC 17 Diciembre 2008

Alguien de quien afirman sin atisbo de duda que es periodista ha lanzado sus zapatos contra el presidente Bush y lo ha insultado. Inmensa hazaña. Y las crónicas siguen contando -y dando por bueno- que el que fuera abogado de Sadam Husein asegura que ya son más de cien los abogados que se ofrecen voluntarios a defenderlo. No había fuente más creíble que el letrado de Sadam para propagar esa supuesta noticia. Pero lo importante es darla por buena. Eso sí, nadie ha preguntado al mismo letrado que tanto se citaba ayer por doquier qué tiene que decir sobre los familiares del agresor de Bush a los que su finado cliente torturó hasta la muerte. En nuestra mejor tradición, el muerto al hoyo y el vivo al bollo. La máxima de que George Bush deja a su sucesor el mayor caos internacional que pudiera imaginarse debe respaldarse. Aunque sea dando categoría de héroe universal a un pobre hombre.

Porque para que la máxima sea válida hay que evitar que se recuerde qué escenario heredó el presidente Bush. Un escenario en el que se estaba gestando el 11-S desde mucho antes de que él llegara a la Casa Blanca ocho meses atrás. Un Oriente Medio en el que los acuerdos de Camp David habían fracasado dando paso a la segunda intifada, las bombas en las pizzerías de Israel y el bombardeo de la Iglesia de la Natividad. Y con Yasser Arafat en el poder y esquilmando los fondos dirigidos a su pueblo. Ocho años después hemos tenido en Belén una conferencia para reconstruir Palestina convocada por el primer ministro palestino Salam Fayad -con ayuda de Israel- y la conferencia de Annapolis. Se ha logrado la salida de la dictadura siria del Líbano después de treinta años de ocupación, y el retorno de un sistema democrático -y amenazado- a Beirut. Y en el país del egregio zapatazo, hace ocho años gobernaba un Sadam asesino y todopoderoso, amenaza permanente de cada uno de sus vecinos. Hoy lo ha sustituido una democracia multiconfesional y multiétnica que no parece amenazar a nadie. Pero ya saben ustedes que eso da exactamente igual. Lo importante es gritar «¡Viva el zapatazo!». Grande.

Cara y cruz contra ETA
Editorial ABC 17 Diciembre 2008

La detención en San Sebastián de cuatro informadores de ETA confirma el buen momento de la lucha policial contra el terrorismo y la viabilidad de acabar por esta vía con la banda. Aunque el balance de detenciones que hizo ayer el presidente del Gobierno -una cada dos días- es poco riguroso porque lo importante es que el detenido esté luego en prisión e imputado, la eficacia policial es evidente y, en este apartado de la política contra ETA, el Ejecutivo merece el apoyo y el reconocimiento general. Sin embargo, la confianza en el Gobierno se ve mermada por su actitud confusa y esquiva frente a los brazos políticos de ETA y, en concreto, por su resistencia a instar la inaplazable disolución de los ayuntamientos gobernados en solitario por ANV.

Ayer, el Gobierno y el PSOE rechazaron la proposición que el partido de Rosa Díez, tras incorporar las enmiendas del PP, había presentado para instar la disolución de estos consistorios. Con estos gestos de ambigüedad, el Gobierno se pone a sí mismo en el disparadero de la sospecha y la respuesta lógica es desconfiar. Además, la buena fe y el sentido de Estado que practica Rajoy son respondidos con descalificaciones gratuitas que demuestran la mala conciencia del PSOE en la lucha antiterrorista. El escepticismo frente al Gobierno socialista cada vez que afirma que no habrá negociación es necesario como medida de prevención después de haber ocultado sistemáticamente al PP, a las víctimas y a la opinión pública que negoció con ETA-Batasuna entre 2002 y 2007 condiciones políticas para el fin de la violencia. Es el PSOE quien no debe volver a estas andadas.

Una división artificiosa
EDITORIAL El País 17 Diciembre 2008

Es absurdo desviar hacia propuestas de dudosa viabilidad la unidad básica contra ETA y ANV

Es una "situación insostenible" que miembros de un partido declarado ilegal por el Tribunal Supremo e incluido en la lista de organizaciones terroristas de la UE puedan gobernar en 42 ayuntamientos vascos y navarros, dijo ayer la diputada Rosa Díez en su defensa de una moción instando la disolución de esas corporaciones. Esa situación insostenible pudo haberse evitado si, antes de la ilegalización de ANV, el Gobierno hubiera instado la suspensión cautelar de todas sus candidaturas (y no sólo la mitad) para las municipales de 2007.

Pero no se hizo, y la posterior ilegalización, de acuerdo con la Ley de Partidos, se produjo cuando muchos miembros de esas candidaturas ya habían sido elegidos. Los tribunales han establecido el principio de que, una vez elegidos, no es posible retirarles el acta. No es cierto, por tanto, que una vez ilegalizada ANV, lo que corresponde es disolver los ayuntamientos que gobierna. No es posible corregir a posteriori el error de autorizar la mitad de sus listas. Lo que sí se puede y debe hacer es presentar mociones de censura en los municipios en que exista una mayoría alternativa, como en Mondragón o en Azpeitia, localidades en que se han producido sendos asesinatos de ETA no condenados por los ediles de ANV.

Dejar en minoría y sustituir a alcaldes en esa situación es, además, la forma más clara de contribuir a deslegitimar a ETA, función que muy especialmente viene reclamándose de los partidos nacionalistas. El mismo día del atentado, EA rompió su alianza con ANV en Azpeitia por considerar imposible la colaboración con quienes "aceptan en silencio" el crimen. Y tras pensárselo, ha aceptado votar la moción de censura para sustituir al alcalde de ANV.

Eso es contribuir, de palabra y hecho, a la deslegitimación de ETA en un pueblo en el que todos sus concejales son nacionalistas. Es absurdo que, en lugar de felicitarse por ello y exigir que lo mismo ocurra en los otros municipios en que hay una mayoría alternativa, el PP se haya dedicado a desviar el foco hacia una posibilidad dudosa: la de la disolución por decreto de los ayuntamientos gobernados por ANV en aplicación de un artículo de la Ley de Régimen Local que contempla tal posibilidad ante acuerdos que de forma reiterada y grave supongan apoyo o enaltecimiento del terrorismo. El propio ejemplo de Azpeitia demuestra lo cuestionable de una medida que inevitablemente afectará a los derechos de ediles que nada tienen que ver con los que no condenan el crimen.

Pese a ello, Rosa Díez, de UPyD, planteó ayer una moción, que el PP apoyó a sabiendas de que suponía dividir la Cámara en dos de la manera más artificial. La mención de Zapatero al "bisturí" que conviene manejar con cuidado por respeto al pluralismo fue interpretada por Díaz como consideración hacia quienes defienden sus ideas con la violencia. Pero la disolución afectaría también a quienes lo hacen pacíficamente. Por eso es más inteligente la vía de las mociones, e irresponsable desviarla hacia iniciativas que permitan desentenderse a los nacionalistas.

El País: Meter a ETA en los ayuntamientos fue un error de ZP.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 17 Diciembre 2008

Hoy El País, queriendo defender a Zapatero y su negativa a echar a ETA de los ayuntamientos que gobierna, se mete en un berenjenal infecto con visos de martingala al asumir que fue el propio Zapatero el que puso a ETA al mando en 42 ayuntamientos pero en lugar de poner el grito en el cielo y solicitar la dimisión de ZP en pago de su responsabilidad política, declara que fue solo un error y la mala de la película es Rosa Diez por pedir que se eche a ETA de los ayuntamientos vía disolución de esas corporaciones.

Es muy gordo lo que dice de ZP el periódico El País en su editorial “Una división artificiosa”.

“Esa situación insostenible pudo haberse evitado si, antes de la ilegalización de ANV, el Gobierno hubiera instado la suspensión cautelar de todas sus candidaturas (y no sólo la mitad) para las municipales de 2007.

Pero no se hizo, y la posterior ilegalización, de acuerdo con la Ley de Partidos, se produjo cuando muchos miembros de esas candidaturas ya habían sido elegidos. Los tribunales han establecido el principio de que, una vez elegidos, no es posible retirarles el acta. No es cierto, por tanto, que una vez ilegalizada ANV, lo que corresponde es disolver los ayuntamientos que gobierna. No es posible corregir a posteriori el error de autorizar la mitad de sus listas”

O sea que los chicos de PRISA reconocen que:

1.- La situación resultante de tener a ETA en los ayuntamientos es insostenible, pero ZP la sostiene.

2.- El gobierno, o sea Zapatero, pudo haber evitado esta situación insostenible de tener a los terroristas mandando en los ayuntamientos pero no la evitó.

3.- Fue Zapatero quien metió a ETA en los ayuntamientos al no instar la suspensión de todas las candidaturas de la banda terrorista ANV – ETA en las municipales del 2007.

4.- Insiste en que el “autorizar la mitad de sus listas”, (de ETA), fue cosa de Zapatero.

Y como conclusión, todo eso es pecata minuta, nada digno de exigir responsabilidades máximas al máximo responsable ZP, solo es un error.

Los de El País saben, como todos sabemos, que si un experto declara que la mitad del contenido de una botella de leche no es apto para el consumo pero la otra mitad si lo es, o bien es un estúpido inepto o bien es que sabe que siendo toda la botella imbebible, por motivos X, declara la mitad bebible.

Zapatero declaró que la mitad de las listas de ANV no eran votables por estar podridas por el terrorismo, pero la otra mitad, que también estaban podridas de terrorismo como se ha demostrado en el Tribunal Supremo, no las impugna y las declara votables. Zapatero será muchas cosas pero no es estúpido, por tanto ha sido pillado autorizando a ETA a meterse en los ayuntamientos y eso no puede ser un error, es una decisión política gravísima por la que tiene que pagar.

En el mentado editorial, argumenta El País que disolver los ayuntamientos de ETA significaría que se verían afectados los ediles no afectos a ETA. Esta es la parte infecta del editorial, porque si la ley permite disolver ayuntamientos por hechos como los de Marbella, ello no significa que todos sus ediles sean responsables y sin embargo se disolvió. Es más, jamás se podría aplicar esa ley ya que en cualquier ayuntamiento habrían concejales digamos “inocentes”. Pero todo vale, proponer echar a ETA de los ayuntamientos es dividir el parlamento artificialmente y eso convierte en muy mala a Rosa Diez por crispar, dejar que ETA siga en los ayuntamientos es un ejercicio de respeto al pluralismo. ¡Manda guevos!

El método Ponzi de Gobierno
José Luis González Quirós El Confidencial 17 Diciembre 2008

Se mire como se mire, debería causarnos extrañeza que una buena mayoría de ciudadanos consideren que las reglas lógicas y morales que se deben aplicar a las conductas de cualquiera no se apliquen a las acciones de Gobierno. Pongamos la estafa piramidal o de Ponzi que casi todo el mundo considera un método ridículo de engaño, además de una canallada. El señor Madoff ha dejado a mucho rico descompuesto y en ridículo, de manera que es posible que nunca sepamos cuánto han perdido algunos de los avispados españoles que, el pasado domingo, hubieron de dejar apresuradamente la escopeta al secretario, según narraba Cacho, para comprobar la magnitud del agujero y recomponer el gesto a toda prisa.

Pues bien, el caso es que los gobiernos parecen no tener ninguna clase de miedo al método de la pirámide y lo aplican con singular salero sin que el respetable tuerza el gesto; se considera incluso una exageración hacer cálculos sobre lo que nos toca a cada cual del montante que ZP destina al dispendio. A Madoff se le agotaban los rendimientos, pero seguía habiendo ingenuos suficientes para cubrir el expediente y que no cundiese el pánico; a Zapatero no se le agota el crédito y sigue poniendo miles de millones encima de la mesa de una manera que haría palidecer de envidia a cualquier Ponzi.

¿Cómo es posible sostener que siempre habrá dinero suficiente en las arcas públicas como para que ninguna de las grandes columnas que sostienen el tinglado se tambalee? Es, además de una estafa, el mundo al revés. Los estados viven de los impuestos y, si arruinan al país, se van a pique: no sería la primera vez que pasase. La España de Felipe II se desangró tras años de gasto desmedido, insostenible e inútil con las tropas de Flandés y ahí empezó su ruina. Islandia ha quebrado y hay varios países, como Argentina, en los que nadie entra con un duro por miedo a que se lo quede el insaciable de turno.

Es algo así como el movimiento perpetuo, algo imposible en física pero que goza de buena fama en economía política: se le quita el dinero al ciudadano futuro engrosando el déficit y la deuda pública, y se le devuelve luego al votante inmediato en forma de subvenciones, retrayendo, eso sí, un pequeño porcentaje para que puedan vivir dignamente los que mantienen el cotarro y para que la Banca no pase aprietos.

Zapatero tiene un buen sistema montado sobre tres pivotes que definen un plano perfecto: los financieros, que son muy finos y siempre tienen ocurrencias y dinero de bolsillo para lo que sea menester; los funcionarios, dedicados a las pompas y a mantener la ilusión de un estado de Derecho, y los sindicatos, que se encargan de que el personal de abajo no se ponga levantisco e impertinente. Esto de los triángulos siempre da mucho juego, como se ve perfectamente cuando se examinan a fondo las habilidades del trilero. Si no eres ni funcionario, ni financiero, ni sindicalista, es que no vales gran cosa, de manera que tampoco te quejes y procura no desmandarte, porque el panorama puede empeorar. No me olvido de los nacionalistas, pero a estos efectos los considero incluidos en las categorías anteriores, aunque siempre en cabeza de las respectivas clases.

Aquí no había crisis, y cuando la ha habido ha llegado de fuera y por contagio, lo que nos ha obligado a tirar del dinero público. A los funcionarios se les sube el sueldo porque están un poco desanimados con el panorama. A la Banca se le conceden créditos a mogollón, de manera que no tengan que pujar en las subastas, cosa que se considera poco adecuada a gentes tan sutiles. A los sindicatos más jabón, más liberados y más consultas: el caso es que se queden quietos y que aquí no se entere nadie de lo que realmente hacemos.

Decía un personaje de Galdós hacia 1872 que “Todos los españoles adquirimos con el nacimiento el derecho a que el Estado nos mantenga, o por lo menos nos dé para ayuda de un cocido”. Los españoles somos tan generosos que agradecemos las dádivas del poderoso sin reparar en que nuestro bolsillo tal vez esté vacío por sus excesos. Claro que quienes más reciben no son precisamente quienes más trabajan, de manera que para ellos el negocio es pingüe y los demás no podemos protestar porque sería insolidario.

Tenemos un país que se desmorona y el gobierno parece creer que esto se arregla gastando. No se va a ninguna parte por ahí, pero cuando el público se dé cuenta, ya inventarán a quién echarle la culpa del desaguisado, aunque ya se nos advierte con claridad que la culpa es del liberalismo que hay que combatir con una unión más estrecha entre las grandes familias del régimen: más control de las finanzas, más gasto público y algo de movilización social para que no se nos caigan los palos del sombrajo.

Este gobierno tiene puestas sus mejores esperanzas en que la crisis que vino de fuera se vaya a tiempo por donde ha venido, y que la bonanza exterior nos resuelva el caso para poder seguir gastando mientras el cuerpo aguante. Es lo que dijo Madoff: ¡qué lástima que la crisis me haya arruinado el invento!.

EL PP VOTÓ A FAVOR DE LA PROPUESTA DE ROSA DÍEZ
El PSOE vuelve a apoyarse en los nacionalistas para mantener a ETA en los ayuntamientos
Horas después de que la UE –ya lo hizo el Supremo– considere a ANV y PCTV grupos terroristas, el PSOE ha vuelto a votar con los nacionalistas para rechazar la propuesta de Díez, apoyada por el PP, que pedía la disolución de los ayuntamientos controlados por proetarras.
Libertad Digital 17 Diciembre 2008

El PSOE, PNV, ERC-IU-ICV y CiU rechazaron este martes por la tarde en el Pleno del Congreso la propuesta de UPyD, respaldada por el PP, de iniciar un proceso de disolución de los 42 ayuntamientos gobernados por ANV-ETA, propuesta que sólo fue respaldada por UPN.

En la tribuna de la cámara baja –con la significativa ausencia de Zapatero y, también, de Rajoy– Rosa Díez defendió su moción que instaba al Gobierno a disolver los ayuntamientos de ANV.

Díezexplicó que lo único que pide es que "se cumpla la voluntad del legislador" cuando reformó el artículo 61 de la Ley de Bases de Régimen Local. De hecho, según explicó Díez, en la exposición de motivos de la refroma legal se dice que pretende "hacer realidad la decisión de aislar a los terroristas". Por ello recalcó que "se trata de utilizar la ley para modificar una situación indigna en términos democráticos".

"No pedimos la ilegalización eso ya lo ha hecho la sala del 61 del Supremo, se trata precisamente de utilizar la ley, de manera recto, sin atajos", dijo Díez en referencia a las últimas declaraciones del ministro Bermejo. "Se trata de aplicar la ley de bases de mera recta, aplicarla sin discrecionalidad y sin cálculo", añadió.

En cuanto a las metáfora de Zapatero sobre el bisturí y el corazón del pluralismo, Díez preguntó "qué significan esas palabras". "Yo no pido que se disuelvan los ayuntamientos porque no estoy de acuerdo con las ideas de ANV, pido que se disuelvan porque forman parte de una organización terrorista", explicó la portavoz de UPyD. Para Díez es falso que no haya pruebas del apoyo de estos consistorios al terrorismo: "Qué más apoyo que haber sido elegidos en una lista que según el Supremo forma parte de ETA".

Rajoy, ausente del debate.Federico Trillo fue el encargado de defender su posición de apoyo a la proposición de Rosa Díez. Trillo puso de manifiesto que el PP "ha impulsado, impulsa y seguirá impulsando" la disolución de las corporaciones de ANV por "argumentos que comparten todas sus señorías por coherencia democrática, imperativo legal e imperativo ético". Dijo el diputado popular que su partido no tiene "empacho, sino al contrario" en apoyar la proposición de Rosa Díez después que la presentada por el PP haya sido pospuesta.

Se refirió Trillo a ala enmienda presentada por el PSOE para demorar la disolución de los ayuntamientos gobernados por los terroristas. "Estamos ante este problema por demorar el recurso ante el TC cuando debió haberse interpuesto. Estamos ante este problema por demorar la ejecución de la sentencia sobre las disoluciones de ANV y el PCTV. Se tardó 82 días en que la Fiscalía y la Abogacía del Estado pidiera la ejecución de la sentencia. Hemos perdido cuatro años desde el gobierno haciendo política". Dijo Trillo que "no se quiere aplicar la legalidad vigente una vez más y se vuelve a demorar a reformas legales".

En opinión del portavoz del PP, "tomar la decisión es un imperativo de coherencia democrática con el estado de derecho". Recordó que el Supremo ha declarado la ilegalidad de ANV, pero esa declaración es "papel mojado" si no se disuelven los ayuntamientos gobernados por los proetarras.

Tras Díez y Trillo, el encargado en subir a la tribuna de oradores fue el portavoz del PSOE en materia de Interior, Antonio Hernando, quien mostró su sorpresa por la llegada de la disolución de los ayuntamientos de ANV al Congreso tras el asesinato de Ignacio Uria y no antes. Tras esto, comenzó a lanzar todo tipo de descalificaciones contra el Partido Popular: "Pensábamos que habían bajado del monte", "cuando tienen problemas para hacer oposición, echan mano del terrorismo" o "a algunos les escuecen los éxitos del Gobierno en la lucha contra el terrorismo".

El diputado socialista dijo que se disolverán los consistorios gobernados por la franquicia electoral de ETA, pero señaló que se hará cuando existan pruebas contra cada uno de los ayuntamientos. Además, anunció que se reformará la ley "para ser aún más eficaces".

Por último, Hernando solicitó a la oposición que confíe en la política antiterrorista del Ejecutivo Zapatero y exigió "lealtad no para el Gobierno, sino para los ciudadanos y las instituciones".
Acuerdo UPyD-PP

Los diputados del PP votaron a favor de la iniciativa de la única diputada de UPyD. Previamente, Díez había aceptado las enmiendas del PP y rechazó el texto alternativo que proponía el PSOE.
La diputada de Unión, Progreso y Democracia había aceptado las aportaciones del PP a su propuesta de disolver los ayuntamientos gobernados por ANV y, en cambio, desestimaba el texto alternativo del PSOE, que no contemplaba la disolución en bloque de todos los consistorios con alcalde de la formación ilegalizada, sino que aboga por hacerlo "uno a uno".

Las enmiendas del PP pretenden que la disolución de los ayuntamientos se realice de inmediato, sin los tres meses de plazo que había propuesto UPyD, y que se complete con la delegación en las diputaciones provinciales de la gestión de las ayudas económicas del Estado a esos municipios regidos por ANV.

La votación reflejó la división en el Parlamento en torno a la política antiterrorista, después de que los socialistas hayan votado en contra de la propuesta e impidieron su aprobación con los votos del PNV y de ERC-IU-ICV.

La propuesta del PP se debatirá en febrero
El veto del PSOE en la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados aplazó hasta febrero del año que viene, cuando se abra el próximo periodo de sesiones, el debate sobre la proposición de no de ley presentada por el PP sean disueltos los más de 40 ayuntamientos del País Vasco y Navarra gobernados por ANV. El PP presentó esta propuesta el pasado día 9, después de que Rosa Díez presentase la moción que sí se debatirá y votará este martes por la noche.

"NI PARLAMENTA, NI CONTROLA AL GOBIERNO"
Rosa Díez: "El Congreso de los Diputados es cualquier cosa menos un parlamento"
La única voz que desde el Congreso de los Diputados se opone al cambio de régimen auspiciado por Zapatero y los nacionalistas, lamentó este martes la desaparición del parlamento como tal en esta legislatura: "El Congreso ni parlamenta, ni controla al Gobierno".
Raúl Vilas Libertad Digital 17 Diciembre 2008

La diputada de Unión Progreso y Democracia fue la protagonista de este martes de los habituales desayunos informativos del Forum Europa que se celebran cada mañana en los salones del madrileño Hotel Ritz. Díez estuvo arropada por destacados miembros de su partido como Mikel Buesa, Fernando Maura o el dramaturgo Albert Boadella.

Rosa Díez formuló un intenso discurso que abarcó todo su programa reformista y de regeneración democrática que se ha convertido en la única alternativa real al de cambio de régimen, en clave nacionalista, que ha impulsado Zapatero y que el actual PP y su líder Rajoy han aceptado, congreso búlgaro de Valencia mediante. Por eso no es de extrañar, que del PP y del PSOE, tan aficionados a estos saraos aun cuando el conferenciante es de un partido rival, no había ni un solo representante. No quieren oír las cosas que dice Díez: "Si el PP termina de sumarse a la estrategia del PSOE, como todo parece indicar, estaremos en una situación de quiebra".

El enorme crecimiento de su partido, lo atribuye Díez a que "hay millones de ciudadanos que están hasta el gorro tanto de unos y como de los otros". En este sentido, apuntó que frente a la ruptura del modelo constitucional y de la igualdad de todos los españoles que ha impulsado el Gobierno Zapatero, "el PP está cargado de complejos e hipotecas territoriales". Un escenario en el que la política vasca cree que es imprescindible la "desideologización de la defensa de lo obvio", principal propósito de su formación política.

Y ¿qué es lo obvio? para Díez: "La defensa de la unidad nacional, no como un valor sentimental sino como garante de la igualdad de derechos de todos los ciudadanos". Para ello se propone varias tareas fundamentales: cerrar el modelo autonómico, revisando el reparto de competencias para recuperar el papel del Estado, impulsar la separación de poderes –Díez dijo sentir "vergüenza" por los cambalaches de PP y PSOE para repartirse el poder judicial– y una reforma de la ley electoral que limite la capacidad de chantaje de los nacionalistas en la política nacional.

Todo en el marco de una reforma constitucional que también debe abordar –en opinión de Díez– la supresión de los llamados derechos históricos –fueros del País Vasco y Navarra, "incompatibles con cualquier constitución democrática moderna". En concreto detalló que en función de esos "derechos históricos" Navarra aporta 640 millones menos de lo que le corresponde y el País Vasco 2.400 millones. Esta es una de las cuestiones que Rosa Díez consideró que permiten ver si "los partidos de ámbito nacional se comportan como tal", o siguen optando, como hasta ahora, por el "cálculo electoral" y el "relativismo político". En suma, un programa de "largo alcance" como, según su líder, es UPyD. "No tenemos prisa", sentenció.

Díez después de aclarar que no está en contra de la autonomía– "nos gusta la autonomía, sí, la del Gobierno de España también"– defendió, una vez más, que esa revisión del reparto competencial debe incluir la recuperación de la competencia de educación por parte del Estado como única solución para frenar el progresivo deterioro del sistema educativo en España. "Mientras existan 17 leyes educativas, mientras no se controle lo que dicen los libros de texto, mientras no exista un verdadero currículo común a nivel nacional, seguiremos retrocediendo", opinó la parlamentaria de UPyD.

Unas reformas que considera imprescindibles ya que "nadie está a salvo de tener un gobernante sin límites, por eso necesitamos leyes que limiten" estas cuestiones. Una de las que más importancia concede UPyD es la defensa de una política lingüística que garantice que la lengua común, el español, sea respetado en todas las regiones de España, aspecto que vincula también a la defensa de la unidad de mercado.

En materia antiterrorista, Díez señaló que el gobierno mantiene "un discurso impecable" que, a la hora de la verdad, no es se traduce en "los hechos". Así, en respuesta a las últimas declaraciones del ministro Bermejo –dijo que el Gobierno no utilizaría "atajos" para expulsar a ANV de los ayuntamientos–, Díez exigió al Gobierno que "aplique la ley sin cálculo y sin discrecionalidad, justo lo contrario que hizo en mayo cuando autorizó la mitad de las listas de ANV y prohibió la otra mitad". En esta línea, Díez recordó que el artículo 61 de la Ley de Bases del Régimen Local se redactó precisamente para echar de los ayuntamientos a partidos que formen parte del entramado terrorista que es "exactamente lo que ha dicho el Supremo de ANV". Ya en respuesta a preguntas de los periodistas, Díez explicó que cuando UPyD se define como un partido laico "no es ser antirreligioso o proateo" y criticó a quienes desde la izquierda "confunden la laicidad con el anticlericalismo".

La última reflexión de Díez se dirigió hacia la penosa imagen que traslada el Congreso de los Diputados en esta legislatura. Criticó la afición del Gobierno a legislar vía Real Decreto, algo que atribuye a que le da "dentera" el parlamento. "Aquello –el Congreso de los Diputados– es cualquier cosa menos un parlamento, en el sentido parlamentario de la palabra. Ni se parlamenta, ni se controla la acción del Gobierno".

"ETA está más fuerte que hace cuatro años y medio"
Inma Castilla de Cortázar Foro de Ermua, 17 Diciembre 2008

Presidenta en funciones del Foro Ermua 
- La reconstituida cúpula de ETA ha caído en menos de tres semanas y parece que hay más éxito que nunca en la lucha policial contra la banda terrorista ¿Cree que el fin de ETA está más próximo y que la banda, como dicen algunos expertos, está más débil que nunca?
No cabe duda de que se han producido operaciones policiales impecables, particularmente en Francia. Nadie duda de la probada eficacia de la Guardia Civil y la Policía Nacional, cuando se les deja. Además, es esperanzador tener al otro lado de los Pirineos a un presidente como Sarkozy… La falta de credibilidad la tiene un Gobierno que aplica caprichosamente la ley. Cuando el Estado de Derecho deja paso al Estado de la Arbitrariedad se instaura el Estado de la Desconfianza. En estos momentos, el Gobierno se niega a disolver los Ayuntamientos gobernados por ANV aplicando el artículo 61 de la Ley de Bases del Régimen Local. Esto no tiene justificación jurídica alguna, sólo puede responder a intereses políticos, en el más peyorativo de los sentidos: el partidista, es decir, el que se aleja del bien común.

- Pero ¿ETA está más débil que nunca o no?
ETA está más fuerte que hace cuatro años y medio porque ha vuelto a las instituciones (con dos siglas de camuflaje, ANV y PCTV); ha recuperado su capacidad de cometer atentados mortales; está sólidamente financiada con dinero de las administraciones públicas; los presos de ETA, que volvieron a la UPV a los pocos meses de llegar a La Moncloa el actual presidente, se incorporarán abiertamente con el nuevo Rector; y –sobretodo- fue legitimada como interlocutor político con el lamentable respaldo del Congreso de los Diputados y del Parlamento Europeo. Todo esto por obra y gracia del presidente Zapatero.

- El Gobierno ya ha anunciado que quieren modificar la ley para sacar a ANV de los ayuntamientos.
Según han informado, lo harán después de las elecciones autonómicas… es decir, están supeditando la lucha antiterrorista y la aplicación elemental de la ley a los intereses electoralistas. Patxi López aspira a ser Lehendakari y no quieren dañar su imagen. Es lamentable. En cualquier caso, el daño que ha provocado la presencia de ANV y el PCTV es ya irreparable.

- Uds proponen que se hagan las reformas legales sin más dilación…
Nosotros sostenemos que no es necesario hacer reforma alguna porque la Ley de Bases del Régimen Local en aplicación del artículo 61 permite disolver inmediatamente los ayuntamientos gobernados por ANV que reiterada y gravemente dan “cobertura y apoyo” a ETA. La sentencia firme del Tribunal Supremo del 22 de septiembre de 2008 deja explícita constancia de la vinculación de ANV con ETA. Son lo mismo. No es una vinculación ideológica o estratégica sino financiera: se ha constituido un sistema de tesorería común ANV-PCTV-Batasuna y todos se financian con los recursos económicos (nóminas, subvenciones,…) de las Administraciones Públicas. Esto no lo decimos los del Foro Ermua. Lo denunció, finalmente, la Fiscalía cuando “la jugada convenía”, según expresión del propio ministro Bermejo.

¿Esto se lo han hecho saber al Gobierno?
Desde el Foro Ermua hicimos una explícita solicitud por escrito, varios meses antes del asesinato de Ignacio Uría, al Consejo de Ministros para que se disolvieran los Ayuntamientos de ANV en aplicación al citado artículo 61. Ahora apoyamos sin duda la iniciativa del PP secundada también por UPyD.

-¿Le preocupa que la discusión sobre cómo situar fuera de las instituciones a quienes no condenan la violencia acabe rompiendo la unidad que parecía haberse logrado entre PP y PSOE en materia de lucha antiterrorista?
No tenemos la menor duda de que el PP y UPyD siempre estarán con un gobierno que quiera derrotar a ETA. Lo que no se puede es pedir unidad para negociar, trampear y hacer chapuzas. La responsabilidad del presidente Zapatero es total en la lamentable situación que padecemos: ETA con voz, voto y dinero en los ayuntamientos vascos y navarros y en el Parlamento vasco. En el caso de ANV, con un ostensible fraude a la Ley de Partidos.

-¿No temen haber exagerado su discurso?
El Foro Ermua defiende lo mismo gobierne quien gobierne. No nos preocupa ser “políticamente incorrectos”, con el Gobierno o con la oposición. No pedimos que nos vote nadie, sólo exigimos dignidad. No defendemos cosas “opinables”, sino elementales, derechos humanos: la vida y la libertad.

-¿Cree que el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo puede anular la ilegalización de Batasuna? ¿Sería eso un balón de oxígeno para el entorno de ETA y un jarro de agua fría para España?
No lo creo. En cualquier caso, me preocupa lo que dependa de nosotros: de nuestros partidos políticos, de nuestras instituciones, de nuestra sociedad civil articulada. Para que nos respeten hace falta hacerse respetar.

¿Uds creen sinceramente que la lacra del terrorismo de ETA tiene arreglo?
No hace falta creer, ahora sabemos cómo se hace: con toda la fuerza de la ley. Lo hicieron finalmente los gobiernos de Aznar, pero hay que ser tenaces en la aplicación de todos los recursos del Estado de Derecho. Rodríguez Zapatero se encontró lo que no tuvieron ni Adolfo Suárez, ni Felipe González, ni José María Aznar: un Estado pertrechado con todos los instrumentos legales para combatir limpiamente a ETA hasta erradicarla. Sin embargo, negociando con ETA sólo ha conseguido retroceder muchos años (desde luego más de cuatro y medio) en la lucha antiterrorista y esto sólo beneficia a los terroristas y a los que comparten sus fines políticos.

-Ustedes afrontan ahora el juicio por supuesta alteración del orden público en aquellos incidentes a la puerta de los juzgados, en los que un militante del PNV propinó una patada a uno de los miembros del Foro Ermua ¿Temen acabar siendo condenados?
El PNV es un experto en contar la realidad haciéndola distinta. La mentira siempre ha sido el gran instrumento de los gobiernos con aspiraciones totalitarias. Prevalecerá la verdad, si no es esta vez, la siguiente. No nos preocupa mucho la sentencia: los hechos estuvieron a la vista de toda España. Este juicio es enormemente expresivo de la situación real en el País Vasco: el mundo al revés.

-Posteriormente, a principios de enero, son ustedes los que ejercerán de acusación particular contra el Lehendakari, Arnaldo Otegi y Patxi López, entre otros, que se sentarán en el banquillo por haber mantenido aquellas reuniones con la ilegalizada Batasuna…
Nosotros acusamos a Otegi de un delito de desobediencia al Tribunal Supremo (Batasuna tenía suspendida toda actividad) y a Juan José Ibarretxe y a Patxi López de cooperadores necesarios para incurrir en dicho delito. Ha prosperado el procedimiento y vamos a ver cómo se desarrollan los acontecimientos. Todo hace esperar un circo porque no se han admitido recusaciones que la elemental imparcialidad exigía…, pero hablaremos.

-Con similar argumento, pero apuntando al Gobierno de España por haber mantenido diálogo con ETA durante el fracasado proceso de paz, el Tribunal Supremo entendió que no cabía hablar de delito. ¿Cuál es la diferencia entre un caso y otro entonces?
El argumento no es similar. El Gobierno siempre está legitimado para aproximarse a hablar con quien considere oportuno. No es el caso ni de Ibarretxe, ni de López.

Otra cosa es que el Gobierno negocie, que ceda, que lo oculte a los ciudadanos, que incluso lo niegue rotundamente, como ocurrió en la pasada legislatura. Otra cosa distinta, además, es que sin ser delito, sea moralmente aceptable que legitime como interlocutor a una banda terrorista, contra el unánime rechazo de sus víctimas y de la inmensa mayoría de ciudadanos, como pusieron de manifiesto sucesivas y multitudinarias manifestaciones.

- ¿Cree que el Gobierno de Zapatero mantiene algún tipo de contacto con los terroristas en la actualidad?
No me consta pero tampoco me extrañaría. Personalmente, considero que Rodríguez Zapatero no es capaz de liderar ningún proyecto que exija fortaleza, temple moral. No nos gusta que se niegue a disolver los Ayuntamientos de ANV, que esto coincida con un acercamiento de presos terroristas a las cárceles del País Vasco y tantos otros hechos que ponen de manifiesto que falta determinación para erradicar a ETA con todos los medios en todos los frentes.

- El señor Iñaki Ezquerra, que fue miembro de la dirección del Foro Ermua denuncia insistentemente que ustedes, la actual cúpula, son unos “integristas católicos” que han tomado el poder de forma irregular e incluso los ha llevado a los tribunales ¿No suena chocante que esto ocurra en un foro que nació para fomentar la concordia, entre otras cosas?
Es ciertamente lamentable, pero no seré yo quien fomente una polémica que daña tanto a una organización -como es el Foro- que no tiene más que prestigio moral, sólo eso. Los procedimientos seguidos en estos meses para renovar la Junta directiva han sido extremadamente cuidadosos, algunos en presencia del Notario que acompañaba a Ezkerra.

- ¿Y lo del “integrismo católico”?
Es sencillamente insostenible. Para defender los elementales valores que defiende el Foro no hace falta más que un poco de decencia. Un dato: siete de los nueve miembros de la junta directiva somos los mismos que estábamos cuando el señor Ezkerra presidía el Foro; y seis, los mismos que estaban con Buesa. También, nos acusó de ser empresarios “que pagan a ETA”. De verdad, que no merece la pena…

- Otra de las críticas que les ha dedicado se debe al hecho de que ustedes manifestasen que debía retirarse el Premio Príncipe de Asturias a la colombiana Ingrid Betancourt, por mostrarse a favor de la negociación con los terroristas ¿No rompe eso la máxima de que las víctimas siempre tienen la razón?
Creo que es una polémica pasada. El Foro Ermua reaccionó por una referencia explícita a la negociación con ETA. La señora Betancourt tiene todo el reconocimiento, respeto y afecto del Foro Ermua. De verdad que no merece la pena insistir en polémicas pasadas, Lo verdaderamente urgente y lo que nos ocupa es que ANV salga inmediatamente de las instituciones.

- Al Foro Ermua, como a tantos otras organizaciones, fundaciones y plataformas del País Vasco, se les sitúa muy cercanos a la figura de Jaime Mayor Oreja ¿Creen que Mariano Rajoy va a prescindir de él y apostar por Gallardón para encabezar la candidatura europea?
No tengo la menor idea. La amistad de Jaime Mayor Oreja con José Luis López de Lacalle y Vidal de Nicolás fue esencial en la articulación del constitucionalismo vasco, que representa el Foro Ermua. Constitucionalismo vasco hecho trizas por personajes como Patxi López que aspira a ser Lehendakari imitando a los nacionalistas.

-¿Entonces considera usted que una victoria del PSE sería mala para Euskadi?
Sería histórico conseguir la alternativa democrática al nacionalismo, pero esa alternativa solo pasa por un pacto PSE-PP y UPD, pero entiendo que las aspiraciones de Patxi. López no van en esa dirección porque ha perdido por el camino el constitucionalismo que representaba. Una alternativa articulada desde un socialismo convertido al nacionalismo, puede ser una radicalización del nacionalismo, como ha ocurrido en Cataluña.

- ¿Entonces hubiera sido mejor que gobernase CiU?
Ese no es el camino. Lo mejor es que el socialismo vuelva a sus raíces, a la O de obrero y la E de español, que se entienda con el PP y UPyD.

-¿Qué opinan del abandono de la política por parte de María San Gil?
María es una persona de fiar. La política española necesita políticos que se merezcan con rigor esa descripción. Espero que vuelva a dedicarse a la política. Mientras tanto, nos apoyamos en los constitucionalistas vascos que no han dejado de serlo: Antonio Basagoiti, Regina Otaola, Rosa Díez,… por poner tres ejemplos de antología.

Esther Jaén es periodista y analista político
****************** Sección "bilingüe" ***********************

El no permitir escolarizar a los niños en español es un fascismo lingüístico que está provocando una reacción paradójica entre los hablantes de las comunidades bilingües
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 17 Diciembre 2008

A pesar de que el nacional-socialismo quiere borrar el idioma español del mapa de España, la realidad es que nuestro idioma es el segundo en importancia a nivel internacional. Si bien el chino mandarín tiene más hablantes (885 millones), no es una lengua internacional. Se habla en China y lo hablan los chinos que viven en el extranjero y que inundan nuestras calles con comercios que han reemplazado a los "todo a cien", pero el idioma chino no tiene ninguna capacidad de crecimiento y expansión como idioma internacional, cosa que sí poseen el inglés y, cada vez más, el español.

Un estudio del Gremio de Editores de Cataluña revela que el 37,2% de los libros consumidos habitualmente por los niños de entre 10 y 13 años son en catalán, mientras que el 62,7% restante son libros en español, a pesar de que el 90% de los niños domina el catalán. Es decir, los niños catalanes son "competentes" en catalán o, lo que es lo mismo, pueden leer en esta lengua sin recurrir al diccionario, pero a la hora de elegir, la mayoría prefiere libros en español.

La noticia en catalán: "Un estudi fet pel Gremi d'Editors de Catalunya sobre els hàbits de lectura i la compra de llibres en el territori català durant l'any 2007 mostra que entre els joves de 10 a 13 anys, el 43,6% afirma llegir una o dues vegades per setmana i gairebé una quarta part ho fan cada dia. Només un 10% declara no llegir gairebé mai. Els nens i nenes catalans llegeixen una mitjana de 6,6 llibres l'any. Una gran majoria d'ells (36,3%) llegeixen entre dos i quatre volums l'any, seguit dels 5 a 8 volums (un 28,1%), de 9 a 12 llibres (un 16,7%) i 13 o més (un 13,6%). El 37,2% dels llibres consumits habitualment pels més joves són en català, mentre que és el castellà (62,7%) l'idioma dominant en la seva lectura".

Carmen Caffarel Serra, nacida en Barcelona en 1953, obtiene en 1988 el doctorado cum laude en Lingüística Hispánica por la Facultad de Filosofía y Letras de la Complutense, con la tesis “La labor periodística de José Ortega Munilla”. Desde 1998 a 2000 es profesora titular de la Universidad Complutense de Madrid, para incorporarse en 2000 a la Universidad Rey Juan Carlos. Ha sido directora general de RTVE entre 2004 y 2007. Carmen Caffarel cesó en el cargo en enero de 2007 y el 13 de julio de 2007 fue nombrada directora del Instituto Cervantes.

Invitada por el Club de Opinión DIARIO de MALLORCA, durante un acto que tuvo lugar en la sede del Colegio de Abogados, afirmó rotundamente: "Soy una convencida de que el español es un idioma de futuro", desplegando estadísticas para dar razón de que su entusiasmo no es infundado: 450 millones de personas hablan el español; 21 países lo tienen como lengua oficial y en más de medio centenar es la segunda lengua; se estudia en más de estados y su demanda está en alza. "El español vive un momento dulce, no hay duda", aseveró la filóloga. Las razones de la pujanza fueron enumeradas, en un discurso ordenado, perfectamente estudiado y vertido en un tono cálido y cordial, por la responsable del Instituto Cervantes que, el próximo año, abrirá sede en Sidney, consiguiendo así "estar en los cinco continentes".

Al final de su charla, y ya en el coloquio con los asistentes al acto, tuvo que vérselas con quienes no se cortaron ni un pelo a la hora de denunciar alto y claro que se está ejerciendo "un fascismo lingüístico al no permitir escolarizar a los niños en español".

La consejera de Educación y Cultura, Bàrbara Galmés, presente en la conferencia, tuvo que tragar sapos y culebras, pero logró sobrevivir al contratiempo y salió de la sede del Colegio de Abogados sin necesidad de ambulancia. Caffarel argumentó que "una demografía amplia, una mayor estabilidad social y política y una presencia enorme en las relaciones económicas", fueron las claves de esa prosperidad lingüística del español. Demografía, estabilidad social y política y presencia en las relaciones económicas de las que carecen las tres lenguas regionales más habladas en España.

Alabó la tarea llevada a cabo por los centros del Cervantes desparramados por el mundo. "Las empresas nos piden que les enseñemos español porque hoy no se entienden los intercambios más allá de la lengua, y el español va detrás sólo del inglés", y confirmó que el reto de la institución es "llegar a los jóvenes".

El tema de Internet también salió a relucir en su conferencia: "se ha cambiado la lógica de la comunicación, y los más jóvenes son hijos de una pantalla y un móvil". Pese a no ser una industria pujante en España, la virtualidad se despliega en español. "El volumen de usuarios de Internet en español ocupa la tercera posición después del inglés y el chino".

NOTA DEL AUTOR DEL BLOG: La mayor amenaza para las lenguas minoritarias en España no es el indudable crecimiento y pujanza del idioma español, sino la reacción en contra de las lenguas regionales que están provocando los nacionalismos totalitarios entre la población de las comunidades bilingües. Los "gallego-hablantes a la fuerza" no creo que tengan mucho más futuro que los "católicos a la fuerza" del franquismo. La historia, como siempre, tendrá la última palabra.

La Plataforma Proseleccions es obligada por los tribunales a no utilizar la consigna ‘Una nació, una selecció’ en sus anuncios

Redacción Minuto Digital 17 Diciembre 2008

El lema de la Plataforma Proseleccions Esportives Catalanes, Una nació, una selecció, no se podrá emitir por televisión, después de la decisión tomada por el juzgado contencioso administrativo número 9 de Barcelona. Los tribunales han dado la razón a la denuncia interpuesta por el PP y Ciudadanos y esta consigna no podrá ser emitida en ningún anuncio publicitario.

El lema que sustituirá Una nació, una selecció será ‘Volem patir’ [Queremos sufrir]. Los juzgados consideran que “infringe la ley de protección del menor y, con el uso del lema, se exhiben contenidos políticos que están restringidos a las campañas electorales”.

CRITICAS AL PP
El presidente de la Plataforma Proseleccions Esportives Catalanes, Xavier Vinyals, ha criticado “la hipocresía” del Partido Popular (PP), que denunció la presencia de unos niños en el anuncio de la plataforma del año 2007. Vinyals también se ha referido en los mismos términos a C’s. Una jueza prohibió la emisión del anuncio, y en la presentación de la espot de este año, Vinyals ha denunciado que el PP utilizó a unos niños durante la campaña previa a la celebración de la Constitución del año 2005. En este anuncio se puede ver a unos niños jugando a pelota y las siguientes frases: “Cuando nación la Constitución sólo éramos unos niños”. “Si nos la quieren cambiar, tenemos derecho a dar nuestra opinión”. En un segundo anuncio de la misma campaña de los populares se pueden ver los pies de un bebé.

Vinyals ha indicado que la decisión judicial que afecta a la Plataforma afecta “a los medios que controla el Consejo del Audiovisual de Catalunya (CAC)”. De la misma manera, el presidente de la Plataforma ha valorado la sentencia que prohíbe igualmente la utilización en anuncios del lema Una nación, una selección. Sobre este punto, Vinyals ha indicado que “por ahora no me prohíben decirlo, pero si esto fuera así, creo que haría desobediencia civil”. “Continuaremos utilizando el eslogan Una nación, una selección porque no entenderíamos que pidiéramos selecciones sin ser una nación”.

Recortes de Prensa   Página Inicial