AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 18 Diciembre 2008

Zapatero vuelve a echar un cable a ETA
Luis del Pino Libertad Digital 18 Diciembre 2008

Ayer por la mañana conocimos que la Unión Europea ha incluido a ANV y al PCTV, a propuesta del gobierno de Zapatero, en la lista de organizaciones terroristas europeas.

Ayer por la tarde, el partido del señor Zapatero votó en contra de que el Gobierno disuelva los ayuntamientos gobernados por personas pertenecientes precisamente a esas organizaciones terroristas.

¿Permitiría el gobierno que un terrorista de Al Qaeda gobernara un ayuntamiento? Entonces, ¿por qué los terroristas de ETA pueden gobernarlos?

También hemos conocido que en esa lista de terroristas europeos se ha incluido, entre otras personas, a una de las responsables del "aparato internacional" de ETA, Elena Beloki. A quien resulta que se mantiene en la calle para que siga un tratamiento de fertilidad.

En otras palabras: mientras se hacen gestos vacíos de cara a la galería, el Gobierno continúa permitiendo que la banda terrorista ETA se financie con el dinero de todos los españoles y que determinadas personas de la organización gocen de libertad de movimientos fuera de la cárcel.

¿Nos están tomando el pelo?
En realidad, no. Nosotros tenemos perfectamente claro de qué va la partida. No es que Zapatero vaya a reiniciar las negociaciones con ETA. Eso es una tontería. Las negociaciones con ETA nunca se han interrumpido. El problema de Zapatero es cuándo volver a oficializarlas, que es algo bien distinto.

A quien están tomando el pelo es a otros. Concretamente, a esos votantes de izquierdas que se han convertido en rehenes de una política que no pretende en modo alguno la destrucción de ETA.

Ya lo sabes, chaval: tu voto a Zapatero se está utilizando para que ETA pueda seguir comprando munición con el dinero conseguido a través de esos ayuntamientos a los que Zapatero permitió volver a los terroristas y de los que no quiere expulsarles.

¿Verdad que no es para eso para lo que votaste al PSOE? ¿O sí?
Pues... tú mismo.

Políticos de izquierdas
Insultos
Me pregunto qué dirían ante esta chabacanería gozosa los rojos verdaderos, los de hace un siglo, que en su utopía soñaban con llevar la cultura al pueblo y elevar al máximo su nivel de conocimientos para así mejor defenderse de pudientes y caciques.
Serafín Fanjul Libertad Digital 18 Diciembre 2008

Hace unos años, no muchos, me quedé atónito oyendo en la TV cubana a Fidel Castro insultar –literalmente– a la media docena de infelices opositores que, por aquellos días, andaba persiguiendo y encarcelando. No se conformaba con criticarles acremente: los llamó "idiotas" e "imbéciles". El Chávez venezolano, émulo de su maestro, también se despachó con alegría contra George Bush, José María Aznar o el Rey de España: nada de censuras ácidas, no, insultos como "borracho", "asesino", "burro" y otras lindezas similares que más que una descalificación del agredido patentizan la insuficiencia dialéctica y la falta de imaginación de quien, carente de argumentos, no sabe decir otra cosa. Con independencia de coincidencias o discrepancias políticas, un presidente o alto dirigente político no puede meterse en tales lodazales, si quiere que le sigamos tomando en serio.

Repetir la lista, ni aproximada, de los improperios vertidos por la izquierda española en los últimos seis o siete años es misión imposible. Por no irnos a aquello de "Suárez, tahúr del Mississippi" (¡Qué ingenio y modo de eludir ¡"trilero de la calle de las Sierpes"!) o la no menos celebrada sentencia de González ("Aznar y Anguita son la misma mierda"), que tan edificante resultó en su momento. En los últimos días, Juan Tardá, ese charcutero venido a más, y Pedro Castro nos han regalado con invectivas varias y sin provocación ni causa directa ninguna: no están respondiendo a nada, a ningún ataque del contrario, ni de la parroquia. Nada, simplemente se desahogan (caso del mini-Castro de Getafe) o pinchan a sus feligreses para justificar el sueldo con sus gabelas correspondientes, que nos muerden mensualmente (caso del otro y sus rebuznos anticonstitucionales y antimonárquicos). Por supuesto, el Tardá no va a comprometer la buena vida que le damos para ir a matar a nadie, ni al Borbón ni a una mosca. Y claro, cuando Llamazares, siempre heroico, llamaba "forajidos" al trío de las Azores, lo hacía por saberse protegido por la impunidad total que el mismo Aznar contribuía a garantizar: estos rojos rebalsan valor.

Si hacemos memoria, contabilizaremos casos semejantes en cantidad, sobre todo en cuanto se relacione con el 11–M, pero no vale la pena, porque lo grave no son las anécdotas en sí mismas –ninguno de estos bocalanes tiene ni media torta–, sino el clima que ha creado la izquierda desde el Prestige y la huelga general de 2002. No es un mero calentón verbal (aunque los haya), ni un exceso atribuible a la grosería de éste o el otro. Por desgracia, responden más a la degradación de los modales, de la educación y de la enseñanza en nuestro país, azuzada y engordada por esa supuesta izquierda. Me pregunto qué dirían ante esta chabacanería gozosa los rojos verdaderos, los de hace un siglo, que en su utopía soñaban con llevar la cultura al pueblo y elevar al máximo su nivel de conocimientos para así mejor defenderse de pudientes y caciques. Pero ahora los caciques son ellos (vean Andalucía, Extremadura, Cataluña, Castilla la Nueva...) y su aspiración suprema es exterminar al adversario, o lamentar con impudicia ejemplar que otros no los maten: modélica la intervención de Pepiño contra Esperanza Aguirre por no dejarse matar, lo único que estaba en su mano en ese momento. Ni siquiera se recatan un poco para ocultar sus sentimientos más sucios. Esperanza, como persona educada, se limitó, sin señalar a nadie, a tildarles de miserables y bellacos. No es mucho.

Tal vez se quedara corta, pero no es que echemos de menos esa clase de manifestaciones en los políticos de la derecha sino que, en un contexto más amplio, sí sería buenísimo que el PP y simpatizantes se defendieran de manera implacable de las agresiones, hasta físicas, de que son objeto. Los "repudios" que el régimen cubano organiza de vez en cuando contra los disidentes –y que tanto avergüenzan a cualquier ser humano con alguna sensibilidad– son los mismos actos de hordas bárbaras, aunque militarizadas, que los nazis dedicaban a los judíos, con parafernalias idénticas. Y son los mismos que lanzan al consejero Güemes los mangantes sindicales siempre que visita un hospital; o a Amando de Miguel, María San Gil, Rosa Díez, Gotzone Mora, Jon Juaristi y un larguísimo etcétera de gentes, cuando acuden a una universidad a dar una visión distinta de la habitual en el catecismo de perogrulladas o exabruptos que pasta la progresía: no hay sitio para la discrepancia. Pero no es mera bestialidad e incultura –que también–, sino que responde a una estrategia global de proscripción de cualquier idea no coincidente con el Estado del PRI a la española que el PSOE intenta implantar desde 1982. O nos defendemos, o nos comerán vivos: ganas no les faltan. Y, por cierto, ¿usted a quién votó?

Homenaje a inaxio uria
Ya no quedan lágrimas
La familia de la última víctima de ETA, Inaxio Uria, se concentra cada miércoles en el barrio azpeitiarra de Loiola «para honrar su memoria»
ISABEL URRUTIA AZPEITIA El Correo 18 Diciembre 2008

Dice un vecino de Azpeitia que si San Ignacio de Loyola levantara la cabeza, caería de rodillas delante de la familia Uria. Porque el dolor es sagrado y merece un respeto. Y el de ayer era inmenso. Insoportable. Ya no quedan lágrimas. A la una en punto de la tarde, más de cincuenta personas se concentraron en el barrio azpeitiarra de Loiola a pocos metros del lugar donde, el pasado día 3 de diciembre, cayó mortalmente herido el empresario Inaxio Uria. Muchos de ellos tienen su misma sangre, otros son parientes políticos y no faltaban los compañeros de su compañía, Altuna y Uría. El gerente, Fernando Lucas, estaba en primera fila. La gran ausente en este encuentro fue la viuda. Manoli no pudo asistir, porque seguramente tiene un vacío tan grande en el corazón que se le hace difícil respirar.

Todos los miércoles -a la misma hora en que asesinaron a Inaxio-, la familia ha decidido reunirse y guardar quince minutos de silencio. «De esta manera, honraremos su memoria en la próximas fechas navideñas», explicaron la semana pasada. Ayer, en cambio, no hubo declaraciones. Sólo una oración callada. No hacía falta nada más. Los coches aminoraban la marcha al pasar a la altura de la multitud. Algunos conductores asomaban la cabeza, otros fruncían el ceño y ninguno dejó de mirar, siquiera unos segundos, a ese grupo humano que se agarraba al paraguas con los ojos brillantes.

Mientras tanto, caía el 'sirimiri' típico de la tierra, que cala hasta los huesos sin que te des cuenta. De tanto en tanto paraba, igual que el día del atentado, cuando Inaxio se desplomó sobre el asfalto tras recibir dos tiros. Tan cerca de casa. Tan cerca del bar 'Kiruri', donde jugaba la partida de mus con los amigos. Al lado de su todoterreno, embarrado tras haber visitado unas obras a cargo de su empresa. Incluso a sus 70 años, este hombre de caserío acudía a los tajos donde trabajaba su compañía, entre ellos, los del Tren de Alta Velocidad -amenazados por ETA- a su paso por Álava. Ayer, un ramo de dieciséis rosas blancas frescas, envueltas en celofán y con un lazo plateado, reposaban junto a la farola que le vio pasar fugazmente antes de sucumbir a los disparos terroristas.

El 'Guernica'
María, una de las hijas de Inaxio, no despegó en ningún momento los ojos de las rosas blancas. Ella las había dejado allí, poco antes de la una de la tarde. A esa hora, se acercó, se inclinó y apretó los dientes. Sus hermanos -Igor, Iñigo y Josu- se aproximaron enseguida, seguidos de la familia en pleno. Un par de cochecitos de bebé se hicieron entonces un hueco entre la gente; un hombre de pelo blanco murmuró algo y bajó la cabeza; y a María se le hundieron las mejillas. Así empezaron los minutos de recogimiento. Bajo una lluvia persistente que muchos aguantaron sin cubrirse. Sólo se rompió el silencio con el llanto de una criatura, que su padre apaciguó con una sonrisa.

Inaxio murió sin comprender por qué le mataron. El medio centenar de azpeitiarras que se concentraron ayer tampoco lo entiende. Pero todos ellos saben perfectamente lo que sucedió el pasado 3 de diciembre, cuando Manoli preparaba la comida y su marido paseaba por la calle Loiola Auzunea en dirección a su cotidiana partida de cartas: un mercenario de ETA se colocó junto al empresario y le disparó en la cabeza y el pecho. El terrorista iba encapuchado, por si acaso. Que dar la cara exige valentía. Pero ETA carece de ella. De haberlo hecho, «Inaxio les habría hecho frente», reconocía su viuda hace unos días. ¿Qué queréis? ¿Cuál es vuestro problema? Quienes conocían bien al empresario no dudan de que ésas y otras hubieran sido sus palabras. Era un hombre bueno para hablar.

Desde el rincón donde descansan las rosas blancas, se ve precisamente el bar 'Kiruri'. Allí se dirigía Inaxio, aquel fatídico día, a charlar y jugar unas manos con la cuadrilla. Es un local muy acogedor, con un fuego hogareño que se agradece en estas fechas. Luce una espléndida reproducción en madera del 'Guernica': la mujer desesperada, que lleva un candil en la mano, parece salir del molde. Como si cobrara vida cuando se centra su atención en ella. Merece la pena fijarse. Mientras se respeta el silencio, junto a una farola de la calle Loiola Auzunea, hay tiempo para pensar en esto y poco más. Los minutos vuelan.

No se mueve nadie. Ni un carraspeo, ni un vistazo al reloj. A ninguno de los presentes le importa rendir homenaje a Inaxio el rato que haga falta. Cuando los familiares hacen un gesto y todos se relajan, el grupo rompe a aplaudir. Sólo en ese momento se desencaja el rostro de unos cuantos. La pena aflora al oír ese estallido de vida, de respeto y cariño. Luego la gente se mira, los unos a los otros, con la cabeza bien alta y un nudo en la garganta. Se sienten orgullosos de haber conocido a Inaxio. Y le echan de menos. Mucho. En estas fechas tan especiales, todos los miércoles y a la misma hora, seguirán reuniéndose en la esquina donde una pistola fanática le segó la vida.

El Gobierno también está en crisis
Zapatero no tiene planes de hacer cambios en el Gobierno por lo que entendemos que hace suyos los excesos e ineptitudes de su Gabinete.
EDITORIAL Libertad Digital 18 Diciembre 2008

Sólo nueve meses después del debate de investidura, el continuista gabinete que Zapatero presentó está completamente desgastado. La causa principal está siendo, como era de prever, la crisis económica; la misma que, en abril, era pura fabulación del PP y de ciertos medios de comunicación que, en palabras del presidente del Gobierno eran "antipatriotas". Al final ha resultado que la crisis iba en serio y las advertencias del primer semestre estaban más que justificadas.

No querer ver la realidad construyendo una realidad alternativa para terminar creyéndose la propaganda fabricada con objeto de ganar las lecciones, ha abocado al Gobierno a permanecer a la defensiva. Los primeros en notarlo han sido sus ministros, especialmente el de Economía y Hacienda que es, de lejos, quien más y mejor se ha significado en la negación sistemática de algo que tenemos encima desde hace meses. A Pedro Solbes no sólo le pesa el pasado –no debe olvidarse que fue el ministro del ramo durante la última crisis– sino el presente. Y mucho.

El ministro no ha sabido o no ha querido ver las señales que, desde hace casi dos años, indicaban que se avecinaba una recesión económica de gran envergadura. Cuando, a principios de año, la inflación se disparó y se encendieron las alarmas en el sector de la construcción, lejos de reconocer la situación y tomar medidas, articuló un discurso bobo, triunfalista y plagado de mentiras que, sólo unos meses después, le ha terminado por pasar factura. Su gestión de los primeros compases de la crisis no ha sido menos deficiente. A día de hoy el Gobierno no ha hecho más que dar palos de ciego y promesas vacías a cuenta del contribuyente, mientras la lista del INEM crece de manera descontrolada y la confianza de los españoles en el futuro se desploma a niveles históricos.

Pero Solbes no es el único. Celestino Corbacho, traído de la taifa catalana a modo de ministro catalán de cuota, está siendo el peor ministro de Trabajo en varias décadas. Las cifras de desempleo a finales de este año van a pulverizar todos los récords a pesar de las continuas triquiñuelas con las que trata de adornarlas. Si la conflictividad social no ha ido a más se debe a que los sindicatos permanecen aún domesticados por el Gobierno, y queda dinero en la caja para ir tirando de subsidios unos meses más. A lo largo del año próximo estas dos "bendiciones" que no han aguado todavía la fiesta ministerial a Corbacho podrían acabarse y es muy dudoso que el ex alcalde de Hospitalet salga bien librado.

De Magdalena Álvarez o Miguel Ángel Moratinos podría decirse otro tanto. Fueron un desastre durante la anterior legislatura y en esta nos están ofreciendo una reedición corregida y aumentada de su incapacidad. La razón por la que Zapatero siguió confiando en ellos tras la victoria de marzo es un misterio, como lo es que a estas alturas mantengan el tipo y la cartera con la pésima gestión que han desempeñado en sus respectivos departamentos. Tanto Álvarez como Moratinos deberían salir del Ejecutivo lo antes posible, pues un lustro de desbarajuste en Fomento y Exteriores es más que suficiente.

La lista podría extenderse. El polémico Bernat Soria no pasa de inoportuno ariete ideológico en un ministerio vacío de competencias como el de Sanidad. Rubalcaba no debería seguir siendo ministro de Interior tras la absurda farsa de la negociación con la ETA cuyo fruto final han sido los cuatro muertos de este año. Las excentricidades y simplezas de Bibiana Aído no la justifican a ella ni a su ministerio, que no es más que un terminal propagandístico que cuesta un dineral cada año.

Zapatero no tiene planes de hacer cambios en el Gobierno por lo que entendemos que hace suyos los excesos e ineptitudes de su Gabinete. Queda casi toda la legislatura por delante. Con estos mimbres no puede llegar muy lejos. Y no lo hará, porque, aunque él lo niegue, el Gobierno sí está en crisis.

Las sombras (tergiversadas) de la sospecha
Federico Quevedo El Confidencial 18 Diciembre 2008

Se preguntaba ayer la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, si una vez que ANV “está ilegalizada por terrorista, forma parte de la lista europea de organizaciones terroristas, ¿tiene derecho a seguir estando presente en los Ayuntamientos?”. El sentido común dice que no, que una organización terrorista no puede gobernar un ayuntamiento, y que esto debería ser motivo más que suficiente para que, en cumplimiento del artículo 61 de la Ley de Bases de Régimen Local, se inste a la disolución de estos ayuntamientos, se nombre una gestora en cada uno de ellos y se convoquen elecciones municipales coincidiendo con las autonómicas.

Como dije hace unos días, se puede hacer, hay tiempo, sólo es necesario voluntad. Sin embargo, desde una determinada izquierda se sigue practicando una política de condescendencia, de cierto buenismo santurrón hacia el entorno político de ETA, como si en el fondo creyeran que estos chicos de la izquierda abertzale no son tan malos, que solo les falta un poco de cultura democrática. La manera de esconder esa actitud condescendiente es culpar al PP de crispar y de mala fe, sobre todo cuando es evidente que en este asunto el principal partido de la oposición le ha ganado por la mano al Gobierno. Lo hacía ayer Javier Pradera en El País, en un artículo memorable por lo habilidoso a la hora de tergiversar los hechos, pero el argumentario es el que utilizan estos días los paladines mediáticos del Gobierno, por lo que viene a cuento una respuesta.

Estas voces mediatizadas señalan al PP por poner en duda la sincera voluntad de Rodríguez a la hora de acabar con ETA. ¡Hombre! No es el PP el que duda sin venir a cuento. Hay que recordar que ya en otra ocasión en la que Rodríguez aparentaba ser el mayor enemigo de la negociación con ETA y un partidario entusiasta de la colaboración con el PP -cuando propuso el Pacto Antiterrorista-, al mismo tiempo daba carta blanca al presidente del PP vasco, Jesús Eguiguren, para que estableciera los contactos preliminares que luego darían lugar al llamado ‘proceso de paz’, y que fue Rodríguez quien, una vez en el poder, aparcó la política que él mismo había impulsado en la oposición y marginó al PP en un cambio de rumbo sin precedentes. Es más, sigue vigente un acuerdo del Parlamento de la pasada legislatura que autoriza al Gobierno a negociar si se dieran las circunstancias precisas para ello. Teniendo en cuenta que esas circunstancias nunca se dieron en la pasada legislatura y, aún así, se negoció, ¿Qué nos dice que ahora no vaya a volver a intentarse?

Señalado esto, es verdad que el Gobierno, aparentemente, ha rectificado su posición respecto a la de hace un año y medio. No hay pruebas de que esté negociando con ETA ni con su entorno, está deteniendo a terroristas en una proporción considerable, y después de haber permitido que ANV presentara listas en unos determinados ayuntamientos, finalmente instó a la ilegalización de este partido, y el Supremo no tardó mucho en proceder en consecuencia: ANV es ETA, y no cabe ninguna duda de que esto es así. “ETA también es el alcalde que tiene bastón de mando o una makila, como la llamamos nosotros”, decía ayer Antonio Basagoiti.

Ésa es una realidad dramática en el País Vasco, donde casi medio centenar de ayuntamientos viven sometidos a la mafia terrorista de la pandilla de canallas. ¿Por qué vamos a dejarles respirar? ¿Lo harían ellos por nosotros? ¿Por qué tanto interés de una parte de la izquierda en darle espacio a ETA? Tanto recurso a la ley, la ley por aquí, la ley por allá, y resulta que la ley permite la excepcionalidad de la disolución de estos ayuntamientos, y el Supremo se han encargado de dotar de contenido jurídico a la resolución del ministerio público si éste quisiera llevarla a cabo. Parecen más bien excusas, como la de agotar otras vías antes de llegar a esa… ¿Por qué, si la ley permite esa? Cosa distinta sería si, en efecto, fuera imprescindible la reforma legislativa, pero ésta ya se hizo en el año 2003. Y no estamos hablando de un partido político, sino de una organización terrorista. ¿Cuántas oportunidades tenemos que darles?

Los voceros del Pensamiento Único se preguntan por qué no esperar al trámite de ejecución de la sentencia del Supremo antes de acordar la disolución, pero eso nos lleva –el propio Pradera lo reconoce en su artículo- a que los concejales de ANV seguirían manteniendo sus actas una vez procedida la disolución del grupo municipal, que no del Ayuntamiento. Es decir, hacer un pan con unas tortas. No señor, de lo que se trata, lo que se está pidiendo aquí, es que ANV-ETA no esté de ninguna manera en las instituciones, y la única manera de conseguir eso es convocando unas nuevas elecciones que den lugar a una nueva composición municipal sin ETA en la misma.

¿Hay motivo? Si, en efecto, los 42 ayuntamientos de ANV han incurrido en el supuesto que atenta gravemente contra el interés general: “… los acuerdos o actuaciones de los órganos de las corporaciones locales que den cobertura o apoyo, expreso o tácito, de forma reiterada y grave, al terrorismo o a quienes participen en su ejecución, lo enaltezcan o justifiquen, y los que menosprecien o humillen a las víctimas o a sus familiares”. ¡Ah!, pero como contra esto hay pocos argumentos, entonces se dice que hacerlo supondría un seísmo político, que quedaría un paisaje desolador después de la batalla, etcétera, etcétera.

Pero el que crispa es el PP. Cuando menos, mientras no se aporten argumentos un poco más sólidos y convincentes para no hacer lo que la ley permite hacer contra ETA, déjennos, señores del Pensamiento Único, sospechar democráticamente de las intenciones del Ejecutivo, que nadie ha dicho que sean aviesas, pero no se muestran claras ni transparentes. Y antes de acusar de mala fe, miren la viga en el ojo propio.

El zapaterismo pierde la cara
Lorenzo Contreras Estrella Digital 18 Diciembre 2008

Rosa Díez, única diputada del partido UPyD, ha sabido aprovechar su momento político. Ha sido, en el mejor de los sentidos, su venganza contra el zapaterismo o, si se prefiere, contra el PSOE de Zapatero. El partido necesita para definirse este complemento, este apellido, porque no es igual el PSOE de González, y en bastante medida tampoco el de Alfonso Guerra, que el PSOE del vallisoletano "leonado". Todo puede empeorar. Es la ley de "Murphy".

La diputada en soledad, pero de una soledad en bastante compañía, estaba convencida de que iba a atrapar al zapaterismo en el previsto renuncio. Su moción parlamentaria para expulsar de sus cómodos consistorios vascos a la formación proetarra, o simplemente etarra, ANV, ha sido, en efecto, derrotada con el "coadyuvante" voto adverso del PSOE, su antiguo partido. Aclaremos: quiérese decir que el zapaterismo ha votado contra la moción de su ex militante Rosa Díez. Y lo ha hecho en el preciso momento en que más resonaba la inclusión de la sucursal de ETA en el listado terrorista de la Unión Europea. Sólo el PP y UPN salvaron los muebles, como suele decirse.

Con todos los sacramentos políticos europeos a favor de la moción de disolución, el PSOE ha tenido que perder la cara, si es que le quedaba alguna, amparando la continuidad de los etarras parlamentarios (¡vaya contradicción!) en sus cuarenta y dos consistorios vascos y navarros. Y ello con la excusa de que el procedimiento debería consistir en cuestionar la continuidad de los "sucursalistas" en tales consistorios "uno a uno". Ayuntamiento a ayuntamiento, o alcaldía por alcaldía. Ganancia de tiempo mientras el calendario avanza hacia las cercanas elecciones autonómicas vascas, que es lo que al PSOE, en este caso, para mayor exactitud, el de Patxi López, le importa. El clima es el clima.

Por supuesto, el cacareado pacto antiterrorista "restaurado" entre PSOE y PP, sufre una nueva importante y grave avería. Estaba y está todavía caliente el asesinato de Ignacio Uría, el empresario de Azpeitia, cuyos paisanos de ANV se habían negado a condenarlo como tal abominable crimen desde sus sillones de la alcaldía. Pero los socialistas vascos no consideraron tal aberración de los sucursalistas etarras como suficiente motivo para expulsarlos tan pronto de sus poltronas consistoriales. Y ello con el dato agravante de que no sólo la UE ha catalogado a ANV como lo que es, sino que también el Tribunal Supremo la había ilegalizado, exigiendo su disolución sin dilaciones. Ni cabe mayor desobediencia ni el PSOE zapaterista habría podido idear una manera más acabada de demostrar lo que es. Lo que hoy es, y lo que es de temer que continúe siendo.

Para maquillarse con algún tipo de justificación, el PSOE argumentó que con la actual legalidad no es posible disolver los cuarenta y dos ayuntamientos gobernados por ANV o el PCTV, aunque prometió reformar esa ley y, a partir de ese momento, promover mociones de censura en cada municipio donde sea posible, o, en último término, "extremar la vigilancia" para proceder a la inmediata disolución de todos aquellos que de forma "reiterada y grave" impliquen cobertura, apoyo o enaltecimiento del terrorismo o menosprecio de sus víctimas o familiares. Ahora bien, ese apoyo será valorado y, por tanto, perseguido, tanto si es expreso como si es tácito. Eso de tácito da que pensar. Ya veremos hasta dónde alcanzan los radares de los zahoríes socialistas.

Los abertzales, en referencia a la votación habida en el Congreso de los Diputados, estiman que, si bien el Gobierno cuenta con el respaldo de la mayoría de los grupos parlamentarios, no ocurre lo mismo con la oposición que el PP representa, dado que este último sólo encuentra el apoyo de la única diputada de UPyD, es decir, de la solitaria Rosa Díez, a la que los proetarras llaman "espoleadora" de un PP que últimamente "había moderado sus disensos en esta materia". La "materia" no es otra que la ilegal presencia de los socios de ETA en los ayuntamientos vascos y navarros.

La carga de la prueba
IGNACIO CAMACHO ABC 18 Diciembre 2008

SIN que le haya asomado al presidente el más mínimo gesto de contrición o palinodia por la temeraria aventura de su negociación con ETA, el Gobierno y sus aliados se han erigido en tribunal supervisor de la oposición respecto a la política antiterrorista. Con su habitual pericia propagandística y dialéctica, el zapaterismo ha dado en concluir que el Partido Popular, que ahora da su anuencia hasta al acercamiento de presos, aún no ha rectificado lo suficiente porque sigue empeñado en la inmediata disolución de los ayuntamientos de ANV. El sanedrín examinador mueve la cabeza con disgusto: el aspirante progresa adecuadamente, pero todavía no ha madurado lo bastante como para ser digno de recibir el certificado de buen comportamiento democrático, el salvoconducto que habilita para salir del cordón sanitario.

El cínico bucle retórico parte del sofisma de que el consenso antiterrorista que parece dominar esta legislatura no se debe a que el Gobierno haya empezado a detener etarras con la rapidez y eficacia que se echó en falta -por pasividad deliberada- durante el anterior mandato, sino a que, tras el fracaso electoral, el PP ha comprendido que sus críticas al discurso oficial sólo le producían tristeza y quebranto. De este modo, Rajoy habría ido a la Moncloa a implorar de Zapatero que le perdone sus pecados y le deje compartir algunos secretillos a cambio de no volver a discrepar, compromiso del que se está desdiciendo por la presión de los elementos más intransigentes de su partido y la estrategia outsider de Rosa Díez. Al solicitar mayor firmeza contra ANV, la oposición ha incumplido su sagrada obligación de consentir sin desconfianza y cerrar los ojos a los crecientes indicios de que, al amparo de los recientes éxitos policiales, han podido volver los tanteos de los aprendices de brujo.

La habilidad gubernamental en el manejo de los discursos y la creación de marcos argumentales le da ventaja en el debate si éste se reduce al mero contraste dialéctico. También le favorece el tono timorato con que el adversario llega a envolverse a sí mismo. En vez de examinar al poder sobre el grado de sinceridad de su nueva estrategia y reservarse el derecho de darle el visto bueno a esa capacidad de rectificación, el PP se deja enredar en la operación inversa, a rebufo de Rosa Díez y un poco a su pesar por tener que fruncir el ceño. Con harto desahogo, los portavoces de la mayoría se han rasgado las vestiduras ante la supuesta intransigencia de una oposición que exige algo tan anómalo como que los cómplices de los asesinos no gobiernen a su antojo más de cuarenta ayuntamientos. La derecha montaraz y tal, que siempre vuelve a las andadas.

El punto débil de tal argucia consiste en que los batasunos siguen ahí, enrocados en los sillones municipales que les cedió la actitud contemporizadora del Gobierno cuando aún confiaba en dar hilo a la cometa negociadora. Y que el desalojo no acaba de producirse, Zapatero sabrá por qué. Esa evidencia no lo es porque la oposición la señale, sino porque el poder la permite, y es sobre él donde recae la carga de la prueba. Aunque tal vez la política tenga en ocasiones razones que la razón no entiende, muchos ciudadanos sospechan que acaso sería peor si la entendiesen.

Malos augurios
HERMANN TERTSCH ABC 18 Diciembre 2008

RESULTA evidente que la anomalía en nuestra vida política democrática que se instaló aquí con la llegada al poder del Gran Timonel no deja de crecer. Ya no es un tumor por usar la metáfora que tanto le gusta al presidente -ojalá lo fuera-, sino metástasis que se extienden como una marabunta por el organismo tanto de la sociedad como del Estado. Todo hace temer que, cuando la situación económica -llamémoslo así para no caer en la melancolía ni el vértigo- alcance los niveles de menesterosidad y drama que nadie cree ya honestamente evitables, se harán presentes en la vida cotidiana todos los daños infligidos en el último lustro a nuestro tejido social y pacto democrático de la transición. No hay que ser muy agorero para prever que la lucha por la supervivencia va a adquirir unas formas muy rudas en este país. Que los códigos mínimos de respeto entre discrepantes han sido dinamitados otra vez en trágica recurrencia. Y que las instituciones del Estado, debilitadas, desprestigiadas y en parte exhaustas o inermes, van a ser poco y mal andamio ante los embates de la angustia, del odio, de la envidia y el rencor.

Sin un nuevo pacto nacional de convivencia, que hoy parece más lejano que nunca a la vista de las actitudes de tantos y especialmente del poder, este país seguirá descendiendo cada vez más rápidamente hacia la sima en la que la razón se rinde a las pasiones y a la angustia.

Llegamos a ser por unas décadas un país ejemplar a ojos de muchos y ahora nos encaminamos hacia el estado fallido. Es una triste paradoja que las generaciones formadas en la falta de libertad fueran las que lograron generar tanta cultura política, movilizaran tanto la calidad humana individual y colectiva y calidad. Y que las generaciones crecidas -que no formadas- en la sociedad democrática, las que no conocieron la dictadura, sean las que vayan a protagonizar el retorno a nuestra vida cotidiana de las miserias de España que tantos creíamos definitivamente superadas.

Da pereza enumerar anécdotas de este deterioro en nuestra vida política que ya forman parte de una categoría en el proceso de deterioro general. Aquí ya da igual que un líder político municipal supuestamente democrático sea visto y filmado mientras destruye propaganda política de otro partido democrático. En los países europeos con los que en su día nos homologamos políticamente, el dirigente socialista de Pinto que se va a hacer con la alcaldía el próximo lunes no sólo habría sido cesado fulminantemente por la dirección nacional. Habría sido expulsado del partido. Hay cosas que no se hacen. Arrancar los carteles del partido adversario es una de ellas en la conducta política como en la personal o social lo es el no tirarle los tejos a la anfitriona en casa de un amigo. Aquí todo da igual. Y cuando haya hambre seria, la ausencia de límites y respeto va a aterrorizar hasta a aquellos que más han hecho por dinamitarlos.

Doctrina Pedro Castro
EDURNE URIARTE ABC 18 Diciembre 2008

Sólo se me ocurre la doctrina Pedro Castro para explicar lo ocurrido en el Congreso el miércoles por la tarde. Aplicada a los compañeros de Castro, quiero decir, que han debido de pensar que sus votantes están más bien limitados de facultades mentales y se van a tragar lo de las dificultades legales para disolver los ayuntamientos de ANV. O que, si no se lo tragan, van a estar dispuestos a hacer de tontos de los cojones hasta después de las elecciones vascas. Todo por la causa, todo por Patxi López, que sólo faltan tres meses.

De ahí que les hayan contado que, para echar a un terrorista declarado como tal por el Supremo, hay que exigirle que escriba en un papel dos o tres veces, una es insuficiente, «Sí, señores del Gobierno, en efecto, soy terrorista», «El Supremo tiene razón y yo lo reitero por escrito para que ustedes se fíen de una vez por todas del Supremo». En cuanto al daño a los intereses generales y el incumplimiento de las obligaciones constitucionales del artículo 61 de la Ley de Bases, «deben ustedes saber, señores del Gobierno, que nosotros fuimos puestos aquí por ETA y lo nuestro consiste en acosar, perseguir y asesinar a quienes nos lleven la contraria en lo de romper la Constitución, que e

Hacer de tontos de los cojones pasivos durante tres meses, poner cara de que te crees lo de la necesidad de buscar pruebas, es factible. Mucho más duro es hacer de tonto de los cojones activo, o sea, explicarlo. De ahí que algunos diputados y dirigentes del PSOE hayan sustituido la explicación por el insulto. Son ustedes unos indecentes, ha dicho Leire Pajín. Hay que ser indecente para pedirnos que echemos al brazo político de ETA ahora precisamente, cuando estamos intentando captar votantes del PNV para Patxi López. Con el miedo que tienen allí a enfrentarse a ETA. Y me los van a espantar a todos. Y luego pretenden en el PSOE que los votantes del PP y de UPyD se crean que la negociación con ETA acabó definitivamente. Esperando, quizá, que Pedro Castro tenga, al fin y al cabo, razón.

El corazón del pluralismo
Germán Yanke Estrella Digital 18 Diciembre 2008

Primero, la evidencia: ANV ha sido ilegalizada por pertenecer al entramado de una banda terrorista, no porque su programa no gustara a los demandantes o a los jueces. Hizo bien ayer, por tanto, el senador Luis Peral en subrayar el contenido de la sentencia de ilegalización y en abundar en las conexiones y la dependencia de ETA. Y tras la evidencia, otra: en este momento, porque el Gobierno no quiso actuar antes de las elecciones locales, hay en el País Vasco ayuntamientos gobernados por grupos y personas que pertenecen al entramado de ETA.

Siendo todo esto evidente, resulta ciertamente paradójico que el Gobierno no reaccione para impedir que esas personas y grupos gobiernen municipios vascos. Dice el PSOE, para no aceptar los requerimientos del PP, que no es posible, lo que de ser cierto resulta absurdo ya que viene a significar que el Estado de Derecho no puede defenderse realmente, con la energía y la urgencia, de los grupos terroristas. El presidente Rodríguez Zapatero utilizó la metáfora quirúrgica: operar sin dañar el corazón del pluralismo, pero la metáfora no es un argumento legal, sino meramente estratégico. Con ANV gobernando ayuntamientos, manejando fondos públicos, condicionando la vida de muchos ciudadanos con su acción política protegida, es como se demuestra que el corazón del pluralismo y la libertad están realmente dañados. Y corresponde al Gobierno restaurarlo.

De todos modos, resulta sorprendente que pueda disolverse el gobierno municipal de Marbella por delitos económicos y no pueda hacerse lo mismo con aquellos en los que ETA manda. Y si lo sorprendente es real, como pretende el PSOE, debería ponerse a la tarea inmediatamente porque constataría, tras tantos años y tanta experiencia de lucha contra el terrorismo, que nuestra legislación está tarada.

¿Qué sería lo lógico? Que el Gobierno, que reclama el consenso del PP, se reuniera con los representantes de éstos para sacar a ANV de los citados ayuntamientos, que si puede demostrar que la Ley no se lo permite ahora, lo que es más que dudoso, presentara al mismo tiempo, y para conseguir el acuerdo, las reformas legales pertinentes. Si no quiere hacerlo, si hay que dejar puertas abiertas o no conviene para los tratos pendientes con el nacionalismo vasco, no puede acusar de electoralismo a quien se lo demanda en sede parlamentaria. Así sólo demuestra que, además de la incoherencia, reconoce que el electorado es partidario de disolver esa indignidad.

Zapatero y sus amigos los banqueros
Vicente A. C. M. Periodista Digital 18 Diciembre 2008

No hay como ser socialista para que sea el paraíso de los ricos y de los aprovechados. El Sr. Zapatero ha entendido la crisis como la necesidad de ayudar a los ricos a que lo sigan siendo. La medida de bajar los impuestos sobre los rendimientos financieros de los altos ejecutivos de la banca y además con carácter retroactivo, es una auténtica desvergüenza. Las grandes rentas tienen por Ley su cotización máxima en el 43%, sin embargo, el Sr. Zapatero considera que debe rebajarse al 18%, vamos lo mismo que paga un asalariado con un sueldo medio dentro de la escala del IRPF.

La pregunta es ¿por qué se toma esa medida tan injustificable?¿por qué ahora?¿Existen motivos ocultos y se quiere comprar silencios o favores? Esta medida se ha tomado de manera sorpresiva y sin que en lo que queda de año pueda haber una interpelación pública en el Congreso o en el Senado. Como siempre, el Sr. Zapatero actúa a su modo, aprovechando la nocturnidad y alevosía. ¿Qué espera recibir el Sr. Zapatero a cambio? Tal parece que su petición, según manifestó a los periodistas ayer, es de unas nuevas zapatillas de deporte, que no creo que sean las Kelli Finder de la ex Ministra Trujillo, pues se las hubiera dado gratis.

Es altamente indignante el que el Sr. Zapatero y su Gobierno estén tomando medidas caóticas y contrarias a las que dicta el sentido común y la solidaridad. Sobre todo son contrarias al espíritu y doctrina del socialismo que dice representar. En vez de beneficiar a los ciudadanos, a los trabajadores, a los que van a ir al paro en breves días, se dedica a rebajar los impuestos a los ricos, a las fortunas más altas y a sus amigos incondicionale, los banqueros. No basta con haberles metido miles de millones de euros para sanear sus bancos, sino que les regala impuestos directos para sanear sus propias economías personales. ¿Habrá mayor desfachatez y ruindad?

No sé si es que el pueblo español de tan apaleado y amedrentado que está, es incapaz de revolverse contra estas acciones tan injustas. No sé cómo los trabajadores siguen soportando ser manipulados y frenados en sus reivindicaciones por unos representantes sindicales que ya han demostrado que están con el Gobierno y con el Sr. Zapatero que es el que les protege y les paga generosamente su silencio y su complicidad. No entiendo a una sociedad que no se rebela y pone fin a toda esta práctica de sinvergüenzas, estafadores, prevaricadores e inmorales dirigentes.

Motivos creo que hay más que suficientes para considerar que este Gobierno y el Sr. Zapatero hace tiempo que han traspasado la línea roja. Mientras ellos vean que los ciudadanos callan y no protestan, seguirán con su política avasallando sabiendo que no encontrarán resistencia, ni siquiera en una oposición a la que tienen tomada la medida para apabullarla. Por ello creo que la respuesta ha de venir de la propia ciudadanía. Deberemos ser los ciudadanos los que defendamos nuestros intereses, porque no podemos esperar que los que están acomodados en sus poltronas muevan un solo músculo.

Las zapatillas son de muchos tipos, pero las botas de la represión son las que tenemos encima de las cabezas. Un socialismo que se apoya en los nacionalismos separatistas es la mayor de las botas represivas. El nacional socialismo que llevará a España a la bancarrota, pero que mantiene a sus amigos de la banca bien resguardados y a salvo.

Sobran argumentos
José Antonio VERA La Razón 18 Diciembre 2008

Nadie está cuestionando, como pretende el PSOE, la tarea de las Fuerzas de Seguridad en la lucha contra Eta. Al contrario, en los últimos tiempos nuestros hombres en el Norte han recibido todo tipo de elogios sobre su actividad. No es para menos.

Se ha demostrado que, cuando se les deja hacer, trabajan con gran eficacia y rendimiento, llegando a situar a los miembros de la banda en una posición delicada. Es comprensible pensar, por eso mismo, que a las Fuerzas de Seguridad les serviría sobremanera que se actuara contra las corporaciones controladas por los batasunos.

Porque en esos 42 ayuntamientos, Eta encuentra más facilidades para su tarea criminal. Dos de los asesinatos cometidos este año se perpetraron en localidades regentadas por alcaldes de ANV. Y los actos de enaltecimiento o apología son en ellas casi diarios.

Aunque hay más: la Unión Europea acaba de declarar que tanto ANV como al PCTV son organizaciones terroristas. El artículo 61 de la Ley de Régimen Local faculta al Gobierno a disolver los ayuntamientos «cuando existe cobertura o apoyo, expreso o tácito, de forma reiterada y grave, al terrorismo o a quienes lo enaltezcan». No son inconvenientes jurídicos. Son excusas para no hacer lo que se debe. Evasivas de quienes están en otros cálculos. Como ya ocurriera antes. Y todos recordamos.

Swiss Air retira el catalán de sus vuelos tras las quejas de UPyD
Alex Baiget El Confidencial 18 Diciembre 2008

La compañía aérea suiza Swiss Internacional Air Lines ha retirado los mensajes que se daban en catalán por megafonía en sus vuelos entre Barcelona y Zurich “debido a las reiteradas quejas de sus usuarios”, según ha explicado la propia empresa. Sin embargo, la queja que más ha trascendido es la de un miembro de la coordinadora del partido de Rosa Díez (UPyD) en Cataluña. Este afiliado pidió en nombre del partido a la compañía aérea que se aplicara el bilingüismo, dado que en los vuelos la información se daba tan sólo en alemán, inglés y catalán, omitiendo el castellano.

Debido a estas quejas, Swiss Air ha decidido que, a partir de ahora, en sus vuelos sólo se informará en alemán, en inglés y en castellano, abandonando así el uso del catalán, “porque no es viable el uso de tantas lenguas en los vuelos”. Ante esta decisión el portavoz de UPyD en Cataluña, Juan Perán, ha explicado en declaraciones a El Confidencial que “nosotros no pretendemos la eliminación del catalán porque nosotros creemos en el bilingüismo”. Ante la pregunta de si ahora van a reclamar que además de en castellano también se retome el catalán, el portavoz ha contestado que “esta reclamación ya la hacen otros partidos” y, por eso, consideran que no hace falta su intervención para preservar el bilingüismo en Cataluña.

La carta que ha despertado tanto revuelo la ha escrito José Manuel Opazo, militante de UPyD residente en Suiza. En la misiva original, el afiliado se adjudica el cargo de secretario general de UPyD en Cataluña, dato que ha desmentido la coordinadora catalana. En la carta se pueden leer afirmaciones como que “el catalán es un dialecto regional de segunda” y que “quieren imponerlo con métodos similares a los nazis”.

Desde la coordinadora de Cataluña de UPyD se señala que estas afirmaciones que se desprenden del texto “se pueden matizar”. En primer lugar, quieren dejar claro que la carta se escribió originalmente en alemán y que “en la traducción se ha perdido parte de su significado”. Según el portavoz, “no se tiene el mismo concepto de dialecto en Suiza que en España”.

Malestar nacionalista
La retirada del catalán de Swiss Air ha desatado las iras de los partidos nacionalistas catalanes. El primero en reaccionar, en nombre del Gobierno Tripartito, ha sido el secretario de Política Lingüística de la Generalitat de Cataluña, Bernat Joan quien se ha dirigido a la compañía suiza para recordarles “la normativa lingüística vigente en Cataluña” e invitarles a que “retomen las comunicaciones en catalán en todos sus vuelos”. Asimismo, Joan asegura haber recibido la queja de varios colectivos catalanes pidiéndole que se restablezca la comunicación en catalán en Swiss Air.

El principal partido de la oposición, CiU preguntará en el Parlamento catalán “que medidas piensa tomar la Generalitat para garantizar que Swiss Air vuelva a usar la lengua catalana en sus vuelos” y “qué gestiones se están haciendo para que la compañía respecte la lengua catalana”.

Primera sentencia en Extremadura contra Ciudadanía
Marcelino Ollé La Razón 18 Diciembre 2008

Mérida- El Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 2 de Cáceres ha dictado la primera sentencia de Extremadura favorable a los padres que han objetado a la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC), al considerar que esta materia «se opone a los derechos constitucionales de los padres». Con este fallo, según señala la Plataforma Independiente de Padres Objetores de Conciencia a Educación para la Ciudadanía de Cáceres, se resuelve un recurso que presentaron dos familias cacereñas objetoras a este conjunto de asignaturas frente a la Resolución del Delegado Provincial de Educación que fue confirmada por el Director General de Calidad y Equidad Educativa de la Junta de Extremadura.

La importancia de esta sentencia radica en que, hasta la fecha, en Extremadura tan sólo se habían dictado autos judiciales de medidas cautelares favorables a los objetores, «pero ésta es la primera sentencia que reconoce sus derechos frente a la intromisión del Estado y el Gobierno autonómico en la formación de la moral de los alumnos». La Plataforma explica como ninguno de los dos alumnos asistió a clase de la asignatura el año pasado por declararse objetores. Y ahora, «tras meses de recursos y apelaciones», los tribunales dan la razón a los padres de estas dos familias cacereñas. Con esta sentencia, añade este colectivo, los fallos judiciales favorables a los objetores a Educación para la Ciudadanía se acercan a los 130, entre sentencias y autos de medidas cautelares en toda España. En fechas recientes se ha alcanzado el número de 50.000 objeciones. Precisamente la Plataforma Independiente ofrecerá hoy más detalles sobre la resolución.

Es negativo que Gobierno y oposición estén divididos frente al brazo político de ETA
El Parlamento fracasa ante ANV
Editorial La Razón 18 Diciembre 2008

La iniciativa parlamentaria de la oposición para acelerar la disolución de los consistorios en los que gobierna ANV no ha culminado con éxito. Al igual que ya ocurriera días atrás en el Congreso, ayer los socialistas la rechazaron en el Senado. La falta de sintonía en este asunto entre Gobierno y PP no debería archivarse a beneficio de inventario porque la división en la lucha contra ETA sólo beneficia a los terroristas.

Parece claro que unos y otros están de acuerdo en que ANV debe ser desalojada de los gobiernos de 42 municipios vascos y navarros, pero discrepan en el método y la velocidad que se debe imprimir al proceso.

El Gobierno prefiere una vía más sinuosa y dilatada: mociones de censura, colaboración activa en la Fiscalía, vigilancia extrema y una reforma legal para que cualquier formación política ilegalizada no pueda gobernar en las instituciones.

La oposición, por su parte, es firme partidaria de aplicar sin demora el artículo 61.2 de la Ley de Régimen Local, que contempla la disolución en casos de apoyos o justificaciones reiteradas del terrorismo.

Al margen de las razones esgrimidas por ambas partes, tal vez ha faltado más diálogo y negociación para evitar que la política antiterrorista se convierta en arma arrojadiza entre partidos.

Por eso, antes de nada, debe quedar meridianamente claro que la lucha contra ETA no será completa ni tendrá plena eficacia mientras su brazo político utilice las instituciones democráticas para dinamitar el Estado de Derecho. En este sentido, el Gobierno, al que le corresponde dirigir la política antiterrorista, no puede limitarse a rechazar las propuestas; además, tiene la obligación de establecer un calendario y un plan de actuación que no suenen ni a táctica electoral ni a dilación innecesaria, y que concite el apoyo de al menos el PP.

La unidad básica contra los terroristas debe basarse en la claridad de objetivos, en la transparencia del procedimiento y en la lealtad mutua. En este terreno, las acusaciones y descalificaciones suelen tener un efecto boomerang, de ahí la necesidad de moderar el debate y de esforzarse por alcanzar el consenso.

En este terreno, sobran la demagogia y los planteamientos excluyentes, porque de lo que se trata es de evitar que se repitan episodios como el de Usúrbil, en cuyo frontón se organizó un acto etarra junto a otro con niños como protagonistas; o como el de ayer mismo en la localidad de Irureta, donde la Ertzaintza hubo de proteger a quienes querían firmar las actas de expropiación de terrenos del TAV. O peor aún, como el de Azpeitia, cuyo gobierno municipal dio la medida exacta de su miseria moral tras el asesinato del empresario Uría.

El Gobierno de la nación está en su derecho a modular según su mejor criterio el combate contra ETA, ya sea acercando presos al País Vasco u otras medidas que aíslen a los terroristas. Y es de justicia valorar el gran trabajo que está realizando para descabezar una y otra vez a la banda, la firmeza policial y los brillantes resultados cosechados. Pero también es razonable exigirle al Gobierno de Zapatero más decisión contra ANV, sin por ello incurrir en el navajeo partidista.

Al contrario, los dirigentes socialistas han de reconocer que si el partido etarra ha logrado alzarse con 42 municipios, se debe a la dudosa diligencia de quienes legalizaron sus listas electorales. Por tanto, el PSOE tiene la obligación moral de corregir su error y de tomar la delantera en una cuestión en la que el PP le seguiría a pies juntillas. La Unión Europea acaba de declarar a ANV como organización terrorista. Pero es posible que no salga de su asombro al comprobar que el Parlamento español ha votado en contra de su expulsión de la vida política e institucional.

ANV: la negativa a reconocer un terrible error, la sospecha de otra trampa.
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 18 Diciembre 2008

La herencia más perversa del ahora innombrable Proceso de Paz con ETA es la presencia de ANV (cómplices convictos de los terroristas y como tal considerados judicial e internacionalmente ) en los ayuntamientos vascos. La responsabilidad de ello es , por entero, del Gobierno. Con el agravante de que su insensata permisividad se produjo incluso después de los asesinatos de la T-4 por la ceguera empecinada de Zapatero en pretender separar el tentáculo del pulpo. Fue el Gobierno quien impidió al Tribunal Supremo ilegalizar todas aquellas listas limitándose a presentar denuncia tan sólo contra la mitad de ella, haciendo la vista gorda con las demás. Fue aquello mucho peor que un mal cálculo. Fue un error que ahora paga la democracia española.

El Gobierno ha rectificado ahora en un giro copernicano de 180 grados su política antiterrorista. Ha vuelto a la senda de la firmeza y al único camino de la lucha sin cuartel en busca de la definitiva derrota de ETA. No puede criticarse una cosa y la contraria. Por eso tras haber criticado con toda energía aquella errónea política aplaudo ahora esta.
Pero tampoco puede defenderse una cosa y la contraria. Y eso es lo que pretende el Gobierno y sus portavoces . Negar cualquier error entonces y negar que esto no sea, como es, la antítesis de aquello. Negar la evidencia y suponernos no ya sin memoria, sino lelos totales. Pero lo debemos ser bastante porque en bastantes la patraña cuela.

En realidad lo que se busca es que no se hable ni se remueva. Se olvide y se suponga que aquello no pasó nunca. Silencio sobre el asunto es la consigna. Y por eso molesta tanto el recuerdo y el señalamiento de una responsabilidad que es evidente. Tanto como los etarras en los ayuntamientos.

Lo sucedido ayer en el Parlamento lo pone de manifiesto de manera muy rotunda. Pero enciende ademas de nuevo la sospecha si la rectificación es del todo sincera. ¿Por qué el PSOE no está sin pero alguno ni excusa en la decisión de desalojar de inmediato a ANV? ¿Por qué se crispa tanto cuando UdyP y el PP se lo exigen?. ¿Calculo electoral o de nuevo Eguiguren moviendo el rabo en las cercanías de los terroristas?¿Van a tener razón quienes afirman que ZP sólo está esperando otro guiño de ETA para volver a las andadas? ¿Se va a confundir de nuevo entrega de armas y renuncia absoluta a la violencia con una negociación con los criminales?. Rubalcaba dice que no. Pero otros parecen insinuar que todo cabe.

Pero lo que resulta delirante es la vieja y repetida triquiñuela propagandística de que no puede criticarse al gobierno en estos asuntos . No debe ni hablarse de ello. Ha de tener bula. Y eso es una falacia. Criticar la política antiterrorista si esa es , coo lo fue durante el Proceso de Paz, un error terrible no sólo es admisible , es que sería un delito de conciencia el no hacerlo. Como lo es no criticar ahora al PSOE por andar con cálculos espurios a la hora de sacar la pata donde nunca debió meterse y expulsar definitivamente a ANV de las instituciones. Reclamarlo no es ayudar a ETA. Es combatirla. Y es deber de la oposición y de la opinión publica y publicada el reclamarlo.

Aunque, naturalmente, no quieran ni oir hablar de ello. Porque eso es mentarles y recordarle el peor de sus fiascos y el más dolorosos de sus errores que esperemos –intento mantener toda la esperanza- hayan sinceramente reconocido y tengan claro que nunca volverán a cometer: negociar con los terroristas.

El canto de Juan Palomo Progresiensis
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 18 Diciembre 2008

El dogma neoprogrecon número 5, recientemente tuneado y adaptado a las nuevas circunstancias, ha quedado redactado, más o menos, de esta guisa: “Kuando los ombres y miembras de progreso de esta sociedad keremos hacer de la capa nacional un sayo constitucional plurinacional, solidario y acorde con la modernidad demokrática, gozamos del apoyo mayoritario suficiente para realizar la tarea, sea la ke sea, y las perversas minorías que se opongan deben ser aisladas con los correspondientes kordones sanitarios para ke su funesta inmovilidad fosilizada y oskurantista perversidad no frene la marcha de esta sociedad hacia el progreso.”

El tándem progresista de izquierdas solidario y nacionalista busca poder adaptar nuestra Constitución a sus necesidades disruptivas, y dado que en esa Constitución metieron los retrógrados extremo derechistas, con la alevosía que les es propia, su manía de la unidad de la patria, se encuentran ahora los progresistas de consenso y talante impedidos para hacer de nuestra capa nacional tantos sayos taifales independientes como se precisen. Eso no solo les encocora sino que les desquicia hasta el extremo del paroxismo de la irrefrenable pataleta infantiloide.

Ese desatino constitucional arcaico y derechista es combatido, rebatido, perseguido y acometido por las plumas más insignes del cotarro progre. Hoy imparte doctrina al respecto El País. El predicador que echa el sermón pro domo sua desde el púlpito prisáico, no es otro que el afamado canónigo laico Don Francisco J. Laporta. Titula su prédica con una cabecera cargada de respeto, talante, consideración, comedimiento y mesura y que dice “La rigidez constitucional y otras perversiones”.

Este prohombre de la progresía deja claro que la Constitución española es perversa y no por tener solo una perversión sino muchas, siendo su rigidez una de ellas y ello convierte a nuestra Constitución en cadavérica, vamos que este hombre lo tiene claro, no está enferma, es cadáver.

Que un experto en derecho, o sea, un derechista ilustrado, opine y pontifique sobre lo suyo es algo que no se puede discutir, solo cuando aprovecha su ensayo para ningunear, infravalorar o incluso hacer desaparecer la opinión de muchos millones de sus conciudadanos, eso ya sí que se puede anatematizar a la pata la llana. Algunas de sus perlas son:

1.- La unidad de la patria figura en la Constitución porque fue una manía de Alianza Popular.

2.- La Constitución tiene blindadas muchas fobias contra el separatismo, metidas ahí también por Alianza Popular.

3.- Todo lo que hay en la Constitución y no le gusta a este predicador es algo fosilizado y muerto.

4.- El Partido Popular no está legitimado para nada porque según este canónigo laico es “una minoría”.

5.- Está muy bien que cuando unas minorías, se refiere al PP, impidan que los progres hagan las necesarias obras de mejora en la Constitución, estas reformas se hagan por lo que llama “procedimientos informales”, y esa faena la hace ahora el Tribunal Constitucional al que este señor está acusando, yo creo que con razón sobrada, de saltarse la Constitución al estar modificando la Constitución inconstitucionalmente.

6.- Quienes defienden la Constitución son unos “obcecados, o sea unos ofuscados alucinados que no ven la luz del progreso e impiden, con su manía de la unidad de la patria que avancemos en democracia y libertad hacia el tan beneficioso y deseado por todos despiporre nacionalista disruptivo.

Tras leer a este iluminado de la progresía y del progreso ya tengo otra etiqueta que lucir, la de maniático perverso, porque soy de la minoría que no quiere que este país se convierta 3, 4, 8 o 22 países.

Este canto del Juan Palomo Progresiensis de turno con el que intenta higienizar nuestra sociedad es digno de ser guardado entre los papeles higiénicos.

Documentación.
El País. La rigidez constitucional y otras perversiones

Moscas, idiotas, ZP da vuestro dinero al sultán y a los banqueros
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 18 Diciembre 2008

520 millones de euros para Marruecos, rebajas fiscales para los muy ricos... Es lo que han votado 11 millones de moscas. ¡Qué pena que no les quiten sólo a ellas los dineros que se va a llevar el sultán! ¿Cómo era el eslogan? Ah sí, Vota con todas tus fuerzas. Y Por el pleno empleo.

El PSOE lo ha vuelto a conseguir, como en la época del ladrón y terrorista Juan Negrín y de Felipe González: un Gobierno votado por los jornaleros del PER y los despedidos de la SEAT que llena los bolsillos de los ricos españoles y extranjeros... sin que sus votantes protesten. Más que de clase baja o proletaria hay que hablar de clase BOBA.

--ZP da 520 millones de euros a la familia propietaria de ese paraíso que es Marruecos:

España ha suscrito con Marruecos el mayor acuerdo de cooperación financiera jamás firmado con otro país, que alcanza los 520 millones de euros destinados a financiar proyectos en infraestructuras que "redundarán en beneficio de ambos países" y de "las empresas españolas", ha destacado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Ya había anticipado hace unos meses que su deseo de hacer el bien y enriquecer a los ricos no iba a ser frenado por bagatelas como la crisis:

"Seguiremos ayudando crezca lo que crezca nuestra economía"

--Más dinero para los banqueros, esos pilares del progresismo:
Aguinaldo fiscal para los altos ejecutivos del sector financiero español. En una información de Carlos Segovia, el diario El Mundo revela que el Gobierno ha utilizado un Real Decreto de prevención del fraude fiscal para rebajar, de tapadillo, la fiscalidad de los grandes accionistas de los bancos, los miembros de sus cúpulas, sus altos ejecutivos y toda su familia, incluyendo tíos y sobrinos.

Mientras tanto, el INEM tarda más de dos meses en pagar la prestación por desempleo y corre el riesgo de quedarse sin fondos, como reconoció otra de esas lumbreras andaluzas del socialismo nacionalista catalán.

Cuando estéis en la cola del INEM, pasando frío, os podéis calentar recordando estas palabras tan hermosas de vuestro líder:

El pesimismo jamás ha servido para crear un solo puesto de trabajo (...) La economía podrá ir peor o podrá ir mejor, pero el Gobierno no va a dar un paso atrás en derechos sociales, y vamos a demostrar que se puede hacer. Lo único que hace falta tener es voluntad política.

No seáis pesimistas, hombre, que hay gente que lo está pasando mucho peor. Leire Pajín, una de las barbies de ZP, nos recuerda cuántos pobres hay en el mundo y cuánta gente sufre por el cambio climático.

ÚLTIMA HORA
ZAPATERO: "EN MARZO COMENZARÁ A CREARSE EMPLEO DE MANERA INTENSA"
¡Se burla de vosotros, moscas, y no os importa! Comed ZP, que parece que os encanta.

CODA: ZP no sólo da dinero -nuestro dinero- a Marruecos, sino que, además, respalda el nuevo trampantojo con el que el sultán quiere ocultar su anexión del Sáhara Occidental, como explica Carlos Ruiz Miguel en su blog de PD. ¿Por qué el PSOE hace la política de Marruecos?

El momento actual es de esperanza porque hay cambios sustanciales en la actitud de Zapatero frente a ETA, pero debe ser asimismo de vigilancia
El arte de dividir
Iñaki EZKERRA La Razón 18 Diciembre 2008

El tema terrorista siempre ha exigido tanta firmeza en los principios como prudencia en los diagnósticos y los pronósticos. Ser bien intencionado no garantiza ni la capacidad de análisis ni el don adivinatorio. Que el Gobierno no esté siendo todo lo coherente que desearíamos en la lucha contra ETA no quiere decir que esté negociando y esa afirmación es una grave temeridad pues cuando se demuestra falsa cuestiona la misma buena intención y los principios de quien la ha hecho. De lo que sí tenemos ya suficientes indicios es de que el Ejecutivo de Zapatero anda tratando de dividir a la banda a base de premios y castigos, esto es mezclando recetas contrapuestas, la del «divide et vinces», que se atribuye discutiblemente a Julio César, con la del palo y la zanahoria, que se aplica a la pedagogía del burro y que se ha demostrado ineficaz desde el felipismo, desde la combinación de los Gales con las buenas formas negociadoras.

El Gobierno castiga a ETA con la colaboración francesa y la consiguiente detención de jefes o con la prometida ilegalización de ANV, pero la premia a la vez con los presupuestos de Ibarretxe y sus partidas para los encarcelados o dejando tranquilos a Otegi, a De Juana y quizá hasta al propio Ternera. Alguien que padece un cáncer terminal necesita un hospital y esa necesidad lo hace localizable en la era de los retratos por vía satélite. A Ternera cualquier día le va a pillar uno de nuestros periodistas por internet y limitándose sólo a tirar de una lista de pacientes.

El PSOE aplica sistemáticamente para todos los problemas que tiene -desde el de ETA al de mantenerse en el poder- la vieja receta latina en sus múltiples versiones: el «divide et vinces», el «divide et impera», el «divide ut regnes»¿ Pero dividir es un arte lineal que no admite mezcolanzas contradictorias ni concesiones pedagógicas de palos o zanahorias aunque sean para asnos ni acercamientos de presos. Lo que divide a todo grupo no son los premios selectivos -que el mundo de ETA interpreta como triunfos colectivos- sino el cerco y la inanición, la falta de respiros y esperanzas. S

i el Gobierno usara contra ETA la táctica divisoria que emplea contra el PP sin fisuras ni fórmulas contraindicadas, otro gallo cantaría, igual que si la derecha española, en vez de dividirse a sí misma no ya de un modo fratricida sino suicida, se dedicara a dividir al propio PSOE, a hurgar en las pugnas entre familias y diferentes doctrinas -que las hay en ese partido- sobre el propio tratamiento de la cuestión terrorista. ¿Qué pasa con Egiguren y su negociación, por ejemplo? ¿Qué pasa con Leire Pajín, que nos sale de pronto con la voz chillona de la pasada Legislatura para reivindicar también el diálogo que niega Rubalcaba y dar por roto el apoyo del PP al Gobierno en política antiterrorista sólo porque se trata de un apoyo crítico?

El momento actual es de esperanza porque hay cambios sustanciales en la actitud de Zapatero frente a ETA pero debe ser asimismo de vigilancia. Al PP le divide el PSOE y le divide también el propio frío que hace fuera de La Moncloa, como la chimenea de ésta es lo que aglutina al PSOE. Pero lo que más le divide es no haberse puesto internamente de acuerdo en quién es su verdadero rival -el partido en el poder- y el auténtico enemigo de todos ellos: esa ETA que se nutre de la división de unos y otros.

Consuelo Ordóñez: "¿Cómo no se va a poder sacar a ANV de los ayuntamientos? Nos están insultando a la cara"
Jéssica Nieto Periodista Digital 18 Diciembre 2008

"Nos están llamando imbéciles a la cara". Eso es lo que opina Consuelo Ordóñez, hermana de Gregorio Ordóñez, concejal de San Sebastián que fue asesinado por ETA en 1995, ante el juego del PSOE de aliarse con los nacionalistas para rechazar la propuesta de UPyD que pedía la disolución de los ayuntamientos gobernados por ANV. Respecto a los 225.000 euros que Ibarretxe pretende dar a familiares de presos de ETA, dice que es la actitud normal del lehendakari. Y afirma que se siente más "tranquila" desde que está Rosa Díez en el Parlamento "porque está demostrando que con ella, mis intereses y mi forma de pensar están garantizados".

Después del último atentado de ETA vimos a un Ibarretxe muy compungido, pero la realidad es que va a dar 225.000 euros a familiares de presos de ETA que estén recluidos en cárceles de fuera de la comunidad vasca ¿Estamos otra vez ante el doble juego del Lehendakari?

Estamos ante el Lehendakari de siempre, el que conocemos, el que no va cambiar, que tiene muy claro que lo último que hará en su vida es cualquier medida que vaya encaminada al fin del terrorismo. No va a hacer nada para llegar a la raíz del terrorismo y acabar con él. En su vida nunca ha apoyado una medida que vaya contra ETA. Le da igual que hayan asesinado a Ignacio Uría. Así es Ibarretxe en su estado puro: un día hace un acto de apoyo a las víctimas y otro día está reunido con el brazo político de ETA.

Por parte del gobierno vasco, ¿Cómo trata Ibarretxe a COVITE? ¿Reciben algún tipo de subvención?
Sí recibimos subvenciones de la Consejería de Interior y de la de Justicia. Pero es cierto que cada vez nos van recortando un poquito más el presupuesto. Aunque comparado con las subvenciones que reciben los presos no recibimos nada.

Ayer no salió la propuesta de Rosa Díez de de disolver los ayuntamientos gobernados por ANV porque el Gobierno se alió con los nacionalistas. ¿Cree usted que existen mecanismos para echar a ETA de las instituciones? o ¿el Gobierno lo está consintiendo por algún motivo?
Esta actuación del Gobierno es la que me hace dudar. Es verdad que estamos con la política antiterrorista y no podemos criticar nada sobre ella, ya que se están produciendo muchas detenciones y muy importantes y desde aquí quiero demostrar mi agradecimiento a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Pero lo que no me cuadra y lo que no podemos entender los ciudadanos de a pie, es que el Tribunal Supremo les declare ilegales, se modificó la Ley de Régimen de Bases para poder llevar a cabo la proposición que hizo ayer Rosa Diez de UPyD, es decir, existen instrumentos legales para llevarlo a cabo y se puede y se debe hacer, entonces no entiendo porqué se niegan, y esto me hace pensar mal, que tengan un pacto con los nacionalistas en previsión de que puedan ganar las próximas elecciones autonómicas. Es inexplicable. Nos están llamando imbéciles a la cara.

Resulta que la iniciativa la ha tenido que tomar UPyD ¿ve usted al PP un poco paralizado?
Francamente, veo a Rosa Díez con un solo diputado, y todo lo que está haciendo desde que ha llegado en esta legislatura y veo lo que está haciendo el PP y desde luego me convence plenamente lo que está haciendo Rosa Díez. Se lo agradezco muchísimo y me siento mucho más tranquila desde que está ella en el Parlamento, porque me está demostrando que gracias a ella mis intereses y mi forma de pensar va a estar mucho más garantizada.

¿Tiene constancia de que esté habiendo encuentros entre ETA y el PSE?
No tengo ningún tipo de dato, pero en el caso de que lo hicieran no creo que no enterásemos.

El Gobierno Central ha dado un giro en su política antiterrorista, ¿pero como está siendo el trato con las víctimas?
Sé que en algunas ocasiones se llevan a cabo reuniones entre el Gobierno y las víctimas, pero yo no tengo ningún tipo de relación directa con el Gobierno como víctima. Respecto al trato de temas auditivos, les vamos planteando nuestras reivindicaciones y ya está.

Fue el PSOE el que metió a ANV en las instituciones y llevó el proceso ante el Parlamento Europeo (PE), que le dio la razón. Después el PSOE ha vuelto ante el PE para decir que el partido que metieron en las instituciones apoya a una organización terrorista y el propio PE les ha vuelto a dar otra vez la razón contradiciéndose a si mismo ¿Cómo se entiende esta paradoja? ¿Cómo se les explica a los ciudadanos?
No se entiende. Ayer mismo estaba el Parlamento Europeo aplicando en sus normas que ANV es una organización ilegal por ser terrorista y eso se ha conseguido precisamente porque nosotros lo hemos defendido así, y nos han dado la razón, ya que no podía ser de otra forma.

Y ese mismo día se ha votado en el Parlamento que no se puede sacar a ANV de las instituciones, pero ¿Cómo no se va a poder hacer? Nos están insultando en la cara. Es algo que no se puede entender y la única forma de comprenderlo es pensando que tienen algún tipo de pacto oculto con los nacionalistas.

El Comercio avisa que llevará al juzgado la Ley si impone el gallego
ABC 18 Diciembre 2008

SANTIAGO. El presidente de la Federación Gallega de Comercio, José María Seijas, anunció ayer que el colectivo estudiará la posibilidad de emprender acciones judiciales si la futura Ley del Comercio «impone» el gallego. Después de declarar que los comerciantes siempre han defendido el idioma autonómico, se mostró en desacuerdo con el apartado del
borrador de la normativa, que obligaría a los comerciantes a rotular en gallego. Las alegaciones de la Federación se justifican en que los comerciantes «tienen que hablar en el idioma que hable el consumidor», por lo que exigió que el colectivo «tenga libertad» para elegir rotulación. Seijas insistió en que agotará todas las medidas legales para evitar la medida.

****************** Sección "bilingüe" ***********************

A más pobreza, más pureza lingüística
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital

Una de las características del galleguismo a través de toda su historia es anteponer la defensa del gallego a la de los gallegos. Es decir, primero el idioma, después las personas. Juan Antonio Saco y Arce (1812-1881), presbítero, catedrático y director de un Instituto de Segunda Enseñanza, fue el precursor de la filología de la lengua gallega y autor de su primera gramática. Tan preocupado estaba por la lengua, que anteponía ésta al progreso de sus hablantes, prefiriendo que éstos viviesen condenados al atraso cultural y económico con tal de que conservasen la pureza del idioma "tal y como lo hablan las únicas personas que no se han dejado contagiar del castellano, esto es, los rústicos". El rústico debe permanecer en su estado, porque sacarlo de él supone poner en peligro la supervivencia del habla.

El gran patriarca de las letras gallegas, Ramón Otero Pedrayo (1888-1976) no se avergonzaba al escribir: "Sin intentar ninguna frase heroica, atendiendo al mandato de la conciencia histórica, podemos asegurar ser mejor una Galicia pobre hablando gallego que una Galicia rica usando otra lengua". No hay que ser muy inteligente para deducir que esa "otra lengua" no es otra que el español.

El poeta catalán Joan Maragall i Gorina (1860-1911), abuelo de Pasqual Maragall y Ernest Maragall, en una visita a La Coruña en 1903, viendo tantos mendigos por las calles, dijo: "Ya se sabe que, más o menos, en toda España se mendiga, pero creo que el tipo más característico, más hermoso, es el mendigo gallego. Hay tal invitación a la piedad en su mirada y en todas sus facciones, una dulzura tan profunda en su voz y en su lenguaje, una compostura tal en todo su gesto y en su traje de mendigo, que lo convierten en irresistible porque parece que ése es su ser, que ha nacido así y que la cara lastimera, la voz suplicante, la mano tendida, fueron puestas por Dios para despertar la caridad".

Es incomprensible que Joan Maragall, después de una experiencia tan dulce, irresistible y profunda, no se atreviese a dar el paso a vivir de la mendicidad en la que, además, veía una especie de predestinación divina "para despertar la caridad". ¡Qué preciosa ocasión perdió el poeta catalán de ayudar a las almas piadosas a practicar la caridad cristiana y así asegurarse su parcelita en el cielo! Quizás no era ni tan buen poeta ni tan buen cristiano como creía de sí mismo.

Las cosas, ay, no cambian tanto con el tiempo como sería de desear. Así, el vicepresidente gallego, Anxo Quintana, fiel a este culto a la pobreza como reserva espiritual del idioma sacralizado, ha sido denunciado por meter mano a los fondos de Atención a la Dependencia para financiar sus actos políticos nacionalistas. Ésta parece ser la forma "caritativa" que tiene el BNG de contraprogramar la agenda del presidente del GAG (Gobierno Autónomo Gallego), Emilio Pérez Touriño: meterle mano al dinero de los más necesitados para un fin "bueno": hacer patria, breoganizar esta tierra inmersa en el autoodio y la colonización. Lo importante para el caudillo de Allariz es seguir la tradición: a más pobreza, más pureza lingüística.

Lo malo es que todavía hay quien, a estas alturas, se cree que el galleguismo nos va a sacar del atraso secular y que los nacionalistas van a renunciar a esa reserva espiritual idiomática de los habitantes del rural para los que con tanto mimo se construyen unas galescolas que nunca pisarán los hijos de la aristocracia breogánica.

----------oooooo------------

NOTA: El autor de este blog comparte y respeta la mayoría de los postulados de Galicia Bilingüe, pero no está de acuerdo con el último párrafo acerca de la necesidad de estudiar el gallego como segunda lengua, pues el parecido de éste con el español hace que pueda mantenerse una conversación entre dos interlocutores en la que uno utilice el gallego y otro el español sin más problemas que los que tendría un campesino de la Terra Chá hablando en gallego con un marinero de Cangas do Morrazo o un vecino de Seoane do Courel

Juan J. Alfaya
juanjulioalfaya@gmail.com
He cambiado mi nombre al español como protesta por la  intolerable y andidemocrática política lingüística del GAG
(Gobierno Autónomo Gallego).

 

Recortes de Prensa   Página Inicial