AGLI

Recortes de Prensa    Lunes 22 Diciembre 2008

Con las lenguas por frontera
Los nacionalistas parecen ignorar que la Carta Europea de las Lenguas Regionales que tanto les «encandila» aboga por la «integridad territorial de los Estados»; por el uso «en absoluto obligatorio» de estos idiomas y «sin perjuicio» de la enseñanza en la lengua oficial del Estado
A. PUERTA | MADRID ABC 22 Diciembre 2008

El Consejo de Europa daba hace unos días un varapalo a la política lingüística de nuestra país, porque no se cumplen del todo los compromisos que España adquirió al firmar en 1992, y ratificar en 2001, la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias. El informe del denominado comité de expertos, se alineaba, curiosamente, con las tesis nacionalistas y se pronunciaba a favor de la «inmersión total» en las autonomías con lengua cooficial, como Cataluña, País Vasco y Galicia, y recomendaba protecciones peculiares como la promoción del catalán en Aragón, el portugués en la ciudad extremeña de Olivenza o el bereber y el árabe en Ceuta y Melilla.

El informe se olvida, sin embargo, de que en algunas de estas comunidades bilingües son los propios gobiernos autonómicos los que incumplen flagrantemente la Carta Europea de las Lenguas Regionales. El informe, que parece hecho a la «carta» para los nacionalistas, ignora que los intereses de éstos van mucho más allá de la preservación cultural del patrimonio lingüístico europeo que preconiza el texto comunitario. Por ejemplo, ignora que en España los partidos nacionalistas han convertido las lenguas regionales en meros instrumentos políticos para sus intereses identitarios con fines soberanistas. Unos fines que contravienen claramente el propio espíritu de la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias.

El bilingüismo no vale
El denominado comité de expertos del Consejo de Europa propone que las comunidades autónomas españolas con lenguas cooficiales desarrollen un modelo de enseñanza de «inmersión total». Reconoce que en la mayoría de esas autonomías la enseñanza de estas lenguas se basa en un modelo bilingüe, que no se corresponde con los compromisos firmados por España en la mencionada Carta Europea. Sin embargo, felicita a España por su «cooperación« y por «el alto grado de reconocimiento y protección del que se benefician, en el plano de los principios, las lenguas regionales o minoritarias». A veces, a determinados expertos no hay quien les entienda, porque al mismo tiempo critican que en España la utilización de las lenguas cooficiales en los servicios públicos está en «retroceso en el conjunto de las comunidades autónomas». O considera insuficientes las medidas estatales para «garantizar que toda parte que lo demande tenga verdaderamente la posibilidad de utilizar una lengua cooficial durante un procedimiento judicial o en sus relaciones con la administración».

Apoyo al «Estatut»
Los denominados expertos europeos entran, además, en arenas movedizas de carácter político, que poco tienen que ver con el idílico espíritu de preservación del «patrimonio cultural europeo» que plantea la Carta. Abogan por la «puesta en marcha de la Ley Orgánica sobre la reforma del Estatuto de Cataluña», precisamente uno de los puntos más polémicos del texto estatutario, recurrido ante el Tribunal Constitucional por su propuesta de convertir en obligatorio el conocimiento del catalán para -dicen expertos españoles- equipararlo al castellano y «desterrar» definitivamente la lengua del Estado de todo el ámbito publico catalán, pese a que el castellano es y ha sido la lengua materna de miles y miles de catalanes desde hace más de cinco siglos.

El denominado comité de expertos del Consejo de Europa propone que las comunidades autónomas españolas con lenguas cooficiales desarrollen un modelo de enseñanza de «inmersión total»

El comité advierte también de otras deficiencias, sobre todo en el sistema educativo, en las Comunidades Valenciana, Gallega y Balear. Dicen que son pocos los alumnos que siguen la enseñanza en gallego y pocos, también, los que lo hacen en catalán en la comunidad balear. En la valenciana, afirman «falta desarrollar un modelo de enseñanza esencialmente en valenciano, en todos los niveles de enseñanza y en todo el territorio». A este respecto conviene aclarar que más de la mitad del territorio valenciano es y ha sido siempre castellanoparlante. También ve deficiencias, por ejemplo en que la «Administración general no asegura los servicios en euskera en Pamplona», aunque parece ignorar que, según el Estudio sociolingüístico en Pamplona y su Comarca, de 2006, sumados quienes dicen hablar igual castellano que vascuence, quienes dicen hablar más vascuence y quienes dicen hablar sólo vascuence, alcanzan a duras penas el 6,2 por ciento de la población. Un índice que se reduce al uno por ciento cuando se trata de quienes dicen servirse más del vascuence que del castellano. Otras deficiencias que resalta el informe europeo son los obstáculos en la promoción del asturiano o del gallego en Asturias y en Castilla y León, o del aragonés o del catalán en Aragón. Y para terminar animan a «precisar el estatus» y adoptar medidas de protección y promoción del bereber en Melilla y del árabe en Ceuta.

El histórico bereber europeo
Como es bien sabido, los impulsores, incluso de la cooficialidad del bereber y el árabe en los enclaves españoles de Ceuta y Melilla, fueron los independentistas catalanes de ERC y los nacionalistas vascos, entre otros. Como ambas ciudades autónomas dudaban de las buenas intenciones de los promotores, la respuesta fue inmediata: adujeron, por ejemplo, que el número de magrebíes que vive en Cataluña es muy superior al que habita en Ceuta y Melilla y que, por lo tanto, predicaran con el ejemplo e hicieran cooficial el bereber en Cataluña. Al margen de la polémica, la Carta europea se refiere en su preámbulo a la protección de las lenguas regionales históricas de Europa y en su artículo 1.A.II sobre los fines de la Carta advierte que quedan excluidos los dialectos y las lenguas de los inmigrantes. De modo que aquí se plantea la duda de si el árabe o el bereber forman parte de «las lenguas regionales históricas europeas» o si son lenguas de emigrantes. De momento, parece que los «expertos» europeos no lo aclaran.

El preámbulo de la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias aclara que entre sus principales objetivos están conseguir la «unión más estrecha» entre los miembros de la UE para salvaguardar su patrimonio común. Por eso considera necesaria «la protección de las lenguas regionales o minoritarias históricas de Europa, de las que algunas corren el riesgo de desaparecer con el tiempo». Aboga por el derecho a utilizarlas en la vida pública y privada. Subraya el «valor de lo intercultural y del plurilingüísmo» y que todo ello «representa una contribución importante a la construcción de una Europa basada en los principios de la democracia y de la diversidad cultural, en el ámbito de la soberanía nacional y de la integridad territorial». Y en este aspecto fundamental de la integridad territorial vuelve a incidir el texto de la Carta en su artículo 5, al indicar que «nada... podrá ser interpretado en el sentido de que lleve consigo el derecho de emprender cualquier actividad o de realizar cualquier acción que contradigan los fines de la Carta de las Naciones Unidas u otras obligaciones del Derecho Internacional, incluido el principio de soberanía y de integridad territorial de los Estados». Algo que tanto los expertos europeos como los nacionalistas parecen pasar por alto, cuando cargan las tintas sobre los derechos de las lenguas regionales.

A estas alturas, la denominada comisión de expertos europeos debería ser consciente de que las lenguas regionales en España se han convertido en banderas políticas con fines identitarios

«En absoluto obligatoria»
En cuanto a la enseñanza, el denominado comité de expertos europeos se alinea totalmente con las tesis de los nacionalistas más radicales en el apoyo a la «inmersión total», es decir que se estudien todas las materias en la lengua regional, aunque advierten, eso sí, tal y como recoge la Carta, que la enseñanza en la lengua cooficial no debe ser «en absoluto obligatoria para todos los alumnos», sino accesible para los que la soliciten. Efectivamente, el artículo 8.1 advierte que todas las medidas que se adopten para la enseñanza en lenguas regionales cooficiales se harán «sin perjuicio de la enseñanza de la(s) lengua(s) oficial(es) del Estado». En este punto, el informe de los expertos europeos resulta un tanto ignorante de la realidad de las lenguas regionales en España o, lo que es peor, bastante hipócrita, al no hacer mención, por ejemplo, a la situación de la enseñanza en castellano en Cataluña y las innumerables denuncias de padres que ven mermados sus derechos por no poder escolarizar a sus hijos en la lengua oficial del Estado en esa comunidad, contraviniendo flagrantemente la Carta Europea de las Lenguas Regionales que tanto encandila a los nacionalistas.

Como se contravienen sistemáticamente por la presión de los nacionalistas los apartados «e» y «f» del artículo 10.2, referidos al empleo por las colectividades regionales y locales de «las lenguas regionales o minoritarias en los debates de sus asambleas, sin excluir, no obstante, el uso de la(s) lengua(s) oficial(es) del Estado». También parecen desconocer los denominados expertos europeos la realidad al respecto, al silenciar la falta del «respeto, comprensión y tolerancia», que preconiza la Carta, en multitud de ayuntamientos y en varios parlamentos regionales dominados por los nacionalistas en los que prácticamente se ha desterrado la lengua del Estado.

Estados imaginarios
Finalmente, la Carta en su artículo 8. apartado «g» insta a «tomar medida para asegurar la enseñanza de la historia y la cultura de las que es expresión la lengua regional o minoritaria». De este punto si tendría que tomar nota la denominada comisión de expertos europeos y hacer un estudio pormenorizado para denunciar también las manipulaciones históricas y culturales que han hecho los partidos nacionalistas a lo largo de su historia. Desde inventarse Estados o reinos ancestrales, sin documentación alguna que lo acredite, como el paraíso Vasco que se sacó de la manga Sabino Arana y que perpetúan sus acólitos nacionalistas, hasta atribuirse y tratar de imponer «paísos» imaginarios utilizando la lengua regional como instrumento político con fines no sólo secesionistas, sino además expansionistas en un «delirium» de grandeza con tintes imperialistas de la «señorita Pepis», como es el caso de los nacionalistas catalanes.

A estas alturas, la denominada comisión de expertos europeos debería ser consciente de que las lenguas regionales en España se han convertido en banderas políticas con fines identitarios y excluyentes por intereses de los partidos nacionalistas independentistas, que, además, vulneran el espíritu del preámbulo de la Carta, en tanto en cuanto su afán es socabar la «soberanía nacional y la integridad territorial» del Estado, adjudicándose además la mayor parte de tarta posible en el reparto. Es de suponer que el denominado comité de expertos no ignora los afanes expansionistas de, por ejemplo, los nacionalistas vascos con sus pretensiones de anexionarse Navarra, el condado burgalés de Treviño y una buena porción del mapa de Francia, dependiendo de la época y las apetencias históricas del ideólogo de turno. O los «paisos» que se atribuyen lo nacionalistas catalanes invadiendo territorio valenciano y balear. O el malestar de Asturias o Extremadura con las injerencias de los nacionalistas gallegos del BNG en las zonas donde se habla la lengua de Rosalía o similares. O los intentos de convertir en «lengua» meros dialectos, acentos o jergas, para tener «un hecho diferencial» que llevarse al imaginario para no ser menos nacionalistas que los vecinos. Todos ellos con la instrumentación de la lengua como elemento diferenciador y separador y no como via de comunicación o patrimonio cultural, plural y común de todos los españoles.

La lengua compartida
Debería ser consciente, también, la denominada comisión de expertos de que el castellano o español ha sido, desde su nacimiento, una lengua franca que se ha hablado en todos los rincones de la geografía nacional, incluidas Galicia, País Vasco y Cataluña, siempre bilingües. Y que, por eso, se ha forjado con aportaciones del latín, compartido con el gallego y el catalán, del árabe, de las lenguas germánicas, del vascuence y, más recientemente, del francés y del inglés. Otra cosa es que a los nacionalistas periféricos no les interese reconocerla como lengua propia, al menos en la parte alícuota en que han contribuido a su creación y desarrollo.

Parece pues que la comisión también debería advertir de los incumplimientos de la Carta por parte de determinados gobiernos autonómicos y determinados partidos nacionalistas, y velar por su cumplimientos en esas comunidades. A estas alturas la comisión debería ser consciente de que en España las lenguas las carga el diablo, salvo en los casos y época en el que algunas se han considerado «divinas».

La revuelta política y social
Pablo Sebastián Estrella Digital 22 Diciembre 2008

Dos de las especialidades del presidente Zapatero son la de acumular los problemas y no decir la verdad. Pues bien, después de anunciar la semana pasada en el Congreso de los Diputados que las expectativas de creación de empleo y de recuperación económica se iniciarán a partir del mes de abril del 2009, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, acaba de declarar que estamos asistiendo a la crisis económica y financiera más grave desde la Gran Depresión de 1929, y que en el caso español vivimos inmersos en una parálisis en la que "los consumidores no consumen, los empresarios no contratan, los inversores no invierten y los bancos no prestan".

Una vez más, el "optimismo antropológico" del presidente se da de bruces con la dura realidad y, además, su vano intento de fuga hacia delante, o de "crear confianza" en vísperas de la nueva "gran depresión", no hace sino provocar mayor desconfianza, porque la realidad desmiente sus propósitos y porque su Gobierno, desarbolado y quemado, carece de credibilidad. Si a ello añadimos su empeño en favorecer, primero, a los sectores más ricos o poderosos de la sociedad, mientras airea un falso e imposible discurso a favor de su pretendida política socialdemócrata, veremos que Zapatero está a punto de unir una importante revuelta social, con múltiples conflictos, a la crisis económica y financiera, y todo ello en vísperas de un semestre con tres convocatorias electorales en ciernes.

A la vista están ya cuatro problemas de gran magnitud: la huelga oculta de los pilotos de Iberia, poniendo patas arriba las vacaciones de Navidad; la revuelta de los estudiantes, de la que la ministra Garmendia anda desaparecida; el horizonte de huelga de los jueces de toda España, enfrentados al soberbio ministro Bermejo y, en muchas de sus reclamaciones, hartos de razón; y la renegociación de la financiación autonómica -que Felipe González había propuesto que se aplazara hasta mejor ocasión-, reabriendo la herida de la insolidaridad interregional, entre Comunidades ricas y pobres, por causa de las injustas pretensiones de los nacionalistas catalanes, que Zapatero espera pactar con Chaves en Andalucía, pero excluyendo al resto de Comunidades, y especialmente a las gobernadas con el PP.

A todo ello hay que añadir el imparable reguero de empresas en quiebra y de despidos masivos, en un momento en el que en Comisiones Obreras se acaba de producir un giro a la izquierda con el nuevo liderazgo de Toxo Fernández al frente de este sindicato, al tiempo que en IU Cayo Lara ha asumido la presidencia de la coalición desde las filas del PCE. Dos hechos que anuncian un giro a la izquierda de ambas organizaciones y la posible salida a la calle de los sindicatos ante lo que consideran desconcierto y una cierta pasividad del Gobierno, y no digamos sus gestiones a favor de ciertos empresarios y "amigotes" y privilegiados, como los dueños de Sacyr en el culebrón de Lukoil y Repsol.

Y por si algo faltara en el escenario político, económico y social, sin duda muy tenso y complicado, Zapatero se dispone a enviar todavía más tropas a la guerra de Afganistán, y está a punto de entrar en un semestre electoral en el que están convocadas dos elecciones autonómicas, en Galicia y el País Vasco, y las europeas del próximo mes de junio.

O sea, se anuncian seis meses política y socialmente exclusivos, en los que ya no caben más mentiras, ni más optimismo, sino la cruda realidad y decir la verdad por encima de todo. Y seis meses que el actual Gobierno no está en condiciones de abordar, de ahí la necesidad de la crisis o remodelación que Zapatero se resiste a llevar a cabo, manteniendo en el cargo a quienes han demostrado su flagrante incapacidad y a quienes carecen de la fuerza y la necesaria credibilidad.

En realidad, estos seis meses van a dar la verdadera medida o talla política de Zapatero, quien sobrevivió a su catastrófica primera legislatura gracias a los errores del PP. Pero ahora su pulso político ya no será con la oposición, sino con el conjunto de la sociedad, que ya empieza a verle la peana al santo de la Moncloa, perdido y desconcertado en su laberinto monclovita y aún empeñado en estirar la sonrisa y no decir la verdad.

Reunión con ZP
Financiando a Montilla
Lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible. Que la Generalidad pretenda fijar por su cuenta y riesgo el régimen financiero de todas las demás autonomías, simplemente, constituye un delirio político.
José García Domínguez Libertad Digital 22 Diciembre 2008

Si a un tipo que confundía el Euribor con la Intertoto apenas le bastaron dos tardes frente a un pizarrín antes de lanzarse a dar lecciones de econometría al FMI, cinco años sesteando en las bancadas de una facultad de Derecho debieran haberle servido para aprender, al menos, el abecé del constitucionalismo. Pero no cayó esa breva. De ahí ese supremo disparate jurídico que supone el capitulo de la financiación incluido en el texto definitivo del Estatut, el que Zapatero y Mas aliñaron al alimón con nocturnidad, alevosía y varias cajetillas de Fortuna.

Y es que la noche de autos, el presidente del Gobierno de España, al parecer, aún ignoraba que la Constitución nació adornada con la muy curiosa cualidad de prevalecer sobre cualquier otra norma jurídica emanada de los poderes del Estado. Así, que el artículo 156.3 de la Carta Magna establezca de modo expreso, inapelable e indubitado que una ley orgánica regulará la financiación de las comunidades autónomas, a Zapatero debía sonarle a música celestial. O no. Pues quizá barrunte que también el 156.3 es un concepto discutido y discutible. Sea como fuere, de aquellos polvos jurídicos vienen estos lodos territoriales en los que ahora anda enfangado junto a otro ilustre estudioso, su cuate Montilla.

"¿Qué carajo pasa?", acaba de gritar Mas, el cuarto gallito del corral identitario, a propósito de los ignotos acuerdos de la "cumbre entre los presidentes de Cataluña y España", como con involuntaria comicidad tituló un rotativo local la crónica de la reunión de Zapatero con su subordinado de Cornellà. Pues pasa lo que ya advirtió Tayllerand en su siglo. O sea, que lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible. Que la Generalidad pretenda fijar por su cuenta y riesgo el régimen financiero de todas las demás autonomías, simplemente, constituye un delirio político.

Otra astracanada inviable en la práctica que apenas ha de servir para alimentar el creciente sentimiento anti catalán que poses chulescas como esa provocan en el resto de España. Solbes, que siempre anda mucho menos dormido de lo que parece, ya resumió así la almendra del chusco asunto: "La bilateralidad consiste en que se haga bilateralmente el acuerdo con ellos y se imponga a los demás. Tema que a mí me parece de difícil aplicación". Lástima que no les pareciera de tan difícil aplicación el tema al compañero Alfonso Guerra y los demás diputados del Grupo Socialista, sin excepción, cuando votaron a favor del Estatut en el Congreso, antes de agrietarse las palmas de las manos con los aplausos de rigor. Pena, mucha pena.

El Presidente no negocia con ETA
Manuel Molares do Val Periodista Digital 22 Diciembre 2008

Es cierto: el Gobierno no está negociando con ETA; como tampoco lo hizo cuando se dialogó con ella y se le concedió la lenta, pero segura, autodeterminación de Euskadi y la entrega de Navarra.

Mentían quienes atribuían al Ejecutivo ese mercadeo, especialmente el PP y Rosa Díez, a los que debe acusárseles de falsedad.

Porque quien comerciaba no era el Gobierno, sino el PSE-PSOE, el socialismo vasco que preside Jesús Eguiguren con el apoyo del candidato a lehendakari, Patxi López.

Quizás estos socialistas estén conversando nuevamente con ETA, con ANV-Batasuna, y con el resto de los nacionalistas, incluida la Izquierda Unida local. Pero, que quede claro: el primer ministro y su Gobierno no lo hacen.

Por tanto, si los socialistas vascos ceden nuevamente a las exigencias de ETA, no será por orden del Rodríguez Z, jefe del Ejecutivo, sino con la aprobación del Secretario General del PSOE, Rodríguez Z.

Es que un líder socialista no puede desautorizar a su gente, Eguiguren y López, como tampoco lo hizo en las conversaciones de Loyola.

Claro que después los etarras podrían desbaratar todo poniendo bombas en Barajas para acelerar la autodeterminación comprometida, como hace ahora dos años.

Patxi López ha anunciado que desea la máxima independencia del PSE para pactar con los nacionalistas. Así que el Rodríguez Z del PSOE discutirá apasionadamente con el Rodríguez Z del Gobierno y le impondrá que acepte el arreglo.

Z encarna dos personalidades binitarias ubicuas y divinas (el otro Dios es trinitario). La más poderosa es la del jefe del PSOE, porque el presidente deberá obedecer a su Secretario General.

Señores del PP y Rosa Díez, sean serios, rigurosos: el presidente no quiere pactar con ETA, aunque otra cosa es que le obligue, quizás disgustándolo, el líder del Partido Socialista, Rodríguez Z.

La financiación autonómica, con luz y taquígrafos
Editorial La Razón 22 Diciembre 2008

Las reuniones mantenidas este fin de semana entre Zapatero, Solbes y los presidentes de Andalucía y Cataluña sobre financiación autonómica han suscitado una intensa tormenta política. Que estos encuentros lleguen tan sólo unas semanas después de que el PSC se replanteara públicamente su futura vinculación con el PSOE en el hipotético caso de que no se llegara a un acuerdo inminente, así como el oscurantismo que ambas partes han practicado en las últimas horas al negarse a hacer público el contenido de sus conversaciones, son motivos más que suficientes para justificar la indignación que expresaron ayer numerosos presidentes autonómicos. Después de que el propio Zapatero se haya comprometido en varias ocasiones en sede parlamentaria a pactar la financiación «entre todos», no parece muy coherente que entable, de forma secreta, un diálogo privilegiado con los representantes de sólo dos comunidades. Entre otras cosas, porque lo que está en juego son los recursos económicos de todos los españoles. Puede entenderse que un presidente autonómico aproveche la ocasión para obtener el mayor beneficio posible para su comunidad, como está haciendo Montilla. Lo que no es aceptable es que el Gobierno de la nación se preste al juego dando la espalda al resto, como si fueran comunidades de segunda.

40.000 vascos sufren acoso directo de los etarras
La Razón 22 Diciembre 2008

Un informe que publica la revista de la Fundación de Víctimas del Terrorismo pone el principal problema del País Vasco encima de la mesa con toda su crudeza: más de 40.000 personas sufren acoso por porte de los etarras y 1.000 tienen que ser escoltadas. Este documento no puede ser más oportuno, pues aparece cuando los partidos han puesto la maquinaria preelectoral en marcha. Bien haría Ibarretxe en tomarse en serio estas cifras y, en un ejercicio de responsabilidad política, poner la seguridad de sus ciudadanos como primer punto de su programa electoral, en vez de poner en la misma balanza a víctimas y a verdugos. Porque lo que importa en el País Vasco no es su plan, lo verdaderamente importante es que se vulneran los derechos de 40.000 personas. Estas cifras no sólo le dejan en evidencia; también le desacreditan como lendakari y como candidato a seguir gobernando.

El miedo
Indicador del despotismo
Si te opones al PSOE, no podrás optar a puestos relacionados con tu profesión en ayuntamientos, diputaciones, fundaciones, organizaciones diversas y empresas públicas dependientes del PSOE. Y así sucesivamente.
Pedro de Tena Libertad Digital 22 Diciembre 2008

El miedo político, el miedo a la libre expresión, el miedo a decir la verdad, el miedo a reunirse, el miedo a asociarse, el miedo a entregar recursos y medios a causas nobles, no debería existir en una democracia sana, limpia y transparente. Cuando se instala el miedo en una sociedad que dice ser democrática es que lo ha dejado de ser o está en trance de dejar de serlo. El miedo, sobre toda las demás cosas, es un sentimiento, muchas veces insuperable, que obliga a hacer la voluntad de otro, no la propia. El miedo, que siempre es personal, individual y propio de un sujeto, es el síntoma del poder de otro sobre uno mismo. El miedo es uno de los medios fundamentales por los que el poderoso logra que la realidad produzca los acontecimientos que desea o que necesita para aumentar o conservar su poder. Pues bien, yo afirmo que en Andalucía tal miedo existe y que el origen de ese miedo es el poder de la oligarquía del Partido Socialista.

No es un miedo "libre" o gratuito. Es un miedo justificado, cierto, certero. Si te enfrentas radicalmente al PSOE andaluz por su degeneración política y moral, a su más que agotada legitimidad de ejercicio, derruida por su voluntad de edificar un régimen despótico monopartidista y por su fracaso evidente a la hora de afrontar el desarrollo económico, social y cultural de Andalucía –la última encuesta sobre medios advierte que menos que de un 10 por ciento de los andaluces se informan por la prensa escrita o digital–, si te enfrentas a él, pueden ocurrirte muchas cosas. Muchas, menos la cárcel previa detención policial al viejo estilo, que eso sólo era posible en el régimen autoritario de Franco. Eso sí, puedes tener problemas en los juzgados si te metes demasiado en harina y el PSOE quiere dar una lección de moral de profesionalidad periodística, por ejemplo. Recuerden el caso de El Mundo, que es reciente.

Si eres periodista, los riesgos son evidentes y los peligros muchos. Veamos. Dada la composición de la profesión en Andalucía, si tu enfrentamiento con el régimen es pertinaz y a pecho descubierto, tendrás difícil acceder a un puesto de trabajo. Valgas lo que valgas, acredites lo que acredites, justifiques lo que justifiques, no entrarás como profesional en ninguno de los medios públicos conocidos que gobierne la oligarquía socialista, ni tampoco serás llamado desde los medios afines al PSOE. Tampoco te requerirán aquellos medios cuya dependencia económico-financiera de las ayudas socialistas es alta. Por ejemplo, hay grupos de prensa en Andalucía supuestamente liberales que, de hecho, cuelgan de la tela de araña socialista (sobre todo en su necesidad de recursos). Por ejemplo, uno de ellos, el grupo Joly, ha financiado su expansión andaluza con un préstamo sindicado de las Cajas de Ahorros Andaluzas de guarismos astronómicos. Paralelamente, se ha visto extender la influencia de opinadores y profesionales ligados al socialismo imperante y formas de titular y enfocar verdaderamente alejadas de aquel primerizo espíritu liberal. O sea, estos tampoco te aceptarán si eres un díscolo.

Es más, tampoco lo harán aquellos periódicos conservadores y/o moderados porque parte de la publicidad institucional que se juegan, que se la juegan, puede depender de que alguien del régimen comente que la "radicalidad" no es bien vista en San Telmo, el palacio de Chaves. Tampoco te aceptarán las productoras "pata negra", aunque escribas como Truman Capote, ni las que aspiran a llegar a serlo, porque, aun cuando seas un Cervantes Saavedra de lo audiovisual, serás una pieza "incómoda". Lo sufrí en mis propias carnes cuando el pequeño Zafra, dueño de la productora ZZJ Producciones, ahora de moda y "pata negra" reciente, me dijo personalmente que no podía contratarme porque si hacía eso dejaban de darle contratos en Canal Sur. Testigos hay de aquello.

Tampoco podrás optar a puestos relacionados con tu profesión en ayuntamientos, diputaciones, fundaciones, organizaciones diversas y empresas públicas dependientes del PSOE. Y así sucesivamente. No vas a ir a la cárcel, como se iba con Franco. Pero tus recursos económicos y tu horizonte profesional menguarán, a veces, hasta la desesperación. Lo sepas o no, estás incluido en una lista negra y no disfrutarás para nada de la democrática igualdad de oportunidades vitales porque tal cosa no existe bajo un régimen despótico. Empezarás a comprender qué significa la famosa frase de Rodríguez de la Borbolla, "fuera del PSOE hace frío". Y no es metáfora, porque cuando no se tiene dinero a fin de mes, calentarse en la vivienda es difícil.

Lo mismo ocurre, no crean, entre los empresarios, profesores universitarios, médicos, profesionales liberales en general, sindicalistas (hace poco informamos acerca de cómo Chaves podía, incluso, censurar el nombre de liberados propuestos por las centrales sindicales, lo que es el colmo de los colmos). También ocurre en las organizaciones no gubernamentales que caen prisioneras de la tela de araña. Acostumbrados al dinero llovido del cielo de la Junta, poco a poco se llega a condicionamiento de las personas que pueden dirigir la organización sin "molestar" a la oligarquía. Y así, sucesivamente.

La pregunta es: ¿Para qué sirvió tanto entusiasmo autonómico de 1977 y 1982 si ahora los andaluces aceptamos la pérdida de la principal de las autonomías, la personal, que se compone de autonomía económica –empleo digno para no besarle los pies nadie–, autonomía social y política, concebida como no dependencia de ningún poder externo a uno mismo y su familia y autonomía espiritual e intelectual para ejercer críticamente las libertades y responsabilidades?

El miedo, sí, el miedo, existe en Andalucía. Pero el miedo, ninguno de ellos, ni siquiera el más extremo, es insuperable. El miedo a la libertad se combate con amor sin límites por la libertad. Y le viene a uno a la memoria el viejo Celaya, que sintió en sí mismo ese amor:

Porque vivimos a golpes,
porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser
sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos,
se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía
de quien no toma partido hasta mancharse.

Lo cantamos hace cuarenta años. Lo cantamos de nuevo.

¿Por qué no sentencia el Tribunal Constitucional sobre el Statut?
Vicente A. C. M. Periodista Digital 22 Diciembre 2008

Si existe actualmente un responsable de que se estén dando situaciones como las reuniones “de tapadillo” entre Zapatero y Montilla, sin duda es el Tribunal Constitucional. La injustificable dilación en la resolución de los recursos de inconstitucionalidad sobre el Estatuto de Cataluña, está llevando a que el mismo haya sido desarrollado hasta las últimas consecuencias y se haya entrado “de facto” en la situación anómala de privilegios de una comunidad sobre el resto del Estado. Los catalanes son los verdaderos beneficiados en un Estado insolidario y esquilmado por un proyecto secesionista que nos obligan además a pagarlo a todos los españoles.

Esta situación aberrante que es el monstruo que el propio Sr. Zapatero creó con la ayuda del PSC, se ha vuelto ingobernable e inasumible para las arcas del Estado y es una ofensa para el principio de igualdad de derechos entre los españoles que define la Constitución. Papel mojado que invita a la rebelión y a la insumisión fiscal de unos ciudadanos que nos sentimos estafados y contribuyentes involuntarios, obligados a favorecer los privilegios de quienes además pretenden independizarse, eso sí, no sin antes haber vaciado nuestros bolsillos.

Es por eso que el retraso del Tribunal Constitucional en emitir su sentencia no se puede admitir por más tiempo, haya o no elecciones autonómicas o lo aconseje o no la jugada. Este Tribunal está demostrando su incompetencia manifiesta y su sectarismo dependiente al no pronunciarse y dejar que la situación haya llegado a estos extremos. No están los tiempos como para que se admitan unas relaciones bilaterales con ninguna Autonomía, sino que se debe cumplir la Constitución y que el tema de la financiación sea fruto del consenso y del principio de igualdad y solidaridad entre los territorios que conforman España.

El simple hecho de haberse reunido a escondidas evitando testigos incómodos y una fiscalización de los compromisos que se adquieran, muestra la mezquindad de las intenciones y la falta de escrúpulos de los intervinientes. Es cierto que el Sr. Montilla, mientras el TC no se pronuncie, está en su derecho de reclamar lo que dice el Statut.Pero el Sr. Zapatero está también en su deber de no transigir con ningún trato de favor y exigir al TC que emita su veredicto y no permita que la situación se quede enquistada.

Como ciudadano de Madrid, residente en una Comunidad Autónoma perjudicada económicamente desde que gobierna el Sr. Zapatero, como una revancha encubierta por haber perdido las elecciones y que no le rinde pleitesía, ni le apoya en sus delirantes visiones, reclamo que se aplique la Constitución y que todos los ciudadanos tengamos los mismos derechos con independencia del lugar de residencia en España. Cataluña sigue siendo España, por ahora y a pesar de los deseos del nacionalismo catalán. Personalmente pienso que ya está bien de chantaje y de ceder a sus pretensiones, si quieren independizarse, que se vayan de una vez, pero que además no nos cueste más dinero.

Estoy esperando con verdadera ansiedad que se pronuncie de una vez el Tribunal Constitucional y que si la sentencia dicta que el estatuto cumple todos los requisitos que defiende la Constitución de España, dejaré de pensar que España merece la pena y que lo que tenemos es realmente un papel mojado y no una verdadera Constitución, ni tampoco una Monarquía, ni un Parlamento que merezcan esos títulos ni a sus representantes y defensores teóricos.

Patética ETA
Germán Yanke Estrella Digital 22 Diciembre 2008

El documento publicado en dos periódicos nacionalistas según el cual diez personas anuncian su ingreso en ETA es una de las muestras más evidentes de la decadencia y la desesperación de la banda. Diez personas en búsqueda y captura por pertenecer a un entramado que es la misma ETA aseguran, con el único objetivo de dar una imposible sensación de pujanza, que pasan a formar parte de ella. Cuatro aparecen fotografiados, ningún nombre propio bajo la carta. Lo del otro día, los ex presos quejándose de los acercamientos discrecionales e intencionados, era, en el fondo, un error estratégico. En vez de aunar, separaba y se visualizaba, además, que son eso, ex presos, que ya están en la calle, que podían quejarse y estar en la órbita de la banda, pero no era el momento de volver a las andadas. Ahora, sosteniendo el ridículo y el agotamiento, hay que ofrecer la apariencia de que ETA sigue teniendo capacidad de convocatoria y consigue diez nuevos terroristas que ya estaban en ello.

Si lo hacen así, tan burdamente, es porque sus apoyos sociales están totalmente alejados de la realidad y, por ello mismo, de cualquier atisbo de espíritu crítico, o porque en esa situación se encuentran ellos mismos y los dirigentes de la banda terrorista. O por las dos cosas a la vez, ya que, como se constata cada día con más evidencia, las relaciones de unos y otros (pistoleros con colaboradores, colaboradores con sostenedores, sostenedores con forofos, etc.) se desarrollan en un caldo de cultivo sin comunicación alguna con lo que ocurre fuera, sin dar opción alguna a lo razonable. Se retroalimentan, se reafilian ellos mismos, se repiten las mentiras, se lamen las heridas, se desnudan moral e intelectualmente.

Pero, al mismo tiempo, siguen manteniendo su capacidad de matar, de amenazar con peligro cierto, de revolverse totalitariamente, de hacer realidad lo que está en la entraña de su ideología: la violencia terrorista. Es más, toda esta patética actuación de los últimos tiempos demuestra la justeza de una tesis ya conocida pero que demasiado a menudo se olvida: que ese autismo revela la inexistencia del más mínimo resorte interno, en la banda y en los aledaños dependientes de ella, para abandonar el terror, la muerte y la extorsión. No es motivo para la desesperación, sino para todo lo contrario: también se acrecienta la impresión, claramente acertada, de que, si se sigue actuando con energía (con la energía de la ley) se puede derrotar a ETA.

Amenazante alistamiento
EDITORIAL El Correo 22 Diciembre 2008

La decisión hecha pública por diez activistas de la izquierda abertzale de «tomar las armas e integrarse en ETA» resultaría, simplemente, patética si no supusiera un emplazamiento dirigido a las bases más extremistas del mundo radical para que hagan lo propio. El hecho, acompañado por la comparecencia a cara descubierta de cuatro de los citados activistas, no tiene precedentes, y responde al dictado etarra de cerrar filas y afianzar el disciplinado seguidismo de su entorno más próximo.

Nadie de la izquierda abertzale anuncia su alistamiento en las filas de ETA sin que previamente haya recibido una orden expresa por parte de la banda terrorista para que proceda así. El paulatino debilitamiento de la trama etarra le ha dificultado tanto el reclutamiento de nuevos miembros como, sobre todo, el encuadramiento operativo de los activistas que podía captar. El incontestado dominio que ETA ha seguido ejerciendo sobre las organizaciones ilegales o legales de la izquierda abertzale en cuanto a su orientación general no se ha correspondido con la persistencia de los apoyos directos de que gozaba hasta hace unos años.

La fragilidad etarra y su falta de credibilidad ante las bases más amplias de la izquierda abertzale dificultan sobremanera que un golpe de efecto voluntarista como el escenificado tenga mayores consecuencias. Pero la noticia es suficientemente elocuente como para que los responsables políticos y la sociedad en general tomen buena cuenta de cuáles son las intenciones que guían a ETA: asesinar en tanto puedan hacerlo y mantener activa una apreciable red de coacción que pesa a modo de amenaza cierta sobre la vida cotidiana de miles de ciudadanos en el País Vasco y en el resto de España. Es ésta una evidencia tan fuera de toda duda que resulta inadmisible cualquier mención al terrorismo o a la lucha antiterrorista como recurso para la diatriba partidaria entre demócratas.

En este sentido, las manifestaciones del presidente del PNV, Iñigo Urkullu, advirtiendo sobre la eventual utilización de la Ley de Partidos a favor de las aspiraciones electorales de Patxi López son, además de insidiosas en su vaguedad, una muestra más del doble juego al que es tan proclive el partido que acaba de salvarle la tramitación parlamentaria de los Presupuestos Generales al Gobierno socialista.

Los médicos deberán examinarse en gallego
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 22 Diciembre 2008

Antes los sindicatos estaban para proteger a los trabajadores de la "patronal", ahora es al revés tal y como demuestra la siguiente noticia:

REPORTERO DIGITAL: La Consejería de Sanidad justifica ahora su sectarismo explicando que la prueba de conocimiento de la lengua gallega no elimina a nadie de las oposiciones del Servicio Gallego de Salud. Eso sí, el examen será en gallego, si no lo entiendes es tu problema.50 de los 60 puntos que se pueden obtener corresponden al examen específico de cada especialidad.

Las dos pruebas se celebrarán en gallego, de acuerdo, entre otra legislación, con la reformada Ley de la Función Pública, que establece, recordó Sanidad, que, al menos, uno de los exámenes de cada oposición debe de ser hecho en lengua gallega. El Gobierno intenta restar importancia al aclarar que son tipo test.

Los criterios de puntuación fueron acordados en mesa sectorial y contaron con el apoyo de la mayoría de las centrales sindicales.

Reportero Digital Galicia
http://www.periodistadigital.com/galicia/
18.12.2008

Terrorismo
Bombay y los agravios por resolver
Los terroristas en Bombay no usaron rehenes como moneda de cambio. Su misión era el asesinato en masa, no una nueva ronda de negociaciones. La meta de los yihadistas militantes no es el diálogo; sino derrotar a sus enemigos.
Clifford D. May Libertad Digital 22 Diciembre 2008

El atentado en la India no era la prueba para medir el temple de Barack Obama que había vaticinado Joseph Biden. Pero es una prueba. Los terroristas estaban comunicando quiénes son y lo que quieren. Obama y el resto de nosotros podemos elegir entre entender qué sucede o consolarnos con ilusiones.

El periódico Times of India instruía a sus lectores diciendo que "los terroristas no tienen religión". Sonará bonito pero no tiene relación alguna con la realidad. En Bombay –como en Londres, Madrid, Bali, Nueva York, Jerusalén y tantos otros lugares– la matanza fue llevada a cabo por hombres que se consideraban yihadistas, guerreros santos que ejecutan la voluntad de Alá. Aijaz Zaka Syed, columnista del periódico Khaleej Times de Dubai, nos enfrentaba a la realidad: "¿Cuánta gente inocente tiene que morir en nombre del islam para que los líderes y los países musulmanes tomen medidas eficaces en la lucha contra estos dementes que buscan destruirnos a todos con su culto nihilista?".

Como el analista de medios de comunicación Tom Gross señalaba, el Times de Londres, la BBC, Sky News y otros medios europeos de noticias evitaron a toda costa llamar "terroristas" a esos asesinos de hombres, mujeres y niños desarmados. El término más áspero que pudieron emplear fue el de "militantes". Reuters y The Guardian, haciéndose eco de Al-Jazeera, usaron una frase que no emite ningún juicio de valor: "hombres armados". Y como Mark Steyn apuntaba, en algunos casos eran simplemente "sospechosos de estar armados" (aunque hubiesen sido fotografiados portando rifles).

En los programas de noticias de Estados Unidos, los expertos decían que los ataques de Bombay se debían al conflicto de Cachemira. A excepción de la tortura y los asesinatos en el Centro Comunitario Judío –a ésos se los ligó al conflicto palestino-israelí– los americanos, canadienses, europeos y japoneses muertos probablemente fueron asesinados en respuesta a una variedad de otro tipo de reivindicaciones.

Pero fue aleccionador ver que los terroristas en Bombay no usaron rehenes como moneda de cambio. Su misión era el asesinato en masa, no una nueva ronda de negociaciones. La meta de los yihadistas militantes no es el diálogo; sino derrotar a sus enemigos, incluyendo a hindúes, judíos, cristianos y a cualquier musulmán que desobedezca o estorbe. Es decir, esta guerra no es para resolver agravios, con lo abundantes que pueden ser en el mundo musulmán. Solucionar estos problemas no terminará con esta guerra.

Pero alguno podría argumentar que si se resolvieran los temas de Cachemira y Palestina seguramente le quitaríamos leña al fuego. Entonces, Lashkar-e-Taiba (el grupo que al parecer está detrás de la carnicería en Bombay), Al-Qaida, los talibanes, Hizbolá, Hamás y los mulás de Irán encontrarían menos jóvenes musulmanes enfadados y susceptibles de ser radicalizados y reclutados para misiones terroristas.

Quizá. Pero si sus atentados llevaran a indios, israelíes, americanos y a otros a darles la mayor prioridad a estos asuntos –por encima de, por ejemplo, el genocidio de los musulmanes negros (a manos de musulmanes árabes) en Darfur– y a hacer concesiones significativas para resolverlos, eso nos conduciría a la conclusión de que el terrorismo tiene éxito. Y los movimientos exitosos nunca han tenido dificultades para atraer seguidores.

Más aún, seguirá habiendo millones de empobrecidos y frustrados jóvenes musulmanes desde Casablanca, pasando por el Cairo y Gaza hasta Karachi, susceptibles de militar en una ideología que les dice que ellos se merecen gobernar y que los infieles les han quitado todo lo que les falta y por lo tanto pueden matarles.

Es importante preguntarse por qué Bombay fue el objetivo y por qué lo ha sido ahora. Bombay, también conocido como Mumbai, es la capital financiera de la India. Es su ciudad más multirreligiosa y sede de "Bollywood", la meca del cine indio que produce películas con mujeres hermosas que cantan y bailan de manera exuberante. Y todo eso enfurece a los islamistas.

Además, Estados Unidos ha estado presionando al nuevo presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, para que combata con mayor agresividad los santuarios de Al-Qaida y los talibanes en las anárquicas provincias del noroeste de Pakistán. Espolear la tensión entre Pakistán y la India hace más difícil que Zardari mueva las tropas desde la frontera con la India a la frontera con Afganistán.

Uno quiere pensar que el presidente electo Obama es consciente de que los terroristas islamistas en todo el mundo están buscando la forma de hacer en Estados Unidos lo mismo que han hecho en la India. Tener la esperanza de que no lo consigan no es una política de acción; planificar el encarcelamiento de los autores después de que cometan su crimen, sí es una política proactiva, pero que resulta absurdamente ineficaz cuando estamos ante terroristas suicidas.

El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo que el atentado de Bombay plantea "preguntas enormes acerca de cómo debe tratar el mundo al extremismo violento". En realidad, el atentado contesta a esas preguntas. Lo que debería ser más obvio que nunca es que hay que luchar contra los terroristas islamistas, incluso contra quienes solamente sean "extremistas violentos". Esto requiere tácticas poco caballerosas, como la vigilancia agresiva o los interrogatorios exhaustivos. O llevamos la lucha a los terroristas o esperamos a que los terroristas nos la traigan, como hicieron en Bombay. No hay una tercera opción.

El editorial del Times of India que mencioné previamente llevaba por título: "Es la guerra". Sí, sí lo es, una guerra global que empezó mucho antes del 11 de septiembre de 2001 y que no tiene visos de acabar pronto. Lo desconcertante es que siga siendo una novedad para tantos en la India, Europa y Estados Unidos.

©2008 Scripps Howard News Service
©2008 Traducido por Miryam Lindberg

Clifford D. May, antiguo corresponsal extranjero del New York Times, es el presidente de la Fundación por la Defensa de las Democracias, institución investigadora dedicada al estudio del terrorismo.

Bush e Irak
Zapatiesta bagdadí
Las tropas de Washington consiguieron parar la guerra civil entre sectas, y de no ser por ello, el mismo Muntadhar, prisionero de milicias chiíes durante varios meses, se habría quedado sin zapatos mucho antes (e incluso sin pies con que calzarlos).
GEES Libertad Digital 22 Diciembre 2008

Falló Muntadher al-Zaidi y Bush salió airoso y con estilo, aunque no haya dignidad para concedérselo. Siempre cuesta reconocer los propios fallos de análisis, y abunda la gente que no tiene clase para hacerlo. Muchos siglos de frustración ha padecido el mundo islámico y muchas penurias sigue sufriendo, bajo propios y extraños, como para pasar por alto una tan áurea oportunidad de regodeo. Luego están los antibushistas profesionales del entero mundo, maestros odiadores, que no han cejado en su porfía por trazar las múltiples vidas paralelas de Bush con Hitler (pero sólo con Hitler, no fueran a degradar con inmerecida comparación a Stalin, Mao, los Kim padre e hijo o al propio Sadam, todos malos, pero sin llegar al extremo de Bush y Hitler).

El ínclito Muntadhar el-Zaidi, amén de dos zapatos en buen uso, dejó dos frases para la posteridad. "Éste es un regalo de los iraquíes; éste es el beso de despedida, ¡perro!"; y la no menos enjundiosa "Esto de parte de las viudas, huérfanos y todos los que fueron asesinados en Irak". Es de bien nacidos indignarse por los asesinatos y admirable protestar incluso con riesgo de la propia vida (lo que no ha sido el caso). Cuando lo era, en tiempos de Sadam, Muntadhar, árabe suní, era baasista, el partido del déspota, de los que mataban y siguieron matando a sus compatriotas hasta la actualidad (aunque últimamente menos, gracias a Bush, lo que al parecer ahora no le hace gracia). En su casa, hemos sabido que venera un retrato del Che, de quien se cuenta que fue responsable de 14.000 ejecuciones, algunos centenares personalmente, según testigos presenciales.

Cinismos aparte, tan impresionantes aportaciones verbales a la sangrienta historia del Oriente Medio se merecen una dosis de exégesis. "Éste es un regalo de los iraquíes". Grandioso, pero algo inexacto. Los árabes suníes de Irak han tenido la fea costumbre de considerar que el país son ellos, cuando apenas llegan al 20%. Los kurdos, otro 20% a lo sumo, suníes pero no árabes, los odian porque han sido víctimas –en todas la modalidades del arte de matar, gaseado incluido, y por muchas docenas de miles– de la vesania de Sadam y los suyos, por lo que no sólo han recibido a los americanos con los brazos abiertos, sino que además quieren que se queden. Los árabes chiíes, alrededor del 60%, musulmanes, pero olímpica o más bien coránicamente despreciados por los suníes –y masacrados sin piedad cada vez que alzaban la cabeza– se sienten muy satisfechos de la liberación que Bush les aportó, aunque bastantes, un número que fluctúa según las circunstancias, no lo estén agradeciendo, convencidos de que los americanos se lo debían por una supuesta traición de Bush padre. Otra parte, también fluctuante a tenor de los acontecimientos, tiene prisa de que los extranjeros se marchen para disfrutar de su nuevo poder mayoritario y ajustarle las cuentas a los despóticos minoritarios que durante siglos los han oprimido (aunque en realidad nunca han visto la situación lo suficientemente propicia y siempre han preferido aplazarlo al año que viene si Dios quiere).

Bush se ha desvivido por crear concordia, consenso y reconciliación nacional y ahora son muchos los líderes suníes que se sienten más seguros si los americanos establecen una base permanente en su territorio. De hecho, las tropas de Washington consiguieron parar la guerra civil entre sectas, y de no ser por ello, el mismo Muntadhar, prisionero de milicias chiíes durante varios meses, se habría quedado sin zapatos mucho antes (e incluso sin pies con que calzarlos). Pero para verlo hace falta cierta claridad mental que no está al alcance de todas las almitas confundidas del Oriente Medio.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Maniobra de propaganda en «Gara» para aparentar mucha militancia
21 Diciembre 08 - J. M. Z. La Razón 22 Diciembre 2008

ETA realizó ayer un acto de propaganda pura y dura al dar a conocer, a través del diario «Gara», que diez individuos, que estaban siendo buscados por las Fuerzas de Seguridad, han ingresado en la banda criminal. Cuatro de ellos aparecen en una fotografía y fuentes antiterroristas consultadas por LA RAZÓN los han identificado como Iñaki Reta de Frutos, perteneciente a Ekin, el brazo político etarra; y Oroitz Gurruchaga Gogorza y Javier Goyenechea Iragorri, relacionados con la «kale borroka».

Al cierre de esta edición no se sabía quién era la mujer que aparecía en la imagen. En cualquier caso, según los citados medios, se trata de individuos de segunda fila que se han prestado para esta maniobra propagandística y de provocación. En el escrito publicado por «Gara», se presentan como militantes del «Movimiento de Liberación Nacional Vasco» y aseguran que «policías armados hasta los dientes han venido a torturarnos y encarcelarnos y nos hemos visto obligados a huir». Pese a tener el «honor» de aparecer en la portada, afirman que «no hay libertad de expresión, no hay libertad de asociación, no hay libertad de manifestación, no nos dejan vivir como independentistas».

Lenguas divinas
A. P. F. ABC 22 Diciembre 2008

La utilización de la lengua como aglutinador identitario no es un fenómeno de ahora. «Las instituciones -advierte Irene Lozano en su libro «La guerra de las lenguas»- han encontrado en éstas un animal de carga para endosarle el fardo de una identidad nacional o una misión mesiánica». Y muchas lenguas o idiomas han sido «apuntado» a esta misión a lo largo de la historia.

Empezando por el emperador Carlos I, quien aseguraba que el español era la lengua idónea para hablar con Dios. Difiere bastante esa «teoría» con la expresada por el barón de Ryckholt en su obra sobre Lieja en la que se muestra convencido de que «el flamenco es la única lengua hablada en la cuna de la humanidad... y todas las demás no son más que dialectos más o menos enmascarados». El sueco Andrea Kempe, tras darle vueltas a las posibles lenguas que pudieron hablarse en el Paraíso, concluyó, naturalmente, que Dios se expresó en sueco; Adán en danés, y la serpiente que sedujo a Eva, en francés, como no podía ser menos. ¿Y lo germánico se iba a quedar fuera? De eso nada: Leibniz sostenía que la lengua alemana era la que había conservado «un aspecto más natural y adánico».

Tampoco se quedan cortos los nacionalistas vascos. Poco más o menos vienen a decir algo así como que Dios habla euskera. La base «científica» proviene de un jesuita del siglo XVIII, el padre Larramendi, que escribió que Adán y Eva hablaban vascuence en el Paraíso terrenal. Lo mismo sostenía, un siglo después, Juan Bautista de Erro, al afirmar que la lengua fue una creación de Dios y no una creación humana. Y, naturalmente, esa lengua era el euskera, el idioma de Adán y Eva, que se libró de la confusión de Babel y Noé lo salvó del Diluvio Universal, con la buena suerte añadida de que un nieto de éste, Túbal, recaló en lo que es hoy el territorio vasco para repoblarlo y ahí se quedó, con su euskera incluido. Así, poco más o menos, lo resume el historiador Javier Corcuera.

Lo malo de todo esto es que hay, también, teorías fomentadas por algunos nacionalistas gallegos, que dicen que donde recaló realmente Túbal fue en Galicia. O sea, que tampoco es descartable, para el imaginario nacionalista, que Adán y Eva se entendieran en gallego, incluso con el mismísimo Dios.

Los 40.000 acosados del País Vasco
El analista de Bakeaz y ex portavoz del sindicato ERNE de la Ertzaintza Teo Santos ha dado un paso necesario para la causa de los acosados en el País Vasco al aportar el cálculo de cuántos son: más de cuarenta mil. Mil de ellos tienen que vivir con escolta
S.E | MADRID ABC 22 Diciembre 2008

Se sabe que el problema existe, pero no se percibe con la intensidad que debiera ni en el propio País Vasco ni en el resto de España porque hasta ahora siempre se había situado en la nebulosa de lo inconcreto. Pero ahora, por fin, un estudio elaborado por el analista de Bakeaz Teo Santos, «ertzaina» en excedencia y ex portavoz del sindicato ERNE, ha evaluado cuántas personas viven sin libertad en el País Vasco, acosadas, amenazadas, extorsionadas y presionadas por ETA y sus grupos afines. Son más de cuarenta mil y mil de ellas tienen que ir acompañadas por escolta a diario, lo que provoca graves consecuencias en su salud física y psíquica con trastornos como síntomas de ansiedad, miedo, aislamiento o aumento en el consumo de tóxicos o sedantes.

El informe de Santos, publicado por la revista de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, revela que esas cuarenta mil personas están afectadas directamente por «violencia de persecución» en un área geográfica, el País Vasco y Navarra, donde viven 2.700.000 habitantes.

Además, mil de esos perseguidos, por su participación más directa política e institucional o por su activismo social, tienen que ir escoltados diariamente debido a los elevados riesgos que corren, y no pueden moverse sin cobertura de seguridad inmediata, «con su correspondiente restricción de libertades, con las repercusiones que merman su capacidad de convivencia y hasta el deterioro que ocasionan en su salud individual».

Por eso el documento alerta de las consecuencias que este acoso tiene en las personas perseguidas, extremo que ha sido contrastado con médicos: «Cambiar de conductas habituales ante la amenaza continua y difusa, el sesgo en la percepción tras un anillo de aislamiento preventivo a su alrededor, las dificultades en su medio laboral, la autoinculpación ante los riesgos para sus familiares o el escaso apoyo externo conducen a la aparición de numerosos síntomas».

Así, las víctimas pueden sufrir trastornos como ansiedad, miedo, sensación de aislamiento e, incluso, aumentar de forma significativa el consumo de tóxicos o sedantes, en muchos casos autoadministrados.

Asimismo, los expertos han advertido consecuencias para la «salud colectiva» de la sociedad, según se refleja en las últimas encuestas publicadas por el «Euskobarómetro» en las que la población vasca muestra un mayor pesimismo respecto a la evolución del terrorismo a pesar de que los asesinatos y atentados «han disminuido realmente».

El documento alerta de las consecuencias que este acoso tiene en las personas perseguidas, extremo que ha sido contrastado con médicos

Según el informe, esta opresión ejercida sobre quien se opone a los planteamientos etarras no es algo que «nazca por generación espontánea». «No caigamos en el error de pensar en ella como en un método secundario de coacción política o en un tipo de agresión menor -reflexiona el autor del artículo-. Todavía estamos por ver los efectos devastadores de este tipo de violencias».

Además, asegura que alguien se beneficia políticamente de esta persecución terrorista y apunta directamente a «las opciones ideológicas que auspician y amparan este tipo de violencia», es decir, «la antigua Batasuna con cualquiera de sus nombres actualizados». A su juicio, esta organización adquiere «un protagonismo y una capacidad de influencia social muy superior a la que por votos electorales le pudiera corresponder». Y repasa cómo este tipo de violencia incluye entre sus métodos actividades «clásicas» del terrorismo tales como asesinatos, extorsiones o amenazas directas, pero también otras formas «de aterrorizar y amedrentar más difusas», como denuncias públicas, plantones o cercos.

Los secretarios no tienen instrucciones claras sobre las consecuencias del auto de Garzón y de la decisión del TS
ANV se vale de una cadena de fallos del Estado para seguir en los municipios
La sentencia de ilegalización no ha sido aún comunicada a las instituciones. Unos por otros, la casa sin barrer.
Madrid - C. Morodo La Razón 22 Diciembre 2008

La continuidad de la ilegalizada ANV en los ayuntamientos ha provocado el primer encontronazo serio de esta Legislatura entre PSOE y PP. Pero la situación de la marca proetarra no es la misma en todos los municipios. En unos casos, sus grupos se han deshecho y sus concejales están en la condición de no adscritos. En otros, han pasado al grupo mixto; y en la mayoría, sobre todo en Guipúzcoa, continúa funcionando como ANV. ¿Cómo es posible que haya tanto margen para la aplicación de la muerte civil de un partido político por colaboración con ETA?

Pues la casuística es tan variada, fundamentalmente, porque los secretarios de los ayuntamientos no tienen instrucciones claras sobre las consecuencias del auto de suspensión del proceso penal del juez Garzón y en relación a las que se derivan de la posterior sentencia de ilegalización de la Sala 61 del Tribunal Supremo. Esto hace aún más difícil, si cabe, la aplicación de la ley, ya que los municipios con presencia de ANV son aquéllos con más fuerza social de la llamada «izquierda abertzale».

La suspensión penal del juez Garzón ha sido comunicada en dos ocasiones a los ayuntamientos. Explícitamente suspendía al partido de ANV y, en su segunda comunicación, a los grupos municipales de ANV. La mayor parte de los secretarios interpretaron que el auto permitía que los grupos municipales de ANV pasasen a ser grupos mixtos. Pero la posterior sentencia del Supremo ilegaliza al partido de ANV y también hace alusión a sus entidades continuadoras. Y la mayor parte de los secretarios municipales han considerado que imposibilita que los concejales de ANV pasen a formar un «grupo mixto» y que, por tanto, forzosamente deberían ser calificados como «concejales no adscritos». Sin embargo, la sentencia no ha sido comunicada a las instituciones, por lo que no hay conocimiento oficial de la misma y no tiene por qué surtir efectos.

La dramática realidad es que, al final, unos por otros, como dice el refrán, la casa se queda sin barrer. La secretaria de la Sala 61 del Supremo trasladó al PP vasco, interesado por la falta de comunicación oficial de la sentencia, que el Tribunal sólo tiene que dar cuenta de la misma a las partes personadas: Fiscalía General, Ministerio del Interior y ANV. El presidente de los populares vascos, Antonio Basagoiti, ha dado instrucciones a su formación para que elabore una exhaustiva radiografía de la situación en la que se encuentra el brazo político de ETA.

Por su parte, el subsecretario de la Subsecretaría de Política Interior del Ministerio que dirige Rubalcaba aclaró que procedieron a eliminar la inscripción del partido ANV del Registro de Partidos Políticos, en ejecución de la sentencia. Pero entre sus competencias parece ser que tampoco está comunicarla a otros.

La comunicación al partido ANV debiera haber conllevado la desaparición de sus grupos municipales y la imposibilidad de que formaran otros continuadores como serían los mixtos. Pero la marca proetarra se cobija en el paraguas de la teoría de que la sentencia de ilegalización sobre el partido no afecta a los grupos municipales mientras no haya una pronunciación explícita y oficialmente comunicada en ese sentido.

En los municipios de menos de 5.000 habitantes la pervivencia del grupo no produce ningún efecto en cuanto a recursos económicos o de otro tipo porque no tienen obligación de tener Reglamento Orgánico Municipal ni de formar grupos municipales. Su continuidad como grupo mixto tiene, eso sí, un valor simbólico muy importante para una ETA asfixiada por la presión policial.

La conclusión es que hay mucha burocracia y mucho trámite del que acaban sacando beneficio los que cuestionan el orden constitucional y legal. Posiblemente, si desde un primer momento el Gobierno hubiera fijado una estrategia clara para echar a ANV de las instituciones, estas lagunas administrativas no tendrían consecuencias.

****************** Sección "bilingüe" ***********************

Corbacho considera que tratar de imponer el catalán a los inmigrantes es contraproducente
ABC 22 Diciembre 2008

BARCELONA. El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, considera que la administración debe promover el conocimiento del castellano o las lenguas cooficiales a los inmigrantes, pero no debe imponerlo como obligación, «imponer el catalán a los inmigrantes, por ejemplo, tendría un efecto contraproducente».

En una entrevista publicada ayer por el Periódico de Catalunya, el ministro considera un «planteamiento erróneo» obligar a las personas en este sentido, tal como prevé el Plan Nacional de la Inmigración aprobado el viernes. Corbacho dice que la reforma de la ley de extranjería pretende «ordenar» la reagrupación familiar, ya que ahora tenemos un país con cuatro millones de tarjetas de residentes, por lo que se diferenciará entre familia nuclear, pareja e hijos menores de 18 años, y familia con ascendientes. Según el ministro, el reglamento tendrá que desarrollar las condiciones del inmigrante para el derecho a la reagrupación que estará vinculado a la vivienda y las condiciones económicas.

Para Corbacho sería deseable pactar la reforma de la ley con el máximo consenso posible y ha dicho que si el PP actúa en la «centralidad» no hay motivos para que no pueda aprobar esta reforma. Sobre el aumento del paro, Corbacho apuntó que empieza a haber «síntomas de esperanza y confianza», con una baja inflación y tipos de interés reducidos, además afirmó que con las políticas activas del Gobierno se pueden crear unos 300.000 puestos de trabajo. Corbacho insiste en que el PSC no debió vincular su voto en los Presupuestos Generales del Estado con la financiación autonómica.

Corbacho se desmarca de Montilla: "No hay que imponer el catalán a los inmigrantes"
 Periodista Digital 22 Diciembre 2008

Mientras Montilla se hacía la foto multicultural en la presentación de los Pastorets con los inmigrantes elogiando el papel del catalán "en la integración", Corbacho se desmarcaba al afirmar que la administración debe promover el conocimiento del castellano o las lenguas cooficiales a los inmigrantes, pero no debe imponerlo como obligación, y que "imponer el catalán a los inmigrantes, por ejemplo, tendría un efecto contraproducente".

En una entrevista publicada por el Periódico de Catalunya, el ministro de Trabajo e Inmigración considera un "planteamiento erróneo" obligar a las personas en este sentido.

Corbacho dice que la reforma de la Ley de Extranjería pretende "ordenar" la reagrupación familiar, ya que ahora tenemos un país con cuatro millones de tarjetas de residentes, por lo que se diferenciará entre familia nuclear, pareja e hijos menores de 18 años, y familia con ascendientes.

Según el ministro, el reglamento tendrá que desarrollar las condiciones del inmigrante para el derecho a la reagrupación que estará vinculado a la vivienda y las condiciones económicas.

Para Corbacho, sería deseable pactar la reforma de la ley con el máximo consenso posible y ha dicho que si el PP actúa en la "centralidad" no hay motivos para que no pueda aprobar esta reforma.

Sobre el aumento del paro, Corbacho apunta que empieza a haber "síntomas de esperanza y confianza", con una baja inflación y tipos de interés reducidos, y afirma que con las políticas activas del Gobierno se pueden crear unos 300.000 puestos de trabajo.

Corbacho insiste en que el PSC no debió vincular su voto en los Presupuestos Generales del Estado con la financiación autonómica y señala que está orgullos del PSC, del que no abdicará nunca, pero que ahora es ministro de España, nombrado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al que debe "lealtad institucional".

Considera igualmente que Zapatero es el presidente que "más ha hecho y más se ha comprometido con Cataluña en los temas de mayor complejidad, como el Estatut".

El uso del gallego que inspira la Ley del Comercio divide al CES
ABC 22 Diciembre 2008

La Ley de Ordenación del Comercio Interior de Galicia prosigue en la vereda de la polémica, aún cuando no ha sido aprobada en O Hórreo en la presente legislatura. El dictamen del Consejo Económico y Social (CES), que evaluó el anteproyecto remitido por la Xunta, recomienda la doble eliminación de una referencia que postula que «nadie podrá ser discriminado o atendido incorrectamente por razón de la lengua oficial empleada» y de un apartado que defiende que los poderes públicos garanticen estos derechos lingüísticos y presten asesoramiento en los casos en los que resulte necesario.

La Confederación de Empresarios de Galicia, presidida por Antonio Fontenla Ramil, presentó su voto particular al considerar, de «dudosa» legalidad, la exigencia imperativa de que la señalización de los carteles informativos y documentos de oferta de servicios para los consumidores estén, cuando menos, en gallego. La patronal puso en duda el momento escogido y habló de la carestía de los cambios de sinaléctica.

Un amplio grupo, en el debate, entendió «excesivo» que se legisle en función de la «suposición» de que los usuarios sufran una discriminación por el idioma. CIG y CCOO presentaron su voto particular para que se mantenga íntegramente el artículo dedicado a los derechos lingüísticos en las relaciones comerciales. Por otra parte, la Federación Gallega de Comercio avanzó que se opone a rotular en gallego por ley, y, por tanto, si prospera la propuesta, utilizará todos los medios legales a su alcance.

Recortes de Prensa   Página Inicial