AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 24 Diciembre 2008

P. Touriño rebasa a ZP en zapaterismo
José Javaloyes Estrella Digital 24 Diciembre 2008

El quilombo autonómico montado por el zapaterismo a partir de su "azañesca" iniciativa con el Estatuto catalán -clonación sustancial del disparate político de Manuel Azaña durante la II República, que le enfrentó a Ortega y Gasset en el Congreso de Diputados y del que luego se arrepintió como de tantas otras cosas-, ha desatado una fermentación en la que muchos vislumbran la corrosión de España, y otros comienzan a advertir la propia descomposición del partido de la calle Ferraz.

El campanazo ha venido a darlo en Madrid, como comisionado del nacionalismo gallego, el militante socialista y presidente de la Comunidad Autónoma de allí, Emilio Pérez Touriño, al plantearle como adenda, al titular del Consejo de Ministros -en el carrusel de peticionarios de las Españas en que Rodríguez ha convertido las instituciones de concurrencia autonómica, como la Conferencia de Presidentes-, que "se tenga en cuenta el coste derivado de tener una lengua propia". Ahí es nada.

No sólo una lengua sino también la servidumbre de respirar, de ser y de consistir algo. Según y conforme el dislate que supone ahora porque supuso entonces, entregarle un cheque en blanco al nacionalismo catalán, y por ende a todos los demás, desde los únicamente y ya extintos regionalistas, a los separatistas confesos. Un aval para que gastaran cuanto desearan de la caja de la unidad nacional. Insistiendo además en que lo hicieran sin reparos ni temores, porque para eso estaba él en la Moncloa. A su servicio entonces, como al de los banqueros ahora.

El asunto de Rodríguez con los nacionalismos y con los propios partidos, de los que prescinde como tales para entenderse con sus barones -y baronesas- en el revolcadero de las complicidades dispuesto en la Moncloa; este montaje que deja en nada el sofá de Felipe González, no había alcanzado, en el virtuosismo de la confusión y del barullo, cotas como las de ahora... Cuando las promesas contables, de obligado reflejo presupuestario, prescinden de Pitágoras y del simple saber que dos más dos son cuatro, o de que dos menos cuatro llevan al déficit insostenible. Insostenible y alternativamente impracticable por vía de deuda externa, al menos hasta algunos años después de que pase el actual tsunami económico global. De insistir por ahí será el crujir de dientes.

Hay más, sin embargo. El desleimiento de lo nacional resultante del zapaterismo en su asalto a los fundamentos mismos de la Constitución (de esta misma de 1978 o de cualquiera otra que venga basada en la unidad de España), y que ha llevado a invertir la defensa de lo común, unitario y solidario, para establecerla en la de lo diverso y objetivamente insolidario, pasa ahora de la logomaquia presidencial al "touriñismo", con lo del "coste derivado de tener una lengua propia". ¿Pero eso qué es?

No puede significar otra cosa que aquella en cuya virtud los recursos nacionales han de pagar las diversidades identitarias en que se mecen los nacionalismos. Diríase que es aliviarse con la capa puesta. Como no podía resultar de otra manera, el zapaterismo ha terminado resolviéndose en disparate exponencial. Por cuya virtud, epígonos y secuaces le rebasan en esta anticipada cabalgata de Reyes que convierte la Navidad en Carnaval.

La imposición coactiva de la mal llamada "lengua propia" en las comunidades bilingües tendrán que pagarla también las comunidades monolingües
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 24 Diciembre 2008

Hace años habían logrado convencerme de que tener dos lenguas en Galicia era una riqueza. Hoy pienso todo lo contrario. Creo que es un grave problema y un engorro insoportable a todos los niveles: enseñanza, administración, justicia, cultura, comercio y, sobre todo, convivencia.

Para más INRI, los costes derivados de la imposición y mantenimiento de la segunda lengua, la que no es común, sino particular, tendrán que pagarlo también las comunidades monolingües.

A mí, qué quieren que les diga, no me parece justo, sobre todo cuando la lengua particular no es la lengua de todos los habitantes de Galicia, sino de una parte de ellos. No digamos ya la del País Vasco donde según un estudio del Instituto Vasco de Estadística (Eustat), sólo el 11,5% de los habitantes de esta comunidad autónoma emplean el eusquera de manera habitual, como idioma con el que comunicarse en casa, es decir, como "idioma albornoz", según expresión de los suecos con respecto a su propia idioma. Mientras en Guipúzcoa el porcentaje es del 25%, en Vizcaya el 6% y en Álava apenas llega al 3,7%.

AGENCIAS: El presidente del GAG (Gobierno Autónomo Gallego), Emilio Pérez Touriño, planteó hoy al titular del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que en el futuro sistema de financiación autonómica que se está negociando "se tenga en cuenta el coste añadido" que representa "el hecho diferencial" de las comunidades que, como la gallega, tienen una "lengua propia".

Sobre la propuesta de incluir el coste de tener "lengua propia" en el nuevo modelo de financiación, Touriño ha explicado que ello se debe a que la existencia de una "lengua propia" comporta gastos y encarece servicios como la educación y la justicia.

Preguntado por cómo se podría compensar a comunidades que sólo cuentan con una lengua, Pérez Touriño ha señalado que se imagina que una autonomía vecina de Galicia, como es Castilla y León, "no tendrá este coste adicional pero tendrá otros, y estoy seguro" de que el jefe del Ejecutivo castellano-leonés, "gran amigo y gran presidente" no podrá plantear el gasto por un idioma propio.

Una dura Navidad
Pablo Sebastián Estrella Digital 24 Diciembre 2008

La crisis política, económica y social que nos invade nos conduce a unas preocupantes, para muchos españoles, fiestas de Navidad, en las que sobre todo y ante todo brilla con su negra presencia el fantasma del paro que a lo largo del 2009 inundará de dramas familiares todo el territorio nacional. Y lo que es peor, sin que en el panorama político español, del Gobierno o de la oposición, aparezca un liderazgo de esperanza o con credibilidad, lo que nos sitúa en un escenario de desconcierto y orfandad como nunca se ha visto en este país desde el inicio de la transición. Y, por si algo faltara, a todo ello es necesario añadir una crisis galopante en la cohesión de España y un claro deterioro de las instituciones del Estado.

Empezando por el Poder Judicial, a la vista del corporativismo infame que ha marcado la decisión de su máximo organismo rector, el nuevo Consejo General del Poder Judicial, de mantener la multa de 1.500 euros al juez Tirado, responsable de una gravísima negligencia que facilitó el crimen de la niña Mari Luz a manos de un depredador que debía haber estado en la cárcel en los días en que cometió el crimen. Decisión del CGPJ que huele muy mal y con la que, al parecer, pretenden sofocar la amenaza de huelga que los jueces mantienen viva. Frente a semejante disparate la figura del padre de la pequeña asesinada, Juan José Cortés, se agiganta ante toda la sociedad por su justa indignación y su discurso moderado y ejemplar.

Y éste es sólo uno de los ejemplos que prueban la negritud del momento político y social español. Otro, también reciente, se refiere a la no menos indecente reforma del sistema de financiación autonómica que imponen al resto de España los nacionalistas catalanes, y donde el Gobierno y el PP están dando un espectáculo lamentable que conduce a la ruptura plena de la cohesión y solidaridad nacional por causa del chantaje catalán, que otros, en el río revuelto de la caótica improvisación de Zapatero, están llevando a límites insospechados, como lo ha confirmado el presidente gallego, Pérez Touriño, diciendo que las Comunidades con lengua propia necesitan cobrar más dinero para promocionar su idioma local, en menoscabo del español, lo que es el colmo de las desvergüenza política, vista la vil persecución que la lengua del Estado está sufriendo en Cataluña, País Vasco y Galicia, y que ahora quieren que sea sufragada con el dinero de todos los españoles.

Por si algo faltara en el portal navideño nacional, ahí está la vista gorda del Tribunal Supremo, a pachas con el Gobierno, sobre ANV, para posponer la definitiva caza del entorno de ETA hasta después de las elecciones vascas a favor de un futuro pacto de gobierno entre el PNV y el PSOE. Y todo ello mientras el Ejecutivo acerca presos de ETA al País Vasco, un regalo a los llamados "palomas" de la banda terrorista, puesto en marcha a las pocas horas del último crimen de Azpeitia, y todo ello también con el silencio del PP.

Y todo ello adornado con el bochornoso álbum de fotos de la ministra de Defensa, Chacón, y del pánfilo Moratinos en tierras de Afganistán, donde la ministra no deja de decir tonterías sobre la nueva estrategia a seguir, al mismo tiempo que The New York Times revela que España figura entre los países que se oponen a combatir el narcotráfico en Afganistán.

Y estas cuatro son noticias de fin de año, cazadas al vuelo, que dan una idea del desastre en el que vivimos y que corona la recesión española camino de la depresión, mientras el Gobierno de Zapatero, hecho unos zorros y sin la menor credibilidad, se dispone a comerse el turrón con el mismo descaro que también lo hace el primer partido de la oposición, el PP, donde no sólo son incapaces de hacer oposición -Rajoy ni siquiera asiste a la votación de los Presupuestos del Estado-, sino que además están peleados entre sí, sin que exista el menor liderazgo o autoridad en la presidencia ni en su equipo de dirección, al que la presidenta madrileña ha suplantado con asombrosa facilidad, ocupando un lugar que está vacío.

Y todavía nos dicen desde el Gobierno que los medios de comunicación deben crear un ambiente positivo de optimismo, confianza y esperanza. Pero ¿a cuento de qué? Para eso, previamente, deberían desaparecer del escenario de este país el Gobierno de Zapatero y la dirección del PP, y entonces ya se verá si se puede hablar de expectativas de futuro, pero en la actualidad ese mensaje, por falso, no sólo no serviría para nada sino que aumentaría con creces la crisis actual, porque la euforia impostada inmediatamente se daría de bruces con la realidad.

Hasta que estalle
EDURNE URIARTE ABC 24 Diciembre 2008

Mi duda sobre el sistema de financiación autonómica es la misma que la que me suscita el Estado de las Autonomías. Cómo y por dónde estallará. Aquello del sistema autonómico como un modelo de integración de las diferencias ya no se lo cree casi nadie. Lo fue en su proyecto y mientras duró nuestra fe. Hasta que el artificio se ha desnudado por completo y se exhibe sin tapujos como lo que es o lo que algunos han hecho que sea, una guerra entre las autonomías para llevarse la mejor parte, a costa de quien sea y como sea. Con una exhibición de bilateralidades y de pequeños estados en las escalinatas de la Moncloa que deja en la más miserable inconsistencia los supuestos Estado y nación que los amparan.

La afortunada definición de José María Carrascal este lunes de la política de Zapatero como una pirámide de Madoff me parece ampliable a una buena parte de la élite política española en lo que a autonomías se refiere. Con la agravante de que a nadie le importa aquí quién pagará los sustanciosos pagos presentes porque nuestros líderes políticos esperan que los asuman otros, las generaciones venideras. Zapatero promete y paga con lo que no tiene y los líderes autonómicos cobran y doblan las exigencias. Y, luego, ya veremos. Al fin y al cabo, y como dice Solbes sobre los presupuestos «desfasados», quienes cambian son los demás, el cuadro macroeconómico, es decir, esa pequeña cosa insignificante llamada ingresos. Con otra menudencia como consecuencia, el déficit. Pero no cambiarán las prioridades, promete Solbes. Que siga la fiesta mientras el Madoff de la Moncloa pueda seguir pagando los intereses.

A diferencia de quienes sostienen que son estas contradicciones económicas las que provocarán la crisis definitiva del sistema autonómico, creo más bien que el estallido será político. Porque no hay Estado viable a largo plazo con un sistema de toma de decisiones basado en la guerra entre regiones. Entre otras cosas, porque no existe un solo sistema democrático estable y próspero en el mundo que lo tenga. Nuestra excepcionalidad tiene fecha de caducidad, como la de Bélgica, o como la pirámide de Madoff.

"¿Deberían Castilla y León y Castilla-La Mancha cobrar derechos al resto por cederles su lengua?"
 Periodista Digital 24 Diciembre 2008

Cada presidente autonómico quiere imponer su visión. "El mejor criterio, con todo, es el de Pérez Touriño: en su turno de visita, ha pedido a Zapatero que en el reparto de la financiación se incluya el «coste que supone el hecho diferencial de tener una lengua propia». Impresionante. ¿Será que algunas comunidades sólo tienen lengua ajena?" Santiago González da en el clavo de una cuestión que se ha convertido en mollar en la España de las Autonomías: La "lengua de cobro/a".

Touriño no se ha molestado en disimular. No sólo acepta las peticiones mafiosas de sus socios nacionalistas sobre la imposición del gallego sino que las fomenta. En la reunión mantenida con Zapatero, el líder regionalista ha propuesto un modelo de financiación que tenga en cuenta el coste derivado de tener una lengua propia. Y del gasto de imponerla.

Según ha reconocido el propio Touriño, el presidente se ha mostrado "receptivo y dispuesto a estudiar la propuesta"; es decir, sí a cualquier propuesta que pueda aumentar el rédito político.

Santiago González hace un atinado análisis de esta cuestión en su columna de El Mundo:
Los castellanos podrían argumentar que el castellano o español es también su lengua propia. ¿Deberían Castilla y León, y Castilla-La Mancha cobrar derechos al resto de las comunidades por cederles su lengua en plan koiné, con el fin de que Montilla se pueda entender con Ibarretxe, y ambos con Zapatero, en la única lengua que los tres dominan aceptablemente? Vistas así las cosas, los comisarios lingüísticos de la Esquerra se convertirían en teddies baustistas de las haciendas castellanas, poniendo la oreja en las bodas mixtas (y en las otras) para oír en qué se hablan los novios y poder cobrar su canon.

Concluye así González: Y, si los más desasistidos de criterios, los que no tienen renta, ni población, ni lengua propia; comunidades que, por no tener, ni siquiera tengan cambio climático, se dan por satisfechas, empezará a crecer la disconformidad de las autonomías de primera, por falta de respeto al hecho diferencial o por no guardar la debida asimetría confederal. Y vuelta a empezar.

Que Pérez Touriño se meta la lengua en esa parte que no quiero nombrar.
Pedro de Hoyos Periodista Digital 24 Diciembre 2008

Estamos discutiendo la financiación autonómica, en la que al parecer todos vamos a tener más dinero y mejor repartido. Sea por habitante, sea por kilómetro cuadrado, sea por despoblamiento, todos vamos a salir ganando más pasta gansa. ¡Y ello sin subir el déficit ni los impuestos! Viva la madre que parió a Zapatero y viva la cuadratura del círculo autonómico.

Ayer tocó la visita del presidente gallego en este precipitado tour que se ha sacado de la manga nuestro amado líder monclovita. Y Touriño, ni corto ni perezoso, se descolgó demandando que tener lengua autonómica propia suponga un incremento de las dádivas de papá Estado, por aquello de difundirla y enseñarla dice. Por aquello de imponerla por cataplines, dicen otros.

Lo segundo que se me ocurre, enseguida les hablo de lo primero, es que ese plus de financiación se lo pueden buscar esas autonomías a base de multas. Multas por rotular en castellano en los comercios, por no tener un dependiente que atienda en el idioma autóctono a los clientes, por hablar en castellano en los autobuses, en la cola del pescao y hasta en los recreos de los coles. Otros ya lo hacen con éxito. ¿Para qué necesitan financiación extra?

Lo tercero que se me ocurre es preguntarme cuál es la idea de España que tiene el PSOE y lamentarme de que ya no saben qué inventar, qué solemne chorrada fantasear con tal de diferenciarse, con tal de destacar, con tal de sacar más dinero, con tal de llevarse más trozo de la tarta de todos. Con Zapacero diciendo a todo que sí, como siempre se puede llegar al extremo ridículo más escandaloso. ¿Exagero? ¿No se lo creen? Pues piensen que entregar más dinero a los más ricos no es una idea muy socialista precisamente y eso es en definitiva lo que pide el PSC y a lo que Zapa ha dicho que sí. Que se jodan los pobres. ¿Cabe mayor absurdo socialista? Bueno, sí, el de los mansos socialistas castellanos, el de los silenciosos peperos castellanos.

Pero lo primero que se me ocurre es que entonces Castilla debería tener doble financiación: Una por tener lengua autonómica propia (atención Don Juan Vicente Herrera, Doña Esperanza Aguirre y Don José María Barreda, ustedes presiden tres comunidades castellanas) y otra como indemnización porque “España”, léase “El Estado Español”, se la ha arrebatado, aprovechándose de la generosidad de Castilla y adueñándose de una lengua para todos los españoles, ¿cuánto nos corresponde a los castellanos por el primer concepto y cuánto por el segundo? ¿Cuánto nos deben pagar catalanes, vascos, andaluces, extremeños, valencianos, murcianos, gallegos, aragoneses por utilizar el castellano? ¿Preguntamos a la SGAE? Ya de paso podríamos preguntar cuánto nos debe España a los castellanos por renunciar a nuestra independencia y entregarnos durante siglos de manera bobalicona, inocente y torpe a la creación de una España cruel, ingrata y despectiva con su propia madre.

¿Financiación por tener lengua autonómica propia? Vale, Castilla la primera, o que Touriño se meta la lengua exactamente donde usted muy bien supone.

Colaboracionismo
ETA y la democracia
ETA sobrevive por la maldad y estulticia de las sedicentes fuerzas democráticas. Son los dos ingredientes básicos de la impostura de los políticos españoles, que ha impedido desarrollar una voluntad política firme y democrática capaz de acabar con ella.
Agapito Maestre Libertad Digital 24 Diciembre 2008

La decisión tortuosa y mezquina de la Sala 61 de la Audiencia Nacional, presidida por Carlos Dívar, que impide sacar, definitivamente, a ETA de las instituciones, me lleva a la siguiente pregunta: ¿Por qué sobrevive todavía esta banda de criminales? La respuesta tiene que ser sencilla. Democrática. Tiene que eludir la "táctica" oscura que utiliza el PSOE para decir una cosa y la contraria. Podemos, sin embargo, entretenernos mirando a la llamada "sociedad civil" y citar, como hacen mil patanes de la prensa, que ETA tiene cierto apoyo popular. Mentira. No hay sociedad civil que apoye el crimen y la extorsión. Otra cosa es hablar de una población atemorizada y cobarde, aterrorizada, que simula apoyar a los matones de ETA.

En verdad, hoy por hoy, esa sociedad-basura no tiene fuerza ni cuajo intelectual para soportar a esos criminales; por ejemplo, resultó patético el acto de ETA, mientras unos niños jugaban a su alrededor. Que los criminales etarras se refugiaran en una fiesta infantil para celebrar unos de sus aquelarres es, sin duda alguna, una muestra de la impotencia de esa "sociedad civil", o sea, de la sociedad-basura que los apoya. No, no, el problema no reside en que la banda tenga respaldo "popular". Eso es un engaño de la izquierda, en general, y de los socialistas en particular. Es, en verdad, una trampa de los mercachifles políticos que juegan con la banda del mismo modo que manipulan al electorado.

La inocencia en la vida política es una quimera. Digámoslo sin rodeos: ETA sobrevive por la maldad y estulticia de las sedicentes fuerzas democráticas. Son los dos ingredientes básicos de la impostura de los políticos españoles, que ha impedido desarrollar una voluntad política firme y democrática capaz de acabar con esa banda de matones. Salvo excepciones, tampoco los jueces han mostrado más coraje moral y decisión intelectual que los políticos; el último Auto de la Sala 61 de la Audiencia Nacional, como digo, es otra prueba de la impostura de los jueces, sin duda alguna, vicaria del Gobierno. Con el voto en contra del magistrado Manuel Marchena, quien ha dejado constancia de que ya debiera haberse ordenado la disolución de ANV y PCTV, la Audiencia Nacional le da un poco más de vida a esas dos formaciones de ETA.
La "vidilla" y el reforzamiento de ETA no proceden, pues, de una "sociedad" medianamente sana, sino de la indolencia y, sobre todo, de las cientos de cesiones inmorales de las llamadas "fuerzas democráticas". Por este camino, no sólo el sistema político jamás acabará con ETA sino que se convertirá un régimen político tan envilecido como colaboracionista con el terror. La inocencia política no existe; es la melancolía de una carencia absoluta. Cuanto más envilecido está un sistema político, cuanto más imposta sus funciones, más no hablará de inocencia. De "legalidad democrática".

Navidad 2008: ¿A donde conduce 'el progreso' en la cloaca española?
Francisco Rubiales Periodista Digital 24 Diciembre 2008

La Navidad del 2008 ha sorprendido a España con la conciencia sucia, con una masa creciente de ciudadanos conscientes ya de que su democracia es una cloaca y que está gobernada por una partitocracia cuyas injusticias y abusos quedan sin castigar, sólo porque la ley actual, arbitraria y antidemocrática, está hecha y funciona para beneficiar al poder.

Quizás lo único bueno de esta crisis terrible que padecemos es que está abriendo los ojos a los ciudadanos, que ya empiezan a descubrir que la famosa "democracia" española es un bodrio y que el tan cacareado "progreso" de Zapatero conduce a la indigencia y a los comedores de Cáritas.

Cuando la sociedad era próspera y había dinero para todos, las tropelias y abusos del poder eran soportados por una sociedad cobarde como un mal inevitable. Así, dentro de la opulencia que vivió nuestra sociedad durante la última década, las continuas e injustificadas subidas de sueldos de los políticos, sus tarjetas de crédito ilimitadas, pagadas por todos nosotros, sus coches oficiales de lujo y hasta sus abusos de poder e incansable ineficiencia y torpeza podían soportarse porque todos estábamos insensibilizados por la abundancia.

Pero ahora, cuando la pobreza cubre cada día más la sociedad con su manto negro de tristeza e infelicidad, el abuso de poder, la ostentación de los poderosos y la desigualdad, alimentada a diario desde las alturas del poder político, empiezan a ser percibidos por el ciudadano como delitos que nos avergüenzan, merecedores de castigos ejemplares.

Mientras que los ciudadanos caminan hacia la indigencia, no es tolerable pagar más de once millones de euros (casi 2.000 millones de pesetas) de dinero público a un presunto artista, amigo de Zapatero por pintar con mangueras y brochas gordas la cúpula de la sede de la ONU en Ginebra, como tampoco deben tolerarse las subidas semiclandestinas de sueldos autoaprobadas por muchos políticos españoles, ni el "perdón corporativo" de una justicia polítizada al juez Tirado, responsable de dejar en libertad a un pederasta asesino, ni el castigo desproporcionado impuesto a Calamita, juez de Murcia, que cometió el error de enfrentarse al poderoso lobby gay, incrustado en el poder, al retrasar una adopción por parte de una pareja de lesbianas.

En tiempos de crisis, cuando la mayoría de los españoles padecen los zarpazos del desempleo y la pobreza, no deberían tolerarse los abusos del poder y las muchas injusticias lacerantes que protagonizan los reyezuelos de la política española, tanto desde la Administración central como desde las taifas regionales y municipales.

Algún dia, cuando la ciudadanía española se sacuda la espantosa cobardía que la paraliza y haya conseguido dignificar la política e instaurar una democracia de ciudadanos, serán considerados delitos los actuales abusos del poder.

Ojalá ese momento llegue pronto porque el hedor que despide la España pública es ya insoportable.

Imagen de www.lakodorniz.com
Voto en Blanco

Cambio político
Manos en Navidad
La mano invisible ha sido mutilada por el creciente intervencionismo estatal en todos los sectores de la economía. De hecho, se está la sustituyendo por una visible manaza del Estado, tras la cual siempre está la mano grasienta del Gobierno.
Juan Morote Libertad Digital 24 Diciembre 2008

Hoy es día de Nochebuena. Estamos en fechas donde todo el mundo se estrecha la mano, se felicita la Navidad y se desea un feliz año nuevo. Pero hay muchas clases de manos y no todas las manos son iguales. ¿Se acuerdan de "Manos Limpias"? El movimiento cívico que surgió cuando los jueces italianos iniciaron el histórico proceso de limpieza del sistema político. En su lugar, algunos jueces españoles prefieren meter sus extremidades en el fango.

De un modo análogo, el Gobierno de España, en lugar de estrechar las manos limpias de las víctimas del terrorismo –esas manos con las palmas blancas– ha preferido estrechar las ensangrentadas manos de los asesinos, las de los enemigos de todos nosotros, de nuestra libertad. Así, se comprende que siga compadreando con la no disolución de los ayuntamientos gobernados por la ilegalizada ANV. No sería de extrañar que prepare un nuevo asalto a la negociación con los terroristas cuando la conveniencia política lo dicte.

Hay más manos y también manos negras, pero no me refiero al color de la piel. Hay manos que llaman y avisan de las redadas a los terroristas ¿Se acuerdan del "Bar Faisán"? El chivatazo, salido del Ministerio del Interior, permitió a los responsables del mecanismo etarra de recaudación eludir su detención.

Además, hay una mano larga (longa manus), demasiado larga, que está representada por el desproporcionado peso que en la vida política española tienen los nacionalismos. Hace ya demasiado tiempo que España padece una grave enfermedad alentada por todos los que la han gobernado. UCD, PSOE y PP han antepuesto sus ansias de poder a los intereses del país y, lo que es más importante, a los de todos sus ciudadanos.

Pero hay más manos. También hay, según Adam Smith, una mano invisible que hace del mercado el mejor mecanismo de distribución de bienes y oportunidades. Esa mano invisible ha sido mutilada por el creciente intervencionismo estatal en todos los sectores de la economía. De hecho, se la está procediendo a sustituir por una visible manaza del Estado, tras la cual siempre está la mano grasienta del Gobierno. Estas dos últimas, la del Estado y la del Gobierno, van a frustrar la ambición de una mayor libertad, con la peregrina excusa de la igualdad.

Necesitamos estrechar las manos: más manos blancas, manos limpias, manos francas. Ya está bien de manos manchadas de sangre –de autores, cómplices o encubridores–, hacen falta manos sin cobardía, manos que no resten sino que sumen, manos que nos ayuden a conseguir una mayor libertad y una justicia que merezca ese nombre. Aunque la verdad sea que en España, aunque estemos en Navidad, debemos andar con mucho ojo para no acabar estrechando la mano que mece la cuna del odio.

¡Sed felices! ¡Pasadlo bien! o al menos, intentadlo pese a la crisis
Vicente A. C. M. Periodista Digital 24 Diciembre 2008

El final de un cuento de hadas. Un deseo de un infantilismo que abochorna cuando proviene de unos dirigentes que creía con la edad mental adulta suficiente. Un mensaje publicitario de una ingenuidad pasmosa que empieza como una carta a los Reyes Magos y termina con el reproche de no haberlo obtenido y seguir deseando conseguirlo. Eso sí, el mensaje final es de una candidez y melosidad que te deja perplejo. “Sed felices y pasadlo bien! solo falta lo de “portaos bien o no tendréis los regalos” y "hasta la vuelta de vacaciones".

Esta cúpula del PP ha perdido totalmente el norte y el contacto con la realidad. Este anuncio no podía ser más negativo en unos momentos de crisis y recesión económica y cuando la Unidad y la solidaridad entre los pueblos de España están en entredicho. Puestos a pedir a mí también me gustaría indicar algunos de mis deseos, no de mi infancia, sino desde mi madurez y cercano a la tercera edad. Así que como muestra aquí dejo mi primer decálogo de peticiones.

- Yo quiero que España sea un lugar donde los derechos de los ciudadanos sean respetados y no violados por una casta de políticos sin escrúpulos.
- Yo quiero que exista una verdadera Justicia imparcial e independiente del poder del Gobierno y de las influencias de los Partidos políticos.
- Yo quiero que la Justicia sea igual para todos y no haga distinciones entre ciudadanos exculpando a la clase privilegiada y con amistades reales.

- Yo quiero que se acabe con el corporativismo en la Judicatura y en otros colectivos profesionales, donde se tapan los errores con un manto de complicidad y de silencio.
- Yo quiero que el Gobierno de España sea para todos los españoles y no premie a los que son sus afines y castigue a los de la oposición.
- Yo quiero que el Gobierno de España no negocie la rendición ante el terrorismo de ETA. Que actúe con todas las armas que el Estado de derecho y la Ley pone en sus manos y no se escude en interpretaciones semánticas para dilatar su aplicación.

- Yo quiero que no exista una adecuación de la Ley “según aconseje la jugada” y que no se consienta la indignidad de no defender a las víctimas del terrorismo y sí hacer tratos de favor a los terroristas.
- Yo quiero que los miembros del Gobierno y su Presidente asuman sus errores en su gestión y tengan la decencia y honestidad de dimitir.

- Yo quiero una oposición en la que prime su libertad de acción y de crítica a la labor del Gobierno y no una actitud de seguidismo y de amilanamiento ante “el qué dirán”.
- Yo quiero que palabras como democracia, nación, libertad, justicia, solidaridad, unidad, no sean conceptos discutidos y discutibles, sino fundamentos sólidos de la sociedad española.

Pues lo quiero y lo sigo queriendo Sr. Rajoy, Sr. Zapatero. A veces los deseos se hacen realidad, pero lo normal es que se queden solo en eso, en buenos deseos llenos de ingenuidad y de una infantil confianza.

Por aquello de que hoy es un día importante para los cristianos de todo el mundo, me voy a permitir unirme a la buena Nueva de la celebración del Nacimiento de Jesús en Belén y su mensaje de paz y de amor entre los seres humanos. Así que mi último deseo de hoy es ¡Feliz navidad a todos

Bombay y la islamofobia
RAMÓN PÉREZ-MAURA ABC 24 Diciembre 2008

2008 quedará en los anales del terrorismo como el año del asalto a Bombay. Por ello no quiero que termine el año sin hacer una reflexión sobre algo muy presente en los medios y quizá ajeno a quienes lo utilizan. Charles Moore nos recordaba días atrás en The Spectator el origen del nombre Mumbai, que en estas últimas semanas hemos visto empleado de forma repetida. Está en el «Ejército de Shiva» un movimiento filo terrorista que alcanzó el control de la corporación municipal de Bombay en 1986. Su fundador, Bal Thackeray, estaba orgulloso de proclamarse «un terrorista» y declaraba: «Mi héroe es Adolfo Hitler; quizá se pueda discrepar en la «solución final», pero eso es discutir sobre detalles. Personalmente sería partidario de meter a todos los musulmanes en un barco y deportarlos». El proyecto del «Ejército de Shiva» de limpiar la ciudad implicaba cambiar su nombre. Deshacerse del cosmpolita Bombay y asumir un Mumbai de corte nacionalista y xenófobo. Y así se hizo.

Lo verdaderamente increíble es que décadas después, esta iniciativa de origen tan despreciable tenga tanta acogida en Occidente. El buenismo de nuestros progresistas, que tan a fondo empapa todo cuanto nos rodea, hace que se considere más adecuado llamar a Bombay Mumbai. El colmo de la ironía sin duda es que muchos de quienes emplean hoy el término Mumbai son los mismos que hacen encendidas defensas de filosofías paraislamistas e intentan justificar como legítimos los ataques de Al Qaida y los talibanes contra todo símbolo de los occidentales.

Cada uno es libre de perder el tiempo en lo que tenga por conveniente, mas cabe preguntarse si esos amigos de los islamismos más variados serán conscientes de que cuando emplean el término Mumbai en contraposición al nombre de Bombay están haciendo una proclama de islamofobia como la que hizo el «Ejército de Shiva» al cambiar el nombre de la ciudad. Claro que, de ahí a Carod Rovira imponiéndonos Girona y prohibiendo emplear los topónimos castellanos cuando en español se habla, sólo hay un paso. Y cada día parece haber más ganas de darlo.

****************** Sección "bilingüe" ***********************

Touriño reclama una financiación extra para costear los gastos de una lengua propia
Zapatero le garantiza que atenderá los criterios de dispersión y envejecimiento de la población en el reparto de fondos y vaticina que la comunidad recibirá "muchos millones más" con el acuerdo
La Opinión 24 Diciembre 2008

ANA PANTÍN | ENVIADA ESPECIAL A MADRID "Una reunión fructífera y positiva". El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, se mostró así de satisfecho tras la reunión mantenida ayer con el titular del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre la revisión de la financiación autonómica. La alegría del mandatario gallego se sustentaba en varios motivos. Su lista de peticiones fue acogida con "receptividad" por el jefe del Gobierno, a pesar de que esta actitud no fue suficiente para que Touriño saliera con datos concretos en la mano sobre cómo se plasmará el reparto de fondos en Galicia. Sin embargo, los presidentes de Asturias y Extremadura, los socialistas Vicente Álvarez Areces y Guillermo Fernández Vara, que también fueron recibidos ayer por Zapatero, se mostraron más cautos y recelosos, al no valorar el modelo hasta que conociesen cómo se traducían sus propuestas autonómicas. Areces dijo estar "expectante" y Vara defendió la igualdad de las comunidades.

Touriño presentó a Zapatero una demanda adicional: que el hecho de tener una lengua propia compute en la financiación. De todos modos, y a la espera de concretar, indicó que todos estos avances en la negociación significan que "el modelo de financiación no está cerrado". Por eso, rechazó que el Gobierno ya pactase un modelo con Cataluña, y defendió que la propuesta final será "multilateral".

En un comunicado de la Presidencia de Gobierno, Zapatero se mostró favorable a estudiar la iniciativa de que también se recoja el coste derivado de las lenguas cooficiales, calificó la reunión como satisfactoria, ya que "tiene la impresión" de que Touriño "ha acogido favorablemente" las líneas generales del nuevo modelo, y consideró "razonable" atender los sobrecostes por el envejecimiento y la dispersión de la población.

La revisión del modelo de financiación autonómica "traerá muchos millones de euros a Galicia", afirmó, pese a que no especificó cuántos. Según lo acordado en el encuentro, la comunidad tendrá más recursos en financiación por habitante, ya que se asumirán los criterios específicos de dispersión poblacional y envejecimiento, que encarecen los servicios públicos, y que tendrán una ponderación "significativamente más importante".

Por lo tanto, el principal objetivo de Touriño, que acudía con la demanda unánime del Parlamento para que se tuviera en cuenta la especificidad de Galicia, encontró ayer cumplimiento en la Moncloa. Pero la satisfacción del presidente gallego se debía también a la buena acogida mostrada por Zapatero ante la "novedad" propuesta desde la comunidad. La premisa se basa en que tener una lengua propia cuesta más y, por eso, debe ser también un factor diferencial a la hora de la financiación. "El presidente lo ha estimado razonable", aseguró Touriño, quien destacó lo "novedoso e importante" de esta contribución.

"No me siento molesto"
De hecho, la buena marcha de las negociaciones fue el argumento principal que esgrimió Touriño para defender que la financiación autonómica se está tratando de forma bilateral, para llegar a un acuerdo multilateral, que es el único posible. Así, estimó que la propuesta de financiación , que en ningún caso está cerrada, se presentará "en breve", pero matizó que está en una "fase muy avanzada" , en concreto, en "el tramo final" de esta revisión "necesaria".

Precisamente, y en cuanto a la polémica surgida entre algunas comunidades que temían que Zapatero cerrara un acuerdo en materia financiera con Cataluña antes que con el resto, Touriño aseguró que no se sentía "molesto", y que lo único que le podría preocupar sería que el "acuerdo estuviese cerrado, pero no lo está". En este sentido, explicó que cuando cerró la fecha de la entrevista que tuvo lugar ayer ya sabía que Zapatero se iba a reunir con el presidente de Cataluña, José Montilla.

Así, insistió en que el único ámbito en el que se cerrará el acuerdo de financiación autonómica será en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, de forma multilateral, que se convocará a finales del mes de enero.

Desde Galicia, el líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, alertó de que es "muy peligroso preguntar a cada uno lo que quiere" para definir el modelo y, frente a ello, propuso un "gran pacto nacional de solidaridad" entre todas las comunidades para el reparto de fondos que ahora se está negociando. A su juicio, lo lógico es que Zapatero "haga una propuesta conjunta a todos y plantee un gran pacto nacional para salir de la crisis". Feijóo advirtió de que Galicia "no puede perder en el nuevo sistema".

Por su parte, el BNG dijo que esperará a conocer "en profundidad" la propuesta del Gobierno para Galicia en materia de financiación antes de realizar una valoración.

La filosofía del nuevo modelo de financiación autonómica que pretende sacar adelante el Gobierno estas navidades, para cerrar el acuerdo definitivo a finales de enero en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, se asienta en una premisa básica: más dinero para todas las comunidades. Como quiera que todas las autonomías precisan de manera urgente más recursos económicos para atender a unas demandas sociales crecientes, el acuerdo que meses atrás se antojaba harto difícil parece ahora más cercano, tras los contactos mantenidos por Zapatero con los presidentes de Cataluña, Andalucía, Madrid, Galicia, Asturias y Extremadura. La dificultad estribará en conjugar los intereses de las comunidades menos dinámicas, como Galicia o Asturias, con el deseo de las más ricas de ponerse por delante en la adjudicación de recursos por habitante.

El nuevo modelo del Gobierno central plantea distribuir buena parte del dinero conforme al principio de igualdad: más del 75% de los ingresos procedentes de impuestos se repartirán de tal forma que las 15 comunidades -País Vasco y Navarra gozan de un régimen foral al margen- reciban un nivel similar de dinero por habitante. Mediante esta nueva fórmula, las comunidades recibirán más dinero pero se reducirán notablemente las diferencias en recursos por habitante, que hasta ahora beneficiaban a las comunidades menos pobladas como las del noroeste, caso de Galicia.

El denominado frente del noroste sostiene que esa diferencia a favor permitía cubrir los sobrecostes que tiene la prestación de servicios a una población envejecida, dispersa y con una orografía complicada. Y es que el sistema español no especifica el coste que los servicios alcanzan en cada territorio, de ahí que el noroeste defienda que el nuevo reparto debe tener en cuenta esos criterios y no, exclusivamente, el de la población que ya dota a las comunidades más habitadas de mayores ingresos por vía fiscal.

el reparto de los fondos del estado
Touriño pide más financiación para Galicia por tener una lengua propia

Zapatero ve «razonable» la propuesta y garantiza que tendrá en cuenta el envejecimiento y la dispersión de población

El jefe del Ejecutivo asegura que se sufragarán todas las competencias con el fondo general o el de suficiencia
Gonzalo Bareño | La Voz 24 Diciembre 2008

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, salió ayer de su reunión con Zapatero en la Moncloa con el convencimiento de que el nuevo modelo de financiación autonómica recogerá todas las reivindicaciones que Galicia ha mantenido hasta ahora en la negociación. E incluso alguna más, muy relevante, que el propio Touriño introdujo a última hora. El mandatario gallego aseguró que el jefe del Ejecutivo se mostró «muy receptivo» y juzgó «razonable» su propuesta de que el sistema pondere la lengua propia de las comunidades que la tienen como un factor diferencial que encarece la prestación de los servicios públicos. Eso supondría que Galicia recibiría fondos adicionales por el coste de la enseñanza del gallego o por la necesidad de adaptar la Administración de Justicia al idioma gallego, según explicó el propio Touriño, que no cuantificó qué cantidad extra supondría esta partida.

Más dinero per cápita
Sin tanto entusiasmo público como el que en la víspera había demostrado la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, el mandatario gallego se declaró igual de satisfecho de las bondades del sistema que le presentó Zapatero en una reunión que calificó de «fructífera y positiva». El presidente de la Xunta arrancó el compromiso del Gobierno central de que el nuevo modelo de financiación autonómica aumentará «de manera significativa» y «con más peso» la ponderación de las variables de dispersión y envejecimiento de la población, la principal reivindicación que tiene el Ejecutivo gallego. Esta ponderación afectará, según dijo Touriño, a los «servicios públicos básicos», entre los que incluyó la educación, la sanidad y los servicios sociales.

El presidente de la Xunta arrancó también a Zapatero el compromiso de que el nuevo sistema garantizará la financiación de «todas las competencias de la comunidad autónoma». A pesar de que la Generalitat de Cataluña ha planteado al Gobierno central la necesidad de limitar la solidaridad entre autonomías a la equiparación de los servicios básicos, Touriño explicó que el Gobierno de Zapatero se compromete a financiar todos los traspasos, bien a través del fondo general o utilizando para ello el fondo de suficiencia.

Como consecuencia de los acuerdos alcanzados ayer, según Touriño, Galicia tendrá una mejor financiación, que se traducirá en más recursos disponibles y más dinero por habitante del que le corresponde en este momento.

Touriño solicita a Zapatero que el nuevo modelo recoja el coste de lengua propia
En la reunión se ha garantizado que se ponderarán el envejecimiento y la dispersión, la educación, la sanidad y los servicios sociales
El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, ha propuesto este martes al jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que el nuevo modelo de financiación tenga en cuenta, por primera vez, el coste derivado del hecho diferencial de tener lengua propia, petición ante la que Zapatero se ha mostrado receptivo. Touriño, que ha comparecido en rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa tras mantener una reunión de más de dos horas con el presidente del Gobierno, ha pedido al jefe del Ejecutivo que se contemple esta variable "novedosa y de interés para aquellas comunidades con una lengua propia" y, según ha dicho, el presidente se ha mostrado receptivo y dispuesto a estudiar la propuesta.
Madrid EFE Estrella Digital 24 Diciembre 2008

En la reunión se ha garantizado también que Galicia tendrá "más recursos y más recursos por habitante", y se ponderarán variables como el envejecimiento y la dispersión, además de tener en cuenta de manera significativa los costes que en materia de inversión afectan a la educación, la sanidad y, en menor medida, los servicios sociales.

Pérez Touriño ha insistido en que el proceso de negociación para encontrar un nuevo modelo de financiación no está cerrado pero se encuentra en una fase "muy avanzada".

Sobre la propuesta de incluir el coste de tener lengua propia en el nuevo modelo de financiación, Touriño ha explicado que ello se debe a que la existencia de una lengua propia comporta gastos y encarece servicios como la educación y la Justicia.

Preguntado por cómo se podría compensar a comunidades que sólo cuentan con una lengua, Pérez Touriño ha señalado que se imagina que una autonomía vecina de Galicia, como es Castilla y León, "no tendrá este coste adicional pero tendrá otros, y estoy seguro" de que el jefe del Ejecutivo castellano-leonés, "gran amigo y gran presidente" no podrá plantear el gasto por un idioma propio.

"El modelo no está cerrado"
No se trata, ha dicho, de "perjudicar a los demás ni a la cohesión del territorio", y ha abogado por lograr un sistema de financiación "en el que todos nos encontremos, se garantice la igualdad de oportunidades y la cohesión en el seno de la nación".

A la pregunta de si se ha sentido molesto por las reuniones bilaterales mantenidas, este fin de semana, con los presidentes de Cataluña y Andalucía, Pérez Touriño ha dicho que no y que, en todo caso, le parecen "razonables", además de complementarias al proceso de negociación multilateral.

"Lo que me preocuparía -ha dicho- es que el modelo estuviese cerrado, pero no lo está" y, además, ha informado de que la entrevista con Zapatero la había concertado la pasada semana, y entonces ya tenía conocimiento de las reuniones con Chaves y Montilla.

Igualmente, ha insistido en su creencia de que las reuniones bilaterales de cada autonomía con el presidente del Gobierno deben de convivir con las de carácter multilateral, que concluirán en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

El presidente se compromete ante Touriño a incluir en la financiación el coste de tener dos lenguas oficiales ¿ El acuerdo estaba pactado con Cataluña a pesar de hacerlo público el líder de la Xunta
Zapatero premiará con más fondos a las autonomías con lengua propia
23 Diciembre 08 - José Manuel Martínez La Razón 24 Diciembre 2008

MADRID-José Luis Rodríguez Zapatero recibió a los presidentes de Galicia, Extremadura y Asturias. El presidente del Gobierno no tuvo ayer equipo rival, al reunirse con compañeros de partido, pero uno de ellos, el extremeño Guillermo Fernández Vara, encabeza el sector socialista que, de momento, no está demasiado satisfecho de los logros de otras comunidades como Cataluña o Madrid.

Dentro de la estrategia de satisfacer a todos, Zapatero se comprometió ante el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, a incluir en el nuevo sistema de financiación autonómica una partida adicional para sufragar el coste de contar con dos lenguas oficiales en la comunidad. Touriño salió de la reunión de dos horas con Zapatero casi tan satisfecho como Esperanza Aguirre el día anterior. No fue tan eufórica su valoración, pero sí se apuntó la medalla de haber logrado que la nueva financiación incluya el coste de la lengua propia. Una petición que Zapatero calificó de razonable.

La aportación extra lingüística ya estaba pactada con Montilla, pero se ha dejado de portavoz al presidente de la Xunta para evitar las habituales críticas de privilegiar a Cataluña. El presidente gallego afirmó que el nuevo modelo de financiación supondrá una mayor aportación de recursos para su comunidad.

Además del extra lingüístico, Touriño explicó que se van a tener en cuenta costes diferenciales procedentes del envejecimiento y de la dispersión de población. El presidente Zapatero, después de Touriño, se entrevistó con el extremeño Guillermo Fernández Vara y el asturiano Vicente Álvarez Areces. Ya han pasado por La Moncloa también los presidentes de Cataluña, Andalucía y Madrid. Hoy recibe al presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, y continuará la ronda de entrevistas a partir del 3 de enero, hasta haber recibido a todos. En estas reuniones se está pactando con las comunidades el nuevo sistema de financiación autonómica que ha de sustituir al vigente desde 2001. El acuerdo final se cerrará en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, a la que asisten representantes de todas las autonomías. Será a finales de enero de 2009, pero el nuevo modelo se aplicará desde el día 1.

Touriño solicita que el reparto contemple los costes de tener una lengua propia

AGENCIAS > MADRID El Ideal Gallego 24 Diciembre 2008

Touriño explica a Zapatero sus propuestas para tener en cuenta en el nuevo modelo de financiación
Touriño solicitó a Zapatero una nueva propuesta a incorporar, para elevar los recursos que percibe la comunidad. Así, sumó el idioma, a la dispersión y el envejecimiento para que se tenga en cuenta en el reparto el “coste derivado del hecho de tener una lengua propia”.

El proceso de negociación que dará lugar a un nuevo modelo de financiación autonómica está abierto, aunque en una fase “muy avanzada, en el tramo final”. Lo aseguró ayer el presidente de la Xunta, y de hecho lanzó una nueva propuesta a incorporar, para elevar los recursos que percibe la comunidad.

En este caso se suma el idioma, a la dispersión y el envejecimiento, y el dirigente autonómico lanzó una demanda -al respecto vio “receptividad” por parte del presidente estatal-, con la que pretende que a Galicia se le tenga en cuenta el “coste derivado del hecho diferencial de tener una lengua propia”, una vez que, afirmó, se ha conseguido que la dispersión poblacional y el envejecimiento tengan más peso en el reparto de recursos.

A groso modo, estas son las principales conclusiones del encuentro mantenido ayer entre el dirigente estatal, el autonómico, el conselleiro de Economía, José Ramón Fernández Antonio, y el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña

Respecto a la cuestión lingüística, Touriño aludió a que implica un “coste significativo” en la prestación de servicios -tanto en la Administración como en la Justicia, puso como ejemplo- que no es común a otras comunidades sin idioma propio. Por ello, opina que este asunto se debe tener en cuenta en el reparto de fondos, dado que añade un sobrecoste.

Se trata, además, de una “variable” que podría contemplarse en el futuro modelo de financiación y que “no había sido considerada” hasta el momento. El presidente del Gobierno central, según informó el Ministerio de la Presidencia, se ha comprometido a estudiar este asunto. La impresión de Touriño parte de que Zapatero ha visto esta opción como “razonable”. Ahora queda que lo estudien económicamente, por lo que “tendremos que ponderar en las próximas semanas” los recursos que podría implicar tener en cuenta tal elemento diferencial.

Más recursos > De la reunión mantenida ayer, según Touriño, se desprende que “Galicia tendrá más recursos”, por tanto habrá “más recursos por habitantes y una mejor financiación” y se ha acordado que dispersión y envejecimiento “tengan un mayor peso”. Esto se traducirá, expresó, en “muchos millones de euros para Galicia”, si bien habrá que esperar a que concluya el proceso para conocer la cifra.

Por otra parte, descartó estar molesto porque en un principio se especulase con que Zapatero únicamente se reuniría con los presidentes de Andalucía, Manuel Chaves, y el catalán, José Montilla. “No estuve molesto porque no es verdad”, sentenció, afirmando que él había cerrado la entrevista con el presidente antes de que se hubiese producido el encuentro con Montilla.

Por su parte, el portavoz del PSC, Miquel Iceta, se felicitó por el compromiso del Gobierno de estudiar el coste derivado de las lenguas cooficiales. Iceta recordó que esa petición, es una “vieja aspiración del PSC”, dijo.

Los imputados por obstruir una protesta lingüística niegan la convocatoria
REDACCIÓN > A CORUÑA El Ideal Gallego 24 Diciembre 2008

La Policía Nacional tuvo que intervenir para aplacar a los dos bandos
Miembros de las cinco asociaciones imputadas por haber boicoteado el acto que la Mesa por la Libertad Lingüística convocó el pasado mes de febrero, y que acabó en carga policial, negaron ayer haber participado en la contramanifestación no autorizada en la que un miembro de la entidad pro castellano acabó lesionado.

El primer acto, el que se convocaba en protesta por lo que entienden como “imposición del gallego en las aulas por parte de la Xunta”, sí contaba con el permiso de la Delegación del Gobierno.

La jueza que investiga los hechos, la titular del juzgado de instrucción 7, tomó ayer declaración a algunos de los dirigentes de las agrupaciones Alexandre Bóveda, Xacer, Arestora, Atreu y Briga, por su posible implicación en los disturbios, al considerar que estas personas pudieron haber convocado la protesta contra los defensores de la lengua castellana.

La instructora busca indicios de si los integrantes de estas asociaciones participaron o promovieron el acto en oposición al de la Mesa por la Libertad Lingüística, y con su actuación impidieron el “legítimo ejercicio de las libertades de reunión o manifestación”, al perturbar el desarrollo de una reunión o manifestación lícita, una conducta que el Código Penal castiga con penas de hasta seis meses de prisión, o con multas.

Contra la tesis de que la presencia de los miembros de estas agrupaciones estuvo “organizada”, los imputados sostienen que la contramanifestación, de tintes independentistas, se formó de forma espontánea, a través de mensajes de móvil, y descartan, no ya la convocatoria, sino haber estado presentes en el propio acto.

 

Recortes de Prensa   Página Inicial