AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 31 Diciembre 2008

¿Feliz 2009?
Si bien es cierto que algunas de las previsiones que Zapatero tildó en su día de "alarmistas" y "catastrofistas" se han quedado cortas con respecto a lo que luego nos ha caído encima, esto no exime, sino agrava la irresponsabilidad del Gobierno.
EDITORIAL Libertad Digital 31 Diciembre 2008

Tras saberse que el principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, ha cerrado el peor año de su historia al registrar una caída del 39,4%, o que el Banco de España acaba de confirmar que España ha entrado en recesión en el último trimestre del año, o que el ministro Solbes ha informado que el déficit del conjunto de las Administraciones Públicas ha alcanzado en 2008 un 3 por ciento del PIB, o que la Asociación Nacional de Empresarios y Profesionales Autónomos ha calificado el ejercicio del 2008 como "el peor año desde que se inició la democracia", es difícil, por mucho que sea hoy el último día del año, desear a nuestros lectores lo mejor para el 2009 sin hacerlo entre interrogantes.

Y es que si este año que termina se caracteriza por algo es, precisamente, por esa palabra tabú que el Gobierno tanto se ha resistido a pronunciar: crisis. Desde mucho antes de que se iniciara 2008, sin embargo, la economía española ya daba preocupantes señales de alarma, que fueron irresponsablemente desdeñadas –si no negadas– por un Ejecutivo acostumbrado a vivir de la herencia y de la inercia de las reformas del Gobierno anterior y del artificial estímulo de la economía basado en una irresponsable política monetaria expansiva. Dispuesto a que la realidad no le amargase la campaña electoral, el PSOE inició un uso sistemático de la mentira que encubriera tanto los problemas que nos surgían como su pasividad a la hora de afrontarlos. Ejemplos paradigmáticos de esa negación de la realidad fueron las descalificaciones que Zapatero profirió contra aquellos "antipatriotas" que se atrevían a advertir de la crisis, o la desfachatez de aquella promesa y eslogan electoral del "Por el pleno empleo", sin olvidar la despreocupada, displicente y engañosa intervención de Solbes en su debate económico frente a Manuel Pizarro.

Ganadas las elecciones, Zapatero siguió negando la realidad de la crisis, y hasta presumió de que España contaba con el sistema financiero más sólido del mundo, pocos días antes de aprobar el mayor y más opaco plan de rescate bancario de toda nuestra historia. La crisis financiera, en general, y la de las subprime, en particular, sirvieron, sin embargo, a Zapatero para admitir la existencia del problema, tanto como para engañar sobre la naturaleza del mismo. A partir de entonces, si bien se reconocía parte de la problemática que ya ni siquiera la poderosísima maquina propagandística del Gobierno podía ocultar, ésta se situaba en el exterior y ocultaba muchas de sus raíces internas, que, como la falta de reformas estructurales, hacían y hacen de nuestro país el que más sufre la crisis.

Tras negarse durante tanto tiempo a admitir la crisis, a lo único que se ha limitado el Gobierno de Zapatero es a respaldar un consenso internacional que, lejos de facilitar que la economía de mercado purgue de manera drástica, pero también de manera rápida y sana, los excesos de inversión inducidos por las autoridades monetarias, lo que está haciendo es socializar las perdidas, elevar el déficit y alargar y hacer más severa una crisis que exige reformas estructurales profundas.

Tal es el caso del mercado laboral, donde los socialistas, con la pasiva complicidad de los agentes sociales, no hacen más que encubrir con la palabra "diálogo" una política caracterizada por no hacer nada que no sea agitar la propaganda. Otro tanto se podría decir de la falta de liberalizaciones en muchos otros mercados, como el energético, en donde el Gobierno es preso de sus reaccionarios complejos contra la energía nuclear, lo que le lleva a respaldar ineficientes e insostenibles fuentes de energía alternativas.

En lugar de acometer una drástica e histórica reducción del gasto público, que alcanzara la supresión de no pocos e innecesarios ministerios y que acompañara una no menos ambiciosa disminución de los impuestos, el Gobierno mantiene una despilfarradora política de gasto público a costa del contribuyente y del endeudamiento público que, lejos de paliar la crisis, lo que va a hacer es llevar sus secuelas a generaciones venideras.

Incapaz de decir no a sus socios nacionalistas y preso de estatutos soberanistas como el catalán, Solbes se muestra incapaz de resolver su particular sudoku a la hora de reformar el modelo de financiación autonómica si no es incrementando todavía más ese déficit público que, hasta hace nada, decía que no iba aparecer y que lo ha hecho ya en este año.

Si a eso unimos que los presupuestos del año que viene se basan en unas previsiones de crecimiento que la realidad ya desmentía en el momento de elaborarlos, o que todas las previsiones indican que el 2009 será peor que el 2008, ya se pueden hacer todos una idea del escaso optimismo que tenemos a la hora de desearles, en el terreno económico, lo mejor para el año que viene.

Bien es cierto que Zapatero ha manifestado, sin embargo, su esperanza de que, de la misma forma que las previsiones del pasado se equivocaron al no alertar –según él– de la crisis que nos venía encima, también se pueden volver a equivocar ahora, y llegar la recuperación antes de lo previsto. Además del pobre argumento que esto supone para situar la recuperación, tal y como Zapatero hace, a mediados del año que viene, hay que señalar que, si bien es cierto que algunas de las previsiones que el Gobierno tildó en su día de "alarmistas" y "catastrofistas" se han quedado cortas con respecto a lo que luego nos ha caído encima, esto no es un eximente, sino un agravante de la irresponsabilidad del Gobierno a la hora de hacer y valorar los pronósticos.

Y es que en este nuevo año nos tememos que, con gobernantes como Zapatero, la felicidad habrá que buscarla más que nunca al magen del Estado y de una crisis que, antes de comenzar de 2009, ya se ha tornado en recesión.

La realidad y el deseo
José Luis González Quirós El Confidencial 31 Diciembre 2008

El hermoso título de Luis Cernuda puede servirnos para analizar el momento extraordinariamente equívoco que está viviendo la política española. La cobardía de los líderes políticos y la irresponsabilidad cósmica del presidente están evitando que se afronte con la debida profundidad la inaplazable reflexión sobre nuestro futuro común. Antes, según se nos cuenta, esperábamos que la Virgen del Pilar arreglase el panorama; ahora, Zapatero tiene los ojos puestos en Obama, pero, en cualquier caso, no salimos de milagreros. La verdad es que no nos faltan motivos para serlo, puesto que no deja de ser un milagro cotidiano que algunas cosas sigan funcionando medianamente bien visto el nivel de los responsables.

Tendríamos que ponernos a discutir seriamente sobre el futuro económico de España, sobre qué queremos ofrecer al mundo, a un mercado cada vez más abierto, más cambiante y más competitivo, dándonos cuenta de que se nos han acabado ya las ayudas que venían de nuestro bajo nivel de desarrollo y de costes salariales, que el modelo de crecimiento del ladrillo ha colapsado y que nuestro nivel de dependencia energético y tecnológico es altísimo, además de que otras formas de ingreso, como el turismo, están seriamente en entredicho. No lo hacemos, y las consecuencias de no hacerlo a tiempo serán peores, brutales, dramáticas.

Tendríamos que ponernos a discutir seriamente nuestro sistema político. Tal como vamos, nos acercamos de manera alarmante a un régimen de partido único, con un bipartidismo más aparente que real, porque la oposición se quedaría en una situación subordinada -como en tiempos de Fraga, para entendernos-, sin ninguna posibilidad seria de cambiar el Gobierno ni, menos aún, de introducir nuevos aires de libertad y de cambio en un sistema oligárquico y coronado. Los que gozan de sus beneficios no están dispuestos a ponerlo en entredicho y nos llenan cada día la cabeza de grandes palabras, de enormes mentiras para seguir tirando, para tratar de escapar de forma milagrosa al desastre de una democracia desvitalizada.

Tendríamos que ponernos a discutir seriamente la viabilidad de un sistema autonómico sometido a una revolución estatutaria permanente, inducida por la loca carrera de todos contra todos que se desata inevitablemente entre el “yo más” y el “para mí lo mismo”. No vamos a poder soportar el coste de unas administraciones que crecen sin control y sin sentido. No lo hacemos porque preferimos pensar que la locura identitaria que nos arrebata no tiene límite, del mismo modo que tampoco lo tiene el agudísimo síndrome de paletismo, miopía e ignorancia con el que se encuentran a gusto y se reconfortan cada vez más españoles.

Tendríamos que caer en la cuenta de que no hay manera de sostener el gasto sanitario y de frenar la dilapidación de recursos en educación, con los resultados que están a la vista de todos. Tenemos más de setenta universidades perfectamente insignificantes; Madrid tiene catorce y Cataluña, doce, pero la calidad brilla por su ausencia.

Tendríamos que pensar en que la situación de la Justicia no admite ya más remiendos y que nuestra partitocracia es, a todas luces, excesiva, y un sinfín de cosas más. Pero no lo hacemos y, sobre todo, no lo hacen quienes más obligación tienen de hacerlo, los partidos políticos dedicados a la pesca del voto, unos con más eficacia, otros con mayor desgana, olvidándose por completo de su misión constitucional y desatendiendo sus obligaciones patrióticas más elementales: decir a los españoles lo que de verdad está pasando y qué creen que se puede y se debe hacer para arreglarlo.

La política española está hundida en la inanidad, víctima de un absoluto irresponsable y de unos adversarios incapaces de hacer ver a los votantes los riesgos en que incurre y las barbaridades que perpetra. Zapatero se inventa fondos de solidaridad o de diversidad o de lo que fuere con cargo a un déficit que va a acabar siendo colosal. Y ello porque los ciudadanos siguen creyendo en la gratuidad del maná presupuestario, porque nadie les ha explicado que tendremos que pagar esas deudas a un costo altísimo y durante muchísimos años, aunque eso no le importe nada al temerario presidente.

No conozco ningún caso, pero es posible que haya españoles tranquilos y esperanzados porque Zapatero tiene un faro, un horizonte, una esperanza. Hace solo unas horas, ha deslumbrado al mundo con unos análisis de lo de Obama que deberían ser de obligada lectura en las escuelas. Fíjense como remata con su brillante dialéctica de lo concreto: “La victoria de Obama ha traído fuerzas nuevas al bando (sic) de la política. Aún a sabiendas de la frágil textura de las ilusiones humanas, sólo se puede hacer política con ilusión. El mismo representa el triunfo de la ilusión. Su victoria es una parte importante de la victoria. Y si la política ha producido cambio, ahora le toca al cambio producir política. No es fácil, nunca lo es, pero se puede”. Todavía habrá algunos, cenizos, antipatriotas y antiguos, que digan que ZP improvisa.

* José Luis González Quirós es analista político
www.pormiquenoquede.com

Galicia Bilingüe cree que la sentencia del Supremo crea jurisprudencia
JUAN JULIO ALFAYA  Periodista Digital 31 Diciembre 2008

La sentencia del Tribunal Supremo que indica a la Generalidad de Cataluña su obligación de consultar a los padres a través de los impresos de matrícula cuál es la lengua materna del alumno con la intención de que pueda seguir en ella sus primeras enseñanzas lleva a la asociación Galicia Bilingüe a reclamar a la Consejería de Educación el traslado directo de esta resolución judicial a los procesos de matrícula de los centros educativos gallegos.

En opinión de la asociación, la Consejería "está obligada a tomar las medidas oportunas para que en el nuevo curso se ofrezca en los impresos de matrícula la posibilidad a los padres de hacer constar la lengua en que tendrán que ser escolarizados sus hijos en Infantil y Primaria". Añaden que la Unesco defiende que "como mejor aprende un alumno es en su lengua materna" y confían en que Educación "no alegue que la sentencia sólo afecta a Cataluña". Mantienen que la vigente Ley de Normalización Lingüística incluye un artículo "prácticamente igual en su redacción al de la legislación catalana" y advierten de que la Consejería "estaría actuando con flagrante mala fe" si decide desoír las recomendaciones del Supremo.

NOTA DEL AUTOR DEL BLOG: Los nacionalistas no respetan las leyes ni del Tribunal Supremo ni de ningún otro tribunal. Ellos son la "ley". Sus mitos son sagrados y sus órdenes deben ser acatadas sin rechistar a no ser que quieras ser incluido dentro de la categoría de gallegos "imbéciles y oscuros", proscritos en su propia tierra y sin derechos ciudadanos.

El siniestro reloj del exilio
Luis del Pino Libertad Digital 31 Diciembre 2008

César Velasco y la fundación DENAES han iniciado una campaña para exigir que los exiliados vascos puedan votar en las elecciones al parlamento de esa comunidad autónoma. Vaya desde aquí mi felicitación por esa iniciativa.

El nacionalismo ha conseguido, con su vocación totalitaria, la proeza de convertir al País Vasco en una región que aún no ha conocido, después de treinta años de Constitución, ni la democracia ni la libertad. Desde que llegara la democracia al resto de España, una auténtica legión de personas ha tenido que abandonar esa comunidad autónoma prácticamente a punta de pistola. Se calcula en unos 200.000 el número de vascos que decidieron, en un momento u otro, escapar de su tierra, huyendo de la amenaza del terrorismo y de la asfixia nacionalista.

Estamos hablando de más de un 8% de la población: una de cada doce personas. Un exilio casi a la cubana. No es de extrañar que el País Vasco, a pesar de su riqueza, a pesar de las oportunidades de empleo, sea la región que más población perdió, en términos relativos, entre 1998 y 2007, sólo superada por Asturias y Castilla-León. Y, por supuesto, cada persona que decide marcharse es un posible voto menos en contra del nacionalismo que les ha hecho huir de su tierra.

Se trata de una forma muy poco sutil de mantener las mayorías, pero hay que reconocer que resulta muy efectiva: esos 200.000 exiliados superan con holgura a los votantes del entorno batasuno (150.000 votos tuvo el PCTV en las últimas elecciones autonómicas).

Me escribe nuestro contertulio illopepe un mensaje sobre el tema que no me resisto a reproducir, porque su enfoque permite darse cuenta de la verdadera magnitud, de la siniestra envergadura, de esa auténtica limpieza étnica puesta en marcha por el nacionalismo vasco. Si hacen ustedes un sencillo cálculo de minutos transcurridos desde que la Constitución fue aprobada y dividen esa cantidad por el número de exiliados, verán que cada 80 minutos, un vasco abandona su tierra de camino a otros lugares:

"Vas al cine y, cuando sales, otra persona ha huido con lo puesto. Te acuestas a dormir, te levantas para ir a trabajar y, mientras tanto, 6 personas han abandonado con miedo y amargura la tierra donde nacieron o donde eligieron vivir. Entras a trabajar a las 8 de la mañana, a las 6 de la tarde regresas a casa, y 9 personas han tenido, en ese tiempo, que salvar su vida huyendo al exilio.

Viernes a las 3 de la tarde: se terminó tu semana laboral; te reincorporas el lunes a las 8. En ese fin de semana, 50 personas más han decidido tirar la toalla, porque la muerte les perseguía o, simplemente, porque no aguantaban más."

Un exiliado cada 80 minutos. Ése es el triste logro de treinta años de nacionalismo: "País Vasco. Vete y cuéntalo".

Financiación autonómica
Contra la solidaridad interterritorial
La financiación autonómica se basa en un principio de solidaridad que, con el paso de los años, ha demostrado ser un fracaso absoluto. El Estado cuenta con la potestad de redistribuir la riqueza no sólo entre ciudadanos sino también entre territorios.
Manuel Llamas Libertad Digital 31 Diciembre 2008

La hoja de ruta para diseñar el nuevo modelo de financiación autonómica ya está encima de la mesa. Tras largos meses de negociación, traspasando incluso los plazos previstos por el Gobierno, Solbes acaba de presentar los ejes básicos sobre los que se articulará el futuro reparto de la tarta territorial. Sin embargo, el sudoku carece de solución posible y, además, incumple de forma manifiesta los objetivos que, presuntamente, persigue.

El incremento poblacional de los últimos años, debido en gran medida a la llegada masiva de inmigrantes, y el creciente gasto público en materia sanitaria y educativa hacía acuciante la reforma del actual sistema de financiación, vigente desde 2001. No obstante, las arcas autonómicas presentan un desequilibrio entre gastos propios e ingresos algo superior al 33% de los recursos regionales, según los últimos datos de liquidación tributaria correspondientes a 2006. Es decir, la autonomía fiscal de las CCAA no cubre el coste de las competencias asumidas.

Además, tal dependencia financiera se ha visto acentuada gracias a las nuevas demandas que, una por una, han ido reclamando todas las comunidades autónomas a través de la aprobación de sus respectivas reformas estatutarias. La luz verde que otorgó Zapatero al Estatuto catalán permitió que los Gobiernos regionales se embarcaran en un peligroso juego, consistente en exigir "recursos adicionales" al Estado. Y ello, en base a toda una serie de criterios extravagantes, tales como la existencia de lenguas cooficiales, "déficit en infraestructuras", "deudas históricas", masa forestal e, incluso, "competencia desleal" porque algunas autonomías habían decidido eliminar o rebajar impuestos.

El problema es que los cálculos para determinar el nuevo reparto aún están por determinar, y la negociación se prevé difícil debido, precisamente, a las crecientes demandas económicas y los intereses contrapuestos de las distintas autonomías. Una merienda de negros que amenaza con prolongar la aprobación del nuevo modelo y que hace peligrar el consenso existente hasta ahora en esta materia. Además, salvo sorpresa, es de esperar que el sistema acabe beneficiando a las regiones socialistas en detrimento de las populares.

Sin embargo, más allá de los meros aspectos técnicos que propone Solbes, el sistema en sí adolece de un problema mucho mayor. La financiación autonómica se basa en un principio de solidaridad que, con el paso de los años, ha demostrado ser un fracaso absoluto. El Estado cuenta con la potestad de redistribuir la riqueza no sólo entre ciudadanos sino también entre territorios. Para ello, emplea toda su capacidad coactiva para robar a unos y beneficiar de forma arbitraria a otros mediante la recaudación fiscal.

En este sentido, Madrid es la comunidad autónoma que más aporta al conjunto del Estado, con una media de 12.304 millones de euros durante el periodo comprendido entre 1991 y 2005, duplicando la contribución de Cataluña (6.934 millones), segunda autonomía que más aporta al sistema de solidaridad. En concreto, cada madrileño destina al resto de Comunidades Autónomas 2.300 euros más de lo que recibe del Estado, según un estudio sobre balanzas fiscales elaborado por la Fundación BBVA.

Pese a todo, la comunidad que preside Esperanza Aguirre presenta el PIB per capita más elevado de España, junto a los territorios forales del País Vasco y Navarra. En concreto, la riqueza media de los madrileños y vascos supera en un 37% la media comunitaria (UE-27), según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por el contrario, la comunidades más beneficiadas, en teoría, en el reparto de recursos se mantienen a la cola del ranking. La pretendida solidaridad interterritorial en nada ha mejorado la economía de estas regiones. Así, Extremadura es la única comunidad autónoma que mantiene un índice inferior al 75%. Mientras, Andalucía y Castilla-La Mancha presentan un PIB por habitante por debajo de la media europea en un 18% y un 17%, respectivamente. Dichas regiones, todas ellas socialistas, están a la altura de países tan desarrollados como Estonia, Eslovenia o Eslovaquia, según Eurostat. ¡Todo un logro después de casi 30 años de solidaridad!

El actual sistema autonómico constituye, pues, uno de los ejemplos más evidentes sobre la ineficacia del Estado de Bienestar y la ilegitimidad de la Administración Pública a la hora de redistribuir de forma arbitraria los recursos fiscales procedentes de individuos y empresas. Más allá de los sudokus de Solbes, el espíritu del sistema es el que ha de ser reformado.

Manuel Llamas es miembro del Instituto Juan de Mariana y jefe de Economía de Libertad Digital.

Posibles responsabilidades penales en ANV
José Luis Manzanares Estrella Digital 31 Diciembre 2008

Estamos dándole vueltas a la posibilidad de disolver las corporaciones locales presididas por alcaldes de ANV, aunque mejor sería expulsar de los ayuntamientos vascos y navarros a todos los miembros de esa formación filoetarra. Sin embargo, lo ocurrido en el Parlamento de Vitoria no nos permite ser optimistas. Entonces nos conformamos con la disolución del grupo batasuno, pero dejando a sus miembros allí, individualmente, hasta el término de la legislatura. Nuestro ordenamiento jurídico no permitiría ir más lejos. Ahora, unos consideran aplicable el artículo 61 de la Ley de Bases de Régimen Local, mientras que otros entienden que nada podrá hacerse sin previas reformas legales. Una controversia que no contempla todas las facetas de la cuestión.

El Tribunal Supremo ha ilegalizado a ANV y, pese a que un partido ilegalizado no se identifique necesariamente con una asociación criminal, las razones de tal pronunciamiento tuvieron mucho que ver con su pertenencia al entramado etarra. El mismo día en que el PSOE y otras fuerzas políticas rechazan la aplicación al caso de aquel artículo 61, la Unión Europea incluye a ANV en su listado de organizaciones terroristas. El ciudadano se pregunta si el Derecho penal no tendrá nada que decir en este caso. Pese a las dificultades derivadas del componente político de la cuestión y del mayor o menor número de personas que debieran sentarse en el banquillo.

Habrá que distinguir entre la mera sintonía ideológica con los terroristas y el apoyo fáctico a los mismos. No todos los votantes de HB o ahora de ANV incurrirán en responsabilidades penales, pero aquí se trata de quienes ostentan cargos de responsabilidad en esa organización como rama civil de ETA. Hay recaudación de impuestos, información, propaganda, violencia callejera y ocupación de zonas, poblaciones y villas "liberadas".

No puede tolerarse que ocupe la presidencia u otro sillón de un ayuntamiento democrático quien debiera ocupar una celda carcelaria. Y si hay que cambiar la legislación, se cambia para que no continúe en su cargo público quien ya esté procesado como terrorista o incluso condenado en la instancia pero pendiente aún de la resolución de algún recurso. ¿Se imagina el lector algo similar en Alemania con el nacionalsocialismo o la banda Beader-Meinhof?

España es, en efecto, un país peculiar. Pueden transcurrir treinta años antes de conseguirse que la bandera nacional ondee en la sede del Parlamento Vasco. Y puede que la enseñanza en la lengua común sea letra muerta en alguna Comunidad Autónoma.

El mundo al revés
Ernesto Ladrón de Guevara Minuto Digital 31 Diciembre 2008

Miércoles, día 30 de diciembre, efemérides de mi llegada al mundo. Se celebra el juicio contra Iñaki Ezkerra, Daniel Portero y Antonio Aguirre por “desórdenes públicos”. Así lo estima la autoridad competente que no es lo mismo que la competente autoridad. El motivo de esta encausación, es, como todo el mundo preocupado por la marcha de este País sabe, un incidente que ocurrió hace más de un año ante la correspondiente sede de la justicia injusta de “estepaís” en un episodio que todo el mundo conoce como el “juicio de la patada”.

Recordarán todos ustedes como el que fue vicepresidente del Foro Ermua -antes del golpe de mano urdido en el Foro Ermua contra su propia dirección- recibió una coz en sus partes innombrables por un disciplinado militante nacionalista cuando salía de la vista pública acompañado por el presidente de la Asociación, Iñaki Ezkerra, y por el presidente de otro colectivo: “Dignidad y Justicia”.

Triste sarcasmo: Dignidad y Justicia en un día en el que se personaliza la iniquidad y la injusticia, con un juicio a las víctimas en lugar de sentenciar contra el agresor. Paradojas que suceden en un Estado, el Español, en el que se permite que un gobierno autonómico se pase por la entrepierna las sentencias de los tribunales en torno al derecho de padres y alumnos a recibir la educación en la lengua estatal, y se procesa a quien recibe una patada en los cojones mientras que el agresor recibe los parabienes y el aplauso de quienes tienen sometidos a los vascos a un régimen con apariencia democrática. Lo que se está reflejando en esa foto que ya es fija es la situación de acoso a los no nacionalistas y la existencia de una policía al servicio del Régimen.

Por si alguien lo ha olvidado, Iñaki Ezkerra, Antonio Aguirre y Daniel Portero en aquella jornada hicieron un ejercicio de civismo responsable representando a sus respectivas asociaciones en una causa contra Ibarretxe, ejerciendo la acusación particular por reunirse con los representantes de una asociación política ilícita, ilegalizada. Una asociación declarada como parte del entramado político de ETA. Iñaki Ezkerra, Antonio Aguirre y Daniel Portero no tenían ninguna necesidad de complicarse la vida, pero lo hicieron por el Estado de Derecho y la dignidad de las personas de bien, denunciando la complicidad tácita reflejada en esa imagen en la que compartían sillón y despacho el presidente de una Comunidad Autónoma que según reza la Constitución es, a la vez, representante del Estado en el País Vasco y portavoces del conglomerado etarra posteriormente encausados y encarcelados.

Pues bien… Miren lo que son las cosas… Poco después, la actual Presidenta en funciones del Foro Ermua organizó el derrocamiento de Iñaki Ezkerra en su función de la presidencia de esa Organización Cívica. Vaya contrasentido: quien trabaja por el civismo actuando con alevoso incivismo dentro de la propia Organización. Podría Doña Inmaculada Castilla de Cortázar haber acompañado a Iñaki Ezkerra en su valerosa acción de denuncia y personamiento en los tribunales, pues no…, pensó más bien que Don Ignacio Ezkerra tenía que terminar su mandato antes del tiempo estatutario, en una trama un tanto oscura y en un momento en el que el propio Ezquerra, al parecer, exigió las cuentas.

¿Por qué motivo el Foro Ermua no tiene presidente desde los aciagos acontecimientos que denuncio? ¿Qué intereses ocultos dan pábulo a que Doña Inmaculada actúe como vicepresidenta sin haber cubierto la presidencia tras el derrocamiento de Iñaki Ezquerra? ¿Qué hay detrás de todo ello? ¿En qué lugar se está dejando a los modos democráticos?

Y aún los socios están esperando a que se les presente las cuentas detalladas y previamente auditadas de la Asociación, superándose con creces el tiempo dispuesto en los propios Estatutos.

Doble injusticia la que padece el digno y valeroso Iñaki Ezkerra.
Desde estas líneas mi solidaridad, compañeros, y exigencia de justicia real.

Israel
Pío Moa Libertad Digital 31 Diciembre 2008

Para que el problema de Israel se solucionase bastaría con que los palestinos reconocieran su estado y dejaran de hacer de punta de lanza de los despotismos islamistas. Pero la obsesión de unos y otros es acabar con Israel, echar a los judíos al mar o masacrarlos directamente. Ahora Israel ha lanzado una ofensiva contra Hamas, y naturalmente todos los amigos y colaboradores del terrorismo, que son muchos en Europa, se ponen de parte de los terroristas. Esto ocurre particularmente en España, donde el gobierno es, entre otras cosas, el mayor cómplice que haya tenido la ETA en su historia. Se trata de la misma corriente que apoyaba hipócritamente, so capa de pacifismo, al Imperio del GULAG mientras este existió. La caída del muro de Berlín dejó a esta gente perpleja y desanimada, pero ha encontrado otra "buena causa": la de los déspotas islámicos contra la pequeña, pero resuelta, democracia israelí. No hagan el menor caso de sus protestas "humanitarias": jamás protestaron cuando las víctimas (incomparablemente más) no pertenecían a las izquierdas totalitarias sino que las causaban estas; y en España se sienten herederos de las chekas.

¿Son conscientes de que están promoviendo un segundo holocausto? No les quepa la menor duda de que lo son. Como lo eran antaño de las implicaciones totalitarias de su "pacifismo". De hecho son ellos los promotores del genocidio. Europa es un continente bastante podrido, que ha tenido que ser salvado de sí mismo por Usa, algo que jamás perdonará a sus salvadores.

Clama la Pajín que la "masacre" israelí no debe quedar impune. Ella y los suyos, la tiranía castrista y las islamistas, Hisbalá y compañía son los masacradores. Y ciertamente no deberían quedar impunes.

Israel
Proporcionalidad para Gaza
Que Israel haya respondido hasta ahora –tras 3.000 misiles a lo largo de este año, y a pesar de una tregua de seis meses– esporádicamente, es el ejemplo más claro de esa contención y prudencia que todos predican, y que sólo Israel practica.
GEES Libertad Digital 31 Diciembre 2008

Hay que perdonar a los que piden proporcionalidad para Gaza, porque no saben lo que dicen. Para ser proporcional, Israel debería rechazar el derecho a existir de toda la franja de Gaza y borrar a los palestinos de la faz de la tierra. Eso es exactamente lo que quiere hacer con Israel no sólo Hamas, sino su aliado Irán, que se está construyendo un armamento nuclear al efecto. Afortunadamente, no hay señal de la proporcionalidad que muchos piden y exigen a gritos.

Esta petición, fundada en la imposibilidad de condenar abiertamente a Israel por su voluntad de seguir existiendo, es un eufemismo destinado precisamente a favorecer a los que están comprometidos con la desaparición del Estado judío, que son muchos, y no sólo entre los musulmanes

La correspondencia debida entre las partes, la proporcionalidad, requiere que se recuerden un par de datos acerca de la difícil situación de Israel. Es una frase hecha que existe un conflicto entre israelíes y palestinos. No hay conflicto, es decir, controversia entre dos partes más o menos igualmente implicadas. Lo que hay es la continuación de la firme voluntad del mundo árabe en 1948 de impedir la existencia de Israel por cualquier medio. Era el objetivo entonces de cinco países árabes en la guerra que marcó el nacimiento del país. Ha sido el mismo que ha guiado a los enemigos del estado judío en las guerras subsiguientes, incluyendo la de los Seis Días en 1967 y la del Yom Kippur en 1973 –que fueron guerras con armas convencionales–, y las dos intifadas, desarrolladas a través del terrorismo. Desde hace sesenta años, los palestinos –débiles refugiados– son usados como elemento de la ecuación por el poderoso mundo árabe que rodea a Israel. Llamar conflicto a esto equivale a establecer una igualdad entre los agresores que quieren destruir un Estado legítimo y democrático y quienes luchan por defenderlo. El razonamiento perverso es el siguiente: si Israel no tiene derecho a existir, tampoco tiene derecho a defenderse.

Que los medios occidentales y la mayoría de las cancillerías operen bajo esa presunción es simple y sencillamente la monstruosa constatación de que el derecho internacional les resulta absolutamente irrelevante. Como resulta evidente, y como sabrían hasta los niños de teta si los medios de comunicación hicieran su deber, la paz no puede venir de lo que Israel haga o deje de hacer, sino de que el mundo árabe musulmán en general, y el palestino en particular, se convenza a sí mismo del derecho de Israel a existir y abandone la empresa de su destrucción por cualquier medio. Existe un belicismo islámico hacia Israel que, de tanto en cuanto, desemboca en baños de sangre.

Israel dejó por completo el control de Gaza a los palestinos en 2005 con la esperanza de mejorar las relaciones. Pero tras la evacuación, se encontró con el aumento de los ataques. Posteriormente, el grupo terrorista Hamas, que dice expresamente no reconocer el derecho a existir de Israel en su carta fundacional, se hace cargo –a través de la conjunción de unas elecciones parlamentarias y de un golpe violento contra el otro partido palestino (Fatah)– de la franja de Gaza. Desde 2007 se dedica sistemáticamente, de manera deliberada y planificada, a lanzar misiles Kassam contra la localidad de Sderot y otras poblaciones civiles en el Neguev.

Que Israel haya respondido hasta ahora –tras 3.000 misiles a lo largo de este año, y a pesar de una tregua de seis meses– esporádicamente, es el ejemplo más claro de esa contención y prudencia que todos predican, y que sólo Israel practica. La mal llamada comunidad internacional debiera, cuanto antes, condenar las actividades de Hamas, exigir cuanto antes el fin de su criminal andadura y mostrar su apoyo a Israel, un país democrático atacado por un grupo totalitario.
En lugar de eso, estos días los medios occidentales recogen las manifestaciones de varios Estados a la operación israelí bajo titulares del estilo "Occidente condena a Israel". Es dudoso que alguien se pueda poner a hablar como portavoz de Occidente en contra de una de sus partes frente a otra que quiere destruirla, pero en todo caso el asunto central es el siguiente: o defendemos la verdad de toda esta historia o cedemos a un nihilismo, el del terrorismo, que niega las libertades más fundamentales y ejercita la violencia contra sus vecinos. Y la verdad es que Israel está respondiendo con justicia y moderación a una agresión totalitaria que muchos en nuestros países disculpan, defienden o justifican. Por suerte, los israelíes no responden a sus enemigos con la misma proporción de violencia.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Israel
La hipocresía de la equidistancia
Hamas cuenta con la colaboración de la prensa políticamente correcta de Occidente que será la encargada de presentar un niño palestino muerto en la mesa de cualquier espectador. Nunca dirán si su padre, terrorista palestino, lo usó como escudo humano.
Juan Morote Libertad Digital 31 Diciembre 2008

Los europeos en general, y los españoles en particular, somos muy dados a la mojigatería de la equidistancia cuando lo políticamente correcto lo exige. De este modo, cuando se produce un conflicto internacional en el que participan los americanos o los israelíes, sea cual sea el origen del mismo, y sea cual fuere la posición defendida, la mayoría de europeos optan, de antemano, por considerar siempre que se podría haber evitado, aunque desconozcan los esfuerzos diplomáticos realizados con esa finalidad.

La mayoría de españoles, casi todos los votantes de la izquierda y buena parte de los de la derecha, se han convertido en unos sectarios del sentimiento humanitario. Así, la existencia de la base de Guantánamo es un grave problema de conciencia internacional, en cambio las prisiones castristas para los disidentes no. Es intolerable que una coalición liderada por los Estados Unidos invada Irak (aunque sea para democratizar el país), en cambio la violación sistemática de los derechos de la mujer en el mundo islámico no es sino una cuestión menor para ser abordada en el marco de la alianza de civilizaciones.

Me hace gracia –por no decir que me da nauseas– cuando oigo estos días comentarios en torno a la brutalidad de los ataques israelíes contra los terroristas de Hamas. La mayoría de medios de comunicación han jugado a incrementar el enfoque emotivo del problema, en lugar de plantear un análisis racional de la situación. Nos han enseñado cuerpos mutilados, algún niño muerto y mucho, mucho dolor. En la mayoría de casos se ha obviado que ha sido Hamas quien no ha respetado el alto el fuego, se ha omitido que la inmensa mayoría de los muertos habidos hasta ahora son terroristas, y lo más grave, se está ocultando la condición de terroristas de los miembros de Hamas.

Sin embargo, la cómoda equidistancia conlleva la emisión de juicios del siguiente tenor: "lo que deberían hacer judíos y palestinos es sentarse y negociar", "es que parece mentira que los judíos no quieran reconocer un Estado palestino", "qué horror lo que han hecho, a eso sí que no hay derecho"... De este modo se acaba queriendo conferir la condición de interlocutor válido a un grupo terrorista frente a un Estado democrático, respetuoso con los derechos individuales, como es Israel.

No se puede poner en duda, bajo ningún concepto, la legitimidad de la reacción del Estado israelí. Todos lamentamos las víctimas civiles. Bueno, todos menos Hamas, porque esas víctimas civiles, adecuadamente exhibidas, ayudan a aumentar el sempiterno antisemitismo latente en Europa. Hamas cuenta, para lograr este fin, con la inestimable colaboración de la prensa políticamente correcta de Occidente que será la encargada de presentar un niño palestino muerto en la mesa de cualquier espectador a la hora de la comida o de la cena. Nunca dirán si su padre, terrorista palestino, lo usó como escudo humano.

Israel ha hecho lo que debía hacer: proporcionar amparo a los habitantes de la zona sur (tan castigados por los ataques de los terroristas de Hamas), defender a sus ciudadanos, proteger la única democracia de Oriente Medio, rodeada y acosada por todo tipo de tiranías. La actitud de Israel sólo debería engendrar en Europa un profundo y sincero sentimiento de gratitud. Israel está dando una lección de responsabilidad ante la amenaza que representa el terrorismo de Hamas o Hezbolá. Frente a este ejercicio del deber, se sitúa la complacida equidistancia occidental y que tan bien encarna Moratinos cuando pide "Comprensión hacia Hamas". No señor ministro, comprensión hacia los ciudadanos israelíes cansados de que un montón de fanáticos asesinos intenten acabar con el sueño de su libertad.

Los judíos y los peluqueros
TOMÁS CUESTA ABC 31 Diciembre 2008

ESTA noche mataremos a los judíos y a los peluqueros.
-¿Y por qué a los peluqueros?

El chiste -que es más antiguo que la tos- sigue viniendo al pelo de la rabiosa actualidad; al pelo miserable de la dehesa del presente. Tanto es así que valdría la pena incorporarlo al repertorio de los titiriteros de la lengua que (dentro de un momentito, no se vayan, unos cuantos consejos y volvemos) nos van a dar las uvas y la sobrecena. Y aquellos que se escandalizaren, bienaventurados sean porque no habrán perdido ni la vergüenza ni el oremus. Tan nauseabunda es la campaña antisemita teledirigida por los inquisidores posmodernos que, hoy por hoy, lo que te pide el cuerpo es poner una estrella amarilla en el belén para que los señores Magos no se desorienten. No fuera a ser que les quedase alguna duda del terreno que pisan sus camellos.

Según los que se arrogan la representación del humanismo y agitan el mondongo de la mala conciencia, Israel es el único estado del planeta que no tiene derecho a defenderse. Israel es Herodes, metidos en belenes. Un reyezuelo aciago, codicioso y herético que degüella criaturas a voleo, expolia a los que están en la indigencia y sólo rinde culto al Dios de los Ejércitos. Tal es la imagen que los mastines del progreso difunden, urbi et orbi, por todos los canales y por todos los medios. Y puesto que son, a fin de cuentas, los dueños y señores del latifundio de los medios (el lati-infundio, sería lo correcto), la simiente prospera y la mentira medra.

En «El discurso del odio», el pensador André Glucksmann se planteaba una pregunta que viene, también, al pelo. ¿A santo de qué los terroristas palestinos disfrutan de un estatus de impunidad ilimitada a los ojos miopes de Occidente? «La violencia en éste caso -escribía el francés a guisa de respuesta-, se justifica e, incluso, se jalea. No es únicamente que se haga una excepción, sino que se concede una exención que legitima el crimen, o lo disculpa, al menos». Aunque nadie se atreva a formularlo el cuento es el de siempre: un judío muerto es un judío menos. Varían los cuentistas o, por mejor decir, se alternan. Antes, solían embestir por el pitón derecho y ahora escupen veneno por el colmillo izquierdo. Va por rachas, depende. Lo significativo, actualmente, es que los paladines del antisemitismo sean los valedores del discurso antieuropeo. Porque Israel, por si no lo recuerdan, es el fortín de Europa en el Oriente Medio.

El ritual prescribe, en cualquier caso, que se dicte sentencia de inmediato, sin enjuiciar la causa y sin analizar los hechos. No es necesario instruir proceso alguno, sino aplicar el libro de instrucciones al pie de la letra. Israel es culpable por principio, amén de por sistema. Y, a partir de ahí -establecido que un judío nunca es inocente-, se intenta hacer de Gaza un Auschwitz inverso. Los corderos de antaño se han transformado en hienas. Y los carros de combate del Tsahal -temibles, cierto es, como un ciclón de acero- asumen la función del Zyklon B, son el punto de gas que inflama la tragedia. El Holocausto está servido, damas y caballeros, pasen y vean los noticiarios de las nueve. Vean a un matarife de Hamás coronado de espinas igual que el Galileo.

No existe, sin embargo, ninguna aberración que se llegue a extinguir por falta de clientes y el aberrante espectáculo de la judeofobia ha colgado el cartel de no hay billetes. El drama es real, por descontado; desmesurado el sufrimiento. La farsa sanguinaria es la puesta en escena. ¿Quién esconde la mano detrás de los chiquillos que se encargan de arrojar las piedras? ¿Quién convierte a sus hijos en escudos humanos y alquila sus cadáveres a los reporteros? Niños descabalados, malheridos, gimientes. El horror, qué inmenso horror, ajeno a las fronteras y a los credos. ¿O es que acaso ríen los niños de Israel cuando llueven cohetes?

En Varsovia (anota Hillel Seidman en «Du fond de l´abîme», un diario del gueto) la infancia no existía, los niños no eran niños, eran, aterradoramente, «judíos pequeños». A muchos les parece que continúan siéndolo.

ETA aprovechó la oportunidad, presidente
INMA CASTILLA DE CORTÁZAR ABC 31 Diciembre 2008

Presidenta en funciones del foro de Ermua

El pasado viernes 26 de diciembre, en su balance de fin de año, el presidente Zapatero descartaba, felizmente, más negociaciones con ETA. Nunca es tarde si la dicha es buena, ciertamente. Pero, sin ánimo de ser aguafiestas, apesadumbra la ausencia de un análisis cabal, que permita presagiar un futuro sin tropiezos de bulto.

Obviando la generosa amnistía de la Transición, que dio la oportunidad a todos los miembros de ETA encarcelados, allá por 1978, a implicarse en la convivencia en concordia de nuestra naciente democracia, Rodríguez Zapatero sentenció: «La democracia ha dado tres oportunidades a ETA para terminar su indigna aventura», en clara referencia a las tres que él mismo le otorgó -sin reconocerlo, por cierto- en la pasada legislatura. Y como quien pretendiera una didáctica moraleja continuó: «ETA las ha desaprovechado (las oportunidades) y ya no habrá más».

Nadie sensato osaría dar la oportunidad a un cocodrilo para que abandone su capacidad de arrancar lo que pille de una dentellada al ingenuo que se le haga accesible. El cocodrilo hace lo que sabe hacer. Así mismo, ETA utiliza las oportunidades según su naturaleza terrorista, que pretende con la «lucha armada», la propaganda, la coacción y el establecimiento del estado del terror obtener unos precisos objetivos políticos como son la independencia, la anexión de Navarra y la impunidad.

¿ETA desaprovechó la oportunidad que el presidente Zapatero le ofreció?

Vive el cielo que la aprovechó sin empacho para obtener todo lo que necesitaba: innumerables ventajas judiciales en los procesos en trámite; una tregua judicial y policial humillando al Estado de Derecho y a sus Cuerpos y Fuerzas de Seguridad; la vuelta a las instituciones (Parlamento vasco y Ayuntamientos); la presentación de su «conflicto» inventado en Estrasburgo; los datos del censo electoral y el acceso a los presupuestos públicos financiando todos sus frentes de actuación terrorista.

En esta, tan inesperada como privilegiada, situación de legitimación en las urnas, además de en las conversaciones con el Gobierno, y con el respaldo del Congreso de los Diputados y el memorablemente pírrico del Parlamento Europeo, ETA ha extendido su apoyo social, ha amplificado sus redes de extorsión, ha multiplicado significativamente sus subvenciones y ha reforzado su convicción de «cuan oprimidos estamos los vascos por estos dos Estados colonizadores», que incluso le vienen a dar la razón (en el caso del nuestro), sugiriendo que puede obtener lo que pretendía sin necesidad de matar, porque «sin armas todo es posible», según aseveración del propio Rodríguez Zapatero «en el tiempo de las oportunidades».

ETA no desaprovechó la oportunidad, presidente, al contrario la rentabilizó hasta límites -meses antes- insospechados, avanzando implacablemente en su totalitario objetivo de siempre. No augura nada bueno la ausencia de autocrítica, la adjudicación de responsabilidades a otros que se equivocan o desaprovechan las ocasiones que las siempre bienintencionadas estrategias gubernamentales les proporcionan.

No es ésta una reflexión para seguir, erre que erre, con machacona impertinencia, ni para abundar en lo que -según el Gobierno- es agua pasada, que ojalá que así sea, aunque difícilmente creíble mientras ETA siga gobernando en 43 municipios. No es ésta una reflexión para echar nada en cara, sino una consideración para el futuro, porque. ¿cuál es la razón por la ETA necesita matar, extorsionar y amedrentar? Sencillamente, porque sus totalitarios objetivos -compartidos por otros, por cierto- ni aciertan a persuadir, ni logran convencer. Si el Estado se hace presente en el País Vasco, protegiendo a los ciudadanos, aflorarán los valores de la ciudadanía, por más que le pese al omnipresente nacionalismo étnico.
Es presidenta en funciones del Foro Ermua

El español, un filón huérfano de prestigio
Es la cuarta lengua más hablada del mundo, idioma oficial en 18 países y el más estudiado tras el inglés - Vale mucho (15% del PIB nacional), pero le falta el pedigrí de la relevancia internacional
TEREIXA CONSTENLA El País 31 Diciembre 2008

Un adverbio no tiene precio. Ni errar con las tildes trastoca la economía. No se paga por hablar (con las sabidas excepciones) ni se cobra por escribir un correo electrónico. El adverbio, las tildes, el habla o la escritura forman parte de un conglomerado llamado idioma, que no está en la lista de la compra ni en las cuentas de resultados. Sin embargo, pesa en la economía. Como el turismo o la compra de viviendas. Con un inconveniente: es un recurso de difícil medición económica. Y una ventaja: vadea las crisis con resuello. En estos tiempos, disponer de un recurso que cotiza al alza sin ingenierías contables puede considerarse un tesoro. O un activo.

'El español en cifras', del Anuario del Instituto del Instituto Cervantes 2006-2007
2008http://www.elpais.com/elpaismedia/diario/media/200812/31/sociedad/20081231elpepisoc_1_Pes_PDF.pdf

El español lo es. Lo hablan 441 millones de personas, es lengua única en 18 países (y cooficial en otros tres) y el segundo idioma más estudiado del mundo (sólo detrás del inglés). Hay negocios de enseñanza y potentes sectores (editorial, audiovisual, discográfico...) que lo usan como materia prima básica. Y más allá de lo obvio, hay otros ámbitos económicos influidos por las palabras en común: las exportaciones y la internacionalización de las empresas españolas en América Latina, el trasiego de inmigrantes latinos hacia España o las oportunidades profesionales que se abren en países como Estados Unidos.

Sobre todo ello planeó un gran desconocimiento. "No se ha sido muy consciente, pero conseguir datos fiables cuesta y es ahora cuando tenemos datos objetivos para saber que el español está ahí. Los ingleses hace mucho que lo descubrieron", reflexiona Carmen Caffarel, la directora del Instituto Cervantes, uno de los organismos que, desde su creación en 1991, ha buceado más en el estudio del español y su proyección internacional.

La preocupación por su peso económico es incluso más reciente, y tal vez un mecanismo de supervivencia. En tiempos en los que el conocimiento sin utilidad práctica está en retroceso, la lengua adquiere más proyección con los defensores de su rentabilidad que con los filólogos que la desmenuzan. El primer estudio que puso números a las letras se publicó en 2003. Dirigido por Ángel Martín Municio, concluyó que el valor del español equivalía al 15% del PIB, una cuenta que salía de considerar al idioma como un input que se incorporaba a todos los bienes y servicios finales producidos en España.

En la investigación más reciente, Valor económico del español: una empresa multinacional (2008), dirigida por los economistas José Luis García Delgado, Juan Carlos Jiménez y José Antonio Alonso, se aportan novedades en los datos -a la lengua se le atribuye el 16% de la ocupación laboral- y en el punto de vista: su valor económico es dinámico, no un mero porcentaje del PIB.

Analizarlo no es fácil. "Se trata de un activo inmaterial -intangible, por tanto-, dotado de importantes externalidades, incapaz de ser apropiado por los agentes económicos que acceden a su uso, que carece de costes de producción y que no se agota al ser consumido", enumera el catedrático de Economía Aplicada José Luis García Delgado en un artículo incluido en el libro El español de los De ahí, su marco doctrinal: "La lengua es un bien público cuyo valor aumenta conforme crece el número de quienes la hablan y de su capacidad para servir de medio de comunicación internacional".

Es, pues, incuestionable la valía de un idioma hablado por 441 millones de personas. Y también su utilidad como medio internacional de comunicación, teniendo en cuenta que 18 países lo tienen como lengua oficial.

Si es un bien que se revaloriza conforme crece el club de personas que lo emplean, como sostiene el economista Juan Carlos Jiménez, las perspectivas futuras resultan de lo más halagüeñas. Basta detenerse en lo que está a punto de ocurrir en Brasil, el país que ha abrazado al español con más empeño institucional. En pocos años lo hablarán 11 millones de brasileños gracias a la decisión del Gobierno de incluirlo en todas las escuelas como lengua optativa, lo que como medida directa ha disparado la demanda de profesores de español en el gigante suramericano.

La segunda locomotora del español en el mundo es Estados Unidos, no por a es Estados Unidos, no por apoyo institucional como en el caso anterior, sino por el empuje demográfico de los emigrantes latinos. Es ya el segundo país con más hispanohablantes después de México. En la Enciclopedia del español en Estados Unidos se prevé que los 44 millones de hispanos que vivían en el país en 2006 se multiplicarán hasta 132 millones en el año 2050.

Otro indicador de interés es la evolución de la demanda de lenguas extranjeras en las universidades estadounidenses: mientras retroceden lenguas tan prestigiadas como el francés o el alemán (han perdido respectivamente 66.000 y 39.000 matrículas desde 1990 hasta 2006), el español se ha disparado (en ese periodo ha ganado 289.000 matrículas). "Conviene, sin embargo, no dejarse llevar, como sucede tantas veces en España, por una especie de entusiasmo estadístico", ataja el escritor Antonio Muñoz Molina, quien dirigió el Instituto Cervantes en Nueva York. Tanto en artículos como en intervenciones, Muñoz Molina enfría el júbilo numérico. Asegura que el español vive en Estados Unidos una situación paradójica, lo que explica que pese al boom poblacional se hayan cerrado las dos únicas librerías de español que había en Nueva York.

"Su peso demográfico no se corresponde ni de lejos con su importancia cultural, de modo que a la buena noticia sobre su pujanza y sobre la demanda de su aprendizaje debe contraponerse un cierto escepticismo sobre su futura relevancia social, cultural e incluso política", escribió el escritor en un artículo para el Instituto Cervantes. A realzar su prestigio no ayuda -se queja el escritor-la escasa calidad de TVE Internacional, nada que ver con la parrilla exterior de la BBC. Quienes se zafan de la autocomplacencia por la cantidad, citan varios agujeros negros del español. No es una lengua científica. Gerardo Delgado, presidente de la Federación Iberoamericana de Sociedades de Física, recuerda que lo fue el Siglo de Oro, coincidiendo con las innovaciones científicas desarrolladas en España. "Un elemento esencial en la importancia del inglés como lengua científica", expone, "es la inversión que hacen los países que utilizan este idioma en ciencia y tecnología".

Y hay más rotos que zurcir. Como Internet. "¿Cuál es el nivel de desarrollo del software en español? ¿Cuál es el volumen de publicaciones de libros, revistas científico-técnicas y prensa especializada? El verdadero desarrollo del español como lengua globalmente aceptada y extendida está por llegar", indica Francisco Pérez Navarro, presidente de la Federación Española de Escuelas de Español como Lengua Extranjera (Fedele).

Aunque el español ocupa el tercer lugar en Internet en cuanto a usuarios que demandan páginas en este idioma, por detrás del inglés y del chino, la cantidad, como ya se ha visto tantas veces, no lo es todo. No, al menos, para el director general de Políticas e Industrias Culturales del Ministerio de Cultura, Guillermo Corral. "Si el español quiere realzar su potencial tiene que conquistar Internet. Si no hay una oferta cultural de calidad en Internet, nunca conseguiremos que se dé el salto cualitativo, y aquí nos encontramos con el problema de la piratería", avisa. Corral cita el ejemplo de la industria editorial española: "Es la cuarta más grande del mundo con una proyección espectacular, pero tendría que migrar al entorno digital en tres años. Esa transición se desincentiva si no garantizamos que se va a producir un retorno de la inversión".

Los idiomas, afirma el economista José Luis García Delgado, poseen un valor filológico, cultural, político y económico. Pesan según los hablantes, pero también según los usos. El español ha superado la batalla de los números, pero tiene pendiente convertirse en una de las lenguas de referencia mundial en el campo de la diplomacia, la cultura, la ciencia y las nuevas tecnologías. El toque del pedigrí.

237.000 turistas idiomáticos en la patria de la eñe
El año 1492 no sólo acogió hazañas geográficas y convulsiones políticas. También fue el año en el que un catedrático andaluz, que trabajaba en la Universidad de Salamanca, creó las primeras normas del castellano. Una aventura tan colosal como que un europeo encontrase un continente. Antonio de Nebrija urdió la primera gramática del castellano. No sólo eso. También redactó una Gramática del español como lengua extranjera, que, en sus propias palabras, estaba pensada para "los pueblos bárbaros sometidos, los enemigos de nuestra fe que tienen ia necessidad de saber el lenguaje castellano y todos aquellos que tienen algún trato i conversación en españa i necessidad de nuestra lengua". Nebrija fue sin duda un erudito visionario, aunque su vanguardismo no encontró continuadores constantes. Desde el siglo XV, la enseñanza del español ha vivido entre claroscuros y altibajos.

Una inestabilidad que parece disiparse en las últimas décadas, conforme se aprecia su ancha veta económica. Incluso Turespaña ha olfateado su potencial y ha comenzado a mimar el turismo idiomático. Porque no se trata de calderilla. En 2007, España ingresó 462,5 millones de euros gracias a los extranjeros que vinieron a estudiar español. Cada uno se gasta de promedio 1.950 euros entre cursos, alojamiento, manutención y ocio. Salamanca, Sevilla, Cádiz, Málaga, Granada, Valencia, Alicante, Barcelona y Madrid despuntan: acogen el 72% de los 600 centros de enseñanza de español.

Alemanes (23%) y estadounidenses (13%) son los alumnos más frecuentes, seguidos de franceses, italianos y británicos. Cada vez llegan más: los 130.000 estudiantes de 2000 son 237.000 siete años después. Un camino de éxito en el que, como en todo, hay un pero. "En el poderoso mercado americano estamos perdiendo año tras año cuota de estudiantes que vienen a España a favor de otros destinos", advierte el presidente de la Federación Española de Escuelas de Español como Lengua Extranjera (Fedele), Francisco Pérez Navarro.

México, Costa Rica, Argentina y Chile son, según Turespaña, los principales competidores en la captación de turistas idiomáticos. Pérez Navarro considera urgente que la promoción en el extranjero se unifique entre todas las instituciones, que se reconozcan por las universidades estadounidenses los certificados de estudios del Instituto Cervantes o que se agilice la tramitación de visados de estudios. Con estos esfuerzos, prevé que se duplique la cifra de turistas idiomáticos.

El Supremo desautoriza a Ibarretxe y ratifica la 'castellanidad' del Condado de Treviño
José L. Lobo El Confidencial 31 Diciembre 2008

El Tribunal Supremo ha dado carpetazo, si no en el terreno político sí al menos en el jurídico, al histórico debate sobre la incorporación del enclave de Treviño al País Vasco. En una sentencia hecha pública ayer, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del alto tribunal desautoriza al Ejecutivo de Juan José Ibarretxe y ratifica la castellanidad de Treviño -formado por los municipios de La Puebla de Arganzón y Condado de Treviño-, un territorio situado geográficamente en el corazón de Álava pero bajo dependencia administrativa de Burgos.

El fallo de la Sala de lo Contencioso-Administrativo desestima el recurso interpuesto por el Gobierno vasco y el Ayuntamiento de La Puebla de Arganzón en contra de la sentencia dictada en 2005 por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCL), que anuló el convenio de colaboración suscrito tres años antes por el Ejecutivo de Ibarretxe y el municipio burgalés en materia de educación, cultura y promoción económica. Ese convenio, según señala ahora el Supremo, pretendía, fundamentalmente, "expandir la enseñanza del euskera" en Treviño.

El Supremo respalda los fundamentos jurídicos esgrimidos por el TSJCL en su sentencia del 14 de octubre de 2005, que frenó las pretensiones del Gobierno vasco argumentando que "no puede admitirse la celebración de convenios" sobre las materias citadas "sin el expreso consentimiento de la comunidad autónoma de Castilla y León", ya que, de lo contrario, el Ejecutivo de Ibarretxe estaría "invadiendo competencias" de otra comunidad.

La Junta de Castilla y León, gobernada por el PP, siempre ha rechazado no sólo la anexión de Treviño a Euskadi -una aspiración secular del nacionalismo vasco-, sino cualquier colaboración de carácter político entre ambos ayuntamientos y el Gobierno de Vitoria. Y ello a pesar de que la inmensa mayoría de los casi 2.500 habitantes de Treviño -que cuenta con una superficie de poco más de 200 kilómetros cuadrados- siempre se ha mostrado favorable a la incorporación al País Vasco.

La sentencia hecha pública ayer recuerda que Castilla y León tiene asumidas competencias tanto en materia de cultura como de educación, "sin que sea posible alegar" -como argumentaba el Gobierno vasco- "que sólo se pretende una asistencia social, pues también corresponde a la comunidad autónoma dicha función". Según el Supremo, "lo que realmente se pretende con el convenio es expandir la enseñanza en euskera en estos dos ayuntamientos".

Referéndums y consultas populares
Treviño fue fundado en 1151 por Sancho el Sabio, rey de Navarra, y en 1493 los Reyes Católicos otorgaron a Antonio de Manrique el título de conde de Treviño. Desde entonces, los condes de Nájera retuvieron siempre el enclave en poder de Castilla. El primer referéndum para la incorporación del territorio a Álava del que existe constancia se celebró en 1919, pero sus habitantes rechazaron la anexión.

En 1940, en otro referéndum, el 95,93% de la población expresó su voluntad de incorporarse a Álava. El Gobierno de Francisco Franco consultó entonces a la Academia de la Historia, y ésta sentenció que «la provincia de Burgos, que es parte del antiguo reino de Castilla la Vieja, ha recogido, en la sucesión de los siglos y sin interrupción, el dominio sobre el condado de Treviño, dominio que estimamos legítimo desde el punto de vista histórico». Por este motivo, Franco desestimó el resultado del referéndum. En 1958 se celebró un nuevo referéndum, y Treviño volvió a expresar mayoritariamente su voluntad de incorporarse a la provincia de Álava.

La última consulta popular se celebró hace 10 años, y el 68% de los habitantes del enclave votó a favor de la convocatoria de un referéndum para optar entre Álava y Burgos. Pero el Gobierno de José María Aznar nunca lo autorizó.

España gasta 240 millones de euros en ayuda a los palestinos
Redacción Minuto Digital 31 Diciembre 2008

El 17 de Diciembre de 2007 en París, España comprometió 240 millones de euros para los Territorios Palestinos durante el periodo 2008-2010. La Quinta Comisión Mixta hispano-palestina para la cooperación técnica, científica y cultural, reunida en Madrid el 22 de enero de 2008, reafirmó estos compromisos encaminados a apoyar los diferentes programas sociales previstos en el Plan de Reforma y Desarrollo de la Autoridad Nacional Palestina.

Recordemos que la UE en su día suspendió de la ayuda a Hamás para evitar que se usara en financiar el terrorismo. Hamás, como ETA, es una formación incluida en la lista europea de organizaciones terroristas. No es nueva la polémica sobre el destino de las ayudas humanitarias que Occidente dona de buena fe para ayudar al pueblo palestino y que sus dirigentes desvían para financiar sus actividades políticas o incluso terroristas.

En su día la corrupción del gobierno de Yasser Arafat llegó a emplear millones de dolares de fondos de ayuda internacional para la compra de armamento y municiones. Fuad Shubaki que era jefe financiero de las fuerzas de seguridad palestinas en tiempos de Arafat estimaba que al menos entre 7 y 10 millones de dólares cada dos años eran utilizados para la compra de armas en la Franja de Gaza, y otros 2 millones eran utilizados para armas en Judea y Samaria.

Recientemente en un control de camiones con ayuda humanitaria para el pueblo palestino, en el cruce Kerem Shalom que une Israel con la Franja de Gaza, se halló diverso material para el equipamiento militar destinado grupo terrorista Hamás, entre los materiales se encontraban diversos compuestos químicos, que bajo la etiqueta de fertilizantes, se emplean habitualmente en la fabricación de los cohetes Qassam. Pero no sólo se abusa de los fondos donados por los gobiernos occidentales, incluso las cantidades entregadas por el mismísimo gobierno israelí a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) resultan desviadas. A principios de 2007 Olmert y Abu Mazen pactaron la entrega de 100 millones de dólares, en concepto de impuestos, que serían utilizados para ayuda humanitaria en hospitales y en alimentos y para las fuerzas de seguridad palestinas, posteriormente se comprobó que un porcentaje muy importante acabó en las manos de Hamas. Fondos donados por EE.UU. en teoría destinados a educación y cultura, se desvían para financiar actividades de grupos terroristas, es el caso de una partida de 100.000 dólares, enviados a la Universidad Al Quds, que sirvió para financiar campañas de propaganda de Hamás y de la Jihad Islámica.

Y cuando la ayuda internacional no se desvía, simple y llanamente se confisca por Hamas, para ser utilizada como instrumento para reforzar su dominio sobre la Franja de Gaza. Es el caso de 10 camiones con asistencia humanitaria enviada por la Sociedad del Creciente Rojo Jordano, que el pasado febrero fueron confiscados por la policía de Hamas. Dos meses después 14 camiones más, con comestibles y medicinas, seguían el mismo destino. La ayuda estaba destinada para la Sociedad del Creciente Rojo palestino en Gaza, pero Hamas y los Comités Populares de Resistencia (CRP), se apoderaron de ella, para repartirla a su gusto.

****************** Sección "bilingüe" ***********************

La Ertzaintza queda con el culo al aire tras el fallo que condena al energúmeno que agredió a Aguirre
 Periodista Digital 31 Diciembre 2008

Quisieron convertir al agredido en el agresor. Los hechos ocurrieron hace dos años frente al Palacio de Justicia de Bilbao. Un militantes del PNV propinaba una patada en los testículos a Antonio Aguirre, miembro del Foro Ermua. Ni corta ni perezosa, la Ertzaintza preparó un atestado en el que acusaba a la víctima de haber provocado desórdenes públicos. Ahora la Justicia ha hablado. Por si alguien lo dudaba: la policía vasca es la policía de Ibarretxe. El atestado fue una cutre manipulación en beneficio de "los jefes".

La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, no se avergonzó en acusar al agredido Aguirre y a sus seis compañeros del Foro Ermuar de organizar una contramanifestación frente al millar de manifestantes de su partido. El mundo al revés. Y para ello contó con la ayuda de su policía autonómica.

Los hechos sucedieron el 26 de marzo de 2007, cuando Ibarretxe acudió al tribunal a declarar por las reuniones que mantuvo con Batasuna y en el exterior del Palacio de Justicia se produjo un enfrentamiento de Daniel Portero (Dignidad y Justicia) y los dirigentes del Foro Ermua Iñaki Ezkerra y Antonio Aguirre con los simpatizantes del PNV congregados en apoyo a Ibarretxe.

El enfrentamiento, inicialmente verbal, acabó en unos altercados en los cuales Antonio Aguirre recibió una patada en los testículos cuando se retiraba a un hotel cercano.

En el atestado de la Ertzaintza se señaló que Portero, Ezkerra y Aguirre mantuvieron 'constantemente una actitud de provocación con insultos, amenazas e incluso conatos de agresión a las personas reunidas, lo que ha alterado el normal transcurrir de la concentración oportunamente comunicada', por lo que se inició un procedimiento judicial.

Después de una peripecia judicial de casi dos años, el afiliado del PNV Alejandro Aramburu fue condenado a pagar 900 euros entre la indemnización y la multa. La sentencia debería de sacar los colores a una policía autonómica y sus mandos a quienes ha dejado con el culo al aire.

Como se puede ver en la foto, el violento militante del partido de Ibarretxe se camufló cuanto pudo, con txapalea, gafas negras, bufanda y periódicos para hurtar la cara a los fotógrafos. Algo así tendrían que hacer los mandos policiales de la policía vasca.

ETA hace estallar un potente coche bomba en Bilbao en un ataque contra los medios de comunicación
Fuentes de la lucha antiterrorista han indicado a LA RAZÓN que la acción criminal se atribuye a una parte del comando Vizcaya que no fue desarticulado en el mes de julio, en la operación en la que la Guardia Civil desmanteló la célula a talde denominado «Askatun Haizea» (Viento y libertad), cuyo cabecilla era Arkaitz Goikoetxea Besabe.
Bilbao - J. M. Zuloaga / Agencias La Razón 31 Diciembre 2008

Una furgoneta bomba, colocada ante un edificio que alberga las redacciones de Antena 3 Televisión, Onda Cero, EiTB, El Mundo, Expansión, Marca y Deia, en Bilbao, estalló a las once y cinco de la mañana, después de que, una hora antes, un comunicante anónimo, que dijo llamar en nombre de ETA, alertara a los bomberos de la capital vizcaína de la existencia del vehículo que contenía explosivos y que explotaría a las once de la mañana.

El propietario de la furgoneta fue localizado atado a un árbol en un monte perteneciente al municipio vizcaíno de Arrigorriaga, muy cerca de Bilbao.

La explosión, que se pudo escuchar en todo Bilbao, no causó ningún herido, aunque sí daños materiales en algunos edificios, entre ellos la sede de EiTB, El Mundo, Antena 3, El Marca o Expansión. Los cristales de las instalaciones se derrumbaron.
La Ertzaintza confirmó que no se ha producido ningún herido y precisó que el vehículo que estalló es un Citroën Jumpy, con matrícula BI-6008-CU, según informó el Departamento de Interior. Como consecuencia de la onda expansiva, un trabajador de Antena 3 sufrió daños leves en los oídos.

La Ertzaintza ha instado a los vecinos de la zona en la que estalló la furgoneta a refugiarse en sus viviendas, por precaución.
Además, una densa columna de humo se divisa desde diversos puntos de la capital vizcaína como consecuencia del estallido de la bomba y un helicóptero de la Ertzaintza sobrevuela el lugar. La explosión ha provocado el incendió de algún vehículo que se encontraba en la zona, lo que ha originado una nueva columna de humo, según confirmaron fuentes de la Ertzaintza
La Policía vasca mantiene el cordón policial en los alrededores del edificio de EiTB, donde los terroristas anunciaron que iba a explotar.

En las inmediaciones se encuentra radicada la estación de autobuses de largo recorrido que numerosos ciudadanos pretendían utilizar esta mañana para cubrir sus trayectos.
La furgoneta bomba utilizada en el atentado perpretado hoy por ETA contra EiTB había sido robado en Arrigorriga, en una zona de monte, según informó la Ertzaintza.

Interior indicó que, en principio y a la espera de conocer el testimonio del propietario del turismo, la Ertzaintza cree que la Citroen Jumpy utilizada en el atentado fue robada en el mismo lugar en el que se encontró maniatado a su propietario.

EN LA SEDE DE LA EITB, EL MUNDO, 'DEIA' Y ANTENA 3
ETA atenta con un coche bomba en Bilbao contra los medios de comunicación
CARLOS GARCÍA | MIKEL SEGOVIA El Mundo 31 Diciembre 2008

BILBAO.- Una furgoneta bomba, colocada en las instalaciones de EiTB, en Bilbao, estalló a las 11.05 horas de la mañana. Una hora antes, un comunicante anónimo, que dijo llamar en nombre de ETA, alertó a los bomberos de la capital vizcaína de la existencia del vehículo que contenía explosivos. No hay víctimas ni heridos.

El artefacto, cargado con 100 kilos de explosivos según las primeras estimaciones. estaba colocado en una furgoneta Citroen Jumpy, con matrícula BI-6008-CU, que había sido aparcada en la parte trasera del edificio, a pocos metros de la fachada principal. El Gobierno vasco ha confirmado que el atentado iba dirigido contra EiTB.

Según algunos vecinos de la zona la explosión ha sido "durísima" y "se ha sentido en todo Bilbao". De hecho la fachada del edificio, toda de cristal, ha quedado completamente destrozada. Además, la explosión ha provocado el incendio de algún vehículo que se encontraba en la zona, lo que ha originado una nueva columna de humo, según confirmaron fuentes de la Ertzaintza.

Minutos después de recibir el aviso, los agentes localizaron a un persona atada a un árbol en un monte de Arrigoriaga, próxima a la depuradora de agua de Venta Alta, que podría ser el propietario del vehículo robado. Una técnica habitual de la banda terrorista antes de llevar a cabo sus atentados.

Al parecer los terroristas habrían robado a este hombre un coche e incluso habrían usado su teléfono móvil para informar a los bomberos, según las fuentes.

Rápidamente, los trabajadores que se encontraban en el interior del edificio, en el barrio de San Mamés, fueron desalojados de las instalaciones donde se estableció un amplio cordón policial en previsión de que la furgoneta pudiera explotar. Estos cordones de seguridad han provocado el caos circulatorio en el centro de Bilbao.

En el edifico se encuentra además de la EiTB, los periódicos EL MUNDO del País Vasco, 'Deia' y Antena 3 TV. Según ha podido saber elmundo.es, el lugar donde se encuentra el edificio no tiene nada más que dos plazas para minusválidos situadas a 20 metros de la fachada y donde probablemente haya sido colocada la furgoneta bomba.
Una de las zonas más transitadas de Bilbao

Junto a estos inmuebles, se encuentra la sede del Departamento de Hacienda de la Diputación foral de Bizkaia, el Hospital de Basurto, la Escuela de Ingenieros de Bilbao, así como el estadio San Mamés.

La zona donde se ha producido la explosión es una de las más transitadas en la capital vizcaína en estas fechas navideñas ya que, en las inmediaciones se encuentra la estación de autobuses Termibús, así como algunas líneas de Bilbobús y Bizkaibus.

ETA vuelve así a atentar a finales de año, como ya hiciera en 2006 con, también una furgoneta bomba, en la T-4 del aeropuerto de Barajas, en Madrid. En aquella ocasión dos personas, Diego Estacio Civizapa, de 19 años, y Carlos Alonso Palate, de 35.

Se trata además del segundo atentado de la banda terrorista contra los medios de comunicación en 2008. El pasado 8 de junio, miembros de ETA hicieron estallar una mochila cargada de amonal junto a una pared del edificio en el que están los talleres de 'El Correo', en el polígono de Torrelarregoitia de la localidad vizcaína de Zamudio.

Tampoco es la primera vez que ETA atenta contra este edificio. En el año 2003 otro coche bomba, con 30 kilos de explosivos, fue colocado frente a la sede, aunque en aquella ocasión la Ertzaintza logró desactivar el artefacto. Si bien no se confirmó, el atentado parecía dirigido contra Antena 3, ya que el coche estaba direccionado contra la sede de la televisión y, entonces, era el único medio informativo ubicado en el edificio.

Criminalizar
ARCADI ESPADA EL MUNDO 31 Diciembre 2008

El documento central del Plan para la Inmigración de la Generalitat incluye un capítulo dedicado a la lengua catalana, su promoción y obligación. Y en el total de las 56 páginas, hay 13 referencias a la lengua. Contrastadamente no hay un capítulo específico dedicado al crimen de pareja; es más, ni esa expresión ni ninguna asociada aparecen en el documento. Los números no dan cuenta tan sólo del grotesco carácter de las políticas nacionalistas; hay algo más y está vinculado con una indecencia general del modo de hacer política en España. El periódico ponía ayer de relieve la indecencia. «Clara, una venezolana de 35 años…» «Jeannettte R.D, una mujer de origen sudamericano.» «El compañero sentimental de la mujer, de origen bosnio, al igual que la víctima.» Obviamente no me habría atrevido a encadenar estas cuentas de sangre si una página atrás y en una vergonzante columna no hubiese aparecido la diacronía: entre 1999 y 2007 murieron asesinadas por sus parejas o exparejas 561 mujeres. El 40 por ciento de las víctimas fueron extranjeras. Un porcentaje aún más espectacular y terrible si se tiene en cuenta que las extranjeras representan el 9 por ciento de la población. Y que aún debería completarse con otras cifras, a buen seguro turbadoras: el porcentaje total de extranjeros vinculados a los crímenes contra españolas y el número de mujeres extranjeras maltratadas y de extranjeros maltratadores. Y sin dejar aparte (¿por qué habría de hacerse?) los crímenes de pareja contra individuos del mismo sexo.

Números muy desagradables, desde cualquier punto de vista, excepto desde uno: la benéfica evolución de la convivencia entre hombres y mujeres autóctonos. Sólo un necio relativismo moral puede empañar esta consideración. Pero los números demuestran algo más urgente que la celebración y es la necesidad de una acción contundente y desacomplejada de los poderes públicos. La intervención no va a hacer que la violencia se evapore. Pero la política, la política que elabora planes sobre la inmigración, no puede seguir imperturbable ante estas cifras. En cualquier otra circunstancia ya estarían llamándole genocidio con su gran bocaza abierta. Si la intervención no se ha producido hasta ahora en los términos aconsejables es porque el pensamiento correcto y gubernamental teme criminalizar a los inmigrantes. ¡Como si le importara mucho criminalizar con su acción y su léxico al conjunto de varones! ¡Como si los planes lingüisticos no criminalizaran a los inmigrantes, acusándoles del peor crimen de España, que es el crimen de lengua! ¡Cómo si fuera criminalizar a los jóvenes el haber hecho campañas específicas contra los accidentes de tráfico en ese segmento de edad!

El pensamiento correcto muestra a las víctimas su cara más hórrida: antes que criminalizar, mejor el crimen.
(Coda: «Las mujeres inmigrantes protagonizan las noticias relacionadas con la violencia de género, lo que además contribuye a aumentar la criminalización de los varones inmigrantes.» Lola Pérez, www.aulaintercultural.org)

Gobernando el fanatismo la ley es papel mojado
Iván Tubau, EL MUNDO 31 Diciembre 2008

Este periódico nos deja elegir, a los columnistas de la edición Catalunya, en cuál de las dos lenguas oficiales de esta región preferimos escribir. Me decido hoy por el español porque usted, Mario, ciudadano de Cataluña llegado no hace mucho de Colombia, se desenvuelve mejor en este idioma. A mí me gustan los dos, pero me interesa que le quede claro lo que quiero decirle.

En estos últimos días del infausto año 8 del tercer milenio cristiano han ocurrido un par de cosas más bien buenas. Una, previsible: el partido de fútbol Catalunya-Colombia (en la extensión de Colombia caben 65 Cataluñas) ustedes lo perdieron pero por la mínima: 2-1 contra un equipo donde estaban Bojan, Puyol o los Sergios es un resultado muy digno. El otro suceso parece mejor. Copio textualmente el titular a cinco columnas de este periódico anteayer: «El [Tribunal] Supremo obliga a la Generalitat a ofrecer la opción de estudiar en español».

Aparentemente, eso quiere decir que usted podrá llevar a su hija, Débora, a una escuela pública de Cataluña y le darán un impreso con dos casillas (hasta ahora no las había): una pondrá català y la otra castellà (o espanyol). Si usted marca la segunda, dicen, su hija, que hasta ahora, con eso de la inmersión (feo término), solo podía ser escolarizada en catalán, podrá recibir la enseñanza en su lengua materna, el español o castellano, que por cierto es la primera lengua de Cataluña, propia de más de dos tercios de la población escolar.

Vana ilusión, Mario. No quiero repetir lo que ya explicaron anteayer en este periódico (no en los demás) Leonor Mayor y el portavoz adjunto de Ciutadans, José Domingo, quien recordaba que el secretario de Política Lingüística del gobierno catalán ya había declarado que la sentencia del Supremo no cambiará el modelo lingüístico catalán, es decir la inmersión: todo en catalán.

¿Y qué pasará con Débora si usted ha puesto la cruz en la casilla castellà? Pues pasará que -salvo que una improbable y dificultosa acción colectiva inunde las escuelas de cruces en la casilla castellà- le pondrán a Débora un tutor lingüístico (suena a comisario político) que se sentará junto a ella y le irá traduciendo lo que dice la profesora. Algo parecido, aunque peor, a lo que quería hacer la Generalitat valenciana (que es del PP) con la asignatura de Educación para la ciudadanía, que no les gustaba porque inclinaba al laicismo en vez de a la religión.

Usted habrá convertido a su hija en una apestada, en una leprosa con campanilla, en una zurda cuando en los colegios había que ser diestro por fuerza, en un niño judío con estrella amarilla en la Alemania nazi, en una niña hija de rojos que no hacía la Primera Comunión en la España franquista. Le aseguro, Mario -los ateos no juramos-, que no quiero dramatizar. Pero lo veo muy negro. Da igual quien sea President: Pujol, Maragall, Montilla o Saura si se terciara: en Cataluña manda el Partit Unic Catalanista (PUC), es decir el fanatismo. Y así nos va.

Ivan.Tubau@uab.es

Recortes de Prensa   Página Inicial