AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 2 Enero 2009

Lucha antiterrorista
¿Nunca más procesos de paz?
Creo que la razón por la que el terrorismo de ETA se perpetúa en el tiempo no es otra que la apaciguadora forma en la que nuestras élites políticas y mediáticas han tratado de ponerle fin.
Guillermo Dupuy Libertad Digital 2 Enero 2009

Si bien creo que la razón por la que el terrorismo de ETA se perpetúa en el tiempo no es otra que la apaciguadora forma en la que nuestras élites políticas y mediáticas han tratado de ponerle fin, comparto plenamente la cualitativa distinción que ha hecho recientemente Rosa Diez entre las negociaciones mantenidas por el Ejecutivo de Zapatero y la banda terrorista y los contactos que con ella mantuvieron los gobiernos anteriores.

Ciertamente, Aznar y González no prenegociaron una tregua con los terroristas sobre la base de compromisos adquiridos, tal y como sí hizo Zapatero, sino que se toparon con una decisión de alto el fuego, que la banda ya había tomado de manera unilateral o con el cómplice acuerdo de los nacionalistas. Los representantes de ambos predecesores de Zapatero, además, se levantaron de la mesa e interrumpieron los contactos tan pronto los terroristas hicieron sus reivindicaciones políticas. Los enviados de Zapatero, por el contrario, se reunieron con los terroristas en multitud de ocasiones, antes, durante y después del alto el fuego de ETA, con la que mantuvieron las negociaciones sobre la mesa de partidos, sobre su composición y su operatividad.

Es cierto que la acertada afirmación de Rosa Diez de que "ni González ni Aznar convirtieron a ETA en su interlocutor político" podría requerir el matiz de admitir que quienes se reunieron entonces con los terroristas prófugos tampoco es que lo hicieran a titulo personal, sino en nombre y representación de sus respectivos gobiernos. Ahora bien, ni uno ni otro estuvieron dispuestos, ciertamente, a ninguna concesión política que no fueran las referidas al ámbito penal y sólo si se constataba algo tan imposible de constatar como era un cese total, irreversible y, por lo demás, incondicional de la "lucha armada". Zapatero, por el contrario, además de ofertas de impunidad, se mostró dispuesto no sólo a un cambio en "el marco jurídico y político" en el País Vasco "por una tregua cuanto antes" –tal y como señaló en su día El País–, sino que, como recuerda Rosa Diez, llevó la negociación al Parlamento Europeo y sentó a los voceros de los terroristas en la Tribuna de invitados.

Si, según el profesor Reinares en su espléndido Patriotas de la muerte, las clandestinas conversaciones entre el Gobierno de González y ETA –tal y como también se podría decir de las mantenidas por el Gobierno de Aznar– ya supusieron para ETA "un importante reconocimiento interno e internacional al ser aceptada como interlocutor válido por un Gobierno democrático", qué no habría de decirse del balón de oxígeno que, ya en tiempos de Zapatero, recibió la banda en sus pretensiones de "internacionalizar la resolución del conflicto", cuando esa interlocución, después de ser validada en el Congreso de los Diputados, se llevó nada menos que a la sede del Parlamento Europeo; especialmente, si tenemos en cuenta que esa misma sede europea, gracias a la labor rectificadora de Aznar, había incluido poco antes a Batasuna en su lista de organizaciones terroristas.

Creo, además, que cabe otra distinción mucho más decisiva entre los procesos de paz de Zapatero y los llevados a cabo por su predecesores: mientras estos cometieron un error bien intencionado que no tenía otro objetivo que el poner fin definitivo al terrorismo, el objetivo prioritario de Zapatero al prenegociar la tregua era buscar un anestésico que hiciera presentable sus alianzas con los nacionalistas y su frente común contra el PP.

A diferencia de los que piensan que Zapatero no perpetró una infamia, sino un error bienintencionado similar al de sus antecesores, considero que Zapatero no sólo actuó equivocadamente, sino también de manera deshonesta. En caso contrario, no se explica que en lugar de denunciar el chantaje terrorista que conllevaba el anuncio de tregua, lo ocultara, o que en lugar de denunciar la persistente extorsión de ETA, la encubriese, silenciando al tiempo, tanto sus justificaciones para mantener durante la tregua esa extorsión, como las denuncias de las víctimas que la padecían.

Gracias fundamentalmente a la resistencia cívica y, de manera paradójica, a la capacidad de este Gobierno de mentir a todo el mundo –incluidos los terroristas–, Zapatero no cumplió todos los compromisos adquiridos en función de los cuales ETA había anunciado su tregua. Ahora bien, despertar esperanzas en los terroristas es casi tan grave como hacerlas realidad.

Distingamos, pues, los errores sobre los cuales Zapatero edificó su infamia. Repudiemos definitivamente ese "final dialogado de la violencia" que recogía el Pacto de Ajuria Enea y al que, durante años, dio su respaldo, con mayor o menor convicción, la clase política y mediática en su totalidad. Dejémonos de una vez de memeces, como esas de las "tomas de contacto" o "entrega de las armas" que sólo hacen que eludir el deber de detener a los prófugos de la justicia, encubrir ofertas de impunidad o despertar entre los terroristas la esperanza de conseguir objetivos políticos más ambiciosos como los que les ofreció Rodríguez Zapatero.

Tomémosle la palabra a este Gobierno mentiroso que ahora dice que la democracia ya no va a dar más oportunidades a ETA respecto a un final dialogado de la violencia. Tomémosle la palabra, sí, de que a ETA sólo le queda el destino de la cárcel y una disolución progresiva como le ocurrió al GRAPO. Esperemos, sí, que el Gobierno de España haga, por primera vez en su historia, el mismo caso omiso a los anuncios de tregua de ETA que los que les ha hecho siempre el Gobierno francés. Sólo de eso depende que ETA abandone toda esperanza: de comprobar que a la negociación que trata de imponernos, tanto cuando mata como cuando nos anuncia treguas, sólo le responde la voluntad, imperturbable y permanente, de luchar contra el terrorismo bajo un imperio de la ley que no admite intermitencias.

Negociaciones con ETA
Cualquier parecido con la realidad...
El único que negoció y pactó políticamente con ETA fue Zapatero. Aznar se negó, y González no llegó a dar el paso.
GEES Libertad Digital 2 Enero 2009

Para un Gobierno obsesionado con la memoria histórica, llama la atención la aprensión de Zapatero a recordar las cosas tal y como sucedieron, y no tal y como él quisiera que los españoles las recordaran. A escondidas en mitad de la Navidad, Zapatero anunció que ETA había tenido tres oportunidades para dejar la violencia. Pero se equivoca o miente. Los contactos de 2006 no tuvieron nada que ver con los de 1987 y 1998, ni en su génesis, ni en su desarrollo ni en su desenlace.

En primer lugar, respecto al origen de las negociaciones, los gobiernos del PSOE de Felipe González negociaron con ETA casi nada más llegar al poder; los primeros contactos fueron anunciados por Barrionuevo en 1984, aunque comenzaron antes, y culminaron en la mesa de Argel de 1987. Pero las negociaciones venían de años antes, cuando los etarras sembraban el caos con coches bomba y parte del Ministerio del Interior respondía con el crimen de Estado de los GAL.

En cuanto a 1998, el Gobierno del PP se encontró en septiembre con la oferta de negociación sobre la mesa. El origen fue el pacto de Lizarra, acuerdo semiclandestino de unidad entre todo el nacionalismo vasco, tras el que ETA declaró una tregua destinada a avanzar hacia la independencia. No hubo contacto previo –político o no–, con el PP, que anunció públicamente que se sentaría con ETA cuando recibió la oferta etarra. No hubo ninguna negociación antes de que Aznar autorizara el contacto, celebrado en mayo de 1999.

En el caso de Zapatero, se llevaban años preparando con ETA la hoja de ruta. Mientras el PSOE firmaba con una mano el Pacto Antiterrorista, con la otra dialogaba con la banda. Antes del comunicado etarra de 2006, ya se estaba negociando a escondidas de los españoles. Y se estaba negociando políticamente, en dos aspectos: la ruptura constitucional y la anexión de Navarra. El 22 de marzo, ETA anunciaba la tregua. Para entonces, confesaron después los terroristas, ya lo tenía todo pactado con los socialistas, incluido el comunicado de Zapatero de febrero. De los tres presidentes, Zapatero buscó el diálogo con los terroristas con ahínco, González con poco entusiasmo y Aznar no lo hizo en ningún momento.

En segundo lugar, en cuanto al desarrollo, las negociaciones de los gobiernos de Felipe González con ETA entre 1987 y 1989 fueron un diálogo caótico. ETA exigía al Ejecutivo compromisos políticos para iniciar una tregua y el PSOE le pedía a ETA una tregua para alcanzar compromisos políticos. Entre medias, los etarras asesinaban. Ambos decían estar dispuestos a negociar políticamente. Pero no se ponían de acuerdo en si había que dejar de matar para hablar de política o si había que hablar de política para dejar de matar.

En el caso de Aznar, no hubo negociación. Sólo una reunión, donde quedó claro que el Gobierno no estaba dispuesto a hablar de política ni lo más mínimo –a diferencia de González. Durante la tregua, ETA se armó y el Estado prosiguió con la implacable persecución de terroristas que llevaba a cabo desde 1996. Si los etarras tenían la esperanza de que el PP negociara políticamente, ésta se esfumó tras la reunión en Suiza.

Zapatero negoció y pactó políticamente con la banda dos cosas: la superación del estatuto de Guernica y la progresiva asimilación de Navarra al País Vasco. En Argel, el PSOE no llegó a tanto y en 1998-1999, el PP se negó incluso a entrar a discutir esta posibilidad. Esto, además, se hizo en el más absoluto secreto: en el caso de González, se negoció tantas veces que algunas pasaron desapercibidas y otras no; en el de Aznar, la transparencia fue la norma fundamental. Es decir, de los tres, el único que negoció y pactó políticamente con ETA fue Zapatero. Aznar se negó, y González no llegó a dar el paso.

Por lo que se refiere a la finalización de las treguas etarras, la negociación de Argel dio paso a un rosario de contactos PSOE-ETA durante los noventa que no cesaron hasta la llegada del Partido Popular al poder en 1996. En el caso de la tregua de 1998, tan pronto como los etarras se dieron cuenta de que el Gobierno sólo esperaba su rendición incondicional y no les daría nada a cambio, rompieron la tregua. Con Zapatero, el fin de la tregua con el atentado de la T4 no impidió que los socialistas siguieran dialogando después; aún hoy, los dirigentes del PSE se han reunido con Otegi en la cárcel. Con González se negoció hasta el último día; con Aznar no se volvió a plantear, y con Zapatero parece que el PSOE sigue enganchado al diálogo con la banda.

El único que ha proporcionado una oportunidad a ETA ha sido Zapatero. Se saltó todos los límites, negoció políticamente y lo ocultó a los españoles. Ahora puede meter en el mismo saco los contactos de 1987, 1998 y 2006, pero lo cierto es que su caso es absolutamente distinto al de González; y respecto a Aznar, cualquier parecido de lo que ahora nos cuenta el Gobierno con la realidad es pura coincidencia.

Estrategia terrorista
ETA en el diseño socialista
Sospecho lo peor. Los dos se necesitan. En verdad, de la utilización de esa necesidad surgirá la gran baza de Rodríguez Zapatero para dejar fuera de juego al PP y, de paso, ganar las próximas elecciones autonómicas vascas.
Agapito Maestre Libertad Digital 2 Enero 2009

ETA ha colocado una bomba en Bilbao el último día de 2008. Es la prueba de que ETA no está muerta, como dice cínicamente Pérez Rubalcaba. ETA fue revitalizada por el Gobierno en la anterior legislatura. ETA no acabará como el GRAPO, entre otros motivos, porque el propio Ejecutivo no está interesado en ese final. La bomba de Bilbao demuestra la vitalidad criminal de ETA. Problema diferente es plantearse por qué coloca una bomba el último día del año, cuando todo el mundo sabe que al otro día no hay prensa. ¿Significa eso que ETA pasa ya de la propaganda terrorista? Obvia es la respuesta. A los criminales nacionalistas, hoy por hoy, no les importa nada la propaganda. Más aún, ni siquiera creen ya en la retórica que pudiera derivarse de su atentado terrorista en los medios de comunicación. ETA atenta y mata para que no le quiten el suelo sobre el que se asienta su perversidad política.

A ETA sólo le preocupa quedarse descolgada, sin sitio, en el nuevo orden político que, durante unos años, ha estado negociando con Rodríguez Zapatero, en el Gobierno de Madrid, y con López e Iriguren, en las instituciones vascas. Porque ETA es una organización criminal con objetivos políticos muy precisos –coincidentes en algunos casos con las querencias de otros nacionalista y, otras veces, con las pretensiones de los socialistas por imponer un Estado confederal donde España quede reducida, simplemente, a ser el trozo más grande de la "confederación"–, esta bomba, junto con la anterior de la Universidad de Navarra y el asesinato del empresario del PNV, son las señales de que su principal objetivo, aquí y ahora, es minar la capacidad política del PNV hasta el punto de que pierda el poder en las próximas elecciones.

A ETA ya no le interesa un PNV en el poder vasco. Busca un nuevo actor gubernamental, alguien con mayor capacidad que el PNV para dar un zarpazo más cruel a España, pero que, a su vez, le permitiera seguir integrada en el cambalache de las instituciones, como ya hiciera el Gobierno de Rodríguez Zapatero con el PCTV y ANV. ¿Quién le podría dar a ETA más garantía que el PNV para seguir en las instituciones políticas? El mismo partido que la persigue policial y judicialmente. Es la gran contradicción del PSOE y también de ETA. En fin, no cabe duda de que ETA prefiere como interlocutor al PSOE antes que a los nacionalistas del PNV. ¿Cabría decir lo mismo del PSOE? ¿Acaso Rodríguez Zapatero no prefiere tratar el futuro del nacionalismo con ETA antes que con el PNV? Al margen de las retóricas huecas del presidente del Gobierno sobre la muerte de ETA, ¿acaso no es cierto que el Ejecutivo no ilegaliza a ANV para dejar la puerta abierta de una futura negociación con ETA para un próximo Gobierno socialista en el País Vasco?

Sospecho lo peor. Los dos se necesitan. En verdad, de la utilización de esa necesidad surgirá la gran baza de Rodríguez Zapatero para dejar fuera de juego al PP y, de paso, ganar las próximas elecciones autonómicas vascas. Sí, sí, de la utilización de ese juego perverso con ETA, que va de la persecución a la negociación con los terroristas, y viceversa, depende la hegemonía política de Rodríguez Zapatero. Porque ningún otro político, en la sedicente democracia española, ha jugado mejor que Rodríguez Zapatero esa estrategia, que está más cercana al orden mafioso que al ámbito político, creo que los socialistas sacarán del tablero político al PP de Rajoy, que quizá logre paliar un poco su fracaso poniendo de cabeza de cartel a las elecciones europeas a Jaime Mayor Oreja.

Algo es algo; si se confirmara mi presunción sobre Mayor Oreja, tendríamos que aplaudir a Rajoy por haber situado a uno de los políticos más sensatos de la política española al frente de la listas de las europeas, pero sospecho que la decisión llega tarde y que sólo servirá, en el mejor de los casos, para salvar la cabeza del propio Rajoy. Mientras tanto, el PSOE ha conseguido hacer pasar por normal la patología vasca... Todos siguen jugando cartas, después de un atentado contra uno de los suyos o de los nuestros... Todo "fluye" sin demasiados sobresaltos democráticos hacia un Estatuto Vasco del mismo tenor que el catalán que asegure, durante décadas, el poder socialista y nacionalista.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Esto es un chaparrón
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 2 Enero 2009

Las angulas de fin de año se han pagado a ochocientos euros en los mercados de San Sebastián, y en Bilbao ETA despidió el año con sus particulares fuegos artificiales. Pero no hay que desesperar. Como ha dicho Rubalcaba, a este paso la organización terrorista tendrá un final similar al del Grapo y, según los analistas próximos al Gobierno, el Zapatero de esta legislatura no actuará como en la anterior, es decir, no negociará con ETA. Así que, según ellos, los demócratas deberíamos contribuir a que Patxi López pueda sustituir a Ibarretxe en la Lehendakaritza, ya pactando con los aberzales de izquierda, ya con los aberzales de derechas, o sea, el PNV. Un futuro que nos exigirá a todos el esfuerzo de unas nuevas relaciones con el Estado, un paso más hacia un no reconocible descuartizamiento de España.

El Tribunal Supremo ha acudido en socorro de los castellano-hablantes con una casilla. Alegría breve. La Generalidad sacará adelante la ley reguladora de los idiomas, que pondrá a estos en su sitio. El catalán para Quin Monzó, y el castellano, para Ruiz Zafón. Boadella llegó demasiado tarde. Nos ha quedado el Cervantse para Marsé, un chico del Mediterráneo, como Serrat... Por lo demás, el castellano será dentro de cien años la segunda lengua del mundo, después del chino. Se equivoca en su análisis «El País». Nuestra lengua barre, especialmente en Estados Unidos y en Brasil. España se rompe pero el idioma se fortalece.
La crisis mundial de las finanzas y la economía no ha sido tomada como una prueba terapéutica de nuestra enferma civilización, como sucedió con la de 1929, que, por ello, tuvo como consecuencia una Guerra Mundial (civil, en nuestro caso). Los expertos miran de nuevo hacia el odiado Keynes y confían en Obama. Todos confían en Obama. Incluso los chicos del PP, como Moragas y Arístegui. La UE recibe con desconfianza al checo Klaus como presidente por su demonización del ecologismo y las nuevas concepciones energéticas. En la sombra actuará con larga mano Sarkozy. Los socialdemócratas y liberales más razonables llegarán a la solución del Nobel de Economía, en 1974, que se repartió entre Gunnar Myrdal y Von Hayek. Cuando superemos la crisis. A la vuelta de la esquina, según Zapatero.

Salutación al pesimismo
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 2 Enero 2009

ENTRE las muchas definiciones del pesimismo, me quedo con la de «es el optimismo curtido por la experiencia». Llega, por tanto, la hora de reivindicarlo como virtud, en vez de vicio, como viene haciéndose. A fin de cuentas, si el pesimista se equivoca, eso sale ganando, mientras si se equivoca el optimista, el tortazo resulta inevitable. Mirando las cosas con frialdad, el optimista es una auténtica peste. «Alguien que cree que todo es bello, incluso lo feo, bueno, incluso lo malo, y correcto, especialmente lo equivocado», lo definió Ambrose Bierce. Mientras Voltaire lo despachaba con su sarcasmo habitual: «Optimismo es la manía de sostener que todo va bien, cuando estamos hechos unos zorros». ¿No les suena familiar?

El «optimismo antropológico» que se atribuye a nuestro presidente del Gobierno nos ha llevado a una situación que sólo desde la euforia etílica o política puede considerarse envidiable. Se ha equivocado en todos sus cálculos. Creyó que iba a meter a ETA en las instituciones haciéndola carantoñas, y donde la ha metido es en 42 ayuntamientos vascos. Creyó acabar con la inmigración ilegal, y lo que produjo fue un llamamiento de inmigrantes ilegales. Creyó que unos nuevos estatutos articularían definitivamente España, y lo que ha hecho es desarticularla más de lo que estaba. Creyó que la crisis económica no nos afectaría, y resulta que estamos peor preparados que nuestros vecinos para afrontarla. Sin embargo -dirán algunos de ustedes-, fue reelegido. En efecto, lo fue. Pero ese no es un problema suyo. Es un problema nuestro, de los españoles.

Va ya para un siglo que Ortega estableció la diferencia entre el buen utopista y el mal utopista. Mientras el malo -decía- cree que lo deseable, por el mero hecho de serlo, es posible, el bueno cree que no basta desear algo para que se cumpla, sino que se necesita mucho esfuerzo, mucho trabajo, mucho afán de superación, e incluso así, no se logra nunca totalmente. Mientras el buen utopista es un inexorable realista, «que tras haber visto la realidad en su agria desnudez, se revuelve contra ella garboso y se esfuerza en reformarla, el utopista tradicional cree que lo deseable está ya ahí, como un fruto espontáneo de la realidad. Esto nos ha cegado para entender las cosas humanas. Todos, por ejemplo, deseamos que el hombre sea bueno, pero Rousseau creía que ese deseo ya estaba realizado, que el hombre era ya bueno por naturaleza. Lo que nos ha estropeado siglo y medio de historia europea que hubiera podido ser magnífica».

Me gustaría saber qué escribiría Ortega hoy sobre el «buenismo», esa variedad barata del mal utopismo que nos ha caído encima. Aunque no creo tuviera mucho que añadir a lo escrito entonces. En España, como en la Italia de Lampedusa, sólo cambiamos para que todo siga más o menos lo mismo. Así que, visto lo que nos ha traído el desaforado optimismo de los últimos tiempos, elijo el pesimismo como saludo del nuevo año, confiando en que nos traiga más prosperidad que el recién acabado.

El inevitable porvenir
M. MARTÍN FERRAND ABC 2 Enero 2009

PUEDE suponerse que un Estado, el que fuere, será tanto más provechoso para sus ciudadanos en la medida en que quienes lo gobiernan inviertan más talento y dedicación en gastar el dinero de todos que en recaudarlo. No es nuestro caso. Aquí se recauda con saña y se gasta con prodigalidad porque, como nos demuestra José Luis Rodríguez Zapatero, los Presupuestos Generales del Estado no se ajustan a los ingresos previsibles ni se atienen a los gastos convenientes. Son un género literario más que una pieza económica y su fin, antes que ningún otro, es contribuir a la paz autonómica y al éxito electoral del partido del Gobierno y de sus no reconocidas franquicias regionales. ¿Es el mismo PSOE el extremeño que el vasco, el catalán que el valenciano?

Hubiera preferido comenzar el año nuevo sin necesidad de acibarar esta columna con juicios, inevitablemente negativos, sobre la acción gubernamental; pero también querría tener una salud de hierro y ser sabio y rubio. Ni la tengo ni lo soy. Zapatero y su tan afamado como caduco vicepresidente Pedro Solbes concluyeron el año viejo sin los deberes económicos hechos, con la prédica de una financiación autonómica improvisada y, si nos atenemos al Presupuesto aprobado para 2009, también imposible. No se puede soplar y sorber a un mismo tiempo como podría enseñarles cualquier niño con la única experiencia de haber consumido un refresco con la ayuda de una pajita; pero el líder socialista, después de atreverse a reescribir imaginativa y sectariamente la Historia de España, ¿podría llegar a entender que el porvenir, como decía Oscar Wilde, es inevitable?

Por sí y ante sí, lejos del análisis, distante del pacto y sin el deseable, por democrático, debate en el Parlamento, el Gobierno ha decidido, sin tan siquiera cumplir los plazos anunciados por su presidente, que el 90 por ciento de los recursos de las Autonomías procederá de los impuestos del Estado y, a mayor abundamiento, que la mitad de lo recaudado por los dos impuestos clave de nuestro sistema fiscal -el IVA y el IRPF- será administrado directamente por los Gobiernos regionales. Así será para mayor escarnio sin su publicación previa en el BOE, que ya no es de papel, y con efectos retroactivos. Desde ayer.

La única razón de fondo que puede encontrarse para justificar un planteamiento tan alocado que, de entrada, rompe el Presupuesto en su capítulo de ingresos, es el compromiso adquirido por Zapatero frente a José Montilla y su Estatut. Ni así, haciendo crecer temerariamente la deuda pública, conseguirá contentar a los integrantes de un tripartito consciente de que les debe las llaves de La Moncloa y que entiende, no siempre sin razón, que la solidaridad interregional tiene sus límites y no debe ser unidireccional. Por lo demás, el año empieza bien: están de vacaciones.

La libertad de todos

EDITORIAL El Correo 2 Enero 2009

ETA ha ratificado en el arranque del nuevo año su voluntad de perpetuarse como la principal amenaza para nuestro sistema democrático. Lo ha hecho reventando una furgoneta con 100 kilos de explosivos contra las instalaciones de EITB en Bilbao, en un intento más de atemorizar a la sociedad por la vía, esta vez, de tratar de amordazar a la Prensa que le es desafecta y contra la que viene lanzando coacciones sostenidas en el tiempo. La diana que los terroristas colocaron el día de Nochevieja contra la radiotelevisión pública constituye un ataque directo a las instituciones del autogobierno vasco; contra el derecho a la libertad de expresión que encarnan los periodistas de EITB y otros medios afectados que tienen sus instalaciones en el mismo edificio, cuya conmoción es compartida por EL CORREO y por tantos otros colegas sometidos antes a la intolerable presión de los fanáticos; contra el trabajo normalizado de los empleados de la Hacienda vizcaína y de las empresas que comparten edificio con Euskal Irrati Telebista; contra todos y cada uno de los ciudadanos, en definitiva, que vieron sacudida una jornada tan señalada por el destructivo recurso a la fuerza. Un terror extendido en ondas concéntricas que obliga a recordar que la convicción en que el final de ETA es ya inexorable no puede distraer del combate sin fisuras que aún exige su persistencia homicida.

La sociedad vasca debe interiorizar este atentado como una agresión inaceptable a sus derechos más esenciales. No sólo porque el deleznable método del coche bomba asegura la generalización del riesgo. Cada vez que los terroristas sitúan entre sus objetivos a un periodista, a un medio de comunicación, no están buscando únicamente secuestrar su libertad de expresión y acallar la voz del discrepante. Aspiran a silenciar un derecho que es colectivo, porque es justamente la existencia de una Prensa sin mordaza la que garantiza una sociedad con capacidad efectiva para acceder a la realidad contrastada de los hechos y poder conformar su propio criterio sobre los acontecimientos por los que se siente concernida.

Es ese ejercicio libre de la información y de la opinión en una sociedad igualmente libre el que permite, incluso, la difusión de los presupuestos en nombre de los que ETA mata y coacciona. La pervivencia de su amenaza subraya en Euskadi el valor consustancial de la Prensa como sostén de la convivencia democrática que los terroristas pretenden subvertir, convirtiéndola en un dique insustituible en amparo de la ciudadanía a la que los violentos quieren sojuzgar. Una Prensa que debe ser plenamente consciente, como lo son otros colectivos en el punto de mira etarra, de la responsabilidad añadida que ha asumido en la defensa de la palabra como proyección de las libertades de todos. Pero que también precisa sentirse arropada en ese objetivo por la comprensión comprometida de la ciudadanía a la que se dirige y de sus representantes institucionales. De los miles de espectadores, oyentes y lectores contra los que ETA atentó también en Nochevieja.

Infeliz Año Nuevo
Daniel Martín Estrella Digital 2 Enero 2009

Las Fiestas han destapado el único efecto benéfico de la crisis. A menos dinero, menos mensajito insulso al móvil. Y eso que este año he recibido uno ingenioso: ?Feliz 2010, y que 2009 pase cuanto antes?. Los españoles, unos pocos con humor, nos preparamos para pasar un mal año económico que agravará nuestros problemas endémicos, profundos y de casi imposible solución. Nuestro vicepresidente del Gobierno, no obstante, pronostica que 2009 será un buen año. En Moncloa la consigna es ser optimista aunque la mierda nos llegue al cuello.

La pasada Nochevieja vi un magnífico número cómico en La Sexta. Buenafuente y su equipo montaron una parodia de Esperando a Godot donde los dos infortunados protagonistas de la obra de Samuel Beckett esperaban ?el plan de rescate?. Por allí pasaban dobles de Zapatero, Solbes y Aguirre para decir que el plan llegaría ?mañana?. Genial número que criticaba nuestra realidad y la nula acción de nuestros políticos ante nuestras carencias y necesidades.

Buenafuente hizo su labor. José Luis Rodríguez Zapatero, mientras tanto, continuaba con su camino ajeno a cualquier realidad y negociaba ?o daba las últimas pinceladas a su propio plan? con las Comunidades Autónomas el cómo se financiarán éstas a partir del 1 de enero que, por cierto, ya ha pasado. Plan retroactivo que, sin entrar en su fondo, se aprueba a espaldas del Parlamento y muy poco después de que éste aprobara unos Presupuestos Generales que, unánimemente, ya entonces se consideraban obsoletos. Con la nueva financiación autonómica, ¿no es esta ley presupuestaria papel mojado? ¿Realmente es el momento de negociar cosas de dinero cuando la economía hace aguas? ¿Hasta dónde nos llegará la caca con el déficit público que se avecina? ¿Por qué no se hacen estas cosas de cara al público para que nos enteremos de qué dicen Zapatero, Montilla, Aguirre y demás presidentes de taifas?

La crisis económica ya está aquí. Y, como dicen todos los foros internacionales y nacionales menos los dependientes de Ferraz, va a ser larga y especialmente dura en España por nuestros problemas estructurales y baja productividad. De momento, aquí el paro dobla al resto de la UE y tiene pinta de que pronto la triplicará. Aun así, tanto el Gobierno central como los autonómicos ?¡tanto gobierno para tanto desgobierno!? están más a lo suyo que a lo que nos atañe a los ciudadanos, característica española tan antigua como la propia península. El casco de la nave Estado, así, se resquebraja mientras la Sociedad mira a otro lado y piensa, algún día, en comprarse un flotador con el que sobrevivir al naufragio. Los bancos, a su vez, se hacen los suecos mientras silban algún réquiem por sus allegados víctimas de los negocios sucios que han significado la causa última de la crisis.

El problema es que, después del análisis de los últimos días de 2008 y primeros de 2009, no se ven soluciones en lontananza. Estamos en manos de unos profesionales de la política que no tienen el más mínimo interés por sus gobernados. Quieren más poder y más dinero. Nada más. Zapatero, presidente nuestro, optimista a ultranza, ciego entre millones de tuertos, es el principal ejemplo de este modo de vida, aunque él privilegia el poder al precio que sea. Es capaz, incluso, de regalar dinero a los barones caciquiles aunque el principal perjudicado del reparto del botín vaya a ser el propio Estado que él gobierna (?).

Enfrente se encuentra esa Sociedad atocinada, tan aficionada a la molicie y completamente desinteresada de los asuntos políticos. Somos un país escasamente democrático, sometido a una partitocracia despótica, porque los españoles no ejercemos como ciudadanos. Cierto es que la alternativa a Zapatero no es lo que se dice entusiástica, pero estamos hablando de temas más serios que la simple alternancia en La Moncloa. Hija de una Constitución menor, la sociedad española es incapaz de reaccionar ante los despropósitos de nuestros regidores y aceptamos, entre la resignación y la afiliación ?a la contra?, un status quo que, en casos de necesidad como el que sufrimos, es capaz de arrastrar nuestro país a la cola de esa Europa que tanto nos ha dado y de la que, evidentemente, dependemos... hasta que nos dejen.

Sin embargo, el año pasado ha sido considerado un triunfo por el Gobierno por la silla en el G-20 y las campañas tiránicas de la DGT. Eso aunque la delincuencia común crezca preocupantemente, las cifras macroeconómicas hayan destapado la mentira del milagro español y seamos un Estado de Derecho sin imperio de la ley, valga la contradicción. Claro que como van las cosas en Palestina y entre Pakistán y la India todo esto que digo tiene poca o ninguna importancia.

Ojalá me equivoque y éste sea un buen año para todos. Feliz 2009.
dmago2003@yahoo.es

Bomba en Bilbao
Germán Yanke Estrella Digital 2 Enero 2009

El año ha terminado, y no es la primera vez, con un nuevo atentado de ETA: un choche bomba, cien kilos de explosivo, contra la sede de la Radio Televisión Vasca. La persistencia del terrorismo logra en ocasiones que, ante hechos como este, los resortes éticos de la sociedad ?no sólo de los políticos- se muestren de algún modo astragados: no ha habido víctimas personales, deslumbra la espectacularidad de la explosión, nos consolamos con una valoración que implica menos compromiso del debido. ?ETA quiere demostrar que está presente?, como si se tratara de ocupar un lugar junto a los demás en el escenario, como si el peligro (que en todo caso no sería menos) fuese tan sólo tener que compartir la vida con la violencia terrorista, como si su aparición fuese una molestia temporal. El lehendakari Ibarretxe, tras el atentado de Bilbao, ha dicho que no se debe permitir a ETA que ?amargue, una vez más, las Navidades?, como si fuese el familiar molesto que termina fastidiándonos la Nochebuena.

El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna ?un nacionalista que en esto y en casi todo habla sin la retórica de muchos de sus correligionarios-, dijo el miércoles en las proximidades de la Radio Televisión Vasca que, si ETA quería hacerse presente, habría que hacer ver que también lo estamos los demás. Es decir, no se trata de una engorrosa presencia en la placidez de las Navidades, sino el empeño de ocupar un lugar que corresponde a los ciudadanos y sus instituciones. No ha habido víctimas, se repararan los gravísimos daños, pero las cosas no pueden terminar de ese modo ni se puede pasar la página: se trata de no dejarse ocupar el terreno, de no cederlo a los terroristas y a un ambiente de amenaza que busca precisamente, aunque sea antes o después, de un modo u otro, el desistimiento. El único añadido que se puede hacer a Azkuna, que él aceptaría sin duda, es que tenemos que hacernos presentes hasta el punto de que no haya lugar posible para los terroristas.

Sin duda tenía razón también el presidente del PP en el País Vasco al afirmar en el mismo lugar que la batalla contra los terroristas no se limita sólo a la detención de los pistoleros que habían robado el automóvil, lo habían llenado de explosivos y lo habían dejado junto a la sede de la Televisión, muy próxima, por cierto, al Hospital de Bilbao y a la terminal de autobuses. El entramado que hace posible atentados como este, la maquinaria que realmente quiere hacerse con el espacio de las instituciones democráticas y los derechos de los ciudadanos, incluye a los financiadores, sus apoyos políticos, etc., que son los que, al mismo tiempo, hay que combatir.

Así que es el momento, otro más, el de siempre, de elegir. Si nos quieren amargar las Navidades, ya pasarán estas o nos aguantamos. Si lo que pretenden es apartarnos (nuestros derechos, nuestras instituciones, nuestras libertades) hay no sólo que evitar esa presión, sino terminar con ellos. Ibarretxe pide una respuesta serena pero ¿quién lo quiere? ¿quién, en este lado, no pretende incluso la serenidad fruto de la ausencia de terrorismo? Lo que hay que dilucidar es si la serenidad es la energía y la firmeza de Derecho o la pusilanimidad de esperar que pasen las fiestas.

El Estado no aguanta
José Antonio Zarzalejos Estrella Digital 2 Enero 2009

El Gobierno está comprometiendo al Estado en un esfuerzo financiero extraordinario y sumamente arriesgado. El años 2009 que acaba de comenzar con los habituales incrementos de precios de servicios y suministros, será el ejercicio con más déficit de la reciente historia luego del esfuerzo hercúleo por reducirlo para acomodarnos a los criterios del euro en la UE. Ahora, y por si fuera poco, el llamado ?modelo? de financiación autonómica, cuyas cifras se reserva Solbes hasta ?el último momento?, implica una cesión de mayores tramos de impuestos a las comunidades autónomas (IRPF, IVA, impuestos especiales) y la constitución de fondos de convergencia para compensar a las comunidades menos dinámicas dotadas con fondos igualmente estatales.

Así, el Estado tendrá una capacidad de gasto directo menor que antes (acaso no llegue ya al 50%) y una presencia menor como gestor en todas las autonomías. Si, además, tenemos en cuenta que el Ejecutivo ha asumido graves y grandes obligaciones con el sistema financiero para que se recupere el crédito y la liquidez, es posible que, caso de que las peores perspectivas económicas se cumplan, el Estado entre en una suerte de colapso.

El discurso político gubernamental está siendo irresponsable porque se basa en satisfacer las exigencias de todos los sectores ?sindicatos, bancos, autonomías?jugando con una variable cada vez más improbable: una posible recuperación en el segundo semestre del año. Esta táctica se corresponde con el estilo de Rodríguez Zapatero que suele jugar más de lo conveniente con un aventurado cálculo de probabilidades. Le ocurrió con el ?proceso de paz? con la banda terrorista ETA, le sucedió con elusión de la crisis económica y puede acontecerle también ahora. Y si así ocurre y el Estado queda estrangulado en sus finanzas, sin margen de maniobra, con la gestión arrebatada por las autonomías, habrá conseguido mutar la naturaleza constitucional de nuestro sistema ?Estado unitario y autonómico?para convertirlo en la práctica en confederal y, en consecuencia, con competencias cada vez más residuales y menor eficacia de intervención.

La crisis no se soluciona con un reparto pródigo de recursos, sino con políticas solidas de reformas, austeridad, inversión, todo ello, bien contralado y con transparencia. El Ejecutivo estaba antes de fin de años dando muestras de falta de ideas claras al respecto. Pero el modelo de financiación autonómica conocido antes de las doce campanadas en la Puerta del Sol y que sustituirá al vigente de 2001 puede hacer saltar las finanzas de la Administración Central y propiciar que el Estado no aguante el esfuerzo. Si así sucede, y puede suceder, con la izquierda de IU y CC OO al acecho, la legislatura quedará ahogada y habrá que acudir a las urnas en condiciones dramáticas. Veremos.

La espiral de ETA
La banda coloca al PNV en su punto de mira mientras se descompone organizativamente
EDITORIAL El País 2 Enero 2009

ETA hizo estallar el día de fin de año un coche bomba ante la sede de la televisión pública vasca (EiTB) en Bilbao, edificio que alberga a otros medios de comunicación. El atentado, que no dejó víctimas, causó cuantiosos daños en el inmueble. El ataque tiene algunas significaciones que, si bien no son nuevas, confirman un importante grado de degradación interna de la banda terrorista. Confirma que ETA ha puesto al PNV en el punto de mira de sus acciones, aunque sin llegar al ataque frontal y directo. El asesinado de Ignacio Uría el pasado 3 de diciembre fue un aldabonazo. Después, la televisión pública vasca, la televisión del PNV. Antes, la Ertzaintza, también objetivo de la violencia etarra.

La banda está revolviéndose contra un partido político al que hoy considera un enemigo, pero con el que tan sólo 10 años atrás estaba dispuesta a negociar en Lizarra. En estos años, las sucesivas direcciones de ETA han llegado a la conclusión de que los nacionalistas han renunciado a la construcción de una Euskadi independiente para conformarse con la gestión de una autonomía, amplia, pero autonomía al fin y al cabo. Es por eso por lo que los terroristas han fijado como objetivos columnas básicas de esa autonomía: la Ertzaintza (buena prueba de ello es el atentado de Ondarroa, en Vizcaya, del pasado mes de septiembre, en el que ETA intentó una matanza frente a una comisaría de la policía autonómica con un coche bomba cargado con 100 kilos de explosivos), la televisión pública y el partido que gobierna. Ni los reiterados desafíos soberanistas del lehendakari Ibarretxe, disueltos una y otra vez por la legalidad constitucional, parecen satisfacer a la banda.

Las últimas acciones terroristas son, también, expresión de su descomposición política y organizativa. La desvertebración se justifica por la extrema contundencia de los golpes policiales contra la organización. Nada menos que tres cúpulas de ETA han sido apresadas y encarceladas en menos de un año. Además, parecen existir disensiones internas graves, que en ocasiones se manifiestan en el colectivo de presos, que justifican lo que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, califica de "proceso de grapización" de los terroristas vascos.

La ETA que se despidió de 2008 con el atentado de Bilbao responde sólo a impulsos elementales, huérfana incluso del pretencioso barniz doctrinal con el que en otras épocas fabricaba coartadas para la práctica discrecional del asesinato. Responde, sobre todo, a estímulos mediáticos y propagandísticos. El año electoral que ahora comienza será un terreno minado en el que la banda tenderá todas las trampas posibles. Según los últimos sondeos, cabe la posibilidad de que el PNV abandone el poder. Frente a ETA no caben cálculos electorales; sólo firmeza y responsabilidad. Es lo que los ciudadanos esperan de sus representantes. De los etarras, lo único que espera la sociedad vasca es que desaparezcan.

Conexión etarra
Los islamistas también leen el Gara
Si los islamistas leen el Gara es porque hay presos etarras que se lo facilitan y no para que lo utilicen como mantel.
Jaime Ignacio del Burgo Libertad Digital 2 Enero 2009

La noticia aparecía en los periódicos: "Prisiones ordena vigilar a los musulmanes que lean el Gara y fotografíar sus celdas" (El Mundo). "Prisiones vigila si los reclusos musulmanes leen Gara" (Público).

La Directora General de Prisiones, Mercedes Gallizo, está preocupada por la agitación islamista en las cárceles españolas. Así se desprende de la lectura de un "manual" confidencial para uso de los funcionarios de prisiones, al que ha tenido acceso Europa Press. Los reclusos musulmanes, advierte el manual, pueden sentir la necesidad de reforzar sus convicciones acudiendo a publicaciones abertzales o extremistas, ya que "encuentran en éstas apoyo a su visión del mundo y sus métodos de acción".

En mi libro 11-M. Demasiadas preguntas sin respuesta escribí lo siguiente (páginas 371 y 372):
A la vista de estas y otras revelaciones conocidas en los últimos tiempos, el comisario Juan Manuel Calleja, jefe de la Birgada Provincial de Policía Judicial y anteriormente jefe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) durante el 11-M, declaró en la Comisión de Investigación: "Los contactos entre estos dos grupos [ETA e islamistas] de organizaciones terroristas contrapuestas, pero terroristas, no los conozco, pero pueden haber comenzado a fraguarse en prisiones... No dispongo de datos. Sólo mantengo que las prisiones son un sitio donde pueden empezar determinados contactos. Está claro que las organizaciones terroristas tienen su estrategia, su mando político, su aparato de finanzas y su aparato militar; pero después hay alguien que aglutina y dirige... Las organizaciones terroristas, cuando quieren ponerse en contacto, lo hacen y saben hacerlo muy bien".

Ya dijimos cómo el comisario Rafael Gómez Menor, jefe de Brigada de la Comisaría General de Información, Unidad Central de Información Exterior (UCIE) del Cuerpo Nacional de Policía, manifestó ante la Comisión del 11-M que no cabía "descartar nada" en relación con la hipótesis de una colaboración de ETA y sostuvo que tal conexión debía investigarse, sobre todo si etarras e islamistas "coinciden en las cárceles".

Nosotros no afirmamos que ETA hubiera tenido participación ni directa ni indirecta en la comisión del atentado del 11-M. Pero sí afirmamos que con los datos expuestos hay base suficiente como para llevar a cabo una rigurosa investigación sobre la conexión etarra-islamista. Con independencia del 11-M, lo cierto es que está probada la existencia de relaciones personales muy intensas entre presos de ETA y relevantes presos islamistas. No querer reconocer esta realidad, por un espurio interés partidista, es una actitud irresponsable. Reclamamos, por tanto, una investigación rigurosa, imparcial e independiente, llevada a cabo por profesionales de reconocida reputación ajenos a cualquier presión de naturaleza política.

De cuanto hemos expuesto hasta aquí, se desprenden las siguientes conclusiones:

1. Se encuentra abundantemente constatada la existencia de relaciones personales entre terroristas de ETA y miembros relevantes de células terroristas de carácter islamista, al menos en las cárceles españolas y francesas.

2. A la luz del conjunto de las informaciones publicadas y no desmentidas, existen indicios de que tales relaciones personales hayan podido tener consecuencias operativas.

3. Se impone, en consecuencia, una profunda y rigurosa investigación sobre estas conexiones, no sólo por el interés de esclarecer si ETA prestó algún tipo de colaboración directa o indirecta en los atentados del 11 de marzo o en otras acciones frustradas protagonizadas por el terrorismo islamista (como el atentado contra la Audiencia Nacional), sino sobre todo porque conocer la posibilidad de que esa colaboración se haya producido o se esté produciendo en estos momentos es de extrema importancia para la eficacia de la lucha antiterrorista en el futuro y para la prevención de nuevos atentados.

Cuando los funcionarios de prisiones han recibido la orden de vigilar de manera especial a los islamistas lectores del Gara quiere decir que al Ministerio del Interior le preocupa el asunto, cosa que me parece una buena noticia. ¿Qué dicen ahora quienes nos acusaron de inventar patrañas por abogar por una investigación rigurosa sobre las posibles conexiones de etarras e islamistas?

Una precisión para la Sra. Gallizo. Los islamistas pueden encontrar en el Gara no sólo un apoyo a sus convicciones "yihadistas", sino también un estímulo para establecer relaciones que vayan más lejos que las meras relaciones derivadas de la convivencia en la misma cárcel. Lo cierto es que si los islamistas leen el Gara es porque hay presos etarras que se lo facilitan y no para que lo utilicen como mantel. Esto último se dijo por el Ministerio del Interior a raíz de la investigación al que fue sometido el preso islamista Benesmail, supuesto lugarteniente de Alekema Lamari (uno de los muertos en el piso de Leganés), al que Garzón acusó de ser el organizador de un atentado suicida contra la Audiencia Nacional, acusación que finalmente, como tantas otras cosas de nuestro gran justiciero universal, quedó en nada.

Lo cierto es que la conexión de la izquierda aberztale con el grupo terrorista Hamas es algo público y notorio. Es significativo que, con frecuencia, las noticias de la actividad de Hamas sean portada del periódico proetarra.

Jaime Ignacio del Burgo fue diputado por Navarra de UPN-PP

elecciones
Francisco Vázquez advierte que educación e idioma decidirán el voto autonómico

El embajador dice que hay una «preponderancia excesiva» de valores nacionalistas
La Voz 2 Enero 2009

El embajador español en la Santa Sede, Francisco Vázquez, aseguró ayer que existe «una preponderancia excesiva de muchos valores o principios nacionalistas en el quehacer cotidiano» de la vida de los gallegos, «sobre todo en cuestiones muy sensibles como el idioma o la educación». Cree que esa preponderancia genera «una polémica intensa y en ciertos casos un malestar». En este sentido, y en relación a las elecciones autonómicas del próximo 1 de marzo, afirmó que el voto de los ciudadanos estará condicionado por estas políticas lingüísticas y educativas que, según explicó, en algunos casos han sido «impuestas» e, incluso, pudieron caer en el «ridículo».

Francisco Vázquez, durante su intervención en el programa Voces de A Coruña de Radio Voz, aseguró que en estos últimos años surgieron problemas para encajar los partidos distintos que conforman el bipartito autonómico, «pero ha habido una buena presidencia; Emilio Pérez Touriño ha sido un presidente prudente y firme, muy positivo para los intereses de Galicia». Aunque no admitió abiertamente la pérdida de peso político de A Coruña en el ámbito gallego, sí dijo que se ha producido «un desplazamiento del eje de poder hacia el sur».

En relación al Gobierno bipartito coruñés formado por PSOE y BNG, explicó que se ha notado en A Coruña «el peso del nacionalismo» e invitó a las instituciones a reflexionar sobre tres cuestiones «que han encendido las luces rojas». La primera es la pérdida de pasajeros, frecuencias, compañías y destinos en el aeropuerto de Alvedro; la segunda, que la UDC sirva como centro docente para la Facultad de Medicina de la USC y, la tercera, «la pérdida, por primera vez, de la capitanía general».

Por otro lado, cuestionó que la vida política está demasiado dominada por los aparatos de los partidos e invitó a otra reflexión para que estos sean «más transparentes y esponjosos en su funcionamiento». Comentó que un buen político debe ser prudente, una cualidad que no está reñida con ser honesto con las convicciones personales, sobre todo cuando se abre el debate en la sociedad: «Nada peor hay que esa mediocridad del taimado que está callado y procura no suscitar cuestiones que entienda que puedan afectar a su ejercicio de poder. Eso es deprimente».

También se refirió a la eliminación del nombre Juan Canalejo de la designación oficial del Complejo Hospitalario Universitario A Coruña: «Creo que ha sido un error de márketing», y a su relación con el actual alcalde, Javier Losada, y la portavoz del grupo municipal del PSOE, Carmen Marón: «Ya no tengo ningún contacto con ellos».

SENTENCIA FAVORABLE EN EL JUICIO CELEBRADO AYER EN BILBAO
COMUNICADO DEL FORO ERMUA 2 Enero 2009

SE JUZGABA LA AGRESIÓN SUFRIDA POR ANTONIO AGUIRRE Y LA ACUSACIÓN FORMULADA POR LA ERTZAINTZA CONTRA ÉSTE Y OTRAS PERSONAS POR SUPUESTOS DESÓRDENES PÚBLICOS

Bilbao, 31 de diciembre de 2008
Ayer día 30 de diciembre el Juzgado de Instrucción nº 3 de Bilbao dicto in voce sentencia en la que venía a condenar a Aramburu Corral por una falta de lesiones provocadas a Antonio Aguirre y a absolver al propio Aguirre y a Daniel Portero e Iñaki Ezkerra de la falta de desórdenes públicos que la Ertzaintza les había imputado por los incidentes ocurridos el día 26 de marzo de 2007 en la declaración de Arnaldo Otegi, Petrikorena y Juan José Ibarretxe en el Palacio de Justicia de Bilbao.

Aramburu Corral reconoció la agresión y aceptó la imposición de pena y el abono de una indemnización a nuestro compañero Antonio Aguirre, quien la donará íntegramente al Foro Ermua. Por su parte, el Fiscal, manifestó que la acusación formulada por la Ertzaintza contra Antonio Aguirre, Daniel Portero e Iñaki Ezkerra era insostenible y que no iba a formular acusación, por lo que el pleito se resolvió por conformidad entre todas las partes.

De lo sucedido cabe destacar tres elementos básicos:

1) Que la acusación de la Ertzaintza era absolutamente infundada, lo que demuestra que actuó movida por criterios exclusivamente políticos, convirtiendo una vez más a las víctimas en victimarios, algo a lo que estamos ya acostumbrados en nuestra tierra. Cabe recordar que la Ertzaintza realizó el atestado el día después de que en una numerosa rueda de prensa la portavoz del Gobierno vasco acusara al Foro Ermua de la comisión de un delito y anunciara la adopción de medidas contra sus miembros. El falso contenido del atestado de la Ertzaintza coincidió sospechosamente con esa declaración de Miren Azkarate.

El PNV y el Gobierno vasco, como sucede en los estados totalitarios, trataron de construir ideológicamente la realidad, alterándola de manera orwelliana a través de la instrumentación de la policía autonómica. Afortunadamente, la numerosa presencia de cámaras de televisión que recogieron lo sucedido permitió que ayer, en los tribunales, resplandeciera la realidad de los hechos convirtiéndose en certeza jurídica.

2) La agresión al miembro del Foro Ermua Antonio Aguirre fue indirectamente promovida por el propio Lehendakari, quien en el mes de enero de 2007, se negó a contestar al abogado del Foro Ermua (mientras que sí respondía a la abogada de Batasuna) alegando que el Foro Ermua sólo generaba odio y crispación, lo que supuso ponernos directamente en la picota de las bases nacionalistas. Bastó que en la declaración del día 26 de marzo de 2007 ordenara a sus bases concentrarse frente al Palacio de Justicia, para que éstas nos insultaran, hostigaran, acorralaran y terminaran agrediendo a Antonio Aguirre.

3) La responsabilidad del PNV resulta más palpable si tenemos en cuenta que el agresor, confeso y condenado, es un dirigente municipal del PNV y no ha recibido sanción de tipo alguno. Por supuesto, ni el PNV ni el Gobierno vasco han condenado jamás el brutal ataque.

Todo lo sucedido en torno a la agresión a Antonio Aguirre y el hostigamiento a los simpatizantes del Foro Ermua que acudían a acompañar a nuestro abogado, es una imagen perfecta de lo que se vive en el País Vasco, donde se convierte a las víctimas en agresores, donde se utiliza la policía o cualquier otro recurso administrativo dependiente del Gobierno vasco para cincelar la realidad al gusto del nacionalismo, pero donde en ocasiones se puede conseguir el triunfo de la justicia a través de instituciones que dependen de la Administración central.

Más información
Inma Castilla de Cortázar 686 652 710
Fernando García-Capelo 607 660 931

SU FAMILIA, SEPARADA POR EL EXILIO
Gotzone Mora: "A mis hijos no han parado hasta echarles del País Vasco"
Su marido vive en el País Vasco, ella trabaja en Valencia y sus hijos ni tan siquiera están empadronados en su tierra. Es la familia de Gotzone Mora, que se ha adherido a la iniciativa "Un exiliado, un voto". "El nacionalismo nos ha ido expulsado de mala manera por no pensar como ellos", denuncia.
Pablo Montesinos Libertad Digital 2 Enero 2009

La ex concejal del PSOE en Guecho Gotzone Mora ya no vive en el País Vasco. Sus hijos también hace tiempo que dejaron su tierra. Ella lo hizo por trabajo, de hecho todavía regresa los fines de semana -su marido “sigue resistiendo”- mientras que sus dos hijos ya no están ni tan si quiera empadronados en el municipio vizcaíno.

“El nacionalismo nos ha ido expulsando de mala manera a las personas que no pensamos como ellos, sometiéndonos a todo tipo de atropellos”, asegura, en declaraciones a Libertad Digital. La ex dirigente socialista denuncia que lo que se vive en el País Vasco “no es de democracia” ya que hay un sector, los denominados “constitucionalistas”, que viven “cada día peor” provocando el exilio de cientos de familias. En Guecho, por ejemplo, “la presión es cada día más fuerte y mucha gente acaba tirando la toalla y marchándose”.

Para Gotzone Mora el nacionalismo vasco y la banda terrorista ETA se han encargado de romper “a multitud de familias” cuyos miembros viven “en una parte diferente de España”.

Una familia separada por la distancia
Su caso no es una excepción. Su marido sigue viviendo en el País Vasco, a dónde ella acude la mayoría de fines de semana desde Valencia, donde trabaja al servicio del Ejecutivo de Camps. Sus dos hijos ya no pisan su tierra: “les han maltratado por ser precisamente mis hijos, no han parado hasta echarles”.

“Yo sigo empadronada en Guecho y pedí conservar el voto allí pero eso me ha resultado enormemente complicado” ya que “todas las leyes nos plantean muchas problemáticas por asuntos sanitarios o escolares”. Por ello, Gotzone Mora también se ha adherido a la iniciativa de César Velasco Arsuaga y DENAES para que los exiliados del País Vasco y Navarra puedan votar en los lugares que se vieron obligados a abandonar.

Amparándose en la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, que permite que los hijos y nietos de exiliados de España durante la guerra civil y el franquismo puedan optar ahora a la nacionalidad española, Mora cree que “nosotros que vivimos en el mismo territorio tenemos el mismo derecho a recuperar el voto, a votar en nuestro lugar de origen”. “No estamos fuera porque queramos sino porque las circunstancias nos han obligado”, recuerda.

Por ello, insta al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y al PSOE ha secundar esta iniciativa. “Estamos como los judíos errantes transitando por otros territorios que nos acogen pero a 100 kilómetro de nuestra casa”, añade. Eso sí, admite que no se fía del partido en el que militó: “no quiero ni pensar que Patxi López pueda convertirse en Lehendakari”.

Las víctimas de ETA se adhieren
Mientras tanto, las adhesiones siguen multiplicándose. Junto a Gotzone Mora, dirigentes del PP vasco tan importantes como Regina Otaola o Santiago Abascal ya han anunciado su apoyo a la campaña “Un exiliado, un voto”. Las víctimas del terrorismo también han mostrado su absoluto respaldo y asociaciones como Voces Contra el Terrorismo y Verde Esperanza también se han sumado.

De no apoyar la iniciativa, recalcó Francisco José Alcaraz en declaraciones a Libertad Digital, se estaría “rentabilizando la muerte y la persecución que lleva a cabo ETA”. “He tenido la posibilidad de compartir experiencias con amenazados por ETA y sé que hay algunas personas que abandonan porque ya no pueden más”, sentenció.


***************** Sección "bilingüe" ***********************

CARTA A 'EL CASTELLANO.ORG'
De Prado  2 Enero 2009

Sr. Director de El Castellano .Org
Argentina

Hola apreciados amigos:

Yo creo que esta Información de Ud no es correcta, no es acertada, no está bien incluida, amigos de El Castellano .Org. Y creo que los catalanoparlantes son muy astutos y quieren aprovecharse hoy de la fuerza y pujanza en el Mundo, del español, para potenciar el catalán. No es justo que mientras que en 8 provincias españolas (de Cataluña, Valencia y Baleares) el Español está desapareciendo por la presión voluntaria del poder político a favor del Catalán, el “Colmo de los colmos” sea que mientras la Mitad de los Catalanoparlantes machacan contra el Castellano, la otra mitad pretendan Gobernar España, Gobernar la Lengua Española y utilizar ambas (España y Lengua) para potenciar el Catalanismo y el Catalán.

Ustedes titulan:
“Difusión del español debe ir con las demás lenguas de España”
Lourdes Durán, Diario de Mallorca.-

No me parece justo, viendo como destierran el Español de esas 8 provincias del este Español.

Luego ponen Uds:
“"Soy una convencida de que el español es un idioma de futuro", dijo rotunda Carmen Caffarel, directora del Instituto Cervantes, quien ayer desplegó estadísticas para dar razón de que su entusiasmo no es infundado. Invitada por el Club de Opinión DIARIO de MALLORCA, y prologada por Aina Calvo, el acto tuvo lugar en la sede del Colegio de Abogados.

Con "impecable trayectoria", caracterizada por "su extraordinaria capacidad conciliadora", a decir de la alcaldesa de Palma, la que fuera directora de RTVE inició su charla en catalán -su origen es francés, desde pequeña vive en Madrid, pero es catalana-, que rápidamente cedió al castellano al entrar en el terreno que actualmente ocupa profesionalmente.

Números cantan: 450 millones de personas hablan el castellano; 21 países lo tienen como lengua oficial y en más de medio centenar es la segunda lengua; se estudia en más de estados y su demanda está en alza.

"El español vive un momento dulce, no hay duda", aseveró la también filóloga.

Las razones de la pujanza fueron enumeradas, en un discurso ordenado, perfectamente estudiado y vertido en un tono cálido y cordial, por la responsable del Instituto Cervantes que, el próximo año, abrirá sede en Sidney, consiguiendo así "estar en los cinco continentes".

"Es básico que la difusión de la lengua española se acompañe de las lenguas del Estado español, catalán, gallego y euskera” (eusquera en español), “porque la diversidad enriquece y no hay contradicción entre enseñanza en español y otras lenguas sino que da visión de país plural", recordó Caffarel.

Al final de su charla, y ya en el coloquio con los asistentes al acto, se las vería con quienes opinan que "los jóvenes de esta isla ya no hablan español" y que se está ejerciendo "un fascismo lingüístico al no permite escolarizar a los niños en castellano".

La consellera de Educación y Cultura, Bàrbara Galmés, presente en la conferencia, tuvo que tragar sapos. No eludidos por Caffarel: "Las lenguas son culturales e identitarias. Me entristece saber que cada día desaparece un idioma".

Antes del diálogo cruzado con los asistentes, Caffarel aportó datos que revelan por qué es "una comunidad lingüística de peso".

"Una demografía amplia, una mayor estabilidad social y política y una presencia enorme en las relaciones económicas", fueron las claves que dan fe, según la directora del Cervantes, de esa prosperidad lingüística del español.

Alabó la tarea llevada a cabo por los centros del Cervantes desparramados por el mundo. "Las empresas nos piden que les enseñemos español porque hoy no se entienden los intercambios más allá de la lengua, y el español va detrás sólo del inglés", y confirmó que el reto de la institución es "llegar a los jóvenes".

La red se coló entre sus labios puesto que "se ha cambiado la lógica de la comunicación, y los más jóvenes son hijos de una pantalla y un móvil". Pese a no ser una industria pujante en España, la virtualidad se despliega en español. "El volumen de usuarios de la red en español ocupa la tercera posición después del inglés y el chino".

No eludió Caffarel atender que "la sociedad de la comunicación tiene algo que decir" ante el reto del "español como lengua de oportunidades y de futuro". Igual que no olvidó mencionar "el valioso patrimonio cultural" que conlleva.

A la pregunta de José Eduardo Iglesias, director de este diario, de por qué no se habla español en los centros de poder, Caffarel incidió en que "en Europa deben ser conscientes de que el español no sólo se habla en España"”.
FIn.

Miren ustedes:
El español tiene aún muchas, muchas, muchas batallas por ganar.

La primera en España, donde está siendo perseguida esta lengua y expulsada de 8 provincias catalanoparlantes, de 4 gallegofalantes y de tres o cuatro vascofalantes. Que son ‘socialmente bilingües’, pero monolingües por el Poder nacionalista que a mi juicio muy precipitada cretina y estúpidamente (en exceso) ha sido cedido por el Estado Español, sin contrapartidas ni controles del Estado Nacional.

Una vez dijo V.S. Naipaul que “El Castellano es demasiado importante, como par dejar que sea gobernado por los catalanes”, (conservo el recorte de EL PAIS de hace muchos años) y el asunto es que si bien uno hubiera preferido y pretendiera que, aprovechando la fuerza del español, las otras lenguas de España se dieran a conocer en el mundo, eso es un contrasentido, actuaría precisamente contra el valor universal de castellano (entender esto es importante) y la verdad es que todas ellas y muchos, muchos de sus hablantes están en guerra contra el Español o castellano y en ofensa permanente y sistemática contra la lengua española, su cultura y sus hablantes; con desprecio, arrogancia y prepotencia chulesca, en especial varios partidos políticos secesionistas o no. [1] Si se incluyera la promoción de las lenguas regionales españolas en los programas del Instituto Cervantes, se estaría enviando un mensaje absolutamente contradictorio y contrario –en las antípodas– de la justificación que se usa para la expansión del español como lengua universal en todos los países del mundo. Esa inclusión sería el principio del fin del esplendoroso desarrollo y crecimiento del interés por el español en el mundo. Se introduciría la competencia –de forma que algunos dejarán el español por alguna de las lenguas regionales– y de otra parte se cambia radicalmente “el mensaje” según el cual hasta ahora lo importante del español no es “la identidad” sino la comunicación, su internacionalidad y el hacho de ser lengua de 21 Estados y 450 millones de seres humanos. Equivaldría ni más ni menos que a comenzar a dinamitar desde dentro la gozosa expansión del español en el exterior, lo que hoy ocurre no gracias precisamente a las regiones “nacionalistas” y más o menos secesionistas. Sería y es sin duda un trampa mortal para el Español y para el Instituto Cervantes.

Y es como mínimo chocante que quienes no aman al castellano ni lo tienen por su lengua propia, prior, primera materna, estén al frente de los Organismos Directivos de esta lengua y cultura.

¡En cambio, algunos de los que lo hemos defendido desde hace 25 años en momento muy duros en Catalunya, etc., y ello constantemente, sin lagunas, públicamente, estamos señalados, en la marginación política más absoluta, en el ostracismos, en la segregación sociopolítica y hasta social y laboral y más en momentos pasados, en la xenofobia que recibíamos, mooving , y todo lo demás.

No podemos olvidarlo. Ni debemos.

Ser fiel a España y a la Lengua Española, a algunos nos ha significado el ostracismo más radical y absoluto de por vida; y hasta la muerte.
(¡¡Pero están peor en el País Vasco, que son asesinados por centenares a manos del Terrorismo, por cierto!!.

¡¡Así es esta patética y siempre madrastra España; hoy presidida por un Borbón! Donde se machaca la Idea de España, la Nación común y su primera lengua.

En Esas condiciones, los ‘Castellanahablantes de la Dignidad’, -y yo creo que los habrá-, empezando por los de España, tienen el sagrado deber de defenderse y defender su lengua y cultura.

Es España el país del mundo donde más se ataca y hostiga a la lengua española. Y sus niños no son educados en su lengua propia, lo que no ocurre en parte alguna del mundo. ¡Maldita sea!

Maldita sea una y mil veces esta injusticia. ¡Maldita sea la suerte!

Y conste que estas reflexiones pausadas son el producto pensado de 30 años vividos en Cataluña en estas condiciones.
Nada más por esta.
Cordialmente.
Feliz Año 2009.
¡¡Viva la Lengua Española!!
Barcelona, España, 31-12-2008.

Triste fin de año para el pobre "mosso" que se creyó vivir en un país libre

JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 2 Enero 2009

Triste fin de año para el pobre "mosso" que se creyó vivir en un país libre. Dudo que celebre el Año Nuevo con cava catalán.

VOZBCN: El agente de los Mossos d’Esquadra que fue sancionado con tres meses sin sueldo y el traslado forzoso a otra comisaría por usar el español, ha presentado una denuncia en los juzgados por un supuesto delito de coacciones, otro contra el derecho de los trabajadores y otro contra la integridad moral.

Según ha informado este martes Diari de Girona, el mosso, Alberto P.S., ha denunciado a un sargento, una cabo y el jefe de división de asuntos internos, por querer hacerle acatar una sanción disciplinaria antes de que se firme.

La sanción, tres meses de suspensión de empleo y sueldo y el traslado forzoso de una comisaría en Gerona a otra en Granollers, fue impuesta recientemente al agente por utilizar el español al redactar algunas de las diligencias e informes.

Dicha sanción ha sido recurrida y está pendiente de que el consejero de Interior, Joan Saura, se pronuncie al respecto. Sin embargo el mosso ha denunciado que asuntos internos está instando al agente a cumplir la sanción hasta el punto que, la vigilia de Navidad, dos mossos se presentaron en el domicilio familiar de este para pedirle la placa y el arma reglamentaria

El mosso sancionado ha alegado que este mes ya no le han ingresado la nómina, a pesar de que el recurso todavía no se ha resuelto.
vozbcn, 31/dic/2008 13:43

La TVG y la Radio Galega, dos engañabobos deficitarios que pagamos entre todos
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 2 Enero 200

Los gallegos seguimos prefiriendo los canales nacionales en español. Tanto la TVG como la Radio Galega en sus diversas emisiones son lavados de cerebro, a veces burdos, a veces más sutiles, a veces subliminales, que tenemos que pagar todos los gallegos para que se sigan lucrando los señores feudales del nacional-socialismo gallego. La TVG en 2008 alcanzó tan sólo un 15,5 % de cuota de pantalla y, ojo al dato, eso sin tener en cuenta que en la Galicia rural hay zonas, como la aldea donde yo vivo, en donde no se cogen ni cadenas de TV ni emisoras en español. Si pudieran cogerse, la cuota de pantalla probablemente sería inferior al 10 %, pero, eso sí, seguiríamos pagando entre todos el timo identitario.

LA NOTICIA: La televisión autonómica sólo alcanzó el 15,5% de la cuota de pantalla
Reportero Digital, 02.01.09
Archivado en Santiago de Compostela
http://www.reporterodigital.com/galicia/post.php/2009/01/02/la_television_autonomica_solo_alcanzo_el

La TVG alcanzó en 2008 un 15,5 por ciento de cuota de pantalla. Despega de esta manera tras unos años con datos muy malos, pero sigue representando un importante gasto público con escaso interés social.

En este sentido, la televisión pública gallega destacó en la audiencia del 'prime time', horario en el que fue líder entre todas las cadenas de Forta en los meses de junio, agosto, octubre, noviembre y diciembre.

Además, la TVG redujo su distancia con las grandes cadenas generalistas y obtuvo así su mejor resultado relativo respecto de las grandes emisoras con las que compite en Galicia. De los más de 17 puntos de audiencia que la separaban de la cadena líder en 1994, TVE, se pasó este año a una distancia de 4,8 puntos. [NOTA: Esto, claro está, sin tener en cuenta los muchísimos puntos del rural donde sólo llegan los medios breogánicos y están totalmente vetados los "españoleiros". Bonita forma de "facer país"].

Dignidad y Justicia pide que se prohíba la manifestación de mañana en Bilbao a favor de etarras
Redacción Minuto Digital 2 Enero 200

La Asociación Dignidad y Justicia ha pedido al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu la prohibición de una manifestación convocada por la organización Askatasuna para mañana a las 17.30 horas en la Plaza Aita Donostia de Bilbao en homenaje a los presos de ETA, mediante la denuncia de su situación en las cárceles.

Según solicita la asociación en el escrito presentado ante el Juzgado de Guardia, la marcha debe suspenderse dado que está convocada por una organización declarada ilegal y por tratarse de actos de apología del terrorismo mediante la convocatoria de homenajes a favor de personas condenadas por su pertenecía o hechos relacionados con la organización terrorista ETA.

Dignidad y Justicia especifica en su petición que durante el mes de diciembre ha tenido conocimiento a través de diferentes medios de comunicación y por la información publicada en la página web www.askatu.org de la convocatoria y llamamiento a esta manifestación.

Añade que en el cartel utilizado para llevar a cabo dicha convocatoria se muestran fotografías de miembros de la organización terrorista ETA, condenados por su pertenencia a dicha banda armada, entre los que se puede identificar entre otros a José Luís Barrios Martín, ‘Txetxu Barrios’, condenado por el asesinato del matrimonio Jiménez Becerril, formando parte del comando Andalucía en 1997; a Iñaki Etxeberría Martín ‘Mortadelo’, condenado por su pertenencia a la organización terrorista ETA, miembro del Comando Madrid entre 1991-1994, con el asesinato de 6 personas en dos atentados o a Idoia López Riaño ‘Tigresa’, miembro del Comando Madrid, condenada por su pertenencia a la organización terrorista ETA y por haber intentado asesinar al Presidente del Tribunal Supremo, Francisco Hernández Gil.

También figuran entre los homenajeados Xabier Alegría Loinaz, condenado por pertenencia a banda armada por ser dirigente de KAS, en el Sumario 18/98 y*José Luís Urrusolo Sistiaga ‘Joseba’, histórico dirigente de la organización terrorista, dirigente del Comando Madrid, al que el Ministerio del Interior atribuye más de una treintena de atentados, con un balance de 16 víctimas mortales, además de dos secuestros, entre ellos el del empresario Emiliano Revilla.

Además, se hace mención en la cartelería a Mertxe Chivite Berango ‘Sara’ dirigente de ETA, detenida en 1994, en Francia y acusada de la colocación de un coche bomba al paso de una furgoneta del Ejército del Aire en el Paseo de la Ermita del Santo, hechos por los que el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional tramitó la euroorden para su entrega a la Justicia española y Zigor Garro Pérez, detenido en Francia el 29 de noviembre de 2006, por su pertenencia a la organización terrorista ETA, por ser el presunto Jefe del aparato logístico de la misma.

En los carteles de convocatoria de la manifestación, expuestos en diferentes barrios de Bilbao, aparece el anagrama de la asociación de familiares de presos de ETA. Además figura acompañado de otros carteles, en los que se exponen fotografías de los presos de ETA y reivindicaciones hacia los mismos firmados con anagrama de Askatasuna, organización declarada ilegal judicialmente.

Recortes de Prensa   Página Inicial