AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 23 Enero 2009

LA AUDIENCIA NACIONAL CONDENA A 'TXAPOTE' A 30 AñOS
Los asesinos de nuestro columnista López de Lacalle, en prisión
IMPRESIONES El Mundo 23 Enero 2009

LOS DOS asesinos del columnista de EL MUNDO José Luis López de Lacalle pagarán por su crimen. Si el autor material, José Ignacio Guridi Lasa, ya fue condenado en 2002 a 30 años de cárcel por apretar cobardemente el gatillo aquella mañana lluviosa de mayo de 2000 en Andoain, ayer llegó la sentencia para Javier García Gaztelu, Txapote. El ex jefe de ETA ha sido condenado por la Audiencia Nacional también a 30 años por ordenar el atentado.De la catadura moral del personaje, baste decir que fue condenado antes por los asesinatos de Gregorio Ordóñez, Miguel Angel Blanco y Fernando Múgica, unos hechos por los que acumulaba ya más de 200 años de prisión. Nadie nos devolverá el hueco que dejó en las páginas y de este periódico José Luis López de Lacalle, como tampoco su familia podrá llenar nunca su ausencia, pero a todos nos reconforta que el Estado de Derecho haya sido capaz de hacer Justicia. La cárcel, donde ya están Guridi Lasa, Txapote y tantos otros, es el destino que aguarda a los terroristas. La casualidad ha querido que la condena de Txapote por ordenar el asesinato de nuestro columnista se produzca sólo un día después de que ETA reivindicara el atentado con coche bomba contra nuestra redacción y la de otros medios en Bilbao. Sus amenazas nos estimulan para seguir abrazando la libertad y denunciando el terror, de la misma manera que la figura de López de Lacalle nos servirá siempre como ejemplo para reafirmar estas convicciones.

Disfruten de la función
Luis del Pino Libertad Digital 23 Enero 2009
¡No me digan que la cosa no se está poniendo interesante!

Gallardón y Prisa (valga la redundancia) han lanzado una ofensiva a la desesperada contra el gobierno de Esperanza Aguirre, a cuenta de una serie de informaciones que, sin decir nada de nada, parecen insinuarlo todo.

Hasta el más despistado de los españoles, a poco que siga las noticias de actualidad, no puede evitar preguntarse qué tiene que ver esa campaña con la lucha a cara de perro por el control de una de las principales entidades financieras españolas, Caja Madrid. Como tampoco puede evitar preguntarse si en esa lucha influyen, poco o mucho, el exorbitante endeudamiento de la capital de España y la peligrosísima situación económica por la que Prisa atraviesa. Dos entidades con una gran necesidad de liquidez que aúnan fuerzas contra quien está intentando reducir la influencia que Gallardón tiene en Caja Madrid.

Aunque también es imposible dejar de preguntarse si la jugada tiene que ver con la guerra, ya desatada, por la sucesión de Rajoy. ¿Se está intentando eliminar de la carrera sucesoria a una de las candidatas mejor situadas? ¿Se está, quizá, intentando matar dos pájaros de un tiro, evitando que Esperanza Aguirre controle Caja Madrid, al mismo tiempo que se hace imposible cualquier tentación que Aguirre tenga de postularse para presidir el PP? La toma de posición de la cúpula popular, avalando por vía indirecta los ataques de Prisa y Gallardón contra Aguirre, parecen sugerir que, en efecto, ésa es la intención.

Lo cual nos lleva a concluir que podemos estar asistiendo al principio de un auténtico estallido interno del Partido Popular.

Ya es vox populi que a Rodrigo Rato le llueven las ofertas para que coja el timón del partido. Como también es vox populi que lo único que a Rajoy le queda ya es atrincherarse más o menos tiempo, pero que no va a repetir como candidato a las generales. Como también se comenta de boca en boca que este país se está yendo económicamente al garete y que el tándem gallardon-rajoyesco parece empeñado en que a Zapatero le salga gratis también ese cataclismo.

Hables con quien hables, de entre los votantes del PP, cada día encuentras a más personas que te dicen que van a votar a UPyD, que se van a abstener, que van a votar en blanco o que van a emitir un voto conscientemente nulo. Pero que en ningún caso votarían al PP mientras Rajoy siga al frente. Me siento incapaz de cuantificar porcentualmente ese sector descontento del electorado popular, pero viendo este último espectáculo prisaico-gallardonita, puedo intuir que el número de votantes díscolos, como el de parados, no va a hacer sino aumentar exponencialmente.

Lo cual plantea interesantes consecuencias, no todas ellas negativas. Me explico: estamos viviendo desde hace cuatro años un proceso de golpe de régimen permanente, dirigido a sustituir la Constitución del 78 por un modelo confederal. Pero nadie puede implantar un modelo confederal del Estado sin la aquiescencia de la derecha, porque no se puede imponer un nuevo régimen con un 40% de la población en contra. De ahí que el concurso del PP fuera imprescindible para que el electorado popular fuera aceptando paulatinamente que "los tiempos han cambiado". A eso se debía el apoyo del PP, en la pasada legislatura, a los nuevos estatutos autonómicos que legitimaban al estatuto catalán. A eso se debía la insistencia de Rajoy en que el PP apoyaba y apoya la política "antiterrorista" del gobierno. A eso se debía la inacción del PP en tantos temas, inacción que tanto desesperaba a sus votantes. Había que dejar a Zapatero llevar a cabo el cambio de régimen y al PP le correspondía que sus bases lo fueran metabolizando.

Pero hete aquí que la sociedad civil fue capaz de movilizarse al margen del PP, evitando que pudieran cumplirse los plazos fijados. De ahí la escenificada ruptura de la tregua por parte de ETA. De ahí la demora en el pronunciamiento del Tribunal Constitucional sobre el estatuto catalán.

Se llegó a las últimas elecciones sin haber aniquilado al sector "resistente" del PP y sin haber neutralizado a la sociedad civil. Y por eso se produjo el golpe de mano impulsado por Rajoy justo después de las elecciones, destinado a fumigarse a todo aquel que pudiera, dentro del partido, seguir dando la lata.

Pero esa labor de "limpieza de elementos incómodos" no ha podido hacerse sin un gravísimo desgaste para el propio PP. Con lo cual llegamos a una situación en la que todas las posibles salidas son ya malas para los arquitectos del Cambio de Régimen:

* si no se completa la tarea de limpieza, el PP no avalará el fin de la Constitución
* pero, si se completa la tarea de limpieza, será a costa del hundimiento electoral del propio Partido Popular, con lo cual dará lo mismo que el PP se sume al Cambio de Régimen, porque sus ya ex-votantes seguirán oponiéndose a él con uñas y dientes

Y, para completar la jugada, la crisis económica está acentuándose a una velocidad que pone cada vez más difícil que Zapatero pueda seguir adelante con sus planes. Implantar un régimen injusto, en el que sean las regiones más pobres las que financien a las más ricas, es muy difícil en tiempos de bonanza. Pero en tiempos de crisis, con una sociedad cada vez más empobrecida, es directamente imposible. Para colmo, la rueda de la corrupción política, alimentada todos estos años a base de ladrillo, ha terminado por detenerse debido al colapso inmobiliario. Y nadie ha inventado todavía ningún mecanismo para poder seguir comprando voluntades en ausencia de dinero.

Así pues, el tiempo juega a favor de quienes consideramos que España y los intereses nacionales están muy por encima de las siglas de tal o cual partido. Juega a favor de las esperanzas aguirres y marías sangiles del PP, no de los gallardones, ni de los rajoys. Ni de los zapateros.

De modo que lo único que tenemos que hacer es aguantar el tirón. Quienes tienen problemas de liquidez - liquidez económica, liquidez política - son ellos, no nosotros. Así que, cada día que pase, ellos irán debilitándose mientras nosotros seguimos donde siempre hemos estado.

Creo que lo que más me va a divertir en los próximos meses es ir haciendo el censo de los personajes que vayan acudiendo presurosos en socorro del vencedor. Esas cosas siempre son muy divertidas.

Mientras tanto, que tengan ustedes salud y buen humor. ¡Y disfruten del espectáculo, que promete ser apasionante!

Catón, California y CCAA
César Vidal Libertad Digital 23 Enero 2009

Corría el año 189 a. de C., cuando Catón se enfrentó a Acilio Glabrio en unas elecciones para obtener el cargo de censor. Catón, verdadero ejemplo de honradez y austeridad, conocía sobradamente la manera en que Glabrio se había aprovechado de fondos públicos para crear una clientela que le entregara sus votos. Precisamente por ello, lo denunció con una frase terminante que todos podían comprender: “Fures privatorum in nervo atque in compendibus aetatem agunt, fures publici in auro atque in purpura”, lo que podría traducirse como “los ladrones de bienes privados viven en la cárcel y con cadenas, los ladrones de lo publico viven en medio del oro y de la púrpura”. La reflexión del honrado Catón señalaba una realidad terrible que no se ha modificado mucho con el paso del tiempo. En términos generales, existen dos clases de personas que viven del dinero sacado de los bolsillos ajenos. El primero está formado por aquellos que roban los bienes de los particulares directamente. Éstos, por regla general, acaban en la cárcel. El segundo, sin embargo, está constituido por aquellos que se apoderan del dinero público. Éstos, en multitud de casos, no sólo no son castigados sino que además viven con todo lujo.

Saco todo esto a colación porque en las últimas horas se ha anunciado la entrada en bancarrota del estado de California. El asunto es de los que mueve a reflexión. De entrada, el PIB de California es 1.812 trillones de dólares lo que equivale al 13% del PIB de EEUU. Dentro de esta nación, California es el Estado más rico en cifras absolutas, y el sexto en renta per capita. De hecho, si California fuera un estado independiente sería la octava potencia económica mundial superando en un 30% al PIB de toda España. No sólo eso. El gasto de las CCAA en España es más del doble del gasto público de California que, no obstante, tiene una renta per cápita que dobla a la española. Bueno, pues a pesar de su prosperidad muy superior a la de toda España, el auditor general del Estado de California, John Chiang, ha anunciado que su oficina suspenderá pagos por valor de 3.700 millones adeudados a los californianos a partir del 1 de febrero. La suspensión de pagos afecta especialmente a las devoluciones de impuestos, a las subvenciones para familias necesitadas y a las becas para estudiantes universitarios, entre otras partidas presupuestarias. Y es que el Estado de California soporta actualmente un déficit fiscal superior a los 42.000 millones de dólares, mientras que España tiene uno de 65.000 millones de euros, es decir, más del doble que el de California. Seamos sinceros y hablemos a calzón quitado. El estado de California tiene menos funcionarios que Cataluña y todos los Estados de la unión sumados tienen menos coches oficiales que España.

Con una superficie y una población ligeramente inferiores a las de toda España, la economía de California es una de las más prósperas del mundo. De hecho, en el supuesto de que California fuera una nación independiente, ocuparía un lugar por delante de España, Portugal o Grecia entre las naciones más ricas del mundo. Pues bien, el estado de California acaba de entrar en bancarrota. La razón de esa situación se halla, fundamentalmente, en la existencia de un gasto público superior al que puede soportar; en la subida de impuestos como medida para enfrentarse con la crisis y en la incapacidad para recortar gastos, tres circunstancias que encuentran paralelos claros y aún más graves en el caso de España.

Y, sin embargo…

- California no tiene un concierto con ninguna parte de su territorio que, como en el caso de las Vascongadas o Navarra, se nutre de un trato fiscal de favor que, por ejemplo, significa que por cada euro que las Vascongadas entrega al resto de España, el resto de España le entrega ocho

- California no tiene nada parecido al gobierno nacional-socialista de Cataluña que despilfarra el dinero de todos los españoles en esperpénticos absurdos como las embajadas de Cataluña en el extranjero, la apertura de un casal catalán en Nueva Gales del Sur o los numerosísimos viajes del barrendero Benach

- California no tiene nada parecido al derroche injustificado en la imposición de lenguas escandalosamente minoritarias como el catalán, el gallego o el vascuence cuya importancia en el plano internacional es absolutamente nula

- California no tiene nada parecido al bloqueo de los trasvases que ha provocado el nacionalismo catalán afectando gravemente a la economía de Valencia y Murcia

- California no tiene nada parecido al voto cautivo impulsado por las administraciones socialistas de Andalucía, Extremadura, Castilla-la Mancha o Aragón

- California no tiene nada parecido al extraordinario número de funcionarios de las administraciones autonómicas. De hecho, tiene menos funcionarios que Cataluña.

- California no tiene nada parecido a las embajadas en el extranjero del gobierno nacional-socialista catalán

- California no tiene nada parecido a unos sindicatos que, en lugar de mantenerse con las cuotas de sus afiliados, viven del dinero de los ciudadanos estén o no afiliados

- y California no tiene nada parecido al dispendio continuo mediante el que determinadas castas políticas, especialmente nacionalistas y de izquierdas, se apoderan de los recursos de todos los españoles

Pues bien, la lección es clara para todo el que esté dispuesto a verla. O la economía de España – mucho menos próspera que la de California – se libera pronto del expolio continuo a que la someten los nacionalistas catalanes y vascos, y de los dispendios que ocasionan gobiernos autonómicos como el andaluz y el extremeño o nuestro único horizonte a medio plazo será la bancarrota, una suspensión de pagos de la que pensionistas, funcionarios y trabajadores serán las primeras víctimas. Porque no vale cerrar los ojos

– aunque todos sepamos quiénes son los responsables de esa ruina – de momento se viene cumpliendo puntualmente el aserto de Catón, el que afirma que los que se lucran con el dinero público viven entre la púrpura y el oro.

Espionaje
Otra batalla por Madrid
Esperanza Aguirre nunca quiso reparar en esas bajezas. He ahí su gran carencia. Su fallo político más clamoroso. No ha sabido valorar todo lo que había detrás de esta lucha por Madrid, o peor, ha minusvalorado a sus enemigos.
Agapito Maestre Libertad Digital 23 Enero 2009

La vacuidad de la última entrega de El País sobre espionajes con cámaras ocultas a políticos de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid hace sospechosa toda la "información" aparecida en las primeras entregas. Todo apunta a que es un montaje para destruir a Esperanza Aguirre. Entre los muchos actores que aparecen en este serial, resulta difícil señalar e identificar a alguien en particular como responsable de estas grabaciones ocultas. Por otro lado, supuesto que existiese algo parecido a un equipo de espionaje dentro de la Comunidad, éste no habría sido jamás creado por la administración actual sino que procedería de la época de Leguina. En fin, la confluencia de tantos y tan diversos intereses hace compleja, quizá imposible, la tarea de buscar los responsables exactos de este aquelarre periodístico y político.

En todo caso, hay algo evidente de este montaje. Terriblemente obvio. Este asunto beneficia al PSOE y, sobre todo, perjudica a Esperanza Aguirre. Estamos ante una nueva batalla en la lucha socialista por Madrid. El montaje es, según reconocen los perjudicados, burdo. Pero cruel. Es grosero, sin duda, pero eficaz. Y, sin embargo, Esperanza Aguirre ha vuelto a fallar, otra vez, en algo crucial para un político. No ha sabido evaluar la fuerza de los enemigos a que se enfrentaba. La reacción tosca y grosera de Zapatero –casi culpando al PP en general, y a la Comunidad de Madrid en particular, sobre el supuesto "espionaje" del montaje de El País– debería darnos una idea de todo lo que se juega en este embate el Gobierno de España.

En otras palabras, Zapatero no soporta gobernar en el "trozo" más grande de España sin contar con Madrid. La lucha por esta comunidad es decisiva para el PSOE en esta legislatura. Una vez que ha sido descuartizado el país con el Estatuto de Cataluña, el acoso y derribo del PP en Madrid es la gran novedad que introduce Zapatero en su política. Como ya dije aquí hace unos meses, no se respetará nada para conseguirla. Porque del ataque y eliminación de Esperanza Aguirre dependerá el futuro político de los socialistas, dije hace meses, y reitero ahora: nadie se extrañe que el PSOE recurra a todos los trucos más bajos de la política.

Esperanza Aguirre, sin embargo, nunca quiso reparar en esas bajezas. He ahí su gran carencia. Su fallo político más clamoroso. No ha sabido valorar todo lo que había detrás de esta lucha por Madrid, o peor, ha minusvalorado a sus enemigos. Por eso, creo que lo escrito hace ya meses, y como aviso para la presidenta de la Comunidad de Madrid, aún tiene vigencia. Permítanme, queridos amigos, que reitere alguno de mi análisis de noviembre:

Los socialistas han empezado una carrera sin limitación alguna contra los gobernantes de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid. Están obsesionados y ansiosos por alcanzar esas plazas a cualquier precio. Tienen que aprovechar todas las fracturas del PP, que son muchas, para hacer sangre. Son sus principales objetivos para mantener a Zapatero en el poder en la próxima legislatura. Ya hay gente, incluso peperos miedosos, que ha empezado a dar signos de cansancio y comienzan a sumarse al coro de plañideras socialistas. Prepárense, señores del PP, para lo que les tienen preparados los de su casta, pues que, no lo olviden, ustedes forman parte de esa nueva casta política que ha creado el PSOE, aunque estén un escalón por debajo, dicho sea en honor a la verdad, de sus "creadores". Esta lucha no es por la libertad y la democracia, sino por el poder para dejar fuera de juego a los ciudadanos.

Cientos de síntomas hacen presagiar lo peor para la política madrileña. Será reducida a una caza y captura de los peperos. Tiempo al tiempo. La manifestación de los estudiantes fue sólo uno de esos síntomas, sí, una manera tan borde como sutil de crear una ambiente para expulsar de las instituciones de Madrid al PP. Sí, sí, insisto, para desalojar del gobierno de las instituciones madrileñas al PP (...). En fin, todo será bueno para los socialistas. Crearán tal olla a presión en Madrid que conseguirán hacernos insufrible la vida pública. Su único objetivo es llegar con ventaja a las elecciones (...). Prepárense, amiguitos del PP, para saber lo que es hacer oposición implacable y sectaria. Recuérdenle, de paso, a su líder, Mariano Rajoy, que observe los movimientos del nuevo jefe de la Ejecutiva socialista de Madrid y, sobre todo, que aprenda de esta gente a "hacer oposición". Bastaría que el PP imitara la mitad de lo que hace y, sobre todo, hará el PSOE de Madrid contra Aguirre y Gallardón, para llegar a disputar con ciertas garantías de éxito la presidencia del Gobierno a Zapatero.

La oposición socialista de Madrid no respetará nada ni a nadie. Cuentan, además, con casi todos los medios de comunicación, incluidos algunos programas de Telemadrid. Los medios de comunicación están prácticamente entregados, cuando no hacen "seguidismo", a esa política de oposición socialista, que, lejos de buscar consensos en las cuestiones esenciales, propicia la bronca, la agitación y crispación. Los argumentos, las razones y los logros conseguidos por el PP sólo serán excusas para imponer sobre ellos dogmas, locuras y utopías para instalar a los socialistas en el poder. Tengo la sensación de que nada ha quedado fuera de la mirada torva y atroz de quienes han diseñado, hace meses, una durísima campaña socialista contra los gobernantes de Madrid.

Será tan dura esa campaña contra el PP que la persecución a que ha sido sometido en las últimas semanas el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, señor Güemes, será un juego de niño comparado con lo que se viene encima. El ataque a las personas, especialmente sus vidas privadas, se pondrá por delante de la crítica ideológica o el ataque a la gestión. Toda la vida pública quedará reducida a sectarismo y crueldad. No crean que mi juicio está descontextualizado, o peor, es exagerado Basta mirar nuestro entorno para saber que el ambiente en Madrid está raro. En verdad, como diría un castizo, los socialistas han conseguido que ya sintamos cargado de miasmas sectarias y populistas el ambiente político en la comunidad de Madrid.

Embajada catalana
Carod contraprograma a Obama
Desde un oscuro despacho de la vicepresidencia de la nación virtual con más banderas por centímetro cuadrado de la tierra, un equipo de patriotas había preparado el plan perfecto para arrebatar el protagonismo al nuevo presidente de Estados Unidos.
Antonio Robles Libertad Digital 23 Enero 2009

El despliegue de seguridad ante la toma de posesión de Barack Obama como presidente de los Estados Unidos hacía presagiar la mayor concentración de seguidores que nunca ningún presidente norteamericano hubiera tenido antes. Era tanta la expectación, la magia, la esperanza que había despertado este muchacho descendiente de esclavos, que el inmenso parque de Washington situado frente al Capitolio podía quedarse pequeño. Pero no, algo poderoso e imprevisto vendría a cambiar el destino de la que debería haber sido la toma de posesión presidencial más apoyada y de mayor cobertura mediática de todos los tiempos. La apuesta era arriesgada, una clase de osadía que sólo los hombres destinados a hacer historia tejen como si no hicieran nada.

Meses antes, desde un oscuro despacho de la vicepresidencia de la nación virtual con más banderas por centímetro cuadrado de la tierra, un equipo de patriotas había preparado el plan perfecto para arrebatar el protagonismo al nuevo presidente de Estados Unidos en su toma de posesión.

Sabedores de la superstición de las fechas y lo útiles de los aniversarios para colarse en los mitos de la historia, Carod tenía la cuartada perfecta para poner a su nación a la altura de la más poderosa de la tierra y para restarle protagonismo.

El plan era perfecto; a la hora prevista, en el día más señalado, cuando todas las televisiones del mundo se preparasen para registrar la mayor concentración de la historia, el vicepresidente del Gobierno de Cataluña aterrorizaría en Nueva York para inaugurar una delegación de Cataluña en esta gran ciudad. En la intimidad, las llaman embajadas, pero no era cuestión de ir por el mundo enseñando paquete. Una cosa es que inauguren oficinas para calmar el reclamo incesante de relaciones bilaterales que les llega del resto del mundo y otra muy distinta descubrir públicamente que son embajadas. Tampoco hay que abusar. Al fin y al cabo, el pobre Obama también tiene familia, hijas y una madre muy viejecita. Es legítimo restarle protagonismo, pero eclipsarlo en día tan señalado, habría sido propio de Almogábares. Por eso trató de ocultar su presencia en Nueva York hasta el último momento.

Sin embargo, y a pesar de las precauciones, ninguno de los grandes rotativos y emisoras de radio de Norteamérica se pudieron abstraer a la competencia del nacionalista. Dos horas antes de la toma de posesión la histeria se había apoderado ya de las buenas gentes de color que se habían trasladado a Washington y llenaban en un colosal embudo carreteras y aeropuertos. Todos preferían asistir a la inauguración de la nueva embajada de Cataluña en Nueva York. Los directores de los diferentes medios tuvieron el detalle de dejar a los periodistas becarios con unas cuantas cámaras frente al Capitolio para recoger el momento más importante de la biografía del joven Barak Obama. "La noticia ante todo", se repetían con convicción. Pero por lo bajini, les jodió. Sí, sí, les jodió que Obama hubiera quedado eclipsado por un señor con un mostacho que sólo sabe repetir ¡independencia!

Desde el despacho de vicepresidencia en Cataluña, un polímetro recogía los dientes de sierra del despliegue. Cada uno de ellos nos costaba 100.000 euros. Una miseria, incluso en tiempos de crisis. 2 millones este año, más lo que se rasque de los 20 que les han restado a la ayuda al desarrollo del 0,7 % –que ERC prometía cuando no tenía coche oficial– y unas cuantas partidas más, desperdigadas en el resto de consejerías y de departamentos, camufladas en detalles trasversales para evitar explicaciones innecesarias, incluso a envidiosos. Pero la empresa merece la pena. A pesar de esos aguafiestas que no acaban de entender que la verdadera felicidad de un hombre maduro está en jugar como un niño con las responsabilidades de un adulto. Sobre todo con sus euros.

antoniorobles1789@hotmail.com

Que impugne el Estado
José Antonio VERA La Razón 23 Enero 2009

Carod-Rovira ya no sabe qué hacer para derrochar el dinero que con tanto esfuerzo el Estado asigna a la Generalitat para sufragar las necesidades del pueblo catalán. El vicepresidente no hace más que gastar sin parar en foros internacionales para reivindicar la autodeterminación de los pueblos, foros sobre el catalán, y foros y conferencias para explicar que Cataluña es una nación y debe tener política exterior propia. Como es sabido, la Constitución atribuye en exclusiva al Estado la competencia en Asuntos Exteriores. O sea que la Generalitat no puede tener sedes diplomáticas, ni actividad exterior de carácter político. Puede contar con oficinas comerciales para asesorar a ciudadanos o empresas. Pero no lo anterior. A Carod-Rovira la Constitución le importa poco. Él sigue inaugurando embajadas catalanas por el mundo, la última ayer en Nueva York. En la de París ha colocado de «embajador» a su hermano. Y, en las demás, a personajes con militancia independentista diversa. Aparte del ridículo que supone dar una conferencia en Nueva York a la misma hora de la toma de posesión de Barack Obama, alguien debería llamar la atención a este personaje para que no siga dilapidando dinero público en materias que no le corresponden, pues se trata de una desviación del gasto. No se entiende que el Estado no impugne estas actuaciones que sobrepasan claramente el ámbito competencial de la Generalitat.

Política exterior y catalana
ARCADI ESPADA El Mundo 23 Enero 2009

El arbitrario vaivén con que el periodismo encara la realidad (y que tanto ha hecho para disminuir su crédito) ha dejado en segundo plano el escandaloso viaje del vicepresidente Carod a Nueva York. El escándalo tiene vertientes distintas. De tipo grotesco, como el de la coincidencia con la proclamación de Obama.De tipo económico, como esa nueva bofetada de decenas de miles de euros que se estrellará contra la cara de los ciudadanos, gracias a la ontológica caradura de la política catalana. De tipo intelectual, como el que provoca la lectura de la conferencia que el vicepresidente pronunció en la Universidad de Nueva York, una suerte de enrojecedoras ridiculeces ensartadas, para cuyo aprecio basta con reproducir la última cuenta del collar: «Las decisiones ya no pueden ser tomadas sólo por los estados, sólo por unos cuantos estados, sólo por los gobiernos ni tampoco, ni sobre todo, sólo en masculino». Sobre todo, subrayó, y lo hizo en la Universidad de Nueva York.

Sin embargo todos esos escándalos empalidecen ante el escándalo político. La web del vicepresidente se abre, a las horas en que escribo, con este titular: «El vicepresidente del Govern reivindica la construcció d'una política internacional pròpia catalana», un oxímoron cuyo calado se advierte con sólo pensar en la influencia e importancia de la política internacional española. Es, en cualquier caso, un titular coherente con la conferencia y con la actividad pública de Carod en sus días neoyorquinos, destinados al lubricante ejercicio de la apología de Catalunya mediante el desprecio de España. La cuestión crucial, sin embargo, no es lo que haga Carod, ni siquiera lo que haga don José Montilla. Ambos son consecuentes nacionalistas, trabajan en función de los intereses de una élite local y el primer interés de la élite y de lo local es el debilitamiento de los vínculos con lo general. La cuestión realmente crucial (y asombrosa) es lo que está haciendo el presidente del Gobierno ante el despliegue de la política internacional catalana.

Un Gobierno regional destina dinero y emociones a actividades que rompen el eje constitucional más elemental de cualquier Estado y el Gobierno central no sólo las tolera sino que, frecuentemente, les presta apoyo logístico y resignación moral a través de la red diplomática española. Por si fuera poco, y como suele suceder con la política exterior, Gobierno y Oposición van al unísono: aún se espera que el Partido Popular sea capaz de llevar este asunto al debate político español. Aun a riesgo de ganar votos, desde luego.

Europa e Israel
Uno de los nuestros
Si las instituciones europeas se dedican a socavar la unidad cultural europea y se rigen por comportamientos democráticamente aberrantes, menos son capaces de actuar cuando la democracia y la cultura occidental se baten en su defensa.
GEES Libertad Digital 23 Enero 2009

Al menos hay dos razones poderosas para que Europa hubiese estado presente en el conflicto que en Gaza ha enfrentado a Hamás con la democracia hebrea. En primer lugar, por la particular situación de Israel. Ubicado sobre la abrupta frontera entre occidente y oriente, representa los valores y principios genuinamente occidentales en la otra orilla del mediterráneo, los ha representado en el pasado y aspira –si consigue sobrevivir a un entorno hostil– a seguir haciéndolo en el futuro. Económicamente, institucionalmente, económicamente, culturalmente, Israel es un país occidental rodeado de países que o no son occidentales o son abiertamente antioccidentales. Para los europeos, desde el punto de vista cultural, Israel debiera ser uno de los nuestros.

En segundo lugar, porque Israel es el único país democrático de esa zona del globo. Aunque da cierta vergüenza repetirlo, sólo allí el Gobierno se elige democráticamente, sus gobernantes se rigen por el Estado de Derecho y el Imperio de la Ley, se respeta el pluralismo político, religioso y social. Israel es, a diferencia de sus vecinos, una sociedad abierta con mayúsculas. Desde el punto de vista de la Europa democrática, tampoco cabe duda: Israel es uno de los nuestros y Hamás, movimiento totalitario, su y nuestro enemigo.

Ambas constituyen poderosas razones para que Europa no abandone al pequeño país mediterráneo a su suerte, se involucre en su seguridad y le apoye contra sus enemigos. Primero, porque tras la guerra, la supervivencia de Hamás y Hezbollah, o su fortalecimiento, serían un fracaso para la democracia. Y segundo, porque cuando buena parte del mundo musulmán clama contra Occidente y celebra en las calles cada atentado terrorista en las ciudades occidentales, o cuando Irán engrasa su arma nuclear contra nosotros, Israel es la primera trinchera occidental ante el radicalismo islámico.

Sin embargo, contra toda lógica, Europa se encoge de hombros y sus miembros hacen y deshacen, van y vienen según sus intereses propios. ¿Cómo es posible que en un tema tan capital para Europa, como es la defensa de su frontera cultural y de su sistema político, los europeos no tengan nada que decir? En primer lugar, porque nuestras instituciones hace ya tiempo que han roto amarras con los valores culturales europeos. Lo que los socios europeos tienen en común es la herencia grecolatina y judeocristiana, en el derecho, la política, el arte o la moral. Pero sus instituciones se están desarrollando negándolas explícitamente, fomentando el relativismo cultural, el nihilismo moral y el laicismo salvaje. Por odio –en la izquierda– y complejos y cobardía –en la derecha–, la civilización occidental está siendo combatida desde sus propias instituciones.

Esto trae consigo una hipertrofia burocrática europea, capaz de generar un entramado institucional impenetrable y una administración comunitaria elefantiásica –cada vez más dispuesta a entrometerse en la vida de sus ciudadanos–, pero de nada más. Son una caricatura democrática, alejada de los problemas de los ciudadanos que cada vez confían menos en unas instituciones deslegitimadas. Se ha extendido una élite y una casta política europeísta que representa, mediante su corrupción, la negación del espíritu democrático que inspiró a los primeros teóricos de la unidad europea. Si al europeísmo de Bruselas no le interesa la defensa de la cultura europea, tampoco la calidad democrática de sus instituciones, cada vez más deteriorada.

Así que si las instituciones europeas se dedican a socavar la unidad cultural europea y se rigen por comportamientos democráticamente aberrantes, menos son capaces de actuar cuando la democracia y la cultura occidental se baten en su defensa. Europa no tiene nada que decir sobre la lucha de Israel contra el islamismo de Hamás, porque sus instituciones no tienen nada que decir sobre Europa. Difícilmente puede extrañar la ausencia europea del conflicto de Gaza. Allí se está poniendo en juego tanto la cultura occidental como el valor de la democracia, algo de lo que las instituciones europeas se han desentendido hace ya mucho tiempo. Pese a ellas, y por el bien de Europa, hay que desear que los israelíes hayan cumplido satisfactoriamente todos sus objetivos, saliendo más fortalecidos de esta guerra. Por una sencilla razón: Israel es uno de los nuestros.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

El pesebre mediático del bipartito gallego
 Periodista Digital 23 Enero 2009

El Gobierno del bipartito gallego ha repartido, entre ayudas y convenios a medios de comunicación, más de cinco millones de euros en el 2008. Es decir, cada gallego puso 333 pesetas. La corporación Voz de Galicia se sitúa a la cabeza de los mimos del Ejecutivo con un total de 1.667.365 euros. El pluralismo está lejos de estar garantizado.

Según cuenta Pilar López en Época, mucho se habló en su momento por parte de algunos medios de comunicación del Gobierno de Fraga y sus clientelismos mediáticos. Tras las elecciones gallegas de 2005 y con la llegada al poder del bipartito formado por el Partido Socialista -liderado por Emilio Pérez Touriño- y el Bloque Nacionalista Gallego -encabezado por Anxo Quintana- se aprobó la ansiada ley de transparencia, parte del compromiso electoral de Touriño, que obliga a publicar una relación actualizada de las líneas de ayudas o subvenciones que se convoquen.

El recuento de los datos publicados en el Diario Oficial de Galicia (DOGA) y los facilitados por Infoadex a revelan que la corporación Voz de Galicia (editora de La Voz de Galicia), Editorial Prensa Ibérica, sobre todo a través de su cabecera El Faro de Vigo y Editorial Compostela, cuya cabecera más significativa es El Correo Gallego, son los medios que han logrado las subvenciones más importantes en el 2008: 3.637.220 en total, 2.046.214 euros en concepto de ayudas y subvenciones y 1.591.006 euros en forma de convenios.

Ya bastante por detrás se sitúan el grupo de la cabecera El Progreso, con 353.436 euros, Lerez Ediciones (El Diario de Pontevedra), con 221.810 euros y Editorial La Capital, que comprende El Ideal Gallego como principal diario, seguido de El Diario de Ferrol, Diario de Arousa y Diario de Bergantiños, con 206.984 euros.

Un tercer paquete de ayudas mediáticas lo conforman El País, con 151.045 euros, la SER, con 151.186 euros, y la cadena COPE y el diario ABC con 59.265 y 64.042 euros, respectivamente.

Hasta llegar a los 5.354.555, el montante restante se reparte entre la publicación Galicia en el Mundo, las agencias de noticias Efe, Europa Press y la Agencia Gallega de Noticias, el grupo Interdix Galicia y el periódico digital del grupo Sigalicia.

En la mayoría de los acuerdos (que cubren toda la etapa del bipartito), los medios se comprometen a publicar informaciones sobre las actividades de las consejerías a cambio de dinero. En algunos casos, se especifica que se hará mediante publicidad, pero en otros se cobrará a cambio de publicar noticias institucionales disfrazadas de información propia, algo difícil de distinguir para muchos lectores. Los 5.354.555 se dividen en dos conceptos, por un lado “convenios de colaboración” y por otro, “ayudas y subvenciones”.

A diferencia de las subvenciones por el uso del gallego, los convenios no se reparten en función de unos criterios publicados en el DOGA, es decir, son ayudas directas que dependen únicamente del criterio de cada consejería.

La 'embajada' de Cataluña en Nueva York
FERRER MOLINA El Mundo 23 Enero 2009

Josep Lluís Aquí y En La China Carod-Rovira ha inaugurado hoy en Nueva York una nueva embajada catalana que sumar a las ya abiertas en París, Londres y Berlín y predecesora de las anunciadas para México y Buenos Aires. La iniciativa de la Generalitat, amparada por el Gobierno de Zapatero, es cuestionable desde varios puntos de vista.

Para empezar, es de dudosa legalidad que una comunidad autónoma pueda ostentar representación internacional por sí misma. Está, además, el dispendio que este tipo de iniciativas supone. En 2009, año de recesión y también de gresca a cuenta del reparto de la financiación, el vicepresidente catalán dedicará más de mil millones de las antiguas pesetas a la 'proyección exterior' de Cataluña.

Podríamos seguir con el perfil de los embajadores. El hermano de Carod, en París; un afín al partido independentista escocés, en Londres; un periodista conocido por sus artículos a favor de la independencia de Cataluña, en Berlín; una persona becada tiempo atrás por la Generalitat para estudiar el fenómeno del nacionalismo, en NY... personajes de un marcado perfil ideológico sin repajolera idea de gestión.

Y no podemos olvidar la paradoja de que sea Esquerra, el partido del proletariado patriótico catalán, el que precisamente levante la persiana en una zona exclusiva de Manhattan, pared con pared con las boutiques más lujosas del mundo, y en un complejo (Rockefeller Center) que es en sí mismo un homenaje al capitalismo y a una de las sagas más ricas de la historia.

Con todo, creo que lo peor es la inutilidad de estas oficinas internacionales. Me traen a la memoria la última escena de Armas de mujer, la película de Mike Nichols, en la que Tess McGill, la joven inteligente y ambiciosa a la que da vida Melanie Griffith, logra, tras mil vicisitudes, tener su propio despacho en la compañía en la que había entrado a trabajar como simple secretaria. Mientras ella resplandece de alegría, la cámara se aleja de la habitación hasta que muestra una imagen completa del edificio. Su despacho, en realidad, sólo es uno de entre los cientos que hay en el rascacielos; una pequeña celda perdida en la enorme colmena de cristal; una insignificancia. Carod es nuestra Tess McGill.

****************** Sección "bilingüe" ***********************

Las elecciones gallegas ya tienen ganador: Audi España
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 23 Enero 2009

La Xunta de Galicia cuenta con 355 coches oficiales. Casi nada para una región, como Galicia, que está muy lejos de tener el nivel económico de Suiza. El Audi oficial de Touriño, dotado de carísimos sistemas de seguridad y blindaje, costó nada menos que 480.000 euros. Dicen las malas lenguas que su precio es 180.000 euros más caro que la limusina que lució Obama en las calles de Washington en su toma de posesión. La gente es que es muy mala. A mí, sinceramente, me cuesta creerlo.

El "socialista" gallego puede presumir, en plena crisis, de pasearse con un vehículo desproporcionadamente caro mientras la inmensa mayoría de los gallegos lo estamos pasando muy mal para llegar a fin de mes.

Entre todos los altos cargos y jefecillos de la Xunta suman un total de 355 coches oficiales, lo que nos supone a todos los gallegos un gasto total de 166.157 euros al mes, entre gastos de combustible, seguros, reparación y mantenimiento.

Touriño tiene cuatro coches, dos oficiales similares para garantizar la disponibilidad en caso de averías o de cambio de ubicación no prevista, un tercero adscrito a la residencia de Monte Pío, y el último Audi que ha comprado. A los cuatro coches de Touriño, hay que sumar los de Anxo Quintana, ahora Espartaco, quien para tomar una cerveza con los amigos necesita, además de un coche oficial, cuatro coches más con gorilas vestidos de negro como los jefazos de la mafia siciliana. Algunos "conselleiros" disponen de dos vehículos cada uno, todos ellos de categoría A, de gama alta, en su mayoría Audis.

No sé por qué, pero me da a mi el pálpito de que quien va a ganar las elecciones del 1º de marzo en Galicia va a ser Audi España.

Enchufismo
Ignacio Bermúdez de Castro La Voz 23 Enero 2009

Recuerdo haber estudiado que el artículo 14 de nuestra Constitución establece que todos los españoles son iguales ante la ley sin distinción que valga, y aunque desgraciadamente haga de ello más tiempo del que desearía, hasta donde alcanzo a saber ese fundamental precepto en todo Estado de derecho sigue vigente. Lo digo porque el Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar, dependiente de Vicepresidencia, que aunque gestionada por el BNG no por eso todavía puede hacer oídos sordos de nuestra Carta Magna, convoca a cinco semanas de las autonómicas 271 plazas para hacer fijo, así, descaradamente, a personal que en la actualidad presta servicios en dicho ente autonómico.

Un escandaloso paripé que impedirá obtener plaza a todos aquellos que no estuvieran dentro cuando se convocaron las mismas y que supone un engaño a la ciudadanía de dimensiones apocalípticas. Resulta lo que podríamos denominar un proceso selectivo a la carta para que los amiguetes del partido aseguren las lentejas, pues con los puntos con que cuentan antes de presentarse a esas pruebas las supera hasta el que tenga por costumbre asar la manteca. Así las cosas, el resto de los opositores, aunque realizaran un examen perfecto, tendrían prácticamente imposible acceder a alguna de las plazas y sobre todo perderían en el empeño un tiempo para ellos precioso.

El clientelismo es tal que produce urticaria, máxime teniendo en cuenta el problema de desempleo que padecemos y lo que aseguran que se avecina. Está visto que hay partidos cuyas sedes funcionan mejor que las oficinas del Inem.

OPERACIÓN policial en el país vasco POR ORDEN DEL JUEZ GARZÓN
Detenidos ocho dirigentes de la nueva dirección de Batasuna
EFE BILBAO El Correo 23 Enero 2009

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía registran en Bilbao el domicilio de la representante de ANV y portavoz de la izquierda radical abertzale, Arantza Urkaregi, en el marco de la operación dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. /Efe

Las fuerzas de seguridad han arrestado a al menos cuatro líderes de la izquierda abertzale en Vizcaya, a tres en Álava y a otro en Guipúzcoa
Entre los detenidos se encuentran Amparo Lasheras, portavoz de la nueva plataforma 'D3M', Iñaki Olalde y José Ramón Etxebarria

Los agentes, dirigidos por Garzón, continúan con los registros de algunos domicilios
El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido esta noche a ocho presuntos miembros de la dirección de la ilegalizada Batasuna, entre ellas la portavoz de la nueva plataforma 'Demokrazia 3 Milioi (D3M)', Amparo Lasheras, en una operación ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

El Ministerio del Interior informa en un comunicado de las detenciones, así como de los 18 registros -14 domicilios y 4 locales- llevados a cabo en varias localidades del País Vasco, en los que se ha intervenido abundante documentación relacionada con las actividades de Ekin y Batasuna que está siendo analizada por los expertos policiales.

La operación culmina una operación puesta en marcha hace nueve meses sobre la reconstitución de la Mesa Nacional de Batasuna. Cuatro de los arrestos se han producido en Vizcaya, dos en Álava y los otros dos en Guipúzcoa. Además, entre los domicilios registrados se encuentran los del histórico dirigente de Herri Batasuna Tasio Erkizia y del dirigente de ANV de Álava Aitor Bezares, quien finalmente no ha sido detenido como se informó en un principio.

Entre los arrestados por su presunta vinculación con formaciones políticas ilegalizadas relacionadas con el terrorismo, figuran el miembro de la Mesa Nacional de Batasuna Iñaki Olalde, la ex concejal de Euskal Herritarrok Arantza Urkaregi y Amparo Lasheras, portavoz de la plataforma Demokrazia 3 millones (D3M).
Según el Ministerio de Interior, Amparo Lasheras ha sido arrestada en Vitoria, mientras que Iñaki Olalde en Salvatierra-Agurain (Álava). En Guipúzcoa las fuerzas de seguridad han detenido a Hodei Egaña, en San Sebastián, y a Agurtzane Solabarrieta en Usurbil. En Vizcaya han sido sorprendidos Arantza Urkaregi, en Bilbao; Eli Zubiaga, en Lekeitio; Iker Rodrigo, en Getxo, e Imanol Nieto en Bilbao.

Diferentes registros
Garzón se ha personado en el registro de la sede de Herria Aurrera, la candidatura de la 'izquierda abertzale' al ayuntamiento de Bilbao en las elecciones municipales de 2003 que fue anulada por los tribunales antes de los comicios. El registro de esta sede, ubicada en la calle Esperanza, en el Casco Viejo de Bilbao, ha comenzado a las cinco de la madrugada y ha terminado a las 8.20 horas requisando varias cajas con documentación.

A las 2.30 horas también comenzaban las inspecciones en varias viviendas situadas en San Sebastián, donde ha sido arrestado Hodei Egaña, y en la localidad guipuzcoana de Usurbil, donde se encontraba Agurtzane Solabarria. En Vitoria, los agentes también iniciaron alrededor de esa hora la inspección de la vivienda de Amparo Lasheras, situada en la céntrica calle Ortiz de Zárate. Tres horas más tarde, alrededor de las 5.30 horas, la Policía abandonaba el domicilio con varias cajas con documentación.

Además, entre los domicilios registrados se encuentran los del histórico dirigente de Herri Batasuna Tasio Erkizia y del dirigente de ANV de Álava Aitor Bezares, quien finalmente no ha sido detenido como se informó en un principio.
En Navarra se han llevado a cabo también de madrugada registros en los domicilios de los concejales de la ilegalizada ANV Shanti Kiroga y Mariné Pueyo. Tanto en el caso de Kiroga, concejal y vecino de la localidad de Huarte, como en el de Pueyo, edil de Pamplona y residente en el barrio de San Juan, los agentes se han incautado de diverso material.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial