AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 5 Febrero 2009

Desayunos envenenados
M. MARTÍN FERRAND ABC 5 Febrero 2009

EMILIO Carrere, novelista de grandes éxitos populares en la España de los veinte y de los treinta, jugador de billar y superviviente, al estilo de Pedro Luis de Gálvez o Pedro Barrantes, solía repetir que «en Madrid, a las siete de la tarde, o das una conferencia o te la dan». En la actualidad no se han extinguido las conferencias vespertinas y, afortunadamente, son muchas las que integran la tabla de los entretenimientos gratuitos que brinda a sus vecinos la villa del oso y el madroño; pero, a los efectos políticos, la conferencia ha sido sustituida y superada por los desayunos.

Ignoro cuál será el principio activo que contienen el café con leche y el cruasán -ahora que han decaído el tortel y la ensaimada-; pero desatan la lengua de los líderes con sigla que, invitados por distintas instituciones y medios de comunicación, sermonean a sus respectivas parroquias en los salones de los hoteles más notables de la Villa. Ayer José Blanco, la cabeza más serena del socialismo español -quizá por eso no está en el Gobierno- asistió a uno de esos desayunos que marca la liturgia capitalina y aprovechó para decir que el PSOE tendrá «paciencia ilimitada con los bancos». Algo notable si se considera que el acto se organizaba a mayor gloria del muy postinero Emilio Pérez Touriño, el manirroto, y que sólo veinticuatro horas antes el ministro -¿sigue siéndolo?- Miguel Sebastián había dicho lo contrario: «al Gobierno se le está acabando la paciencia con los bancos».

En asuntos de paciencia, quienes tenemos autoridad para hablar somos los ciudadanos. En nuestra simultánea, y más clara, condición de contribuyentes atendemos con nuestros impuestos -muchos y mal utilizados- cuanto cobran y gastan más de ocho mil ayuntamientos, una cuarentena de diputaciones provinciales, diecisiete gobiernos autonómicos y un gobierno nacional. Y, además, sus respectivas oposiciones. ¿No tendríamos derecho, al menos, a que personas como Blanco y Sebastián, hijos ambos del puño y de la rosa, interpretaran la misma partitura de acción política? La paciencia ilimitada que canta el oráculo Blanco y la que se le agota al Gobierno, según el zascandileo de Sebastián, indican una contradicción que, en algo tan grave y en momento tan difícil, solivianta a cualquier espectador que, a la vista de la metástasis del paro, reflexione sobre lo incierto de su propio futuro laboral y económico.

El fraude de la 'inmensa mayoría'
Francisco Rubiales Periodista Digital 5 Febrero 2009

Los políticos recurren siempre al concepto de "la inmensa mayoría" cuando quieren justificar sus decisiones o dar solvencia a sus palabras. Los socialistas, por ejemplo, para justificar su deseo de negociar en el futuro con los terroristas, siguen afirmando hoy que "la inmensa mayoría" desea la paz con ETA, mientras que el PP afirma que la "inmensa mayoría" no quiere "la rendición" del Estado de derecho ante el terrorismo etarra. Todos aseguran contar con "la inmensa mayoría", pero, en realidad, a ninguno les interesa lo que piensan u opinan esas masas populares relegadas y exiliadas de la democracia porque estorban al monopolio del poder que representan los partidos políticos.

Si los partidos quisieran conocer realmente lo que piensa y opina esa "inmensa mayoría", podrían hacerlo fácilmente, pero no tienen el más mínimo interés en saberlo porque, si lo supieran, tendrían que seguir esos criterios ciudadanos y perderían poder.

Existen las tecnologías y las condiciones necesarias para que el pensamiento y el criterio de la mayoría de los ciudadanos pudiera ser conocido, en tiempo real y de manera científica, en cada instante, ante cada problema, duda o incógnita. Los expertos en sociología, derecho y pensamiento político no cesan de decir a los políticos que necesitan revitalizar la democracia y que existen todas las condiciones necesarias para recuperar aquel concepto puro de "democracia directa y deliberativa" que se dio en el Ágora de Atenas, en los brillantes tiempos clásicos de Pericles, cuando los ciudadanos deliberaban y decidían por mayoría la política de la ciudad.

Existen encuestas rápidas y fiables que reflejan el criterio de la mayoría con márgenes de error inferiores al 3 por ciento. A través de Internet, los ciudadanos pueden responder cada día a cuestionarios gubernamentales sobre los grandes temas de interés general: ¿Cómo hacemos frente a la crisis? ¿Es lícito el despilfarro de nuestros políticos en tiempos de crisis? ¿Cómo detener el hundimiento de la economía y el torrente de parados? ¿Que hacemos con la inmigración? ¿Nos retiramos de Irak? ¿Es democrático el nuevo Estatuto de Cataluña? ¿Negociamos con ETA? ¿Apoyamos o aplastamos a las víctimas del terrorismo? ¿Que piensa usted de la cuestión de Gibraltar?... etc.

Conocer las respuestas ciudadanas a esas preguntas obligaría a los gobiernos y a los partidos a someterse a los criterios de la ciudadanía y a ser demócratas, algo que no les conviene. Imaginemos, por ejemplo, que la inmensa mayoría quiere que se adelgace el Estado y que en lugar de esos casi 3.5 millones de funcionarios, cargos, enchufados y parásitos que cobran del erario público, el número se reduzca a un tercio, como recomiendan los expertos. ¿Que harían los políticos con sus familiares, amiguetes, enchufados y gente del partido a la que hay que colocar? Imaginemos que la inmensa mayoría desprecia a los políticos que despilfarran, como el gallego Touriño, experto en gastar en coches de ensueño y en mesas y sillas que cuestan más que un apartamento. ¿Habría, entonces, que despedir al cacique socialista gallego?

Los partidos políticos y los gobiernos son, por desgracia, los peores enemigos de la verdadera democracia. Han hipertrofiado su representación y han marginado vergonzosamente al ciudadano, expulsándolo de la participación política, bajo la excusa de que la sociedad es muy compleja y que resulta imposible saber qué piensan los ciudadanos en cada momento, lo que justifica los privilegios y poderes especiales de los representantes, que, de hecho, pueden gobernar y decidir al margen y hasta en contra de los criterios de la "inmensa mayoría".

Pero esa excusa ya no es válida porque el advenimiento de la Sociedad de la información y del conocimiento, con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) permite convertir el mundo entero en un gran Ágora donde los ciudadanos participan, debaten y hacen valer sus criterios, como corresponde en democracia.

Sólo bastaría con que los gobiernos y los partidos que los controlan quisieran. Pero no quieren. Para conseguirlo, tendrían que emplear apenas un tercio del esfuerzo que emplean en cobrar los impuestos cada año a la totalidad de la población. La única diferencia es que a ellos, miembros de la oligarquía política que está asesinando la verdadera democracia, sí les interesa "exprimir" al ciudadano y llenar las arcas públicas, mientras que no les interesa en modo alguno conocer lo que opinan, quieren y sueñan.

Es así de triste... y así de sucio.
Voto en Blanco

Hacia la desmilitarización de El País Vasco
Vicente A. C. M. Periodista Digital 5 Febrero 2009

No hay nada como ayudar al cambio. Las declaraciones y acciones para aupar al PSE en el Gobierno de El país Vasco vienen desde todos los puntos, incluido el Rey. Su Majestad parece haber dejado caer con toda la intencionalidad sus preferencias al insinuar que “Patxi” es lo que necesita El País Vasco y le dice al PPV que su misión es ayudarle. Ahora resulta que S.M. D. Juan Carlos I, siempre tan simpático con las izquierdas y tan exigente con las derechas, saltándose su neutralidad como Jefe del Estado, se ha posicionado políticamente. Es evidente que este desliz Real no es tolerable y pone en evidencia que su papel Institucional y la actual definición de España como Monarquía parlamentaria, deben ser cuestionadas. Cada vez me reafirmo más en mi reivindicación de que España sea una República.

Hay hechos que son claramente de transigencia y acercamiento con las reivindicaciones nacionalistas. Una de las más viejas reivindicaciones es la de sentirse “ocupados” por las fuerzas del Estado. Bajo su punto de vista, es una ocupación militar en la que se incluye no solo al Ejército, sino también al Cuerpo de la Guardia Civil. Además, estando tan cerca las elecciones es evidente que la decisión de la Ministra de Defensa, la Sra. Chacón, es una baza importante para apoyar la candidatura del PSE y del neo nacionalismo que ahora predica Patxi López. Todo vale con tal de lograr el poder, aunque se deban llegar a acuerdos con el PNV. Y al PP, a ese que se le pide “colaboración”, ni una sola Consejería”. Que apoyen y no enreden.

Me resulta despreciable el manejo sectario de algo tan serio como es la ubicación del Ejército de España en el territorio nacional. Podrán poner las excusas de conveniencia logística que se les ocurra, pero que no se sustentarán porque es un cambio de ubicación, no la licencia y desaparición de ese contingente de fuerzas. La razón simple es que “molestan” y deben irse. Desde hace años en El País vasco y también en Cataluña, se ha intentado forzar la marcha de esas “tropas de ocupación”, en el delirio nacionalista independentista que tanto ha consentido este Gobierno del Sr. Zapatero. En Cataluña ya se transigió con la salida de la Guardia Civil, ahora se va a transigir con la salida programada del Ejército en El País Vasco.

Todo va en la dirección que quiere este Gobierno. Intenta llegar a hechos consumados donde los referéndums de independencia o de crear un Estado confederal sean posibles en un futuro no muy lejano. No más tarde de la tercera legislatura si vuelven a ganar las elecciones en el 2012. Lo que no entiendo muy bien es cómo encaja la Monarquía en todo esto y su empeño en favorecer a determinadas fuerzas políticas que en nada se diferencian del resto de fuerzas nacionalistas secesionistas. Personalmente no me quita el sueño, ni me preocupa lo que haga o deje de hacer. Como es el dicho “la acato por imposición legal, pero no la comparto”.

Pues a la Sra. Chacón le voy a proponer que termine “la jugada” y saque todas las tropas de El País Vasco, también a la Guardia Civil que tiene carácter militar como Cuerpo. Así dejará a los vascos en manos de la Lehendakaritza, del Consejero de Interior el Sr. Balza, conocido demócrata y la defensa en manos de la Ertzaintza. Total, así nos ahorraremos los pluses de destino y de peligrosidad que estamos en época de crisis económica y lo más importante, dejarán de ser blanco de los atentados terroristas y evitaremos más muertes. Eso sí, abandonaremos a su suerte a aquellos ciudadanos españoles que no sienten lo mismo que los nacionalistas y que sufren la persecución y desprecio social del resto de sus vecinos y conciudadanos.

Pues ánimo y a dejar a El País Vasco como “zona desmilitarizada”. Esas tropas vendrán muy bien para su destino en Afganistán, tal y como les ha exigido su nuevo amigo el presidente Sr. Obama. Ya ven, dos pájaros de un solo tiro, nunca mejor dicho.

Para ellos no hay crisis
José Antonio VERA La Razón 5 Febrero 2009

Ahora casi todo el mundo tiene que ajustarse el cinturón, menos algunas Administraciones, que viven instaladas en la arcadia feliz del gasto público. Autonomías como la catalana y la gallega, gobernadas por socialistas e independentistas, dilapidan los dineros como si fueran ricas y se han metido en una carrera de despropósitos en la que compiten por ver quiénes de ellos viajan más, nombran más asesores, montan más embajadas, ponen más funcionarios, pagan más informes anodinos, se suben más el sueldo y compran coches más caros y despachos más lujosos. Y así nos va, endeudados hasta las cejas y con el dinero justo para pagar a proveedores y empresas. Pero da igual. A ellos les da igual la crisis o la recesión, pues lo único que quieren es «fer naçió» como sea al precio que sea.

Algo parecido le sucede a Maleni. En este mar de despropósitos no podía faltar la ministra estrella del Gobierno. Para ella tampoco hay crisis. Gasta sin parar en viajes, asesores, informes y obras de todo pelaje y dudosa rentabilidad. En vez de aligerar el organigrama de su Ministerio, lo engorda con nuevos cargos del máximo nivel, y cada vez que se le ocurre cambia de jefe de prensa y asesores. Si por lo menos le dieran resultado a la hora de justificar la gestión, vale. Pero es que ni eso. Su Ministerio es cada día más caótico. Eso sí, gasta como nadie.

ZP esperpéntico, grotesco y zurumbático. Gasta 10.000 millones de pesetas en trastajos autopromocionales.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 5 Febrero 2009

Para entender a Zapatero uno tiene que fijarse en sus fijaciones, y fijo que tiene muchas, variadas y de todo tipo. Ya ha sido muy comentada la que tiene con su abuelo, la que tiene con las civilizaciones, la que tiene contra Aznar, la que tiene contra Bush, la que tiene con el despiporre climático, la que tiene contra la Iglesia, la que tiene con la mendacidad y la que tiene con echarle el muerto de su desaguisado económico y su generación de paro a la globalidad terrícola planetaria.

Otra de sus fijaciones es el autobombo, recuerden los años que llevamos oyendo por todos lados eso de “Gobierno de España” en cada anuncio que ZP y sus ministros nos sueltan cuando nos instruyen sobre los condones y hasta sobre las bombillas transgénicas. Como ZP es el gobierno, el mensaje siempre es “ZP de España”.

Recuerden su fijación por conseguir la foto al lado de Bush. Y ahora la manía que le ha entrado con el Plan E de esperpéntico y con el trajín que se trae con esos grotescos carteles de 12 metros cuadrados, que cuestan unos 2000 euros y que deben poner todos los ayuntamientos en lugares bien visibles si gastan en obras la pasta E, sea cual sea el monto de la obra.

Zapatero ha logrado lo que jamás logró el que asó la manteca, que costase más el entierro que la abuela y para eso hay que ser tonto o ególatra. Cuentan las crónicas que hay ayuntamientos de este país que están ejecutando proyectos con los dineros del Plan E (de esperpéntico) que no superan los 2000 euros, pero se ven obligados a pagar de su bolsillo el cartelito a mayor honra y gloria de Zapatero que les cuesta 2000 euros, eso sí compran el baratito.

Todo lo que esa fantasmagoría de 10.000 millones de pesetas en los nuevos trastajos publicitarios de ZP tiene de esperpéntica y grotesca, nos da a entender que Zapatero está más zurumbático de lo que sería de esperar tras crear él solito un millón de parados.

Para abochornar documentadamente a Zapatero por su egolatría megalomaníaca he buscado la mejor oferta, que he sido capaz de encontrar, para el famoso cartel del Plan E que hay que poner en todas las obras pagado por el ayuntamiento de turno y aquí tienen una estupenda.

“Nos hemos tomado la crisis en serio y por este motivo hemos ajustado una oferta del rótulo que exige el Ministerio de Administraciones Públicas para las concesiones que se otorgan bajo el nombre de “Plan E”. Este artículo está recogido en el BOE con fecha 14/01/09.

Este cartel está compuesto por:
• 5 paneles galvanizados electrosoldados de 80 x 300 cm. rotulados según las indicaciones del cliente.
• 6 abrazaderas de varilla roscada con tuercas de 12 x 6 cm.
• 31 tornillos con tuerca y arandela cincada (M-8x15)
• 3 correas de 4 m. con 2 soportes desmontables
Precio con embalaje y transporte IVA incluido: 1600 euros.”

Calculando el montaje en 300 euros, nos da un costo de 1.900 euros. Dado que hay 30.907 proyectos presentados para financiarse con el Plan E, ello significa que ZP va a dilapidar en autobombo 58.723.300 euros, o sea, la friolera cantidad de 10.000 millones de pesetas.

Ya hay un millón de parados que no cobran ni un euro y ahí está el faraón Zapatero gastando 10.000 millones de pesetas, repito diez mil millones, en su auto glorificación.

Así nos va. Los sindicateros mudos poniendo el cazo, los canoneros cejateros del club de la ceja mudos poniendo el cazo, el PP mudo apuñalándose entre ellos, la progresía muda alabando la integridad de ZP, la alarma social muda viendo telebasura, las calles vacías porque no hay chapapote de por medio y Zapatero tirando diez mil millones de pesetas en trastajos autopromocionales mientras manda al paro a 6.666 trabajadores cada día que pasa. Si esto no es de locos que venga la diosa disociada del ditirambo progresista y lo vea.

Documentación.
El Confidencial. Los carteles publicitarios del 'Plan E' de Zapatero son más caros que muchas de las obras

El propio Zapatero es un artículo de lujo diseñado para la bonanza económica
La cultura de la opulencia
Iñaki EZKERRA La Razón 5 Febrero 2009

España anda todavía en la cultura de la opulencia. Éste es el verdadero problema de fondo que nos asola más allá de las medidas que el Gobierno tome ante la crisis y que van a seguir siendo unas medidas para salir del paso, porque el propio Gobierno que tenemos nació para el despilfarro y no puede hacer otra cosa más que exactamente aquélla para la que fue creado y elegido.En un país de nuevos ricos que nos hemos permitido despreciar y cuestionar todo lo que habíamos conseguido y que de repente nos vemos pobres, el Gobierno este es simplemente un nuevo rico congénito, una cosa exclusivamente nacida para el caro lujo de dar la razón a los nacionalismos, para el pacifismo retórico, para crear ministerios ridículos de la Igualdad o la Bondad, para regalar miles de millones de euros contra el hambre universal cuando se aproxima a zancadas el hambre local e impulsar -como hace ahora Zapatero- una «Alianza Global de la Agricultura y la Seguridad Alimentaria». El propio Zapatero es un artículo de lujo diseñado para la bonanza económica, para proponer alianzas etéreas que nos hagan soñar un poco con la generosidad que no nos podemos permitir y con la riqueza que no tenemos, como esas familias arruinadas y desastrosas que ascendieron socialmente de manera rápida sobre un capital frágil y que se empeñan en llevar el mismo ritmo de gastos que en los buenos tiempos con el objetivo catastrófico de no asumir su situación real y su descalabro.

En realidad no es sólo el Gobierno. Es el país entero. No hemos sabido crear con antelación, ni improvisar todavía, una cultura o al menos una «cultureta» de la crisis. Estaba todo previsto para la abundancia eterna, para ser los más ricos, los más progres, los más guapos¿ Y por eso la miseria nos pilla a contrapié. Le pilla a contrapié a Carod-Rovira, que no puede ahorrarse un absurdo viaje a Israel que compense ante los judíos la ayuda económica que la Generalitat brinda generosamente a los palestinos. Le pilla a contrapié a Ibarretxe, que anda usando los datos de una agencia de «rating» (Standard & Poors) para vendernos en su tele oficial que España se hunde mientras Euskadi va viento en popa y mantiene su «proverbial» fortaleza económica. Le pilla a contrapié a Touriño, que no puede renunciar a gastarse, el pobre, 1.100.000 euros en equipos audiovisuales ni 480.000 en su cuarto coche oficial. Yo creo que Touriño tiene un breve «tour», un corto «viajeciño» por la política, con ese coche y con su programa electoral tan particular de «Galicia luz y sonido».

A contrapié, sí. Volvemos a escuchar que las pensiones de la Seguridad Social corren riesgo y vemos al camionero de Loeches que se quiere quemar a lo bonzo porque un ayuntamiento no le paga sus 400.000 euros y porque el Estado es un moroso más, pero seguimos hablando de superfinanciaciones autonómicas como si no hubiera un mañana, como si no fuera la propia burocracia de las autonomías lo que hubiera que revisar con sus miles de coches oficiales de todos los Touriños de la piel de toro. El problema no ha sido sólo vivir por encima de nuestras posibilidades, sino hacer ideología, pensar, votar por encima de nuestras posibilidades, mirar para otra parte se tratase de lo que se tratase. El camionero de Loeches se quiere autoinmolar y, mientras, el Estado gastándose la pasta para que la Beloki pueda concebir y parir a un etarra felizmente.

Críticas a los bancos
Ni "carantoñas, ni "regañinas"
Tiene razón Saenz de Santamaría. Sin embargo, el problema está en que el PP ha sido copartícipe, tanto de las "carantoñas", como de las "regañinas" que el Gobierno ha dirigido -en ambos casos, de manera injusta y pública- a nuestras entidades financieras.
Guillermo Dupuy Libertad Digital 5 Febrero 2009

Dice Soraya Sáenz de Santamaría, no sin razón, que el Gobierno de Zapatero "hace carantoñas a los bancos en privado y les echa regañinas en público". El problema, sin embargo, está en que el PP ha sido copartícipe, tanto de las "carantoñas" como de las "regañinas" que el Ejecutivo socialista ha dirigido –en ambos casos, de manera injusta y pública– a nuestras entidades financieras.

Empezando por las primeras, ¿le parece a alguien poca "carantoña" la parte de nuestra riqueza nacional, presente y futura, que el Gobierno socialista, con el respaldo de la oposición, ha comprometido en beneficio de la banca con ese multimillonario y privilegiado plan de rescate? Eso, después de habernos dicho Zapatero que gozábamos del "sistema financiero más sólido del mundo"...

El PP podrá alegar en su defensa que respaldó esa jugosa "carantoña", pero bajo tres premisas: máxima transparencia sobre su puesta en marcha, una comisión parlamentaria que supervise el proceso y la garantía de que el objetivo básico sea apoyar a las familias y a las pymes, y no sólo a los bancos.

Lo cierto, sin embargo, es que los términos de ejecución de ese plan no tuvieron nunca más aval –dejando al lado por un momento el dinero de los contribuyentes– que la palabra de Zapatero. Y el PP lo respaldó incluso cuando ya se supo que la citada comisión parlamentaria de supervisión no se iba a crear. También el PP mantuvo su apoyo –es más, lo acordaron conjuntamente– cuando se decidió que los ciudadanos no conocieran los nombres de las entidades que recurrieran a la ayuda estatal hasta cuatro meses después de su concesión. El hecho cierto es que a día de hoy no se da una sola de las premisas reclamadas por Rajoy. ¿Y cual ha sido la reacción del PP? ¿Retractarse acaso del apoyo dado al plan de rescate del Gobierno? No. Lo que ha hecho el PP ha sido iniciar las "regañinas" a la banca que ahora denuncia el Ejecutivo.

Ciertamente, aunque desde el PP no se haya llegado en ningún momento a los chulescos e "impacientes" términos empleados recientemente por el ministro de Industria, fue el partido de Rajoy el primero en poner a los bancos en la picota por restringir sus créditos a las pymes y a las familias. Bien es cierto que las "patadas" del PP iban fundamentalmente dirigidas a las posaderas de Zapatero, pero ¿alguien se sorprende de que el Gobierno las trate de evitar reenviándolas a la banca?

Por mi parte, considero que de aquellas "carantoñas" vienen ahora estas "regañinas". Y ambas me parecen tanto injustas como peligrosas: las entidades financieras son las primeras interesadas en expandir el crédito. Por prestar, y gracias a esa triquiñuela del coeficiente de caja de reserva fraccionaria, prestan hasta lo que deberían custodiar. El problema que ahora nos ocupa, sin embargo, es que, tal y como ha advertido el presidente de la Asociación Española de la Banca, la demanda solvente de crédito ha disminuido como consecuencia de la recesión económica. Ante esta realidad, ¿qué va a hacer el PP? ¿Va a unirse al Gobierno para que la banca actúe con "menos cautela", tal y como irresponsablemente le ha pedido Zapatero? ¿Va a secundar el "crédito subprime"? ¿Es que ahora forma parte del ideario del PP defender el crédito de alto riesgo a cargo del contribuyente?

Por otra parte, y tal y como era de prever, el plan de rescate del Gobierno no ha servido para facilitar el crédito, sino para que las entidades financieras limpien y saneen sus balances. En lugar de haber dejado que el mercado premiara y castigara, respectivamente, las buenas y malas practicas, se ha acudido en socorro de justos y pecadores, en un proceso de socialización de pérdidas que, a cada fracaso, reclama más y más intervencionismo.

Es cierto que entre esos "pecadores" no sólo están incompetentes banqueros o politizados dirigentes de cajas de ahorro, sino también otros banqueros y otros muchos empresarios que fueron engañados, más que tentados, por una política artificial de dinero barato impulsada por nuestras autoridades monetarias. Ahora bien, este hecho, como el de que no tenemos "el sistema financiero más sólido del mundo", jamás debía haber llevado al PP a secundar lo que, lejos de ser un mal menor, es una contraproducente huida hacia delante que sólo trata de rehuir la catarsis y el necesario reajuste al que nos ha abocado el irresponsable y desestabilizador expansionismo monetario auspiciado por el intervencionismo estatal.

Por otra parte, la innegable necesidad de financiación de familias y pymes, no por dramática, se convierte en menos insolvente. Si se quiere ayudar a las familias y a las pymes, en lugar de hacerlo insanamente a través de intermediarios financieros y a cargo del contribuyente, que se haga de forma directa, mediante una drástica reducción de impuestos. Ésa es, junto a una no menos drástica reducción del gasto público y las reformas liberalizadoras que reclama nuestra economía, la manera más sana y segura de que el dinero llegue a las familias, de reactivar la economía y de expandir el crédito.
A eso se debería limitar e insistir con mucha mayor contundencia el discurso del PP y no a compartir perjudiciales "carantoñas" y "regañinas" con el Gobierno.

Carta de una madre a la ministra Mercedes Cabrera
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 5 Febrero 2009

Ante las valoraciones que Mercedes Cabrera ha realizado una vez conocerse el Fallo del Tribunal Supremo sobre EpC quisiera expresar:

1º) EpC NO es una asignatura como cualquier otra.

2º) Los padres objetores que hemos descalificado EpC NO somos manipuladores.

3º) Es totalmente dogmático y muestra un autoritarismo improcedente decir que “nada hay en ella que invada derechos fundamentales de los estudiantes” (¿Siete votos en contra del Tribunal Supremo, significarían siete jueces ineptos y manipuladores?).

4º) Si EpC enseña tolerancia, ¿por qué la Ministra no lo ha sido con los padres objetores y les ha negado el derecho al debate y el diálogo?

El PSOE ha sido quien ha hecho de la Educación un campo de batalla política con la introducción de contenidos laicistas y estatistas, quitando a los padres como principales educadores de la conciencia moral de sus hijos.

Es de una “arrogancia insultante” acusar a los padres de polemizar y politizar la educación de sus hijos de manera artificial y estéril, como si fuésemos unos irresponsables e ignorantes. Tal prepotencia y autoritarismo es inadmisible por parte de un funcionario público como es la Ministra.

¿Cómo es capaz de dudar de los padres objetores y sospechar que no nos importa la calidad de la educación que reciben nuestros hijos? Parece fruto de la necedad y la petulancia el querer monopolizar no sólo la conciencia de nuestros hijos sino además la de los padres, atribuyéndonos intenciones espurias en nuestra participación cívica a nivel social.

Usted, Sra. Ministra, no lamenta absolutamente nada, pues jamás ha tenido una actitud de diálogo democrático, nunca ha querido recibir a los padres objetores ni ha propiciado ningún canal de comunicación con quien no estuviese de acuerdo con Usted… No nos engañemos ni nos engañe… Si lamenta algo, es no haber sido más eficaz en la implantación de EpC y por ello ni siquiera ha sido capaz de salir a la palestra a debatir con nadie… Ha utilizado al Sr. Tiana en su momento, a la FERE, al Sr. Marina o a la Sra. Pellicer para que le hicieran de gurkas en la contienda política y social.

Vd. ha despreciado a los padres como interlocutores válidos y por eso los ha ignorado en estos dos años de debate social.

¿Cómo puede decir que ha sido un debate irreal y una pérdida de tiempo? Aunque fuésemos una minoría, tenemos derechos, porque somos ciudadanos igual que sus votantes y no toleramos ni toleraremos ser discriminados por Usted.

Su “fobia a tratar con los padres” es muy poco normal, pues con su negación absoluta demuestra no sólo su poco talante democrático sino su nula sensibilidad ciudadana… ¡Y encima nos pretende adoctrinar sobre valores democráticos! ¡Ya lo dice el refrán: “Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces”!

No le permito como madre responsable de la educación de mis hijos, por derecho natural, no por concesión del PSOE, le aclaro, ni de ningún partido político al uso, que me haga una llamada a la responsabilidad como si fuese hasta ahora, por haber objetado, una inadaptada cívica o una irresponsable (jurídicamente hablando), porque ni Usted es Dios, ni un referente legítimo para demandármelo. Tan sólo, conviene que lo recuerde una vez más, es una funcionaria pública del Estado al servicio de los ciudadanos, y yo soy una ciudadana más, ¿o me va a negar esa condición cuestionando mi participación social?

Ahora habla de poner todos los medios y acciones para los niños objetores… ¿Quién va a creerle cuando durante dos años no le ha importado que esos niños estuviesen perseguidos en las autonomías gobernadas por el PSOE?

No sé si reír o llorar con sus palabras…

Es muy difícil de creer que le interese la educación de calidad cuando Vd. misma ha trabajado para mediocrizar la educación y relativizar todos los informes que señalan el alto índice de Fracaso Escolar en España.

En fin, sólo me resta decirle como madre objetora que ¡¡¡ante EpC una y otra vez sostendré mis convicciones y voluntad de “NI UN PASO ATRÁS”!!!

Patricia Martínez Peroni
DNI 52499006B
Psicóloga y Profesora universitaria

Crisis
Una propuesta de regulación
No ha habido ningún exceso de ahorro, todo lo contrario: ahora se está recomponiendo el ahorro en los sectores privados, pues están muy endeudados (sobre todo las familias).
Luis Hernández Arroyo Libertad Digital 5 Febrero 2009

La confusión reina sobre las interpretaciones de la crisis a juzgar por las medidas tomadas por los gobiernos del mundo. Los políticos, ayunos de argumentos que ofrecer a la opinión pública, se han dejado cautivar –y nuca mejor dicho– por ese nuevo keynesianismo surgido "del armario" con una vitalidad inconcebible. Los políticos han lanzado un mensaje que bien leído dice:

Nosotros no sabemos qué hacer, pero miren, de momento vamos a gastar ahora las recaudaciones impositivas de los próximos diez o quince años –más un porcentaje adicional del 20% o 40%– para estimular la demanda, y luego ya veremos; si ganamos las elecciones, pues explicaremos que hay que estrecharse el cinturón porque tenemos una deuda inmensa que pagar por culpa de la crisis; si perdemos las elecciones, que los que vengan lo arreglen y se desgasten haciéndolo, así podremos ganar las elecciones siguientes.

Esto es una lógica del poder perversa, pero ha funcionado durante décadas en las democracias occidentales, con los partidos socialistas cumpliendo el papel de gastadores y los de derechas el papel de austeros (tampoco mucho, porque esa lógica imperante ha propiciado que la deuda pública se haya ido acumulando aquí y allá).

Ahora, sin justificación alguna –como explican Robert Barro, o el Cato Institute– se ha extendido la creencia de que el gasto público tiene un multiplicador de 1,5, esto es, que cada euro gastado genera –¿por qué?– 1,5 euros de PIB. Los panes y los peces, vaya.

Todo esto se debe a que los políticos no quieren saber nada de las causas de la crisis, que no ha sido causada por un exceso de oferta y ahorro, como propugnaba Keynes, sino por una crisis bancaria sistémica. Expliquemos esto: ha sido una crisis en la que la quiebra de unos bancos ha arrastrado a todos los demás. Eso, a su vez, ha secado desde entonces la liquidez. No ha habido ningún exceso de ahorro, todo lo contrario: ahora se está recomponiendo el ahorro en los sectores privados, pues están muy endeudados (sobre todo las familias).

Así que sí, los que se han equivocado comprando pisos o invirtiendo mucho están pagando por su error; pero el problema es que, al margen de eso, también están sufriendo por la crisis bancaria, pues no pueden refinanciarse (ni siquiera el capital circulante) pese a que los tipos de interés han bajado.

Me parece que centrar bien el problema es lo que hace Roubini cuando propone un esquema de protección, no contra las crisis bancarias, sino contra el efecto contagio que estas provocan. Es un proyecto de investigación de la Universidad de Nueva York avalado por muchos profesionales que merece la pena porque parte simplemente de la raíz del problema, no de teorías más o menos keynesianas que nos pueden llevar a la ruina. La propuesta consiste en hacer pagar a los bancos, preventivamente, un seguro contra los riesgos que su gestión puede provocar a los demás, independientemente de sus resultados buenos o malos. Pues el problema es que bajo los sistemas regulatorios actuales, la mera reacción de los bancos a un aumento de la incertidumbre –que es la lógica reacción de protegerse recapitalizándose– conduce a los demás a la misma reacción y tanto los bancos sanos como enfermos caen como un castillo de naipes. En sus propias palabras:

Se obligaría a cada institución a asegurarse contra el riesgo sistémico, esto es, contra sus propias pérdidas en un escenario en el que todo el sector financiero está obteniendo malos resultados. En caso de que haya que prestar cobertura, los pagos deberían realizarse al regulador encargado de estabilizar el sector financiero y no al banco. De esta manera, el banco tendría incentivos para limitar el riesgo sistémico (para reducir su póliza), proporcionar una estimación de mercado de su riesgo (el coste de aseguramiento) y reducir los costes fiscales y el riesgo moral de un rescate público (ya que la compañía no obtendría cobertura en caso de quiebra). Dado que el sector privado puede no ser capaz de capitalizarse lo suficiente para hacer frente al riesgo sistémico, el Gobierno debería proporcionarlo, como en el caso del seguro por terrorismo.

Es decir, los bancos tendrán un incentivo a no correr ciertos riesgos, pues con ello pagarán menos por el seguro obligatorio y a su vez, en caso de quiebra, ésta no se cubre con el seguro, sino que la cobertura va al regulador, para reducir los costes fiscales y el riesgo moral que surgen en estas crisis. Es un seguro previo, pagado por los bancos, por los efectos externos perversos causados a otros.
No haría falta cambiar la regulación actual, según los autores, que dejaría a cada entidad cargar con las consecuencias de su mala práctica, lo que me parece un principio fundamental que ha de defenderse en estos tiempos de acoso y derribo a los fundamentos de una economía sana.

Luis Hernández Arroyo es autor del blog Cuaderno de Arena.

****************** Sección "bilingüe" ***********************

El PNV extiende la imposición del euskera a las empresas privadas
Carmen Morodo La Razón 5 Febrero 2009

madrid- A un mes de las elecciones autonómicas el PNV sigue dando pasos en su política de euskaldunización de la sociedad vasca. En el centro de la diana está nada menos que Álava, la provincia más castellanohablante del País Vasco. Y como instrumento de ejecución de estos planes lingüísticos se utiliza la Diputación foral alavesa, joya del proyecto constitucionalista hasta los últimos comicios. El PNV, tercera fuerza, consiguió desalojar del poder al PP, primer partido en votos, porque el PSOE se negó a llegar a un acuerdo con la otra fuerza de ámbito nacional.

La formación que lidera Ibarretxe gobierna con EA y con Aralar en minoría. Y esa alianza acaba de aprobar un Plan de normalización del uso del euskera en la Diputación foral del que, además de otras medidas de condicionamiento de las actividades subvencionadas por la diputación o de la contratación del personal propio de esta institución, se deriva la extensión de la obligatoriedad del conocimiento del euskera al resto de las contrataciones administrativas. La injerencia, por tanto, traspasa el ámbito de lo público para entrar en el privado.

El contenido de la cláusula
La normativa aprobada dice textualmente que las contrataciones de la Diputación se realizarán en las dos lenguas oficiales, pero que «progresivamente se establecerán requisitos lingüísticos a los/las adjudicatarios/as de contratos de servicios, contratos de obra y contratos de suministros, en ese orden de prioridad».

Por tanto, los concursantes a este tipo de contratos serán más valorados, estableciendo para ello obligaciones lingüísticas de los adjudicatarios. Afectará desde a la empresa que opte a realizar unas obras en una carretera hasta a aquella que ofrezca el suministro de cualquier material.

Las diputaciones forales manejan una muy golosa cantidad de recursos. Por el régimen especial vasco, tienen las competencias propias en Hacienda (recaudan y son ellas quienes hacen llegar el dinero a Ajuria Enea), además de en carreteras, agricultura, bienestar social, cultura...

La normativa aprobada abunda en la imposición lingüística, pero también justifica las sospechas sobre los posibles ánimos clientelistas que la inspiran. Hay quien piensa en el PP que todo está diseñado para repartir el pastel entre las «empresas amigas, que son las que hacen gala de saber euskera».

Preguntado por el plan del que informa hoy este periódico, el secretario general del PP de Álava, Javier de Andrés, aseguró que con la decisión adoptada el «nacionalismo avanza en su proyecto de condicionar la vida social y económica del País Vasco, independientemente de que eso vulnere las leyes de contratos administrativos o que sea contrario a la realidad lingüística de Álava y que represente una discriminación para los ciudadanos alaveses en general y para los trabajadores en particular». Además, se restringe la capacidad de competencia de muchos licitadores, especialmente alaveses, mientras que los de otros territorios vascoparlantes se encontrarán en ventaja, incluso aunque ofrezcan un producto de peor calidad y precio.

Manifestación de Galicia Bilingüe
Redecoraciones e infamias
El vicesecretario general del PSOE declaraba que Galicia dispone de "dos lenguas propias". Hasta hace un cuarto de hora, él mismo hubiera motejado de "enemigo del gallego" a quien osara manifestar tal cosa.
Cristina Losada Libertad Digital 5 Febrero 2009

El partido de Touriño proclama estos días que el español es una lengua de Galicia. Sus voceros lo dicen como si tal cosa. Como si hubieran gobernado los pasados años en concordancia con esa realidad que ahora supuestamente reconocen. El propio presidente de la Xunta llegaba a afirmar que el castellano es "tan nuestro" como el gallego, pirateando el concepto del manifiesto "Tan gallego como el gallego", que daría lugar a la primera movilización social contra la erradicación del español a la que aboca la política aplicada por él y sus socios del Bloque. Es más, el vicesecretario general de su partido declaraba que Galicia dispone de "dos lenguas propias". Hasta hace un cuarto de hora, él mismo hubiera motejado de "enemigo del gallego" a quien osara manifestar tal cosa.

La proximidad de las elecciones obra milagros como esta súbita "conversión" de los jefes del socialismo galaico. Consciente del rechazo que ha despertado la expulsión del idioma español de las aulas a golpe de decreto, el Partido Socialista remodela su discurso sobre el idioma, a ver si las palabras pueden más que los hechos. Confía en la credulidad de sus votantes y aún de otros, que albergan la ilusión de que los abusos del bigobierno responden sólo a la presencia del nacionalismo. Confía, pero no del todo. De ahí que pida Touriño que "el gallego" se deje al margen del debate electoral y ya acuse a quien no se pliegue de "oportunismo". Oportunismo es fingirse defensores del bilingüismo a tres semanas de unos comicios. Y manipulación, presentar como objeto de discusión el gallego cuando lo que se discute es la política lingüística de Touriño.

La maniobra de camuflaje y redecoración emprendida por los dirigentes socialistas tiene, además de las urnas, otro motivo. El domingo se celebra en Compostela una manifestación por la libertad de elección de lengua, convocada por Galicia Bilingüe. Desacreditarla es el principal y patético empeño de los socios de Gobierno. Como lo ha sido atacar a esa asociación desde que comenzó a recoger la inquietud causada por la imposición lingüística en la enseñanza. Cuentan para ello con colaboradores que no siempre trabajan gratis et amore. La "normalización" es un buen negocio para algunos. Otros la aplauden por conformismo.

La prensa colabora, cómo no. El diario El País titula que la manifestación "exige separar a los niños por idioma", en consonancia con el número dos del partido de Touriño, que acusa a Feijóo, por apoyarla, de favorecer el "apartheid lingüístico". El Progreso, diario de Lugo, escribe que la Asociación de Víctimas del Terrorismo, por el mismo "delito" de respaldar la manifa, "compara la defensa del gallego con el apoyo a la banda terrorista ETA". Y llega a poner negro sobre blanco que la AVT y otros grupos "llegan a Galicia con las armas cargadas contra el gallego". ¡Llegan! ¡Con armas! ¡Contra el gallego! Infames destilados de ese tipo aparecen día si, día no, en la prensa. Tal colección de tergiversaciones, falsedades e insultos constituye, en realidad, una prueba. La prueba de su falta de razón.

Gloria Lago: "Los radicales están metiendo miedo a la gente para que no vaya a Santiago"
Juan C. Osta Periodista Digital 5 Febrero 2009

"Galicia es bilingüe. Quiero libertad para elegir". ¿Acaso no recoge ésto la Constitución? Éste va a ser el lema de la manifestación convocada por Galicia Bilingüe. La defensa de una libertad básica, frente a una Xunta socialista-nacionalista que impone el gallego, va a llevar a "miles de gallegos" a echarse a las calles. La cita: Santiago, domingo 8 de febrero, a las 12:00 -salida desde la Alameda-. Gloria Lago: "¡A estar ahí, a sumar!"

¿Qué le ha parecido que un ferviente partidario de la imposición del gallego como Touriño haya afirmado en la campaña que el castellano es "tan nuestro" como el gallego?

Eso es una señal de que la labor que estamos llevando a cabo está haciendo mella en la campaña electoral del señor Touriño, porque tal vez se esté dando cuenta de que la imposición ligüística le va a pasar factura en las elecciones. Y, por otra parte, es un mensaje bastante sorprendente si tenemos en cuenta que tan solo hace 15 días su Consejera de Educación les ha dicho a unos padres que sus hijos no pueden ni siquiera hacer preguntas orales en la clase en español. ¡Cómo vamos a creer que este señor va a respetar el bilingüismo en Galicia!

No ha sido el único. Ya son varias las ocasiones en las que Anxo Quintana ha hecho requiebros a sectores no nacionalistas, incluso castellanohablantes....

Sí, pero todos conocemos cuál es la política lingüística del Bloque, que es el monolingüismo en gallego.

¿No es demasiado oportunista que el bipartito se muestre a pocas semanas de las elecciones como defensores del bilingüismo tras cuatro años de imposición?

En campaña electoral los partidos adoptan muchos disfraces.

Sobre la manifestación. ¿Cuánta gente esperan que vaya?

Pues no hemos hecho previsiones. Acabo de recibir un mensaje de una madre que me dice: "Hemos previsto ir toda la familia, desde mi padre de 83 años hasta mi sobrina de unos pocos meses. Y entre medio 22 personas, entre adultos y niños. Nos da igual que llueva o que nieve. Gracias por todo lo que hacéis por nosotros". Yo creo que la expectativa es buena, pero también dependerá bastante de la climatología. Pero hay muchas personas que están dispuestas a mojarse y a pasar frío.

¿Qué diferencia a esta marcha de otras que hayan hecho anteriormente?

Es la primera vez que nos manifestamos, hasta ahora hemos hecho concentraciones. Es la primera vez que hacemos una manifestación de esta magnitud en Galicia por el tema de la lengua. Hicimos una concentración anteriormente en Vigo cuando sufrimos las agresiones de los independentistas, pero fue algo espontáneo. Ésta es la primera vez que organizamos algo en Santiago, para toda Galicia.

¿Temen que haya lío en la manifestación? En los foros nacionalistas organizaciones radicales como Briga ya están calentando el ambiente.

Ellos están preocupadísimos con esta manifestación, son personas que no están acustumbrados a que las personas que no piensan como ellos se expresen libremente y probablemente estén intentando disuadir para que no se manifiesten algunas personas. Pero lo que está claro es que las Fuerzas de Seguridad han preparado un dispositivo muy completo y que nos han garantizado que podremos manifestarnos en libertad.

¿Qué partidos apoyan la manifestación?
El Partido Popular de Galicia, UPyD, Ciudadanos, Unificación Comunista de España y Unión Democrática Liberal de Galicia.

¿Y políticos que hayan confirmado su asistancia?
Han confirmado su asistencia algunos cargos políticos del PPGa, Rosa Díez, Albert Rivera,...

¿Alberto Nuñez Feijóo?
Está en Argentina ese día.

Recortes de Prensa   Página Inicial