AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 11 Febrero 2009

Zapatero y sus huidas hacia adelante
Esta permanente huida hacia adelante a través del gasto público no debería quedar oculta por ese "chocolate del loro" que es la nimia reducción de los gastos no financieros del Estado anunciada por Zapatero.
EDITORIAL Libertad Digital 11 Febrero 2009

Si tenemos en cuenta que desde la ultima comparecencia de Zapatero en el Congreso para analizar la situación económica, el pasado noviembre, España ha registrado un aumento de medio millón de nuevos desempleados, sería lógico esperar que las primeras palabras del presidente del Gobierno en su intervención de este martes ante la Cámara hubieran sido para anunciar la destitución, como mínimo, del ministro de Economía.

Zapatero, sin embargo, ha dejado pronto en evidencia que su comparecencia no tenía otro objetivo que confirmar su permanente huida hacia delante, en la que el único "anuncio estrella" ha sido una irresponsable, inconcreta y demagógica propuesta de "mantener e incrementar" la cobertura por desempleo, "sea cual sea el número de parados" que alcance el país en esta crisis. Eso, unido a una ridícula reducción de los gastos no financieros del Estado de 1.500 millones de euros.

Dada la absoluta inconcreción del anuncio de Zapatero y dada su probada afición al engaño, habría que empezar por señalar que las partidas que el Estado destina a la cobertura por desempleo ya se están incrementado preocupantemente desde hace mucho tiempo por la sencilla razón de que cada vez son mas los trabajadores que se quedan en paro y que, por tanto, pasan a ejercer su derecho al subsidio. Si Zapatero hace referencia, por el contrario, a un incremento individual, como correspondería a un anuncio novedoso, debería haber especificado si se refiere a un incremento en la cuantía del subsidio, o bien del tiempo en el que se tiene derecho a percibirlo. En ambos casos, se trataría, sin embargo, de una medida demagógica e irresponsable que, lejos de solucionar el problema, trata de huir de él a costa del contribuyente y del endeudamiento de generaciones venideras. El Estado no genera recursos propios y en un momento en que nos dirigimos a una quiebra de nuestra Seguridad Social, lo último que debía hacer un gobernante responsable es alimentar esa ficción que es el Estado, según la cual –como diría Bastiat– "todos creen poder vivir a costa de los demás". Eso es exactamente lo que hace Zapatero, "sea cual sea el número de parados que alcancemos".

Esta permanente huida hacia adelante a través del gasto, del déficit y del endeudamiento público, que va a hacer mucho más lenta y tardía nuestra recuperación económica, no debería quedar oculta por la nimia reducción de los gastos no financieros del Estado anunciada por Zapatero, autentico "chocolate del loro" si tenemos en cuenta la drástica reducción del gasto público que requeriría un autentico plan de austeridad.

Aunque al líder de la oposición no le haya faltado razón y contundencia a la hora de dirigir sus reproches al presidente del Gobierno, lo cierto es que la propuesta de reducción de gasto público del PP no ha sido hasta la fecha mucho más ambiciosa, por lo que no hay que sorprenderse de que el único reproche que Rajoy le ha dirigido a Zapatero en esta cuestión es que no la haya aplicado antes.

La realidad, sin embargo, es que España necesitaría de un adelgazamiento del Estado que incluyera no ya la reducción, sino la completa supresión de no pocos ministerios, sin olvidar la congelación salarial de los funcionarios y la necesidad de implicar a las comunidades autónomas y a los municipios en un autentico plan nacional de austeridad. Ello permitiría una radical y responsable rebaja de impuestos que reactivaría de manera saludable nuestra enferma economía.

Zapatero, sin embargo, ha dejado por enésima vez en evidencia que de la reducción de impuestos y del gasto público quiere saber tan poco como de las no menos olvidadas reformas estructurales que, especialmente en el campo laboral y energetico, requiere nuestra economía.

Según el líder socialista, esta crisis, a la que ya no pone fecha de caducidad, todavía "no ha tocado fondo", pero lo cierto es que lo que tampoco parece haber tocado fondo es la incapacidad del Gobierno para afrontar esta dramática realidad.

Planes de estímulo
Un empujón hacia el precipicio
Nuestros problemas económicos provienen de políticas monetarias expansivas, de la planificación económica estatal y de los gastos parasitarios del Gobierno. A menos que encaremos estos problemas, pasará mucho tiempo antes de que toquemos fondo.
Ron Paul Libertad Digital 11 Febrero 2009

Con la atención concentrada en el paquete de estímulos, siguen las preguntas sobre los problemas económicos. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cómo salimos? Y, como siempre, Washington ofrece todas las respuestas equivocadas. Según muchos políticos, estamos aquí por no haber gastado lo suficiente, por no consumir bastante y por no contar con suficientes regulaciones. Ahora, como caballero andante, el Gobierno vendrá a salvarnos, inundado la economía con dólares, contratando a un ejército de nuevos burócratas, creando puestos ficticios y enviando cheques para rescatar a todos. El debate parece centrarse en si el coste de todo esto será demasiado grande para los beneficios que proporcionará o en si se trata sólo de un primer paquete de medidas. Todo eso sería resultaría cómico si los resultados no fuesen tan trágicos.

Los planes empeorarán la situación hasta que aprendamos la lección. Pero los congresistas se comportan como unos adictos a las drogas que tienen que estrellarse antes de ver la realidad. Están jugando con la economía porque sólo piensan en lo que políticamente les conviene hacer. Un buen ejemplo es la "creación" de puestos de trabajo.

Al contrario a lo que muchos piensan, el objetivo de la economía no es crear puestos de trabajo. El nivel de empleo puede ser el signo de una sociedad saludable, del mismo modo que una gran energía puede indicar una buena salud. Pero así como algunas sustancias poco saludables pueden darle al drogadicto mucha energía, la creación artificial de puestos de trabajo sólo empeora los problemas. El objetivo de una economía saludable es la productividad. Los empleos son un resultado positivo de ella. Un trabajo puede consistir en abrir un agujero un día y taparlo al día siguiente, pero eso no beneficia a nadie, ya que el salario devengado proviene de los impuestos que pagan los contribuyentes. Pero algunos creen que ése es el modelo económico a seguir.

Los políticos y los burócratas ya se han asegurado de que los puestos del sector privado sean suficientemente complicados y costosos de crear. Ahora se asombran de que aumente el desempleo y quieren generar cientos de miles de trabajos a través de paquetes de estímulo. El sector privado podría hacerlo, pero está lastrado por los gravosos impuestos y por los costosos trámites y regulaciones. La cura de Washington sólo prolongará la agonía. La escuela austríaca de economía demuestra que sólo la economía libre, sin controles gubernamentales, crea prosperidad a largo plazo. Pero los políticos son claramente miopes y cortoplacistas.

Convendría hacerse las siguientes preguntas. ¿Quiénes sobrevivirán en el sector privado para seguir pagando los sueldos de gente improductiva en puestos inventados? ¿Debemos considerar a Washington como salvador al crear empleos improductivos para reemplazar los productivos que se eliminarán?

La realidad es que nuestros problemas económicos provienen de políticas monetarias expansivas, de la planificación económica estatal y de los gastos parasitarios del Gobierno. A menos que encaremos estos problemas, pasará mucho tiempo antes de que, como el drogadicto, toquemos fondo.

Ron Paul es congresista del Partido Republicano por el estado de Texas.

Plan Obama
Las lecciones del New Deal
El rescate público de la economía y de la banca empujan a Estados Unidos hacia el "colapso del dólar", la "hiperinflación" y, finalmente, la "quiebra". Por ello, de seguir así, la sombra del Supercrash sigue vigente y avanza con fuerza.
Manuel Llamas Libertad Digital 11 Febrero 2009

La luz verde del Senado de Estados Unidos al nuevo plan de estímulo económico de Obama empuja a la primera potencia mundial hacia el abismo económico y el colapso financiero. De poco servirá la colosal inyección pública de recursos para frenar el creciente desempleo que vive el país, y menos aún para iniciar la tan ansiada senda de la recuperación económica. Con este tipo de medidas, el Gobierno tan sólo extenderá la agonía y convertirá la actual crisis en una Segunda Gran Depresión.

El nuevo presidente de Estados Unidos ya tiene a sus disposición 838.000 millones de dólares con el ilusorio objetivo de reactivar el consumo y la inversión. Sin embargo, lo único que conseguirá será incrementar la abultada deuda pública del país hasta límites insospechados, con los consiguientes efectos perniciosos sobre la estabilidad de su moneda. Base sobre la cual se sustenta todo el edificio monetario internacional.

Obama ignora o, lo que sería aún peor, oculta las valiosas lecciones del New Deal ideado por Roosevelt en los años 30 para combatir el crack del 29. Al igual que entonces, el Gobierno promete a la ciudadanía crear millones de puestos de trabajo mediante ambiciosos proyectos de inversión pública, cuyo gasto asciende casi al 6% del PIB nacional. Curiosamente, Roosevelt comprometió un porcentaje muy similar para su programa de infraestructuras, con el que aspiraba a crear un millón de empleos a corto plazo. Sin embargo, pese al enorme sacrificio presupuestario, materializados en déficits públicos insostenibles, la tasa de desempleo se mantuvo por encima del 15% hasta la II Guerra Mundial. Es decir, muy alejada de las tasas pre-depresión de los años 20, inferiores al 5% de paro.

Además, el promedio de horas trabajadas en el sector privado cayó casi un 27% entre 1933 y 1939 con respecto a los niveles alcanzados en 1929. El sector público prácticamente expulsó a la iniciativa privada en el ámbito de la inversión empresarial, hasta el punto de que la bolsa no recuperó el volumen de los años 20 hasta 1954. Es decir, el rescate estatal impidió la necesaria purga que precisaba la economía estadounidense, convirtiendo la recesión en depresión. Por todo ello, el Plan Obama se trata, en realidad, de un nuevo derroche de recursos que, en ningún caso, logrará reactivar la economía.

Por otra parte, el Tesoro de Estados Unidos prevé inyectar cerca de 2 billones de dólares adicionales al sistema financiero para intentar impulsar el crédito y salvar de la quiebra a cientos de entidades. Muy lejos queda ya el polémico Plan Paulson que, dotado con 700.000 millones de dólares, pretendía adquirir los activos tóxicos que acumulan las entidades financieras. Apenas cuatro meses después de su aprobación, el tiempo se ha encargado de demostrar que la inyección de liquidez y la compra de basura a la banca por parte del Estado no lograrían solventar los profundos problemas de solvencia que padece el sistema financiero norteamericano.

Los 700.000 millones de Paulson se han quedado muy cortos, como era de esperar. Además, la aplicación de la primera fase del plan ha supuesto hasta el momento una factura próxima de 80.000 millones de dólares a los contribuyentes. El Gobierno y la mayoría de economistas insisten en ignorar las serias advertencias lanzadas por analistas de prestigio, con una sólida base teórica, acerca de los serios peligros que entraña apostar por el gasto público y la expansión del crédito para solventar la actual crisis. Es el caso de Jim Rogers, Peter Schiff o el profesor Antal E. Fekete.

Todos ellos coinciden en el diagnóstico: el rescate público de la economía y de la banca empujan a Estados Unidos hacia el "colapso del dólar", la "hiperinflación" y, finalmente, la "quiebra". Por ello, de seguir así, la sombra del Supercrash sigue vigente y avanza con fuerza. A veces, Dios otorga ojos a quien no quiere ver y oídos a quien se niega a escuchar.

Manuel Llamas es miembro del Instituto Juan de Mariana y jefe de Economía de Libertad Digital.

ENTREVISTA AL PROFESOR FEKETE
"El Plan de Obama será un fracaso, traerá el colapso del dólar y la quiebra de EEUU"
El profesor Fekete, uno de los teóricos de la economía más originales del panorama actual, aporta sus opiniones en una entrevista a la Revista Portuguesa e Brasileira de Gestão. La política monetaria del BCE y la Reserva Federal han originado la tormenta financiera internacional.
Libertad Digital  11 Febrero 2009

 Al ser preguntado por las principales causas de la crisis, el profesor Antal E. Fekete se mostró rotundo: “Sólo hay una causa principal, la misma que explica la Gran Depresión de los años 30: La destrucción del capital. El capital se ha venido erosionando o consumiendo desde hace décadas, sin darnos cuenta. El proceso acaba cuando ya no hay más capital para consumir. Después de los siete años de vacas gordas, deben comenzar los siete años de vacas flacas”.

¿Y a qué se debe este proceso de destrucción de capital? Básicamente, se debe “a la irresponsable política monetaria de Estados Unidos al bajar deliberadamente el tipo de interés hasta cero”, ya que, como explica: “unos tipos de interés en descenso”, que como matiza, es algo distinto a bajos pero estables tipos de interés, “tienen efectos letales pero que pueden pasar inadvertidos”. Así, “al bajar los tipos de interés, el valor liquidativo de la deuda aumenta, con lo que lejos de reducirla, se aumenta la carga de la deuda”.

De esta manera explica lo ocurrido en EEUU y Reino Unido: Al aumentarse el valor de los pasivos y los activos permanecer constantes, el capital se va consumiendo hasta que las firmas, ya sean bancos o compañías automovilísticas, se convierten en insolventes y dejan de poder atraer el crédito.

Asimismo, explica que el origen de las burbujas crediticias y su inevitable final, la depresión, “no tiene nada que ver con el sistema de producción capitalista, sino con la supresión de la tasa de interés por el gobierno, a través de su agente, el banco central”.

Basándose en la historia del surgimiento de la banca central en Estados Unidos, con la institución de la Reserva Federal en 1913, matiza que en sus inicios ésta no tenía porqué generar ciclos, ya que no se le permitía monetizar la deuda del gobierno. Sin embargo, esta prohibición se levantó a comienzos de la década de 1920, y la Fed comenzó a realizar las llamadas ‘operaciones de mercado abierto’ y a expandir el crédito a tasas disparatadas.

Consecuencia visible del cambio de política monetaria en el país norteamericano fue el estallido inicial de la Gran Depresión. Para el profesor Fekete, la legalización de esta práctica convirtió el principio del gobierno limitado en papel mojado.

"El plan de emergencia de Obama va a fracasar"
El profesor canadiense no podría estar más en desacuerdo con las medidas que están tomando los gobiernos, en especial el de Estados Unidos: “El plan de emergencia de la administración Obama va a fracasar. Consiste en las mismas panaceas que nos han traído a la actual depresión”. No obstante, no carga las tintas sobre Barack Obama, sino sobre “una camarilla reaccionaria de Keynesianos y Friedmanitas que han secuestrado la Casa Blanca, antes de que el nuevo presidente tuviera oportunidad de hacer nada”.

Sobre la política monetaria que está llevando a cabo la Reserva Federal, a través de inyecciones masivas de liquidez y tipos de interés cerca del 0 %, piensa que no solo no tendrá impactos positivos sobre la economía real, sino que afectará muy negativamente al dólar y llevará a la quiebra al estado norteamericano debido al rápido incremento del valor liquidativo de la deuda del gobierno que genera este tipo de políticas. Utiliza el ejemplo de Japón para afirmar que “bajar tipos de interés no es el remedio para la deflación, sino veneno para la economía”.

Acerca de los rumores de nacionalizaciones de bancos, sostiene que no solucionaría nada de la crisis bancaria, y compara la medida con reordenar las sillas de la cubierta del Titanic para evitar su hundimiento.

Tampoco comulga con la reciente idea de Obama de crear un ‘banco malo’ que atraiga los activos tóxicos, definiéndola como “completamente imbécil”, argumentando que “los activos tóxicos deberían ser liquidados inmediatamente y su titulización cancelada”.

Pero sus críticas en el terreno monetario van mucho más allá de problemas coyunturales: “No puede existir un buen banco bajo un régimen de dinero inconvertible. Si quieres tener buenos bancos, tendrás que re-introducir glóbulos de oro en el flujo sanguíneo del sistema monetario. Un sistema monetario enfermo, como es el de la moneda inconvertible, inevitablemente contamina incluso a los buenos bancos”

Previsión y recomendaciones
Sus previsiones de futuro son muy pesimistas, sosteniendo que la situación económica ha llegado a su límite, y si se continúa así, el colapso del dólar y de todo el sistema monetario está al llegar. Además, se atreve a pronosticar que después del periodo actual deflacionario, veremos una hiperinflación.

Su receta para salir de la depresión de la mejor manera posible es reemplazar lo antes posible el actual sistema de dinero fiduciario e inconvertible, por uno en el que el oro juegue un papel fundamental como el baluarte último de la liquidez de todo el sistema.

Así, propone que cualquier país pequeño, como Portugal, podría tomar sus propios pasos hacia delante, permitiendo la circulación del oro como dinero. La consecuencia principal de este plan, asegura el profesor, sería el flujo de capital que iría a parar a Portugal, convirtiéndose este país en el paraíso de los inversores. Más tarde, otros países podrían imitar a Portugal, y de esta manera caminar hacia un sistema monetario mundial mucho más estable y sólido.

Por último, alerta de los trágicos y devastadores efectos que podría tener el seguir dándole la espalda al oro. Según él, si no se pone remedio, esto puede significar el desmoronamiento de la civilización y la erosión de la ley y el orden, la pobreza masiva y el empobrecimiento de ricos y pobres, y la vuelta al mundo a una nueva Edad Oscura.

San Zapatero de los Parados
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 11 Febrero 2009

Nuestro arcangélico presidente (cada vez mueve más sus manos como si de alitas celestiales se tratara) en su seráfico discurso ante el Parlamento logró transubstanciarse de posible responsable de la crisis y el paro, que acongojan a el país por el gobernado, en el beatifico amparo, en el verdadero santo amparador de los parados.

Medio millón de parados más que en su anterior comparecencia en sede parlamentaria y con España batiendo todos los record y registros europeos de paro y destrucción de empleo (en eso si que no somos nada iguales en esta crisis) , Rodríguez Zapatero, que como bien saben usted no tiene responsabilidad alguna en lo que ha sucedido en la nación durante los años en que el ha sido el máximo dirigente de la misma, quiso salir ayer del congreso como el salvador, el socorro de los desempleados. Precisamente de los ya más de tres millones de desempleados que hay en España y que , en ya muy buena parte se han quedado en paro siendo el señor Zapatero presidente , precisamente y que casualidad, de España. Pero el por supuesto no tiene nada que ver con ello.

Si con que no se van a quedar en la cuneta. Los han dejado en el paro. Pero no los vana dejar en la cuneta. Esta bien, pero que muy bien.. Pero eso es nuestra ley, el derecho al desempleo y faltaría más que alguien pudiera negarla. Pero además, y menos mal y por ahora, hay dinero y fondos para pagar a esos parados. Durante cuanto tiempo y a cuantos es otra cosa y si, con lo que se está sacando del pozo quedará en un futuro dinero, por ejemplo, para nuestras pensiones esa es otra cuestión. Pero ahora y por fortuna y todavía hay fondo.

Pero por mucho que Zapatero quiera presentarse como tal salvador de los parados resulta que como mejor se salva a los parados es intentando que no caigan parados. La cuestión, la raíz, la mejor manera de combatir el paro , amen de que haya que pagarlo, que muy bien ,repito ) es que haya trabajo, que no se destruya empleo.

Y en eso Zapatero ni esta, ni está su Gobierno, ni ha propuesto nada a España, ni planteado a la ciudadanía , más allá de que pagara el paro y con Solbes por detrás diciendo que ya no se puede hacer “nada más” . Nuestro presidente está, unicamenmte en el subsidio. Lo entiende todo desde ese punto de vista y parece no asumir que sus obligaciones van mucho más allá y más al fondo. Que así no salimos de la sima cada vez mayor y más profunda. Nada dice, nada dijo, ni nada ha hecho ni parece pensar hacer de cómo afrontar la destrucción brutal, aterradora, sin parangón en toda Europa de empleo.

Necesitamos de nuestros gobernantes que frenen con urgencia esa hemorragia, que no se limiten a contarnos los parados cada mes y ahora (que antes lo negaban) a decir que la cosa está grave y difícil . Necesitamos un gobierno que, además de repartir vendas, vaya al origen de la herida y de la enfermedad, una epidemia que amenaza ya con ser casi universal en todas las familias. Necesitamos un gobierno que busque, aplique y ponga en marcha políticas de creación de empleo. Y este Gobierno nos viene a decir que ni las tiene ni las encuentra.

P.D. Lo del los 8.000 millones para los Ayuntamientos es una penosa chapuza. Más valdría que ese dinero se destinara, en vez de a trabajos innecesarios y solo para crear empleo coyuntural y precario, en pagar lo que los ayuntamientos deben a pequeñas y medianas empresas que , con tales deudas se ven obligadas a cerrar y a despedir trabajadores.

La corrupción o el terror
GABRIEL ALBIAC ABC 11 Febrero 2009

DESARBOLADOS ya nación y Estado por la tempestad del año 1794, Maximilien Robespierre lanza, en una elipsis que hará fortuna, el envite político de la nueva era: o corrupción o terror. La disyuntiva se llevará por delante a lo mejor de una generación en la cual Chateaubriand veía la más alta concentración de inteligencia de la historia humana. Cuando Benjamin Constant hace balance de esos meses glaciales, la perennidad del tópico lo sobrecoge. Como si, al contraponer a la corrupción el terror, algo hubiera quebrado la integridad moral del hombre moderno. Apunta entonces Constant cómo esa disyuntiva miente: al cabo, la corrupción es la forma sosegada del terror, su curso normalizado e invisible, ese que apenas habla en un susurro. Corrupción y terror son, desde ese final del siglo XVIII, potencias constituyentes. Cada una de ellas se ofrece al ciudadano para salvarlo de la otra. Y cada una se asigna a sí misma la función de mal menor frente a su opuesta. Y las dos se apuntalan una en otra, y son, al fin, perspectivas de lo mismo.

Imágenes, ayer, en la primera de todos los periódicos. Una furgoneta que vuela en pedazos. Toneladas de muerte que, por eficacia y fortuna, no dieron esta vez con su objetivo: el óptimo que, para un terrorista, es esta nadería frágil, el cuerpo de un hombre, su vida, el irreversible desanudarse la maraña de deseos, sueños y temores a la cual llamamos un hombre. Asesinos. Otras imágenes de ayer: rostros de gentes complacidas tras la coraza de sus trajes caros; pléyade de los parásitos que tejen redes de protección externa a los partidos. Corruptos. Miran con la arrogancia de aquellos que se saben en el secreto. Que ni siquiera es un secreto, aunque tan pocas veces nos sintamos con ánimo para decirlo: ingresos y gastos no casan jamás en las cuentas de los partidos. No sólo en España. Recuerdo las palabras del antaño omnipotente director general de la petrolera francesa Elf, ante los jueces: empezamos teniendo a sueldo al ala derecha del Parlamento. Luego el presidente Mitterrand me llamó: ¿por qué sólo a ellos? Yo entendí; hice cuentas; no era tan caro. Adquirimos todo el Parlamento. Y las cosas rodaron por sí solas.

Pasados entusiasmos e ingenuidades primerizas, la transición española supo eso. Lo puso en práctica. Nada volvería a ser igual en este país después del GAL y de Filesa. Porque GAL y Filesa no eran cosas distintas. Sólo pasajes de una misma partitura, que a los jóvenes gobernantes españoles les venía de dos altos magisterios: el de aquel gran patrón de la corrupción en Italia que fuera Bettino Craxi y el del venezolano CAP del «plata o bala». La lógica era difícil de desarmar: mejor pagar en metálico que en cuerpo presente; la corrupción sería la opción menos horrible en un mundo tan sin cura horrible como el nuestro. Pero los corruptos mataban. Pero los matarifes ingresaban en recónditas cuentas su dinero negro. Y era dulce decir que nada sucedía. Y hacer caer sobre los aguafiestas el difuso terror -que es monopolio de todo Estado- a ser cívicamente aniquilados.

Todo en España está codificado para que la corrupción funcione con el automatismo de un bello reloj suizo. ¿Qué fracción del dinero que los Bancos prestan a los partidos es devuelta y bajo qué condiciones? ¿Qué porcentaje de los beneficios derivados para las constructoras de esas recalificaciones de suelo que la Constitución pone en manos municipales acaba en las cuentas de quienes las deciden? ¿Cuál garantía de transparencia permite al ciudadano saber dónde y cómo gastan quienes se dicen representantes suyos su dinero? Todos sabemos bien que no hay respuesta.

D3M y Alkartasuna
Patxi: perdedor
La anulación de las candidaturas batasunas, a pesar de la apariencia, culmina un proceso de radicalización nacionalista del PSE como antes lo tuvo el PSC. Se trata de copiar la fórmula catalana, si bien, adaptándola a sus circunstancias.
Juan Morote Libertad Digital 11 Febrero 2009

Anda el paisanaje patrio medianamente satisfecho con la anulación por parte del Tribunal Supremo de las candidaturas de Askatasuna y D3M. Y el Gobierno y sus voceros quieren hacernos comulgar con ruedas de molino una vez más, pretenden que nos creamos que el impedir la concurrencia de los etarras a las elecciones vascas supone una muestra de la decidida voluntad de acabar con la ETA sin ceder a ninguna de sus pretensiones.

A priori, la no concurrencia de los batasunos a los comicios es una buena noticia para todos. Ahora bien, sólo lo es si analizamos prima facie "la jugada" (como diría Bermejo). Lo cierto es que Patxi y sus seguidores del Partido Socialista del País Vasco (PSE) se quedaron meditabundos, circunspectos, tras la excursión del PNV a Estella (Lizarra), como un novio abandonado a pie de altar sin explicación alguna. Cuatro años después, y tras defenestrar al decente Nicolás Redondo Terreros, colocaron al frente del PSE a Patxi López que desde entonces deambula buscando su hueco, ¡si hasta se ha hecho un peinado a mitad camino entre Ibarretxe y Zapatero!

La intelectualidad de Ferraz, es decir, Pepe Blanco y Leire Pajín, han llegado al convencimiento de que el PSE no tiene ninguna posibilidad de ganar en el País Vasco: si hubieran contemplado la victoria como alcanzable, nunca habrían perdido ocasión de dividir el voto nacionalista, y sin duda, ETA tendría su candidatura. Ahora bien, al estimar que ganará el PNV, deviene ineludible anular la marca electoral de turno de ETA por tres razones: la primera para que el PSE sea, en la práctica, el único socio posible de Gobierno del PNV; la segunda porque puede restar votos al PP intentando esgrimir el argumento del voto útil, dado lo inútil del PP vasco en este momento; y la tercera, porque acaparando el PNV todo el voto nacionalista radical, quizá algún colectivo menos radical vote al PSE.

A esto también juega el PNV que mientras protesta con la boca pequeña y a través del veterotestamentario Arzalluz por la ausencia de Askatasuna y D3M, no deja de frotarse las manos considerando desterrado el fantasma del desalojo de Ajuria Enea; no les vaya a pasar como a sus colegas catalanes, que salieron por los pelos del Palau de la Generalitat y veremos cuando vuelven.

Por lo tanto, la anulación de las candidaturas batasunas, a pesar de la apariencia, culmina un proceso de radicalización nacionalista del PSE como antes lo tuvo el PSC. Se trata de copiar la fórmula catalana, si bien, adaptándola a sus circunstancias. La ausencia en el País Vasco de un partido como Esquerra Republicana de Cataluña provoca la imposibilidad de un "tripartit" euskaldún y, en consecuencia, resulta imprescindible mantener un PNV fuerte ma non troppo.

De este modo es factible que el PSE entre en el Gobierno, aunque resulte utópico quitarle la cara de perdedor a Patxi López, cuyo partido ha adoptado una táctica que evidencia la falta de credibilidad de semejante candidato.

"ES UN ENGAÑO"
C´s denuncia la utilización de los colectivos de inmigrantes para imponer el catalán
Ciudadanos consideró este miércoles un "chantaje a la ciudadanía" la ratificación del Pacto Nacional por la Inmigración por seis colectivos de inmigrantes que ni siquiera han tenido acceso al documento. A su juicio, es parte de la política de imposición del catalán.
Libertad Digital 11 Febrero 2009

Antonio Robles, diputado autonómico, indicó este miércoles que el documento firmado por una parte por la consejera de Acción Social y Ciudadanía, Carmen Capdevila, y el secretario por la Inmigración, Oriol Amorós; y por la otra parte seis de las más numerosas asociaciones de inmigrantes latinoamericanas que no forman parte de la Mesa por la Inmigración –que fueron las asociaciones que firmaron el PNI el pasado 19 de diciembre–, es "un engaño del comisario de Inmigración a los colectivos latinoamericanos, amedrentados por el miedo a perder cualquier tipo de ayuda por parte de la Administración".

Para Ciudadanos, "el inmigrante está siendo tomado como un objeto" para la construcción de una nación inventada gracias a la "política partidista de ERC, con el beneplácito del PSC".

Robles aseguró que "el documento firmado admitía enmiendas pero la única presentada, que pedía reconocer el bilingüismo real, ha sido rechazada por el secretario por la Inmigración, Amorós" y recordó que el fin último del PNI es el de “aislar y educar al inmigrante en los valores soberanistas de una lengua común, una cultura y una política catalanistas”.

Ciudadanos insistió en que un pacto como el ratificado este miércoles por las seis asociaciones, temerosas de perder cualquier tipo de ayuda económica si no lo firmaban, "establece la exclusión del uso del castellano o español en Cataluña e impone como única lengua de acogida el catalán".

Robles recordó que, ya en 2005, Josep-Lluís Carod-Rovira en el Auditorio de Barcelona anunció que los inmigrantes tenían que integrarse en "la nación catalana" y que "si la nueva inmigración está con nosotros, el futuro será nuestro. Si no es así, no habrá para nosotros un futuro como pueblo".

El documento firmado ratifica el PNI, que centra los requisitos imprescindibles para acceder a la nacionalidad española –auténtica garante de los derechos cívicos– en el dominio de la lengua y cultura nacionalistas catalanas.

El diputado autonómico señaló, finalmente, que "algunos de los puntos del Pacto serían aceptables si no excluyeran al castellano o español como idioma de Cataluña, pero resultan ofensivos porque están diseñados para inducir al inmigrante a que interiorice que el catalán es el único idioma de la Comunidad".

En este sentido, el pasado martes, el secretario de Política Lingüística de la Generalidad, Bernat Joan, presentó a los portavoces de Educación de los grupos parlamentarios la nueva campaña en favor del uso social del catalán, que nuevamente insiste en dar esa misma sensación: que el catalán es el único idioma de Cataluña.

****************** Sección "bilingüe" ***********************

Pluralidad lingüística y miedo a la libertad
Roberto Blanco Valdés La Voz 11 Febrero 2009

¿Hubo una batalla campal entre manifestantes, como desinformaban ciertos medios, con motivo de la marcha convocada en Santiago por Galicia Bilingüe hace tres días? En absoluto. Lo que hubo fue algo bien distinto: varios miles de personas -sobre todo padres con sus hijos- que en un ambiente pacífico y festivo y en defensa de una reivindicación con la que, por supuesto, se puede estar o no de acuerdo, ejercieron sus derechos de libre expresión y manifestación, mientras unos cientos de independentistas energúmenos intentaban por todos los medios (incluidos los violentos) que la marcha no pudiera celebrarse.

De hecho, solo el amplio despliegue policial, que no pudo evitar que los émulos de Batasuna pusieran media ciudad patas arriba, garantizó que la cosa no acabara como los radicales deseaban: con los manifestantes agredidos y corriendo en desbandada.

Solo hay que ver las dos fotos de portada publicadas por La Voz el día después (la de unos encapuchados tirando piedras y botellas a la Policía Nacional y la de unos manifestantes gritando sonrientes sus reivindicaciones) para desenmascarar cualquier tentativa de manipulación informativa.

La constatación de esa evidencia, que molesta al parecer a los que se niegan a aceptar que existan más derechos que los suyos, no elimina, en todo caso, una cuestión muy inquietante. ¿Dónde nace el odio de los contramanifestantes? Yendo incluso más allá: ¿Por qué todos los movimientos que se oponen a la actual política lingüística generan tanta animosidad en el mundo oficial y en la intelectualidad orgánica de la Xunta bipartita?

Aunque no hay una única respuesta a tal pregunta, creo que el motivo fundamental tiene que ver directamente con el miedo a la libertad de los que saben que la llamada política lingüística (la consistente en tratar de recuperar hablantes obligatorios para el gallego por medio de la imposición y la limitación de los derechos personales) se basa en un falso consenso social que se sostiene, a su vez, en el silencio acomplejado de docenas de miles de personas.

De hecho, si todos los que en privado se muestran hasta el gorro de la imposición lingüística salieran del armario (y el símil es muy procedente en este caso) todo el montaje de la llamada normalización se desmoronaría de la noche a la mañana. Pero sea por comodidad, por cinismo o por miedo a aparecer como enemiga del gallego y, por tanto, del país, nuestra ciudadanía permanece entumecida, mientras contempla, entre asustada y resignada, como una pequeña minoría ha logrado imponer su visión de Galicia a cientos de miles de personas hechas y derechas que se les han entregado sin siquiera rechistar. Por eso el que alguien rechiste provoca tanta inquina.

San Oportunismo, ora pro nobis
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 11 Febrero 2009

Galicia es tierra de santos y vírgenes que realizan cada año incontables milagros. Por citar algunos, empezaría por Santiago el Mayor o Sant Yago, en Compostela, patrón a la vez de España y de Galicia. En realidad se llamaba Jacobo y en Compostela su nombre se transformó en Santiago. Hijo de Zebedeo y de Salomé, y hermano de San Juan Evangelista, ambos hermanos también eran conocidos por el apodo de "hijos del trueno", porque debían de ser algo así como Carlos Callón en versión judía. Supongo que si algún día tenemos la desgracia de que los nazionalistas lleguen al poder en nuestra otrora pacífica y acogedora comunidad, lo de Santiago patrón de España tiene los días contados y, obviamente, al Apóstol le retirarán el sueldo que cobraba por dicho patronazgo.

San Benito o San Benitiño es considerado el gran benefactor de los males de la piel, sobre todo de las verrugas. El aceite de San Benitiño es verdaderamente eficaz contra esta molesta y antiestética enfermedad. También es el abogado de las personas con cojera y con otras minusvalías, alivia las afecciones de las articulaciones, tan frecuentes a causa de nuestro clima húmedo en demasía, y cómo no, las enfermedades del espíritu, que son las más.

Tenemos, además, a San Froilán en Lugo, a San Campio en Figueiró, a Nuestra Señora de la Franqueira, a la Virgen de los Milagros de Amil, a la Virgen do Monte Farelo, a Nosa Señora da Barca en Muxía, a Nuestra Señora de La Lanzada, a La Peregrina en Pontevedra, a Santiaguiño do Monte en Padrón, a Santa Xusta de Moraña, a Santa Mariña de Augasantas en Allariz (que, todo hay que decirlo, no consiguió alfabetizar a Anxo Quintana), a Nosa Señora de Recerendes, a la Virgen da Cerca, a la Virgen de los Ojos Grandes en la catedral de Lugo, a Santa Margarita, Santa Liberata, San Julián de Luaña, San Xaquinciño da Illa de Ons, San Julián del Monte Aloya en Tuy, a Nuestra Señora de Chamorro en Ferrol, a San Roque en Vigo y, cómo no, a San Andrés de Teixido "ao que vai de morto o que non foi de vivo". Y los que me faltan.

Pero todos los santos y vírgenes de Galicia fueron desplazados por un nuevo santo laico, como no podía ser menos: San Oportunismo. Él convirtió a Manuel Fraga Iribarne de acérrimo defensor de la España Una, Grande y Libre en fervoroso y lacrimoso galleguista. Ahora mismo San Oportunismo acaba de convertir al mayor despilfarrador del Reino de Galicia, el presidente Pérez Touriño, en preclaro defensor de la anglofonía. No sabemos cómo ocurrió el milagro, pero de la noche a la mañana el Gran Despilfarrador pasó de defender el gallego, como deuda política con sus socios del Bloque, a defender el inglés. Touriño no se anda con bromas, pues acaba de declarar urbi et orbi que "todos los niños saldrán de la escuela pública hablando inglés".

Supongo que David Pérez Cid y Andrea Pérez Cid, los hijos de Pérez Touriño con la pontevedresa María Esther Cid Cadavid, maestra de enseñanza primaria, no habrán tenido que pasar por el mal trago de estudiar en gallego obligatorio en una escuela pública. David Pérez Cid, economista, trabaja en el Servicio de Estudios del Banco de España, en Madrid, y ya le ha dado a "O Presidente" su primer nieto que supongo que tampoco pisará una galescola ni una escuela pública gallega y, por lo tanto, se salvará de la inmersión lingüística que con tanto ardor guerrero defiende su abuelo.

O sea que nuestros hijos, por obra y gracia de la reciente conversión al inglés de "O Presidente", nos darán los buenos días con un "Good morning, daddy!", "Good morning, mummy!" o "Good morning, teacher!". Todo es cuestión de acostumbrarse.

PERO SE DECLARA GALLEGOPARLANTE
Blanco dice que habla castellano en rebelión por las imposiciones
José Blanco aprovechó la crisis interna del PP para hacer campaña en Galicia. Allí dijo también que era gallegoparlante pero que hablaba castellano como rebelión ante las imposiciones.
EFE Libertad Digital 11 Febrero 2009

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, afirmó ser gallegohablante por parte de madre, aunque confesó hablar hoy en castellano como rebelión ante las imposiciones, tanto del gallego como del castellano. Blanco hizo estas declaraciones en una reunión con periodistas en el Pazo do Castro, en la localidad orensana de O Barco de Valdeorras, dos horas antes de una cena con un millar de vecinos, alcaldes y representantes de la comarca de Valdeorras.

Aseguró que si hablaba en castellano es en rebeldía por la imposición, sin concretar de quién, y añadió que es un "deber y obligación" de todos los gallegos hablar las dos lenguas.

En ese sentido dijo sentirse especialmente "apasionado" con el apartado del programa electoral del PSdeG en el que se compromete a garantizar que todos los escolares "al terminar el bachillerato, sepan hablar castellano, gallego e inglés".

Blanco pidió la "confianza" de los gallegos para que acudan a votar a las urnas a su partido en las elecciones autonómicas del 1 de marzo, como lo hizo, dijo, hace cerca de un año en favor del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pero para que en esta ocasión lo hagan a favor de candidato Emilio Pérez Touriño, que para renueve su mandato y sea el "presidente de los gallegos".

El dirigente del PSOE señaló que su partido necesita "más fortaleza para dar más intensidad al cambio iniciado" y apeló a "los que votaron al PP y ahora están huérfanos y ven que su partido va a la deriva, más centrado en resolver sus problemas internos que en los de los españoles".

Según Blanco, el presidente del PP, Mariano Rajoy, está muy ocupado es "sostener" su silla frente a los de la trama del espionaje y tanto "escándalo". Añadió que hay incertidumbre entre los dirigente del PP, un partido que es un "nido de desconfianza y dosieres" sobre una trama de espionaje.

Criticó que un ex candidato del PPdeG en Orense, que ha sido sacado de las listas, "era una de las dos estrellas" fichadas por el presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, y reprochó que otro en La Coruña "aboga por el despido libre y por echar a buena parte de los funcionarios de la Xunta con un ERE".

También respondió a una pregunta sobre la petición del PP de Orense a la Junta Electoral para que no considere nulas las papeletas que tengan tachado el nombre de Luis Carrera, número uno de la candidatura hasta su cese hace cuatro días por no haber pagado sus impuestos.

Blanco dijo que el PP está "inquieto y nervioso" y "trata de modificar" la legislación electoral "cuando no le conviene" y concluyó que poco confían en los orensanos los dirigentes del PP cuando ya dan por hecho que van a tachar el nombre de su ex-candidato e invalidar así el voto.

José Manuel Pousada: “Touriño teme la fuga masiva de votos por sus políticas lingüísticas”
Belén Palancar www.lanacion.es 11 Febrero 2009

José Manuel Pousada, vicepresidente de la Asociación Galicia Bilingüe, afirma que si hubiese libertad de elección como en las verdaderas democracias, no nos plantearíamos esta situación. Ahora que se acercan las elecciones gallegas, el Gobierno de la Xunta no asume lo que lleva diciendo desde el principio e imponiendo al pueblo gallego con sus políticas. Sólo se pide poder elegir y tener la libertad para ello.

-El pasado domingo les agredieron en la manifestación que convocaron, ¿qué objetivos tenían los violentos?
- En primer lugar, me gustaría señalar que la manifestación fue espectacular teniendo en cuenta el frío que hacía y los escasos medios con los que cuenta nuestra organización. El apoyo recibido fue tremendo por la inmensa mayoría de los gallegos aunque los acontecimientos que allí tuvieron lugar fueron muy desagradables. El objetivo que tenían estos jovenes era, nada más y nada menos, que impedir que los demócratas nos manifestásemos por nuestro derechos y libertades. No obstante, estamos muy contentos con el resultado obtenido.

-¿Cómo ha respondido el Gobierno ante dichos actos?
- El presidente no ha dicho nada. No ha condenado el acto aún de hecho, se encuentra fuera de nuestro país. No obstante, lo que ha hecho a lo largo de todo este tiempo no ha sido lo que se quiere dar a entender ahora ya que estamos cerca de las elecciones, sino más bien todo lo contrario. Hasta el momento no ha tenido en cuenta nuestras reinvidicaciones que son las de la igualdad lingüística y el derecho a elegir. El Partido Socialista es muy hábil en esto. Ahora dicen que han defendido todo, pero no es verdad.

-La defensa del español es uno de los temas que más dividen a los políticos. ¿Puede costarle esto las elecciones al presidente gallego?
- Esperamos que sí. Nosotros no defendemos el español, porque bien se defiende solo. Lo que reinvidicamos es un derecho como democracia. El señor Touriño debería reflexionar sobre sus políticas, que son las que nos han hecho llegar a esta situación. Nos gustaría que meditase y pusiera la vista en otras democracias europeas.

- ¿Qué es lo que dice el pueblo gallego, hacia dónde inclina la balanza?

- Nosotros lo tenemos claro y se sabe por sondeos y estudios que el 80% de los gallegos pide lo que nosotros exigimos. Queremos poder elegir la lengua en la que educar a nuestros hijos sin ningún tipo de discriminación ni imposición.

Conde Roa (PP): "No vamos a consentir que salga un euro del erario público para financiar la kale borroka en Santiago"
Juan C. Osta Periodista Digital 11 Febrero 2009

"Tenemos sospecha que desde las Consellerías del BNG se financian, so capa de defensa del gallego, este tipo de grupos y de actividades". Gerardo Conde Roa, cabeza del PP en el Ayuntamiento de Santiago, ha preguntado al alcalde de la ciudad, el socialista Xosé Sánchez Bugallo, sobre "la actividad paraterrorista" que hay en la ciudad. "El otro día se produjeron altercados en el acto de Galicia Bilingüe que no son precisamente espontáneos". Conde Roa asegura a PD que "seguiremos investigando quién financia a estos energúmenos".

"El otro día en el acto organizado por Galicia Bilingüe se produjeron altercados que no son precisamente espontáneos. Se trataba de guerrilla urbana. Nosotros, al igual que muchos compostelanos, estamos muy cansados de esta situación".

Gerardo Conde Roa alerta que Santiago se está convirtiendo en un "campo de pruebas".
"El PP no va a permitir que la capital gallega sea un nido de grupos terroristas ni de kale borroka".

"Sabemos quiénes son, los lugares en los que se reúnen los que preparan este tipo de actos, que son ataques a unos ciudadanos que no hacen más que manifestarse pacíficamente, ejerciendo su derecho a la libertad de expresión".

- ¿Y cuáles son esos lugares?
"Esta gente se reúne en locales que carecen licencia de apertura. Y, además, lo que sí parece ya un recochineo es que en la agenda del Ayuntamiento figuren las actividades de estos grupos como grupos culturales. Nos referimos en concreto a dos locales, uno que se llama Gentalha del Pichel, en la calle Santa Clara, y otro llamado Henriqueta Outeiro, en la calle Quiroga Palacios".

El portavoz del PP en el ayuntamiento compostelano muestra su inquietud: "A nosotros nos preocupa que Santiago se convierta en un centro de kale borroka. Es decir, el Ayuntamiento tiene que cerrar inmediatamente estos locales".

"Y para colmo de males, nos encontramos con la Sala Nasa, donde toda esta gente se reúne también, y que hace poco hicieron un homenaje a dos terroristas condenados por la Audiencia Nacional por colocar una bomba en una sucursal de Caixa Galicia, y que tienen una subvención de 60.000 euros del Ayuntamiento de Santiago".

¿EXISTE FINANCIACIÓN PÚBLICA DE LA KALE BORROKA GALLEGA?
"Toda esta es gente que gira entorno a la izquierda nacionalista. Son asociaciones conocidas para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para la Delegación del Gobierno y para todos los que formamos parte de la vida política del municipio. Todas ellas se han amamantado en los pechos del BNG y un determinado momento, cuando ya no le convenía, las ha marginado, pero siguen su propia vida".

- ¿Qué administraciones están financiando eso que usted llama kale borroka?
"La Sala Nasa recibe 60.000 euros del Ayuntamiento de Santiago, por ejemplo".

- ¿Desde la Xunta reciben dinero?
"No lo sé. Sí sé que hay asociaciones que están en ese entorno y están en la batalla lingüística, que reciben subvenciones. Sí tenemos sospecha que desde las Consellerías del Bloque se financian, so capa de defensa del gallego, se financian este tipo de grupos y de actividades".

Y Concluye la conversación con PD:
"El alcalde, como siempre, no da la cara. Es un político cobardón y pusilánime. No da la cara".
 

Recortes de Prensa   Página Inicial