AGLI

Recortes de Prensa    Martes 10 Marzo 2009

España, un alma dividida
Eloy Renobales El Confidencial 10 Marzo 2009

Celebradas las elecciones autonómicas en Galicia y en el País Vasco, resuenan en mi cabeza los versos de Antonio Machado: “Españolito que vienes / al mundo, te guarde Dios. / Una de las dos Españas / ha de helarte el corazón”. Versos tantas veces repetidos pero no por ello superados, no sólo en su valor literario sino tampoco en su significado. Versos extraídos de una obra, Campos de Castilla, publicada mucho antes de nuestra guerra fratricida (¿alguna no lo es?) y que describían con gran precisión la herida que divide a los españoles y que ese conflicto ahondó y ensanchó brutalmente.

Sin pretender corregir los versos del gran poeta, diré que a mi son las dos Españas las que me hielan el corazón. Siento que cada vez que los españoles nos encontramos ante las urnas, nuestros políticos y sus voceros se encargan de remover la profunda herida que no acabamos de cerrar en nuestro país.

Con motivo del resultado de las elecciones gallegas, escuché en una televisión pública de ámbito nacional lo siguiente: “Tras cuatro años de gobierno de progreso, la derecha toma el poder en Galicia”. Quizás estuviese yo demasiado sensible y por ello noté un escalofrío. El titular en cuestión me sonaba muy estridente, una invitación al enfrentamiento además de volver a oponer derecha y progreso (lo contrario a progreso es regreso o involución), etiquetando a unos y a otros. En este siglo que alborea, deberíamos ser capaces de superar estas catalogaciones y juzgar a nuestros gobernantes por sus acciones, analizando si estas procuran mayores cotas de libertad y bienestar para los gobernados. La derecha o la izquierda serán progresistas o involucionistas según los resultados de su acción de gobierno.

También he oído decir en una emisora de radio que las urnas han impedido la continuidad del ‘gobierno de progreso’. Una televisión privada afirmaba que se ha producido la ‘gran sorpresa’ de que una gran afluencia de votantes (la mayor en unas elecciones autonómicas gallegas) haya supuesto el fin de tal gobierno. Parece así que, en términos de salud o bienestar de una sociedad, una gran participación no supone en si misma un avance sino que ello depende de que se impida o no continuar al ‘gobierno de progreso’.

Entonces, ¿es correcto calificar a un gobierno determinado como de progreso, en función de quien lo forma y no de lo que hace o de lo que consigue para la sociedad?

Podríamos analizar si existen motivos históricos o ideológicos para calificar de progresista a un gobierno de nacionalistas y socialistas. Incluso discutir si una ideología en esencia conservadora como es la nacionalista es compatible con el progresismo. Pero ello seguiría siendo una reflexión teórica. Me parece más productivo centrarme en algunas actuaciones realizadas por el gobierno saliente en Galicia. Y me limitaré a tres áreas en concreto.

Lo que separa a la sociedad civil de sus políticos
En materia lingüística el progreso ha consistido en implantar el modelo de inmersión catalán. Lo progresista desde un punto de vista intelectual ha sido reconocer a la lengua gallega su derecho a imponerse, y no a los ciudadanos su derecho a elegir. Además, la lengua tiene una importancia como vehiculo de relaciones personales y económicas, y desde ese prisma cabría cuestionarse si es o no progresista imponer el uso de una lengua con 1 millón de hablantes en detrimento del uso de otra de más de 400 millones. No estoy discutiendo las bondades de preservar y defender una lengua. Hablo de si un cierto acto se puede calificar como progresista.

En materia de ordenación territorial la decisión fue prohibir cualquier actividad o actuación (no sólo urbanística sino también industrial o de otro tipo) en los primeros 500 metros de terreno desde el mar. Su aplicación condena a la inviabilidad económica y a la despoblación a las poblaciones costeras.

Por citar un último tema, en materia de administración las actuaciones han resultado en un incremento del gasto público corriente y de la inversión no productiva, con ejemplos como los que hemos conocido en las últimas semanas. ¿Es eso progreso?

Y yo me pregunto, ¿cuándo dejaremos de etiquetar y debatiremos las propuestas del otro según los efectos que puedan tener?, ¿cuándo, desde la deseable discrepancia en las ideas, podremos empezar a mirar con buenos ojos al otro, en su otredad, en su diferencia?, ¿cuándo dejaremos de hurgar en la herida y, juntos, nos dedicaremos a restañarla? Hoy más que nunca estamos obligados a exigir a nuestros políticos una respuesta a estas preguntas. Hace pocos meses nos asombrábamos y alabábamos el respeto que se mostraban los rivales políticos en las elecciones estadounidenses. Y nos preguntábamos, ¿para cuándo en España?

Este fin de semana el presidente del PNV lanzaba el reto en un diario de cobertura nacional: “Si PSOE y PP son capaces, que pacten en España” Pues eso, pido que pacten en toda España. Que discutan actuaciones para hacer frente a la grave situación que encaramos. Que colaboren para ayudar a cicatrizar la vieja herida. Que no descalifiquen propuestas de antemano adjudicándoles rancios encasillamientos.

Los españoles estamos más que dispuestos a trabajar juntos para progresar. La sociedad civil no vive el clima de enfrentamiento que reflejan ciertos titulares y muchas declaraciones de políticos. Vive ocupándose de salir hacia adelante, de superar los obstáculos, en definitiva, de progresar. Requerimos, demandamos su colaboración señoras y señores en el gobierno y en la oposición.

El año más negro del Gobierno
Editorial ABC 10 Marzo 2009

EL primer año del segundo mandato de Rodríguez Zapatero está marcado por el fracaso político absoluto en todos los frentes de su acción de gobierno. Tanto es así que su vicepresidente económico, quien debería transmitir confianza a los ciudadanos y a las empresas, muestra en público su melancolía por no estar cesado. La actitud de Pedro Solbes puede calificarse como anecdótica, pero es todo un síntoma de la vacuidad política de un Gobierno desbordado por la crisis y preso de una estrategia de engaño y confusión que si bien dio sus réditos electorales, ahora se vuelve contra él, negándole la sociedad el crédito que habría de tener para conducir al país por la dramática situación que vive. La otra medida del pulso gubernamental la dio la vicepresidenta primera, quien en su nuevo periplo por el extranjero, calificó el balance de este primer año como «razonablemente positivo». Con casi cuatro millones de parados reales, este juicio de María Teresa Fernández de la Vega resulta ofensivo y muy ilustrativo del divorcio entre el gobierno y los ciudadanos. El resultado electoral en Galicia se explica mejor con estas actitudes, entre la arrogancia y la suficiencia, que menosprecian la capacidad de los españoles para medir con acierto la realidad de la crisis.

En efecto, la desastrosa situación económica ha dejado al descubierto las carencias de un gobierno que ya fue de diseño desde que se constituyó -con ese inefable Ministerio de Igualdad- y también ficticio, al basar su discurso de arrancada en la negación de una crisis que todos veían, menos Zapatero y Solbes. A partir de ahí, el Gobierno ha llegado siempre tarde y mal, superado por los acontecimientos, incapaz de hacer un pronóstico aproximadamente acertado y afanado en la improvisación diaria, a falta de un proyecto a medio y largo plazo para sentar las bases de una recuperación sostenida. La crisis ha hecho que los ciudadanos, como en el cuento del rey desnudo, vean con claridad que no hay gobierno al frente del país. A corto plazo, las predicciones son nefastas: una recesión creciente y cuatro millones y medio de parados a finales de 2009, según la fundación de las Cajas de Ahorro. Además, los resultados electorales del 1 de marzo han certificado la defunción de las dos grandes apuestas estratégicas del PSOE desde 2004: el aislamiento del Partido Popular y la alianza socialista con los nacionalismos. La mayoría absoluta en Galicia ha vuelto a dar al PP la condición de alternativa y pone al PSOE en la encrucijada de revisar sus acuerdos con los nacionalistas o perseverar en una opción fallida con tal de no verse en la necesidad de pactar con los populares los asuntos de Estado. La perspectiva de un acuerdo con el PP en el País Vasco es un mal trago para Rodríguez Zapatero.

Por otro lado, las grandes cuestiones políticas siguen sin encauzarse en un proyecto nacional e integrador. La educación, la inmigración, la seguridad o la política internacional están estancadas en las malas decisiones tomadas en la primera legislatura de Zapatero. El modelo territorial desarticulado por el Estatuto de Cataluña aumenta sus fracturas en tiempo de crisis. La situación de la Justicia resume todos los máximos de incompetencia gestora y sectarismo ideológico de un gobierno empeñado, como todos los ejecutivos del PSOE, en neutralizar la independencia de los jueces y la autonomía de sus órganos de gobierno. A estas alturas, una crisis de gobierno, aun siendo necesaria, parece una solución corta.

El bombero indolente
IGNACIO CAMACHO ABC 10 Marzo 2009

EN una carrera de ineptos, este Gobierno quedaría segundo porque su ineptitud le impediría ganar. En un año ha quedado hecho trizas, sobrepasado por los acontecimientos, náufrago de una asombrosa incompetencia; el país se le ha ido de las manos, la crisis provoca destrozos descomunales y en medio del desplome social se ve pasar al presidente preso del desconcierto, como un bombero indolente que llega tarde al incendio equivocado.

Esta recesión vertiginosa habría tumbado a cualquier Gobierno que le intentase hacer frente, atrapándolo en la impopularidad de unas medidas de choque, pero al de Zapatero lo ha arrollado por incomparecencia. Bien porque no detectase los síntomas o porque se empeñase en despreciarlos, perdió toda capacidad de reacción al desperdiciar unos meses cruciales. Ahora está hecho cenizas, envuelto en un bloqueo catastrófico, abrasado con sólo nueve meses reales de existencia funcional.

Quizá el presidente llegó a creerse de veras que no era para tanto, y diseñó un equipo liviano para llevar a cabo sus políticas retóricas y gestuales. La crisis ha puesto en evidencia la falta de solidez del gabinete, desleído en la insustancialidad. Faltan puntos de referencia, pesos pesados. De la Vega ha perdido pulso, Solbes ha tirado la toalla y Rubalcaba se ha enrocado. Todos parecen sugerir que no tienen papel en una función supeditada al protagonismo iluminado de Zapatero, que sigue creyendo en la eficacia de una resistencia pasiva. No emprende reformas porque le preocupa el coste político, confiado en que la solución sólo es cuestión de tiempo. Las únicas ideas que se le ocurren son paliativos sociales, a cuenta de un déficit a mansalva que dificultará la recuperación si alguna vez escampa la tormenta. Pero las elecciones parciales del día 1 han marcado un punto de inflexión; se está extendiendo la desconfianza ante un Gobierno cruzado de brazos que ha pasado de la negación de la evidencia al colapso catatónico. Y la oposición ha comenzado a levantarse del desmayo que le provocó la derrota del 2008.

El aniversario electoral no se ha celebrado porque no hay nada que celebrar: sólo un generalizado desánimo nacional, un desempleo rampante y un revolcón en Galicia que puede marcar el punto de inflexión en un electorado en estado de alarma. El presidente está aislado, su equipo es un montón de pavesas y todos los sectores sociales claman por un golpe de timón, aunque no se pongan de acuerdo hacia dónde. Lo próximo serán movilizaciones sociales, más desgaste político y cuatro millones de parados. El argumento de echarle la culpa a los americanos y a la banca ya no funciona, y no quedan más chivos expiatorios. El problema ya no es la falta de crédito, ni de ahorro, ni de recursos; estamos ante una crisis de ideas que está a punto de provocar el síncope de la esperanza.

Un balance de fiesta
HERMANN TERTSCH ABC 10 Marzo 2009

NO debiera extrañar a nadie que el Gobierno de España, el Partido Socialista y todo el movimiento de la Zeja haya decidido no montar grandes celebraciones con motivo de cumplir el primer año de legislatura, el VI Año Triunfal. Las alharacas desplegadas en los anteriores aniversarios de la llegada de la era Z fueron, lo digo sin ironía, grandes eventos perfectamente organizados y de la mayor repercusión. Ahora cada día hay menos margen para la broma. Gracietas, las mínimas. Lo intuirán probablemente hasta los más entusiastas de la tropa militante, pero lo saben con certeza matemática los profesionales de la difusión del mensaje. Si este pasado fin de semana al Partido Socialista se le hubiera ocurrido montar una gran fiesta de cumpleaños feliz podría haber pasado cualquier cosa. Por supuesto que han aprovechado la ocasión para mover la matraca. Pero poquito. La vicepresidenta y la vicesecretaria general, Vega y Pajín, nos han dicho por todas las teles que consideran que el año ha sido fructífero. «Positifo», como decía aquel entrenador holandés tan pelmazo que veía siempre algo bueno en las derrotas de su equipo, que era el Barcelona. Lo hacen con unas ganas de decir la verdad, sólo comparables a las que tenía aquel entrenador por aprender el español.

Sin embargo, por fin parece haber llegado el momento en que los terribles problemas de los españoles, que ha multiplicado con denuedo desde hace años, comienzan a afectarle al Gran Timonel y a su tripulación. Aquí se dijo hace mucho tiempo -y nadie nos tome por Merlín porque había sinfín de indicios para temerlo- que el paso de Zapatero por la historia de España crearía un precedente sobre la capacidad de destrucción en tiempos de paz. El deterioro en la economía ha alcanzado ya una velocidad de vértigo. De sus consecuencias sobre el bienestar, pero también sobre la seguridad de los españoles, tardaremos muchos años en recuperarnos. Zapatero estará jubilado del baloncesto y de todo. Nosotros habremos olvidado de los rasgos de la sonrisa del talante devenida ya en rictus amenazante. Y seguiremos pagando por el hecho de que una mayoría de los españoles se dejara embaucar dos veces por él, su equipo de mercadotecnia y el cutrerío ideológico que disemina. ¿Cómo ha podido suceder? ¿Por qué cuando los españoles estábamos a punto de encontrar nuestro sitio como sociedad moderna entre las demás, pudo producirse este disparate histórico que nos deja inermes como nadie ante la crisis general? Habrá muy sesudos estudios al respecto en el futuro. En todo caso, nuestro presente es cada día peor y nuestro futuro y el de nuestros hijos cada vez más incierto. Hay que irse lejos de la Europa democrática para encontrar instituciones en fragmentación, postración y confusión semejantes. Las conspiraciones y peleas políticas son anécdota. Categoría es la dura senda por la que caminaremos con pesar muchos años.

ZP no llega a 2012
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 10 Marzo 2009

Un año despues del segundo triunfo electoral de Zapatero. Se afana el altavoz socialista por hablar de exitos. Pero hay muy poco a lo que agarrarse. El 1-M ha descubierto el espejismo. No había agua. Lo que hay es un desierto azotado por tormentas de arena y ni una gota que llevarse a la boca. Pero hasta ahora era como si fuera un oasis. Por lo menos para el presidente, quien aparecía incólume a cualquier desastre, a salvo de todo, incluso de 3,5 millones de parados. Pero una ráfaga de viento, un parpadeo de las urnas han deshecho la ficción, han borrado el espejismo. Ha pasado tan sólo un año desde las elecciones de su consolidación y triunfo, pero muy pocos son ya los que piensan que podrá agunatar tres más. Habrá elecciones anticipadas.

El presidente y su Gobierno están en una situación difícil y cada vez van a estarlo mas. Y los hados políticos se están conjugando cada vez más con los infiernos económicos para hacer la situación crecientemente insostenible.

El PSOE no tiene mayoría en el Parlamento. Apenas un puñado de votos en realidad. Pero cada vez más caros o hasta imposibles de comprar. CiU está fuera del poder en Cataluña porque ellos la echaron aliándose con ERC. El PNV aún peor con lo de Lopez. El BNG ya no socio. Coalición Canaria ya juega siempre con el PP. Vamos que quedan ERC, que es cada vez más que no, IU y a lo mejor Nafarroa Bai, que entre todos llenan justo un taxí. Y que encima están cada vez menos por la labor.

El calendario, además, se las trae. En junio europeas, donde Pepe Blanco ya no va a tener un Touriño al que cargarle con la culpa de la derrota. En el 2010, diciembre, las catalanas. Y flotando sobre todo una crisis que amen de las pesadumbres mundiales en España se concreta además en una hemorragia de parados que se presume, ahora lo dicen también las Cajas, alcance a final del 2009 no ya los cuatro millones sino que llegue a los 4,5. Hay estudios que señalan para el año 2010 la cifra de 5 millones, o sea un 20% deparo. ¿Hay quien pueda aguantar esa cifra?

Muy difícilmente puede tampoco aguantarlo un gobierno y menos que ninguno quizás este. Galicia ha abierto la senda de la derrota para un Zapatero que no la conocía y que de golpe se nos presenta ya no sólo vulnerable sino desnudo y enredado en sus mantras. No está el patio para hacer el tierno ni para vender “progrerias” de salón. Los “spot” que en época de alegrías económicas cautivaban con su música suenan ahora como cosas fútiles y el personal lo que está pensando es no me venga usted con tonterías con la que me está cayendo. El mensaje de “mis universo” no es para tiempos de agobio.

Y este es un tiempo duro que preludia incluso otros peores. El presidente Zapatero va a ir
quedando cada vez más al descubierto en sus debilidades como gobernante. Los españoles irán viendo cada vez con mas claridad que para “la cuesta arriba” no nos vale. Incluso puede que hasta alguno, a pesar de la edificación, empiece a verlo en su partido.

Aunque para ello será necesaria todavía, al menos otra derrota electoral. De esas que parecían tan solo ayer imposibles y con un PP camino del desguace. Pero eso fue antes de que el arcángel se rompiera un ala en Galicia.

La sátira
Cinco años después del 11-M
Fray Josepho Libertad Digital 10 Marzo 2009

–¿España qué quiere hacer?
–¡Saber!
–¿Saber qué, con claridad?
–¡La verdad!
–¿Indefinida o concreta?
–¡Completa!

No importa a quién comprometa
ni qué objetivos altere:
la España que se respeta
y cree en sí misma quiere
saber la verdad completa.
***
–¿Quiénes son abominables?
–¡Los culpables!
–¿En la cárcel estarán?
–No están!
–¿Y los queremos, a esos?..
–¡Presos!

Nuestros polis son sabuesos;
la justicia, minuciosa;
ejemplares, los procesos...
pero fíjate que cosa:
¡los culpables no están presos!
***
–¿Votantes que no se enteren?
–¡Quieren!
–¿Qué ofrecen, como anestesia?
–¡Amnesia!
–¿Y al que indaga quién ha sido?
–¡Olvido!

Mucho tiempo se ha perdido
durante estos cinco años.
Con desvergüenza han mentido
y, tras los sucios engaños,
quieren amnesia y olvido.
***
–¿Buscamos con terquedad?
–¡Verdad!
–¿Qué nos revive la historia?
–¡Memoria!
–¿Y pedimos, sin malicia?
–¡Justicia!

El sexto año se inicia
después del terrible crimen,
y al dolor que nos desquicia
solamente lo redimen
verdad, memoria y justicia.

Carta de una joven a su padre asesinado por ETA
M.M.B. El Confidencial 10 Marzo 2009

En memoria del Subteniente de la Guardia Civil D. Cristóbal Martín Luengo, asesinado por el Comando Vizcaya de ETA, en Bilbao (Vizcaya) el día 08.09.87 a la edad de 50 años.

Mi padre fue enterrado en un pequeño pueblo de Salamanca, su tierra natal. Nosotros viajamos junto con el féretro hasta allí y una marea humana pareció invadir el pueblo aquel día. Mi madre, que enviudó con tan sólo 39 años, y mis hermanos y yo nos quedamos huérfanos con 4, 17 y 19 años. Parte de la familia abandonamos el País Vasco y mi madre, la gran heroína de nuestras vidas, nunca pudo rehacer su vida. No obstante, ella sola supo sacar fuerzas y tirar del carro de la vida que le había tocado vivir. Sacó a sus tres hijos adelante y consiguió que, a pesar de todo, los tres siguiéramos con nuestras vidas. Además, esta gran heroína, nuestra madre, nos enseñó con su ejemplo a enfrentarnos a la vida con coraje y valentía.

El asesino de mi padre fue detenido en Francia y extraditado a España. De una condena de casi 40 años a la que fue sentenciado, por su asesinato y el secuestro de un taxista en su huida, no cumplió más de 9 años; lleva mucho tiempo en libertad, haciendo vida normal, con su familia, sus amigos, trabajando, riendo, viendo crecer a sus hijos y envejecer a su mujer... Mi padre no pudo hacerlo y nuestras vidas nunca volvieron a ser las mismas.

En todos estos años, no ha pasado un solo día en mi vida en que no piense en él, aunque sea un instante. Siempre está presente en nuestras vidas, en nuestros corazones, en los buenos y malos momentos, alentándonos como hacía cuando éramos pequeños.

A pesar del trabajo infatigable y persistente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en la lucha contra los terroristas, ETA sigue asesinando, extorsionando y colocando artefactos explosivos.

Me gustaría transmitir a todos aquellos que muchas veces dejan en el olvido a las víctimas de ETA, el dolor de las también víctimas colaterales que después de un atentado o sufrir el asesinato cruel de un familiar directo, un amigo, un compañero de trabajo… deben sobrevivir y seguir con sus vidas, pero sin ese ser querido.

Aquel fatídico día, 8 de septiembre de 1987, unos cobardes impidieron a mi padre, Subteniente de la Guardia Civil D. Cristóbal Martín Luengo, seguir con su vida y nada volvió a ser igual. Por esta razón, he decidido contar cómo aconteció dicho suceso con un poema que escribí el mismo día de su muerte hace ya 22 años, y para que ni su memoria ni la memoria de otras víctimas queden en el olvido.

“El sol brilla en un día esplendoroso, y las lágrimas caen brotando y resbalando por nuestras mejillas.
Lágrimas y lagrimas, llantos y desolación, ¡un hombre español ha muerto, de nuevo y sin razón!
Va a su casa tranquilo, sonriente, de buen humor. Habla con la gente y a alguno dice –adiós-.
Pero de un disparo en la nuca, un puto cobarde, su vida desgajo.
Yace tendido en el Suelo.

-¡Hay un hombre caído!-, grita una señora. Una hija y la madre se asoman
-Hay un señor en el suelo-, dice la hija, con sus labios asustados.
La madre se asoma, y con voz tenue y aterrorizada susurra,
-¡si parece papá!-,
bajan corriendo, yo desde mi ventana las veo llorando.
Las parásitas cotillas, se arremolinan a su alrededor.
¡Mi padre yace asesinado, por un cobarde traidor!

Su roja sangre inunda el asfalto, negro, sin calor,
como un campo de rosas rojas, que se extiende bajo el sol
Otro hombre español ha muerto, símbolo del terror.

Ya han acabado con otra verde guerrera,
con un número, que sé yo,
Esos enemigos de España, y de todo el que es español.

Iba contento a casa, desarmado, campechón,
con su niki blanco, y su nuevo pantalón,
las manos en los bolsillos, en una de ellas el reloj,
que a las tres menos cuarto, para siempre se paró.

Tendido solito en el suelo, indefenso, cerca de un callejón,
que albergó a su verdugo, que debía ser un cabrón.

Bajo corriendo, llorando, gritando, y tendido está en el suelo, sobre el frío y negro asfalto.
Su sangre roja brota, y se va resbalando, corriendo hacía la boca de una hambrienta alcantarilla.

Es su vida que se está yendo, gota a gota, son sus 50 años de sonrisas y esperanzas,
de alegrías y sueños, que se escapan.
Son cuatro vidas, que se parten,
sin la luz de su fuego.

Subo a casa y se lo llevan al hospital, a la hora mi madre y mi hermana aquí están.
Mi madre llorando me mira, y me dice que, –no han podido hacer nada-
que mi papá ha muerto, y yo digo –¡no!-.

Lloro de dolor, y pido a Dios, Que acabe con ese traidor,
¡Enemigo de España, y de todo el que es Español!

PSOE y ETA
Ni una mala palabra ni una buena acción
GEES Libertad Digital 10 Marzo 2009

La historia es ya bien conocida. El PSE negoció y pactó con ETA antes de 2006, y miembros destacados de los socialistas vascos negociaron y negocian con la banda tras el crimen de la T4, y aún tras el de Isaías Carrasco. Durante 2006 sólo asistimos a la fase última de los pactos, la de ponerlos en marcha. Para ello, el Gobierno instrumentalizó la lucha antiterrorista. En primer lugar, las fuerzas de seguridad recibieron presiones y consignas claras de sus responsables políticos en relación con la lucha contra ETA. El caso del Bar Faisán es quizá el ejemplo más grave de todo ello, por constituir un delito gravísimo, del que Rubalcaba debe aún dar explicaciones.

No es todo. En segundo lugar, a través de Bermejo y Conde Pumpido, el Ejecutivo buscó también paralizar y encauzar a favor de los pactos con ETA a la Justicia. Ésta no sólo no funcionó como debía, sino que funcionó como no debía. En tercer lugar, el PSOE rompió y pulverizó el Pacto por las Libertades, y amparó social y políticamente a la izquierda abertzale, que no es más que la izquierda proetarra creada y organizada políticamente por ETA a finales de los años setenta. En el fondo, latía la fuerte convicción en el PSOE-PSE de que había que superar la Constitución y construir lo que llamaron y llaman un "nuevo acuerdo de convivencia", que se podría pactar con ETA. Los planes para el País Vasco y Navarra se rompieron por la presión popular, que acobardó a los socialistas ante las exigencias etarras para cumplir lo pactado. El PSE dejó de negociar, pero a regañadientes, sin arrepentimiento y sin asomo de propósito de enmienda.

Pero por lo demás, todo sigue igual. En los últimos dos años, la política antiterrorista del PSOE se define así: ni una mala palabra ni una buena acción. Una política antiterrorista acertada no se caracteriza por dejar hacer y dejar funcionar sin más a los distintos aparatos del Estado. Se define por una política activa, clara y rotunda de persecución a la banda. En los tres aspectos antes citados, se trata de, primero, un impulso diario y decidido a la actuación de las Fuerzas de Seguridad, de cobertura institucional, humana, técnica. Segundo, de un impulso continuo y sostenido a la reforma de la ley para combatir más a ETA, y de una actividad frenética de la fiscalía contra los etarras y sus aledaños. Y en tercer lugar, un combate absoluto y firme en la sociedad española y vasca, de acoso y marginación del mundo etarra, aquel que empieza en las Herriko Tabernas y termina en el zulo de Ortega Lara pasando por el mundo cultural y social de ETA.

Esta política activa –con la que Aznar llevó a ETA al borde de la quiebra en 2004–, está hoy ausente en el Gobierno, en el PSOE y en el PSE. Patxi López y Zapatero siguen sin hablar de la derrota definitiva y total de ETA, y su programa sigue consistiendo en la reformulación sociopolítica de la convivencia en el País Vasco, justo la misma idea que les llevó a negociar con ETA. Siguen pensando que el acuerdo con la banda es posible si se dan las circunstancias, y siguen convencidos de que un fuerte impulso policial, judicial y social puede resultar contraproducente para la paz. Hoy, los éxitos contra la banda de las FSE y las acciones judiciales funcionan con un Gobierno a medio camino entre la desgana y el oportunismo. Los propios de quien no está arrepentido, pero no quiere hacerse cargo de sus propios actos y no quiere ser reprendido por sus adversarios. Pero no nos olvidemos. Respecto a ETA, el PSE-PSOE se caracteriza por esta máxima: ni una mala palabra ni una buena acción. Malos precedentes para quien aspira a la Lehendakaritza.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Réplica a Vilches
La I y la II Restauración
Pío Moa Libertad Digital 10 Marzo 2009

Señala el señor Vilches una serie de diferencias entre la I y la II Restauración que, por supuesto, existen. La historia nunca se repite tal cual. Como existen parecidos. Pero lo que interesa no es discutir por detalles ni por palabras, sino explicar el contenido de éstas. Hablar de II Restauración puede ser útil para analizar la historia, o bien un motivo de confusión si no se aclara su significado. Las semejanzas pueden resumirse en la frase de Cánovas: su régimen venía a "continuar la historia de España", expresión que vino a repetir significativamente Lerroux en 1934, cuando se enfrentó a la guerra civil planificada por el PSOE. Tomada la frase literalmente es absurda, pues la I República fue tan historia de España como la Restauración, y lo mismo habría ocurrido si en lugar de triunfar la república en 1934 hubieran triunfado los revolucionarios.

Pero, aparte del significado concreto que Cánovas pudiera dar a su frase, el sentido de ella puede asimilarse a lo que he expuesto en otro artículo, Rupturas y reformas. Las reformas suponen cambios que, desde luego, eliminan mucho de lo anterior, pero básicamente implican continuidad y acumulación. Las rupturas pretenden refundar una sociedad negando o condenando su pasado, y es lo que intentaron el Sexenio Revolucionario, en especial la I República; lo que desde la crisis del 98 buscaron los partidos de izquierda, regeneracionistas y separatistas y consiguieron aplicar en la II República; y lo que pretendía la oposición al franquismo al principio de la transición, y nuevamente ahora, con Rodríguez y su gente.

Cánovas, en definitiva, quería continuar, con las reformas precisas, la historia anterior a la ruptura impuesta por el Sexenio. Su régimen era liberal, no democrático pero encaminado a la democracia porque las libertades lo imponían, y fue uno de los primeros de Europa en aprobar el sufragio universal. Sus críticos, sobre todo después del 98, se dedicaron a execrar sus aspectos negativos, que todo régimen tiene, olvidando las claves básicas de las libertades –nunca les interesaron, excepto en cuanto podían explotarlas para sus fines; el progreso económico, quizá lento, pero consistente; o el mero hecho de que el caciquismo no les impedía formar partidos, presentarse a elecciones, ganarlas a menudo, sobre todo en los municipios, y sacar diputados. Todo eso carecía de valor para ellos, porque se trataba de partidos mesiánicos que solo entendían la democracia como la imposición completa de sus ideas, por lo común nada claras. No es de extrañar, además, que todas esas corrientes se caracterizaran por la desvalorización sistemática del pasado español, caricaturizado sangrienta y burdamente.

Así, no es inexacto decir que la Primera República fue la primera y catastrófica ruptura con la historia de España, y otro tanto la Segunda. Cabe distinguir, por tanto, dos ciclos reformistas en la llamada Edad Contemporánea, terminados en sendas rupturas republicanas. A partir de la segunda de éstas se abrió una etapa inevitablemente dictatorial pero no totalitaria, y básicamente reformista (nunca el país había prosperado tanto en casi todos los órdenes): la dictadura de Franco no tuvo oposición real de liberales o socialdemócratas, sino sólo de comunistas, y permitió un tránsito reformista, no rupturista, a una democracia que, con todos sus fallos, ha resultado la más prolongada y estable que ha tenido España. Y que, otro dato de interés, la debemos a nosotros mismos y no a la intervención bélica useña, como casi todas las demás democracias europeas. Una democracia hoy puesta nuevamente en peligro, un peligro que también afecta a la propia unidad de España, como ya ocurrió con las rupturistas I y II República.

En este panorama general adquiere sentido hablar de una II Restauración como un período reformista y acumulativo, que entronca con la de Cánovas, aun si con numerosas y lógicas diferencias. Por una serie de errores en los que no entro aquí, la transición creó una constitución contradictoria y dio alas a los elementos tradicionales de ruptura, separatistas y marxistas o marxistoides (el PSOE nunca sustituyó su marxismo oficialmente abandonado). Con lo que, treinta años después, se plantea la disyuntiva entre defender la II Restauración, es decir, la evolución acumulativa y reformista, democrática, o bien lanzarnos a una nueva ruptura que, no por casualidad, va ligada al terrorismo, la balcanización de España y la identificación con el Frente Popular en unos casos y con la República en otros. No me gusta especular sobre el futuro ni sus posibles escenarios, pues la historia tiende a reírse de las profecías y especulaciones, pero el dilema es ese. Debido a los errores antes aludidos, durante estos decenios no han cesado de avanzar los impulsos rupturistas y de retroceder los contrarios, hasta el punto de que hace poco los primeros parecían tener la batalla ganada, máxime cuando el PP futurista se ha sumado de hecho a ellos. Afortunadamente hoy asistimos a una reacción importante que espero no llegue demasiado tarde. En cualquier caso yo estoy por la opción reformista, gane o pierda, y desde luego haré cuanto esté en mi mano para que gane.

Una nota final sobre la ideología del PP. Todos los partidos tienen alguna ideología predominante, sea más o menos confusa o filosófica, y todas las ideologías generan tendencias diversas. Con Aznar se fue imponiendo la tendencia a la unidad de España, concentrada, y no por casualidad, en la cuestión del terrorismo; y consiguió arrastrar (momentáneamente) al PSOE a un pacto no sólo contra el terrorismo, sino por las libertades, otro dato esencial (que fuera el PSOE quien propusiese ese pacto sólo significa que se unía o fingía unirse a la orientación general de Aznar). Esa vía quebró enseguida y triunfó la contraria, encabezada por Rodríguez... y por Rajoy, orientado tácita pero efectivamente, hacia una confederación con el "nexo" de un Rey que entonces resultaría superfluo. Y que, repito, anularía bastantes siglos de evolución histórica, devolviéndonos políticamente a la Edad Media.

El IRA vuelve y el nacionalismo se va
José Javaloyes Estrella Digital 10 Marzo 2009

Posiblemente como no podría ser de otro modo, el terrorismo del IRA ha vuelto a matar. Y lo ha hecho pese a que el proceso de paz en el Ulster que llevó a la rendición del IRA genuino -y al mejor de los escenarios resultantes previsibles en el orden de los objetivos políticos que se perseguían-, ha sido considerado poco menos que como un milagro dentro de la crónica del terrorismo en Europa. Posiblemente, el alevoso asesinato de dos soldados que iban a ser enviados a Afganistán, se ha producido porque no había manera de evitar que el terrorismo irlandés rebrotara. Haciéndolo de una cepa alimentada con razones objetivas, ajenas en el obsceno terrorismo vasco, alimentado por algunos en el corral de "Sabin-Etxea". La nación irlandesa es una realidad y la vasca una ficción. Un delirio racista en el integrismo católico del XIX.

El terrorismo siempre vuelve por dos tipos de razones. Por la monstruosidad intrínseca del odio nihilista cuando desborda las alcantarillas de la conciencia, anegando toda suerte de razones que algunas veces pudieron haber existido, y por la instrumentación y la explotación de los terroristas desde los escaños de la decencia política formal, nutrida con las nueces y bellotas que éstos les arriman al sacudir el árbol. Es probable que sin la explotación política del terrorismo -unas veces por control remoto presentido y otras por control directo comprobado-, el terrorismo, epocalmente considerado, se acaba agotando, antes o después, en cada una de sus corrientes temáticas y de sus escenarios históricos.

Sin algunas de las variantes tutelares establecidas en la proximidad del llamado nacionalismo democrático, el terrorismo vasco de ETA no se encontraría cursando todavía desde 1968. Siete años durante el franquismo, tres en el postfranquismo y 30 a lo largo de la democracia; tramo este que coincide en su arranque con el asesinato de Javier Ybarra y con el establecimiento del régimen nacionalista vasco dentro del Estado Autonómico. Tres décadas ha llevado de existencia simbiótica el régimen nacionalista en que se convirtieron los Gobiernos del Partido Nacionalista Vasco (algunos en alianza con los socialistas), y los sucesivos periodos y corrientes del terrorismo etarra. Tiempo en que éste ha desarrollado dos menesteres de capital importancia, falsificando de raíz la democracia en esa parte de España y en esa demarcación del Estado. Uno, el depurar el censo de votantes adversos y resistentes a la perversión etnicistas de las libertades autonómicas; y otro, el desarrollo de una presión, políticamente colateral y socialmente de fondo, para cementar el escenario de una dualidad escenográfica del régimen. La derecha puramente sabiniana y clerical en el poder, y la izquierda nacional-leninista y no necesariamente anticlerical, en los establecidos extramuros del sistema. En régimen de "apartheid" interiorizado, los partidos constitucionalistas, malviviendo hasta ahora como comparsas de la ficción democrática que se desplomó el 1 de marzo.

En ese paisaje se han producido el último atentado del IRA, sobreviviente del terrorismo exógeno, y las insidias del "jelkide" mayor del PNV sobre el PSE y el terrorismo endógeno, encriptado en los sucesivos acrónimos de Batasuna. Se explica este arranque de Urkullu. El régimen nacionalista se ha derrumbado y los cascotes han caído sobre la política pro-nacionalista, a derecha e izquierda, de Rodríguez Zapatero.

Derroche en el doblaje al catalán
Cartas al Director El Mundo 10 Marzo 2009

Sr. Director:

El Gobierno catalán destinará 100 millones de euros para el doblaje del películas al catalán. Así, de nuevo, uno de los 17 reinos de Taifas, como alguien denominó a las Comunidades Autónomas certeramente, utilizará el dinero público para una causa inicua e injustificada, entre otras razones, porque todos los catalanes conocen y hablan el castellano correctamente. Es un gasto tan gratuito como innecesario y, se produce precisamente en una de las épocas más delicadas de nuestra historia, en la que cientos de miles de trabajadores pierden su empleo cada mes.

Los ciudadanos comenzamos a sentirnos vencidos por el agotamiento que produce la insensibilidad de unos gobernantes incapaces de sentir la más mínima empatía con los ciudadanos. Sucesos como éste se producen casi a diario, escandalizando el ánimo del contribuyente.Cien millones de euros pueden dar de comer a numerosas familias; sin embargo, la Generalitat, en un claro ejemplo de torpeza, insensatez e incoherencia, considera más de mayor utilidad poder visionar una película en la lengua vernácula de la comunidad cuando, además, pocos serán quienes puedan permitirse asumir este gasto si apenas les llega el dinero para alimentarse o vestir. Lydia Montemayor. Correo electrónico.

RAZONABLE PETICIóN PARA QUE SE REABRA LA INVESTIGACIóN JUDICIAL
Los Tedax sí recogieron muestras de explosivo en la estación de El Pozo
IMPRESIONES El Mundo 10 Marzo 2009

EL 86% de los encuestados ayer en la Red por este periódico asegura que la masacre del 11-M no ha quedado suficientemente esclarecida.Sin embargo, cuando se cumplen cinco años de los atentados, lo difícil es encontrar un cauce para reabrir un procedimiento judicial basado en nuevas pruebas que no fueran valoradas ya por el tribunal.Pues bien, esto es lo que ha sucedido.

Uno de los peritos que analizaron los explosivos, que además tiene la condición de víctima, Gabriel Moris, ha presentado un escrito ante la Audiencia Nacional aportando una fotografía del momento preciso en el que los Tedax recogen restos del foco de la explosión controlada de la mochila-bomba hallada tras los atentados en la estación de El Pozo.

Este periódico siempre ha sostenido que resultaba prácticamente imposible que no hubiera más restos significativos de explosivos en los focos del 11-M que los que aparecieron en el polvo de un extintor, remitidos por Manzano, jefe de los Tedax, a Del Olmo y al tribunal cuando éstos los reclamaron para su análisis.

La fotografía que figura en el propio sumario y que muestra la recogida de restos en el cráter de la explosión demuestra que efectivamente hubo evidencias que los responsables policiales no aportaron. Moris solicita una serie de pruebas periciales para que se investigue a dónde fueron a parar estas muestras, una petición que no puede ser más razonable y que la Audiencia debería atender si de verdad quiere aclarar las incógnitas del 11-M.

Los españoles no somos iguales ante el fisco autonómico
Redacción Minuto Digital 10 Marzo 2009

Los fielatos eran un residuo de la economía medieval que gravaban la circulación de mercancías en España hasta prácticamente el siglo XX. En concreto era el nombre popular que recibían las casetas de cobro de los arbitrios y tasas municipales sobre ese tráfico comercial, por supuesto cada localidad cobraba una cantidad diferente por las mismas mercancías. Naturalmente eran un obstáculo para el comercio y por tanto para el desarrollo económico de la nación. El establecimiento de las bases para una economía moderna acabó definitivamente con los mismos en el siglo XX.

Desgraciadamente nuestro sistema autonómico parece reeditar aquellas practicas con un sin fin de tratamientos tributarios desiguales a las empresas y contribuyentes, según donde desarrollen su actividad, y además quieren castigar el cambio de domicilio de aquellos que busquen huir de la presión impositiva más alta.

La capacidad normativa de las autonomías en impuestos como el IRPF, sucesiones o donaciones provoca que situaciones idénticas reciban tratamientos fiscales antagónicos en distintos territorios. Las divergencias más notables se producen en el impuesto de sucesiones y donaciones.

No contentos con este galimatías tributario, las autonomías, como Cataluña o Extremadura, que han decidido mantener el impuesto de sucesiones y donaciones podrán obstaculizar a los contribuyentes que paguen en otro territorio exento (e incluso intentar que acaben liquidando dos veces el impuesto) gracias a la posibilidad de plantear batalla jurídica reclamando su competencia sobre la herencia.

Así si un padre catalán dona 180.000 euros a su hijo para que adquiera una vivienda, éste pagara 1.800 euros en impuestos. Y, si en lugar de dinero, el padre opta por donarle una casa valorada en 180.000 euros, entonces el hijo deberá abonar 6.000 euros a la Administración, mientras que en Castilla-León no pagaría nada, pero encima si intenta sortear la ley autonómica la Generalidad podrá intentar cazarle.

En el impuesto sobre la renta, un matrimonio medio con dos hijos que ingresen 42.000 euros al año, pagarán 1.000 euros más en Extremadura que en Valencia. Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y La Rioja, que son las únicas regiones que han introducido rebajas en el tramo autonómico del IRPF.

En definitiva el mapa impositivo de España es cada vez más variopinto y el esfuerzo fiscal de los ciudadanos no es igual en todos los territorios. Por cierto, ¿no había un artículo 14 de la Constitución que decía que “todos los españoles somos iguales ante la ley”?

11 de Marzo, Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo
Fundación DENAES 10 Marzo 2009

Estimados amigos:
Como sabréis, mañana miércoles 11 de marzo es el Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo. Por este motivo, la Fundación DENAES para la Defensa de la Nación Española quiere mostrar su adhesión a las actividades organizadas por la Red Europea de Víctimas del Terrorismo en Madrid, con el objetivo de conmemorar esta fecha tan importante.

La AVT, como asociación miembro de esta red y en particular, la Delegación de Madrid, tiene previsto reproducir íntegramente el MANIFIESTO en defensa de la Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia de todas las víctimas del Terrorismo en Europa.

El acto tendrá lugar en el MONUMENTO A LAS VÍCTIMAS del TERRORISMO en Madrid, sito en la Plaza REPÚBLICA DOMINICANA, este MIÉRCOLES DÍA 11 a las 20,00 HORAS.

Tras la lectura del Manifiesto, se realizará una ofrenda floral en homenaje a todas las víctimas del terrorismo.
Os invitamos a que asistáis al acto y le déis la mayor difusión posible.
FUNDACIÓN DENAES
APARTADO DE CORREOS 238 · SANTANDER
39080 - SANTANDER · Tel.: 628585607
www.nacionespanola.org
fundacion@nacionespanola.org

****************** Sección "bilingüe" ***********************

Por el artículo 33
FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo 10 Marzo 2009

Tras casi treinta años en el poder de forma ininterrumpida, la perspectiva de tener que pasar a la oposición ha ofuscado a los dirigentes del PNV, que han utilizado palabras poco afortunadas para calificar la posible elección de Patxi López como lehendakari, palabras que habrá que atribuir a la falta de costumbre para afrontar trances como éste.

Los nacionalistas siguen poniendo en cuestión la legitimidad del candidato socialista para estar al frente del Gobierno vasco. «Lo que no entendemos es por qué tiene que cambiar el lehendakari», se preguntaba la portavoz del Ejecutivo de Ibarretxe hace unos días. Pues es sencillo: por el artículo 33. Es el artículo 33 del Estatuto de Gernika el que establece que «el presidente del Gobierno será designado de entre sus miembros por el Parlamento vasco y nombrado por el Rey». No dice nada de que tenga que ser quien haya sacado más votos o más escaños, quien tenga más antigüedad en el cargo o sea novato. La única condición para ser lehendakari es ser designado por el Parlamento vasco, algo que se consigue cuando se tiene la mayoría de los votos de los parlamentarios, circunstancia que en este momento concurre en Patxi López y no en Juan José Ibarretxe.

Le reprochan al candidato socialista aspirar a ser lehendakari con sólo 25 escaños. Cuatro escaños menos tenía el PNV en 1998 cuando Juan José Ibarretxe fue investido lehendakari, por lo que su dependencia del apoyo externo era mayor. Tuvo que sumar a los escaños de su partido los que le proporcionaron EA y Euskal Herritarrok, incluido el voto de Josu Ternera. Patxi López podrá salir elegido con el apoyo de los parlamentarios del PP que no tienen una calidad democrática inferior a los que han permitido ser lehendakari a Juan José Ibarretxe en esta última década. Si el PNV no se hubiera radicalizado en este tiempo, tal vez a estas horas estaría en condiciones de alcanzar acuerdos con el PP para gobernar con su apoyo, igual que hizo en su día en el Ayuntamiento de Bilbao o en el Congreso de los Diputados.

Le preocupa al PNV la inestabilidad de un gobierno en minoría de los socialistas, inestabilidad que no será mayor que la que sufrió Ibarretxe entre 2000 y 2001 cuando se quedó sin el apoyo de Ternera y sus compañeros de bancada. En las hemerotecas está el recuerdo de las decenas de votaciones perdidas en el Parlamento vasco por el Gobierno, pleno tras pleno, o la insólita aprobación de una supuesta Ley de Presupuestos. Ibarretxe acumuló casi tantas derrotas como las que suma el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Getxo sin que ello les llevara a cuestionar ni su legitimidad ni su idoneidad para estar al frente de las instituciones.

El nacionalismo vasco y catalán da oxígeno a quienes prefieren el marco del terror a un escenario de libertad
El discurso del olvido
Toni BOLAÑO La Razon 10 Marzo 2009

El IRA Auténtico ha vuelto a matar y el rechazo ha sido unánime. Desde el Sinn Fein al Gobierno británico han condenado el atentado y defendido el camino hacia la paz. No ha habido resquicio para la duda. El mundo nacionalista irlandés apuesta por la política y no por el terrorismo. Sólo una exigua minoría prefiere el lenguaje de las armas al lenguaje de la palabra. En España, lamentablemente, no podemos decir lo mismo. No tenemos tanta unanimidad. El mundo independentista vasco controlado por ETA y no por los partidarios de la política como en el Ulster, no condena los atentados, no apuesta por la política ni por la democracia. Esta es la razón que les ha impedido presentarse a las elecciones. Su ausencia ha provocado un vuelco en el mapa político vasco, y este cambio ha hecho renacer un discurso victimista del nacionalismo que criminaliza al Estado por dejar fuera de concurso a los partidarios de la violencia bajo el argumento del recorte de libertades. Con este discurso, el nacionalismo vasco y catalán da oxígeno y argumentos a quienes prefieren el marco del terror a un escenario de libertad.

Por primera vez, como es posible ver a un socialista como lendakari, el PNV -con el inestimable apoyo de la CDC de Mas que, en los ratos libres, convoca manifestaciones independentistas en Bruselas- habla de «elecciones sucias». Olvidan que muchos vascos ven recortadas sus libertades y viven amenazados y coaccionados. Olvidan que muchos vascos no votaron porque alguien decidió que no merecían vivir por pensar diferente. También califican como golpe institucional el acceso de un socialista a la lendakaritza. Para ellos, es la prueba del nueve de la cruzada antinacionalista de los socialistas -para apartarlos del poder en sus territorios, que los nacionalistas consideran como una finca de su propiedad con acceso vetado a otras opciones- en alianza con los populares. Dicen que el más votado debe gobernar. Olvidan que la ley electoral dice que gobierna el que tiene la mayoría parlamentaria. El discurso del olvido muchas veces se convierte en miopía. La radicalización de los líderes hace perder elecciones. Lo ha dicho Josu Jon Imaz. Él algo debe saber.

El bipartito de María Pita cierra filas y se niega al debate lingüístico
PILAR FUSTES ABC Galicia10 Marzo 2009

LA CORUÑA. Tras el fracaso del pacto entre socialistas y nacionalistas en las elecciones autonómicas, la coalición del gobierno coruñés refuerza sus lazos y une sus fuerzas incluso en temas tan insalvables, hasta el momento en la ciudad herculina, como el idioma. Lejos de secundar el hilo de opiniones que vaticinan la ruptura de los bipartitos en los gobiernos municipales, el regidor coruñés, Javier Losada, se apresuró a aseverar que el pacto coruñés «funciona perfectamente» mientras que el número dos de María Pita, Henrique Tello, considera que la unión de izquierdas «es estable y tiene futuro». La posición adoptada por el Ejecutivo coruñés se puso de manifiesto en la sesión plenaria celebrada, ayer en La Coruña, cuando ambos partidos rechazaron la urgencia de la moción presentada por el Partido Popular en defensa de la libertad lingüística, que ni siquiera llegó a debatirse.

En dicho documento, los populares liderados por Carlos Negreira solicitaron al gobierno local que «adopte las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento del derecho de cada ciudadano a comunicarse y recibir la información en la lengua oficial que elija» y que acuerde por unanimidad la aprobación del «manifiesto de apoyo a los ciudadanos libres».

Olvidando los recursos que, en su día, el Ayuntamiento presentó en contra el uso del topónimo «A Coruña», la portavoz socialista, Carmen Marón, acusó al PP de intentar crear «conflictos sociales artificiales» e insistió en que el Gobierno municipal «cumple y cumplirá el derecho de los coruñeses en hablar el idioma que consideren oportuno».

Por su lado, Javier Losada, a la salida del pleno corporativo, quiso devolver la pelota al tejado popular y procedió a citar el artículo 7 de la Ley de Régimen Local en el que se establece el uso del gallego en la Administración local. El alcalde coruñés recordó que esta ley fue firmada por el aquel entonces presidente de la Xunta, Manuel Fraga. En este sentido, Carlos Negreira solicitó a Losada que «abandone su estrategia de echarle la culpa de todo al PP» y le exigió que «deje de estar sentado en el sillón del pasado» y trabaje para que «reine la libertad en la ciudad y los coruñeses escojan el topónimo que desean». El portavoz del PP en La Coruña reiteró su apoyo a que Losada «gobierne en minoría» y rompa su pacto con los nacionalistas, ya que sino el alcalde continuará siendo «rehén de unos intereses partidistas que perjudican a los ciudadanos».

Las diferentes acciones del bipartito en materia urbanísticas fueron otro de los asuntos a discutir en el pleno municipal, en el que los populares acusaron al ejecutivo de realizar una «nefasta gestión» e incluso «rozar» la legalidad en actuaciones como las del barrio del Agra del Orzan o la aprobación del estudio de detalle para reajustar las rasantes en el plan parcial del recinto ferial. La concejala de Urbanismo, Obdulia Taboadela, se limitó a negar todas las denuncias y, en cuanto a la «sobreedificación» del Papagayo, reiteró que «cumple todas las legalidades».

Comienzan las hostilidades
JOSE LUIS JIMÉNEZ | SANTIAGO ABC Galicia 10 Marzo 2009

Los socios condenados a entenderse comienzan a hacer visibles sus recelos mutuos. Las dos formaciones que en 2005 dejaron de lado sus profundas discrepancias programáticas para cohabitar en la Xunta y desbancar al PP de Manuel Fraga -al que le faltaba un sólo escaño para la mayoría absoluta- se quitan la venda y comienzan a señalar a esta estrategia como una de las claves de su derrota electoral el 1-M.

PSOE y BNG se adentran poco a poco en una espiral de reproches sobre quién tiene la culpa de la mala imagen del bipartito: si Touriño y su presidencialismo aislacionista y con tics heredados de la etapa anterior, o un nacionalismo invasivo en parcelas sensibles del gobierno que, en teoría, correspondía gestionar a los socialistas. El pistolerazo de salida lo dio el siempre locuaz José Luis Méndez Romeu, uno de los rostros del socialismo coruñés y conselleiro de la Presidencia en funciones.

Esta misma semana apuntaba en una entrevista en «La Voz de Galicia» a «la actitud del BNG» como un «problema continuado» en el seno del gobierno bipartito, y se mostraba favorable de distanciarse del nacionalismo de cara a las futuras elecciones municipales para eludir la imagen de «rehén» de su socio que el PSOE ha podido dar estos años en la Xunta.

La visión de Méndez Romeu, lejos de ser peregrina y precipitada, es la lectura literal de los resultados del PSOE en las grandes ciudades, donde fue literalmente barrido por el PP, hasta el punto de poner en peligro gobiernos hegemónicos de la izquierda como La Coruña, Lugo o Pontevedra, en caso de extrapolar los resultados a las siempre complicadas elecciones municipales.

El PSOE ha intentado en esta semana contener los daños de los resultados del 1-M. Los grandes perjudicados son sus alcaldes, que temen que el lastre que para Emilio Pérez Touriño ha sido la coalición pos-electoral con el BNG lo sea también para ellos. En total, un centenar de municipios gobiernan con un ayuntamiento bicolor, de los cuales 75 cuentan con regidor socialista.

Pero si por un lado la nueva dirección socialista va a intentar guardar las formas con el BNG -su único apoyo posible para gobernar una institución en Galicia-, no es menos cierto que la intención es recuperar las señas propias identitarias del PSOE, abandonadas durante la peculiar y aislacionista presidencia de Touriño, por más que «O Presidente» las intentara recuperar en la recta final de la campaña electoral, cuando las encuestas le echaban en cara el malestar de la ciudadanía por su entrega a los postulados más radicales del nacionalismo.

Aviso a navegantes
El BNG, por su parte, atraviesa un proceso próximo al «guerracivilismo». Las familias internas reabren la lucha por el poder mientras Quintana no aclara si asumirá el batacazo frentista y abandonará la nave. Ayer, en una entrevista en RNE, el coordinador del BNG, Francisco Jorquera, alimentó la hoguera de los reproches entre los todavía socios al señalar que en política no se puede ser «cobarde» y recordó que «hay quien dijo en la mitad de campaña que quería gobernar sin ataduras y sin imposiciones idiomáticas», en alusión a Pérez Touriño.

«Decir esto es darle la razón al adversario, porque la única fuerza que podría gobernar en solitario es el PP», dijo y recordó que «en cuatro años la política lingüística y educativa la llevó el PSdeG».

Según el dirigente del BNG, es una «dialéctica perversa» pensar quién tuvo más culpa en la pérdida del Gobierno, si socialistas o nacionalistas, aunque reconoció que «hay voces en el PSdeG que pretenden culpar en exclusiva al BNG». Jorquera además advierte que romper relaciones en Galicia con el BNG puede tener consecuencias en el Congreso de los Diputados, donde Rodríguez Zapatero está cada vez más aislado, tras perder las interesadas alianzas de CiU y PNV a cambio de los gobiernos en Cataluña y País Vasco.

El movimiento pausado de alejamiento del nacionalismo y recuperación de sus esencias es el mismo que reivindican en el seno del BNG los sectores más críticos con el liderazgo de Anxo Quintana y la hegemonía de la pragmática UPG de Francisco Rodríguez.
Esta misma semana, Xosé Manuel Beiras arremetía en público contra la dirección nacionalista, con un claro mensaje de fondo: la pérdida del ideario natural del BNG ha arrastrado a la formación a la derrota. Mientras tanto, el PP sigue sonriendo.

GENERAL
Educación examina a 16.000 escolares de matemáticas, euskera, castellano y ciencias
Todos los alumnos vascos de cuarto de Primaria, de 9 a 10 años, realizan desdeayer las pruebas que permitirán hacer un diagnóstico del sistema educativo
MARTA FDEZ. VALLEJO BILBAO El Correo 10 Marzo 2009

m.f.vallejo@diario-elcorreo.com
El instituto vasco de evaluación elaborará un informe de cada alumno y colegio
El Gobierno vasco examina desde esta semana a todos los alumnos de cuarto curso de Primaria, de 9 a 10 años, para medir sus competencias lingüísticas, en euskera y castellano, y sus habilidades en matemáticas y ciencias. Es la primera vez que se somete al conjunto del sistema educativo vasco a una evaluación global, que permitirá hacer un diagnóstico del nivel académico de los escolares y de los resultados de los centros de enseñanza de la comunidad. Hasta ahora, en los informes internacionales de PISA o en las pruebas de lengua vasca sólo participaba una muestra de estudiantes y de escuelas. La evaluación está fijada en la Ley Orgánica de Educación (LOE), y se llevará a cabo en diferentes fechas en todas las comunidades españolas.

Desde ayer y durante dos semanas, cerca de 16.000 alumnos de todos los colegios públicos y concertados completarán el proceso. Los ejercicios son prácticos, se comprueban las habilidades y competencias de los niños, no los conocimientos, de acuerdo con los nuevos métodos de formación que impulsa la LOE. Por ejemplo, los alumnos de un colegio de Vitoria que completaron ayer el ejercicio de Lengua tuvieron que escuchar una grabación, para contestar después unas preguntas sobre lo que habían oído, y hacer una redacción libre.

Este análisis diagnóstico, que deberá repetirse todos los años, tiene ejercicios fijos de competencia lingüística -en los dos idiomas oficiales-, y matemáticas. Además de un examen variable cada curso, que en esta ocasión es de ciencias y el próximo año será de 'sociales'. En abril y mayo se extenderá la evaluación a los 16.000 jóvenes de segundo de Secundaria.

Monitores y técnicos contratados por una empresa de San Sebastián -que ganó el concurso de méritos convocado por el Gobierno vasco-, se desplazaron ayer a los primeros colegios y escuelas para dirigir las pruebas. El Instituto Vasco de Evaluación e Investigación (IVEI) se encargará de recoger y procesar los datos, y elaborar las conclusiones finales. Posteriormente, emitirá un informe del alumno, del centro y de la comunidad educativa en la que está inmerso.

El proceso permitirá disponer de información rigurosa del nivel académico de cada colegio y del conjunto del sistema escolar. El Departamento de Educación no hará públicos los resultados. El propósito del Ejecutivo autónomo es que las conclusiones que se extraigan de esta evaluación permitan poner en marcha procesos de mejora en la enseñanza. De hecho, los exámenes se hacen en cuarto de Primaria y segundo de Secundaria, cuando hay tiempo de corregir los defectos detectados y alcanzar los objetivos de cada etapa educativa. Sin embargo, responsables de centros escolares ya han mostrado su preocupación por que las 'notas' sirvan para conformar un ranking de los mejores colegios por resultados académicos, que podría resultar injusto al no tener en cuenta el tipo de alumnado y su entorno social.

Cada comunidad puede elegir las fechas en las que efectuar el análisis diagnóstico. El Departamento de Educación dirigido por EA ha lanzado el proceso antes de que se forme el nuevo Ejecutivo autónomo y de que, con toda probabilidad, la consejería pase a otras manos. La comunidad gallega ha optado por trasladar a octubre las pruebas previstas para mayo por «el parón» que supone el cambio de Gobierno, con lo que los escolares completarán el programa con un curso de retraso. La mayor parte de las autonomías aplicará los exámenes a partir de este mes.

En abril, en Secundaria
La norma que regula esta evaluación de la red escolar apareció en el Boletín Oficial del País Vasco el pasado 19 de febrero. El plazo para las pruebas es del 9 al 27 de marzo en Primaria, y del 27 de abril al 15 de mayo en Secundaria. Algunos sectores de la enseñanza se han quejado de que los ejercicios no se hagan los mismos días en todas las aulas vascas, ya que los últimos colegios en someterse a esta 'reválida' pueden conocer ya en qué consisten los exámenes, por el simple efecto del 'boca a boca'.

En estos procesos diagnósticos intervendrán, además del Instituto Vasco de Evaluación, el Servicio de Inspección del Departamento de Educación y los 'berritzegunes' -centros de apoyo al profesorado-. Inspectores y técnicos de los 'berritzegunes' conocerán los resultados de cada escuela y podrán colaborar con las direcciones de los colegios para poner en marcha medidas que corrijan las carencias detectadas en la formación de los estudiantes.

Angelina Jolie parla en catalá
Alfonso Basallo Periodista Digital 10 Marzo 2009

Quieren hacer hablar a Angelina Jolie, George Clooney y Sean Penn en catalá, mediante la ley de la Generalitat que exige el doblaje de la mitad de las pelis extranjeras a la lengua de Joan Manuel Serrat.

El consejero Tresserras alega que pretende corregir un déficit democrático. Más que democrático el déficit va a ser literal (es decir económico) si se empeñan en socarrar el cine en esa región, perjudicando a las distribuidores y exhibidores, hundiendo el negocio (seriamente tocado por la caída de espectadores y la piratería), y castigando a los propios catalanes que, en su mayoría, prefieren ver películas en español o en inglés subtituladas antes que dobladas al catalán.

El proyecto no nace por generación espontánea. Nótese que se anuncia a los cinco minutos de que el nacionalismo-radicalismo haya sufrido en Galicia y País Vasco su primer varapalo electoral desde la llegada de Zapatero al poder.

Y el guión está escrito por el pujolismo en los años 90, cuando CiU diseñó la hoja de ruta de lo que llamaron la renacionalización de Cataluña. Un programa de ingeniería social de lo más completito: catalanizar la enseñanza; reeducar a los profesores; divulgar el hecho nacional catalán; animar a los catalanes a tener más hijos; e incluso fomentar la delación entre los escolares con ejercicios muy concretos sobre las tiendas que rotulan en catalán y las que no.

Y si la realidad no casa con el plan preconcebido se la hace encajar a golpe de tergiversaciones y mentiras, como demuestran numerosos libros de texto escolares de la Cataluña de Pujol, Maragall y Montilla.

El cine constituía un poderoso instrumento de propaganda y eso explica el empeño de la Generalitat por catalanizarlo, en una operación contranatura (del mercado y los gustos del público). La prueba es que no le permitieron a Roures, otro que tal baila, estrenar Vicky Cristina Barcelona sólo en copias en catalán.

Señal de que obedece a un plan es que los gobernantes metropayeses (Vidal Quadras dixit) ya lo intentaron hace once años con un decreto al que distribuidores y exhibidores hicieron una sonora pedorreta, por irracional, intervencionista y dirigista.

Vuelven ahora a la carga, con Montilla y Treserras, que suspendía a sus alumnos si no ponían sus nombres en catalán. Todo muy democrático.

Política
la generalitat se gasta 127.000 euros en propaganda
 La Razon 10 Marzo 2009

La Generalitat de Cataluña se gastó 127.000 euros en imprimir 18.000 ejemplares de libros propagandísticos sobre su acción de gobierno durante sus primeros dos años con José Montilla al frente del ejecutivo. El vicepresidente catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, se ha quejado en alguna ocasión de que el gobierno catalán no dedica suficiente esfuerzo para dar a conocer su obra. El PP difundió ayer este gasto de 127.000 euros después de recibir la respuesta del consejero de Interior y Relaciones Institucionales, Joan Saura, a su pregunta parlamentaria. Según Saura, la iniciativa de esta publicación responde «a la necesidad de rendir cuentas de la acción del gobierno ante la ciudadanía». Explicó, además, que la cifra se desglosa en cuatro partidas: 32.000 euros en diseño y maquetación, 11.500 en fotografías y derechos de imagen, 1.624 en corrección lingüística y 82.296 en impresión y encuadernación. La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, consideró «una vergüenza» que en tiempos de crisis, la Generalitat se dedique a «malgastar el dinero». Camacho comparó a Montilla con Pérez Touriño porque la propaganda corrió a cuenta de Presidencia.

Cataluña
Cuadruplica el presupuesto de los cursos destinados a empleados de bares, tiendas y hoteles
El Govern destina más de un millón a que los inmigrantes hablen catalán
10 Marzo 09 - Joan Planes La Razon 10 Marzo 2009

barcelona- La Generalitat presentó ayer una nueva ofensiva para que los inmigrantes aprendan catalán. El Ejecutivo realizó en 2008 un total de 78 cursos con 700 participantes del sector de la restauración, con un gasto de 250.000 euros. Según anunció el director general del departamento de Innovación, Universidades y Empesas, Enric Aloy, en 2009 se llevarán a cabo 300 cursos para más de 3.000 personas, y no sólo camareros, sino también trabajadores recién llegados de los sectores hoteleros, de la moda, panaderías y pastelerías.

El presupuesto se cuadruplicará este año y pasará a ser de 1.100.000 euros, financiados por, además del citado departamento, las consejerías de Vicepresidencia, Trabajo y Acción Social. De estos cuatro departamentos, tres están dirigidos por ERC. Aloy, el secretario de Inmigración, Oriol Amorós, y la subdirectora de Política Lingüística, Elvira Riera, coincidieron en señalar que «en tiempos de crisis, apostamos por la formación y mejorar la competitividad de las empresas».

 «Cataluña ya siempre será multilingüística, pero tenemos un idioma común», añadió Amorós.

20 horas
Los cursos, que son voluntarios, duran 20 horas y se basan en aprender en catalán el vocabulario básico de estos empleos. Se dedican diez horas «mejorar la calidad del servicio al cliente» y el resto a «los recursos lingüísticos». La superación del curso da derecho a la certificación de las competencias conseguidas por parte de la Secretería de Comercio y Turismo. Según la Generalitat, en 2008 hubo un 7 por ciento de suspensos o abandonos de las clases, mientras que el 90 por ciento de los participantes admitió no conocer nada del idioma antes de iniciar el curso. Por áreas, las procedencias de los alumnos fueron un 39,13 de América Latina, un 20, 86 por ciento del resto de España, un 14,11 por ciento de la Europa del Este, un 10,49 de Asia y un 9,92 por ciento de Africa. La mayoría, un 75 por ciento, son menores de 40 años.

Amorós destacó que «este proyecto se anticipa al futuro que se va a extender, y enlaza con el programa de acogida de la inmigración en las empresas del Pacto por la Inmigración». Por su parte, Riera dijo que «hacer del catalán la lengua que compartir es un objetivo que sólo se puede conseguir mediante políticas sectoriales», lo que se traduce en un plan interdepartamental con cuatro consejerías implicadas. Aloy remarcó que «hasta ahora todo era una prueba piloto, y como la valoración de los cursos parte de los alumnos fue muy buena -un 9,26 sobre 10, según datos de la Generalitat-, vamos a ampliarlos y a aumentar el coste, en estos tiempos de crisis apostamos por mejorar la competitividad».

ESPAÑA
Un pequeño colectivo independentista catalán se lleva 1,2 millones de euros de las arcas públicas en dos años
A. Fernández. El Confidencial 10 Marzo 2009

Un pequeño colectivo barcelonés, L’Esbarzer (El Zarzal), ha recibido más de 1,2 millones de euros de las arcas públicas catalanas desde el año 2005 hasta el 2008. Desde esa fecha, esta organización, que ha creado dentro de su seno la Plataforma per la Llengua (Plataforma por la Lengua), facturó diversos estudios y recibió subvenciones puras y duras de la Generalitat catalana por el citado monto, aunque hay sospechas de que también puede haber recibido, al menos, casi 100.000 euros más de organismos autónomos que dependen del Gobierno y que no tienen su contabilidad sometida a la de la administración, por lo que se dificulta su seguimiento.

Liderado por Martí Gasull, este colectivo independentista se ha visto especialmente beneficiado por el dinero que manejan los responsables de departamentos que pertenecen a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Las partidas más grandes que han recibido pertenecen a dos estudios realizados sobre el uso del catalán. El primero de ellos es del año 2006 y lleva por título 'Cultura, medios de comunicación y audio y extensión del uso de la lengua catalana'. Por ello, recibió 129.000 euros de la consejería de Cultura, en manos del republicano Joan Manuel Tresserras. Otros 129.000 euros recibió en el año 2007 por el “plan de normalización lingüística y extensión del uso social de la lengua catalana”, que le concedió el departamento de Vicepresidencia, de Josep Lluís Carod-Rovira.

Este colectivo ya obtuvo importantes ayudas durante los últimos años del Gobierno de Convergència i Unió, en los que, además de una asignación “fija” anual de 63.000 euros, obtuvo otras asignaciones dinerarias por informes que realizaba o por subvenciones directas.

Las ayudas se disparan
A partir del 2005, sin embargo, las ayudas públicas se le dispararon. El departamento de Presidencia, que entonces estaba en manos de Pasqual Maragall, por ejemplo, le concedió 120.000 euros por un estudio sobre la “extensión del uso social de la lengua catalana”. En el primer trimestre del 2006, Maragall le obsequió con otros 60.000 euros por otro estudio sobre la “extensión social de la cultura y la lengua catalanas” y en el tercer trimestre de ese ejercicio, poco antes de dejar el Gobierno, reincidió en la labor y le dio 50.000 euros más para la “difusión y promoción de la lengua y la cultura catalanas”.

En el año 2008, recibió también de la consejería de Cultura otros 130.000 euros para su programa de actividades. Carod le concedió igualmente subvenciones directas por actividades durante el 2007, como una “ayuda” de 71.700 euros por su proyecto de “extensión social del uso de la lengua catalana” o 20.000 euros por la campaña 'Si us plau, parla’m en català' (“Por favor, háblame en catalán”). El pequeño colectivo ha recibido ayudas por conceptos tan diversos como la fiesta de estudiantes Means Party, por la que recibió 17.000 euros del departamento de Innovación, Universidades y Empresa (en manos del también republicano Josep Huguet) en el año 2007, una campaña destinada al fomento del uso del catalán (por la que recibió de Pasqual Maragall 30.000 euros en el tercer trimestre del 2006) o la producción de un concurso de televisión sobre “parejas lingüísticas”, por el que recibió también de Maragall 20.000 euros en la misma fecha.

Esta frenética actividad no ha pasado desapercibida para Ciudadanos, que ya ha presentado preguntas parlamentarias sobre los fondos públicos recibidos por L’Esbarzer. El diputado José Domingo se interesó por el tema el pasado mes de enero. “Da la impresión de que este colectivo es una tapadera de otras entidades, porque como tal no realiza apenas actividad. Nuestra formación pedirá oficialmente en el Parlamento todos los informes que se le han dado para conocer el monto del dinero que se ha llevado. En casos como éste, se demuestra el carácter político y partidista de las ayudas. Y nos permite sospechar que el nacionalismo catalán sobrevive a costa del erario público”, declaró Domingo a este diario. Hasta ahora, la respuesta de la Generalitat a sus preguntas ha sido una relación de estudios e informes encargados por Presidencia, Vicepresidencia, Cultura e Innovación, donde se admite la entrega de 1.221.376 euros del 2005 al 2008.

“Servicios” no declarados
Sin embargo, esta cifra se queda corta, según ha podido constatar El Confidencial, ya que también recibió 29.596,14 euros del Servei d’Ocupació de Catalunya (SOC, el Inem catalán) en el año 2005 por “dos acciones de desarrollo local”. Además, la Agencia Catalana de Consumo le encargó al menos dos informes: uno sobre el “comportamiento del mercado español ante la introducción de la lengua catalana en el etiquetaje de productos”, por el que pagó 11.890 euros, y otro sobre “la lengua en el etiquetaje de las marcas de agua”, por el que pagó 9.198 euros. Esta agencia estaba entonces en manos de Josep Huguet, de Esquerra Republicana de Catalunya. Pasqual Maragall también le concedió otra ayuda de 40.000 euros en aquel ejercicio por “la acción lingüística en el ámbito socioeconómico”.

A pesar de los reiterados intentos de El Confidencial de hablar con Martí Gasull durante varios días, éste no accedió al final a realizar ninguna declaración. Este colectivo es el mismo que se ha visto beneficiado con dos herencias intestadas en el año 2006, conforme publicó este diario el viernes, por valor de casi 90.000 euros para “fomento del catalán”. José Domingo afirmó el viernes que “si se han destinado herencias intestadas a fomentar el catalán, es evidente que el reparto no se atiene a los fines sociales que han de tener las herencias, que deben ir destinadas a favorecer a los más necesitados. Y que òmnium Cultural, por ejemplo, que es una organización hipersubvencionada reciba 601.000 euros para la compra de su sede es repugnante, cuando hay muchas organizaciones y muchos colectivos que necesitan de verdad las ayudas”.

Un comunicado oficial de C’s incide en que es “escandaloso” destinar ese dinero a “una entidad privada que no respeta la Constitución” y afirma que “las herencias intestadas deberían ir exclusivamente a fines sociales y no a financiar sedes de organizaciones que quieren romper con el orden legal establecido en la Constitución y que tienen un componente partidista”. El partido que preside Albert Rivera ha pedido ya oficialmente los datos pertenecientes a quiénes integran la Junta Distribuidora de Herencias y la relación de los repartos de herencias intestadas durante los últimos cinco años.

POLÍTICA
Patxi López intensifica el aprendizaje del euskera ante la opción de ser lehendakari
El líder del PSE recibe clases particulares por las mañanas durante tres días a la semana, junto con José Antonio Pastor
M. PÉREZ BILBAO El Correo 10 Marzo 2009

Tres días a la semana, un hombre entra bien temprano en la sede del PSE-EE en Bilbao cargado con libros. Aprieta el botón del ascensor, sube a la planta noble y enfila directamente al despacho del secretario general del partido. Todo el mundo le conoce. Saluda a quienes encuentra a su paso. «Egunon», claro. Es él la persona que hoy en día aún puede, y debe, amonestar cada vez que se despista al candidato socialista a lehendakari en plena cresta de la ola.

El hombre con tal poder de recriminación llama a la puerta con naturalidad y accede al despacho de Patxi López. Éste y el responsable socialista de Vizcaya, José Antonio Pastor, ya lo tienen todo preparado. Libros, bolígrafos y cuadernos sobre la mesa. El 'maisu' ha llegado. «Egunon», «egunon». Los alumnos López y Pastor abren los libros. Empiezan a recitar. Comienza la clase de euskera. Hora y media seguida.

Al tiempo que prepara su posible conquista de la Lehendakaritza, el líder del PSE se afana en otro asalto; el del idioma vasco. También Juan José Ibarretxe tuvo que aprenderlo a marchas forzadas cuando se hizo presidente. Parece una tradición incipiente. A uno le hacen lehendakari o consejero del Gobierno vasco y entre sus primeras obligaciones figura el EGA. De Ibarretxe se dice que fue un alumno aventajado. Mari Carmen Garmendia, ex consejera de Cultura, le organizó un programa de aprendizaje vertiginoso. Estuvo a la altura: sus tres juras como lehendakari las hizo declamando el texto en euskera que utilizó José Antonio Agirre en 1936. Y su entonación fue buena, pese a que ése es el escollo en el que habitualmente encalla la mayoría de euskaldunberris y uno de los principales hándicaps de Patxi López.

«Patxi va avanzando, pero como a todo estudiante de euskera le cuesta coger soltura al hablar», señalan en el entorno del líder socialista, que lleva aplicando los codos ya un tiempo, aunque cuajado de interrupciones «por sus obligaciones políticas y, en las últimas semanas, por dos razones obvias: la precampaña y la campaña electoral». Las mismas fuentes afirman, sin embargo, que las 'piras' han terminado. «Ha intensificado las clases. Él es plenamente consciente de que el lehendakari tiene que conocer perfectamente las dos lenguas oficiales de este país».

Manifiesto
Sus pinitos ha hecho. Durante la reciente carrera hacia las urnas, el candidato López se ha ido acostumbrando a intercalar frases y párrafos en euskera en sus discursos. «Muy básico», le reprochan sus detractores. También ha promovido el manifiesto en favor de un idioma autóctono «alejado del sectarismo», pero decididamente defensor del bilingüismo.

El perfil vasquista del PSE, aseveran en su entorno, no puede trastabillar, por tanto, en la imagen de un líder atado permanentemente a un pinganillo para entender una alocución en euskera. Todavía le escuece al candidato que no pudiera debatir en ese idioma con otros aspirantes en la recién concluida campaña. «Su compromiso es participar con un euskera fluido en su próximo debate en ETB dentro de cuatro años. Aunque mucho antes quiere tener la capacidad para utilizarlo en un discurso o en una respuesta parlamentaria». Cuestión final: como Ibarretxe, ¿es López de los alumnos que, cuando se pone, se pone? «Sin duda. Tendrá que quitarle horas al sueño, pero hablará en euskera». Y si no, a repetir, que es lo que quiere cualquier lehendakari.

 

Recortes de Prensa   Página Inicial