AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 12 Marzo 2009

 

No es hora de cordones sanitarios en el País Vasco
EDITORIAL Libertad Digital 12 Marzo 2009

Ha llegado la hora de acabar con treinta años de hegemonía nacionalista en el País Vasco. Los votantes de esta comunidad autónoma lo han querido así, dando una mayoría holgada a los representantes del PSOE, el PP y UpyD. La meta de estas tres formaciones debe de ser llegar a un acuerdo razonable para sacar de Ajuria Enea al PNV y a sus socios habituales. Y no por revanchismo u oportunismo político, sino por la más elemental higiene democrática y porque en el País Vasco se ventila mucho más que una cuestión de más o menos en política. Las categorías y rivalidades que están vigentes en el resto de España no deberían estarlo en el País Vasco, sometido desde hace cuatro décadas al terrorismo y al imperio del nacionalismo más ultramontano.

Por esto es necesario un acuerdo de Gobierno entre el Partido Socialista y el Popular. Deben aparcarse los sectarismos y la cortedad de miras tan frecuentes en nuestros políticos para emprender un proyecto de regeneración democrática integral dentro del País Vasco. Una regeneración que debe incluir necesariamente la lucha firme y decidida contra la ETA, el fin de la imposición lingüística del vascuence y la normalización definitiva de la vida política en una región en la que aún no ha culminado la transición al Estado de derecho. Todo, por descontado, debe hacerse con la Constitución y el Estatuto de Guernica en la mano, única garantía que, hoy por hoy, tienen los vascos para convivir en paz y en libertad.

La oportunidad es histórica y, aunque se presente con varios años de retraso y con un panorama nacional muy diferente al de 2001, no debe desaprovecharse bajo ninguna circunstancia. Tanto el PSOE como el PP tienen en sus manos la ocasión de dar la vuelta a una región ahíta de nacionalismo y castigada desde dentro por la violencia y la intolerancia de unos pocos. Si consiguen estar a la altura, la Historia les premiará y los vascos lo agradecerán. Si perseveran en sus diferencias llevándose a Vitoria el debate político nacional, entregarán el poder –una vez más– a los responsables de que el País Vasco sea la sempiterna anormalidad política española.

La responsabilidad cae en ambas partes. El PSOE tiene que olvidarse de los cordones sanitarios contra su adversario y ser generoso en el acuerdo aceptando la lista de condiciones que el PP ha puesto sobre la mesa. El PP, por su parte, no debe dar un cheque en blanco a López. Cuenta con 13 diputados y un amplio apoyo dentro de la sociedad vasca que lleva dos décadas confiando en su proyecto a pesar de la persecución, los asesinatos y el desprestigio al que se han visto abocados sus representantes. Patxi López no puede gobernar en minoría porque tiene 5 escaños menos que el PNV y eso debe quedarles muy claro a los líderes del PP, que tienen ante sí una ocasión perfecta para sacar lustre a lo mejor de su programa.

Llegó la hora del acuerdo y, sobre todo, llegó la hora de saber si nuestra clase política es digna de servir a nuestra Nación, de hacer cumplir nuestra Constitución y de luchar por la libertad de todos.

DESCENTRALIZACION POLITICA
Meditación sobre la caza y el Estado
FRANCISCO SOSA WAGNER El Mundo 12 Marzo 2009

Algunos se enteran ahora de que en España se necesitan 17 licencias para cazar como se necesitan 17 licencias para pescar. Entre ellos se encuentra el presidente de Andalucía, mi viejo amigo y compañero de Facultad Manuel Chaves, quien -sólo después de que saltara a los medios el episodio del ya ex ministro de Justicia Fernández Bermejo- ha calificado tal sistema de «poco lógico» en declaraciones subrayadas por este periódico.

Y acto seguido, Chaves confíaba en que «los consejeros de Medio Ambiente de todas las Comunidades Autónomas, junto al Gobierno central, lleguen a un acuerdo para que haya una licencia de caza válida para todo el territorio nacional». Es decir, que el presidente andaluz está descubriendo el Estado. «Y a tales horas», como exclamó don Quijote en la aventura ante la jaula de los leones.

Pero no es el único que se topa con tan sensacional hallazgo.En el Ministerio de Sanidad pasa algo parecido estos días: como el documento que permite el acceso al Sistema Nacional de Salud es distinto en cada comunidad, están ideando el ministro del ramo y los 17 consejeros autonómicos un sistema unificado para toda España. Es decir, se hallan a punto de descubrir el Estado, una institución que es hucha del tiempo y, como tal, luce barbas luengas y canosas.

Idéntica emoción inventora se está produciendo en el mismo departamento al comprobar que los calendarios de las vacunas de los niños difieren en cada territorio, pues los hechos diferenciales han acabado afectando a la prevención infantil del sarampión. Así de exigente se muestra a veces la España plural.

Cuando un ciudadano entra en un juzgado no puede imaginar que -en buena parte de España- la oficina que pisa y los oficiales que le atienden dependen de la correspondiente Comunidad Autónoma; el secretario, del Ministerio de Justicia; y el juez ... del Consejo General del Poder Judicial, del Ministerio de Justicia...cualquiera sabe. ¿Tiene algo que ver esta donosa realidad con el hecho de que este personal no se pueda comunicar a través de las redes informáticas y ello provoque inseguridad? Probablemente, pero ¿y los beneficios que aporta toda esta riqueza organizativa a nuestra patria, nación de naciones, espejo del federalismo más avanzado?

Parecido caleidoscopio encontramos entre los demás funcionarios, pues pronto podremos enorgullecernos de disponer de 17 leyes de empleo público distintas, o de materias y contenidos educativos diferentes en cada región española. Y en la enseñanza universitaria, cada facultad está elaborando su propio plan de estudios para facilitar la «movilidad y la convergencia europea». Por su parte, no hay manera de que la Ley de Dependencia eche a andar porque las comunidades ostentan competencias en este sector, un detalle que ignoraban los redactores de la norma. ¿Y qué decir de la política hidráulica, que recientemente llevo a exclamar al presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que «intentar trocear un río es una solemne estupidez»? ¿O de los cambios recientes en la administración del espacio radioeléctrico?

La crisis económica, que anuncia ya un crepúsculo surcado de arrugas, está siendo combatida por los 17 gobiernos con medidas tan descoordinadas que no faltan voces que piden en España la celebración de un G-17 donde alguien coja la batuta para poner orden en el desconcierto de ayudas a la vivienda, al empleo, a los vehículos, al hogar. A su vez, se elaboran presupuestos regionales sin lazo alguno con el nacional...

Quien no es lerdo se vale de las ocasiones que depara el decurso histórico para reflexionar y ajustar conductas y convicciones.Pues bien, ¿no debería aprovecharse el episodio de las licencias de caza para meditar acerca del tipo de Estado que estamos construyendo? ¿No es suficientemente seria la situación económica como para extraer alguna conclusión que nos haga revisar viejos postulados?

Yo creo que sí. El Gobierno ha puesto en marcha un irreflexivo proceso de reforma de los Estatutos sin preguntarse previamente qué estaba funcionando bien y qué mal en nuestros servicios públicos, dando por buenas siempre las pretensiones de los gobernantes regionales -nacionalistas confesos a veces, otras simplemente conversos oportunistas-. Y, sin embargo, nos hacen tan serias señales desde instancias foráneas sobre el deterioro de muchos de esos servicios que unos gobernantes prudentes deberían prestarles atención. Los informes PISA sobre nuestra realidad educativa son demoledores; por su parte, nuestras universidades, tan autónomas y democráticas ellas, ni por casualidad aparecen en lugares destacados cuando de su valoración mundial se trata.

Y, últimamente, nada menos que el Parlamento Europeo acaba de atizar una buena resplandina a las autoridades urbanísticas españolas poniendo en cuestión el modelo sobre el que se asienta el desarrollo de ciudades y costas.

De otro lado, hemos contemplado el espectáculo de los presidentes de las Comunidades Autónomas acudiendo a La Moncloa para plantear sus reivindicaciones financieras: justas, sin duda, destinadas -¿cómo podía ser de otra manera?- a mejorar la vida de los ciudadanos de sus territorios. Y al presidente del Gobierno tratando de contentarlos con la creación de tantos fondos que acabaremos añorando el castizo y caciquil fondo de reptiles. Ante este panorama, la pregunta que muchos nos hacemos es: ¿por qué el presidente no se interesa nunca por la forma en que sus colegas regionales gastan sus dineros? Porque, a lo mejor, se descubre ahora que haber creado una Universidad por cada provincia es una prodigalidad sin justificación alguna. O que la política hospitalaria se rige por criterios de dudosa racionalidad. O que hay demasiados coches oficiales o demasiados asesores y gabinetes, o demasiadas empresas públicas, televisiones, consejos consultivos y órganos administrativos de cuestionada utilidad, etcétera.

¿No se puede hablar de todo esto? Y sobre todo, ¿no se debería hablar antes de proceder a reformar Estatutos de Autonomía o buscar nuevos cauces de financiación para las regiones? ¿Por qué el Gobierno de la nación no utiliza las armas de que dispone para comprobar la racionalidad del conjunto del modelo administrativo y de gestión pública que se está construyendo?

Si no queremos sucumbir en el desbarajuste, tal modelo es indispensable que exista, siendo el Gobierno, como custodio del interés general de España, y las fuerzas políticas que han de ser convocadas a un pacto, los llamados a velar por su vigor y energía ordenadora.Si miramos hacia atrás en la historia, comprobamos que los Austrias implantaron un modelo administrativo y un sistema de gobierno, lo mismo hicieron los Borbones, y la revolución liberal trajo otro asentado en una concepción determinada del papel del Estado.

La época que estamos viviendo ¿cuenta de verdad con un modelo de gestión pública? ¿O simplemente se va haciendo esto o aquello en función de la coyuntura o de las vigilias propiciadas por los votos en tal o cual ocasión parlamentaria?

Este es el problema que debemos plantearnos. Sin sectarismos ni esas groseras descalificaciones que pasan por cargar en el debe de la derecha todos los males ni los bienes en el haber de la izquierda (o viceversa). Aunque sólo sea porque ambas opciones han sido y son responsables de lo bueno y de lo malo que ha acontecido en España en el último cuarto de siglo: de los resplandores de los aciertos y de las sombras de los desaciertos. Entre estos últimos se halla claramente el navío averiado de una Administración ineficaz y cara, de un Estado cada vez más inerme, rebajado al deslucido papel de coordinador de territorios que ganan músculo, fuerza y potencia. Un Estado fragmentado y esqueletizado.

Ya que hablamos de caza, se impone pedir licencia para cazar el animal salvaje del despilfarro.

Francisco Sosa Wagner es catedrático de Derecho Administrativo y candidato de UpyD al Parlamento Europeo. Su próximo libro -de inminente publicación en Marcial Pons- se titula Juristas en la Segunda República.

QUINTO ANIVERSARIO DEL 11-M
Las víctimas, indignadas con las instituciones
IMPRESIONES El Mundo 12 Marzo 2009

LA UNANIMIDAD mostrada ayer por las víctimas del terrorismo a la hora de denunciar la falta de compromiso de las instituciones con la memoria de los muertos y heridos del 11-M debería llevar a los políticos a no repetir en el futuro tan oprobioso error.Es inconcebible, por ejemplo, que el PSOE acabara cumpliendo su amenaza y no acudiera a la ofrenda floral como protesta contra Esperanza Aguirre. Los afectados lamentaron ayer tanto la desunión y el desinterés hacia los actos de homenaje en este aniversario como la desidia para investigar lo sucedido. Así, recordaron que sigue sin saberse quién ideó y organizó los atentados. Las víctimas han reclamado insistentemente que la Justicia cumpla su palabra y les facilite acceso al sumario del 11-M para poder seguir investigando los muchos cabos sueltos del caso, pero la realidad es que año y medio después de publicada la sentencia, siguen obteniendo largas. Es descorazonador comprobar el trato que las autoridades han dispensado a los damnificados. No han estado a la altura de su memoria que, no olvidemos, es la de todos.

Réquiem
HERMANN TERTSCH ABC 12 Marzo 2009

NO me pregunten si era alondra o ruiseñor, petirrojo o mirlo, pájaro único y mágico o mera ilusión, pero ayer, once de marzo, lo oí trinar. Y era el mismo que me saludaba hace veinticinco años en mis paseos de madrugada por el parque de Schönbrunn en Viena. Perfecto e igual. Supongo que son añagazas de la memoria. Trucos del sentimiento. Son los mecanismos que nos dejan hurtarnos al presente para revivir las grandes emociones de la vida que se alejan en el tiempo, sin piedad. Los que despiertan una Séptima de Brückner, el Réquiem de Mozart o el Kindertotenlieder de Mahler, no ya como placer presente sino evocación del pasado. Como el poso en el alma de todo lo que sentimos alguna vez y que yace siempre oculto salvo en estos guiños nuestros a aquellos que fuimos.

Cinco años hace de aquel día en que nos despertamos los españoles con un sobresalto que segó 191 vidas, destruyó miles de existencias y cambió un poco a todos. Y mucho a este país. No tiene sentido pensar sobre lo que habría ocurrido de no haber pasado aquello. Como no tenía sentido para Mahler pensar en por qué había muerto su adorado hijo pequeño. Él hizo su luto de la forma más maravillosa posible. Nosotros deberíamos ser capaces al menos de mantener una cierta capacidad de luto. Como el trino del pájaro ignoto, esa capacidad de luto es el mejor lubricante para los mecanismos del alma que hacen mejores a las personas y por tanto a las comunidades. También a las naciones. Alexander y Margarete Mitscherlich escribieron hacen muchos años un libro clave para entender y asumir el luto que se titula «Die Unfähigkeit zu trauern» (La incapacidad para el luto). Fue una obra capital en el proceso de regeneración de una sociedad, la alemana, que después de la guerra, acosada por la culpabilidad, intentó sustraerse al padecimiento de las víctimas de aquella tragedia de dimensiones bíbilicas que fue el Holocausto y la Segunda Gran Guerra. Venía entonces a contarnos el matrimonio de psicoanalistas que eran los Mitscherlich que sin luto por las víctimas ninguna sociedad puede desarrollarse de una forma sana y creativa. Supongo que pocos habrán leído a Mitscherlich en el Partido Socialista de Madrid. Tantos como en el Partido Popular supongo.

Pero quien sí ha entendido al matrimonio de sabios alemanes es Inés Sabanés, que ayer estuvo junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en el acto de luto en la Puerta del Sol. Sabanés discrepa probablemente mucho más que Tomás Gómez de la política de Aguirre. Pero está claro que esa gran señora de la izquierda madrileña entendería muy bien a Mitscherlich y sabe distinguir muy bien entre lo que es la política y lo que es el trino del pájaro mágico, la rememoración, el luto por los que se fueron y el luto por nosotros que les seguiremos. Y el valor fundamental que para una sociedad libre de individuos libres tiene los actos que nos definen y forman ante un presente siempre arriesgado. Ante un futuro en el que la esperanza siempre debe basarse en el respeto y homenaje continuo a quienes nos dejaron, nuestros padres y nuestras víctimas.

País Vasco
Contra San Patxi Nadie
José García Domínguez Libertad Digital 12 Marzo 2009

Prueba de la candidez angelical de la derecha española es esa súbita fe espontánea en torno a la estampita de San Patxi López, antes Patxi Nadie. Todos, comunicadores, columnistas, tertulianos y publicistas más o menos orgánicos del Partido Popular andan persuadidos de que habrá un Gobierno sin presencia abertzale en el País Vasco. Una convicción tan unánime como gratuita toda vez que semejante deseo apenas se sustenta en el puro voluntarismo.

A ese propósito, firmé un artículo la misma noche electoral defendiendo la tesis radicalmente contraria. Sostenía allí que el PSOE donó en su día el poder doméstico a los nacionalistas tras haberlos derrotado en votos y escaños. E infería que no se antoja razón objetiva alguna para que no vayan a hacer lo mismo ahora. Lo suscribí entonces y lo sigo manteniendo hoy: en buena lógica el canonizado López tratará de establecer una alianza estratégica, no con los constitucionalistas sino con el PNV del parlanchín y teatral Urkullu.

Da que pensar, sin embargo, que algo tan evidente sea percibido como una hipótesis poco menos que excéntrica o peregrina. La derecha, tan desdeñosa siempre ante todo lo que huela a reflexión teórica, aún no ha comprendido que el nuevo Partido Socialista, el de Zapatero, Chacón, Montilla, López, Eguiguren & Cía, ya forma parte indisociable del muy heterogéneo bloque político y cultural que pone en cuestión permanentemente la configuración de España como un Estado unitario.

Siempre dominada por esos estados de ciclotímica emotividad tan suyos, aún vive instalada en el cómodo prejuicio de pretender que únicamente los micronacionalistas periféricos impugnan la legitimidad de la soberanía nacional. Algo que fue cierto durante el paréntesis en el que el difunto PSOE de González daba forma a una organización única, disciplinada y jerarquizada, el deseable contrapeso nacional y socialdemócrata al gran partido de la derecha. Pero aquel efímero mundo de ayer, simplemente, ya no existe.

San López, al igual que Eguiguren o Montilla, alberga interiorizado dentro del cerebelo exactamente el mismo relato que Carod Rovira, Maragall o Anxo Quintana a cuenta de la pretendida anormalidad histórica de la Nación española, mosaico heterogéneo y abigarrado de pueblos y "culturas" que casi nada tendrían que ver entre sí. ¿Con quién querrá entenderse alguien cocido en semejante barro? Pues con los suyos, naturalmente. Y si no, al tiempo.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

11-M
Oración fúnebre
Cristina Losada Libertad Digital 12 Marzo 2009

Si hoy hubiera que elegir una prueba de que las tendencias destructivas y, a la postre, autodestructivas, corroen la política española del momento, el boicot del Partido Socialista a un acto de la Comunidad de Madrid en memoria de las víctimas del 11-M, figuraría en primer lugar en la lista. Anteponer las pequeñas o grandes rencillas que enfrentan a diario a los partidos a la obligación política y moral de recordar, desde las instituciones representativas, a los que perecieron en aquel atentado es signo de una confusión y corrupción profundas de los valores, tanto como de alejamiento de la realidad.

Los dirigentes del socialismo madrileño han dado ya otras muestras de habitar en una burbuja de cegador odio al adversario. Cierto que ese rencor no es privativo de ellos. Con Zapatero en La Moncloa se ha elevado a primordial y casi única seña de identidad del socialismo español. De hecho, junto al boicot ha aparecido otro indicio que apunta en el mismo sentido. El Gobierno no convocó ningún acto recordatorio del 11-M, y ello, por cierto, sin que la oposición ni el resto de partidos lo reclamaran. Con un minuto de silencio en el Congreso han solventado las instituciones nacionales el quinto aniversario de la masacre de Atocha. Vergonzoso y vergonzante.

Ambas faltas, tan dolorosas para las víctimas y afrentosas para la nación, son reflejo de la interpretación en clave partidista que en su día hizo del atentado ese sector que podemos llamar la anti-derecha. En su visión, deformada por las anteojeras ideológicas y por la voluntad de instrumentalizarlo, el 11-M no fue un ataque contra la nación o la democracia: fue, ante todo, provocado por una decisión de Aznar. De acuerdo a esa lógica perversa, los pasajeros de los trenes no fueron víctimas del terrorismo, sino víctimas del Gobierno que apoyó la intervención en Irak. Pasado el tiempo de recrear –y rentabilizar– tamaña desviación de la culpa, el atentado y sus muertos y heridos no interesan. El año pasado sí se organizó un acto al que asistieron Zapatero y los Reyes. Ah, era año electoral.

"Por esta ofrenda de sus vidas hecha en común por todos ellos, individualmente, cada uno de ellos, se hizo acreedor de un renombre que no se vuelve caduco". Como si hicieran suyas estas palabras de Pericles en la oración fúnebre que es expresión clásica del ethos democrático y patriótico, todos los once de septiembre desde 2001 se leen en Nueva York, allí donde se levantaban las Torres Gemelas, los nombres de cuantos perecieron en aquel atentado. Es lo propio de naciones civilizadas y conscientes. De una u otra manera rinden homenaje a quienes dieron su vida por ellas. Los gobernantes españoles, en cambio, no rememoran como es debido a las víctimas del mayor atentado terrorista de nuestra historia y han hecho imposible honrar a todos los muertos de la guerra civil. Antes, otros olvidaron y marginaron durante años a los asesinados por ETA. Una nación que no pronuncia las oraciones fúnebres se encamina hacia su entierro.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Dando palos de ciego
Vicente A. C. M. Periodista Digital 12 Marzo 2009

Más deuda para salvar lo insalvable. ¿No puede la oposición impedir que el Estado, es decir los españoles, siga endeudándose para salvar a unos gestores incompetentes e irresponsables? Alguien con sentido común debe parar esta espiral de ruina y de hipoteca del futuro de los ciudadanos. No puede consentirse seguir tirando del déficit público para tapar las gestiones de los amiguetes y la falta de control de las Administraciones de las CCAA que permitieron que se asumieran riesgos crediticios desproporcionados.

Estamos en una era de recesión profunda y no podemos dar por bueno que no exista otra alternativa que seguir con la bola de nieve. Al final acabará aplastando en su caída a lo que encuentre a su paso, en un alud incontenible. No podemos aceptar que la solución sea reflotar unos barcos hundidos por exceso de carga y la imprudencia de sus capitanes ante la tormenta económica. Si se han hundido, nuestra misión es intentar salvar a los tripulantes, los trabajadores, pero no remolcar a la rémora de esos barcos, ya que nos arrastrarán también al fondo.

La mala noticia, de cumplirse, es que el Ministro de Economía, el Sr. Solbes, ahora le han entrado unas ganas tremendas de quedarse y seguir fastidiando la economía nacional. Está demostrado que su paso por los diferentes Gobiernos del PSOE han coincidido con las etapas más negras y desastrosas de la economía española. Su falta de credibilidad es total por su completa sumisión a los caprichos y soluciones demagógicas de un Presidente y de sus asesores directos. Su falta de sinceridad y dignidad es total al negar insistentemente la crisis y ser cómplice con el engaño publicitado por un Presidente con miras exclusivamente sectarias y partidistas.

España no puede permitirse tener un equipo de Gobierno que no cree en lo que hace y lo poco que hace es contrario a la lógica y a las medidas fundamentales de lucha contra la recesión. En vez de crear empleo, lo destruye. En vez de ahorrar en el gasto, se incrementa y se aumenta el déficit y el número de funcionarios públicos. En vez de planificar la reestructuración del entramado económico de España, se insiste en el modelo actual, a la espera que “escampe”. En vez de analizar y modificar las actuales relaciones laborales, se empeñan en mantener unos beneficios sociales y un proteccionismo anacrónico e inasumible para las empresas. En esto, la dependencia y colaboración de los grandes sindicatos UGT y CCOO es rastrera y nociva para los trabajadores.

Este Gobierno socialista del Sr. Zapatero, del Sr. Solbes y de todo su Gabinete, está llevando a España a una recesión y congelación de la economía, con un perfil plano que nadie es capaz de pronosticar su duración, pero que en ningún caso será inferior a diez años. No sería de extrañar que pronto empezáramos a contemplar aquella olvidada visión de emigrantes españoles como en los años 60. Por otra parte, la mano de obra extranjera que acudió a la llamada del Sr. Caldera, no todos tendrán la oportunidad de buscar otros lugares con mejores perspectivas de futuro. La lucha por los escasos puestos de trabajo, hará crecer la xenofobia como válvula de escape a la frustración de un pueblo empobrecido.

Esta legislatura del Sr. Zapatero ha tocado a su fin y es necesario que se produzca una renovación. España no se puede permitir mantener al mando a quien no sabe qué hacer y está desorientado y sobrepasado por el pánico. En casos especiales, es legítimo pedir el cambio del mando y no puede considerarse un motín, sino un acto consecuente exigido por la propia lucha por la supervivencia. En democracia, la única posibilidad es exigir el adelanto de las elecciones generales. No podemos esperar más, España se hunde y debemos intentar evitarlo.

Obama
Talibanes moderados
Serafín Fanjul Libertad Digital 12 Marzo 2009

En estos días el presidente de Estados Unidos ha adelantado a la prensa su buena disposición a negociar con los "talibanes moderados" a fin de pacificar Afganistán. En paralelo, otros miembros de su Gobierno sondean al régimen iraní para intercambiar puntos de vista en torno al mismo país de los talibanes. Si se añaden a estos dos angelicales propósitos la anunciada salida de Irak, con fecha fija, y la nula acción frente al desarrollo de armas nucleares por Irán, se completa un panorama que, como mínimo, puede calificarse de peligroso. En primer término para los mismos países implicados, a quienes se condena a continuar sometidos a un fanatismo religioso que, de modo harto injusto, se moteja de medieval. Injusto para la Edad Media, se entiende.

En segundo lugar, el riesgo se extiende al planeta entero, pues la seguridad de la primera potencia cimienta, o socava, la del resto de estados. En el caso europeo la situación se agrava por la resuelta actitud de nuestro continente de sustituir la defensa (con sus incomodidades y gastos) por la inhibición y el buenismo, que tan excelentes digestiones propician. Sancta simplicitas, diría el clásico observando el prodigioso y gallardo programa que va esbozando el ocupante de la Casa Blanca. ¿Por qué lo hace? Nos preguntamos otros menos indulgentes. Descartada, por novelesca e inconsistente, la fantasía de que se trata de un enemigo infiltrado, preciso es recordar que Carter y Clinton no tenían un padre negro ni musulmán y ambos rumbearon por similares derroteros dándose cabezazos en zig-zag, confiados en que el prestigio de su país por sí solo serviría para mantenerlo a salvo de asechanzas y empellones. Se equivocaron y sucedió el 11-S, con la eclosión, ya a las claras, de la amenaza islámica.

El observador –y hasta el hombre común– tiende a creer que el presidente de Estados Unidos debe tener unos volúmenes de información y una capacidad de análisis (por sí mismo o por sus asesores) infinitamente mayores y mejor documentados que la inmensa mayoría de los mortales. Seguro que es así, pero la cuestión estriba en si todo ese aparato de decisión no está lastrado –aparte de sus enormes medios– también, como si fuera un Rodríguez cualquiera, por prejuicios ideológicos, conveniencias de grupo –y hasta personales– o interpretaciones erróneas de varia etiología. Que cuatro desharrapados colasen a los servicios de inteligencia norteamericanos un gol como el del 11-S, pone en duda la infalibilidad y omnipotencia de tales servicios.

Mientras no se demuestre lo contrario, los habitantes de USA también son seres humanos y están sujetos, por tanto, a idénticas corruptelas y mandangas semejantes a las que rigen el psiquismo de nuestra especie en otras latitudes, aun atemperadas, moderadas, corregidas por la tecnología, el desarrollo social o el envidiable pragmatismo que caracteriza a los anglosajones. No ha de faltar el funcionario que encubre con mentiras sus propias carencias o vagancia, quien desea agradar al jefe contándole lo que quiere oír, el que vive traumatizado y con complejo de culpa ante la hija que vivaquea en un campus universitario de enloquecido pacifismo fundamentalista.

Si a todos estos factores se añade la predisposición del tal Obama a creerse cuanto conviene a la corriente demagógica que le llevó a la presidencia, más la necesidad, nada imaginaria, de sanear a corto plazo la economía de Estados Unidos, iremos comprendiendo por qué simula aceptar los postulados pacifistas por encima de una evidencia: aun no se han inventado los cocodrilos vegetarianos. Y, mientras lo remedia la experimentación con células madre, parece que así hemos de seguir por mucho tiempo.

Tal vez no sea muy justo, en tanto que Estado –España– pedirle cuentas a Estados Unidos por nuestra seguridad ("Preocúpense de ella Uds. mismos", contestarán con toda razón), pero sí podemos, como individuos y miembros del mundo occidental, mostrar nuestra gran inquietud ante el sesgo de inanidad (y ánimos para el enemigo) en que la política exterior americana está incurriendo: ¿de verdad se cree Obama que hay talibanes moderados y que con ellos se puede negociar algo? ¡Señor, Señor, en qué manos estamos!

El peligro de gobernar con muletas "nazionalistas"
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 12 Marzo 2009

Touriño no tuvo la autoridad necesaria como presidente de Galicia como para pararle los pies al BNG. Su idea fija era permanecer en el poder dejando a los nazionalistas a su aire a fin de no perder su apoyo. Fue el gravísimo error del socialista lo que le costó la presidencia, porque el Caudillo de Allariz comenzó a ejercer no de vicepresidente, sino de "copresidente", y a aburrir a la ciudadanía con las estupideces y abusos de sus colaboradores (Bieito Lobeira, el súper subvencionado Carlos Callón & Co.), así como a estafarnos a todos los gallegos con otras acciones de mal gobierno muchísimo más turbias que considero exigen una investigación a fondo, tales como sus negocios con las eólicas y sus favores a Jacinto Rey.

Yo no soy socialista ni falta que me hace, pero si lo fuera me rebelaría contra un secretario general que presidió Galicia durante cuatro años como un marajá sin autoridad, bien agarrado por los genitales por un Anxo Quintana que quiso transformar la comunidad gallega en una mala copia de Cataluña, olvidándose de que los gallegos ni somos catalanes ni nos dejamos catalanizar tan fácilmente como les gustaría a los nazionalistas.

La catalanización, no lo olvidemos, es una forma más de colonización, y por la misma razón que los bloqueiros nos llaman españolistas, nosotros podríamos llamarles a ellos catalanistas. Pues, al fin y al cabo, ¿qué más da depender de unos que de otros si al final todas son formas de dependencia y de alienación a los intereses, las modas y las voluntades de terceros?

La ´ciberplaza mayor´ del español
La Wikilengua del español celebra su primer cumpleaños tras haber superado los 4,5 millones de páginas visitadas por personas de 180 países, con España y México a la cabeza
"El juego de pluralidad y diversidad del español y las tensiones entre la norma consolidada y la emergente" se pueden ver en la Wikilengua del español, según Víctor García de la Concha, el presidente de la Real Academia Española y de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), entidad promotore de esta "enciclopedia abierta" que celebra su primer cumpleaños con 4,5 millones de páginas visitadas a sus espaldas y que ya cuenta con 8.000 usuarios registrados y unos dos mil artículos 'colgados'
ANA MENDOZA | MADRID La Opinión 12 Marzo 2009

¿Sabría decir con exactitud qué significa la anuptafobia o la decidofobia? La respuesta la encontrará en la Wikilengua del español, que en su primer año de vida ha superado los 4,5 millones de páginas visitadas y se ha convertido en la ciberplaza mayor de este idioma.

"En pocos espacios del mundo cibernético se observa de forma tan significativa el juego de pluralidad y diversidad del español y las tensiones entre la norma consolidada y la emergente", afirmó ayer Víctor García de la Concha, director de la Real Academia Española y presidente de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), promotora de la Wikilengua. García de la Concha festejó con esas palabras "el primer cumpleaños" de esta "enciclopedia abierta", en un acto en el que también participaron el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros; el vicepresidente de la Fundéu y presidente de la Agencia EFE, Álex Grijelmo, y Javier Bezos, coordinador de la Wikilengua.

En enero de 2008, este espacio en internet sobre el uso práctico del español nació "con la pretensión -dijo Grijelmo- de reunir en ella todos los conocimientos del idioma", y aunque ese empeño "nunca tendrá fin", hay datos que reflejan la buena acogida que ha tenido esta wiki. En los 14 meses que lleva funcionando la Wikilengua (www.wikilengua.org) ha sido consultada por más de 1,6 millones de personas, que suelen ver cada una un promedio de 2,72 páginas y permanecer unos 2 minutos.

La comunidad hispanohablante es ya la tercera más importante en internet, "con más de 122 millones de usuarios", y la segunda más activa, después de la de lengua inglesa, en consultar las webs participativas y las wikis. Estas cifras, facilitadas ayer por Francisco Ros, cuya secretaría de Estado ha renovado por un año más el patrocinio que prestaba a la Wikilengua y lo va a "seguir renovando mientras sea necesario", tienen su reflejo en este sitio web, que ya cuenta con 8.000 usuarios registrados y tiene colgados unos mil artículos relacionados sobre todo con cuestiones de gramática, ortografía, léxico y toponimia. En su primer año de vida, la Wikilengua ha recibido visitas de 180 países. Los más activos fueron los españoles y mexicanos.

"EL CATALÁN ES LA LENGUA VEHICULAR"
Ernest Maragall cree que en Cataluña se garantiza el aprendizaje del castellano
El consejero de la Generalidad, Ernest Maragall, cree que en Cataluña se garantiza el aprendizaje del castellano y ha evitado responder sobre la sentencia que obliga a instaurar la tercera hora de español. "El catalán es la lengua vehicular de nuestra escuela", sentenció.
EFE Libertad Digital 12 Marzo 2009

El consejero de Educación del Gobierno catalán ha asegurado este jueves que el nuevo modelo educativo de esta comunidad va a garantizar "absolutamente" el aprendizaje del castellano, y ha insistido en que reducir la cuestión al número de horas en que hay que impartirlo es un "error".

En su intervención en el Foro de la Nueva Economía, y a preguntas de los periodista sobre si la Generalidad va a esperar a que su nueva ley de educación le exima de la aplicación de la tercera hora de castellano, ha señalado que en Cataluña tienen claro cuál es su modelo, basado en la necesidad de proteger y cultivar el patrimonio lingüístico.

"Durante 25-30 años lo hemos estado haciendo de una determinada manera, no vemos razones para cambiar", ha añadido Maragall, para quien "en su esencia" este modelo tiene éxito, aunque haya que mejorarlo "para garantizar el dominio real del catalán y del castellano".

El consejero catalán, cuya intervención ha sido presentada por la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, ha considerado además que "la solidez" de su modelo lingüístico está fuera de discusión desde el punto de vista legislativo y constitucional. "El catalán es la lengua vehicular de nuestra escuela", ha recordado Maragall, quien ha insistido en que esto es compatible con el derecho en los primeros años a la atención en la lengua materna a elección de los padres, una opción -ha dicho- que "no se utiliza mucho" porque la población sabe que "el aprendizaje del castellano está absolutamente asegurado en el proceso educativo".

Ha agregado que la nueva ley de educación de Cataluña tiene como cuestión de fondo la "legítima interpretación competencial" que va a dar a esta comunidad "un mayor campo" en el terreno de las exigencias en términos horarios formuladas por el decreto del Gobierno. El objetivo del Gobierno catalán es que la ley esté vigente antes de tres meses, con lo que su aplicación será efectiva en el siguiente curso académico, ha apuntado.

Maragall ha dicho también que los niños catalanes no tienen dificultades para expresarse en castellano y ha considerado "peregrino e inconsistente" que la enseñanza en catalán pueda mermar las expectativas de futuro de los alumnos de esta comunidad.


****************** Sección "bilingüe" ***********************

El Consello da Cultura pide a Feijóo que no recorte la promoción del gallego
El futuro presidente dice que su Gobierno "recuperará la amabilidad lingüística"
DANIEL SALGADO - Santiago El País Galicia 12 Marzo 2009

Tras reunirse con los sindicatos el lunes y con los empresarios el martes, la expedición de encuentros del futuro presidente de la Xunta se detuvo ayer en el Consello da Cultura Galega. En su primer acercamiento al sector cultural, Alberto Núñez Feijóo departió durante más de una hora -sus asesores no preveían más de 30 minutos- con la ejecutiva del organismo asesor y allí escuchó, sobre todo, una reclamación: que sus iniciativas en materia lingüística no se perciban como un retroceso en la defensa del gallego. La situación de la lengua de Galicia en la enseñanza monopolizó, según fuentes próximas a los asistentes, la conversación.

El líder del PP no desveló si contará con una Consellería de Cultura
"Recuperaremos la amabilidad lingüística", declaró más tarde, "porque tenemos que hacer en política lo que ya se hace en la calle, sin tantas disquisiciones técnicas; lo que es normal en la calle tiene que ser normal en la política". Y fue quizás el marco donde hablaba, la biblioteca del Consello da Cultura Galega, lo que obligó a Feijóo a legitimar sus palabras tirando de galleguistas históricos: "Una amabilidad lingüística iniciada por Ramón Piñeiro, continuada por Domingo García-Sabell y anticipada por Álvaro Cunqueiro".

El discurso sobre las lenguas del futuro presidente no se alejó demasiado del que hace unos meses lucía Emilio Pérez Touriño. Para Núñez Feijóo, el problema lingüístico del país se reduce al inglés. "El gallego es una de las columnas vertebrales", expuso, "junto al español y al inglés, que deberán marcar la enseñanza". "Incorporar el inglés resulta fundamental", insistió. Otra de las ideas que la directiva del Consello trasladó al mandatario in pectore hablaba de la necesidad de desactivar el conflicto. Feijóo, que inició su campaña electoral arrimado a las tesis de quien exigía separar a los alumnos por lenguas, cambió su proclama de que los padres elegirían idioma de escolarización por un "tenerlos en cuenta". "Su opinión es importante", argumentó, "porque son quienes, con sus impuestos pagan la educación de sus hijos".

El Partido Popular hizo bandera electoral de la derogación del decreto de enseñanza en gallego, aprobado hace dos años tras un proceso consensuado entre las tres fuerzas parlamentarias del que los conservadores se descolgaron. De qué manera resolverá la papeleta de echar abajo la normativa sobre el idioma en las esculeas a escasos meses del período vacacional, nada explicó.

Pero, a pesar de que las relaciones lingüísticas planearon sobre el acto, Alberto Núñez Feijóo y la ejecutiva del CCG -de la que forman parte el presidente Ramón Villares, el secretario Henrique Monteagudo y los vicepresidentes Francisco Díaz Fierros y Xosé López- trataron otras cuestiones. E incluso una petición formal del futuro presidente de honor de la entidad, Alberto Núñez Feijóo, a los equipos de trabajo del Consello: "Queremos que eleven un informe sobre los actos culturales que deberán desarrollarse en el Xacobeo 2010".

Para el Gobierno entrante, del que Feijóo no quiso desvelar si contará o no con una Consellería de Cultura a pesar de que sí ha confirmado que la habrá de Traballo, la cita xacobea supondrá "proyectar la Galicia abierta del siglo XXI". Y en una afirmación que entronca con las políticas jubilares de los antiguos ejecutivos de Fraga, "el Xacobeo será fundamental para incrementar la actividad económica en un momento de crisis". El bipartito dejará la Xunta sin haber organizado ningun Año Santo.

Feijóo no ahorró alabanzas a la función del Consello da Cultura. De la única institución cultural recogida en el Estatuto de Autonomía, dijo que le profesa "respeto y admiración" y los animó a "seguir trabajando para preservar las señales culturales, que son cimientos del autogobierno". La "independencia" y la "neutralidad política" conforman, y así lo manifestó después de un encuentro que definió como "cordial y con altura de miras", las virtudes del organismo que naciera en 1983 bajo el impulso de Ramón Piñeiro.

La frenética agenda del futuro presidente continúa hoy en el congreso de Comisiones Obreras, la exposición de pintura del Día Mundial del Glaucoma y en la junta directiva del partido.

Retiradas las fotos de etarras del «muro de la vergüenza» de Mondragón
AGENCIAS SAN SEBASTIÁN ABC 12 Marzo 2009

Agentes de la Ertzaintza han retirado hoy, por mandato de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, las fotografías de presos de la organización terrorista ETA que se exhibían colgadas de la verja de una sucursal bancaria de la localidad guipuzcoana de Mondragón.

Los agentes han acudido a las 14:45 horas a la calle Maalako Errabala, donde estaban las fotografías, y han desatornillado el armazón de aluminio que servía para exponer los rostros de reclusos de ETA como Unai Parot, José Ignacio Gaztañaga, José Gabriel Urizar, María Asunción Arana y Eugenio Barrutiabengoa, entre otros.

La Ertzaintza ha cumplido de esta manera la orden del fiscal de la Audiencia Nacional Vicente González Mota, adoptada tras un informe de la Delegación del Gobierno del País Vasco sobre la existencia de esos carteles, que el ministerio público cree que pueden constituir un delito de enaltecimiento del terrorismo.
Pide identificar a quienes las colgaronLa Fiscalía de la Audiencia Nacional ha ordenado hoy a la Ertzaintza la "urgente" retirada de las fotografías en un escrito dirigido al director de la Ertzaintza en el que también ha pedido a la Policía autónoma vasca que identifique a las personas que colgaron esas fotografías.

El fiscal, que ha adoptado esta decisión tras recibir un informe de la Delegación del Gobierno en el País Vasco sobre la existencia de esos carteles fotográficos, pide a la Ertzaintza que, una vez retirados los carteles con fotografías de etarras del llamado "muro de la vergüenza", los ponga a disposición de la Fiscalía "como pieza de convicción".

Además, la Fiscalía, que ha abierto diligencias de investigación por estos hechos, pide a la Policía autónoma que, de ser colocadas nuevas fotografías en lo sucesivo, proceda de nuevo a su retirada.

El pasado sábado, con motivo del primer aniversario del asesinato a manos de ETA en Mondragón del ex concejal socialista Isaías Carrasco, el líder del PSE/EE Patxi López manifestó que si llegaba a ser nombrado a lehendakari acabaría "con el muro de la vergüenza".

López señaló que "eso debe desaparecer" porque no se puede consentir que la familia de Carrasco, al pasear por su pueblo, se tenga que encontrar con fotografías de presos de ETA, que representan "un insulto permanente a la memoria de las víctimas y de Isaías".

Anomalías
Asociación Tolerancia 12 Marzo 2009

El Conseller de Cultura, Treserres, considera una anomalía que los catalanes no puedan elegir libremente entre las películas dobladas al catalán y al castellano. En nombre de la libertad pretende aprobar un proyecto de ley del cine en que se obliguen a exhibidores, distribuidores, productores, actores de doblaje y acomodadores a garantizar una presencia mínima del cincuenta por ciento de películas dobladas al catalán en las salas. El Departamento no ha estudiado las consecuencias que para la cohesión social puede tener La separación de los espectadores en distintas salas de exhibición para castellanohablantes y para catalanohablantes.

El Conseller de Educación, Maragall, considera una anomalía que los catalanes puedan elegir la lengua de escolarizació n libremente y para ello ha presentado un proyecto de ley de Educación que blinda la inmersión lingüística y obliga a directores de centros, a profesores, a alumnos, a personal de servicios, a utilizar el catalán como lengua única en las escuelas catalanas. Se prohíbe la separación en aulas para castellanohablantes y para catalanohablantes porque se considera que de aplicarse tan perverso modelo se pondría en peligro la cohesión social en Cataluña.
BLOG DE JOSE DOMINGO
 

Recortes de Prensa   Página Inicial