AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 15 Abril 2009

 

Nuevo diario digital independiente "La Voz Libre"
Nota del Editor 15 Abril 2009

Nace un diario digital independiente y en su declaración de intenciones escriben  "luchamos por la libertad. Por todas. Pero especialmente por la que está más amenazada en España: el uso de la lengua materna. Un concepto general, sí, pero muy perceptible viendo que más del 40 por ciento de la población de nuestro país no tiene garantizada la enseñanza en español. Asistimos a la persecución de comerciantes, somos testigos del despilfarro de millones en imponer lenguas locales sobre la común. Y ahí no acaba la discriminación: subvenciones, escritos oficiales, televisiones autonómicas, oposiciones, etc. quedan condicionadas por el conocimiento exclusivo de la lengua local."

Así que les damos la bienvenida y les deseamos un éxito enorme. Como ya he escrito en ocasiones anteriores, la "conditio sine quanon" para que España salga adelante pasa por eliminar los bastardos derechos otorgados a las lenguas regionales y la utilización del español como idioma común, primera medida para aumentar la productividad de los españoles (y garantizar sus derechos humanos y constitucionales):
.
Muchos políticos descerebrados han creado un monstruo babélico que impide cualquier racionalidad productiva en España.
Y el monstruo babélico ha generado una pléyade de improductivos profesionales de la política y funcionarios que no hay bolsillo ciudadano que pueda financiar tamaño disparate.

Ver más en www.lavozlibre.com

Opinión
Lo has hecho
Manuel Romero www.lavozlibre.com 15 Abril 2009

Gracias por cliquearme. Si has llegado hasta aquí es que ya nos has encontrado en el gran magma de internet. Nos felicitamos mutuamente. A ti por llegar justo en el momento de nuestro nacimiento. Y a nosotros, por contar con tu apoyo. El click -el dichoso click de tu ratón- es por lo que todo periódico digital suspira en la red.

Vamos a trabajar desde este momento para que tus clicks suenen sobre nuestros contenidos... y sobre nuestras conciencias. Salimos al universo de internet humildes pero comprometidos. No pretendemos dar lecciones sobre un instrumento que está dando sus primeros pasos, en el que todo está por hacer. Estáis invitados a colaborar en su desarrollo.

Te pedimos que seas testigo de nuestra declaración de intenciones: luchamos por la libertad. Por todas. Pero especialmente por la que está más amenazada en España: el uso de la lengua materna. Un concepto general, sí, pero muy perceptible viendo que más del 40 por ciento de la población de nuestro país no tiene garantizada la enseñanza en español. Asistimos a la persecución de comerciantes, somos testigos del despilfarro de millones en imponer lenguas locales sobre la común. Y ahí no acaba la discriminación: subvenciones, escritos oficiales, televisiones autonómicas, oposiciones, etc. quedan condicionadas por el conocimiento exclusivo de la lengua local.

Qué curioso: sí tenemos derecho a la Seguridad Social, a la igualdad entre sexos, religiones y pensamientos… pero no a expresarnos dentro de un aula en la lengua que reconoce la Constitución como oficial en toda España. O a colocar un rótulo en castellano en medio de la ciudad de Barcelona, o a recibir un crédito municipal si la película es en español.

La Voz Libre va a disputar la carrera de velocidad en la publicación de las noticias, la de la amenidad en la presentación de las informaciones y la de la claridad de los contenidos. Pero, sobre todo, va a batallar por ganar esta lucha por la libertad y la igualdad. Pínchanos para ello.

Nuestro tabú
Jesús Royo Arpón www.lavozlibre.com 15 Abril 2009

El de la lengua es un tema podrido, un tema envenenado que toca la fibra más íntima de la gente, que hace levantar ampollas y perder la compostura al personaje más frío y ecuánime. Parece como si hubiese algún automatismo, un chip que se dispara y que nos hace saltar la alarma. Como cuando alguien menciona a nuestros muertos. Podemos hacer broma y contemporizar con todo, pero con la lengua no: la lengua es sagrada.

No hace mucho, en una revista local publiqué un artículo con el título de “Cataluña bilingüe”. Pensaba que era un tema que, pasados los años de las reivindicaciones de la primera democracia, se podía abordar con naturalidad, sin aspavientos. ¡Santa inocencia! En el número siguiente me esperaban un alud de cartas mayormente subidas de tono.

La más comprensiva me trataba de tonto y me recomendaba una temporada en el frenopático para reconducir mis neuronas alteradas. Las otras me hacían cómplice de la represión franquista, renegado y traidor a la causa, cuando no claramente enemigo de ella. Una, con considerable mala baba, me censuraba que yo era incapaz de amar el catalán, que sólo lo utilizaba para hacer dinero: o sea, me acusaba de ser una especie de “macarra de la lengua”. Y conminaba a los tribunales de oposiciones a hilar más delgado, para que no diesen responsabilidades académicas a gente tan poco recomendable como yo...

Hay que decir que mi trabajo es de profesor de catalán en un instituto de bachillerato, y he escrito dos libros –con éste, tres–, y los tres en catalán. Por lo tanto, tengo un pedigrí absolutamente acreditado y fuera de toda sospecha. Y tengo también un puesto de trabajo asegurado como funcionario del estado. Y, con mi actual categoría de catedrático, no tengo aspiraciones a promocionar. Ahora, imaginaos si mi trabajo no fuese seguro, o si tuviese expectativas profesionales de cara al futuro, o si en mi expediente se pudiese encontrar alguna sombra, un comentario displicente o una tibieza respecto a la causa nacional...

Ahora entiendo por qué me cayeron encima aquellas respuestas subidas de tono: no iban contra mí, que no tengo nada que perder, sino que tenían la función de aviso para navegantes: si quieres obtener/conservar tu trabajo, o si quieres subir en el escalafón, ándate con cuidado, recuerda que el tema de la lengua es sagrado.

Plan anticrisis
El PP sigue en la inopia
Manuel Llamas Libertad Digital 15 Abril 2009

Se confirman los peores augurios. El "cambio de ritmo" que pretende imprimir el Gobierno socialista a la política económica consistirá en extender al máximo la red social con el fin de captar y mantener votos dada su creciente debilidad a nivel político. Es decir, aprobar ingentes inyecciones de gasto público, ya sea impulsando la obra pública o ampliando la cobertura por desempleo. Ni rastro de reforma laboral. De hecho, la nueva ministra de Economía, Elena Salgado, tiende su mano a los sindicatos en aras de mantener la tan ansiada pax social.

Nada nuevo bajo el sol. Lo más preocupante, sin embargo, es que el plan de reformas que acaba de proponer el PP denota que el principal partido de la oposición sigue en la inopia. La clase política española parece no percatarse de que España, al igual que está sucediendo en Europa del Este, se hunde. Si hace dos años lo que se negaba era la crisis, hoy PSOE y PP no se enteran del riesgo real de depresión económica a la que se enfrenta este país. Rajoy sigue sin respuestas.

El presente año arroja un panorama muy preocupante, con un paro que rondará el 20% a finales de 2009, un déficit público superior al 8% del PIB y una contracción de la economía nacional de entre el 5% y el 8%. Pero en 2010, el escenario será desolador. De no apostar por las reformas necesarias, la tasa de paro podría alcanzar el 30%. La rigidez laboral, la falta de competitividad exterior, la creciente insolvencia bancaria y la escasa productividad son materias de emergencia nacional.

Y puesto que el PSOE ya ha marcado su nueva estrategia –comprar votos vía subvención, hasta que sea posible–, ¿qué hoja de ruta propone el PP? Limitar el gasto público en los Presupuestos Generales del Estado en los años venideros al 2% como máximo y consensuar –algo imposible– un techo de gasto en las comunidades autónomas y las corporaciones locales de las grandes ciudades.

En materia fiscal se limita a incrementar el tipo de deducción en el IRPF por la adquisición de vivienda hasta el 25% (desde el 15% actual); sustituir en 2009 la deducción de 400 euros anuales en la cuota del IRPF por una reducción equivalente de la parte correspondiente al trabajador de las cotizaciones sociales; aprobar una nueva deducción en el IRPF del 10% de los rendimientos del trabajo destinados al ahorro a medio y largo plazo; mejorar la fiscalidad de los planes de pensiones (que no concreta); y reducir el Impuesto sobre Sociedades al 20% para las pymes.

Error. El Estado y el conjunto de las Administraciones Públicas deben recortar drásticamente el gasto público e, incluso, eliminar por completo no sólo ministerios y organismos oficiales, sino partidas presupuestarias completas, desde subvenciones hasta programas de inversión pública. De mantener el nivel de gasto de años pasados, y dado el desplome que sufre y sufrirá la recaudación fiscal, el déficit presupuestario se traducirá en un disparatado aumento de la deuda pública hasta niveles superiores al 80% ó 90% del PIB nacional en los próximos años. Con todo lo que ello conlleva: drástico aumento de impuestos (véase Irlanda), nueva degradación de los bonos del Tesoro español (coste de la financiación pública insostenible) y la reacción por parte de la UE (sanciones, ¿expulsión del euro?).

Además, sin recorte del gasto público, la tímida rebaja de impuestos que propone el PP será inocua y del todo insuficiente para incentivar el ahorro y aumentar la liquidez de empresas y familias. De hecho, España debería apostar por una recorte sin precedentes de la presión fiscal. Por otra parte, todo lo anterior tampoco servirá de mucho si no se afronta de una vez por todas una valiente reforma laboral.

El PP resume su propuesta en esta materia en cuatro líneas: "promoción con los agentes sociales de un Gran Acuerdo Parlamentario por el Empleo y la Competitividad que facilite la empleabilidad, busque la seguridad de los trabajadores, fomente la contratación, especialmente la indefinida, a través de una bajada selectiva de las cotizaciones sociales, y mejore los mecanismos de cobertura por desempleo". Que es como decir absolutamente nada.

En el plano administrativo, el PP apuesta por la unidad de mercado y reducir trámites burocráticos para crear empresas. Esta última iniciativa se plantea año tras año con resultados nefastos, ya que nunca llega a implementarse. Es como el mito de la justicia rápida y barata. Ya va siendo hora de que alguien abogue de una vez por la implantación del silencio administrativo. Esto es, cree su empresa en 24 horas y un solo trámite, eliminando intermediarios y simplificando al máximo la normativa, para que luego la Administración, si es necesario, aplique un control a posteriori.

Por último, los populares reconocen que la viabilidad del Estado de Bienestar corre peligro debido a la crisis. ¿Solución? Abrazar la Ley de Dependencia; reformar el sistema de pensiones con el fin de rebajar la cuantía a percibir por los futuros jubilados (sin mencionar la posibilidad de elegir entre un plan público o privado); y un Pacto Nacional sobre la siempre deficitaria Sanidad Pública.

Vaya plan anticrisis. Las reformas que se envuelven en discursos políticamente correctos, bañadas en "pactos sociales", "solidaridad" y "Estado de bienestar", no solventarán la graves carencias estructurales de la economía española. ¿Mejor que el PSOE? Puede, pero a la hora de la verdad la futura miseria de los españoles seguirá siendo, en gran medida, responsabilidad de ambos partidos.

Manuel Llamas es miembro del Instituto Juan de Mariana y jefe de Economía de Libertad Digital.

Plataforma Valenciana por la Libertad Lingüística
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 15 Abril 2009

Se creía que sólo era cosa de Cataluña, Galicia o el País Vasco, pero en Castellón también han saltado las alarmas. De hecho, ya se venía anunciando que en algún colegio de la Comunidad no se permitía elegir la escolarización en castellano. Ahora además se ha creado una “Plataforma valenciana por la libertad lingüística”. Pablo Espionas, miembro de este organismo, relata su caso en una carta al director que publica la edición de El Mundo de este domingo:

“Resido en Benicàssim. Hay dos colegios públicos de primaria y en ninguno de ellos puedo escolarizar a mi hijo en castellano. De hecho, en Castellón sólo hay 10 centros públicos de primaria (de un total de 150) en los que un padre o madre puede elegir el castellano como lengua vehicular para la educación de sus hijos”.

Los únicos colegios públicos de enseñanza primaria que pueden encontrarse en Benicàssim son el Colegio Público Palmeral y el Colegio Público Santa Águeda. En un blog creado por algunos padres del Colegio Público Palmeral, por ejemplo, puede leerse lo siguiente:

“Se ha iniciado una campaña de acoso al uso del castellano en dicho centro, como habrá visto publicado en los medios con acciones por parte de la Directora del centro como acercarse a los niños durante el recreo y decirles que hay que hablar en valenciano, o incluso ir a las aulas y decirles a los alumnos que en el recreo han de hablar en valenciano. También se ha despedido a trabajadoras del comedor porque no hablan valenciano, y se ha dado instrucciones muy precisas de que toda comunicación en el colegio ha de hacerse en valenciano y no en castellano”.

Esta asociación reclama la vuelta al programa PIP, o Plan de Implantación Progresiva del valenciano, idioma contra el que manifiesta no tener nada en contra. Además ha pedido a la Consejería que “garantice a los padres esta elección en cualquier centro de enseñanza público”. Y parece que va a tomar cartas en el asunto.

http://laasignaturapendiente.wordpress.com/2009/01/18/libertad-de-elegir/

¿Aprenderá Zapatero a gobernar sin dinero?
Francisco Rubiales Periodista Digital 15 Abril 2009

A Zapatero se le han vaciado las arcas públicas y ahora necesita aprender a gobernar sin dinero. Para lograrlo, ha abierto una profunda crisis en su gobierno y ha decidido sustituir un equipo gastador y educado en el despilfarro por otro que sea capaz de gobernar con dinero escaso. Esa es la clave de la actual crisis de gobierno.

Zapatero ha basado su poder y su fuerza en el dinero. Cuando llegó la crisis y los ingresos del Estado descendieron vertiginosamente, se sintió desconcertado y no dudó en endeudar al país hasta límites peligrosos. Pero ese recurso también se acaba porque la crisis es brutal y la realidad le ha enfrentado a su mayor reto como líder político: aprender gobernar con poco dinero. La gran pregunta es si sabrá mantener bajo control todo lo que hasta ahora controlaba con ríos de dinero: sindicatos, patronal, medios de comunicación, grandes empresas, bancos, partidos nacionalistas, alianzas, inmigración, política exterior y hasta a su propio partido.

Además de heredar de Aznar las arcas del Estado repletas de dinero, la riqueza ha seguido fluyendo durante los cuatro primeros años del gobierno de Zapatero, convirtiéndolo en uno de los más ricos del mundo. El urbanismo, el boom de la construcción, la prosperidad empresarial y ciudadana y, sobre todo, el intenso consumo convirtieron al gobierno de España en un rico despilfarrador que sorprendía en los foros internacionales con sus gestos de abundancia. Los ciudadanos españoles, obligados a soportar una presión fiscal directa e indirecta desproporcionada, también contribuyeron intensamente a la opulencia del un poder político que, como la cigarra, lo gasto todo y nunca supo ahorrar para unos tiempos de crisis que nunca previno y que, cuando llegaron, infaltilmente, se negó a admitirlos.

La única línea fuerte de la política exterior española ha sido el reparto masivo de dinero, que ha fluído hacia Marruecos, el África subsahariana, América Latina, donde Cuba se ha llevado la mayor parte, algunas naciones árabes y la ONU, de la que España es hoy uno de sus principales pilares. El dinero, en el plano internacional, ha comprado voluntades, ha frenado el flujo migratorio, ha comprado la paz y paliado la decadencia, el aislamiento y la pérdida de peso de España en el concierto mundial.

En política interior, el dinero ha comprado el apoyo de los nacionalistas, la complicidad de los medios de comunicación, la paz en los sindicatos y la patronal, la colaboración de la banca y la triste complicidad de cientos de instituciones y empresas de la sociedad civil que debían haber funcionado en libertad e independencia pero que han sido sometidas al poder por medio de subvenciones, contratos públicos, concesiones y otros muchos mecanismos, casi siempre vinculados al dinero.

El dinero le ha servido a Zapatero para controlar, a cambio de colocarlos a sueldo del erario público, a decenas de miles de intelectuales críticos, a periodistas combativos y políticos incómodos y a gente descontenta y molesta. El dinero ha sido el factor determinarte para controlar a su propio partido, el PSOE, cuya vieja guardia, incluyendo a los combativos "felipistas", ha sido desplazada del poder, aunque majestuosamente compensada con sueldos del Estado.

El dinero, cuyo poder corrosivo es indiscutible, además de haber contribuido a envilecer la sociedad española, inundándola de hedonismo, cobardía y miedo, le ha servido a Zapatero para otras muchas cosas que desconocemos pero que pueden imaginarse y que han surtido efectos en los servicios de inteligencia, en la lucha contra el terrorismo, en los negocios encubiertos y en otros muchos ámbitos de lo que mundialmente se conoce como "las cloacas" del Estado.

Pero ahora, sin dinero por culpa de la feroz depresión que se está cebando con una España mal gobernada y moralmente desarmada, Zapatero tendrá que aprender a gobernar sin "comprar", toda una novedad que quizás nos depare espectáculos inéditos y sorprendentes.

Voto en Blanco

DISCURSO DE INVESTIDURA DE FEIJóO
La prueba del cambio en Galicia es el bilingüismo
IMPRESIONES El Mundo 15 Abril 2009

CON EL MISMO fair play con el que ganó las elecciones, Alberto Núñez Feijóo afrontó ayer en el Parlamento gallego su discurso de investidura. Lo hizo combinando el uso del gallego y el español, en un gesto de compromiso con ambos idiomas después de la discriminadora política lingüística promovida por el PSdG y el BNG en la pasada legislatura. El dirigente popular estuvo falto de concreción, quizás para tratar de hacer un relevo elegante. «No vinimos a derrumbar lo que hicieron bien», dijo dirigiéndose a quienes hoy están en la oposición. Sin embargo, sus palabras no tranquilizaron ni a socialistas ni a nacionalistas, que le recibieron con duras críticas. Feijóo tiene que hacer valer en Galicia lo que su compañero Basagoiti en el País Vasco: que los padres puedan elegir la lengua vehicular en la educación de sus hijos. Esa será la piedra de toque de la política del PP en esta comunidad.

Farsa y pasta
GABRIEL ALBIAC ABC 15 Abril 2009

SUGIERE Tito Livio, en el libro primero de su Ab urbe condita, que sólo sobre la repetición intacta de unas cuantas creencias primordiales, que deben, eso sí, ser escenificadas con convicción inapelable, se asienta la solidez de un régimen político. ¿Creía Numa en sus historias de ninfas boscosas? Y, ¿qué demonios importa? Son los otros los que debían creerlas. Al gobernante se le exige sólo que su farsa convenza. Es lo que a mí, confieso, me repugna en la política: que su eficacia se mide en la fe que genera. Fe; nunca conocimiento. Inteligencia y política se excluyen. Sirva de ejemplo el unánime entusiasmo que ponen hoy la izquierda y la derecha para decapitar a Jiménez Losantos.

Un político triunfa cuando de su idiotez privada logra hacer religión pública. Y sin ello, fracasa. La política es el arte de lo necio: su exhibición escénica. Por eso se necesita a gente como González-Sinde. Versión aldeana de lo que en retórica grandiosa y homicida fuera Riefenstahl para Hitler: wagneriana fanfarria, en cuya pringue sentimental queda empastada la realidad terrible. Hay una diferencia. Sólo una. Riefenstahl sabía hacer cine.

El espectáculo ha devorado a la política. Tal como Guy Debord pronosticara en los sesenta. Y un gobernante no es hoy ya otra cosa que un actor al cual se encomendó la enfática caricatura de un gobernante. Lo de verdad maravilloso en estos años Zapatero ha sido constatar que no era ya preciso ni un residuo microscópico de realidad para que el poder funcione. Carmen Calvo no necesitaba siquiera disimular su inmaculada ignorancia para ser una pizpiretísima ministra de Cultura. Que Moratinos resulte por igual ininteligible en cualquier lengua, en nada empaña su sacrosanta condición de devoto arafatista: ¿qué mejor sainete para un ministerio de Exteriores? La ausencia de cualificación laboral es, sin duda, el solo y precioso mérito para que alguien como el señor Blanco alcance el alto honor de suceder a la señora Álvarez en el tablao del histrionismo castizo. Sonríe el Jefe. Nada mejor, en ausencia de concepto, que una buena mueca. Con muchos dientes. Un sourire de con, llamaba Jacques Lacan a la sonrisa helada de los ángeles. «Sonrisa de gilipollas». Pero es que Lacan tenía bastante mala leche.

Perdida en lejanísimos recodos de la historia su pretensión racional de otros tiempos, queda de la política hoy este soez teatro de los Sindes, Moratinos, Calvos, Blancos, Chacones de embarazadas revistas militares, Zapateros de indolente kufiya palestina al cuello... Teatro de mugre. O cine. Rancios. Nadie pagaría un duro por zamparse esos pestiños. Pero en España a nadie le preguntan ya si quiere pagar su entrada. Lo mismo dice no, y a ver de qué va a vivir la peña entonces. En España, las entradas las pagamos todos con la declaración de la renta. Por lo menos, no nos obligan a tragarnos los engendros. De momento. Mejor no dar ideas.

Los fabricantes de bodrio escénico, hace años que descubrieron la filosofal piedra que trueca estiércol en euro: se llama subvención pública, cuotas de taquilla y otros impunes atracos. Incluida la penalización del intercambio digital de archivos. Y la única gran mise en sc_ne de teatro, cine y cantautores fue el happening sombrío que encenagó el alma de este país entre el 11 y el 13 de marzo de 2004. Magistral: porque también en lo obsceno se puede ser maestro. Fue un éxito apoteósico. De audiencia y de taquilla. De la audiencia dan contabilidad las urnas. La taquilla, se encarga de hacerla ahora la señora González-Sinde, ministra de Cultura y productora. Tal es la religión de nuestro tiempo: farsa y pasta.

Las prioridades políticas contra la recesión
Vicente A. C. M. Periodista Digital 15 Abril 2009

Ya sabemos por boca del mismísimo Presidente Sr. Zapatero cuales son las prioridades de su Gobierno para luchar contra la crisis en este año: La ley de Libertad religiosa y la Ley del aborto. Me sorprende que no se haya incluido el desarrollo real de la Ley de dependencia y el impulso de la Ley de la Memoria Histórica. Todo ello, con la resolución después de las elecciones al Parlamento Europeo, de los recursos de inconstitucionalidad del Estatuto de Cataluña, por supuesto aceptando el Estatuto tal y como está redactado. Además, imitando al Sr. Chaves en Andalucía, se amplía el PER a los parados, subvencionando con más deuda pública un año más de subsidios, en lugar de fomentar la creación de empleo.

Este es el famoso plan E actualizado, que debería llamarse plan Z de zafio, de zascandil y de zote. Unas medidas descaradamente frentistas que pretenden centrar la atención en temas controvertidos, que en absoluto son prioritarios para la sociedad española. Algunos dicen que es un giro a la izquierda, con tal de conseguir apoyos de la extrema izquierda, sobre todo la nacionalista. Pero se olvida el Sr. Zapatero que las lealtades no se compran con ideas, sino con dinero y competencias. Y eso es precisamente de lo que carece su Gobierno, de dinero y de competencias jugosas para traspasar.

El ex Ministro Solbes ya advirtió antes de su cese que no tenía margen de maniobra. La situación, que se sepa, solo ha hecho más que empeorar y las medidas previstas van en la dirección contraria a la razonable. Así que poco más que cortinas de humo, provocación y crispación social es lo que está ofreciendo el Sr. Zapatero a los ciudadanos, se ve que es la fórmula usual en época de elecciones. Esto no debe ser permitido por una oposición que merezca tal nombre. Cada vez es más acuciante y necesaria una moción de confianza, o lo que es lo mismo una moción de censura a una política errática y sectaria de un Gobierno incapaz de gobernar y de crear confianza en la sociedad.

España sigue a la deriva y con unos pilotos de la nave incapaces de manejarla y de controlarla. En esta situación las posibilidades de supervivencia son realmente escasas. Es el momento de que los ciudadanos tomen la iniciativa y muestren su rechazo a esta política tan irracional. Lo que hace el Gobierno del Sr. Zapatero no es gobernar, sino campaña electoral y propaganda de distracción y agitación. La democracia existe si los gobernantes pueden ser cuestionados y se les puede exigir responsabilidades por una gestión ineficaz, incompetente o inexistente. El Gobierno lo es por delegación y no deja de ser un contrato entre partes que conlleva unas responsabilidades ineludibles.

El Gobierno del Sr. Zapatero no parece que esté en disposición de cumplir con su contrato con los ciudadanos, de los que les votaron y de los que votaron a otras opciones políticas. Los ciudadanos demandan soluciones urgentes a los gravísimos problemas que les afectan, pero este Gobierno solo aporta frustraciones y nulas opciones de recuperación. Las maniobras de distracción puede que sean efectivas en un sector determinado y obcecado de la población, pero no convencerá a aquellos que ya están padeciendo con crudeza la recesión en su entorno más directo.

Ahora es el momento de que los responsables políticos demuestren que son algo más que meros burócratas subvencionados por los impuestos de los ciudadanos. Ahora es el momento de que piensen en realizar su trabajo y no en asegurarse su propio futuro. Ahora es el momento de dar una respuesta a los ciudadanos y no consentir que esta burda maniobra del Sr. Zapatero prospere y hunda más a esta Nación. No podemos consentir más dejar España en manos de quien ni sabe, ni quiere salvarla. Exijamos elecciones generales ya.

Financial Times critica la política lingüística en España
Se alarma por la imposición del catalán a los médicos de Ibiza
La Voz Libre  15 Abril 2009

Madrid.- Financial Times, el prestigioso diario británico con difusión mundial, publica un artículo de Victor Mallet en el que muestra la alarma que causa la legislación lingüística en España. "La política lingüística ha sido especialmente contestada por castellano hablantes residentes contra la imposición del catalán, el gallego o el vasco en los colegios y en los servicios civiles como consecuencia de la imposición de los gobiernos regionales. Docenas de médicos en Ibiza, han amenazado con abandonar la isla porque el Gobierno regional de Baleares insiste en examinarles en catalán, la lengua local".

El diario se cuestiona la política lingüística, que considera una imposición artificial. Igualmente, analiza el caos lingüístico al considerar al valenciano y al mallorquín como dialectos del catalán.

Financial Times hace un repaso general a la política autonómica y considera que aunque España no es la única nación frágil con comunidades centrífugas en su núcleo, el sentimiento nacionalista nacido en los años treinta es un legado de la Guerra Civil española que aún causa problemas.

El periódico denuncia que la cuestión de la lengua no es sólo el único inconveniente, sino que los inversores, tanto nacionales como extranjeros, "afrontan de forma amarga el exceso de burocracia impuesta por los gobiernos regionales" y cita a un abogado sindicalista que declara que "la administración en España sufre de elefantiasis".

50.000 niños madrileños irán a colegios bilingües el próximo curso
La región contará con 206 colegios públicos bilingües y abrirá los primeros institutos bilingües en septiembre de 2009
AGENCIAS - Madrid El País 15 Abril 2009

El próximo curso escolar 2009/10 la Comunidad de Madrid contará con 246 colegios bilingües, 206 de ellos públicos y 40 concertados, que impartirán enseñanzas en lengua castellana e inglesa a más de 50.000 alumnos. La consejera de Educación de la Comunidad e Madrid, Lucía Figar, ha dado a conocer hoy estos datos en la presentación de la campaña informativa puesta en marcha por el Ejecutivo regional de cara al proceso de matriculación escolar para el próximo curso.

La campaña pretende destacar la oferta de los centros públicos bilingües con los que, según ha explicado Figar, el gobierno regional apuesta "no por la enseñanza del ingles, sino por la enseñanza en ingles", en tanto que todas las asignaturas, salvo Lengua y Matemáticas, son impartidas en lengua inglesa. Para ello, Educación pondrá en marcha el próximo curso 26 nuevos colegios públicos bilingües y 15 concertados. "Nos hemos propuesto que los niños madrileños adquieran un nivel alto de ingles, con un proyecto educativo único en España", ha asegurado la consejera, que además ha apuntado que espera que al final de esta legislatura un tercio de los colegios públicos sean bilingües (en el próximo curso lo serán el 27% del total).

También ha recalcado su propósito de ampliar la iniciativa a la enseñanza secundaria, para la que se pondrán en marcha más institutos bilingües a partir de 2010, ya que "hay que esperar a que las primeras generaciones que han ido a los colegios bilingües lleguen a esos centros". Por otro lado, Figar ha explicado que para el curso 2009/10 la Comunidad de Madrid pondrá en marcha 49 nuevos centros educativos sostenidos con fondos públicos, 40 centros públicos -22 escuelas infantiles, 12 colegios y 6 institutos- y nueve colegios concertados, los que supone un total de 20.000 nuevas plazas.

La consejera ha señalado que, según un informe de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Madrid es la región que mayor libertad de elección de centros educativo proporciona a sus ciudadanos y es ésta "pluralidad de oferta educativa" uno de los "principales puntos" en los que se ha volcado la administración. A partir de mañana y hasta el 4 de mayo se abrirá el plazo de admisión de alumnos en los centros públicos y concertados de Educación Infantil, Primaria y Secundaria de la región para el curso escolar 2009/10. La asignación de plazas se realizará, como en años anteriores, mediante la puntuación que cada solicitud obtenga de acuerdo con los criterios de baremación establecidos.

La consejería publicará la lista provisional de admitidos en cada centro el 19 mayo y, tras un plazo de tres días hábiles para interponer posibles reclamaciones, la relación definitiva de admitidos será publicada por los centros el 1 de junio. En cuanto a las movilizaciones que podrían volver a convocar los sindicatos, después de que el pasado marzo se celebrara una huelga en la enseñanza no universitaria bajo el lema Contra la crisis, más y mejor educación, Figar sólo ha dicho que la conserjería cumple "escrupulosamente" lo acordado con las organizaciones sindicales.

El futuro en el País Vasco
Proteger con ertzainas al Gobierno de Patxi López exigirá 1.200 escoltas
O.Torres | Vitoria El Mundo 15 Abril 2009

La protección del Gobierno vasco que presidirá el socialista Patxi López exigirá que 1.200 ertzainas ejerzan labores de escolta en Euskadi y un notable incremento de la seguridad de los altos cargos del ejecutivo respecto a la actual situación, con el nacionalismo en el poder. El comunicado de ETA del último fin de semana, con una amenaza explícita a «los responsables políticos de esa estructura impuesta», a los que considera «objetivo prioritario», ha puesto sobre la mesa un asunto que ya preocupaba a los responsables de las fuerzas de seguridad.

El sindicato mayoritario de la Ertzaintza, Erne, considera que serían necesarios 1.000 efectivos más para dar una respuesta adecuada a éstas y otras necesidades recientes, como las derivadas de la protección de las personas vinculadas a las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV). «No es posible sacar a más agentes de la calle sin poner en peligro la seguridad ciudadana y, además, hay que tener en cuenta las jubilaciones que se avecinan y la puesta en marcha de la segunda actividad», explican desde el sindicato, que defiende que el proceso de incorporación de este millar de agentes debería concretarse en un plazo de dos años.

El actual gobierno de Ibarretxe cuenta con 189 personas susceptibles de requerir escolta en un clima de amenaza generalizada como el que sufrirá el de Patxi López. Son los que ocupan los cargos de lehendakari, vicelehendakari, consejero, viceconsejero y director. A la espera de conocer la estructura del nuevo ejecutivo, que el PSE ha prometido reducir, cabe pensar que la cifra no se verá recortada de forma sustancial. A este número hay que añadir el de los directores de entes y sociedades públicas, desde la radio y la televisión vasca a los gestores de otros sectores como el transporte, la energía o la sanidad.

Aunque los niveles de protección podrían variar y aplicarse sistemas de contravigilancia o de un único escolta, como ocurre con algunos jueces y empresarios, una escolta de dos personas, 24 horas al día, requeriría destinar 1.200 policías a estos dos centenares de cargos (entre seis y siete por protegido), una cifra difícilmente asumible con una plantilla de 8.000 ertzainas.

En la actualidad, sin que los datos cuenten con confirmación oficial son cerca de 1.300 los protegidos en Euskadi. El Departamento de Interior y el Ministerio tienen destinados a 700 ertzainas y 500 policías nacionales y guardias civiles a las labores de escolta. Hace casi una década que ambas administraciones acordaron el reparto de las tareas y de los costes de la protección a partes iguales. El Ministerio tiene previsto un gasto de 102 millones de euros este año para protección de personas y edificios (sedes de los partidos) en el País Vasco y Navarra, una cifra que es de 69,4 millones en el caso del Gobierno vasco.

Los escoltas privados, 1.800 en Euskadi y 750 en Navarra, juegan un papel fundamental en este sistema. La mayoría tiene encomendada la protección de los concejales socialistas, populares y de Unión del Pueblo Navarro (UPN) y completan horarios mucho más amplios que los miembros de las fuerzas de seguridad.

La protección del actual Gobierno vasco en funciones varía según el nivel de responsabilidad y relación con la amenaza etarra. Además del lehendakari y la vicelehendakari, cuentan con escolta algunos consejeros, entre ellos, los titulares de Interior y Transportes, Javier Balza y Nuria López de Gereñu, ésta última, encargada del proyecto de la Y ferroviaria, la línea del tren de alta velocidad. Sólo dos viceconsejeros adscritos a estos dos departamentos cuentan con protección policial.

A los cargos del Gobierno vasco salientes, que contarán durante un tiempo indefinido de protección, los entrantes del nuevo ejecutivo, en un número mucho más elevado, y los concejales, hay que añadir las necesidades crecientes relacionadas con el TAV. En principio, ambas administraciones determinaron que 100 personas requerían protección de forma prioritaria, pero la cifra aumentará en la medida en que crezca la obra. Todavía resulta una incógnita qué tratamiento recibirán los alcaldes y concejales del PNV de municipios por los que discurrirá el trazado.



****************** Sección "bilingüe" ***********************

Capilla ardiente
Alfonso USSÍA La Razón 15 Abril 2009

Es duro perder un poder terrenal que ellos creen que les viene directamente de Dios. De un Dios vasco, por supuesto

La ETA ha anunciado una capilla ardiente. De un socialista o un popular. «Gora ta gora», arriba, siempre arriba, ha sido el lema del PNV en el «Aberri Eguna». Hermoso lema, marcial, impulsivo, vibrante. En su discurso, Urkullu no mencionó la amenaza de muerte de la ETA a los miembros del próximo Gobierno vasco y parlamentarios del Partido Popular. «Gora ta gora». Arriba, siempre arriba. Enaguas alzadas, visto el plumero.

El PNV está horrorizado. La pérdida del poder acarrea otras resignaciones. Ellos han gobernado durante treinta años sin sufrir la más mínima amenaza de los hermanos díscolos, los «gamberros», como los definía el retirado Garaicoechea. Ahora, un nuevo Gobierno se dispone a tomar el relevo y los nacionalistas han interpretado la suma democrática como un atentado a la identidad vasca. De atentado en atentado. La ETA ya ha anunciado una capilla ardiente. Ténganla por segura.

En el resto de España nos sentimos cómodos. Ellos no están. En una parte de España, las tres provincias vascas, la que se llamó Euskeria, Euskaria, Euskalerría y definitivamente Euskadi, están. Y son muchos. Y han perdido el poder. Se ha abierto una grieta en el sistema. Ni una palabra de Urkullu de comprensión y ánimo a los amenazados. Son así. Es duro perder un poder terrenal que ellos creen que les viene directamente de Dios. De un Dios vasco, por supuesto, ese que está permanentemente «gora ta gora», arriba, siempre arriba, ese Dios con los ojos vendados que tanto les ha protegido.

Pero Dios no es excluyente, ni racista, ni sangriento, ni folclórico, ni aldeano, ni ombliguero, ni tonto. Ese Dios se lo han inventado, como tantas otras cosas. Y en esta ocasión, no les ha echado una mano, y han perdido el poder, el control del dinero, su distribución, sus inversiones, sus regalos y canonjías. Y están muertos de miedo. Porque recuperar lo que se pierde es muy difícil sin el poder, aunque sean muchos, que lo son, los que creen en ese Dios paleto y parcial y los que han puesto su fe al servicio de las bombas, las balas y las amenazas.

Capilla ardiente o velatorio anunciado. Silencio del PNV. Tragedia de la raza pura. Agresión al zorcico. Como si no fueran vascos los que han votado al PSE y al PP. Sólo es vasco el que piensa como nosotros, nos vota a nosotros, y siente en el alma a los que, entre nosotros, sufren la ausencia de un ser querido encarcelado por el Estado opresor. Así de sencillo y elemental. Y ahora serán los «otros» los que gobiernen en nuestra nación sin Estado, en nuestras comarcas de verdes estallantes, en nuestros horizontes de soles bermejos, en las blancas espumas de nuestras olas, que eso es la «ikurriña», el prado del caserío, el sol de nuestras melancolías y la espuma de nuestras olas.

Pero no lo vamos a tolerar. Los nacionalistas somos demócratas siempre que ganemos las elecciones. Si las perdemos, somos vascos ardientes, «gora ta gora», arriba, siempre arriba, dispuestos a todo para que sepan los de fuera y los de dentro que el poder nos llega directamente de «Jaungoikoa», el Dios que nos ha hecho diferentes, el de los ojos vendados y la basílica de caserío. La capilla ardiente esta anunciada, y Urkullu nada ha dicho. Que al menos, cuando tenga el féretro con el cuerpo del inocente asesinado, y velas, y dolor, y angustia, que no la visiten.

El gobierno de los negros

JOSÉ MARÍA CALLEJA El Correo 15 Abril 2009

Ha querido el Aberri Eguna que coincidan las terribles amenazas de muerte de la banda terrorista ETA contra los socialistas vascos supervivientes con la pataleta de niño mal criado y las invectivas xenófobas lanzadas por los nacionalistas vascos del PNV contra los socialistas vascos supervivientes. A pesar de la coincidencia, los nacionalistas del PNV no han tenido ni un segundo, en su poco concurrido acto de afirmación nacional, para mandar siquiera una leve muestra de solidaridad a los socialistas vascos que, como mínimo, desde el 23 de febrero de 1984 -cuando fue asesinado el senador socialista Enrique Casas- no han dejado de enterrar a compañeros de militancia, asesinados todos ellos por la banda terrorista nacionalista vasca. Isaías Carrasco, el último en caer, fue tiroteado por los que ahora vuelven a amenazar de muerte a los socialistas en marzo del año pasado, un minuto antes de que los vascos y el resto de los españoles fuéramos a votar.

Saca el irritado PNV un catálogo de frases enhebradas todas ellas por un cabreo cósmico, basado en su incapacidad para aceptar que otros puedan gobernar un territorio que los nacionalistas consideran que es férreamente suyo, posesivamente suyo, necesariamente suyo; suyo y de nadie más. Hablan los enfurecidos dirigentes del PNV de «franquistas», de «José Antonio», de «zarzuela española», emplean una terminología xenófoba, artillada en una maniobra que resulta patética por deslegitimar los resultados electorales que han permitido conformar una mayoría distinta en el Parlamento vasco después de treinta años de monocultivo del PNV. Vuelve el PNV hacia atrás en sus propios planteamientos y ahora ya no considera vascos a los socialistas ni a los populares, desandando así su conclusión del discurso del Arriaga (1988), cuando estableció que para ser vasco no era imprescindible ser nacionalista y se autocriticó por lo que tenía de antidemocrático su planteamiento anterior: sólo ser puede ser vasco si se es nacionalista.

Hay que esperar que desde la oposición, cuando uno tiene tiempo para casi todo, el PNV recupere su conclusión de hace veinte años. Que lo haga por su bien y por el de toda la sociedad vasca. Desde luego que el tono inaugurado con la afirmación de que la posibilidad de que Patxi López fuera lehendakari era un «golpe», seguido por la negativa a llamar lehendakari a Patxi López y calificar a los socialistas de «unionistas», unido a la catarata de adjetivos odiantes lanzados el último domingo, confirman que si el PNV no está en el Gobierno es, sobre todo, porque ha perdido la centralidad y la moderación y ha cansado, con su 'raca raca' obsesivo, circular y lejano, a la mayoría de los ciudadanos, incluidos algunos nacionalistas.

En el mismo día en que el PNV explotó de ira, la banda terrorista ETA volvió a recordar que está dispuesta a asesinar a los socialistas, ahora a los que formen el nuevo gobierno vasco. Este dato habla por sí solo de la excepcionalidad de la situación en Euskadi -una comunidad en la que la hasta ahora oposición iba escoltada-, en la que tanto el PSE-PSOE-EE como el PP han sobrevivido a sistemáticos y perseverantes proyectos de aniquilación, de exterminio, de anulación política, puestos en marcha por el terrorismo nacionalista vasco a base de asesinar a concejales y cargos públicos de ambos partidos. Ese proyecto de acabar con las ideas del contrario a golpe de matar a quienes las defienden ha fracasado, por mucho daño que pueda hacer todavía en el futuro. Asistimos ahora a una nueva oleada de amenazas de ETA que coincide con severos golpes policiales a los terroristas e incautaciones de explosivos que, por reiterados, casi han dejado de ser noticia.

iene todo el derecho del mundo el PNV a criticar a los socialistas, pero no debería notársele tanto su desesperación, su rabieta, su incapacidad para asumir que otros puedan gobernar un país que no es un batzoki, aunque a veces lo parezca. Estamos a punto de asistir a la llegada de los negros a Ajuria Enea. Los otros, los apestados, los que han jugado el partido con siete jugadores, sin banquillo, con el árbitro en contra, encerrados en su área durante años, despejando balones al patadón, han pasado del medio del campo, han llegado al área contraria y ven que cuando tiran a puerta un balón que es gol salen dos burócratas del PNV, llenos de ira, y pretenden llevarse la portería y que se acabe el partido.

El concepto religioso de la política que anida en la actual dirección del PNV les hace pensar que todo lo que no es nacionalismo vasco es pecado, que no se puede ser vasco si no se es nacionalista; que fuera del PNV no hay salvación. Pero la madurez democrática implica asumir que otros puedan gobernar. Hay algo de predemocrático en esta pataleta por tierra, mar y aire del PNV. La convicción de que el poder 'natural' en una comunidad debe corresponder siempre a un mismo partido, 'el nuestro', y que 'los otros' 'no son de aquí', aunque se hayan dejado la vida luchando por la libertad de aquí, refleja un concepto totalitario de la política y sectario de la vida.

Patxi López será lehendakari, formará gobierno y empezará a tomar decisiones. Cuanto más tarde el PNV en asumir que los negros también pueden gobernar, y que seguirá lloviendo para abajo aunque el PNV esté en la oposición, será peor para un partido que si ha perdido el gobierno es porque ha perdido la centralidad, la moderación y la capacidad de negociar con otros partidos, precisamente por considerarlos pecadores.

Tradición española
Ignasi Guardans
José García Domínguez Libertad Digital 15 Abril 2009

Al parecer, entre parientas y cuñaos, amén de hermanos, nueras y primos, el viceconseguidor Chaves y su compadre Zarrías han dejado enrocados en la Junta a diez familiares directos. He ahí una secular, antiquísima, ancestral utopía hispana, al fin, materializada. Por algo es fama que, en tiempos de la Restauración, el tribuno granadino don Natalio Rivas, a la sazón diputado por la circunscripción de las Alpujarras, fue recibido por sus paisanos tras recibir el acta con un clamor unánime: "Natalico colócanos a todos". Y hubieron de aguardar pacientes durante un siglo y pico, sí, pero, al final, parece que el asunto ya anda más que medio encarrilado.

Otro inane al que también le urgía pastar en el Presupuesto es el maulet cesante Ignasi Guardans i Cambó. El mismo Guardans que ha dado en bailar el chotis en plena Castellana tocado con un gorro de la Legión y envuelto en la rojigualda. Todo por una pedrea, apenas una minucia en el reparto del botín ministerial; la cosa del cine, el chocolate del loro, vaya. Al final, resultará que tenía razón el otro y que España es una unidad de destino en lo universal; por lo menos, a la hora de la comida. No se entiende, pues, que las almas cándidas de CiU anden exigiendo, airadas, la defenestración fulminante del prócer, dicen que por traicionar los sagrados principios del catalanismo.

Craso error el suyo. Y es que el gesto de Guardans supone justo lo contrario: un homenaje a la auténtica tradición histórica del catalanismo. Por algo el genuino padre del invento, su abuelo Francesc Cambó, se apresuró a financiar la sublevación franquista con todas las pesetas del mundo y más, cuando los buenos burgueses de la Lliga fueron llamados a elegir entre la pàtria y el patrimonio. Sombrío, gris, crepuscular este Guardans, que debe saber tanto de cine como José Blanco de resolver ecuaciones diferenciales por el método de Laplace. ¿Quién mejor que él para rememorar hoy aquel soneto que Alberti dedicó al duque de Alba: "Señor duque, señor duque, / último duque de Alba, / mejor duque del Ocaso, / ya sin albor, sin mañana. / Si tu abuelo tomó Flandes, / tú jamás tomaste nada, / sólo las de Villadiego / por Portugal o por Francia..."?

"¿Qué es España?", se preguntaron con el corazón oprimido, angustiados, Ortega, Unamuno, el Noventayocho todo, una y otra vez. Y pensar que la respuesta era tan obscenamente simple. España, señores, son los cuñaos de Manolo Chaves y el ADN de Cambó bailando juntos una sardana en torno a la caja fuerte del Fondo de Garantía Salarial. Ni más ni menos.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

"El gallego normativo es incomprensible hasta para los propios gallegos"
Juan M. Pardo, con una hija víctima de la imposición lingüística

Manuel Romero La Voz Libre 15 Abril 2009

Santiago de Compostela.- Juan Manuel Pardo Valdés aguantó la manifestación hasta el final. No le frenó ni el dolor ni la sangre en su ojo derecho, ni tampoco las miradas de los más de cinco mil manifestantes congregados en Santiago de Compostela por la plataforma Galicia Bilingüe, el pasado 8 de febrero, para protestar contra la imposición del gallego como único idioma en las escuelas y en la vida oficial de la comunidad. Al fin y al cabo, había recorrido 120 kilómetros entre su localidad, Outeiro de Rei (Lugo), y la capital de Galicia, y no iba a rendirse en los últimos quinientos metros.

En medio de los insultos y agresiones con botellas y piedras, lanzadas por grupos de radicales nacionalistas, que trataban de reventar el acto, Juan Manuel Pardo no había soportado más el atosigamiento y respondió de palabra a los provocadores. Acabó rodando por el suelo y con una patada lanzada por un joven que alcanzó su ojo derecho.

- ¿Por qué acudió a la manifestación?
-Aquí se presentó como si hubiera sido una manifestación contra el gallego. Yo vivo en una aldea y hablo el gallego, así que no se puede decir que fuera contra nosotros mismos. La situación de bipartito del socialista Pérez Touriño del BNG era insoportable. La menor de mis cinco hijos, que estudia en un centro público, recibe todas las materias forzosamente en gallego, ni una en español, tan solo la de Lengua, un par de horas a la semana. Habla un gallego precioso, con giros riquísimos porque está en contacto todo el día con la gente de la aldea. Pero como el idioma en los libros es totalmente artificial e inventado por la Academia Galega y la Mesa por la Normalización, con la bendición de la Xunta, que luego lo aplica a los libros y a la vida oficial, la niña tiene que traducirse la lección a español, estudiarla y luego volverla a memorizar en gallego.

- Por lo tanto, ¿no se arrepiente de haber asistido a la manifestación?
-Me arrepiento de haber contestado a la provocación. Debía haberme callado y aguantar que pasara todo, tragar saliva y no rechistar. Me da vergüenza a mi edad estar metido en estos líos. Los radicales fueron allí a tirar cascos de botellas, quemar contenedores y apedrear a la gente. Y también a sacarnos de nuestras casillas. En mi caso lo consiguieron.

- Tiene usted unos antecedentes familiares cuanto menos curiosos.
-Mi tío bisabuelo fue Eduardo Pondal, médico de la Armada y autor del actual Himno de Galicia. Recientemente la Xunta publicó un libro que recogía un manuscrito suyo en el que pedía que el himno no se utilizara contra España o para generar enfrentamientos. Por supuesto, hay grupos que no quieren tener en cuenta ese mensaje.

- ¿Hay un conflicto lingüístico en Galicia?
-A pesar de mi incidente, entre la gente no hay problemas. Siempre hemos hablado los dos idiomas. Incluso en Cataluña, donde he pasado algunas temporadas, he visto a ‘mossos d’ esquadra’ y a guardias civiles en armonía, gente hablando uno en un idioma y en otro, conviviendo. El conflicto lo han generado los políticos, especialmente los de la izquierda, que han cedido a la presión de los nacionalistas.

- Y en Galicia ¿cómo es la situación?
- Aquí todo el mundo habla gallego, un idioma precioso. Mi mujer, mi hija lo hablan… me encanta oírlas. Unos hablan en gallego, otros en español y todos lo hacemos sin conflicto. El problema es de los gobiernos radicales que han surgido ahora entorno al PSOE, que tratan de radicalizar la situación y acabar con la convivencia.

- ¿Cómo lo hacen?
-El gallego normativo es incomprensible hasta para los propios gallegos. Es de chiste. Se trata de un gallego inventado, en el que gran parte de las palabras no las entiende la población. Se conocen gracias a repetirlas machaconamente la televisión autonómica. El gallego que quieren imponer no lo fabrican los gallegos con el uso, sino los organismos oficiales de la Xunta. Ese idioma no es el que habla la gente. Así que cuando vienen a la aldea los estudiantes de Santiago, con su gallego de laboratorio, la gente de aquí se ríe y dice: “Mira que ben fala o alemán o señorito” [“Mira qué bien habla el alemán el señorito”].

- ¿Tan paradójica es la situación?
- Así es. El primer objetivo del aparto político lingüístico de la Xunta es buscar siempre una palabra distinta y muy diferenciada del español. Si tienen que dar una vuelta de tuerca, lo hacen. Si no encuentran el término suficientemente diferenciado, entonces buscan en la lengua portuguesa. La televisión comienza a repetir el término y, aunque la gente no lo utilice, al cabo de un tiempo lo entiende porque lo ha ido asimilando por el contexto en el que lo emplean los locutores. Por ejemplo, en Galicia nunca se ha utilizado la palabra ‘estrada’ (‘carretera’ en portugués), pero nos la imponen cada día. Y así cientos de palabras.

- ¿Por qué no presentó denuncia por la agresión que sufrió en la manifestación?
-Mire, yo hace ya muchos años milité en la ultraderecha. Y si lo hacía, ya les daba el titular, acabaría pareciendo yo el provocador. Así de triste es el asunto. Si has pertenecido a la extrema derecha, aunque fuera hace 30 años, y te cascan, pues bien cascado estás.

- ¿Tuvo miedo?
-En absoluto. Lo que no quería es complicarme la vida con una denuncia que serviría para poco. Si uno ha sido en el pasado de extrema izquierda y te integras en ámbitos más moderados, te organizan homenajes. En cambio, si has pertenecido a la extrema derecha y haces el recorrido a la moderación, te siguen guillotinando. Todo el que se ponga a mi lado está contaminado y yo no querría perjudicar a Galicia Bilingüe.

Conflicto
Feijóo anuncia que derogará el decreto del gallego en su discurso de investidura
"Galicia no quiere imposiciones lingüísticas"
Manu Martínez/Agencias www.lavozlibre.com 15 Abril 2009

Madrid / Santiago de Compostela.- Alberto Núñez Feijóo, futuro presidente de la Xunta, ha sido tajante con el conflicto lingüístico en Galicia. En su discurso de investidura ha proclamado que derogará el decreto del gallego, una decisión histórica recibida con entusiasmo por amplios sectores de la población. “Los gallegos no quieren imposiciones ni maximalismos lingüísticos, como las galescolas. Derogaré el decreto del gallego y lo sustituiré por otro que impulse el trilingüismo (en alusión al inglés)”, remató el líder popular gallego.

Paradójicamente, el decreto con el que el antiguo Gobierno bipartito, formado por PSOE y BNG, logró imponer el gallego como lengua exclusiva de la enseñanza tuvo sus orígenes, precisamente, en la legislación aprobada por el Partido Popular, organización a la que pertenece el propio Feijóo.

Gloria Lago preside Galicia Bilingüe, la asociación que más ha combatido el acoso lingüístico, y ahora celebra el anuncio de Feijóo, aunque con matices. "Es una buena noticia para los gallegos. Estamos felices, puesto que, por fin, un político se ha dado cuenta de que no queremos imposiciones lingüísticas", ha declarado Lago, quien no se ha guardado un mensaje para el futuro presidente gallego. "Lo que tiene que hacer es preguntar a los padres y darles la opción de elegir el idioma en que sus hijos reciben las asignturas troncales". Lago tampoco conviene con la idea del trinlingüismo sugerida por Feijóo. "En Galicia es inviable dar las asignaturas troncales. No hay profesores preparados para ello".

NO TOCARÁ LO QUE FUNCIONA
El líder del PPdeG y próximo presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, garantizó hoy que el futuro Ejecutivo autonómico "no va a restaurar ningún pasado" ni tampoco a "derribar" lo que hizo bien el bipartito y, por el contrario, se marcó como objetivo propiciar la "unión de los esfuerzos de todos los gallegos" para abordar la actual situación económica, marcada por una crisis que prevé que se agrave en los próximos meses y que constituye "el principal problema que tiene Galicia".

En su discurso durante la primera jornada del debate de investidura, que dedicó de forma mayoritaria a la crisis, Feijóo hizo constantes llamadas al consenso para superarla, aunque también reivindicó el "cuantioso depósito de confianza" que logró en las urnas el pasado 1 de marzo, gracias al apoyo de casi 800.000 gallegos.

Por eso y tras referirse a la tarea de gobierno como "el momento más importante" de su vida, se mostró consciente de que su responsabilidad como presidente de la Xunta será cumplir las promesas electorales, un objetivo en el que empeñó no sólo su compromiso político, sino también el "ético".

Como ya hizo durante la campaña, comprendió su programa electoral como un "contrato" con la sociedad que convertirá, tras su toma de posesión, en la guía de su gobierno. Así, después de cuatro años de alianza de socialistas y nacionalistas, Feijóo ofreció "un gobierno en permanente coalición con los ciudadanos de Galicia", también con los que no votaron PP el 1 de marzo.

Recortes de Prensa   Página Inicial