AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 1 Mayo 2009

 

Los directores de algunos colegios de Castellón están presionando a los padres para que no marquen la opción de español
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 1 Mayo 2009

La Plataforma Valenciana por la Libertad Lingüística ha conseguido que por primera vez este curso, los padres que pidan de la Comunidad Valenciana una plaza en un centro escolar para sus hijos de tres años podrán marcar una casilla en la que dejan constancia de su deseo de que estudie en una de las dos lenguas oficiales de la Comunidad, independientemente de la línea que se imparta en el centro y de que luego finalmente ese deseo pueda verse cumplido. Este hecho está chocando con la decisión de la dirección de algunos colegios de municipios de Castellón que quieren evitar a toda costa que se impartan líneas PIP (Programa de Incorporación Progresiva en el que la mayoría de asignaturas se dan en español).

En las reuniones que se celebran estos días en los colegios para informarles de los trámites de la preinscripción, los directores presionan a los padres para que no marquen una línea diferente de la que imparte el centro. Para hacer efectiva esta coacción y convencer a las familias más reacias, les advierten que si se elige la línea PIP, tendrán que ofertarles plaza en cualquier otro colegio, en algunos casos en otra localidad diferente a la que residen. Esto ha desanimado a muchas familias que o bien no quieren mandarlo lejos o ya tienen a otro hijo estudiando en ese centro y no quieren separarlos.

«Me parece vergonzoso, ya que nos coaccionan para que directamente hagamos constar en la preinscripción que queremos para nuestros hijos enseñanza en valenciano y no en español» según relata una madre de Benicasim, quien reconoció la inquietud que esto le ha provocado.

Esta situación contradice la decisión de la Generalidad de permitir que los padres expresen libremente en qué lengua quieren que estudien sus hijos y lo pongan por escrito en los documentos de matrícula, ya que de esta forma se podría evaluar la demanda real que hay en cada lengua y tomar medidas para adecuar la oferta de clases a la demanda en cada modalidad lingüística. Lo curioso es que en algunos casos los centros ofertados por los directores a los padres que piden líneas en español, tampoco tienen programas PIP.

Para los defensores a ultranza de las llamadas "lenguas propias" el fin justifica los medios. Si hace falta recurrir a la coacción, la amenaza y la mentira, no tienen el menor escrúpulo en hacerlo. Lo malo es que no hay medios ni voluntad política de proteger a los ciudadanos que desean vivir en libertad. Se les ha concedido el derecho a elegir, pero se les niegan los medios para defenderse de las presiones de algunos directores que les amenazan con tener que cambiar a sus hijos a colegios de otros municipios.

Muchos padres que no encuentran los medios de defenderse ante estas presiones, se dejan coaccionar y callan.

Solomillo para ETA
Antonio MARTÍN BEAUMONT La Razón 1 Mayo 2009

Una de cal y otra de arena. Así se percibe desde el nacionalismo vasco más radical la postura de las instituciones del Estado. Mientras el Gobierno de Zapatero parece convencido de combatir a ETA con todos los medios de la Ley, el Tribunal Supremo rebaja el listón para algunos de los 47 condenados por la Audiencia Nacional por el «caso Ekin». Un caso que traerá cola. KAS, Ekin y Xaki forman el entramado organizativo, directivo, ideológico y financiero del terrorismo.

Tras una larga investigación, no exenta de vaivenes, en 2007 la Audiencia Nacional condenó a 47 de los 56 acusados de pertenecer a ETA a través de esas siglas. El jueves el Supremo absolvió a nueve, al tiempo que ordenaba el ingreso en prisión de ocho terroristas cuyas condenas se confirman y que estaban en libertad bajo fianza. La tentación de casi todos los Gobiernos ha sido favorecer en ETA escisiones aplicando medidas de gracia o posibilitando desde la fiscalía condenas leves o absoluciones. Cada vez que se ha hecho, el resultado ha sido el contrario del previsto: ETA siempre interpreta la benevolencia como debilidad, como resultado de su propia fuerza. Sarkozy, el cacareado amigo francés de Zapatero, lo ha dicho: no hay tolerancia posible con el terrorismo. La impresión que puede dar esta sentencia es la de un Gobierno predispuesto a viejos errores. Pero no es el momento para la debilidad.

Irán
Bronca en el Islam
Florentino Portero Libertad Digital 1 Mayo 2009

El presidente egipcio Hosni Mubarak ha visitado la Universidad de al-Azhar, cuna de los Hermanos Musulmanes y fábrica de islamistas de todo origen y condición, y desde tan significado foro ha enviado un inequívoco mensaje a Irán, con copia al conjunto del Mundo Árabe: "Lo digo de forma inequívoca: no voy a tolerar a aquellos que tratan de alterar la seguridad de Egipto y su potencial, ni a quienes les apoyan". Las declaraciones del anciano dirigente egipcio representan un hito en un proceso político de largo alcance que caracteriza al Islam de nuestros días.

La Revolución Iraní llevada a cabo por el ayatolá Jomeini iba más allá de un cambio de régimen. Su objetivo último era trasformar el Islam a partir de dos coordenadas: hegemonía chií y credo islamista. La rivalidad entre suníes y chiíes no es un mero resto del pasado sino una realidad viva de nuestros días que afecta a millones de personas. Los ayatolás no aceptan ni el papel de Arabia Saudí como centro del Islam ni el mayor peso de los suníes. No es previsible que millones de musulmanes que siguen el credo mayoritario se conviertan al chiísmo, pero sí es posible dañar el prestigio de los centros de poder suní –Arabia Saudí y Egipto– y al tiempo mejorar la imagen de Irán para asentar su liderazgo.

Uno de los cometidos que el Gobierno iraní encargó a la Guardia Revolucionaria fue introducirse en otros Estados musulmanes, colaborar con organizaciones islamistas para, a fin de cuentas, capitalizar la defensa de los valores del Islam auténtico frente a los gobiernos "corruptos" y "vasallos" de Occidente. Primero fue en Líbano, donde crearon de la nada Hizbolá, le dotaron de medios, entrenaron a sus cuadros políticos y paramilitares... hasta convertirla en la primera fuerza política del país.

Más recientemente aparecieron en la Franja de Gaza ayudando a Hamás, un hecho de muy distinta naturaleza que produjo indignación en el campo árabe. Era una clara intromisión en asuntos suníes, pues no hay presencia significativa chií en Palestina. Además, y esto es lo peor, representaba un caso sorprendente de colaboración entre los Hermanos Musulmanes, islamistas suníes, con el régimen chií por excelencia. Esta colaboración ponía en evidencia un hecho de consecuencias imprevisibles: que el islamismo se antepone a la histórica tensión entre las dos ramas más importantes del Islam.

Irán no está sola en el Próximo y Medio Oriente. Ya no cuenta únicamente con la singular ayuda de Siria, pues en su apoyo aparecen organizaciones no gubernamentales de enorme influencia social. En un mundo globalizado y vertebrado por los grandes medios de comunicación de masas, los Estados ya no son los únicos actores. Irán puede dirigirse directamente, o por ONG interpuesta, al musulmán medio y movilizarlo en contra de su propio gobierno. Es el escenario que más podía temer Arabia Saudí, cuyo régimen se basa en el compromiso entre una familia, los Saud, y una interpretación radical del Islam. Los saudíes llevan jugando a dos barajas desde que accedieron al poder: buscando el respaldo de Occidente al tiempo que con sus ingentes cantidades de petrodólares financian el radicalismo por todo el planeta. De Arabia ha llegado a la Franja de Gaza mucho dinero para apoyar a Hamás, pero a la hora de la verdad la versión palestina de los Hermanos Musulmanes egipcios ha establecido una colaboración operativa con Irán.

El aprovisionamiento de Hamás requiere una compleja logística. Recientemente la policía egipcia ha desmontado una de sus células, desvelando una inquietante realidad. La Guardia Revolucionaria iraní embarca el armamento que sale del Golfo Pérsico rumbo a algún lugar discreto de Sudán. Una vez desembarcado un comando se encarga de dirigirse a Egipto para entregarlo finalmente a través de los túneles de Rafá. La célula estaba compuesta básicamente por sudaneses y egipcios. Irán se reservaba la dirección a través de Hizbolá.

No cabe duda de que ya existe una red islamista violenta que antepone su credo fundamentalista y antioccidental a la pertenencia a una u otra rama del Islam. En un mundo global no puede extrañarnos que las networks se generalicen, lo que no estaba previsto era esta anteposición de fidelidades. Irán sabe lo que quiere y está dispuesto a lograrlo. En breve plazo podrá presentarse como el Estado que ha sido capaz de dotarse de armamento nuclear a pesar de las bravuconadas y amenazas de Estados Unidos e Israel. En ese momento tendrá el escudo que le protegerá en sus incursiones, así como el prestigio entre las masas populares para animar una auténtica revolución islamista en el conjunto del Mundo Árabe.

Contacte con Florentino Portero fportero@libertaddigital.net
 

******************* Sección "bilingüe" ***********************"Sólo 5 de los 150 colegios públicos de Castellón tienen línea de castellano"
Pablo Espinosa, presidente de 'Plataforma Valenciana por la Libertad Lingüística'
Belén Piedrafitawww.lavozlibre.com 1 Mayo 2009

Benicassim (Castellón).- Pablo Espinosa es el presidente de la 'Plataforma Valenciana por la Libertad Lingüística', una asociación creada en noviembre de 2008 por un grupo de padres a raíz de la progresiva desaparición de las líneas de castellano en la provincia de Castellón. Lo que en principio parecía una situación que se circunscribía a un único centro educativo en realidad era generalizable a la totalidad de los colegios públicos de la provincia. De un total de 150 centros, a día de hoy únicamente en 5 existe la línea PIP (Plan de Implantación Progresiva del Valenciano), comúnmente denominada 'línea de castellano', aunque realmente es bilingüe..

- ¿Cuál es el origen de la 'Plataforma Valenciana por la Libertad Lingüística'?

- La creamos entre otros padres y yo. El punto de partida, en mi caso, fue que me engañaron, ya que cuándo fui a matricular a mi hijo en el colegio me dijeron que la línea en castellano seguiría existiendo pero ya la habían eliminado, así que durante ese primer año todo lo que hizo fue en valenciano. Durante ese curso lo aceptamos con resignación pero ya en segundo tuvimos una reunión con la tutora en la que ésta nos comentó que el castellano se vería, al igual que el inglés, 'muy por encima', lo que realmente nos inquietó. Poco a poco comenzamos a darnos cuenta de que se producían incidentes preocupantes, como el hecho de que la directora del colegio se acercara a los niños en el patio y les dijera que tenía que hablar en valenciano, no en castellano, lo que para mi fue la gota que colmó el vaso. Entonces yo escribí una carta a Consellería quejándome de la situación y pidiendo que volvieran a instaurar la línea PIP, escrito que firmaron cien padres. En principio no recibimos ninguna respuesta pero en cuánto decidimos enviarla a varios medios y salió en prensa ya sí se pusieron en contacto con nosotros.

A día de hoy seguimos en pie pero no tenemos ningún tipo de recurso para mantenerla. Cada uno de nosotros tiene su propio trabajo y no dispone del tiempo ni del dinero para ocuparse de ello. Por ejemplo, hay una asociación denominada “Escola Valenciana” que quiere que desaparezcan todas las líneas de castellano (lo cual argumentan diciendo que estas líneas crean alumnos monolingües y que es mejor que un niño estudie en valenciano porque así aprenderá mejor el inglés, lo que a nosotros nos parece a todas luces absurdo). Pues bien, esta asociación recibe subvenciones de la Generalitat de Cataluña (y no estamos hablamos de pequeñas cantidades, creo que son unos 300.000 euros anuales), y también del gobierno central. Una plataforma así puede hacer mucho ruido, tener una Web fantástica, hacer todo tipo de visitas a los colegios, intentar convencer a los padres... Tienen recursos con los que nosotros no contamos.

- ¿Cuál es la situación actual de la enseñanza en la Comunidad Valenciana?
- El sistema mal llamado “bilingüismo integrador” que existe hoy en día en la Comunidad Valenciana emana todo de una ley del año 83, denominada “Ley de us i ensenyament del valenciá”, que es una ley heredada por el PP del gobierno de Cipriá Ciscar, pero bueno, esa ley es muy laxa, y con ella se puede hacer lo que cada uno quiera. Tú ahora desarrollas decretos y ya está. Entonces, los decretos que se hicieron en su día, digamos que fomentaban el valenciano a tope y establecían tres programas lingüísticos. Uno que se llama PIL (Plan de Inmersión Lingüística), dónde se da todo en valenciano (incluso, en primero y segundo de primaria, ni siquiera se da castellano); luego está el PEV (Plan de Enseñanza en Valenciano), en el que se da todo en valenciano excepto la asignatura de castellano. Ambos son muy similares, la única diferencia es que el PIL es una inmersión más agresiva, y en primero y segundo no dan ni castellano. Y luego está el PIP (Plan de Incorporación Progresiva). Este plan, la ley lo define de forma diferente según sea para primaria o para secundaria. En primaria la ley dice que la lengua de enseñanza es el castellano y que se darán, al menos, cómo mínimo, la asignatura de valenciano, y a partir de tercero de primaria también el conocimiento del medio, pero establece sólo mínimos, no máximos, con lo cual hay muchos casos de colegios dónde prácticamente hay una línea PIP pero se da todo en valenciano.

En primaria se da menos, en primaria se ha respetado más. En realidad, lo que han hecho ha sido eliminar las líneas PIP, quedan cinco en toda la provincia de Castellón de un total de 150 colegios de primaria. ¿En secundaria qué han hecho? En secundaria no han eliminado las líneas PIP, con eliminarlas en primaria, cuándo estos niños lleguen a secundaria ya no hará falta, escogerán todos valenciano porque ya les han forzado desde pequeños.

- ¿A partir de qué momento comenzaron a eliminarse las líneas de castellano de los colegios de Castellón?
- No lo sabemos con exactitud pero sabemos que empezó por lo menos hace diez años. Se ha hecho poco a poco por lo que la gente no ha sido consciente de lo que estaba ocurriendo hasta que ya ha sido muy tarde. Por ejemplo, el año pasado se eliminó una línea en Almenara y otra en Burriana, ambas localidades situadas en la provincia de Castellón.

- ¿Qué argumentos esgrimen los centros para eliminar dichas líneas?
- Ninguno, se limitan a decir que quieren cambiar su programa de enseñanza de PIP (Plan de Incorporación Progresiva) a PEV (Plan de Enseñanza en Valenciano) sin consultar en ningún momento a los padres. Entonces los Consejos Escolares (que todos sabes por quiénes están copados) lo votan, se aprueba, se pasa un expediente a la Consellería, que lo aprueba también, y ya está. Es así de simple.

- ¿No existe un representante de los padres en cada Consejo Escolar?
- Sí, pero eso no garantiza que los Consejos Escolares vayan a ser realmente representativos de la voz de los padres. Además, en la mayor parte de los casos esa representación está copada por los nacionalistas, por lo que estamos en las mismas.

- ¿Qué consecuencias tuvo la resolución que envió usted a la Consellería?
- Bueno, en principio parece que la cosa va bien. Como le he comentado, en noviembre hicimos una reclamación inicial por la situación del centro de nuestros hijos y a raíz de eso y especialmente de su publicación en prensa, Consellería contactó con nosotros y en el mes de enero tuvimos una primera reunión con la secretaria autonómica de educación, Concha Gómez.. En esa primera reunión le preguntamos directamente si tenía un cargo político y si pertenecía al Partido Popular, afirmaciones obvias ante las que nos respondió que sí. Tras esto, le explicamos que en el programa político de su partido, aprobado en el Congreso de Valencia del año pasado, se garantizaban una serie de derechos a los ciudadanos, derechos que veníamos a reclamar. Ante esto ella nos respondió que no había ningún problema y que el nuestro era un caso aislado que se circunscribía a un único centro. Sin embargo, como nos suponíamos lo que nos iba a decir, inmediatamente le enseñamos el mapa de primaria de la provincia de Castellón (en el cual sólo se puede elegir un PIP en cinco o seis centros), tras lo cual nos dio la razón.

Tuvimos dos reuniones más en las cuales se nos comentó que se estaba preparando un nuevo decreto que solucionaría esta situación. Nos dijeron que iban a desaparecen los PIL, PEV y PIP y que plantearían unos nuevos itinerarios que en teoría se pondrán en marcha en algunos centros el curso que viene, (de manera piloto) y que se supone que se implantarán definitivamente el curso siguiente. Estos itinerarios o 'cronogramas' plantean una serie de porcentajes de castellano, valenciano e inglés, diferenciados en función de si la localidad en cuestión pertenece a una zona calificada como castellanohablante o como valencianohablante (aspecto éste que no entendemos ya que creemos que los derechos no son de los territorios sino de las personas que los habitan). Dichos porcentajes evolucionarían hasta incorporar más valenciano e inglés, lo que en principio no nos pareció mal, sin embargo, todavía no tenemos ningún dato concreto, por lo que deberemos esperar a ver cómo lo llevan a la práctica.

- ¿Cuáles son sus principales reivindicaciones?
- Queremos que esos porcentajes se traduzcan por ley en nombres de asignaturas, porque sino luego los centros van a hacer que el porcentaje de castellano consista únicamente en religión, educación física, música y plástica, y no queremos que pase eso. Nosotros en ningún caso estamos en contra de que se aprenda en valenciano ni de que un padre decida que su hijo estudie EN valenciano, lo único que queremos es que nuestros hijos estudien EN castellano y estudien EL valenciano, que es muy diferente. No es lo mismo estudiar EL valenciano que estudiar EN valenciano. Si un padre quiere que su hijo estudie todo en valenciano, perfecto, está en su derecho, pero que el padre que quiera que su hijo estudie en castellano también tenga el derecho de elegir. Eso es lo que reclamamos.

- ¿Qué va a pasar con los niños que ya están escolarizados, y que o bien no han podido escoger la línea PIP porque no existía en su centro, o bien la escogieron, pero no se les imparte?
- Precisamente nosotros planteamos a Consellería que qué iba a pasar con ellos (no sólo con los niños que ya están escolarizados, sino con los que lo harán el curso que viene, un año antes de que se implante el decreto). Respecto a los primeros nos han mencionado que sería muy complicado que un niño que ya está matriculado en una modalidad lingüística que no ha escogido pueda cambiar de línea, pero nosotros les pedimos que busquen una solución, mientras que para los segundos se nos respondió que en las instrucciones de matrícula del curso que viene el impreso de inscripción incorporará una cláusula en la que de forma explícita se especificará que los padres podrán escoger cualquier modalidad lingüística independientemente de las que oferte el centro en el que el niño se va a matricular.

- ¿Ha habido algún intento de colaboración por parte de los responsables de los centros donde estudian sus hijos?
- No, ninguno. Por supuesto, hay profesores de distintos tipos: sé que hay algunos que hablan más en castellano, pero es que no se trata de eso. Lo que nosotros queremos es que la ley nos garantice nuestro derecho a elegir, queremos que exista un itinerario donde la lengua vehicular sea el castellano. Por ejemplo, mi hijo pequeño estudia todo el valenciano porque en su colegio no existe la opción de hacerlo en castellano, mientras que el mayor, aún escogiendo una línea PIP, lo único que cursa en castellano es la propia asignatura de lengua y religión, ya que el itinerario está falseado.

Sin embargo, me gustaría indicar que esto no es un ataque contra nadie. No estamos en contra de la labor realizada por los profesores ni por los directores de los colegios, lo único que pretendemos es reivindicar un derecho. Estamos en España, y en España debería estar garantizado el derecho a estudiar en español. ¿Que luego hay que estudiar el valenciano aquí, euskera en el País Vasco o gallego en Galicia? Por supuesto. Yo vivo en una comunidad en la que hay dos lenguas cooficiales y yo prefiero que mi hijo aprenda el valenciano, pero EL valenciano, no EN valenciano. Yo creo que con un programa de incorporación progresiva, o con la asignatura de valenciano, desde los cinco años hasta los 16, pueden aprenderlo bien. Que estudien el valenciano pero que no tengan obligatoriamente que aprender EN valenciano. Esa es la gran diferencia.

- ¿Cree que los dirigentes de los principales partidos políticos se están posicionando de forma adecuada?
- El PP valenciano ha estado mirando hacia otro durante años, y es ahora cuando empieza a definirse. Hasta hace relativamente poco la sociedad no se movía, no había ningún tipo de protesta generalizada, los padres no estábamos organizados y tampoco salíamos en prensa. Sin embargo, ahora que por nuestra parte las cosas están empezando a cambiar parece ser que la voluntad política también es mayor. En teoría el ideario político del PP aboga por la libre elección, pero mientras que en Galicia han ganado las elecciones porque se han posicionado claramente en contra de lo que estaba pasando, aquí nunca habían dicho nada hasta ahora. Lo que ocurre en la provincia de Castellón es lo mismo que en Baleares, en Galicia, en el País Vasco y en Cataluña.

'Convivencia Cívica Catalana' nos pasó un estudio basado en los datos del informe PISA en el que se evaluaba el fracaso escolar dependiendo de si los niños eran castellano o catalanohablantes. Pues bien, los alumnos castellanohablantes, sujetos a esa inmersión lingüística obligatoria, tenían un fracaso de un 43%, mientras que los catalanohablantes, que estudian en su lengua materna, sólo tienen un 18% de fracaso escolar. Así pues, los niños castellanohablantes tienen una desventaja competitiva respecto a los otros, lo que no es justo. Nos parece perfecto que quieran instaurar un bilingüismo integrador (ya que las comunidades son bilingües y hay una lengua cooficial), pero queremos que sea de verdad bilingüismo.

- ¿Por qué cree que el Gobierno autonómico no ha actuado antes?
- Porque hasta ahora o no se habían dado cuenta de que el problema estaba ahí, o realmente aún sabiéndolo no les suponía ningún conflicto. Pero les hemos demostrado que sí está, y ahora toca resolverlo. Además, que en mi opinión supongo que dentro de Consellería hay gente que piensa que es mejor estudiar todo en valenciano. Estas personas son las que han permitido que durante todos estos años vayan desapareciendo las líneas PIP. Yo tengo un compromiso de la Secretaria Autonómica de que no desaparece ni una más pero ese compromiso no me sirve para nada porque quedan cinco.

Ahora mismo nuestro objetivo es participar en el desarrollo del nuevo decreto. El problema fundamental es que dada la habitual alternancia de los gobiernos autonómicos en cuánto llegue el PSOE puede tumbar la ley. Por ello lo que deseamos es hacer una legislación en la que la responsabilidad de la elección resida en los padres, nunca en la Consellería ni en los poderes públicos, y si la legislación es clara en ese sentido y da a los padres la potestad de elegir será mucho más difícil que utilicen la ley como hicieron en Galicia.

- Pero si luego cada centro tiene potestad para adaptar el PIP como considere oportuno esta medida tampoco sería muy efectiva, ¿no?
- Claro, por ello pensamos que a los centros hay que quitarles poder. Lo que no es posible es que sea el Consejo Escolar el que decida cambiar la modalidad lingüística, eliminando una línea de castellano cuándo sí hay demanda. Precisamente nuestra idea es que en todos los centros se oferten ambas.

Yo puedo entender casos muy puntuales. Que haya un niño que vaya a la comarca de Els Ports, en Castellón, que es una zona absolutamente valencianohablante, y que sea el único que quiera estudiar castellano. Bueno, pues le darán una atención individualizada. Yo entiendo que no es posible crear un grupo para un solo niño ya que hay que economizar los recursos, pero si de verdad hay voluntad las cosas se pueden arreglar.

- ¿De qué forma coexisten ambas lenguas en la sociedad?
- De manera totalmente normal. Ambos idiomas han convivido siempre en armonía absoluta. Yo soy castellanohablante, llevo 15 años aquí, y jamás he tenido ningún tipo de conflicto, ya que la gente es extremadamente educada. A mi me ha pasado de unirme a una conversación dónde hay dos personas hablando en valenciano y nada más llegar yo cambiar al castellano (pese a indicarles por mi parte que no hacía falta que pasaran al castellano, que los entendía igual). Socialmente no hay ningún problema en absoluto. Estamos recogiendo firmas en las que pedimos que se pueda elegir entre valenciano y castellano, pues bien, muchos padres valencianohablantes que mandan a sus hijos al colegio en línea valenciana se han mostrado de acuerdo con nosotros y han firmado este manifiesto diciendo que si ellos pueden ejercer su derecho a que sus hijos estudien en valenciano por qué yo no voy a poder escoger que los míos lo hagan en castellano.

- ¿Sabe si en otras ciudades de la Comunidad Valenciana hay alguna asociación similar a la vuestra?
- Desde que constituimos la 'Plataforma Valenciana por la Libertad Lingüística' bastante gente se ha puesto en contacto con nosotros, pero sobre todo a título individual. Por ejemplo, nos llamaron una serie de padres del colegio 'Rafael Buñol' de Valencia, un centro en el que el PIP no se ha eliminado pero sí modificado. Ellos habían enviado un escrito a Consellería oponiéndose a dicho cambio pero como era de prever no les habían escuchado. Pues bien, este es sólo uno de los muchos casos que se presentan en la Comunidad Valenciana. Respecto a las provincias de Valencia y Alicante hay que decir que empieza a pasar lo mismo que en Castellón pero en menor medida. Mi sensación es la de que es una mancha de aceite que es extiende hacia el sur. Lo que ha sucedido en Castellón es que este cambio no se ha hecho de golpe, ya que entonces hubieran creado mucho malestar. Han sido inteligentes y lo han ido haciendo poco a poco. Un año desaparecían cuatro o cinco líneas PIP, lo que implicaba que tenían a unos cuantos padres cabreados y ya está. Al año siguiente, de nuevo, se eliminaban otras cuatro o cinco, lo que ha implicado que cuándo hemos querido darnos cuenta ya era demasiado tarde. Por ello agradecería que publicarais nuestra dirección de correo electrónico (p.v.l.l@hotmail.es) para que todas aquellas personas que se encuentren con un problema similar puedan establecer contacto con nosotros.

polémica por el idioma en la enseñanza
Feijoo pospone el envío de órdenes a los centros sobre libertad lingüística

Alega que «a prudencia e a seguridade xurídica» aconsejan la reforma previa del decreto del gallego en la enseñanza
Insiste en que el derecho del alumno a elegir idioma no impide al profesor impartir la clase en la lengua establecida
Serafín Lorenzo La Voz 1 Mayo 2009

Defensa de la libertad del alumno para elegir el idioma en el que quiere dirigirse al docente, con la excepción lógica de las clases de lengua española y gallega, pero sin necesidad de enviar instrucciones a los centros para recordar ese derecho de los escolares a seis semanas para que finalice el curso. Alberto Núñez Feijoo cerró ayer el goteo de anuncios en medios nacionales sobre las medidas para materializar sus compromisos lingüísticos con la corrección de su propósito inicial de remitir circulares a los centros, a través de la inspección educativa, para «repoñer os dereitos civís nos colexios». Aclaró que esa libertad del alumno no implica que el profesor no pueda seguir impartiendo su clase en gallego, «se así está establecido».

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consello de la Xunta, el presidente subrayó que por «prudencia e seguridade xurídica» todas las medidas quedarán supeditadas finalmente al nuevo decreto sobre el uso del gallego en la enseñanza, que el Gobierno quiere tener listo para su entrada en vigor el próximo curso, con la democracia y el galleguismo como ejes. Explicó que las decisiones que adopte la Xunta en este ámbito estarán inspiradas en la tolerancia y en la determinación de seguir «promocionando o galego dentro da liberdade». Feijoo evitó concretar, a preguntas de los periodistas, si el nuevo decreto fijará porcentajes mínimos de uso del gallego en la escuela. Señaló que el objetivo es que el alumno tenga un «coñecemento equilibrado dos dous idiomas ao fin do ciclo educativo». El presidente recalcó su voluntad de someter al consenso de asociaciones, sindicatos y fuerzas políticas el borrador para una revisión del decreto del 2007 que esta Xunta cree que está cada vez «máis xustificada».
 

Recortes de Prensa   Página Inicial