AGLI

Recortes de Prensa    Martes 12 Mayo 2009

 

Cervantes expulsado de Cataluña
EDUARDO GARCÍA SERRANO Minuto Digital 12 Mayo 2009

Además de otras muchas la Lengua Española tiene una joya de concreción conceptual que la hace sencillamente sublime en la elasticidad de su expresión y en el perfil de los matices. Esa joya es la perfecta diferenciación entre los verbos SER y ESTAR, de la que carecen el inglés, francés y alemán. De tal suerte que no es lo mismo SER tonto que ESTAR tonto. El que ES tonto lo es a perpetuidad; y el que ESTÁ tonto lo es sólo de una manera transitoria. Es digamos, un tonto temporal y no un tonto con contrato indefinido.

Pues bien, los imbéciles con contrato indefinido del separatismo catalán acaban de legislar en su parlamentito aldeano la expulsión de la Lengua Española de todos los colegios, institutos y universidades de Cataluña. Platón, que era bastante más inteligente que cualquiera de los majaderos del separatismo español, identificaba imbecilidad con maldad. Así, todo tonto, según Platón es necesariamente un malvado. No hay más que verles la jeta a los líderes del separatismo para certificar que Platón tenía razón.

Los ayatolás del separatismo, cuya miseria moral e intelectual es lo único grande que albergan sus corazones, llevan años legislando para que la Lengua Española se use en las escuelas de sus aldeas como una lengua extranjera para reforzar las leyes del catalán, del vascuence y del gallego que, en esencia, no son más que leyes contra el español, una lengua milenaria que iguala y hermana a cientos de millones de hombres en todo el mundo desde la Junquera hasta la Patagonia, pasando por las hirvientes arenas del norte de África, allá donde los tuaregs perpetúan el idioma del escritor más grande que vieran los siglos: el Manco de Lepanto.

Desde los minaretes de las mezquitas de Marruecos y las sinagogas sefarditas de Tierra Santa y desde los templos cristianos de todo el orbe hasta los arrozales de Filipinas y las plantaciones de cacao de Guinea Ecuatorial, cientos de millones de hombres rezan y maldicen, aman y odian, hablan y escriben en español, la hermosa lengua que nace literariamente en las Glosas Emilianenses y las Glosas Silenses, aquellas anotaciones marginales en castellano a los textos latinos que servían a los monjes de Silos y de San Millán de la Cogolla para enseñar latín a los novicios. Aquellos laboriosos monjes de más de mil años que, con su afanoso Mester de Clerecía, convirtieron el latín en castellano no sospechaban que la lengua que ellos cincelaban en sus claustros y refertorios se universalizaría quinientos años después, convirtiéndose en El Español, cuando las naves de Castilla cambiaron el rumbo de la historia y el curso de la Humanidad al dar con sus proas en las costas del Nuevo Mundo.

Pues bien, en el año 2009, cuando El Español se ha convertido en el segundo idioma del mundo y su enseñanza es, por necesario, obligatoria en casi todas las escuelas y opcional en el resto, aquí, en tres regiones de España, cuatro políticos catetos, cuatro mandarines del separatismo más cutre, rancio y trasnochado, cuatro fanáticos que han perdido la perspectiva a fuerza de contemplarse el ombligo, le están robando a los españoles que nacen, viven o trabajan en Galicia, Vascongadas y Cataluña la posibilidad de aprender, como se aprende a caminar, sin guardar memoria del esfuerzo, a hablar una lengua universal con la que poder comunicarse con cientos de millones de hombres en todo el mundo.

Evidentemente, ni la vileza de los sacristanes del separatismo ni la cobarde complicidad del PSOE y del PP mermarán, en absoluto, el vigoroso crecimiento de la lengua de Cervantes en todo el mundo donde, más que les pese, se expande como un rocío de palabras con mil acentos distintos desde “un lugar de la mancha de cuyo nombre no quiero acordarme” hasta los hielos eternos de la Antártida, donde Neruda y Borges perpetúan, en la cintura cósmica del sur, la lengua que hace más de mil años nació acunada por el latín y mecida por la paciente laboriosidad de unos monjes riojanos, navarros y vascones en el belén de San Millán de la Cogolla.

200.000 empleados públicos más
LUIS MARIA ANSON El Mundo 12 Mayo 2009

EN LÍNEAS GENERALES, los funcionarios españoles son trabajadores, amables, eficaces, bien preparados. En muchas ocasiones han ganado unas oposiciones a veces muy duras y se esfuerzan por servir a la comunidad con dedicación y esfuerzo.

Dicho esto, conviene recordar que en 1976 había en España 600.000 funcionarios y que ahora se supera la cifra de 3.000.000. Más de dos millones de empleados públicos innecesarios no sólo no han mejorado la atención al ciudadano que los paga sino que, para justificar sus puestos de trabajo, se han inventado mil trabas burocráticas. Donde hace treinta años bastaba una gestión para resolver un trámite o una licencia ahora se precisan tres o cuatro. A través de unos impuestos casi confiscatorios, la ciudadanía paga los sueldos de esos 2.400.000 funcionarios innecesarios, así como su seguridad social, sus dietas, sus vacaciones, su jubilación, su calefacción, su aire acondicionado, el mantenimiento de sus oficinas, la limpieza, el teléfono, los gastos varios, la biblia en pasta, la carabina de Ambrosio, cuidadosamente damasquinada.

El «Felipe, colócanos a todos» fue grito habitual en la anterior etapa socialista. Se convirtió en un clamor. Se multiplicaba el paro y se intentó el peor remedio contra él: el empleo público. Una farsa. Una solución virtual. Una trampa de elefantes. Ayuntamientos, Comunidades, Ministerios se poblaron de amiguetes, simpatizantes, paniaguados, parientes y otros maulas de los dirigentes de los partidos. Una tragedia nacional, sobre la que los políticos callan como putas porque se fríe a los ciudadanos en las sartenes del fisco para luego despilfarrar cínicamente el dinero recaudado.

Del primer trimestre de 2008 al primer trimestre de 2009, según datos publicados en este periódico, el número de funcionarios se ha elevado en 156.300. Si a ellos les sumamos asesores y colaboradores la cifra real habrá que situarla en el entorno de los 200.000. Es decir, mientras las empresas se ven obligadas a reducir el número de sus empleados y a negociar con los sindicatos fórmulas que no resulten en exceso dañinas, los políticos no han reducido el volumen del Presupuesto General del Estado, sino que lo han aumentado. Las Comunidades y Ayuntamientos han hecho lo mismo. Y, además, han multiplicado de forma desmesurada el empleo público, que pagamos entre todos.

Hay remedio para ese desmadre de que, en plena crisis, crezcan los empleados públicos en cifras agobiantes. Sarkozy se ha enfrentado ya con el problema. En España bastaría un acuerdo entre los dos grandes partidos, con invitación a los demás a sumarse, para elaborar una ley que, en síntesis, dijera lo siguiente: «Hasta que el número de funcionarios se reduzca a 600.000 en todas las Administraciones, de cada diez empleados que se jubilen o fallezcan sólo será sustituido uno».

Frente a los parches, las ocurrencias zapaterescas, los tapujos vergozantes, ésa es una de las grandes operaciones a realizar para que la economía española empiece a resanarse y se despejen los turbios horizontes del futuro. Casi seguro que los grandes partidos esconderán sus cabezas de avestruz y no se atreverán a plantearle el escándalo del empleo público en el debate sobre el Estado de la Nación.

Luis María Anson es miembro de la Real Academia Española.

Agradecidos a ETA
DAVID GISTAU El Mundo 12 Mayo 2009

UNA OPINIÓN de Martin Amis en el Hay Festival de Granada propone a ETA como agente de la transición española hacia la democracia: «Habría que agradecer a ETA que atentara contra Carrero Blanco». En alguna ocasión, Amis ha declarado fatigada la vocación provocadora que antaño le convirtió en un perfecto animador de la vida literaria: reaccionaba a la corrección como una tostadora enchufada al agua. Por tanto, no hay que atribuirle esta vez una apetencia de épater les bourgeois imponiendo a ETA una boina cheguevarista: de verdad cree que el asesinato de la calle Claudio Coello colapsó el franquismo al dejarlo sin sucesor. Y al parecer cree también que ése, el de combatir el franquismo, fue el propósito fundacional de la banda terrorista. Que aún no haya dejado de matar se debería entonces a que las noticias tardan en llegar al matorral etarra casi tanto como al chamizo de aquel anuncio de un todoterreno en el que un anciano preguntaba: «¿Y el Madrí qué? ¿Otra vez campeón de Europa?».

Como cualquier otro Régimen basado en el culto a una personalidad, el franquismo murió con Franco. Y no precisamente a bombazos, sino mediante un entendimiento de franquistas reciclados y veteranos del exilio que pulió su última arista con el fracaso del 23-F y la victoria de Felipe González. Además, Franco sí tenía designado a un sucesor suplente de Carrero que le permitió decir que lo dejaba todo «atado y bien atado»: el Rey, quien luego no hizo sino encauzar un deseo colectivo de transformación en un país que tenía la estabilidad casi asegurada por la prosperidad de las clases medias y la reconciliación posibilista de la casta política. Desactivados los espadones después del golpe fallido, la única interferencia en el camino hacia la rutina democrática fue, y sigue siendo, la violencia etarra. Por lo que no está claro qué coño hay que agradecer, y menos con un historial de casi mil muertos.

Amis aún tiene el pensamiento metido en una trampa moral que la izquierda española tardó mucho tiempo en superar: la del prestigio anti-franquista de ETA, otorgado precisamente por el bombazo de Carrero y prolongado durante todos esos años en que el asesinato de un uniformado no era como para pintarse de blanco las palmas de las manos. Aún tiene pendiente descubrir que, incluso en los años setenta, los mecanismos mentales de los etarras nunca fueron distintos de esos integristas de los que abomina, por más que su Dios sea una claustrofóbica idea de nación que si pudiera adaptaría a pequeña escala ese pavor estalinista por el que escribió Koba el Temible para afear el capricho intelectual de la complicidad.

Ni PSOE ni PP
Juan Ramón Rallo Libertad Digital 12 Mayo 2009

España parece condenada a la mediocridad, a una niponización de la economía que dada la calidad de nuestra clase política será más bien una trágica argentinización. Las propuestas del PSOE no pueden ir más desencaminadas: si hiciéramos una lista de cosas que deben hacerse, los socialistas las habrían despreciado todas en algún momento; si, en cambio, redactáramos un listado de políticas a evitar, el Gobierno las habría seguido casi todas de manera entusiasta.

En medio de una crisis económica en la que el aparato productivo debe restructurarse tan rápido como sea posible, resulta absurdo –y suicida– que el Estado comience a intervenir masivamente en el mercado. Hay empresas que necesitan quebrar; otras que tienen que crearse y unas más que han de aguantar el tipo: por tanto, quemar grasa (malas inversiones) y fortalecer músculo (buenas inversiones).

¿Cuál es la manera más rápida para todo esto? Básicamente una crisis en forma de V, esto es, una caída de la actividad muy veloz donde se liquide todo lo que deba liquidarse –sin ir más allá– y luego recuperación igualmente acelerada. Las malas inversiones no proporcionan nada a la economía, sólo la ralentizan y la consumen; cuanto antes desaparezcan, mejor.

Por supuesto, la línea entre las malas y las buenas inversiones resulta en ocasiones extraordinariamente delgada. Si el Gobierno, por ejemplo, sube los impuestos en 20 puntos, muchas compañías que eran rentables dejarán de serlo. Pero lo contrario también es cierto: si los impuestos caen 20 puntos, muchas inversiones que no eran rentables pasarán a serlo.

Conclusión: necesitamos flexibilidad en los mercados para liquidar lo antes posible las malas inversiones, pero también un adelgazamiento del Estado que oxigene la economía y prevenga quiebras innecesarias. El PSOE, cómo no, ha seguido la senda contraria: conservar la rigidez del mercado laboral, incrementar el gasto público, subir los impuestos a las empresas rentables y rescatar a las que están en proceso de descomposición. La receta adecuada para el desastre –como el que ya padecemos– que, sin embargo, no parece que vaya a aplacar el radicalismo despilfarrador de Zapatero: cuanto peor, mejor. Cuanto mayor sea la crisis, más empecinamiento intervencionista. Así nos va.

Ahora bien, ¿cuál es la alternativa frente a la política económica del Gobierno? Solchaga solía repetir algo que era tan falso ayer como hoy: "No existe otra política económica posible". Siendo incierto, no obstante, parece que Rajoy la está haciendo verdadera. El PP no propone adelgazar el Estado, sino contener su ritmo de engorde. No pretende ponernos en forma, sino prolongar la agonía y probablemente evitar una súbita dolencia cardiovascular. Eso es todo.

Si Zapatero insistirá durante el Debate del Estado de la Nación en la necesidad de incrementar el intervencionismo estatal y de evitar la reestructuración económica, Rajoy hablará de apagar las luces para disimular los destrozos. Dará unos pocos pasitos en la buena dirección, pero sin hacer demasiado ruido, no sea que los sindicatos se enfaden y apedreen el Parlamento. El centrismo político también termina llegando a la economía y una vez ahí nos carga la factura de la incompetencia a todos.

Frente a la obcecación de unos y la indecisión de otros, conviene reiterar la única receta que de verdad puede contribuir a salir de la crisis y que ningún partido político se atreve a seguir: reducir impuestos y gasto público y liberalizar los mercados clave de la economía (laboral, energético, minorista y de transportes). A Zapatero le produce urticaria ideológica y a Rajoy un vértigo de antipatía liberal. ¿Y a los sufridos votantes y contribuyentes?
Juan Ramón Rallo es director del Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana, profesor de economía en la Universidad Rey Juan Carlos y autor de la bitácora Todo un Hombre de Estado.

España no puede pasar página
Vicente A. C. M. Periodista Digital 12 Mayo 2009

La casta política que tenemos enquistada en nuestro País, está haciendo lo posible para que nos olvidemos de aquél trágico y miserable golpe contra la democracia y la convivencia que fueron los atentados terroristas del 11M del 2004. Hoy, gracias a la labor de un hombre que se niega a ser cooperante del engaño, sabemos mediante pruebas científicas adecuadas, lo que ya sospechábamos, se engañó y se manipularon pruebas esenciales para volcar la investigación y la responsabilidad en una inexistente e inventada trama “mora” ligada a Al Qaeda y al terrorismo radical islamista. Pero España no puede pasar página, no mientras se pretenda que esos atentados queden impunes y los verdaderos culpables e inductores, libres.

Hoy comienza el enésimo debate del Estado de la Nación. Otra representación de pésimos actores inmersos en plena campaña electoral, en la que lo que menos importa es Europa, sino la cota de poder que se alcance y que reafirme su posición en el panorama político español. Todo el interés de esos políticos no es el bien de los ciudadanos, ni solucionar sus problemas de economía, convivencia, solidaridad, trabajo, inseguridad ciudadana, sino usarles como clá de sus ponencias, para que decidan en encuestas quien ganó en el duelo dialéctico y quien fue el más creíble en sus propuestas.

Personalmente no voy a seguirles el juego. Me importa más bien nada lo que estos descastados vayan a decir y cómo lo digan. Me basta haber sido testigo de los modos que ya usan en la precampaña para ver que sigue siendo la misma farsa. Los ciudadanos no deberían caer en esa trampa que intentan ponerles. Estas elecciones son muy importantes sí, pero solo para ellos, para esos políticos. Por eso es que yo me voy a abstener de perder ni un solo minuto en analizar ni sus discursos, ni sus modos barriobajeros de comportarse en el estrado del Congreso, ni los desplantes y abucheos mal educados que suelen ser su norma de actuación.

La mejor forma de demostrar el rechazo a este sistema es no hacerles ni caso. Yo voy desde este momento a abstenerme y me niego a participar en lo que no es una democracia, sino una dictadura partidista y control férreo de la sociedad. No volveré a votar mientras no haya listas abiertas, mientras no existan cauces para exigir responsabilidades a los gobernantes y que estos cesen por incompetencia o cualquier causa por la que hayan incumplido su desempeño en el cargo o aprovechado del mismo para lucro personal.

España no debe pasar página y los ciudadanos sí debemos pedir responsabilidades a nuestros políticos de que cumplan con su deber. Algunos, ni olvidamos, ni perdonamos

Baja estofa y alta estafa
TOMÁS CUESTA ABC 12 Mayo 2009

EL debate que hoy se inicia en el Congreso acerca del estado del Estado (mentar a la Nación incurre en el sarcasmo) va a ser un espectáculo grotesco, de los de baja estofa y alta estafa. No apto para estómagos sensibles, ni para inteligencias despejadas, ni para nadie, en fin, que se respete y que respete las normas de la democracia. El único interés del mano a mano que enfrenta a Rodríguez Zapatero con Mariano Rajoy y «tutti quanti» estriba en constatar hasta qué punto el gran embaucador es capaz de adornarse. El presidente sostendrá que dos y dos son cinco por la regla de tres de que los ricachones quieren comerse el pan de los parados. El líder popular pondrá el grito en el cielo —o en el infierno, ya que estamos— argumentando que, ni al amparo de la LOGSE, es posible negar que sumen cuatro. Y los nacionalistas, por su parte, habrán de echar su cuarto a espadas con el pretexto de los muchos cuartos que, según ellos, se les han restado.

Total, que entre cuentas y cuentos, puñaladas de pícaro y embustes a puñados, se nos vienen encima cuarenta y ocho horas de cháchara mostrenca, retórica bastarda y ofensas al buen juicio de los ciudadanos. Un horror, en resumen. O, mejor, un espanto de los que, amén de boquiabierto, te dejan turulato. Similar, aunque huérfano de gracia, al que experimentase el jaque cervantino al admirar el túmulo de Felipe II (el primero es González) en su solemne emplazamiento sevillano: «Voto a Dios que me espanta esta torpeza / y que diera un millón por describilla, / porque ¿a quién todavía no le humilla / esta máquina ignara, esta vileza?». (Parafrasear a Cervantes es una aberración, qué duda cabe, pero también lo es que a la gran mayoría de nuestros parlamentarios les cueles de rondón un soneto falsario y se queden tan anchos).

El estado del Estado es comatoso, fané y descangayado —medio tongo, medio tango— y lo seguirá siendo pese a que Zapatero se saque, no sólo un comodín, sino una baraja entera de la manga. Lo natural, cuando la economía se encabrita, es que la gente termine encabronándose con los que no consiguen ni suturar la herida ni frenar la hemorragia. En España (o sea, en el Estado) la costumbre, por contra, es embestir contra cualquier señuelo que nos pongan delante. Mientras exista un chivo expiatorio —honor que le corresponderá al señor Aznar, por descontado—, el personal, metido a hacer la cabra, igual se tira al monte que al barranco. ¡Más subsidios!, exige el ruedo ibérico con la misma pasión con la que en otros tiempos demandaba más sangre y más caballos. A falta de pan, el odio engaña el hambre.

«Los problemas económicos —escribió Winston Churchill poco antes de que Europa se zambullera en la barbarie— no se resuelven apelando al voluntarismo extremo o a la vehemencia exacerbada. La solución es la eficacia. Son los remedios, no el número de votos, los que curan un cáncer». ¿Cáncer? ¿Qué cáncer? Lo peor ha pasado, la mejoría es evidente y el que no lo perciba es un cenizo, un ceporro, un cegato. Unos cuantos masajes laicistas, una sesión de cataplasmas doctrinarias y andando a cobrar el paro. Si es cierto que un cínico es alguien que conoce el precio de todo y el valor de nada, el señor Zapatero es el cinismo por antonomasia. Atentos al debate: valor nulo, coste incalculable. Baja estofa y alta estafa.

Rosa Díez: "Una idea de España, una idea de Europa" (Extracto)
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 12 Mayo 2009

No cabe la hipocresía de hacer un discurso “europeísta” mientras se desvertebra España
Una España mejor, sí; pero una. Es verdad que no cabe la hipocresía de hacer un discurso “europeísta” mientras se desvertebra España con políticas destinadas a debilitar el Estado y a dar satisfacción a los nacionalismos periféricos, con los que desde los partidos nacionales y en última instancia se aspira a pactar para obtener poder nacional o autonómico. Por eso es tan importante la coherencia en el discurso y en los hechos. Por eso es importante que destaquemos, desde ahora mismo, que no se puede construir una Europa unida sin defender a la vez una España fuerte.

La reunificación de Alemania tras la caída del Muro de Berlín
Hace apenas tres años, la Fundación Academia de Yuste tuvo el acierto de conceder el Premio Europeo Carlos V al político alemán Helmut Kohl. Entre los méritos que le reconoció para hacerle acreedor de tal galardón la Academia destacó especialmente su apuesta por la reunificación de Alemania tras la caída del Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1898. […] Años después, en 1996, al recibir el Premio Príncipe de Asturias le escuchamos decir: “Hace 40 o 50 años sucedió algo que para más de uno, incluso para mi persona, sigue siendo un milagro: los enemigos de antaño se tendieron la mano y el odio mortal se convirtió en entendimiento, cooperación y amistad”.

La propia creación de Europa es un milagro
La propia creación de Europa (eso que Kohl denomina la sustitución del odio por la amistad) es un milagro. Como lo es el hecho de que los alemanes, españoles, italianos, franceses decidiéramos un día sustituir nuestra propia moneda por el euro. O el regreso a la Unión de los países que fueron expulsados del corazón de Europa por las guerras. […] Uno de nuestros mayores problemas es que cada vez actuamos menos como europeos. […] En los debates priman la mayor parte de las veces las estrategias nacionales, domésticas, las situaciones coyunturales. Pocas veces interiorizan en sus reflexiones el concepto de Europa. […] Esa actitud “nacionalista” no es nueva; en España la conocemos bien. […] No debemos de olvidar que la Unión Europea nació para enfrentarse al drama creado por la confrontación entre nacionalistas que fueron los culpables de las dos grandes guerras. Conviene que no olvidemos que fue la lucha entre los viejos nacionalismos la que provocó la muerte de millones de nuestros conciudadanos. Unas guerras que desterraron entonces toda esperanza de convivencia entre las naciones recién nacidas a lo largo del siglo XIX.

Hay que recordar lo que ocurrió y por qué ocurrió
Hoy Europa vive un rebrote de ese viejo nacionalismo al que se suma la pujanza de los nacionalismos en el interior de alguno de los estados. Si no encauzamos correctamente y a tiempo esta dinámica, podríamos poner en riesgo los avances históricos de la construcción europea… […] Olvidar esta historia es un lujo que no nos podemos permitir. Hay que recordar lo que ocurrió y por qué ocurrió. Qué hizo cada cual en cada momento. Qué consecuencias tuvieron las sucesivas confrontaciones y a dónde nos llevaron los silencios o la inacción de los unos y de los otros.

Robert Schuman, Monet y Adenauer supieron mirar por encima de su nación
…Robert Schuman, el entonces Ministro francés de Asuntos Exteriores, que propuso junto a Monet y Adenauer la creación de la CECA […] supieron mirar por encima de su nación, por encima de su familia ideológica: miraron como europeos. Y supieron encontrar lo que nos unía; y lucharon por ello. Supieron convencer al nacionalismo alemán y al francés (en primer lugar) que si no hacían algo distinto a lo que habían venido haciendo en las últimas décadas no tendrían nada que hacer en el futuro. No fueron sólo humanistas: aprendieron (tras millones de muertos) que el comercio es más interesante, más productivo, que la guerra: Si seguían matándose entre europeos no tendrían nada con que comerciar en el futuro; ni nadie en todo el suelo europeo a quien vendérselo.

François Miterrand: “¡El nacionalismo es la guerra!”
He mencionado un par de veces al viejo y al nuevo nacionalismo; y es que la historia de Europa es la historia una lucha constante entre los males del nacionalismo. François Miterrand, en su última intervención en el Parlamento Europeo el 17 de enero de 1995, hizo un sentido recuerdo de esa parte de la historia de Europa, de ese esfuerzo por superar los nacionalismos para construir la paz. Dirigiéndose específicamente a los alemanes y a los franceses les recordó su responsabilidad en las dos grandes Guerras. Y les pidió que superaran las tentaciones crecientes de debilitar la idea de Europa y fortalecer nuevamente a las naciones, la una frente a la otra: […] “¡El nacionalismo es la guerra! ¡La guerra no es sólo el pasado, puede ser nuestro futuro! ¡Y ahora los guardianes de nuestra paz, de nuestra seguridad y de ese futuro, somos nosotros, Europa!”.

El nacionalismo de los Estados y los nacionalismos interiores
Hoy, en el siglo XXI, Europa sigue teniendo necesidad de enfrentarse a ese viejo y conocido enemigo. De un lado, el nacionalismo de los Estados; de otro, los nacionalismos interiores en algunos de ellos. […] Pues ese mismo discurso es el que tenemos que hacer hoy, cuando recorre Europa un discurso renacionalizador. Creer que cada uno de los países puede enfrentarse con éxito al mundo actual no deja de ser una quimera. La debilidad política de la Unión termina influyendo en la competitividad de nuestras empresas.

Europa no tiene personalidad jurídica propia
Europa es miembro de la OTAN; de la ONU… Bueno, realmente Europa no lo es. Porque no tiene personalidad jurídica y no puede, por tanto, sentarse como tal en ningún foro internacional. Muchos europeos hemos sido muy críticos con determinadas políticas (exterior, de defensa o de seguridad) de los EE.UU. Pero, ¿qué hacemos para tener como europeos una única voz en los foros internacionales en esas materias y poder influir para que sus resoluciones sean más acordes con el pensamiento de los ciudadanos europeos? Pues hacemos poco o nada.

Terrorismo
En materia de terrorismo, por ejemplo, se ha reforzado la cooperación policial, la cooperación judicial y la cooperación entre países; se han destinado fondos para apoyar a las víctimas de terrorismo; se ha aprobado la Orden Europea de Detención y entrega… Pero no hay una única autoridad europea que se responsabilice de aplicar esa política.

Inmigración
Si Europa entera ha invertido grandes sumas en el desarrollo de los antiguos países del Este fue, entre otras cosas, porque comprendió que sólo así se podría evitar masivas salidas de ciudadanos de esos países que Europa no tenía capacidad para integrar. Pues eso mismo es lo que hay que hacer mirando hacia el sur: crear las condiciones de vida para que nadie tenga que escapar de su país para encontrar una oportunidad de vivir en condiciones de dignidad y libertad. Sólo con una política de inmigración europea que tenga en cuenta las capacidades y las necesidades reales de toda Europa para acoger e integrar ciudadanos procedentes de terceros países, sólo invirtiendo en desarrollo y democracia, sólo teniendo en cuenta las necesidades de los países de los que escapan los inmigrantes, podremos resolver esta gran presión. Y les daremos a esos millones de ciudadanos que presionan nuestras fronteras la oportunidad de vivir en su propio país. Porque nadie se marcha de su mundo, arriesgándose a morir, salvo que haya perdido toda esperanza.

Con las actuales instituciones europeas, es imposible responder a los problemas de los ciudadanos
Con las actuales instituciones europeas, es imposible responder a los retos; y los retos no son otros que los problemas de los ciudadanos. […] No se trata de construir una potencia que compita en el mundo con Estados Unidos, que nadie me entienda mal. Ése no es para mí el objetivo. Los europeos tenemos otro espacio que ocupar: es lo que se suele llamar potencia suave, potencia tranquila. La que actúa más por la convicción que por la fuerza. Pero para eso también hay que tener poder. Y una voz única. Y una capacidad para intervenir, en nombre de más de quinientos millones de ciudadanos, en cualquiera de los foros internacionales en los que estamos presentes. Para eso hay que ser Europa y hay que tener personalidad jurídica. Para que una única voz nos represente en materia de Seguridad; en política Exterior; en materia de Derechos Humanos; para que tengamos una única voz que explique y aplique una única política económica.

Europa es la paz; los nacionalismos, los viejos y los nuevos, son la guerra
Porque las cosas que nos preocupan, los graves problemas ante los que nos sentimos a veces impotentes, sólo pueden tener solución a nivel europeo; no hay manera de enfrentarse a ellos a nivel nacional, salvo que nos conformemos con poner parches, con el “pan para hoy, hambre para mañana”. Ni que decir tiene que esta reflexión que sirve para Europa, sirve para España: si no hay manera de resolver los problemas que nos aquejan a nivel nacional, mucho menos creando instituciones políticas en ámbitos aún más reducidos. Hoy sigue teniendo virtualidad la reflexión de Miterrand que antes mencioné: Europa es la paz; los nacionalismos, los viejos y los nuevos, son la guerra.

Construyamos Europa
Construyamos Europa; defendámosla de los ataques del nacionalismo; defendámosla, también, de la indiferencia y de la resignación. No me gustaría legarles a nuestros hijos una Europa más pequeña, más injusta, más débil, menos solidaria y menos libre que la que recibimos de nuestros padres. El día siete de junio, tenemos una nueva oportunidad. Vamos a aprovecharla.

Rosa Díez
11 de Mayo de 2009
***
Pueden leer el artículo completo en
El blog de Rosa Díez
11 de Mayo de 2009
http://bastaya.org/www2/habitual.php

Los jueces creen que los consejos territoriales «multiplicarán por 17 los males del CGPJ»
La medida sólo es apoyada por Jueces para la Democracia, que defiende aplicar el Estado de las Autonomías "con todas sus consecuencias"
Madrid - Ep La Razon 12 Mayo 2009

Las principales asociaciones judiciales se opusieron hoy a la regulación de los consejos territoriales de justicia anunciada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, argumentando que esta medida provocará una "distorsión" en el actual sistema y "multiplicará por 17 los males del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)".

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la Asociación Profesional de Magistratura (APM), Antonio García, expresó su "extrema preocupación" por lo que calificó como "un mal anuncio", y lamentó que el jefe del Ejecutivo atienda "cuestiones secundarias, subsidiarias y que sólo interesan a políticos profesionales en lugar de plantear soluciones a los problemas reales de funcionamiento que día a día se producen en los juzgados".

"Estamos sorprendidos de que se vuelva a poner el acento y el foco de atención en una cuestión de naturaleza exclusivamente política", señaló García antes de indicar que la creación de estos consejos tiene como único objetivo que "el tercer poder del Estado sea más permeable desde los poderes territoriales o autonómicos". "Así no se descentraliza la Justicia, se centraliza más a nivel local", apuntó.

"DISPERSIÓN Y DISTORSIÓN"
Por su parte, el portavoz de la Asociación Francisco de Vitoria, Marcelino Sexmero, indicó que su colectivo se opone "rotunda y tajantemente" a la medida, que, según dijo "sólo servirá para crear mayor dispersión y distorsión". "Es como desvestir a un santo para vestir a otro", dijo Sexemero.

En declaraciones a Europa Press explicó que uno de los principales problemas de la Justicia en la actualidad es su dependencia de tres distintos órganos --es decir las comunidades autónomas, el CGPJ y el Ministerio de Justicia-- y adelantó que introducir consejos territoriales en el esquema creará mayor confusión y "no servirá para solucionar nada".

Jueces para la Democracia fue la única de las asociaciones mayoritarias en ofrecer una valoración positiva del anuncio realizado por Zapatero y calificó la medida como "positiva". "Si hemos optado por un Estado de las Autonomías debemos aplicarlo con todas las consecuencias", dijo su portavoz, Miguel Angel Jimeno. "Es la decisión política que ha tomado el Estado español", agregó.

Los explosivos del 11-M
El explosivo de la Kangoo
Luis del Pino Libertad Digital 12 Mayo 2009

Publica hoy el periódico El Mundo la segunda parte del informe elaborado por el perito Antonio Iglesias, en la que se demuestra, atendiendo a dos argumentos difícilmente contestables, que el resto de cartucho de Goma2-ECO supuestamente encontrado en la furgoneta Kangoo la mañana del 11-M fue, en realidad, extraído del mismo cartucho que se envió como muestra patrón a la Policía Científica.

Los dos argumentos en que el perito se basa son:
1. Que el supuesto resto de la furgoneta Kangoo estaba contaminado por la misma sustancia (metenamina) que la muestra patrón, a diferencia de la Goma2-ECO del resto de escenarios analizados (mochila de Vallecas, piso de Leganés), donde esa contaminación no aparecía.
2. Que el análisis granulométrico de las muestras indica una coincidencia casi perfecta entre el resto de Goma2-ECO supuestamente encontrado en la furgoneta y la muestra patrón enviada desde la unidad de Tedax, lo que sólo se explicaría si ambos restos de explosivo provienen del mismo lote de fabricación.


Son tres las conclusiones que cabe extraer de esos datos.
1. En primer lugar, se demuestra que el resto de Goma2-ECO supuestamente encontrad en la furgoneta Kangoo no procedía de los trenes, sino que fue "colocado", en realidad, por la misma persona o personas que seleccionaron un trozo de Goma2-ECO patrón para enviárselo a la Policía Científica. En otras palabras: que no es verdad que aquel resto de explosivo procediera de ninguna bomba del 11-M, sino que fue colocado por alguien vinculado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para orientar las investigaciones hacia la Goma2-ECO.

2. Como consecuencia de lo anterior, tenemos que deducir forzosamente que en los trenes no estalló Goma2-ECO. No sabemos lo que estalló, pero Goma2-ECO no fue. La razón es muy simple: nadie "colocaría" un resto falso de explosivo para orientar las investigaciones hacia la Goma2-ECO, a menos que las muestras que se hubieran recogido en los trenes apuntaran a otra cosa. En otras palabras: si en los trenes hubiera estallado Goma2-ECO, nadie habría tenido necesidad de introducir de matute un falso resto de explosivo en la furgoneta Kangoo.

3. La tercera deducción que podemos hacer es aparentemente más extraña, pero tiene su importancia. El análisis granulométrico demuestra que la Goma2-ECO de la furgoneta Kangoo y de la muestra patrón coinciden entre sí, y se diferencian de los restantes restos de Goma2-ECO encontrados en otros lugares, como la mochila de Vallecas o el piso de Leganés. Pero eso quiere decir que, con bastante probabilidad (aunque no con total certeza), la Goma2-ECO encontrada en la mochila de Vallecas o en Leganés no proceden del mismo lugar que el resto de cartucho supuestamente encontrado en la furgoneta Kangoo. En otras palabras: que quien confeccionó la mochila de Vallecas no sacó la Goma2-ECO del mismo lugar del que se había sacado el resto de explosivo para la furgoneta Kangoo. Eso apunta a que intervinieron diversas manos (no necesariamente descoordinadas) en la colocación de una y otra prueba.

El hallazgo del perito Antonio Iglesias explica a la perfección algunas de las incógnitas más llamativas del 11-M. Por ejemplo, explica a la perfección cómo es posible que dos perros distintos no olieran ningún resto de explosivo en la furgoneta Kangoo en la mañana del 11-M. Si los perros no olieron ese resto de cartucho es por la sencilla razón de que en aquella furgoneta no había ningún resto de explosivo cuando la olieron los perros. El resto de cartucho fue "colocado" después, una vez que la furgoneta fue transportada al complejo policial de Canillas.

Como también se explica por qué no se quisieron enviar a la Policía Científica las muestras recogidas en los trenes para que se analizaran: porque esos análisis habrían puesto de manifiesto que lo que estalló en los trenes no tenía nada que ver con el resto de cartucho supuestamente encontrado en la furgoneta Kangoo.

Como también se explica cómo es posible que durante dos años nadie quisiera especificar los componentes que se habían encontrado en los análisis realizados por los Tedax a las muestras de los trenes: porque probablemente en esos análisis aparecían componentes que no entran en la composición de la Goma2-ECO.

Hoy tenemos, gracias a las investigaciones de un perito químico empeñado en descubrir la verdad y gracias al celo profesional de un periódico empeñado en no ocultarla, una prueba más de cómo nos engañaron a todos los españoles desde la propia mañana del 11 de marzo de 2004.

¿Alguien de la clase política piensa mover un dedo para que se reabra ese sumario falseador y falseado, con el que se ha pretendido tapar la mayor masacre terrorista que nuestro país ha sufrido?

¿O los españoles vamos a tener que seguir viviendo con la perpetua amenaza de que alguien, algún día, decida asesinar a otros 200 españoles elegidos al azar, con el fin de conseguir unos determinados objetivos, en vista de que la intentona anterior le ha salido gratis?

La administración autonómica se come nuestros impuestos
Redacción Minuto Digital 12 Mayo 2009

El gasto de mantener tres administraciones distintas: central, autonómica y local, consume nuestros recursos, sin que a cambio el ciudadano vea una mayor prestación de servicios derivada de un reparto de competencias que sólo ha traído al fin y a la postre un aumento desmesurado de la burocracia, una creciente fragmentación y descoordinación administrativa y la desigualdad entre españoles, por ende del clientelismo político y continuas tensiones sobre la cohesión nacional.

Según datos del Ministerio de Política Territorial y del Ministerio de Hacienda 103.285 millones de euros al año se van en mantener las burocracias de las tres administraciones, que tienen un total de 2.494.970 funcionarios. Estas cifras equivalen a más del 10% del PIB nacional, o a la suma de la recaudación total del Impuesto de la Renta (72.000 millones) y el de Sociedades (35.000).

Pero es la administración autonómica la que se lleva la palma. Las CC.AA. poseen más de 1,3 millones de trabajadores en nómina que absorben 52.400 millones de euros del presupuesto del Estado, según datos del Ministerio de Economía. La cesión de competencias tan importantes como la Sanidad, la Educación o la Justicia explican buena parte de la factura de personal que arrastran las autonomías, pero al tener que mantener 17 estructuras burocráticas diferentes para lo que antes sólo se precisaba una, el gasto de personal ha aumentado considerablemente sin que a cambio el ciudadano vea mejorar la calidad de los servicios. Eso sí, cada contribuyente paga 2.270 euros al año para mantener la administración autonómica, 770 euros por la local y 1.430 euros para el Estado. O lo que es lo mismo 4.471 euros al año en total. De no existir las autonomías y las 17 burocracias que conllevan, esa factura que pagamos todos los ciudadanos, calculan los expertos, podría reducirse de entre 1.000 a 1.500 euros.

 

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Negada educación
Daniel Martín Estrella Digital 12 Mayo 2009

Definitivamente, con el PSOE secuestrado parlamentariamente por el PSC, a su vez rehén de ERC, la Generalitat de Cataluña no va a transigir con la tercera hora de castellano en sus colegios. Sólo se estudiarán dos horas cada semana; menos que inglés o francés. Sinceramente, me parece una chorrada discutir si deben ser dos o tres: en cualquier caso, es algo escandaloso y bochornoso, una barbaridad protofascista. Según la Constitución Española, todo español tiene el deber de conocer el castellano y el derecho a usarlo. En Cataluña, desde los tiempos de Pujol, se vulnera sistemáticamente la norma máxima de nuestro ordenamiento jurídico y se comete con el castellano el mismo latrocinio del que se acusa al franquismo respecto del catalán.

¿Se hablará de esto en el Debate sobre el Estado de la Nación que comienza hoy en el Congreso de los Diputados? Por supuesto que no. Estamos cerca de unas elecciones y eso siempre perturba aún más el ya de por sí nulo interés de nuestros políticos por los auténticos problemas que afectan a nuestra democracia. De todos ellos, quizás el más grave sea el del sistema educativo. Actualmente en España, con Bolonia o sin ella, no se enseña a los chavales a leer ni a escribir, a sumar ni a restar, a pensar ni a reflexionar. Pero eso no le importa a nadie que ocupe un puesto con cargo al presupuesto público.

De todas las competencias transferidas a las Comunidades Autónomas, ninguna ha sido manejada de una manera tan rastrera como la educativa. Cada Autonomía, con idioma cooficial o sin él, ha creado un sistema de mínimos que dé pocos problemas a la hora de pasar de curso y que cree ciudadanos (?) con poco o ningún interés en lo político, no vayan a descubrir las carencias de nuestra partitotarquía.

En Cataluña o Galicia el caso es más flagrante porque los colegiales, por no aprender, ni siquiera aprenden a expresarse correctamente en castellano. Pero eso es algo hacia lo que tienden otras autonomías, como el País Vasco, la Comunidad Valenciana o las Baleares. En cuanto a aquellas regiones sin idioma cooficial, basta con mirar la capacidad de sus infantes a la hora de coger el boli y expresarse. Por ejemplo, en Madrid, con el infame consentimiento de la Consejería de Educación en pleno, poquísimos son los bachilleres capaces de leer un texto de Quevedo, entenderlo y luego escribir un comentario con un mínimo de coherencia. Abundan y destacan las faltas de ortografía, por más visibles, pero no lo hacen menos las gramaticales o las de contenido. Tengo alumnos extranjeros que, sin dedicarse al idioma español, escriben mejor que la media de nuestros estudiantes.

Sin embargo, los políticos -apoyados en una sociedad donde impera la idea de que lo importante es aprobar aunque no se haya aprendido nada- siguen empecinados en asuntos accesorios como la religión, la educación para la ciudadanía, los itinerarios o los suspensos con los que se puede pasar de curso. A nivel universitario, ahora, llega el plan Bolonia y surge así otro problema accidental que no afecta a la esencia del problema: nuestro estudiantes pueden licenciarse -a partir de ahora graduarse- sin haber aprendido absolutamente nada.

El problema, así, es de fondo, esencial. Quizás por ello nuestra juventud es poco levantisca. En cualquier país de nuestro entorno, un gobierno como el de Zapatero y una oposición a su altura, unas políticas fascistas en aquellas comunidades con lengua cooficial para, irracional y temerariamente, marginar y empequeñecer el idioma estatal, los excesos regionalistas de cualquiera de las Comunidades Autónomas, provocarían grandes despliegues populares de protesta y exigencia de cambios. Aquí son pocas, minoritarias e impotentes las voces que clamamos en el desierto social.

Y sin una buena educación no hay democracia que se sostenga. Sin calidad ciudadana, lo lógico es que todo marche como aquí y ahora. Hasta el parlamento se prostituye para hacer campaña electoral y nadie con voz o voto se lleva las manos a la cabeza: ¿hay algo más despótico y miserable que usar partidistamente las Cortes de un modo completamente unánime?

El gran problema que subyace en todo esto es que España no es un Estado de Derecho. No hay herramientas vigentes y eficaces que puedan parar y corregir el latrocinio catalán. Ni evitar los demás desmanes que todos los políticos, de un color o del otro -en esencia son todos iguales-, cometen en su función representativa y presuntamente democrática. Con la complicidad, por supuesto, de todos aquellos que seguimos sentados cómodamente frente a la pantalla del televisor o del ordenador. No hay educación ni la habrá.
dmago2003@yahoo.es

EL CARTEL DEL NIñO ESPOSADO
La hipocresía de la Generalitat
IMPRESIONES El Mundo 12 Mayo 2009

SALVANDO el discutible gusto del cartel con el que el PP denuncia la nueva Ley de Educación catalana, sorprende la capacidad de la Generalitat de eludir la gravedad de su contenido y poner el foco en el continente. Para la consellera de Acción Social y Ciudadanía, Carme Capdevila, lo importante no es la exclusión que sufrirá el castellano bajo la nueva legislación ni la falta de libertad de elección para los padres que deseen que sus hijos estudien en la lengua común del Estado. Para ella, lo importante es que en el cartel aparece un niño esposado como metáfora de la pérdida de la riqueza bilingüe de Cataluña. Que quien usa la educación para ganar votantes en el futuro denuncie el uso de menores en la publicidad resulta, cuanto menos, hipócrita.

ZP y Patxi
En actitud laica y de rodillas
Cristina Losada Libertad Digital 12 Mayo 2009

Zapatero celebró que López asumiera la presidencia de la autonomía vasca "de pie y en actitud laica". La posición real es otra. Los socialistas hacen alarde de retirar Biblias y crucifijos, pero despliegan un respeto reverencial por los objetos sagrados del nacionalismo. No se humillarán ante Dios, pero se humillan ante los dogmas establecidos por Sabino Arana, Prat de la Riba y Castelao. Incluso cuando acceden al poder demuestran complejo de inferioridad respecto a los nacionalistas. En unos sitios, los imitan o se vuelven más nacionalistas que ellos. En otros se comportan como el intruso que implora el perdón de los amos por ocupar su lugar y les garantiza que poco, apenas nada, cambiará en la finca.

Cuando López dice que hay un "campo enorme" para entenderse con el PNV y anuncia que le hubiera "encantado" nombrar consejero a Imaz, los bienpensantes lo interpretan como un gesto integrador, destinado a templar la rabia de los de Ibarretxe ante la costosa pérdida de las poltronas. Se alega que la situación del País Vasco es delicada. Pero cuando el mismo López se resiste a garantizar la presencia de la bandera española o cuando pregunta quién puede decir que los socialistas no quieren a Euskadi, revela el fondo turbio de la cuestión. Él y los suyos han comprado el muestrario de supercherías pergeñado por el nacionalismo. En concreto, ese botón sentimental: que sólo los nacionalistas aman de verdad el terruño. Por eso, claro, lo convierten en un coto privado donde la libertad siempre está en veda. Igual que la bandera.

Los orígenes del nacionalismo germánico aparecen vinculados al reemplazo del cristianismo ortodoxo por la creencia en una experiencia mística de la comunidad. En España, el nacionalismo porta también los rasgos de un sucedáneo religioso. Eso no ha impedido que lo abrazaran sectores del clero y que sus políticos se sientan más papistas que el Papa. El ritual de la toma de posesión del presidente autonómico vasco, instituido por el PNV como el resto de la simbología regional, representaba la extraña simbiosis de la religión y la Ersatzreligion. Patxi López decidió laicizar el rito, pero no para distanciarse del nacionalismo, sino de la religión.

El partido de Zapatero está ayuno de señas ideológicas, pero antes prefiere gallear como laicista que mostrarse poco devoto del credo identitario. Y enfrentarse a él, ni en sueños. Los socialistas se mantendrán de pie ante la religión, pero ante el nacionalismo permanecen genuflexos.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

"La Ley de Educación se hace para blindar la discriminación lingüística"

Afirma que los débiles son los que sufren la imposición
Manuel Romero www.lavozlibre.com 12 Mayo 2009

La independencia de Rosa Díez le ha valido un escaño y miles de simpatizantes partiendo desde cero. Lejos del poder que ostentan PP y PSOE, la líder de UPyD examina para 'La Voz Libre' la excluyente Ley de Educación de Cataluña."Esta Ley se hace para blindar la discriminación lingüística". Díez no se esconde. Conoce a quién afecta realmente la política discriminatoria. "Los perjudicados son los débiles. Montilla lleva a sus hijos al Colegio Alemán".

- La semana pasada se debatió la nueva Ley de Educación de Cataluña. Su extensión va a ser superior al de la propia Constitución española. ¿Qué le parece?
- No me he leído la Ley de Educación de Cataluña, pero he visto los resúmenes. Conozco personas que están estudiándola y me han dado la opinión que les merece. Es un ‘bodrio’ que tiene como objetivo recortar derechos de los ciudadanos y no preocuparse por el contrario de que aquéllos que estudien en Cataluña tengan la mejor educación, la mejor formación y estén realmente preparados para la vida. Es tan larga porque recortar derechos, sin que parezca grosero, requiere dar muchas explicaciones y enmascarar así el auténtico objetivo.

- ¿Qué objetivo cree que tiene la Ley?
- Recortar derechos de los ciudadanos. En este caso el derecho a la libertad de elección, el derecho a ser educado en la lengua que elijas, la que por cierto es la más competitiva. El hecho de que los ciudadanos puedan elegir en qué lengua compiten, en qué lengua se educan y en qué lengua se expresan, no solamente en el ámbito público sino también en el privado.

- ¿Cree que la redacción de la LEC busca blindar las competencias al máximo?
- Sí, por supuesto. Realmente esta ley se hace para blindar la discriminación. Habitualmente, en cuanto cambian los dirigentes políticos también cambian las leyes. Es lógico, para eso está la política, para corregir injusticias. Sin embargo, ésta es una ley que pretende perpetuar una injusticia blindando por tanto la discriminación y disminuyendo derechos. En el momento en el que te privan de la libertad de elegir te quitan un derecho fundamental.

- ¿Piensa que la Generalitat de Cataluña tiene competencias para regular la libertad lingüística más allá de las aulas?
- No, nadie tiene competencia para eso. Ni la administración autonómica ni la del Estado. Nadie puede privarte de una libertad proclamada en el artículo 14 de la Constitución española. Lo que pretenden hacer es la vulneración de un principio constitucional básico. Y éste no es un debate jurídico, es un debate de fondo, de derechos constitucionales.

- ¿Opina que hay alguna Comunidad Autónoma en la cual se imponga de forma más salvaje una lengua sobre otra, o cree que “no hay escalas cuando la libertad falta”?
- Efectivamente, el simple hecho de que le priven a uno de su libertad ya supone un problema. Durante estos últimos años hay una competencia feroz por ver quién restringe derechos de forma más evidente. El único objetivo es que se note cuál es la lengua del poder, la lengua del que manda en cada uno de los territorios. Ésa es la pretensión fundamental, lo que da origen a todo esto.

"LAS DISCRIMINACIONES EN BALEARES PROCEDEN DE LA ÉPOCA DEL PP. Y EN VALENCIA APUNTAN MANERAS"
- ¿Cree que las Comunidades Autónomas gobernadas por el Partido Popular tienen voluntad de cambiar esta situación?
- Vamos a ver lo que pasa. En Galicia ha cambiado el Gobierno, el cual había desarrollado una ley que había hecho el PP cuando tenía mayoría absoluta. Con Feijóo tenemos ahora la prueba del algodón. Sin embargo, en otros territorios no ocurre igual. Las discriminaciones que se están sufriendo en Baleares también proceden de la época del PP, y aunque les molesta mucho que lo diga, lo cierto es que en Valencia apuntan maneras. No tienen necesidad de acordar nada con ningún partido nacionalista, pero pese a ello apuntan maneras.

- En Valencia hay numerosos municipios en los que la posibilidad de elegir directamente no existe, zonas rurales en las que no hay ninguna opción. La 'Plataforma Valenciana por la Libertad Lingüística' denunciaba que sólo 5 de los 150 centros públicos de Castellón mantenían una línea en castellano. ¿Qué opina de ello?

- El Partido Popular en la Comunidad Valenciana apunta maneras incluso sin tener la necesidad de gobernar con nacionalistas. Creo que hay una enorme hipocresía porque públicamente hace un discurso en el que hablan de proteger el derecho de los ciudadanos para escoger la lengua en la que se educan. Sin embargo, a la hora de la verdad, en aquellos sitios en los que gobiernan no cumplen con su obligación, se descuidan. La Comunidad Valenciana es un ejemplo claro de ello.

"ANTE EL TERROR, LA DEMOCRACIA. POR ESO HEMOS APOYADO A PATXI LÓPEZ SIN NINGUNA CONDICIÓN"
- Patxi López ha sido elegido lehendakari con el voto de UPyD. ¿Se han visto obligados a renunciar a algo?
- No. Nosotros le hemos votado pero no tenemos ningún tipo de acuerdo con él. Si le dimos nuestro apoyo fue porque ETA amenazó al Gobierno, no ya por la política que pueda desarrollar sino por el simple hecho de que no es un gobierno nacionalista. Ante esa disyuntiva, sin conocer siquiera su programa y más allá de la opinión que nos merezca -lo que se irá viendo conforme avance la legislatura-, ante el terror, la democracia. Nuestro voto no estaba condicionado por ningún tipo de acuerdo o de afinidad con su discurso: era un voto previo.

- ¿Por qué cree que no se produce en Cataluña una movilización ciudadana?
- Hay un 'establishment' que tiene mucho poder en el que se mezclan todo tipo de intereses económicos y sociales, compuesto por personas de tendencias políticas diversas y de ideologías variadas. Siempre se ha dicho que en Cataluña mandan 30 familias. En ellas hay desde nacionalistas hasta socialistas y conservadores, y todos se mantienen callados a fin de que nada cambie. La sociedad catalana está completamente adormecida: los que mandan y los que aspiran a mandar tienen intereses cruzados lo que hace que, de una manera o de otra, todos vayan en la misma dirección.

"LOS MÁS PERJUDICADOS POR LA POLÍTICA DISCRIMINARORIA SON LOS DÉBILES. MONTILLA LLEVA A SUS HIJOS AL COLEGIO ALEMÁN"
- ¿Qué estrategia va a seguir UPyD en materia lingüística?
- Levantar la voz, no hay otra. Levantar la voz y salir a la calle. Es lo único que queda cuando la política se pervierte, como en Cataluña. Todo el mundo sabe lo que está sucediendo pero nadie lo dice en alto. La única solución posible es que lo mismo que decimos cuando hablamos con nuestros amigos o compañeros de trabajo, lo digamos a viva voz en la calle y en las tribunas. Ésa es la única manera de romper la hipocresía y el silencio: alzar la voz y tener siempre y en todo lugar el mismo discurso, ya que eso hará que otra gente vaya detrás. Hay que levantar la bandera y, si la levantas y la tienes arriba el suficiente tiempo, si no te da miedo que te insulten, mucha gente irá detrás ya que también será la suya. No nos pueden decir que lo que estamos denunciando es falso. Hace unos días, la representante del partido socialista me dijo en el Congreso que me estaba inventando problemas donde no existían. Ante eso, en vez de achantarte y callarte, lo que tienes que hacer es seguir denunciando las cosas que ocurren.

- El problema más visible es la utilización de la lengua como arma para el nacionalismo. En su opinión, ¿no existe también un conflicto clasista? ¿No cree que aquéllos que tienen dinero pueden permitirse escapar al sistema de forma más eficaz que aquéllos que no lo tienen?
- Eso ocurre, pero la decisión de utilizar la lengua como arma y la discriminación ante el derecho a elegir y a ser educado de una determinada manera, no es un problema sólo nacionalista. El problema se plantea cuando además de los nacionalistas, que lo han intentado siempre, los partidos de ámbito nacional hacen lo mismo. En Cataluña el Gobierno está presidido por un socialista y las medidas que está tomando en materia de política lingüística, y por tanto la discriminación que está llevando a cabo a través de las leyes, son cosas que no se ha atrevido a hacer CiU. Claro que él manda a sus hijos al Colegio Alemán. Los más perjudicados por esta política discriminatoria son las clases más débiles. Son los que más necesitan una lengua común que hablan 400 millones de ciudadanos en el mundo para poder moverse por el mundo y salir de su pequeña frontera, de su pequeña comunidad autónoma. Los que más discriminados están son los que más necesitan de la cobertura del Estado, pero, insisto, el problema no es lo que quieren los nacionalistas. El problema es que los partidos nacionales se comportan como quieren los nacionalistas porque están más preocupados de mantenerse en el poder, por cuotas que les dan otros, que por defender derechos fundamentales.

Messi: “Mi hermanita volvió a Argentina porque en la escuela le hablaban catalán y lloraba”
Vive separado de su madre, que se marchó con la niña a Rosario
 www.lavozlibre.com 12 Mayo 2009

Madrid.- Leo Messi, estrella del FC Barcelona, fue víctima en el pasado de las consecuencias de la política lingüística de la Generalitat de Cataluña. Su madre, y su hermana menor, abandonaron Barcelona y se marcharon a Argentina porque no pudieron encontrar un colegio en el que se impartieran las clases en español.

La familia de Messi vive separada desde entonces. Celia, madre del delantero del Barça, reside en la ciudad argentina de Rosario cuidando a Marisol, que actualmente cuenta 14 años. Jorge Messi, el padre, vive junto al '10' en la localidad de Castelldefells (Barcelona).

El motivo por el que la madre de Messi y parte de la familia se marcharon de Cataluña se debió a que Marisol, la menor de los cuatro hermanos, fue incapaz de adaptarse a la enseñanza en catalán y por inexistencia de un centro en el que estudiar en español, su lengua materna.

Aunque es el idioma oficial de España, Argentina y otros 19 países, con casi 500 millones de hablantes en el mundo, el castellano está excluido en Cataluña del sistema de enseñanza tanto público como privado. La legislación tampoco permite la fundación por parte de los padres o de empresas privadas de colegios en español, aunque sí existen centros trilingües franceses, ingleses o alemanes, combinados con el catalán y escasamente con la asignatura de Lengua Castellana, en los que están matriculados los hijos de las clases acomodas de Barcelona, incluidas las hijas de José Montilla, presidente de la Generalitat de Cataluña. Éstas acuden al Colegio Alemán, mientras que los hijos de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín lo hacen al Liceo Francés, que cuenta con 2.700 alumnos. Los Messi, en el año 2000, difícilmente llegaban a final de mes, por lo que les resultaba imposible pagar 3.000 euros trimestrales de gastos de enseñanza de la niña, aparte de que ésta sólo hablaba castellano y ninguna de las lenguas extranjeras dominantes en esos centros.

Los siete millones de habitantes de Cataluña hablan español y lo usan de forma habitual. Para más de la mitad de la población es su lengua materna. Sin embargo, la Generalitat de Cataluña no lo considera válido como idioma administrativo o de enseñanza, manteniéndolo excluido de la vida oficial y cultural desde hace más de dos décadas.

HACE 9 AÑOS
Leo Messi, de 21 años, llegó a Barcelona hace 9 con un problema –una enfermedad hormonal que afectaba a su crecimiento- y una ilusión –superar una prueba infantil en el FC Barcelona. Ambos retos tuvieron un feliz desenlace y comenzaron a resolverse la tarde en la que el técnico del Barça, Carles Rexach, decidió contratarlo. El club comenzó a pagar los 1.800 dólares mensuales que costaba la cura y que sus padres no podían afrontar.

Sus padres y sus tres hermanos, Rodrigo, Matías, y Marisol, que entonces tenían 20, 18 y 6 años de edad, respectivamente, se trasladaron a Barcelona. Pero seis meses después, la familia tuvo que dividirse.

“Cuando mi hermanita María Sol iba a la escuela, le hablaban en catalán, lloraba y no le gustaba. Entonces mi vieja decidió volver a Rosario con ella y mis hermanos, Matías y Rodrigo, para que siguiera la escuela allá”. El relato de aquella adversidad se divulgó en medios como 'Clarín', 'Para ti' y la revista de la compañía Aerolíneas Argentinas. Paradójicamente, no en España.

El presidente del Barça, Joan Laporta, acostumbra a arengar a su plantilla enardeciendo el sentimiento hacia lo catalán: “Os exigimos respetar la identidad catalana del club y os pedimos que habléis y escribáis en catalán”.

Leo Messi, sin embargo, no habla catalán. Su timidez y compromiso con el Barça no le ha impedido transmitir a su entorno en Argentina el desagrado que le produce esta presión, que había tenido su precedente el día anterior a la intervención de Joan Laporta.

"QUE MESSI SEA EL EMBAJADOR DEL CATALÁN"
El consejero de Educación de la Generalitat, Ernest Maragall, se había reunido con el responsable del departamento de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, para proponerle que el gremio de hostelería debía completar cursos de catalán. El político socialista se quejó de que los camareros no entendieran cuando se les pedía un plato en catalán. Como nuevo impulso al plan de inmersión lingüística, explicó que las aulas de acogida de las escuelas públicas enseñaban catalán a inmigrantes que "después no pueden aplicarlo en las calles", reconociendo que la sociedad catalana continuaba usando preferentemente el español. Maragall afirmó: “Voy a hablar con el presidente del Barça, Joan Laporta, para que destacados miembros del equipo, como Leo Messi e Iniesta, apoyen el catalán. Leo Messi puede hacer que los argentinos hablen catalán”.

El chico, que tuvo más fácil encontrar en Barcelona la ayuda económica para su enfermedad y el reconocimiento deportivo que un colegio en español para su hermana, era propuesto públicamente y sin previo aviso como promotor del catalán. La propuesta no ha obtenido resultado. Messi sigue expresándose en su lengua materna, el español.

Con la selección argentina sub 20, Messi se convirtió en campeón del mundo en 2005 y con el combinado olímpico se colgó la medalla de oro en Pekín. Con el FC Barcelona fue campeón de Liga y de la Champions en 2006, y le une un contrato hasta 2014 con una cláusula de rescisión de 150 millones de euros. Desde hace 3 años, Leo Messi disfruta de nacionalidad española, que comparte con la argentina.

Hoy la familia Messi sigue dividida. El jugador de fútbol vive en Castelldefels junto a su padre y a su hermano mayor, Rodrigo, que actualmente cuenta 24 años. El hermano mediano, Matías, que ha tenido problemas con la policía por cuatro delitos –robo, lesiones amenazas y posesión ilegal de un revolverse reparte entre España y Argentina. Su madre, Celia, permanece cuidando a su hermana pequeña en Rosario (Santa Fé, Argentina). Residen en el barrio de San Martín, en una vivienda humilde, la misma que habitaban cuando el padre era obrero de la fábrica metalúrgica Acindar y cuya fundación ayudó inicialmente a curar la enfermedad de Messi. El jugador ha adquirido varios inmuebles en Rosario y sus alrededores. Cuando el calendario futbolístico se lo permite, vuela a Rosario y desde allí se traslada a Arroyo Seco, de 20.000 habitantes, donde dispone de un chalé. Con su familia, disfruta lejos del acoso de los aficionados.

ME LO CONTARÁS TRES VECES
Leo Messi concedió tres entrevistas a lo largo de 2005 y 2006 a reputados periodistas, de medios de prestigio.

• Leo Messi, en la entrevista con Norberto Dupesso, de la revista de Aerolíneas Argentinas (junio 2006).
- ¿Ahora vivís sólo con tu papá en Castelldefels (región de Cataluña) Barcelona?
- Sí, porque cuando mi hermanita María Sol iba a la escuela, le hablaban en catalán, lloraba y no le gustaba. Entonces mi vieja (Celia) decidió volver a Rosario con ella y mis hermanos Matías y Rodrigo, para que siga la escuela allá; tenía seis años, ahora tiene once.

• Leo Messi, al periodista Andrés Burgo, para el suplemento Viva, del diario bonaerense Clarín (mayo 2006).
“Mi mamá, que se nos había unido con el resto de la familia, volvió a Argentina con mi hermano Matías y con mi hermanita Marisol, que no se adaptaba a la escuela ni al catalán”.

• Leo Messi, a los periodistas Agustín Gallardo y María Fernanda Sanguinetti, en la revista argentina 'Para ti' (julio 2005).
- Pero la familia está separada, en Barcelona y Rosario…

- En el año 2000 toda mi familia viajó a Barcelona. Pero seis meses después mi mamá se volvió con mi hermano Matías y con mi hermanita, Marisol, que extrañaba mucho. Ella no se adaptaba ni a la escuela ni al catalán. […]

La lista de los euskaldunes
ALBERTO LARDIÉS | PAMPLONA ABC12 Mayo 2009

¿Dónde aprendió el euskera?
El primer lugar donde se tomó la decisión de crear ficheros de euskaldunes fue Berriozar, en octubre. Tanto el colectivo cívico «Vecinos de Paz» como los grupos de oposición —UPN, CDN y PSN— denunciaron que el fichero suponía, al mismo tiempo, la creación de una lista negra de castellanohablantes. Según el alcalde, Xabier Lasa, de NaBai, la finalidad es «disponer de un mejor conocimiento de la situación sociolingüística». Los partidos hablaron del fichero como algo «aberrante» o como «una forma de marcar a los que no hablamos euskera». Desde el colectivo de ciudadanos fueron más allá y, durante el pleno en el que se aprobó la creación del fichero, protestaron luciendo en los brazos brazaletes con la estrella de David —en recuerdo al holocausto— y la frase «Yo hablo castellano». Pese a las protestas, el fichero salió adelante y en los domicilios de Berriozar ya se están recibiendo encuestas en las que se pregunta por tres cuestiones personales: nivel de conocimiento del euskera, lengua más hablada en casa y dónde se ha aprendido el euskera.

El grupo municipal de UPN de Aranguren denunció esta semana la campaña llevada a cabo por el alcalde y su equipo de gobierno en la que se pedía información a los ciudadanos para confeccionar un «registro de euskaldunes». Y es que proliferan los ayuntamientos en Navarra que están creando ficheros en los que queda registrado quién domina el euskera y quién no. Las voces críticas ya han surgido.

En opinión de los regionalistas acerca del caso de Aranguren, la campaña citada es «innecesaria, además de totalmente improcedente, y ha supuesto un gasto inútil en tiempos de crisis económica». Esta iniciativa «es poco democrática, está fuera de lugar en un país civilizado y sólo sirve para segregar a los vecinos que hablan vascuence de los que no lo hacen», censuraron los regionalistas en un comunicado. Agregaron que la campaña «no tiene ninguna justificación, puesto que todos los vecinos reciben la información oficial del Ayuntamiento en bilingüe».

Empresa privada
UPN asegura no oponerse a que los vecinos de forma voluntaria den a conocer al Ayuntamiento sus conocimientos de vascuence y se pueda personalizar su comunicación con ellos. Pero sí se oponen a «una campaña en la que, de manera personalizada, se envíe una carta con un número de identificación a todos los empadronados del Valle, poniendo toda la información al alcance de una empresa privada que gestiona las encuestas».

Los regionalistas se preguntaron por qué deben figurar los vecinos en más ficheros de los que ya están obligados a figurar, por qué los vecinos tienen que estar clasificados bajo este nuevo criterio municipal y cuál puede ser la próxima clasificación vecinal. Preguntas que de momento están en el aire. Además, cuestionaron al Ayuntamiento si, para ofrecer mejor sus servicios, también va a hacer una clasificación religiosa, por tipo de familia o por afinidad sexual.

Finalmente, los regionalistas instaron al alcalde y al equipo de gobierno a «trabajar por los problemas que de verdad tienen los vecinos, y no a crear problemas nuevos», y anunciaron que en el próximo pleno pedirían explicaciones al alcalde.


 

Recortes de Prensa   Página Inicial