AGLI

Recortes de Prensa    Sábado 23 Mayo 2009

 

 

PP
La derecha nihilista
José María Marco Libertad Digital 23 Mayo 2009

Lo propio de la derecha española desde principios del siglo XX viene siendo su carácter caníbal. Ha sido una derecha autófaga, infinitamente más feroz con los suyos que con los adversarios (que siempre se han reído de ella, dicho sea de paso). Esto contribuye a explicar, en parte al menos, los largos períodos en los que los que hubo que imponer una solución autoritaria para evitar males mayores. El canibalismo de la derecha o del centro derecha explica también sus dificultades para gobernar en democracia. De los treinta años que llevamos en régimen parlamentario, el centro derecha ha gobernado doce, frente a 18 (y no tiene pinta de haber acabado aquí) de la izquierda.

Hay quien llama a este fenómeno, de forma un poco menos truculenta, cainismo. Sea cual sea el nombre, se trata de un rasgo estructural y no limitado a la derecha política. Pero en los últimos tiempos ésta, la derecha política, viene demostrando algo más, distinto de su afición caníbal o cainita. Se desliza suave y casi placenteramente hacia el nihilismo, que es el estado de quien ha decidido prescindir de cualquier principio moral.

Un síntoma benigno es la predilección por los adjetivos. En el PP actual se preconiza el "liberalismo simpático" o el "bilingüismo cordial". El calificativo intenta rebajar la contundencia del sustantivo. La sustancia queda desleída por el balsámico efecto de lo adjetivo, que usurpa así el centro de la escena. Lo importante acaba siendo ser "simpático" o "cordial", sin que parezca importar mucho cuál es la posición que se está adelantando.

Hay otros signos, más graves, de esta actitud de la derecha política española. Por ejemplo, su empeño en rehuir casi cualquier debate de índole cultural, la dificultad para elaborar una alternativa ideológica al nuevo socialismo relativista, el estado a la defensiva en el que le gusta situarse, el repliegue en los argumentos económicos –un rasgo tecnocrático, que en España jamás ha sido capaz de llevar a nadie al poder–, o su silencio ante el ataque de la izquierda contra las tradiciones, los valores y los fundamentos institucionales occidentales.

Puede que el nihilismo que padece la derecha política sea un trastorno pasajero y que la derecha española vuelva pronto a lo suyo, que es el cainismo o la autofagia. Puede también que esta etapa nihilista constituya un momento de catarsis para descubrir una nueva naturaleza. El centro derecha tiene medios, personas, ideas, tradición y propuestas en abundancia sobrada. Otra cosa es que les haga caso, o al menos no intente acabar con ellos. A lo mejor el trastorno es duradero. Entre la izquierda relativista del todo vale y la derecha nihilista que aspira a gobernar sin que nadie sepa lo que realmente piensa de la realidad –porque todos sospechamos que no piensa nada–, la elección la están poniendo difícil.

Ideologías
La batalla de nuestros días
GEES Libertad Digital 23 Mayo 2009

En los últimos meses, la crisis económica y financiera ha vuelto a poner sobre la mesa el papel que las instituciones deben jugar en una sociedad abierta. Las reuniones del G-20 y los debates en los parlamentos nacionales y en las instituciones internacionales ponen de manifiesto un cierre de filas de todo el stablishment político occidental. La receta de éste para salir de la crisis es asegurarse el mantenimiento y aún incrementar el control de la economía y de la sociedad. Las inyecciones masivas de dinero a determinados sectores, la creación de nuevos organismos y la consiguiente supervisión de gobiernos y administraciones ha sido la receta genérica de toda la clase política, de Obama a Sarkozy, de Merkel a Zapatero, si bien es cierto que éste con mayor voracidad y desconocimiento de las consecuencias que los demás.

La cuestión institucional de fondo es si para salir de esta crisis hay que dotar de mayores poderes a la clase política o hay que recortárselos. En España este debate es más importante, puesto que a la crisis económica acompaña una crisis institucional y nacional profunda. Y ante esta, los dos grandes partidos han cerrado filas en lo fundamental: tanto PP como PSOE apuestan por mantener el elefantiásico Estado de las autonomías, el hipertrofiado poder local de los ayuntamientos y el Estado central, convertido en mero sancionador de unos poderes cada vez más caciquiles. Por no hablar de la unidad nacional o del desmoronamiento moral, temas donde la diferencia es hoy de matiz.

Para la derecha, las esperanzas son escasas. No existen verdaderas propuestas liberal-conservadoras en el gran partido de la derecha. Ni en las reformas económicas, ni en las institucionales ni en las sociales existe hoy una alternativa política liberal que proponga dos cosas: recortar drásticamente la presión administrativa, legal y fiscal sobre los ciudadanos, y devolver la iniciativa de las instituciones a la sociedad. En vez de reformar realmente el sistema, el PP ha decidido bunkerizarse junto a sus rivales socialistas en defensa de un modelo institucional y económico que es una aberración liberal, pero del que sus dirigentes nacionales, autonómicos y locales no quieren prescindir.

La buena noticia de estos últimos años es que aunque incipiente y sumamente débil, asistimos a la aparición de un auténtico tejido social en la derecha española, que tiene en la sociedad norteamericana su modelo y que ha sabido adaptarlo a las necesidades políticas e intelectuales de España. No se trata de un movimiento, puesto que es enormemente plural, pero se caracteriza ante todo por hacer suyo el leave us alone; la exigencia a la clase política de respetar la independencia y el funcionamiento social y la convicción de que no es la sociedad la que debe estar al servicio de los partidos políticos, sino que estos deben ponerse al servicio de la sociedad y sus ciudadanos.

Medios de comunicación en internet como Libertad Digital, think tanks como Juan de Mariana o GEES; fundaciones como la Fundación Burke, asociaciones cívicas como Hazte Oír o DENAES, editoriales como Ciudadela, Áltera o Libros Libres son algunos ejemplos –no todos–, de una sociedad genuinamente liberal-conservadora que se abre paso poco a poco. Ante la enorme dependencia de los medios tradicionales del poder político, han encontrado refugio en internet. En la red, donde la libertad es mayor y todos, izquierda y derecha, juegan con las mismas posibilidades –sin concesiones ni prebendas–, la segunda gana por goleada y ha crecido con fuerza, apoyada además en una red de blogs intelectualmente muy superior a la progresista.

Así que la lucha es hoy, en primer lugar, en la derecha: habrá que ver si la sociedad civil liberal-conservadora es capaz de imponerse y forzar al PP a buscar una agenda común en temas no sólo económicos, sino institucionales, intelectuales e ideológicos para ofrecer una alternativa real al izquierdismo que este partido hoy no oferta. Además, habría que ver qué es lo que ocurre en el campo de la izquierda, donde la dependencia del mundo cultural e intelectual del PSOE y de sus aliados mediáticos dibuja una homogeneidad asfixiante y liberticida que ha conducido a justificar una alianza desquiciante con el gran capital y el islamismo. En esto podemos ser pesimistas, porque izquierda y sociedad civil son términos contradictorios. Y en tercer lugar, en clave occidental, habrá que ver quién, si la sociedad civil o la clase política, es capaz de lograr el triunfo e imponer su modelo institucional. Las alternativas son dos: más política y menos sociedad, o menos política y más sociedad. Esta es la batalla de nuestros días, también –y sobre todo– es España.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

De la democracia, su historia y su presenteo
FRANCISCO RODRÍGUEZ ADRADOS de las Reales Academias Española y de la Historia ABC 23 Mayo 2009

HAY cosas sobre las que uno lleva pensando años y años, pero cuando llega el momento de ponerlas en palabras se ve obligado a repensarlas con nuevos relieves y menos ambigüedades.

Así me ha sucedido cuando, hace poco, he dado en Madrid un ciclo de conferencias sobre sociedad y política en la antigüedad greco-romana, en las que hacía algunas referencias a hechos contemporáneos. Todo va unido, nada puede ni debe ser aislado. Y todo evoluciona, también. Y lo hace en un ciclo que introduce siempre variantes. Se pasa de un sociedad y política cerradas a otras abiertas, más liberales y democráticas. Y de nuevo a las primeras. Los errores de un régimen traen el contrario y al revés.

En Grecia, la democracia fue una respuesta a la opresión de los tiranos, un acuerdo, desde Solón y luego Clístenes, que fue generalmente aceptado, tras una fase de literatura y pensamiento que la preparó: la que yo he llamado literatura predemocrática, que instauró los valores de la libertad, la igualdad, la crítica, el reparto del poder dentro de acuerdos pacíficos.

Empecé a escribir sobre esto nada menos que en los años sesenta, cuando se abrían paso, en España, esas fuerzas. Poco a poco impregnaban a más y más españoles, eran una necesidad. He seguido pensando y escribiendo sobre el tema hasta ahora. Varía en el detalle, pero es omnipresente. Y también el de las razones humanas e históricas de la democracia, también el de sus éxitos. Y el de sus problemas.

Porque todos tienen noticia del origen de la democracia en Atenas, pero mucho menos de su curso y su decadencia, de sus éxitos y sus excesos (y de los de sus críticos), de comportamientos que han resultado peligrosos y de su caída. Atenas capituló ante Esparta y sus aliados el año 404 a. C. (luego una democracia renovada capituló, otra vez, ante Filipo el 338). Muchas lecciones pueden desprenderse de esto.

Y eso que Atenas era una pequeña ciudad y su democracia era incompleta. No existía todavía para un segmento importante de su población: mujeres, extranjeros domiciliados, esclavos. Aun así, dado que su ambiente a todos llegaba, puede dar lecciones: para bien y para mal.

Lecciones para bien daba, por ejemplo, el poder de la Asamblea, que podía destituir al propio Pericles. Las magistraturas colegiadas y por plazo limitado, la exigencia a los magistrados salientes de rendir cuentas, el que una prepuestación de ley o decreto tuviera que pasar previamente por un doble tamiz, el del Consejo y el de la Asamblea. Más aún, antes de la propuesta formal, cualquier ciudadano podía interponer una graphé paranómwn, un recurso de ilegalidad: si prosperaba, no se admitía la presentación de la propuesta.

Bien nos habría venido esto a nosotros, ciudadanos de un país en que tantas disposiciones, del Gobierno y las Autonomías, que bordean o violan directamente la Constitución, son aprobadas sin más por instancias de varios niveles. Se aplican sin más y luego, solo luego, puede haber un recurso ante los tribunales. El Estatuto catalán es un caso entre tantos, aunque el Tribunal Supremo lo recorte después, ya veremos, el daño está ya hecho.

En fin, otros rasgos de aquella democracia se repiten ahora en todas: el libre debate, la protección a los más débiles. O se intenta hacerlo. Y hay otros que nos gustaría no ver y sin embargo los vemos cada día. Me refiero, por ejemplo, a la politización de la Justicia, que se usó ya contra Pericles, Sócrates y otros más, como Alcibíades, con daño para Atenas. O que el éxito de los políticos dependiera, muchas veces de su sonrisa o sus gestos o su demagogia extremista, de su convertirse en una especie de atletas o de actores de teatro. Cuando Alcibíades ya no sabía cómo llamar la atención, cortó la cola a su perro, para que los atenienses tuvieran algo de que hablar en relación con su persona.

Sobre todo: la democracia es la línea media, esto bien lo vió Aristóteles. Y los trágicos sabían que el exceso, el que alguien creyera que podía conseguirlo todo, traía el desastre. Por obra de los dioses (así Esquilo) o de la propia naturaleza humana (así Tucídides). El forzar graves decisiones sin posible retorno sobre la base de mayorías circunstanciales, irrazonables, ciegas, de mera conveniencia, dañinas además para un sector importante de la población o para la totalidad de ella, trae funestas consecuencias.

Por ejemplo: la guerra civil, esto ocurrió en Atenas cuando insensatamente se embarcó en una imposible guerra externa. O la indiferencia de los más, a los que hubo que pagar para que asistieran a la Asamblea. O el fin de la gran Literatura y el gran Pensamiento. O, simplemente, la derrota, la caída, la vuelta de regímenes en que el poder residía en una o muy pocas personas. Esto sucedió en Atenas. El miedo al desorden hizo crecer en ella, en el siglo IV a. C., el sector filomonárquico, Filipo y Alejandro bien que lo utilizaron.

Con todo, los valores humanos que engendró o hizo culminar la democracia ateniense, no se perdieron. Toda la Antigüedad, desde los reinos helenísticos al imperio romano, incluida su fase cristiana, está impregnada de ellos, pese al descenso de las libertades políticas. Pasaron a la Edad Media y a todo el futuro. El ideal del Buen Rey que gobernaba al pueblo siguiendo un ideal de virtud, fue el dominante. Y quedaron gérmenes visibles o larvados que ayudaron, en el momento adecuado, a recobrar la libertad política.

Sin griegos y romanos no habría retornado esto al mundo, tras intentos, o exitosos o frustrados, procedentes del ambiente del Renacimiento, el Humanismo y la Ilustración.

Así en las ciudades libres de Italia o Alemania, en las Comunidades de Castilla o en las revoluciones francesa o americana. Claro que el peligro acecha siempre a estas Revoluciones cuando, aunque tengan motivaciones comprensibles, rompen los límites. Este es el caso de revoluciones como la francesa y la rusa, que no carecieron de motivos, pero estuvieron plagadas de errores y crímenes. Y de tantas cosas que leemos todos los días en los periódicos.

Ese peligro de romper el límite de lo posible acecha siempre a todas las democracias. Una y otra vez vemos cómo es funesto para ellas, cómo se atraen así la ruina. No se trata de ser agoreros sin motivo. El riesgo acecha siempre a los hombres y a las sociedades cuando se salen del carril legítimo y creen que todo puede dárseles gratis y sin esfuerzo. De aquel difícil equilibrio entre autoridad y libertad, que dijo Tácito. Cuando se abandona la cultura del esfuerzo y se adopta idealismos tan engañosos como imposibles. Cuando se cae en el exceso irracional, en la hybris del poder. Con o sin mayoría.

Yo intentaba, simplemente, exponer hechos, datos, venturas y desgracias de hombres y sociedades dentro de esquemas que se repiten. La historia está viva, ignorarla es suicida. Hay caminos buenos y malos. Y mixtos: lo más deseable se frustra de mil modos, por la ceguera y el error.
Temo que haya bastante de ello, ahora, en España. En temas como el de la unidad de la nación y de su cultura el balance de nuestra democracia es muy decepcionante

ETA, hacia Estrasburgo
Lorenzo Contreras Estrella Digital 23 Mayo 2009

Justo al comienzo de la campaña para las elecciones europeas, "estalla" la noticia de que el tribunal Constitucional contradice al Supremo y decreta la validez de la lista de Iniciativa Internacionalista, sucursal de ETA, anulada anteriormente por el TS. Eran abrumadores los indicios de esta vinculación que ahora el TC estima desprovistos de suficiente "entidad probatoria". En consecuencia, ETA puede infiltrar sus sutiles tentáculos en el Parlamento de Estrasburgo a través de la "franquicia" que ha improvisado. A la cabeza de esa franquicia, dos candidatos bastante llamativos: el dramaturgo Alfonso Sastre, cuyo acceso a la historia de la Literatura Universal se presume difícil, y Doris Benegas Haddad, cuyos apellidos coinciden con los del histórico socialista Txiki Benegas.

El Constitucional es el mismo que hasta ahora ha venido demorando escandalosamente una resolución sobre la "ortodoxia" del Estatut de Cataluña, pese a que sus contradicciones con lo establecido en la llamada Carta Magna son flagrantes, si bien actualmente se encuentra, como tal Estatut, en plena vigencia.

Es difícil sustraerse a la sospecha de que el Gobierno, en alguna medida, no ha dificultado esta sentencia pese a que la candidatura ahora avalada celebra el triunfo de la legalidad frente a la "presión brutal" del Gobierno. Cuesta trabajo pensar en esa presunta insubordinación del TC cuando tanto se ajusta su línea a las conveniencias del Ejecutivo zapaterista en lo que atañe a Cataluña. ¿Quiere esto decir que el PSE de Patxi López, aun sin el regocijo de su socio circunstancial Basagoiti, recibe como una circunstancia balsámica este aparente indicio de suavización en sus hasta ahora hostiles relaciones con el mundo independentista abertzale?

El despliegue de argumentos contra el permiso de circulación legal que se otorga a la franquicia de ETA son abundantes y conocidas. Las objeciones a su favor tienden en cambio a parecer forzadas. El actual coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha llegado a sostener que "no se pueden ilegalizar las ideas". Peregrina tesis que contradice otros episodios nada lejanos en el tiempo.

En definitiva, anómala normalización. Para alguna mentalidad instalada en el Tribunal Constitucional, Alfonso Sastre, vacunado contra cualquier tentación de condenar las fechorías de ETA, es sencillamente digno de la más alta consideración. Julio Anguita, desde su actual jubilación, ha llegado a decir que "es para nosotros un ejemplo de dignidad y coherencia intelectual". La coherencia que Anguita le atribuye es abrumadoramente incontestable.

El Tribunal Supremo, que sustentaba otra opinión, recordó en su auto condenatorio de la lista filoetarra, un artículo de Sastre en el diario Gara el 23 de diciembre del 2003. El artículo consistía en un diálogo del escritor con su propia sombra. La sombra hacía teatro, nunca mejor dicho, en el sentido de discutirle su actitud en cuanto a la no condena de la violencia (léase terrorismo y asesinato), y Sastre respondía que, aunque siempre indeseable (¡quién lo diría!), "puede ser considerada necesaria en tal o cual momento". ¿En Hipercor, por ejemplo?

La confesión de Sastre con su sombra estimaba "un error para la consecución de la paz", algo "catastrófico para ese magno proyecto que Batasuna desapareciera definitivamente del mapa".

Pero no ha desaparecido; simplemente va experimentando ciertas mutaciones de aspecto. Y ya entonces, año 2003, cuando su sombra le recuerda a Sastre que el Tripartito de Ajuria Enea instaba a Batasuna a la condena de ETA como conditio sine qua non para sentarse a la mesa del diálogo, el insigne autor lanzaba este brillante alegato: "¡Craso error! LA paz ha de ser el resultado final de ese sentarse a la mesa. Si el PNV o EA o EB desean la paz, no deberían insistir en poner esa barrera de que Batasuna "condene" a ETA, pues por el mero hecho de esa "condena" esta fuerza desaparecería del lugar que ocupa, cosa que, desde luego, ni siquiera han conseguido con su ilegalización".

Y tanto que no. La ilegalizaron, pero vino el baile de máscaras, con alguna que otra detonación que tal vez algunos visionarios de la legalidad constitucional cree en vías de insonorización definitiva. Pero de eso, nada. Y además con aspiración a escaño en Estrasburgo. La Batasuna nunca extinta asume ahora el disfraz de Alfonso Sastre, ella que era y pretendía seguir siendo la expresión legal de la banda. Con un poco de suerte, Iniciativa Internacionalista puede sentarse en un foro parlamentario internacional. Nada más acorde con su propia denominación. El tribunal Constitucional merece un homenaje.

¡Es el resentimiento, estúpido!
TOMÁS CUESTA ABC 23 Mayo 2009

SI algo hay que reconocerle a la izquierda actual -esa que vivaquea entre las ruinas de la izquierda clásica- es que ha conseguido elevar el insulto a la categoría de una de las Bellas Artes. Enarbolando el estandarte de la legitimidad moral que nadie, en España al menos, se arriesga a arrebatarle, sepulta al enemigo bajo un alud de estiércol, de ofensas y de infamia. Los tópicos más burdos, los convencionalismos más venales, las etiquetas más deshilachadas, cobran vida de nuevo en los laboratorios de los alquimistas de la imagen. Los amnistiados de oficio -aquellos que, con la excusa de pretender cambiar el mundo, se han absuelto a sí mismos de sus experimentos criminales- lanzan el alegato de rigor sobre los perpetuos acusados. Chupacirios, xenófobos, oscurantistas, nazis... O sea, lo de siempre, con la pulcritud de siempre y con la eficacia acostumbrada. Ninguna novedad por ese lado.

Lo preocupante, ¡ay!, es que en el otro bando tampoco se registran novedades. En vez de zambullirse en la batalla ideológica y desmontar la bomba fétida que le echan en cara, la derecha prefiere afearle a su oponente que haya vuelto a meter los dedos en la sopa, amén de distraer los cubiertos de plata. No se da cuenta -o simula no dársela- de que el estrepitoso vídeo con que los socialistas han abierto plaza no sólo intenta salpimentar una campaña en la que algunos se juegan la poltrona europeísta y algunos el pretexto para seguir apoltronados. No es un mero ardid con que difuminar la crisis y escurrir el bulto de la burbuja de parados. El objetivo último es colocar en las pantallas un retrato robot del Eterno Culpable que, lejos de caducar en junio, va a ser la comidilla de los próximos años.

Nietzsche afirmaba que el verdadero motor de la política es el resentimiento, no las argumentaciones razonables. Peter Sloterdijk retoma la premisa de su ilustre antepasado y se la aplica a esa especie de nebulosa radical en la que el pensamiento «progresista» se encuentra apalancado. La mitología del perdedor -advierte- continúa operando igual que antaño. Ni ha desaparecido, ni ha perdido pujanza. El dogma que sostiene el ideario de la modernidad mimética, borreguil y seráfica exige condenar al vencedor y beatificar al derrotado, víctima inocente de un sistema inhumano. Y si los vencedores no son tales, con que lo semejen basta. Es decir, que -en nuestro particular caso y bajando de las musas al teatro- los responsables de que cinco millones de personas se hallen sin trabajo no son Zapatero y sus secuaces, sino los egoístas que aún no están en la calle. Que serán de derechas, claro.

La derecha, no obstante, insiste en proclamar sus virtudes gestoras y en rehusar cualquier enfrentamiento en el terreno de los valores esenciales. De ahí que el que un Gobierno que ha establecido cupos de caza y captura de inmigrantes, te cuelgue el sambenito de racista, al parecer, carezca de importancia. O que ser motejado de verdugo de las libertades por los que ahorman los cerebros y moldean las almas, sea un asunto baladí, una baladronada. El día menos pensado, don Mariano Rajoy aparecerá ataviado con manguitos y visera de contable. Cifras contra los cafres: las estadísticas cantan, los balances no engañan. Mientras tanto, los cafres, a los que los números se la traen al pairo, se pondrán a dar clases de filosofía parda: «¡Es el resentimiento, estúpido!». Total, de Zaratustra a Zapatero apenas hay un paso.

Sin contemplaciones, defender el castellano
 www.lavozlibre.com 23 Mayo 2009

En defensa del español
La opinión de un académico
Madrid.- Por su relevado interés, reproducimos el artículo íntegro de Lusi María Anson, académico de la RAE, publicado por el magazin 'El Cultural' ayer viernes.

Durante la dictadura, el general Franco persiguió de forma inmisericorde el idioma catalán. Lo prohibió en escuelas, colegios y universidades. Lo erradicó de la vida política y administrativa. Lo suprimió hasta en los rótulos de los comercios. Los catalanohablantes siguieron utilizando en sus casas el idioma perseguido por el totalitarismo oficial. Franco no pudo impedir que se siguiera hablando el catalán pero consiguió que muchos no supieran escribir en su propio idioma. Para darle en los morros al dictador, Carlos Sentís organizó que Don Juan de Borbón, Conde de Barcelona, aprendiera catalán. José María Pemán escribió un bello artículo “El catalán, un vaso de agua clara”. Y muchas docenas de intelectuales, escritores y artistas firmamos un manifiesto de adhesión al idioma de Pla.

Carod Rovira está haciendo con el castellano lo mismo que hizo Franco con el catalán. Bien respaldado por el partido socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y José Montilla, lo ha prescrito de la enseñanza, impide que se hable incluso en los recreos de los colegios, lo persigue con saña hasta en los rótulos de los comercios. No va conseguir el líder coronado de espinas y de viajes turísticos gratis total que los castellanohablantes dejen de expresarse en sus casas en la lengua de Quevedo y Marsé, de Pablo Neruda y Jorge Luis Borges, pero una buena parte de ellos no serán capaces de escribir en su propio idioma ni siquiera cartas comerciales.

Las ocurrencias de Zapatero y su debilidad política han propiciado la tropelía. Un puñado de políticos catalanes, ajenos a la voluntad popular, se le han subido a las barbas a Zapatero y han aprobado una ley contra el castellano, que debería ser fulminantemente impugnada ante el Tribunal Constitucional por el Gobierno de la nación y por el Partido Popular.

Con el mayor descaro, sin tapujos ni veladuras, de forma cínica y agresiva, el Gobierno socialista de Cataluña ha decidido erradicar la enseñanza del castellano en todo el sistema educativo de la región. Un atropello, un indecente abuso, una ofensa inaceptable, una tórpida medida anticultural.

El castellano es el segundo idioma internacional del mundo. Lo hablan 450 millones de personas. Como lengua nativa es la primera, por encima del inglés. Estados Unidos, la gran potencia del mundo, es ya el segundo país hispanohablante sólo por detrás de México. De cada diez estudiantes de idiomas en Norteamérica seis eligen el español y todas las demás lenguas se reparten los cuatro restantes. Tras el inglés, el castellano es el idioma que se estudia en Japón o Suecia, en China o Alemania, en Egipto o Noruega. Su aprendizaje es obligatorio en el gigante iberoamericano: Brasil.

Y llega un aldeano decimonónico y letrinal, el efervescente Carod Rovira, dispuesto a perjudicar sin piedad al ciudadano catalán, y pone en marcha una ley para aplastar el castellano en unas provincias españolas donde se habla y escribe en el idioma de Cervantes desde la Edad Media.

Ni Franco, en fin, ni Carod Rovira. Hay que erradicar los totalitarismos del signo que sean. Una sana política educativa exige que en Cataluña los alumnos aprendan castellano y catalán y puedan expresarse libremente en cualquiera de los dos idiomas, como ocurre ahora a nivel popular, sin problemas, sin tensión, sin reticencias.

Se terminaron las contemplaciones. Vamos a defender el castellano en Cataluña con todas las armas que nos brinda el Estado de Derecho. Tendremos que hacer contra Carod Rovira, en defensa del castellano, lo mismo que hicimos contra el dictador Franco, en defensa del catalán. No entiendo, en fin, cómo no se le cae la cara de vergöenza a Zapatero al contemplar lo que sus correligionarios y sus cómplices están haciendo en Cataluña en contra del idioma de todos, así establecido en la Constitución, conforme a lo decidido por la voluntad general del pueblo español libremente expresada.

Visto en El Cultural

Nicolás Fernández Guisado (ANPE): "Se ha ido diluyendo la defensa de un bilingüismo integrador"
"No queremos que, al marginar la lengua común, se dificulte la promoción de los alumnos"

 www.lavozlibre.com 23 Mayo 2009

Madrid.- "No es cuestión de que los profesores estemos más a gusto. Lo que no queremos es que el marginar la lengua común dificulte las posibilidades de promoción de los alumnos". ANPE, el sindicato de la enseñanza que preside Nicolás Fernández Guisado, nació en 1978 y cuenta con 61.000 afliados en toda España.

- ¿Cuáles son los problemas principales de los profesores en Cataluña y País Vasco?
- El sistema educativo tiene problemas comunes en toda España, pero el hecho diferenciador del nacionalismo marca el discurso educativo. Pretendemos defender lo mismo para un profesor que esté en Galicia, en Cataluña, en Extremadura o en cualquier parte del territorio nacional: derecho a la movilidad y defensa del carácter estatal de los cuerpos docentes.

-¿Qué papel desempeña la cuestión lingüística y el hecho de que la enseñanza, en esas comunidades, sea exclusivamente en uno de los dos idiomas oficiales?
- Se ha ido diluyendo la defensa de un bilingüismo integrador y responsable en las comunidades con lengua vernácula. De hecho, se ha convertido en un elemento de reivindicación también para el profesorado, el cual ha visto cómo la defensa de una lengua vernácula concreta, en detrimento del idioma común, le podía servir para acceder en mejores condiciones a una determinada plaza o para tener una prioridad en los concursos de traslado. Los derechos a usar la lengua no son de los territorios, son de las personas y alguna comunidad ha tomado esta bandera buscando lo que nos diferencia en lugar de lo que nos une.

- ¿Les hacen llegar testimonios, denuncias o quejas por dificultades lingüísticas para poderse integrar en el sistema de enseñanza?
- Donde más problemas ha habido es en el País Vasco y en Cataluña. Pero esto no tiene nada que ver con que ANPE esté menos implantado en esas comunidades.

- Desde el punto de vista de los principios de ANPE, ¿defienden un sistema de enseñanza en el que se respeten todas las lenguas oficiales del país?
- Naturalmente, pero hay que buscar el equilibrio. Entendemos que debemos intentar obtener un modelo de bilingüismo integrador; es decir, tenemos que garantizar el uso de las dos lenguas, el derecho de elección de los padres de escolarizar a sus hijos en su lengua materna.

- ¿Qué proyectos están actualmente llevando a cabo?
- En estos momentos se están negociando los decretos de inmersión que se han publicado en los últimos años. En Galicia estamos asistiendo a una negociación por si ha habido alguna dificultad para ejercer o conjugar este derecho y se va a reforzar el uso de la lengua según los criterios de bilingüismo integrador.

- ¿Cree usted que los profesores estarían más a gusto disponiendo de una herramienta común de enseñanza en todo el país como sería el castellano?
- No es cuestión de estar más a gusto. Lo que no queremos es que al marginar la lengua común dificulte las posibilidades de promoción de los alumnos. Entre unas comunidades y otras se producen muchas dificultades por el acceso a la cultura y a las futuras opciones profesionales ante el mercado europeo. Se puede lesionar el derecho a la movilidad, aspecto que nos preocupa mucho. Creo que es importante preservar el uso de las dos lenguas y potenciarlas, sin desequilibrar ninguna, ni la lengua común ni la vernácula, -como ahora está ocurriendo con el castellano-. El mapa escolar ha cambiado mucho en los últimos años. Tenemos un gran colectivo de inmigrantes que hay que escolarizar en una lengua. Ahí es donde defendemos que pueden hacerlo en ambos idiomas, aunque el castellano, de cara a Europa, tiene más posibilidades profesionales.

- ¿Cómo afecta esto al modelo educativo español?
- El sentido común debe imponerse porque las cosas han ido demasiado lejos al hacer de la lengua un elemento reivindicativo y diferenciador, aunque realmente nuestro modelo educativo tiene otros problemas graves. La puerta para salir de la crisis tendría que ser la educación, pero nuestro modelo tiene problemas de desigualdades sociales y desvertebración. Lo que nosotros reivindicamos desde ANPE es un giro profundo a la LOGSE, implantada desde 1990. Tenemos que caminar hacia un modelo que recupere los valores del esfuerzo, de la exigencia y de la calidad. Reclamamos un pacto de estado para apostar por una formación profesional de calidad que combata los altos índices de fracaso escolar y la alta tasa de desempleo.

Lo que la Constitución Española no dice: "bilingüismo"
Nota del Editor 23 Mayo 2009

Estos lobbies pronacionalistas no desfallecen aplicando el principio de Goebbels, una mentira repetida mil veces se transforma en una verdad.

Por muchas vueltas que le den, en la Constitución Española no aparece la palabra bilingüismo, menos bilingüismo integrador, y mens aún la obligatoriedad de estudiar las lenguas regionales, así que a ver si cambian de falacias y nos cuentan otra milonga.

Si tienen miedo de la libertad de los demás, váyanse a otro sitio donde no estemos los vigilantes de la playa para desvelar sus despropósitos para conculcar nuestros derechos constitucionales  y humanos. Que no queremos que ni a nuestros hijos ni a nosotros nos inoculen lenguas regionales.

Si no hay suficientes voluntarios para estudiar las lenguas regionales, especialmente cuando no haya menoscabo de los derechos de los español hablantes, ya saben, guardenlas cuidadosamente en una cajita,  rodeadas de nitrógeno líquido para que no se apolillen.

A continuación copio (de Wikipedia) los 11 principios del miserable asesino, y que el PSOE utiliza con gran maestría y eficacia:.

  1. Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.
  2. Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.
  3. Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. "Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan.
  4. Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
  5. Principio de la vulgarización. Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.
  6. Principio de orquestación. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: «Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad».
  7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.
  8. Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
  9. Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
  10. Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
  11. Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente de que piensa «como todo el mundo», creando una falsa impresión de unanimidad.



******************* Sección "bilingüe" ***********************

¿Es Anxo Lorenzo un "lingüista independiente" como dice Feijoo?
Juan Julio Alfaya Periodista Digital  23 Mayo 2009

La cara amable y democrática de Feijoo (palabras textuales de Feijoo entre comillas):
- «En democracia hay que asumir siempre los resultados de las urnas».
- Se propone asumir «la decisión de los gallegos que libremente se expresaron» el 1-M y que «quieren bilingüismo, libertad, consenso y un nuevo decreto».
- «Los gallegos que se expresaron en las urnas quieren dos idiomas y no uno».
- «El pueblo mayoritariamente nos dijo que quiere libertad y no imposiciones, que quiere bilingüismo castellano y gallego y no monolingüismo ni en favor del castellano ni del gallego».

La gran mentira de Feijoo (palabras textuales de Feijoo entre comillas):
- «Nombramos un lingüista independiente para la Secretaría General de Política Lingüística» (Anxo Lorenzo).

Feijoo empieza a marear la perdiz (palabras textuales de Feijoo entre comillas):
- Esta consulta se celebrará «dentro de las próximas semanas» en el marco de la matrícula del próximo curso. Tras esta consulta en el sobre de matrícula, la Xunta procederá a redactar un borrador del nuevo decreto que regulará el idioma en la enseñanza.
- «Cuando hagamos el borrador del decreto, iniciaremos el período de consultas y de consensos».
- «Entiendo que hay algunos partidos que tienen que defender sus intereses exclusivamente y yo voy a defender los de todos los gallegos».
- Invitó a opinar «después de que se plantee el borrador».

Los objetivos de Anxo Lorenzo antes de ser nombrado máximo responsable de Política Lingüística en la Xunta eran los siguientes:

1. Asegurar la galleguización de todos los niveles del sistema educativo, tanto en el ámbito docente como en el de las relaciones interpersonales entre los distintos miembros de la comunidad educativa.
2. Fomentar la transmisión de la lengua gallega en el ámbito familiar.
3. Habilitar dentro de la cultura juvenil espacios de uso para el gallego a través de una oferta de productos de demanda masiva en el campo de la cultura y del ocio.
4. Fomentar entre la juventud los valores funcionales, identitarios y diferenciales de la lengua gallega.

Esta política, derrotada en las urnas, es rescatada ahora por Feijoo, una vez nombrado presidente de la Xunta, en contra de la voluntad mayoritaria de sus votantes.

Como dice una nota de la Mesa por la Libertad Lingüística (no confundir con la Mesa de Callón): «Vemos por delante cuatro años de ignominia. Al menos los socialistas y los nacionalistas no engañaron a nadie. Bien es verdad que muchos nos engañamos a nosotros mismos. Teníamos esa necesidad psicológica, y él simplemente la aprovechó».

Y sigue la nota de la MLL: «[Feijoo] ha condescendido en público a que los parlamentarios de su grupo se expresen en español -parece que hubo alguno capaz de pedirle tal licencia-. Eso sí, sólo mientras no se pongan al día en gallego. Pero a los miles de niños sujetos ahora a su capricho lingüístico, primero les prometió libertad inmediata, y antes de que pasaran tres días revocó su promesa, para no sumirles en la inseguridad jurídica».

Ahora me pregunto yo:
1º ¿Tuvo el bipartito tantas trabas jurídicas para la imposición coactiva del gallego y la creación de galescolas por doquier como las que dice tener Feijoo para cumplir con sus promesas electorales?
2º ¿A quién pretende engañar este señor?
3º ¿Se cree acaso que los gallegos somos tontos y nos chupamos el dedo?
***
"Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo" (John Fitzgerald Kennedy).

La "guerra" empezará en Galicia
Fabiola Martinez Vega elsemanaldigital 23 Mayo 2009

Los españoles vamos camino de los cinco millones de parados, el caos económico es un destello del vacío moral, ético e incluso democrático que tiene nuestro país, un lugar en el que ni siquiera podemos educar a nuestros hijos en el idioma que queremos y ahora, el simpático presidente de gobierno, también nos prohíbe tomar decisiones por nuestras hijas menores de edad, ya pueden abortar sin que usted se entere. Habrá mucho abuelo frustrado pero que no se preocupe, acabará "eutanasiado" cuando menos se lo espere.

Tenemos un gobierno totalmente decidido a cambiar la sociedad para siempre por medio de la palabra y los gestos mientras nadie le detiene con la suficiente fuerza. En menos de cuatro años, por ejemplo, hemos acabado diciendo el "todos y todas" como si semejante estupidez inventada por los cursis fuese algo lógico en nuestro idioma. Todo es tan absurdo como ver cómo los hijos denuncian a los padres y viceversa. Hemos alcanzado la cota más alta de incompetencia educativa y que además se palpa en el propio gobierno nacional y en los autonómicos. No daré ejemplos, pero ya saben que hay mucho indocumentado a sueldo público que se inventa "miembras" y lo que haga falta para salir del paso.

Hace dos meses que el PP de Feijoo gobierna Galicia y aún no se ha cumplido la promesa de la supresión del decreto del gallego y seguiremos pagando sueldo, coche oficial y privilegios a un "secretario lingüístico" que es el que hizo el programa del PSOE en el 2005. La Educación y la Cultura vuelven a estar abandonadas a su rumbo perdido. Las aulas gallegas están tan revueltas como lo estuvieron con el bipartito; pronto se volverá a la calle porque alguien se ha creído que gobernar para todos es posible. La sociedad gallega está más revuelta que la nacional porque los "nunca mais" no se disolvieron, (sólo se dieron un descanso mientras ocupaban altos cargos en la Xunta), ya han salido a la calle contra Feijoo y no dejarán de acosarlo durante cuatro años porque es "gratis" y la red está montada siempre contra el PP. Quien por cierto parece no enterarse de qué va la película.

Volver al decreto de Fraga no será nada fácil porque han pasado más de veinte años y las necesidades educativas y sociales son diferentes, Galicia ganó unas elecciones buscando la libertad que no tuvo durante cuatro años, los cargos son eventuales y dependen de la inteligencia del elegido y del elector. Los gallegos saben lo que quieren para sus hijos y no sólo es una cuestión de economía, y el que lo crea se equivoca.

Las calles gallegas saben arder en unos minutos por el poder de las "ciberturbas" y pararlas es misión imposible para los que no se quieran mojar hasta las cejas con la contundencia de unos principios y valores firmes.

Galicia vive en un suspiro y en una esperanza pero ninguna de las dos sensaciones te resuelve la vida ni logra que tus hijos tengan una enseñanza por ti elegida.

Será difícil vivir en esta nueva Galicia como lo fue durante el bipartito porque ahora el problema es que los que deberían tender una mano a los que lucharon por la libertad, léase, Galicia Bilingüe, están solos como nunca. ¿Se imaginan ustedes que esa plataforma fuera de la izquierda y que llegasen al poder? Les darían todos los cargos de Educación y Cultura y todo el mundo lo asumiría. Todo gallego que se precie sabe que si el PP de Feijoo no hubiese empuñado la defensa de la libertad lingüística, muchos miles de votos podrían haberse perdido.

Algún día lograremos que en España se defienda a las personas antes que a las lenguas. No pierdo la esperanza.

Batasuna lo consiguió
Editorial ABC 23 Mayo 2009

LA sentencia favorable del Tribunal Constitucional a la candidatura de Iniciativa Internacionalista (I.I.) va a obligar a un cambio de planteamiento en la aplicación de la ley de Partidos Políticos. Era obvio que las pruebas contra esta formación de extrema izquierda eran básicamente indicios que, por separado podían tener escasa entidad incriminatoria, pero juntos describían una relación de interés recíproco evidente con la izquierda proetarra. El Tribunal Supremo consideró que estaba suficientemente acreditada la servidumbre constituida por ETA en la candidatura europea de I.I. Sin embargo, el hecho de que en la deliberación interna, cinco de sus 16 magistrados se hubieran manifestado en contra de la anulación de la lista, presagiaba para el auto del Supremo un tránsito difícil por el TC. Así ha sido. El TC ha dictado una sentencia que desmonta todos y cada uno de los indicios avalados por el Supremo, sentando una doctrina que no es episódica, sino que revela claramente la intención de reconducir la aplicación de la ley de Partidos Políticos por cauces mucho más estrictos. Ahora bien, esto no quiere decir que el Supremo hiciera una interpretación laxa de las garantías constitucionales. Lo que ha sucedido es que el TC ha aplicado un filtro mucho más estricto y, al mismo tiempo, ha incorporado a su lenguaje definiciones políticas muy lesivas para los intereses del Estado, como el concepto de «izquierda abertzale» creado por el juez Baltasar Garzón en uno de los autos dictados durante el proceso de paz para lavarle la cara a la negociación política de los socialistas con ETA. Confiemos en que ese rasero de rigor e independencia lo mantenga el TC en todos los asuntos que tiene pendientes, algunos desde hace demasiado tiempo.

Políticamente, el Gobierno, la Fiscalía y la Abogacía del Estado han recibido un serio revés, pero tampoco sería justo atribuirles negligencia en la investigación previa a las demandas o responsabilidad por la presentación de unas defectuosas estrategias procesales. Probablemente han hecho lo mismo que en los anteriores procesos que se han saldado con sentencias a su favor. Por eso no es momento de perder el tiempo con un cruce de acusaciones, sino de asumir que el TC ha cancelado un ciclo político y judicial de la ley de Partidos Políticos -en buena medida como consecuencia del desorden legal y ético provocado por la negociación política con los terroristas- y que, de ahora en adelante, la tarea del Gobierno y el Parlamento será estudiar sus reformas para hacerla más eficaz y disuasoria. Es evidente que la izquierda proetarra se ha adaptado al perfil de la ilegalización para evitarla. Por ejemplo, I.I. ha sabido confundir al TC con una falsa condena a la violencia incluida en su recurso de amparo. No habían pasado ni veinticuatro horas desde que se notificara la sentencia y este partido ya estaba eludiendo la condena del terrorismo y reclamando el voto del entramado batasuno.

Este partido debe quedar bajo la lupa de la ley y, en cuanto haya indicios suficientes, debe ser llevado ante la Sala del 61 para su ilegalización. Además, es necesario reformar la ley de Partidos para que todo cargo que haya sido elegido en la lista de un partido ilegalizado pierda su acta. Lo único que no se debe hacer es abandonar el deber de combatir el terrorismo por todos los medios legítimos.

LA LENGUA NO ES SAGRADA, NUESTRA LIBERTAD SÍ"
Gloria Lago: "Feijóo tiene que entender que no puede traicionarnos"
La presidenta de Galicia Bilingüe ha contado en La Hora de Federico cómo han vivido el nombramiento del nacionalista Lorenzo en política lingüística. Lago cree "Feijóo se tiene que dar cuenta que no puede traicionar a la gente de esa manera" y espera que rectifique y cumpla sus promesas electorales.
Libertad Digital 23 Mayo 2009

Frente a las insidias de quienes decían que Galicia Bilingüe era una creación del PP, la asociación ha demostrado, una vez más, su independencia al denunciar públicamente la traición de Alberto Núñez Feijóo nombrando a un nacionalista como Anxo Lorenzo al frente de política lingüística y dejando claro que vigilarán y exigirán el cumplimiento de las promesas que el presidente de la Xunta hizo durante la campaña electoral.

En una entrevista en La Hora de Federico, el programa dirigido y presentado por Federico Jiménez Losantos en LDTV, Gloria Lago explicó que Anxo Lorenzo es "un independiente porque no es del PP, pero no es independiente ideológicamente, es una persona del PSOE pero claramente afín al nacionalismo, es un nacionalista, cualquiera que lea sus trabajos sabe que son los trabajos de un nacionalista".

"No me lo podía creer"
Lago dijo que "pensábamos que el señor Feijóo iba a cumplir, nos parecía absurdo que no lo hiciera, pero poco a poco sus declaraciones empezaron a ser un poco ambiguas, ya no se hablaba de derogar sino de modificar" y "su conselleiro de Educación parecía abrir la puerta para consensuar con esos grupos con los que no se puede consensuar, porque qué va a usted a consensuar con ese sindicato CIG –el sindicato del Bloque Nacionalista Galego– que quiere que el español deje de ser lengua oficial en Galicia, es algo imposible".

Sin embargo "como estaba muy cerca el 17 de mayo (día de las letras gallegas) que es cuando los nacionalistas se movilizan y este año estaban muy activos", en Galicia Blingüe creyeron "que lo que estaba intentado era no enervarlos, desactivarlos, pero el nombramiento del señor Anxo Lorenzo, tres días antes de las Letras Gallegas ya nos alarmó completamente, porque ese nombramiento era para quedarse".

Al enterarse del nombramiento de Lorenzo, relató Lago, "primero nos asombramos yo no me lo podía creer, empezaron a llamar los periodistas, yo no me lo creí, pensé que era el día de los Santos Inocentes en Portugal, después pasamos al estupor, después al enfado y acabamos con un disgusto inmenso, no lo podíamos entender, ya no por nosotros sino incluso por ellos, como podían ser tan torpes, no darse cuenta de que la gente eso no lo iba a perdonar".

La gente, furiosa con Feijóo
Después lo que sucedió, explicó la presidenta de Galicia Blingüe "fue algo impresionante, empezamos a recibir correos, llamadas de teléfono, sabíamos que teníamos un gran apoyo pero no sospechábamos que podíamos tener a tantísima gente detrás, personas que no eran socios, que no colaboraban habitualmente con nosotros, es que estaban furiosas, indignadas, madres que llamaban llorando, decían cómo nos han podido traicionar, yo jamás he votado al PP y lo hice por esto, lo hice por mis hijos".

Lago cree que "los políticos a veces piensan que los grandes temas son los que más importan a la gente, ellos dirá bueno en una situación económica tan mala que le va a importan a la gente este tema , es decir hemos llegado y lo vamos dejando a un lado, y se equivocan" porque "la gente estaba ilusionada porque percibía que iba a ver un cambio, en su forma de vivir incluso, y mucha madres me decían, yo el problema de la economía no lo voy a arreglar pero el problema de mi hijo lo arreglo".

Muchas de estas personas, continuó Lago, "empezaron a llamar al PP a sus sedes a enviar correos, y ellos empezaron a notar la presión, y yo creo, creo, es una opinión mía, pero a mí me dio la impresión de que ellos se dieron cuenta que esto importaba mucho y que se jugaban mucho y que su imagen iba a quedar muy deteriorada".

Un cambio que da cierta esperanza
Para la presidenta de Galicia Blingüe, ahora "lo importante es saber si desde este lunes, que empezamos a notar un cambio y eso hay que reconocerlo, Feijóo incluso el día de las Letras Gallegas dijo que en Galicia había dos lenguas que es algo inesperado un día como ese, el señor conselleiro ya dijo que iban a preguntar a los padres, que el decreto se derogaba, que incluso se podría abrir la puerta a un cambio en la ley de normalización, yo cuando le oí decir eso dije está claro que se los han cometido con patatas todo el fin de semana, tuvo que ser una reacción muy grande incluso dentro de su partido para que esta gente esté ahora cambiando".

Galicia Bilingüe está "en estado de alerta, hemos palpado la calle, que es el apoyo que tenemos nosotros, la sociedad civil, y nos hemos dado cuenta de que si convocamos una movilización vamos a tener un apoyo inmenso y esos apoyos que hemos recabado todo este fin de semana los tenemos ahí en estado de alerta por si los tenemos que utilizar".


Lo que más le dolió fue que el PP la echase a los leones
En cuanto a sus sensaciones personales ante lo que ha pasado, Lago explicó que "intento que lo que me afecta a mí no le afecte a la asociación", pero "no cabe duda de que a mí me entristeció porque la reacción de los nacionalistas aquel fin de semana fue horrorosa, es decir en sus foros como me ridiculizaban, utilizando incluso imágenes con pornografía, fue espantoso, a mí me echaron a los leones, una persona que en cierto modo había colaborado a su triunfo, la dejaron quedar como a una extremista, en seguida se decía no es ni blanco ni negro, mire es que nosotros no somos ni blanco ni negro, nosotros somos algo justo, lo otro es un extremo, nosotros no, y eso fue lo que a mí mas me dolió".

"Nosotros hemos sufrido mucho –continuó Lago– no solamente por las amenazas que recibimos de los radicales en casa, por las cosas que nos han pasado, sino por otra forma muy sibilina que tienen de cansarte que es infiltrarse en tu trabajo, y eso lo están haciendo conmigo, yo he pedido en el mes de marzo una orden de alejamiento de un radical al que me he encontrado en mi instituto, no la he conseguido todavía, y ellos reparten folletos entre mis alumnos para desacreditarme y todo eso realmente es agotador, cuando te pasa una cosa así dices pero bueno no hay derecho a que nos hagan esto".

"Ahora somos más fuertes y ellos lo saben"
Pese a la actitud de los dirigentes del PP, Gloria Lago acalró que "lo curioso es que ese partido sigue estando con nosotros, los dirigentes no pero el partido sí, entonces ahí van a tener un problema, porque hay un sector muy grande del partido que ha simpatizado con nosotros y se ha ilusionado, y yo creo que por eso él se ha dado cuenta de que lo tiene que arreglar y es una pena porque le ha dado alas al PSOE, en cuanto este señor empezó a titubear se crecieron y dijeron es que esto de la lengua es sagrada, pues la lengua no es sagrada, sagrados somos nosotros nuestra libertad es sagrada".

En este sentido, Lago añadió que "Feijóo tiene que darse cuenta de que no se puede traicionar a la gente de esa manera, yo creo que se ha dado cuenta y como de lo que se trata es de arreglar esto, nosotros no somos rencorosos y si necesitan ayuda se la daremos, aunque digerir la píldora Anxo Lorenzo es muy difícil porque nos ha insultado y nos ha insultado en un momento muy delicado".

Lago cree que "hay que ver el lado bueno de las cosas, yo se que hay mucha prensa en Galicia que está ahora desconcertada porque decían que nosotros éramos del PP, que éramos una creación del PP para ganar las elecciones y se han dado cuenta de que no es verdad, por ese lado hemos ganado algo y hemos ganado respecto del poder mucho, porque ahora somos más fuertes y ellos lo saben".

Desde su creación, Galicia Bilingüe no ha dejado de recibir amenazas de los nacionalistas. Cuenta Gloria Lago que "necesitamos cada vez que nos desplazamos avisar a las fuerzas de seguridad, es una cosa horrorosa y no hemos contado la mitad de cosas que nos pasan". En la manifestación nacionalista del 17 de mayo se corearon cosas como "Gloria Lago pin pan pun" entre otras lindezas. Lago dice que no le "afectó mucho porque ya estoy acostumbrada, me afectó la primera vez que recibí un correo, fue un mazazo, pensaba alguien desde su casa me acaba de mandar esto a mí que no me conoce y te sientes insegura, vas por la calle y sientes que alguien te está vigilando pero poco a poco empiezas a superarlo y acostumbrarte y ya recibes amenazas peores, sorpresas todavía más duras y poco a poco lo vas asimilando porque como no lo vamos a dejar, pues habrá que confiar en las fuerzas de seguridad que nos protejan".

Lago tiene claro que no va abandonar pese que se "disgustó mucho, quizá fue peor que lo de Anxo Lorenzo ciertos detalles que vimos antes, esos días en los que ellos estaban dando marcha atrás, hubo cosas muy desagradables, y ahí sí que yo tuve miedo de no ser capaz de seguir porque me notaba demasiado agotada, porque claro tienes que ir a trabajar y ves los panfletos, el que te canta por el pasillo, pero curiosamente me he recuperado, y he descubierto que debo ser como las ratas, que soy inmune al veneno".

"Queremos que cumpla su promesa"
La presidenta de GB dijo que si Feijóo rectifica "tendrá nuestro apoyo, pero creer en ellos va a ser muy difícil. Todo lo que sea ayudar para que esto se arregle por supuesto, y nosotros nunca vamos a pedir más de lo que se puede hacer, y lo que se puede hacer es preguntarles a los padres como él prometió en la campaña electoral pero con una casillita no una encuesta, en qué idioma quiere las asignaturas troncales, fue su promesa la tenemos grabada, eso es lo que queremos porque fue una promesa y se puede hacer".

Lago advirtió que "ahora van a utilizar la palabra segregar para lo que es elegir, lo que se hace en toda Europa cuando hay dos lenguas oficiales eligen los padres, aquí lo transforman en algo parecido al apartheid, nosotros tenemos que estar ahí enseñándole a la gente que eso no es verdad". "Nunca pensé que esto podía suceder pero no por nosotros, por ellos, porque lo tenían facilismo, muy fácil, tenían noqueado al PSOE en ese aspecto, hay muchos dirigentes del PP que están muy disgustados, pero el misterio es que opina el señor Feijóo, yo no lo sé pero lo que sí intuyo es que lo va a arreglar", añadió Lago.

"Hay que arreglarlo en toda España"
Finalmente, Lago consideró que "tenemos que intentar arreglarlo para toda España, a ver si conseguimos que ningún partido quiera utilizar esto lo que va a ser un poco difícil, pero si hay la más mínima posibilidad de hacerlo de una manera independiente yo seré la primera en echar una mano, no podemos estar cada cuatro años expuestos a que él que llegue nos cambie esto, eso no puede ser, habrá que empezar desde abajo y si hay que tocar al PSOE habrá que tocar al PSOE, pero esto hay que intentar arreglarlo para toda España".

La Xunta eliminará de las oposiciones la obligación de hacer la prueba en gallego
Los sindicatos abandonan la Mesa General de la Función Pública tras el anuncio del Gobierno autónomo que garantiza, sin embargo, que todos los funcionarios será "competentes" para tramitar asuntos en gallego
AGENCIAS | SANTIAGO La Opinión 23 Mayo 2009

El Gobierno de Núñez Feijóo va a eliminar de las oposiciones la obligación de hacer al menos uno de los exámenes en gallego, así se lo confirmó ayer a los sindicatos. Ante el anuncio, los representantes de CIG, UGT y CCOO se levantaron de la mesa de negociaciones, para después denunciar las restricciones que la Xunta quiere imponer a una de las dos lenguas de la comunidad. Únicamente CSIF no abandonó las conversaciones, pues defiende que "no se puede obligar a los opositores a conocer las lenguas de un Estado antes de tener plaza en esa comunidad autónoma".

La Consellería de Facenda explicó ayer a los sindicatos su intención de reformar el artículo 35 de la Lei de Función Pública Galega para eliminar la obligación aprobada por el bipartito en julio de 2007 de que al menos uno de los exámenes para acceder a una plaza de funcionario de la Administración gallega debe realizarse exclusivamente en gallego.

El departamento que dirige Marta Fernández Currás justificó su decisión porque la Xunta "quiere garantizar los derechos constitucionales y lingüísticos de los ciudadanos" y "busca fomentar la libertad de elección del opositor", de tal modo que pueda elegir la lengua en que quiere ser examinado. En todo caso, el director xeral de Función Pública, José María Barreiro, se comprometía a "fomentar el empleo del gallego entre los funcionarios con cursos de formación y conocimiento" de este idioma.

Con la modificación legislativa que impulsará el Gobierno autonómico, los opositores que acrediten con el título correspondiente su dominio del idioma podrán hacer los exámenes en gallego o en castellano. Y sólo tendrán que enfrentarse a un ejercicio específico de lengua gallega los aspirantes que no tengan el diploma que demuestre su control sobre este idioma.

Cuando aún no se han cumplido dos años de la reforma del bipartito, el Gobierno de Núñez Feijóo vuelve a recuperar el modelo de Manuel Fraga, y es más, su intención es que cuando se apruebe la modificación legislativa, las oposiciones que ya estén convocadas y en curso puedan acogerse a la reforma, y suprimir el examen en gallego.

La decisión de la Xunta crispó a los representantes de los trabajadores. Anxo Louzao, en nombre de la CIG, denunció que el Gobierno de Feijóo quiere "exterminar el gallego" y aseguró que con la reforma "un funcionario no tiene por qué conocer nuestro idioma". "Es una muestra de totalitarismo y demuestra la obsesión permanente del PP para liquidar el gallego", insistió Louzao.

Machús Fernández, portavoz de Comisiones Obreras, tildó de "inadmisible" la iniciativa de la Xunta, pues ésta tiene "la obligación de garantizar la competencia lingüística de los empleados en gallego y castellano".

El representante de UGT, Francisco Núñez, consideró de "muy poca inteligencia moral y una irresponsabilidad meterse en un tema como el de la lengua, sin buscar el consenso de los partidos y enfrentando a la ciudadanía". Los sindicatos tampoco entienden las prisas de la Xunta que impulsa ahora una modificación urgente sólo para mudar un artículo, cuando la ley de función pública debe se objeto de una reforma más amplia, para adaptarse al Estatuto del Empleado Público, promulgado por las Cortes.

La Consellería de Facenda reitera su oferta de diálogo con los representantes de los trabajadores, y ha convocado de nuevo el lunes a los sindicatos para reanudar las negociaciones en la Mesa General de la Función Pública en los edificios administrativos de San Caetano en Santiago.

función pública
La Xunta podría no exigir saber gallego en el caso de médicos especialistas

El Gobierno autónomo garantizará la elección de idioma en las oposiciones de la función pública
Luís Villamor La Voz 23 Mayo 2009

El Gobierno autónomo estudia eliminar el requisito previo de conocimiento del gallego para acceder a ámbitos como el sanitario, en donde en los últimos años distintas Administraciones autonómicas han reconocido, con mayor o menor grado de evidencia, dificultades para captar especialistas por razones de idioma.

Fuentes de la Consellería de Facenda, de la que depende ahora Función Pública, confirmaron a este diario que «se estudiará que, en según qué casos, non sexa un requisito obligatorio» el conocimiento del gallego. El Gobierno aduce que no se pueden perder buenos profesionales de la medicina por esta circunstancia.

El departamento de Marta Fernández puso como ejemplo el de los médicos especialistas, de los que hay carencias en la sanidad pública y, en ocasiones, resulta difícil atraerlos al sistema sanitario, al exigírseles un conocimiento previo del idioma propio, según las explicaciones de la consellería.

El Ejecutivo de Alberto Núñez Feijoo, en este sentido, analiza la posibilidad de ponderar de manera diferente el conocimiento del gallego según las áreas profesionales. «As bases de cada convocatoria de probas selectivas establecerán o carácter e valoración desta proba en lingua galega», indicó ayer el director xeral de la Función Pública, José María Barreiro.

La Xunta tampoco descarta que este nivel de exención inicial del gallego pueda afectar a otros ámbitos. Al respecto, Facenda cree que no son descabelladas las apreciaciones expresadas ayer por el sindicato CSIF, en el sentido de que «no se puede obligar a los opositores a conocer las lenguas de un Estado, antes de tener plaza en esa comunidad autónoma», lo que abriría las puertas a opositores de todo el país.

Esta organización sostiene que «la competencia lingüística debe ser un hecho una vez obtenida plaza y no un requisito para presentarse a la oposición». «Todo esto está en estudio», según Facenda.

La Xunta anunció entretanto que modificará el artículo 35 de la Lei da Función Pública «ao obxecto de que a Administración autonómica poida garantir os dereitos constitucionais e lingüísticos dos cidadáns, e para que nas oposicións se poida elixir entre o galego, como lingua propia da comunidade, e o castelán, como lingua cooficial en Galicia».

Barreiro transmitió esta posición, que permitirá elegir entre realizar el test en gallego o castellano, a los sindicatos UGT, CC.?OO., CIG y CSIF, en el curso de una polémica reunión de la Mesa Xeral de la Función Pública.

«A modificación legal é un compromiso do novo Goberno, que busca fomentar a liberdade de elección do opositor», insistió. El director xeral sostuvo que el fin último es «que os aspirantes a funcionarios poidan elixir a lingua na que queren ser examinados».

Barreiro indicó, no obstante, que la intención de la Xunta es que «nas probas selectivas que se realicen para o acceso ás prazas da Administración da comunidade, e nas entidades locais, se inclúa un exame de galego, agás para aqueles que acrediten o seu coñecemento conforme á normativa vixente». El director xeral puntualizó que el Ejecutivo «apostará por potenciar que todos os funcionarios coñezan e sexan competentes en galego».

La Xunta garantiza la elección de idioma en las oposiciones gallegas
E. P. RODRÍGUEZ-SOMOZA ABC Galicia 23 Mayo 2009

SANTIAGO. Tras las críticas suscitadas en torno a la utilización de las dos lenguas con cooficialidad en Galicia en las oposiciones, la Xunta reiteró ayer su intención de modificar el artículo 35 de la Ley de Función Pública, con el objetivo de garantizar los derechos constitucionales y lingüísticos de los ciudadanos a poder elegir el idioma de estas pruebas. En esta dirección se dirigió ayer el director general de la Función Pública, José María Barreiro, a los representantes sindicales de UGT, CC.OO., CIG y CSIF, con los que tuvo oportunidad de reunirse en la Mesa General de Negociación de Empleados Públicos.

A ellos les trasladó la intención del Gobierno de cumplir el compromiso adquirido de fomentar la libertad de elección del opositor, al tiempo que defendió el derecho de este último a elegir la lengua en la que quiere ser examinado. No obstante, desde la Administración autonómica se fomentará el conocimiento del gallego entre los funcionarios a través de cursos. Del mismo modo, las bases de cada convocatoria establecerán el carácter y la valoración de estas pruebas en la lengua propia de Galicia.

El objetivo de esta actuación por parte del Ejecutivo es que en las pruebas selectivas de acceso a las plazas de la Administración en la Comunidad, y en las entidades locales, se incluya un examen en gallego, a excepción de aquellos que acrediten el conocimiento de esta lengua conforme a la norma vigente. De igual modo, Barreiro reiteró la disposición de su equipo a consensuar esta modificación legal con los sindicatos, con los que previsiblemente retomará los contactos el lunes.

Critico con el anuncio se mostró el portavoz de lengua del BNG, Bieito Lobeira, quien informó sobre la interpelación que su grupo ha presentado con la intención de que el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, explique la decisión de «suprimir la capacitación lingüística en gallego en las oposiciones que se realicen en Galicia».

En el texto, los nacionalistas denuncian que la «línea de combate» del PP se caracterice por la «exclusión, prejuicios, españolización de la Administración, vulneración de la norma y conculación de derechos». Al respecto, advierten que la reforma prevista va en contra del Estatuto de Autonomía, la Ley de Normalización, la de la Administración Local, la Carta Europea de las lenguas y el Plan General de la Normalización de la lengua gallega.

«El lendakari está rectificando y tiene nuestro voto de confianza»
ALBERTO LARDIÉS www.abc.es 23 Mayo 2009

La presidenta en funciones del Foro de Ermua, Inma Castilla de Cortázar, destila optimismo por el futuro político que se abre en el País Vasco con la llegada del nuevo Ejecutivo. Terminada la hegemonía nacionalista de los últimos 30 años, desde la asociación cívica demandan acciones concretas a Patxi López para que haya «un cambio de verdad».

—¿Qué espera el Foro Ermua del nuevo Gobierno vasco?
—Esperamos que nos represente cabalmente, mostrando qué es el constitucionalismo vasco. Esperamos que se preocupe de los derechos individuales porque «los territorios» no tienen derechos, los derechos los tenemos las personas, que por cierto también tenemos obligaciones.

—¿Cuál es la mayor exigencia del constitucionalismo vasco?
—Sin duda, la derrota de ETA que ha impedido la libertad, con la eficaz orquestación de todo el nacionalismo vasco en su conjunto, matando, extorsionando, intimidando, manipulando, pervirtiendo la convivencia y fomentando activamente una patológica relación con el resto de España.
Nosotros queremos que se restaure una relación de normalidad, de concordia, incluso de gratitud, con el resto de España.

—¿Por dónde empezar?
—Para que el gobierno vasco pueda ser eficaz en su determinación de derrotar a ETA hace falta la implicación decidida de Gobierno de España. ¿Cómo es posible que ETA, con ANV, siga gobernando en más de cuarenta ayuntamientos?
Es incomprensible después de una sentencia firme del Tribunal Supremo del 22 de septiembre de 2008: han pasado ocho meses. Todo resquicio de poder, de financiación… de la banda terrorista debilita cualquier intento de regeneración por parte del Gobierno autonómico. ETA debe salir de los Ayuntamientos de forma inmediata.

—¿Qué se debe hacer, entonces, con los ayuntamientos donde gobierna ANV?
—Disolverlos uno a uno en aplicación del artículo 61 de la Ley de Bases del Régimen Local. Es laborioso, sin duda, pero mucho más arduo ha sido desalojar al régimen nacionalista del Parlamento vasco en las urnas, con un censo electoral significativamente sesgado en beneficio del nacionalismo. Y mucho más difícil jurídica y mediáticamente fue permitir que ETA volviera a las instituciones, en la pasada legislatura, que no vamos a recordar para disfrutar del momento presente.

—¿Temen que Patxi López pueda embarcarse en otra negociación con ETA?
—El lendakari sabe que el Foro Ermua le ha manifestado rotundamente su apoyo para hacer lo que hay que hacer: no pedimos milagros, pedimos firmeza, determinación y lealtad. Sabemos que es una tarea ingente en muchos frentes y que el nacionalismo en su conjunto se opondrá. Patxi López sabe perfectamente dónde estará el Foro Ermua si incumple sus compromisos.
Nosotros sabemos que el lendakari no está haciendo lo que hubiera querido hacer. Está haciendo lo que debe hacer: es de sabios rectificar y tienen nuestro voto de confianza.

—¿Debe cambiar la política lingüística con el nuevo Ejecutivo?
—Sin duda alguna. Se han de desenmascarar las trampas del llamado «bilingüismo», que consiste en que desaparezca el castellano, lengua materna de más del 90 por ciento de los vascos, como lengua vehicular con el consiguiente fracaso escolar en muchos niños. Hay miles de familias en el País Vasco sufriendo este atropello.

—¿Qué políticas creen necesarias para resarcir la memoria de las víctimas del terrorismo?
—El Foro tiene previstas unas Jornadas en las que se hará público un documento con «Los Contenidos del Cambio en el País Vasco» para abordar los temas clave de toda esta ingente trabajo que el nuevo gobierno y los
constitucionalistas tienen por delante.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial