AGLI

Recortes de Prensa    Lunes 1 Junio 2009

 

Palma
La libertad pide paso
Emilio Campmany Libertad Digital 1 Junio 2009

La terrible experiencia de los primeros cuarenta años del siglo XX hicieron de nosotros un pueblo acomodaticio, sin ganas de líos ni de meterse en políticas. Después de fracasar en su intento de que el pueblo derrocara el régimen de Franco, la izquierda aprendió a extraer renta de este defecto nuestro de ir dejando que pasen las cosas en la convicción de que la sangre nunca llegará al río, que no hay mal que cien años dure y que todo quedará en agua de borrajas.

Toda la Transición estuvo encaminada a la reconciliación. La derecha entendió que la izquierda y los nacionalistas no colaborarían nunca con un régimen que no fuera federalizador y socializante. Por eso, la Constitución inventó "las nacionalidades", como un escalón por debajo de la nación, pero sin fijar con precisión sus límites. Por eso, también dice cosas como que los sindicatos contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos o que la función social de la propiedad delimita su contenido o deja abierta la posibilidad a que un Gobierno imponga una economía planificada. A cambio, la derecha sólo exigió que España siguiera siendo España y que fuera una Monarquía, creyendo que ésta garantizaría la unidad de aquélla.

Y hoy lo que tenemos son unas "nacionalidades" donde, sean o no mayoría quienes allí lo sienten, apenas se soporta ser parte de España y se desprecian sus símbolos y la persona que los encarna. Hasta el punto de que en Barcelona o Bilbao no puede celebrarse el Día de las Fuerzas Armadas, como si sus habitantes no disfrutaran también de su protección. Por su parte, la izquierda no sólo ampara a sus sindicatos –a pesar de ser hoy obvio que constituyen una rémora– y levanta proyectos de economía planificada para salir de la crisis, sino que se alía con los nacionalismos para impedir que la derecha, que apenas le gusta ya llamarse nacional, pueda volver al poder.

El electorado tan sólo quiere que le dejen en paz, que no le cuenten problemas y que se los resuelvan, mientras huyen de defender, no ya en público, sino en su pequeño círculo de amigos, cualquier idea que, por muy suya que sea, quepa ser tildada de fascista, insolidaria, reaccionaria o, simplemente, pasada de moda. Así, miles de ciudadanos soportan en silencio sin decir ni pío que sus impuestos sirvan para pagar subvenciones millonarias, que la Administración le envíe papeles y haga comunicaciones en un idioma que no es el suyo y que a sus hijos los adoctrinen con unas ideas de las que no participan, viendo como su libertad se recorta un giro de tuerca tras otro.

Todos ellos debieran recordar las palabras de don Quijote: "La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida; y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres".

Cuán reconfortante es ver que en las conciencias de unos miles de españoles todavía retumban estas sabias palabras para darles el valor de manifestarse por esa libertad (y esa honra) de la que cada día tenemos menos. Estos miles pueden enorgullecerse de habernos devuelto a los demás la esperanza.

Sin castellano, mirar hacia otro lado
María Belén Piedrafita www.lavozlibre.com 1 Junio 2009

La lengua es un asunto delicado en España. Los candidatos a las elecciones europeas lo saben mejor que nadie. Es imprescindible no dejar cabos sueltos, sobre todo si el próximo 7 de junio te vas a presentar como cabeza de lista de una de las principales formaciones políticas españolas a las elecciones europeas. Eso debió pensar Jaime Mayor Oreja cuando el pasado 27 de mayo telefoneó a Jorge Campos, presidente de Círculo Balear.

A tres días de la manifestación por la libertad lingüística, que el sábado 30 recorrió las calles de Palma de Mallorca, el dirigente popular se puso en contacto con Campos para informarle personalmente de que por problemas de agenda lo sentía mucho y no podría estar presente en dicha manifestación.

Durante la conversación telefónica, Mayor Oreja trasladó a Jorge Campos todo su apoyo. “El mensaje de Círculo Balear es el mismo que yo defiendo, como demostré en el debate contra el candidato socialista, el lunes 25 de mayo”, explicó Jaime Mayor Oreja. Sus palabras en el cara a cara con López Aguilar parecen confirmarlo: “Hay que escoger entre quienes prohíben educarse en español en algunas partes de España y los que queremos que el español sea la segunda lengua de la Unión Europea”, manifestó el candidato popular. Diarios como el Periódico de Cataluña le dan una clara victoria en dicho debate gracias a este tema, entre otros.

Sin embargo, Mayor Oreja pareció olvidar que la situación no es exactamente como él la planteó. Los partidos políticos tienen la obligación moral de posicionarse en un tema tan importante como es el conflicto lingüístico; los ciudadanos escogerán el que más se adapte a sus postulados. Sin embargo, el discurso no puede quedarse en palabras vacías. Las distintas Leyes de Normalización Lingüística de la Comunidad Valenciana y Baleares han sido elaboradas y llevadas a la práctica ya sea por el propio Partido Popular, ya sea con su beneplácito. La Ley 4/1983, del 23 de noviembre, de uso y enseñanza del valenciano, fue elaborada en 1983 por el gobierno socialista de la Comunidad Valenciana. El Partido Popular se ha pasado años mirando para otro lado mientras las líneas de castellano desaparecían de los colegios públicos de Castellón. En el caso de Baleares, la Ley 3/1986, de 19 de abril, de Normalización Lingüística, fue aprobada por el propio Partido Popular. Actualmente resulta muy difícil estudiar en castellano en un colegio público de Baleares, mientras que cada vez se restringe más el acceso al funcionariado en función de la posesión de un título acreditativo de catalán, que pasa a ser, no ya mérito, sino una exigencia.

Los ciudadanos desean que las promesas políticas se lleven a la práctica y no que se queden en un mensaje lanzado al aire en un plató de televisión.

Sublevación contra la imposición catalanista en Baleares
Santiago Abascal elsemanaldigital 1 Junio 2009

El éxito de la protesta convocada por el Circulo Balear marcará una antes y un después en la política lingüística de la isla.

Asistí en representación de la Fundación para la Defensa de la Nación Española, a la manifestación convocada en Palma de Mallorca por el Circulo Balear, que preside Jorge Campos. La libertad lingüística y el derecho a escolarizar a los niños en español, ambos arrasados en las Islas Baleares por demasiadas generaciones de políticos acomplejados y fanáticos, eran el caballo de batalla de tan justa marcha cívica por las calles de la capital insular.

El éxito de la cita fue rotundo por muchos matices que pongan algunos medios de comunicación que son simples altavoces propagandísticos del catalanismo impositor e impostor en el archipiélago mediterráneo, en razón de su obligatoriedad y de la sustitución forzosa de las variedades lingüísticas vernáculas de las distintas islas.

Varios miles de personas protestaron como nunca antes se había hecho en Baleares, donde la escasa población y la insularidad hacían prever una manifestación minoritaria. Pero la marcha fue masiva, lo que quedó patente en el alborozo de los organizadores.

La "revuelta ciudadana" de Palma cerró el capítulo de manifestaciones y concentraciones que ya han sido convocadas en los últimos meses en otros lugares de España con idénticos lemas: País Vasco, Cataluña y Galicia. (En Valencia la respuesta ciudadana es aun escasa y falta de organización). En cualquier caso, el problema abordado no es meramente territorial, no se puede reducir a las áreas donde la lengua nacional y oficial coexiste con lenguas regionales, sino que es un gravísimo problema nacional que lleva demasiado tiempo cercenando la igualdad de los españoles ante la ley.

Esto que algunos no logran ver lo comprende incluso un niño de 11 años, como Olav, que al término de la manifestación dijo con serenidad y sin papeles una frase lapidaria ante miles de personas. "En lo que mi respecta la Constitución no existe"

Pues eso, que alguien tome nota. En Baleares, el único que de verdad ha tomado nota ha sido Carlos Delgado, alcalde popular de Calviá, y única opción de futuro del PP Balear, que defendiendo las tesis de los manifestantes fue derrotado en el último Congreso del PP Balear por un aparato implacable que se negó a asumir sus tesis de libertad lingüística, (las del PP nacional, por cierto), apostando por un falso bilingüismo impuesto sin piedad desde hace muchos años en Baleares. Que reflexionen por favor, o serán demasiados los votantes que defraudados, desafectos, y contra natura, opten por opciones políticas nuevas que pretendan que la Constitución impere en el último rincón de España. Carlos Delgado lo quiere.

Acribillados a impuestos por Zapatero
Francisco Rubiales Periodista Digital 1 Junio 2009

El Estado español, en manos de una partitocracia que ha acabado con la democracia, es también un monstruo insostenible, plagado de suculentos gobiernos regionales y provinciales tan innecesarios como hipertrofiados, y de legiones de funcionarios y de enchufados que ni siquiera tienen trabajo que desempeñar, un despilfarro enloquecido que exige a los españoles pagar impuestos abusivos y que convierte la democracia española en un sistema absurdo, e inviable.

A pesar de la crisis, por voluntad expresa de un Zapatero arrogante descontrolado, la factura del gasto público español sigue subiendo sin control. Los más de tres millones de funcionarios, a los que hay que agregar los más de 300.000 enchufados, amiguetes y beneficiados del poder, todos ellos pagados por el Estado, exigen que cada español sea acribillado con una lluvia de impuestos directos e indirectos. La España actual se ha convertido en un país injusto, desequilibrado y con una casta política que pesa como una losa de plomo y aplasta al sufrido ciudadano, cada día más explotado y marginado del proceso de toma de decisiones.

Esa es la realidad española que retrataba el diario Expansión en su edición del 11 de mayo de 2009, cuando desmenuzaba en su portada los inmensos impuestos que cada trabajador español está obligado a pagar para sostener la impúdica y desmesurada maquinaria de un Estado tan irracional y monstruoso como insostenible e ineficiente. Cada español que trabaja tiene que pagar 4.471euros al año para mantener la masa de funcionarios, que cuestan más del 10 por ciento del PIB. A esa cantidad debe agregar la de los enchufados, familiares y amigos del poder, muchos de ellos camuflados en partidas presupuestarias opacas que suelen escapar a todo control.

La España de Zapatero, diseñada y construida en tiempos de gran prosperidad, representa hoy un lastre insoportable para el país, pero los políticos, temerosos de perder popularidad y votos, son incapaces de rediseñar un Estado irracional que está llevándonos a la tumba como país próspero y como sociedad avanzada.

La desmesura del Estado español hace que, para mantenerlo, tengamos que pagar demasiados impuestos, lo que repercute negativamente en la competitividad, en la salud de las empresas, en las economías familiares y en la felicidad de los españoles, que, al sentirse cada día más "oprimidos" por el poder político, se desligan de la democracia y aprenden a despreciar a una "casta" política que se está ganando a pulso la imagen de incontrolada y depredadora.

"Expansión" realiza una serie de revelaciones escalofriantes sobre el costo que representa para los españoles la enorme masa salarial y los privilegios del sector público. Una de ellas es que "los sueldos de la función pública equivalen a la recaudación total del IRPF y del Impuesto de Sociedades".

La sangría que los políticos practican a España es brutal y parece no tener límites. A pesar de que la crisis exige austeridad y mesura, los políticos españoles, con Zapatero a la cabeza, no paran de gastar, aunque para ello hayan endeudado ya a las próximas tres generaciones de españoles. En lugar de reducir sus plantillas, autonomías como Baleares las incrementaron con un 23% más de contrataciones. El drama es especialmente grave en las autonomías gobernadas por socialistas, donde el despilfarro parece irrefrenable. Las únicas que han redujeron o mantuvieron el número de empleados en 2008 fueron Castilla y León, Navarra, Galicia, País Vasco y la Rioja.

Voto en Blanco

El entendimiento y las dos Españas
Pablo Sebastián Estrella Digital 1 Junio 2009

Aunque afortunadamente a la gran mayoría de los españoles les que queda muy lejano en el tiempo, y a los más jóvenes ajeno a su realidad, el viejo debate de las dos Españas ha vuelto a surgir en la campaña electoral en curso, que para colmo debería ser sobre la política europea. Este discurso de las dos España, que pone en revisión o entredicho el mayor logro de la Transición, que fue la reconciliación nacional, ha sido una novedad desde que Zapatero llegó al poder, rompió el archivo de la Guerra Civil y puso en marcha la ley de Memoria Histórica, en pos de la apertura de tumbas y de las heridas que estaban cicatrizadas.

Así, lo que al principio parecía fruto de su ilusa bisoñez izquierdista, con las que pretendía, como el sastrecillo valiente y de un solo golpe, darle la vuelta a la Guerra Civil, convertir España en un Estado federal -lo que no quieren ni los propios nacionalistas- y pactar con ETA el fin de la violencia haciéndoles concesiones políticas, al final se ha convertido en un proyecto fallido que Zapatero recupera como discurso político e ideológico cada vez que está en aprietos, como le ocurre ahora con la crisis económica y el paro, en plenas elecciones europeas.

Unos comicios marcados por un exceso de agresividad en los que se ha vuelto a hablar de la apertura de la tumba de Federico García Lorca, mientras en el Tribunal Supremo se inician actuaciones sobre la presunta prevaricación del juez Garzón en su intento de abrir una causa general al franquismo, al margen de sus competencias y para apoyar la ley de Memoria Histórica de Zapatero; se ha vuelto a hablar de franquismo en los debates televisivos y aparecen nazis en los anuncios electorales de la televisión, y vuelve una y otra vez y sin demanda social alguna la batalla entre el laicismo y la Iglesia católica.

Sin duda, todo un compendio de despropósitos fuera de su tiempo y de la realidad que hoy preocupa a los españoles, que no es otra que el paro y la crisis económica. Aunque para Zapatero y para su partido desvertebrado, o su Gobierno de pesos pluma, todos estos fuegos de artificio -que son más propios de Izquierda Unida y del PCE- incluyen un doble objetivo político: disfrazarse con los ropajes de una izquierda populista y radical, desde la que esperan evitar una huelga general, e intentar movilizar a sus bases en estas elecciones europeas, que podrían, en caso de confirmarse la derrota que anuncian las encuestas, marcar un punto de inflexión irreversible en el declive de Zapatero y su tiempo político.

A la vez, el rancio y peligroso discurso de las dos España -peligroso hasta el punto que el diario El País ha dicho que no se le puede imputar a Garzón por una prevaricación que iba contra el franquismo (sic)- provoca nuevas e irreconciliables actitudes entre los dos grandes partidos nacionales. Cuando lo que hace falta es un gran pacto nacional sobre la economía, lo que cada día que pasa parece más imposible. Sobre todo porque la prioridad absoluta de Zapatero es salvarse él, y hundir a Rajoy para quedarse sin la oposición y permanecer en el poder.

Ayer en Baracaldo hacía, curiosamente, Zapatero un canto al entendimiento entre fuerzas políticas en alusión al pacto del PSOE con el PP que permite la presencia de Patxi López al frente del Gobierno vasco. Sin embargo no dice Zapatero que para que ese pacto fuera posible hizo falta una rectificación en toda la línea de la política antiterrorista de su Gobierno. Como ha tenido que rectificar en inmigración, en los trasvases, en el Estatuto catalán, en su negativa de la crisis y en Kosovo, entre otras muchas cosas. Lo que es peor si de estas elecciones no se deriva un resultado que señale un vuelco claro de la situación política, con lo que la crisis económica y el desencuentro seguirán.

La importancia de saber gallego
Juan Julio Alfaya Periodista Digital  1 Junio 2009

Estuve de congreso todo el día. Esto me recuerda otro congreso de la misma asociación médica al que asistí hace dos años. Aquella tuvo lugar en Barcelona. Por suerte, no tuve que aprender catalán. Todos me atendieron en español, tanto en el taxi, como en el hotel, o en los restaurantes.

El idioma oficial del congreso era el inglés, sin traducción. Todos hablaban con mejor o peor acento este idioma: ingleses, americanos, españoles, franceses, italianos. También los asistentes cuando planteaban alguna cuestión.

Cuando volví a Galicia, comprendí lo importante que es saber gallego, catalán o vasco.

Alberto Fernández es médico.
Su blog, "Vive y deja vivir".
http://viveydejavivir-doc.blogspot.com/

«Hay que reformar la Constitución porque el Estado autonómico está fuera de control»
MARÍA JESÚS CAÑIZARES | BARCELONA ABC (Cataluña) 1 Junio 2009

Hasta sus adversarios reconocen que fue el candidato más brillante en el debate televisivo del pasado viernes. Gracias a Aleix Vidal-Quadras (Barcelona, 1945), la campaña de las elecciones europeas es menos anodina.

-¿Se esperaba una campaña tan agresiva por parte del PSC, con tanta confrontación?
-Más que confrontación, porque eso es bueno, es una campaña sucia que en términos pugilísticos sería de golpes por debajo de la cintura. El PSC está muy desesperado, tiene miedo a perder y arriesga mucho. Estas campañas tienen un peligro para quienes las realizan, que se vuelven en contra.

-¿Denota una forma de hacer política?
-Es una visión totalitaria de la política. En el PP creemos que el PSOE está equivodado, pero la izquierda quiere aniquilarnos, borrarnos del mapa. Son gente muy maniquea, corrosiva, venenosa. Para un país eso es malo porque las dos grandes fuerzas políticas deben respetarse, compartir ciertos valores básicos y determinados principios constitucionales.

-Estos días se ha hablado de la posibilidad de que el Estado de las autonomías entorpezca la recuperación económica.
-El Estado de las autonomía ha descarrilado, esta fuera de control. Hemos creado un monstruo que ya camina solo. Hemos sobrepasado los 3 millones de empleados públicos, lo cual hace difícil que una economía lo pueda sustentar. Las anécdotas sobre despilfarros autonómicos son innumerables. El tripartito tiene programados 300 millones para estudios y más de 100 millones para asuntos exteriores. ¿Desde cuándo un gobierno regional tiene que tener delegaciones en Nueva York, París o Londres? Eso es una locura de nuevo rico. El Estado de las autonomías se tiene que reconducir porque está acabando con la unidad de mercado en España. Tenemos 17 sistemas reguladores, 17 sistemas educativos, 17 estructuras administrativas que no hacen más que provocar barreras culturales y lingüísticas. Para las empresas, cada vez es más difícil moverse en nuestra propia nación, lo cual es contrario al espíritu de eliminación de fronteras que hay en Europa. El Estado de las autonomías debe reorganizarse a fondo.

-¿Y cómo puede hacerse eso?
-Con una reforma constitucional. Ha llegado el momento, después de 30 años, de pensar seriamente en una reforma a fondo donde se refuerce la cohesión nacional, donde el Estado recupere su capacidad de dirigir la política de la nación y donde todas estas barreras artificiales desaparezcan. Es desgarrador que seamos el único país del mundo donde una familia no puede escolarizar a su hijo en la lengua oficial del Estado.

-¿Cómo se ve Cataluña desde Europa?
-Para los estados miembros de la UE, la cohesión interna de cada país es fundamental. Todos estos procesos de desintegración nacionalistas son observados desde Europa con enorme preocupación. La idea europea es la superación de las diferencias culturales y lingüísticas para trabajar todos juntos bajo principios universales. El nacionalismo catalán y vasco es, por tanto, antieuropeo.

-¿Usted «ningunea» a CiU?
-En el Parlamento europeo, los diputados influyentes pertenecen a grandes delegaciones como PP o PSOE. El que vaya solo en plan guerrillero, como el candidato de CiU o ERC, puede hacer ruido, pero no trabajará en serio. Nosotros podemos resolver los problemas de los catalanes, los demás pueden montar saraos o pulular por Europa. O hacer el rídículo, que es un derecho del ser humano, si vas allí a pedir la independencia de Cataluña.

-¿Ve factible un pacto de futuro entre CiU y PP en Cataluña?
-No, en absoluto. No podemos pactar con CiU mientras defienda la liquidación de la unidad española Parece que le han inoculado el virus secesionista y no sé si tiene tratamiento. En cuanto al PSC, se ha vuelto más nacionalista que los nacionalistas.

-Lo digo porque el candidato de CiU Ramon tremosa dice que el pacto del Majestic es lo mejor que le ha ocurrido en Cataluña en materia de autogobierno.
-Eran otros tiempos. Jordi Pujol era gradualista, trabajaba en un marco más o menos razonable. Pero CiU se ha echado al monte. Tremosa es un independentista revestido de un tecnicismo académico, no a lo bruto, como ERC. Quizá es menos rústico, pero en el fondo es un secesionista.

-Los nacionalistas temen un pacto «a la vasca» en Cataluña.
-En Cataluña en estos momentos, es impensable. En el Paía Vasco se ha impuesto la realidad. Cuando la propia supervivencia está en peligro, no hay más remedio que los dos grandes partidos cierren filas. Cuando tienes delante al mal en estado químicamente puro que es ETA, la única solución es que PSOE y PP trabajen juntos. En Cataluña, los socialistas están aliados con los independentistas, cuyo proyecto es destruir la nación española. Y eso es una contradicción. La fórmula vasca es la que se tendría que adoptar a nivel nacional. Engordar a los independentistas es una estatregia suicida.

-Usted es conocido por decir las cosas muy claras. ¿Cree que hasta ahora ha habido una indefinición en el discurso del PPC?
-Desde que en 1996, el PPC cambió inducido por la dirección nacional, nunca ha encontrado su camino. Ha habido 12 años de indefinición, cambios de liderazgo, oscilación de mensaje, desorientación del votante y aparición de un partido como Ciutadans que nunca habría existido si el PPC no hubiera perdido la brújula. Ahora propongo recuperar al PPC auténtico, sin complejos. Yo estoy dispuestos a implicarme, no puedo ostentar el cargo que tenía en 1996 porque ya no es posible, pero sí a trabajar codo con codo. No me he desentendido de la política catalana. Josep Piqué me tenía vetado cuando era presidente porque él tenía una visión muy distinta, con los resultados «brillantes» que ya se han visto. Yo ahora me llevo bien con la nueva dirección, hay sintonía con la presidenta Alicia Sánchez-Camacho.

-¿El PP nacional se ha convencido ya de que Cataluña es decisiva para gobernar España?
-¡Es que lo es! Nuestro gran agujero negro, lo que debería ser prioridad máxima y obsesiva del PP nacional, es Cataluña.

-¿Cree posible volver a alcanzar los 17 diputados que usted logró en Cataluña?
-Si en 1996 no se hubiera truncado la línea ascendente lograda, tendríamos hasta 25. Entonces sí que seríamos decisivos. Aquellos 17 no eran un techo, eran un paso más, pero si te cortan las alas, es difícil seguir el vuelo.

-¿Quién las cortó?
-Las circunstancias, el pacto del Majestic, donde Pujol fue listo y neutralizó a la otra parte. Lo que pasa es que el PP tenía que haber sido un poco más espabilado.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Santiago Abascal (DENAES):
"Para atacar España se ataca a los castellanohablantes y al idioma como lengua nacional"

No ve problemas en el bilingüismo, sino en las instituciones gobernadas por nacionalistas
M.A.G. www.lavozlibre.com 1 Junio 2009

Madrid.- Santiago Abascal, presidente de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES), cree que se utiliza la imposición de las lenguas regionales para socavar los fundamentos de la nación. Asegura que el Gobierno central se muestra incapaz de solucionar este problema de falta de libertad lingüística. Para Abascal, el bilingüismo en sí no origina ningún conflicto mayor que el que pueden ocasionar las instituciones gobernadas por los partidos nacionalistas y por los partidos nacionales "que no están a la altura de las circunstancias".

- ¿Peligra el castellano en alguna región de España?
- No creo que el español como lengua corra ningún peligro. Lo que sí creo que peligra es España. Se están produciendo numerosas amenazas contra su propia existencia como entidad nacional y eso es lo que está siendo atacado por grupos segregacionistas perfectamente organizados. Es algo que nadie con dos dedos de frente puede negar. Para atacar a España se ataca al idioma como lengua nacional y a sus hablantes conculcando sus derechos de una manera sistemática, deliberada y anticonstitucional.

- ¿Qué opinión le merecen las políticas de inmersión lingüística implantadas en España?
- No las conozco todas al detalle, pero para mí decir políticas de inmersión es un eufemismo. Creo que deberían llamarse 'políticas de ahogo lingüístico' por parte de quienes quieren imponer la lengua regional frente a la nacional. Los españoles tienen el derecho constitucional de estudiar en español y de acceder a la administración en cualquier punto del territorio sin ser discriminados por no conocer una lengua. Son políticas completamente sectáreas que además tienen un objetivo muy claro y preciso: atacar la convivencia nacional, atacar el proyecto común y hacernos irreconocibles a los españoles.

- ¿Los padres deberían tener la potestad para elegir el idioma en el que quieren que aprendan sus hijos o deberían confiar en que el Estado cree un modelo de bilingüismo factible?
- Creo en la potestad de los padres, pero con ciertos matices. Los padres deben tener el derecho de que sus hijos estudien en la lengua nacional, oficial y franca en la que todos los españoles nos entendemos. Ése es el derecho que no está garantizado. Creo que los padres también tienen derecho a que aprendan lenguas regionales si así lo desean, pero resulta que ese derecho no sólo está garantizado, sino que se les ha impuesto. No creo que se pueda decir que los padres tienen derecho a elegir la lengua en la que se educa a sus hijos. Al ser un país con gran inmigración, el Estado no podría asumir una educación a la carta de cada padre. A lo que sí tienen derecho es a que se les instruya en la lengua oficial y constitucional que es el español.

"LA COMPETENCIA EDUCATIVA NUNCA DEBERÍA HABERSE TRANSFERIDO A LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS"
- ¿Ha perjudicado el modelo general la transferencia de las competencias de educación a las comunidades autónomas?
- Ha perjudicado el proyecto común, ha perjudicado España y ha perjudicado la veracidad histórica y sociopolítica de lo que estudian los alumnos. Esta transferencia ha sido altamente nociva para el país y probablemente uno de los mayores errores que cometimos colectivamente en la Transición democrática y en el periodo de elaboración del proyecto constitucional. Hay otras competencias que desde mi punto de vista es muy cuestionable que estén en poder de las autonomías, pero la competencia educativa es una de las que nunca debería haberse transferido de esa manera.

- ¿La llegada de Feijóo a la Xunta ha podido calmar las aguas en Galicia?
- En estos momentos tengo que contestar desde el escepticismo y desde la inquietud del reciente nombramiento de Anxo Lorenzo como secretario general de Política Lingüística. Por otra parte, distintos portavoces están hablando de que se buscará el consenso en Galicia y yo creo que la clave no es el consenso, sino la libertad de los padres para que sus hijos puedan estudiar en español. Me inquieta que el actual gobierno esté reorientando la posición del PP en esa línea.

- ¿La sociedad se está movilizando realmente en contra de esto o todavía no hay concienciación suficiente?
- Creo que ha habido una movilización social conforme al nivel de presión que se ha ido ejerciendo en algunas comunidades autónomas. Esas movilizaciones que se han producido en Galicia han tenido influencias electorales y sin ninguna duda han sido uno de los caballos de batalla de Feijóo en las elecciones, por lo tanto yo no tengo duda de que tienen su efecto y hay que ser leales a su resultado. También se han producido movilizaciones en el País Vasco, por parte de los padres que evitaron una radicalización de la imposición nacionalista en el último periodo del gobierno de Ibarretxe, y en Cataluña, a través de distintas asociaciones. Igual en Balares, con la manifestación de Palma del sábado 30 de mayo. No tengo ninguna duda de que esto y las denuncias públicas en los medios de comunicación son muy efectivas y consiguen grandes logros.

- ¿Cómo se podría frenar esta imposición de lenguas cooficiales?
- Lo primero que tenemos que hacer es una reflexión colectiva muy profunda de hacia dónde vamos, en qué hemos convertido el sistema de las autonomías y hasta qué punto ese estado de autonomías que consagraba la realidad plural de la nación española o le daba articulación constitucional no se ha pasado de la raya. Creo que la reflexión tiene que ir en esa línea y también en la de entenderse entre los dos grandes partidos españoles al margen de los nacionalistas. La vía política española no puede seguir condicionada por los intereses nacionalistas que están enfrentados al proyecto común como demostraron en Mestalla. Es algo que no podemos tolerar en ningún ámbito. Tenemos que atrevernos a hacer grandes reformas y a llegar a acuerdos todos los que queremos seguir siendo españoles.

"LOS NACIONALISTAS NOS HAN QUERIDO NORMALIZAR A TODOS, COMO SI POR HABLAR LA LENGUA NACIONAL FUÉRAMOS PERSONAS EXTRAÑAS"
- ¿Qué acción lleva a cabo DENAES en materia lingüística?
- Hemos sido críticos con las políticas que juzgamos erróneas, pero también hemos impulsado una propuesta de reforma constitucional articulada con la idea de que el derecho a estudiar en español esté garantizado. Una nueva redacción constitucional con muchísima mas claridad y nitidez de lo que se viene haciendo hoy en día. Es cierto que hay sentencias del tribunal constitucional que, siendo positivas y pudiendo garantizar que se estudie en español, no son todo lo claras que nos gustaría.

- ¿El bilingüismo ‘normalizado’ es posible?
- No entiendo las palabras normalizar y normalizado. Me generan alergia. Los nacionalistas han hecho un abuso tremendo de ella, nos han querido normalizar a todos, como si fuéramos extraños Y anormales, como si por hablar la lengua nacional fuéramos personas extrañas. El bilinguismo es algo mucho mas natural y convive con tranquilidad en las propias sociedades al margen de las imposiciones políticas. Creo que el problema está en las instituciones y en el fanatismo de algunos dirigentes nacionalistas absolutamente sediciosos que se han infiltrado en las instituciones españolas para derruirlas. Entiendo que el bilinguismo no ocasiona ningun problema más allá del que ocasionan las instituciones gobernadas por los partidos nacionalistas y en ocasiones por los partidos nacionales que no están a la altura de las circunstancias.

Iniciativa Internacionalista

Luis del Pino Libertad Digital 1 Junio 2009

"It might be inexpedient to defy,
but it was easy to delude,
the sentiments of a patriotic people"
Ronald Syme
The Roman Revolution

No he escrito nada contra el Tribunal Constitucional a raíz de la legalización de la lista de Iniciativa Internacionalista porque a mí lo de hacerme trampas en el solitario me aburre bastante.

Si estuviéramos hablando de un órgano que funciona de manera independiente, con una acreditada trayectoria que demostrara que toma sus decisiones en función de criterios jurídicos o no jurídicos, pero al menos propios, podríamos todos rasgarnos las vestiduras y mostrar nuestro desacuerdo con SU decisión. Pero no es el caso.

Estamos hablando de un tribunal que funciona al servicio de los partidos políticos, que actúa al dictado de esos partidos, que no duda en acompasar sus resoluciones a los tiempos que las políticas de "concienciación" de la opinión pública exigen (véase el estatuto catalán), que sistemáticamente obedece lo que marcan los señoritos que nombran a los miembros componentes del tribunal.

Por tanto, estamos hablando de un tribunal que jamás hubiera legalizado esa lista de Iniciativa Internacionalista sin contar con el permiso de quienes nombran, vigilan y presionan a ese tribunal de manera constante. Quien quiera seguir engañándose a sí mismo, que lo haga. Yo paso de ese rollo.

Por una vez en la vida, creo que estoy completamente de acuerdo con ese personaje llamado Erkoreka: si el Tribunal Constitucional ha legalizado Iniciativa Internacionalista, y además por unanimidad, es porque los dos partidos supuestamente nacionales han querido que así sea. Si hubieran querido lo contrario, Iniciativa Internacionalista no se podría presentar a las elecciones.

Criticar, por tanto, al Tribunal Constitucional es tan estúpido como ponerse a discutir con el perro cuando te muerde en una pierna: con quien habrá que discutir, en todo caso, es con el amo. Y si hay alguien a quien responsabilizar de que Otegui tenga a quien votar, será a los partidos que previamente han colocado en el Constitucional a sus fieles peones. Partidos que, por la razón que sea, querían que Iniciativa Internacionalista se presentara a estas elecciones.

¿Y cuál puede ser esa razón? Ahí sólo cabe conjeturar, a falta de declaraciones formales claras por parte de Gobierno y Oposición. Pero no hace falta ser muy desconfiado para sospechar que estamos ante un proceso que jamás se ha detenido. Ni para intuir que la presencia de los batasunos en los ayuntamientos (donde siguen campando a sus anchas sin que PSOE ni PP digan esta boca es mía); la no derogación de la autorización parlamentaria para negociar con ETA (sin que PSOE ni PP digan esta boca es mía); la neutralización del ala "dura" del PP y de los escasos reductos jacobinos que quedaban en el PSOE y la legalización de la nueva formación batasuna (esta vez con cobertura de las más variopintas formaciones de la extrema izquierda española) responden a un mismo objetivo, al que nunca se había renunciado: preparar el terreno para un segundo intento de alcanzar el "fin dialogado" de ETA.

El pacto encaminado a ese "fin dialogado" sigue en marcha. Con la diferencia, frente a la legislatura anterior, de que esta vez son ambos partidos mayoritarios los que están de acuerdo en seguir impulsando el calendario. Son los miembros del Tribunal Constitucional nombrados por ambos partidos los que han querido que el mundo batasuno siga teniendo voz en Europa. A partir de ahí, que cada uno siga buscando las justificaciones que quiera para el comportamiento de su partido favorito. Autoengañarse es gratis.

Pero, por favor, que nadie ose criticar al Tribunal Constitucional como si éste fuera un ente autónomo. Porque no lo es.

P.D.: Por cierto, hablando del tema de la justicia independiente, recomiendo leer el último artículo de Emilio Campmany en Libertad Digital. Enormemente bueno, como todos los suyos.
http://www.libertaddigital.com/opinion/emilio-campmany/justicia-de-izquierdas-49384/

ETA se reorganiza

Pablo Mosquera La Voz   1 Junio 2009

El último comunicado de la banda informa sobre asambleas y análisis desde el pasado hasta el presente. Acuerdan seguir en una estrategia político-militar. Con ello responden a varios frentes. El primero, la revuelta de los presos, que han criticado desde su actitud en el proceso de negociación hasta el fracaso de la situación actual de la lucha armada, sin ninguna posibilidad de victoria y, por tanto, sin esperanzas para el indulto.

Y también la revuelta del mundo civil, donde Otegi y sus correligionarios no solo exigen el cese de la lucha armada, sino que están cada día más por la labor de fundar un nuevo partido aberzale, que deje de lado a ETA y al PNV. La pérdida del poder del nacionalismo los coloca ante el fin de aquellas permisivas y útiles ayudas en materia de radiotelevisión pública, cultura y educación, que son las herramientas capaces de crear estado de opinión a favor de la causa romántica del aberzalismo.

Su comunicado indica que hay un núcleo intangible que está dispuesto a sacudir duro. Incluso deslizan que disponen de armas sofisticadas, como misiles, para asustar al personal y hacernos pensar que la lucha puede entrar en otra dinámica más aterradora que la producida por los coches bomba.

Pero se les sigue viendo el plumero. Necesitan que el Estado los vuelva a tener en cuenta para negociar. Y es ahí donde muestran sus propias debilidades. Temen que su guerra no tenga razón de ser, ya que son incapaces de unir a nadie más. Por eso se apresuran a expulsar al PNV antes de que hasta los que se han quedado en la oposición les digan que solo han servido para hacer que la sociedad vasca, y mucho más con la crisis, se haya ido moviendo hacia tesis cada vez más próximas a la normalidad en las que ETA ni está, ni se le espera.

Una ETA que carece de fundamentos ideológicos, ya que no sería capaz de responder a la pregunta: ¿y después de la independencia, qué?

ETA se reorganiza, pero la sociedad le da la espalda y el nacionalismo ya no está en condiciones de usarla como vanguardia de sus reivindicaciones ante el Estado.

La Xunta sondeará a 330.000 padres para decidir el modelo lingüístico en las aulas
Educación hará el sondeo en junio E El presidente reconoce que no le gusta la idea de segregar a los alumnos según el idioma pero aclara que aún están abiertas "todas las posibilidades"
REDACCIÓN | SANTIAGO / OURENSE La Opinión 1 Junio 2009

El modelo lingüístico que aplicará la Xunta cuando derogue el decreto del gallego en la enseñanza impulsado por el bipartito queda en manos de una consulta que la Consellería de Educación realizará en junio a un total de 330.000 padres gallegos. Este sondeo será la base de la nueva normativa que se aplicará en las aulas a partir del curso 2010-2011. Entretanto, están abiertas "todas las posibilidades", tal y como explicó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una entrevista a Europa Press.

Son muchas aún las incógnitas que se deben despejar sobre el modelo lingüístico que pretende la Consellería de Educación. Feijóo había prometido que los padres elegirían la lengua en la que estudiarían sus hijos, pero queda ver cómo se plasma esta promesa en las aulas. El titular del Ejecutivo gallego introduce, de hecho, matices al respecto y alude sólo a la etapa de Educación Infantil. Según dice, los progenitores escogerán el idioma en el que quieren que sus hijos aprendan a leer y escribir entre los 0 y los 6 años. "A partir de ahí, siempre que haya disponibilidad de aulas y de recursos buscaremos que casen los intereses de los padres con los recursos y criterios pedagógicos", aclaró.

En todo caso, en Educación Infantil la normativa vigente ya establece que se impartirán las clases en la lengua materna de los alumnos.

Sobre la posibilidad de segregar a los estudiantes por aulas en función del idioma, Feijóo fue tajante: "no me gusta". Pero aún así tampoco descarta esta opción. "Cuando se abre un debate hay que manejar todas las posibilidades", añade.

Otra cuestión que está sin definir es si se va a mantener un porcentaje mínimo de asignaturas en gallego. Siempre lo hubo. Primero fue un tercio de las materias y después el decreto del bipartito elevó este cupo a un "mínimo del 50%" siguiendo las directrices del Plan de Normalización Lingüística impulsado por el Gobierno de Fraga. "Sobre el porcentaje de asignaturas que se impartirán en gallego o en castellano, lo mejor es dejar trabajar a los técnicos", explicó Feijóo.

En definitiva, todas las opciones están abiertas y el sondeo que se realizará a los padres en junio desvelará muchas de estas incógnitas. En todo caso, el presidente de la Xunta también puntualiza que la opinión de las familias será "vinculante" pero deberá "casar" con las pautas pedagógicas y los recursos económicos "disponibles".

El objetivo, según aclaró el presidente del Ejecutivo autonómico, es presentar un borrador de decreto que permita "congeniar" el bilingüismo con la libertad y "trasladar la amabilidad lingüística a la calle y a las aulas".

Alberto Núñez Feijóo confía en que la futura normativa sobre el uso del gallego contará con el apoyo de los padres. "Estoy convencido de que si no obtenemos el consenso político sí vamos a conseguir el de los padres", sentenció el presidente gallego.

Pero su objetivo no es que los alumnos gallegos dominen sólo dos lenguas. "Me gustaría que un estudiante de la comunidad gallega tuviese las mismas opciones que en Madrid donde el 25% de los centros tienen como lengua vehicular el inglés", explicó.

Por eso, descartó que la crisis sea un impedimento para aplicar su modelo trilingüe.

El presidente gallego ve una oposición frustrada y furiosa que no sabe perder, aunque seguirá buscando consensos
Feijóo rechaza segregar por lengua, pero la opinión de los padres será “vinculante”
EUROPA PRESS > SANTIAGO El Ideal Gallego 1 Junio 2009

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, rechaza segregar a los alumnos por lengua, aunque reconoce que cuando se abre “un debate” hay que manejar “todas las posibilidades”. Por ello, asegura que la opinión de los padres será “vinculante” pero deberá “casar” con las pautas pedagógicas y los recursos económicos “disponibles” en los servicios educativos de la Administración.

El jefe del Ejecutivo autonómico señaló que la segregación lingüística en todas las etapas educativas no es su modelo -“no me gusta”, sentenció-, aunque garantizó que los niños gallegos aprenderán a leer y a escribir en el idioma que decidan sus progenitores.

“En la educación infantil, la lengua será aquella que elijan los padres para leer y escribir sus hijos. A partir de ahí, siempre que haya disponibilidad de aulas y de recursos, buscaremos que casen los intereses de los padres con recursos y criterios pedagógicos”, afirmó.

En este escenario, anunció que la Xunta realizará en junio una consulta a más de 330.000 padres gallegos para saber qué modelo lingüístico desean para la educación de sus hijos. El objetivo es que los resultados de esta consulta sean la base del nuevo decreto en la enseñanza.

Según explicó, este documento persigue “congeniar” el bilingüismo con la libertad y trasladar la “amabilidad lingüística” de la calle a las aulas. “Sobre el porcentaje de asignaturas que se impartirán en gallego o en castellano, lo mejor es dejar trabajar a los técnicos”, indicó y se mostró convencido de que el apoyo de los progenitores al nuevo decreto está garantizado.

“Estoy convencido de que si no obtenemos el consenso sí vamos a conseguir el de los padres”, sentenció el presidente y recalcó que el fin último de su política educativa no es que los alumnos gallegos dominen “sólo dos lenguas”.

“Me gustaría que un estudiante de Galicia tuviese las mismas posibilidades que en Madrid, donde el 25% de los centros tienen como lengua vehicular el inglés”, dijo.

Alberto Núñez Feijóo hizo un balance “positivo” de sus poco más de 30 días al frente de la Xunta, en los que, a su juicio, se ha tomado “muy en serio” la recesión económica que vive Galicia.

“Hemos actuado como un Gobierno austero”, sentenció y ejemplificó con algunas de sus medidas, como la reducción de altos cargos y personal de gabinete -cuyo ahorro para la legislatura cifró en 30 millones- o la rebaja en un 50 por ciento de los tributos por la adquisición de una vivienda a jóvenes y a familias numerosas.

Frente a la “mentira colectiva y continuada” acerca de que el AVE de conexión con la Meseta estaría listo en 2012, el presidente de la Xunta alertó de que “no valen disculpas”. Para “recuperar el tiempo perdido”, reclamó “duplicar la inversión necesaria para, al menos, corregir en parte el retraso” y exigió la constitución de la comisión de seguimiento de las infraestructuras.

En el balance se sus primeros días de Gobierno, Núñez Feijóo se mostró muy crítico con la actitud de PSdeG y BNG, a quienes tachó de oposición “frustrada y furiosa”, con unos líderes “poco libres”, que se “equivoca” en sus prioridades como hizo “cuando estaba al frente del Gobierno”.

“No supieron perder”, y contrapuso la postura de socialistas y nacionalistas con la que mantuvieron los populares en 2005.

El dirigente participó ayer en un acto electoral junto al presidente del PP europeo, Antonio López Istúriz, y la candidata Carmen Fraga.

Feijóo, en contra de segregar a los alumnos por uso lingüístico
ABC (Galicia) 1 Junio 2009

SANTIAGO. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se mostró ayer en contra de un modelo educativo que divida a los alumnos en función de su lengua, si bien se mostró abierto a que se valoren todas las posibilidades dentro del debate educativo abierto a raíz de la derogación del decreto 124/2007. También defendió que la opinión que en junio expresen los más de 330.000 padres de alumnos de la Comunidad será «vinculante» en la medida en que no se salga de los modelos pedagógicos y las posibilidades económicas del ejecutivo autonómico.

En una entrevista concedida a Europa Press, el presidente de la Xunta garantizó que los niños gallegos aprenderán a leer y a escribir en el idioma que decidan sus progenitores. «En la educación infantil, la lengua será aquella que elijan los padres para leer y escribir sus hijos. A partir de ahí, siempre que haya disponibilidad de aulas y de recursos, buscaremos que casen los intereses de los padres con recursos y criterios pedagógicos», afirmó. Los resultados de esta consulta conformarán la base del nuevo decreto.

Según defendió Feijóo, el documento perseguirá compatibilizar el bilingüismo con la libertad. «Sobre el porcentaje de asignaturas que se impartirán en gallego o en castellano, lo mejor es dejar trabajar a los técnicos». También descartó que la crisis vaya a impedir el objetivo de tender hacia un modelo educativo trilingüe en las aulas gallegas.

Austeridad, contra derroche Respecto al balance de su primer mes al frente del gobierno de la Comunidad, Feijóo subrayó el principio de austeridad como pilar de actuación de su equipo. Entre las medidas, citó la reducción de altos cargos y personal de gabinete o la rebaja de impuestos a familias numerosas y jóvenes.

Feijóo subrayó que la Xunta cumplió con su «obligación» al denunciar ante los gallegos el coste de las reformas acometidas por el bipartito en el edificio administrativo de San Caetano, que cifró en seis millones de euros, y la construcción de una nueva sede para la planta de residuos de Sogama por 1,6 millones.

«Yo no compraría esos muebles ni haría esas obras y no lo haré en los próximos cuatro años», garantizó. «A quien le parezca normal gastar más de seis millones de euros en muebles y obras en plena crisis creerá que el bipartito acertó; los que no, pensarán que hay que hacer un plan de austeridad», espetó.

La UE pagará los cursos de catalán para Erasmus que imparten las universidades
ESTHER ARMORA ABC (Cataluña) 1 Junio 2009

BARCELONA. En un contexto de restricciones económicas y contención de partidas en el ámbito académico, el catalán recibe un nuevo espaldarazo financiero, esta vez, de la Comisión Europea (CE). Con esta ayuda para el catalán, que se aprobará oficialmente el mes que viene, la institución europea responde a una demanda de hace años de las universidades catalanas de que se reconozca la necesidad de refuerzo de la lengua autonómica.

Según ha podido saber este diario, la CE aprobará a mediados de junio una partida económica que servirá para subvencionar las clases de catalán que reciben antes de arrancar el curso los alumnos de Erasmus que vienen a Cataluña. La medida empezará a aplicarse a partir del curso 2020-2011. Hasta ahora, este gasto corría a cargo de las universidades o de la Generalitat y nunca había recibido una subvención externa, según indicaron a ABC portavoces de la sede de la CE en Barcelona.

Lenguas cooficiales
Según ha podido saber este diario, la propuesta de la CE para el presupuesto del Lifelong Learning Programme -Programa de Aprendizaje Permanente- 2010 «incluye, por primera vez, un aumento para cubrir las lenguas cooficiales del Estado -catalán, vasco y gallego- en el marco de los cursos intensivos para Erasmus».

No obstante, fuentes de la institución europea precisaron que «la decisión final sobre el presupuesto de esta partida y sobre la inclusión de esta lengua se tomará en junio».

Portavoces universitarios consultados por este diario dan por hecho que se aprobará la ayuda y lo celebran ya que, según indicaron a ABC, «es una reivindicación que llevamos años arrastrando y que ahora se hace realidad».

La ayuda llega en un momento en el que las subvenciones del Govern para promocionar el catalán en el ámbito académico van a la alza. Tal como avanzó este diario en su edición del 28 de octubre de 2008, el curso pasado las universidades recibieron más de 800.000 euros de la Administración para actividades destinadas a fomentar la lengua autonómica, un 13% más que el curso anterior.

En total, las ayudas de la Generalitat para promocionar el catalán en los campus ascendieron a 1,4 millones de euros. De esta partida, un total de 820.000 euros se entregaron a los centros para proyectos y actividades de normalización lingüística. Los 321.000 euros restantes se invirtieron en la edición y difusión de libros de texto o manuales universitarios y acciones diversas dirigidas al fomento de la lengua catalana y al incremento de su uso en la comunidad universitaria.

Las partidas para 2009 están pendientes de cierre, según confirmaron fuentes de la Generalitat. Lo que sí avanzaron es que a estas ayudas se sumará ahora una nueva partida de 2,5 millones que se extraerá de la partida adicional aprobada por el Govern hace dos años para financiación por objetivos. Fuentes del Comisionado para Universidades precisaron que de los casi 50 millones de euros que la Generalitat prometió a las universidades -un 30% les llegó en 2008-, una partida de casi tres millones (2,5) está reservada para aquellos centros que acrediten programas de impulso del catalán.

La Generalitat Valenciana da prioridad al 'valencià' en un folleto de matriculación
La diversidad de programas en valenciano desplaza el sistema educativo en español
www.lavozlibre.com 1 Junio 2009

Valencia.- ¿Se comporta de forma neutral la Generalitat Valenciana cuando en sus folletos de información sobre la matriculación del próximo curso el encabezamiento es ‘En Valencià Naturalment’ y no se menciona el otro idioma hablado mayoritariamente por los habitantes de la comunidad?

La Consejería de Educación de la Generalitat Valenciana imprime y distribuye anualmente un cuadernillo con la normativa legal de la educación en la comunidad y el listado de centros y líneas idiomáticas disponibles.

El gobierno de Francisco Camps (PP) ha tratado de difundir la idea de que la Generalitat Valenciana es ajena a los programas de inmersión lingüística forzosa, en contraposición a las políticas y métodos de los nacionalistas y socialistas.

El objetivo que destaca el Sistema Educativo Valenciano es el de que “todo el alumnado domine los dos idiomas oficiales: el valenciano y el castellano”. Sin embargo, por los medios puestos a disposición del primero, parece evidente que cuenta con algunas ventajas que no tiene el castellano. El propio folleto se encarga de mencionarlas.

Existen dos vías parta el alumnado, que en Valencia denominan ‘líneas’. Por una parte, se encuentra el ‘Programa de Enseñanza en Valenciano’ (PEV): “En los centros de Educación Infantil y Primaria se dirige a alumnos mayoritariamente valencianohablantes. Se utiliza el valenciano como lengua principal de instrucción […] En los centros de Educación Secundaria el programa puede acoger a todo el alumnado, independientemente del programa que haya seguido en Educación Primaria”.

Por otra parte está el Programa de Inmersión Lingüística (PIL), al que la Generalitat le ha añadido el adjetivo de ‘voluntaria’. Sin embargo, la voluntariedad sólo existe si tiene una alternativa y, en la mayoría de los casos, ésta es la línea en valenciano. Por lo tanto, los padres eligen entre valenciano o ‘inmersión al valenciano’, eso sí voluntaria. ¿Existe alternativa en castellano? No.

El Programa de Inmersión Lingüística Voluntaria, según la explicación del propio folleto de la Generalitat, “está diseñado para escolares mayoritariamente no valencianohablantes, cuyas familias optan voluntariamente por una escuela en valenciano. En el Programa de Inmersión Lingüística, el castellano, como área y como lengua de instrucción se incorpora a partir del primer o segundo ciclo, según el contexto sociolingüístico del centro”.

Además del Programa en Valenciano (PEV), y el de Inmersión (PIL), existe el Programa de Incorporación Progresiva -al valenciano- (PIP): “Cuando por cualquier motivo no se pueda aplicar ninguno de los dos programas se impartirán en valenciano, como mínimo, el área de Conocimiento del Medio a partir de tercero. En Educación Secundaria el programa supone que se impartirán, al menos, dos áreas no lingüísticas en valenciano”. En Castellón, por ejemplo, sólo 5 de los 150 centros escolares disponen del Programa de Incorporación Progresiva, que es el que dispone de mayor número de asignaturas en castellano. Eso sí, en valenciano el Conocimiento del Medio, el área que forma los conceptos básicos en la mente del niño.

El fundamento que señala el folleto, que expresa las posiciones oficiales de la Generalitat Valenciana es que “el dominio de dos idiomas comporta que las personas descifren mucha más información sobre el lenguaje que si solamente conocen una lengua […] El bilingüismo facilita la transferencia de habilidades comunicativas que inciden positivamente en el aprendizaje de más de una lengua, y en el rendimiento académico de los escolares”.

La realidad denunciada por algunos padres es que en Valencia no existen posibilidades de elección. Los sistemas de enseñanza valencianos copan todos los centros, ya que los claustros de profesores, dominados preferentemente por sindicatos favorables al valenciano, determinan la lengua vehicular del colegio o del instituto. El hecho de que sea precisamente el PP el que gobierna la región, disuade y desmoviliza a los padres de tomar cualquier iniciativa de protesta, porque temen una presión lingüística mayor si el PSOE llegara al poder, como sucedió en Galicia o en Baleares.

La Consejería de Educación de la Generalitat Valenciana señala que el folleto publicitario perteneciente a la campaña 'En Valencià Naturalment', se enmarca dentro de una acción meramente informativa en la que “se ofrece a los padres y madres información sobre las líneas en valenciano. Se inscribe dentro de las actuaciones que realiza la Administración educativa para promover un modelo plurilingüe en el sistema educativo, en el que no sólo tienen presencia las dos lenguas cooficiales, el castellano y el valenciano, sino también otros idiomas, entre ellos el inglés”.

Acerca de la inclusión de una casilla sobre la elección idiomática en la hoja de matriculación, la Consejería de Educación señala que “los padres y madres del alumnado han podido incluir en la solicitud de admisión para el próximo curso la preferencia de línea en castellano o valenciano. Se trata de una novedad, enmarcada dentro de las acciones encaminadas a garantizar la libertad de elección, que permitirá que la Consejería de Educación pueda conocer, a partir del actual proceso de admisión, si la demanda de las familias tanto en castellano como en valenciano se ajusta a la oferta del centro”.

El fracaso escolar en la Comunidad Valenciana alcanza el 39,7 por ciento de la población escolar, lo que supone el más alto de España (30,8 por ciento). La media europea es del 14,8 por ciento. Teniendo en cuenta que la media en Valencia se obtiene del resultado de colegios públicos y privados, en los primeros se alcanzas cuotas de hasta el 60 por ciento.

> En la imagen: Folleto de información sobre la matriculación del próximo curso con el encabezamiento de ‘En Valencià Naturalment’.

Recortes de Prensa   Página Inicial