AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 3 Junio 2009

 

Yo acuso
Luis del Pino Libertad Digital 3 Junio 2009

Ayer, Pedro J. Ramírez eligió el acto oficial de lanzamiento del libro Titadyn, de Antonio Iglesias y Casimiro García Abadillo, para cruzar su Rubicón particular en lo que al 11-M se refiere, convirtiendo su discurso de presentación del libro en un durísimo alegato contra 18 funcionarios públicos cuya conducta habría contribuido a que los españoles sigamos sin conocer, cinco años después, quién mató a 192 personas aquel 11 de marzo.

Recomiendo a todos los lectores que escuchen el discurso de Pedro J., porque nada de lo que yo escriba puede sustituir a lo que, sin duda alguna, es un discurso histórico.

Los que ayer asistimos al acto pudimos advertir, en primer lugar, que Pedro J. era perfectamente consciente de la importancia del paso que estaba a punto de dar. Cada aspecto de la liturgia, de la puesta en escena, había sido convenientemente meditado para dotar al alegato de la adecuada solemnidad.

Habló de pie, en presencia de los máximos responsables de Unión Editorial, leyendo su discurso con una emoción perfectamente perceptible. Y, tomando como modelo el "Yo acuso" de Emile Zola, fue desgranando uno a uno los nombres de esos 18 funcionarios en quienes personificó el inmenso fracaso de la investigación judicial del 11-M.

Pedro J. Ramírez es un gran conocedor de la Historia de Francia, en general, y del caso Dreyfus en particular. La elección de modelo para su discurso no debe tomarse, por tanto, a humo de pajas.

Con su famosa carta al presidente Felix Faure, Zola no pretendía otra cosa que desbloquear un caso en el que se había condenado a un inocente, Alfred Dreyfus, por pasar secretos militares a Alemania. Su carta era una provocación en toda regla para forzar su propio procesamiento por difamación, con el fin de que su juicio (el de Zola) permitiera revisar aquel otro caso (el de Dreyfus) que los poderes públicos franceses se empeñaban en enterrar de forma definitiva.

Denunciando con ferocidad una verdad judicial manifiestamente falsa, Zola puso en marcha, con su carta, la serie de acontecimientos que culminaría, varios años después, con la restauración pública del honor de aquel oficial de artillería, Dreyfus, al que se había condenado injustamente, por ser judío en una Francia radicalmente antisemita. Pedro J. no dudó ayer en dejar claro ese evidente paralelismo, retando públicamente a los 18 funcionarios públicos de su particular "Yo acuso" a que emprendan acciones judiciales contra él.

Pero los paralelismos del 11-M con el caso Dreyfus van mucho más allá de esa provocadora acusación pública. Y resulta bastante pertinente recordar hoy algunos de los aspectos principales del caso.

El capitán Alfred Dreyfus fue inicialmente acusado basándose en una carta manuscrita encontrada en la papelera del agregado militar de la embajada de Alemania en París. Aquella carta había sido, en realidad, escrita por otro oficial, Ferdinand Walsin Esterhazy, pero se le atribuyó falsamente a Dreyfus. La mentira original quedó demostrada dos años después, pero reconocer esa mentira hubiera desatado tal escándalo (y hubiera obligado a tantas personas a asumir responsabilidades) que no se dudó en falsificar pruebas adicionales para conseguir que Dreyfus no fuera absuelto. Como en el 11-M, se recurrió a la mentira para tapar la mentira, poniendo en marcha una rueda que ya resultaría imposible de parar sin provocar un terremoto político de dimensiones colosales.

Como en el 11-M, el proceso masivo de falsificación fue posible porque había unidades dentro de los servicios de información que actuaban sin ningún tipo de control. En el caso Dreyfus, fue la "Sección de Estadística" de la contrainteligencia francesa, dirigida por el teniente coronel Sandherr, la que se encargó de obstaculizar y pervertir la investigación, para evitar que aquel cabeza de turco llamado Dreyfus fuera exonerado.

Como en el 11-M, el proceso (en realidad, los dos procesos) contra Dreyfus estuvo plagado de irregularidades, recurriéndose a procedimientos prohibidos por la legislación francesa. Como, por ejemplo, suministrar informes acusatorios a los jueces y ocultárselos a la defensa de Dreyfus, justificando esa ocultación en el carácter "secreto" de los manipulados informes.

Como en el 11-M, lo que hubiera debido ser una investigación criminal se convirtió en un asunto de gran calado político, en el que las presiones de los políticos fueron suficientes para doblar la mano a la Justicia, y en el que las represalias contra los que pretendían que la verdad prevaleciera (por ejemplo, el coronel Picquart) no tardaron en materializarse.

Como en el 11-M, ciertos sectores de los medios de comunicación se pusieron sin dudarlo al servicio de la mentira más descarnada, pretendiendo sustituir el debate lógico por los prejuicios, los tópicos y la manipulación, tratando de conseguir la condena de Dreyfus a toda costa.

Aunque también existe alguna diferencia importante entre el caso Dreyfus y el escándalo del 11-M y Pedro J. se encargó ayer de señalarlo. En particular, mientras que en el caso Dreyfus lo sustantivo era la injusta condena de un inocente, ayer el director de El Mundo quiso dejar claro que lo más importante en el caso del 11-M no es eso, sino el hecho de que las condenas posiblemente injustas han servido, en la España de hoy, para algo mucho más grave: que los verdaderos culpables de la muerte de 192 personas estén todavía en libertad.

Ahí radica la verdadera importancia del discurso que ayer pronunció Pedro J.: ante la dejación de funciones de los poderes públicos y de la clase política, el director de El Mundo decidió levantar ayer la bandera de la regeneración democrática. Y exigió que los auténticos culpables paguen por lo que hicieron y que se enfrenten a sus responsabilidades los que han contribuido, con su acción o su inacción, a que esos culpables continúen todavía hoy en libertad.

El público que asistió al acto de ayer obsequió a Pedro J. con una estruendosa ovación. Una ovación que no era sólo un reconocimiento a la valentía demostrada por el director de El Mundo, al emprender un camino similar al que Emile Zola iniciara hace ahora 111 años. Esa ovación era algo más: era el mensaje, claro y contundente, de que el director de El Mundo no va a estar solo en esa cruzada, de que son muchos los españoles dispuestos a denunciar con él que España no puede, no debe convertirse en una democracia secuestrada, tendiendo un manto de olvido y de silencio sobre una masacre todavía no aclarada.

Efectos del progresismo
Lázaro Conde Monge Minuto Digital 3 Junio 2009

¿No ha de haber un espíritu valiente? ¿Siempre se ha de sentir lo que se dice? ¿Nunca se ha de decir lo que se siente? (De la epístola censoria dedicada al Conde Duque de Olivares por D. Francisco de Quevedo y Villegas).

Aunque el presidente del Gobierno de España trate de rebajar la aguda crisis por la que atraviesa la nación, la realidad se impone. La práctica totalidad de los españoles, que no están debidamente apesebrados desde el poder, no se recatan ahora en proclamar esta evidencia fruto de la incompetencia y el sectarismo, adobados conbuenas dosis de corrupción material y moral, del progresismo del que hacen gala quienes administran política y económicamente a España desde hace cinco años. No podía ser de otro modo debido a la falta de escrúpulos y la alergia a la verdad, características del principal responsable del caos al que ha conducido a la nación. Es oportuno recordar el sustancial cambio de rumbo, que se inició a partir del triunfo del PSOE en las Elecciones Generales celebradas el 14 de marzo de 2004, tras la bochornosa jornada de reflexión protagonizada por quienes, debidamente estimulados, asediaron violentamente las sedes del Partido que sustentaba al Gobierno de la nación.

La casuística generada por los demoledores efectos del progresismo de izquierdas, requiere un pormenorizado análisis que, por razones obvias, no es posible efectuar en el limitado ámbito de un artículo de opinión. La referencia a determinados asuntos de interés general y la descripción de ciertos comportamientos significativamente progresistas puede ser suficiente. Es al eventual lector a quien le corresponde enjuiciar su aceptación o su rechazo, con vistas a futuras elecciones. España es una democracia.

En el momento presente lo primero que se debe poner de manifiesto es que la Constitución de 1978, que ha cumplido 30 años de vigencia, se encuentra en avanzado período de liquidación fraudulenta, debido al enfoque abiertamente anticonstitucional del Estatuto de Cataluña, refrendado el 18 de junio del año 2006 e inmediatamente recurrido al Tribunal Constitucional desde diversas instancias, entre las que sobresale el fundado recurso del principal partido de la Oposición. La injustificada demora, de cerca de tres años, en la publicación de la decisión de tan alto Tribunal hace que se encuentre bajo sospecha, debido a la presión del Gobierno efectuada directamente por la vicepresidenta primera sobre la presidenta María Emilia Casas, el 12 de Octubre de 2007 durante la celebración del desfile de la Fiesta Nacional.

Sea cual fuere la decisión, el daño ya está hecho, puesto que el Gobierno de Cataluña cuenta con la aquiescencia del Gobierno de España, cuyo presidente, haciendo ostensible dejación de sus funciones y faltando a su promesa de cumplir y hacer cumplir la Constitución, ha permitido que la totalidad del Estatuto recurrido haya entrado en vigor, en los términos en que fue previamente acordado por él mismo, en reunión nocturna, con quien tramitaba la reforma del anterior en beneficio de Cataluña. De momento el Gobierno catalán ha proscrito la enseñanza en castellano que, conforme determina el artículo tres de la Constitución, es la lengua española oficial del Estado y todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla y ha abierto múltiples representaciones, con rango equivalente a embajadas en numerosos países.

Cuando el Estado de Derecho se tambalea por la desaparición de la independencia de los tres poderes que lo sustentan, Legislativo, Ejecutivo y Judicial, el ciudadano libre y responsable se considera frustrado en sus convicciones democráticas por depositar su confianza en políticos sin escrúpulos. La manipulación de la Justicia efectuada desde el Poder constituye una auténtica traición mientras no se justifiquen debidamente determinados comportamientos.

Dos obsesiones predominan en la actividad política de los progresistas de izquierda: La hipervaloración del sexo, fundamentalmente en las mujeres, y su rechazo a las creencias religiosas, en especial al predominio de la Iglesia Católica, forjadora de la unidad de España y esencial para comprender su señalada influencia en su cultura y en su arte, así como sus manifestaciones populares de fe y devoción. Leyes como la de Educación, Igualdad, Libertad Religiosa, Memoria Histórica, Legalización del Aborto, la denominación de matrimonio a uniones homosexuales y otrasdisposiciones impregnadas de tales obsesiones, hacen sentir ya sus perniciosos efectos.

En las circunstancias de grave crisis por que atraviesa la nación, resaltan de manera especial los impresionantes privilegios económicos de que gozan los dirigentes progresistas. Llama poderosamente la atención que quienes alardean de socialistas y obreros, reciban de la hacienda pública retribuciones escandalosamente llamativas. Tal es el caso de la joven de 32 años, que con el escaso bagaje profesional que representauna modesta licenciatura en Sociología, acumula a su sueldo como secretaria de Organización del Partido Socialista Obrero Español, el que percibe como ex secretaria de Estado de Cooperación Internacional y desde el mes próximo, el de senadora de la Comunidad Valenciana, lo que la reporta unos ingresos mensuales de 20.000 euros, equivalentes a más de 3,3 millones de las antiguas pesetas.

El pasado día 1 del actual mes de mayo, la susodicha secretaria ocupaba un lugar preferente en la cabecera, de la manifestación tradicional para conmemorar la Fiesta del Trabajo. Junto a ella, el portavoz socialista en el Congreso de los Diputados José Antonio Alonso y los dos líderes sindicales, incondicionales defensores de la política del Gobierno que les subvenciona generosamente. El testimonio de progresismo de izquierdas de quienes se manifestaban, estaba patente en el predominio de la presencia de la bandera de la segunda república, que se exhibía profusamente en tan singular acontecimiento, ante la llamativa ausencia de la bandera de España que describe el artículo 4 de la Constitución de 1978, aún vigente. Puro progresismo hacia el pasado.

Aunque lo que sucedería el día 13, durante la celebración de la final de la Copa del Rey de fútbol, entre los equipos más representativos de las Comunidades Autónomas de Cataluña y el País Vasco era previsible, no podía faltar el toque progresista, peculiar de la izquierda gobernante. El bochorno que ha generado la reimplantación de la censura en los medios de comunicación oficiales, es quizás la muestra más patente. Dado el carácter totalitario que ha adquirido el tan cacareado progresismo, lo único que cabe decir es que solamente la desaparición de la escena política de su principal responsable, podrá enderezar el desquiciado rumbo de la España presente. Si no es un sarcasmo, afirmar que la soberanía nacional reside en el pueblo español, muy pronto tendrá la oportunidad de demostrar que está libre del virus progresista.

Un significativo efecto de este progresismo, fue el nombramiento como ministra de Defensa de una socialista catalana, cuyo principal mérito era el de haberse solidarizado con un miserable cómico, después de que este profiriera públicamente los más soeces e intolerables insultos contra España, contra sus Instituciones y contra sus símbolos. La provocación era de tal entidad que muchos españoles pensaron que, de uno u otro modo, encontraría una respuesta adecuada.

Es posible que esa respuesta estuviera en el ánimo de quienes desconocen que la profesión militar es fundamentalmente vocacional y que los integrantes de los tres Ejércitos unen a su inconmensurable amor a España, una rigurosaformación académica basada en el culto al honor y en los principios de lealtad, compañerismo y solidaridad, dando prioridad a la disciplina que, conforme a las enseñanzas recibidas, reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se les manda. Tal vez la ministra, que se hace notar por sus decisiones arbitrarias, que la ponen constantemente en ridículo, crea que las Fuerzas Armadas deben emplearse exclusivamente en misiones de paz,y desconozca los principios morales, que junto a su preparación para la guerra, caracterizan a los que dedican sus vidas a servir a su Patria eligiendo libremente la profesión militar. Perfectos conocedores de la Constitución vigente, aprobada por aplastante mayoría, los militares españoles se sienten orgullosos de la misión que les encomienda su artículo 8: Garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

Quede constancia de que el español libre que enjuicia severamente la actuación de un Gobierno sectario, considera que la democracia, aunque no despierte pasiones, es la única forma política posible en la totalidad de las naciones, en especial en las que han logrado un considerable nivel de desarrollo. Si alguien tiene otra alternativa mejor debe exponerla. A partir de esta premisa habrá que considerar objetivamente si el sistema que rige actualmente en España puede considerarse democrático, cuando el pueblo, en quien reside la soberanía nacional según señala la Constitución en su artículo 1.2, contempla impotente la degradación política de su nación desde hace, al menos, cinco años.

Por ser las víctimas del terrorismo las grandes olvidadas por la Administración, ahora que el Gobierno parece haber iniciado la senda adecuada al renunciar a su intento de lograr, mediante el diálogo con sus autores, su liquidación definitiva, es el momento de recobrar la dignidad y la justicia, que se les había negado durante los últimos años. En este sentido, para recuperar la plena normalidad democrática debe situarse en primer plano la necesidad imperiosa de despejar la ominosa incógnita que sigue planeando sobre la vida nacional, cuando se sabe la falsedad de la noticia de la existencia de terroristas suicidas entre los autores del terrible asesinato terrorista del día 11 de Marzo del año 2004: ¿Quién concibió, planificó, ordenó coordinó y ejecutó la espantosa matanza de 192 personas y la mutilación y tremendas heridas de otras más de 1.500, con la finalidad de cambiar el Gobierno de España y el resultado de alterar las bases de la política nacional y exterior, así como poner en cuestión el entramado constitucional?

Los perniciosos efectos de la conjunción de la frivolidad, la ineptitud y el rencor, unidos a la utilización de la mentira como fundamento político, están consolidados en el progresismo de izquierdas. Ante esta evidencia se impone la más serena reflexión, que se fundamenta en el conocimiento de la verdad. Es precisamente ahora cuando se aviva el recuerdo de nuestros clásicos y la reflexión se detiene en la lectura de la impresionante epístola de un español insobornable que, en su tiempo, jamás se amilanó ante la injusticia y la adversidad a las que hizo frente con la palabra.

Al volver a deleitarme con la obra del genial poeta me percato de que la multitud de españoles, demócratas convencidos, disconformes y avergonzados de la marginación a que les someten los profesionales de la política, debemos seguir el ejemplo del genial Francisco de Quevedo y Villegas, y empezar por decir: “No he de callar…” y afirmar con él“ que es lengua la verdad de Dios severo y la lengua de Dios nunca fue muda”.

El PSOE en 1934
Pío Moa Libertad Digital 3 Junio 2009

Ayer en El economista

Debo insistir en que ni la información ni el análisis de mi libro Los orígenes de la guerra civil, de nuevo reeditado, han sido refutados en lo más mínimo durante estos diez años. Un aspecto de la obra es la planificación, textualmente, de una guerra civil por parte del PSOE con el fin de liquidar la república y reemplazarla por un sistema inspirado en la URSS de Stalin, y el designio de los nacionalistas catalanes, igualmente guerracivilista y antidemocrático. Sobre todo ello no puede caber hoy la menor duda, y por eso tiene interés la afirmación de Rodríguez en el último congreso socialista, de que su partido nunca ha cambiado.

Derrotada la insurrección socialista-separatista, los partidos de izquierda podían haber variado su actitud, pero, por el contrario, enseguida montaron una gigantesca campaña nacional e internacional contra supuestas “atrocidades de la represión de Asturias”. La campaña emponzoñó realmente el ambiente público español. Las izquierdas, al volver al poder tras las elecciones no democráticas de 1936, “olvidaron” su promesa de investigar aquellas atrocidades, falsas casi todas, una vez habían cumplido su papel político. Y emprendieron un proceso revolucionario que hizo añicos la legalidad republicana.

Ni el PSOE ni los separatistas analizaron ni corrigieron jamás su acción guerracivilista de entonces. Su derrota en el 34 y en el 39 fue obra en gran medida de Franco, que en la primera fecha defendió la legalidad republicana, y en la segunda dio por inútil volver a un pasado de odios viscerales. No puede extrañar, lo explico en Franco para antifranquistas, que nunca se lo perdonaran. Franco construyó una dictadura, la cual dejó una España reconciliada y próspera, gracias a lo cual ha sido posible pasar a la actual democracia… que están amenazando gravemente, otra vez, quienes se sienten herederos de los guerracivilistas del 34.

----------------------------------------------------
****Garzón dice que la querella de Manos Limpias es una "represalia" por no encausar a Carrillo Bien sabe el personaje que no tiene nada que ver, pero conoce los trucos de la politicastria: ¡Quieren que encause a un héroe de la democracia!, viene a decir. Afortunadamente jamás lo lograrán. No con un hombre de principios como Garzón. Antes, la muerte. ¿A que sí?
****Garzón versus Ruiz Polanco: errores similares, sanciones dispares La justicia en España no cesa de progresar, y cada día da a los ciudadanos nuevos motivos de satisfacción.

****La Pajín pide a los artistas que sigan "alzando la ceja". Será por si así se les nota menos la falta de cerebro. ¡A alzar la ceja… y poner el cazo!

****Arenas: "Prefiero la alegría de las urnas a la sonrisa de las encuestas" Hombre original, pensador profundo y a contracorriente, pues todo el mundo prefiere que le sonrían las encuestas y le castiguen las urnas. También prefiere Arenas un “hecho nacional” a… a lo que sea. ¡Estos sí que son políticos! ¡Y nos quejamos de ellos!

****Baleares garantiza por ley el derecho a no pasar hambre. En España el hambre desapareció en los años 50, bajo el franquismo, por primera vez en la historia y sin estas alharacas de los demagogos populistas. Es una cuestión de hechos, no de leyes. Para los indigentes se crearon y se crean comedores gratuitos y similares. Ahora, con la crisis, puede que no basten, y habrá que ver si los políticos consiguen que haya suficientes. Con farfolla de este género, esos golfos quieren desviar la atención de sus ataques a los derechos de la gente en materia lingüística y cultural. La chusma política, siempre.

****Cristina Losada denuncia "insultos y descalificaciones" tras la publicación de Morfina Roja. Porque no pueden refutarla. Insultos a los que ha seguido la campaña de silencio, arma típica de los totalitarismos. Del totalitarismo blandengue, pero asifixiante, que se va extendiendo en el proceso de involución política.

****Galicia Bilingüe pide que se garantice de "inmediato" el castellano en las aulas Me temo que va para rato. Fue Fraga, dinosaurio del PP, quien comenzó esa política que tanto bien ha hecho al separatismo.

El presente de España causa más miedo que el pasado
Francisco Rubiales Periodista Digital 3 Junio 2009

Los numerosos sondeos publicados recientemente por la prensa demuestran que las campañas electorales de los dos grandes partidos cuasan vergüenza a los ciudadanos y que la del PSOE, generalmente de gran calidad, está fracasando en esta ocasión. Mientras la mayoría de los ciudadanos se sienten frustrados y estafados ante la baja calidad de sus políticos y de sus planteamientos, los socialistas están nerviosos y preocupados porque su campaña electoral no surte efecto. Sus estrategas electorales, hasta ahora infalibles a la hora de manejar la voluntad de las masas votantes, han descubierto demasiado tarde y sin tiempo ya para corregir que los españoles tienen más miedo del presente y del futuro que de ese pasado que el PSOE esgrime como amenaza.

La imagen de un pasado en manos de la derecha que puede proyectarse hacia el futuro ya no aterroriza a los indecisos y potenciales votantes socialistas, que sienten más miedo del presente y de un futuro que se le parezca. Lo que causa más miedo es la España del presente y la posibilidad de que esa España sucia y decadente invada el futuro. Esa es la gran novedad de la campaña electoral para las próximas elecciones europeas del 7 de junio, un factor que, probablemente, causará la derrota a un PSOE que ya no podrá contar con el miedo como gran aliado.

Del mismo modo, las acusaciones y el ácido que la derecha vierte en el elecorado en lugar de lograr adhesiones genera cansancio y desesperación ante la evidencia de que ni siquiera existe en España una alternativa respetable e ilusionante.

Los ciudadanos, sumergidos en un presente nefasto marcado por el avance inexorable del desempleo y la pobreza, en lugar de temblar de miedo ante las imágenes de Aznar, Bush o de una derecha rancia y dominante, empiezan a añorar los viejos tiempos y a pensar que tal vez que "cualquier tiempo pasado fue mejor".

Los sondeos cualitativos y las tendencias que emanan de las consultas sociológicas están sorprendiendo a los especialistas demoscópicos, que no esperaban que la decepción, la nostalgia y la añoranza de los españoles fueran tan fuertes y que millones de ciudadanos, ante el asqueroso presente que viven bajo el mandato de Zapatero, echen de menos no sólo los prósperos tiempos de José María Aznar, sino también los de Felipe Gonzalez y, en algunos casos, hasta los del general Franco.

Un sociólogo con experiencia en encuestas electorales desde 1976 me comentaba recientemente que el rechazo al presente y la nostalgia del pasado son las grandes novedades sociopolíticas españolas en la presente campaña, "una realidad que puede causar al PSOE, maestro en el menejo de un miedo al pasado que ya no funciona, una derrota sonada, no tanto porque avance el PP, que está estancado y sin pulso, sino porque los indecisos que votaban socialista, desilusionados, van a quedarse en sus casas".

Y concluye: "Las fotos de las Azores, de la boda de la hija de Aznar o del arrogante expresidente Bush son hoy imágenes inofensivas cuando el votante las compara con las filas inmensas de los que cobran el paro en la España de Zapatero, las colas de los comedores de caridad, el nepotismo de Manuel Chaves, la corrupción generalizada de la actual clase política o la imagen de un Zapatero que está al frente de una clase política insensible y cada vez más alejada de los ciudadanos, que se sube los sueldos en tiempos de crisis, viaja en aviones del Estado a sus mítines y despilfarra con mentalidad opresora".

Voto en Blanco

Catecismo legal
ANDRÉS OLLERO TASSARA, de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas ABC 3 Junio 2009

Las sentencias del Tribunal Supremo sobre las asignaturas relacionadas con la educación para la ciudadanía ofrecen la oportunidad insólita de asistir a un cruce de argumentos sobre una cuestión de interés general. Es de lamentar que debates como este queden reservados a una minoría de iniciados, capaces de armarse de paciencia y enfrentarse a centenares de folios. Se abordan problemas como la relación entre conciencia personal y derecho, el efectivo alcance del pluralismo como valor superior de nuestro ordenamiento constitucional, la dimensión más excluyente («negativa», diría Kelsen) que positiva de la Constitución al reconocer derechos y contenidos axiológicos, el intento imposible de separar drásticamente ética pública y privada, o la aporía de perseguir en el ámbito educativo una neutralidad moral que no encubra un burdo indiferentismo. Por si fuera poco, se pone de relieve el grado de atención prestado por el Tribunal Supremo a la doctrina del Tribunal Constitucional, y su asombrosa capacidad para ignorarla o malentenderla.

El Constitucional afirmó hace ya veintisiete años que «la objeción de conciencia es un derecho reconocido explícita e implícitamente en el ordenamiento constitucional español». Nuestro Tribunal Supremo demuestra cierta sordera, fenómeno a veces consistente en percibir sólo lo que interesa y como interesa. Ignora la cita para deducir que «es indiscutible» que se refiere a «materias perfectamente delimitadas: el servicio militar y la posición de los informadores en las empresas informativas». «Es obvio», por lo visto, «que la Constitución española no proclama un derecho a la objeción de conciencia con alcance general».

La Unión Europea suscribe todo lo contrario. Coincidiendo con ella el Constitucional dejó claro, en idéntica fecha, que «el derecho del objetor no está por entero subordinado a la actuación del legislador». Como otros derechos y libertades fundamentales, «su aplicabilidad inmediata no tiene más excepciones que aquellos casos en que así lo imponga la Constitución o en que la naturaleza misma de la norma impida considerarla inmediatamente aplicable, supuestos que no se dan en la objeción de conciencia». La Constitución, lejos de condicionar la posibilidad de objetar de los padres recurrentes, les ha reconocido un fundamento expreso para ejercerla: el «derecho» que les «asiste» para que «sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones». El Supremo, muy afectado por el ruido circundante, se inventa «un derecho a la objeción de conciencia de rango puramente legislativo, no constitucional», con lo que una mayoría coyuntural «podría crear, modificar o suprimir dicho derecho según lo estimase oportuno». Por lo que se ve, tenemos la fortuna de contar con dos Constituciones, según el intérprete que nos caiga en suerte. ¿Con cuál de las dos se educará a la ciudadanía?

Lo que sí parece obvio es que si el Supremo se muestra discrepante no es por mala voluntad. La falta de debate público nos acaba afectando a todos y aquí de objeción de conciencia se habían venido ocupando mayormente los insumisos y los testigos de Jehová. Añádase a ello un malentendido nada infrecuente al invocarse al pluralismo político como valor superior de nuestro ordenamiento. No consistiría en que cada cual pueda sin obstáculo expresar y aportar al debate público sus posturas personales; no las de los vecinos, por correctas que se las pueda mayoritariamente considerar. En la sentencia parece suscribirse un pluralismo en versión marxista (sector Groucho): soy un hombre de principios pero, si no les gustan, tengo otros. El ciudadano parece obligado a suscribir posturas plurales, lo que le impediría convencerse peligrosamente de que puede tener razón en lo que dice. Esto produce una asimetría que Habermas ha denunciado como incompatible con un Estado liberal. El convencido ha de traducir sus argumentos relativizándolos; el relativista no tiene que traducir nada y su postura gozará de indiscutida prioridad en el ámbito institucional.

Lo curioso es que esta obligada indefinición sea compatible con una asignatura obligatoria destinada a explicar modelos imprecisos. El argumento de que sólo se pretende inculcar valores constitucionales, llegando incluso a la promoción activa de su vivencia práctica, resulta sin duda apabullante. Ignora, sin embargo, que la Constitución reconoce el contenido esencial de unos derechos para evitar que el legislador pueda vulnerarlo; pero no establece positivamente un desarrollo que el pluralismo político se encargará de plasmar de mil maneras distintas, todas ellas constitucionales. ¿Con cuál de ellas educamos a la ciudadanía? He sido diputado más de diecisiete años y he comprobado hasta la saciedad cómo los miembros de todos los grupos parlamentarios compartíamos unos valores constitucionales que habíamos jurado o prometido respetar; pero también con qué dificultad unos y otros llegábamos a ponernos de acuerdo a la hora de plasmarlos en algo tan genérico como un texto legal. ¿Será más fácil hacerlo en el ámbito personalizado que la educación moral exige?. La Constitución no lo considera posible y por eso convierte a los padres en árbitro de cuestiones tan abiertas.

El que tan inevitable, y gozosa, apertura llegue a provocar un debate conflictivo sí parece preocupar al Supremo, pero en realidad es irrelevante. No respetaron la negativa de unos testigos de Jehová a firmar contra su conciencia la conformidad para una trasfusión de sangre a su hijo en peligro de muerte, pensando quizá que en España se considera de modo nada conflictivo que tal actitud es disparatada. Olvidaron que ningún poder público puede erigirse en árbitro de la conciencia de nadie. Asunto distinto es que la objeción -como todo derecho- no pueda tener alcance ilimitado y deba ponderarse con arreglo a exigencias de interés común; como la propia Constitución ejemplifica a propósito del servicio militar. Pero será el poder público el encargado de precisar en virtud de qué bien lo limita, sin cargar al ciudadano con la prueba de presentarle su convicción como convincente.

Por detrás de este malentendido late la curiosa diferenciación entre una ética privada y otra pública, merecedora ésta de estricta observancia. Tan poco feliz ocurrencia se pretende convertir en catecismo civil. En una sociedad plural la ética pública es el resultado del entrecruce de las propuestas que sus ciudadanos plantean, cada uno inevitablemente desde su ética personal. Cuando alguien se erige en árbitro de si lo aportado por los demás expresa una «voluntad particular» o la «voluntad general» el totalitarismo está servido: alguien impondrá como general su particular voluntad, erigiéndose en vidente del interés público.

Todo este escenario invita a recordar la sentencia del Constitucional sobre el derecho fundamental al agua que su novedoso Estatuto reconoce a los valencianos. Se limitó a negar displicentemente que los derechos de los estatutos autonómicos fueran realmente derechos; y todos contentos. O eso parecía; ahora resulta que para el Supremo el catecismo civil, que nos revela de modo infalible la inobjetable ética pública, incluye la obligación de «asumir y valorar positivamente los derechos y obligaciones» derivados «de la Constitución y del Estatuto de Autonomía», y «utilizarlos como criterios para valorar éticamente las conductas sociales». O sea que, si un aragonés reside en Valencia, la ética pública le obligará a abjurar de sus egoístas particularismos. Para no ser los estatutarios ni siquiera derechos, no está nada mal...

 

Hamas vuelve a romper la paz entre los palestinos
Editorial La Razón 3 Junio 2009

La guerra fratricida que, cada cierto tiempo, estalla entre las facciones palestinas volvió a saltar este pasado fin de semana. Docenas de agentes de la Autoridad Nacional Palestina, a cuyo frente está el presidente Mahmud Abas, se enfrentaron a milicianos de Hamas con el resultado de seis muertos. Se trató del choque más sangriento entre palestinos, en Cisjordania, desde que Abas lanzó una iniciativa en seguridad y revivió las negociaciones de paz con Israel en 2007, luego de romper relaciones con Hamas por haber tomado el control de la franja de Gaza.

El enfrentamiento, además, llega después de que Barack Obama se reuniera con Abas en la Casa Blanca el jueves, donde el presidente estadounidense elogió las medidas sobre seguridad que ha tomado en Cisjordania bajo la «hoja de ruta» de 2003. La situación se ha complicado para los militantes de ambos grupos, Hamas y Fatah, en Cisjordania y Gaza, donde son detenidos dependiendo de la facción palestina que controle el territorio. Y todo cuando Egipto se va a recibir a Obama, que llega dispuesto a realizar un discurso de acercamiento a los países árabes. Un lugar, El Cairo, que alberga también las negociaciones entre los palestinos y que ha puesto el 7 de julio como fecha para un difícil acuerdo. Una vez más, se demuestra que el problema para lograr la paz en Oriente Próximo son los terroristas de Hamas.

ZP contrata 430 funcionarios al día para manipular los datos del paro
Redacción Minuto Digital 3 Junio 2009

Las administraciones públicas no se plantean hacer un agujero en el cinturón para corresponder al mensaje de austeridad financiera inherente a la crisis. Lejos de entrar en cintura, el Estado y las comunidades han alimentado un grueso michelín pisando el acelerador de las contrataciones, un gesto que los analistas consultados interpretan como un modo de «compensar» el drástico aumento del paro que podría alcanzar el 19% este verano.

Entre enero y marzo, el número de contratos de empleados públicos aumentó un 5,4% respecto al año anterior, el mayor ritmo de los últimos seis años, burlando el intenso ajuste laboral que sí se ceba con el sector privado, donde sólo tiene cabida la destrucción neta de puestos de trabajo, que avanzó en ese mismo periodo un 8,1%, según revela el Indicador Laboral de Comunidades Autónomas IESE-Adecco (ILCA).

La estampa es cuando menos pintoresca, destaca M. Tejo en Expansión. Mientras cada día del último año 5.031 trabajadores se quedaron en paro, como una consecuencia lógica del parón en seco de la actividad, en el otro lado de la balanza el sector público fichó a 430 trabajadores diarios, de los cuales, según los registros del Banco de España, ocho de cada diez son funcionarios.
 

******************* Sección "bilingüe" ***********************

POLÍTICAMENTE INCORRECTA
Las promesas electorales de Feijóo
Fabiola Martinez Vega elsemanaldigital  3 Junio 2009

Una de las promesas electorales de Feijóo fue la de derogar el decreto del gallego en la enseñanza pero de momento todo sigue igual. Estamos en junio y la planificación del curso ya ha comenzado mientras esto es un "arréglate como puedas". Lo último que se ha sabido es lo que publica la prensa, en la que aparece que el presidente de la Xunta, el popular Feijóo, va a hacer un sondeo entre los padres para ver qué opinan de la lengua en la que tienen que educar a sus hijos en los centros de enseñanza.

Hay varias posibilidades: segregar a los alumnos en función de su lengua, es decir crear guetos o continuar con la política de galleguismo emprendida hace más de veinte años. En ambos casos el modelo pasa por no poder estudiar en español en tu propio país. O la tercera vía que pretende copiar el modelo de Madrid introduciendo materias en inglés para restar horas a no se sabe qué asignatura.

Hay que echarse a temblar cuando los burócratas, que no saben lo que es la enseñanza ni los contenidos que se enseñan, se deciden a diseñar planes de estudio dando vueltas y mareando para contentar y al final enfadar a todos.

Somos un país de traca y pandereta, tenemos la lengua más importante del mundo pero la ocultamos bajo el nombre de castellano como si decir español fuese un insulto. Galicia parecía la excepción pero resulta que no, que seguimos igual, con complejos políticos por arañar votos legitimando el "dialogo y buen rollito de un tal Zapatero".

El objetivo, según aclaró el presidente del Ejecutivo autonómico, es presentar un borrador de decreto que permita "congeniar" el bilingüismo con la libertad y "trasladar la amabilidad lingüística a la calle y a las aulas".

No sabemos muy bien que es lo de la "amabilidad lingüística" ni lo de "congeniar"; todo esto más bien parece un rollazo político que aparenta un "sí pero no". Vamos, que es lo del chiste del gallego, que no se sabe si sube o si baja, y yo añado que muchas veces "ni siquiera se sabe si tiene escalera".

Más allá de las ideas, más allá de los votos, están los alumnos y todos deben querer lo mejor para ellos que pasa por la libertad y por el aprendizaje del idioma de tu país, España y los dos más importantes: inglés y francés. Los idiomas autonómicos deben ser conocidos y queridos, no impuestos ni odiados a fuerza de acabar siendo un reducto la tiranía de los políticos que viven de eso.

Hoy el mundo se queda pequeño, no se puede condenar a un joven a vivir toda su vida en la aldea en la que ha nacido, todo lo contrario, hay que darle armas que le permitan volar libremente. La lengua debe ser un vinculo de unión, no un arma política ni una pedrada a la libertad del ser humano. Dicen los viejos que con Franco les obligaron a hablar en castellano y ahora con estos y los otros, les obligan a hablar en gallego.

Feijóo, no nos falles porque fallar en la lengua, otra vez, sería imperdonable. Las promesas electorales se olvidan en la izquierda pero no en la derecha.

La xenofobia del BNG
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 3 Junio 2009

JOSÉ MARÍA*: El BNG fue más tajante, al asegurar que se está produciendo "una cruzada contra el gallego" y que el facilitar que se pueda elegir la lengua de examen "abre las puertas de par en par a opositores procedentes de otras comunidades". Son palabras textuales del portavoz parlamentario, Carlos Aymerich.

Es decir, se trata de evitar la entrada de opositores de otras comunidades y reservar los puestos de trabajo de la administración pública gallega a los opositores procedentes de Galicia. Nunca lo había vista tan claro escrito, es que se desnuda el Sr. Aymerich.

Y ahí es justo dónde está el peligro de la imposición del gallego en la educación y en el acceso a la función pública: convertir a Galicia en el corralito de los nacionalistas, romper la unidad del mercado español, impedir la libre circulación de personas al dificultar el acceso en la función pública en otras comunidades autónomas. Formar nacionalistas en la escuela, que luego serían los opositores y, tras el filtro o enchufe correspondiente, pasarían al funcionariado gallego, pura ternera gallega, denominación de origen fetén.

Todo un círculo vicioso con un claro beneficiario: el BNG y sus acólitos (CIGA, MNL, BRIGA, MOCIDADES de toda condición y toda la lista de organizaciones que buscan la identificación de idioma, tierra y personalidad nacional).

Aquí se le ve el plumero al BNG.

DAVID**: Si en Toledo se enterasen de esta noticia, corrían a todos éstos a gorrazos como mínimo. Antes de haber las primeras oposiciones a la Junta de Castilla-La Mancha, había muchísimos interinos castellano-manchegos y, sobre todo, toledanos que vivieron tranquilamente sus interinidades durante 13 años, antes de que se convocasen oposiciones.

Cuando llegó el examen, vinieron autobuses repletos de gallegos que habían preparado las oposiciones en la Academia Postal y aprobaron en manada. Así que muchos cientos de interinos toledanos se quedaron en el paro y tuvieron que ver cómo sus puestos se los llevaban unos gallegos llegados de Galicia.

Yo no he visto nunca en los años que viví allí manifestaciones en contra de los "extranjeros" que les "quitaron" sus puestos de trabajo, ni tampoco que se impidiese a nadie presentarse por no ser castellano-manchegos con algún tipo de examen que sólo pudiesen hacer los de allí. Ni nunca nadie coreó "Puta Galicia", "Gallegos, fuera de Toledo", ni nada similar.

Más adelante, tuve la suerte de tener como compañera de trabajo a una chica de Pontedeume que aprobó también las oposiciones por inglés, ya que en Galicia era imposible porque había muy pocas plazas y el nivel estaba muy alto. Pues nadie le ponía mala cara por ser gallega.

¿Por qué se creen estos galleguistas que Galicia es su "coto privado" si el suelo, el aire, todo lo que nos rodea es libre? Si quieren tanta independencia, que se compren una isla desierta en mitad del océano y la acoten con una muralla de 20 metros y no salgan de ahí nunca más a hacer daño a la gente.

Ya les tocará. Torres más altas han caído. O si no, que se lo digan a esos interinos (la mayoría metidos a dedo por el Partido Socialista) que tuvieron que ver cómo unos venidos de fuera aprobaban y ellos, que las tenían superfáciles para aprobar, suspendían.

JUAN JULIO***: En este mismo blog alguien del PP defendió con uñas y dientes la misma ideología excluyente de Carlos Aymerich. Nacionalistas y galleguistas son primos hermanos. El nacionalismo es el resultado de la politización secesionista del galleguismo, pero las bases del conflicto que a la larga acabará con el gallego las han puesto los mismos galleguistas con sus excesos en materia de idolatría lingüística y sus ideas xenófobas que tan bien supieron aprovechar los nacionalistas del BNG.

NOTAS
* José María Martín López-Suevos es el presidente de la Mesa por la libertad Lingüística: www.libertadlinguistica.com
** David no es gallego de nacimiento, pero ejerce la enseñanza en Galicia, está casado con una gallega y es ciudadano gallego por ser español y estar censado en Galicia. Artículo 3.1. "A los efectos del presente Estatuto, gozan de la condición política de gallegos los ciudadanos españoles que, de acuerdo con las Leyes generales del Estado, tengan vecindad administrativa en cualquiera de los Municipios de Galicia".

*** Juan Julio es el autor de este blog. Es gallego de nacimiento, hijo, nieto, bisnieto y tataranieto de gallegos, bilingüe y contrario a la imposición coactiva del gallego.

Gloria Lago (Galicia Bilingüe) le pide a la Xunta que se decida y permita el español en clase
Las editoriales, dispuestas a suministrar la versión de los libros en castellano
www.lavozlibre.com 3 Junio 2009

Vigo.- La presidenta de Galicia Bilingüe, Gloria Lago, dirigió esta mañana una solicitud al consejero de Educación, Jesús Vázquez, para que se permita con carácter inmediato a los estudiantes el uso de la lengua de su elección en las aulas, una cuestión que, para la asociación que defiende la libertad lingüística, no reviste dificultad administrativa alguna ni tiene, ni mucho menos, impedimentos legales insalvables.

De hecho, Lago propone en su misiva dos posibles fórmulas para que se aplique la medida con urgencia. La primera se sustentaría en un recurso interpuesto en su día contra el Decreto que regula el uso del gallego en la enseñanza, en concreto, contra esa imposición de la lengua oficial que deben emplear los alumnos, medida cuya legalidad ya fue cuestionada por el Consello Consultivo de Galicia.

La Administración, ante la posibilidad de que este recurso sea estimado, podría remitir una circular a los centros puntualizando que, para evitar perjuicios a los estudiantes castellanohablantes, discriminados hoy frente a los gallegohablantes, se les permita usar el idioma de su elección. La circular sería revocada en caso de que la Justicia desestimara el recurso.

La segunda opción, la que mayores garantías ofrece para Galicia Bilingüe, consistiría en la modificación del artículo 13 del controvertido Decreto 124/2007. La nueva redacción tendría que hablar con claridad de libertad de elección por parte de los alumnos con independencia del idioma vehicular empleado por el profesor, aunque se añadiría una simple recomendación no preceptiva de usar la lengua en la que se imparta la materia. Una modificación de este tenor no presenta la complejidad de la elaboración de un nuevo Decreto y dejaría sin efecto una de las restricciones lingüísticas que más molestan a muchos padres y escolares.

En este sentido, Gloria Lago inicia su carta a Jesús Vázquez recordándole la claridad de la promesa electoral de derogar el decreto 124/2007, un compromiso que, por una cuestión de plazos legales y dado que a día de hoy no parece existir ni un borrador de la norma que lo va a sustituir, previsiblemente no va a ser posible cumplir para el curso 2009/2010, pues se supone que un nuevo decreto no puede entrar plenamente en vigor una vez empezado el curso.

Por ello, la asociación propone que al menos se corrija con carácter inmediato uno de los aspectos de la norma que más rechazo suscita, como es la obligación de los alumnos de emplear el gallego en las materias troncales que se imparten en esta lengua. La medida debería adoptarse con urgencia teniendo en cuenta además la inminente convocatoria de los exámenes de junio.

Paralelamente, Galicia Bilingüe quiere que se garantice a los estudiantes el derecho a disponer del correspondiente material didáctico en el idioma de su elección, lo que incluye que dentro del programa de gratuidad de los libros de texto se pudiese acceder a las versiones editadas en castellano.

En este sentido, la entidad ha recabado información de distintas editoriales y ha constatado la existencia de libros de textos en gallego y en castellano para la mayoría de las materias y en todos los niveles educativos, con la salvedad de Conocimiento del Medio e Historia en algunos cursos. No obstante, la mayoría de las editoriales han expresado su disponibilidad para editar los libros en español para estas dos materias adaptados a los currículos establecidos en Galicia.

En cualquier caso, Gloria Lago se despide puntualizando que confía en que su petición sea únicamente considerada por el conselleiro como una solución transitoria, intermedia y aceptable en tanto en cuanto determinadas restricciones de la libertad ligüística no sean eliminadas atendiendo los compromisos expresados en la campaña electoral por el presidente Núñez Feijoo.

La Generalitat presume del crecimiento del valenciano en las aulas
En siete años el número de valencianohablantes ha aumentado un 40 por ciento
Agencias La Razón  3 Junio 2009

Valencia.- La Consejería de Educación de la Generalitat Valenciana ha presentado sus logros en materia educativa. Muestra su satisfacción por haber aumentado un 40 por ciento, en siete años, la enseñanza en valenciano. Numeros padres plantean que es a costa de discriminar la educación en español y de dificultar la enseñanza a los castellanohablantes.

La prioridad del valenciano en las aulas de la Comunidad Valenciana es abosluta. El Gobierno de Francisco Camps pone a disposición de los padres folletos informativos con distintos programas en valenciano, en los que el sistema educativo en español queda relegado. Sin embargo, Educación asegura que todos sus modelos garantizan tanto el aprendizaje del castellano como del valenciano. Conocimiento del Medio (Historia, Geografía, Ciencias Naturales), piedra angular de la formación, se estudia en valenciano en el cien por cien de los colegios públicos. El fracaso escolar (alumnos que no finalizan su ciclo de enseñanza) es en la Comunidad Valenciana el más alto de España, con un 39,7%. La media en Europa es del 14,8%.

La Consejería de Educación, presidida por Alejandro Font de Mora, aseguró que la "apuesta" por la enseñanza en valenciano es "firme" en la Comunidad Valenciana, ya que en este curso hay 56.849 alumnos más que hace siete años, en el curso 2001-2002, lo que significa que se ha incrementado un 39,7 por ciento respecto al número de estudiantes que lo hacían entonces, pasando de 140.000 a los actuales 196.849, según informó la Generalitat.

Apuntaron que un 25 por ciento del alumnado de toda la región recibe su enseñanza en valenciano, casi uno de cada cuatro, de forma siempre voluntaria. Además, señalaron que si la comparativa se realiza respecto a los últimos trece años, el aumento de alumnos que reciben enseñanza en valenciano se dispara.

De este modo, en el curso 1985-86 sólo un 1,5 por ciento, es decir, 10.611 alumnos estudiaban en valenciano; en 1995-96, la cifra aumentó a un 10,6 por ciento, es decir, 74.277 estudiantes, mientras que en la actualidad son 196.849 los que se han decantado por este tipo de enseñanza, es decir, un 165 por ciento más respecto al curso 1995-1996, según las mismas fuentes.

El incremento ha sido especialmente notable este curso respecto al anterior, al pasar de 182.920 alumnos en el 2007-08 a los cerca de 200.000 actuales, con un incremento en términos absolutos de 13.929 alumnos y una subida en términos relativos de un 7,6 por ciento, destacaron.

Además, afirmaron que en este curso 2008-09, el número de centros que ofertan enseñanza en valenciano es de 1.049 -260 en Alicante, 212 en Castellón y 577 en Valencia- frente a los 950 que ofertaban estas enseñanzas en el curso 2003.04, es decir, 99 más, lo que supone un incremento del 10,42 por ciento.

En la etapa de Educación Infantil o Primaria se cuenta actualmente con 748 centros que ofertan enseñanza en valenciano, frente a los 691 que lo hacían en el curso 2003-2004, es decir, 57 más, lo que supone un incremento del 8,24 por ciento. En Secundaria, el curso actual tiene 301 centros que ofertan enseñanza en valenciano, frente a los 259 que lo hacían en el curso 2003-2004, es decir, 42 más, lo que supone un incremento del 16,21 por ciento.

Asimismo, existen 3.532 líneas en esta lengua, 433 más que el año pasado y un incremento del 228 por ciento respecto al año 1995, comentaron. Asimismo, sólo en Secundaria el aumento del número de grupos es del 436 por ciento en este mismo periodo.

"MAYOR OFERTA"
Educación considera que estos datos evidencian que la enseñanza en valenciano continúa "avanzando", puesto que, de acuerdo con estas cifras, cada año existe "una mayor oferta, con más centros que la imparten, más alumnos y más líneas en valenciano", indicaron las mismas fuentes, quienes apuntaron que este avance es "más notable" en Secundaria, ya que hay 399 grupos más con respecto al año anterior, lo que significa un incremento del 8,1 por ciento y 4.412 alumnos más.

En la etapa de Educación Infantil y Primaria, en este curso, 748 centros imparten clases en valenciano, con 900 líneas y 138.223 estudiantes. Esto significa que se ha producido un incremento del número de estudiantes que reciben su enseñanza en valenciano del 116,6 por ciento respecto a 1995-96.

Además, en el presente curso escolar, 58.626 alumnos de Secundaria estudian en valenciano en 301 centros, con un total de 2.632 grupos de valenciano. El incremento de estudiantes de este nivel educativo que reciben sus clases en esta lengua respecto a 1995-96 es del 459 por ciento.

Los datos de uso del valenciano entre los estudiantes también son "muy positivos", ya que -según una encuesta realizada por la propia consejería- el 76 por ciento de los escolares, de entre 10 y 14 años, sabe hablar valenciano perfectamente, el 93 por ciento lo entiende, el 74 por ciento lo lee y el 54 por ciento lo escribe de manera habitual, apuntaron.

TRES PROGRAMAS DE EDUCACIÓN BILINGÜE
En la Comunidad Valenciana existen tres programas de educación bilingüe, que son el Programa de Enseñanza en Valenciano (PEV), que está dirigido a escolares valencianohablantes que residen en zonas de predominio lingüístico valenciano y la lengua principal en el proceso de enseñanza-aprendizaje es el valenciano; el Programa de Inmersión Lingüística Voluntaria (PIL) diseñado para estudiantes no valencianohablantes, cuyas familias optan voluntariamente por una escuela en valenciano, indicaron.

Finalmente, el Programa de Incorporación Progresiva (PIP), en el que la lengua de aprendizaje es el castellano a excepción de algunas áreas que son impartidas en valenciano.

La Generalitat expedirá certificados de catalán y de realidad social a los inmigrantes
Después ofrecerá cursos complementarios de español
www.lavozlibre.com 3 Junio 2009

Madrid.- El Gobierno catalán suma y sigue en su intención de 'catalanizar' a los miembros de su sociedad. El acento recae en esta ocasión sobre los inmigrantes, aunque no es una novedad. La Generalitat ya tiene en marcha un plan de inmersión en cultura catalana para magrebíes. Ahora expedirá un certificado que acreditará que los inmigrantes han adquirido los conocimientos básicos de catalán, sobre el mercado laboral y la realidad social catalana a través del servicio de acogida, según marca el proyecto de Ley de Acogida para inmigrantes que aprobó ayer el Ejecutivo catalán.

La consejera de Acción Social y Ciudadanía de la Generalitat, Carme Capdevila, explicó tras la reunión que la acreditación será reconocida por los agentes económicos para facilitar la inserción laboral y para demostrar su arraigo en los procesos que lo requieren, que es necesario para conseguir la nacionalidad española. El Govern también ha pedido al Gobierno central que esta acreditación tenga efecto en los procedimientos de extranjería.

La Ley se desplegará progresivamente hasta 2015, entonces los ayuntamientos ofrecerán un servicio de acogida homogéneo y frenarán la diversidad de actuaciones que hay ahora. Para acceder a él, los inmigrantes deberán acreditar su empadronamiento en un municipio catalán o un mínimo de permanencia de 90 días en Cataluña.

El servicio, gratuito y voluntario, contempla la atención personalizada de un agente de acogida -en un principio del mismo origen que el inmigrante-, formación en catalán, mercado laboral y conocimientos sobre la sociedad catalana.

La ley, igual que el Pacto Nacional por la Inmigración, contempla que la lengua de acogida es el catalán y, una vez adquiridas las competencias en esta lengua, el servicio también ofrecerá la posibilidad de aprender castellano. Hasta 2015, cuando estará completamente implementada la norma, se prevén ofrecer más de 11.700 nuevos cursos iniciales o básicos de catalán.

El servicio de primera acogida también se ofrecerá en el país de origen, según marca la normativa sobre extranjería. Además, fomenta la acogida en empresas y centros de trabajo para desarrollar sus propios programas.

AGENCIA DE MIGRACIONES
Otra de las novedades es la creación de la Agencia de las Migraciones en Cataluña, un órgano adscrito a la Generalitat que agilizará el trabajo en red de los entres locales, que serán los que ofrezcan el servicio de primera acogida, y las entidades.

Capdevila afirmó que la voluntad del Govern sería poder aprobar la ley este mismo año pero, dada la actividad parlamentaria. Para la consejera, no se podrá hacer hasta el primer trimestre de 2010, aunque pidió a la Cámara catalana que la tramitase por el procedimiento de urgencia.

A nivel presupuestario, hasta 2015 se incrementarán en 34 millones de euros el presupuesto que ahora destina el Govern para la primera acogida de los inmigrantes.

La consejera destacó la importancia de la norma ya que supone una "inversión de futuro" para la población inmigrada, favorece tanto a los recién llegados como a la sociedad de acogida y la ha calificado de ley pionera en el sur de Europa, a través de la cual Cataluña "se reconoce a sí misma como sociedad diversa".

RECUERDA AL PP SU "PROMESA ELECTORAL"
Galicia Bilingüe pide que se garantice de "inmediato" el castellano en las aulas
Galicia Bilingüe ha enviado una solicitud a la Xunta para que "se permita con carácter inmediato" que los estudiantes puedan utilizar "la lengua de su elección" puesto que consideran que no existen dificultades administrativas que impidan realizar esta medida.
Ya ha dicho Feijóo que va a hacer una consulta. Imagino, que después abrirá una comisión de "expertos" que discuta los resultados de la consulta; luego abrirá un período de reflexión; posteriormente se reunirá con las asociaciones pertinentes; volverá a abrir un período para que aquellos padres que lo deseen, puedan formular sus inquietudes al respecto a título individual. Más tarde -han pasado ya dos años- Feijóo abrirá una mesa de debate donde se reúnan todos los implicados. Van tres años. Finalmente (estamos ya en año electoral) Feijóo se comprometerá firmemente, sin paliativos y sin-vergüenza a llevar el bilingüismo a todas las instituciones de Galicia... ¡Nueva victoria del PP en las "urnas" gallegas!...¡plas, plas, plas...!
Europa Press Libertad Digital 3 Junio 2009

La presidenta de Galicia Bilingüe, Gloria Lago, ha remitido este martes una solicitud al consejero de Educación, Jesús Vázquez, para que "se permita con carácter inmediato" que los estudiantes puedan utilizar "la lengua de su elección en las aulas", al considerar que no existen dificultades administrativas ni impedimentos legales que impidan garantizar esta medida.

Gloria Lago ha recordado la "promesa electoral" del PP de derogar el decreto del gallego, aunque reconoce que "previsiblemente no va a ser posible cumplir para el curso 2009-2010". Es por ello que solicita la adopción de medidas transitorias "con urgencia", teniendo en cuenta la inminente convocatoria de los exámenes de junio.

En su escrito, Lago plantea varias alternativas, como la derivada de que el recurso presentado contra el decreto del uso del gallego en la enseñanza. Ante la posibilidad de que fuese estimado, el colectivo considera que la Xunta "podría remitir una circular a los centros puntualizando que, para evitar perjuicios a los estudiantes castellanohablantes" se permita al alumnado usar el idioma de su elección. En todo caso, aclara que esta circular "sería revocada" en caso de que la Justicia desestimara el recurso.

Sin embargo, la presidenta de Galicia Bilingüe considera que la solución que daría "mayores garantías" sería la posibilidad de modificar el citado decreto, con una nueva redacción donde se expresase "con claridad" la libertad de elección de los alumnos "con independencia del idioma vehicular empleado por el profesor". Aún así, puntualiza que "se añadiría una simple recomendación no preceptiva de usar la lengua en la que se imparta la materia".

Finalmente, además de la "libertad" de uso de la lengua, Galicia Bilingüe insta a que se garantice a los estudiantes "el derecho a disponer del correspondiente material didáctico en el idioma de su elección".

"La política lingüística nos dio el 'empujoncito' para irnos a Rumanía"
Carlos Basté, nacido en Barcelona, lleva 13 años peleando por la libertad idiomática
www.lavozlibre.com 3 Junio 2009

Madrid.- Carlos Basté, catalán de nacimiento, lleva 13 años luchando por defender las libertades, entre ellas la lingüística. Empezó en la ONG 'Ens Movem', donde se manifestaba para exigir la liberación de secuestrados por ETA como José Antonio Ortega Lara y Miguel Ángel Blanco. Posteriormente, recaló en la 'Asociación por la Tolerancia', donde conoció el movimiento existente en defensa del castellano en Cataluña. Actualmente reside en Rumanía por motivos laborales. La problemática lingüística en Cataluña le dio el empujón preciso para tomar una decisión así.

- ¿Cuál ha sido su participación en la Asociación por la Tolerancia?
- Me incorporé en 1997, tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco. En cuanto conocí su defensa de la libertad de elección de lengua en la enseñanza en Cataluña, me entusiasmé y me uní a sus acciones. Mi trabajo y mis obligaciones me dejaban poco tiempo. Sin embargo, durante varios años y siempre en la medida de mis posibilidades, ayudé a organizar algunas de las actividades de la asociación, como los ciclos de cine, las conferencias, y las ceremonias de premios. Independientemente de mi 'militancia', siempre he creído que las acciones individuales son imprescindibles en este escenario de atropello indiscriminado de nuestros derechos como castellanohablantes, por lo que a partir del momento en el que me anunciaron mi cercana paternidad comencé a moverme también por mi cuenta.

- ¿Cuál era la situación política en Cataluña en ese momento?
- Los socialistas ganaron las elecciones y muchos pensaron que algo cambiaría, pero yo me temía que las cosas no mejorarían mucho. Como estamos viendo, al final ha sido así. Poco antes de que nacieran mis trillizos, y sabiendo que Montilla tenía también unas trillizas, me dispuse a escribirle para comentarle la imposibilidad de escolarizar a mis futuros hijos en castellano. Aunque todavía faltaban varios meses para que nacieran, conozco muy bien los ardides del nacionalismo y sé que hay que ponerse a trabajar cuanto antes si realmente quieres que algún día te reconozcan tus derechos y te permitan disfrutarlos. Me contestó, pero su respuesta fue tan protocolaria que me descorazonó. Teóricamente me garantizaba la enseñanza en ambos idiomas, pero no me detallaba cómo lo iban a hacer posible, lo que nos dejaba igual. Ésa es la eterna trampa: el Estatut garantiza el derecho a la enseñanza primaria en castellano pero no dice cómo hacerlo. Lo único que menciona es que no se permite segregar a los alumnos, por lo que sólo queda la opción de tratar a tus hijos como apestados a los que hay que traducirles las cosas en una clase impartida sólo en catalán.

- ¿Presentó alguna reclamación?
- Sí, he presentado varias, dirigidas fundamentalmente tanto al Defensor del Pueblo como al Sindic de Greuges -El Defensor del Pueblo catalán-. El primero me dio alguna esperanza. Reconocía la vulneración que hace la Generalitat de las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) -en lo referente a la casilla de elección de lengua-, pero no dejaba de reconocer su incapacidad para frenar este desatino. El segundo me respondió de forma muy descorazonadora. De nuevo, me hablaba del respeto de los derechos de los castellanohablantes, pero me daba a entender que no había posibilidad de garantizarlos.

Posteriormente, tras la última sentencia del TSJC acerca de la obligatoriedad de la casilla de elección de lengua en los formularios de matriculación, a principios de junio de 2008, escribí de nuevo al Sindic para conocer las medidas que pensaba tomar para garantizar su cumplimiento. En su respuesta, esta vez, venían a decirme más o menos que 'esperara sentado' el recurso de casación y que, aunque se fallara a mi favor, ya sería demasiado tarde para que pudiera disfrutar de mis derechos. Es una muestra más de cómo se vulneran los derechos de los castellanohablantes en Cataluña. De hecho, volví a escribirles el martes 19 de mayo desde Bucarest reclamando una explicación sobre cómo va a defender los derechos de los castellanohablantes tras la sentencia del Tribunal Supremo que desestimaba el recurso de casación de la Generalitat.

- ¿Cuál es la situación en la calle? ¿Tiene alguna anécdota que contar?
- Sí. En octubre de 2003 ocurrió algo que marcó bastante mi activismo. Iba con unas compañeras de la Asociación por la Tolerancia en el metro, de camino a casa, comentando la película de Elías Querejeta 'Ciudadanos vascos', que acabábamos de ver. Cuando llegamos a mi parada una mujer se nos acercó y nos preguntó si éramos españoles que vivían en Euskadi. Nos quedamos un poco extrañados y le respondimos que no, que éramos catalanes y que vivíamos en Barcelona. Entonces nos contestó que le había parecido eso por la extraña interpretación que hacíamos de la película (deduje entonces que pensaba que hablábamos de la recién estrenada 'La Pelota vasca' de Julio Médem, ya que 'Ciudadanos vascos' era un preestreno). Intuyendo lo que se nos venía encima, le dijimos que éramos catalanes y españoles y nos dispusimos a apearnos del vagón. Nos espetó que no se podía ser catalán y español, que ella sólo era catalana y que sólo unos españoles podían interpretar así la película.

Toda esta parte de la conversación se desarrolló en catalán por ambas partes. Sin embargo, cuando nos dijo esto, nos molestamos y pasamos al español. Le dijimos que estábamos hablando de una película que ella no había visto. La señora nos dijo en catalán que eso daba igual, que no se podía ser catalán y español, y yo le respondí, en español e indignado, que quién era ella para exigirnos que nos decantáramos por uno u otro sentimiento, que yo era catalán porque había nacido en Barcelona, pero también español. Tras mi respuesta, ella sentenció que yo no era catalán. Me pareció una situación rocambolesca que me hizo pensar en que se estaba empezando a cumplir uno de los primeros pasos de todo estado totalitario: anular la condición de ciudadano de pleno derecho de los sentimentalmente discordantes e invitarles a marcharse por no pertenecer al grupo escogido, así que me di cuenta de que debíamos seguir trabajando, y mucho.

- ¿Por qué decidió marcharse a vivir a Rumanía?
- A mi mujer y a mí nos ofrecieron trabajo en Bucarest y nuestros políticos nacionalistas y su política lingüística nos han dado el 'empujoncito' que uno siempre necesita para tomar una decisión de tal magnitud. En el fondo, debemos estarles agradecidos. Cuando regresemos, nuestros hijos hablarán perfectamente español, inglés y rumano, tendrán la mente mucho más abierta que los hijos de muchos que defienden esta desastrosa política, habrán vivido una experiencia enriquecedora y tendrán el camino totalmente abierto para aprender y formarse como personas de provecho donde ellos quieran. Respecto a nosotros, cuando regresemos seguiremos trabajando para garantizarles una buena educación y batiendo el cobre para lograr que nuestros hijos puedan llegar a percibir una enseñanza total y realmente bilingüe, es decir, impartida al 50 por ciento en cada una de las lenguas oficiales de Cataluña.

Galicia Bilingüe exige que los estudiantes puedan elegir ya qué idioma usar
R. S. C. ABC 3 Junio 2009

VIGO. Con unos aires de autoridad comparables a la de la Mesa pola Normalización Lingüística para la imposición del gallego, Galicia Bilingüe dirigió ayer una solicitud al conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, para que se permita con «carácter inmediato» a los estudiantes el uso de la lengua de su elección en las aulas, una cuestión que, para Gloria Lago no reviste dificultad administrativa alguna ni tiene impedimentos legales insalvables.

De hecho, Lago propone en su misiva dos posibles fórmulas para que se aplique la medida con urgencia. La primera se sustentaría en un recurso interpuesto en su día contra el Decreto que regula el uso del gallego en la enseñanza, en concreto, contra esa imposición de la lengua oficial que deben emplear los alumnos, medida cuya legalidad ya fue cuestionada por el Consello Consultivo.

La segunda opción, la que mayores garantías ofrece para Galicia Bilingüe, consistiría en la modificación del artículo 13 del controvertido Decreto 124/2007. La nueva redacción tendría que hablar con claridad de libertad de elección por parte de los alumnos con independencia del idioma vehicular empleado por el profesor, aunque se añadiría una simple recomendación no preceptiva de usar la lengua en la que se imparta la materia.

Dado que según la Xunta el decreto 124/2007 no va a ser derogado hasta el curso 2009/2010, la asociación propone que al menos se corrija con carácter inmediato la obligación de los alumnos de emplear el gallego en las asignaturas troncales y se facilite la libre elección de idioma en los libros de texto.

política lingüística
La ex compañera de 'Pertur' será la directora de Promoción del Euskera
Lourdes Auzmendi, editora y profesora de la UPV, estará a las órdenes de Ramón Etxezarreta en Cultura
DAVID GUADILLA BILBAO El Correo 3 Junio 2009

El Ejecutivo vasco nombrará en el consejo de Gobierno del próximo viernes como directora de Promoción del Euskera, dependiente de la Consejería de Cultura, a Lourdes Auzmendi, profesora de la UPV, traductora y ex compañera sentimental de Eduardo Moreno Bergareche, 'Pertur', antiguo miembro de la dirección de ETA (pm) desaparecido desde 1976. Como director de coordinación de euskera será nombrado Igor Calzada, proveniente de Mondragón Unibertsitatea.

El gabinete de López ha otorgado un papel destacado al entorno de Euskadiko Ezkerra en lo que concierne a la política lingüística. El encargado de diseñarla será Ramón Etxezarreta, concejal en San Sebastián y destacado militante de la formación que se acabó por fusionar con el PSE. A sus órdenes estará Auzmendi.

Traductora de reconocido prestigio, editora y profesora en la Facultad de Filología de la UPV, es hermana de Martin Auzmendi, dirigente de EE en su época dorada, ex consejero de Trabajo del Gobierno vasco y director del Consejo de Relaciones Laborales hasta enero de 2007.

Además, Lourdes Auzmendi fue una de las intelectuales que de manera más explícita mostró su apoyo a López durante la campaña electoral, participando en diferentes actos y firmando manifiestos de apoyo al candidato del PSE. Fue de las personas que acudió a la presentación del documento de los socialistas vascos a favor del euskera el pasado octubre en San Sebastián.

Asimismo, fue la compañera sentimental de 'Pertur'. Moreno Bergareche fue miembro de la dirección de ETA (pm) a mediados de los setenta y uno de los primeros partidarios dentro de la banda en abandonar la violencia. En los debates internos dentro de la organización defendió la necesidad de crear un partido político que fuera «vanguardia revolucionaria de los trabajadores vascos. Su filosofía fue recogida por Euskadiko Ezkerra.

Desaparición
El sector duro de ETA llegó a secuestrarlo varios días para que no asistiera a una asamblea. La última vez que se le vio con vida fue el 23 de julio de 1976 en San Juan de Luz, cuando subió a un vehículo acompañado de Francisco Mujika Garmendia, 'Pakito', y Miguel Ángel Apalategi, 'Apala'. La familia de 'Pertur' siempre ha sostenido que detrás de su desaparición estaba la facción más intransigente de ETA. La izquierda abertzale y la propia banda han insinuado que fue víctima de los servicios secretos españoles o, incluso, de ultraderechistas italianos, tesis que se vino abajo la semana pasada tras la declaración de un supuesto testigo. El abogado de la familia de 'Pertur' es Martín Auzmendi.

El consejo de Gobierno del viernes, que se celebrará en Urdaibai con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, nombrará como director de coordinación del euskera, también en la consejería de Cultura, a Igor Calzada Mujika. Nacido en 1975 en San Sebastián, proviene de Mondragón Unibertsitatea, donde durante los últimos diez años ha sido «director de proyecto e investigador senior en el campo de la innovación». Es licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por Deusto y tiene varios doctorados en universidades europeas y americanas.

La Generalitat premia a los inmigrantes con nociones de catalán y de la ley
MIQUEL NOGUER - Barcelona El País 3 Junio 2009

No es el carnet por puntos que en su día propuso Artur Mas para premiar o castigar a los inmigrantes. Tampoco se trata del puntilloso examen que realiza al Gobierno holandés para determinar si un extranjero puede acceder a la nacionalidad. Pero el Ejecutivo catalán ha dado el primer paso para premiar a los inmigrantes que tengan nociones de catalán, que conozcan el marco jurídico de España y que tengan claros cuáles son sus derechos y deberes.

El anteproyecto de ley de Acogida de Inmigrantes aprobado ayer sienta las bases para que los inmigrantes que acepten asistir a cursillos de lengua catalana y de conocimiento de la legalidad vigente lo tengan más fácil para conseguir el certificado de arraigo, imprescindible para regularizar su situación. Los cursos no serán obligatorios y la asistencia tampoco garantizará la obtención del certificado, pero el Gobierno catalán está convencido de que ésta es la vía que hay que seguir. "Los ayuntamientos nos habían pedido un marco común para determinar la expedición de los certificados, y así lo hemos hecho", dijo ayer la consejera de Acción Social, Carme Capdevila.

El texto aprobado ayer por el Gobierno y que el Parlament no ratificará antes de nueve meses deja en el aire la duración de los cursos así como sus contendidos exactos. Sin embargo, deja claro que las dos lenguas oficiales de Cataluña estarán presentes en los cursos. Se trata, dice, de que los inmigrantes consigan "competencias lingüísticas básicas en catalán y en castellano". Con todo, el catalán, será lengua vehicular y prioritaria en las sesiones por su condición de "lengua propia de Cataluña". El anteproyecto también establece que, una vez terminada la formación en catalán, se procederá a enseñar nociones de castellano a quienes "lo soliciten o lo requieran".

El articulado referente a la enseñanza de la lengua es fruto de horas de negociación entre los tres socios de Gobierno. En un primer momento, Esquerra Republicana apostó por hacer los cursos obligatorios y sólo en catalán. Los socialistas, con el presidente Montilla en cabeza, forzaron a rectificar y a introducir las dos lenguas cooficiales.

La consejera de Acción Social insistió ayer en que el servicio de Primera Acogida, como se llamará esta formación, es mucho más que un cursillo de catalán. Además del componente lingüístico, habrá una entrevista personalizada con un agente de acogida, se dará formación sobre el mercado laboral al inmigrante, se le informará sobre el "modelo de sociedad catalana" y se le dará información sobre sus derechos y deberes.

¿Hacer el cursillo será garantía de obtener los papeles? No. Si bien los ayuntamientos deberán ofrecer el servicio de primera acogida -los primeros lo harán en 2010- nadie podrá obligar a los entes locales a firmar el certificado de arraigo de los inmigrantes, pues esto es una competencia que el Gobierno central delega en los alcaldes. "Sin embargo, confiamos en que no habrá problemas, pues los ayuntamientos son los primeros interesados en que se aclare cuándo deben expedir un certificado de arraigo y cuándo no". La ley se aplicará gradualmente a todos los municipios pero hasta 2015.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial