AGLI

Recortes de Prensa    Domingo  7 Junio 2009

 

Valores compartidos
EDITORIAL El Correo 7 Junio 2009

La vibrante conmemoración del 65 aniversario del desembarco de las fuerzas aliadas en Normandía y el intercambio entre Obama y Sarkozy de declaraciones de amistad y cooperación en defensa de los valores compartidos supone la recuperación decidida del vínculo transatlántico debilitado tras la crisis derivada de la invasión de Irak. Pero el emotivo homenaje en el cementerio de Colleville-sur-Mer a los caídos y veteranos de la batalla que cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial y el futuro de Europa no pasaría de ser un protocolario acto en memoria de quienes lucharon contra el nazismo por un sueño de libertad, si la cooperación entre la UE y la primera potencia global no se asienta sobre la lealtad y el sacrificio en los grandes desafíos actuales para la seguridad y el bienestar.

La estabilización de áreas tan conflictivas como Afganistán, Irak, Oriente Próximo y Corea del Norte, constituye una tarea pendiente que no debiera descansar exclusivamente en manos de Estados Unidos desde el plano diplomático, pero tampoco en el militar y económico, para que la política de multilateralismo que pretende inaugurar el nuevo inquilino de la Casa Blanca encuentre la receptividad y el apoyo necesarios para resultar eficaz. Porque junto a la paz, la comunidad internacional tiene que afrontar otros retos, como la superación del hambre y el subdesarrollo en grandes áreas del planeta, y conjurar para el futuro el riesgo para la sostenibilidad que supone el calentamiento climático, que requieren algo más que actitudes testimoniales.

El giro experimentado por una gran parte de la opinión pública mundial respecto a la administración estadounidense, de la mano de la extraordinaria acogida de Barack Obama, representa una oportunidad histórica para ensamblar esfuerzos en la lucha por superar los retos del siglo XXI. Quizás las palabras de Elie Wiesel, superviviente de los campos de concentración y Premio Nobel de la Paz, dirigiéndose a Obama como «la esperanza para cambiar el mundo» reflejen el sueño utópico de la fraternidad universal pero traslucen la ambición de las generaciones que sufrieron la guerra y la destrucción de que se inaugure una nueva era donde no tengan cabida los fanatismos que llevan en su seno el germen de la violencia.

La miseria del nuevo capitalismo
EDITORIAL Libertad Digital 7 Junio 2009

Mientras Barack Obama aterrizaba en Francia para participar en los actos conmemorativos del LXV aniversario del desembarco de Normandía, su Departamento de Trabajo anunciaba que el pasado mes de mayo el desempleo en los EE.UU. había alcanzado el 9,4%, la tasa más alta de los últimos 25 años. Si le sumamos los trabajadores recientemente despedidos que aún no han comenzado a buscar un nuevo empleo y los que se han visto forzados a pasar de la jornada completa a la parcial, la proporción de desempleados y subempleados involuntarios llega al 16% de la población activa.

Este es el trágico saldo de las intervenciones aprobadas desde el pasado mes de octubre y de otro fenómeno que podría lastrar la recuperación económica en aquel país: la paulatina pérdida de flexibilidad del mercado de trabajo fruto de la disminución de la movilidad geográfica de los norteamericanos, una consecuencia de la expansión de los subsidios y ayudas directas a los sectores en declive. Así las cosas, los nuevos planes de rescate anunciados por Obama alimentarán un círculo vicioso cuyas consecuencias a medio y largo plazo pueden ser funestas.

En Francia, donde el presidente Sarkozy proclama la llegada del nuevo capitalismo, las últimas cifras relativas al primer trimestre de 2009 arrojan un saldo estremecedor: más de medio millón de puestos de trabajo destruidos y una tasa de paro del 8,7%. La situación es especialmente grave entre los menores de 24 años, ya que uno de cada cuatro no tiene trabajo. La respuesta del Gobierno ha sido un plan de ayudas directas valorado en 1.300 millones de euros a las empresas que contraten a jóvenes en prácticas. En otras palabras, déficit y una distorsión más en el mercado de trabajo a través de la discriminación mal llamada positiva.

La situación en Gran Bretaña y en Alemania es mejor. Sin embargo, también allí los jóvenes son los más afectados por el paro. Además, la concentración de la desocupación en las ciudades ha llevado a los gobiernos de ambos países a intervenir para detener la caída del empleo en el sector servicios y frenar el desencanto de las clases medias, que según las encuestas cada vez son más proclives a reducir el peso del Estado en la economía nacional.

Esto explicaría el aumento de las expectativas de voto tanto de los conservadores ingleses como de los liberales alemanes, partidos que han reforzado sus mensajes a favor de la reducción real de impuestos, el recorte del gasto público y la simplificación de las leyes que rigen la contratación y la creación de nuevas empresas, sin introducir preferencias que desnaturalicen el mercado.

Toda recuperación económica pasa necesariamente por la consolidación de algunos sectores, la creación de otros nuevos y la desaparición de aquellas actividades convertidas en una pesada carga para todos. Sin embargo, las políticas puestas en marcha hasta ahora por los gobiernos de las principales economías occidentales no han hecho sino desalentar la innovación, reprimir la espontaneidad y retrasar el cambio necesario. Puro socialismo.

El rapto de Europa
Vicente A. C. M. Periodista Digital 7 Junio 2009

Como en la mitología griega, estamos asistiendo a la reedición del episodio del Rapto de Europa, considerando como tal a ese puzle de naciones que forman la actual UE. En ese rapto, el papel de Zeus lo desempeñan los partidos políticos y los Gobiernos de cada una de las naciones. Hoy se cumple el ritual de una farsa, la de la elección de los diputados del Parlamento Europeo. Una ocasión que se ofrece cada cinco años y en la que se intenta vender una utópica visión de futuro y de un proyecto común inexistente. Una mercancía podrida que los ciudadanos europeos con su abstención mayoritaria, han decidido no comprar.

¿Por qué no tiene presente ni futuro estos Estados Unidos de Europa? Pues por una razón básica, la torre de babel de la incomprensión entre los diferentes pueblos. La falta de entendimiento y de no haber eliminado de la conciencia colectiva de los diferentes ciudadanos, la llamada “memoria histórica” de desencuentros. Pero sobre todo, porque este proyecto no es algo que haya surgido de los ciudadanos como un movimiento social, sino que han sido intereses económicos y políticos los impulsores. Definida la UE como un gigante con los pies de barro, es la imagen más real de un fracaso.

Para crear algo sólido y duradero, en primer lugar tiene que haber una fase de concienciación y de docencia. En segundo lugar, se han de crear nexos de unión entre los ciudadanos y favorecer la integración cultural, respetando la diversidad, pero estimulando las bases de la verdadera democracia: Libertad, igualdad ,fraternidad y una lengua común como catalizador. ¿De qué sirve tener un ente con más de 27 lenguas diferentes y el oneroso gasto que representa esa diversidad a todos los niveles de gestión? El fallido intento del Esperanto como lengua común, da una idea de que ese objetivo debe ser el resultado del esfuerzo de una o varias generaciones.

Desgraciadamente, falta esa unidad en el impulso de las medidas tendentes a facilitar ese objetivo. Y la culpa no es del mensaje, que puede ser claro , sino de los mensajeros que lo transmiten, porque ni siquiera ellos con sus actuaciones demuestran convencimiento de lo que proponen. Así ¿Cómo esperan convencer a los ciudadanos? Hay mucho que hacer por Europa, pero como dije al principio, está secuestrada y su futuro es concebir unos descendientes bastardos, hijos de un poder que solo aspira a perpetuarse.

Como ya he dicho repetidamente en mi blog durante esta campaña electoral, muy a mi pesar hoy no iré a votar. No pienso seguir este juego a la casta política y porque mi voto, aunque sea solo uno entre cientos de millones, me merece tanto respeto como para no prostituirlo. Mientras no cambien las reglas de juego y este siga siendo amañado, consideraré que mi voto sería un voto cautivo y raptado, como lo ha sido Europa.

Algo más que unas europeas
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 7 Junio 2009

UNAS elecciones europeas en las que los protagonistas han sido los trajes de Camps, el Falcon de Zapatero, los escoltas de Aznar, la niña de Chaves y el acontecimiento planetario de Pajín no podían, naturalmente, entusiasmar al respetable, por más embrutecido que esté por la vulgaridad y la chabacanería de sus dirigentes.

Todo ello, sin embargo, no impide que estas «europeas» sean cruciales. No porque se la jueguen Zapatero y Rajoy, ya que el perdedor quedará tocado, sino porque van a decirnos algo fundamental sobre España: hacia dónde se mueve, si es que se mueve hacia algún sitio. Los resultados van a ser un reflejo del mar de fondo que agita hoy el ánimo de los españoles. Una victoria clara del PP nos diría que el giro iniciado en las elecciones gallegas y vascas se consolida, pudiéndose hablar ya de cambio de ciclo. En otras palabras: que el pueblo español ha perdido la confianza en Zapatero como gerente de sus asuntos, sin que todos los malabarismos que haga, todos los conejos que se saque de la chistera y todas las mentiras que cuente le sirvan ya de nada. Sin que eso quiera decir que el electorado haya encontrado a quien le sustituya, algo que tendrá que decidirse más adelante. En esta ocasión, se trataría sólo de preparar el finiquito a quien de forma tan audaz como desastrosa se equivocó en la negociación con ETA, en los nuevos estatutos de autonomía, en el manejo de la crisis económica y en buscar la concordia entre los españoles, que puede ser su mayor fallo.

Por el contrario, un empate o la victoria por la mínima de uno de los dos principales contendientes mostraría que el pueblo español, profundamente desilusionado de la política y de los partidos, ha vuelto a instalarse en su galbana secular, en su estoico escepticismo, y busca la salvación individual, resignado a que no haya una colectiva, confiando unos en el «Dios proveerá», y otros, en el amigo o pariente que tenga en el gobierno o ayuntamiento.

No se trata, por tanto, de unas elecciones superfluas. Ni «europeas», pese a su nombre. Se trata de un referéndum sobre el ánimo español en un momento crítico para la nación y el Estado, con fuerzas tirando en distintas direcciones de los mismos.

Bastaba ver y oír a los candidatos de los partidos en liza en su último debate televisivo para darse cuenta de que no existe un criterio común, sino varios muy distintos, sobre España. E incluso, planeando sobre ellos, el viejo espectro de la autodestrucción, en el afán de todos de destruir al contrario. Me cuesta trabajo creer que habiendo llegado adonde estamos -a Europa, al desarrollo, a la democracia-, alberguemos todavía ese instinto suicida. Pero a la luz de esta infausta campaña, hay que estar preparado para todo.

La solución, en cualquier caso, esta noche. Si solución puede llamarse.

Ciudadanos y gobernantes
J. M. RUIZ SOROA El Correo 7 Junio 2009

En este artículo, complemento del publicado el pasado 24 de mayo ('Intervenir el mercado para salvarlo'), el autor analiza el funcionamiento en la gestión del sector público y defiende la necesidad de «aplicar dentro del sistema político lógicas de mercado». Mercado y Estado, añade, son «dos mundos que se necesitan mutuamente para su adecuado funcionamiento»
H ay quien cree, bien sea por ingenuidad o por ideología, que en el sector público no existen problemas de agencia, es decir, que la relación entre los principales (los ciudadanos) y sus agentes (los burócratas y los políticos) está exenta de la problematicidad característica de esta relación, la de garantizar que el agente obre siempre en el mejor interés de su principal.

En efecto, muchos piensan que los políticos, los burócratas, o los simples funcionarios, son guiados desde el momento en que ingresan al servicio público por el solo interés en defender el bien común, no por sus propios intereses: con lo cual el problema estaría resuelto antes siquiera de plantearse. Esta idea implica una concepción esquizofrénica del ser humano, según la cual en el campo de lo privado las personas serían autointeresadas, mientras que al ingresar en el ámbito público se volverían automáticamente servidoras del interés general y se olvidarían del suyo propio. Algo que suena a 'milagro' y que carece de soporte racional alguno: la conducta del ser humano no cambia por el hecho de modificar su marco de actuación. Los problemas de la agencia no desaparecen al ingresar en el mundo de lo público, simplemente cambian de formato. Pero vayamos por partes.

No voy a citar, porque creo que éste es un problema bastante controlado, la distorsión que supone la corrupción directa (el puro y simple aprovechamiento del cargo para el beneficio privado) o indirecta (el reparto de los cargos públicos entre el personal adicto). Prefiero suponer a unos gobernantes honestos, porque es así como se comprueba que el problema de fondo no está en la moralidad de las personas, sino en la lógica de un poder administrado por agentes distintos de los ciudadanos mismos.

El primer problema de agencia en el ámbito político es el de establecer con mínima concreción cuál es el interés general o común en una sociedad, para lo cual desgraciadamente no existe ninguna regla de agregación de las preferencias de los ciudadanos que garantice un resultado correcto. Definir el interés general, por mucho que éste sea un término retórico omnipresente que no se cae nunca de las gargantas de los políticos, es probablemente imposible y las ciencias sociales lo han demostrado. Con lo que, ya de entrada, topamos con una seria disfunción: son los políticos (los agentes) los que definen en cada momento cuál es el interés general de los ciudadanos (los principales), y al hacerlo no pueden evitar -por muy altruistas que sean- resultar influidos por sus preconcepciones partidistas y por sus conveniencias políticas.

Preconcepciones ideológicas, en primer lugar. Si no tienen ustedes una percepción maniquea de la política, tendrán que admitir que todos los partidos políticos -sean conservadores o progresistas, nacionalistas o centralistas, revolucionarios o derechistas-, todos, creen honradamente que sus recetas van en interés del conjunto de los ciudadanos. Ninguno se propone conscientemente empeorar la situación de la sociedad, sino que todos se creen defensores del bien común. Pero sucede que defienden medidas muy distintas para alcanzarlo. Unos proponen más libertad económica, otros más intervencionismo, otros un cambio radical de modelo, los de más allá una gestión pensada para y por 'los de aquí', y así sucesivamente. Lo que implica que, inevitablemente, la definición del interés general cuando alguno de ellos llegue al gobierno estará marcada por sus preconcepciones partidistas, teñidas de subjetividad e ideología.

Pero es que, además, el gobernante no puede dejar de actuar guiado por sus intereses propios, el primero de los cuales es el de mantenerse en el poder. Y no por egoísmo, sino por una derivada lógica de su percepción de lo que es el bien general: si mi partido es el que lo garantiza, es esencial para el bien social que él obtenga o conserve el gobierno. Lo que significa que el gobernante adoptará las medidas de gobierno pensando también en su impacto electoral. Ciertas medidas son fácilmente percibidas por la opinión pública: las que afectan a sectores muy visibles, muy sensibles o muy capaces de suscitar atención mediática. Otras son poco rentables: las que afectan al largo plazo y cuyo efecto no va a ser percibido de momento, o interesan a sectores poco visibles, o (lo más terrible) las que imponen hoy sacrificios o recortes a los ciudadanos para mejorar su futuro a largo plazo. El interés general puede exigir estas últimas, pero el político siempre se convencerá de que son las primeras las convenientes. ¿Creen ustedes que lo hace por otra cosa que por su propio interés, o el de su partido?

Una cosa es que no se lo explique ni lo racionalice de esta forma (él siempre se tendrá por un altruista), otra muy distinta es la realidad del por qué actúa como actúa. En su relación de agencia se mezcla su interés particular con ese interés general del que se declara fiel servidor. O mejor, el gobernante es un ente peculiar que tiende a definir el segundo haciéndolo coincidir con el primero. Y esto es bastante inevitable, pues obedece a la lógica de la conducta humana.

Por otra parte, no nos olvidemos de las burocracias públicas, que en los sistemas políticos neocorporativistas como los que vivimos tienen un enorme peso y capacidad de decisión. Lo primero que descubre un político al llegar al poder es lo poco que puede decidir, y lo mucho que le viene impuesto por las dinámicas de las burocracias públicas que gestionan e implantan las políticas concretas. Pues bien, aquí tenemos dos tipos de problemas relevantes. El primero, el de que las grandes burocracias son muy permeables a los grandes intereses empresariales, sindicales o corporativos, pues los burócratas que las dirigen son personas que piensan en su carrera y en su futuro. Y no lo tendrían si hicieran una gestión impermeable. El segundo problema es que toda organización, y las públicas las primeras, obedece fatalmente a una serie de reglas o leyes de hierro de toda burocracia, totalmente ajenas a ese teórico interés general para cuya satisfacción nacieron.

Toda organización funciona guiada por un fin primordial: el de sobrevivir y crecer; es decir, justificar su existencia y acaparar cada año mayor presupuesto. Después viene el interés de los funcionarios que las dirigen (carrera, recompensas, porvenir). Y sólo después, a la cola, viene el interés general. Y esto es así independientemente de que nos guste o nos parezca correcto. Las dinámicas organizativas son tan férreas e inevitables como poco transparentes.

Resulta así que el sistema democrático, basado en la delegación de la toma de decisiones en los representantes, experimenta graves distorsiones precisamente por el problema de la agencia. Y para atenuarlos se postulan dos vías contradictorias: la primera, la de suprimir la delegación, es decir, intentar volver a los escenarios y mecanismos de democracia directa en los que sean los ciudadanos los que directamente deciden. Es la siempre atractiva utopía del 'ágora' y la 'comuna', que hoy encandila a una izquierda que ha perdido su antigua brújula revolucionaria. Y es un desastre. La otra vía pasa por multiplicar en el sistema las instituciones de contrapoder, a través de las cuales los ciudadanos controlan a los políticos e imponen su voluntad a largo plazo. Y también incluye, curiosamente, aplicar dentro del sistema político lógicas de mercado que ayuden en la selección/control/sanción de los representantes: pluralidad de oferta, competencia, innovación y renovación, rescisión de mandato. Con lo cual se comprueba, de nuevo, que mercado y Estado no son dos lógicas incompatibles ni dos espacios excluyentes, sino dos mundos que se necesitan mutuamente para su adecuado funcionamiento.

El planteamiento correcto de nuestro problema no es el dilemático de más o menos (Estado o mercado), sino el de mejorar la calidad de ambos mediante su entrecruzamiento fructífero.

Rojos contra fachas
Esteban Hernández El Confidencial 7 Junio 2009

Hace más de cinco décadas, Muzafer Sherif, uno de los grandes nombres de la psicología social, organizó un experimento en el que 22 chavales, que no se conocían entre sí, acudieron a un campamento divididos en dos grupos, viajando cada uno de ellos en un autobús diferente. “A partir de entonces, y por el simple hecho de formar parte de formar parte de otro grupo, la hostilidad fue en aumento hasta el punto que hubo de detenerse el experimento”. La experiencia que relata Carmen Valle, profesora de Psicología Social de la Universidad CEU San Pablo, es una señal más de la importancia que para los seres humanos tiene lo que ha dado en llamarse pequeño narcisismo de la diferencia, esto es, ese cúmulo de aspectos identitarios que tendemos a subrayar y exacerbar grupalmente. Así, en lugar de reparar en lo que nos une, tendemos, y más en los últimos tiempos, a destacar lo que nos hace distintos y nos separa.

Con consecuencias muy negativas, según Valle, para la convivencia cotidiana. Algo que se aprecia especialmente en nuestra política. “En España o eres de A o eres de B. Se está negativizando tanto al grupo contrario que estamos dividiendo el país de nuevo en fachas y rojos: quienes tienen otra forma de pensar pasan a ser nombrados con expresiones peyorativas”. Estamos viviendo, pues, un incremento de la tensión en un terreno, el político, que cada vez se parece más al futbolístico por la cantidad de reacciones y expresiones hostiles que profieren sus hinchas. Y ese no es el mejor camino: “esas situaciones en las que se niega al otro, en que nada de lo que venga del grupo contrario te parece bueno, acaban generando violencia”. Y con un problema añadido: “toda esta tensión se está transmitiendo a los niños, que se están haciendo muy competitivos en el sentido malo de la palabra. Esto es como cuando el padre va al fútbol y no deja de insultar al árbitro. Pues ese es el ejemplo que están tomando los chicos del campo político actual”.

En realidad, estamos hablando de un problema social de mayores dimensiones, del cual la hostilidad entre grupos no es más que una de sus articulaciones. La cuestión de fondo es que vivimos en una sociedad en la que se nos empuja a no ser como los demás, que nos exige ser distintos, que nos obliga a destacar en algo, que percibe el formar parte de lo normal como algo profundamente negativo. Lo que, según Pedro Molino, coordinador de tutores de la Universidad de Padres impulsada por José Antonio Marina, está produciendo una sociedad muy competitiva donde se exige que los hijos tengan éxito social y laboralmente, lo que ha producido alumnos muy insolidarios y éticamente inadecuados para el trabajo”.

"No podemos ser hipócritas respecto a la excelencia"
Claro que tampoco estamos ante un fenómeno unidireccional. Como señala Ricardo Moreno Castillo, catedrático de instituto y autor de De la buena y la mala educación (Libros del lince), que se busque la diferencia puede ser muy positivo. “Que te pidan que destaques es necesario porque la búsqueda de la excelencia es buena. Cuando tienes que prestar un servicio a los demás, tienes que hacerlo lo mejor posible. Y eso es lo que quiere la gente. Si necesitas un cirujano, intentarás recurrir al mejor y no a uno malo. Por lo tanto, no podemos ser hipócritas respecto de la excelencia, porque recurrimos a ella siempre que podemos en nuestra vida privada”.

Otra cosa es que el camino actual hacia la distinción no pase por acumular méritos en una tarea profesional o por el innovador desempeño de un cometido, sino por una cierta relevancia física o por los signos de lujo de los que las personas se rodean. Para Moreno Castillo, “que alguien se sienta más importante por llevar un traje de marca indica que es gilipollas. Me parece bien que la gente intente destacar siendo un buen actor o un buen futbolista; los triste es que quiera sobresalir por llevar un pantalón de marca”.

Pero el problema tiene mayores implicaciones. Porque no se trata simplemente de que vivamos en una sociedad que nos pida que seamos mejores o que busquemos la excelencia en nuestra profesión. En primera instancia, y como señala Pedro Molino, tanta insistencia en ser distintos “crea mucha homogeneización, ya que todos terminan por repetir la misma clase de comportamientos diferenciadores”. En segundo lugar porque, como señala Carmen Valle, “se nos pide que nos diferenciemos por cosas irreales”. Hace unos años, ser especial tenía que ver con destacar en los estudios o con que se te diera bien jugar al fútbol. “Ahora lo que se pide es otra cosa, como podemos ver en producciones audiovisuales como Hannah Montana o High School Musical, donde no es que sus protagonistas destaquen, es que lo hacen todo bien. Tienen muchos talentos, y eso es muy raro de encontrar”. Esa distancia enorme entre el modelo a seguir y nuestra realidad no es sólo cosa de películas para adolescentes. Nuestra sociedad vive de la comparación con modelos (los más evidentes, lo de belleza) respecto de los cuales siempre nos sentiremos en falta. Y se trata de una sensación que la publicidad nos refuerza de continuo. “Los anuncios dicen todos la misma cosa. Los expertos en marketing viven de convencernos de que compremos cosas que no necesitamos. Para lograr ese fin nos crean necesidades, algo que consiguen diciéndonos: Eres infeliz, sientes un vacío, no eres especial y si compras lo que te ofrezco serás distinto. Serás alguien”.

El miedo, la clave
En resumen, que como señala Pedro Molino, esta sociedad de la diferencia, donde todos tenemos la obligación de ser números uno, “se aprovecha del miedo a la soledad del individuo, y la preocupación con que contempla la fragmentación de las relaciones individuales, para sustituir el ser por el tener”. Y es que por mucho que nos intenten convencer de que somos especiales y de que podemos ir por libre, “el talento no es posible sin una sociedad y un entorno estructurados. Es cierto que mucha gente posee gran capacidad para la ciencia, para el arte o para el mundo de la empresa, y que eso debe desarrollarse mediante la formación y la educación, pero no podemos olvidar que somos un conjunto, que los grandes avances de las sociedad los hemos producido juntos”.

Por eso, para Molino, lo esencial es saber poner en relación las diferentes clases de talento existentes de modo que, en lugar de combatirse o entorpecerse, pueda articularse en beneficio de todos. “Una de las características más importantes de las empresas y de las sociedades más exitosas es su capacidad de colaboración. Muchas grandes empresas se han venido abajo porque en lugar de que los distintos grupos cooperasen, han tendido a enfrentarse, a no tolerar otros puntos de vida y a fomentar las diferencias. Y como buscaban más lo que les separaba que lo que les unía, acabaron quebrando”. Y a pesar de eso, insiste Molino, “estamos oyendo de continuo que las únicas metas que podemos alcanzar son las individuales. Más al contrario, somos más felices cuanto más avanza el modelo de felicidad social”.

Desdramatizar el artículo 155 (5)
Cristina Falkenberg El Confidencial 7 Junio 2009

Veníamos viendo que el ejercicio del artículo 155 de nuestra Constitución está revestido de una serie de garantías que se estructuraban en torno a dos grandes momentos: el del requerimiento previo, que vimos la semana pasada, y el de la intervención del Senado, con el que concluimos esta pequeña serie y que es el que veremos seguidamente.

La invitación a la Comunidad Autónoma para que cumpla a nadie se le escapa que es un paso previo a la eventual puesta en práctica de las medidas ejecutivas que el Gobierno deberá necesariamente promover caso de persistir el incumplimiento o el daño para el interés general de España por parte de la Comunidad (o las Comunidades Autónomas, recuérdese que puede ser más de una Comunidad la que incumpla caso de la federación de Comunidades Autónomas prohibida por el artículo 145.1 de la Constitución como vimos). Además, como se dijo, el interés tutelado es público y por tanto indisponible para su titular que está ejerciendo una potestad, la que le faculta precisamente para cumplir con su deber de cuidar de ese interés que es de todos.

Sin embargo el Gobierno no puede proceder a su capricho desplegando libremente sus potestades ejecutivas. En efecto, ha de acudir al Senado que en su caso deberá “aprobar” —dice el artículo 155— las medidas que la Comunidad Autónoma deberá implementar. Sería más correcto que el artículo 155 de la Constitución hablase de “autorizar” medidas, no de “aprobarlas”, pues estamos en puridad ante una autorización previa del Senado al Gobierno para que proceda. La autorización, como dice el artículo objeto de estudio, ha de aprobarse por mayoría absoluta de la Cámara. Aquí también hay una diferencia con la Ley alemana en la que basta con la mayoría simple. Mitos del Estado federal a desterrar, pues…

Como revelan los Diarios de Sesiones, al discutirse este precepto durante la elaboración de la Constitución se puso de manifiesto por el Sr. Fraga Iribarne que como cámara de representación territorial que era, en el Senado podía darse una situación de conflicto de intereses por lo que era más correcto que la cuestión se decidiese por el Congreso de los Diputados, como cámara de decisión política por excelencia. Razón llevaba pero la otra lectura posible del mismo precepto es que si la Cámara de representación territorial aprueba una serie de medidas, desde luego parece que lo haría con escrupuloso respeto hacia la autonomía de las nacionalidades y regiones que integran la Nación española y que el artículo 2 de la Constitución reconoce y lo que es más, garantiza.

El procedimiento en el Senado: más garantías
El Gobierno dirigirá su escrito al Presidente del Senado, justificando que ha procedido al requerimiento previo visto y que la Comunidad Autónoma lo ha incumplido, en todo o en una parte lo suficientemente significativa como para poder tenerse por básicamente frustrado el fin completo del requerimiento. Y esto, que parece abundar en las cosas, no es en la España de hoy un ejercicio baladí: se ha perdido, también por parte de los poderes públicos, el profundo sentido de muchas normas que o simplemente se desconocen o se desvirtúan mediante un ejercicio torticero y esquivo: fraudulento, en suma.

Como se dijo, mientras que en la fase declarativa el Gobierno se limita a indicar la legalidad que estima vulnerada y a pedir su reposición, quedando el cómo hacerlo a elección de la Comunidad Autónoma, en la fase de ejecución el Gobierno ya puede concretar las medidas que habrá que adoptar para lograr el restablecimiento de la legalidad: es decir, el cómo haya de hacerse ya lo puede sugerir el Gobierno: pero en el escrito que dirija al Senado deberá especificar no sólo las medidas que propone sino también su preciso contenido y alcance. Nótese que de nuevo y aunque ante el incumplimiento de la Comunidad Autónoma el ámbito de su autonomía se haya visto reducido aún más, éste todavía se salvaguarda pues la exigencia de que el Gobierno detalle cada una de las medidas que propone, su contenido y alcance, tiene el evidente fin de garantizar que éstas no vayan más allá de lo estrictamente necesario para lograr sus fines: es decir: la defensa del Estado, haciendo efectivo el principio de unidad pero sin sacrificio innecesario del de autonomía u otros como el de proporcionalidad; en suma, se trata de la ya citada intervención mínima.

La Mesa del Senado remitirá la documentación a la Comisión General de las Comunidades Autónomas (o a otra que pueda crearse ad hoc a estos efectos y según los artículos 49 y siguientes del Reglamento del Senado, texto refundido aprobado por la Mesa del Senado, oída la Junta de Portavoces, en su Reunión del día 3 de mayo de 1994), la cual, de nuevo a través del Presidente del Senado, se dirigirá al Presidente de la Comunidad Autónoma a fin de que éste pueda alegar todo lo que por su parte tenga por conveniente pudiendo incluso nombrar a quien represente a la Comunidad Autónoma ante la Comisión del Senado. Parece pues que visto en su detalle el artículo 155 de la Constitución esté, también en fase ejecutiva, revestido de las máximas garantías. En efecto, el artículo 189.4 del Reglamento del Senado prevé que sea la Comisión General de las Comunidades Autónomas (o la que en su caso se pueda crear ad hoc) la que decida si procede aprobar o no el elenco de medidas que el Gobierno se propone llevar a cabo para que la Comunidad Autónoma cumpla con sus obligaciones. La propuesta de la Comisión tiene que ser razonada y podrá introducir los condicionamientos o modificaciones que procedan, así los oportunos para dar cumplimiento al principio de intervención mínima, por ejemplo.

La propuesta se someterá a debate del Pleno del Senado, se insiste, la cámara de representación territorial en la cual de hecho quienes en el Congreso votaron la investidura del Presidente del Gobierno puede que estén en minoría: es el caso actual en España. Como se dijo, la propuesta de medidas a adoptar por el Gobierno deberá obtener el voto favorable de la mayoría absoluta en el Pleno de la Cámara.

El Gobierno podrá entonces y sólo entonces y en la medida de lo permitido por el Senado, dirigirse a cualesquiera Comunidades Autónomas que persistieren en el incumplimiento además de todas aquellas cuya colaboración pueda requerirse a estos efectos aunque no sean Comunidades Autónomas “incumplidoras”. Las medidas facultan al Gobierno para dirigir instrucciones vinculantes a los órganos de las Comunidades Autónomas, a ser ejecutados por éstos. Además, y por supuesto sin necesidad de que la propuesta del Senado haga mención alguna pues nada tiene que autorizar en este caso, podrán darse las medidas complementarias que el Gobierno dirija a sus propios órganos sean de su administración central o periférica (esto es, los Delegados del Gobierno en las Comunidades Autónomas y los órganos situados bajo ellos).

En fin… no parece que se esté nada parecido al mito popular de invasión del ejército imponiendo algo parecido a un régimen marcial…

Conclusión
Parece pues que a la vista de estos antecedentes el ejercicio del artículo 155 de la Constitución no sólo que no suspende la autonomía de ninguna Comunidad Autónoma sino que está pensado como un eficaz mecanismo de corrección que da prioridad al diálogo, el entendimiento y el cumplimiento voluntario previo y que se rodea desde el principio de las máximas garantías.

En su día Zapatero declaró solemnemente que en conexión con el eventual ejercicio de la potestad del artículo 155 de la Constitución “descartaba el uso de la fuerza contra la Comunidad Autónoma que preside el lehendakari Ibarretxe”. Una declaración con poco sentido a la vista de lo que ya sabemos sobre el funcionamiento de este artículo y más habida cuenta de que la fuerza sólo puede usarse declarado el estado de sitio, el más grave de los tres estados de anomalía constitucional y que regula la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los Estados de Alarma, Excepción y Sitio. En efecto, el supuesto de hecho es el previsto en el artículo 32.1 de esa Ley Orgánica que habla de “cuando se produzca o amenace producirse una insurrección o acto de fuerza contra la soberanía o independencia de España, su integridad territorial o el Ordenamiento Constitucional, que no pueda resolverse por otros medios” (por ejemplo poniendo en marcha a tiempo el artículo 155 o el 161). Y es que el artículo 116.4 de la Constitución (otro que está para usarlo llegado el caso) faculta al Gobierno para proponer al Congreso de los Diputados la declaración de estado de sitio que deberá aprobarse por mayoría absoluta.

De modo que sí… quizá, si queremos enderezar el rumbo de nuestro país, sea hora de hablar de las cosas con un poco más de detalle, actuando cuando proceda, los mecanismos ideados por el constituyente a fin de que la máquina que es el Estado funcionase de manera correcta. Si no, si algunas partes se desactivan, se desequilibrará y al final, lo más probable es que deje de funcionar.

El discurso desacomplejado de Vidal-Quadras, gran apuesta del PPC
ABC (Cataluña) 7 Junio 2009

Por lo demás, mucha referencia a la necesidad del corredor mediterráneo y pocas alusiones al ideario identitario de CiU, excepción hecha de un compromiso por lograr el reconocimiento de las selecciones catalanas en la UE.

La tendencia de Ramon Tremosa a elogiar al PP en detrimento del PSOE ha permitido a los socialistas catalanes recurrir al cuento del lobo, en este caso representado en un posible pacto PP-CiU. Los elogios reiterados del candidato hacia la gran aportación que el pacto del Majestic de 1996 hizo al autogobierno catalán -descentralización portuaria, por ejemplo- ha abonado ese discurso socialista.

Pero el protagonista definitivo de la campaña ha sido el candidato número 4 del PP, Aleix Vidal-Quadras, cuya oratoria no tiene parangón entre el resto de los candidatos. Fiel a un discurso claro y nada acomplejado respecto a la unidad de España, los peligros del nacionalismo y la defensa de la lengua castellana, Vidal-Quadras se ha convertido en la «bestia negra» del PSC, que ha utilizado su imagen en algunas de sus vallas electorales.

Los militantes del PPC echaban de menos a Vidal-Quadras, quien parece decidido a volver con fuerzas renovadas a la política catalana. Acompañado en las listas de Santiago Fisas y de los dirigentes nacionales del PP en los mítines, Vidal-Quadras ha respondido con ironía a todas y cada una de las invectivas de los socialistas, mientras que CiU apenas ha aparecido en los discursos. Sólo él se ha atrevido a confesar que, efectivamente, las europeas se juegan en clave de primarias españolas porque «o el presidente Zapatero se pone las pilas o se jubila».

ERC se mantiene
En el extremo contrario, ERC ha trazado una campaña monocorde centrada en la defensa del catalán y el derecho a la autodeterminación en Europa. Pero lo ha hecho sin demasiado brío. Conscientes de que las encuestas les dan votos suficientes para mantener el eurodiputado conseguido en 2004 y de que el siguiente escaño es para el BNG, los republicanos parecen más concentrados en no abrir de nuevo las fisuras internas que en ganar terreno electoral.

Por contra, el candidato de ICV, Raül Romeva, se juega su escaño en Estrasburgo en estos comicios, con unos sondeos adversos que pronostican una derrota por la mínima como ya sucedió en 1999, cuando 3.000 votos forzaron a jubilarse al histórico Antonio Gutiérrez Díaz, «el Guti»

AES presenta una denuncia para reabrir el proceso del 11-M.
www.alternativaespanola.com  7 Junio 2009

AES presenta ante el Juzgado de Instrucción de Madrid una denuncia para reabrir el proceso del 11-M, al considerar que las revelaciones contenidas en el libro Titadyn, a partir de los informes técnicos sobre los explosivos, entran en contradicción con los hechos declarados probados en la sentencia de 31 de Octubre de 2007.

Alternativa Española que recientemente indicó que, dadas las sucesivas revelaciones sobre el atentado del 11-M y su investigación, publicadas fundamentalmente por el diario El MUNDO, teniendo presente el contenido del libro Titadyn, firmado por Antonio Iglesias, en el que se pone de manifiesto, en función de los informes técnicos, que existe una contradicción clara entre éstos y lo que se declaró probado en la sentencia del 11-M, era necesario reabrir el caso del 11-M y dilucidar todas las responsabilidades. AES viendo que nadie, a pesar de los teóricos apoyos políticos, ha tomado iniciativa alguna ha presentado, en la tarde del jueves cuatro de junio, ante el juzgado de instrucción en Madrid una denuncia para reabrir el caso.

AES, en su escrito de denuncia, señala que las conclusiones del informe técnico de Antonio Iglesias indican que lo que hizo explosión fue Titadyn y no Goma 2ECO: “Así pues, reiteramos que es altamente probable que en el foco 3 de la estación de El Pozo haya estallado Titadyn. Consideramos que la presencia de DNT en todos los focos no se puede atribuir a la dinamita Goma 2 EC, que lo contenía en su composición, porque se dejó de fabricar en el año 1999 y cualquier existencia que hubiera quedado en algún almacén estaría inservible para su uso como explosivo, máxime en las malas condiciones de conservación de la mina”.

Alternativa Española, subrayando las claras contradicciones entre lo publicado y lo declarado como probado en la sentencia del 11-M, teniendo presente todas las lagunas que se han ido revelando durante la investigación, entiende que pudiéramos estar ante hechos constitutivos de delito, ya que no sólo se desmonta la tesis adoptada por la resolución, sino que se evidenciaría “la realización de hechos presumiblemente ilícitos y constitutivos de delitos contra la administración de justicia de los contenidos en los artículos 458 y siguientes del Código Penal y concordantes por parte de los peritos, funcionarios y profesionales que intervinieron en la investigación de los hechos”.

AES, en su denuncia menciona como intervinientes en esos posibles delitos a: el Comisario Tedax Juan Jesús Sánchez Manzano; al perito químico Cedax 17.682; al Comisario Jefe Policía Científica Carlos Corrales; al Subdirector General de la Policía Pedro Díaz Pintado y comisario General de Información Jesús de la Morena; al General Félix Hernando Responsable de la UCO Guardia Civil; al alférez UCO Jaime Trigo; al actual Comisario Jefe de la Policía Científica, Miguel Ángel Santano; a los funcionarios: Pedro Mélida, José Andradas y Francisco Ramírez; al mando de la Policía Científica Alfonso Vega.

AES considera que es necesario no sólo saber la verdad del 11-M sino dilucidar todas las responsabilidades penales y políticas a las que hubiera lugar.

Madrid, 4 de junio de 2009.
Francisco Torres García.
Portavoz de AES

PSOE y PAR negocian la ley que regulará el uso del catalán en Aragón
ROBERTO PÉREZ | ZARAGOZA ABC 7 Junio 2009

El debate parlamentario de la Ley de Lenguas será una realidad en Aragón en cuestión de meses y, para lograrlo, los socios del Gobierno regional, PSOE y PAR, ultiman un pacto que permita sacarla adelante sin generar un cisma en la coalición. El texto está pendiente desde hace diez años, desde que la Ley de Patrimonio de 1999 aprobada por las Cortes regionales incluyera estableciera que debía aprobarse otra ley para regular las modalidades lingüísticas que se hablan en esta tierra, entre las que citaba expresamente el catalán. El PP se desmarcó expresamente de esa parte de la Ley de Patrimonio, por no compartir lo que establecía respecto al catalán.

El PAR sí votó a favor junto al PSOE, pero a lo largo de los años ha sido reticente a ponerlo en práctica: la Ley de Lenguas es una obligación, debe ser aprobada para cumplir con la propia legislación aragonesa, pero es un asunto espinoso para la coalición de gobierno. El PSOE se ha decidido a encararla, después de que el propio acuerdo de coalición con el PAR lo fijara como uno de los puntos a cumplir.

Reuniones entre los socios
Frente a quienes propugnan la cooficialidad del catalán en Aragón -CHA lo hace activamente en el ámbito político-, los socialistas aseguran que no va a ser así. No habrá declaración de cooficialidad en una Ley de Lenguas que, según han subrayado desde el PSOE, «sólo va a reconocer derechos, no obligaciones; se va a reflejar en una ley lo que siempre ha existido de forma cotidiana en la calle», en los municpios del Aragón oriental.

El PSOE, ante las reticencias del PAR, y para no tener que sacar adelante la Ley de Lenguas sin sus socios -en cuyo caso tendría que apoyarse en las tesis de la Chunta-, se ha impulsado en el seno del Gobierno aragonés una ronda de negociaciones que están allanando el camino. Así lo han indicado a ABC fuentes tanto del PAR como del PSOE, aunque con matices entre unos y otros.

Si no se trunca, este pacto en torno a la Ley de Lenguas se sustanciará cuando el texto llegue a las Cortes para su tramitación. Si ese acuerdo previo entre PSOE y PAR llega a tiempo, la Ley de Lenguas se planteará ante las Cortes regionales antes de que acabe junio. De lo contrario -parece más probable-, será a partir de septiembre, tras las vacaciones de verano.

50.000 habitantes
El uso del catalán afecta al Aragón oriental, los territorios más próximos a Cataluña pertenecientes a cinco comarcas: La Litera, Ribagorza, Bajo Cinca, Caspe y Matarraña. Suman unos 50.000 habitantes.

La Plataforma No Hablamos Catalán agrupa a colectivos sociales que rechazan que esa lengua pueda considerarse propia de Aragón. Afirman que lo que se habla allí no es catalán sino modalidades lingüísticas que se han fraguado y consolidado a lo largo de siglos de historia. Advierten que si se les pone la etiqueta de catalán, sin más, esas modalidades propias acabarán fagocitadas por el catalán normalizado, el oficial de Cataluña. Además, creen que se hará el juego al nacionalismo catalán en sus aspiraciones expansionistas. Pero, frente a la postura de la Plataforma No Hablamos Catalán, la coordinadora «Aragón Trilingüe» agrupa a los colectivos que defienden que el catalán sea regulado por ley como lengua propia de Aragón. Ellos consideran que lo que se habla en el Aragón oriental es catalán, y que, por tanto, así debe incluirse en la Ley de Lenguas, junto al castellano y al aragonés.

La cuestión del nombre
Esa discusión sobre si es o no catalán lo que se habla en el Aragón oriental también se ha trasladado a las negociaciones que a este respecto mantienen PSOE y PAR. Los aragonesistas, según las fuentes consultadas por ABC, tratan de convencer a sus socios de que, en vez de citar el catalán como lengua propia de Aragón, se opte por otro término con el «sello de la tierra». Por ejemplo, que en la futura ley se hable de «catalán-aragonés» o de «aragonés oriental».

El PSOE dice que si eso es suficiente para llegar a un acuerdo, así será. «Si le quieren poner un apellido (al catalán), no va a ser un problema», indicaron a ABC fuentes socialistas. «Lo importante -subrayaron- es que la ley va a reconocer derechos, ninguna obligación». Por ejemplo, el derecho de «dirigirse a la Administración local en catalán en las zonas bilingües», explicaron.

EL GOBIERNO INFORMA DE "INCIDENCIAS" EN EL PAÍS VASCO
Radicales lanzan un artefacto incendiario contra la sede del PP de Olivenza
En la madrugada de este domingo, horas antes de la apertura de las urnas, la sede del PP de la localidad extremeña de Olivenza ha sido víctima de un ataque perpetrado por radicales, que lanzaron al interior del local una bomba incendiaria causando daños en el interior y en el exterior del local.
Libertad Digital 7 Junio 2009

De nuevo, una sede del PP ha vuelto a ser víctima de los ataques de los radicales. En este caso el suceso se ha producido en el municipio pacense de Olivenza durante la madrugada, a las 4.00 horas, cuando lanzaron una bomba incendiaria al interior del local.

Los vecinos dieron la voz de alarma tras percatarse del incendio que el artefacto había provocado. Ante la magnitud de los hechos los bomberos se trasladaron al lugar y consiguieron sacar la bomba incendiaria a la calle, donde explotó. En el interior se produjeron distintos desperfectos.

"Si la policía y los bomberos no hubieran actuado con diligencia y eficazmente, ahora estaríamos lamentando daños gravísimos", dijo Juan Parejo, secretario de Organización del PP de Extremadura. Así, denunció la "salvajada contra la convivencia democrática de los extremeños".

A juicio del popular "se empieza incendiando innecesariamente una campaña electoral y después hay que lamentar que algunos incontrolados incendien la sede de los adversarios políticos; unos siembran insultos y descalificaciones y otros tenemos que recoger cristales".

"Incidencias muy bajas"
Mientras, el Gobierno ha informado de "incidencias muy bajas" en los primeros minutos de la jornada electoral. Sin citar lo ocurrido en la sede del PP en Extremadura, la secretaria de Estado de Comunicación, Nieves Goicoechea, y el subsecretario de Interior, Justo Zambrana, se han referido a los primeros momentos de este 7-J en la primera conferencia de prensa convocada en el Palacio de Congresos de Madrid para informar del desarrollo de los comicios europeos que se celebran este domingo.

De las pequeñas "incidencias" registradas, Zambrana ha destacado las ocurridas en Basauri, donde han sido quemados tres contenedores en las proximidades de un colegio electoral, en la localidad de Galdácano, donde un grupo de personas próximas a Iniciativa Internacionalistas (II) han sido desalojadas de un colegio en el que habían entrado con camisetas amarillas, y en Zumarraga, donde las puertas de una ikastola han aparecido obstruidas

La lenguas amerindias
www.iberolenguas.com  www.arbil.org  7 Junio 2009

La consolidación de las principales lenguas indígenas americanas se produjo gracias a la Monarquía Hispana. Por supuesto también su normalización, creacción de ortografías, gramáticas, etc... Es decir su supervivencia y en muchos casos su difusión, al ser usadas como "linguas francas"

Cuando Colón inició su aventura, ya suponía que iba a encontrar lenguas extrañas, y Ilevó con él dos intérpretes: Rodrigo de Jerez, que anduvo por la Guinea, y Luis de Torres (judío converso que sabía hebreo, caldeo y algo de árabe: dos hombres con alguna experiencia lingüística, pero cuando llegaron a la isla de Guanahaní tuvieron que recurrir al lenguaje más universal de las señas: "Las manos les servían aquí de lengua" dice el P. Las Casas. La preocupación constante de Colón era la lengua, entenderse con aquella gente: Tomar Iengua, haber Iengua es su obsesión. En dos ocasiones, envió a España grupos de indios para aprender el castellano, pero fracasó: unas veces se murieron, "por el cambio contrario de tierra, aire y comidas", dice Pedro Mártir de Anglería; otras, al volver huyeron, y otras veces, los indios que permanecieron con él no le sirvieron de nada porque aquellos territorios eran en aquella época un mosaico de lenguas y "no se entienden los unos con los otros -dice el Almirante- más que nos con los de Arabia". El cronista Gonzalo Fernández de Oviedo se asombra también de esta pluralidad lingüística cuando dice: "Cosa es maravillosa que en espacio de una jornada de cinco o seis leguas de camino y próximas y vecinas unas gentes con otras, no se entienden los unos a los otros indios".

La ilusión colombina de llevar la fe a aquellos territorios se ve frustrada por el problema de la lengua. Por eso quiere castellanizar a esos indios, para penetrar a través de ellos en aquel mundo con el que estaban incomunicados a pesar de vivir inmersos en él. Los indios-lengua o los lengua -indios bilingües que Ilegaron a conocer el español además de la lengua materna-, como se les llamaba, fueron el primer instrumento de entendimiento, pero no abundaron. También hubo españoles que convivieron muchos años con los indígenas y aprendieron sus lenguas. Los "lenguas", indios o españoles, representaron una primera etapa de aproximación.

La hispanización a través de las instituciones políticas, económicas y jurídicas del Estado tenía que ser necesariamente lenta. Pero la hispanización tenía también una vertiente religiosa: la evangelización, la extirpación de las idolatrías, que no podía ser lenta. Los misioneros predicaban y confesaban al principio valiéndose de intérpretes, o por el lenguaje de los gestos, o recurriendo a representaciones gráficas, como grandes cuadros, catecismos en imágenes coloreadas, como el de fray Pedro de Gante, etcétera. Pero la labor es lenta, y como el indio no aprende el castellano, los misioneros deciden aprender las lenguas indígenas.

Fray Juan de Torquemada, en su Monarchia indiana, ha dejado una viva estampa de los primeros pasos de aquel aprendizaje lingüístico de nuestros frailes mendicantes: los frailes "se ponían a jugar con ellos [los niños] con pajuelas o pedreçuelas, los ratillos que tenían de descanso; y esto hacían para quitarles el empacho con la comunicación; y traían siempre papel, y tinta en las manos, y en oiendo el vocablo al indio, lo escrivían, y el propósito que lo dijo. A la tarde juntábanse los religiosos, y comunicaban los unos, a los otros, sus escritos, y lo mejor que podían, conformaban a aquellos vocablos el romance que les parecía convenir. Y acontecióles, que lo que oi les parecía que avían entendido, mañana les parecía no ser así... Y ya que por algunos días fueron probados en este trabajo, quiso Nuestro Señor consolar a sus siervos por dos vías.

Unas dellas fue, que algunos de los niños maiorcillos, que enseñaran, les vinieron a entender bien lo que decían; y como vieron el deseo que los frailes tenían de deprender su lengua, no solo les enmendavan lo que erravan, mas también les hacían muchas preguntas, que fue sumo contento para ellos". A la tarea de aprender lenguas indígenas se dedicaron con toda su alma aquellos misioneros. La mayoría de los monjes de Nueva España aprendieron náhuatl; otros mixteco, zapoteco, huasteco, chontal, otomi, totanaco, tarasco, etcétera. Los franciscanos tuvieron un grupo de lingüistas notables: era bastante frecuente que hablasen tres lenguas indígenas, y se dice que el P. fray Pedro de Olmos predicaba en diez lenguas (por lo menos dejó escritas gramáticas del totanaco, del tepehua, del huasteco y del náhuatl).

Antes, nos hemos referido al polimorfismo lingüístico de América. A medida que la conquista avanzaba, aparecían nuevas lenguas, y esta situación desesperaba a los misioneros. La Corona, por regla general, recomendaba la enseñanza del castellano, pero los misioneros veían que esto era imposible. El P. Blas Valera decía: "Si los españoles que son de ingenio muy agudo y muy sabios en ciencias, no pueden como ellos dicen, aprender la lengua general del Cuzco, ¿cómo se podrá hacer, que los indios no cultivados ni enseñados en letras aprendan la lengua castellana?". En 1551, el comisario general de Guatemala, se dirige al emperador: "Somos muy pocos para enseñar la lengua de Castilla a indios. Ellos no quieren hablalla. Mejor seria hacer general la mexicana, que es harto general y le tienen afición, y en ella hay escrito doctrina y sermones y arte [gramatical] y vocabulario".

De este modo, se empiezan a enseñar las lenguas que creyeron más universales a los indios de las nuevas regiones; a estas lenguas se les daba el nombre de "lengua general", y eran el náhuatl, el quechua, el chibcha y el tupí-guaraní, pero no el español. La Real Cédula de 19 de setiembre de 1580, otorgada por Felipe II, ordena que en las Universidades de Lima y México y en las ciudades donde había Real Audiencia se establecieran cátedras de la "lengua general de los indios", y que los prelados de Indias no ordenaran sacerdotes, ni dieran licencia a clérigo que no supiera la "lengua general de los indios de la provincia". Pero ya antes había publicado fray Domingo de Santo Thomás, en Valladolid, en 1560, sus dos obras: Lexicón o Vocabulario de la lengua general del Perú y Gramática o Arte de la lengua general de los indios de los reinos del Perú, y fray Alonso de Molina el Arte de la Iengua mexicana y castellana, impresa en México, en 1571. Y es de este modo como las lenguas generales indígenas se impusieron como superestratos en grandes extensiones territoriales.

En 1584, el náhuatl se hablaba desde Zacatecas hasta Nicaragua: se dio así el caso paradójico que bajo la dominación española alcanzara una expansión que no había tenido en la época de máximo esplendor del imperio azteca, y ello por obra de los misioneros españoles. También pasó lo mismo con el quechua: lo extendieron por diversas partes del Perú, alcanzando hasta el NO. argentino (por eso se conserva hoy en la provincia de Santiago del Estero) y también gran parte del Ecuador, S. de Colombia y Alto Amazonas. Igual ocurrió con la lengua muisca o chibcha, de la meseta de Colombia, de la que en 1619 publicaba en Madrid Fr. Bernardino de Lugo la Gramática en la lengua general del Nuevo Mundo lIamada mosca. O con el tupí-guaraní de las misiones jesuíticas, extendida por todo el Paraguay, gran parte del litoral rioplatense y de Río Grande del Sur y gran parte del Brasil. Pero no por eso abandonaron los misioneros los estudios de otras lenguas menores.

Junto a esta labor lingüística, con fines evangélicos, hay también que destacar la tarea de expansión cultural de España en aquellos territorios: en Méjico se funda la imprenta en 1535, en Perú en 1584 (compárese con el Brasil, en 1808). En 1538 Sto. Domingo tenía dos universidades. En 1551 se fundan las de Méjico y Lima; en 1580 en Bogotá, en Quito, en 1586; en la época colonial hubo un total de 24 universidades. (En Brasil, hasta mediados del XIX, no se funda la primera.) En estas universidades se enseñaban las artes liberales, empezando por la gramática latina, base de la enseñanza, desde el principio. Se fomentaba el estudio del latín y de las lenguas generales, más que el del español. En latín aprendían los alumnos retórica, poética, lógica, filosofía y también medicina.

De aquellas universidades salían buenos latinistas. El consejero del virrey, Jerónimo López, decía de los alumnos de la Universidad de Méjico: "Hablan tan elegante el latín como Tulio". Fray Toribio Motolinia, en su Historia de los Indios, nos lo ha dejado bien plasmado: "Hasta comenzarles a enseñar latín o gramática hubo muchos pareceres, así entre los frailes como de otras personas, y cierto se les ha enseñado con harta dificultad, mas con haber salido muy bien, con ello se da el trabajo por bien empleado, porque hay muchos de ellos buenos gramáticos, y que componen oraciones largas y bien autorizadas, y versos exámetros y pentámetros...". Y nos cuenta el mismo Motolinia una curiosa anécdota: "Una muy buena cosa aconteció a un clérigo recién venido de Castilla, que no podía creer que los indios sabían la doctrina cristiana, ni Pater Noster, ni Credo bien dicho; y como otros españoles le dijesen que sí, él todavía incrédulo; y a esta sazón habían salido los estudiantes del colegio, y el clérigo... preguntó a uno si sabía el Pater Noster y dijo que sí, e hízosele decir, y después hízole decir el Credo, y díjole bien; y el clérigo acusóle una palabra que el indio bien decía, y como el indio se afirmase en que decía bien, y el clérigo que no, tuvo el estudiante necesidad de probar cómo decía bien, y preguntóle hablando en latín: Reverende Pater, cujus casus est? Entonces como el clérigo no supiera gramática, quedó confuso y atajado". También favorecía la enseñanza del latín y de las lenguas generales el temor de que con la lengua española penetrasen las doctrinas heterodoxas reinantes por aquel entonces en Europa.

En general, las circunstancias que se daban en tierras americanas no eran propicias a la expansión del español: el aprendizaje de las lenguas indígenas por parte de los misioneros, la evangelización por medio de las lenguas generales de Indias, la enseñanza del latín son claros exponentes del fomento de instrumentos lingüísticos no españoles, aunque, claro es, también se enseñaba nuestra lengua, pero no con la intensidad ni la extensión de las otras.

La postura de la Corona fue variable, aunque en general más propicia a la enseñanza del castellano. Sin embargo, el 14 de julio de 1536 las Instrucciones de La Reina, en nombre de Carlos V, al virrey de Nueva España don Antonio de Mendoza insistían en el adoctrinamiento como cuidado primordial y recomendaban que los religiosos y eclesiásticos se dedicaran a estudiar la lengua de los indios, a reducirla a arte [gramatical] para facilitar su aprendizaje y a enseñarla a los niños españoles que podían ser llamados al sacerdocio o al desempeño de cargos públicos. Y la razón fundamental era: "pues siendo los indios tantos, no se puede dar orden por agora cómo ellos aprendan nuestra lengua".

Felipe II, en Real Cédula del 15 de julio de 1573, resuelve: "No parece conveniente apremiarlos a que dejen su lengua natural, mas se podrán poner maestros para los que voluntariamente quisieran aprender la castellana, y se dé orden como se haga guardar lo que está mandado en no proveer los curatos sino a quien sepa la de los indios". Carlos III, en 1782, ordena "que se extingan los diferentes idiomas y sólo se hable el castellano" y propone dotar de maestros aquellos territorios para que enseñen la lengua de Castilla. Pero esto era materialmente imposible. Piénsese que en 1650 había en la ciudad de Méjico unos 8.000 vecinos españoles y en su jurisdicción más de dos millones de indios. No había no sólo maestros, sino españoles suficientes para llevar el español a tan inmensos territorios.

 

******************* Sección "bilingüe" ***********************


Gesto por la Paz celebrará encuentros con afectados, familiares y supervivientes
Las víctimas harán oír su voz en las tres capitales vascas
Redacción La Razón 7 Junio 2009

Madrid-La asociación Gesto por la Paz presentó ayer la octava edición de las Jornadas de Solidaridad con las Víctimas del Terrorismo, cuyo objetivo es conseguir que las víctimas adquieran una mayor visibilidad en la sociedad. En esta ocasión, Gesto por la Paz ha decidido contar la experiencia de tres víctimas para que sean ellos quienes ofrezcan de primera mano sus vivencias personales y «desmantelar los argumentos que contribuyen a la violencia». Los encuentros tendrán lugar el 9 de junio en la sala Koldo Mitxelena de San Sebastián, al día siguiente en el hotel Nervión de Bilbao y el día 11 en la sala Ignacio Aldecoa de Vitoria. Cada uno de estos actos contará con la presencia de tres víctimas, un superviviente de un atentado, un familiar de un asesinado y un amenazado. «No se deben conceder contrapartidas políticas por el abandono de la violencia. El final del terrorismo es responsabilidad de ETA», afirmaron Itziar Aizpuru y Maite Leanizbarrutia, portavoces de la organización. «La indiferencia y la ideologización de los sentimientos que provocan la tragedia que viven muchos de nuestros vecinos constituyen un deterioro ético difícil de comprender», añaden. El contenido de las jornadas, como en años anteriores, será publicado en la revista Bake Hitzak, que edita Gesto por la Paz.

El psiquiatra Iñaki Makez explicó en el vigésimo cuarto Congreso Nacional de Neuropsiquiatría que finalizó ayer en Cádiz, que las víctimas del terrorismo afrontan los tratamientos con cautela, ya que experimentan un sufrimiento crónico que les impide expresar dolor. Markez ha realizado una encuesta a más de 2.000 ciudadanos del País Vasco, en la que participaron 40 víctimas de atentados y ataques terroristas. «No existe la violencia colectiva como enfermedad. Es un hecho sociopolítico que tiene consecuencias en la salud colectiva e individual de una sociedad», aseguró el psiquiatra.

COMO ANUNCIÓ NÚÑEZ FEIJÓO
La Xunta inicia la consulta a los padres sobre el castellano y el gallego
Según ABC, Feijóo ya ha iniciado su promesa de "consultar" a los padres sobre la revocación del polémico decreto promovido por el Ejecutivo de Touriño. La Xunta enviará una encuesta a las familias de 330.000 alumnos.
Libertad Digital 7 Junio 2009

El nuevo presidente de Galicia, el popular Núñez Feijóo, prometió este lunes "consultar" a los padres sobre la política lingüística en los colegios y el polémico decreto del gallego impulsado por el anterior gobierno de la Xunta. El primer paso que ha tomado el Ejecutivo ha sido enviar una encuesta entre 330.000 familias, donde se tratará la preferencia idiomática en materias troncales, libros de texto y exámenes. Esta consulta será realizada por plantillas bilingües y tendrá un coste total de 198.000 euros.

Esta es la estrategia con la que el Gobierno gallego pretende abordar la promesa electoral de derogar el decreto nada más llegar al poder, al que llegaron aupados, en parte, por una parte de la sociedad gallega cansada de la discriminación y persecución del bilingüismo. "Los formularios serán decisivos para definir el marco normativo", sentenció el consejero de Educación, Jesús Vázquez Abad. El sondeo será voluntario y confidencial.

Entre los días 8 y 13 de junio los impresos, con un sistema de pegado autoadhesivo, llegarán a los directores de los centros. Según ha informado la Xunta, los resultados se tendrán en cuenta independientemente de la colaboración de las familias gallegas. Sin embargo, se espera que ésta sea masiva.
Posteriormente, el Ejecutivo de Núñez Feijóo, cuando esté elaborado el borrador del nuevo decreto, pedirá su opinión a las distintas fuerzas políticas, sindicatos y docentes.

El catequista de «Txeroki»
M. LUISA G. FRANCO | BILBAO ABC 7 Junio 2009

«ETA, cuantos más militantes, pues mejor», dijo sin cargo de conciencia el párroco de San Francisco de Paula, en el barrio bilbaíno de Santutxu, ante la cámara oculta de un programa de televisión. El padre Román explicaba además que frecuenta las herriko tabernas y que es habitual de las manifestaciones del entorno etarra. Algunos feligreses suyos cuentan, por su parte, que se lleva mal con los no nacionalistas.

No es que sea equidistante, como algunos otros sacerdotes vascos, sino que ha tomado partido por los terroristas y mantiene una buenísima relación con la familia del sanguinario Garikoitz Aspiazu, «Txeroki», etarra que acudió a catequesis en la parroquia de San Francisco de Paula, situada a pocos metros del domicilio familiar. Casi nada en la vida es casual.
No se sabe si «Txeroki» aprendió en esa parroquia que al fin y al cabo matar no es tan malo o fue el padre Román el que llevó la defensa del hijo de la familia amiga hasta el punto de considerarque cualquier cosa que pudiera hacer estaba justificada. Lo cierto es que en Santutxu, el barrio obrero cuyo sacerdote no tiene reparo en afirmar que cuantos más militantes tenga ETA, mejor, la organización terrorista impone su ley e inunda el paisaje urbano con carteles y pintadas.

De camarero a pistolero
En ese barrio trabajaba como camarero, en el bar de la Plaza de Bilbao La Vieja, el etarra «Txeroki» en mayo de 2002, cuando consiguió escapar de una operación antiterrorista por haber cambiado casualmente el turno de barra con otro compañero.

En Santutxu, los etarras y su entorno se sentirán muy arropados por el párroco, pero habrá feligreses que sientan, como dijo recientemente la presidenta del Parlamento vasco, Arantxa Quiroga, que «ser católico en el País Vasco resulta difícil». La dirigente del PP vasco no hablaba de párrocos, ni de sacerdotes, sino de los obispos vascos, cuyas manifestaciones y homilías, en su opinión, «ni siquiera son equilibradas, sino que ponen más el acento en el lado de los verdugos que en el de las víctimas».

«Realmente nos lo ponen difícil y a mi, que soy católica y que sé que debo un respeto, lo único que se me ocurre todos los días es rezar por los obispos porque si no uno cae ya en una falta de caridad», dijo hace unos días la presidenta del Parlamento vasco, a quien sus adversarios políticos reprochan su cercanía con el Papa.

En ese ambiente, las críticas a los obispos vascos, a los que Quiroga censuró que no digan con claridad que «matar está mal», cobran un sentido especial.

Precedentes
En todo caso, la presidenta del Parlamento vasco no es la única que critica a los obispos. Las manifestaciones realizadas durante la campaña vascas por el Obispado de San Sebastián, en el sentido de que la ilegalización de las listas electorales de D3M era «un mal para la comunidad política», fueron censuradas por buen parte de la clase política. Mikel Buesa, de UPyD, acusó al obispo Uriarte de ser «cómplice moral de la actividad terrorista». También el popular Basagoiti señaló que el obispo de San Sebastián era un lastre moral para la paz y la libertad.

Los socialistas, que hicieron gala de agnosticismo en la toma de posesión de López como lendakari, sustituyendo la Biblia y el crucifico sobre el que sus predecesores juraron por un ejemplar del Estatuto de Guernica, se mantienen al margen de la polémica con los obispos.

Recortes de Prensa   Página Inicial