AGLI

Recortes de Prensa    Lunes 8 Junio 2009

 

Europeas
Con estos bueyes hay que arar
Emilio Campmany Libertad Digital 8 Junio 2009

El Partido Popular ha ganado las elecciones europeas con el suficiente margen como para que Rajoy consolide su liderazgo hasta las próximas elecciones generales. Estas europeas eran la última oportunidad que tenían los electores de la derecha española para cambiar al cabeza de lista en 2012. Han preferido malo conocido que bueno por conocer.

Pase lo que pase en las elecciones catalanas y en las municipales y autonómicas de 2011, Rajoy será el candidato del Partido Popular en 2012. Aunque las perdiera, ese año parece una fecha demasiado tardía para que pueda plantearse con seriedad una sucesión encabezada por alguien de la vieja guardia, sea Aznar, Aguirre o Rato. Gallardón, al ser más joven, podría aspirar a algo, pero tiene a todo el partido en contra y será difícil que pueda desprenderse del rancio aroma que empieza a despedir toda la generación de Aznar, aunque él sea su representante más joven.

Quiere esto decir que lo que ocurra en 2012 señalará quiénes dirigirán el PP durante los quince o veinte años siguientes. Si Rajoy vence entonces, lo harán la docena y media de jóvenes que hoy le rodean como pretorianos, ya duchos en hablar y no decir nada, expertos en eludir cualquier compromiso ideológico. Si, por el contrario, Rajoy pierde por tercera vez, el relevo tendrán que protagonizarlo los hombres y mujeres de esa misma generación, pero serán los que hoy, por tener ideas firmes y gustarles las palabras claras, viven apartados de las moquetas.

Hoy, al elector del PP hay que leerle el refranero y decirle que a lo hecho, pecho. Tendrá que apoyar a Rajoy y su nada ilusionante proyecto de tufo arriolesco consistente en no asomar demasiado la cabeza, no concretar ninguna propuesta en casi nada y sentarse a al puerta de Génova, 13 a esperar a ver pasar el cadáver político de Zapatero. Mucho tendrán que rezar para que, con esta débil estrategia, el equipo del PP que hoy ha visto consolidado su control del partido, sea capaz de ganar en 2012. Y conseguido esto, con más devoción tendrán que hacerlo para conseguir que se atrevan a enfrentar la crisis nacional con sus ideas y no con las de los otros.

No obstante, me temo que, cuando llegue 2012, si el PP sigue apostando por la estrategia de perfil bajo deslumbrados por el espejismo que ha significado el éxito obtenido en estas europeas, Rajoy perderá por tercera vez. Esta estrategia se ha demostrado eficaz cuando Zapatero no logra, porque no ha querido o porque no ha podido, que es lo de menos, movilizar a su favor a los que hoy han votado a IU o a los que han optado por una de las muchas opciones nacionalistas radicales que se han presentado a las elecciones. Pero, será letal cuando, en unas generales, la panzerdivisionen mediática del PSOE se ponga en marcha con el objeto de movilizar a esos electores. Entonces, esta estrategia de no hablar de esto, no opinar de aquello y no comprometerse a nada no servirá y Rajoy volverá a perder. Cuando eso ocurra, los que hoy le han sacado las castañas del fuego al gallego y han decidido que con estos bueyes hay que arar, quizá se arrepientan de lo que han hecho. Pero entonces, será demasiado tarde

Europeas
La ratonera del voto
Pedro de Tena Libertad Digital 8 Junio 2009

Cuando este artículo llegue a la magia electrónica de Libertad Digital, las elecciones europeas ya se habrán consumado. Ya sabremos quienes hemos perdido. Pero antes de que eso ocurra, permítanme que les relate cómo el voto libre se ve atrapado en una ratonera. El voto es la liturgia esencial de la democracia. Con él, reconocemos que nuestra fuerza política individual es una e idéntica a la de los demás ciudadanos y que junto con las otras fuerzas de las otras personas puede ser un arma eficaz, aunque no siempre, para defendernos de los gobiernos que elegimos sin derramamiento de sangre. Lamentablemente, aunque el voto es libre y secreto, pocas veces es racional. Einstein llevaba siempre en sus alforjas espirituales la reflexión de Schopenhauer: "El hombre puede hacer lo que quiere pero no puede querer lo que quiere". Demasiadas influencias oscuras para tan poco sujeto.

De este modo, nuestro voto individual, en santa teoría racional fuente de energía renovadora de la democracia, contribuye a su acoso y derribo ¿Por qué votamos las personas? La experiencia nos dice que, cuando votamos, es decir, cuando preferimos la molestia de las urnas –una molestia cada dos, tres o cuatro años–, al gozo del fin de semana sin responsabilidades, que ocurre cada vez menos creciendo la abstención de forma ininterrumpida como en Estados Unidos y otros países democráticos, lo hacemos por motivos variopintos, pero pocas veces por razones con fundamento. Vivimos en el reino de la opinión y ni siquiera de la opinión fundada. Parménides llora por las esquinas porque la doxa ha derrotado a la episteme. Aún más, vivimos en el paraíso de la opinión ideológica oportunista donde las cosas ni son ni parecen. Sencillamente, las cosas son según. Según nos convengan que sean en cada momento por lo que por la mañana puede convenirnos una cosa y por la noche otra. Por la tarde, la contraria y a mediodía, una complementaria.

Para los defensores de la democracia, el voto debería ser lo más racional posible, es decir, debería emitirse tras haber analizado y sopesado nuestros intereses e ideas personales en el marco de un supuesto interés general cuya única expresión empírica es la suma de los votos y el resultado de las urnas, aunque nunca sea general y como mucho sea mayoritario. Pero yo he oído decir a personas concretas que votan por la belleza de un candidato o candidata, que votan para castigar, que votan por razones familiares, que votan aunque no saben a quién ni por qué, que votan porque el alcalde les mira –recuerdo un día electoral en el pueblo sevillano de Algámitas en el que el alcalde, situado detrás del presidente de la mesa, inspeccionaba agudamente de qué montón sacaban las papeletas sus vecinos–, por miedo a perder el trabajo que alguien les dio vía clientelismo político, por fanatismo, por idiotez, por tantas cosas....

Siempre he defendido que la democracia y la racionalidad deben ir juntas. Gracias a la democracia podemos hacer libremente nuestra elección política. Gracias a la racionalidad, podemos juzgar según hechos y razones, no según caprichos o querencias. Pero, precisamente, este es el voto que no parece interesar a bastantes partidos políticos. Quizá a ninguno. Por ello, los más se lanzan con pasión demagógica a un carnaval de imágenes y sonidos donde los hechos desaparecen y las razones se disipan. Surge el "tú mach" y el rosario de nuestros padres, el de las descalificaciones morales del adversario que conducen, ya lo sabemos, al enfrentamiento civil. Ya no importan los datos de la economía, los resultados de tal o cual política, la contundencia de tales o cuales comportamientos, la profunda sabiduría de la prueba y el error... No. Lo que vale es el escupitajo en el ojo ajeno perdiendo de vista el bien común, viaja expresión de la esencia de lo político del tomismo.

Por eso nuestro voto, incluso si es libre y racional, está en una ratonera. Además de nuestras enigmáticas influencias interiores, no podemos siquiera hacer lo que queremos. Pondré un ejemplo. Uno puede pensar, razonable y libremente, que en esta España cainita y desgarrada, serían precisas al menos dos piezas políticas esenciales. Una, el surgimiento de un tercer partido nacional, democrático, moderado y flexible capaz de ayudar a gobernar a cualquiera de los dos grandes partidos, PP y PSOE, sin que ninguno de ellos tuviera que echarse en brazos de estos pequeños nacionalismos cuyo objetivo es cargarse a España como nación. Sería razonable que la inmensa mayoría de los españoles decidiera que gobernase el interés de esa gran mayoría y no el interés de pequeños partidos dinamiteros de la unidad nacional, que es lo que hemos experimentado en estos años de Zapatero.

Y uno puede pensar que lo urgente, lo imprescindible, lo necesario es sacar de la política a un presidente que ha hecho tantas fullerías y triles, –desde el 11-M a la crisis, pasando por el sistema financiero o educación para la ciudadanía o aborto sin permiso de los padres a los ¡16 años!–, que es una pena que el PSOE, buen vasallo si hubiese un buen señor, cosa que no han tenido desde Suresnes e incluso nunca, siga estos caminos cuando podría seguir otros, patrióticos, de cohesión nacional, de libertades, de respeto y de consensos propios de los grandes temas civiles de las democracias.

En el primer caso, deberíamos votar a Rosa Díez –en Andalucía no existe Ciudadanos–, a pesar de algunos de sus flecos innecesarios debidos a la obsesión de aparecer como de izquierdas. En el segundo deberíamos votar al PP, único partido que puede conseguir el cambio real a pesar de su a veces penoso espectáculo sin ilusiones ni emociones y el pase de Zapatero a la oposición. También podemos votar en blanco para mostrar nuestra repulsa a este sistema perverso en el que se apuntilla el voto racional y dar origen a una reflexión global. También podemos permanecer en la playa o en la sierra hasta las 20.30 o ir al cine a la hora justa para no ir al colegio electoral. Cómo no, igualmente podemos votar al PSOE para promover un cambio en el PP. Todos estos votos hipotéticos son posibles y ninguno de ellos sería irracional.

Pero lo pueden comprobar. Razones instrumentales, estratégicas, incluso ideológicas. Pero, ¿cuándo aprenderemos a votar según nuestros propios intereses y personales, hechos y argumentos en mano, sin ceguera alguna ni prejuicios? A ver, el paro, el IPC, el agua, la energía, la lengua, los impuestos, la verdad en política (que la necesitamos para decidir con libertad). Esa es la España imposible. Miren qué bonito tema para una Educación para la Ciudadanía digna de ese nombre. Aprender a votar por uno mismo, por nos, por España y por la Humanidad, que dice el himno andaluz y no está mal.

En fin, qué ratonera.

Si a esto llaman Europa...
GABRIEL ALBIAC ABC 8 Junio 2009

MÁS de la mitad de los europeos rechazó ayer el voto. Podría ser un cataclismo democrático. Si esto tuviera algo que ver con la democracia. Pero votar no define, por sí sólo, democracia alguna. ¡Si lo sabremos quienes hubimos de vivir los regulares llamamientos a las urnas «orgánicas» del franquismo! ¡Si lo sabrían aquellos siervos del imperio soviético, que eran monótonamente llamados a votar por sus tutores! No es azar que sean los países con más estirpe parlamentaria los que con mayor desdén hayan rehuido esta triste simulación de las grandes liturgias. La más vieja democracia del mundo, la Holanda con cuatro siglos de ciudadanía libre, batió su récord: más del sesenta y tres por ciento de abstencionistas. A los cuales es de justicia añadir los votos del partido que, empatado en escaños con el primero, fue segundo en número de votos, y cuya única definición específica es el rechazo de la UE.

El sueldo de un diputado europeo acaba de ser duplicado. Unos 19.000 euros (sí, más de 3 millones de las antiguas pesetas, para los, como yo, antiguos) mensuales, prebendas -muchas- aparte. Es, lo reconozco, un excelente argumento para ser europeísta. Un diputado de Estrasburgo no sirve, en rigor, para nada a nadie. Salvo a sí mismo. Su confort está resuelto. De por vida. No seré yo quien censure su entusiasmo. Corren tiempos muy duros. Convengamos que, para esos prebostes -o, más bien, ex prebostes, jubilados, voluntariamente o no, de la política activa-, la UE es una cosa extraordinaria. Está mas que justificado que ellos pidan nuestro voto. Aunque, más bien, deberían, visto como están las cosas, suplicarlo. Nada que objetar: cada cual se gana la vida con lo que sabe; y los de profesión electos, no son sabios en demasiadas cosas. Planteémonos sólo la pregunta desde el otro lado: ¿obtienen del Parlamento de Estrasburgo algún beneficio, del tipo que sea, los ciudadanos de Europa?

¿A qué se llama, para empezar, un Parlamento? En tradición democrática, digo. En esa tradición que forjó la modernidad de las más libres naciones. Poder legislativo, por supuesto. Bajo cuyo control estricto ejerce su gobierno el poder ejecutivo. ¿Potestad de control del Parlamento de Estrasburgo sobre la Comisión de Bruselas? Cero. En Bruselas, una casta directamente designada por los gobiernos europeos -hablemos en rigor: por los partidos- ejerce un poder tan impermeable, tan fuera de control, cuanto pudiera soñarlo un mandarín de la gran época. Puede que aquí, en esta tierra de escasa tradición parlamentaria, eso nos pase más o menos desapercibido. O indiferente. En tierras para las cuales el parlamento es parte de la conciencia nacional misma, tal ficción es un insulto. O, para mejor llamarla por su nombre, una fea y consentida podredumbre. Si Holanda y Francia lograron fulminar la estafa que, bajo la batuta de uno de los políticos más turbios del siglo pasado, el Giscard de los diamantes de Bokassa, fue llamada «Constitución Europea», es porque allí sí resultaba evidente hasta qué punto llamar «Constitución» a algo ajeno a división y autonomía de poderes no es sino corrupción.

Corrupción del lenguaje: la que lleva a llamar Parlamento a lo que no cumple ninguna de sus condiciones. Corrupción material: porque quienes de esa mentira viven, lo hacen a costa nuestra. De la cínica hipótesis de incluir a un despotismo tan en deriva islamista como el turco dentro de la UE, mejor no hablar: demasiado deprimente.
Ahora ya está. A un político con un átomo de decencia, el bofetón abstencionista debería moverlo a retirarse a la vida privada. No lo hará ninguno. ¡Si a esto llaman Europa...!

Honor a los que resisten
Francisco Rubiales Periodista Digital 8 Junio 2009

Algún día no muy lejano, los que resisten y se enfrentan a la actual democracia degradada serán considerados héroes, como lo son hoy aquellos que plantaron cara al comunismo o al nazismo, hace siete décadas.

La sociedad actual, cobarde y poco exigente, soporta con normalidad la actual democracia representativa, a pesar de que viola los grandes valores democráticos, es contraria a las leyes de la verdadera democracia y ha protagonizado la ignominia de enviar al ciudadano al exilio, pero un día no muy lejano esta falsa democracia será condenada y denostada por la Historia por haber dado cobijo a la corrupción, a la ineficacia y al abuso de poder y porque muchos de sus dirigentes antepusieron sus propios intereses a los de la comunidad y fracasaron como líderes.

Entonces, los que hayan resistido al sistema se cubrirán de honor y recibirán el homenaje de los ciudadanos por haber sabido enfrentarse a la ignominia, mientras que los "colaboracionistas" serán despreciados y olvidados.

Acabamos de conmemorar el 65 aniversario del desembarco aliado en Normandía, un acontecimiento que representó el principio del fin del totalitarismo nazi en la Segunda Guerra Mundial. También hemos conmemorado el 20 aniversario de la resistencia de los estudiantes chinos en Tien-An-Men. Los sobrevivientes de aquellas batallas, por haberse "resistido" al abuso y al mal gobierno, son cubiertos de honor y reciben el homenaje de las actuales generaciones.

Del mismo modo que hoy rendimos homenaje a los que plantaron cara a los totalitarismos nazi y comunista, algún día no muy lejano serán reconocidos con honor y admiración los que hoy resisten y plantan cara a las democracias degradadas del presente, un sistema político que, sin ser comparable en ignominia al nazismo y al comunismo, será considerado en el futuro abusivo, aberrante y contrario a la libertad, la justicia, la igualdad y a los demás valores de la verdadera democracia.

Existen muchas formas de resistencia pacífica frente a la vergonzosa degradación actual de la democracia, desde la denuncia de las carencias y vilezas que encierra el sistema hasta el apoyo a partidos políticos emergentes y dignos, sin olvidar la práctica de formas claras de protesta y rechazo como el voto en blanco, el voto nulo de reproche o la abstención activa y consciente. Que nadie dude que algún día los que hoy se resisten al abuso de los partidos políticos y a la degeneración de un sistema democrático que, a traición, ha sido transformado en una oligocracia sin decencia, serán cubiertos de honor en el futuro, mientras que sobre los que defienden esta falsa democracia y participan en la "gran estafa" recibirán oprobio y olvido.

No falta demasiado tiempo para que las futuras generaciones se sorprendan ante el gran envilecimiento que llegaron a soportar los ciudadanos en nuestra época y ante el poder desproporcionado y abusivo que lograron acaparar los partidos políticos y los dirigentes, tan grande que transformaron la democracia en una estafa.

En esos días hermosos del futuro, cuando sean reconocidos y valorados los sufrimientos de los verdaderos demócratas de hoy, que son marginados por el poder, mermados en sus oportunidades, privados de ayudas estatales, señalados como enemigos del sistema y, en algunos casos, hasta perseguidos y doblegados por medio de la violencia, descubriremos hasta que punto era falso, truculento e indigno el concepto de "representatividad", esgrimido por los políticos para exiliar a los ciudadanos y controlar en exclusiva el poder y los recursos del Estado sin tener que sufrir controles ciudadanos y sin rendir cuentas a nadie. Lo que hoy parece normal a muchos, entonces será considerado como una estafa y como un abuso insoportable por parte de los poderosos.

Nadie podrá entender entonces como hoy soportamos un sistema político que no respeta ni una sóla de sus grandes leyes: la separación de poderes no existe; el sufragio libre y universal ha sido sustituido por una pantomima en la que son los partidos los que realmente eligen al elaborar las listas de candidatos y en la que los aparatos de propaganda manipulan, engañan y coaccionan la libertad de votar; la ley no es igual para todos; la sociedad civil, contrapeso necesario al poder del Estado, ha sido ocupada y maniatada por los partidos políticos, que controlan hasta los santuarios más sagrados del poder civil, desde las universidades a los sindicatos, sin olvidar a cientos de miles de instituciones, entidades financieras, asociaciones y hasta empresas cuya independencia y libertad deberían ser garantizadas por la democracia.

Pero las tropelías del actual sistema "representativo" no se detienen ahí: la libertad de los periodistas ha sido masivamente comprada por el poder, hasta el punto de que apenas subsisten algunos medios y algunos cientos de profesionales con capacidad de ejercer la independencia y la crítica, imprescindibles para que el ciudadano disponga de información precisa y veraz y para que el poder sea controlado.

Sin embargo, el mayor oprobio de la democracia actual es el desarme y el exilio forzoso al que ha sido condenado el ciudadano, que es, por definición, el soberano del sistema, al que no le queda otro poder que el que ejerce en el instante de depositar su voto.

Al ver a Obama y a Sarkozy conmemorando la grandeza del "Día D", rodeados de supervivientes condecorados y de miembros de la resistencia antinazi, es correcto pensar que algún día, los que hoy presionamos a los políticos para que seran mejores, criticamos sus abusos, votamos en blanco, emitimos votos nulos de reproche o apoyamos a pequeños partidos cargados de honradez que plantan cara al sistema, seremos honrados como "resistentes" por unas generaciones futuras a las que resultarán incomprensibles no sólo el grado de suciedad que llegó a acumular la llamada "democracia" en esta época, sino también la cobardía de unos ciudadanos que se dejaron arrebatar la igualdad, que permitieron la manipulación y que asistieron impasibles y sin grandeza al festival de los truhanes, corruptos y sinvergüenzas.

Francisco Rubiales
Voto en Blanco

Todo seguirá igual
EDITORIAL Libertad Digital 8 Junio 2009

Si ha habido dos grandes tendencias en estas elecciones europeas han sido, por un lado, que los electores han castigado a sus gobiernos y, por otro, que el grupo socialista se ha hundido. En Alemania, ha preponderado la primera de esas tendencias –el partido de Angela Merkel ha perdido siete eurodiputados–, en Francia la segunda –los socialistas han perdido 17 eurodiputados– y en Reino Unido, con un mayúsculo descalabro de Brown, ambas.

En España, sin embargo, ninguna de esas dos tendencias se ha impuesto. El partido en el Gobierno, que a la sazón es socialista, no ha salido derrotado en las elecciones con la claridad y contundencia que exigían los peores indicadores económicos de Europa (la cifra de cuatro millones de parados no necesita de más explicaciones). Apenas ha perdido tres eurodiputados con respecto a 2004. Una nimiedad que se diluye en unas cifras de abstención de más del 50% del electorado. Sería un enorme error creer que estos resultados son de alguna manera extrapolables a los de unas generales donde, para empezar, suelen acudir a las urnas unos siete millones de personales más y donde, como lo atestigua la historia de España, la izquierda no duda en perdonar todos los disparates cometidos por su partido con tal de que no gobierne la derecha.

Sin embargo, y como cabía esperar, Mariano Rajoy no ha vacilado a la hora de atribuirse personalmente el raquítico éxito electoral y de considerar que de este modo se refrenda la errática estrategia del partido adoptada en el Congreso de Valencia. Rajoy ha pretendido transformar tras los resultados estas europeas en las primarias que se niega a realizar dentro de su partido y ha zanjado cualquier polémica sobre su liderazgo, ideología y estilo de oposición.

Algo bastante discutible –aunque en todo caso inevitable– no sólo por la escasa trascendencia del estrecho margen de la victoria en un contexto de bajísima participación, sino porque, por más que parezca olvidarlo el gallego, el candidato a las europeas no era él ni nadie de su entorno más próximo, sino un miembro de la "vieja guardia" como Jaime Mayor Oreja.

El candidato popular a las europeas no ha renegado de su pasado durante la campaña electoral, ni siquiera ha intentado ocultarlo para evitar que la gente lo asociara con Aznar. Más bien al contrario, Jaime Mayor ha reivindicado en todo momento y de manera constante la herencia de los gobiernos de su partido. Ahí queda para el recuerdo la foto del primer Gabinete popular como acto de apoyo a su entonces ministro del Interior. Mayor Oreja ha defendido sin complejos la unidad de España, la libertad lingüística, la necesidad de combatir políticamente al nacionalismo y su rechazo radical a la nueva ley del aborto; temas cuyo debate, salvo excepciones puntuales, la nueva dirección del PP ha optado por eludir o librar con un perfil bajo.

Tanto representaba Mayor Oreja al PP de Aznar que los socialistas basaron toda su campaña –ya fueran carteles electorales, mítines o debates televisivos– en recordarle que formaba parte del "pasado". Por lo visto, el único que no se ha dado cuenta –o no se ha querido dar cuenta– de esta importante circunstancia ha sido el actual líder de los populares.

El problema es que si Rajoy se atribuye las europeas como un éxito personal y de su estrategia política –en lugar de considerarlo como expresión muy debilitada de una tendencia generalizada en Europa– no sentirá la necesidad de cambiar nada dentro del PP. Y si nada cambia dentro del PP, nada cambiará en el Gobierno de España dentro de tres años. Los socialistas lo saben y no parecen muy disgustados por el resultado de los comicios: saborean una dulce victoria de Rajoy que bien podría convertirse en 2012 en su tercera amarga derrota.

Un completo desastre
Luis del Pino Libertad Digital 8 Junio 2009

Pues la verdad es que resultan curiosos los resultados de las elecciones de ayer, porque son los peores que podían haberse dado para todo el mundo. Y mira que es difícil concitar tanta unanimidad en la catástrofe.

En el PP, Mariano Rajoy salió ayer al balcón de la C/ Génova a intentar vender el mensaje de que las elecciones eran, fundamentalmente, un triunfo para él mismo y "para la estrategia marcada en el Congreso de Valencia" (sic). Y, con el fin de apuntalar el mensaje, no dudó en afirmar, con todo desparpajo, que el de ayer era el mejor resultado del PP en unas elecciones europeas, en toda la historia.

Lo cual constituye una triple memez. Primero, porque el PP obtuvo ayer 6,6 millones de votos, es decir, 800.000 votos menos de los que obtuvo Aznar en 1994 y 1,8 millones de votos menos de los que obtuvo Aznar en 1999. Si eso son los mejores resultados de la historia, con tres o cuatro elecciones históricas más como ésta, el Partido Popular desaparece.

En segundo lugar, esa misma diferencia con respecto a elecciones anteriores demuestra que la estrategia marcada en el Congreso de Valencia no sólo no ha servido para convencer a nadie nuevo, sino que tampoco ha valido para mantener la ilusión de aquéllos que votaron al PP en el pasado. En términos absolutos, la estrategia del Congreso de Valencia ha llevado a que el PP se quede a 1,8 millones de votos de su techo en las elecciones europeas. Pero es que, además, el propio Rajoy no ha tenido más remedio, para no perder estas elecciones, que plantear la campaña precisamente en clave anti-Valencia, poniendo al frente de la candidatura a uno de los perdedores del último congreso del PP (Mayor Oreja) e incluso sacando a pasear a última hora banderas nacionales en los mítines, en vista de que las encuestas indicaban que el electorado más conservador del PP iba a quedarse en su casa.

En tercer lugar, la victoria es tan pírrica y el grado de ilusión despertado por el PP entre los electores es tan perfectamente descriptible, que las posibilidades de ganar las próximas elecciones generales se esfuman. Si las elecciones de ayer hubieran sido unas generales, el PSOE habría podido conseguir de nuevo el gobierno, contando con los escaños de la izquierda y de los nacionalistas. Y si eso sucede en mitad de la crisis económica más profunda de las últimas décadas, con cuatro millones de parados, entonces las posibilidades de que Rajoy le gane a Zapatero en 2012, cuando ya estaremos en el siguiente ciclo de ascenso económico, son cero pelotero.

En resumen: que Rajoy podrá sacar todo el pecho que quiera, y probablemente ya no habrá quien le mueva el sillón hasta después de su siguiente derrota en 2012, pero las elecciones de ayer son un auténtico desastre para el PP.

También son un desastre para el PSOE, pero por razones totalmente opuestas. Zapatero recibe el voto de castigo de la crisis, perdiendo 700.000 votos con respecto a 2004, pero puede afirmar, con razón, que el castigo es mucho menor de lo esperado y que lo peor de la crisis ya ha pasado. Lo cual quiere decir que nadie va a moverle la silla ni a corto, ni a medio plazo, porque las posibilidades de que vuelva a ganar las generales de 2012 son altas. Pero eso implica que Zapatero tendrá las manos libres en los próximos dos años para continuar radicalizando su discurso y eliminando lo poquísimo que pudiera quedar en el PSOE de Socialista, de Obrero y de Español. Cuando termine su tarea, el PSOE sólo será ya un Partido. De modo que, a medio plazo, el PSOE tiene el poder asegurado, pero cuando lo pierda no podrá ya recuperarlo jamás, porque habrá terminado por perder todas sus señas de identidad. El PSOE ha ha terminado ayer de morir de éxito.

¿Qué decir de Izquierda Unida? Consigue mantener sus dos escaños, es verdad, pero no sólo no recoge ninguno de los votos descontentos del PSOE, sino que continúa su lento descenso hacia la nada, perdiendo otro 10% de sus electores. Ayer, Willy Meyer hacía un llamamiento a la refundación del partido, en su comparecencia ante los medios. Debe de ser la decimonovena o vigésimo tercera vez que la izquierda comunista se refunda, así que bien podrían cambiarse el nombre y llamarse directamente Partido de la Refundación Perpetua. Pero tampoco creo que merezca mucho la pena a estas alturas, porque en dos o tres legislaturas Izquierda Unida pasará a engrosar el amplio abanico de los partidos extraparlamentarios y a nadie le importará una higa cómo se llamen.

A la derecha del PP, el batacazo de AES, Familia y Vida y Libertas resulta enormemente llamativo. El Partido Antitaurino Contra el Maltrato Animal les dobla en voto a todos ellos. Si ni siquiera en estas elecciones (cuyo resultado, en el fondo, a nadie le importa) son capaces esos grupos de transmitir la necesidad de un voto testimonial de protesta, entonces sólo hay dos explicaciones: o bien no existe en la sociedad española la necesidad de partidos de carácter confesional, o bien los mensajes y las caras visibles de esos partidos necesitan una renovación urgente. Lo único que me da pena del asunto es que han conseguido cargarse definitivamente en el proceso a Ciudadanos, gracias al abrazo del oso entusiásticamente aceptado por Albert Rivera.

Y finalmente, Rosa Díez. De entre todos los que concurrían ayer, es la que mejores resultados relativos puede exhibir, porque UPD se consolida como fuerza en ascenso en múltiples comunidades autónomas, se convierte en la tercera fuerza en decenas de capitales de provincia y consigue aumentar sus votos en un 50% con respecto a las generales, a pesar de que en estas europeas la participación ha sido menor. Si lo de ayer hubieran sido unas elecciones legislativas, UPD habría obtenido dos escaños por Madrid, en lugar de uno. Sin embargo, ese ascenso resulta bastante ridículo, para qué nos vamos a engañar. Ayer, UPD tenía una oportunidad de oro para movilizar al electorado y galvanizar un voto de castigo masivo a los dos partidos mayoritarios. Y ha fracasado en el empeño, consiguiendo sólo 150.000 votos más. Y no me valen las disculpas de que los medios de comunicación nacionales han ninguneado a UPD. Es verdad que eso ha sido así, pero también Rosa Díez ha cometido errores imperdonables, como por ejemplo poner de cabeza de lista a un candidato que tiene todo el aspecto de ser una buena persona, y además inteligente, pero que aburre a las ovejas.

En resumen: que las elecciones de ayer no van a servir para quitar a Rajoy y poner en su lugar a alguien que ofrezca garantías de ganarle al PSOE las próximas generales; ni van a servir para desestabilizar a Zapatero lo suficiente como para forzar unas elecciones anticipadas; ni van a servir tampoco para consolidar una alternativa o una bisagra ni a la derecha del PP, ni a la izquierda del PSOE, ni en medio de los dos.

O sea, un completo desastre, qué quieren que les diga.

El "triunfito" de Rajoy
Vicente A. C. M. Periodista Digital 8 Junio 2009

Ganó el PP, pero no convenció. Dos escaños de diferencia son una victoria pírrica de la que no sentirse orgulloso. Sin embargo, parece que al Sr. Rajoy esos 23 escaños le han sabido a gloria y maná del Cielo en una etapa de sequía de liderazgo. Será por eso que anoche hubo en ese balcón de Génova 13 unas presencias y unas ausencias notables. Allí se encontraba un candidato, Mayor Oreja, que debe su escaño al voto fiel y motivado de una derecha que todo lo perdona, incluso las mezquindades y las traiciones, como la de haber echado del Partido a Dª María San Gil. Y por supuesto, a quien ha estado como bien dijo, haciendo más mítines y kilómetros que el propio candidato, el aspirante D. Mariano Rajoy.

Anoche vi en ese balcón a Dª Esperanza Aguirre a la izquierda de Mayor Oreja y a Dª María Dolores de Cospedal, a la derecha de Rajoy. Ambas muy sonrientes, pero sin protagonismo ni intervención alguna, eclipsadas por un Mayor Oreja en clave de ser consciente de que era su último “baño de masas” y un Mariano Rajoy exultante y auto convencido de que su política y estrategia es la mejor, a pesar de la oposición interna. La ausencia de Ruiz Gallardón fue más que notable, pues en ese balcón se quería escenificar el proyecto de las elecciones generales en tres años y Gallardón hubiera alimentado expectativas que Rajoy no quiso escenificar. Pero el silencio sonriente de Dª Esperanza Aguirre fue la viva imagen del sometimiento de la crítica interna del ala Liberal del PP.

Seguro que muchos estrategas del PP, cegados desde hace tiempo por los cantos de sirena del “arriolismo”, van a ser incapaces de leer entre líneas lo que realmente han significado estas elecciones europeas. Ayer noche quedó en evidencia lo que ya sabíamos, que Zapatero y Rajoy eran los verdaderos protagonistas y que el partido no se jugaba en Europa, sino en España y a “cara de perro”. Hay quienes confunden la estrategia de firmeza con un mensaje de radicalización, prefiriendo la otra línea del “buenismo” y falsa moderación en las formas para intentar convencer a los indecisos y así ganar las elecciones generales. En mi opinión, se equivocan de pleno.

Lo que parece evidente es que en ese partido creo que el Liberalismo, representado en la imagen de cariátide sonriente de Esperanza Aguirre, uno de los mayores filones de votos del PP, se encuentra maniatado y sin valor para tomar una decisión respecto a seguir en este PP auto complaciente y que directamente aspira a ser nominado y quedarse en la oposición. El error de creerse en el buen camino, acabará por hundir las escasas posibilidades de victoria, a la vista de estos raquíticos resultados. Si en unos momentos en que el Gobierno del Sr. Zapatero está con la soga al cuello, con una recesión sin control ni final a corto plazo, con un paro en aumento, un gasto público estratosférico y un inevitable incremento brutal de los impuestos, el PP no es capaz de sacar más ventaja, es que no va a hacerlo en el futuro inmediato, a no ser que sea el propio PSOE el que se haga el hara-kiri.

Así que me parecen bien las arengas a los fieles, pero el PP debería plantearse seriamente un cambio de estrategia. Además, los liberales, que son una parte fundamental del núcleo de ese partido, no pueden seguir callados y sumisos, a sabiendas de que ese camino les lleva irremisiblemente a una derrota segura. El Congreso de Valencia fue una estafa democrática y no legitima nada, ni estas elecciones tampoco. La victoria en Galicia ha sido más por descrédito del PSG y BNG que por las virtudes del PP. La coalición con el PSV, ha sido un apaño necesario del que el PSV puede prescindir en cuanto el PNV se baje del monte y sea más razonable. Así que ¿Dónde está el triunfo de la nueva estrategia?. Desde luego a esto que se ha conseguido en las elecciones europeas le llamaría “triunfito”. Se ha ganado por la mínima una batalla, pero no la guerra.

Espero que los liberales tomen conciencia de si les conviene seguir estando en un equipo de estrellas, pero que no gana títulos. Tiempo hay para pensar en otras opciones. El ejemplo lo tienen a la vista con UPyD. Otra tercera legislatura con el Sr. Zapatero puede terminar de dejar una España que, como dijo D. Alfonso Guerra, no la va a conocer ni su padre.

Europeas
El principio del fin
José García Domínguez Libertad Digital 8 Junio 2009

Bien mirado, si a algo recuerda ese sarcasmo que llaman Parlamento Europeo es a aquel grupo de procuradores en Cortes por el tercio familiar que daba la nota de color –azul, claro– en el máximo órgano decorativo del régimen. De hecho, el abrevadero de adhesiones incondicionales que presidió Torcuato Fernández Miranda se parecía bastante más a una auténtica cámara legislativa que ese pretencioso, carísimo e inane teatrillo de Bruselas.

Así, a la solemne nada que los europeos acabamos de avalar con nuestra indiferencia, de entrada, le hurtaron la iniciativa legislativa. Y es que se trata del único "parlamento" del mundo que nació castrado, amputándosele la facultad para promover nuevas leyes (de eso se encarga la Comisión, o sea, el Ejecutivo). Por lo demás, en la redacción de las directivas que le indica la Comisión, su papel se limita a ratificar lo que manden los países miembros a través del Consejo. Y tampoco nada pinta a la hora de elegir el Gobierno, suprema prerrogativa que asimismo retienen los Estados nacionales.

En cuanto a la célebre política agraria común (nada menos que el 40 por ciento del Presupuesto), su opinión, huelga decirlo, resulta irrelevante; simplemente, no importa. Como tampoco cuenta en la fijación de la política comercial, asunto sobre el ni siquiera se requiere escuchar su voz. E igual sucede, por cierto, con la política exterior, otra materia que le está expresamente vedada. En fin, de la elaboración del Presupuesto comunitario, naturalmente, el Parlamento igual resulta excluido, pues ese cometido se lo reserva la Comisión, es decir, otra vez los Gobiernos nacionales. Las competencias efectivas del cementerio de elefantes más oneroso del planeta, pues, se aproximan más a las de una junta de delegados de curso que a cualquier otra institución conocida.

Así las cosas, lo primero que cabe hacer es felicitarse por la nueva lección de madurez cívica que han dado los ciudadanos del continente volviendo a abstenerse en masa, como suelen. Negándose a legitimar una grotesca caricatura de la democracia liberal, han demostrado ser mucho menos necios de lo que los suponen sus dirigentes. La segunda conclusión global es que no cabe una segunda conclusión global: dentro de cada país, los contados electores han premiado o castigado a los gobiernos locales en base a premisas exclusivamente domésticas.

La tercera, ya española, pasa por certificar que en el PP existen candidatos nacionales capaces de ganarle al PSOE unas elecciones; candidatos tan excéntricos, por cierto, en relación a la retórica canónica de Génova que hasta parecen de derechas; candidatos que recuerdan con voz alta y clara la profunda crisis nacional que sufre España, algo que va mucho más allá de ladrillos y burbujas; candidatos que apelan sin complejos ni ambigüedades al derecho inalienable de los padres a elegir la lengua oficial en que deben ser educados sus hijos; candidatos que no se arrugan ante la progresía al tratar de los valores morales en su discurso; candidatos que triunfan sin necesidad de mendigar el aplauso de Prisa, ni una palmadita en la espalda de La Vanguardia.

En el PP hay líderes. Por fin.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Están reinventando el idioma día a día
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 8 Junio 2009

Soy gallego, he nacido en Galicia, y llevo viviendo aquí 33 años. Recuerdo perfectamente cuando, en 1º de BUP, la profesora de gallego nos dio a escoger a los alumnos entre tres libros de texto para aprender gallego: el de la normativa lusista, el de la normativa reintegracionista y el de la normativa oficial (de esto hace más de 15 años).

La profesora era muy abierta de mente, lástima que ninguno de los alumnos tuviéramos con 14 años la más mínima idea ni criterio para escoger. Se pueden imaginar también el caos en que se convertían las clases con una profesora intentando enseñar tres variantes de un idioma a la vez a diferentes alumnos.

Esto es un ejemplo de cómo los propios defensores del idioma gallego no tienen una idea clara de lo que quieren. Así les va, que están reinventando el idioma día a día, y creo que esto los llevará al fracaso, al menos en Galicia y con el gallego. Me propuse firmemente pulir todos mis defectos en gallego al salir de la universidad, pero me desanimé al comprobar los cambios que hay cada pocos meses. No merece la pena.

Personalmente, hablo gallego perfectamente, el gallego oficial claro, no el gallego lusista del comentario anterior. Ahora me dirán que no hablo gallego, que lo que hablo es una modificación imperialista influenciada por el español.

Lo que quería decir desde un principio, es que lo cambiaba sin pensarlo por saber hablar alemán o inglés bien. El gallego no me es en absoluto útil, ni interesante. Y creo que tengo derecho a no interesarme por algo (tampoco me interesa la cría y reproducción del berberecho salvaje).

Estamos asistiendo a los últimos coletazos de un pez que se muere (las lenguas cooficiales). Es lamentable, pero en el fondo, sus defensores, con esas tácticas impositorias no están más que acelerando su muerte. Al tiempo.

Un saludo.
Suso de Santiago

El educar a un niño solo en la lengua gallega, es convertirlo en un a isla oral.
Paco Sande Periodista Digital 8 Junio 2009

Hace unos días el señor Francisco Caamaño, natural de Cee, La Coruña, criticaba la política lingüística del señor Alberto Núñez Feijóo, Presidente de la Junta (Xunta) de Galicia, afirmando que lo que a éste le gustaría, es hablar señorito".

El señor Francisco Caamaño natural de Cee, La Coruña, durante toda su infancia, casi siempre, hablo en castellano. ¿Qué ocurre? ¿Es que entonces al señor Caamaño no le importaba hablar señorito o es que todavía no había visto la luz?

¿O será, simplemente, porque ahora el señor Francisco Caamaño trata de ser “amable” con los galeguistas en un vano intento de obtener sus votos?

De ser así, el señor Caamaño, natural de Cee, La Coruña, es un iluso, pues los galeguistas jamás le darán su voto a un partido nacional-españolista. (O eso es lo que se supone que es, todavía, el PSOE)

Y, el señor Caamaño, natural de Cee, La Coruña, debiera saber que si el señor Feijoo habla señorito, es porque eso es lo que deseamos que haga, todos aquellos que su dia lo votamos, la mayoría de los gallegos. ¿Se entera el señor Caamaño, natural de Cee, La Coruña y por lo tanto, casi vecino mío?

En uno de mis últimos blogs he recibido un amable comentario del señor Alberto Rguez Boo, quien me remite a un artículo del señor Manuel Caramés, pediatra en el Barco de Valdeorras.

En el, este doctor dice que él aun habiendo nacido en Zamora prefiere expresarse en la lengua de Rosalía y Castelao y, sin poder evitarlo empatíza mas con aquellos niños que también hablan gallego y en cambio su compañera, natural de Vigo, y que domina ambos idiomas, prefiere expresarse en la lengua de Cervantes, con esto quiere dejar constancia de las diferencias en ideas que cada cual puede tener sin por eso estar nadie equivocado.

Sin tratar de dudar de la nobleza de sentimientos del buen doctor, me atrevo a conjeturar que está viendo a los niños gallegos lo mismo que el medico occidental en misión humanitaria en África, mira al indígena. La vida que llevan estas gentes le parece maravillosa, anclada en el pasado y en sus costumbres ancestrales, en contacto con la naturaleza, conservando el folclore local y tal y tal, pero él, al final del año volverá a su vida en la gran ciudad, con su baño caliente, su televisor, su casa de campo etc. y los indígenas que a él tanto le gustan seguirán allá en su selva, viviendo en sus chozas y él se sentirá contento porque habrá ayudado a que puedan seguir así.

¿No seria mejor, al menos para los indígenas, que llegasen a poder disfrutar de la calidad de vida que disfruta el buen doctor?

Que un niño en Galicia o en cualquier otra parte hable este o aquel idioma, no debería ser motivo para despertar más o menos empatía.

En ese mismo blog tengo otro comentario, este no tan amable, que me dice que mi desprecio hacia el gallego, debe ser a causa de algún trauma.

Pues no mi querido amigo, ni desprecio el gallego, en realidad, y al menos que haya gente delante que no lo entienda, en mi vida cotidiana siempre hablo en gallego, ni tengo ningún trauma, algo que tú, en respecto a tu persona, no sé si podrás afirmar.

Mi actitud al oponerme a que destierren el castellano de Galicia se debe a cuestiones prácticas.
Supongamos que nos dijesen que con solo nosotros desearlo, nuestros hijos serian capaces de hablar perfectamente una de las siguientes lenguas: ingles, francés o italiano, ¿Cuál elegirían?
(En realidad aquí pueden poner ustedes las lenguas que deseen, alijan una y luego piensen por que eligieron esa)

Yo no sé que elegirían ustedes, pero yo, sin dudarlo, optaría por el inglés. Y esto no es por que el inglés me parezca ni mas interesante, ni mas bonita que las demás, en realidad, cuando escucho a alguien hablar francés, pienso al momento que, sin duda alguna, esa lengua fue especialmente creada para hablar de amor y enamorar y cundo escucho hablar en italiano, me parece estar escuchando opera.

Pero escogería el inglés por su funcionalidad, por lo útil que es esa lengua en el mundo actual. Y es que las lenguas no son otra cosa que herramientas, herramientas que nos sirven para comunicarnos con los demás, y cuanto mas versátil sea una herramienta, cuanta mas utilidad podamos sacar de ella, mas valiosa nos va a ser. Y las dos lenguas más versátiles en el mundo actual son el inglés y el español.

Y descartar una lengua, como el español, que tenemos al alcance de la mano, que podemos aprender solo con desearlo, solo en razón de que nos parece que este le está robando espacio a la lengua local, y ésta, supuestamente es la nuestra, seria tanto como que, en un supuesto que tuviésemos que arar un campo de varios cientos de hectáreas y nos dieran a elegir entre el antiguo arado tirado por vacas o bueyes o un moderno tractor agrícola capaz de hacer diez surcos en cada pasada, con cabina hermética y aire acondicionado, música de cd y tal y eligiésemos el arado, cualquiera que lo viera pensaría que estábamos locos. Pero en este caso, lo nuestro seria el arado con las vacas.

Y para una demostración práctica de que las dos lenguas más versátiles en el mundo en este momento son el inglés y el español, voy a poner otro ejemplo, comparemos el medio en que nos estamos comunicando en este momento Internet, con mirar a un cielo estrellado. Si mirásemos al cielo con el ojo desnudo, veríamos un cielo con infinidad de estrellas, pero si usásemos un telescopio las estrellas se duplicarían y si nos fuésemos a Las Canarias al Observatorio astronómico de Roque de los Muchachos (ORM) y mirásemos por su telescopio, entonces se triplicarían.

Pues aquí seria lo mismo, alguien que se asome a Internet conociendo, digamos, el gallego, el castellano y el ingles, equivaldría a estar en el Roque de lo Muchachos, si solo conociese, gallego y castellano, entonces seria igual que aquel que usa un telescopio y si solo conociese el gallego, entonces estaría mirando con el ojo desnudo.

El educar a un niño en una aldea gallega, solo en la lengua gallega, es convertirlo en un a isla oral de la que le será muy difícil salir.

P.D. Rosalía, irritada con los fervores localistas precursores del actual nacionalismo, juró en 1881 no volver a escribir en gallego. Cumplió: la autora escribió en castellano sus últimas obras, entre ellas la mejor de su vida, “En las orillas del Sar”, un año antes de morir en 1884. Pero este dato fundamental trata de ocultarse.

La lengua del pueblo catalán son dos
Jesús Royo Arpón www.lavozlibre.com 8 Junio 2009

El problema lingüístico en Cataluña no es de diglosia (una lengua materna, y otra lengua escolar). Hace cien o doscientos años sí había diglosia. Pero ahora no: ahora hay dos lenguas nativas en Cataluña: dos lenguas catalanas.

Igual que la Constitución habla de “lenguas españolas”, quizá habría que empezar a hablar de “lenguas catalanas” o “lenguas de Cataluña”. El castellano no es una lengua extranjera, ni impuesta, ni enemiga, ni facha. Es, sencillamente, la lengua primera de la mitad de los catalanes, y la segunda lengua de la otra mitad. Hay que romper con ciertas rutinas mentales, hay que acostumbrarse a estas nuevas coordenadas.

Mirado desde este punto de vista, es un derecho colectivo que haya bilingüismo oficial, en los carteles, en la administración, en la escuela, en todas partes. Mejor dicho: tendríamos que acostumbrarnos a pensar que “totalmente catalán” quiere decir “bilingüe”. Todo lo que se haga en una sola lengua es “catalán a medias”. Los bilingüistas somos catalanes del todo: más catalanes que los monolingüistas al uso.

Los que propugnan el monolingüismo, o la hegemonía del catalán, nos están haciendo un mal favor: nos pueden complicar terriblemente el futuro y la convivencia. No es aceptable aquello que me decía un “intelectual” de mi pueblo: “Jesús, bilingüe eres tú. Yo soy monolingüe”. Quería decir “tú, que no eres de aquí”. O sea: “tú, que no tienes los mismos derechos que yo”. ¡Y ese pájaro figura que es de izquierdas!

No es aceptable. Al menos, yo no lo acepto. Es evidente que, si hemos de ser monolingües, lo seremos todos: cada cual en su lengua. Es decir: el monolingüismo nos conduce a dos comunidades monolingües sobrepuestas en un mismo territorio: una situación explosiva.

La verdadera normalización, a mi entender, es el bilingüismo. Lo dice bien claro el Estatuto, que determina que la Administración ha de procurar “la igualdad lingüística”. No hemos de tener una escuela en catalán y una escuela en castellano, sino una escuela bilingüe. No una Cataluña en catalán y una Cataluña en castellano, sino una Cataluña bilingüe. Homogéneamente bilingüe: en todas partes, y en todos los niveles. Tal como lo es la sociedad.

Imposibilidad bilingüe
Nota del Editor 8 Junio 2009

No voy repetir mi speech sobre la imposibilidad física del bilingüismo, pero no puedo copiar este artículo y dejarlo pasar como si fuera verdad o posible. La sociedad no es bilingüe ni puede ser bilingüe, hay personas que conocen más o menos uno, dos o más idiomas, y otras ninguno (niños). Esto de Cataluña para los catalanes y catalanes son los que aceptan el bilingüismo impuesto, es una barbaridad.

Ánimo Jesús, que no te dejo pasar otra trola.

Fernando García de Cortázar:
"Al Andalus no era ningún sueño de convivencia"

Miguel Pato Periodista Digital 8 Junio 2009

El Premio Nacional de Historia 2008 analiza las recientes declaraciones del presidente de EEUU en el que pone como ejemplo de entendimiento de las culturas lo que fue en España Al Andalus y el esplendor de Córdoba en el siglo X. García de Cortázar es tajante al afirmar que las “asociaciones que saltan por los siglos son siempre falaces y peligrosas”.

¿La convivencia entre judíos, musulmanes y cristianos en Al-Andalus fue tan rica como popularmente se cree?
Culturalmente dio muchos frutos, pues parte de la sabiduría clásica llegó a Europa a través de Al-Andalus. Ahora bien, aquel mundo no era ningún sueño de convivencia y sólo el siglo XIX con su búsqueda de paraísos exóticos y felices ha podido llegar a afirmar ese ensueño romántico.

¿Es un ejemplo que realmente deberíamos de aplicar hoy en nuestras relaciones internacionales?
No. Es absurdo. Al Andalus era un mundo extremadamente violento y cruel. El Islam era y es una teocracia, a la que le resulta difícil aceptar la modernidad. No ha tenido los procesos de secularización que ha tenido la teología cristiana con un Tomás de Aquino de intérprete de Aristóteles.

¿Era un entorno tan idílico, en cuanto a libertad religiosa se refiere, como suelen creer algunos?
Ni mucho menos. Judíos y cristianos debían pagar impuestos especiales y gozaban de menos derechos que los musulmanes, eran súbditos de segunda. A las discriminaciones de la Córdoba Omeya, hay que sumar, además, las persecuciones religiosas de almorávides y almohades. Averroes, sabio musulmán, y Maimónides, sabio judío, sufrieron el peligroso fanatismo de los segundos.

¿Se equivoca Obama cuando habla de aquella Córdoba y dice que coincide en el tiempo con la Inquisición?
La Inquisición se crea en el siglo XIII para combatir la herejía albigense en Francia, y el esplendor de la Córdoba califal se produce en el siglo X. Por cierto, en esa Córdoba de las luces se castigaba la blasfemia contra el profeta con la pena de muerte.

Estas declaraciones de uno y otro presidente, ¿cree que podría despertar las aspiraciones que algunos grupos islamistas radicales han expresado sobre Al-Andalus?
No. El islamismo radical se ve como espada del Todopoderoso y venera el rayo del terrorismo sin necesidad de que ninguna declaración de ningún presidente occidental despierte sus aspiraciones. El islamismo radical es presa de una rabia ciega contra los logros de la modernidad. Y, por mucho que apele a la conquista de Granada o al hundimiento del imperio otomano, sus jóvenes guerreros son más hijos del nihilismo que del historicismo.

¿El presidente de EEUU persigue una utopía con estos mensajes en su política exterior? ¿Y el nuestro con la Alianza de Civilizaciones?
Lo dice usted muy bien, se trata de una utopía. Los dos mensajes se mueven en el terreno de los deseos y no en el de las realidades, que tristemente pasan por la capacidad de destrucción de una ideología teocrática que no ha evolucionado desde Mahoma.

¿Hasta que punto es una buena estrategia usar la Historia del medievo para política exterior?
Es absurdo. No tiene ningún sentido. La Edad Media dista años luz del presente. Es otro mundo. La Historia no pasa en balde: esas asociaciones que saltan por los siglos son siempre falaces y peligrosas

Resistencia Galega ataca la casa, el coche y el instituto donde trabaja Gloria Lago
El grupo independentista pinta una diana con su nombre
www.lavozlibre.com 8 Junio 2009

Gloria Lago, presidenta de Galicia Bilingüe, y el instituto San Tomé de Freixeiro donde trabaja. En la esquina superior derecha, el anagrama de Resistencia Galega, autora de los ataques contra Lago.

Vigo.- Las paredes de la entrada de la urbanización en la que reside Gloria Lago, presidenta de Galicia Bilingüe, su coche particular, el vehículo de un compañero del instituto San Tomé de Freixeiro en el que trabaja y una pared de este centro amanecieron hoy con múltiples pintadas de corte independentista, insultantes o amenazantes. El automóvil de la presidenta de Galicia Bilingüe sufrió además la rotura de una de sus ventanillas.

En concreto, en el acceso a su edificio apareció dibujada una diana con su nombre al lado y un símbolo que hace referencia a Resistencia Galega, un grupo radical que ya ha colocado en varias ocasiones artefactos explosivos. En otra pared, escribieron las frases “En Galicia, en galego” o “Gloria Lago, fascista”, además de varios logos y acrónimos.

Gloria Lago ha manifestado su enfado y ha lamentado no estar más protegida. "Van a por los más débiles. Los políticos tienen protección. Han venido a por mí porque no estoy protegida".

Pese al susto, Lago ha asegurado que no mermarán sus fuerzas ni su ánimo. "He conseguido armarme de ánimo a fuerza de recibir ataques como éste".

El coche de Lago, estacionado en una calle cercana, fue atacado con pintura naranja y negra, mientras que en una pared del centro en el que imparte clases, ubicado en la Gran Vía de Vigo, apareció el lema “Avante á Resistencia Galega”.

Finalmente, en el aparcamiento de este centro, el automóvil de un compañero de Lago apareció plagado igualmente de pintadas. Se da la circunstancia de que este coche es semejante al que habitualmente utiliza el vicepresidente de Galicia Bilingüe, José Manuel Pousada, que trabaja en el mismo instituto.

Gloria Lago tiene previsto interponer la correspondiente denuncia en la Comisaría de Policía a lo largo del día de hoy.

BOMBAS CASERAS DESTINADAS A EMPRESARIOS GALLEGOS
El nombre de Resistencia Galega apareció por primera vez en 2005, cuando se publicó en Internet el 'Manifesto da Resistência Galega' (Manifiesto de la Resistencia Gallega). En septiembre de 2006, la policía portuguesa encontró material para fabricación de bombas caseras junto a propaganda de 'Resistência Galega' en un paraje montañoso de la localidad fronteriza de Vieira do Minho.

La Policía ha responsabilizado a este grupo de diferentes atentados, como el ataque a una inmobiliaria en Cangas do Morrazo, la explosión de un artefacto en las obras del AVE en Eixo y el artefacto desactivado en el polígono industrial de O Ceao en Lugo, todos ellos en mayo de 2007, su año más activo.

Ya en 2008, la banda reapareció con la colocación de una bomba en un piso piloto de la inmobiliaria Fadesa en Perbes. La explosión sólo causó daños en la instalación y en algunas viviendas cercanas. Horas después, la Guardia Civil comunicó que Resistencia Gallega podía contar con tres comandos operativos, formados cada uno de ellos por entre dos y tres personas, listos para actuar en cualquier punto del territorio gallego.

El 21 de mayo del mismo año, los TEDAX de la Policía Nacional desactivaron un paquete bomba enviado a una oficina de la promotora Atlántico en Vigo. Diversas fuentes apuntaron a que detrás de la acción se encontraba algún grupo vinculado a Resistencia Gallega.

A finales del mes de agosto, el día 22, se produjo un atentado fallido contra una empresa pizarrera en Vilamartín de Valdeorras, pero el mecanismo del artefacto no llegó a activarse.

PINTAN UNA DIANA CON SU NOMBRE
La presidenta de Galicia Bilingüe sufre amenazas y daños en su vehículo
La presidenta de Galicia Bilingüe, Gloria Lago, ha visto como en las paredes de la urbanización en la que vive, su coche, el vehículo de un compañero del instituto en el que trabaja y una pared de este centro han amanecido este lunes con pintadas independentistas, insultantes y amenazantes.
Libertad Digital 8 Junio 2009

En concreto, en el acceso a su edificio apareció dibujada una diana con su nombre al lado y un símbolo que hace referencia a Resistencia Galega. En otra pared, los vándalos, entre otras pintadas, escribieron las frases “En Galicia, en galego” o “Gloria Lago, fascista”, además de varios logos y acrónimos.

Además, el automóvil de la presidenta de Galicia Bilingüe sufrió la rotura una de sus ventanillas. El vehículo, que estaba estacionado en una calle cercana, fue atacado con pintura naranja y negra, mientras que en una pared del centro en el que imparte clases, el instituto San Tomé de Freixeiro, ubicado en la Gran Vía, apareció el lema “Avante á Resistencia Galega”.

Finalmente, en el aparcamiento de este centro, el automóvil de un compañero de Lago amaneció plagado igualmente de pintadas. Se da la circunstancia de que este coche es semejante al que habitualmente utiliza el vicepresidente de Galicia Bilingüe, José Manuel Pousada, que trabaja en el mismo instituto.

Gloria Lago tiene previsto interponer la correspondiente denuncia en la Comisaría de Policía a lo largo de este lunes.

Aznar 51, Gloria Lago 0.
Nota del Editor 8 Junio 2009

Aznar escribía en 1998  "...A la vista de lo señalado, puedo asegurarle que existe un marco jurídico adecuado para garantizar el uso constitucional de las distintas lenguas, y desde luego, el Gobierno está permanentemente atento al necesario respeto a los derechos y obligaciones derivados del bilingüismo; agradeciendo para ello, las valiosas aportaciones de los ciudadanos, que como la suya, son de gran utilidad en el ejercicio de nuestra tarea. ...."   y Gloria Lago dice "Galicia Bilingüe", que es lo mismo, pero Aznar consume 51 funcionarios en su seguridad y Gloria Lago anda esquivando como puede a los filoterroristas y terroristas galleguistas, sóla, eso sí con el apoyo moral de mucha gente.

Lo sencillo sería decir que debería disponer de seguridad, al menos la misma que Aznar, pero entonces entraríamos en la espiral del despilfarro que (im)produce el estado (su falta). Lo que hay que hacer es asegurar la seguridad de todos, y eso pasa por aplicar los recursos de seguridad a sus tareas propias que son identificar, detener y presentar ante la justicia a estos descerebrados, y que la justicia actúe como tal, no se acartone con gilipolleces, y aplique el peso de la ley, vamos que los encierre y que trabajen para su recuperación social si fuera posible.

Lo que no hay que consentir del estado es su ineficacia, y su despilfarradora dedicación de recursos a cubrir la seguridad de los políticos a costa de aumentar la inseguridad ciudadana.

Lo que no hay que consentir del estado es su ineficacia, que obliga a pagar al menos tres veces la  (in)seguridad: primera a través de los presupuestos generales del estado (Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil, Policía Policía Autónoma Vasca; Mozos de Cuadrilla (¿ o de Cuadra ?), Policía Foral, Municipal, etc.); servicios de seguridad privada, que al final también pagamos los contribuyentes, y finalmente los seguros, que algunos contribuyente pueden pagar para repartir el riesgo de su inseguridad.

Y para terminar, y aunque no pegue,  "Tribunal Constitucional, ríndete, te tenemos rodeado", como podría decir Enrique de Diego (como el TC rompa el cerco y suelte la parida estatutaria catalana, que el último apague la luz).

Juicio en la Audiencia Nacional contra Manuel Gallastegui
Redacción Minuto Digital 8 Junio 2009

La Plataforma España y Libertad, que denunció a Gallastegui, solicita al tribunal que condene a Gallastegui con dos años de cárcel y acuerde una orden de alejamiento para que no pueda acercarse a la familia de Miguel Ángel Blanco.

El fiscal de la Audiencia Nacional Jesús Alonso solicitará el próximo miércoles 15 meses de cárcel para un tío de la etarra Iranzu Gallastegui, condenada por el secuestro y asesinato del concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco, por justificar este crimen diciendo que se trataba de un “deber patriótico” dirigido contra “un enemigo del pueblo”.

La Sección Primera de la Sala de lo Penal juzgará a Manuel Gallastegui Miñaur, de 83 años, por un delito de enaltecimiento del terrorismo que habría cometido al realizar unas declaraciones a los periodistas al término de una marcha a favor de los presos de ETA que se celebró en Algorta (Vizcaya).

El abogado de la Plataforma, Javier Mª Pérez-Roldán y Suanzes-Carpegna, declara que «Estimamos que la Audiencia le debe condenar sin duda alguna, pues sus declaraciones son claramente delictivas».

Por su parte, la presidenta de España y Libertad, Yolanda Morín, afirma que “La Audiencia Nacional debe transmitir a la sociedad española que en temas de terrorismo la tolerancia es cero. No se debe olvidar que el terrorismo se alimenta, en gran parte, del respaldo moral que le dan personas como Gallastegui. Si silenciamos a estos agitadores, ETA irá perdiendo, poco a poco, el alimento que la mantienen viva”

En sus manifestaciones, que fueron incluidas en un reportaje emitido por Telecinco el 12 de julio de 2006, el acusado “justifica actos terroristas de ETA, enaltece a sus autores”, defiende que “no hay que pedir perdón” por ellos y “se identifica totalmente con los asesinos”, según defiende el fiscal en su escrito provisional de acusación.

Al ser preguntado por el asesinato de Miguel Ángel Blanco, Gallastegui contestó: “¿Por qué nosotros vamos a pedir perdón? ¿Porque hemos matado a unos enemigos de nuestro pueblo? Porque ellos nos han obligado a ello”. En una segunda intervención añadió: “¿Quién ha dicho que utilizar la violencia no es humano? No crea que nos alegramos o que matamos porque sí o porque nos gusta matar o lo que sea. Eso no hay, no hay gente, en ETA no hay gente de esa, lo hacen como un deber patriótico”.

“ELLOS NO HAN PEDIDO PERDÓN”
En una tercera ronda de preguntas se preguntó por qué los asesinos de ETA “tienen que pedir perdón” y señaló que “ellos”, sin especificar a quiénes se refería, no han hecho lo mismo con “los 40 años de franquismo”. “¿Quién ha pedido perdón? –continuó–. Ni ellos han pedido perdón por habernos invadido, por habernos quitado nuestro derecho y nuestras leyes, todo. ¿Han pedido perdón? Ellos no han pedido perdón, entonces, ¿por qué nosotros vamos a pedir perdón? ¿Por qué hemos matado a unos enemigos de nuestro pueblo?”.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

El Coro Joven de los 'Países Catalanes'
María Belén Piedrafita www.lavozlibre.com 8 Junio 2009

El pasado 6 de junio se presentó en Mallorca el 'Coro Joven de los Países Catalanes', proyecto impulsado por 'Forum Musicae' con el objetivo de reforzar la fundación de la 'Orquesta de Jóvenes Intérpretes de los Países Catalanes', creada en 2004. Jóvenes de entre 18 y 26 años de diferentes movimientos corales de Cataluña, Baleares, la Comunidad Valenciana, Aragón Oriental, el Sur de Francia y la isla de Cerdeña, en Italia, estarán presentes en este nuevo proyecto.

De acuerdo a su página Web, su objetivo primordial es “recuperar y difundir el patrimonio musical de todo el ámbito cultural catalán y con la lengua como vínculo de unión, ser una plataforma enriquecedora de encuentro e intercambio entre jóvenes de diferentes ámbitos de una misma cultura”.

Por supuesto, para llevar a término un proyecto de esta magnitud, como en todo, hacen falta patrocinadores. A nadie extrañará que sea la omnipresente Generalitat de Cataluña la que mueva los hilos. Sus departamentos de Presidencia, Vicepresidencia y Cultura y Medios de Comunicación aportan buena parte de los fondos necesarios y al final el que pone el dinero es siempre el que decide.

Desde luego, la salvaguarda de la identidad cultural de los pueblos es un objetivo digno de elogio. Durante largo tiempo -y de eso sabemos mucho en Aragón- lo que hoy día constituye la mayor riqueza de un territorio quedó relegado a un baúl cerrado con llave en el trastero de cada región. La gente se avergonzaba de su cultura: se consideraba algo pueblerino y sin valor. Sin embargo, recientemente nos hemos dado cuenta de que las diferencias culturales constituyen el mayor patrimonio de España.

Es admirable que se busque rescatar del olvido la cultura de un pueblo, pero eso no nos puede llevar jamás a falsear la historia. 'Los países catalanes' nunca existieron. Basándose en la Antigua Corona de Aragón -que no catalano-aragonesa-, desde la Generalitat se intenta impulsar un modelo de sociedad que se asemeja más a una utopía idealizada en el imaginario colectivo de una parte de la sociedad catalanista que a una realidad posible en un futuro más o menos lejano. Cada grupo de población está totalmente legitimado para luchar por la vía pacífica para alcanzar el modelo de sociedad al que aspira, pero desde luego no se puede pretender que eso sea posible contando con el acuerdo de la mitad más uno de los habitantes de esas regiones. La independencia de un territorio es un asunto demasiado serio como para no contar con el respaldo prácticamente total de la población, lo que hoy día no se da en absoluto. No sólo en la Comunidad Valenciana o Baleares, ni siquiera en Cataluña, por no hablar de los territorios franceses e italianos comprendidos dentro del concepto de 'Países Catalanes'. Es admirable que se luche por sacar a la luz la cultura de cada región, pero no que se intente imponer un modelo de sociedad con el que no comulga buena parte de la población.

El Valle de Arán reclama a la Generalitat de Cataluña ser reconocido como nación
El 'Conselg Generau d'Aran' acuerda incrementar su autogobierno respecto a 'Catalonha'
www.lavozlibre.com 8 Junio 2009

Viella (Lérida).- El 'Conselg Generau d'Aran' quiere convertir el Valle -633,6 kilómetros cuadrados y 10.194 habitantes- en una "realidad nacional" para contar con más financiación y avanzar en su autogobierno respecto a Cataluña. Ha nacido el micronacionalismo.

Los tres partidos políticos representados en el Consejo General del Valle de Arán -comarca leridana situada en el pirineo catalán- han presentado un proyecto de ley donde se define a dicho territorio como “realidad nacional”, según publica la página del Consejo General del Valle de Arán (Conselg Generau d'Aran).

El proyecto llevado a cabo por Unidad de Arán (UA), Convergencia Democrática Aranesa (CDA) y el Partido Renovador de Arties-Garòs (PRAG) busca actualizar el régimen especial del que goza la comarca leridana, destino habitual de la Familia Real en sus vacaciones invernales. Hasta ahora se utilizaba el término ’singularidad’ para referirse al estatus político de la comarca leridana.

“Los ciudadanos de Cataluña y sus instituciones políticas reconocen Arán como una realidad nacional con entidad propia dotada de identidad cultural, histórica, geográfica y lingüística, defendida por los araneses a lo largo de los siglos”, señala el texto.

Francés Boya, representante de UA, Carlos Barrera, de la CDA, y José Antonio Bruna, del PRAG, han sido los encargados de presentar el borrador de ley que se hará llegar a la Generalitat de Cataluña, según publica La Voz de Barcelona.

El texto busca fundamentalmente mejorar el modelo de financiación y avanzar en el autogobierno. Se reconoce el derecho a conocer y utilizar el aranés y a ser atendido oralmente y por escrito en esta lengua en las relaciones con la administración. Además establece que las competencias de la Generalitat relativas al Valle de Arán deberán ser transcritas o delegadas.

“No se trata de un proyecto en contra ni de Cataluña ni de nadie”, ha señalado Francés Boya. “Estoy convencido de que los catalanes entenderán el sentimiento y el hecho diferencial aranés gracias a la propia experiencia tras el debate del nuevo Estatuto”, ha matizado el representante del partido Unidad de Arán.

VALLE DE ARÁN
El Valle de Arán (Val d'Aran, en aranés) es una comarca ilerdense situada en los Pirineos centrales. Limita al norte con Francia (departamento de Alto Garona), al suroeste con la provincia aragonesa de Huesca (Baja Ribagorza), al sur con la comarca catalana de Alta Ribagorza y al este con la de Pallars Sobirá. Cuenta con 10.194 habitantes (INE 2008) y su capital es la localidad de Viella.

Está formado por 33 pueblos de montaña, agrupados en nueve municipios: Arres, Bausen, Bossòst, Las Bordas, Canejan, Les, Naut Aran, Viella y Vilamòs.

El Valle de Arán es el único lugar donde una variedad del occitano -el aranés-, hablado también en el sur de Francia, es lengua oficial. Este idioma es cooficial -junto con el español y el catalán- en toda Cataluña, según su Estatuto de Autonomía, aunque sólo es hablado en esta zona. Hasta 2006 el aranés era oficial únicamente en el Valle de Arán.

En el Valle de Arán, el español es la lengua materna del 38,8% de la población, el aranés del 34,2% y el catalán del 19,4%, según los datos del censo de 2001.

El español es también la lengua más hablada por la población local en el hogar y en el trabajo, aunque un porcentaje importante utiliza el aranés y, en menor medida, el catalán. En la escuela, sin embargo, la mayoría de las clases se imparte en aranés.

 

Recortes de Prensa   Página Inicial