AGLI

Recortes de Prensa    Martes 9 Junio 2009

 

Fernando García de Cortázar:
"Se ha utilizado una historia manipulada y una exaltación de la lengua"

El catedrático, que acaba de publicar 'Pequeña historia del mundo', analiza la inmersión lingüística
M.A.G. www.lavozlibre.com 9 Junio 2009

Madrid.- Fernando García de Cortázar, catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Deusto, en Bilbao, analiza el conflicto lingüístico en toda España, con especial hincapié en el País Vasco. Para él, la llegada de Patxi López al poder supone una esperanza, aunque se muestra un poco escéptico con su política y con el arraigo que tienen las lenguas propias en la sociedad. García de Cortázar acaba de publicar un libro llamado 'Pequeña historia del mundo', una obra de ficción que recorre la historia de la Humanidad. Ha sido galardonado con el Premio Nacional de Historia 2008. Pertenece a la Compañía de Jesús y es director de las fundaciones 'Dos de Mayo, Nación y Libertad' y 'Vocento' y de la revista de pensamiento 'El Noticiero de las Ideas'.

- ¿Cómo se viven las políticas lingüísticas en la universidad?
- En las universidades que son víctimas de esas falsas o esas torpes políticas normalizadoras, políticas impositivas de un idioma y en cierta medida de tratamiento inferior a otro, se siente como una carga. Se obliga a estudiar una lengua, llamada regional o lengua propia -como si el castellano no fuera propia-, lo que se vive exactamente como una imposición. Se usa tanto a la escuela como a la universidad de cobayas para estas políticas de inmersión lingüística.

- ¿Es posible que estudiar sin fomentar el español pueda perjudicar el futuro profesional de los estudiantes?
- Se está empezando a notar mucho más en el caso catalán que en el vasco, dado su mayor desarrollo. Ya hay alumnos y mucha gente catalana que tiene problemas para hablar correctamente el castellano. Tienen problemas, puesto que para ellos es una segunda lengua.

- ¿Es más factible el bilingüismo en el País Vasco que en Cataluña o Galicia?
- Las políticas son primas hermanas. El problema es que en el País Vasco, mayoritariamente, la población no habla vascuence. Es una utopía hacer que una población que se expresa en castellano pase a hacerlo en vascuence, una lengua minoritaria, que además es mucho más difícil. A la fuerza hay mayor espacio para el castellano porque sería absurdo lo contrario.

- ¿Se moviliza lo suficiente la población que está en contra de la imposición de las lenguas?
- Yo diría que no. Somos siempre los mismos grupos de resistencia frente a la imposición. Pienso que la ciudadanía debería entender que esas acciones son verdaderos atentados contra los derechos y libertades individuales, que pasan, por supuesto, por hablar el idioma que cada uno quiera. Creo que no hay una respuesta, por miedo e incomodidad, y que la gente debería estar mucho más atenta.

- ¿La política ejerce cierta presión con los idiomas?
- ¿Cómo cierta? Hay una completa y absoluta presión política tanto en Baleares como en Cataluña, País Vasco y Galicia, y en menor medida en la Comunidad Valenciana. Por otra parte, se premia la lengua considerada propia, que es siempre la que normalmente menos desarrollo ha tenido y menos se habla. Esas torpes políticas normalizadoras siempre implican violencia e imposición.

- Luis María Anson comparó hace poco la represión que está teniendo el castellano con la que tuvo el catalán en tiempos de Franco. ¿Es exagerado?
- Es un disparate pensar que muchos padres no pueden escolarizar a sus hijos en su lengua, en la de toda la nación. Entiendo que incluso puede ser mucho mayor esa represión ahora. Realmente ha habido una evolución a más y mejor de los derechos y libertades individuales y todos somos conscientes de que éstos pasan por hablar y escolarizarnos en el idioma que queramos. Nuestros derechos y libertades no pasan por esas imposiciones. Todo está relacionado con las lenguas. Tiene una especie de tufillo pseudopatriótico, pseudoregional, que la gente no se atreve a expresar. En estos casos, las opiniones se dicen en privado, y no en público, por temor a ser acusados de fascistas o de totalitarios, cuando los totalitarios son los que imponen esas falsas y torpes políticas normalizadoras.

- ¿Se usa el lenguaje como herramienta política?
- Los que tienen vocación nacionalista por supuesto que lo hacen. Se trata de construir la nación y se trata de construir la nación vasca, gallega o catalana. El bilingüismo sería una fase previa a un monolingüismo impuesto de raíz gallega, catalana o vasca. También en otras comunidades que no tienen ese dedal nacionalista, no sé si por mimetismo con ideas nacionalistas, sobre todo el PSOE, existen políticas que atentan contra los derechos y que son prácticamente las mismas que hacen los nacionalistas cuando pueden. Pensemos sólo en el caso de Baleares.

- ¿Qué opina de los contenidos de libros de texto en las regiones nacionalistas?
- Ha habido una locura regionalizadora, de exaltación de lo local, que creo que hay que corregir. Ciertamente, me parece que el Estado no ha actuado para corregir esos excesos de las autonomías, que están siempre en la exaltación de lo regional y en la búsqueda obsesiva del hecho diferencial. En muchos libros el objetivo es marcar lo diferente y no lo excelente.

- ¿La transferencia de las competencias de educación a las autonomías ha podido perjudicar al modelo de enseñanza?
- El Estado actuó torpemente y no vio la capacidad integradora que tiene la historia, la capacidad cultural y la importancia de la interacción nacional. Pasó el testigo a las CC.AA. y éstas se quedaron el poder. En vez de hacerlo en beneficio de la cohesión nacional y de la solidaridad nacional, lo hace en beneficio de esa búsqueda obsesiva de raíces diferenciales, que es claro que son muy pequeñas. (Pueden pasar casi exclusivamente por la gastronomía o por el folclore). Como se ha tratado de legitimar el mapa de las 17 autonomías, se ha utilizado siempre una historia manipulada y también una exaltación de la lengua que no es la común del Estado.

- ¿Y ahora con dirigentes como Patxi López o Núñez Feijóo, qué pasará?
- Es una esperanza, pero me temo que vamos a sufrir bastante con ambos. Creo que el mal es muy profundo, es un mal identitario que pasa siempre por la lengua llamada propia y por esa exaltación de las diferencias históricas que, cuando no existen, se inventan.

Con cincuenta libros publicados, García de Cortázar se unió al ilustrador Julius para contar la 'Pequeña historia del mundo' al público desde una perspectiva fantástica.

- ¿Por qué un publico adolescente?
- 'Pequeña historia del mundo', publicado por Espasa, ha sido un reto importante porque introduzco la ficción para contar la historia de la humanidad. Me dirijo a un público desde 9 a 99 años. Se ha hecho un gran esfuerzo de síntesis para meter en 250 páginas toda la historia del mundo, un resumen que beneficia tanto al niño de 9 años como a la persona adulta. Se hace un esfuerzo de comunicación a través de un léxico bonito y claro porque, en principio, la pequeña historia del mundo se pensó para adolescentes, aunque ahora está siendo muy leída también por profesores, padres de alumnos... Para mí ha sido un libro que me ha introducido en una nueva forma de relatar la historia.

- Toda la historia de la Humanidad son muchas cosas que contar. ¿Cómo lo hace?
- Sergio es el protagonista, un niño al que se le aparece la diosa Clio, diosa de la historia, que le va a ir presentando, a través de seis grandes personajes, seis grandes momentos históricos. Desde la Antigüedad, la Edad Media, el siglo XVII, la Ilustración, las revoluciones (Industrial y Francesa) y el fin de los imperios europeos.

- ¿Enmascarar la historia puede ayudar a combatir el fracaso escolar?
- Sí, es importante. Creo que muchas veces el problema ha estado en nosotros, los historiadores. No hemos sabido contar la materia o no hemos hecho el esfuerzo paralelo en contar. Tenemos que entretener. Como decían los clásicos, hay que instruir deleitando. Hay que instruir en el terreno y hay que deleitar más cuando se trata de historia, que es la aventura de la Humanidad. En este libro hago ver que la historia contiene miles y miles de aventuras mucho más grandes que las que puede imaginar la invención humana.

- ¿Cuántas veces se puede contar la Historia?
- Desde el punto de vista profesional y con una cierta metodología, menos de lo que la gente se cree. Entiendo que la Historia parezca una ciencia blanda. Lo es en buena medida y está cargada de subjetividad, pero hay que recordar aplicar una honradez radical a la hora de confrontar los datos. Podría haber 46 millones de historias, tantas como personas, pero dejemos que la Historia la hagan los profesionales.

- ¿Qué expectativas tiene con esta obra?
- Estoy feliz porque 'La pequeña historia del mundo' acaba de salir y ya se prepara la segunda edición. Está muy solicitada, lo que es emocionante. Además los editores me están pidiendo ya una nueva novela.

Con los resultados de las europeas, gobernaría Zapatero
LUIS MARIA ANSON La Razón 9 Junio 2009

NO QUIERO aguar la fiesta al PP ni desaromar el incienso que Soraya y Dolores queman en loor de Rajoy en el botafumeiro catedralicio. Los populares, en efecto, han ganado con claridad las elecciones europeas, pero si hubiera que gobernar con el miniparlamento de 50 escaños por el pueblo elegido, Zapatero se alzaría con el santo y la limosna.

De los seis escaños minoritarios, cinco se sumarían al presidente circunflejo. Los comunistas de IU, los nacionalistas de CEU y los radicales de EDP, tras recibir concesiones que sólo Zapatero puede otorgarles, situarían a los socialistas en la mayoría de 26 escaños. Rajoy, en el mejor de los casos, contaría con Rosa Díez y su UPyD. Y aún así ese escaño sería dudoso.

Conrad Adenauer afirmaba que una cosa es el voluntarismo político y otra muy distinta poner los pies en la realidad. En la puta realidad, que dijo De Gaulle tras su derrota en el referéndum de 1968. La victoria popular en las europeas derivaría en dulcísima derrota si hubiera que gobernar con los resultados salidos de las urnas.

En España tendría que haber pasado lo mismo que en Gran Bretaña o Francia. En el escenario de crisis que padecemos, con cuatro millones de parados cargando sobre los hombros del pueblo y una política de ocurrencias y despilfarros, Rajoy debería haber dejado a Zapatero al menos a ocho puntos de distancia. Jaime Mayor Oreja, que ha sido un candidato sobresaliente, habría alcanzado ese resultado si no hubiera pesado sobre él la incapacidad de Rajoy y sus falcones para atraer el voto variable. El actual líder popular fue un ministro diez. Es un formidable gestor y sería un magnífico presidente del Gobierno. Hay que reconocerlo así. Pero es sólo un mediocre candidato. No parece probable que en el futuro le pongan las cosas al PP tan fáciles como en esta ocasión. Igual que en el fútbol, no se puede perdonar al rival ganando por la mínima cuando la goleada estaba cantada.

En su madriguera monclovita, Zapatero se frota las manos. Tras seis meses de presidencia europea, aireada por sus epígonos planetarios, cuando empiecen a cicatrizar las heridas de la crisis económica, el presidente de las mentiras convocará elecciones generales, con no pocas probabilidades de volver a ganar. Claro es que la losa del paro le agobiará, que sus embustes cada vez cuelan menos, que no se pueden descartar nuevas ocurrencias y disparates, que incluso Rajoy, en determinadas circunstancias, puede derrotar a Zapatero. Pero el presidente ha salido vivo del envite europeo y Rajoy ha sido incapaz de sacarle los ocho puntos de ventaja que exigía Esperanza Aguirre. Aznar se encaramó en las europeas de 1994 con nueve puntos más que el PSOE. La moción de censura, las elecciones anticipadas, la fractura interna del socialismo, todo eso ha quedado en palabras que se lleva el viento. Se ha desaprovechado la gran ocasión y en Génova lo saben. El socialismo europeo se ha descalabrado con estrépito. En España sobrevive porque un sector de la oposición es una empanada gallega pinchada en un falcon.

Luis María Anson es miembro de la Real Academia Española.

Una lección de Rajoy a su derecha, y a su izquierda
Federico Quevedo El Confidencial 9 Junio 2009

Ya no hay duda. Ya no caben ni críticas de tapadillo ni conspiraciones de salón. Sé que hablar de esto será como predicar en el desierto -y lo que hay a derecha e izquierda de Rajoy es un verdadero desierto de inteligencia-, pero me da igual. Mariano Rajoy es el gran triunfador de las elecciones europeas del pasado domingo, aunque a algunos les cueste tanto aceptarlo que parece que padezcan de retortijones antes que reconocer la victoria del político gallego. Una victoria contundente, les guste o no, que sitúa al PP como primera fuerza política a nivel nacional y que, como bien se encargó de recordar el propio Rajoy esa noche, avala los cambios introducidos en el PP en el pasado Congreso de Valencia. Pero, sobre todo, viene a consolidar la tendencia creciente iniciada el pasado mes de marzo, y a dar la razón a quienes desde el primer momento apostamos por otro estilo de hacer política, el estilo Rajoy, aunque también a veces nos cueste comprenderlo. Rajoy ha ganado –porque ha ganado Rajoy, no les quepa ninguna duda-, y ha sentenciado la disidencia. A pesar de que ya en marzo su liderazgo salió muy fortalecido, es ahora cuando ha quedado definitivamente consolidado. Ya no hay alternativa que valga, porque cualquier alternativa significaría en este momento abrir en canal al PP cuando más claras son sus posibilidades de victoria: Rajoy ha dejado de ser un líder cuestionado para convertirse en una garantía de triunfo, y eso es lo que han votado los ciudadanos el pasado domingo, así que me parece muy bien que en el PSOE se alegren. Yo también me alegro porque esto significa que a Rodríguez le quedan dos telediarios.

¿Quiere esto decir que se van a acallar las voces críticas? Dentro de su partido sin lugar a dudas: nadie se va a atrever a cuestionar al líder que cuenta ya con el apoyo decidido de todos sus barones –y baronesa-, de la militancia y de los votantes. Pero fuera seguirá habiendo quien se empeñe en seguir ahorcándose cada mañana y hundiéndose un poco más en el lodazal radiofónico que él mismo ha cultivado a base de mentiras, infundios, falsedades y descalificaciones. Desde esa derecha radicalizada y siempre cabreada consigo misma y con el mundo se seguirá buscando el voto del descontento para Rosa Díez, sin más éxito que el cosechado por ésta en Madrid, ya que en el resto de España no pasa de ser una fuerza política marginal. Supongo que tras estas elecciones el PP ya sabe lo que tiene que hacer y dónde tiene que actuar, y confío en que la presidenta madrileña sea consciente ya de una vez por todas de que sus ‘amigos’ trabajan en su contra y tome las medidas oportunas. En cualquier caso, lo de estos representantes del negacionismo por sistema va a durar poco, y sin este apoyo en las ondas y con algo más de visualización de su esquizofrenia ideológica, el partido de Rosa Díez puede haber tocado su techo. Y es que si algo ha quedado claro en estas elecciones es que la mayoría de los votantes del PP no se han creído que este partido haya abandonado los principios o se haya identificado con el paisaje progresista. Más bien, al contrario, han votado al PP porque sigue defendiendo los valores de la nación española recogidos en la Constitución, y los principios de un humanismo liberal que huye como de la peste de colectivismos y religiones de Estado.

Derrotadas las mentiras de la derecha, y derrotadas las mentiras de la izquierda. Estas elecciones son una lección para Rodríguez y sus secuaces. Han mentido durante toda la campaña con un descaro descomunal. Han basado toda su estrategia en el ataque frontal y permanente al PP, hasta el punto de que por primera vez en unas elecciones el presidente del Gobierno pedía directamente a los ciudadanos que no votaran a otro partido y, lejos de hacerle caso, los votantes han mirado para otro lado porque es evidente que Rodríguez ha perdido la sintonía que hasta ahora tenía con la opinión pública. Pero, sobre todo, han utilizado de manera ilegal y antidemocrática los medios públicos y las instituciones para agredir al principal partido de la oposición con acusaciones en muchos casos falsas e infundadas, y los ciudadanos han castigado este comportamiento votando al PP con más énfasis si cabe allí donde los ataques han sido mayores: Madrid, Valencia, Murcia y Canarias. Si a eso se une que los ciudadanos han comprendido, por fin, que este Gobierno es incapaz de adoptar las decisiones -duras a veces- necesarias para sacarnos de la crisis y, en lugar de eso, se dedica a abrir debates donde no era necesario abrirlos -como el del aborto-, el resultado es la expresión del rechazo y el descontento, y como tal debería asumirlo Rodríguez quien, según recuerdo, dijo que se haría responsable del mismo.

Con todo, a derecha e izquierda se escucha un mensaje parecido: “no ha sido apabullante la victoria”, “con la que está cayendo el PP tenía que haber ganado por 14 puntos”. Y se recuerda la victoria por diez puntos de las europeas del 94. Es cierto que entonces el PP ganó por ese margen, pero no fue gracias al PP, sino a IU que entonces obtuvo un 13% de los votos, y en cualquier caso tanto en número de votos como en porcentaje la victoria del pasado domingo fue mayor. Cualquier resultado para el Gobierno por debajo del 40% de los votos era un desastre y obligaba a una seria autocrítica, pero no parece que Rodríguez esté dispuesto a hacerla, al menos por ahora. Los resultados del domingo son demoledores para el Gobierno y para el PSOE: han perdido cinco puntos y seiscientos mil votos. Con un resultado parecido en unas generales el PP gobernaría con mucha más tranquilidad de la que ahora tiene el PSOE, y sin duda mejor y con menos facturas de lo que lo hizo Aznar en 1996 y Rodríguez en 2004 y 2008, y sus victorias no las cuestionó nadie. Esa es la realidad, la disfrace cada uno de lo que la disfrace. El éxito de Rajoy es rotundo, y se fundamenta en ese cambio que comenzó en el Congreso de Valencia y que se ha ido consolidando a medida que ha ido pasando el tiempo, un cambio en el que los ciudadanos han encontrado moderación, respeto, tolerancia y, sobre todo, confianza y sentido común. Esos son los mimbres con los que Rajoy tiene ahora que conformar una alternativa en la que no quepa discusión alguna, una alternativa reformista, regeneradora y sin complejos, que no tenga miedo a decir la verdad sobre lo que hay que hacer para salir de esta crisis, porque los ciudadanos han entendido que los sacrificios son necesarios. Una alternativa, por otro lado, a la nada que reina a su izquierda y a su derecha.

UPyD se consolida, pero no consigue romper el bipartidismo PP-PSOE
Luis Miguez Macho elsemanaldigital 9 Junio 2009

Ya se sabe que las elecciones europeas no levantan pasiones entre los ciudadanos; sin necesidad de emprender profundos análisis sobre los motivos de este desapego europeísta, está claro que unos comicios en los que no se decide un gobierno acaban teniendo una importancia secundaria para el ciudadano medio, por mucho que el Parlamento Europeo haya ido aumentando sus competencias legislativas.

Así, es inevitable que en España y en todos los demás países de la Unión la interpretación de estas elecciones se haga casi exclusivamente desde el punto de vista de la política interna. Y en nuestro país, la segunda cuestión importante que se dilucidaba en esta ocasión, después de la de cuál de los dos grandes partidos nacionales ganaría y por cuánta diferencia, era si UPyD conseguiría no ya obtener algún eurodiputado, sino disputar a IU la posición de tercera fuerza política de ámbito nacional.

El resultado no puede considerarse del todo satisfactorio para el partido de Rosa Díez, porque ganar un solo eurodiputado, aunque sea holgadamente, no supone desgastar de manera apreciable a los dos partidos mayoritarios ni aleja a UPyD de la categoría de anécdota política; simplemente, la consolida como anécdota duradera.

Yo intuyo que la fuerza y los límites de UPyD proceden de la misma fuente: ideológicamente es un partido de izquierda nacional, impulsado por intelectuales de esa orientación que no comparten la deriva filonacionalista del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero. Ahora bien, dentro de la base social de la izquierda sólo ha conseguido atraer a esa misma minoría intelectual, y el resto de los votos previsiblemente lo obtiene de personas preocupadas por la cuestión nacional que se sitúan en la órbita ideológica del PP, o incluso más a la derecha, y que no están satisfechas con la que consideran excesiva tibieza de aquél en este terreno.

Así las cosas, su crecimiento electoral depende de la problemática eventualidad de que el PP enfade tanto a su electorado que provoque un voto de castigo considerable dentro de éste. Pero, por desnortado que resulte el liderazgo de Mariano Rajoy en opinión de ciertos gurús mediáticos, está claro que en la cuestión nacional no ha llegado a cometer errores de tal calibre que arrojen masivamente a la base social del centroderecha en brazos de Rosa Díez.

En esta tesitura, algunos bien podían haberse ahorrado la extraña operación Libertas-Ciudadanos, pensada para llevarse a ese electorado de derecha descontento con la supuesta tibieza del PP a orillas distintas de las izquierdistas de UPyD. Sus casi 23.000 votos frente a los 450.000 de UPyD lo dicen todo: en España sigue sin haber espacio político a la derecha del PP porque a las personas de ese sector ideológico lo que les preocupa por encima de cualquier otra cosa es la cuestión nacional, y prefieren dar su voto a un partido de izquierda con las ideas claras en este punto como el de Rosa Díez que a uno de derecha que disperse su atención en otros asuntos, imitando equivocadamente a sus correligionarios del resto de Europa.

En todo caso, y valoraciones políticas al margen, pienso que es una magnífica noticia para España que una persona de la talla intelectual del catedrático Francisco Sosa Wagner nos vaya a representar en el Parlamento Europeo. Desde aquí, mi enhorabuena.

A decir verdad, el PP apenas logra beneficiarse electoralmente de los frutos de una recesión económica galopante
El triunfo de Rajoy
César VIDAL La Razón 9 Junio 2009

Se celebraron las elecciones europeas y, al fin y a la postre, el PP ha obtenido dos escaños más que el PSOE. Sé que no van a faltar las interpretaciones indicando que ha sido una extraordinaria victoria del PP y que esto constituye el final del principio de ZP si es que no el principio del fin. Lamento no disfrutar de tal grado de optimismo. A decir verdad, creo que en estas elecciones ha habido sólo un ganador que es Mariano Rajoy. Me explico. Rajoy no ha dejado de estar cuestionado un instante desde que, por segunda vez, perdió las elecciones generales frente a ZP. Es verdad que un congreso a la búlgara celebrado en Valencia lo confirmó, pero las críticas no se acallaron ni siquiera después de ganar las elecciones gallegas y de ayudar a Pachi López a convertirse en lehendakari.

Las elecciones europeas -que ha ganado Mayor Oreja- han permitido ahora a Rajoy gritar desde el balcón de Génova que la estrategia del congreso de Valencia ha triunfado y que, por tanto, él mismo resulta indiscutible. Por un tiempo, así va a ser y eso constituye un triunfo para él. Cuestión muy diferente, sin embargo, es que se haya que esperar una victoria del PP y una derrota de ZP en el futuro. Para que pudiera hablarse de ambas, los resultados tendrían que haber sido muy diferentes. Por ejemplo, el PP tendría que haber obtenido -como ha pasado con los conservadores en Gran Bretaña- una ventaja muy superior, pero que muy superior a los dos escaños. Eso indicaría que el PP no sólo conserva el voto habitual -como pasó el domingo- sino que además está captando el voto del PSOE y puede llegar a derrotarlo en unas generales. Sin embargo, de ese proceso no existe el menor indicio.

A decir verdad, el PP apenas logra beneficiarse electoralmente de los frutos de una recesión económica galopante. Otra alternativa habría sido que el PP hubiera perdido lo que quizá habría abierto un proceso para sustituir al Rajoy derrotado ya dos veces por ZP. Ahora los magros resultados sólo sirven para evitar una alternativa a un personaje que, hasta la fecha, ha sido incapaz de batir a ZP. Es un triunfo de Rajoy, sin duda, pero no de la derecha. Añádase a esto que la derrota del PSOE no ha podido ser más honrosa. Con un candidato pésimo, con una campaña zafia y, sobre todo, con casi cinco millones de parados, el PSOE ha obtenido los mejores resultados de toda la izquierda europea. No sólo eso. Sus aliados nacionalistas y de izquierdas siguen prácticamente incólumes.

En otras palabras, ZP y sus terminales mediáticas van a repetir hasta la saciedad -y por una vez dirán la verdad- que ningún partido de la izquierda europea es tan fuerte como el PSOE y ZP radicalizará sus acciones en los próximos años convencido de que quizá debe ser más rojo, más utópico y más feminista. Para desgracia de España, con una oposición blanda en la línea Arriola-Rajoy, el PP seguirá sin arrancar al PSOE el apoyo necesario para llegar a Moncloa y, lamentablemente, a la vuelta de unos años ZP tendrá enormes posibilidades de machacar por tercera vez a Rajoy. Y es que estas elecciones sólo han tenido un triunfador que es Rajoy¿ para beneficio de ZP.

Europa frente a la decadencia
DIEGO ÍÑIGUEZ El Correo 9 Junio 2009

La campaña europea habría llevado al euroescepticismo al mismo Jean Monnet. Sus estrategas se han concentrado en movilizar a los suyos sin mucha sutileza: en Alemania, el mismo día que el dirigente socialdemócrata explicaba píamente que para atraer a los votantes la campaña debía concentrarse en Europa, su partido empapelaba el país con carteles retratando a los liberales como tiburones financieros, a los democristianos dispuestos al 'dumping' social, a los de la izquierda con la cabeza llena de aire caliente. «Los millonarios, a caja», llamaban los de la izquierda. No se ha debatido sobre Europa, sino sobre política interior. En Reino Unido, sobre los gastos de los parlamentarios y la agonía del Gobierno laborista. En los nuevos miembros del Este, sobre la resaca de su euforia inicial: «La gran Europa fue buena en 2007, vendí cien camiones. Este año sólo he vendido dos, Europa deja caer a Letonia». Italia conoce mejor las aficiones de su primer ministro. Alemania ha ensayado las elecciones generales de septiembre, con la atención puesta en Opel y otras secuelas de la crisis.

No es casual, los partidos son máquinas pragmáticas para ganar elecciones, ocupar espacio, hacer patronazgo. Su horizonte es táctico: cada elección, debate o medida de gobierno es una ocasión para medir fuerzas y ganar puntos en el gran juego de ganar las generales, conseguir el poder... y seguir compitiendo para no perderlo. La siguiente campaña empieza en la noche electoral, en un proceso frenético que recuerda más a la liga de fútbol que a las ideas clásicas del buen gobierno.

Los partidos democristianos y conservadores ganan algunos votos y escaños. Los socialdemócratas los pierden -de manera catastrófica en Reino Unido, dura en Alemania y Francia, moderada en España-. Los liberales no avanzan tanto como pensaban, los verdes más. A la izquierda queda poca cosecha, nunca falta un ultranacionalista o un pirata sueco. Los mayores grupos parlamentarios siguen siendo los mismos, cada uno integrando intereses e ideologías poco homogéneos.

Da que pensar que los votantes -quizá cansados de que sólo se airee en las campañas- ignoren los casos de corrupción, que la abstención haya vuelto a batir su marca. Sin duda ha decaído la excitación por lo europeo, los votantes quieren soluciones para el paro, el crecimiento, la inseguridad, las pensiones. La distribución de poderes, los valores y la identidad europeas preocupan a pocos. Pero en el Parlamento ya no «se trata de la salchicha», como dijo un magistrado constitucional alemán sobre el Tratado de Lisboa. Se decide sobre el mercado interior, el medio ambiente, los derechos de los consumidores, la industria del automóvil, la inmigración ilegal. Las leyes europeas afectan al 80% de las que se dotan los Estados miembros.

También sobre justicia e interior, agricultura y pesca, cuando Irlanda, siempre verde pero ya no tan tigre, permita la entrada en vigor de la Constitución.

A pesar de todo, sin una reforma que le dé nuevas metas, potencia y emoción, que refuerce el interés del conjunto sobre los nacionales, la Unión seguirá perdiendo eficacia y legitimación. Sin lealtad y reciprocidad de los Estados, los nuevos poderes del Parlamento y la reforma institucional servirán de poco.

Para eso hacen falta dirigentes europeos capaces intelectual y políticamente. Pocos, bastan tres o cuatro. Se ha dicho que el ex presidente de la Comisión Jacques Delors sólo logró hacer realidad el 30% de sus ideas. Un 30% de las que se han escuchado en esta campaña tiende peligrosamente a cero, quizá porque Europa no es el afán ni el horizonte de los actuales dirigentes, que ven en Bruselas un exilio donde todo les cuesta: los equilibrios políticos y geográficos, los procedimientos, los idiomas. El poder sigue estando en los Estados, el mejor parlamentario europeo puede caer de la lista si hay que colocar a un líder fracasado, en retirada o incómodo para los de casa.

Haría falta otro Delors, pero vamos a tener más Durao Barroso, quizá como contrapartida de Tony Blair. Notables alforjas para el nuevo viaje europeo. ¿No habrá en Europa odres nuevos, de otra generación? ¿Puede ser Blair el primer presidente de Europa, un político desacreditado en su país, que hizo de los enredos de comunicación el tejido mismo de su acción de gobierno, impulsó una guerra impopular y fallida y presidió la etapa de intensa creatividad de la City que está en el origen de la crisis actual?

Los tiempos no están para los compromisos mezquinos habituales. No sabemos hacia dónde vamos, cómo vamos a impulsar la innovación precisa para mantener nuestro modelo social. No somos la Grecia culta que deslumbra a la Roma americana, Grecia está en las universidades americanas, donde se refugian los doctores europeos para investigar sin voto de pobreza. Se dice que Europa es un proyecto elitista, pero no tenemos un sistema de selección de élites como el que permite a EE UU encontrar un Barack Obama, cambiar su estrategia global y actuar eficazmente sobre la crisis.

Cuando el coloso estadounidense demuestra otra vez su capacidad de recuperación, el oso ruso tiene la llave del gas y los gigantes indio y chino esperan su turno, no podemos conformarnos con pagar las facturas de guerras en países que no se ven en los atlas de nuestra exquisita diversidad regional, de crisis financieras causadas por otros. Si no recuperamos el espíritu que llevó a Francia y Alemania a unir sus mercados después de tres guerras, si no encontramos dirigentes capaces de acordar con EE UU cómo impulsar el comercio, proteger nuestra propiedad industrial y regular los mercados financieros, lo que nos espera es la ruina. O, más bien, la decadencia, para el conjunto de la Unión y para cada país miembro, aunque los diferentes ritmos den a alguno por un tiempo la ilusión de sobrevivir.

Si no nos tomamos Europa en serio, si no organizamos una Unión más viable, eficaz y visible, nuestro futuro es la decadencia. Hay una alternativa: los Estados Unidos de Europa.

Europa es de derechas
La izquierda se desploma víctima de su profecía de que la UE es obra de los conservadores
J. M. RUIZ SOROA El Correo 9 Junio 2009

La debacle de la izquierda en las elecciones europeas responde, sin duda, a múltiples causas. Podrían citarse, entre ellas, el peso de los países del Este europeo, con una experiencia histórica reciente que les inspira desconfianza ante el discurso socialista; también la acusada carencia de liderazgo y descomposición del discurso socialista en países centrales como Francia, Italia o Reino Unido. Incluso, el hecho de que la izquierda socialdemócrata no parezca muy inspirada a la hora de superar la crisis económica: la gente confía más en la experiencia de los gobernantes conservadores que en una izquierda un tanto alegre y demagoga. Por ello, la crisis pasa factura a la izquierda tanto allí donde gobierna (Reino Unido, España, Alemania) como donde ejerce de oposición (Italia, Francia), mientras que a los conservadores les afecta favorablemente en ambas situaciones.

También influyen aspectos más estructurales, como el hecho de que se trata de unas elecciones en las que la desmotivación para participar incide sobre todo en el votante menos instruido y más joven, precisamente por la lejanía y relativa abstracción de las instituciones comunitarias. Y ése es el electorado propicio a la izquierda. Es curioso que las elecciones europeas sean en parte unos comicios «muy inteligentes», que atraen más al votante instruido de nivel alto y medio que entiende de su importancia, y que porcentualmente vota más al centro y a la derecha. Mientras que son por otra parte unos comicios «muy alegres», que atraen al votante gamberro que quiere castigar al sistema, pero que tampoco vota a la socialdemocracia.

Pero si existe una razón determinante, desde mi punto de vista, para explicar el repetido fracaso de la izquierda europea en sus elecciones es sencillamente el de «la profecía que se realiza a sí misma». Europa es electoralmente de derechas hoy, porque los socialistas europeos se han hartado durante años de proclamar, quizás sin darse cuenta de su propio error al hacerlo, que «Europa es el mundo de la derecha». La votación de estos días no ha hecho más que plasmar en votos su previa afirmación ideológica y política. Y me explico.

La izquierda europea se ha complacido, durante el último decenio, en presentar una descripción del ámbito institucional, económico y político propio de la Unión Europea como algo construido por los intereses de la derecha y siempre favorable a estos intereses. El repertorio de descalificaciones arrojadas sobre Europa es inagotable: está construida como un mercado, está inspirada en los intereses de los mercaderes, está repleta de burócratas fríos e inhumanos atentos sólo a la lógica de la libre competencia, y se halla dominada por una elite de políticos lejanos y distantes. Se ha descrito la europea como una muy particular esfera pública: la esfera donde había triunfado el egoísmo de los empresarios, donde sólo se tenían en cuenta los intereses de éstos, donde había que acudir para defenderse, sólo defenderse, del predominio de las lógicas capitalistas antitrabajadores.

La izquierda se ha empeñado en pintar Europa como el universo donde la derecha, las empresas, los intereses inconfesables, se mueven como pez en el agua. Como un mundo hostil para los trabajadores, los campesinos, los pescadores, los seres humanos. Según ella, las políticas sociales las defendía siempre el gobierno nacional propio, de Europa sólo venían políticas economicistas o decisiones de un sanedrín bancario socialmente insensible. Es ciertamente sorprendente que, después de establecer este sesgado retrato de la esfera europea, cargado de tintes peyorativos, la izquierda se sorprenda ahora de que sus votantes no acudan en masa a las urnas europeas. Porque lo más lógico es, precisamente, que no lo hagan, que se abstengan de participar en un asunto tan execrable, tan «de derechas». Si Europa es el ámbito construido por y para la derecha, que se lo quede la derecha, ésta parece ser la reacción natural del votante de izquierdas. Nos gusta lo transnacional, las Naciones Unidas, Greenpeace y la UNESCO, incluso nos gustaría votar en USA; pero Europa nos suena mal. La izquierda se ha convertido así en víctima de su propia profecía.

En el fondo, se trata de un severo fracaso ideológico de la izquierda europea, precisamente por su incapacidad de construir un discurso sobre Europa que no esté teñido de desconfianza, lejanía y sospecha. Por no ser capaz de sentir Europa como su propio ámbito natural y de trasladar ese sentimiento a sus votantes. En este abuso de la crítica y el negativismo, hay que reconocerlo, la izquierda ha estado eficazmente acompañada por las burocracias nacionales de cada país, incluidas las de los partidos correspondientes, así como por el discurso de los medios de comunicación. Se ha llegado a afirmar, con estúpido desparpajo, que «Europa» (¿quién?) quería imponer a los trabajadores la semana laboral de sesenta horas. Es sólo un ejemplo, pero vale por mil. Dando una versión tan distorsionada del asunto, nunca se conseguirá atraer a la mayoría del electorado. Sólo votarán los que sí entienden de qué va la cosa, y los gamberros de turno.

La izquierda sólo puede recuperar Europa si, en primer lugar, la acepta como lo que es: uno de los logros más ilusionantes del pasado siglo. Y, en segundo lugar, si se embarca en propuestas europeístas de calado real y efectivo, no meramente retóricas y grandilocuentes. Europa no se crea mediante explicaciones desde arriba, sino ejercitando desde abajo la ciudadanía. Se crea haciendo real una arena europea de debate y confrontación mediante partidos europeos a los que los ciudadanos puedan afiliarse directamente (¿sabe usted que no puede afiliarse hoy al Partido Socialista Europeo, ni a ningún otro de ese ámbito, amable lector, sino que sólo puede hacerlo al de su país?).

Hay que reclamar unas elecciones de verdadero ámbito europeo, con circunscripción paneuropea y actores paneuropeos, en las que se presenten partidos y líderes transnacionales. Hay que acabar con esa estúpida machaca de que «vamos a Europa a defender nuestros intereses» (como españoles... vascos... bilbaínos... o los de mi barrio, pongan lo que toca): como si nuestros diputados fueran nuestros embajadores en un lugar ajeno. Así no se edifica sino, precisamente, aquello que se dice querer evitar: la mentalidad de los intereses en lugar de la mentalidad de ciudadanos. Habría que reconstruir la ciudadanía común desligándola de la nacionalidad respectiva y fundándola sobre la residencia, abriendo así la ciudadanía a millones de inmigrantes hoy preteridos.

Habría que hacer mucho pero, lo primero de todo, es ver Europa como un ámbito político cargado de positividad. Y en esto, la izquierda tiene una vía de agua gigantesca.

Europa como frente común ante un futuro global
Eloy Renobales El Confidencial 9 Junio 2009

Las elecciones al Parlamento europeo del pasado domingo me han llevado a reflexionar sobre la necesidad de Europa y lo que significa para los europeos. Más allá de una unidad geográfica, un continente, o de una idea ¿es Europa un espacio común para los ciudadanos de los distintos países que la habitan?, ¿puede ser una unidad de destino en el orden mundial? Aunque yo no lo veré, creo que los seres humanos nos encaminamos inexorablemente hacia la creación de un gobierno mundial con plenos poderes en materias tan importantes como la demografía, la lucha contra el narcotráfico y contra las redes que trafican con seres humanos, la explotación de los recursos, el efecto invernadero, el hambre, las pandemias, la delimitación de fronteras nacionales conflictivas, las grandes catástrofes, el armamento o el control de las grandes corporaciones. Si esta visión fuese equivocada, la alternativa será un mundo caótico, con más desigualdad y conflictos locales, regionales y a gran escala derivados de la lucha por los recursos, de polémicas con origen en la religión o en el deseo de implantar diferentes visiones sociales y políticas del mundo.

Las relativamente modernas divisiones que los hombres hemos establecido basadas en naciones y nacionalidades, culturas y lenguas, religiones y creencias, razas y colores, no han conseguido más que poner continuamente en cuestión la supervivencia humana. La amenaza sobre nuestro género es más real cuanto mayor es el poder de destrucción militar creado, cuanta más potencia va acumulando la bomba demográfica y cuanto más atentamos contra la Tierra, contra la Naturaleza que nos sustenta. Preocupándonos por los problemas individuales, familiares o incluso nacionales, perdemos la visión de conjunto, lo cual nos deja indiferentes los graves problemas que amenazan la supervivencia global. En el mundo actual todos estamos interrelacionados. Somos inseparables del resto y no podemos desentendernos de los problemas de otros seres humanos. Si lo hacemos, vivimos en algo irreal y el tiempo se encargará de poner negro sobre blanco. La actual crisis económica y social es la última prueba.

La Unión Europea como antesala de una Europa unida, ha dirigido sus esfuerzos a la unión económica. Por ello ante esta recesión se cuestiona su existencia. Y ello pese a que políticas económicas autárquicas posiblemente hubieran tenido peores consecuencias. Pero una Europa fuerte y con vocación de colaborar en el destino de la Humanidad, requiere reforzar la capacidad de decisión de sus instituciones, su capacidad legislativa y su peso como una sola nación en el contexto mundial. Necesita cimentar y construir una cultura común mediante medidas educativas que afecten a los conocimientos y a la capacidad de comunicarnos. Así como existen distintas culturas dentro de España, también pueden convivir culturas nacionales dentro de Europa. Es posible conseguirlo en dos o tres generaciones. Superemos un pasado lleno de enfrentamientos para construir un futuro común. Construyamos un bloque con peso suficiente para que su opinión y visión de cómo deben tratarse los asuntos que afectan al planeta sea tenida en cuenta frente a otras potencias existentes (Estados Unidos y Japón) o en ciernes (China e India).

No quiero pecar de inocente. Sé que los intereses particulares, los ‘frentismos’ (perdón por el ‘palabro’) existen. Otras grandes propuestas sobre cómo ver la vida, provenientes de otras zonas del globo y que hoy por hoy nos son muy ajenas (Islam, China o India), están aquí. Sólo haciendo cada vez más énfasis en lo común podremos entendernos. Propongo fortalecer Europa dentro de la construcción de frentes en espacios más amplios, con más altas miras. El mundo va camino de quedar reducido a cuatro o cinco grupos y hay que tener claro en cual queremos estar. Debemos ahondar en lo que nos une a ese grupo, en lo común a sus componentes y construir un ‘cuerpo de doctrina’ fuerte y cohesionado (como lo tienen otros) para tener peso suficiente en la confrontación. Peso no sólo físico sino también filosófico e intelectual. Más Europa desde la educación y la cimentación de ámbitos distintos al mercado o a la defensa.

El aislamiento con proceso destructivo
El aislamiento que significa identificarnos con una familia, tribu o nación y que obstaculiza la cooperación entre seres humanos acaba en glorificaciones nacionalistas o chovinistas y en procesos destructivos. Unirnos cada vez más, en un proceso que desemboque en el reconocimiento de que nuestra cualidad de humanos representa algo mucho mayor que todo lo que nos diferencia a unos de otros, no representa una amenaza para la libertad y el desarrollo individual. Todo lo contrario. La exaltación de la diferencia siempre ha concluido en sociedades con liderazgos totalitarios, excluyentes cuando no racistas y en conflictos entre grupos que tratan de imponer su cualidad diferencial a los demás. Una Europa más unida y más fuerte es un paso hacia el reconocimiento de lo que nos une, hacia un mundo con menos enfrentamientos, más armónico, con menos tensión. Ahogándonos en localismos, perderemos la ‘guerra’ que se está librando.

En esta Unión Europea con mayor poder en todos los ámbitos, España puede ejercer un papel de puente para los países latinoamericanos, con los que tenemos grandes afinidades culturales y en muchos casos una lengua común. Gracias a sus altos niveles de bienestar, Europa en conjunto puede mostrarse más solidaria con otras áreas donde impera la miseria. También puede desarrollar una política de inmigración común que ofrezca oportunidades a personas que las buscan para labrarse un futuro mejor.

Lástima que en los debates previos a estas elecciones hayamos escuchado bien poco, por lo menos ese es mi caso, respecto a como dar más voz a una Europa dentro de un nuevo orden mundial. Tristemente seguimos enzarzados en nuestras particulares luchas por un poder local que cada vez tiene menos sentido y menos importancia en un mundo que se enfrenta a grandes y graves retos. Así, los árboles no nos dejan ver el bosque. Las oportunidades y las amenazas son y serán cada vez más globales y más reales para cada uno de nosotros, seamos vascos, catalanes, lituanos, brasileños, europeos o asiáticos. Para aprovechar mejor las primeras y hacer frente a las segundas, se requieren instituciones políticas más internacionales y con mayor poder. En nuestro caso, más poder europeo en el camino hacia una autoridad mundial efectiva y eficaz que lidere a un nuevo hombre, verdadero ciudadano del mundo. Un gobierno que trascienda los conflictos nacidos de la separación que provocan las razas, religiones, culturas y naciones y ejerza sus funciones con conciencia de especie.

Europeas
La economía cuenta, y mucho
Emilio J. González Libertad Digital 9 Junio 2009

Las recientes elecciones europeas han deparado a los dos principales partidos políticos lecciones en materia económica que no deben pasar por alto. La primera de ellas es que, por primera vez en unos comicios, los españoles han votado, o han dejado de acudir a las urnas, influidos por la situación económica. Hasta ahora, la economía había contado muy poco a la hora de que los ciudadanos decidieran su voto. Lo que importaba eran otras cosas. De hecho, Felipe González ganó en 1986 pese al incremento galopante del paro como consecuencia tanto de la segunda crisis del petróleo como de los inicios de la reconversión industrial, y volvió a obtener el triunfo en 1993, a pesar de que España vivía entonces la que, hasta ese momento, era la peor situación económica desde la primera crisis del petróleo de 1973. De estos hechos, los asesores de Zapatero coligieron que la economía importaba poco, para añadir que si había problemas, ya se resolverían ellos solos y, si no, daba lo mismo porque lo importante, a su entender, era la política. Pues bien, después de desatender la economía durante cinco años, de negar por activa y por pasiva la realidad de la misma y, después, de falsear la verdad sobre ella, ahora los electores acaban de mandarle un mensaje muy claro al presidente del Gobierno: la economía cuenta, y mucho.

Cuando Zapatero empezó a darse cuenta de esta realidad ya era demasiado tarde para cambiar el rumbo que estaban tomando los acontecimientos y trató, al menos, de minimizar su impacto con medidas de claro corte populista pero, en el mejor de los casos, inútiles para frenar la caída de la economía y la destrucción de empleo y, en el peor, que están poniendo las cosas todavía peor si cabe. Los conejos que se ha venido sacando de la chistera, en última instancia, sólo le han servido para entretener al público, pero no para engañarle. El domingo, los ciudadanos castigaron esta política en las urnas, unos votando a otros partidos distintos del socialista; otros, muchos de ellos partidarios del PSOE, simplemente engrosando las ya de por sí numerosas filas de la abstención. Y es que, por mucho que Zapatero se empeñara, el desencanto de muchos votantes socialistas no se compensó, ni muchísimo menos, con tanto hablar del aborto, la píldora y demás. A estas alturas de la película, son cada vez menos los que se dejan engañar por lo que no importa y miran hacia lo que cuenta de verdad. De hecho, el Gobierno de Zapatero es de los pocos Ejecutivos europeos a los que la crisis económica le ha pasado factura en estos comicios en forma de derrota. Claro que otros mandatarios europeos admitieron la realidad desde el primer momento y empezaron a tomar medidas, acertadas o no, con el fin de superarla, no como parte de un programa de marketing como se viene haciendo aquí desde hace dos años.

Como consecuencia de lo anterior, el resultado deparado por las urnas es una llamada clara a Zapatero para que cambie muchas cosas en su política económica y en su Gobierno. La política de brazos cruzados o de medidas populistas ya no sirve. Los ciudadanos demandan soluciones, que pasan necesariamente por las reformas que Zapatero no quiere emprender, y así se lo dijeron el domingo a la hora de votar. En este sentido, no deja de resultar llamativo que el PP ganara con un candidato, Jaime Mayor Oreja, que no sólo encarnaba lo mejor de los gobiernos de Aznar, fundamentalmente su gestión económica, sino que, además, Mayor Oreja ganó con el apoyo de Aznar y Rato, apoyo que agradeció en la noche electoral desde el balcón de la calle Génova. Algo de lo que deben tomar buena nota tanto Zapatero como Rajoy.

El Partido Popular también debe entender otra cosa. Su victoria se cimentó, en buena medida, en los excelentes resultados cosechados en Madrid, gracias a la labor de la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre. De hecho, la mitad de los 600.000 votos de ventaja que los populares obtuvieron sobre los socialistas proceden de Madrid, y no por casualidad. En Madrid, Esperanza Aguirre está dotando de contenido a las propuestas genéricas del PP en el terreno económico, dentro de su ámbito de competencias y sus capacidades. Que Rajoy y los suyos hablan de bajar impuestos, Aguirre pasa del dicho al hecho y los baja. Que dicen que hay que recortar el gasto público, Esperanza suprime una consejería. Que piden liberalizaciones, la presidenta de Madrid pisa el acelerador en la liberalización del comercio. Cosas todas ellas que, por cierto, es la única comunidad autónoma gobernada por el PP que las hace. Es lógico, por tanto, a la luz de estas políticas, y del acoso al que la ha venido sometiendo la UGT, que el votante madrileño se expresara como lo hizo el domingo. Rajoy no debe pasar por alto este hecho porque en la política económica madrileña, en definitiva, se ha cimentado la casi totalidad de la victoria del PP en las europeas. Lo cual le debe servir de lección porque lo que se demostró el domingo en Madrid es que para llevarse el gato al agua en unas elecciones no basta con criticar al Gobierno de Zapatero y esperar que el propio deterioro de la realidad provoque un vuelco político. Por el contrario, hay que proponer medidas reales y concretas para salir de la crisis, ponerlas en práctica allí donde se gobierne y hacerlo, además, con valor y decisión, algo que hasta ahora le viene faltando a muchos líderes del PP.

Visto lo visto el pasado domingo, la economía empieza a contar en unas elecciones, algo por otra parte normal en países avanzados con larga tradición democrática. Pero cuenta para todos, para el Gobierno y la oposición, para el PSOE y el PP.

La renacionalización de Europa
FLORENTINO PORTERO, Analista del Grupo de Estudios Estratégicos GEES ABC 9 Junio 2009

EL resultado de las elecciones al Parlamento Europeo no por esperado resulta menos preocupante. Desde hacía semanas la prensa internacional venía haciéndose eco de los sondeos publicados, al tiempo que trataba de desentrañar las razones del creciente desinterés de los ciudadanos por las instituciones europeas. Si hace cuatro años sólo el 45,47 por ciento se acercó a votar, en esta ocasión la media ha caído hasta el 43,01 por ciento. No es casual. Tras un período de ampliación, con todo lo que ello supone, la Unión se dispuso a dar un salto adelante a partir de un nuevo gran tratado. Con la ampulosa y contradictoria denominación de Tratado de la Constitución, las instituciones se embarcaron en un proceso que concluyó en fracaso. La retórica europeísta de nuestros dirigentes, el discurso políticamente correcto de nuestras elites había dejado atrás, una vez más, los sentimientos de los contribuyentes. El Tratado no ilusionó, en algunos despertó temor, en otros frustración. La situación no estaba madura y la presentación fue desastrosa. En un ejemplo de lo que nuestros gobernantes entienden por democracia, la versión breve del difunto tratado, rebautizado como de Lisboa, ya no sería consultado al pueblo soberano.

Europa, ensimismada en sus cosas, ha demostrado una extraordinaria incapacidad para dotarse de una voz en política exterior. Desde la campaña de Iraq hasta la Guerra de Georgia pasando por Afganistán, la Unión no ha dejado de ser un ejercicio de estéril cacofonía. En esta ocasión no sería justo criticar a los gobiernos, que sólo representan perspectivas incompatibles entre culturas políticas nacionales muy distintas. No hay política exterior común porque no la puede haber.
La gota que ha colmado el vaso ha sido la crisis económica. La Europa Unida nació en torno al ideal de un mercado común y evolucionó hasta dotarse de una moneda propia. Sin embargo, ante la crisis la Comisión ha quedado anulada por la reacción de los gobiernos en clave nacional. No sólo no ha habido una política económica europea, es que hemos asistido a una renacionalización de la gestión económica y a un retroceso del proceso hacia un mercado único.

¿Cómo va a ilusionarse el ciudadano por la integración europea si los temas que de verdad le interesan se resuelven en casa al tiempo que las grandes cuestiones del discurso europeísta se quedan en mera retórica? Los electores han ido a votar en menor número que el año pasado porque son menos los que sienten interés por lo que ocurre en Bruselas y Estrasburgo. Más aún, aumenta también el número de los que ven con escepticismo la forma en la que se está construyendo la Unión. El carácter casi indiscutible del proceso de integración europea se desmorona ante la mirada perpleja del hombre de a pié.

La gran derrotada ha sido la izquierda socialista, el baluarte de la ortodoxia federalista europea, del multiculturalismo y de las políticas de gasto público. En este sentido el mensaje parece claro: ni es momento de federalismo, ni de más gasto y la convivencia entre culturas distintas requiere una revisión. La derecha gana, pero a costa de una quiebra interna con un serio trasfondo ideológico. Los conservadores británicos no soportan por más tiempo la convivencia con los populares continentales. La tradición liberal de los primeros se siente ahogada en la pasión por el intervencionismo estatal de los segundos, que justifica la tantas veces citada dedicatoria de Hayek «a los socialistas de todos los partidos» y es que no siempre resulta fácil distinguir un popular de un socialista en el Parlamento Europeo.

El multiculturalismo y su discurso políticamente correcto también han hecho mella en algunos partidos populares. Allí donde los conservadores han hecho una clara defensa de los valores identitarios y constitucionales, como es el caso del neogaullismo de Sarkozy, la derecha se ha fortalecido recibiendo votos de la izquierda tradicional. Por el contrario, en aquellos casos en los que la derecha ha tratado de sortear el problema, buscando la clásica posición de perfil, el elector ha dirigido su voto a nuevas formaciones comprometidas con la reivindicación de esos valores. En Holanda, donde la derecha está presa de la corrección política y donde se espera que los musulmanes se conviertan en mayoría bastante antes de fin de siglo, era esperable el surgimiento de nuevas formaciones que canalizaran esta demanda social. Holanda es sólo la vanguardia de lo que va a ir surgiendo en otros países y la quiebra de su sistema de partidos es un adelanto de las tensiones que se van a vivir en todos los rincones de la Unión. Estas elecciones son importantes porque reflejan una clara falta de sintonía entre electores y elegidos y presa-gian cambios necesarios que pueden resultar difíciles de llevar a la práctica.

Toda política es siempre política local y lo es más cuando son pocos los interesados en el objeto formal de una consulta electoral. El vacío dejado por el Parlamento Europeo lo han llenado cuestiones nacionales, que van desde la crisis del laborismo británico hasta la vuelta a las prácticas amatorias de la Roma clásica por parte del presidente Berlusconi. Esta variante ha marcado con su sello característico cada uno de los comicios.

En España los candidatos han renunciado a debatir sobre Europa para concentrarse en la greña cotidiana. Estaba en juego el respaldo al presidente Zapatero por su pésima gestión de la crisis y sus imaginativas batallas culturales así como el liderazgo del jefe de la oposición, cada día más criticado desde sus propias filas. El Partido Popular ha vencido reteniendo sus votos y ganando doscientos mil más. Rajoy ha argumentado que es la prueba del triunfo de la estrategia aprobada en Valencia, pero no es cierto. No tuvo el valor de ir con esa estrategia a cara descubierta y tuvo que parapetarse en el último momen-to tras Mayor Oreja, al que deseaba apartar definitivamente. Gracias a Mayor y a la vieja guardia, con Aznar y Rato a la cabeza, ha logrado un triunfo parco, que sabe a poco y no resuelve nada. Zapatero ha perdido casi ochocientos mil votos, ha sido derrotado, pero tiene opciones de vencer en las generales y, sobre todo, gracias a la impotencia de los populares, se ha encumbrado al liderato de la izquierda europea.

¿Cómo es posible que gobernando tan desastrosamente, generando más paro que nadie, Zapatero sufra un desgaste tan pequeño? Hay dos respuestas complementarias. Por la incompetencia de los populares y porque su concepto de nueva izquierda funciona. No hay duda de que tras los descalabros electorales sufridos por los socialistas alemanes, franceses, británicos y por los demócratas italianos todos ellos mirarán hacia Zapatero. No está claro que encuentren un rival tan fácil como Rajoy, pero sacarán lecciones de la nueva mayoría de izquierdas arbitrada por sus socios españoles. El socialismo tradicional está muerto porque no tiene casi nada que aportar a Europa. Una nueva izquierda caracterizada por el populismo, el relativismo, el odio a los valores tradicionales de Occidente, el pacifismo derrotista, el rechazo al estado-nación... ya está entre nosotros y no es una buena noticia.

Las crisis económicas son tiempo de cambio acelerado. Lo que se veía venir en la lejanía se precipita sobre todos en un abrir y cerrar de ojos. Estas elecciones han sido importantes porque nos han mostrado hasta qué punto hay una clara demanda popular de redefinición de programas y objetivos en toda Europa. De la misma forma que las crisis llevan a muchas empresas a la quiebra para dar paso a otras mejor adaptadas a las nuevas condiciones de mercado, las formaciones políticas se suceden en el tiempo desapareciendo aquellas que no han sabido o querido escuchar y responder adecuadamente a las exigencias del electorado. Es tiempo de crisis también en política y asistiremos a cambios importantes.

Europeas 2009: victoria de nadie, derrota de todos
Francisco Rubiales  Periodista Digital 9 Junio 2009

Todos dicen que han ganado, pero todos hemos perdido en estas elecciones europeas de 2009, cuyos resultados han sido el reflejo inmisericorde del estado de postración en que se encuentran la ciudadanía, la clase política, la democracia y una Unión Europea que ha dejado de ser un proyecto común ilusionante para convertirse en algo parecido a un aparcamiento de lujo para caciques y sátrapas políticos con prejubilación de lujo.

En España ha ganado la oposición de derecha, pero sólo ha conseguido 23 escaños por 21 del PSOE, una victoria ridícula de Rajoy si se tiene en cuenta que se ha enfrentado a un Zapatero en declive y que hace méritos para pasar a la Historia como el peor gobernante español desde Fernando VII. Al "victorioso" PP ni siquiera le han votado los millones de parados y pobres que ha "fabricado" el gobierno de Zapatero en el último año con su pésima gestión de la crisis.

Tampoco han ganado los ciudadanos, que han desaprovechado el único momento de poder que les otorga esta degradada democracia para dar un castigo rotundo al mal gobierno, a la corrupción y a esa casta política de nuevos amos que tienen más interés en mantener sus privilegios que en servir al ciudadano. Desgraciadamente, la ciudadanía española y europea han perdido una ocasión única para ordenar desde las urnas un cambio del sistema y jubilar a las castas ineficientes que le malgobiernan.

La democracia también ha perdido porque no ha salido renovada de las urnas, sino más degradada y sin esperanza, sin corregir el rumbo, sin haber sabido sacudirse el dominio de esos partidos que la han traicionado y asesinado, convirtiéndola en una sucia oligocracia.

El PP dice en España que su victoria le abre el camino hacia la Moncloa, pero no es cierto porque la derecha sigue sin capacidad de crear ilusión y sin que el liderazgo de Rajoy congregue o entusiasme a nadie. Que tenga cuidado, no sea que su victoria sea como aquella del 27 de mayo de 2007, que, según dijo Rajoy, le conducía a la Moncloa y que realmente fue la antesala de su sorprendente derrota en las generales de 2008 frente a un Zapatero ya desprestigiado y envuelto en el fracaso.

Ni siquiera han ganado la abstención y el voto en blanco, dos opciones a las que muchos demócratas y descontentos recurrieron para demostrar a los políticos que son una casta arrogante, usurpadora y culpable de la degradación de la sociedad, de la economía y de la política. La participación en Europa fue del 43,24%, alrededor de dos puntos y medio menos que en 2007, mientras que en España la participación creció ligeramente. El voto en blanco se duplicó ampliamente en España, pasando del o.61 al 1.41 por ciento, pero fue un crecimiento insuficiente para que los políticos lo consideren una bofetada de desprecio cívico.

Tampoco han ganado esos partidos nuevos que se distanciaban del bipartidismo y de la partitocracia, cuyas ideas y programas sonaban a democracia limpia y emergente. UPyD ha conseguido un único escaño y los demás se han quedado fuera del Parlamento Europeo, demostrando que, para colmo de males, el bipartidismo español, auténtico cáncer de la democracia, sigue gozando de buena salud.

Quizás la única noticia buena es que el partido sucursal de ETA se queda sin escaño.

El panorama que surge de las elecciones del 7 de junio en España es desolador. El socialismo gobernante, a pesar de sus abusos, corrupciones y pésimo gobierno, seguirá en el poder y sin haber sentido en sus carnes ese necesario voto ciudadano de rechazo que le haría reaccionar y corregir, mientras que el Partido Popular ha ganado por tan poco margen que no sabe como interpretar su victoria, aunque exteriorice una euforia que es tan alocada como ficticia.

Es probable que tengan razón aquellos pensadores que afirman que la única manera de solucionar un drama político es empeorándolo hasta el extremo de que sea insoportable para que entonces, sólo entonces, surja la esperada regeneración.

Lo único evidente en las elecciones del 7 de junio de 2009 es que la gran derrotada ha sido, de nuevo, la esperanza.

Voto en blanco

Coña Press descubre que ZP ha logrado ya el pleno empleo, y él sin saberlo.
Antonio Javier Vicente Gil  Periodista Digital 9 Junio 2009

Zapatero, tras llegar a la gobernanza del país, se propuso reducir el paro hasta hacerlo desaparecer. Este gran hombre hizo grandes cosas para conseguir ese magnífico objetivo, desde hacer carteles electorales en los salía él mismo con cara sonriente y aplaudiendo la promesa con la que prometía en letras gordas que si le votábamos nos iba a conseguir el pleno empleo y que ese era un motivo para creer, hasta asegurar que esta legislatura sería la del pleno empleo. No obstante Bush y Aznar, sabiendo positivamente que lo lograría y que de esa manera ya nunca jamás la derecha extrema volvería al poder, se dedicaron a torpedear la política de ZP fabricando parados a mansalva, Aznar fue el más avieso, pues lo hizo con sañuda perfidia anticipatoria preparando el terreno años antes de que Zapatero llegase al gobierno para que el paro le estallase en las manos y su promesa quedase así como una filfa mendaz.

Consciente de andar por un terreno minado por Aznar, ZP ordenó que las estadísticas del paro reflejasen únicamente los parados reales, nada de gente que decía estar parada y luego estaba haciendo cursos de formación o solo quiere trabajar 6 horas porque no puede más, y cosas así. Con esta simple y brillante idea, por ejemplo, en mayo de 2009, de 4.900.123 demandantes de empleo deja los parados fetén en 3.620.139, eso son 1.279.984 parados que ZP consigue solucionar, cierto que de ellos ya están ocupados 829.373 en cosas, por lo que los parados que desaparecen por no ser tales serían 450.611. Hasta aquí nada nuevo.

La cosa está en que alguien ha caído la cuenta de que si de los demandantes del INEM, 829.373 no están parados porque hacen cosas, se podría rebajar la cifra de paro significativamente si se descubriesen cuántos de esos 3.620.139 de parados registrados están haciendo cosas, y aquí es donde Coña Press ha puesto a trabajar a sus mejores economistas y ha demostrado que Zapatero ya ha logrado el pleno empleo.

Según los datos que aporta el Ministerio de Trabajo para mayo de 2009, hay 1.798.532 mujeres paradas registradas, de ellas un 56% son amas de casa a su vez, y por tanto están trabajando como amas de casa, eso supone que hay registradas como paradas 1.007.177 personas que están ocupadas haciendo cosas. De esos tres millones largos de parados, 1.821.607 son hombres y de ellos un 38% hacen trabajos de amos de casa, lo que supone que otras 692.211 personas figuran como paradas estando realmente ocupadas.

De momento ya se ha reducido el paro en 1.699.388 personas, quedando la cifra total en 1.920.751, pero no hemos acabado aún de conseguir el pleno empleo. Hay un dato que al maquillador oficial de las cifras del paro se le ha pasado por alto y que va a suponer que se le caiga el pelo, porque no ha tenido en cuenta la economía sumergida, en este país, acrecentada por la crisis, la economía sumergida ha llegado como poco al 36%, y en esa cosa trabaja gente que está registrada en el INEM como parada, como tenemos que ser honestos, habrá que eliminar a todo el que esta currando, por tanto, de los 3.620.139 de parados oficiales hay que quitar a 1.303.250 personas que están en la economía sumergida y dicen estar en paro, de esta forma el paro real tan solo es de 617.501 personas.

Ahora vamos a demostrar que Zapatero ha conseguido ya el pleno empleo tal y como prometió. La población activa en mayo, según el INE, es de 19.090.800 personas, si le sumamos los 3.620.139 que figuran como que quieren estar activas, el porcentaje que suponen los 617.501 parados reales sobre la cifra total de personas que trabajan y quieren trabajar, es tan solo del 2,72%. O sea que dado que se considera pleno empleo cuando el paro está por debajo del 5%, queda demostrado que ZP ha logrado, y con muchas creces, el pleno empleo.

Demostrado queda que los difamadores de Zapatero, los calumniadores de ZP, los infamadores de José Luis y los maledicentes de Rodríguez se van a tragar sus mentiras porque el señor Zapatero, con esfuerzo y tesón, ha logrado el pleno empleo. Si el maquillador oficial de las cifras del paro hubiese sido eficiente, estas cifras reales que ha puesto al descubierto Coña Press, hubiesen estado presentes en la campaña para el Parlamento Europeo y la derecha habría sido derrotada en toda la línea.

Por cierto Zapatero, si te gusta mi habilidad para maquillar las cifras del paro podemos hablar, llámame si quieres al 699 993 150 y te aceptaría un puesto de asesor a tiempo muy parcial, pero por no menos de 30.000 al mes.

El Cairo
Después de América
GEES Libertad Digital 9 Junio 2009

Como ha vuelto a poner de relieve en su reciente discurso "al islam" en El Cairo, el presidente americano, Barack Hussein Obama, parece que entiende su mandato como la gestión del declive americano. Y no para luchar contra él o intentar defender lo que le vaya quedando a América de preeminente, sino para favorecerlo. Su deseo es convertir a los Estados Unidos en un país más, como otro cualquiera.

En El Cairo lo ha dicho sin ambages: ninguna nación puede arrogarse decir quién puede tener armas nucleares o quién no. Cierto, puede que estuviera apuntando a un Israel excesivamente nervioso ante los progresos del programa nuclear iraní y la pasividad de la comunidad internacional para impedirlo, pero también podría estar expresando su convicción de que la única legitimidad de las acciones internacionales proviene no de las naciones, sino de la comunidad internacional, ergo, de las Naciones Unidas. Adiós a la preeminencia de la soberanía nacional americana.

Obama ha apelado al llamado "multiculturalismo de una sola dirección", esto es, la visión que pide que seamos nosotros quienes hagamos todas las concesiones imaginables a fin de contentar a los musulmanes o a quines no son o piensan como nosotros. El dirigente norteamericano ha señalado que el islam es parte integral de América y que la propia América es una de las naciones más importantes para el islam. Por su contabilidad, de hecho, todos seríamos parte del islam: la proporción de musulmanes en los Estados Unidos es la misma que la que hay en España, un 2,2% de la población. Pero en Francia y otros países europeos, esa cifra supera el 10 y el 11%.

El marcado tono crítico que Obama emplea siempre para referirse al mundo occidental, como si las cosas que se han hecho mal explicaran y justificaran los males que aquejan a los países árabes y musulmanes, no deja de ser preocupante. Sólo alguien muy convencido de ello puede enfrentar una supuesta libertad religiosa en Al Andalus, que nunca existió, a la dictadura de la Inquisición, olvidando el error histórico que eso conlleva, lo que es ya de por sí una barbaridad.

Como lo es el hecho de que exprese sus ansias de ver el día en que las tres religiones, cristianismo, judaísmo e islam, convivan libremente en Jerusalén, negando lo obvio: que las tres religiones conviven en plena libertad de culto desde hace ya 32 años. Exactamente desde junio de 1967, cuando los soldados israelíes liberaron esa ciudad y la unificaron bajo soberanía de Israel. Y, olvidando al mismo tiempo, que esa misma libertad de culto es inexistente en países de mayoría musulmana.

De hecho, Obama debería hacer mucho mejor sus números: allí donde la población musulmana alcance ciertos niveles (y a partir del 2% se vuelven crecientemente críticos), el reto cotidiano a los valores democráticos no hace sino aumentar.

Si América se adentra en el proceso de pérdida de su identidad, algo que ya conocemos bien en Europa, el mundo acabará por perder la única luz capaz de arrojar algo de claridad moral sobre el planeta. ¿Y después de América qué, señor Obama?
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Una lengua contra las fronteras
Mario Vargas Llosa y la presidenta filipina, Gloria Macapagal-Arroyo, distinguidos con el Premio Don Quijote - El galardón reconoce la difusión y defensa del español
JAVIER RODRÍGUEZ MARCOS - Toledo El País 9 Junio 2009

En su segunda edición, el Premio Internacional Don Quijote de La Mancha ha seguido la pauta con la que se estrenó el año pasado. De nuevo ha galardonado la iniciativa de un Gobierno extranjero en defensa del español y, al mismo tiempo, la carrera de un gran escritor latinoamericano. Así, la presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal-Arroyo (en la categoría de mejor labor institucional), y el novelista peruano Mario Vargas Llosa (en la de más destacada trayectoria individual), han tomado el relevo a Lula da Silva, presidente de Brasil, y al mexicano Carlos Fuentes en el palmarés de un galardón convocado conjuntamente por la Fundación Santillana y la Junta de Castilla-La Mancha con el objetivo de reconocer la obra de aquellos que "mejor hayan contribuido a la difusión internacional y el conocimiento de la cultura y de la lengua española".

De ese modo describió ayer la vocación del premio José María Barreda, presidente de la junta castellano-manchega. Lo hizo en Toledo, una ciudad engalanada para la inminente celebración del Corpus Christi, y rodeado de algunos de los miembros de un jurado presidido por él mismo y compuesto por Víctor García de la Concha, director de la Real Academia Española; María Soledad Herrero, consejera de Cultura de Castilla-La Mancha; Gregorio Marañón, presidente de la Real Fundación Toledo; la escritora brasileña Nélida Piñón; Juan Luis Cebrián, presidente de la comisión ejecutiva del Grupo PRISA (editor de EL PAÍS); Emiliano Martínez, presidente del Grupo Santillana, y Basilio Baltasar, director de la Oficina del Autor del mismo grupo.

García de la Concha recordó que el español nunca fue una lengua demasiado difundida en Filipinas: "Era el idioma de los sectores elevados de la sociedad". De ahí, en su opinión, la importancia de la decisión del Gobierno presidido por Gloria Macapagal-Arroyo de implantar la enseñanza del español en la enseñanza secundaria del archipiélago asiático. "Es un impulso formidable y una nueva oportunidad. Y esta vez abierta a todo el pueblo filipino", afirmó el director de la RAE, que destacó también el dinamismo tanto de la propia Academia Filipina de la Lengua Española como del Instituto Cervantes instalado allí. Si Lula representó el año pasado al gigante lusófono de América del Sur, Macapagal-Arroyo, que recibió la noticia a las diez de la noche (hora de Manila), representa la puerta de Asia para un idioma, en palabras del jurado, de importancia creciente "como lengua de comunicación global".

Ese carácter universal es el que destacó Mario Vargas Llosa a este periódico poco después de recibir la noticia del premio. Si el jurado había distinguido en él a un maestro de la lengua española, él subrayó la vocación planetaria de esa misma lengua: "Una universalidad nada artificial. Hasta muy recientemente, su expansión no ha sido obra de la promoción institucional, sino fruto de su propia dinámica y del empuje de sus hablantes". En palabras del autor peruano, ese dinamismo es lo que ha llevado al Gobierno filipino a impulsar una lengua que, recordó también Vargas Llosa, "nunca llegó a arraigar en su país pero siempre quedó como sustrato: los clásicos de Filipinas están escritos en español".

Enemigo declarado de toda "jactancia nacionalista", el autor de El pez en el agua y Conversación en la Catedral afirmó que el español es la negación de todo nacionalismo: "Es la lengua de quien quiere apropiársela. No tiene fronteras: es mexicana, peruana, castellana, estadounidense... No olvidemos que hay más de 40 millones de hispanohablantes en Estados Unidos". ¿Algún riesgo de disgregación víctima del spanglish? "Ninguno. La revolución de las comunicaciones ha afianzado la unidad del idioma. Eso sí, contribuye también a que se pierdan los colores, acentos y tonos particulares. Hoy los españoles usan venezonalismos y peruanismos que escuchan en la televisión sin mayor problema".

Dotado con 25.000 euros y una escultura de Manolo Valdés, el Premio Don Quijote se entregará en Toledo el próximo otoño. "En torno al día 12 de octubre", apuntó Barreda. El año pasado, la entrega del galardón al presidente Lula y a Carlos Fuentes fue presidida por el rey Juan Carlos.


Juan Velarde:
"Corremos el serio riesgo de ser expulsados del Euro"
 Periodista Digital  9 Junio 2009

En “Cien años de Economía española” (Ediciones Encuentro) recuerda el Plan de Estabilización de 1959 al que llama “el cuarto esfuerzo español”. Hoy, subraya el prestigioso economista Juan Velarde, hace falta un importante quinto esfuerzo porque “la base del problema económico es que no somos competitivos”.

“Con esos datos pronto pasaríamos a ser un elemento de confusión dentro del área del Euro. Y ahora corremos el serio riesgo de ser expulsados del Euro.”

“Me preocupa que en el Gobierno no se vea un talante para tomar medidas que puedan ser molestas. En estos casos son necesarios. Como por ejemplo apostar por la energía nuclear aunque se le echen encima; o cambiar las reglas de la administración para agilizar trámites aunque haya mucha gente que se esté lucrando con ello”.

“Para vivir al nivel que lo estábamos haciendo teníamos que importar muchas cosas y nosotros no vendíamos casi nada”.

Señala que el gran problema es el déficit en la balanza exterior. Una de las causas de esos números rojos es que, apunta Velarde,

“La alta tecnología sólo representa un 4% de nuestras exportaciones. El resto es tecnología baja y media (p. ej: montaje de automóviles)”

INVERSTIGACIÓN + DESARROLLO + INNOVACIÓN
Está de acuerdo con el plan del Gobierno para sustentar un nuevo modelo económico en I+D+i pero no en el fondo. Velarde se muestra preocupado con que en I+D se incluya las excavaciones de Atapuerca.

“Me parece muy bien que se hagan excavaciones en Atapuerca pero eso no se puede poner en el sumando de I+D+i. Qué le importa eso al empresario.”

Juan Velarde apunta tres caminos para recueperar el rumbo, que en economía, considera acertado:

• Mecanismos más ágiles desde el punto de vista de la burocracia. En Alemania, Francia o Inglaterra se tarda la mitad de tiempo en crear una empresa.

• Estamos rodeas de demanda energía. Necesitamos que ésta sea barata y abundante. Es necesario apuntar hacia la nuclear es más potente y barata que las renovables. Sólo renovables no es una buena opción.

• Hacer lo posible para permanecer dentro de la zona del Euro

Alarma electoral en Castilla-La Mancha....y ojito a Cataluña que viene CiU
Antonio Pérez Henares  Periodista Digital 9 Junio 2009

Los resultados de las europeas , el juego es inevitable, han sido de inmediato trasladados a un escenarios de generales. Pero resulta que, atendiendo a calendario, vienen antes municipales y autonómicas y antes que ellas, a finales del 10, las catalanas. Y los datos volcados sobre estos escenarios dan tambien para mucho.

En el caso catalán se vislumbra cada vez más claramente que el tripartito puede tener los días contados, que ERC camina con creciente aceleración hacia su ocaso despues de sus trastazos y trastadas. Que CiU esta cada día mas fuerte y que el PP puede jugar desde su exiguo porcentaje (ahora un 18%) un papel determinante en la formación de un gobierno. Al PSC no le pintan nada bien las cosas tras perder más de 7 puntos.

Pero hay otro caso, que me atañe por nacimiento, que aparece como la mejor posibilidad "popular" de conquistar un bastión autonómico socialista en el que este partido lleva gobernando desde las primeras elecciones, Castilla-La Mancha. Señale, en su día, que el PP apuntaba a ese objetivo con toda intencion en una entrada titulada "Jugada de Tablero del PP",(pinchar sobre el título para acceso directo) que les animo a comprobar y que ahora los datos electorales del domingo han dimensionado en su justo alcance y objetivo.

Todas las alarmas han saltado en el Gobierno y en el partido socialista de Castilla-La Mancha. Los resultados de las elecciones europeas no son para menos. El PP les ha sacado 92.000 votos y doce puntos en el conjunto de la comunidad autónoma, ha ganado en todas las provincias y ha arrasado en las capitales. La jugada de tablero de ajedrez con el alcarreño Luis de Grandes de segundo y la Cospe omnipresente en los medios de comunicación les ha salido redonda. Con estos resultados el vuelco parece al alcance de su mano.

Pero las cosas no son tan sencillas . Tradicionalmente la región ha votado al PP en generales y europeas para luego cambiar su voto, incluso cuando han coincidido, en las autonómicas. Sin embargo otras eran las diferencias y estas se antojan excesivas. Porque la diferencia , la vez anterior fue de sólo 4 puntos y no llegó a 30 mil votos. Ahora se ha triplicado. Esencialmente por la bajada socialista , precisamente unas 30 mil papeletas, pero también por la subida popular en algo más de otras tantas. Y asÍ con lo que yo gano y tu pierdes que me dobla la ganancia, llegamos a esa cifra que desata euforias en un lado y nervios en el otro.

Porque las cifras no sólo se analizan en clave de presidencia de comunidad sino también en lo que pueden suponer para ayuntamientos y diputaciones donde también peligra la hegemonía. Con esos datos , el PP consolidaría sus tres bastiones, las alcaldías de Ciudad Real, Guadalajara y Cuenca con holgada mayorías absolutas y amenazaría las de Toledo y Albacete donde ha obtenido más del 50% de los votos. Y un preocupante elemento añadido a tener en cuenta. Para conseguir ambos bastones de mando el PSOE hubo de contar y contó, por impositivo ideológico, con Izquierda Unida, que fue determinante para lograr la mayoría. Pero a tener de lo sucedido el domingo, IU ha sido desplazada en las capitales de provincia como tercera fuerza y ha emergido UpyD de Rosa Díez con porcentajes que rondan o superan el 5% ,que supondrían concejales. Así pues puede que haya “otra” o una segunda bisagra y que esta no tiene en su código genético darle por el art.33 las alcaldías al PSOE.

Estos son los datos y este el juego. Insisto. La historia electoral dice que no hay correlación ni que puedan trasladarse. Pero si a una encuesta le hacemos caso, a la “encuesta” del domingo deberíamos prestarle toda la atención. Y ha emitido un pitido de peligro para el gobierno Barreda que ha resonado en toda la región.

Navarra decide si modifica o no La Ley del Vascuence para incorporar a nueve municipios a la zona mixta
Para UPN la encuesta no refleja la voluntad de la mayoría, y sí lo hacen las urnas
www.lavozlibre.com 9 Junio 2009

Madrid.- La Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra estudian si dan trámite a la proposición de Ley Foral de modificación de la Ley del Vascuence, presentada por IUN, en la que se propone incorporar a la zona mixta las localidades de Aranguren, Galar, Noáin, Villatuerta, Artazu, Belascoáin, Guirguillano, Mañeru y Cirauqui, municipios que actualmente se encuentran en la zona no vascófona de Navarra.

IUN presentó esta iniciativa la semana pasada después de que el departamento de Educación haya elaborado una encuesta en la que se determina que la mayoría de los habitantes de estos nueve municipios considera importante incorporarse a la zona mixta.

El portavoz parlamentario del PSN, Samuel Caro, afirmó hoy que la postura de los socialistas en torno a posibles modificaciones de la Ley de Vascuence "ya quedó claramente delimitada y marcada" en su último congreso y que a partir de ahora "analizarán los resultados" de la encuesta sociolingüística elaborada por el Gobierno de Navarra "para buscar el mayor consenso".

Caro realizó estas declaraciones a los medios de comunicación minutos antes de comenzar la sesión de Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra. Según recalcó, el estudio presentado por el Gobierno "era una de las premisas" que incluían en la ponencia que se aprobó en el último congreso de los socialistas navarros "como condición indispensable para empezar a hablar de este tema".

Caro, que calificó de "poco seria" la presentación de este debate en el Parlamento "por tercera vez en este periodo de sesiones", recordó que la modificación de esta ley requiere de "un amplio consenso y mayoría absoluta", que "ya se pudo conseguir en el 86", y ahora, añadió, "vamos a ver si también se puede conseguir".

Desde UPN, Carlos García Adanero afirmó que el voto de los regionalistas en esta materia "no va a depender de una encuesta que realice el Gobierno de Navarra" sobre la materia, porque la "verdadera encuesta es la de las urnas y ya en nuestro programa electoral, respaldado por la mayoría, se decía que no se iba a modificar la ley".

Por su parte, Patxi Zabaleta, de Nafarroa Bai, afirmó que ellos sí apoyarán la tramitación de la iniciativa de IUN, aunque aseguró que los resultados de la encuesta "arrojan una reclamación mucho más exigente que la planteada".

A su juicio, "todos los navarros somos ya lo suficientemente maduros para elegir el uso que le queramos dar a la lengua", por lo que abogó por una "mayor normalización para superar los obsoletos modelos actuales, que son acientíficos y contrarios a los derechos lingüísticos".

José Andrés Burguete, de CDN, afirmó que su grupo "analizará con detenimiento y tranquilidad" la encuesta del Gobierno, "teniendo en cuanta que cualquier modificación de este ley requiere de mayoría absoluta".

También criticó "la osadía" de IUN al presentar esta iniciativa. En todo caso, el convergente no descartó "modificaciones en la ley" pero añadió que es obligado "el necesario consenso".

Por último, Ion Erro, de IUN, manifestó que "ya no hay excusas" porque la encuesta ya se conoce "y es seria y rigurosa" y explicó que habían presentado además una pregunta oral para su respuesta en el pleno de este próximo jueves para que el consejero de Educación explique porqué encargan una encuesta y luego el propio Gobierno dice que no a llevar a cabo una modificación de la ley.

Ion Erro también criticó la "postura ambivalente" del Partido Socialista de Navarra en esta materia, porque "no da fiabilidad en su posición inicial".

Histórica sentencia contra el IRA Auténtico por el atentado de Omagh
EMILI J. BLASCO | LONDRES ABC 9 Junio 2009

El atroz atentado de Omagh, el más sangriento del conflicto norirlandés, ya tiene culpables. Cuatro miembros del IRA Auténtico, entre ellos el jefe de esta escisión del IRA, fueron declarados ayer, en un histórico proceso civil, responsables de ese atentado del 15 de agosto de 1998, en el que murieron 29 personas, incluidos los españoles Fernando Blasco y Rocío Abad, y hubo 220 heridos. Los acusados fueron llevados ante los tribunales por familiares de las víctimas después de fracasar las vías penales.

Los terroristas del IRA Auténtico difícilmente podrán aportar los 1,8 millones de euros de indemnización establecidos por el juez Morgan para los doce familiares personados en el proceso, pero al menos la masacre de Omagh ya tiene oficialmente culpables, que es lo que al menos pedían las víctimas.

«Hemos enviado un importante mensaje a los terroristas y a sus víctimas en todo el mundo: hay una manera de desafiar a aquellos que han asesinado a vuestros seres queridos», declaró ayer Michael Gallagher, cuyo hijo de 21 años de edad murió en aquel atentado cometido con un coche-bomba.

Han sido condenados Michael McKevitt, el jefe del IRA Auténtico, que está en la cárcel acusado de dirigir la organización; el también encarcelado por pertenencia a banda armada Seamus Daly; así como Colm Murph y Liam Campbell. A Seamus McKenna no se le ha podido atribuir responsabilidad en el atentado. La mayoría de ellos no pudieron ser condenados por el atentado en procesos anteriores por la vía penal.

Es la primera vez en el Ulster que en una causa de terrorismo se busca de esta manera el castigo de los culpables. En los casos civiles el juez puede llegar a conclusiones atendiendo a la acumulación de probabilidades, de forma que el peso de la prueba no tiene por qué ser tan categórico como en los procesos criminales.

Por otra parte, la luz de alarma se encendió ayer en el proceso de paz de Irlanda del Norte después de que en las elecciones europeas el DUP bajara del 32 al 18,2 por ciento de los votos como castigo a su pacto de Gobierno con el Sinn Fein. Por primera vez, este último partido se convirtió en la fuerza más votada. Jim Allister, que ha creado una formación escindida del DUP, no logró escaño, pero sí provocó la caída de su antiguo partido.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Suelo abertzale
FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo 9 Junio 2009

La izquierda abertzale se había propuesto conseguir el pasado domingo un escaño a través de la candidatura encabezada por Alfonso Sastre. Ese objetivo no ha sido conseguido y, por tanto, supone un fracaso para la ilegalizada Batasuna. La movilización de sus propios votos no ha sido suficiente para alcanzar el escaño. Iniciativa Internacionalista sumó algo más de 138.000 votos en el País Vasco y Navarra, cuando hace diez años, la última vez que Batasuna consiguió un escaño europeo, en esas dos comunidades obtuvo 87.000 votos más.

Fuera del País Vasco y Navarra el número de apoyos conseguido ha sido limitado. En Cataluña, por ejemplo, los sufragios logrados el domingo están a la altura de los obtenidos en 1989, tras la debacle provocada por el atentado de Hipercor que ETA cometió dos años antes. Dos décadas después, el impacto de la peor masacre terrorista perpetrada por ETA sigue siendo una losa que la izquierda abertzale no ha sido capaz de levantar.

El segundo objetivo que buscaba Batasuna en los comicios era cerrar la fuga de votos que había constatado en las elecciones autonómicas del 1 de marzo pasado. Según los análisis de la propia Batasuna, aparte de la pérdida de unos 40.000 votos que se habían ido a la abstención, había otro paquete de entre 10.000 y 15.000 sufragios que habían ido «a Aralar e Ibarretxe». La reflexión realizada tras el 1 de marzo advertía del peligro que representaba Aralar y proponía una reacción para evitar la pérdida de más apoyos.

El domingo la izquierda abertzale recuperó justamente los votos que habían ido a Aralar, pero no los que se le han ido a la abstención, a pesar de que tenían el incentivo de conseguir un eurodiputado con todo lo que eso significaba de recuperar presencia en el ámbito internacional.

Los dirigentes de Batasuna se han mostrado satisfechos con los resultados del domingo y tienen motivos. El espacio político nacionalista está en fase de reestructuración después de las elecciones del 1 de marzo. La izquierda abertzale tenía abierta una vía de agua y, de momento, parece que ha quedado taponada. Y no sólo eso, en Navarra, la lista apoyada por Batasuna ha sumado más votos que todos los integrantes de la coalición Nafarroa Bai juntos, lo que le hace mantener esperanzas de conservar su espacio electoral en el territorio donde parecía más amenazada su influencia.

Batasuna ha demostrado tener un suelo electoral significativo, pero tiene que tener capacidad de presentarse a futuras elecciones, algo que no conseguirá si sigue su vinculación con ETA. La plataforma vicaria de Iniciativa Internacionalista ha quedado, seguramente, 'quemada' para otros comicios, como ocurrió con el PCTV-EHAK. La capitalización que la izquierda abertzale ha hecho de esa lista puede suponer el abrazo del oso que acabe con la fórmula.

Los etarras sacan sus armas contra la Gendarmería francesa
Editorial La Razón 9 Junio 2009

La Gendarmería francesa puso ayer en marcha el Plan Gavilán para intentar localizar a los dos presuntos etarras que dispararon al mediodía a un agente en la localidad de Saint Enimie, en el departamento de Lozère, en un control. La búsqueda, en la que participan tres helicópteros, se ha ampliado por las regiones fronterizas de Midi-Pirineos y Aquitania. El enfrentamiento no ha cogido a nadie por sorpresa. Como ya adelantó LA RAZÓN en su edición del 20 de abril, la banda ha dado instrucciones a sus pistoleros para que, si lo consideran factible, puedan eludir una detención haciendo uso de sus armas, lo que ayer sucedió en Saint Enimie. Los etarras, hasta ahora, habían dado un paso importante al atacar a policías y guardias civiles en misión en el país vecino, como sucedió el 1 de diciembre de 2007 en Capbreton, al asesinar a los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero. Sin embargo, en diciembre pasado, Aitzol Iriondo ya intentó hacer uso de su arma contra la Policía gala en el momento de ser detenido. Al igual que Ekaitz Sirvent, jefe del «aparato de falsificación», el 10 abril, cuando trató de sacar su pistola en la estación parisina de Montparnasse. ETA, acorralada, reacciona contra la presión policial a ambos lados de la frontera, fruto del excelente momento de las relaciones hispano-galas, abriendo fuego contra las Fuerzas de Seguridad francesas.

Resistencia Galega ataca la casa, el coche y el instituto donde trabaja Gloria Lago
El grupo independentista pinta una diana con su nombre
www.lavozlibre.com 9 Junio 2009

Gloria Lago, presidenta de Galicia Bilingüe, y el instituto San Tomé de Freixeiro donde trabaja. En la esquina superior derecha, el anagrama de Resistencia Galega, autora de los ataques contra Lago.

Vigo.- Las paredes de la entrada de la urbanización en la que reside Gloria Lago, presidenta de Galicia Bilingüe, su coche particular, el vehículo de un compañero del instituto San Tomé de Freixeiro en el que trabaja y una pared de este centro amanecieron hoy con múltiples pintadas de corte independentista, insultantes o amenazantes. El automóvil de la presidenta de Galicia Bilingüe sufrió además la rotura de una de sus ventanillas.

En concreto, en el acceso a su edificio apareció dibujada una diana con su nombre al lado y un símbolo que hace referencia a Resistencia Galega, un grupo radical que ya ha colocado en varias ocasiones artefactos explosivos. En otra pared, escribieron las frases “En Galicia, en galego” o “Gloria Lago, fascista”, además de varios logos y acrónimos.

Gloria Lago ha manifestado su enfado y ha lamentado no estar más protegida. "Van a por los más débiles. Los políticos tienen protección. Han venido a por mí porque no estoy protegida. Yo pensaba que contaba con algún tipo de vigilancia". Además, ha señalado que todo sucedió en la noche tras las Elecciones Europeas, "con el palo que se han llevado los nacionalistas y todos los radicales era previsible que quisieran darme algún tipo de escarmiento". La presidenta de Galicia Bilingüe se ha lamentado de que "desde marzo llevo tratando de que un juzgado decrete el alejamiento de un individuo que me acosa y me insulta, que se permite el lujo de venir al instituto donde trabajo a querer dar una charla. Pues bien, el juzgado aún no le ha pedido a la Policía su identificación".

Pese al susto, Lago ha asegurado que no mermarán sus fuerzas ni su ánimo. "He conseguido armarme de ánimo a fuerza de recibir ataques como éste".

El coche de Lago, estacionado en una calle cercana, fue atacado con pintura naranja y negra, mientras que en una pared del centro en el que imparte
clases, ubicado en la Gran Vía de Vigo, apareció el lema “Avante á Resistencia Galega”.

Finalmente, en el aparcamiento de este centro, el automóvil de un compañero de Lago apareció plagado igualmente de pintadas. Se da la circunstancia de que este coche es semejante al que habitualmente utiliza el vicepresidente de Galicia Bilingüe, José Manuel Pousada, que trabaja en el mismo instituto.

"Se han permitido un ataque en distintos puntos geográficos, lo que conlleva tiempo, porque en el mismo instituto han entrado desde dos calles diferentes y en mi casa han tenido que buscar el coche, porque yo nunca lo dejo en la puerta", señaló Gloria Lago.

La presidenta de Galicia Bilingüe tiene previsto interponer la correspondiente denuncia en la Comisaría de Policía a lo largo del día de hoy.

BOMBAS CASERAS DESTINADAS A EMPRESARIOS GALLEGOS
El nombre de Resistencia Galega apareció por primera vez en 2005, cuando se publicó en Internet el 'Manifesto da Resistência Galega' (Manifiesto de la Resistencia Gallega). En septiembre de 2006, la policía portuguesa encontró material para fabricación de bombas caseras junto a propaganda de 'Resistência Galega' en un paraje montañoso de la localidad fronteriza de Vieira do Minho.

La Policía ha responsabilizado a este grupo de diferentes atentados, como el ataque a una inmobiliaria en Cangas do Morrazo, la explosión de un artefacto en las obras del AVE en Eixo y el artefacto desactivado en el polígono industrial de O Ceao en Lugo, todos ellos en mayo de 2007, su año más activo.

Ya en 2008, la banda reapareció con la colocación de una bomba en un piso piloto de la inmobiliaria Fadesa en Perbes. La explosión sólo causó daños en la instalación y en algunas viviendas cercanas. Horas después, la Guardia Civil comunicó que Resistencia Gallega podía contar con tres comandos operativos, formados cada uno de ellos por entre dos y tres personas, listos para actuar en cualquier punto del territorio gallego.

El 21 de mayo del mismo año, los TEDAX de la Policía Nacional desactivaron un paquete bomba enviado a una oficina de la promotora Atlántico en Vigo. Diversas fuentes apuntaron a que detrás de la acción se encontraba algún grupo vinculado a Resistencia Gallega.

A finales del mes de agosto, el día 22, se produjo un atentado fallido contra una empresa pizarrera en Vilamartín de Valdeorras, pero el mecanismo del artefacto no llegó a activarse.

Gloria Lago, entrevistada por Federico Jiménez Losantos:
"Lo han hecho porque estamos defendiendo a niños para que estudien en su lengua"

La presidenta de Galicia Bilingüe habla tras el múltiple ataque sufrido
www.lavozlibre.com 9 Junio 2009

Madrid.- Gloria Lago, presidenta de Galicia Bilingüe ha hablado hoy martes con Federico Jiménez Losantos (La Mañana, COPE) sobre el ataque que sufrió ayer lunes en su casa, su coche y el instituto en el que trabaja. "Hay que recordar que esto lo hacen porque estamos defendiendo que haya niños que estudien en su lengua, la lengua oficial de su país, y para que haya personas que van a la Administración y no tengan por qué mendigar la traducción de una información".

Gloria Lago se mostró indignada por no contar con una mínima protección, "especialmente en una fecha como la de la noche electoral, después de que estos individuos han recibido un palo tremendo en las urnas". Tras describir los ataques, añadió que "han debido contar con mucho tiempo, porque han buscado el coche en los alrededores de mi casa, ya que yo nunca lo dejo en la puerta por lo que pueda pasar. Han tenido que desplazarse hasta el instituto y entrar por dos calles distintas".

La presidenta de Galicia Bilingüe aseguró que seguía manteniendo el mismo espíritu de lucha. "Lo de ayer fue muy desagradable pero evidentemente no vamos a tirar la toalla". Federico Jiménez Losantos recordó que algunos de los elementos de este ataque recordaban a la 'batasunización' que había sufrido tanto el País Vasco como Cataluña. Lago resaltó que no había tenido ninguna llamada ni del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ni del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aunque lo achacó a que pudieran estar muy ocupados el día posterior a las Elecciones Europeas. Sí reconoció que le había llamado el consejero de Educación interesándose por lo sucedido.

Lago mostró su alegría por que la consejería de Educación hubiera presentado la semana pasada una encuesta a los padres que, "aunque no se ha planteado como nosotros nos gustaría al cien por cien, es un paso muy importante". En lo que respecta a su persona, "más importante que me llamen, es que hagan algo para protegerme". Lamentó que el Ministerio del Interior hubiera tardado cuatro meses en darle protección después de que el año pasado sufriera otro ataque. "Y creíamos que teníamos algún tipo de contravigilancia". Losantos la animó a presentar denuncia contra el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba. "Más que gestos, lo que quiero son hechos. Si hay alguien en Galicia que esté amenazado en estos momentos, ésa soy yo y José Manuel [vicepresidente de Galicia Bilingüe]".

amenazas
La presidenta de Galicia Bilingüe sufre amenazas de muerte y daños en su vehículo

Gloria Lago solicita al juzgado una orden de alejamiento para un activista radical
Luis Carlos Llera La Voz 9 Junio 2009

La presidenta de la asociación Galicia Bilingüe, Gloria Lago, denunció ayer a la policía que sufrió daños en su vehículo, aparcado en las inmediaciones de su domicilio, y que apareció por la mañana con una ventanilla rota y pintarrajeado con pintura naranja y negra. En el parabrisas podía leerse la palabra «facha» y también tenía las cuatro ruedas pinchadas.

Lago se encontró asimismo con que las paredes de la entrada de la urbanización en la que reside habían sido pintadas con amenazas de muerte, pues una de ellas era el dibujo de un punto de mira con su nombre en el centro.

Además había otros lemas como «En Galiza, só em galego» o «Gloria Lago, fascista», firmados por Resistencia Galega, un grupúsculo independentista radical que ha reivindicado diversos atentados con artefactos explosivos.

En el instituto en el que trabaja, el Santo Tomé de Freixeiro, y en una pared de este centro, aparecieron también pintadas de corte independentista, insultantes o amenazantes hacia la presidenta de la organización. Fue en el centro en el que imparte clases, ubicado en la Gran Vía, donde apareció el lema reivindicativo «Avante á Resistencia Galega».

En el aparcamiento del instituto, el automóvil de un compañero de Lago apareció plagado igualmente de pintadas y también con las ruedas rajadas. El coche es semejante al que habitualmente utiliza el vicepresidente de Galicia Bilingüe, José Manuel Pousada, que trabaja en el mismo instituto.

Se da la coincidencia de que la presidenta de la asociación tuvo que acudir ayer por la mañana a declarar al Juzgado de Instrucción número 1 de Vigo, que ha abierto diligencias por otro caso de agresión y amenazas.

Lago solicitó a este juzgado una orden de alejamiento para un joven radical que «nos estuvo tirando botellas en la manifestación de Galicia Bilingüe en Santiago».

Al parecer, esta persona quiso impartir una conferencia en el centro donde ella es profesora. La presidenta de Galicia Bilingüe ya está siendo protegida por agentes de la Policía Nacional tras las múltiples amenazas y agresiones sufridas en los últimos meses. «Pero ayer era noche electoral y la policía estaba en otras tareas», indicaron desde la asociación.

Europeas en Galicia: fortalecimiento del PP, bajada de UPyD y derrumbamiento del BNG
Contando Estrelas  9 Junio 2009

Las Elecciones Europeas dejan en Galicia un mapa inesperado. Para empezar, teníamos a un PP que se arriesgaba a un voto de castigo por las decisiones de Feijoo sobre el tema lingüístico, incumpliendo sus promesas electorales.

Teníamos también a una UPyD que podría haber capitalizado con fuerza ese descontento. Pero no ha pasado ni lo uno ni lo otro. Al otro lado del escenario encontramos la posible razón: tras las Elecciones Gallegas, el nacionalismo montó una pataleta antidemocrática y se deshizo en todo tipo de amenazas contra las intenciones -más bien tímidas, de momento- del nuevo gobierno de promover la libertad de idioma. La chulería nacionalista ha acabado por descalabrar al BNG y reforzar al PP y al PSOE. Veamos los datos:

El PPdeG gana cuatro puntos y rebasa la mayoría absoluta en votos, al pasar del 46,68% (marzo 2009) al 50,69%. También obtiene una clara ventaja respecto de las Europeas de 2004, en las que obtuvo el 47,72%.

El PSdeG gana más de tres puntos, pasando del 31,02% en marzo al 34,25%. Con todo, los socialistas pierden casi dos puntos respecto de las Europeas de 2004.

El BNG se descalabra: pasa del 16,01% en marzo y del 12,32% en las Europeas de 2004 a un penoso 9,40%, un retroceso de 16 años para el nacionalismo gallego, pues la última vez que estuvo por debajo del listón del 10% fue en las Elecciones Generales de 1993. Es decir, que en sólo tres meses el BNG ha perdido a más del 40% de sus votantes. Este dato explica la considerable subida de los dos grandes partidos nacionales.

Curiosamente, UPyD no se beneficia del descalabro del nacionalismo ni de los disgustos que el PP provoca a sus votantes. Lo más inexplicable es que en Galicia UPyD pase del 1,41% de los votos en las Elecciones Gallegas de marzo al 1,29% en las europeas de ayer. En las Elecciones Generales de 2008 obtuvo un 1,20% de los votos en toda España, un resultado que mejoró considerablemente ayer con un 2,87%. En resumen, que la formación de Rosa Díez pierde fuelle en Galicia, que debería ser uno de los ámbitos idóneos para el crecimiento de este partido.

Para que nos hagamos una idea de lo que estos resultados implican, y como señala La Voz de Galicia, si ahora hubiese Elecciones Autonómicas el PP obtendría 42 escaños (ahora tiene 38), el PSOE 27 (ahora tiene 25) y el BNG 6 (ahora tiene 12). En resumen, que la intolerancia y la chulería que se han gastado los nacionalistas gallegos desde que Feijoo ganó las elecciones de marzo sólo ha servido para fortalecer al PP y para arrimar al BNG al precipicio (a este paso, no sería extraño que la formación frentista desapareciese en breve).

La reflexión que me anima a hacer este resultado es que es infundado el miedo de Feijoo a un auge del nacionalismo como reacción a la libertad de idioma. Esta prueba electoral debería ser más que suficiente para que el nuevo gobierno gallego se deje de titubeos y emprenda una política valiente que reconozca la libertad de idioma sin medias tintas ni concesiones a un
discurso nacionalista en franco declive. Ahora Feijoo ya no tiene excusa: si se empeña en seguir nadando a dos aguas lo hará cediendo a un nacionalismo cada vez más minoritario y que los gallegos rechazan en las urnas con cada vez más fuerza.

Por otra parte, el panorama en las alternativas de derecha y centro-derecha en Galicia es muy desolador:

Libertas, la opción minoritaria que sale mejor parada, sólo consigue 843 votos, un 0,08%.

El caso de Alternativa Española es aún peor: sólo 288 votos, un 0,03%. Queda muy por debajo de grupúsculos como el POSI o el PCPE, e incluso ha conseguido menos votos que dos formaciones que en el total de España han quedado muy por debajo de AES, como el Partido Familia y Vida -302 votos en Galicia, 0,03%- y los socialistas cristianos y providas de Solidaridad y Autogestión Internacionalista, con 319 votos y el 0,03%.

El Centro Democrático Liberal queda en un puesto puramente marginal con 192 votos y el 0,02%.

En fin, al final va a resultar cierto el tópico de que los gallegos somos muy imprevisibles, ¿no os parece?
Elentir

El Valle de Arán quiere independizarse de Cataluña
JUAN JULIO ALFAYA  Periodista Digital 9 Junio 2009

Pilar Rahola fue víctima de sus propios argumentos cuando se enfrentó con un joven del Valle de Arán que le espetó que Cataluña no es su nación, sino el Valle de Arán. El muchacho ararnés utilizó los mismos argumentos que esgrimen los catalanistas para decir que España no es su nación. Si España no es la nación de los catalanes, ¿por qué Cataluña ha de ser la nación de los araneses? La lógica del joven era inatacable.

Pasen y vean la ceremonia de la confusión a la que puede dar lugar el nacionalismo llevado hasta sus últimas consecuencias:
http://www.youtube.com/watch?v=_XNZs-I8BSY

El nombre Val d’Aran es aranés. La teoría más difundida establece que Val d’Aran es en sí mismo un pleonasmo, ya que significaría Valle del Valle (val" significa valle en aranés y "aran", del antiguo eusquera "haran", también significa valle), ya que el eusquera se habló en pueblos pirenaicos de Lérida hasta los siglos XII y XIII.

El Valle de Arán, destino habitual de la Familia Real en sus vacaciones de invierno, es una comarca situada en los Pirineos centrales, en la provincia de Lérida, España. Limita al norte con Francia, departamento de Alto Garona, al suroeste con la provincia aragonesa de Huesca, al sur con la comarca catalana de Alto Ribagorza y al este con la de Pallars Sobirá. Cuenta con 10 194 habitantes (INE 2008) y su capital es la localidad de Viella. Está formado por 33 pueblos de montaña, agrupados en nueve municipios: Arres, Bausen, Bossòst, Las Bordas, Canejan, Les, Naut Aran, Viella y Vilamòs.

En esta comarca conviven tres lenguas cooficiales: el aranés (dialecto occitano vernáculo del valle), el catalán y el español. El español es la lengua más hablada por la población aranesa en el hogar y en el trabajo, aunque un porcentaje importante utiliza el aranés y, en menor medida, el catalán. En la escuela, sin embargo, la mayoría de las clases se imparte en aranés.

Los tres partidos políticos representados en el Consejo General del Valle de Arán han presentado un proyecto de ley donde se define a dicho territorio como “realidad nacional”, según publica la página del Consejo General del Valle de Arán (Conselg Generau d'Aran).

Según publica La Voz de Barcelona http://www.vozbcn
com/2009/06/07/7374/aran-quiere-ser-nacion/
el proyecto llevado a cabo por Unidad de Arán (UA), Convergencia Democrática Aranesa (CDA) y el Partido Renovador de Arties-Garòs (PRAG) busca actualizar el régimen especial del que goza la comarca leridana. “Los ciudadanos de
Cataluña y sus instituciones políticas reconocen Arán como una realidad nacional con entidad propia dotada de identidad cultural, histórica, geográfica y lingüística, defendida por los araneses a lo largo de los siglos”, señala el borrador de ley que harán llegar a la Generalidad de Cataluña Francés Boya, representante de UA, Carlos Barrera, de la CDA, y
José Antonio Bruna, del PRAG.

El texto busca fundamentalmente mejorar el modelo de financiación y avanzar en el autogobierno. Se reconoce el derecho a conocer y utilizar el aranés y a ser atendido oralmente y por escrito en esta lengua en las relaciones con la administración. Además establece que las competencias de la Generalidad relativas al Valle de Arán deberán ser transcritas o delegadas.

Pues nada, avante toda, como dicen los navegantes. A los catalanistas no les quedará más remedio que decir que sí a los micronacionalismos que empezarán a surgir como setas a la sombra del macronacionalismo, basándose en los mismos postulados de éste. ¿O se atreverán quizás a negar a otros lo que con tanta machaconería y malos modos reclaman para sí mismos?

Se admiten apuestas.

Gallegos Hispanohablantes
1) http://blogs.periodistadigital.com/galhispanos.php
2) http://libertadengalicia.es/index
php/section-blog/39-gallegos-hispanohablantes
***
GLORIA LAGO AMENAZADA POR NEONAZIS
***
¿QUIÉNES SON LOS FASCISTAS?
La presidenta de Galicia Bilingüe, Gloria Lago, ha visto como en las paredes de la urbanización en la que vive, su coche, el vehículo de un compañero del instituto en el que trabaja y una pared de este centro han amanecido este lunes con pintadas independentistas, insultantes y amenazantes.

NOTICIA: http://www.libertaddigital.com/sociedad/gloria-lago-sufre-pintadas-amenazantes-y-danos-en-su-vehiculo-1276361653/
FOTOS: http://www.libertaddigital.com/multimedia/galerias/galicia-bilingue-lago/
***
CONDENA DE VIGUESES POR LA LIBERTAD
La asociación ciudadana Vigueses por la Libertad manifiesta su más enérgica condena de las graves amenazas que ha sufrido la presidenta de Galicia Bilingüe, Gloria Lago, tanto en su propio domicilio como en su lugar de trabajo.

La aparición de su nombre en una diana, los destrozos en su coche y los daños infligidos a otro automóvil en el aparcamiento del centro donde trabaja, muestran una inquietante escalada en el acoso que viene sufriendo esa asociación por defender los derechos ciudadanos y la libertad en el ámbito lingüístico.

Vigueses por la Libertad, que también fue acosada en su día por grupos de nacionalistas radicales, quiere recordar que en la manifestación del 17 de mayo, Día das Letras Galegas, convocada por la Mesa pola Normalización Lingüistica, el BNG y grupos y asociaciones varias, se corearon amenazas de muerte contra la presidenta de Galicia Bilingüe.

Resulta muy revelador que ninguno de los convocantes de aquella manifestación condenara aquellas amenazas. Tampoco han condenado nunca los citados ninguno de los episodios de violencia anteriores contra Galicia Bilingüe y otras asociaciones defensoras de la libertad lingüística.

Vigueses por la Libertad insta a todos los partidos políticos democráticos a condenar de inmediato y sin paliativos todos estos intentos de coación y amedrentamiento, y manifiesta su honda preocupación por la seguridad de los portavoces de Galicia Bilingüe.

Cristina Losada
Presidenta de Vigueses por la Libertad
Vigo, 9 de junio de 2009

La Audiencia Nacional condena a 29 años de cárcel al etarra Txapote
Atentó en 1997 contra Elena Azpiroz, entonces concejala del PP en San Sebastián
Efe www.lavozlibre.com 9 Junio 2009

Madrid.- Francisco Javier García Gaztelu, "Txapote", ex dirigente etarra, fue condenado a 29 años de cárcel por el intento de asesinato de la concejal del PP en San Sebastián Elena Azpiroz en 1997, en un atentado en el que resultó herido grave su escolta, José María Lobato.

Así lo acordó la sección tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional en una sentencia en la que sostiene que "Txapote" disparó al escolta con una escopeta.

Por ello, además de la pena de cárcel, le impone la prohibición de volver a San Sebastián o al lugar en el que residan sus víctimas y le condena al pago de una indemnización de 450.000 euros para el escolta.

La sentencia declara probado que "Txapote" integraba el "comando Donosti" de ETA junto a su compañera Iranztu Gallastegi, Sebastián Lasa y el fallecido José Luis Gueresta, cuando decidieron "dar muerte" a Azpiroz.

UN CRIMEN IMPERFECTO
En un principio idearon colocar un artefacto explosivo en una motocicleta que dejarían aparcada a la salida del domicilio de la concejal, pero, al fallar el mecanismo "durante las pruebas realizadas al efecto", optaron por otro plan.

El atentado iba a consistir en disparar a la víctima con un rifle de mira telescópica cuando saliera de su casa y, para ello, el 5 de diciembre de 1997, los tres miembros del "comando" se trasladaron al domicilio de Azpiroz en un coche robado en octubre.

Sin embargo, la edil sospechó al ver a una persona por las inmediaciones y alertó a su escolta, que "se acercó al lugar donde se encontraba estacionado el vehículo" y en ese momento "García Gaztelu disparó contra el señor Lobato".

Acto seguido, los tres terroristas huyeron y dejaron abandonado el vehículo, "en cuyo interior había preparado un artilugio explosivo" consistente en una mezcla de amosal y cloratita de unos tres kilos.

Para condenar al ex dirigente etarra, la Sala se basa en las declaraciones policiales del etarra Alfonso Sebastián Iriarte que incriminan a García Gaztelu y en otras pruebas periciales, principalmente de balística.

Sebastián hizo un relato "al detalle" de la planificación del atentado y de "la intervención inopinada del acusado" que, según la sentencia, fue el que disparó la escopeta con "la manifiesta intención de acabar con la vida del escolta".

"Txapote", que en diciembre fue entregado por Francia definitivamente, cumple ya condenas que suman casi 300 años de cárcel por los asesinatos de los concejales del PP Miguel Ángel Blanco, Gregorio Ordóñez, el socialista Fernando Múgica y el periodista José Luis López de la Calle.

 

Recortes de Prensa   Página Inicial