AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 12 Junio 2009

 

Rajoy
Victoria sin ideas
Emilio Campmany Libertad Digital 12 Junio 2009

Los que se arremolinan en torno a Rajoy para gozar del privilegio de cargárselo a los hombros y sacarlo por la Puerta Grande insisten en que éste ha sido el mejor resultado de la historia del PP en las europeas si se hace la cuenta sumando los resultados del PSOE y los de IU. Puede que tengan razón. Es muy probable que los resultados del PP hayan sido muy buenos, incluso inmejorables. Y es natural que eso tenga como consecuencia que Rajoy vaya a ser su candidato en las elecciones generales de 2012.

Pero este no es el debate. La discusión no es si Rajoy es o no buen candidato. Si todos los jerifaltes del PP defendieran las mismas ideas, la discusión se habría centrado en decidir quién era el mejor, dando por hecho que su política, una vez alcanzada la victoria, sería poco más o menos la misma. Sin embargo, el problema es bien distinto. Tras la derrota de 2008, Rajoy se hizo gallardonita en el sentido de apuntarse a la "no ideología". Según el manual de Gallardón, no importan las ideas que se tienen, lo que hay que hacer es adueñarse de las que se perciben como predominantes. No se puede cambiar la sociedad conforme a las propias, sino que sólo se puede aspirar a ser quien gestione la aplicación de las que las encuestas dicen que son las de la mayoría. Aplicar esta estrategia no es fácil porque hacerlo incluye renegar de aquellas ideas que, aun siendo mayoritarias, generan desprecio entre los que participan de ellas. Pasa con la cadena perpetua. Muchos desean imponerla para castigar determinados delitos, pero no quieren votar a los candidatos que piensan igual.

Dicho gráficamente, no se pone en tela de juicio que la victoria de Rajoy sea buena para el PP, lo que se discute es que sea buena para las ideas que tienen los que votan al PP. Darse el gustazo de ver la calle Génova cuajada de banderas azul celeste puede ser embriagador, pero si luego no se ha de poner tasa al desastre económico e institucional que son las Comunidades Autónomas, se va a correr un tupido velo sobre el 11-M, se va a renegar de la herencia de Aznar, se va a continuar la política de subvenciones para alimentar el clientelismo, se va a practicar el nepotismo como hace el PSOE, se va a defender la vigente ley del aborto que permite practicarlo a los siete meses de gestación, y se va a continuar una política exterior de halago al primo Mohammed ¿para qué quieren esos electores que gane el PP?

Por defender a Rajoy se ha dicho que lo óptimo es enemigo de lo bueno, que lo prioritario es desalojar a Zapatero, que, aunque sea un mal candidato, será un buen presidente y que es el término medio entre Gallardón y Aguirre. Es verdad. ¿Pero es mucho pedir que el presidente del PP defienda las ideas de los que votan al PP? Esta es la cuestión: no se trata de que gane una persona o un partido. Se trata de que venzan unas ideas. Para eso no hace falta que sean mayoritarias, basta que sean buenas y que el encargado de defenderlas, crea en ellas. Las banderas azul celeste, no bastan.

Tiempo de autocrítica
Irene VILLA La Razón 12 Junio 2009

Desde el PSOE reconocen que no se pueden dar por satisfechos. Echan la culpa a la crisis y al paro. ¿Seguro? ¿No será que el pueblo prefiere nuevas manos para hacer frente a las endeudadas finanzas públicas, la política de gasto del Gobierno de la Nación o las propuestas del Ministerio de Igualdad? Porque muchos de sus votantes creen que el aborto no puede ser un derecho. Y mucho menos el de niñas de dieciséis años sin que lo sepan sus padres. ¿Dónde quedaría el apoyo emocional básico en el desarrollo personal que deben ofrecer los padres? Muchos que aún no se atreven a dar la cara afirman que «cuando se apruebe la ley, muchos militantes nos plantearemos darnos de baja del partido».

También preocupa la persecución del castellano en algunos territorios. Defender una lengua no tiene que conllevar el menosprecio de la única oficial y común de todos los españoles. Discriminar la lengua mayoritaria es algo tan incongruente como cerrarse al mundo. No es momento de justificaciones ni de palmaditas en la espalda. Que los partidos sigan trabajando para mejorar lo que nos preocupa a la mayoría y, quizás, algo de autocrítica no vendría mal. Dejar a un lado lo políticamente correcto para remediar lo que la sociedad demanda, debe ser tarea ineludible.

Que UPyD sea la tercera fuerza política en treinta y dos capitales no es algo circunstancial. Tampoco quieren los votantes seguir escuchando noticias como que España registra el mayor gasto público del mundo, sólo superada por Arabia Saudí. Que lideremos, junto a Rusia, la lista de países con un mayor agujero presupuestario, y no haya visos de prosperidad, también habrá tenido algo que ver en los resultados electorales. Se habla ya de irremediable aumento de impuestos en el futuro, mientras que el Gobierno rechaza todas las recomendaciones porque según su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero: «vamos a tener déficit, pero tenemos margen para endeudarnos». Que se hable incluso de la posibilidad de salir del euro es, sin duda, como para perder unas elecciones.

Amenazas
Elecciones en Irán
Florentino Portero Libertad Digital 12 Junio 2009

La sociedad iraní vota hoy quién será su futuro presidente. Irán no es una democracia, pero dispone de mecanismos de representación que otorgan a su régimen una cierta legitimidad y le proporcionan una limitada renovación interna. La política trata de la gestión de las diferencias, de los intereses o visiones contrapuestas. Estas elecciones reequilibrarán la influencia de las distintas corrientes que conviven en el seno de la teocracia persa y mantendrán fuera de la arena política a todos los que no comulgan con sus principios.

Occidente, siempre ansioso de buenas noticias y dispuesto al autoengaño, se hace ilusiones sobre los efectos que tendría un relevo en la Presidencia. La experiencia, poco amiga de las ensoñaciones, nos enseña que el margen de maniobra real es limitado, que el poder continúa férreamente controlado por el Líder Supremo, el ayatoláh Alí Khamenei, arropado por la Guardia Revolucionaria.

En cuanto al programa nuclear, conviene recordar que se inició mucho antes de que llegara al poder Ahmadinejad –probablemente fue en los días del añorado, elegante, culto y reformista Khatamí–, que es el Líder Supremo quien lo controla y, sobre todo, que es una cuestión de orgullo nacional dotarse de cabezas nucleares. Para una gran parte de la población y, desde luego, para la clase política supondría una humillación dar marcha atrás y plegarse a las muy limitadas presiones internacionales.

Tras las elecciones, la Administración Obama tendrá que desplegar todas sus artes diplomáticas para engatusar a las autoridades iraníes y rusas, Moscú es su principal valedor, y para llegar a un acuerdo que permita a Irán tener capacidad nuclear para usos civiles al tiempo que renuncia al uso militar y acepta un rígido sistema de inspecciones. La evolución de la cuestión norcoreana, modelo a seguir desde Teherán, demuestra que el coste de persistir en el empeño es limitado. Para los dirigentes chiíes, como para el resto del mundo, resulta difícil imaginar al presidente Obama ordenando bombardear las instalaciones nucleares iraníes. Tras el discurso de El Cairo la imagen buenista se impone, al tiempo que su autoridad se descompone. ¿Por qué desistir ahora?

Henry Kissinger recordaba hace unos días que el problema ante el que nos encontramos va mucho más allá de Corea del Norte o de Irán. Lo que está en juego es el régimen de no proliferación. Estados Unidos, continuaba el viejo tratadista, no puede asumir en soledad la tarea de mantenerlo en pie. No hay más salida que un serio diálogo estratégico con las restantes grandes potencias para garantizar intereses y fijar criterios. Sólo tras un franco debate se podría llegar a un entendimiento basado en la confianza. Comparto la visión del maestro del realismo pero no creo que Obama, rodeado de realistas pero él mismo un idealista, esté en esa posición. Todo ello suponiendo que dispongamos de tiempo para dialogar, comprender, acordar y, finalmente, actuar de forma conjunta contra Corea del Norte, Irán y cualquier otro proliferador. Por otro lado, el que un serio diálogo estratégico sea necesario no quiere decir que esté garantizado su éxito. Los intereses de las partes pueden resultar incompatibles. Personalmente creo que las exigencias rusas y chinas son inaceptables.

No sería justo cargar sobre las espaldas de Obama la responsabilidad de haber permitido este desastre. No sólo es verdad la afirmación de Kissinger de que Estados Unidos solo no puede afrontar este reto. Es que ya George W. Bush había abandonado toda esperanza de detener el programa nuclear iraní. La república norteamericana tiene demasiados frentes abiertos como para iniciar uno nuevo y tampoco parece sensato que sea Washington quien asuma todo el protagonismo cuando los gobiernos más próximos, incluidos los europeos, han demostrado tan poco interés por adoptar medidas serias que pudieran abortarlo. Obama, por el contrario, sí es responsable de un cierto abandono de Israel en beneficio de un supuesto entendimiento con el Mundo Árabe. Dejar de lado a una democracia para aliarse con dictaduras corruptas y, en muchos casos, cómplices fanáticos de aquellos que atentan cotidianamente contra vidas y haciendas de norteamericanos y gentes de bien es una insensatez que muy probablemente Obama acabará pagando caro.

El último informe de la AIEA sobre Irán y Siria, todavía no publicado pero ya filtrado en sus contenidos fundamentales, apunta a que el proceso sigue adelante. Irán puede estar a punto de disponer del suficiente uranio enriquecido para fabricar su primer ingenio. Estamos por lo tanto en el umbral de una nueva época, en la que el número de Estados dotados de capacidad nuclear para usos militares será mucho mayor. Un hecho revolucionario llamado a provocar una revisión en profundidad de las estrategias de aquellos gobiernos capaces de tener una estrategia. En cualquier caso, estamos entrando en un mundo mucho más inseguro y difícil de gestionar.

Contacte con Florentino Portero fportero@libertaddigital.net

Elecciones
El socialismo como problema europeo
GEES Libertad Digital 12 Junio 2009

El acontecimiento planetario de la semana que acaba ha sido la elección europea. El GEES ha defendido que hay en el continente tres crisis superpuestas: la institucional, la económica y la espiritual. La abstención, vencedora con un 57%, supone un aviso a la primera, y quizá un rechazo a los excesos retóricos del anticapitalismo ambiente de la segunda, pero deja intacta la última, que sigue estando ahí y que tarde o temprano tendremos que abordar.

Las instituciones deberían tomar nota, por una vez, del desencanto, y dejar de empeñarse con lo superfluo. A Europa no le hacen falta nuevos textos, sino cumplir los antiguos. Dar plenitud a las cuatro libertades fundamentales es además de una exigencia jurídica una necesidad económica. Quizá alguien debiera proponer que se devuelvan los 18 millones de euros que costó la ineficaz campaña para estimular el voto. O proponer no cubrir la parte del Parlamento no respaldada por votante alguno: 57% de abstención significa que más de 350 diputados pueden dejar sus escaños vacíos en los próximos cinco años. Piénsese. Menos es más.

Si el vencedor de las elecciones ha sido el rechazo a las instituciones, tras una catastrófica legislatura que ha oscilado entre la imposición de la Constitución, la del tratado de Lisboa y la renuncia a sus responsabilidades, el perdedor ha sido el socialismo. Esto es especialmente grato –siempre lo es la derrota de la voracidad institucionalizada y de las políticas de empobrecimiento masivo–, porque el socialismo lleva unos años creyendo que Europa es suya. Al menos la Europa institucional. Ya saben, "los primeros en Europa", "el corazón de Europa"... A ZP lo vigilaremos de cerca, porque la conjunción planetaria de su derrota en España y la del socialismo en Europa, lo deja en franca debilidad cara a su presidencia del 2010.

En Inglaterra, Holanda y Francia el socialismo pasa al tercer puesto, con los peores resultados desde no se sabe cuándo. En Alemania no supera el 20%. Las elites europeas –mayoritariamente socialistas– habían decidido hacer demagogia y populismo para lograr votos: el establishment comunitario se las prometía muy felices. El socialismo, con su tentación totalitaria, pensó que el carácter elitista y el compadreo de las instituciones le hacía el heredero natural de una UE desnaturalizada de sus principios, campo abonado para sus experimentos de dominación social. Han cosechado lo que han sembrado. Su momentáneo retroceso es bienvenido para quienes ven en Europa una comunidad de intereses, valores y tradiciones.

El rechazo es especialmente oportuno cuando llevamos nueve meses de políticas más o menos keynesianas (en realidad dirigistas y de aumento de deuda pública). Recuérdese el lema del otoño: "hay que hacer algo y hay que hacer algo ahora". Incluso del otro lado del Atlántico, la máquina de hacer eslóganes de Obama se presentaba como FUN: "The Fierce Urgency of Now", "La fiera urgencia del ahora", signifique lo que signifique. Su éxito ha sido "rotundo" para ese corto plazo que se presentaba como crucial: paro creciente, PIB decreciente.

En fin, el fun fun fun de la zambomba laica no ha llegado a ser tal y las diversiones son escasas. Ya está aquí el largo plazo. De pronto, el concreto modelo de Estado de Bienestar europeo ya no es objeto de debate. No se pondera si es útil o necesario, no se estudia su conveniencia desde el punto de vista del incentivo o su eficacia. Simplemente no nos lo podemos permitir.

Se está a tiempo de volver a hacer de Europa un continente serio: el que se puso a trabajar reconciliado, liberando sus intercambios y su comercio después de la II Guerra Mundial. Para el liberal-conservadurismo, tirar las campanas al vuelo por no haber reeditado 150 años después el manifiesto comunista, es poco consuelo. Queda mucho socialismo posmoderno –política e intelectual– por desmantelar. La prueba: la auténtica crisis que subyace, la espiritual, sigue bien presente. No se avizora todavía en qué conjunción estelar estará la respuesta, pero no es la constelación socialista. Es la de los principios, valores y tradiciones europeos.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

El espíritu de Jomeini
RAFAEL L. BARDAJÍ ABC 12 Junio 2009

Los iraníes hoy acuden a las urnas para elegir a su próximo presidente. Como siempre, los occidentales queremos creer que se trata de escoger entre un radical de línea dura, como el actual presidente Mahamud Ahmadinejad, o un moderado pragmático, el caso de Mir Hosein Musavi. La realidad es que poco importa quien sea el elegido. Ninguno pondrá en peligro la revolución islámica y, en todo caso, ya sabemos cuales son los limites del jomeinismo.

La República Islámica creada por Jomeini hace ahora treinta años, no es un régimen como cualquier otro. En su vertiente interna, se trata de una teocracia fundamentalista cuyo fin es hacer de la sharía el orden de todas las cosas; en su vertiente externa conlleva un germen revolucionario, porque aspira a convertirse en el líder indiscutido del mundo musulmán y en potencia hegemónica regional y mundial.

Aún peor, los ayatolas iraníes no tienen líneas rojas, más que sus consideraciones tácticas, para alcanzar esos objetivos. De ahí de su recurso a grupos terroristas para atacar a las monarquías tradicionales del Golfo, atacar a América, el Gran Satán, o intervenir en el Líbano o contra Israel. Y también de ahí su incesante interés en dotarse de armas atómicas, las únicas que, de haberlas tenido, habrían librado al irán de Jomeini de perder su guerra contra Irak y le servirían a la perfección en sus ansias expansionistas.

Si Ahmadinejad renueva su mandato, las cosas estarán muy claras. Él es un apocalíptico que no busca entendimiento alguno con Occidente. Si, por el contrario, es un moderado el vencedor de estos comicios, será posible un diálogo en la medida en que satisfaga los intereses del irán islámico. No nos hagamos ilusiones. En estos treinta años de jomeinismo Irán nunca ha hecho concesión alguna y los intentos de renovación sólo han acabado promoviendo más línea dura. Es más, cabe recordar que fue bajo el sonriente Jatamí cuando Irán aceleró su programa nuclear.

Conflicto
Benito Padilla (Barcelona):
"La directora de la guardería dijo a mi hija que tenía prohibido dirigirse a los niños en castellano"

Tuvieron que llevar a su nieto a estudiar al Liceo Francés
www.lavozlibre.com 12 Junio 2009

Acosado en el instituto por las inspecciones de la Generalitat
Benito Padilla fue profesor en Cataluña durante dos décadas

Madrid.- "Mi yerno es suizo y su lengua habitual es el castellano. Llevaron a mi nieto a una guardería en Alella (Barcelona). Le advirtieron a la directora del centro que se esforzaran en dirigirse a él combinando el castellano y el catalán, pero ella replicó que tenía prohibido por la Inspección dirigirse a los niños en castellano. Al cabo del tiempo, mi hija llegó con un informe de la psicóloga en el que planteaba dificultades de tipo psicomotriz y cognoscitivas del niño por no responder a los llamamientos externos, cuando lo que pasaba es que no entendía expresiones en catalán como 'lleu' o 'llupat". Así relata su experiencia Benito Padilla, profesor de instituto en Cataluña durante casi dos décadas.

- ¿Qué postura tomó su hija ante este informe?
- Habló con la directora, que insistió en que hablarle en castellano era prácticamente imposible debido a las normas que había dictado la Inspección. El niño tenía apenas un año, así que, en cuanto tuvo la edad lo llevamos al Liceo Francés.

- ¿Y allí en qué idioma se imparten las asignaturas?
- Se imparten en francés como lengua vehicular y en castellano. El Bachillerato es francés y se va introduciendo este idioma progresivamente pero sin excluir el castellano.

- ¿No hay un porcentaje obligatorio de catalán y de castellano?
- Es obligatorio, pero en la práctica se salta. En algunos de estos casos viene a ser como cuando se enseñaba la formación del Espíritu Nacional y venían los de la Falange a inspeccionar. Se nos ponía de pie, recitábamos el 'Cara al Sol' un ratito y luego seguíamos a lo nuestro. Pues en el Liceo Francés me da la sensación de que hacían de su capa un sayo. Sí que es verdad que están obligados a tener un porcentaje de asignaturas en catalán, pero mi nieto utiliza el castellano en sus asignaturas.

- ¿Cuál cree que es la situación en los colegios públicos o concertados que dependen de subvenciones públicas?
- En el caso del Liceo Francés, es un colegio privado que depende del Estado francés. Hace tiempo que estoy alejado de la enseñanza, pero creo que hay colegios concertados y colegios subvencionados simulando que aplican las leyes de inmersión lingüística a las que obliga la Generalitat. Me da la sensación de que sí hay enseñanza en castellano.

- Usted fue profesor de Bachillerato, ¿no?
- Sí, yo lo fui tras la muerte de Franco hasta 1997. Unos veinte años.

- ¿Y durante ese tiempo tuvo usted algún problema?
- Tuve bastantes. Entre otras cosas, porque estaba en el instituto Puig Castellar cuando se firmó el primer manifiesto -y no firmé-, denunciando lo que después sería una realidad: los intentos de la Generalitat en generar una especie de totalitarismo en la escuela.

- ¿Está hablando del Manifiesto de los 2.300?
- Sí. Yo estaba precisamente en el Puig Castellar, donde coincidí con Federico Jiménez Losantos, Santiago Tarancón y con algunos de los principales firmantes. Yo no lo firmé, entre otras cosas, porque era Secretario de Organización del PSUP -de los Comunistas de Santa Coloma-, que se oponían radicalmente. Me sorprendió la situación que se produjo a continuación: el secuestro de Federico en el mismo instituto junto con una profesora y el tiro en la pierna que se le dio después... Unos años más tarde, asistí atónito a una asamblea convocada por profesores en la que se anunciaba que el Estado español pretendía poner en presidio y juzgar al héroe nacional de Cataluña, que había sido el autor directo de los tiros a Federico Jiménez Losantos. Yo me levanté para denunciar la naturaleza de esa reunión y criticar que alguien se solidarizara con un terrorista. La situación fue, por primera vez, tan terrible, que experimenté una sensación de desolación. Todos los compañeros que tenía alrededor, en un aula atestada, se fueron y me dejaron ahí, como un islote. Me fueron abandonando.

"SE NOS OBLIGÓ A INCLUIR LA 'ESPECIFIDAD DE CATALUÑA' EN HISTORIA"
- ¿En qué año fue exactamente?
- Fue cuando detuvieron a Pere Basconte en el sur de Francia y pidieron la extradición. Sería pocos años después. La cuestión es que me quedé absolutamente anonadado por la evolución y por el proceso que se estaba llevando a cabo. Después, esas mismas propuestas, llegaron al instituto donde trabajaba y se nos obligó a incluir la 'especificidad de Cataluña' en toda la programación de Historia.

- ¿Cómo se sintió entonces?
- Me lo tomé un poco mal. Incorporarlo con caracteres patrióticos me parecía una parodia. Entonces introduje en la programación cuestiones que no fueron muy bien recibidas por los servicios de inspección como el caso Pujol y 'Banca Catalana'. A partir de entonces, empezaron a llegar inspecciones, una detrás de otra. Me abrieron un primer expediente porque se decía que había insultado al presidente de la Generalitat y a su esposa al haber explicado cuál era la situación de 'Banca Catalana' en una clase de Historia Contemporánea. Por esta 'falta muy grave' me sancionaron durante un mes y me enviaron a otro instituto. Afortunadamente, gané el recurso y la sanción quedó sin efecto, pero después de haberla cumplido.

- ¿Le expedientaron en otras ocasiones?
- Años más tarde continuaba ese contubernio entre los convergentes (entonces nacionalistas) y CC.OO., que dirigía el centro. Los alumnos más fieles crearon una situación de constante espionaje y cualquier cosa que pudiera decir se convertía inmediatamente en motivo de expediente y de delación. En una ocasión, durante una clase de Ética, comentamos un libro de Robert Graves. Se me acusó de atentar contra la libertad religiosa por aquello de explicar el 'Rey Jesús' de alguien tan insospechadamente ateo como Robert Graves, ¿no? Pues bueno, otro expediente más. La cosa iba aumentando con más intensidad y presión.

- ¿Pero quién le denunciaba? ¿Eran los propios alumnos?
- La propia Dirección del centro, el inspector, que estaba encima, y también algunos alumnos del instituto.

- ¿Cómo llegó a ser la situación?
- Absolutamente irrespirable. El nacionalismo estaba tejiendo su tela de araña. Se me ocurrió abrir un café-galería de arte llamado ‘Mogambo’, en Premiá de Mar (Barcelona) y convocar a intelectuales críticos con el proceso nacionalitario que se estaba dando en Cataluña. Pasaron por esa tertulia Carlos Trías, Francesc de Carreras, Arcadi Espada, López Bulla, Josep María Sala… Es decir, lo que considerábamos el sector con mayor autoridad por sus compromisos políticos e intelectuales. Esas tertulias originaron el 'Foro Babel'. La primera convocatoria, auspiciada por 'Mogambo' con Félix Pérez Romera y Francesc de Carreras al frente, hizo el primer manifiesto apoyado por intelectuales que denunciaba el régimen lingüístico y totalitario en Cataluña. También fue en Premià de Mar donde lanzamos la primera actuación pública del Manifiesto de los Ciudadanos, que daría origen al partido de Albert Rivera, al que desgraciadamente le queda poco tiempo de vida.

- ¿Cree que estos actos han tenido la suficiente repercusión en Cataluña?
- Durante los años 90 estábamos en la más absoluta oscuridad. Nadie sabía si había alguien más que pensaba de forma 'políticamente incorrecta', nadie sabía si había otro 'disidente'. En el deambular de finales de los 80 y principios de los 90, íbamos como Diógenes con el candil, buscando a alguien en el que reconocerte y, desgraciadamente, se encontraban a muy pocos o a casi nadie. Ahora es distinto.

- ¿Se ha reflejado en alguna acción política?
- Creo que la presencia política ha tenido una repercusión social evidente, más allá de luchas internas y del ridículo tan espantoso que han hecho ahora presentando a Miguel Durán en las elecciones europeas. Creo que la presencia de Ciudadanos, un partido político que se caracteriza por su disidencia total y profunda al nacionalismo, refleja que ha habido un importante eco social a pesar del miedo, de los temores, de las dificultades sociales y culturales que existen para votar a un partido de esas características en Cataluña.

"CATALUÑA HACE EXTRAÑOS A TODOS AQUÉLLOS QUE NO PIENSAN COMO EL 'PARTIDO ÚNICO OFICIAL"
- ¿Existe tanta presión como en otras poblaciones del País Vasco?
- En Cataluña no existe el fenómeno del terrorismo como en el País Vasco, pero sí que hay un poso cultural e intelectual que se ha ido configurando durante muchos años y que hace extraños a todos aquellos que no piensan como el 'partido único oficial', como el régimen. Y eso es difícil de soportar en ciudades y poblaciones pequeñas. Por ejemplo, en localidades como Vilasal de Dal, Premià, Masnou o Mataró existe control y fiscalización de todo lo que se hace y de todo lo que se dice en las aulas.

- ¿Y cree que la población actual de Cataluña es consciente de que hay un problema?
- Probablemente en su inmensa mayoría no, porque han vendido muy bien el catalán como lengua de prestigio, a la que hay que recurrir para abrirse camino en la sociedad, como la lengua del bienestar, de los profesionales. La lengua con la que se puede ganar dinero, la de la amabilidad… El castellano, que ha sido hábilmente utilizado en los medios de comunicación públicos de la Generalitat, se ha vendido como la lengua de los drogodependientes, de los delincuentes, de los chorizos de poca monta, de la gente sin educación, sin cultura, etcétera. Esta línea se ha mantenido durante años y ha calado socialmente. Hacen que la gente menos preparada intelectual y culturalmente considere que, por ejemplo, su hijo se espabilará cuando sepa catalán. Lo consideran un mérito que les abrirá las puertas del futuro, aunque sólo en Cataluña. Creo que la gente no se da cuenta del todo porque ha funcionado muy bien el mecanismo de control y de comunicación de la Generalitat, un mecanismo policíaco, de propaganda e intelectualmente avieso.

- ¿Cree que hoy en día sigue siendo políticamente incorrecto manifestar una opinión diferente?
- Menos que antes, pero sí. Te sitúas al margen del esquema. Los que tienen opiniones distintas están prácticamente excluidos. La disidencia a la totalidad no está presente. Es verdad que algunos periodistas e intelectuales se han abierto un pequeño hueco, pero todavía estamos muy lejos de normalizar la disidencia como algo sano en una sociedad democrática. Además, es muy habitual encontrar esa expresión de 'si no estás de acuerdo, márchate'.

- ¿Qué futuro ve a esta situación?
- Con cierto optimismo. Los cambios que ha habido en el País Vasco y en Galicia no son tan diferentes a los que puede haber en la sociedad catalana. Y al contrario, pueden repercutir positivamente. Yo creo que el régimen nacionalista que hemos venido padeciendo desde 1977 ha tocado techo y que la gente es cada vez más consciente de los problemas que ha generado: problemas de unos españoles contra otros y de una clase política absolutamente ociosa. Han duplicado los funcionarios, han creado un Estado absolutamente costoso, un clima incómodo, agrio, de insatisfacción y de división. No es extraño, por lo tanto, que partidos que se plantean la política española con un cierto jacobinismo -con esto me refiero por ejemplo a Rosa Díez-, estén teniendo cada vez mayor aceptación al plantear proyectos de una España unitaria y democrática donde las libertades se gozan por igual, independientemente del lugar de origen.

- ¿En este tema no existe un punto de vista intermedio?
- La situación política está tan pervertida que es difícil. Se asocian cosas como que descentralizar, acercar y aproximar la Administración al ciudadano sea una cuestión autonómica, que es justo lo contrario. Se puede descentralizar la Administración y se puede acercar al ciudadano sin necesidad de incorporar elementos nacionalistas. Los municipios no han tenido más que una capacidad de gestión relativa, porque en última instancia está ese monstruo de los Parlamentos Autonómicos. Esa especie de instituciones parasitarias, que consumen una buena parte del presupuesto. Creo que no hay término medio.

- ¿Y en materia de educación puede haber equilibrio?
- Hay un término en el que se extienden los derechos constitucionales a todos y cada uno de los ciudadanos españoles. Por tanto, se trata de simplificar todo aquello que significa duplicidad administrativa, burocrática y política. Yo entiendo que en cualquier caso la enseñanza debe estar debidamente regulada por los poderes centrales. La educación es algo tan importante que no se puede dejar en manos de los políticos y que aunque sea una contradicción, debe ser un pacto de Estado aplicable en todos y cada uno de los territorios españoles. En los mismos o parecidos términos, salvando y respetando el hecho de que pueda haber algunas lenguas vernáculas o lenguas regionales que deben estudiarse y utilizarse con la más absoluta libertad.

- Usted es catalán, ¿es de familia castellanohablante?
- Yo soy de una familia muy antigua. A mis bisabuelos se los llamaba la 'primera migración' de la Cataluña contemporánea. Eran de Almería. Se los llamaba la 'emigración arcádica'. En mi familia hay catalanes, murcianos y almerienses, pero en su totalidad ha sido una familia de republicanos y demócratas, que han sufrido cárcel, represión y exilio. No es algo de lo que me vanaglorie, ya que podrían estar en cualquier otro lado, pero ha sido la casualidad. Una casualidad que ahora nos ha situado otra vez en el lado de los perdedores de la Historia.



******************* Sección "bilingüe" ***********************

Normalizar al Secretario de Política Lingüística es echarle
JUAN JULIO ALFAYA  Periodista Digital

Es anormal que el actual Secretario de Política Lingüística sea quien es. Es antinatural que Feijoo lo haya elegido. Cuando hace meses debatíamos contra los impositores del gallego y ya no tenían argumentos, nos espetaban: "Pues Touriño y Quintana pueden hacer lo que quieran porque tienen mayoría; si decís que los padres de Galicia quieren que sus hijos estudien en castellano, conseguir mayoría en la Xunta de un Partido que os represente y que cambie la Ley".

Nos dicen que hay que preguntar a los afectados. Pero los afectados somos los padres, y no los sindicatos independentistas de la enseñanza ni las Asociaciones de Padres de Alumnos pues muchas de ellas llevan años invadidas por los nacionalistas, que no representan el sentir de la mayoría de los padres.

El 1 de mayo ya se realizó la consulta. Y el resultado fue claro. El gobierno de la Xunta no puede resolver la crisis mundial, ni el problema de las pensiones, ni el terrorismo, ni las guerras del mundo, ni las crisis hipotecarias, pero sí que puede resolver el problema del idioma en Galicia. Por eso el PP ha recibido el voto de tantos gallegos. Y por eso debería ser honrado y normalizar al Secretario de Política lingüística, que organizó entre otras cosas una campaña para promover el decreto 124/07 en el que se negaba la imposición, se mentía descaradamente, y se proponía mayor uso del gallego en algunas escuelas para contrarrestar la perniciosa influencia de los padres que hablamos castellano a nuestros hijos en casa. Perniciosa para sus intereses.

Pues su elección es perniciosa para los nuestros. Y para el PP.
Normalizarle es echarle.
Pedro M. Larrauri
Vigo

nuevo modelo educativo de galicia Educación gestionará las escuelas infantiles y supervisará su contenido
Feijoo esgrime que con ese control se pretende que las aulas sean solo para «aprendizaxe e coñecemento»
Suprimirá la denominación de galescolas que creó el bipartito e integrará todos los centros en una única red
Serafín Lorenzo La Voz 12 Junio 2009

Feijoo deja sin mandilón a las galescolas. La Xunta incorporará a la red de educación infantil los centros que el bipartito, a través de la Vicepresidencia de Quintana, impulsó con una denominación que el PP rechazó por identitaria. Esas escuelas pasarán, en las mismas condiciones que el resto de los centros para niños de 0 a 3 años, al ámbito de gestión de la Consellería de Educación, lo que representa un cambio cuyo alcance va más allá de la revisión de la estructura competencial del anterior Gobierno, ya que también en la etapa de Fraga el control de las guarderías correspondía a la extinta Consellería de Familia. «A educación é de Educación», enfatizó ayer Feijoo.

El Ejecutivo ha iniciado el proceso para ese traspaso funcional «ordenado e sen precipitacións» con la creación de la comisión que lo llevará a cabo. La operación afecta a 477 escuelas públicas y privadas que ofertan 23.544 plazas. En su comparecencia posterior a la reunión del Consello de la Xunta, el presidente subrayó en clave política el cambio de denominación de las galescolas, y significó que, a partir del próximo curso 2009-2010, la Consellería de Educación «supervisará os contidos de todas as escolas infantís». El propósito de ese control, explicó Feijoo, es «normalizar a educación infantil» para que en las aulas «soamente se transmitan aprendizaxes e coñecemento, e nada máis», apostilló.

La Xunta enmarca este traspaso de las escuelas infantiles a Educación en la asunción de que es necesario avanzar en el cumplimiento de los objetivos previstos en la Ley Orgánica 2/2006, para habilitar una red gallega eficiente de centros. En ese sentido, pretende distribuir todas las competencias de los dos ciclos de educación infantil (de 0 a 3 años y de 3 a 6) en un mismo departamento con unos principios pedagógicos comunes. La comisión que abordará la transferencia de los centros de 0 a 3 años está integrada por 11 personas, que representan a las consellerías de Educación, Traballo y Facenda, al Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar, y a la Fegamp.

Más allá de estas reformas, el principal reto está en una oferta limitada que dificulta conciliar la vida familiar y la laboral. Las 23.544 plazas de las 477 escuelas cubren el 39,5% de la población de 0 a 3 años. De esos centros, 212 son públicos y atienden a 11.336 niños. Entre los 265 restantes, 205 son de titularidad privada y 60 de iniciativa social sostenidas con fondos públicos.

Aunque en los últimos siete años las plazas públicas se han duplicado con creces, al pasar de 4.712 a 11.336, siguen siendo insuficientes. Desde la oposición, Feijoo llegó a reprochar al BNG «máis interese en poñer o cuño nacionalista aos centros que en crear prazas novas». En su programa electoral, el PP se comprometió a incrementar esa oferta, pero sin ponerle cifras.

La Xunta retira el programa de inmersión en gallego para niños de infantil de entornos castellanohablantes
E. Álvarez La Voz 12 Junio 2009

La Consellería de Educación no ha convocado la orden de ayudas para centros educativos de entornos castellanohablantes que decidan poner en marcha un aula de inmersión en gallego en la etapa de infantil. Se trata de un programa puesto en marcha hace tres años, y que durante este curso ha beneficiado a 44 colegios.

Este proyecto experimental que puso en marcha el bipartito exige varios requisitos, como son la voluntariedad de los padres (que tenían que autorizarlo), así como el hecho de que hubiera más de un aula por curso, para poder escolarizar a los menores cuyos progenitores no optan por este sistema. De los 44 centros que participan este curso, 23 son públicos y el resto concertados, y las ayudas que reciben oscilan entre los 1.445 euros y los 2.500. Este proyecto comenzó en el curso 2006-07 en colegios públicos, y en el siguiente se sumaron los privados concertados.

Desde la Consellería de Educación explican que no se convoca esta orden de ayudas, pero todavía no se ha tomado la decisión de qué hacer con los niños que empezaron ya el programa (es decir, no habrá ayudas para nuevas aulas, pero está sin definir si las mantendrán los menores inmersos en el proyecto).

Los centros participantes valoran muy positivamente este sistema. Uno de ellos es el María Barbeito, de A Coruña. Belén, normalizadora lingüística, asegura que la experiencia está siendo enriquecedora tanto para padres como para alumnos. Ella se puso al frente de la primera aula de inmersión, hace ya tres años. En aquel momento, había dos niños gallegohablantes y tres bilingües de un aula de 25. «Agora estamos falando dunha promoción absolutamente bilingüe». Todo esto teniendo en cuenta que hay menores de Colombia, Bolivia, Rumanía o Cataluña, «e precisamente fai pouco, a nai dun alumno boliviano dicía que nunca imaxinou que o seu fillo tivera tanta soltura falando en galego».

El éxito del proyecto en este colegio se traduce en que si cuando empezó solo un aula de las tres existentes optó por la enseñanza en gallego, los siguientes años fueron ya dos por curso, lo que implica a 125 estudiantes de infantil actualmente.

La Xunta insta a los directores a prohibir actos contra la consulta a los padres
Recuerda que todos pueden opinar, pero no tratar de influir en jornada laboral, «nin nun senso nin no outro»
Elisa Álvarez Libertad Digital 12 Junio 2009

La Consellería de Educación ya ha remitido a los colegios e institutos gallegos las instrucciones para desarrollar la consulta a los padres, que en teoría se repartirá hoy a las familias. La entrega y recogida de este cuestionario, para conocer en qué lengua quieren los progenitores que estudien sus hijos, debe llevarse a cabo desde los centros, por lo que los directores son los responsables del normal desarrollo de todo el proceso.

De ahí que la Xunta haya advertido en un correo electrónico a los directores que, «en consecuencia, deberán prohibir todas as accións ou actos, tanto a favor como en contra do mesmo, mantendo informada en todo momento á inspección educativa». El comunicado reprueba por lo tanto el manifiesto en contra de la consulta que firmaron la Asociación de Directores de Galicia y la mayoría de los sindicatos, o la campaña de información que llevan a cabo los equipos de normalización.

Los primeros en poner el grito en el cielo ante esta medida han sido los sindicatos STEG y CIG. El primero habla de persecución de la libertad de expresión y de correo intimidatorio, mientras que el segundo hace un llamamiento al profesorado a que «actúe segundo o seu criterio sen deixarse intimidar polas ameazas ilegais». Otra de las críticas que esgrimen las organizaciones sindicales es la sobrecarga de trabajo que tendrán los equipos directivos coincidiendo con el fin de curso.

En las instrucciones remitidas a los centros se remite un justificante de participación, con una copia para el colegio y otra para la familia, que deberá ser cubierto por los responsables del centro. Este documento lleva la firma y el sello del colegio, y deberá entregarse uno por cada cuestionario cubierto.

La coordinadora de equipos de normalización también ha criticado la presión por parte de la inspección, recordando que sus dípticos informativos se limitan a informar sobre la lengua.

Más guarderías, menos ideología
Ignacio Carballo La Voz 12 Junio 2009

Galicia, con solo una plaza de guardería pública por cada cinco niños de 0 a 3 años, está lejos de alcanzar el índice de cobertura del 33% recomendado por la Unión Europea para el 2010, pese al notable incremento de los últimos años (de 4.712 en el 2002 a 11.336 en la actualidad). Para las familias de los más de 3.000 pequeños que quedarán excluidos el próximo curso de los centros dependientes de la Xunta y de los ayuntamientos, lo prioritario es acceder a una plaza que permita iniciar la formación educativa de los niños y, a sus padres, conciliar la vida laboral y familiar sin que suponga un quebranto para su economía.

Con las galescolas y su marchamo nacionalista, el bipartito estableció una disociación que para muchas familias era una imposición, ante la incapacidad real de optar debido a la escasez de centros. Una plaza era un auténtica chiripa, por encima del color de los mandilones. Lo que se impone ahora es la coherencia, que pasa por el respeto a la lengua materna, sea el gallego o el castellano.

La Xunta retoma el "nome tradicional" de escuelas infantiles y emprende su traspaso de Traballo a Educación
SANTIAGO. AGN El Ideal Gallego 12 Junio 2009

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció el inicio del traspaso de hasta 477 escuelas infantiles de 0 a 3 años que suman 23.544 plazas a la Consellería de Educación, pues hasta ahora dependendían de Traballo e Benestar. Lo explicó tras la reunión del Gobierno gallego, donde incidió en que "volvemos ao nome tradicional de escolas infantiles", por lo que se deja atrás el término de Galescolas que el bipartito atribuyó a algunos centros.

El Consello da Xunta aprobó hoy la creación de una comisión formada por once personas que serán las que se encarguen de realizar este traspaso, de forma "ordenada", dijo Feijóo, quien aboga porque "todo o sistema educativo" dependa de la Consellería de Educación. Ya en el curso 2009/2010 será este departamento de la Xunta el que se encargue de "supervisar todos os contidos de infantil", explicó.

"Nas aulas só apredizaxe e coñecementos, e criterios pedagóxicos supervisados pola Consellería de Educación", afirmó el presidente gallego, quien admitió que el traspaso efectivo "tardará tempo", debido a que afecta también a "profesionais". De las 477 escuelas, 212 son públicas, 60 privadas en manos de entidades de iniciativa social financiadas por la Xunta y otras 205 son de titularidad privada.

La reforma que plantea la Xunta de Galicia pretende unir en un único departamento y con principios pedagógicos comunes los dos ciclos de educación infantil (de 0 a 3 y de 3 a 6 años). De eso se encargará la comisión que integran cuatro miembros de la Consellería de Educación, cuatro de Traballo e Benestar, un representante de la Consellería de Facenda, otro del Consorcio Galego de Servizos da Igualdade e o Benestar y otro de la Federación de Municipios e Provincias.

Por Educación estarán el conselleiro, Xesús Vázquez Abad; el secretario xeral, José Luis Vázquez Fernández; el director xeral de Educación, Formación Profesional e Innovación, José Luis Mira Lema y el subdirector xeral de Persoal, José Luis Canosa. Por parte de Traballo estarán la conselleira, Beatriz Mato, la secretaria xeral, Cristina Ortiz; la secretaria xeral de Familia e Benestar, Susana López Abella y el subdirector xeral de Familia, Manuel Vila López.

Feijóo acaba con las escuelas infantiles de adoctrinamiento nacionalista
 Periodista Digital 12 Junio 2009

Está dando la vuelta a la política lingüística como a un guante. "Discrepo del nacionalismo de importación, que se afana en sembrar un sentimiento antiespañol; y también de los grupos minoritarios que usan la lengua como arma". Núñez Feijóo ha dado un nuevo paso en el desmantelamiento del sistema lingüístico ideado por el bipartito de Touriño y Anxo Quintana con la puesta en marcha de la primera fase de reconversión de las «galescolas», las escuelas de instrucción nacionalista.

La red, que suma 477 centros (212 públicos y 265 privadas, de los que 60 figuran en manos de entidades de iniciativa social y están financiadas por el gobierno galaico) y alberga 23.544 plazas, se traspasará a Educación, cartera que en el curso 2009-2010 asumirá la supervisión de los contenidos, según publica ABC.

En el gobierno coaligado, las guarderías dependían, paradójicamente, de la extinta vicepresidencia del BNG. El nombre también se rectifica, de modo que se recupera el tradicional «escuelas infantiles», y se elimina el polémico calificativo pergeñado por el Bloque. «Y en las aulas, solamente aprendizaje y conocimientos», manifestó el mandatario autonómico, que quiere dejar atrás la etapa de mandilones, himnos y el experimento de la inmersión lingüística exclusiva en gallego.

La reforma del PP fusionará en un único departamento, bajo principios pedagógicos comunes, los dos ciclos de educación infantil (de 0 a 3, y de 3 a 6 años). De la restauración se encargará una comisión de once personas, cuatro de Educación, otros tantos de Trabajo y Bienestar, un miembro de Hacienda, otro del Consorcio Gallego de Servicios de Igualdad, y el último de la Fegamp.

«El cambio será gradual».


España
Las 'galescolas' recuperarán el nombre de 'Escuelas infantiles' y volverán a Educación
La Xunta sustituye el término acuñado por el anterior Gobierno bipartito
Epwww.lavozlibre.com 12 Junio 2009

Santiago de Compostela.- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado la creación de una comisión que iniciará de inmediato el "traspaso ordenado" de 477 escuelas infantiles de la comunidad, que pasarán de la Consejería de Trabajo y Bienestar a Educación y recuperarán desde el próximo curso su "nombre tradicional" en vez del término 'galescola' acuñado por el anterior Gobierno bipartito.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de la Xunta, Feijóo explicó que esta comisión se encargará de traspasar todos los centros de 0 a 3 años a Educación, que fijará sus "criterios pedagógicos" a a partir del año académico 2009-2010, con el objetivo de "unificar" un sistema basado "en el aprendizaje y en el conocimiento".

Según explicó el presidente, las 477 escuelas infantiles de la comunidad albergan un total de 23.544 plazas, de las que 212 son públicas, 60 privadas en manos de entidades de iniciativa social y financiadas por la Xunta y otras 205, de titularidad privada.

La comisión estará constituida por un total de 11 miembros. Así, formarán parte de la ponencia el consejero de Educación, Jesús Vázquez; el secretario general del departamento educativo, José Luis Vázquez; el director general de Educación, Formación Profesional e Innovación, José Luis Mira; y el subdirector general de Personal, José Luis Canosa.

Por parte de la Consejería de Trabajo y Bienestar estarán la titular del ramo, Beatriz Mato; la secretaria general del departamento, Cristina Ortiz; la secretaria de Familia y Bienestar, Susana López Abella; y el subdirector general de Familia, Manuel Vila. Asimismo, habrá un representante de la Consejería de Hacienda, y otros dos portavoces del Consorcio Gallego de Servicios de Igualdad y Bienestar y de la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp).

DECRETO DE EDUCACIÓN INFANTIL
Núñez Feijóo anunció la creación de esta comisión después de que el Gobierno gallego aprobase la pasada semana un nuevo decreto que regula el currículo para la etapa de Educación Infantil, dividida en un primer ciclo -de 0 a 3 años- y un segundo ciclo de 3 a 6 años.

La Xunta confirmó que este decreto incluye la enseñanza de Religión dentro del segundo ciclo de Educación Infantil, aunque al inicio de cada curso, serán los padres o tutores de los alumnos quienes decidirán si sus hijos reciben o no esta enseñanza.

El objetivo del Gobierno gallego es "respetar" los derechos "de todo el alumnado" y de sus familias para que la enseñanza de Religión "no suponga ninguna discriminación". "Cerramos un vacío de dos años y medio", sentenció Núñez Feijóo tras la aprobación de este documento y manifestó su "satisfacción" por haberlo asentado en los pilares de "la flexibilidad y la corresponsabilidad de los padres".

CONSULTA GALLEGO
Por otra parte, Núñez Feijóo asumió hoy las críticas vertidas por el Colegio Oficial de Psicología de Galicia sobre la consulta sobre el gallego en la enseñanza. "Su opinión es respetable", dijo, si bien matizó que "los padres también tienen derecho a opinar".

"Si todo el mundo tiene algo que decir, ¿cómo no lo van a hacer los padres con niños en edad escolar?", indicó y reiteró que esta consulta será un paso previo a la elaboración de un nuevo decreto en la enseñanza en sustitución del aprobado por el bipartito. La intención del mandatario gallego es que la implantación del nuevo documento se prolongue "durante mucho tiempo".

Feijóo rebautiza las 447 «galescolas» como escuelas infantiles y acaba con la política lingüística de Touriño
Los decretos aprobados «in extremis» por el último gobierno de Juan José Ibarretxe, en los que se estableció el euskera como principal lengua vehicular de la enseñanza, serán derogados en septiembre, de forma que no llegarán a aplicarse, según anunció la consejera de Educación, Isabel Celaá, en su primera comparecencia ante el Parlamento vasco. Celaá citó el acuerdo entre el PSE y el PP, en el que ambos partidos fijaron el objetivo de alcanzar un «bilingüismo integrador», con respeto a la «libertad de elección de la lengua vehicular por parte de las familias».
ANA MARTÍNEZ | SANTIAGO ABC 12 Junio 2009

«Discrepo del nacionalismo de importación, que se afana en sembrar un sentimiento antiespañol; y también de los grupos minoritarios que usan la lengua como arma». El enunciado es del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que ayer dio un nuevo paso en el desmantelamiento del sistema lingüístico ideado por el bipartito de Touriño y Quintana con la puesta en marcha de la primera fase de reconversión de las «galescolas».

La red, que suma 477 centros (212 públicos y 265 privadas, de los que 60 figuran en manos de entidades de iniciativa social y están financiadas por el gobierno galaico) y alberga 23.544 plazas, se traspasará a Educación, cartera que en el curso 2009-2010 asumirá la supervisión de los contenidos. En el gobierno coaligado, las guarderías dependían, paradójicamente, de la extinta vicepresidencia del BNG. El nombre también se rectifica, de modo que se recupera el tradicional «escuelas infantiles», y se elimina el polémico calificativo pergeñado por el Bloque. «Y en las aulas, solamente aprendizaje y conocimientos», manifestó el mandatario autonómico, que quiere dejar atrás la etapa de mandilones, himnos y el experimento de la inmersión lingüística exclusiva en gallego.

La reforma del PP fusionará en un único departamento, bajo principios pedagógicos comunes, los dos ciclos de educación infantil (de 0 a 3, y de 3 a 6 años). De la restauración se encargará una comisión de once personas, cuatro de Educación, otros tantos de Trabajo y Bienestar, un miembro de Hacienda, otro del Consorcio Gallego de Servicios de Igualdad, y el último de la Fegamp. «El cambio será gradual», expresó Feijóo, en su último consejo de gobierno.

En la anterior reunión de su gabinete, se había comprometido a corregir las imposiciones idiomáticas en las oposiciones, garantizando que las próximas que convoque la administración regional podrán responderse en cualquiera de las dos lenguas cooficiales, con la excepción de la prueba propia de gallego, indispensable para los que no puedan aportar el certificado que permite la exención.

El jefe del ejecutivo supeditó esta medida a su promesa de un «bilingüismo amable y cordial». La variación obliga a readaptar la Ley de Función Pública aprobada por el equipo de Touriño, que obligaba a acreditar el conocimiento del gallego no sólo a través del examen de idioma: al menos una de las pruebas comunes se debía realizar igualmente en gallego. También establecía la posibilidad de pruebas adicionales «para aquellos puestos que requieran especial conocimiento de la lengua propia». Un caso paradigmático es el de los aspirantes a profesores que en 2008 debieron presentar y exponer su programación didáctica, de 60 folios, sólo en gallego.

Frente a estas demostraciones adicionales de la época de los socialistas y frentistas en el poder, «ahora los examinandos podrán hacer el examen en gallego o en castellano y escoger, si es tipo test, que las preguntas sean en cualquiera de los dos idiomas», matizó el líder de los populares, que añadió que, asimismo, los padres podrán opinar sobre el idioma en el que deben estudiar sus vástagos.

Sondeo a 330.000 familias
Así, Educación presentó una encuesta voluntaria y confidencial que se entregará a 330.000 familias con hijos en edad escolar. Se sabe que será vinculante, pero ni el presidente ni el secretario general de Política Lingüística, el independiente Anxo Lorenzo, han indicado cómo repercutirá el resultado en la planificación educativa. Sí han avanzado que el sondeo es la primera fase para la derogación del controvertido decreto del gallego en la enseñanza, que imponía que al menos el 50% de las clases se impartiesen en esta lengua. «Pertenece al sentido común», resumió Feijóo.

España
Polémica en Cataluña por el examen final de Primaria
Acusaciones cruzadas sobre el nivel académico del alumnado
Epwww.lavozlibre.com 12 Junio 2009

Madrid.- El diputado del PP catalán Rafael López ha asegurado que el nivel del examen que el Consejo Superior de Evaluación el Sistema Educativo realizó hace un mes a los alumnos de sexto de Primaria de Cataluña es "muy bajo", y que lo podrían contestar alumnos de cuarto.

En un comunicado lamentó así que un 25,3 por ciento de los estudiantes de sexto de Primaria no hayan superado las pruebas de competencias básicas -catalán, castellano y matemáticas- del examen.

Para el diputado popular, el nivel educativo en Cataluña es "muy bajo", lo que perjudica la competencia de los alumnos respecto a otras comunidades. Recordó también que el informe Bofill situaba el fracaso escolar del sistema educativo catalán entre los más elevados de España.

Ante este escenario, criticó que el consejero de Educación, Ernest Maragall, mire "hacia otro lado", y alertó de que la futura Ley de Educación de Cataluña (LEC) no mejorará esta situación.

"La educación catalana ha alcanzado una situación insostenible que puede hacer peligrar el futuro educativo y laboral de toda una generación", concluyó.

SIN SORPRESAS PARA MARAGALL
Por su parte, Ernest Maragall, afirmó ver "sin sorpresas" los resultados de las pruebas de sexto de Primaria, que revelan que uno de cada cuatro niños no tiene el nivel básico para pasar a la Secundaria en Cataluña.

En rueda de prensa, el consejero afirmó que estos resultados son "indiscutiblemente coherentes" con los del diagnóstico que el Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo realizó hace dos años. "No hay sorpresas sino coherencia con otras pruebas", explicó.

Maragall recomendó "huir de explicaciones simples" e instó a las escuelas a compararse con sí mismas. El consejero explicó que los resultados de hace dos años posibilitaron el desarrollo del proyecto de la Ley de Educación de Catalunya (LEC), y dijo que la respuesta que hoy necesita la educación es la que el Gobierno catalán "pone en sus manos", con el despliegue de la ley.

"Ahora sabemos cuales son los problemas y dificultades, y sabemos que hay esperanza y posibilidad de mejora", explicó, quien consideró que la realización de esta prueba era "urgente". Sin embargo, recordó que este es el primer año de su celebración y que las pruebas "cobrarán sentido" cuando sean sistemáticas y permitan valorar la evolución de los centros y de sus estudiantes.

Maragall definió la prueba de competencias básicas como un "GPS en tres dimensiones" y una herramienta de "cirugía fina". "Me siento orgulloso [de la prueba] porque tenemos en las manos un capital inmenso", dijo.

NO RECOMIENDA REPETIR CURSO
La finalidad última de toda esta información es ofrecer el apoyo necesario a las escuelas con peores resultados, y que éstas, en el marco de su autonomía, actúen para mejorar el rendimiento de sus estudiantes, decidiendo junto a los padres sobre la recomendación de repetir curso. Pero advirtió de que la repetición "no es lo más adecuado".

"Desde aquí no aconsejamos, apoderamos", dijo Maragall, y explicó que este 25 por ciento de alumnos sin las competencias básicas adquiridas "puede alcanzarlas después, a lo largo de la Secundaria".

En la misma línea, el presidente del Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo, Joaquim Prats, aseguró: "No nos ha sorprendido nada de lo que hemos visto", y explicó que no se han detectado casos de alumnos que sepan mucho catalán y poco castellano o al revés, sino que los que han sacado buenas notas en catalán, también lo han hecho en castellano. "Sería muy perverso decir lo contrario", advirtió.

PREOCUPACIÓN EN LOS PADRES
La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Cataluña (Fapac) considera que los resultados de la prueba de sexto de Primaria son "preocupantes", pero afirmó que el examen proporciona una información "útil".

El presidente de la Fapac, Walter García-Fontés, explicó que esta cifra coincide con las tasas de alumnos que no consiguen graduarse en Secundaria, lo que consideró "indicativo". "Es como si los alumnos con cierto atraso en Primaria son los que se quedan luego descolgados en la Secundaria", aclaró.

Pero apuntó que toda la información recopilada en estas pruebas será útil a las familias, a las escuelas y a la Administración. En primer lugar, consideró necesario que los padres conozcan al detalle el rendimiento de sus hijos para "aumentar el apoyo educativo". Atribuyó a las escuelas el estimular a los profesores de los centros con peores resultados, e instó al Gobierno catalán a proveer de recursos y posibilidades a las escuelas con peores notas.

Además, García-Fontés pidió que la información de cada centro --que en los informes sale comparada al resto de escuelas catalanas y a otras en sus mismas condiciones socio-económicas-- pueda ser comentada y trabajada en los consejos escolares por todos los agentes implicados.

Asimismo, reclamó que esta información sirva para suavizar el paso de Primaria a Secundaria en las escuelas públicas, para lo que debería incrementarse la cooperación entre profesores de sexto de Primaria y primero de Secundaria.

Conflicto
Zaragoza celebra el Día de la lengua aragonesa y de sus modalidades lingüísticas el 13 de junio
La jornada está organizada por la Plataforma No Hablamos Catalán
www.lavozlibre.com 12 Junio 2009

Madrid.- El próximo sábado 13 de junio se celebra el Día de la lengua aragonesa y de sus modalidades lingüísticas, un encuentro organizado por la Plataforma No Hablamos Catalán (PNHC), que ya se ha manifestado en otras ocasiones en defensa del habla aragonés

A partir de las 12 del mediodía, la tienda FNAC de Zaragoza acoge un programa de actividades variadas dedicado a la modalida lingüística de Aragón denominada 'chapurreau'.

En el programa festivo destacan los cursos de 'chapurreau' en Radio Argentina y la presentación de dos libros en aragonés oriental 'Lo canal de tamarit' y 'Los berbos fragatíns'.

El 'chapurreau' es una lengua que algunas minorías, recuperadoras de la identidad de Aragón, han intentado salvar. Las diferencias entre la lengua aragonesa y el catalán son todavía motivo de controversia por la existencia de una importante zona en esta región en la que el catalán está fuertemente implantado. Se trata de la franja fronteriza de Aragón con Cataluña.

A la Plataforma No Hablamos Catalán se le sumarán diferentes formaciones políticas como Unidad Aragonesa, Partido Social Demócrata, Rolde Choben-Jóvenes del PAR... y una veintena de asociaciones culturales y entidades adheridas de otros territorios como la Academia de la Lengua Balear, Convivencia Cívica Catalana y el Movimiento Estudiantil Valencianista.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial