AGLI

Recortes de Prensa    Lunes 15  Junio 2009

 

Los primeros pasos de la normalidad nacional en el País Vasco
Santiago Abascal elsemanaldigital 15 Junio 2009

Hoy la normalidad es noticia. Los miembros de la mesa del Parlamento Vasco serán recibidos por el Rey de España en un acto de normalidad democrática y nacional

Sorprende que sorprenda lo que habría de ser normal. Pero tantos años tratando de cortar amarras con España, "anormalizando" a la sociedad vasca, arrebatándola parte de su identidad, la común, la española, han afectado a nuestra capacidad cognitiva. Hoy es noticia, y además noticia destacada, la recepción del Jefe del Estado a los miembros de la Mesa del Parlamento Vasco.

Tal cosa no sería un hecho noticioso destacable en condiciones normales. Como mucho daría lugar a un breve perdido entre páginas o a una pequeña foto sin trascendencia. Sin embargo, en el País Vasco, tal visita ocupa desde ayer las portadas de los periódicos.

Y se entiende, porque lo que ha acontecido en nuestra tierra vasca en los últimos 30 años ha sido excepcional. Hasta tal punto que lo excepcional constituyó la normalidad durante esas ominosas décadas nacionalistas.

Ahora hemos sabido lo que era un secreto a voces. Que los policías autonómicos recibían instrucciones para no perseguir a los delincuentes etarras. Ahora andamos intentando garantizar algo tan "lujoso" como poder matricular a los hijos en la lengua oficial del Estado, lengua nacional de España y lengua materna mayoritaria de los vascos. Ahora andamos dándole vueltas al cambio del himno y del escudo de la comunidad, símbolos en los que el nacionalismo gobernante había infiltrado su retórica separatista. En fin, que andamos haciendo lo más difícil; que lo normal sea lo normal, y que la desviación política sea lo excepcional.

Falta mucho trabajo por hacer aun en el País Vasco. Treinta años de ruina democrática y nacional no se arreglan con una restauración de cuatro años. Ni siquiera, valga el ejemplo, con constructores locales, es decir, con políticas autonómicas. Harán faltan muchos años para arreglar el estropicio, y sobre todo, será imprescindible el concurso de los líderes nacionales con políticas desde el Congreso de los Diputados para reparar el desaguisado secesionista.

Mientras tanto, bienvenida sea la iniciativa de Arancha Quiroga de ir a ver al Rey de España, al Rey de los vascos.

Núñez Feijóo y los nacionalistas
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 15 Junio 2009

CON los nacionalistas no sirven carantoñas ni enfrentamientos a cara de perro. La única política eficaz es ponerles ante la escueta realidad, que atropellan y falsifican continuamente. Si se les hacen carantoñas y concesiones, como han venido haciendo los gobiernos de todos los pelajes, con la esperanza de atemperar su distanciamiento de la nación española, lo único que se consigue es que se vean afianzados en sus reivindicaciones, y que pidan más. Si, por el contrario, nos enzarzamos en agrias discusiones, aumentaremos su victimismo, una de sus armas favoritas. Así que conviene evitar tanto los arrumacos como las polémicas, y ajustarnos a la realidad, que no les otorga, ni de lejos, el monopolio del «nacionalismo» en su comunidad. Cuando son un grupo entre tantos, ni siquiera el más numeroso, aunque puede el más peligroso. El único político que hasta ahora lo ha puesto en práctica es Alberto Núñez Feijóo, presidente de Galicia. Su éxito ha quedado acreditado en las urnas y en sus primeras decisiones de gobierno.

Para afrontar la cuestión lingüística, mascarón del proa de la causa nacionalista, Núñez Feijóo no se ha dejado impresionar por la apropiación ilegítima que los nacionalistas han hecho de la lengua de su comunidad, y ha decidido, sencillamente, preguntar a los padres de familia en qué idioma quieren que se eduque a sus hijos, el español o el gallego. Porque Galicia, en la senda de Cataluña, marchaba a pasos agigantados hacia la imposición del gallego en todo tipo de aulas. Lo que fue una de las causas de la derrota del bipartito en las pasadas elecciones. Pues, aunque pocos amarán su lengua más que los gallegos, pocos conocen mejor que ellos la importancia del español para moverse por el mundo. Tampoco creo que Núñez Feijóo sea menos galleguista que Touriño o Quintana. Creo, en cambio, que es más inteligente -o más honesto- que ellos, y que sabe mejor lo que necesita su tierra, como lo saben los gallegos, a quienes piensa consultar sobre un asunto tan trascendental como es la formación de sus hijos. Si responden que quieren que sea en gallego, perfectamente, es su decisión y su responsabilidad. Pero si dicen que es en español, que no nos vengan con más gaitas, nunca mejor usada la expresión. Y sospecho que ésta será la decisión de la mayoría, ya que, en otro caso, quienes hubieran hecho esa consulta hubiesen sido los nacionalistas. Y no la hicieron cuando podían. Por algo será.

«Discrepo del nacionalismo de importación, que se afana en sembrar el sentimiento antiespañol; y también de los grupos minoritarios que usan la lengua como arma», ha dicho Núñez Feijóo. Unas palabras que deberían de figurar en el frontispicio de todo Gobierno autonómico que trabaje por el bien de sus ciudadanos, y no de aprovechar el amor a la patria chica en beneficio particular.

Galicia
¿Para qué sirve ganar las elecciones?
José Vilas Nogueira Libertad Digital 15 Junio 2009

Nadie ha podido objetar la victoria del Partido Popular en las últimas elecciones autonómicas gallegas, teóricamente legislativas, prácticamente presidenciales, como todas las que se celebran en nuestro corrupto sistema, donde nada es lo que parece. Independientemente de la opinión que pueda merecer el, primero, candidato pseudo presidencial y ahora presidente de la Junta de Galicia, Núñez Feijóo, la mayoría de los votantes optaron por él. También, al margen de su influencia en el resultado, el elemento más novedoso de su campaña fue su compromiso a respetar los derechos de los gallegos castellanohablantes, apuesta arriesgada si se considera, por una parte, la nefasta política lingüística de Fraga Iribarne y, en general, el acendrado y permanente complejo que atenaza al PP ante lo que la los nacionalistas y la izquierda consideran políticamente correcto.

Lo cierto es que, constituido el nuevo Gobierno gallego, nada ha cambiado. Las promesas de Feijóo se han diluido ante las presiones y la resistencia organizada del sector de las gentes de la cultura. Como ayer, en el Parlamento gallego ni un solo diputado se atreve a intervenir en español. Como ayer, el presidente de la Junta y todos sus consejeros utilizan exclusivamente el gallego como idioma oficial. O no existe nadie que haya votado al PP en función de sus promesas de nueva política lingüística, o asume esta nueva (vieja) realidad con perfecta resignación. Por el contrario, los fundamentalistas extremistas no le perdonan al nuevo presidente sus propósitos (no consumados) de cambio del estatus quo lingüístico. Han encontrado en ellos una excelente oportunidad para deslegitimarlo, acusándolo de franquista, "pecado horrible" para tan reputados demócratas, como los nacionalistas y demás socios totalitarios. Total que el bueno de Feijóo, por oportunismo electoral y por un mal cálculo de las resistencias que iba a encontrar, ha hecho un pan como unas hostias.

Porque el mundo fundamentalista de nacionalistas y asociados está deliberadamente cerrado a la razón. La mejor prueba es la permanente deformación del programa de "Galicia bilingüe". Sólo la mala voluntad puede entender que sus objetivos son el ataque al gallego o la pretensión de hegemonía del castellano. La cuestión es muy simple y distinta: se trata de que los castellanohablantes puedan elegir la lengua de escolarización para sus hijos, justo lo mismo que estos demócratas a la violeta, reclamaban a la dictadura franquista a favor de los hijos de los gallegohablantes. ¿Es que es tan difícil de entender? Se pueden discutir las modalidades precisas de aplicación, ¿pero dónde está el ataque al gallego? En ninguna parte, pero hay que simularlo, pues, conforme a la estrategia nacionalista, cada conquista alienta otra ulterior, y en este momento se trata de excluir el español de Galicia, convirtiéndola en una sociedad exclusivamente monolingüe en gallego.

Ciertamente, los votantes nacionalistas no son muchos. Según los dirigentes del propio Bloque se mueven alrededor del nueve por ciento. Pero cuentan con la complicidad del PSOE, siempre interesado en desintegrar España, y de su enorme influencia en el mundo sindical, y de las gentes que manejan las instituciones de la cultura (paradójicamente, se da una nueva versión de la vieja consigna carrillista "de alianza de las fuerzas del trabajo y la cultura"). Haría falta un partido de oposición menos interesado en ganar las elecciones que en cambiar la cultura política de este desdichado país. No creo que el PP gane las próximas "legislativas" (pseudo legislativas, pseudo presidenciales). Pero si las ganase, salvo para los implicados en la oligarquía partidista, nada va a cambiar.
José Vilas Nogueira es profesor emérito de la Universidad de Santiago de Compostela

Comicios
Irán elige
GEES Libertad Digital 15 Junio 2009

Irán es más que una dictadura, casi un régimen totalitario, pero un extraño totalitarismo. De acuerdo con una rigurosa ley islámica, hace amputaciones públicas a delincuentes, lapida a adulteras y homosexuales, comete toda clase de violentas arbitrariedades contra los opositores cuando cree convenirle, adiestra y financia terroristas a gran escala y viola acuerdos internacionales. Pero al mismo tiempo deja un cierto margen de esporádica y precaria libertad de expresión a universitarios y opositores, cuya capacidad de organización bloquea mucho antes de que se conviertan en una amenaza. Estas manifestaciones de libertad vigilada sorprenden y a veces engañan a los visitantes.

La más extrema manifestación de estas contradicciones controladas en toda la historia del régimen ha sido la campaña para las elecciones presidenciales celebradas el pasado viernes doce. El enfrentamiento ha sido tan feroz que cabe preguntarse si se le escapó de las manos al líder supremo –verdadero y eficaz poder último–, el guardián de la revolución Gran Ayatola Jamenei, designado como sucesor por Jomeini.

Jamenei ha mantenido un riguroso silencio durante todo el proceso, y otro de los pesos pesados del régimen, el Ayatola Rafsanyani, ha roto un tabú atreviéndose a criticarlo en carta pública. En el propio Irán se ha extendido la opinión de que estas elecciones representan una novedad decisiva en la Revolución, que este año cumple los treinta. La mayor parte de la joven población ha nacido bajo el régimen.

Lo que no tiene nada de novedoso es que los cuatro competidores por el puesto presidencial, incluido su ocupante de ahora, Ahmadineyad, son hombres del régimen, el cual filtra cuidadosamente a los candidatos. Partidarios del presidente que trata de revalidar su puesto han acusado a los rivales de haber sido incluso más radicales que su favorito. La respuesta es sí, pero en los tiempos iniciales. En todo caso, todos se han mostrado partidarios del tema que enfrenta a Irán con el mundo, el programa nuclear, desarrollado en violación del Tratado de No Proliferación del que el país es signatario, que defienden como puramente civil, pero que carece por completo de sentido fuera de una decidida intencionalidad militar.

Se trata por tanto de una pura lucha intestina por el poder, pero una lucha a la que se apuntan incluso muchos de los más decididos opositores del régimen, esperando que los posiciones enfrentadas tengan algunas consecuencias prácticas para la vida de los ciudadanos.

Aunque los temas internacionales salieron en los debates televisados entre Ahmadineyad y su principal contendiente, el ex primer ministro Mousavi, la campaña ha girado en torno a la economía. Los sectores más críticos señalan el progresivo hundimiento del país. El presidente en funciones defiende su gestión a favor de los más pobres. Una típica política de utilizar los caudales públicos para crear dependencia y asegurarse votos.

Más allá del estricto control de los candidatos, en un régimen como el iraní resulta siempre muy ingenuo creer que los resultados reflejan la voluntad popular. No es sorprendente que Ahmadineyad se haya alzado con la victoria. Las encuestas le daban una cómoda victoria a Mousavi, pero son encuestas de la oposición, cuya fiabilidad no es certificable. Lo que sí es una novedad es el clamor de denuncias de fraude. El régimen ha mostrado una elevada inmunidad frente a presiones populares. Es sumamente improbable que ahora sea distinto.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

El círculo cuadrado
GABRIEL ALBIAC ABC 15 Junio 2009

EN una secuencia de Casablanca, que todo aficionado al cine recuerda, el capitán Renaud procede a cerrar, con manifiesta desgana, el garito del colega Rick. A la demanda del por qué, Renaud responde, en digno tono ofendido: «¡Estoy escandalizado! Acabo de enterarme de que en este local se juega». Es el preciso instante en el cual un camarero se le acerca cortésmente: «Sus ganancias en la ruleta, señor». «Muchas gracias». Renaud se embolsa el fajo y sigue con el desalojo.
Occidente anda estos días escandalizado. Acaba de enterarse de que las elecciones en Irán no fueron democráticas. ¿Y cuándo ha hablado Irán de democracia? Seamos serios. Desde que los ayatolás, bajo guía espiritual de Jomeini, derrocaron al Shah, Irán se constituyó en régimen coránico. Lo cual excluye la legitimidad, no ya de la democracia, sino del Estado nacional. Ambos, Estado-nación y democracia, son invenciones paganas, que no puede un musulmán sino juzgar heréticas.

Sólo en la umma, comunidad de los creyentes, se identifica el pueblo fiel al Dios. Si los gobiernos locales de los países árabes -y, muy en especial, el de la Arabia Saudí, tierra sagrada del Profeta- son para Irán demoníacos, es por esa abominación que los contamina: una estructura política ajena a lo que el Corán dicta. Y si la República Islámica de Irán ha preservado su prestigio de ciudadela del islamismo en guerra final contra los incrédulos, ha sido precisamente por su rigor al alzar la más imponente teocracia hoy viva.

No gobierna Ahmadineyad; no gobierna el Consejo de Guardianes, que supervisa la ortodoxia coránica de cada decisión del gobierno; ni gobierna el Líder religioso Supremo y jefe máximo del ejército -ayer el ayatolá Jomeini, hoy el ayatolá Jamenei-, el cual nombra al Consejo de Guardianes, pero también a los jueces. Gobierna Alá. Sólo. Los otros son nada más vicarios suyos. Especular acerca de sutiles grados de democracia en un régimen que se define a sí mismo como teocrático, es un modo muy poco inteligente de perder el tiempo. «Teocracia democrática» es un oxímoron: un «círculo cuadrado».

No hace falta recordar que «elecciones» no es igual a «democracia». Cualquiera de mi edad sabe si había publicitadas elecciones en el franquismo. O en los despotismos del Este. Democracia es una tupida red de garantías, que reposa sobre dos pilares: la autonomía de poderes contrapuestos, uno; el otro, la universal convención jurídica que hace iguales ante la ley a todos los ciudadanos, sin distinción alguna. Ambos son imposibles en la literalidad islámica.

El primero, porque, por encima de cualquier ley o norma humana, está la ley universal que Alá dictó en el Libro; y que abarca, sin exclusión, todos los instantes en la vida del creyente; dividir los poderes sería, así, violar el dictado divino, del cual no hay poder que pueda emanciparse.

El segundo pilar, la universal igualdad ante la ley, es aún más impensable. Es muy claro el Corán sobre quién -y quién no- sea sujeto estricto de derecho. Y en qué medida. Y, aun en la privilegiada comunidad de los creyentes, las líneas de demarcación están blindadas. La mitad de la población musulmana, la femenina, está formada por sujetos jurídicamente inferiores, cuya tutela encomienda el Libro a sus varones. Corán, IV, 34: «Los hombres poseen autoridad sobre las mujeres, en virtud de la preferencia que Dios les ha concedido sobre ellas... Amonestad a aquellas cuya infidelidad sospechéis; encerradlas en habitación aparte y golpeadlas».

No hay círculo cuadrado. No hay Islam democrático. Hay Irán. Y, dentro de muy poco, Irán atómico. Y entonces sí que vamos a enterarnos.

Islam
Guerra contra la modernidad
Clifford D. May Libertad Digital 15 Junio 2009

La guerra emprendida contra Occidente también es una guerra contra la modernidad. Por casi mil años, el islam reinó sin duda en gran parte del mundo. Pero con el devenir de la era moderna –que generalmente se cuenta desde principios del siglo XVIII– el cristianismo superó al mundo musulmán en casi todos los parámetros. Los islamistas creen que la destrucción de todo lo moderno es necesaria para que el islam recupere el poder al que tiene derecho.

"Los que no saben nada sobre el islam sostienen que el islam se posiciona en contra de la guerra", escribía el ayatolá Rujolá Jomeni en 1942. "Los [que dicen esto] son necios. Los que estudien la yihad entenderán por qué el islam quiere conquistar el mundo entero".

Más de tres décadas después, Jomeini pondría su teoría en práctica, liderando una revolución no solamente contra el Shá de Irán, sino también contra Estados Unidos y otras democracias liberales modernas.

La modernidad vino de la mano con la Revolución Industrial: el desarrollo de una extensa variedad de invenciones mecánicas, tecnológicas y científicas. Las sociedades islámicas no demostraron grandes aptitudes en este campo. Por ello, entre otros motivos, se quedaron atrasadas económicamente, con la notable excepción de esos regímenes que encontraron petróleo en sus tierras. Fue la Revolución Industrial la que hizo del petróleo un elemento valioso. Los occidentales lo descubrieron, lo bombearon, lo refinaron y lo han usado desde entonces para alimentar las máquinas producidas por Occidente.

Un componente importante de la Revolución Industrial fue el armamento mecanizado: armas, cañones, tanques, misiles. Inicialmente, esto también favoreció a Occidente. En los albores de su carrera, Winston Churchill luchó contra una variedad de islam radical en el Sudán. En 1899 escribió que esta "fe militante y proselitista" debería considerarse como una grave amenaza y "si no fuera porque el cristianismo está protegido por los fuertes brazos de la ciencia... la civilización de la Europa moderna podría caer al igual que le sucedió a la civilización de la antigua Roma".

Los recientes atentados terroristas –un avión de pasajeros hecho en Estados Unidos se convierte en misil islamista, un teléfono móvil hecho en Europa detona un aparato explosivo en Afganistán– han convertido las tecnológicas en un arma; es demasiado pronto para predecir hasta qué punto se ha llegado.

A lo largo de la mayor parte de la historia, la guerra fue considerada como algo glorioso, al menos por reyes, generales y otros que ostentaban el poder. Nadie expresó esta opinión más elocuentemente que Genghis Khan quien conquistó muchas tierras islámicas en el siglo XIII y que dijo con entusiasmo: "La alegría más grande para el hombre es la victoria: conquistar a sus enemigos; perseguirlos; privarlos de sus posesiones; hacer que sus seres queridos lloren; montar en sus caballos; y abrazar a sus esposas e hijas". Para la gente moderna, semejantes manifestaciones suenan como algo absurdo. Los terribles conflictos del siglo XIX y del siglo XX hicieron que la mayoría de occidentales apreciaran la paz como un tesoro y que vieran la guerra como un infierno de último recurso.

Pero creer que todas las culturas han llegado a considerar la guerra de esta misma manera es un espejismo. Jomeini explicaba lo que él interpretaba como la apropiada perspectiva musulmana: "El islam dice: Maten a [los no-musulmanes], pásenlos por la espada y dispersen [sus ejércitos]. ¡La gente no puede convertirse en obediente excepto por la espada! ¡La espada es la llave del paraíso que solamente los guerreros santos pueden abrir!. Hay centenares de otros salmos [coránicos] y dichos [del profeta] que exhortan a los musulmanes a valorar la guerra y a luchar".

El presidente iraní Mahmud Ahmadineyad y el ayatolá supremo Ali Jamenei son dedicados jomeinistas. Si usted entiende esto, entenderá que no tiene sentido intentar tener contactos con ellos agitando la perspectiva de la "paz". Como recientemente escribió el académico Fouad Ajami, para los islamistas militantes, las treguas y los acuerdos negociados son "en el mejor de los casos un respiro antes de retomar la lucha por su utopía".

Es muy poco serio decir –como lo han hecho los antiguos miembros del Consejo de Seguridad Nacional Flynt y Hillary Leverett en un reciente editorial en el New York Times– que los problemas de Estados Unidos con Irán derivan "de la legítima preocupación por las intenciones americanas" y que lo que a nosotros nos parece hostilidad es en realidad "una reacción fundamentalmente defensiva" por parte del régimen.

Solamente el autoengaño puede explicar su insistencia de que ojalá el presidente Obama "desee trabajar con Teherán para integrar [a Hamás y Hezbolá] como partes en acuerdos duraderos para resolver los principales conflictos políticos de Oriente Medio". Acuerdos que surjan de compromisos y no a través de la conquista y la victoria no es lo que quieren los yihadistas militantes. Y esos "principales conflictos políticos de Oriente Medio" no son nada más que síntomas, no son la enfermedad.

No hay razón –que no sea una quimera– para creer que los gobernantes iraníes y otros islamistas buscan relaciones cordiales con lo que ellos estiman es un Occidente decadente y satánico. Sin embargo, una administración americana tras otra ha actuado como si la verdad fuese distinta. Hace un año en su último viaje europeo como presidente, George W. Bush dijo que los gobernantes en Teherán tendrían que acabar con su deseo de poseer armas nucleares si quieren tener vínculos más cercanos con Estados Unidos y Europa. "Bien pueden sufrir el aislamiento o tener mejores relaciones con todos nosotros", dijo el ex presidente. Uno puede imaginarse a los líderes en Irán riéndose y moviendo la cabeza en desconcierto. Lo que ellos buscan no es nuestra amistad. Es nuestra sumisión. Confundir este principio representa un enorme riesgo.

La Casa Blanca respondió exactamente de la misma forma a la prueba de un dispositivo nuclear por Corea del Norte –régimen que ha suministrado tecnología de misiles y de otros tipos a Irán y a su cliente, Siria– diciendo que "semejantes provocaciones solamente servirán para hundir aún más en el aislamiento a Corea del Norte".

Si el dictador norcoreano Kim Jong Il fuera un hombre moderno, estaría echando lagrimones ante tal perspectiva. Pero al igual que los líderes en Irán, él no se ha modernizado, por tanto eso no le importará. Él seguirá muy feliz en sus trece hasta que, y a menos que, alguien lo detenga.

©2009 Scripps Howard News Service
©2009 Traducido por Miryam Lindberg
Clifford D. May, antiguo corresponsal extranjero del New York Times, es el presidente de la Fundación por la Defensa de las Democracias, institución investigadora dedicada al estudio del terrorismo

¿Qué hacer con los dictadores?
Germán Yanke Estrella Digital 15 Junio 2009

Nada más lógico que recelar de los resultados oficiales en las elecciones de Irán. Ahmadineyad se presenta como triunfador con unas cifras que, según los expertos y los observadores, no se corresponden ni con la participación ni con el reparto previsible por ciudades y zonas. Si alguien pensaba que un régimen totalitario y violento iba a dejar que sus opositores se hicieran democráticamente con el poder debería ahora lamentar su ingenuidad con el anuncio oficial y la represión de los que protestan por el engaño. En casa de los dictadores, las "elecciones" sirven como operación propagandística, no como sistema para conseguir la alternancia pasiva en el Gobierno.

La trampa de Ahmadineyad deja a muchos países (no sólo en Occidente, también en el mundo árabe) con los pantalones bajados. Los que creían que las elecciones, como si en Irán fueran homologables a otros países democráticos, podrían dar paso a una nueva etapa de diálogo se equivocaban. Ni el fraude tranquiliza al poder en Teherán ni era realmente factible que esta ficción publicitaria posibilitara el acceso de los candidatos más moderados. Ahora siguen los radicales totalitarios, sigue la represión de las libertades y de los opositores y sigue una política violenta en el interior y amenazante en el exterior. Amenazante es un eufemismo porque la colaboración de Irán con terroristas y Estados terroristas es una evidencia que convierte en especialmente peligroso su proceso de rearme nuclear.

¿Qué hacer con los dictadores? Porque da la impresión de que los gobiernos occidentales saltan de extremo a extremo como si no hubiese otra opción: o el enfrentamiento bélico, que nadie quiere, o el diálogo sin condiciones reales. La guerra que nadie quiere desempeña aquí el papel de cortina de toda otra posibilidad, que de este modo se rechaza, para abonarse a un diálogo que resulta, cuando menos, sonrojante. Que las democracias del mundo se apresten, siendo maltratadas una y otra vez, a la conversación como método con regímenes que no dialogan con sus ciudadanos, a los que niegan sus libertades, resulta vergonzoso. Que traten de contener la rabia de los amenazados por Ahmadineyad y los suyos en vez de decidirse a detener a quienes amenazan es una triste muestra de la incapacidad internacional para imponer soluciones razonables.

No se puede colaborar con los dictadores ni ceder a sus chantajes. La guerra no es solución, o no lo es en todos los casos, pero la cooperación internacional debe estar con los que luchan en esos países contra el totalitarismo y en defensa de la democracia. Con los dictadores no caben las concesiones, ni incluso la neutralidad. Hay que estar enfrente. Con prudencia, sin duda, sin excesos que den la vuelta a los objetivos, pero siempre enfrente. Es decir, con las víctimas y los opositores.

El español es la tercera lengua más utilizada en Internet
EE.UU. será el país con más hispanohablantes en 2050
www.lavozlibre.com 15 Junio 2009

Madrid.- El informe 'El español: una lengua viva' revela que el español es la tercera lengua más utilizada por los internautas, aunque sólo tres países de habla hispana, España, México y Argentina, se encuentran entre los 20 con el mayor número de usuarios.

Los datos, que muestran que de los casi 1.600 millones de usuarios de Internet, el 8,2% se comunica en español y que, en el periodo 2000-2008, la presencia del idioma en la red ha crecido un 619,3%, se harán públicos en la celebración de El Día del Español -el próximo 20 de junio- en más de 70 sedes del Instituto Cervantes de 43 países.

Este informe recoge también que la demanda de documentos en español en la red es la cuarta en importancia, pero la oferta, es decir, el número de documentos publicados, es mucho menor. Se produce poco material en español teniendo en cuenta el número de usuarios de esta lengua. En 2030 el 7,5% de la población mundial será hispanohablante -un total de 535 millones de personas-, un porcentaje muy por encima del ruso (2,2%), del francés (1,4%) y del alemán (1,2%).

Asimismo, el crecimiento exponencial de la comunidad hispana en Estados Unidos convertirá a este país en el primer país hispanohablante del mundo en 2050. El desarrollo del español se refleja también en datos económicos. El comercio bilateral entre dos países de habla hispana es un 290% mayor que entre países que no comparten este idioma, lo que indica la importancia comercial de esta lengua.

CELEBRACIONES
El 20 de junio, las más de 70 sedes que el Instituto Cervantes tiene repartidas en 43 países celebrarán simultáneamente el Día del Español. Las actividades serán inauguradas a las 11 (hora española peninsular) por la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, tras lo cual habrá una lluvia de palabras, que serán lanzadas mediante un cañón de aire comprimido desde las fachadas de los centros de todo el mundo. Esas mismas fachadas se decorarán con las 10 palabras en español más votadas en la página web www.eldiae.es.

A continuación, cada sede ha preparado una serie de actividades relacionadas con el español y la cultura española: habrá concursos de trabalenguas, muros empapelados para que la gente escriba sus palabras, competiciones de microcuentos y refranes, juegos como el cadáver exquisito, conciertos y actuaciones de dj's, representaciones relacionadas con 'El Quijote', talleres de escritura, presentaciones de libros, proyecciones de películas españolas (en el extranjero), regalo de camisetas a cambio de una frase, degustación de palabras horneadas, clases para aprender español 'express', danza e incluso cursos para aprender a preparar tapas y pinchos.

La jornada pretende incrementar la visibilidad de la lengua española en el mundo y crear un punto de encuentro para todos los hablantes de español. Nace con vocación de continuidad en el tiempo y la cita será siempre el sábado próximo al solsticio de verano.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Estatut
La confederación está servida
José García Domínguez Libertad Digital 15 Junio 2009

"Cataluña asumirá bien la sentencia del Estatut", acaba de profetizar el ministro de Justicia con sorprendente, insólita rotundidad. Inaudita clarividencia la suya, toda vez que tan optimista dictamen exige dos premisas, a saber, que el Gobierno disponga ya de la sentencia, y que Zapatero haya aprendido –por fin– a conocer a los catalanes. El problema es que lo primero constituiría un delito de revelación de secreto expresamente tipificado en nuestro ordenamiento jurídico; y lo segundo, un milagro.

Así, que Zapatero no tiene ni idea de cómo son los catalanes lo acredita el que pusiera patas arriba el consenso constitucional por ese papel que, al final, refrendó un irrisorio 35 por ciento del censo; que asintiera a dinamitar los cimientos mismos del Estado a cuenta de algo que no importaba a nadie. Por lo demás, el disponer ahora del veredicto del Tribunal tampoco serviría demasiado a su ministro Caamaño, que, obviamente, no ha leído el Estatut. Porque si conociera el redactado que cometió Alfonso Guerra en la Comisión Constitucional, al menos sabría que el vocablo "nacional" no sólo emerge en el preámbulo.

Y es que también el duende nacional habita en el articulado de la Ley, pequeño detalle formal que dota de validez jurídica a la gramática soberanista que perfuma el texto todo. Sin embargo, instalado en su oronda y feliz inopia, el Notario Mayor del Reino ha asegurado a La Vanguardia que "el Estatut no usa la palabra nación en ningún precepto que tenga fuerza vinculante". Habrá, pues, de rectificar el Vaticano su muy errado escepticismo a propósito del Limbo, que no otra, al parecer, es la residencia oficial do mora el señor ministro.

En otro orden de obviedades, que los ciudadanos de Cataluña nos tomaremos "bien" la sentencia, es decir con absoluta indiferencia, es certeza que avala el absentismo electoral ya crónico, esa creciente desafección silenciosa al catalanismo que reflejan unas urnas estructuralmente vacías. Sin embargo, para Zapatero y su valido Caamaño, el sintagma "los catalanes" remite a una minúscula sinécdoque que empieza y termina en la Muy Honorable Cofradía del Tres Por Ciento. Y el augurio de que ellos, los de las codornices japonesas, asumirán bien la sentencia únicamente puede albergar un significado. Uno y sólo uno. La confederación está servida, que diría Maragall.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Reactivar la Ertzaintza
Editorial El Correo 15 Junio 2009

La política antiterrorista es, junto con la superación de la crisis económica, la prioridad máxima que el nuevo Gobierno socialista, constituido con el apoyo de los votos del Partido Popular, se ha fijado para la presente legislatura. Así consta en las Bases para el Cambio Democrático que ambos partidos suscribieron con el fin de asegurar la estabilidad gubernamental.

Los gestos y las acciones que el Gobierno del lehendakari Patxi López viene realizando en estas primeras semanas de ejercicio confirman tanto la seriedad del propósito como el sentido en que éste ha de ser interpretado. De la multiplicidad de significados que en nuestro país se habían dado a la expresión 'lucha antiterrorista' hoy podemos concluir que ésta consiste, para el nuevo Gobierno, en la aplicación rigurosa de todos los instrumentos de que dispone el Estado de Derecho y en la deslegitimación política y social del terrorismo y de la ideología totalitaria que lo alimenta.

Con esto, el Gobierno vasco viene a coincidir de lleno, como no podía ser menos, con la política que el Gobierno central ha puesto en práctica desde que, en la primavera de 2007, ETA dio por terminado el alto el fuego que había declarado el año anterior, y esta coincidencia supondrá un reforzamiento de la unidad y eficacia en la lucha antiterrorista y ayudará a disipar la confusión que sobre este asunto se había extendido en buena parte de nuestra población.

Entre los instrumentos de que dispone el Estado de Derecho para desarrollar su política antiterrorista destaca la acción policial, que en nuestro ámbito viene siendo ejercida principalmente por la Ertzaintza. En este sentido, las decisiones que el nuevo Ejecutivo ha adoptado con el fin de reactivar la implicación de nuestra Policía autónoma en la lucha contra el terrorismo habrán sido, sin duda, bien recibidas por el cuerpo y aplaudidas por la inmensa mayoría de la ciudadanía.

Enfrentada al mayor problema de delincuencia organizada que tiene el país, la Policía no podía mostrar ante ella ni siquiera la más leve apariencia de desentendimiento o inhibición. A este respecto, el acto que ayer presidió el lehendakari en la Academia de Arkaute y en el que se homenajeó a las víctimas que le ha costado a la Ertzaintza, su compromiso contra el terrorismo ha de ser entendido, tanto por los propios ertzainas como por la población en general, como el reconocimiento y el estímulo que las instituciones brindan a nuestros agentes para que redoblen su esfuerzo en la labor que les ha sido encomendada de proteger las libertades de los ciudadanos.

El constitucionalismo ha propiciado un cambio en la operatividad de la Ertzaintza
Una nueva política de seguridad

Editorial La Razón 15 Junio 2009

El cambio en el País Vasco tenía como prueba de fuego trascendente la política de seguridad y la función de la Ertzaintza como pieza básica de la misma en la Comunidad Autónoma. Hasta la victoria del constitucionalismo, era un secreto a voces en la sociedad y entre la clase dirigente que la dirección política de la Policía Autónoma Vasca limitaba y coartaba la persecución de la banda terrorista hasta hacerla prácticamente inexistente.

Las estadísticas oficiales de las actuaciones de la Ertzaintza contra los comandos de ETA han sido la mejor prueba de que esas directrices existían. Los años acumulados sin actuaciones de envergadura contra la banda mientras la Guardia Civil y la Policía Nacional desarticulaban la estructura terrorista no pueden haber sido fruto de la casualidad. Sobre todo, porque nunca se ha cuestionado la preparación y la profesionalidad de los agentes vascos, que han demostrado su eficacia en otros órdenes relacionados con la seguridad.

La pregunta era evidente, ¿cómo era posible que un cuerpo con una capacitación tan alta y un conocimiento del terreno y de la realidad tan exhaustivo tuviera una eficacia contra ETA prácticamente nula? Dos ertzainas dieron la respuesta esta misma semana. Un agente y un suboficial de la Ertzaintza reconocieron que durante los gobiernos del PNV habían recibido órdenes de no actuar contra ETA y aseguraron que habían trabajado «con las manos atadas» en su lucha contra el terrorismo. Bajo directrices así, la Ertzaintza era más una policía política al servicio del PNV que otra cosa. Cabe esperar algún tipo de iniciativa en los juzgados sobre este esclarecedor testimonio.

Era, por tanto, imprescindible para que el cambio surtiera efecto y se recuperaran espacios de libertad que la Ertzaintza actuara conforme a criterios profesionales. Y así comienza a percibirse. Esa política de tolerancia cero contra el terrorismo y sus acólitos ha propiciado 46 actuaciones contra los muros de la vergüenza, en los que se homenajeaban a terroristas, en 39 pueblos. O también que los agentes hayan retirado en los últimos días los carteles y pasquines proetarras que adornaban las calles de Cizúrkil (Guipúzcoa) y, en los que se amenazaba e insultaba a los concejales socialistas y populares de la localidad. Con en el PNV en Ajuria Enea, estas actuaciones hubieran sido impensables.

Hablamos de pasos decisivos en el camino que el País Vasco debe recorrer hasta alcanzar la normalidad democrática, y que el nacionalismo obstaculizaba. Obviamente, queda mucho trabajo por realizar dentro y fuera de la Policía Autónoma. Tres décadas de poder absoluto no se pueden borrar en unos meses y la Ertzaintza ha sido un instrumento esencial del régimen nacionalista.

Pero estas semanas ya nos permiten augurar que, con el nuevo consejero Rodolfo Ares al frente y su equipo, la lucha contra el terrorismo ha podido entrar en una fase determinante. Los espacios de impunidad se han esfumado y la equidistancia es historia. Esa nueva política de seguridad tendrá, sin duda, días mejores y otros peores, pero ahora el objetivo y las fuerzas han girado y debemos felicitarnos. Ayer, el lendakari Patxi López recordó en la Academia de Arkaute a los 15 ertzainas asesinados por ETA por «defender la libertad y la legalidad» y pidió a los agentes que continúen con su «esfuerzo» para acabar con el terrorismo. Con todas las fuerzas de seguridad del Estado en la misma onda y el pleno respaldo de los socialistas y populares vascos, la derrota del terrorismo está hoy más cerca que nunca.

La moral de la «tropa»
ETA, alarmada por que la Ertzaintza empiece a recuperar el pulso en la lucha contra el terrorismo, necesita una motivación extra para seguir en activo
TONIA ETXARRI EL Correo 15 Junio 2009

El plan de evasión abortado que ETA tenía preparado para sacar a dos de sus terroristas de la cárcel de Huelva en volandas y helicóptero estaba concebido para elevar la moral de la tropa. Esa deducción del ministro del Interior, Pérez Rubalcaba, ofrece la radiografía de una banda agujereada y maltrecha que todavía puede hacer mucho daño pero que necesita motivación extra para seguir en activo. Después del desalojo institucional que ha sufrido el entorno de ETA (fuera del Parlamento vasco, fuera del Parlamento europeo) y sin un referente nacionalista en el poder de Ajuria enea, la «tropa» necesita moral. El ministro se ha mostrado tan gráfico para explicar con claridad la situación tan precaria de la organización terrorista porque sabe que, mientras se las ingenian para burlar la vigilancia carcelaria soñando con fugas más típicas del celuloide que de la vida real, no dejan de intentar intimidar a la Ertzaintza; con atentados o con amenazas. Es la lógica del terrorismo alarmando ante la eventualidad de que la Policía autonómica, con el cambio de Gobierno, empiece a demostrar en la calle que la lucha contra ETA puede recuperar el pulso aclimatado durante años al ritmo que aconsejaba la jugada.

El socialista Ares anunciaba la pasada semana la creación de la unidad especial antiterrorista para dar un carácter específico a una lucha que en las legislaturas del PNV se asociaba al área de lo Criminal, mientras los ertzainas empezaban a retirar iconos etarras de las calles y de las herriko tabernas. Pero los colectivos de presos hacían un llamamiento a que las caras de éstos sigan siendo la decoración urbana del País Vasco y ETA enseñaba el colmillo desgastado elevando el tono de sus amenazas. La «tropa» etarra podrá estar descolocada, seguramente. Pero, sobre todo, debería percatarse de que el apoyo ciudadano al entorno violento disminuye a medida que pasa el tiempo y que las citas electorales le van dejando fuera de juego.

En el otro lado de la balanza ha estado la Ertzaintza que, durante los últimos diez años, ha visto cuestionada su eficacia en la lucha contra el terrorismo porque sus mandos policiales no daban órdenes claras en su persecución con excusas operativas. No les parecía de buen gusto que la opinión pública se preguntara cuántas detenciones había practicado la Ertzaintza cada vez que la Guardia Civil o la Policía Nacional arrastaba a comandos y colaboradores. Pero tenían que cargar con el sambenito de 'estar mirando hacia otro lado' cuando los archivos arrojaban un saldo bastante pobre en las detenciones de terroristas hechas por la Ertzaintza.

Ayer fue un día especial para el reconocimiento del sufrimiento de este Cuerpo policial y para el homenaje a quienes fueron asesinados. La llama del pebetero de la Academia de Arkaute, extinguida durante tanto tiempo, volvió a iluminar el duelo, para cumplir con la misión con la que fue creada en tiempos del consejero Atutxa. «Permanecerá encendido mientras exista la violencia organizada en nuestro pueblo», reza la inscripción del monolito. Pero no fue así en los últimos años. Con la recuperación del pebetero, el lehendakari Patxi Lopez ha restituido el homenaje a los caídos por el terrorismo en el lugar donde les corresponde, diciendo que ETA les amenaza porque la Policía autonómica es «la garantía de la legalidad estatutaria de nuestro Gobierno y de nuestra libertad». En la medida que desciende la moral de los comandos terroristas, se incrementará la de la Policía autonómica, cuyo papel es esencial para el futuro y la estabilidad de Euskadi. La llama del pebetero representa el reconocimiento y el recuerdo de un Cuerpo cuyo papel no es solo ordenar el tráfico sino proporcionar seguridad a una sociedad democrática, sea quien sea el inquilino de Ajuria Enea. Representa más que un símbolo del valor y el sacrificio de quienes cayeron.

Es el referente de un cuerpo de seguridad, primera línea de choque contra los totalitarios, que debe sentir el calor y el apoyo de la sociedad vasca. Con el acto solemne de Arkaute el nuevo Gobierno vasco está recuperando la normalidad del reconocimiento a los servidores de los ciudadanos. Sobre la mesa queda la resolución de las Juntas Generales de Vizcaya manifestando el rechazo a que las personas uniformadas hagan acto de presencia en el interior de la Casa de Juntas de Gernika. Una resolución tan polémica que ha sido cuestionada por el PP ante el Parlamento vasco y recurrida por el delegado de Gobierno, Mikel Cabieces.

Patxi López sigue sorteando el campo trufado de dificultades. El PNV le pone las trampas retándole a ver si es capaz de poner en marcha la mesa del diálogo social sin los sindicatos nacionalistas. O preguntándole por qué todavía no ha participado en «el programa de mayor audiencia de Radio Euskadi». Quienes le interpelan tendrían que haber puesto mayor hincapié en el carácter público de la cadena que en la audiencia porque el anterior lehendakari, sin ir más lejos, se resistió durante mucho tiempo a conceder entrevistas al periódico de mayor tirada de Euskadi. No es preciso dar nombres.

Presión totalitaria para imponer el gallego
El Puntazo La Razón 15 Junio 2009

La Xunta de Galicia entregó el pasado viernes a los colegios e institutos las consultas en las que los padres deben elegir en qué idioma quieren que sea educado su hijo. Veinticuatro horas antes, algunos docentes recibieron un correo electrónico en el que la autodenominada Mesa por la Normalización Lingüística, plataforma «independiente» vinculada al BNG, les animaba a «transmitir a los padres la necesidad» de votar a favor del gallego.

El nacionalismo gallego no está dispuesto a permitir un paso atrás en lo que consideran una «normalización». Desde la Xunta, Feijóo lo entiende de manera contraria, como ha puesto de manifiesto la reforma de la Ley de Función Pública, que permitirá a los candidatos a un puesto en la administración elegir el idioma en el que realizarán el examen. ¿Por qué los padres de alumnos de infantil no han podido hasta ahora hacerlo ? ¿Con quién quería el BNG normalizar a los niños gallegos?

Muchos niños están llegando a casa con el tríptico de los equipos de normalización GRAPADO a la encuesta de la Xunta sobre la elección de idioma en la escuela
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 15 Junio 2009

NOTA URGENTE DE GALICIA BILINGÜE: A última hora del viernes tuvimos que enviar una nota a los medios ya que estábamos recibiendo muchos avisos y quejas de padres que estaban comprobando cómo la orden que la Consellería había enviado a los centros advirtiéndoles de que no se debía influir en la decisión de los padres, no se estaba cumpliendo.

Muchos niños llegaban a casa con el tríptico de los equipos de normalización, a veces incluso GRAPADO a la encuesta. Os rogamos que preguntéis a vuestros conocidos, sobre todo de centros públicos, si a ellos también le ha sucedido. Cualquier irregularidad que conozcáis, por favor, hacédnosla saber. A ver si es posible lograr que podamos opinar en libertad.
Galicia Bilingüe

Vídeo de la manifestación del Círculo Balear por la libertad lingüística. 30 de mayo de 2009.

30 de Mayo de 2009. Palma de Mallorca. Una fecha para la historia que marca un antes y en después en la lucha por la libertad. He aquí el vídeo que demuestra que más de 20.000 personas reivindicaron la libre elección de lengua en la educación y en la administración. Contra la imposición del catalán en Baleares. 10 minutos de imágenes grabadas desde el mismo lugar mientras miles de personas se manifiestan gritando ¡Libertad! Cuando la cabecera de la manifestación llega a la Plaza de España, el final todavía sale del Paseo del Borne, su punto de partida. Algo más de "cuatro ratas", como calificaba a los manifestantes un comentarista malintencionado en este mismo blog.

http://www.youtube.com/watch?v=vRwxqDBT4hE

El poder de unos pocos

María Belén Piedrafitawww.lavozlibre.com 15 Junio 2009

La convivencia entre el valenciano y el castellano en el sector educativo de la Comunidad Valenciana es cuanto menos paradójica. En una región donde los votos nacionalistas sumaron un 1,09 por ciento en las últimas elecciones generales, muchos padres de la región no pueden escolarizar a sus hijos en castellano.

El Bloque Nacionalista Valenciano (BLOC), el partido nacionalista más representativo de la Comunidad nunca ha obtenido representación nacional. En lo que respecta a las elecciones autonómicas, en 2007, la coalición “Compromís pel País Valencià” obtuvo un porcentaje de un 7,98 por ciento, lo que le valió 7 diputados de los 99 del Parlamento Autonómico.

Es de ese 8% del que tiene miedo el Gobierno Regional. En 1983 se aprobó la Llei d’ús i ensenyament del valencià bajo el gobierno socialista. El teórico ‘bilingüismo integrador’ desembocó en la creación de tres líneas de enseñanza: la PEV o Programa de Enseñanza en valenciano, la PIL o Programa de Inmersión Lingüística, y la PIP o Programa de Incorporación Progresiva. El castellano quedaba así claramente por debajo en los planes de enseñanza.

Desde entonces la situación no ha cambiado mucho. En la provincia de Castellón únicamente unos 5 colegios públicos de unos 150 tienen línea PIP, comúnmente denominada ‘de castellano’. En 1995 accedió al poder el Partido Popular.

Actualmente la Comunidad Valenciana es uno de sus feudos, pero paradójicamente la situación no ha cambiado mucho.

Así las cosas, la Plataforma Valenciana por la Libertad Lingüística ha decidido distribuir entre el mayor número posible de padres de los colegios de la región un formulario para que todo aquél que quiera pueda informar de que desea enseñanza en castellano para su hijo. Las peticiones individuales serán reunidas y presentadas en bloque a la Consejería de Educación. Quizás sea ésta, a día de hoy, la única manera de conocer la demanda real de una y otra lengua en la Comunidad, ya que por motivos que nos son del todo desconocidos el Gobierno Autonómico no se anima a realizar una encuesta similar a la propuesta en Galicia.

Mucho miedo entre el nacionalismo a los resultados de la encuesta lingüística de Feijoo
Redacción www.lavozlibre.com 15 Junio 2009

Hasta el día 19 de junio se celebra en Galicia la primera consulta realizada en España a los padres para que expresen su opinión sobre la lengua a emplear en el sistema educativo de sus hijos. La iniciativa está levantando ampollas entre el nacionalismo gallego que teme que la opinión mayoritariamente expresada de los padres gallegos deslegitime todo su discurso en torno a la lengua y destape el totalitarismo opresor de sus políticas de inmersión lingüística.

Las críticas del BNG arrecian, así como desde todos sus satélites nacionalistas, que acusan a Feijoo de “desproteger la lengua”, por permitir que los padres expresen libremente su opinión. Departamentos de Filoloxía Galega, asociaciones culturales controladas por el BNG, colectivos de profesores nacionalistas, incluso algún colegio profesional cuyo presidente milita en el nacionalismo se han sumado a esta campaña, que ha reservado sus ataques más exacerbados a Galicia Bilingüe, la asociación que promueve la libertad de elección en Galicia. El portavoz parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, a pesar de los recientes atentados contra la presidenta de Galicia Bilingüe, llegó a decir en el parlamento gallego que la Xunta “financia” a grupos “extremistas” en su “cruzada” contra el gallego, en referencia a Galicia Bilingüe y la consulta a los padres. No es de extrañar que los radicales se autojustifiquen con esos mismos argumentos para pintar una diana en la fachada de la casa de Gloria Lago, ya que personalizan en ella a esos imaginarios enemigos del gallego. Incluso han pasado a convertirla en protagonista de juegos en internet. En el último, aparece como una terrorista a la que hay que disparar a través de una mira telescópica.

Intentos de amañar el resultado
Pero como el nacionalismo no ha podido impedir la consulta, intenta maquillar su resultado. Por ello la Conselleria de Educación ha mandado una circular prohibiendo a los directores de los colegios actos y actividades, en su calidad de funcionarios, a favor o en contra de la consulta, ya que como es lógico en atención a su carácter de funcionarios públicos deberían guardar una estricta neutralidad y no prevalerse de su cargo público para influir en el resultado de la encuesta.

Sin embargo los sindicatos CC.OO., CIG y STEG no creen que quienes cobran un sueldo que todos pagamos deban ser neutrales y ven bien que se aprovechen de su puesto público para difundir entre padres y alumnos sus particulares opiniones políticas sobre la cuestión lingüística. Prohibir estos actos en los colegios implicaría, según estos sindicalistas la vulneración, «a vulneración del derecho a la libertad de expresión de los miembros de la comunidad educativa. De hecho Galicia Bilingüe denunció haber recibido decenas de correos de padres, y lo puso en conocimiento de la Xunta, en los que aseguran haber recibido el cuestionario grapado a un díptico elaborado por la Coordinadora de Equipos de Normalización Lingüística, e incluso en algunos casos a una carta del director del centro intentando influir en clave nacionalista sobre la voluntad de los padres.

encuesta sobre el idioma en la enseñanza
Más del 90% de los centros ya tienen la consulta a los padres sobre el gallego

Educación estima que los resultados estarán en unos diez o quince días tras la recogida de los cuestionarios
E. Á. La Voz 15 Junio 2009

La encuesta a los padres para conocer en qué idioma quieren que estudien sus hijos las asignaturas troncales estará hoy en todos los centros educativos. A última hora del jueves y sobre todo el viernes se repartieron la mayoría de los cuestionarios, pero quedaron algunos colegios e institutos, que los recibirán hoy. La Consellería de Educación afirmaba ayer que los impresos ya estaban en más del 90% de los 1.490 centros que forman parte de este proceso. A partir de hoy, los padres de los menores tienen hasta el próximo viernes para cubrir el impreso y entregarlo en el colegio. Los cuestionarios están redactados en castellano y gallego y tienen un sistema de autocierre para garantizar la confidencialidad.

Un equipo constituido específicamente para este cometido se encargará de recoger los resultados en un tiempo estimado de entre diez y quince días, para hacerlos públicos posteriormente. Esto implica que se conocerá la opinión de los padres en unas tres semanas, a finales de junio o principios de julio (los cuestionarios se recogerán a partir de este viernes).

La Xunta reitera que la consulta será el punto de partida para la realización de un nuevo decreto del gallego en la enseñanza, «que procure recuperar o consenso fragmentado na pasada lexislatura». Educación alude, además de a superar el conflicto creado, a que la nueva norma terminará con los problemas de legalidad que había advertido el Consello Consultivo de Galicia respecto al decreto que aún está en vigor.

Los directores son los encargados de velar por la seguridad y por las garantías de todo el proceso, un hecho que ha sido duramente criticado por los responsables de los colegios e institutos. En primer lugar por la carga de trabajo que supone a mayores, en unas fechas ya complicadas por el final de curso. Y en segundo, por la inseguridad que les crea el hecho de manejar datos personales sin garantías.

El sindicato CIG-Ensino ha remitido escritos a los equipos directivos en los que explica que la Ley Orgánica de Protección de Datos prohíbe utilizar anotaciones de ficheros para finalidades distintas a las que fueron creados, sosteniendo que el directorio del que salen los datos del alumnado no tiene como finalidad la consulta, sino la gestión académica. Otra irregularidad, según la CIG, es el correo electrónico sin firma en el que se insta a los equipos directivos a prohibir los actos a favor o en contra de la consulta, cuando el reglamento orgánico de los institutos establece como atribuciones de los equipos de normalización lingüística, «proporcionarlles aos membros da comunidade educativa información sobre todos aqueles actos e institucións culturais relacionados coa cultura galega».

Por todo ello, instan a los directores a que soliciten a la consellería un informe jurídico sobre la legalidad del proceso, así como instrucciones firmadas acerca de qué forma se van a transportar las encuestas.

La Plataforma Valenciana por la Libertad Lingüística distribuirá formularios para que se pueda solicitar enseñanza en español
Serán entregados en la Consejería de Educación
Belén Piedrafita www.lavozlibre.com 15 Junio 2009

Castellón.- La Plataforma Valenciana por la Libertad Lingüística ha preparado un formulario que va a distribuir entre los padres de los colegios de Castellón, Valencia y Alicante para que todo aquél que lo desee pueda solicitar enseñanza en castellano para sus hijos. Basándose en la 'Llei d'ús i Ensenyament del Valencià' de 1983 y en la resolución de 1997 en las que se definían los tres modelos lingüísticos de la Comunidad Valenciana, la Plataforma pretende denunciar que en la práctica totalidad de centros públicos de la provincia de Castellón no existe la línea PIP o línea de castellano.

“La Consejería de Educación suele argumentar que los afectados no son más que uno o dos. Sin embargo, nosotros sabemos que en muchos casos un 50 ó 60 por ciento de los padres de alumnos matriculados en un curso escogería la línea de castellano si pudiera hacerlo. Pese a ello, se encuentran con que el colegio de sus hijos sólo oferta la línea PEV (Programa de Enseñanza en Valenciano) y la PIL (Programa de Inmersión Lingüística), pero no la PIP (Programa de Implantación Progresiva), comúnmente conocida como línea de castellano”, manifiesta Pablo Espinosa, presidente de la Plataforma.

“Sabemos que la única manera de conocer la demanda real de castellano en la Comunidad Valenciana es a través de una encuesta. Hace unos meses logramos que Educación incorporara en los formularios de inscripción de los niños de tres años un pequeño texto en el cual se informaba a los padres de que su solicitud se entregaría al centro demandado en primera opción, aunque éste no tuviera la modalidad lingüística seleccionada, cosa que antes no se hacía. Sin embargo, nos hemos encontrado con que se amenaza a los padres con mandar a sus hijos a otros pueblos si escogen el castellano, así que muchos tienen miedo y acaban seleccionando valenciano aunque no quieran”, añade.

Todas las peticiones individuales reunidas serán presentadas en bloque a la Consejería de Educación. “Cuando la gente se ve sola, se echa para atrás. Nosotros queremos que los padres que deseen enseñanza en castellano se organicen por centro y por curso. Una vez cumplimentado el mayor número posible de formularios solicitando una línea en castellano en su colegio nos los remitirán y nosotros los enviaremos a Consejería”.

De esta forma, la Plataforma Valenciana por la Libertad Lingüística pedirá a Educación que elaboren una encuesta similar a la preparada recientemente en Galicia. “Deben ver que la realidad sociológica de la Comunidad Valenciana no se corresponde con la oferta educativa actual”.
 

Manos Limpias le lleva a los tribunales
Balza, denunciado por las órdenes a la Ertzaintza
www.lanacion.es  15 Junio 2009

El ex consejero de Interior del Gobierno Vasco Javier Balza se enfrenta a un proceso judicial por las declaraciones de varios agentes de la Ertzaintza que han denunciado en las últimas semanas que recibieron órdenes políticas para frenar la persecución de los terroristas etarras.

El sindicato de funcionarios Manos Limpias ha presentado esta denuncia en los Juzgados de Vitoria para que se investiguen supuestos delitos de omisión de los deberes de impedir delitos o de promover su persecución, de encubrimiento, y de colaboración con banda armada.

La denuncia incorpora las declaraciones de varios suboficiales y agentes de la Policía vasca. "Hemos tenido las manos atadas durante muchos años, en todo lo que tocaba a la izquierda radical había una predisposición política claramente a no detener a todas esas personas", afirma uno de ellos.

Recortes de Prensa   Página Inicial