AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 24 Junio 2009

 

El fascismo no es un adjetivo
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS El Mundo 24 Junio 2009

PARA DERROTAR a un enemigo totalitario, la primera batalla que hay que ganar es la del vocabulario, léase propaganda, «el otro nervio de la guerra», según Napoleón.

Y aunque el asesinato del policía nacional Eduardo Puelles parecía haber concertado una suerte de unanimidad en las fuerzas políticas y mediáticas que se definen a sí mismas como democráticas (por desgracia, no según sus costumbres sino según el guión), hay que señalar ahora que tras lo positivo en esa respuesta común, política, mediática y cívica ya se ha producido la traición inmediata de la Fiscalía y el socialismo navarro a la causa antiterrorista y, lo que a mi juicio es todavía peor: un discurso político que yerra en el análisis de la condición de los asesinos y, por tanto, en la definición de la lucha.

Esto no supone minusvalorar el extraordinario testimonio de valor cívico de la familia del policía nacional asesinado, en especial su viuda y sus hijos. Nada más lejos de mi intención. Pero en los tiempos de plomo que nos aguardan se hará necesaria una movilización permanente de la ciudadanía. Y para ello hay que precisar los valores, conceptos y términos que, en ese orden, se defienden contra el terror. Una imprecisión en la definición del enemigo es como un error en la disposición de las tropas, que si equivocan el blanco central acaban perdiendo la batalla y hasta la guerra.

Para empezar, no debe usarse el concepto «fascista» como hace López, a voleo y como sinónimo de enemigo de la democracia. No todos los enemigos de la libertad han sido siempre y sólo fascistas. No sólo llamando «fascistas» a los etarras se les puede combatir. Los etarras han sido siempre comunistas y nacionalistas, una mezcla que en los Balcanes se actualizó atrozmente hace pocos años. Nacionalistas como Milosevic, sí, pero también como Arana, Arzalluz, Ibarretxe y compañía.

Entre esa compañía están Eguiguren y parte del PSE, también nacionalistas vascos, para los que el enemigo acaba siendo siempre la Derecha, con mayúscula, y española, con minúscula. Esa España a la que matan los etarras es un «concepto discutido y discutible» para Zapatero, que, como no sabe lo que defiende, se ha tirado años defendiendo «la paz» con ETA.

Pero ETA es comunista, como Castro, Chávez y las FARC, la gente con la que simpatiza ZP. Ah, y Eduardo Puelles no era un gudari vasco. Era un policía nacional. De una nación llamada España.

La timba
IGNACIO CAMACHO ABC 24 Junio 2009

NO estaban discutiendo de principios, sino de precios. Una de las decisiones más fundamentales de la gobernanza pública, la del marco fiscal, depende en España sólo de meras contrapartidas parlamentarias, de pura mercadería política. El tipo que dijo que bajar los impuestos era de izquierdas estaba ayer dispuesto a subirlos a las dos de la tarde, y a las seis ya no le parecía necesario porque los esquivos diputados de Izquierda Unida, que ocupan la friolera de dos escaños, no le garantizaban el cambalache que con ellos estaba preparando, mientras que los nacionalistas catalanes le prestaban sus diez votos... ¡a cambio de mantenerlo todo igual! Por unos votos de más o de menos, el presidente estira o encoge criterios esenciales de la acción de gobierno con una elástica, asombrosa relatividad, estando por medio el esfuerzo de muchos millones de españoles a los que no les llega el resuello en medio de este tira y afloja con que se maneja su dinero. Esto sí que es claridad de ideas, motivación sólida, política de palabra y firmeza de fundamentos.

Es la política del «como sea», la única que Zapatero es capaz de mantener sin alteraciones a lo largo del tiempo: sólo es coherente en la falta de coherencia. El Gobierno necesita pasta urgente para sufragar el disparado subsidio de desempleo, para subir el sueldo a los funcionarios, para repartir el maná de la financiación de las autonomías con sus televisiones de cámara, sus políticas lingüísticas y sus cohortes de altos cargos, para rescatar cajas de ahorros en quiebra por la incompetencia de los politiquillos que jugaban a magnates financieros. Y va a ir a buscar esos fondos en el fondo de nuestros bolsillos, de una manera o de otra. Ayer le interesaba aprobar un aumento del techo de gasto, y lo asombroso es que para lograrlo le daba igual que fuese a cambio de subir los impuestos o de lo contrario. Cara o cruz. Salió cara en la tómbola, pero no hay que entregarse al optimismo; más pronto que tarde volverá a cambiar de idea según necesite salir del paso.

Ha sido uno de los más obscenos espectáculos de irresponsabilidad que se han visto en nuestra política reciente. Con la consistencia cromática de un camaleón, Zapatero convirtió un asunto extremadamente serio -quizás el más serio de todos, porque afecta al dinero de los contribuyentes- en un vulgar tejemaneje de pasillo, en un frívolo toma y daca en el que a una determinada hora el Gobierno iba a subir el IRPF y a quitar la desgravación por vivienda para acabar reculando apenas unas horas más tarde. Cambió de criterio como el que se muda de corbata. Hasta ahora sabíamos de su legendaria capacidad para autodesmentirse, pero ayer se superó con creces a sí mismo: en un solo rato apostó y retiró miles de millones de euros que no son suyos en el albur de una timba.

Feudalismo nacionalista
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 24 Junio 2009

UNA de las mayores falacias que circula por España es que los derechos ciudadanos están mejor salvaguardados por un poder próximo que por un poder lejano; por las autoridades autonómicas que por las estatales. ¡Que se lo pregunten a vascos, catalanes y gallegos no nacionalistas! Los lazos de sangre, lengua y tradición son más fuertes que los constitucionales, que se ven socavados y violentados allí donde los nacionalistas ocupan el poder. Se trata de un regreso a la sociedad premoderna, en la que, al amparo de unos «derechos históricos», una casta se cree con derecho a detentar el poder para siempre. Cuando el Estado moderno no reconoce otro privilegio que el que emana de las urnas. Es el que garantiza la igualdad e imparcialidad constitucional: cada ciudadano, un voto, agrupándose luego como mejor les parezca. Sin que haya votos que valgan más que los demás.

Incluso en los Estados premodernos, predemocráticos, las villas que no podían serlo «por sí solas», preferían mil veces ser «villas reales», esto es, de la Corona, que villas de un señor, siempre más rapaz e injusto que el monarca, cuya autoridad se reclamaba para poner coto a las tropelías de ese poder inmediato. La Edad Moderna no es, a la postre, otra cosa que una larga lucha de los «burgueses», los habitantes de los burgos o ciudades, para sacudirse el señorío feudal, y pasar a la soberanía real, que la revolución convertiría en soberanía nacional, aunque a menudo los líderes revolucionarios se pasaran, creyendo saber lo que necesitaba el pueblo mejor que el pueblo mismo. Pero eso no niega la mayor: los derechos ciudadanos están mejor salvaguardados por una autoridad imparcial y distante, que por una inmediata, llena de compromisos. Aún hoy, la reacción primaria del español ante una injusticia inmediata es quejarse al Rey.

He necesitado este largo rodeo para explicar la aparición de un nuevo tipo de feudalismo en España que, presentándose como víctima despojada de unos fueros vetustos, exige sean restaurados como norma básica, por encima incluso de la Constitución. Cuando el Estado constitucional, moderno, democrático, ha venido precisamente a acabar con los viejos fueros no a reinstaurarlos. Pero óiganles hablar y véanles actuar como dueños del país y sus habitantes, y me lo confirmarán. En Galicia y País Vasco, el veredicto de las urnas los ha puesto en su sitio. Sin embargo, siguen reclamando, gimiendo, amenazando, sus actitudes favoritas. Antimodernos por naturaleza y antidemocráticos de oficio, su divisa no puede ser más mezquina: «Lo mío es sólo mío, y lo tuyo vamos a repartírnoslo». Pues tampoco renuncian al Estado para pedir. La oposición es el lugar que les corresponde. Allí, al menos, tendrán una razón válida de qué quejarse: la mayoría ciudadana no está con ellos.

La liberticida estupidez de los nacionalistas
EDITORIAL Libertad Digital 24 Junio 2009

La tímida reforma de la Ley de la Función Pública gallega, que se limita a permitir a los opositores elegir en qué idioma se examinan, sin llegar por ello a suprimir la prueba adicional y obligatoria del gallego, ha servido para poner de nuevo en evidencia el grado de estupidez y de aversión a la libertad de los nacionalistas, incluyendo en ellos a los socialistas del PSG. Se trata de una reforma encaminada no sólo a garantizar los derechos lingüísticos de los opositores castellanoparlantes, sino también a favorecer que Galicia no deje de contar por liberticidas barreras lingüísticas con buenos profesionales en la administración; una reforma que, fiel a la letra y al espíritu de nuestra Constitución, acabará con una situación tan absurda, delirante e inconstitucional como que un opositor no pueda examinarse en español en España, a pesar de ser el castellano la lengua materna de la mayoría de los gallegos y de los españoles –hablada y entendida por todos ellos– y de ser la segunda lengua internacional del mundo.

Pues bien, los nacionalistas han puesto el grito en el cielo calificando la normativa aprobada nada menos que de "exterminio" y "atentado" contra el gallego, al tiempo que la han acusado de provocar un "desembarco" de personas de fuera que "no conocen la lengua y la cultura" de la comunidad gallega.

Aunque la xenofobia sea siempre criticable, que los nacionalistas la pretendan excitar en una comunidad como Galicia, una de las regiones en la que sus habitantes más han emigrado tanto al resto de España como a Europa y Ámerica, es todavía más repulsivo. Con todo, no ha sido este el único exabrupto que ha lanzado el diputado nacionalista Beito Lobeira durante la sesión parlamentaria. Así también ha apuntado que "todos los territorios tienen lengua propia, a menos que sean mudos", lo cual es una insuperable estupidez porque todos los territorios, efectivamente, son mudos; quienes no los son son sus habitantes.

A pesar de esta holista personificación del colectivo, tan característica del nacional socialismo, son efectivamente las personas, y no los territorios quienes tienen lengua propia. Son los individuos quienes gozan de unos derechos entre los que se incluye la libertad a la que los nacionalistas agreden.

No menos lamentable –pese a tratarse supuestamente de un partido español– ha sido la intervención del representante socialista, Lage Tuñas, quien ha calificado la normativa que de un "18 de julio contra el gallego". La estupidez es difícilmente superable, pues si hay algo que se asemeje a la represiva política franquista en materia lingüística es precisamente la que están llevando a cabo los nacionalistas en ciertas regiones de España.

En cualquier caso, esperemos que esta reforma sea sólo un paso de los muchos que hay que dar para preservar la libertad lingüistica de los españoles, y que la estupidez de quienes se oponen a ella sólo sirva para confirmar que se está yendo por el buen camino.

Legislación lingüística en Aragón: tres errores y una ley
Ricardo Carreras www.lavozlibre.com 24 Junio 2009

En unos meses se debatirá en Aragón la Ley de Lenguas, un texto pendiente desde hace una década. Si la coalición PSOE-PAR llega a un acuerdo rápidamente, la ley comenzará a tramitarse a finales de mes. Lo más probable es que se tramite en septiembre.

Salvo que nuestro Santo Patrón San Jorge lo remedie, y no creo porque está muy ocupado con la crisis y otros asuntos, mucho me temo que esa ley llamará mal a las tres lenguas o hablas que existen en Aragón.

Se dirá que en Aragón se habla castellano, aragonés y catalán. Tres crasos errores.

CASTELLANO
En Aragón no se habla castellano, porque en Filología, como es sabido, el castellano es el español que se habla en Castilla. En Aragón no se habla el español de Castilla, sino el español de Aragón.

Esa lengua, el español, es la más aragonesa de todas. La más propia de Aragón. Es tan aragonesa como castellana. La que se ha hablado desde su nacimiento -tanto de la lengua como de la región- en la mayor parte de Aragón. Se hablaba antes que en algunas zonas de Castilla. No la impuso nadie. Lo dice Nebrija cuando escribe en 1492 la primera gramática de una lengua romance -grandísimo hito cultural- y la bautiza gramática de la lengua castellana, para más honra de su señora, la reina Isabel de Castilla. Pero casi pide perdón porque, como él mismo aclara, el nombre es injusto, ya que ese romance se habla en Aragón, Navarra y otras partes.

Tanto es así, que numerosos filólogos afirman que los primeros textos en el proto-romance que luego sería español, encontrados en San Millán de la Cogolla, las Glosas Emilianenses, no están escritas en romance castellano, sino en romance navarro-aragonés. Romance que desemboca, sin interrupción, hasta el español actual, en Navarra y Aragón.

Ésa es, como digo, la más aragonesa de las lenguas, la lengua materna de Fernando el Católico, Zurita, los hermanos Argensola -que fueron a Madrid a enseñarla-, Baltasar Gracián y la inmensa mayoría de los aragoneses de hoy y de hace quinientos, seiscientos o setecientos años.

Son muchísimo más aragoneses los nombres de Jorge, Jesús o Lorenzo, en español, que los de Chorche, Chesús o Lorién en fabla -luego hablaremos de ella-.

Si hubiera que otorgar, por tanto, a alguna lengua el nombre de aragonés, sería a ésta, al español que se habla en Aragón, que es la más propia de esa región con gran diferencia. Aunque lo más adecuado es llamarla español. Seguramente, la ley de lenguas no lo hará así y dirá que se trata de castellano, en vez de español. Primer error, que comparte con la misma constitución española -qué gol nos metieron los nacionalistas periféricos-.

ARAGONÉS
Después, el texto dirá que en Aragón se habla aragonés, refiriéndose a la fabla -o hablas locales- que proviene del latín y se habla en los Pirineos aragoneses.

Esa lengua -o lenguas, más bien- es respetable, pero es menos aragonesa que el español que se habla en Aragón, y por tanto, es inapropiado llamarla aragonés. Lo suyo es llamarla fabla, diga la legislación lo que guste decir.

Identificar la fabla como la lengua más propia de Aragón es un error garrafal. Es uno de los mitos del nacionalismo aragonesista, que nos quiere hacer creer, con más voluntad que evidencia, que la fabla proviene del romance navarro-aragonés y que se hablaba en todo Aragón, y habría que añadir Navarra y partes de Castilla, pues en esas zonas se hablaba el romance mentado. La realidad va por otro lado. La fabla no se ha hablado nunca al sur de los Pirineos, como es más que demostrable. Mucho menos en Zaragoza o Pamplona. Además, la fabla varía de población en población -en Hecho es cheso y en cada valle un habla distinta-, y es hasta generoso considerarla lengua y decir que es una sola. Más todavía decir que es el aragonés por antonomasia.

Segundo craso error, por tanto.

CATALÁN
Y de postre, la ley de lenguas dirá que en algunas comarcas de Aragón oriental hablan catalán. La Plataforma No Hablamos Catalán, con mucha sensatez, no está de acuerdo. Ellos hablan modalidades lingüísticas que se han fraguado durante siglos. A mitad de camino entre el español y el catalán, con variaciones de pueblo a pueblo, en un continuo que parte de una lengua y termina en la otra. A los de la plataforma les gusta denominar su lengua aragonés-oriental. Tradicionalmente se le ha llamado 'chapurriau'. De cualquier modo, en muchos casos es tan español como catalán. Denominarlo catalán, además de ser inexacto, abre las puertas al nacionalismo expansionista de la región vecina, que ansía asimilar culturalmente esas comarcas. Otro error, conceptual y político.

La ley de lenguas, por tanto, se va a lucir. Dirá que en Aragón hablamos castellano, aragonés y catalán, cuando en realidad hablamos fabla, chapurriau y, sobre todo, a mucha distancia de las demás, español, la más propia de Aragón y la más aragonesa de las tres lenguas.

PERMITIDME TUTEAROS, IMBÉCILES
Arturo Pérez-Reverte El SemanalXL  24 Junio 2009
 
Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros -aquí matizaré ministros y ministras- de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros -el tuteo es deliberado- a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desver güenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.


Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana -que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural-, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña. Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí est án las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico». O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.

Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente -recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española-. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos»
 
Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p'alante. Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente q ue estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.
Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil, que un malvado.

ETA
Jugando a Casablanca
Juan Morote Libertad Digital 24 Junio 2009

Un juego es un pasatiempo, un entretenimiento, un ejercicio lúdico del que no se desprenden consecuencias para la vida de las personas intervinientes. La lucha antiterrorista no es un juego, ni la policía puede convertirse en el juguete. La ETA acaba de asesinar a un ciudadano cuyo quehacer consistía en intentar garantizar la libertad del resto de nosotros. Con este asesinato, la ETA ha mandado un mensaje muy claro: sigue teniendo capacidad de matar y sigue teniendo capacidad de seleccionar a quién matar.

Se nos ha venido intentando vender la idea de que la ETA estaba debilitada, agónica, con una capacidad de matar casi residual. La bomba del viernes colocada bajo el coche de Eduardo Puelles, por el contrario, nos ha devuelto a la realidad: nos han estado mintiendo. Hasta aquí lo previsible, siempre que la ETA ha querido forzar la máquina de su negociación con el gobierno socialista lo hecho a base de depositar un muerto encima de la mesa de reuniones. Lo más duro es contemplar lo que ha acaecido tras el crimen. Hemos vuelto a ver a los aranistas del PNV ponerse de medio lado y, lo peor, negarle a la viuda el derecho a decir lo que siente, cuando son los cofirmantes del pacto de Estella con los peneuvistas los que le han partido el alma.

A estos del PNV les sale la vena fascistoide en cuanto se descuidan, y despachan el dolor y la desolación de Francisca Hernández, viuda de Puelles, con una displicente conminación al silencio. Ojalá todos los familiares de víctimas de ETA hubieran tenido el coraje y la posibilidad de hablar tan claro como lo ha hecho Francisca. Los aranistas no se han conformado con mandar callar a la viuda –o insinuar que estaba enajenada por llamar asesinos a los asesinos–, estos responsables de la falta de libertad durante treinta años en el País Vasco se permiten la desfachatez de amenazar a todos los que los critiquen imputándoles la generación de odio y división. Esto ya lo hizo Hitler con los judíos en los años treinta.

Y frente a este panorama, ¿qué hace el Gobierno? Básicamente el cínico. Se ha comportado igual que el comisario de la película Casablanca en el aeropuerto, pidiendo la detención de los sospechosos habituales. De este modo, han detenido a tres etarras que aún no habían atentado para de paso mantener una cierta apariencia de perseverancia en la lucha contra el terrorismo. Pero ya no les creemos nadie. El único gesto que devolvería cierta credibilidad al Ejecutivo sería la renuncia a la autorización del Parlamento para negociar con la ETA. Sin embargo, ni siquiera se lo han planteado. Aquí, como en Casablanca, fueron Estella, el Tinell o Perpignan los que marcaron el comienzo de una gran amistad.

Tarrasa
El mejor amigo de los terroristas
José García Domínguez Libertad Digital 24 Junio 2009

Como recordará el lector, grupos de catalanistas exaltados atentaron hace poco contra unas instalaciones de Tele 5 en Tarrasa. Fulminante, el ataque se produjo con latas de gasolina y, fruto del mismo, acabó calcinada una pantalla gigante de televisión, así como otros bienes propiedad de esa empresa. Hasta ahí, rutinaria, la crónica local de sucesos identitarios. Tan rutinaria como la ristra de guiños cómplices, medias sonrisas, enrevesadas coartadas retóricas y clamorosos silencios institucionales que, invariable, se sucede tras cada alarde de vandalismo más o menos tribal como el que nos ocupa. Esa muy medida liturgia, imprescindible con tal de escenificar la aquiescencia del nacionalismo respetable, el de corbata y gemelos, a su camada negra, los expeditivos ejecutores del trabajo sucio en las calles.

Tan cara a la causa, la apología apenas velada de la delincuencia política exige un mínimo intelecto a sus oficiantes y monaguillos. Mínimo, muy mínimo. Una dotación neuronal básica, la justita con tal de nadar en la charca pestilente del filoterrorismo y, al tiempo, guardar la ropa (y la nómina) limpia de polvo y paja querellable. Se trata de un ejercicio de miseria moral que resta al alcance de cualquiera por muy limitadas que se antojen sus luces. De cualquiera, excepto del pobre Vicent Sanchis. El mismo Sanchis, Vicent, que siendo director del Avui ya facilitó que en ese diario de José Manuel Lara se tildase de "putas" a las madres de los militares españoles. Gloriosa hazaña que, quizá, le valiera el ser promovido a la jefatura del canal de televisión del Barça, empleo en el que ahora se desenvuelve con similar torpeza e idéntica necedad.

Repárese si no en su última deposición editorial, un articulito en el mismo Avui donde festeja la acción terrorista contra Tele 5 sin resguardarse tras el más elemental disimulo. Así, según el Alfonso Sastre de Laporta, "la pantalla de Tarrasa trataba a este país como una colonia y a esa ciudad como un casino". Bienvenido sea, pues, el atentado y su glorioso fuego purificador, el que ha retornado tanto la dignidad nacional a los Països Catalans como su mancillado honor a la industriosa villa de Tarrasa. Lástima, Vicent, que no ardiesen de paso unos cuantos españoles colonialistas en el empeño. En fin, paciencia, mucha paciencia, Sanchis, que todo se andará.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Gasto
Zapatero necesita unas tijeras
Manuel Llamas Libertad Digital 24 Junio 2009

El Gobierno se ha metido de lleno en una espiral muy peligrosa cuyos efectos ya hemos empezado a notar en nuestros bolsillos, tal y como muestra la reciente subida de impuestos indirectos al tabaco y los hidrocarburos. El Estado necesita reducir gastos con urgencia. Ya no hay margen fiscal para acometer nuevos despilfarros públicos.

Sin embargo, en una insistente demostración de irresponsabilidad política, Zapatero sigue haciendo oídos sordos a las advertencias lanzadas desde el Banco de España y el Banco Central Europeo. ¿Resultado? El déficit del Estado (diferencia entre ingresos y gastos) se ha triplicado en mayo con respecto a abril, hasta provocar un agujero próximo a los 20.000 millones de euros en las arcas públicas, equivalente al 1,78% del PIB.

Los recursos no financieros (ingresos) ascendieron a 45.358 millones de euros durante los cinco primeros meses del año, mientras que los empleos no financieros (gastos) del Estado se situaron en 64.901 millones. Pero lo relevante no son tanto las cifras sino su evolución. Así, los ingresos, vía recaudación fiscal, se hundieron un 24,9% hasta el pasado mayo con respecto al mismo período de 2008. Por el contrario, el gasto público crece a un ritmo del 13% interanual, según los propios datos de Economía.

Y el problema es que la brecha no tiene visos de reducción a medio plazo. Como consecuencia, el Gobierno está tirando de deuda pública para compensar la drástica caída de los ingresos tributarios y, así, poder mantener sus compromisos como, por ejemplo, el pago de las prestaciones por desempleo. Es decir, las arcas públicas se enfrentan ya a un acuciante problema de liquidez. No obstante, en los últimos 12 meses el Tesoro ha colocado cerca de 100.000 millones de euros en el mercado de bonos y se esperan otros tantos, como mínimo, para el próximo año.

Ante tal presión, Salgado & Company se han puesto manos a la obra con el fin de aumentar la recaudación. Si la primera subida ha afectado a los tributos indirectos, todo apunta a que los siguientes en experimentar modificaciones al alza serán, sin duda, los directos y los que gravan el capital, esto es, el ahorro.

Se trata no sólo de una política insostenible, sino de una estrategia destinada al suicidio colectivo. Imagínese por un momento la gestión de Zapatero aplicada al ámbito de la economía doméstica. En una familia de cuatro miembros, tres de ellos (padre, madre e hijo mayor) trabajan, aportando recursos periódicos al sostenimiento del hogar, como las cuotas de la hipoteca, el préstamo del coche y el pago de las facturas. La crisis deja en el paro a uno de ellos, restando en un 25% ó 30% el volumen total de ingresos que percibía dicha familia.

Pese a ello, no sólo se obstinan en mantener el nivel de gastos anterior sino que, alegremente, deciden viajar todos juntos al Caribe para celebrar la buena nueva y, por si fuera poco, renuevan su antiguo coche aprovechando las ayudas públicas que ofrece el ministro Sebastián. No obstante, malo será que en unos meses, como mucho, la economía no mejore y vuelvan a surgir oportunidades de trabajo, tal y como afirma el presidente Zapatero en el telediario de TVE.

Pero mientras espera, su nivel de gastos ya ha crecido un 15% anual, y como la familia en cuestión no dispone de ahorros, acuden al banco para solicitar un crédito con el que sufragar tales "necesidades básicas". ¿Cuál sería la respuesta del banquero? En este caso es amigo por lo que, sin atender a la lógica, accede. A cambio, eso sí, de un buen aval para cubrir el préstamo. Ahora bien. ¿Y si el padre que se ha quedado en paro no encuentra trabajo ni en un año ni en dos? Es más, ¿y si durante ese período el hijo mayor también se queda sin empleo? ¿Y si, aún así, la familia mantiene e, incluso, incrementa su nivel de gastos? En este caso, es seguro que el banquero perderá un amigo pero, cumpliendo su obligación, ejecutará el aval y la familia entrará en quiebra.

En lugar de recortar gastos, Zapatero está siguiendo justo la receta contraria. Al fin y al cabo, su banca de confianza (el Tesoro) avalará todos los dispendios habidos y por haber mediante la emisión de deuda pública, ya que el Gobierno cuenta con un aval muy potente (la recaudación de impuestos futuros). Pero, ¿y si la crisis se prolonga más allá de las previsiones optimistas del Gobierno? ¿Y si el paro en España alcanza los seis millones de parados? Los ingresos fiscales serán entonces todavía menores. ¿Y si en este contexto las necesidades de gasto se disparan otros 100.000 ó 200.000 millones, tan sólo como resultado del rescate bancario? Tarde o temprano los acreedores dirán basta. El coste del crédito explotará e, incluso, podría llegar a cerrarse.

Lo que necesita Zapatero no es, pues, una chequera sino unas tijeras de tamaño jardín para aplicar un recorte drástico en los Presupuestos Generales del Estado, al igual que todos los presidentes autonómicos y autoridades locales de este país. Y después, bajar impuestos para fomentar el ahorro y aliviar la carga fiscal de familias y empresas. Por desgracia, esto no va a ocurrir... La poda la realizará otro. Y ésta será por imposición, sin recomendaciones o sugerencias de ningún tipo.

Manuel Llamas es jefe de Economía de Libertad Digital y miembro del Instituto Juan de Mariana.

El PP de Baleares, a punto de estallar: los simpatizantes quieren a Carlos Delgado como presidente
También reclaman la libre elección de lengua en la enseñanza
 www.lavozlibre.com 24 Junio 2009

Palma de Mallorca.- Los votantes del Partido Popular en Baleares demandan un cambio en la dirección del partido. La marcha de la líder del PP balear, Rosa Estarás, al Parlamento Europeo tras los últimos comicios inquieta a los simpatizantes populares.

Este malestar se desprende de una encuesta realizada por la empresa de estudios sociales y de opinión Metroscopia a instancias del PP de Calvià. Una abrumadora mayoría de simpatizantes del PP -el 92,8%- también reclama un giro a la política lingüística del partido. Pide a los dirigentes que defiendan la libre elección de lengua en la enseñanza.

El sondeo de Metroscopia pone de manifiesto que un 57,3% de los simpatizantes del PP de Baleares cree mayoritariamente en la necesidad de renovar la cúpula del partido, frente al 24,2% que opina que no y un 46,8% se decanta por la celebración de un congreso extraordinario, mientras que un 40% sostiene que no es necesario.

De las personas que votan a favor de que haya un nuevo congreso, un 63,1% mantiene que en el mismo hay que sustituir a los actuales líderes y un 25,1% cree que hay que mantenerlos en sus puestos.

Otra cuestión que aborda la encuesta es la de la lengua. En este apartado el 92,8% de los simpatizantes del PP balear está a favor de que los padres puedan elegir libremente la lengua oficial en la que van a ser educados sus hijos, frente al 6% que lo rechaza. En relación a esta pregunta es significativo el porcentaje de simpatizantes de otros partidos políticos que está a favor de la libre elección, concretamente un 83,1%.

En el tema de la modificación del Estatuto de Autonomía de Baleares para que en lugar de catalán (como lengua oficial junto al castellano) se pongan el mallorquín, menorquín, ibicenco y formenterense, un 65% de los simpatizantes del PP se muestra a favor y en el caso de simpatizantes de otros partidos el porcentaje es del 53,5%.

Por último, en la encuesta también se pregunta por las personas que prefieren para presidir el partido y por el mejor candidato a la presidencia del Gobierno balear en las elecciones de 2011. Los simpatizantes del PP se decantan por Carlos Delgado en ambos casos, con un 13,4% y un 11,8% respectivamente.

"Rajoy debería ver que UPyD ha subido con el discurso de la libertad lingüística en Baleares"
 Periodista Digital 24 Junio 2009

Los resultados electorales del PP en Baleares no han sido buenos. "Hemos perdido 9300 votos desde las últimas europeas". Carlos Delgado, alcalde de Calvià, el segundo municipio más importante de Baleares, lidera la corriente crítica con la actual dirección del PP en el archipiélago. Delgado acaba de presentar una encuesta en la que demuestra el claro descontento de los simpatizantes de este partido. Lo ha hecho -y no lo esconde- para remover la conciencia de Mariano Rajoy. Su principal reivindicación es que el PP lidere la lucha por la libertad lingüística "y que lo haga sin complejos". Y le avisa de que "la subida de UPyD es alarmante".

¿Hay dos ‘Pepés’ en Baleares?
Yo creo que no. El problema que tenemos a veces en los partidos es que tendemos a creer que la opinión del partido es la opinión de sus dirigentes. Yo, que estoy dentro pero que también intento estar fuera, porque escucho a la gente y porque hago encuestas, me doy cuenta de que los dirigentes están como en una burbuja y no se dan cuenta de lo que ocurre fuera. La clase dirigente muchas veces da la sensación de un autismo total.

Bueno, pues un PP dividido.
No, lo que hay son unos dirigentes autistas que no son capaces, o por intereses personales o por las cuestiones que sea, de escuchar a sus bases. Y es por esto por lo que tenemos los resultados electorales que tenemos.

¿Cree que Rosa Estarás va a poder compatibilizar su puesto de líder del PP balear y el de parlamentaria europea?
No, es absolutamente imposible. El partido a día de hoy está sin rumbo ideológico ninguno y ha estado ella al mando estos dos últimos años. Si no ha sido posible en estos años, y estando presente, compatibilizarlo con su puesto de parlamentaria europea va a ser imposible.

De todas formas, no es una cuestión sólo de ausencias o presencias, es una cuestión de marcar unas líneas claras, de no tener posturas ambiguas, como por ejemplo en la lengua,… Lo que hay que hacer es tener una línea clara y defenderla sin complejos. Además, hay que poner una persona al frente que tenga credibilidad para defender esa línea.

¿Usted, entonces, lo que está pidiendo es un congreso extraordinario y que se cambie la dirección?
Lo del congreso es algo formal, yo no estoy deseando que haya un congreso. Yo simplemente estoy tratando de trasladar la existencia de un verdadero problema. El problema es que tenemos una persona al frente que se va y que tenemos unas bases totalmente desconcertadas y desilusionadas.

Por cierto, ¿por qué cree que Rajoy colocó a Estarás en la lista para las europeas?
A mí me pareció una jugada maestra, por varios motivos. Primero: Rosa Estarás lo necesitaba, ella es plenamente consciente de que no ha controlado el partido y de que su credibilidad ha bajado alarmantemente. Segundo: Estarás lo va a hacer muy bien en Bruselas porque es una persona con una fuerza extraordinaria que defiende con uñas y dientes los diferentes papales que el partido le ha asignado. Siempre ha sido así. Creo que va a defender con una gran valentía y muy bien los intereses de España en Europa. Y tercero: Rajoy se ha quitado un problema de encima. Rosa Estarás se opuso a la línea que está tomando el partido ahora, que se inició con Nuñez Feijóo en Galicia, que es la de la libertad. ¡Nosotros somos un partido liberal!

¿Cree usted que esta ambigüedad que denuncia ha sido lo que ha llevado al PP a no tener buenos resultados en Baleares en las elecciones europeas?
Sin ninguna duda. Es que sin ninguna duda. Es que es un goteo continuo desde el año 2004. Con respecto a las últimas europeas hemos perdido 9300 votos. Se ve en los resultados, pero es que, además, lo dice la calle y lo dicen las encuestas. Muchísima gente me para por la calle y me dice que no va a ir a votar, otros que me dicen que van a ir a votar pero asqueados y otros que me dicen que va ir a votar a UPyD. Rajoy debe ver que el partido de Rosa Díez ha subido alarmantemente adoptando este discurso en Baleares.

Si se celebrara un congreso para elegir nuevo presidente, ¿usted se presentaría?
Sí, por supuesto. Es que yo lo digo sinceramente: soy la única persona que en estos momentos está defendiendo lo que piensan las bases del PP y soy la única persona que está diciendo sin complejos lo mismo que ellos piensan. Yo no pretendo para nada perjudicar a mi partido, lo que pretendo es salvarlo de la ruina a la que lo estamos llevando en Baleares.

¿En qué se diferenciaría, grosso modo, de los actuales dirigentes?
Principalmente es lo de la lengua. Pero hay dos motivos claros. Lo primero es que están cansados de ver siempre las mismas caras. Ésas mismas personas que llevan tanto tiempo son los que han promulgado y luego mantenido una serie de normativas que han permitido que no haya libertad para los padres en la elección de la lengua, pues no tienen credibilidad. El segundo motivo es la libertad de la lengua en los colegios. Aquí un niño en un colegio público o concertado lo estudia todo en catalán, absolutamente todo.

Está en manos de Mariano Rajoy el dar orden de cambiar la estrategia en Baleares…
Evidentemente. Esto está en manos de Mariano Rajoy. Yo le suplico a Rajoy que cambie de interlocutor para que averigüe de verdad qué está ocurriendo en Baleares. Que encargue encuestas, que se reúna con la gente de Palma, que venga por aquí, que escuche a otras personas, no a las que ha escuchado siempre…

Ustedes han presentado una encuesta en la que se demuestra que hay descontento entre los afiliados y simpatizantes ‘populares’. ¿Iba dirigida a Mariano Rajoy?
Claro. Ha sido para intentar abrir los ojos a los dirigentes de nuestro partido, tanto a los de Palma, que es imposible, como a los de Madrid. Si no se fían de la encuesta que nosotros hemos presentado, que encarguen a otra empresa, o a dos, o a tres…

¿Cree usted que esto va a mover a los dirigentes de su partido a tomar alguna decisión o al menos a estudiar lo que está pasando?
A mí me cuesta creer que una cúpula de partido sea capaz de ir en contra de lo que piensa el 93% de sus simpatizantes en cuanto a la libertad de la lengua y que coloquen a un sucesor para liderarlo que en nuestra encuesta, de ocho nombres, ha sido colocado el sexto. Tampoco puedo decir lo que van a hacer, habría que preguntárselo a ellos.

LENGUAS COOFICIALES
Siete intérpretes para entender a Chaves en el Senado
Lejos de servir para entenderse, en España las lenguas cooficiales provocan situaciones tan surrealistas como que el ministro Manuel Chaves necesite siete intérpretes para hacerse entender en el Senado, pese a que todos los presentes hablan castellano.
EFE Libertad Digital 24 Junio 2009

Siete intérpretes permitirán que este jueves los representantes autonómicos debatan con el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, en sus respectivas lenguas cooficiales en la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado.
Dos para el catalán, dos para el euskera, dos para el gallego y uno para el valenciano trabajarán, por turnos, en el desarrollo de la comisión, que permite el uso de estas lenguas desde que en 1994 el Senado modificara por primera vez su reglamento.

Un uso que se extiende también al debate del Estado de las Autonomías, el primer discurso del presidente del Senado, la publicación en el Boletín de las Cortes Generales de las actividades no legislativas y los escritos de ciudadanos e instituciones dirigidos a la Cámara.

Manuel Chaves comparecerá, a petición propia y del PP, CiU y del senador del Grupo Mixto José Manuel Pérez Bouza (BNG) para explicar las políticas generales de su departamento, sólo tres días después de que lo hiciera el ministro de Fomento, José Blanco.

Habrán pasado entonces ocho meses desde que la actual vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, acudiera como titular de Administraciones Públicas a esta comisión el 23 de octubre de 2008.

Aquel día, durante las tres horas durante las que se prolongó su comparecencia, también participaron siete intérpretes contratados por la Cámara por un coste de 6.500 euros, una cifra que varía según la duración de la jornada.

El origen de la utilización de las lenguas cooficiales en el Senado se remonta a 1987, cuando se aprobó una moción para rehacer el reglamento de la Cámara Alta y mejorar la representación de las autonomías, propuesta que se volvió a plantear en 1989 y se concretó en la reforma del reglamento de 1994.

Fue el primer paso hacia su transformación territorial y permitió constituir en febrero la Comisión General de las Comunidades Autónomas, donde pueden intervenir los representantes de los gobiernos regionales.

Respecto a sus funciones, destacan las de realizar estudios sobre materias de naturaleza autonómica, informar acerca del contenido autonómico de cualquier iniciativa que se tramite en la Cámara y pronunciarse sobre la autorización de las Cortes a acuerdos de cooperación entre las comunidades.

La Comisión ha acumulado a lo largo de esta legislatura las peticiones de comparecencia de otros seis miembros del Gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, tanto del anterior como de su nuevo equipo.

Así, CiU solicitó en septiembre de 2008 la presencia de la ex ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, para abordar la Ley de Dependencia.

Con ella, los grupos han demandado las comparecencias de Salgado como vicepresidenta económica, las de las ministras de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, y de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, y las de los titulares de Justicia, Francisco Caamaño, y de Educación, Ángel Gabilondo.

Entre otras iniciativas en tramitación pendientes, se encuentra la petición del Gobierno de La Rioja y del Consejo de Gobierno de Murcia para celebrar en el Senado el Debate sobre el Estado de las Autonomías.

ESPAÑA
Chaves necesitará siete intérpretes para hacerse entender en el Senado
Efe. Madrid. El Confidencial 24 Junio 2009

Siete intérpretes permitirán que mañana los representantes autonómicos debatan con el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, en sus respectivas lenguas cooficiales en la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado. Dos para el catalán, dos para el euskera, dos para el gallego y uno para el valenciano trabajarán, por turnos, en el desarrollo de la comisión, que permite el uso de estas lenguas desde que en 1994 el Senado modificara por primera vez su reglamento.

Un uso que se extiende también al debate del Estado de las Autonomías, el primer discurso del presidente del Senado, la publicación en el Boletín de las Cortes Generales de las actividades no legislativas y los escritos de ciudadanos e instituciones dirigidos a la Cámara.

Manuel Chaves comparecerá, a petición propia y del PP, CiU y del senador del Grupo Mixto José Manuel Pérez Bouza (BNG) para explicar las políticas generales de su departamento, sólo tres días después de que lo hiciera el ministro de Fomento, José Blanco.

Habrán pasado entonces ocho meses desde que la actual vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, acudiera como titular de Administraciones Públicas a esta comisión el 23 de octubre de 2008. Aquel día, durante las tres horas durante las que se prolongó su comparecencia, también participaron siete intérpretes contratados por la Cámara por un coste de 6.500 euros, una cifra que varía según la duración de la jornada.

El origen de la utilización de las lenguas cooficiales en el Senado se remonta a 1987, cuando se aprobó una moción para rehacer el reglamento de la Cámara Alta y mejorar la representación de las autonomías, propuesta que se volvió a plantear en 1989 y se concretó en la reforma del reglamento de 1994. Fue el primer paso hacia su transformación territorial y permitió constituir en febrero la Comisión General de las Comunidades Autónomas, donde pueden intervenir los representantes de los gobiernos regionales.

Respecto a sus funciones, destacan las de realizar estudios sobre materias de naturaleza autonómica, informar acerca del contenido autonómico de cualquier iniciativa que se tramite en la Cámara y pronunciarse sobre la autorización de las Cortes a acuerdos de cooperación entre las comunidades.

La Comisión ha acumulado a lo largo de esta legislatura las peticiones de comparecencia de otros seis miembros del Gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, tanto del anterior como de su nuevo equipo. Así, CiU solicitó en septiembre de 2008 la presencia de la ex ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, para abordar la Ley de Dependencia.

Con ella, los grupos han demandado las comparecencias de Salgado como vicepresidenta económica, las de las ministras de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, y de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, y las de los titulares de Justicia, Francisco Caamaño, y de Educación, Ángel Gabilondo. Entre otras iniciativas en tramitación pendientes, se encuentra la petición del Gobierno de La Rioja y del Consejo de Gobierno de Murcia para celebrar en el Senado el Debate sobre el Estado de las Autonomías. O la pregunta del PP sobre la fecha de convocatoria de la próxima Conferencia de Presidentes, que el Gobierno ya anunció que será durante el último trimestre de 2009.

idioma
El Colegio de Médicos de A Coruña dice que el cambio en la ley de función pública «elimina barreras»

La agrupación de médicos destacó que «se congratula de que los conocimientos profesionales y científicos primen» en un proceso selectivo,
EFE A Coruña La Voz 24 Junio 2009

El Colegio de Médicos de A Coruña (COMC) ha manifestado hoy que la reforma aprobada ayer en el Parlamento de Galicia de la Ley de la Función Pública, que permite optar entre gallego y castellano en las oposiciones, «es una medida positiva que elimina barreras» para trabajar la Sanidad gallega.

La agrupación de médicos destacó, en un comunicado, que «se congratula de que los conocimientos profesionales y científicos primen» en un proceso selectivo, y puntualizó que cada año se incorporan al Servicio Gallego de Salud, médicos procedentes de otras comunidades autónomas y países «sin el más mínimo problema».

Asimismo, el Colegio valoró el idioma gallego como «uno de nuestros grandes patrimonios culturales», el cuál ha de ser compatible con intentar «atraer a los especialistas más preparados» a la Sanidad pública de Galicia.

De hecho, el COMC apuntó que «si en el pasado» no se hubiese podido optar entre gallego y castellano en un proceso selectivo, el SERGAS «no contaría con un gran número de profesionales de alta cualificación que han contribuido a elevar la categoría técnica y científica» de la sanidad gallega.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Una sueca en el Parlamento catalán
XAVIER PERICAY, Escritor ABC 24 Junio 2009

La señora Inger Enkvist estuvo hace ya algunos meses en el Parlamento de Cataluña, invitada por la Comisión de Educación. De cuantas personas comparecieron ante los miembros de dicha Comisión, ella fue sin duda la única que arrojó una luz externa, no contaminada, sobre el proyecto de ley de educación que sus señorías tenían entonces entre manos. Y es que Enkvist, como su nombre indica, no es de aquí. Nació en Suecia, en el reino de la socialdemocracia. Lo que no significa, claro, que sea socialdemócrata; basta escuchar lo que dice o leer lo que escribe para convencerse de ello. Pero, aun sin ser socialdemócrata, o precisamente por este motivo, Enkvist conoce a la perfección los resultados que las políticas educativas de los distintos gobiernos socialdemócratas han producido en su país. Y ese conocimiento, por lo demás, lo ha completado con el estudio de otros sistemas de enseñanza, entre los que se encuentra el español.

De ahí que, a propuesta del Grupo Parlamentario de Converg_ncia i Unió, fuera invitada a dar su opinión sobre el texto que la Cámara catalana está a punto de elevar a rango de ley. (Ya saben, el mismo que convierte «de iure» -puesto que en la práctica ya es así- la lengua catalana en la lengua única de la escuela.) Y dio su opinión, en efecto. En un castellano excelente -eso sí, la presidenta de la Comisión tuvo que pedir a los presentes que las preguntas, a ser posible, no se las hicieran en catalán-, Enkvist dijo a los diputados lo que la inmensa mayoría, sin duda, no deseaba oír. Para empezar, les dijo que el proyecto de ley que habían elaborado nada tenía que ver con los verdaderos problemas de la educación; que tenía que ver con otra cosa, pero no con lo que se supone que debería incluir una propuesta de esta naturaleza. Y que le sorprendía, en este sentido, encontrar en el texto una serie de medidas que no harían sino ejercer una coerción en los adultos en vez de aumentar la calidad del aprendizaje de los alumnos.

Pero les dijo más, mucho más. Por ejemplo, que no toda la inmigración es un problema, sólo la que se resiste a integrarse por razones culturales o religiosas. O que la inmersión lingüística puede terminar afectando a la calidad de los conocimientos. O que la pieza más importante del engranaje educativo, aquella que hay que mimar por encima de todo y a la que hay que destinar cuantos recursos sean necesarios, es el maestro o profesor. Y que, para ello, el mantenimiento del orden y el respeto a la autoridad -esas dos fórmulas tan malqueridas por nuestra «izquierda pajín»- son unos requisitos insoslayables. Y, con respecto a unas intervenciones que acababa de oír, insistió en que carece de sentido presentar la relación entre la escuela pública y la privada en términos de rivalidad; que se trata de un debate estéril, que una y otra son complementarias y que en su país, mira por dónde, la privada vino a suplir las deficiencias de la pública. Y aún añadió que le extrañaba que, en lo que llevaban de sesión, nadie hubiera aludido todavía a los resultados de los informes PISA, en los que España -y Cataluña en particular- ocupa un lugar tan bochornoso.

Con todo, lo más significativo de las palabras de Inger Enkvist sobre el proyecto de ley de educación catalana acaso fue la constancia con que sus consideraciones descansaban, una y otra vez, en la tozudez de los hechos. No era sólo que esas consideraciones estuvieran cargadas de razón, de pertinencia, de sensatez: es que además llevaban siempre consigo la carga de la prueba. Hasta tal punto la llevaban, que, mientras ella hablaba, los señores diputados -y cuando digo los señores también me estoy refiriendo, claro, a las señoras- ponían cara de asombro, cuando no de profunda aversión. Alguien les estaba cantando las cuarenta y no parecía que lo tuvieran previsto. Figúrense si estaban desarmados que alguno convirtió incluso el turno de preguntas en una exposición de motivos cercana al memorial de agravios. Poco importó que la supuesta causante de los agravios fuera también la persona invitada.

Y eso que lo que esta persona intentaba explicar a sus señorías era una pura obviedad. Para llegar a entenderlo y a compartirlo, bastaba con ser algo permeable, con no cerrarse en banda. Juzguen, si no. Según Enkvist, todo nuevo método educativo debería gozar, a priori, del beneficio de la duda. Por descontado, no vale cualquier cosa. En lo que se propone, han de poder entreverse algunos visos de realidad. Pero, a poco que lo propuesto parezca factible, jamás debería descartarse a priori. Ahora bien, de la misma manera, cuando un método ha pasado ya la prueba de la realidad y no ha funcionado, es inútil empeñarse en mantenerlo. Más vale desecharlo y buscar uno nuevo. Tan absurdo resulta plegarse a ciertos prejuicios para no acometer determinadas reformas como obstinarse en conservar una práctica fracasada e inconveniente por el simple motivo de que está inspirada en valores presuntamente incontrovertibles.

De la primera de esas absurdidades, la propia Enkvist ofreció un ejemplo en su intervención. Respondiendo a una sugerencia de la propia Comisión, dedicó la mayor parte de su tiempo a hablar de la llamada educación diferenciada, la que opta por separar a niños y niñas en aulas o centros distintos. Tras advertir que en Suecia ese tipo de educación no existía, aportó varias estadísticas relativas a diferentes escuelas del Reino Unido -en las que se observaba la primacía, en lo referente a resultados, de las escuelas que la practicaban- y de Estados Unidos, donde la experiencia en barrios marginales había dado asimismo buenos frutos. Y, a continuación, no pudo por menos que mostrar su perplejidad ante un texto como el del proyecto de ley que no incluía ningún instrumento que permitiera alcanzar un nivel de calidad y prohibía en cambio, de forma expresa, un método, el de la educación diferenciada, de cuyos resultados pedagógicos nadie podía objetivamente dudar.

En cuanto a la segunda de las absurdidades, la experta sueca ni siquiera necesitó recurrir al texto que había sido sometido a su consideración. Con apelar a su experiencia tuvo suficiente. Y es que no existe seguramente ejemplo más revelador que el de la evolución de la enseñanza en Suecia. En una sociedad con una larga tradición pedagógica y un nivel de conocimientos de los más altos del mundo, en los años setenta del siglo pasado empezaron a desarrollarse políticas educativas basadas primordialmente en la igualdad. Como consecuencia de ello, el nivel de los estudios fue bajando poco a poco, al tiempo que iba aumentando la conflictividad. Aun así, los gobiernos socialdemócratas siguieron en sus trece, negándose a introducir cambio alguno en el sistema educativo, como si la realidad, decididamente, no fuera con ellos. Tuvo que acceder al poder, hace tres años, un gobierno de centro derecha para que pudiera plantearse en Suecia una reforma en profundidad del modelo.

Aun así, lo normal es que en el Parlamento catalán acabe prevaleciendo el absurdo. Es decir, que a Inger Enkvist y a sus razones no les hagan el menor caso. De lo contrario, ni Cataluña sería Cataluña, ni España, ¡ay!, sería ya España.

Los "sindicatos de clase"… de gallego
JUAN JULIO ALFAYA  Periodista Digital 24 Junio 2009

En mis tiempos mozos los sindicatos, mejor o peor, defendían a la "clase trabajadora". Era lo que se llamaban "sindicatos de clase", pues todos compartían una misma seña de identidad: tenían "conciencia de clase". Hoy los sindicalistas prefieren el sueldo, el sillón y el suave automasaje testicular durante el tiempo que permanecen sentados en sus cómodos despachos a la siempre molesta "conciencia de clase".

Antes un sindicato era una organización integrada por trabajadores para la defensa y promoción de sus propios intereses sociales, económicos y profesionales relacionados con su actividad laboral o con respecto al centro de producción (fábrica, taller o empresa) o al empleador con el que estaban relacionados contractualmente.

Los sindicatos negociaban en nombre de sus afiliados los salarios y las condiciones de trabajo (jornada, descansos, vacaciones, licencias, capacitación profesional, etc.) dando lugar al contrato colectivo de trabajo.

Su dogma más sagrado e intocable era la lucha de clases. Los trabajadores pertenecían a una clase social explotada y, por supuesto, distinta a la de sus patronos. Para mejorar su situación, el método era la de la lucha de clases. Digamos que la lucha de clases era el medio y la dictadura del proletariado, el fin. Ya vimos lo que pasó en los países donde la dictadura del proletariado se llevó a cabo. Los primeros en sufrir la represión de la nueva clase social dominante fueron los mismos proletarios, la "clase traballadora", los "obreiros, labregos e mariñeiros" que dicen en la CIG.

Pero eso era antes. Hace tiempo que los sindicatos dejaron de defender a los trabajadores para defenderse a sí mismos, es decir, para defender los intereses de la clase política que les paga y les permite conservar sus privilegios, entre ellos el del suave automasaje testicular durante el tiempo que permanecen sentados en sus cómodos despachos leyendo el periódico, hablando de fútbol o de sexo en sus múltiples variantes: hombre con mujer (o viceversa), hombre con hombre, mujer con mujer, hombre o mujer con los sofisticados artilugios de venta en los "sex shops", hombre o mujer con animal de compañía, etcétera.

En Galicia somos diferentes, tenemos sindicatos de clase, sí, pero de clase de gallego.
>>>
Delegados de UGT, CIG y CCOO se concentran en defensa del gallego en la función pública

Unos doscientos delegados de UGT, CIG y CCOO se concentraron hoy frente a las puertas del Parlamento de Galicia para mostrar su oposición a la modificación del artículo de la Ley de Función Pública que obliga a una realizar una prueba en gallego en las oposiciones.

El secretario general de la CIG, Suso Seixo, manifestó a Efe que «la eliminación de la prueba de gallego es un paso más en la escalada contra el idioma» del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, quien puntualizó que «no conozco ningún país en que sus dirigentes no defiendan su propio idioma».

También estuvieron presentes en la manifestación miembros de la Mesa por la Normalización Lingüística, cuyo presidente, Carlos Callón, resaltó que «estamos aquí para reconocer la labor de convocatoria de las tres centrales sindicales mayoritarias gallegas, que se reúnen para defender el derecho de los trabajadores de la administración».

Por su parte, la responsable de la federación de Enseñanza de CCOO, María Jesús Fernández, en declaraciones a Efe, consideró que con la eliminación del artículo 35 de dicha ley «está en juego el derecho de los ciudadanos a ser atendidos en cualquiera de los dos idiomas de Galicia».

Las centrales firmaron un manifiesto conjunto en el que exigen que no se modifique el artículo 35 de la Ley de Función Pública y «se mantenga la obligatoriedad» de realizar una prueba en gallego en los procesos selectivos.

http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2009/06/23/00031245750172070386745.htm

PSOE y PP
Política de cartón piedra
Salvador Ulayar Libertad Digital 24 Junio 2009

Esta unidad en el tema terrorista no me cuadra. Tiene el aspecto de la realidad construida en cartón piedra. El juego que se traen PP y PSOE es harto inquietante desde que pactaron algo en Moncloa relativo a la cosa y que no han tenido a bien contarnos. Cualquiera que tenga ojos en la cara puede ver que el Tribunal Constitucional ha franqueado el paso a la lista proetarra que ahora nos amenaza con más sufrimiento. A los ayuntamientos de ANV no hay quien les meta mano. En la manifestación de Bilbao tras el vil asesinato de Eduardo Puelles dicen que había 25.000 personas y lo visten de éxito. Sólo 25.000 meritorios ciudadanos.

ZP decidió matar el Pacto Antiterrorista y eso no sale gratis en términos de ciudadanía. Algunos tendrían que entonar el mea culpa. Descuiden, no lo harán. Josu Ternera y su hijo se pasean impunemente por Europa y nadie los agarra por el cencerro. El chivatazo del bar El Faisán sigue sin esclarecerse. Egiguren no descarta volver a la negociación. Nadie –por ejemplo Patxi López– pide excusas por la persecución a la que nos sometieron a los de la AVT por tierra, mar y aire; especialmente a su ex presidente Alcaraz. Recuerdo a Pastor, del PSE, diciendo de él que era un sinvergüenza que se aprovechaba del dolor de las víctimas.

Tenemos hoy una AVT que parece querer hacerse perdonar por quienes la agredían y que calla ante lo que digo o se limita a hacer finas protestas, que caen como una bendición en Génova 13 y Ferraz 70, así como en el despacho de Uribes, sucesor de Peces y ahora dispuestísimo interlocutor. Al presidente de la AVT le hablaban en una entrevista sobre un posible final dialogado con ETA y le preguntaron su opinión sobre hacer, en ese caso, alguna concesión a ETA. Casquero contestó que él preferiría que no. Preferiría, dijo. En fin, una AVT "en su sitio", despolitizada –faltaría más, ¡dónde va una víctima vestida de ciudadano!–, desaparecida del espacio público ciudadano, que ha hecho renuncia de la Rebelión Cívica y de cuyos cargos de representación muchos hemos salido corriendo, pues no hemos abjurado de aquella rebelión democrática. Una AVT desactivada para regocijo de PP y PSOE. Qué decir del resto de asociaciones.

Teníamos razón los de la AVT en nuestra movilizaciones de estos años y el proceso de negociación resultó ser una porquería inmoral. Y teníamos razón, vuelvo a decirlo. Ahora invocan solemnemente la memoria de las víctimas como guía para la construcción del futuro quienes se han tirado años negociando con el fugado Ternera –hoy de consentida excursión por Europa– y persiguiendo a la AVT. Y la mayoría del personal en los medios de comunicación, partidos y asociaciones hace silencio y no quiere una explicación a los opuestos escenarios y cambio de papeles que nos ofrecen, de ayer a hoy, los mismos protagonistas con su cara toda lavada.

Y teníamos razón; y estos tíos no tienen las más mínima intención ni necesidad moral de pedir excusas. Teníamos razón ¡leches!, pero se nos dijo que no queríamos la paz, que queríamos atacar más al gobierno que a quienes nos matan, ¡monstruosa acusación! Entre tanto Otegi tenía un discurso de paz, no como el nuestro, propio de unos rencorosos sin escrúpulos. A López le preocupaba mucho De Juana y su excarcelación, en un chantaje humillante del asesino al que el gobierno cedía. "Lo importante es que Iñaki no muera", dijo el hoy lehendakari. Iñaki, sí; así de confianzudo con De Juana.

Y yo me pregunto si no habrán interiorizado estas gentes del maldito "proceso" un ápice de culpa por todo lo que nos han hecho sufrir a las víctimas; si no tendrán alguna vez la tentación de reconocerlo y pedir excusas, a pesar de que teníamos razón. Si se puede decir aquello que decían y ahora hacer discursos llenos de "moralidad", aunque no se atrevan a hablar de España; un éxito del terror, una concesión al terror es este obviar la nación contra la cual mataron al difunto. Nos la han arrancado del lenguaje. Se ha terminado la impunidad, nos dijo López, hablando de "este país". ¿A partir de ahora y gracias a él? Antes, durante el proceso no era posible lenguaje contundente ¿no? Van de una cosa a otra tan bonitamente y sin reparar en los daños; como quien pisa cristales y finge no escuchar cómo se quiebran a su paso.

Se preguntaba Agapito Maestre qué razón le mueve al PSOE ahora, que no existiera hace poco, para no seguir negociando con ETA. Eso me pregunto: ¿qué razón para no seguir modulando el lenguaje hasta convertirlo en un tóxico al servicio de la coyuntura aquella?

Me aconseja un viejo amigo, militante socialista. Dice que no me caliente la cabeza. Sin más, estos tipos son banales y mientras vayan bien pues bien iremos y a lo mejor todo termina en buen fin. Pero que se pueden torcer pasado mañana, desde luego, o terminar de caerse del caballo para bien en función de la coyuntura. Si la ola los lleva a buen puerto pues perfecto. Pero de otro modo, si aparecen corrientes interesantes, volveremos a las andadas con la negociación. Todo muy edificante, vaya. Siempre pensé que vértelas con un estúpido era peor que hacerlo con un malvado. Pero hasta ahora no había considerado suficientemente la banalidad. Y me asusta. Con gente banal... banal ¡ostras! Al banal le da igual si tenías razón o si sufriste infinito, si crujes bajo sus pies. Me quedé sobrecogido al considerar de pronto esta visión perfectamente iluminada y perfilada de lo que sólo difusamente me hacía algún cargo hasta ahora. Me puse a escribir intentando pintar en qué manos estamos. Y sólo la banalidad me los explica. Terrible la política banal a la que unos y otros están acostumbrándonos.
Salvador Ulayar es hijo de Jesús Ulayar.

El policía y el ertzaina
EDURNE URIARTE ABC 24 Junio 2009

Soy más bien pesimista sobre el final de la tragedia vasca. Tiendo a pensar que algún Zapatero, éste o cualquier otro, acabará llevando la negociación con los terroristas hasta el final, los asesinos culminarán su historia criminal sentados en las instituciones y sus crímenes pasarán a la historia reivindicados y legitimados. Pero, de vez en cuando, se renueva mi esperanza de un final alternativo cuando algunos ciudadanos vascos me llevan a pensar que esos Zapateros quizá no tengan su oportunidad. Que no les dejarán, que la sociedad acabará con sus tentaciones de dejación.

Con tipos valientes e insobornables como los dos hermanos Puelles, el policía nacional y el ertzaina, capaces de romper con uno de los tabúes más fuertes del nacionalismo etnicista. El que excluía la unión y la identificación pública de los símbolos de la vasquidad y de la españolidad en una familia, en un mismo objetivo, en unos mismos valores. Porque la Ertzaintza es rechazada por ETA, sí, pero es aceptada como parte de la etnia, de la vasquidad oficial, de la misma forma que la Policía Nacional y la Guardia Civil siempre fueron El Otro. De ahí que a lo máximo que se hubiera llegado hasta ahora dentro de las fronteras impuestas por la etnia vasca es a los personajes de los dos hermanos de la serie de humor «Vaya Semanita», el ertzaina y el militante de Batasuna, el chico de orden y el «borroka». Ambos opuestos, ambos enfrentados, pero ambos miembros de la etnia, vascos, al fin y al cabo, y no españoles.

Los hermanos Puelles han roto con ese tabú, quiero creer que definitivamente. La impresionante reivindicación del ertzaina Josu Puelles de la heroicidad de su hermano policía nacional, de Eduardo, pone patas arriba la asfixia étnica de los nacionalistas. Ambos vascos, ambos españoles, ambos policías en la defensa de la libertad. Ambos gudaris, como dice Josu, frente a los asesinos.

Los «batasunos» hacen el agosto a costa del Plan E, de España
Editorial La Razon 24 Junio 2009

Los 42 municipios del País Vasco y Navarra en los que gobierna la ilegalizada ANV, el brazo político de ETA, han recibido 29,5 millones de euros de las arcas del Estado gracias al Plan E, de España, creado por el Gobierno socialista para fomentar el empleo local. Así lo denuncia la Fundación de Víctimas del Terrorismo en un completo informe elaborado a partir de los datos ofiviales del Ministerio de Política Territorial. Es decir, pese a que en esos consistorios no ondea la bandera nacional ni se reconocen las competencias del Estado, ninguno a ha renunciado a unas jugosas subvenciones, cuyo destino real está por comprobar. Lo único que les ha exigido el Gobierno es que pongan el cartel en el que se enuncie que la obra la paga él. Noticias como ésta ensombrecen otras, como la detención ayer de un comando etarra, que demuestran la eficacia de la lucha contra los pistoleros. Mientras haya grietas en la maquinaria del Estado de Derecho por las que se filtren los proetarras, la banda contará con el oxígeno político y económico suficiente para seguir matando. Resulta escandaloso, por ejemplo, saber que en los últimos tres años la televisión vasca, controlada por el PNV, dedicó a los dirigentes «batasunos» 45 espacios para que vendieran su mercancía y justificaran los asesinatos.

El asesino vasco
Cristina L. SCHLICHTING La Razon 24 Junio 2009

En el planeta tierra, que tanto vigila Leire Pajín, hay tres tipos de seres: los normales, los anormales y los de PNV. Dicen estos señores unas cosas que yo no entiendo. Empezaron criticando el tono «épico» del lehendakari en el discurso del sábado, como si no fuese épica la resistencia española a la barbarie etarra. También afearon la intervención de la viuda del policía nacional asesinado, doña Francisca Hernández, alegando que estaba «sedada a tope», que es un error «que las viudas hablen» y que «lo mezcló todo al hacer referencias muy duras a las familias de los presos».

Nos es muy difícil a los que no gozamos del amparo de los batzokis comprender que los familiares de los presos son para un jeltzale más respetables que la familia real o la de un guardia civil. Y que les gusta el silencio de las viudas y los huérfanos porque permite oír mejor el estampido de los disparos. Los plañidos de las viudas están reñidos con la calma hipócrita de ciertos salones de Bilbao o San Sebastián, donde se sirve el té de las 5 mientras y se comenta con paciencia «lo pesados que son estos chiquitos , que no dejan de matar».

La última la ha protagonizado el presidente del partido, Íñigo Urkullu, al reprochar otra vez a Patxi López el «tono» de su intervención y el que aludiese en euskera al «asesino vasco» («euskaldun hiltzaileak»). «Creo que hay que medir mucho –ha dicho– las palabras para la caracterización de los vascos, porque caracterizaciones de los vascos se han hecho en el pasado de manera absolutamente injusta». Insisto en que no entiendo nada. Me pregunto cómo tenía que haber denominado el nuevo lehendakari al tipo que ha abrasado vivo a Eduardo Puelles: ¿gudari?, ¿revolucionario del pueblo?, ¿verdugo justiciero?, ¿ o tal vez cocinero del norte? Me temo que el criminal es exactamente eso, un asesino vasco.

Urkullu pretende ignorar que hay obreros vascos, empresarios vascos, viudas vascas, políticos vascos y asesinos vascos. Estos últimos son, además, criminales vascos, traidores vascos y ratas vascas. Y junto a ellos hay, por cierto, sinvergüenzas vascos, sucios cómplices nacionalistas de cuello blanco, caserío familiar, barco en Donosti, educación en Londres y corazón egoísta.

Las ausencias de la dignidad
JESÚS PRIETO MENDAZA ANTROPÓLOGO Y PROFESOR El Correo 24 Junio 2009

Ante el atentado terrorista que ha costado la vida a Eduardo Puelles se ha demostrado una firmeza y unión entre la clase política que, ciertamente, había brillado por su ausencia en tiempos pasados. Los discursos de agentes sociales, empresariales, sindicales y de organizaciones de toda índole han sido contundentes. De forma especial debemos recordar el discurso del lehendakari, Patxi López: «(...) ellos nos enseñan el camino del dolor, pero nosotros les enseñaremos el camino de la cárcel». Todos parecen coincidir en su diagnóstico, los demócratas estamos unidos, a pesar de que la organización asesina pueda infligirnos aún dolor, y su fin está cerca.

No seré yo quien niegue esta evidencia, pero, aun a riesgo de resultar un 'aguafiestas', creo conveniente, desde un simple análisis social, hacer referencia a un importante aspecto de la cuestión que se olvida: ETA existe después de décadas de sangre y horror porque una parte significativa de la sociedad vasca no reprueba con contundencia su actividad totalitaria.

Tengo más de cincuenta años y nunca en toda mi vida he visto este país paralizado por una huelga general contra el exterminio político de los disidentes, jamás he vivido una marea humana generalizada en pueblos y ciudades gritando contra los asesinos, en ningún momento he visto que se hayan arbitrado desde ayuntamientos, organizaciones políticas, sindicales o culturales iniciativas de protección y apoyo efectivo para con los amenazados y, al mismo tiempo, de reprobación, hostilidad o aislamiento para con el entorno que apoya la eliminación física del opositor. Quienes han dado la cara, y en determinados lugares de Euskadi materialmente se la han partido, han sido un reducido grupo de hombres y mujeres asociados en torno a lo que genéricamente conocemos como 'grupos pacifistas', entre los que debo destacar a mis compañeros de Gesto por la Paz.

Seamos sinceros, a pesar de que esto no sea 'políticamente correcto', la gran mayoría de esta sociedad tan sólo se movilizó de forma abrumadora tras el infame asesinato de Miguel Ángel Blanco y esta marea cívica fue atacada, difamada, hostigada y desactivada, alguien sabrá por qué, para dar paso de nuevo al silencio y al miedo.

En las concentraciones habidas en los pueblos y ciudades de Euskadi no estaban todos, había notables ausencias. A pesar de que la manifestación de la tarde del sábado en Bilbao concitó a un número importante de personas, fueron más quienes vibraron con la final de la Copa de Rey y quienes recibieron al Athletic. Entre los concentrados frente a la indignidad cometida en nuestro nombre, en nombre de todo un pueblo, había huecos, había ausencias. Arrigorriaga es un pueblo de más de doce mil habitantes. ¿Cuántos se encontraban en la concentración frente al Ayuntamiento? Tan sólo unos centenares.

Esta misma imagen, no seamos ingenuos, se ha repetido en Vitoria-Gasteiz, Bilbao y Donostia. No menciono las concentraciones realizadas en Arrasate o en otras localidades donde manifestarse públicamente supone firmar una sentencia de exclusión social perpetua. ¿Cuántas personas jóvenes se han visto en los telediarios o en las imágenes de prensa? ¿Cuántos de ellos reirán y se divertirán saltando las hogueras de San Juan para celebrar el solsticio de verano, rodeados de pancartas de exaltación a los homicidas y a su fe independentista, sin recordar que Eduardo Puelles ha muerto quemado por ese fuego purificador que los inquisidores vascos le tenían destinado?

Repito que no deseo arrojar un jarro de agua fría sobre el optimismo que debe marcar el quehacer de nuestros dirigentes, pero la crítica es la mejor ayuda con la que contamos para vislumbrar los peligros que acechan en la ardua tarea de deslegitimación de la violencia. Y en ella no estamos todos, falta esa marea humana que, como recordaba Mahatma Gandhi, es esencial para mover el corazón de los totalitarios. Falta, aunque me duela decirlo, y a pesar de los evidentes avances conseguidos, la gran mayoría del pueblo vasco.

Deseo que el análisis político quede relegado a un segundo plano, en este momento querría dar un abrazo a la esposa y a los hijos del señor Puelles. No puedo hacerlo de forma directa pero me permito hacerlo a través de una poesía escrita por un buen amigo hace más de diez años. En ella Carlos, que así se llama el autor, deseaba gritar contra la sinrazón y contra aquéllos capaces de inocular el virus del odio en niños y jóvenes vascos que, llegado el día, apretarán el gatillo contra un semejante.

Sirvan estas líneas para ofrecer mi reconocimiento y mi afecto a una familia rota por el dolor.
«Te han arrancado la vida... / Te han arrancado la vida en nombre de una mentira, / que vale más esta tierra que tus pasos y tus risas.
Yo no creo en la verdad que se impone por la fuerza, / ni quiero esa libertad que sin nacer ya está muerta. / Te han arrancado la vida los dientes de una serpiente, / sueña que puede volar mientras va arrastrando el vientre.
Pues si pudiera volar descubriría el engaño, / desde el cielo no hay naciones, hay montes, mares y campos.
Te han arrancado la vida en nombre de una bandera, / quiero proclamar al viento mi odio por las fronteras y por todas las barreras que dividen a los hombres, / y por las manos que siembran lágrimas, dolor y sangre.
Te han arrancado la vida y nos la han robado a todos, / sólo quiero que los tuyos sientan que no estarán solos.
Qué no estarán solos...
Hasta el día en que la paz amanezca en nuestras calles».

Cristiano Ronaldo y Paris Hilton se aman en español
Manuel Romero www.lavozlibre.com 24 Junio 2009

Si quieren saber cómo se pone en marcha una campaña de lanzamiento de un producto, sigan las peripecias de Cristiano Ronaldo y de Paris Hilton. Convocaron a unos cuantos fotógrafos con buenos contactos en la difusión de imágenes, se encontraron ‘casualmente’ en Los Ángeles durante escasos minutos y dejaron que se les viera a través del ventanal de una residencia particular.

Desde entonces, ella no ha cesado de aludir su atracción por el futbolista. Que si fue una descarga eléctrica lo que sintió al verle, que si van a ser mejores que Beckham y Victoria, que si ya tiene la reserva de vuelo para venir a verlo a Madrid. Nunca un encuentro tan vacuo ha merecido tanta atención.

Así que ahora vamos a contar la verdad de lo que sucedió. Realmente, Cristiano Ronaldo habla fatal inglés. Se escudó en que él utilizaba el idioma de Shakespeare aprendido en Manchester, mientras que Hilton se expresa con el ‘slang’ de Nueva York. En fin, imposible de entenderse uno con el otro.

Fue de esta forma cómo los asesores de imagen de ambos decidieron que fuera el idioma español el territorio lingüístico común en el que se produciría el encuentro y el enamoramiento.

Nada extraño, por otra parte, en un país como Estados Unidos donde el español ha echado raíces y lo hablan ya más de cuarenta millones de personas. El propio presidente, Barack Obama, aconseja a los padres que sus hijos lo aprendan, mientras que en el terreno de la comunicación audiovisual, el canal Univisión es el quinto más visto del país. Por eso, un romance en español en Los Ángeles, una ciudad con más hispanohablantes que anglohablantes, resulta de lo más convencional.

Cruzar de nuevo el Atlántico y regresar a casa resulta desolador: ver cómo Bernat Joan (ERC), secretario de Política Lingüística de la Generalitat de Cataluña, anuncia que “ha llegado la hora de que el catalán sea también la lengua de la Justicia” y se extienda la imposición.

Por unos momentos uno cree volver al franquismo invertido, con su afán de marcar en qué idioma debe expresarse el ciudadano. Porque a la vez que se les dice qué lengua han de usar, se le incorpora la banda sonora del contenido y su doctrina.

Paris Hilton y Cristiano Ronaldo se comunican en castellano antes de pisar España. Recurren libremente al español como terreno neutral. Por el contrario, la Generalitat lo convierte en zona prohibida y lo destierra de la vida pública: desde los juzgados hasta las escuelas, en los hospitales y en las ventanillas de atención al cliente.

Hay otra sensación que surge de esta batalla, la de su similitud con la escena bíblica en la que un niño intenta vaciar el océano extrayendo su agua e introduciéndola en un agujero hecho en la arena de la playa. Misión imposible.

Bernat Joan (ERC) inicia una ofensiva para imponer el catalán a los jueces y abogados
"Ha llegado la hora de que el catalán sea también la lengua de la Justicia"
 www.lavozlibre.com 24 Junio 2009

Barcelona.- "Ha llegado la hora que el catalán sea también la lengua de la Justicia", proclamó Bernat Joan (ERC), secretario de Política Lingüística de la Generalitat de Cataluña, quien ha emprendido una ofensiva para imponer el catalán a los jueces y abogados, después de que esté impuesto ya en la educación y el ámbito sanitario.

Pero el plan del republicano no se va a implementar tan fácilmente. El Tribunal Constitucional se pronunció la semana pasada contra la obligación de que los jueces hablen catalán. Manifestó que eliminarán por anticonstitucionales dos de los artículos del Estatut que hacen referencia a dicha cuestión.

Joan presentó ayer en Tarragona, en la sede del Colegio de Abogados de la ciudad, el Plan de Trabajo 2009-2010, fruto de un acuerdo entre la Generalitat de Cataluña y el Consejo de los Ilustres Colegios de Abogados de Cataluña.

Según Joan, "el acuerdo constituye un avance claro en el proceso de normalización de la lengua catalana dentro de una administración hasta ahora muy desatendida: la administración de Justicia".

Para Joan, "es paradójico que la administración que tiene que garantizar los derechos de la gente -y, por lo tanto, también los derechos lingüísticos- tenga considerables carencias con respecto a la implementación del uso del catalán".

El secretario de Política Lingüística considera que "los problemas que existen se tienen que abordar con realismo, buscando el máximo de sinergias y acuerdos para implicar a todo el mundo en la misma dirección."

En este sentido, Joan cree que "hemos encontrado una buena predisposición entre los colegios de abogados y todos juntos nos hemos decidido a ponerse a ello: hoy hay más de seiscientos abogados inscritos en la formación derivada del acuerdo entre la Generalitat y los colegios de abogados".

Joan considera que "el acuerdo tiene que dar sus frutos y, por lo tanto, cambiará muy sustancialmente la fisonomía lingüística de la administración de Justicia en Cataluña: ha llegado la hora que el catalán sea también la lengua de la Justicia".

Finalmente, el secretario de Política Lingüística ha tenido palabras de agradecimiento para el decano del Colegio de Abogados de Tarragona, Antonio Salas de Córdoba, para el decano del Colegio de Abogados de Reus, Pere Lluís Huguet y Tous y para el presidente del Consejo de Colegios de Abogados de Cataluña, Josep Canício i Querol, presentes en el acto.

Carmen Merino (Orense):
"Mi hija nunca ha querido hablar en gallego y ahora la fuerzan a hacerlo"

Esta madre de dos hijos critica que la Xunta castigue a los castellanohablantes
 www.lavozlibre.com 24 Junio 2009

Orense.- Cuando Carmen Merino nació era una vergüenza hablar gallego. Entonces estaba mal visto. Ahora lo que está perseguido es el español. Sus dos hijos tomaron caminos distintos: el chico optó por el gallego y la chica, por el español. Se entendían y ninguno incordiaba al otro. "Antes yo sentía vergüenza por hablar gallego y ahora a mi hija no le sirve el castellano en los estudios”.

- ¿Qué lengua han empleado en casa habitualmente?
- El gallego. Cuando yo era niña mis padres se marcharon a trabajar a Alemania y, mientras tanto, me cuidaron mis abuelos gallegohablantes. Mientras viví en Amuiz (Orense), siempre hablé en gallego. Después fui a Orense capital a estudiar en Las Carmelitas y ahí me relacionaba con los demás en castellano, ya que estaba mal visto hablar en gallego. Actualmente, en mi familia solemos utilizar el gallego, pero cada uno de mis dos hijos ha adoptado una lengua diferente. Mi hijo mayor, que tiene 29 años y trabaja en Huelva como camarero, optó por el gallego, mientras que mi hija pequeña siempre ha preferido el castellano. Han tomado caminos distintos pero nunca hemos tenido ningún problema de convivencia.

- ¿A qué problema se enfrentan en la actualidad?
- Mi hija Rebeca está estudiando hostelería aquí en Orense. Desde siempre se ha negado a hablar en gallego. Sencillamente no quiere. Y es un derecho que le asiste. Al contrario que su hermano, toda su vida ha utilizado el castellano, pero ahora tiene que emplear el gallego a la fuerza. De momento le han aceptado que los exámenes los haga en castellano, aunque a costa de rebajarle la nota. Valoran más que hable o no gallego que tener buenos conocimientos.

- ¿Cómo viven en su casa esta situación?
- En cierta manera ha estallado la guerra lingüística, pero no porque nosotros la hayamos desencadenado, sino porque la Xunta ha determinado premiar a los que hablen gallego y castigar a los que utilicen el castellano. Yo le digo a mi hija que ceda, que hable algo con nosotros en casa, pero ella no quiere. Así que, haciendo hostelería, a ver qué futuro le queda aquí. Tendrá que coger el mismo camino que su hermano.

"LOS QUE SOÑABAN, CONTABAN Y REZABAN EN CASTELLANO SE QUEDARON SIN DERECHO A LA EDUCACIÓN EN SU IDIOMA CON EL BIPARTITO"
- ¿Cómo es la convivencia de ambas lenguas en la calle?
- El gallego y el castellano conviven sin problemas. Las familias los han utilizado indistintamente sin reparar en qué idioma se hablaba en cada momento. No es que en un hogar se tenga una lengua como única forma de comunicación, es que dentro de casa cada miembro opta por el idioma que prefiere, con la ventaja de que ambos son muy parecidos entre sí. Pero de pronto, con el decreto lingüístico del bipartito de socialistas y nacionalistas, cada uno se escuchó a sí mismo y comprobó a qué lado de la alambrada estaba. Los que soñaban, contaban y rezaban en castellano no tenían derecho a la educación en su idioma. Los que lo hacían en gallego se vieron reconocidos en un sistema que arranca con las guarderías denominadas 'galescolas', gratuitas y repartidas ya por toda la geografía de la región, hasta la conclusión de la carrera universitaria, con proyectos financiados por la Xunta sólo si están en gallego.

- ¿Qué opina del gallego actual?
- No lo entiendo. La televisión pública de la Xunta emite en gallego, pero lo han fabricado con palabras que nunca se han usado, por lo que nos resulta extraño. El propio nombre de la región nunca ha sido Galiza, sino Galicia.

- ¿Cuál es su principal motivo de queja?
- Me da pena que mi hija se tenga que ir de aquí. Qué se le va a hacer... si no quiere hablar en gallego. Se tendrá que marchar.

Más de la mitad de los profesores no aprueba los perfiles lingüísticos
De los 1.764 admitidos a los exámenes a través de la convocatoria libre, 1.540 (el 87,31%) no han conseguido aprobar el requisito exigido, según datos de CC OO
VASCO PRESS BILBAO El Correo 24 Junio 2009

Más del 55% del profesorado presentado en la convocatoria cerrada y del 85% en la convocatoria libre para la obtención de los perfiles lingüísticos exigidos por el Departamento de Educación no han conseguido la titulación este curso, según los datos de CC OO-Irakaskuntza. Los resultados de las pruebas del curso 2008-09 han sido "más que preocupantes" y llegan a "catastróficos", en su opinión, ya que en la convocatoria libre únicamente el 12,69% del profesorado presentado a las distintas pruebas del Programa IRALE han superado el nivel correspondiente. Así, de los 1.764 admitidos a los exámenes de perfilación lingüística, 1.540 (el 87,31%) no han conseguido aprobar el requisito exigido.

Desglosados por niveles lingüísticos los resultados presentados para este año para la convocatoria libre empeoran también en comparativa con los dos últimos cursos anteriores, marcando una tendencia decreciente de aprobados. En lo que respecta a la convocatoria cerrada (para el profesorado liberado para el aprendizaje del idioma) los resultados únicamente muestran una mejoría respecto a otros años en los datos de PL2, pero siguen señalando "una más que preocupante media insuficiente (menos del 50%)". El porcentaje de aprobados se ha situado en el 43,68% en PL1 y en el 44,69% en PL2.

"A partir de ahora, la frustración personal, el cuestionamiento social y la confirmación de los peores augurios: este sistema que ha podido servir en momentos anteriores para la euskaldunización masiva del profesorado, ya no funciona", asegura el sindicato. CCOO-Irakaskuntza ha solicitado un año más una revisión profunda del sistema IRALE, que sirva "para realizar autocrítica ante la debacle de los resultados obtenidos y, a la vez, se adecue a las urgentes necesidades del profesorado sin posibilidades de acceso al programa".

El Gobierno de Navarra destaca su esfuerzo por fomentar el uso del euskera
"Es un valor cultural y patrimonial", afirma el consejero de Presidencia
Ep www.lavozlibre.com 24 Junio 200

Pamplona.- El consejero de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno foral de Navarra, Javier Caballero, ha asegurado que el Ejecutivo está realizando "un notable esfuerzo" para favorecer el uso del euskera en la Administración foral, e insistió en que el Ejecutivo "está cumpliendo" la ley del vascuence y que "acata" la sentencia del Tribunal Supremo sobre el uso de esta lengua.

Caballero, que compareció en comisión parlamentaria, a petición de Nafarroa Bai (NaBai), para informar sobre la regulación del uso del euskera en las administraciones públicas, puso de relieve que el vascuence es "un valor cultural y patrimonial" y abogó por que éste "no se utilice como arma política y arrojadiza".

Durante su comparecencia criticó que hay algunas formaciones políticas, en alusión a NaBai, que pretenden convertir el euskera en "un instrumento político, haciendo debates hasta la extenuación". Debates que, según Caballero, "seguiremos haciendo" porque "su objetivo último, aunque no lo van a alcanzar, es que el euskera sea el instrumento de construcción nacional".

El consejero puso de relieve que la voluntad del Ejecutivo es "favorecer el uso del euskera en las administraciones" para que "el ciudadano que quiera relacionarse en lengua vascófona pueda hacerlo", y subrayó que ello conlleva "propiciar que el personal que libremente desee aprender euskera lo pueda hacer y lo pueda utilizar, si le interesa".

Según dijo, el Instituto Navarro de Administración Pública (INAP) ofrece cada año una oferta "muy amplía" en cuanto a horarios y modalidades de los cursos de formación en euskera para los funcionarios. En concreto, explicó, que en este año "todas las peticiones recibidas dentro del plazo de inscripción se han atendido".

"El Ejecutivo atiende todas las demandas y todavía quedan plazas", aseguró Caballero, quien indicó que en en 2009 un total de 746 empleados de la Administración pública han asistido a alguno de los 1.126 cursos impartidos para aprender euskera.

Por todo esto, el consejero consideró que el Gobierno navarro "está efectuando un notable esfuerzo para propiciar, sobre la base de la voluntariedad, que cuantas personas quieran aprender el euskera puedan hacerlo", y defendió que las medidas adoptadas por el Ejecutivo en esta materia son "una buena vía, realista y acorde con la sociedad, que favorece el uso del euskera en la Administración".

REACCIONES DISPARES EN EL PARLAMENTO
En el turno de intervenciones, la parlamentaria de Nafarroa Bai Paula Kasares señaló que es "realmente necesario" que se regule el uso del euskera para conseguir que el ciudadano "pueda utilizar el vascuence" y reclamó al Gobierno que ponga en marcha "medidas eficaces, instrucciones o protocolos" por los que pueda garantizar que la población de la zona mixta puedan recibir las comunicaciones de la administración en vascuence.

En su opinión, "la inercia del Gobierno de no utilizar el euskera con los ciudadanos en las comunicaciones" requiere de unas medidas "eficaces" que "vayan encaminadas a establecer nuevas actuaciones en el uso de esta lengua oficial".

Por contra, el parlamentario de UPN Eradio Ezpeleta afirmó que el Gobierno "ofrece una amplia oferta para el conocimiento del vascuence" y reprochó que "para algunos, se haga lo que se haga siempre va a ser poco, y más si está UPN al frente del Ejecutivo".

Por su parte, Amanda Acedo, del PSN, destacó que "a diferencia de otros miembros del Gobierno foral" el consejero Caballero "intenta potenciar el uso del euskera en la medida que puede", y le pidió que reconozca que el Ejecutivo "sí que ha incumplido algunas cuestiones" referentes a la ley foral del vascuence.

Finalmente, el parlamentario de CDN Juan Cruz Alli criticó que el Gobierno de UPN "siempre ha hecho la lectura más restrictiva posible de la ley del euskera" con "un propósito político clarísimo que se viene manifestando desde el año 2.000".

El Gobierno Vasco ayudará a los colegios que fomenten la 'euskaldunización' en las actividades escolares
Pretende que el euskera se desarrolle en el teatro, bertsolarismo y canto
Ep www.lavozlibre.com 24 Junio 2009

Vitoria.- El Consejo de Gobierno vasco ha aprobado la orden por la que se convocan ayudas para las actividades escolares de refuerzo de la expresión oral destinadas a la 'euskaldunización' de los estudiantes

Según detalló, la convocatoria tiene como objetivo el impulso y apoyo de las actividades que desarrollan los centros educativos para favorecer y fortalecer la expresión oral en euskera como teatro escolar, bertsolarismo o canto. La ayuda incluye la preparación de los alumnos y las actuaciones.

Por otro lado, el Gobierno aprobó también otra orden por la que se convocan estancias en ambientes euskaldunes Euskal Girotze Egonaldiak (EGE) para el curso 2008-2009.

El departamento de Educación, Universidades e Investigación considera necesario "impulsar y subvencionar estancias en ámbitos en los que se desarrollen actividades en euskera que no son cubiertas por los Centros de Afianzamiento Idiomático".

La segunda prueba en gallego de las oposiciones, suprimida
La Xunta seguirá exigiendo el gallego para ser funcionario
R. G. | SANTIAGO ABC 24 Junio 2009

La reforma de la Ley Función Pública por la que se suprime el examen obligatorio en gallego de las oposiciones quedó aprobada ayer con el único apoyo del PP, en un acalorado pleno en el que los grupos de la oposición -PSOE y BNG- mostraron su rechazo a lo que definieron como un «atentado» contra la lengua gallega.
La conselleira de Hacienda, Marta Fernández Currás,fue la encargada de defender el articulado de la reforma, que fue tramitada por el procedimiento de lectura única. El cambio normativo, predijo, «garantizará los derechos lingüísticos de los opositores», eliminará barreras y permitirá Galicia «cuente con los mejores profesionales en la Administración».

Contestó a Fernández Currás el nacionalista Bieito Lobeira, que anunció un «desembarco» de ciudadanos de otros territorios españoles que «no conocen la lengua y la cultura» de la comunidad gallega, lo que irá en detrimento de los administrados, según auguró.

Fernández Currás, quien afirmó que la normativa cuenta con el respaldo de los principios legales del marco normativo de Galicia, recalcó que «no parece razonable prescindir de un buen médico» por el hecho de que «tenga un deficiente manejo del gallego». Con todo, certificó que «no se menoscabarán los derechos de los gallegohablantes» y aseveró que «las barreras no son buenas, incluidas las idiomáticas».

En este sentido, aseguró que la reforma «garantiza el uso de los dos idiomas y unos buenos servicios», tras lo que entendió que la labor de la Administración es de «formación y no de selección».

Al igual que Lobeira, también se mostró muy duro con la reforma el socialista José Manuel Lage Tuñas, que manifestó que la nueva ley «ataca el corazón de Galicia». Lage Tuñas definió además la jornada de ayer como «el 18 de julio contra el gallego» y consideró que se «les debería caer la cara de vergüenza» con una normativa «que falsea la realidad».

Lobeira contrapuso los «principios legales, que defendió la conselleira, con los derechos humanos» y avisó de que uno de ellos es «poder expresarse en la lengua de su país». «Todos los territorios tienen lengua propia, a menos que sean mudos», exhortó. También calificó de «exterminio y atentado» al gallego la normativa aprobada y se preguntó «cuánto les pagan» a los diputados del PP por defender esta normativa, a los que llamó «mercenarios del idioma».

Lorenzo defiende la flexibilidad con el idioma en áreas con déficit de cobertura
R. S. C. | SANTIAGO ABC 24 Junio 2009

El secretario xeral de Política Lingüística, Anxo Lorenzo, insistió ayer en que el conocimiento del gallego «sigue siendo requisito obligatorio» para entrar en el cuerpo de funcionarios de Galicia. A preguntas de los periodistas sobre la reforma de la Ley Función Pública -que suprime la obligatoriedad de realizar un examen en gallego en las pruebas además del específico de lengua-, Lorenzo aclaró que todas las personas que accedan a la administración «tienen que acreditar» su conocimiento del idioma, bien a través de la certificación oficial correspondiente, o bien con una prueba tipo test. «Es obligatorio conocer el gallego», subrayó el titular de Política Lingüística, al tiempo que acusó a «algunas asociaciones» de «retorcer y tergiversar» la situación.

Lorenzo también abogó flexibilizar los requisitos de acceso en caso de «ciertas áreas donde es difícil captar a profesionales», como el ámbito sanitario. Así, explicó que el Gobierno gallego «opta por conjugar la búsqueda de profesionales competentes con el conocimiento de la lengua». El secretario xeral de Política Lingüística comentó que esto es posible «con cierta flexibilidad», si bien declinó concretar cuales son los campos profesionales concretos en los que será aplicado este principio. Sí precisó que se hará «en función de la demanda de los puestos de trabajo».

Lorenzo realizó estas declaraciones tras la presentación de cuatro obras del premio de las Letras Gallegas del presente año, Ramón Piñeiro (tres epistolarios que recogen correspondencia que incide en elementos doctrinales y lingüísticos, entre otros aspectos; y un libro homenaje con 15 textos de colaboradores). Lorenzo también avanzó que en la jornada de hoy su departamento suscribirá un convenio con diez empresas de la Comunidad con el objetivo de promover el uso del gallego en sus relaciones internas y externas.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial