AGLI

Recortes de Prensa    Sábado 27 Junio 2009

 

El "teorema Zapatero", firme candidato al Nobel
José Antonio Gundín El Semanal Digital 27 Junio 2009

Los viejos felipistas, de colmillo retorcido y faca sedienta de sangre, han bautizado el nuevo modelo de financiación autonómica que propone el Gobierno como "El teorema Zapatero", cuya formulación es muy sencilla: "Todas las comunidades autónomas recibirán una financiación superior a la media". Milagros así sólo están al alcance de personalidades carismáticas como Zapatero, capaz de repartir una tarta de ocho porciones entre dieciséis comensales sin reducir la ración. Que Cataluña quiere dos platos, pues los tendrá; que Andalucía no quiere ser menos, pues dos platos y medio; y así sucesivamente, y aunque la suma de los porcentajes prometidos dé más de cien, no importa: el "teorema de Zapatero" lo resuelve mágicamente.

Parece ser que el prodigio matemático, cuya fórmula guarda La Moncloa con el máximo secreto del que es capaz el CNI de Alberto Saiz, ya se postula como firme candidato al premio Nobel, que lo mismo puede ser de Física, de Economía e incluso de Literatura, en el apartado de ficción. Lo que aún no sospechan en Estocolmo es que Zapatero también está aplicando su teorema a la política económica en general, y ahí están los brotes que le auguran los organismos internacionales: un paro del 20%, una caída del PIB que roza el 5%, un déficit que se dispara hasta el 10% y una escalada de impuestos que dejará a las clases medias en los huesos mondos y lirondos. Milagros de la matemática "progre", que no renuncia al socialismo científico, de infausta memoria.

Río Cabe
La traición rentable
Serafín Fanjul Libertad Digital 27 Junio 2009

Desde que Juan Goytisolo escribiera, allá por 1970, su novela Reivindicación del conde don Julián el panorama social y político de España y del mundo occidental ha cambiado mucho. La propuesta de traición en aquellas páginas –queremos pensar en beneficio de Goytisolo– no pasaba de ser un motivo literario y, tal vez, el modo de sacarse el autor alguna que otra espina personal, pero el asunto carecía de mayor trascendencia, puesto que la satisfecha admiración del escritor por Marruecos (la meta propuesta al traicionar a España a través de la imaginaria vuelta de los moros) a nada nos comprometía y a nadie sino a él mismo concernía.

Sin embargo, inmediatamente después de la aparición de aquel libro, el petróleo empezó a subir de manera dramática para las economías occidentales y para bonanza de las petrotiranías árabes. La demografía galopante del mundo musulmán corrió pareja con la depauperación de la natalidad en Europa y, por último, una feroz crisis de confianza en nosotros mismos –¿por qué?, es pregunta de difícil respuesta– abrió de par en par las puertas a una autocrítica más cercana al masoquismo que a la regeneración o a la búsqueda de la verdad en nuestra relación con otras áreas culturales.

Y tampoco faltaron los avispados. Desde distintas procedencias profesionales se olfateó la pitanza: políticos, periodistas, escritores vieron el negocio que podía significar jugar a don Julián. Que algunos arabistas se sumaran al cortejo estaba cantado, autoproclamándose sacerdotes de la nueva religión del entreguismo; y que otros del mismo gremio comieran y callaran, también. En realidad, toda esta grey variopinta está inserta en lo que César Alonso de los Ríos ha denominado con atinada expresión "la traición rentable".

Él se refería a Rodríguez y su Alianza de Civilizaciones: meter el caballo de Troya dentro de nuestras murallas (metafóricas, aclaro para los inteligentes que nunca faltan), pero la metástasis se ha extendido y desde el Obama que gobierna (¿) a la primera potencia mundial hasta el recién licenciado en árabe que aspira a una beca se ha descubierto el buenismo victimista como vía para conseguir objetivos a corto plazo. El problema es que Obama, con su ridículo sermón de El Cairo, de momento ha logrado afianzar a la cruel tiranía de Irán y a cuanto integrista musulmán anda suelto: ¡bingo! Veremos si los menesterosos pedigüenos de la beca obtienen algo más que participar en una mesa redonda en la Casa Árabe que, por cierto, nos cuesta un ojo de la cara.

Alianza de religiones
Curiosos compañeros
José María Marco Libertad Digital 27 Junio 2009

El discurso de Obama en El Cairo ha tenido una respuesta inmediata en el pucherazo iraní y la sangrienta represión de las manifestaciones a favor de la democracia. Más incluso que una respuesta, tal vez convendría tomarlo como una consecuencia. Cuando se juega al apaciguamiento, se suelen obtener resultados previsibles.

Pero además de la cuestión política, el discurso de Obama marca un giro, probablemente más profundo todavía, en la forma en que Estados Unidos vive su propia identidad, y, deducido de esto, en la forma en que nuestros países viven el hecho religioso.

Para llegar a la Casa Blanca, Obama tuvo que sortear un obstáculo que estaba haciendo muy difícil el acceso de los demócratas al poder. Se trataba de la incapacidad de los demócratas para hablar de religión y para tener en cuenta el hecho religioso en un país quizá no tan religioso como se ha venido diciendo en los últimos años, pero en el que la religión no ha sido nunca expulsada de la esfera pública (como lo ha sido en otros países occidentales, en particular en los europeos).

La forma de sortear este obstáculo ha sido volver a hablar de la religión, pero de modo muy distinto al que se ha hecho hasta ahora. Hasta aquí, la religión norteamericana era el cristianismo, y era esa raíz la que garantizaba, con todas las precauciones sobre la separación de Estado y religión, la libertad religiosa, es decir la tolerancia y la presencia de cualquier culto en Estados Unidos. Obama está cambiado el contenido del término religión en la sociedad norteamericana. Ya no se trata de la religión cristiana, sino de una religión abstracta, o tal vez sería mejor decir de una cierta sensibilidad al hecho religioso que permite comprender y casi abrazar todas las religiones en una única adoración al Creador o Creadores. (No es imprescindible, aunque se ha hecho, entrar en cuestiones de género).

Así se entienden las invocaciones al diálogo interreligioso que el nuevo jefe de la occidentalidad postcristiana hizo en El Cairo, y también sus llamamientos a las ceremonias multiconfesionales, que cobran un sentido distinto al que hasta ahora han tenido estas, por ejemplo las celebradas en memoria de las víctimas de los ataques del 11-S. Obama aspira al liderazgo, también espiritual, de un mundo nuevo en el que por fin se puede hablar de religión, en singular, pero sólo refiriéndose a una unidad superior que ofrece su protección y su cobijo a las diversas religiones, todas situadas en el mismo nivel, que antes se llamaban positivas.

No se sabe si los socialistas de Rodríguez Zapatero, en los que siempre acaba asomando la veta anticristiana y anticlerical, tan decimonónica, podrán hacer suyo este planteamiento tan postmoderno.

Curiosamente, es posible que Obama haya conseguido un aliado, o por lo menos un oído atento, en algunos sectores del Vaticano que vienen afirmando, ya desde hace algunos años, la necesidad del diálogo interreligioso para superar los prejuicios contra el islam. Para estos sectores, encabezados por el cardenal Touran, parece que el peligro no viene tanto del islam, al fin y al cabo una religión, como de la tradición laica occidental. En vez de reafirmar la herencia cristiana como base para la libertad y la tolerancia, se insinúa una alianza interreligiosa para frenar el avance del llamado laicismo. Sarkozy, con sus puntualizaciones sobre el velo –auténtica respuesta a Obama– sería el pasado, mientras que Obama y su liderazgo espiritual postconfesional no encajan mal en este nuevo planteamiento. Seguiremos atentos a estos movimientos, que tienen consecuencias también en un país como el nuestro, donde la tentación de mezclar la esfera religiosa y la mundana siempre ha sido importante.

III Escuela de Verano de la Fundación DENAES
Fundación Denaes 27 Junio 2009

Santander, junio 2009

www.nacionespanola.org
fundacion@nacionespanola.org

Queridos amigos de la Nación:

Un año más os convocamos a la Escuela de Verano de la Fundación Denaes, que se celebrará en Santander los próximos 10 y 11 de julio, en el marco incomparable del Palacio de la Magdalena.

Os adjuntamos el programa del curso de esta III Escuela de Verano confiando en que sea de vuestro agrado. Detrás de la organización de este evento hay un gran trabajo y esfuerzo de los colaboradores de la Fundación así como de los miembros del Patronato. Esfuerzo que sin duda merecéis los Amigos de la Nación como base fundamental de un proyecto de unidad y de concordia entre españoles del que sois imprescindibles sostenedores.

En esta ocasión queremos que el objetivo del curso sea la reflexión sobre la necesaria unidad social de la Nación Española para abordar colectivamente las grandes reformas institucionales y constitucionales que precisa España para encarar el futuro del proyecto común con el optimismo que hoy impide la pesadilla secesionista y disgregadora.

Estamos convencidos que tanto los ponentes como las conferencias serán de vuestro máximo interés, No se nos oculta ni nos es ajena, por otra parte, la grave crisis económica que afecta a la sociedad española, Por ello, hemos mantenido los costes de inscripción en el nivel de años anteriores, No obstante, si alguna de vosotros desea asistir al curso, no queremos que sean razones económicas las que lo impidan. Os invitamos por ello a que nos hagáis partícipes de vuestra situación personal y solicitéis una beca para asistir al curso. La Fundación hará el mayor de los esfuerzos para que vuestra asistencia sea posible y podamos disfrutar unidas de la III Escuela de Verano de la Fundación DENAES.

Fernando Savater: "El nacionalismo no es una obligación para ser vasco"
Habló en el Instituto Cervantes de Fráncfort sobre el cambio político en el País Vasco
Efe www.lavozlibre.com 27 Junio 2009

Fráncfort (Alemania).- El filósofo y escritor Fernando Savater dijo en una entrevista en Fráncfort que "el nacionalismo no es una obligación para ser vasco, sino simplemente un proyecto, entre otros, que se puede aceptar o rechazar".

Savater (San Sebastián, 1947), que participó en un coloquio sobre "El retorno de la religión" en el Instituto Cervantes de Fráncfort, opinó que en el País vasco "lo anormal es que, durante mucho tiempo, se consideró que para ser vasco había que ser nacionalista obligatoriamente".

"Por lo tanto el lehendakari de los vascos tenía que ser nacionalista porque si no era una contradicción en los términos. Hoy estamos en la normalidad", afirmó Savater, premio Planeta en 2008 con la novela "La Hermandad de la Buena Suerte".

Preguntado por el resultado de las últimas elecciones en el País Vasco y la investidura del socialista Patxi López como primer lehendakari no nacionalista, Savater señaló que "supone un vuelco de lo que se reconoce como diferencia entre hacer política y hacer guerra civil".

"Los que durante mucho tiempo hemos pedido que no se admitiera dentro del Parlamento a aquellos que apoyan o justifican la violencia, lo que queríamos decir es que los parlamentos muchas veces representan incruentamente un enfrentamiento civil. Pero no pasa nada, porque la gente se dice todo tipo de barbaridades, pero no hay sangre, y luego se van a tomar café juntos y no hay muertos", explicó Savater.

"Lo que no se puede hacer es estar a la vez en el Parlamento discutiendo con tus rivales y luego en la calle esperarles con una pistola para pegarles un tiro porque piensan distinto", añadió Savater, quien dijo que "eso es lo que han hecho durante mucho tiempo ETA y Batasuna".

Savater afirmó que "lo que decíamos era que hay que elegir: si usted quiere estar con los que quieren una especie de guerra civil, tiene que enfrentarse a la sociedad y ahí se encontrará con las fuerzas del orden".

"Pero si está en el Parlamento, explícitamente tiene que renunciar a la violencia y admitir las vías democráticas", afirmó Savater.

OBJETIVO DE ETA
A comienzos del pasado abril se conoció que Savater estaba entre los objetivos de la banda terrorista vasca ETA.

Savater, hasta hace poco profesor catedrático de Ética y Filosofía Política de la Universidad Complutense de Madrid, fue cofundador del partido Unión Progreso y Democracia (UPyD), impulsado por la ex socialista Rosa Díez.

El filósofo consideró que "cuando se ha impedido que las fuerzas no democráticas, Batasuna y los que no condenan la violencia, estén en el Parlamento, se ha visto que la mayoría de las personas democráticas no son partidarias de un nacionalismo radical y probablemente ni siquiera del nacionalismo, sino más de una fórmula plural que es la que ha triunfado".

Savater manifestó que "el nacionalismo es simplemente un proyecto político entre otros".
"Ahora hay una alternancia que es lo normal. Hay quien tiene una visión del futuro de corte nacionalista y lo propone políticamente y tiene sus seguidores y detractores, y hay quien no tiene esa visión, como los socialistas y los populares. Eso es lo normal: que unas veces haya un lehendakari de un partido y otras veces de otro", según Savater.

Respecto al nuevo lehendakari, Patxi López, Savater consideró que tiene una tarea difícil ya que "es un cambio bastante radical que no es fácil de resolver, pero tiene una buena oportunidad y ha estado muy respaldado por la gente".

Entre las obras ensayísticas de Savater se encuentran "Nihilismo y acción" (1970), "Así hablaba Nietzsche" (1973), "Invitación a la ética" (1982), "Ética como amor propio" (1989),"Ética para Amador" (1991), "Política para Amador" (1992) e "Instrucciones para olvidar a El Quijote" (1995)

Santiago Abascal Conde
Presidente DENAES

La 'ñ' gana la batalla de Internet en Europa y se usará en los dominios '.eu'
Además, también se podrán emplear tildes, lo que supone un nuevo paso para el español en Internet
Efe www.lavozlibre.com 27 Junio 2009

Bruselas.- La "ñ" o las tildes, caracteres del alfabeto español, podrán registrarse en los dominios de internet ".eu", después de que la Comisión Europea (CE) haya decidido modificar la legislación comunitaria para que los internautas puedan utilizar plenamente las 23 lenguas oficiales de la UE en la Red.

Esta medida también permitirá a búlgaros, griegos y chipriotas utilizar los alfabetos cirílico y griego en este tipo de dominios, y aceptar los caracteres especiales de otros idiomas.

La Comisión cree que, una vez que se modifiquen las normativas necesarias, los usuarios podrán a empezar a registrar sus nombres de dominio ".eu" con todos los caracteres propios de su idioma a partir del próximo otoño.

Hasta ahora, los nombres registrados bajo el dominio de primer nivel «.eu» solo podían constar de los caracteres de la "a" a la "z", de los dígitos del "0" al "9" y del signo "-", apuntó en un comunicado.

Así, por ejemplo, los checos solo podían usar 27 de 42 caracteres y, los lituanos, 23 de 32.

La CE recuerda que para poder registrar un nombre de dominio ".eu" los usuarios deben estar establecidos en uno de los 27 estados miembros de la Unión Europea.

DOMINIO MÁS ATRACTIVO
Bruselas espera que esta iniciativa haga "más atractivo" el nombre de dominio ".eu", que continúa con su progreso desde su apertura en abril de 2006 a particulares, empresas y organizaciones europeas.

Actualmente hay en torno a tres millones de nombres de dominio ".eu" registrados en toda Europa, de los cuales unos 70.000 se han realizado en España.

Un nuevo informe de la Comisión señala que el número de registros con el nombre de dominio ".eu" se incrementó un 11 por ciento tanto en 2007 como en 2008, a lo que contribuyó la rebaja de los costes de registro de 10 a 5 euros en 2007, y a 4 euros en 2008, indicó la CE.

En especial, subraya que el dominio crece con más rapidez en el este de Europa, con un aumento del número de registros cifrado en el 149 por ciento en Polonia entre 2006 y 2008, y en el 142 por ciento en Lituania en ese mismo periodo.

Además, destaca que ".eu" ha logrado convertirse en el cuarto dominio territorial de primer nivel más popular de Europa, tras los de Alemania (".de"), el Reino Unido (".uk") y Holanda (".nl"), y que ya es el noveno dominio más utilizado de todo el mundo.

Antonio Mingote: XV Premio a la Tolerancia
Asociación por la Tolerancia  27 Junio 2009

La Asociación por la Tolerancia (AT) comunica que el Premio a la Tolerancia que otorga anualmente desde 1995, ha recaído en su decimoquinta edición en la persona de D. Antonio Mingote Barrachina, por la defensa que siempre ha llevado a cabo desde sus dibujos, escritos y declaraciones, de los derechos y libertades que recoge nuestra Constitución.

Se ha valorado de forma muy especial su crítica de los entornos nacionalistas radicales, la defensa del bilingüismo y su posicionamiento a favor de las víctimas del terrorismo, valores éstos que defiende la Asociación por la Tolerancia desde su creación en 1992.

Entre nuestros premiados podríamos mencionar a Mario Vargas Llosa y a Carlos Herrera en las dos últimas ediciones.

El jurado, que se reunió el 10 de Junio, estuvo compuesto por :

Juan Alonso (Publicista y dibujante. Socio de AT)
Pepe Collado (Periodista)
Francesc de Carreras (Cat. Dcho. Constitucional y ensayista. Premio Tolerancia 1998 )
Alfonso de Lucas (Profesor de Literatura española. Socio de AT)
Margaret del Manzano (Vocal de la Junta de AT)
Elvira Fuentes (3ª Presidenta de AT)
José Mª Fuster Fabra (Dtor.en Derecho. Profesor Universiario y abogado)
Eduardo López-Dóriga (Ingeniero Químico. Actual presidente de AT)
Ana Nuño (Dtora. en Filología inglesa. Escritora)
Marita Rodríguez (Profesora de Física y Química. 2ª Presidenta de AT)
Iván Tubau (Cat. Periodismo Cultural y escritor. Premio Tolerancia 1995 )

La entrega del premio se realizará a mediados de Octubre de este año en Barcelona

Eduardo López-Dóriga Enríquez, Presidente de Asociación por la Tolerancia
Barcelona a 15 de Junio de 2009


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Pedagogía y conducta
Pablo Mosquera La Voz 27 Junio 2009

Mal han sentado, en el PNV, las primeras y claras muestras del cambio para la comunidad de ciudadanos vascos. Las palabras les traicionan el pensamiento: «Es como si la deslegitimación de ETA y la labor de la Ertzaintza hubieran empezado en Euskadi con el Gobierno del PSE».

Antes de responder a tales «incomodidades» del nacionalismo democrático, repaso los últimos acontecimientos. Cambio en la actitud pública del presidente y del conjunto del Gobierno vasco ante el asesinato de un policía, con una frase que es todo un símbolo del hermano de la víctima: «Mi hermano no es una víctima, es un héroe. Un gudari nagusi (soldado del pueblo)».

Cambio en la dirección de la televisión autonómica, con el nombramiento del periodista del grupo Correo Alberto Surio, que ha comprometido al medio público en la pedagogía de la paz, el civismo y la lucha contra la violencia.

Cambio en la policía vasca, con el destino de quinientos agentes, en exclusiva, a la lucha antiterrorista. Esto significa que se duplica el número de los funcionarios dedicados a tales labores, que además se especializan en la lucha contra ETA, ya que antes formaban parte de un todo en el que estaba tanto la persecución de la delincuencia organizada como del narcotráfico. Así se explica que dos policías vascos, encapuchados, comparecieran en Antena 3 denunciando la laxitud de los anteriores mandos en la lucha contra ETA.

Ya tenemos tres novedades que añadir a la colaboración internacional y a la información sobre la banda terrorista y sus acólitos. Un Gobierno totalmente comprometido. Una policía integralmente comprometida. Unos medios de comunicación de titularidad pública, que nunca más volverán a dar un partido de fútbol mientras se producen las exequias de una víctima de ETA. O cuentan de forma equívoca la historia del pueblo vasco, oprimido y ocupado, por las fuerzas militares o policiales españolas.

Ahora falta la puesta en marcha de los cambios educativos. La pedagogía en la escuela. El mensaje de los maestros a los nuevos ciudadanos vascos. La verdad en vez del mito. La cultura de la paz, la tolerancia, el respeto y la convivencia con los demás pueblos y tierras de España. Y todo ello sin perder las esencias de lo vasco.

Con un par, Patxi... con un par
Federico Quevedo El Confidencial 27 Junio 2009

El próximo lunes se cumplen cincuenta años, nada más y nada menos, desde que se constituyera como organización armada Euskadi ta Askatasuna, ETA, un grupo de asesinos y mafiosos nacido en las faldas del nacionalismo vasco que desde el primer momento comenzó una lucha sin cuartel contra una ficticia opresión del Estado español sobre el pueblo vasco. En aquellos momentos, en plena dictadura franquista, ETA encontró dos aliados claves para su supervivencia: por un lado la Iglesia vasca, estrechamente ligada a un nacionalismo de raíz democristiana, que puso a disposición de los asesinos de ETA sus sacristías y sus santuarios. Alguna vez he contado como en cierta ocasión subiendo al Santuario de Aranzazu en Guipúzcoa, punto de partida para una preciosa excursión que lleva hasta la cima del Aitzgorri, nos sorprendió una larga caravana de furgonetas de la policía que descendían del templo. Una vez en la explanada del mismo comprendimos la razón de semejante despliegue: dentro se había celebrado una asamblea de ETA, no pregunten ustedes cuál, porque no me acuerdo, pero allí los habían detenido a todos, y les aseguro que eran unos cuantos. Por otro lado, ETA contó también con la simpatía de una izquierda que vio en su lucha armada una oportunidad de hacer frente a la dictadura, sin darse cuenta de que con su complacencia estaba alimentando a un monstruo. El resto de la historia la conocen ustedes, más de mil muertos y cientos de miles de desplazados, entre los cuales me encuentro, producto de la sinrazón nacionalista, del peor de los fascismos.

Cincuenta años después, ETA sigue matando, extorsionando y condenando a la sociedad vasca a una convivencia marcada por el odio y el terror. Porque no es solo ETA y sus crímenes cobardes y sus actitudes mafiosas: es todo el entramado nacionalista que amparado en ETA ha montado una estructura de poder y servidumbre en el País Vasco, unos -el llamado nacionalismo moderado- levantando el edificio de su supremacía sobre el falso dogma de que sin ellos es imposible acabar con la violencia, y otros -el nacionalismo radical, la izquierda abertzale- construyendo un estado parapolicial sobre la base de una red de confidentes y espías cuyo trabajo es facilitar a ETA información sobre posibles objetivos y, al mismo tiempo, crear una permanente sensación de conflicto que de carta de naturaleza a la lucha armada de sus cobardes gudaris. Ambos nacionalismos han actuado, finalmente, al unísono en una sola dirección: la de marginar y amedrentar a los vascos no nacionalistas y acabar echando de sus tres provincias a los maketos que habían llegado allí con ánimo de trabajar y de contribuir al futuro y al desarrollo de aquella tierra. Y, hasta ahora, habían venido consiguiendo sus objetivos, a falta de uno que estuvieron a punto de alcanzar en la pasada legislatura gracias a la torpeza y a la política radical e irresponsable de un presidente del Gobierno sin principios y con la única ambición de mantenerse en el poder a costa de lo que sea.

Ese escenario, sin embargo, ha cambiado. Bien por oportunismo, bien por convicción, lo cierto es que el Gobierno ha modificado sustancialmente su política antiterrorista y ésta vuelve a ser eficaz. Pero, sin duda, el principal cambio se ha producido allí, y de una manera trascendental hasta el punto de que somos muchos los que no siendo socialistas hoy podemos sentirnos orgullosos de que un lehendakari socialista haya, por fin, dignificado todo el sufrimiento que han supuesto estos cincuenta años de cobardía nacionalista e imposición totalitaria. La valentía y la fortaleza mostradas por la viuda de Eduardo Puelles, la última víctima del fascismo etarra, y que sus palabras se hayan podido escuchar dichas a la vera del principal cargo político del País Vasco, que la ETB haya retransmitido en directo las manifestaciones de dolor, la unidad de los cuerpos policiales, el regreso de las banderas españolas con crespones negros a los balcones y el propio discurso contundente de Patxi López, nos hacen creer que, de verdad, algo ha cambiado en el País Vasco y que se puede recuperar el terreno que el sentido común y la cordura habían cedido ante la presión de la sinrazón y el totalitarismo. Estos días posteriores al asesinato cobarde de Eduardo Puelles han dado la razón a quienes defendimos desde el primer momento que el PP tenía que hacer el gesto de generosidad de permitir que gobernara López, a pesar de los antecedentes, y hoy Antonio Basagoiti y todo el PP vasco pueden sentirse orgullosos de haber hecho lo que han hecho.

Faltan pasos por dar. Si, como exigía en su discurso Patxi López, la democracia está decidida a no dar ni el más mínimo espacio al entorno de ETA, el propio lehendakari debería exigir al Gobierno de Rodríguez que haga un gesto para acabar con la impunidad de esa lista que de manera absolutamente irresponsable permitió el Tribunal Constitucional concurrir a las elecciones europeas, la lista que encabeza Alfonso Sastre, portavoz de los asesinos ahora que Otegi -con permiso de La Secta- está en el ostracismo mediático. Las amenazas de Sastre, sus anuncios de socialización del dolor, deberían servir de argumentación más que suficiente para que la Fiscalía del Estado actúe contra Iniciativa Internacionalista y aleje la posibilidad de que en el futuro esta nueva marca del fascismo etarra pueda volver a presentarse en unas elecciones, sean las que sean. Pero también es comprensible pensar que a lo mejor Rodríguez sigue haciendo cálculos electorales y que esté esperando un gesto de ETA para volver a la mesa de la negociación con la única aspiración de que la pandilla de canallas entregue las armas. Si esto fuera así, haría bien Patxi López en desmarcarse de una estrategia que se ha demostrado profundamente equivocada porque, de no hacerlo, puede que ésta sea la última oportunidad de que en el País Vasco se produzca una alternancia política que permita consolidar en sus instituciones una verdadera democracia. De lo contrario, el destino de aquella sociedad es volver a caer en manos del totalitarismo nacionalista por los siglos de los siglos.

requisitos lingüísticos
1.320 sanitarios en la 'UVI' por el euskera
El Gobierno vasco buscará «encaje» a los profesionales que se encuentran en un limbo legal al no aprobar el perfil exigido en los plazos establecidos
MARÍA JOSÉ TOMÉ VITORIA, El Correo 27 Junio 2009

m.j.tome@diario-elcorreo.com
La exigencia del euskera como condición obligatoria y no como un mérito más para acceder a la plantilla de Osakidetza es uno de los asuntos prioriarios que los nuevos responsables del Departamento de Sanidad quieren abordar antes de que se generen auténticas patologías laborales. Un ejemplo son los 1.320 profesionales que no han conseguido aprobar los exámenes de perfil lingüístico asignado a sus puestos. El problema es que los plazos de preceptividad ya han vencido, lo que deja su estatus laboral en una «situación de indefinición». Ayer, en el Parlamento, el consejero Rafael Bengoa se comprometió a buscarles «un encaje en el sistema». «Ahora no podemos prescindir de estos recursos humanos», zanjó.

Desde su llegada al cargo, Bengoa ha reiterado en varias ocasiones que el conocimiento de la lengua autóctona «va a perder peso» en el cómputo de los requisitos exigibles para acceder a un puesto en el Servicio Vasco de Salud. Ayer, en respuesta a una interpelación de la parlamentaria del PNV Eider Mendoza, insistió la necesidad de «repensar la forma de valoración del euskera» en las ofertas públicas de empleo (OPEs) para evitar «disfunciones». Y citó un ejemplo: en la suma de los méritos para cubrir una plaza de médico de atención primaria, un doctorado 'cum laude' supone cinco puntos, mientras que el título de PL 2 de lengua vasca se 'cotiza' a 17 puntos.

El consejero consideró «aparentemente razonable» que el dominio del euskera represente «el 10%» de la puntuación total en una oposición. Sin embargo, no comparte la filosofía de que «estando los demás capítulos muy igualados, el euskera no sea un simple plus, sino que se convierta en un factor determinante».

El Departamento de Sanidad ha encargado dos estudios de evaluación sobre el plan de euskaldunizacion de la plantilla de Osakidetza, que se darán a conocer en septiembre. Con sus conclusiones en la mano, iniciará «un debate sosegado» para encontrar «un arreglo sensato y disciplinado». En la última legislatura, el tripartito PNV-EA-EB destinó más de 24 millones de euros a pagar las sustituciones de los 2.700 empleados liberados para acreditar el perfil asignado a su puesto de trabajo. Según detalló ayer el consejero, casi el 35% de los 3.792 trabajadores a los que ya les han vencido los plazos han fracasado en su intento.

¿Y qué sucederá con estos 1.320 sanitarios sin perfil? Bengoa admitió que es «un problema difícil que debemos gestionar desde el departamento», pero dejó claro que «no son prescindibles» en un panorama de «escasez crónica de profesionales de la salud». Osakidetza, dijo, es «muy vulnerable en el flanco de los recursos humanos». Sanidad deberá aplicar ahora una modificación reglamentaria para hacer «encajar» a estos facultativos y técnicos en el sistema antes de que «opten por aprovechar otras ofertas» y dejen el Servicio Vasco de Salud. «Hay que dar facilidades para que los profesionales puedan acceder y ser retenidos en el sector», dijo.

A la hora de buscar responsables a la endémica carencia de personal cualificado, el consejero descartó que fuese culpa del euskera, sino de «una increíble falta de previsión y de planificación», apuntó en referencia -sin citarle- a su predecesor en el puesto, Gabriel Inclán. A partir de ahora, el departamento de Bengoa se dedicará a promover el uso de la lengua vasca «tanto internamente como en sus relaciones con los ciudadanos», aunque la normalización lingüística se realizará «progresivamente y de forma compatible con otros objetivos, como atraer y retener a los mejores profesionales de la salud, de aquí y de fuera».

«Arma arrojadiza»
Las reacciones no se hicieron esperar. Eider Mendoza, la parlamentaria del PNV que hizo la interpelación, señaló que el derecho del paciente a ser atendido en euskera «es parte de la calidad del servicio sanitario» y pidió al consejero que no utilice el idioma «como arma arrojadiza». «También faltan muchos especialistas en Murcia y allí no hablan euskera», apuntó.

El presidente del PP vasco y parlamentario en la Cámara de Vitoria, Antonio Basagoiti, defendió la continuidad de estos trabajadores sin perfil porque «hacen falta buenos profesionales». A su juicio, es prioritario «aplicar el sentido común» a la hora de revisar la valoración del euskera en las oposiciones «porque no puede ser que valga tres veces más que un doctorado». Por el contrario, a juicio de EA, medidas como éstas «vulneran los derechos de la población euskaldun».

BENIGNO LÓPEZ GONZÁLEZ VALEDOR DO POBO
«Las quejas a favor y en contra del gallego están en porcentaje idéntico»

El defensor galaico cree que el asunto del idioma «está afectando más a la clase política que a la sociedad, que tiene otras preocupaciones»
Luís Villamor La Voz 27 Junio 2009

Benigno López llama a superar la «intransigencia de unos y de otros» en materia lingüística y se muestra orgulloso de sus dos años al frente de la institución, con un grado de aceptación de sus recomendaciones del 74%. Acabada la entrevista, hurga en su biografía para recordar que se casó «en gallego en 1978» y bautizó a sus hijos en la misma lengua.

-Los gallegos llevan 19 años quejándose al Valedor. ¿Tanto creen en la institución?
-La verdad es que sí. Hubo 2.558 quejas el año pasado, 300 más que en el 2007. Yo tenía una visión del Valedor, pero no acababa de conocer su efectividad. Mi misión era dar a conocer la institución. Primero la conocí yo y después intenté darla a conocer a la sociedad. Creo que el objetivo está cumplido. Nunca se ha hablado tanto del Valedor. Las nuevas tecnologías e Internet son una de las principales vías de acceso a la institución.

-¿La crisis trae nuevas reclamaciones?
-De momento no se está notando, pero la crisis es una de las fuentes generadoras de reclamaciones, porque afecta a gran parte de la vida de los ciudadanos y, a medida que se vaya produciendo una situación de descontento, va a haber más quejas. No tardarán en aflorar.

-El presidente Feijoo, en una jornada con valedores, dijo que ustedes están para evitar que, desde el poder, los cristales se conviertan en espejos...
-La figura del Valedor nunca puede resultar cómoda al poder político. Somos colaboradores críticos de la Administración y debemos indicarle cuáles son los aspectos que están planteando mayor preocupación.

-A usted le cuesta declarar hostiles a los concellos. ¿Tanto han cambiado las cosas en el ámbito municipal?
-Depende de quién esté en la institución. Cada maestrillo tiene su librillo. Yo siempre fui dialogante. Mandando gente de mi equipo a dialogar siempre se han resuelto los problemas.

-Ha enviado emisarios hasta a la movida de Boiro... -
La situación es grave, porque el derecho a disfrutar de la juventud no puede estar reñido con el derecho al descanso del resto de los ciudadanos.

-¿Remitirá al presidente las quejas que recibió sobre el gallego? Feijoo ha dicho que se basará en ellas para elaborar el nuevo decreto...
-Claro. Yo lo único que hago es trasladarle la situación real de la calle. Es una referencia que procede de una institución imparcial e independiente. La sensibilidad del Gobierno está en eso.

-Ha dicho que las reclamaciones sobre el gallego no han aumentado. ¿En qué porcentaje las hay a favor y en contra?
-El tema del gallego se ha mantenido a lo largo del tiempo y las quejas están en un porcentaje prácticamente idéntico. Hay que atender las que se producen en un sentido y en otro. Tenemos que jugar con la normativa jurídica oficial, la Constitución y los derechos fundamentales de las personas, que estamos obligados a defender.

-¿Cuál es la salida más lógica a la situación generada?
-Lo más lógico parece evitar toda crispación. El idioma es un vehículo, un instrumento para entendernos y relacionarnos y, si por intransigencia de unos y de otros, se va a caer en el conflicto lingüístico, sería el mayor error en el que podríamos incurrir. No debe haber conflicto. El asunto está afectando más a la clase política que a la sociedad gallega, que está en otra cosa y tiene otras preocupaciones muy diferentes.

-¿Es optimista respecto al nuevo decreto?
-Soy optimista y creo que las aguas volverán a su cauce. Bastante dura es la vida diaria como para que se le trasladen conflictos que antes no existían.

«El nuevo fascismo en España es ETA»
«Esto es un «txoko». Nosotros conocemos a los malos y los malos nos conocen a nosotros»
MAYTE ALCARAZ | BILBAO ABC 27 Junio 2009

Ni los cigarrillos que consume atropelladamente; ni el nervioso manoseo de la pulsera y los pendientes del osito tous que le regaló su marido; ni el zumo de piña con el que enjuaga su castigada garganta de viuda-coraje frente a los «malos», le sirven de bálsamo a la mujer del dolor tatuado en la cara. Paqui Hernández (44 años y de ellos 26 casada con la última víctima de ETA), acompañada de su cuñado, el hermano chico de Eduardo, no aguarda a la primera pregunta:

-Nos han partido la vida pero no van a conseguir nada más. Han dejado a dos huérfanos y a una viuda, pero en la manifestación ya se vio que no estábamos solos...

-¿Reconfortada al ver que hay mucha gente que piensa como usted?
-Claro que sí. No sé cuántos son los malos, pero lo que es cierto es que tienen acojonada a la mayoría de esta sociedad.

-A usted ya se ha visto que no...
-A mí ya me tuvieron callada cuando mi marido era policía y yo no podía gritarlo a los cuatro vientos por miedo. Ahora ya no me calla nadie.

-¿Ni las voces que se han oído cercanas al PNV solicitando el silencio de las viudas?
-¿Qué es eso de que las viudas nos callemos? A mí ya no me calla nadie. Y voy a seguir diciendo que los presos no son políticos, son asesinos. Lo que dicen es una mentira, una mentira cochina.

-¿Estará satisfecha de que el nuevo Gobierno vasco haya cambiado las reglas del juego de las que se beneficiaban los presos?
-Claro, porque ¿a mí me van a dar dinero para ir a ver a mi marido? ¿A dónde voy a ir a visitarle?

-¿Hubo quien habló de que las familias de los presos se podían ofender con su discurso?
-Sí, lo leí. ¿Y la familia de mi marido no puede ofenderse? ¿O es que aquí hay gente de primera y de segunda?

-Hay que felicitarse por las últimas detenciones de etarras...
-Sí pero no eran los de Edu...

-Pero caerán, ¿no lo cree?
-Claro que sí. Para esta gentuza esto es un forma de vida. Quieren libertad para dialogar, pero no hay nada que hablar con ellos... Josu, a lo mejor no tenía que decirlo, pero lo voy a decir [Su cuñado la escucha y la invita a decir lo que quiera...] -Pues mire, en la época de Franco no podíamos decir si éramos azules o rojos. Pero hace ya más de treinta años que murió ese señor y los de ETA son lo dignos herederos del fascismo. El nuevo fascismo en España es ETA.

Josu Puelles se congratula de los cambios en el Gobierno vasco, del nuevo aire que ha entrado en Ajuria Enea de la mano de socialistas y populares, y lo subraya:
-Los nacionalistas ya no pintan nada y se han dado cuenta de que aquí puede haber otra gente gobernando.

-¿Le sorprendió, por ejemplo, la cobertura de la televisión vasca, por primera vez emitiendo los funerales de un policía nacional asesinato por ETA?
-Sí, mucho. Era la primera vez que se daba cobertura a un hecho así, y con el lazo negro. Antes te ponían una película de vaqueros y estabas servido.
-¿Lo comentó con Urkullu durante la capilla ardiente?
-Sí. Le dije cuando me dio el pésame que «ustedes han gobernado durante muchos años con el apoyo de un partido no democrático, que defiende la violencia».
-¿Y qué le respondió?
-Nada.
-¿E Ibarretxe?
-Calló.

La esposa de la última víctima de ETA repasa, con dificultad, la nómina de aquellos que la acompañaron en el dolor.
-¿Qué le pareció el comportamiento de Patxi López?
-Es un señor.
-¿Qué le dijo Zapatero?
-Me transmitió su ánimo.
-¿Y Rajoy?
-Me aseguró que sí se podía terminar con ellos.
-¿Sintió cercanos a los Príncipes de Asturias?
-Claro. Creo que para ellos estas cosas no son un plato de gusto. No conocían a mi marido pero si tienen buen corazón lo tienen que sentir. Este es su país. Me sentí muy bien por mi marido. Creo que Edu se merecía eso.

Tanto Paqui como Josu huyen de los victimarios:
-Eduardo no es una víctima, tal y como ellos quieren. Eduardo es un héroe. Eduardo es un gudari.

Josu Puelles / Hermano de la última víctima mortal de ETA
El hermano de Puelles:
«Lo que ha pasado en el País Vasco es una vergüenza. La historia nos pondrá en nuestro sitio»

«Que maten a un policía en el País Vasco y haya una respuesta como ésta es increíble»
27 Junio 09 - Iker Moneo La Razón 27 Junio 2009

Bilbao- El terror de ETA estalló el pasado viernes 19 de junio en los bajos del coche del policía nacional Eduardo Puelles. «Era uno de los nuestros», como subrayó el lendakari Patxi López, un «gudari nagusi», como destacó su hermano, Josu, ertzaina de profesión desde hace 18 años. La sociedad vasca inundó de hartazgo las calles de Bilbao en una manifestación multitudinaria que latió con un solo corazón, con un solo grito que no quieren escuchar sus destinatarios. En medio de la marea brilla la fuerza, firmeza y contundencia frente a ETA de una familia que ha perdido a «un héroe de la libertad».

–Una semana después del asesinato a manos de ETA de Eduardo, ¿cómo está la familia?
–Aunque sea un tópico hay que aprender a vivir con este dolor y este vacío. Son picos de sierra que en la mejor de las situaciones dejan mucha pena y en la peor mucha rabia e indignación. Hay cosas que ayudan a llevarlo un poco mejor y otras que nos recuerdan a mi hermano y nos venimos abajo.

–Entre las cosas que dice que ayudan a sobrellevar el dolor, ¿figura el apoyo institucional y social recibido?
–Por supuesto. Nos hemos sentido abrumados por el calor y la ayuda de las instituciones y la gente. Que maten a un policía nacional en el País Vasco y que haya una respuesta institucional y social como ha habido es increíble. Es importantísimo que las instituciones lo tengan claro y arropen a la gente que está sufriendo.

–La respuesta permanente y potente de la sociedad frente a ETA, ¿es un arma más en la lucha contra el terror?
–Sin duda. Una de las claves de la lucha antiterrorista es que la sociedad se haga con el espacio vital que durante tantos años ha ocupado el terrorismo en el País Vasco. Antes, nadie se manifestaba ante atentados sangrantes y los partidos políticos no se ponían de acuerdo en torno a una pancarta. Me da igual el color del Gobierno que haya, pero pido que al margen de cuál sea su fin político, mientras ponemos encima de la mesa a nuestros asesinados, no haya gente que tenga la poca delicadeza de hablar de independencia. Hay que desvincular el apoyo a las víctimas sin ningún tipo de ambigüedad de los que apoyan el terrorismo sólo para intentar gobernar en una lendakaritza. El nacionalismo vasco se tiene que quitar el estigma de que por apoyar a las víctimas al cien por cien, por no dar agua a estas personas en la ETB y por apoyar la Ley de Partidos no van a ser menos abertzales ni van a querer menos al País Vasco o su independencia, que habrá que plantear sin muertos.

–Su discurso pronunciado en el homenaje del Parlamento Vasco dejó un mensaje novedoso, pasar de la concepción de víctima del terrorismo a la de héroe de la libertad.
–Coge el currículum de mi hermano y examínalo. Verás la cantidad de detenciones de terroristas en las que ha participado, con una dedicación que quitaba a la familia en la mayoría de las ocasiones. No me queda otro calificativo que el de héroe, igual que para todos los demás. Las únicas y auténticas víctimas del terrorismo son aquellas personas que no dicen lo que piensan por miedo a ser señaladas, que no acuden a las concentraciones por miedo a ser vistas, las que se autocensuran al hablar de ciertos temas en la calle. Las que ante asesinatos tan viles como el de mi hermano realizan ambiguos y tibios discursos y condenas.

–También destacó la ejemplar respuesta institucional. Al apuntar que debía servir de guía a futuros gobiernos, ¿sugiere que se ha echado en falta en el País Vasco?
–El respaldo que hayan podido sentir las familias de héroes anteriores no lo conozco. Pero la contundencia del lendakari Patxi López en la manifestación nunca se había oído antes y marca una línea clara. Mi sensación es que antes había más ambigüedad y tibieza en todos los campos, en el condenatorio, en el discurso y en el apoyo. Ha habido gente del ámbito político nacionalista que ha dicho que no les tienen que dejar hablar a las viudas. A nosotros nadie nos ha dicho lo que teníamos que decir. Hemos tenido completa libertad.

–¿Cómo valora algunos hechos inéditos acaecidos estos días, como la retirada de una foto de un preso de ETA por parte de un ertzaina a cara descubierta?
–Que lo haga a cara descubierta es lo de menos. Lo importante es que se aísle en todos los campos a la gente que apoya la violencia para imponer sus criterios políticos. Eso no se había hecho en el País Vasco, en las fiestas de los pueblos estaban colgadas las fotos de etarras y carteles de apoyo. Es una vergüenza lo que ha estado pasando aquí y algún día la Historia nos pondrá en nuestro sitio. En muchos países los policías salen vestidos de su casa, aquí sería imposible.

–Paqui, la mujer de Eduardo, desató la emoción que ella contuvo en la manifestación para mandar un contundente mensaje a ETA, que nadie se esperaba. ¿Cómo vivió aquel momento?
–No lo esperábamos ni nosotros mismos. Dijo lo que todo el mundo piensa y calla. Lo hizo con emoción y quiero desmentir alguna información que ha apuntando que mi cuñada hizo esas declaraciones completamente sedada. Es absolutamente incierto.

–Usted trufó su discurso de agradecimientos, pero seguro que más de una persona ha dado las gracias a su familia por la fuerza que está transmitiendo.
–Sí, estamos muy agradecidos. Nos han llegado muchas cartas y telegramas de gente anónima y conocida que aplaude la respuesta que hemos dado y que ha salido natural y espontánea por la forma de ser que tenía Edu, nos lo ha transmitido.

Valiente, claro y contundente
Ertzaintza de profesión, Josu Puelles reinvindica a su hermano Eduardo, asesinado por ETA en Arrigorriaga, como un «héroe vasco». Valiente, claro y contundente alzó la voz en defensa de la labor de todos los policías que aseguran con su dedicación las libertades individuales y colectivas. Dolorido, pero con orgullo de hermano, recorrió las calles de Bilbao lleno de entereza y agradecimiento. No le importó ponerse en la primera línea de las cámaras y recordó la trayectoria profesional del inspector de la policía nacional, las veces que antepuso su trabajo a la propia familia o los numerosos etarras a los que detuvo porque «pretendían imponer con las armas su ideario» y aseguró que su hermano no era una víctima sino «un héroe, y como tal ha muerto». Un «gudari nagusi» (gran soldado).
 

Recortes de Prensa   Página Inicial