AGLI

Recortes de Prensa    Martes 21Julio 2009

 

NUMEROSAS ASOCIACIONES CÍVICAS SOLICITAN AL DEFENSOR DEL PUEBLO LA INTERPOSICIÓN DE RECURSO DE INCONSTITUCIONALIDAD CONTRA LA LEY DE EDUCACIÓN DE CATALUÑA.
Comunicado de Prensa (CCC) 21 Julio 2009

LAS ASOCIACIONES CÍVICAS:

“CONVIVENCIA CÍVICA CATALANA” (CCC),
“CONFEDERACIÓN CATÓLICA NACIONAL DE PADRES DE FAMILIA Y DE PADRES DE ALUMNOS” (CONCAPA),
“FORO ERMUA”,
“PLATAFORMA POR LA LIBERTAD DE ELECCIÓN LINGÜÍSTICA” (PAÍS VASCO),
“MESA POR LA LIBERTAD LINGÜÍSTICA” (GALICIA)
“ASOCIACIÓN POR LA TOLERANCIA” (CATALUÑA),
“CÍRCULO BALEAR”,
“ASOCIACIÓN GALLEGA PARA LA LIBERTAD DEL IDIOMA”,
“FUNDACIÓN PARA LA DEFENSA DE LA NACIÓN ESPAÑOLA (DENAES)”,
“HAZTE OÍR”,
“FORO ARBIL”,
“PROFESIONALES POR LA ÉTICA” (CATALUÑA),
“FUNDACIÓN PAPELES DE ERMUA,
“FUNDACIÓN PERSONA” (CATALUÑA),
“PARES I MARES LLIURES” (CATALUÑA),
“PLATAFORMA VALENCIANA PARA LA LIBRE ELECCIÓN DE LENGUA”,
“PROFESORES POR EL BILINGÜISMO” (CATALUÑA),
“ACCIÓN CULTURAL MIGUEL DE CERVANTES”(CATALUÑA),
“ÁGORA SOCIALISTA”,
“COORDINADORA DE AFECTADOS EN DEFENSA DEL CASTELLANO”
“ASOCIACIÓN ATENEO XXI BARCELONA”,
“LENGUA COMÚN” (ARAGÓN)

SOLICITAN AL DEFENSOR DEL PUEBLO LA INTERPOSICIÓN DE RECURSO DE INCONSTITUCIONALIDAD CONTRA LA LEY DE EDUCACIÓN DE CATALUÑA APROBADA POR EL PARLAMENTO DE CATALUÑA EL 1 DE JULIO DE 2009.

Madrid 21 de julio de 2009

A las once horas de hoy el Defensor del Pueblo recibió a los representantes de las referidas asociaciones que le hicieron entrega de la solicitud de interposición de Recurso de Inconstitucionalidad contra la Ley de Educación de Cataluña, aprobado por el Parlamento catalán el pasado 1 de julio, que haremos entrega material de la solicitud y expondremos las razones de la misma.

Los motivos de la solicitud de interposición del Recurso de Inconstitucionalidad contra la Ley de Educación aprobada por el Parlamento de Cataluña son para las asociaciones peticionarias evidentes: la LEC supone un grave atentado contra la libertad de enseñanza y la libertad lingüística de los españoles y rompe definitivamente con la unidad básica del sistema educativo garantizado por las Leyes Orgánicas de Educación, que asegura la igualdad de los españoles ante la ley y el que éstos dispongan de los mismos derechos y deberes en cualquier parte del territorio del Estado, al atribuirse unilateralmente competencias reservadas en exclusiva al Estado, creando así un sistema escolar separado con respecto al sistema escolar español, lo que equivale a la secesión escolar de Cataluña en la que el Estado no tendrá presencia alguna en materia educativa.

Los motivos de la conveniencia y oportunidad de la interposición de dicho Recurso de Inconstitucionalidad, además de los derivados de la inconstitucionalidad intrínseca de la Ley de Educación de Cataluña, se refuerzan tanto más cuanto que la inconstitucionalidad de esa Ley se deriva de la inconstitucionalidad del Estatuto de Cataluña del que es desarrollo explícito, contra el que esta Alta Institución interpuso en su día Recurso de Inconstitucionalidad.

Especial atención merece el «régimen lingüístico del sistema escolar», como se le llama en el texto legal de referencia, que la LEC establece. Este sistema se caracteriza por la exclusión absoluta de la lengua castellana, lengua oficial del Estado, como lengua vehicular de enseñanza. La LEC no hace así sino consagrar, elevando de rango y llevando al extremo, distintas normas ya existentes en el ordenamiento legal autonómico, por las que el gobierno autonómico ha implantado desde hace años el llamado modelo de inmersión lingüística que viene a sustituir de forma indudablemente ilegítima el modelo de conjunción lingüística o de bilingüismo, cuya constitucionalidad el Tribunal Constitucional sancionara en su conocida Sentencia 337/1994, de 23 de diciembre.

La vulneración del principio de igualdad tiene en el caso presente, además, la consecuencia de una grave vulneración del derecho a la educación de los españoles y de la libertad de expresión en el ámbito de la enseñanza, en la que se incluye la libertad de lengua, y como consecuencia, a su vez, la vulneración del régimen de cooficialidad de las lenguas que el artículo 3 CE constituye. Desde la perspectiva de la protección de los derechos y libertades fundamentales, asimismo, la asunción unilateral de ciertas competencias en materia educativa que infringen lo dispuesto en el artículo 149. 1. 1ª y 30ª y 81.1 CE, la Ley ORGÁNICA 8/1985, de 3 de Julio, reguladora del Derecho a la Educación, (LODE, a partir de ahora) y la LEY ORGÁNICA 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE, a partir de ahora), que desarrollan lo preceptuado en el texto constitucional , así como cuantos Reglamentos desarrollan esas leyes (en particular el REAL DECRETO 1513/2006, de 7 de diciembre por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación primaria), atenta, además, contra el principio de igualdad en su relación con el artículo 139 CE, suprimiendo aquellas condiciones básicas que aseguran asegurar una formación común a todos los alumnos y alumnas dentro del sistema educativo español y garantizan la validez de los títulos correspondientes, como indica el artículo 6.2 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, estando dicha formación facilitará la continuidad, progresión y coherencia del aprendizaje en caso de movilidad geográfica del alumnado.

Del mismo modo la Ley de Educación de Cataluña vulnera, en la opinión de los solicitantes, el principio de libertad de enseñanza, en tanto en cuanto impone a los centros privados restricciones que el texto constitucional no contempla como es la imposición de una lengua de enseñanza obligatoria que limita ilegítimamente el carácter propio de los centros en el que se concreta esa libertad.

Igualmente la imposición de una moral determinada que la Ley referida califica de laica para la enseñanza pública contraviene directamente la neutralidad, es decir, la aconfesionalidad que el Estado en materia religiosa, y, por ende, vulnera la libertad religiosa tal como la configura el artículo 16 de la Constitución Española.

La gravedad de la situación y la pasividad de los partidos políticos ante ella nos conduce a las asociaciones cívicas, punta de lanza de la sociedad civil, a movilizarnos de modo unitario para defender activamente los derechos y libertades que la Constitución Española de 1978 garantiza compareciendo ante el Excmo. Defensor del Pueblo para que en cumplimiento de alta su misión constitucional atienda nuestra solicitud de defensa de los derechos y libertades fundamentales proclamados en nuestra Constitución con la presentación de Recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Educación de Cataluña, aprobada el pasado 1 de julio por el Parlamento de Cataluña.

Estatut
Magistrados con disciplina de partido
Guillermo Dupuy Libertad Digital 21 Julio 2009

La noticia que ha publicado el diario El Mundo sobre la magistrada del Tribunal Constitucional (TC), Elisa Pérez Vera, pone bochornosamente de manifiesto el grado de politización de nuestra Justicia y las escasas esperazas que podemos albergar en que ese Tribunal suponga un obstáculo firme para el estatuto soberanista catalán. Según manifiesta ese diario, Pérez Vera ha suprimido los fundamentos jurídicos que ponían a salvo las competencias del Estado en el borrador de una sentencia que declaraba inconstitucionales muy pocos preceptos del Estatut. Lo más escandaloso es que esta magistrada es la misma que en 1996, presidiendo el Consejo Consultivo de Andalucía, elaboró un dictamen en el que animaba a la Junta a recurrir ante el TC el sistema de financiación aprobado por el Gobierno de Aznar por considerar inconstitucional la cesión a las autonomías del 30 por ciento del IRPF.

Debemos tener en cuenta que la Disposición Adicional Octava del Estatuto de Cataluña establece que "el primer proyecto de ley de cesión de impuestos que se apruebe a partir de la entrada en vigor del Estatuto contendrá un porcentaje de cesión del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del 50% (...). Igualmente, se propondrá aumentar las competencias normativas de la comunidad en dicho impuesto". Eso, por no recordar que el recurso interpuesto por el PP ante el TC no se opone al hecho en sí de que puedan cederse tramos del IRPF a las comunidades autónomas, sino a que sea el Estatuto de Cataluña el que predetermine el contenido del sistema de financiación "ordenando" al Estado cómo debe regular competencias que le son propias y, por tanto, "situándose por encima de la potestad legislativa de las Cortes para decidir lo que considere conveniente en materia de cesión de impuestos estatales".

Siguiendo el planteamiento que Pérez Vera expuso en aquel escrito, debería estar más que clara su oposición tanto al contenido de fondo (la cesión del impuesto) como a la forma en que el Estatut determina esa obligación al Estado. Está visto, sin embargo, que separar a los magistrados entre "conservadores" y "progresistas" o hacer referencia a la designación política de sus miembros, resulta, con todo, escaso para explicar y denunciar lo que, más que eso, supone una auténtica y escandalosa disciplina de partido en el caso de esta magistrada.

Dicen que la presidenta María Emilia Casas está dispuesta a prolongar todavía más las deliberaciones, con tal de no tener que utilizar su voto de calidad para deshacer un hipotético empate entre los magistrados favorables y oponentes a la constitucionalidad del estatuto de marras. Naturalmente, no voy a negar que esa proporción convertiría la sentencia en un escándalo político de primera magnitud. Pero lo realmente bochornoso es que haya algún magistrado dispuesto a dar el visto bueno a un estatuto de tan clamorosa inconstitucionalidad y del que Pasqual Maragall, uno de sus promotores, terminó admitiendo que era necesario una "reforma previa de la Constitución" para darle cabida. Por lamentables que también sean los tres años de deliberaciones, hace falta ciertamente mucho tiempo para maquillar a este pulpo como animal de compañía.

Autonomías
Trastornos del ZPSOE
Cristina Losada Libertad Digital 21 Julio 2009

La pulsión de Zapatero por reescribir la Historia carece, como toda buena pulsión, de límites. Así, nos enterábamos por su boca, hace dos días, de que hasta ahora no había existido en España un verdadero Estado de las autonomías. La sorprendente noticia de que era falso el que teníamos la dio ante los hombres de su partido que venían ostentando presidencias autonómicas sin conciencia alguna de lo ilusorio de su posición.

Y se creían que eran alguien, pobres diablos. Eso sí, asistieron in situ al advenimiento, qué digo, a la creación, que ése fue el término, del régimen autonómico auténtico.

Bajo los gobiernos de UCD, de Felipe González y de Aznar había una especie de cosa descentralizada y tal, pero tuvo que llegar Zapatero a La Moncloa y pasar seis años de profunda reflexión para concebir y dar a luz el modelo fetén. En el libro del Génesis o del Guinness de la democracia española habrá de figurar en letras rojas una nueva fecha histórica e histriónica. Y junto a ella, la receta del éxito. El secreto está en la pasta. Ahora, por fin, se ha distribuido el parné en perfecta concordancia con la España real, y no con la irreal, como se hacía antes de ZP. Una tara que no impidió que él y su partido aceptaran, en 2001, la financiación negociada por el gobierno del PP.

El hecho de que Zapatero haya incurrido en tales grotescas deformaciones de la realidad para vender al público el nuevo sistema de financiación autonómica es significativo. Como el charlatán profesional, exagera más allá de lo verosímil cuando percibe en la clientela dudas sobre la bondad y eficacia del producto. La comicidad de sus argumentos no debe de oscurecer, sin embargo, su peligrosidad. Bajo tales desafíos a la razón yacen un oportunismo compulsivo y una falta de conocimiento y de respeto hacia la experiencia acumulada. Está arraigado en la tradición socialista el afán por hacer tabula rasa. Pero así como otros saben lo que destruyen, nuestro personaje simplemente lo ignora.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

La lengua en la educación
Daniel Martín Estrella Digital 21 Julio 2009

La lengua es, como decía Unamuno, el sentido común. Gracias a ella los seres humanos podemos compartir nuestras distintas experiencias y nuestros distintos puntos de vista. No son el fuego, la rueda o la imprenta los inventos que nos han constituido en sociedad. El avance más importante de la especie homo sapiens sapiens es el lenguaje estructurado capaz de transmitir pensamientos y sentimientos. No sólo eso. Gracias a que pensamos en un idioma podemos ser conscientes de sensaciones, emociones o ideas que sólo existen en cuanto expresables con palabras.

Así, la lengua es el elemento fundamental de nuestra vida social y, por consiguiente, el punto esencial en cualquier sistema educativo. Aún más si consideramos que la educación, además de formarnos intelectual y académicamente, es el camino para que cualquier individuo sea capaz y responsable a la hora de hacerse ciudadano y actuar activa y críticamente en el sistema político democrático. Sin lengua, simplemente, no puede haber nada.

Actualmente, a pesar de la indudable importancia de esta materia, la lengua que se enseña en los colegios apenas tiene nada que ver con lo anteriormente afirmado. Tras los avances en lingüística de, entre otros, Saussure, Jakobson y Chomsky, la lengua se ha querido convertir en ciencia y alejarla de su esencia, a saber, ser instrumento para la comunicación humana. La lengua de la enseñanza colegial apenas tiene nada que ver con la lengua que se usa cuando se es humano.

Actualmente, en la enseñanza escolar obligatoria y en el bachillerato, se da una importancia tremenda a la teoría de la comunicación, a la tipología textual y a la sintaxis. Algo a la morfología y a la ortografía. Es decir, se estudia la forma pero nunca se entra en el fondo de un asunto tan apasionante como determinante para conformar la sociedad en la que nos movemos. Por ejemplo, según las nuevas teorías lingüísticas y gramáticas, es más correcto que yo escriba "yo soy más rápido que Usain Bolt" que si pongo "yo llamarme Daniel Martín". Así, mientras sintácticamente una proposición esté bien estructurada, para nada importa la veracidad o falsedad del enunciado.

Por supuesto que el estudio de la gramática y de otros apartados lingüísticos tiene importancia. Pero no hay que olvidar que hay que aprender a leer, escribir y hablar para ser capaces de desarrollar con corrección, claridad e incluso excelencia ese sentido común que nos convierte en humanos. Aún más, el estudio de la lengua como elemento práctico, infinito e inabordable debe hacerse de una manera más directa y plena para conseguir que el estudiante desarrolle hasta sus propios límites su capacidad para pensar, para reflexionar, analizar y decidir. La lengua es la herramienta con la que pensamos y la que en gran medida determina la voluntad.

Actualmente, los profesores de lengua de colegios e institutos deben ser lingüistas, filólogos y gramáticos aunque sean poco capaces a la hora de escribir con sentido y rigor un mínimo ensayo. Para un profesor de lengua del siglo XXI es más importante saber qué es un complemento de régimen que comprender un soneto de Quevedo. La lengua se ha querido convertir en ciencia y sus docentes tienen que ser especialistas en una serie de temas que, insisto, poco o nada tienen que ver con la auténtica lengua, la de todos los días.

Por si fuera poco, todo ese estudio sintáctico, comunicativo o textual del lenguaje está lleno de distintas corrientes que incluso pueden contradecirse. La lengua es todo lo contrario del otro gran lenguaje universal, las matemáticas. Estas son exactas, previsibles, compartimentables. Pero la lengua, por su propia definición, por su esencia individual, donde cada uno hace de la misma un instrumento propio y único, es inabarcable. En cuanto inventemos una nueva regla, inmediatamente encontraremos cientos de excepciones.

Por si fuera poco, el gran gurú de los estudios lingüísticos, Noam Chomsky, hizo sus estudios sobre la base del inglés, un idioma mucho más estructurado que el castellano o el italiano. Lo que puede ser verdad para un anglosajón, es una chorrada para un latino.

El primer y esencial punto de partida de la necesaria revolución educativa es cambiar por completo la perspectiva del estudio de la lengua. Hay que enseñar a los chavales a leer con atención y profundidad, escribir con absoluta corrección y claridad las ideas más complejas, pensar y sentir todo aquello que pueda afectarles como humanos. Por supuesto no hay que eliminar las herramientas gramaticales o comunicativas. Pero la lengua en sí es el fin, y lo otro son meros medios. Mientras consideremos que la sintaxis es antes y más importante que la expresión de una idea, nada conseguiremos que no sea un simple y flagrante engaño.

dmago2003@yahoo.es

La gripe A y la Constitución
Lorenzo Contreras Estrella Digital 21 Julio 2009

En esta democracia de confusiones que vivimos y muchas veces padecemos, lo único que nos faltaba por ahora, con la sanidad como competencia estatal transferida a las Autonomías, era y es la pandemia de la gripe A. Será el Estado de las Autonomías, con su patología taifal, el que de una manera clara y patente quede puesto a prueba. No consuela mucho saber que, según la palabra normalmente falible de Zapatero, el Estado de las Autonomías ha sido "recreado". Lo ha dicho Blas y punto redondo. Lo que resulta necesario e imprescindible es que, en la guerra contra el temible virus, los poderes públicos resulten vencedores y las consecuencias del flagelo que nos amenaza sean lo más leve posible.

Hay quienes piensan, El País por ejemplo, que la asistencia sanitaria fragmentada en diecisiete versiones regionales "puede ser una gran ventaja a la hora de gestionar un servicio tan complejo". A eso se le llama tener fe. Sin embargo, qué menos que abrigar actitudes recelosas y, sin caer en la denigrada "alarma social", acopiar alguna cantidad de alarma racional y en estado puro. Desde luego, preciso es reconocer que a la ministra de Sanidad le ha tocado un "premio" difícil en la lotería política. Ya veremos cómo se administra eso conforme al principio de solidaridad que la Constitución consagra en su artículo segundo y luego desarrolla en el 138, párrafo primero, según el cual la realización del principio de solidaridad se llevará a efecto con un equilibrio adecuado y justo entre las diversas partes del territorio nacional.

No está mal como compromiso. Al menos, cuando se viola, adquiere resonancias que políticamente pueden ser rentables para ciertos "virreyes" taifales. En ese papel se ha visto implicada la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, con su lógica protesta por el arbitrario o poco riguroso reparto de competencias financieras entre las distintas Comunidades. Lo de distintas no va con segundas. O tal vez sí, ¿por qué no?

Claro que los escépticos podrían aliviarse con la lectura de la propia Constitución cuando establece (art.138) que las diferencias entre los Estatutos "no podrán implicar, en ningún caso, privilegios económicos o sociales". Y si además se pone ante sus ojos este otro texto del artículo 139, a tenor del cual "todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado", ya podrán solazarse con ese compromiso. Ahí tenemos la prueba en el famoso "Estatut" de Cataluña, un texto imparable póngase como se ponga el Tribunal Constitucional. Siempre considerando que en esa facultad de "ponerse" cabe incluir la posibilidad (o más bien probabilidad, cuando no seguridad) de que "no se ponga" para nada. O para todo lo que no conviene ponerse a la luz de un criterio español, por ejemplo.

La recreación, según deduce Zapatero, del Estado de las Autonomías, requeriría lógicamente una reforma de la Constitución. Tal vez sucede que el presidente del Gobierno sólo alude a una revitalización del Estado. Una inyección de salud que ha pasado por el compromiso bilateral con Cataluña y luego ha irradiado sus efectos hacia las restantes Comunidades en proporciones o dosis ofrecidas conforme al criterio de "lo toma o lo deja". O sea, proporciones bastante desiguales que se han tenido algunos que engullir (eso de tragar queda feo) en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Eso sí, con protestas y objeciones críticas de ciertos territorios afectados. El derecho al pataleo.

Cuando venga del todo la gripe A, según anuncian previsiones sanitarias, pesimistas ellas, ¿o realistas?, entonces se comprobará el funcionamiento de la coordinación (en este caso sanitaria) que la Constitución ordena en consonancia con la solidaridad. Y es que disfrutamos de una Constitución tan razonable y ecuánime que incluso para las materias no atribuidas expresamente al Estado (digamos transferidas), conforme al artículo 150, el Estado podrá armonizar las disposiciones normativas de las Comunidades cuando así lo exija el interés general. O sea, ¿quién dijo miedo

Todavía andan sueltos
JAVIER RUPÉREZ Embajador de España ABC 21 Julio 2009

Era cuestión de poco tiempo el que los asesinos de la banda terrorista ETA dejaran constancia de sus aspiraciones -«mato luego existo»- arrojando una ensangrentada tarjeta de visita al nuevo presidente del Gobierno vasco. El primero no nacionalista en los treinta años de vigencia del Estatuto de autonomía de Guernica. Y lo han hecho dirigiendo su vesania contra un experto antiterrorista de la Policía nacional, Eduardo Puelles, y utilizando por primera vez un sistema de colocación de la bomba lapa que al aprovechar la potencia incendiaria de la gasolina multiplica el efecto mortífero del explosivo. Los restos calcinados del coche del policía ofrecían una imagen distinta y peor que aquella a la que ya estamos acostumbrados. La tecnología del crimen terrorista se renueva. Y a los sicarios que lo practican no les falta información: Puelles no era un objetivo aleatorio o casual. ¿De dónde y cómo aprenden tanto estos licenciados del terror?

Aunque la liturgia del dolor nos tenga tristemente acostumbrados a sus reglas y a sus códigos -y a lo mejor tenemos que ir cambiando algunos de ellos: los terroristas son asesinos, no los «violentos» de la corrección política; los demócratas no son sólo aquellos que no practican la violencia, sino los que se proclaman constitucionalistas; el Estado de Derecho no se agota en su invocación, sino en la contundencia con la que se impone su respeto-, algo ha cambiado en la plástica de la política vasca, incluso en la manera de manifestar colectivamente el dolor ante un acto terrorista. Toda la institucionalidad vasca, desde el presidente hasta el Parlamento, se ha volcado en las manifestaciones de pésame y condena ante la última barbarie. La televisión regional ha dado cuenta puntual y enlutada de lo ocurrido y de los actos de solidaridad y simpatía con que autoridades y ciudadanía han manifestado su repulsa. Ya a poco de tomar posesión el nuevo inquilino de Ajuria Enea, las banderas nacionales ondeaban en los edificios públicos vascos y la Policía autonómica estaba actuando contra los despliegues de apoyo a los terroristas en significativas localidades de la región. Todo eso antes, con los gobiernos nacionalistas, no ocurría.

Y en la tragedia se ha alzado una desgarrada y potente voz, la de Paqui Fernández, la viuda del asesinado, que con un coraje poco habitual -el recuerdo de María San Gil viene a la cabeza- ha reclamado su derecho a no callarse, a llamar a las cosas por su nombre y a negarse a que su comunidad siga siendo, según sus propias expresiones en una entrevista publicada por ABC, un conjunto de «acojonados» por los belcebúes de las metralletas. El discurso de Paqui, como el de todos aquellos que han osado elevar la voz contra los terroristas, ha sido inmediatamente descalificado por el nacionalismo biempensante, siempre dispuesto a descalificar la sanidad mental del adversario e incluso a negar la libertad de expresión a los familiares de las víctimas -héroes los llama Paqui- de ETA. Contra esos bueyes hay que arar, en la URSS de Stalin, en la Cuba de Castro, en el Irán de Khamenei o en las verdes praderas de Sabino Arana.

El asesinato de Eduardo Puelles, con todo el horror que supone la repetición de la tragedia y la constatación de que están todavía sueltos, acechándonos cual jauría de perros salvajes, ha venido a poner muy directamente de manifiesto las expectativas suscitadas por el cambio de rumbo político en el País Vasco. El Gobierno socialista vasco y el Partido Popular que le apoya deben sentir sobre sus hombros la pesada pero también ilusionante carga de configurar una mayoría social constitucionalista que aparte a la región definitivamente de veleidades secesionistas y construya cimientos sólidos de cooperación y solidaridad en el contexto español. Para ello es imprescindible -y la palabra no puede ser otra, por más que haya sido notablemente desgastada por el uso- terminar definitiva y simultáneamente con la situación de excepcionalidad en la que viven los vascos y una buena parte del resto de los españoles y procurar cuanto antes la desaparición de ETA. Y no será la negociación la que lo consiga -no estamos en Irlanda del Norte o en Suráfrica-, sino el implacable cerco policial, político, jurídico y financiero que la situación exige.

Si hay algo que preguntar, incluso teniendo en cuenta todas las diferencias, hágase en Colombo, la capital de Sri Lanka, que ha sabido barrer del mapa los últimos vestigios de una guerrilla terrorista que ha mantenido en jaque la unidad del país durante treinta años y dejado tras de sí centenares de muertos.
Un constitucionalista en Ajuria Enea debería concentrar sus esfuerzos en tres objetivos básicos. El primero, identificar, aislar y suprimir las fuentes de intoxicación ideológica que contribuyen a la configuración del ideario nacionalista radical y a su transformación en acciones criminales. El segundo, desarrollar un esquema de colaboración entre la Policía autónoma vasca y las fuerzas de seguridad nacionales para ofrecer a la ciudadanía de la región seguridad en vidas y haciendas e impedir que el miedo, el chantaje y la coacción sigan alimentando las arcas de los asesinos.

ETA habrá acabado el día en que ningún ciudadano vasco tenga que salir a la calle acompañado de una escolta de seguridad. El día en que todos los exiliados de la criminalidad terrorista y de la pasividad nacionalista puedan volver sin temor a su tierra. Y el tercero, en colaboración con el Gobierno de la nación, conseguir que Francia deje de ser de una vez por todas tierra de acomodo para los terroristas. Estos no son ya los tiempos del infausto Giscard D´Estaing. Pero siguen siendo los tiempos en que los etarras se van a dormir al país vecino. Por algo será.
Que Dios acoja en su seno a Eduardo Puelles y a todos los que como él han perdido su vida trabajando por la libertad y la seguridad de los españoles. Quiera Dios también que, con el esfuerzo de todos, el suyo sea el último crimen de la banda asesina.

Zapatero, el hijo del éxito
TOMAS CUESTA ABC 21 Julio 2009

NO existe nadie, por brillante que sea, que no haya fracasado en algún momento. El que sostenga lo contrario es un chisgarabís, un necio y un embustero contumaz con el que no se puede ir ni a cobrar una herencia. De los escarmentados nacen los avisados; a fuerza de reveses se tira por derecho; hay derrotas feraces y victorias estériles. Es decir, que, a la postre, para sobrellevar un contratiempo no es necesario ser un genio. Lo duro es conseguir salir indemne de esa trampa letal que representa el éxito. A fin de cuentas, ¿de qué diantre hablamos cuando hablamos de éxito? Hace cosa de un siglo -lustro más, lustro menos-, William James afirmaba que el declive moral de los estadounidenses era uno de los síntomas de la fiebre del «success», de la obsesión por encontrar en lo exitoso la alternativa al talento y la excelencia. Ahora, después de tanto tiempo, cualquiera que se asome al ventanuco de la tele puede certificar que «mister» James anticipó la ruina del espíritu con una lucidez profética.

Aunque, a decir verdad, si se quiere dar fe de los estragos que provoca la insoportable levedad del éxito, ni siquiera es preciso soportar el hedor abismal del basurero. Basta con repasar a vuela pluma los incontables logros de nuestro presidente y llegaremos a la misma conclusión fatigando una trocha dispareja. Exceptuando aquel leve traspiés que fue dar cuartelillo a ETA («Errando discitur», ya saben, de los yerros se aprende) el señor Zapatero va de exitazo en exitazo, de victoria en victoria, de proeza en proeza. Pero no se conforma, el puñetero. Sigue quemando etapas, acaparando galardones y solventando retos. Comparados con los inmensos desafíos que ha afrontado -y resuelto- el centinela de la paz, el paladín del humanismo, el conciliador de los opuestos, los trabajos de Hércules fueron grano de anís, minucias y pamemas. Amén de un ejercicio de machismo que no se compadece con la igualdad de género. Sin menoscabar el mérito de sus progenitores, Rodríguez Zapatero es, en realidad, hijo del éxito. Ahí reside la clave de su gloria y su talón de Aquiles no anda lejos. De Aquiles, en efecto, que era gay, apuesto y postmoderno, al contrario que Hércules. Lástima que los hados le enviaran a Troya y no a la Hispania Felix, tolerante y libérrima. Hoy haría el amor y no la guerra. Hasta es posible que se casase con Patroclo y se instalara en Chueca. ¡Pobre Homero!

La penúltima hazaña del señor Zapatero ha sido rematar el Estado Autonómico rematando a los más y salvando a los menos. Gracias a su equidad, a su cintura y a su legendaria mano izquierda, la noción de nación es un anacronismo agonizante destinado a extinguirse como la luz de la candela. Y, en lugar del estado, se arbitra un estadillo en que se apunta a cúanto sale cada asiento (cada asiento parlamentario, por supuesto) y al que no se conforme, se le pone a dieta. Si no se da un respiro, Rodríguez Zapatero se arriesga a morir de éxito. Tarde o temprano, las amarguras se digieren, nutren la voluntad y fortalecen el ingenio. El éxito, por contra, se traduce en una sucesión de irrefrenables diarreas y es bastante común que el excusado se halle en el entorno del cártel de «Exit». Así nos luce el pelo y excusen la crudeza.

Lo único importante
Luis del Pino Libertad Digital 21 Julio 2009

Cuanto más se mueve el 11-M, más aprieta El País al PP con el caso Gürtel. Por mera casualidad, supongo.

Hoy desvela el periódico El Mundo que la juez que lleva el asunto de la querella de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M contra Sánchez Manzano ha acordado requerir a la unidad de Tedax que remita todas las actas de recogida de muestras del 11-M.

Lo que hubiera debido hacer el juez Del Olmo, lo que hubiera debido hacer el tribunal del 11-M, lo que hubieran debido hacer los jueces de la Audiencia Nacional, al final lo va a terminar haciendo una juez de Plaza de Castilla a quien le ha tocado en suerte esta querella. De lo que cabe extraer muchas lecciones.

La primera, que la Audiencia Nacional es un pozo sin fondo donde todo se puede retrasar hasta el infinito y más allá, porque no son las simples consideraciones judiciales las que dictan la actuación de los jueces de la Audiencia. Las interferencias políticas han terminado convirtiendo a la Audiencia Nacional en un auténtico tapón para la Justicia. Especialmente en el tema del 11-M.

La segunda, que los magistrados que trabajan en los juzgados de instrucción y de primera instancia no están sometidos, a diferencia de sus colegas de instancias superiores, a los dictados del poder político, lo cual permite albergar la esperanza de que las víctimas del 11-M puedan ver satisfechas sus demandas de Justicia por esa vía. Con lo cual van a ser muchos los que queden en evidencia en esas instancias superiores, porque tuvieron la oportunidad de actuar y no lo hicieron.

La tercera, que todos los intentos realizados hasta el momento por enterrar el 11-M han fracasado, igual que fracasarán los intentos futuros. Porque se ha pretendido tapar la masacre no ya negando la Justicia a las víctimas con una versión falsa, sino con una versión que constituía una burla al simple sentido común. Con lo que, al final, los defensores de la versión oficial no han conseguido ni engañar a las víctimas de la masacre, ni convencer a la opinión pública de que todo estaba claro.

Pase lo que pase con la querella presentada por la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, lo que ya nadie podrá evitar es que haya mucha gente que se vea obligada a responder a muchas preguntas. Y a retratarse convenientemente. Y a dar explicaciones acerca de esas manipulaciones iniciales de la investigación, que permitieron basar todo el sumario del 11-M en una mochila falsa que alguien hizo aparecer en una comisaría.

Un día antes de conocer la sentencia del 11-M que emitió el tribunal presidido por Gómez Bermúdez, publiqué un hilo en este blog en el que decía que lo único importante de la sentencia era el asunto de las pruebas. Algunos me dijeron que ese hilo era un suicidio, porque el tribunal nunca echaría abajo la instrucción y yo iba a quedar con el culo al aire. Efectivamente, así fue: el tribunal del 11-M sólo se atrevió a descartar una de las pruebas fundamentales del caso (el Skoda Fabia) y convalidó de forma expresa la instrucción del sumario. Así que, durante algunas semanas, recibimos más palos que una estera.

Sin embargo, veinte meses después de aquella sentencia, si de algo me siento satisfecho es, precisamente, de aquel concreto hilo del blog. Si algo bueno hemos hecho desde esta página a lo largo de todo este tiempo es, precisamente, situar el debate en el único lugar donde, al final, nadie puede manipular las cosas: en el campo de las pruebas.

Centrándonos en las pruebas, preguntando por qué se eliminaron unas o por qué se añadieron otras, contrastando cada afirmación que se incluyó en el sumario, los que al final terminan, antes o después, quedando con el culo al aire son aquellos que han insultado la inteligencia de la gente pretendiendo hacerles comulgar con ruedas de molino.

Gracias a la querella de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, tenemos una nueva oportunidad de preguntar por las pruebas desaparecidas del 11-M. Lo cual constituye, independientemente de lo que pase al final, una noticia excelente.

Porque lo único importante, a estas alturas, es saber qué narices pasó con todas las evidencias retiradas de los trenes y luego escamoteadas. Evidencias con las que se hubiera podido, con las que se hubiera debido, construir un verdadero sumario. Y llegar a unos verdaderos culpables.

Asociaciones cívicas recurren a Múgica por el «apartheid» lingüístico catalán
CARLOS VÁZQUEZ | BARCELONA ABC 21 Julio 2009

Una veintena de entidades cívicas pedirán hoy al Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, que interponga un recurso de inconstitucionalidad contra la reciente Ley de Educación de Cataluña (LEC).

Las asociaciones denuncian «el segregacionismo rayano en el «apartheid» lingüístico», afirma el diputado autonómico por el Grupo Mixto, Antonio Robles. En declaraciones a ABC, Francisco Caja, presidente de Convivencia Cívica Catalana, denuncia que la LEC consiste en legitimar «un golpe de Estado Educativo». Las organizaciones afirman que la ley catalana infringe el artículo 81.1 de la Constitución, que exige que las leyes que desarrollen un derecho fundamental, como la educación, necesitan el rango de ley orgánica y sólo pueden ser aprobadas por las Cortes. «El Parlamento de Cataluña se dedica a incendiar la Constitución», afirma Caja.

Para las entidades, «la LEC supone un grave atentado contra la libertad de enseñanza y la libertad lingüística de los españoles y rompe definitivamente con la unidad básica del sistema educativo». Robles añade que los perjudicados no son sólo los niños que hablan castellano, sino también los niños cuya lengua materna es el catalán y no pueden aprender castellano porque «sus padres están empozoñados de ideología separatista».

Entre las asociaciones denunciantes, que se califican de «cívicas» y sin vinculación política, figuran el Foro Arbil, Fundación Persona, Galicia Bilingüe, Asociación Gallega para la Libertad del Idioma, Hazte Oír, Lengua Común o profesores por el Bilingüismo de Cataluña, entre otras.

Una veintena de asociaciones pedirán a Múgica que recurra la LEC
EFE | MADRID ABC Cataluña 21 Julio 2009

Una veintena de asociaciones pedirán mañana al Defensor del Pueblo que interponga un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Educación de Cataluña (LEC), entre ellas la organización de padres CONCAPA, Convivencia Cívica Catalana, Foro Ermua y Fundación para la Defensa de la Nación Española.
En una nota, estas asociaciones entiende que la ley catalana se atribuye "unilateralmente" competencias reservadas en exclusiva al Estado, "creando así un sistema escolar separado con respecto al español, lo que equivale a la secesión escolar de Cataluña, en la que el Estado no tendrá presencia alguna en materia educativa".
"La LEC -aseguran- supone un grave atentado contra la libertad de enseñanza y la libertad lingüística de los españoles y rompe definitivamente con la unidad básica del sistema educativo". Para concluir, añaden que "la gravedad de la situación y la pasividad de los partidos políticos ante ella" les empuja a movilizarse de modo unitario para defender activamente los derechos y libertades de la Constitución.

Estas asociaciones, que se califican como "cívicas" y sin vinculación con partidos políticos, informan de que mañana serán recibidas por el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, para explicarle su demanda.

Entre otras, figuran el Foro Arbil, Fundación Persona, Galicia Bilingüe, Asociación Gallega para la Libertad del Idioma, Hazte Oír, Lengua Común y Mesa por la Libertad Lingüística de Galicia. También forman parte Pares i Mares Lliures, Plataforma Valenciana para la Libre Elección de Lengua, Plataforma por la Libertad de Elección Lingüística del País Vasco, Profesores por el Bilingüismo de Cataluña, Asociación por la Tolerancia de Cataluña, Acción Cultural Miguel de Cervantes de Cataluña y Círculo Balear.

Antonio Robles y 20 asociaciones presentan al Defensor del Pueblo un recurso de inconstitucionalidad a la LEC
"Fueron bastante receptivos", afirma el diputado catalán por el grupo mixto
M.A.G.  www.lavozlibre.com 21 Julio 2009

Madrid.- 20 asociaciones cívicas coordinadas por Antonio Robles, diputado por el grupo mixto en el Parlamento de Cataluña, han instado hoy martes al Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, a que presente un recurso de inconstitucionalidad a la Ley de Educación de Cataluña.

A su llegada al Palacio de los marqueses de Bermejilla del Rey, sede del Defensor del Pueblo, Múgica y tres letrados, Manuel Aguilar, José Manuel Sánchez y Joaquín Trillo, los han recibido. Las asociaciones entregaron el dictamen elaborado y expusieron los principales puntos por los que creen que el recurso debería llevarse a trámite.

Robles ha interpretado que el organismo estudiará con calma la petición. "Fueron bastante receptivos", señaló Robles, "la conclusión que yo saco es que dejarán este asunto congelado hasta que el Tribunal Constitucional dicte sentencia sobre el Estatuto de Cataluña, porque si el TC recorta determinados artículos, nuestra petición ya no tendría caso", continuó.

El dictamen de las asociaciones parte de que la LEC, al carecer de rango de Ley Orgánica, sólo formalmente es inconstitucional, pero también atiende a los contenidos.

Uno de los principales puntos de la petición es que La LEC consagra cuerpos docentes propios, lo que en palabras de Robles "altera leyes superiores del Estado, rompe la unidad y modifica la ley de traslado". También crea cuerpos docentes propios que no pasan por oposición.

Otra de los apartados destacados es que la LEC se "salta sentencias de los tribunales", porque se hacen con el currículo de lenguas, potestad del Estado, y les permite distribuir el horario de la enseñanza de lengua, "en esto se amparan para eliminar una hora de castellano". "Este punto lo que hace es blindar la inmersión lingüística, pero es algo contrario a una sentencia ya dictada por el Tribunal Constitucional", declaró Robles. "En el 94, el TC dictó la resolución 337 en la que señala que es legítimo que el catalán sea lengua vehicular en la enseñanza, y cito textualmente 'siempre que ello no determine la exclusión del castellano como lengua docente'", enfatizó el diputado.

Antonio Robles se había comprometido con coordinar un conjunto de asociaciones por la libertad lingüística y consiguió el apoyo de 15 entidades para acudir a la cita con Múgica. "Eso fue a lo que me comprometí y lo he cumplido", dijo. Luego se sumaron otras formaciones sin relación con el ámbito lingüístico, lo que ha ocasionado algún problema y ha despertado la incomodidad de algunas de las asociaciones implicadas.

BAJAS EN LA CONVOCATORIA
Para el diputado del Grupo Mixto, "cuando se juntan tantas asociacionas es normal que algunas sean más escrupulosas con la compañía en el viaje".

Aunque algunas de estas entidades que se sentían incómodas con la presencia de organismos no lingüísticos han transigido, otras, totalmente de acuerdo con la causa, han tomado la decisión de no acudir a la cita en Madrid esta mañana. Galicia Bilingüe es una de ellas.

"Gloria Lago consideró bajo su criterio que no quería juntarse con otras asociaciones que no son del mismo ámbito y no tienen los mismos intereses. Me ha dicho que nos apoya totalmente y que comparte el interés por recurrir esta ley, pero no ha querido estar presente", señaló Robles, quien añadió que le parecía correcto que si la presidenta de Galicia Bilingüe se sentía incómoda con la presencia de algunas asociaciones no acudiese. "Me parece bien que haga lo que cree conveniente", destacó.

Aún así, el balance final que Robles hace sobre la reunión con el Defensor del Pueblo, es muy positivo. "Se ha presentado un recurso elaborado por 20 asociaciones cívicas de toda españa contra la Ley de Educación Catalana. Consideramos que es vergonzante que puedan llevarse adelante este tipo de leyes; no es un problema sólamente de Cataluña, es un problema que nos afecta a todos los ciudadanos", concluyó.

Santi Abascal, tras los insultos en TV3: "Albert Om es un cobarde"
 Periodista Digital 21 Julio 2009

"Pepe: qué gran putada que tuviéramos que ir al juzgado por la denuncia de aquella pandilla de fachas". Éstas eran las palabras, recibidas entre risas por el público, de Albert Om, el presentador del programa de la TV3 donde Rubianes profirió aquello de la "puta España". Los 'fachas' a los que se refiere Om son a los miembros de DENAES, cuyo presidente, Santiago Abascal, sólo tiene una palabra para definir al periodista: "Es un cobarde". Hablamos con Abascal sobre eso y sobre otros temas de esta España nuestra.

¿Por qué esta reacción de Albert Om?
Es una reacción de carácter fisiológico más que de otro tipo.

Pero la fundación DENAES, que usted preside, ha quitado la querella contra él…
Om, al ver que habíamos quitado la denuncia, tras el fallecimiento de Pepe Rubianes, se ha envalentonado. Esto lo hace ahora, pero no ha sido capaz de hacerlo durante todos los meses que ha durado el proceso judicial.

¿Tenía miedo entonces?
Durante lo que duró el proceso este señor y la propia televisión catalana fueron imputados, tuvieron que sentarse en el banquillo y hubieron de depositar fianzas ante el Juzgado, porque se consideraba que había muchas evidencias de que se había cometido un delito. Finalmente, el fallecimiento de Rubianes, que fue el principal protagonista de ese acto de ultraje contra España hizo que nosotros, de manera lógica, desistiéramos de las acciones judiciales.

¿Lamentan el haber retirado la querella en lo que respecta al periodista?
No. Nosotros hicimos lo que había que hacer. Esto ha servido para que este individuo demuestre ante toda Cataluña y ante toda España cuál es su valentía. Ha hecho como un niño que, una vez que ve que se encuentra a unos centenares de metros de la pelea en la que estaba envuelto, comienza a insultar a aquel con el que estaba riñendo. Pero siempre, eso sí, desde lejos y sabiendo que no va a tener que volver a pelearse. Este señor ha estado muy callado mientras ha durado el proceso y ahora se ha envalentonado.

¿No cree que seguirá utilizándoles de muñecos del pim-pam-pum?
Al margen de los ataques que este señor haga a la fundación, lo grave son los ataques que contra España se siguen realizando desde una televisión autonómica con dinero de todos los españoles. Y más que nunca con dinero de todos los españoles, teniendo en cuenta cómo algunas Comunidades Autónomos, por obra y gracia de la presión secesionista, han obtenido fondos que probablemente necesitaban otras.

A ustedes les ha llamado fachas. ¿Se plantean alguna querella contra Om?
No, no. Nosotros entendemos que calificar a alguien con insultos de tipo político entra dentro de la libertad de expresión. No nos preocupa lo más mínimo. Yo creo que el señor Albert Om es un cobarde. Lo que nos preocupa no son los insultos contra nosotros, sino los delitos que se cometen, al amparo de la libertad de expresión, contra España, como hizo el propio Rubianes o como se hizo en el marco del final de la Copa del Rey, cuando se ultrajó a España a través de la pitada al himno nacional.

También en este caso actuaron ustedes en los tribunales…
Sí, presentamos recientemente una querella. Está en la Audiencia Nacional y ahora estamos pendientes de ver cuál es la actitud del Juzgado.

¿Es corriente en la televisión pública catalana los insultos o la utilización peyorativa de España y sus símbolos?
Es evidente. Y no sólo por parte de tertulianos, sino también por parte de presentadores. Yo tengo la suerte de no tener que padecer la televisión pública catalana, y creo que no la padecería ni aunque viviera en Cataluña porque evitaría verla. Pero, evidentemente, conozco personas que la ven, y la propaganda antiespañola de esa televisión autonómica es algo muy conocido.

Usted, que es vasco, ¿ha visto algún cambio en la EiTB?
Espero que sí, pero no veía la televisión autonómica vasca antes, no lo veo ahora, ni creo que la vea. Yo creo que las televisiones autonómicas son una auténtica desgracia para España, es un despilfarro absolutamente incomprensible, al servicio de poderes locales.

¿Las televisiones autonómicas no son las hijas del Estado Autonómico que tenemos?
De esto hay que hacer una reflexión más profunda. Yo creo que el Estado Autonómico se ha pasado de la raya.

Por último. ¿Leyó este domingo la información de El País sobre Txema Matanzas?
No sé nada de ese sujeto. Creo que está en la cárcel, pero nada más.

Decía que, con el Estado sin disposición a negociar, a ETA no le quedaba otra que “bajar la persiana”. Que les daba a ustedes la razón, vaya.
(Risas) Supongo que son las reflexiones que hacen algunos una vez que ven la cruda realidad entre barrotes. Este tipo despreciable que es Txema Matanzas, y cuyo apellido define también su personalidad, no se ha caracterizado nunca, mientras ha estado en libertad, por alentar ese tipo de reflexiones. Yo me alegro de que los barrotes y la falta de luz le hagan, aunque sea por necesidad y por cálculo, hacer las reflexiones que tenía que haber hecho la organización criminal hace muchísimos años.

Los aprovechados y los inertes
Comunicado nº 38. Julio 2009
Núcleos de Oposición Antinacionalista
 21 Julio 2009

Los acontecimientos a los que nos enfrentamos dan la medida del carácter de cada cual. Ahí tenemos a los sindicatos frente a la crisis económica: atacar a “la derecha”, defender sus privilegios de funcionarios como institución del sistema (¿alguno no sabía que cobran por gestionar a las empresas el cierre y los ERE?), exculpar a un gobierno que no ha hecho absolutamente nada contra la crisis (que incluso la negaba), que miente, manipula y distorsiona, que de hecho destruye la economía nacional mientras pasa un día más en el poder y sus chanchullos. Como todos.

Como el Rey, que nada ha dicho del boicot al Himno Nacional y a su persona, rodeado de banderas independentistas. Como la Federación y el Comité de Disciplina: mudos absolutos. Si lo hubieran hecho los Ultra-sur saldría en las portadas de todos los periódicos e informativos. Eso sí que lo habrían criticado los sindicatos, que, a su vez, no tienen empacho en dedicarse a apoyar, y a exigir, las imposiciones lingüísticas (y todos los desmanes) de los separatistas nazis, un tema vital para el interés de “los trabajadores”, coletilla que indecentemente aplican siempre como mantra legitimador para encubrir su única actividad de colaboradores con el opresor nacionalista, que ese sí que atenta contra el interés real de los trabajadores (esa cosa que los autodenominados sindicatos desconocen porque jamás han visto ni uno). 

Qué decir del resto de fuerzas políticas. Los progres con sus rollo-negocios ecologistas, gays, etc… como si la crisis no fuera con ellos. La derecha que piensa ganar sin esfuerzo dada la incompetencia de la exquierda o lo que sea (en todo caso aún peor que la vieja izquierda estalinista de siempre), y tan infecta y vendida como ésta.

Otros aprovechados se hunden; tal es el caso del Partido de los Ciudadanos, que tienen que ver como la mesa del “parlamento” regional, dirigida por ERC, dirime en su pleito. Un fin lógico para quienes tanto empeño pusieron en no ser calificados de “españolistas” (pretendían ser “no nacionalistas”; habría que preguntar a los nacionalistas qué significa eso), y cuyo proyecto nació viciado, e indefinido, en origen, por ello. Ahora irán a llamar a la puerta de UPyD para no perder el escaño. A eso conducen los constantes incidentes relacionados con numerosos personajillos (entre los que destacan Domingo y Robles) y esas actitudes que hemos señalado en diversas ocasiones y sobre las que no vamos a insistir. Pero no lo olvidamos. El movimiento de resistencia y los que se sacrifican por él no merecen estos desprecios y egoísmos que tanto abundan y que le desbaratan (¿a posta?). 

No podemos dejar de mencionar, con dolor, las crisis demoledoras en que se han sumido la AVT y el FE, otrora puntales de la rebelión cívica, cuyas multitudinarias manifestaciones (posteriormente patrimonializadas o atacadas por los infectos partidos) mostraban un anhelo que desbordaba claramente los límites de las convocatorias… o precisamente por eso se ha inoculado el “virus”, para que no vuelvan a darse (como cuando las manifestaciones por el asesinato de Miguel Ángel Blanco, en que todo “el sistema” reaccionó en bloque “para que no volviera a suceder”, no el asesinato, sino la manifestación no controlada). 

¿Y UPyD?, pues también anda aquejada de la misma carcoma. 

Sean cuales sean las circunstancias concretas, los detalles o las apariencias, se aprecia nítidamente un proceso subrepticio de desactivación de todas las iniciativas, que, aún incipientes y débiles, pudieran parecer una amenaza potencial. El sistema se apresta. 

Por eso hemos insistido, y seguiremos haciéndolo, en la absoluta necesidad de la unidad, y la generosidad en ella. Porque, contra lo que nos enfrentamos, fuera de la unidad no hay nada.

¿O alguien cree que los nazis que ya tienen en la mano la primera fase de sus objetivos (ahora ya procede la “expansión territorial” y las “limpiezas” menos sutiles), así como la legión de oportunistas, a cual más sinvergüenza, encaramados  en las “presidencias” taifales, los “ministerios” taifales, las “embajadas” taifales etc… y sus enormes redes clientelares aferradas a esas ubres tan generosas –aún en plena crisis-, se van a dejar quitar por las buenas (es decir “democráticamente”) la mamandurria?. De ninguna manera; lucharán desesperadamente si algo amenaza su chiringuito. No les importa nada lo que se lleven por delante; los miserables son así.

 Entre tanto, ha transcurrido el tiempo y lo que hace unos años eran vaticinios muy verosímiles, hoy son realidades gracias a nuestra inacción, porque el país, de hecho, ya está desmembrado, si bien, no formalmente. Algunos, prepotentes, decían que no había quien moviera la Constitución. Y en efecto así es; nadie la ha movido ni nadie se va a molestar en hacerlo: simplemente, pasan por encima o por los lados, sin ni mirarla, porque ya no es ni papel mojado. 

Ahora hay un montón de constituciones, que esas sí son de inexcusable cumplimiento, impuestas opresivamente mediante trapicheos o por la fuerza del rodillo totalitario nacionalista (y sus colaboradores y cómplices: el facherío progre), que nos ahorman con sus simbolitos-basura, trapajos de cocina a los que hay que adorar y ridículos lenguajes inventados para marcar, como a las reses, con el hierro de la ganadería.  

En este proceso de imposición y opresión por unas minorías nazis y unos oportunistas carroñeros, la mayor parte de la culpa es nuestra. Hemos sido, y somos, sus mejores colaboradores, y por ello, tendremos nuestro merecido. 

Al punto que ya se ha llegado, la pretensión de “reformar” y de “regenerar” el funcionamiento de las instituciones suena a rigodón. Cuando la legalidad-legitimidad ya ha sido quebrada no se puede reconducir la situación por métodos normales. Ningún pequeño partido, ni solo ni coaligado, durará el tiempo necesario sin explotar o ser explosionado

Es imprescindible una amplia y sólida base: la rebelión ciudadana aglutinada en un movimiento que materialize la defensa de la unidad y existencia de España y la erradicación de los nacionalismos como objetivos únicos, sin más matices ni disgresiones laterales que deben posponerse  hasta haber logrado la normalidad básica que permita el juego político ordinario, democrático, y que implica ineludiblemente: el desalojamiento de la casta política actual y de todas las instituciones satélites del sistema (falsos sindicatos etc…), la abolición de  la Constitución, la refundación del Estado, y la liquidación de las autonomías.

 Es tarea que debe ser llevada a cabo, sin dilación, por todos los grupos activos quienes, con generosidad, entendiendo la perentoria necesidad actual, dejen de lado momentáneamente sus legítimas visiones particulares para construir, aglutinar, difundir, expandir, y hacer visible el movimiento cívico que marque la agenda de la acción política e impida desviaciones divisivas y esterilizantes. 

Es evidente que las soluciones se logran por aproximaciones sucesivas, pero sólo valen la pena aquellas que supongan un avance en la lucha, un paso adelante, no si nos limitamos a dar siempre las mismas vueltas a la noria.  

Cuando es vital la unidad, no podemos permitirnos tanta dispersión (e incluso la confrontación inútil entre unos y otros), no es posible seguir repitiendo los mismos errores, caer en las mismas añagazas, malgastar oportunidades y desmoralizar, porque eso es lo que todos nuestros  enemigos quieren y no se lo hemos de facilitar.

        El enemigo está enfrente y al movimiento no hay que traer más voluntad que la de servir a la causa común.  

Unidad por la unidad nacional y la libertad.
            Saludos fraternales
 
Núcleos de Oposición Antinacionalista
www.nucleosoa.org
oa@nucleosoa.org

 

******************* Sección "bilingüe" ***********************

El Tribunal Constitucional se juzga a sí mismo
JORGE DE ESTEBAN El Mundo 21 Julio 2009

Hay frases, como la atribuida a Julio César antes de cruzar el Rubicón, "Alea jacta est", que pueden cambiar la suerte del mundo, y hay otras, como la que pronunció José Luis Rodriguez Zapatero, el 13 de noviembre de 2003, que ha cambiado la suerte de España.

En efecto, en ese nefasto día, al entonces jefe de la oposición, durante la campaña electoral previa a las elecciones catalanas, se le ocurrió proferir una promesa que cumpliría en el supuesto de que pudiera llegar a ser el siguiente año, Presidente del Gobierno. Aunque en aquel momento eso era harto improbable, la formuló con estas palabras: "Apoyaré la reforma del Estatut que apruebe el Parlamento catalán".

Como todos sabemos, los sucesos del 11 de marzo hicieron cambiar el resultado de las elecciones , y Rodríguez Zapatero se convirtió en el sucesor de José María Aznar.

Mientras tanto se había formado el Gobierno tripartito en Cataluña y, como a la ocasión la pintan calva, una de sus primeras decisiones fue la de redactar un nuevo Estatut, y no limitarse, como había expresado Zapatero, a una simple reforma del mismo.

Es más: Esquerra Republicana se encargó de difundir, nada más ser aprobado el Estatut por el Parlament, mediante miles de postales, la desgraciada frase de Zapatero, pero en la que se cambió la palabra "aceptaré" por la de "apoyaré".

La suerte estaba echada, porque un Estatut que se redactó, como reconoció Ernest Benach, pidiendo la luna, a ver que pasaba, iba a condicionar desde entonces hasta nuestros días la política española y, lo que es peor, el futuro de nuestro país.

El mismo Benach afirmó, tras su aprobación, que era un Estatut de tránsito, es decir, un puente hacia la independencia, y lo justificaba afirmando que como la Constitución es tan "ambigua" en el Título VIII, cabía todo.

Después, como es sabido, el Proyecto de Estatut pasó a su discusión en las Cortes , y Zapatero pronunció otra frase gloriosa, al afirmar que el Estatut quedaría limpio "como una patena", labor que recayó fundamentalmente en el actual Ministro de Justicia, que defiende a pies juntillas la absoluta constitucionalidad del engendro que salió de las Cortes tras su aprobación.

Semejante afirmación ya ha quedado desmentida por los hechos, porque el Tribunal Constitucional lleva tres años sin atreverse a pronunciarse sobre un tema que afecta a la existencia de nuestro país como Nación.

Si hubiese quedado como una "patena", la sentencia ya se habría publicado hace años. Lo que ocurre es que como ya hemos escrito cientos de veces en este periódico, el Tribunal Constitucional no está actuando como una comisión de expertos independientes , que deberían tener como punto de referencia únicamente a la Constitución, sino que lo está haciendo como un Tribunal político que no posee una mayoria partidista, y únicamente partidista, insuficiente para tomar una decisión política y no la jurídica, que es la que debería ser.

Pero hay más, porque para contentar al Gobierno , y no soliviantar a los nacionalistas y neonacionalistas (PSC) catalanes, indispensables para que se sostenga en el Gobierno Rodríguez Zapatero, los Magistrados del Tribunal han dado por constitucional una reforma de la Ley Orgánica del propio Tribunal, que es una auténtica desvergüenza, a fin de permitir que continúe ilegalmente una Presidenta,que sobrepasa ya en dos años lo que establece la Constitución, al mismo tiempo que no se permite tampoco la renovación parcial exigida en la misma en los plazos fijados de otros Magistrados.

Mientras tanto, el Estatut, presunta y no presuntamente inconstitucional, sigue surtiendo efectos, ya que se está desarrollando por leyes que son ilegales, porque dependen de un Estatuto posiblemente inconstitucional, como podría y debería decretar el Tribunal, si es que la montaña se decide a dar a luz un ratón, que probablemente tendrá dos cabezas.

Lo cual significa ya que será difícil la vuelta atrás, porque una vez que se saca la pasta dentífrica del tubo, es imposible volverla a meter.

Llevar tres años sesteando para decidir si una ley cambia radicalmente, o no, el Estado que ha existido hasta ahora, es incomprensible, ya que al no haber una norma que hubiese permitido suspender la vigencia del Estatut, hasta que se hubiera decidido si era constitucional o no, todo es mucho más complicado.

Pensemos, por ejemplo, que el artículo 161.2 de la Constitución señala lo siguiente:"El Gobierno podrá impugnar ante el Tribunal Constitucional las disposiciones y resoluciones adoptadas por los órganos de las Comunidades Autónomas.

La impugnación producirá la suspensión de la disposición o resolución recurrida, pero el Tribunal, en su caso, deberá ratificarla o levantarla en un plazo no superior a cinco meses", materia desarrollada igualmente por el artículo 30 de la LOTC.

Dicho en otras palabras, la Constitución prevé que una ley o disposición inconstitucional de una Comunidad Autónoma, pueda ser suspendida en sus efectos en un plazo que no puede superar los cinco meses.

Por el contrario, un Estatuto que está siendo origen de multitud de actos o disposiciones presuntamente inconstitucionales, lleva tres años encima de la mesa del Tribunal sin que pase nada, mientras que las leyes que emanan de él, si quisiera el Gobierno, tendrían que ser juzgadas en cinco meses como máximo.

¿Es esto lógico? ¿Los Magistrados del Tribunal no se dan cuenta de dos cosas: primero, que la sentencia que den cuando la den, no será sólo para enjuiciar el Estatut, sino que, también, el juzgado será el propio Tribunal, posiblemente descalificándose para siempre. Y, segundo, que como dijo Lord Byron, “se necesitan siglos para formar un Estado y basta una sola hora para convertirlo en polvo”.

La lengua viva
Noticia sobre la Babel de las lenguas
Amando de Miguel Libertad Digital 21 Julio 2009

Elena Escalada Yáñez (Suiza) comprueba que, en su país de residencia, también domina el paletismo: los que hablan francés no quieren hablar alemán y los que hablan alemán no quieren aprender francés. Es una comprobación sorprendente. La idea que teníamos en España es que Suiza era un modelo de convivencia de distintas lenguas. Pero la maldición de Babel continúa.

Antonio Gil se refiere a la "gilipollez" que significa el intento de traducir los discursos y actas del Senado a todas las lenguas españolas, por lo mismo que algo parecido puede suceder en el Parlamento Europeo. La idea de don Antonio es que en Bruselas todos los parlamentarios deberían expresarse en inglés o, en todo caso, que las traducciones se hicieran solo a las lenguas oficiales de los Estados miembros.

Eduardo Gavín me escribe desde Portugal para comunicarme la gran polémica actual sobre la reforma ortográfica. Parece que se va a imponer la ortografía brasilera. No tengo datos al respecto, pero entiendo que esa polémica se deriva de la gran variación que existe entre el portugués europeo y el americano. Ignoro lo que ocurre con el portugués africano o asiático. Espero más información al respecto.

Jaume Tortosa Amor arguye que no le gusta mi clasificación de "lengua de comunicación" frente a "lengua étnica". En su lugar, él propone "lengua de cultura" frente a "lengua familiar". Para don Jaume la clave es que una lengua se hable o no en varios territorios o países. Estoy de acuerdo con él en este diagnóstico:

Suelo explicar factores que determinan que una lengua particular, específica de un territorio y hablada como vehículo de comunicación interpersonal, se pueda convertir en una lengua de cultura, es decir, en una lengua que ayude a la comunicación ya no interpersonal, sino interterritorial. Hay más factores, como usted ya sabe, pero me quedo con ese factor por su simpleza pedagógica: el español sirve para una comunicación interterritorial, además se habla en varios estados y se va introduciendo como lengua de cultura en nuevos.

Otra opinión de don Jaume, muy entrada en razón, es la que se refiere a la posición del catalán en Cataluña o del valenciano en la Comunidad Valenciana. Destaco algunos párrafos clarividentes:

El tema que me gusta es el del catalán, me encanta por varias razones. Primera porque soy bilingüe. Tengo la suerte de haber nacido en Valencia y de que mis padres me hayan enseñado a hablarla, pero hasta ahí. Me explico, el valenciano, catalán en Cataluña, es una lengua viva, familiar y utilizada esporádicamente como lengua de comunicación en un período muy corto de la historia y en un territorio aún más pequeño, sustituida, ya en sus primeros estadios, por el español como lengua de cultura en su literatura –al menos desde el siglo XV hasta, en cierta medida, la Renaixença del XIX–, en sus transacciones comerciales y en los estudios. El profesor Lodares lo explica de maravilla en sus libros.

En segundo lugar, desde la inversión democrática que hemos sufrido en los territorios bilingües desde la llegada de las autonomías, el valenciano se ha convertido en un arma que intenta tomar, junto con el catalán (lo veo inviable en el gallego-vasco) el espacio de los estudios y de la literatura (lo veo difícil en el ámbito comercial: La Vanguardia sigue editándose en español, Planeta sigue siendo la editorial que más libros hace en español, los productos catalanes se etiquetan en español...). La presión insoportable sobre el español hace que este se desplace de los ámbitos antes mencionados, pero la estructura misma del mercado hace que no pueda avanzar, el catalán, en el terreno comercial. Es una obviedad que el mercado está cautivo desde hace más de un siglo y la burguesía catalana lo sabe, por ello la presión no creo que se desplace al mundo del comercio y con ello, nunca podrá convertirse ni el catalán ni el valenciano, en una lengua de cultura. Es una simple cuestión de sentido común.

En tercer lugar me encanta observar y analizar, en mi doble vertiente de filólogo y sociólogo, como evoluciona la política lingüística en estas dos comunidades. Desde luego en Cataluña ha funcionado perfectamente el desplazamiento académico, desde preescolar hasta la universidad, el asedio al español es constante. En Valencia casi lo mismo, existen zonas que denominan "Libres de castellano". En su guerra llevan implícita la derrota. Me explico. La obsesión del nacionalismo es convertir su habla vernácula en imposición imperial, su habla particular, en definitiva, en lengua de cultura, por eso asaltan los espacios académicos, porque entienden que es ahí donde reside el prestigio –me encantaría que escribiese un artículo sobre el concepto de prestigio cultural, sobre la difícil idea que un hablante tiene sobre la lengua que habla y la idea que los demás tienen sobre la lengua que habla– por eso algunos artículos sobre la pobreza de los que hablamos español, sobre el terror de su imposición y otras sandeces de zotes.

El prestigio de una lengua es un concepto difuso y complejo, creo que poco explicado, pero ellos toman una parte de dicho concepto y trabajan sobre él, entendiendo por prestigio su imposición burocrática. Pero los datos del CIS, oleada tras oleada son tozudos, el español en Valencia y en Cataluña supera con comodidad al catalán o al valenciano como lengua materno-familiar y, aunque aumenta el número de conocedores de la lengua, no es cierto ni que aumente su uso interregional (el interestatal es imposible) ni su uso cultural (fiasco del doblaje industrial cinematográfico etc...). Ellos entienden que la subvención, la imposición (usted lo explica perfectamente cuando explica que el español sólo fue oficial desde la República), la asistencia a exposiciones internacionales, la presencia del dominio .cat y otras estupideces por el estilo, nunca harán que una lengua familiar se convierta en verdadera herramienta de comunicación internacional. Yo me preocuparía si un señor de Albacete, otro de Nueva York y un tercero de Japón se comunicaran entre ellos en valenciano y no en inglés o en español.

Mikel Morris (sinólogo) razona que "según todos los expertos, la economía china será la más grande del mundo para el año 2020 o 2030". Me permito dudar de tal vaticinio, que en su día se dijo para el Japón. La prueba es que, en diferentes épocas del pasado, China ha sido una gran potencia y sin embargo nunca ha conseguido situarse a la cabeza del mundo. Tengo para mí que (al igual que en el caso del Japón) el gran obstáculo ha sido la lengua. El chino mandarín no ha conseguido ser un idioma de comunicación internacional fuera de su inmediata zona de influencia. Un primer paso necesario para esa hegemonía sería hacer que el mandarín o "putonghua" fuera la lengua realmente común en el inmenso territorio chino. Las autoridades lo están intentando a golpe de decreto y de prohibiciones, según documenta don Mikel. Pero, aunque tuviera éxito esa unificación, el chino no será un idioma realmente internacional, por lo menos hasta tanto no se adapte a una escritura alfabética. Esa tarea es casi imposible antes de un par de generaciones. Otra cosa. La economía china no podrá mantenerse en el grupo de cabeza del mundo si no se acompaña de una adecuada transición democrática.

¿Qué consenso quiere recuperar Bragado?
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 21 Julio 2009

Me ha producido asombro y miedo leer en el Faro de Vigo el artículo de Manuel Bragado titulado "Lingua: recuperar o consenso" (Lengua: recuperar el consenso), en el que defiende la idea de que la actual política lingüística de Feijoo es "una operación consciente y planificada de desmontaje del consenso" sobre la lengua y la cultura gallegas.

Añade que un cambio en la actitud de la actual Xunta "es el primer requisito para nuestra convivencia en libertad", y que seguir por donde van "puede tener consecuencias inimaginables".

Me parece natural que los afiliados al Bloque y los editores de libros en gallego como él se sientan frustrados por la derrota del 1 de marzo, pero espero que la razón se imponga a la rabia.

Los gallegos hemos demostrado en las urnas que ya no queremos el consenso que ellos reivindican, el que hicieron hace 30 años los padres primerizos de nuestra Autonomía: ya hemos visto lo que pueden hacer con esas Leyes los nacionalistas cuando llegan al poder. Muchos gallegos que tenemos el castellano como lengua propia (o como la quieran llamar, pero es nuestra lengua propia), no queremos que a nuestros hijos se les siga obligando a recibir la enseñanza en gallego: no vamos a consentir que se nos discrimine, se diga que somos malos padres y malos gallegos, y que nuestros hijos serán más normales que nosotros y más libres.

Nos rebelamos cuando se nos tacha de gallegófobos por hablar castellano, y nos parece cinismo que se siga negando que hubo imposición.

El PP prometió en la campaña electoral que daría libertad a los padres para elegir la lengua vehicular: obtuvo la mayoría y ahora tiene que cumplir su promesa. El Bipartito no consiguió que la mayoría de los gallegos aceptara sus propuestas, y para la mayoría de los analistas la imposición del gallego fue un factor definitivo. Y los que apoyaban el Decreto aprobado hace dos años por PSdG y BNG ahora se manifiestan en contra de los cambios que impulsa la Xunta: no parece muy democrático exigir que no se cumpla lo que la mayoría votó en las urnas. Muchos padres no toleramos que se impongan los criterios políticos a los pedagógicos, a nuestra libertad de elegir, a buscar lo que creemos mejor para nuestras familias. Y no queremos que nadie siga pretendiendo que nuestros hijos terminen los estudios con una competencia del 50% en cada lengua oficial: nos basta con que aprendan gallego. Y los que quieran estudiar todo en gallego, que tengan también ese derecho. Si para conseguir eso hay que cambiar las leyes, deben cambiarse. Este debe ser el nuevo consenso.

La distorsión de la realidad hace que Bragado valore erróneamente lo que ha pasado con las oposiciones: no es cierto que ahora no se pida conocimiento o prueba de gallego, lo que no se exige es hacer las pruebas en gallego.

El dice que eso es un retroceso en la protección del gallego, pero muchos pensamos que es un avance en la libertad y en la legalidad que se había perdido con el Bipartito (que repase las leyes que él mismo cita). Hay muchas maneras de proteger y promocionar el gallego: los 1.300 del manifiesto que promociona Bragado dicen que si no se hace como ellos pretendían, no sólo no se protege sino que se odia. Dicen que es una "llamada cívica" a la Xunta, pero suena a amenaza. Me da pena y miedo. Pienso que la única manera de que este problema se solucione es que ellos consigan dejar de mirar mal y de despreciar a los gallegos que no piensan como ellos, los que hablan y quieren seguir hablando en castellano, o elegir pasarse al gallego cuando nadie se lo imponga.

María L. Puebla
Faro de Vigo
Cartas al Director
Domingo, 19 de julio de 2009
http://www.farodevigo.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009071900_20_350005__Cartas-consenso-quiere-recuperar-Bragado

Ana Belén Ruiz (Algueña):
"Reuní 80 firmas para aplicar el castellano en el centro cuando me dijeron que me fuera a Murcia"

"La antigua dirección amenazó a los padres con quitar Preescolar si se movilizaban a favor del castellano"
Belén Piedrafita  www.lavozlibre.com 21 Julio 2009

Algueña (Alicante).- Cuando Ana Belén Ruiz Navarro se enteró de que la dirección del colegio al que asisten sus dos hijos de siete y dos años no iba a implantar la línea en castellano porque se trataba de un sólo caso, empezó a recoger firmas y reunió más de ochenta. Le llegaron a plantear que si no le convenía ese sistema de enseñanza totalmente en valenciano, se volviera a Murcia, de donde ella procede. Su hija mayor cursa primero de Primaria y el pequeño comenzará en septiembre el primer curso de Preescolar. Lleva cinco años viviendo en la localidad alicantina de Algueña y no se rinde por cambiar la situación.

- ¿Qué problema tuvo con la escolarización de su hija?
- Hace cinco años, cuando llegué a Algueña, metí a la niña en la guardería. Ahí me di cuenta de que todo se impartía en valenciano y mi hija no entendía lo que le decían. Después la matriculé en el colegio, el único que existe en la localidad. Es un centro público al que acuden noventa niños y la enseñanza se da completamente en valenciano. No existe ninguna posibilidad de escoger otra línea de enseñanza. En cuanto pregunté el motivo, me dijeron que las cosas estaban así y que era imposible cambiarlas.

- ¿Qué tipo de línea ofrece el colegio? ¿El Programa de Enseñanza en Valenciano (PEV) o el Programa de Inmersión Lingüística (PIL)?
- Creo que no se ciñe a ningún programa. Hace trece años, la enseñanza se daba en castellano con la asignatura de Lengua valenciana. Un día, la antigua dirección del centro convocó a los padres a una reunión informativa donde les explicaron que iban a cambiar las cosas y que, a partir de ese momento, la enseñanza pasaría a darse en valenciano. Mencionaron que el centro recibiría una subvención y que los niños contarían con maestros de apoyo. Entonces, una madre preguntó qué pasaría si ella decía que no estaba de acuerdo. Le respondieron que de todos modos se haría. La gente no sabía lo que todo eso implicaba, así que nadie más dijo nada y, como los padres en ningún momento dijeron explícitamente que no, se dio por hecho que estaban de acuerdo, por lo que el cambio de lengua de enseñanza se llevó a cabo.

- ¿Cómo se combinan los idiomas en este colegio?
- Todo es en valenciano. Desde Preescolar hasta tercero de Primaria, los niños no reciben ni una sola hora de castellano. Con tres años empiezan con el inglés, por lo que combinan el valenciano con el inglés hasta tercero de Primaria, curso en el que les introducen una hora a la semana de Lengua castellana. ¿Qué ocurre? Salen del colegio para ir al instituto y se encuentran con que les permiten escoger entre castellano o valenciano, pero a la fuerza tienen que escoger valenciano, porque no saben escribir en castellano. Los niños tienen unas faltas de ortografía impresionantes. Mi hija está en primero de Primaria y no sabe leer ni en valenciano, ni en castellano. Porque si por lo menos fuera muy adelantada con el valenciano, pero no está aprendiendo bien ni una lengua ni la otra.

- La comarca en la que se sitúa Algueña, ¿es castellanohablante o valencianohablante?
- Ése es otro punto. A la hora de llevar a cabo la inmersión lingüística, se dijo que la comarca era castellanohablante, pero no es así. En esta zona predomina el valenciano. El pueblo está a siete kilómetros de la región de Murcia y somos muchos los murcianos que nos hemos venido a vivir aquí. Hace poco hicieron un sondeo lingüístico y resultó que había un sesenta por ciento de familias castellanohablantes, lo que para ellos justificaba la inmersión en valenciano. Sin embargo, no extendieron el estudio a la totalidad de la población de Algueña, sino que sólo lo limitaron al centro escolar. En cualquier punto del pueblo al que te dirijas siempre se habla valenciano, pero en su momento justificaron la inmersión argumentando que el idioma que predominaba era el castellano, cuando no era así.

- ¿Cuál es la situación en la actualidad?
- El idioma materno de la mayoría de los padres es el castellano. A principios de junio, hablé con la alcaldesa, con el APA y con la dirección del centro. Quería que se aplicara el Programa de Implantación Progresiva (PIP), comúnmente denominado línea de castellano, pero me dijeron que era imposible. Sin embargo, me dieron una pequeña posibilidad. Me empecé a movilizar cuando escuché el rumor de que por una sóla madre que pidiera esta línea no iba a cambiar nada y que, si no me convenía, me volviera a Murcia. Así que decidí redactar un documento y comenzar a reunir firmas. Actualmente, de los noventa alumnos del centro, tengo la firma de ochenta padres.

- ¿Sabe qué opinan el resto de padres?
- La inmensa mayoría ha pedido la línea en castellano. Las firmas están recogidas y lo demuestran. Exceptuando a tres personas que me dijeron que el conocimiento de valenciano daba puntos en las oposiciones y que era útil para estudiar después. Otras tres me dijeron que les daba igual una cosa que la otra. Los demás se han decantado por el castellano.

- ¿Fue la expresión 'que se vaya a Murcia si no le conviene' la que provocó que comenzara el proceso de recogida de firmas?
- Sí. Quería demostrar que no estaba sola. En cuanto traté el tema con la directora, ésta me ofreció hablar con la inspectora de Educación de Alicante, que iba a venir para tratar el tema, pero le respondí que no se trataba de un problema mío exclusivamente, sino de muchos padres. Yo no era la persona indicada para discutir con la inspectora. Para eso hay un APA y una dirección y tenían que ser ellos los que lo resolvieran, no yo.

- ¿Quién asistió finalmente a esa reunión y a qué conclusión se llegó?
- Se reunieron la alcaldesa, la directora del centro y la inspectora de Educación de Alicante. Aunque me invitaron, yo no quise asistir porque no quería parecer la única afectada. Me extrañó que en esa primera reunión la inspectora nos ofreció un cincuenta por ciento de las asignaturas en castellano. Sin embargo, tenían que ser las que ella quisiera -Educación física, Plástica y Religión-. Les respondí que las flexiones de Gimnasia eran iguales en valenciano que en castellano y que no estaba de acuerdo. Así que manifesté que iba a seguir adelante. Posteriormente he recibido unos formularios enviados por Pablo Espinosa, presidente de la Plataforma Valenciana por la Libertad Lingüística, para rellenar individualmente por los padres y madres que deseen que sus hijos sean escolarizados en la línea PIP.

- ¿Cómo se desarrollaron los acontecimientos después?
- La directora del centro, junto con el APA, convocó a todos los padres para hablar del idioma de los niños. Si en esa reunión, más del cincuenta por ciento de los padres votaban que querían la línea en castellano, se levantaría un acta, se aprobaría en el Consejo Escolar y se mandaría a la Diputación. Sin embargo, de los ochenta padres que habían pedido esta línea, se presentaron diez. La gente firma y se desentiende. La inspectora nos ofreció retocar el plan existente, en vez de cambiarlo. Propuso dar la asignatura de Lengua castellana desde primero de Primaria, en lugar de empezar en tercero como hasta ahora, e insistió en su plan de cincuenta por ciento en castellano. Me pareció un 'engañabobos', pero el resto de las madres no reaccionaron igual. La inspectora advirtió que eso era más rápido que implantar el PIP de cara a nuestros hijos. Su propuesta ganó en votación. Así que hemos mejorado un poco, pero no es lo que deseábamos. Tanto la lecto-escritura como las Matemáticas van a seguir impartiéndose en valenciano.

- ¿Se han planteado rellenar las solicitudes para pedir la línea PIP y enviarlas a la Plataforma Valenciana por la Libertad Lingüística?
- Queremos que los niños de primero y de segundo de Primaria puedan empezar con el castellano y que tanto Educación física, como Religión y Plástica se dén en el mismo idioma. No queremos perder eso por movernos antes de tiempo. Cuando empiece el nuevo curso escolar, empezaremos a distribuir los formularios de nuevo.

- ¿Cuál es su estado de ánimo?
- Salí muy disgustada de aquella reunión. No me esperaba que sólo asistiera diez padres y que el resto te diga que no se va a conseguir nada. Es una situación de impotencia. Sin embargo, yo estoy decidida a intentarlo por mi hija. Si no logro nada, tengo muy claro que a siete kilómetros tengo la Comunidad de Murcia. Prefiero levantarme media hora antes y llevarla a otro colegio. He decidido esperar a ver cómo irán las cosas el año que viene.

"EL ANTIGUO DIRECTOR AMENAZÓ A LOS PADRES CON QUITAR PREESCOLAR SI SE MOVILIZABAN"
- ¿Cómo era la situación con la antigua dirección?
- Hace dos o tres años hubo un grupo de padres que intentó movilizarse, pero se les amenazó. Cuando alguien se quejaba e intentaba recoger firmas, la antigua dirección del centro decía que que si se quitaba el valenciano, desaparecería también preescolar. Los padres tenían miedo porque si eliminaban Preescolar, o llevabas a tu hijo a otro pueblo, o lo escolarizabas directamente en primero de Primaria con seis años.

- ¿Qué ha hecho posible que ahora sí se pueda intentar implantar la línea PIP?
- El cambio de dirección. La antigua frenaba en seco a los padres, mientras que la nueva es un poco más abierta. Cuando hablé con la directora no me dijo que no se pudiera, sino que era muy complicado. Un abogado me dijo que la culpa de que todo estuviera en valenciano la teníamos los padres, que nunca nos habíamos movido ni habíamos puesto las cosas en su sitio.

- ¿Qué política tiene la dirección del centro?
- La directora me dijo que estaba de mi parte, pero era su primer año como directora. Me reprochó que llevábamos trece años aguantando el sistema, que nunca nos habíamos movido y que ahora ella tenía que cargar con todo y dar la cara. Se sintió ofendida por la recogida de firmas. Le expliqué que le iban a servir de apoyo para presentárselo a la inspectora. La directora está agobiada ante la postura de Inspección de Educación, que quiere firmar antes lo antes posible la propuesta del cincuenta por ciento de asignaturas en castellano y la que defendemos los padres.

- ¿Todas las asignaturas se imparten en valenciano?
- Sí. Incluso si algún niño se equivoca y habla en castellano le llaman la atención. Además, cuando viene la inspectora de Educación y hay alguna maestra que le habla en castellano, ella responde en valenciano. Si la maestra continúa en su empeño, ella contesta de nuevo en valenciano. Finalmente acaba llamando la atención a la propia profesora. Les dice que dentro del recinto escolar no se puede hablar en castellano en ningún momento.

"LA INSPECTORA DE EDUCACIÓN DE ALICANTE IMPIDE HABLAR EN CASTELLANO INCLUSO A LOS PROFESORES"
- ¿Entonces se presiona, no sólo a los niños o a los padres, sino incluso a los profesores y a la dirección?
- Sí, lo hace la inspectora de Educación de Alicante. Si en el Ayuntamiento de Algueña alguien le habla en castellano, se enfada. Reprende al personal del Ayuntamiento. En materia lingüística es una radical. De hecho, es la misma persona que hace trece años impuso el cambio de castellano a valenciano.

- ¿Cómo es la convivencia entre ambas lenguas en la calle?
- La situación es que un treinta por ciento de alumnos tienen padres murcianos, por lo que en la calle se combinan ambos idiomas. La gente de pueblo, que lleva toda la vida hablando valenciano, no entiende los libros de texto, porque están en un catalán estándar. Ningún padre puede ayudar a sus hijos. Le dije a la profesora de mi hija que estaba de acuerdo con que existiera una asignatura de valenciano y que si la niña iba retrasada, le pagaba un profesor particular. Sin embargo, lo que no me parece normal es pagar a una persona para que le ayude con los deberes en primero de Primaria porque yo no puedo hacerlo.

- ¿Cómo lo lleva la niña?
- A veces se agobia un poco porque me dice que no entiende las cosas. Entonces yo le miro el libro de texto y le tengo que decir que yo tampoco. A veces me trae un problema de Matemáticas y yo no puedo planteárselo porque está redactado en valenciano.


Susana Gomart (La Coruña):
"Mi hija aprende de memoria en gallego muchas palabras que no entiende"

"Si hablas con el director del colegio, tienes que pedirle por favor que utilice el castellano"
Belén Piedrafita  www.lavozlibre.com 21 Julio 2009

La Coruña.- Susana Gomart, que tiene una hija de 9 años que cursa 4º de Primaria en el Colegio Público Eusebio da Guarda, se queja amargamente de que incluso la asignatura de Lengua castellana está definida en gallego. "Todos los libros del próximo curso serán en gallego".

- ¿Cuál es la situación de la enseñanza en el Colegio Público Eusebio da Guarda, al que acude su hija, con respecto a la elección de lengua?
- Nos acaban de dar la lista de los libros del año que viene y, a excepción del de Lengua Castellana y el de Plástica, todos los demás son en gallego. Además, incluso la asignatura de castellano está definida con su nombre en gallego, 'Lingua Castelá', lo que riza el rizo.

- ¿Desde qué año son los libros en gallego?
- Creo que por lo menos desde hace cuatro o cinco años. De hecho, menos en la clase de los niños de tres años, en las demás todo el material ha sido y es en gallego.

- ¿Afectó en algo la aplicación del Decreto de 2007?
- No, porque hace bastante más tiempo que tanto las clases como los libros se dan en gallego.

- ¿Sabe si los profesores tienen libertad para decidir el idioma en el que dan cada asignatura?
- La verdad es que no lo sé. Creo que en algunos casos es la dirección la que les obliga a impartirlas en gallego, mientras que en otros está claro que es el propio profesor el que escoge este idioma y lo emplea para cualquier asignatura.

- ¿Ha hablado alguna vez con algún profesor o con la dirección del centro?
- No. Mis horarios no son compatibles con los del colegio, por lo que nunca he podido, pero he firmado todo lo que había que firmar e incluso he ido a manifestaciones. En este sentido hago todo lo que haga falta.

- ¿Sabe cuál es la postura del colegio?
- Ha vuelto a salir elegido el mismo director que estaba el año pasado y es completamente pro-gallego.

- ¿Cree que la política lingüística del colegio tiene algo que ver con el Decreto de la Xunta de Galicia?
- Imagino que sí. Pero es que si vas a hablar con el director del centro tienes que pedirle por favor que te hable en castellano. Yo entiendo el gallego pero quiero que conmigo empleen el castellano.

- ¿Cómo ve su hija que las clases sean en gallego?
- De forma normal, porque está acostumbrada. Ella conoce y sabe gallego, pero en Conocimiento del Medio, que se imparte en este idioma, muchas veces aprende palabras de las que no tiene ni idea. Simplemente las memoriza, pero está habituada.

- ¿La niña tiene algún tipo de problema con el gallego?
- Lo lleva regular porque no se entera de muchas palabras.

- ¿Sabe lo que piensan otros padres?
- La mayoría piensa lo mismo que yo. Estamos en Galicia, así que estamos de acuerdo en que haya una asignatura de gallego, pero queremos que, por lo menos determinadas asignaturas como Matemáticas y Conocimiento del medio, se impartan en castellano.

- ¿Qué medidas están llevando a cabo para obtenerlo?
- Firmar papeles sin parar, pero sin resultados. Hemos estado rellenando documentos durante todo el curso, hemos asistido a manifestaciones, pero no se aprecia ningún cambio. Hace unos días, hemos recibido los listados de los libros para el siguiente curso escolar y son todos en gallego de nuevo.

"ESTE AÑO NO VAMOS A RECIBIR SUBVENCIONES PARA LOS LIBROS"
- Otros padres nos comentaron que normalmente los libros en gallego están subvencionados por la Xunta de Galicia, pero que si alguien desea comprarlos en castellano, no recibe ningún tipo de ayuda. ¿Es cierto?
- Es cierto, pero es que además este año no vamos a recibir subvención, ni para unos, ni para otros. El año pasado y el anterior recibíamos la mayoría de los libros de forma gratuita, pero este año nos han informado de que se han cancelado las ayudas y, por tanto, vamos a tener que pagarlos todos nosotros.

- ¿Ha mejorado en algo la situación con el nuevo Gobierno de la Xunta?
- De momento no. Al contrario, en materia lingüística ha empeorado. Y que conste que yo he votado a Núñez Feijóo, pero por lo menos antes teníamos los libros gratis y ahora no.

- ¿Cree que puede cambiar algo a corto plazo?
- Yo lo veo verdaderamente difícil. Teníamos bastantes esperanzas, pero a día de hoy lo veo bastante complicado.

- ¿Cree que los padres están, en cierta forma, descorazonados con el nuevo Gobierno del PP?
- Sí, muchos de los que hemos votado al Partido Popular creíamos que en este curso íbamos a tener más libros en castellano y la situación, en vez de mejorar, casi ha empeorado. Yo estoy decepcionada. Por eso, y porque los libros básicos, por lo menos para quinto de Primaria, hayan dejado de ser gratuitos.

- ¿Cómo cree que debería ser la educación en Galicia?
- Pienso que la libertad es básica. Lo mínimo es que cada uno pueda decidir en qué idioma quiere estudiar.

Albert Rivera pide a José Montilla que Cataluña devuelva el dinero que recibe por bilingüismo
"La Generalitat ya recauda bastante con las imposiciones", protesta el presidente de Ciudadanos
 www.lavozlibre.com 21 Julio 2009

Barcelona.- Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, instó en el Parlamento a José Montilla, presidente de la Generalitat, a devolver el dinero que Cataluña recaude con el nuevo modelo de financiación en concepto de bilingüismo. “Debe tratarse de una broma de mal gusto. Ya recaudan ustedes bastante con las sanciones para imponer el monolingüismo”, ironizó Rivera, haciendo alusión a la petición de dinero que ERC ha reivindicado para Cataluña como comunidad bilingüe.

El presidente de Ciudadanos criticó la actitud de los socios de gobierno de José Montilla. “Antes de cerrar la financiación, ya están criticando el modelo y tildándolo de transitorio. Así nunca se podrá trabajar”, manifestó Rivera.

Haciendo alusión a las recientes declaraciones de Joan Ridao, portavoz de Esquerra Republicana de Cataluña, en las que aseguraba que este modelo no es para toda la vida y que habría que volver a negociar, el presidente de Ciudadanos manifestó que los “nacionalistas no tienen remedio”. “Es el momento de dejarse de victimismos y excusas y empezar a trabajar para mejorar la sanidad, la educación y dar luz verde a la Ley de Dependencia”, concluyó Rivera.

Asimismo, recientemente el presidente de Ciudadanos criticó el "insuficiente" nivel de castellano de los alumnos de las islas Baleares.

José Montilla: "Los medios de comunicación airean un conflicto lingüístico que no existe"
"Los alumnos catalanes tienen las mismas horas de castellano que cuando gobernaba Pujol"
 www.lavozlibre.com 21 Julio 2009

Barcelona.- José Montilla, presidente de la Generalitat de Cataluña, ha concedido sendas entrevistas a Mònica Terribas, directora de TV3, y al diario ‘El País’. En ellas ha repasado la nueva propuesta de financiación autonómica. Un año después de comenzar las negociaciones entre el gobierno de España y la Generalitat de Cataluña, el pacto alcanzado ha satisfecho al presidente de la Generalitat. “Se ha logrado que se haga justicia con Cataluña”.

Las únicas referencias al conflicto lingüístico se hicieron de forma velada en la entrevista con ‘El País’. “Algunos medios de comunicación de fuera de Cataluña defienden posiciones que son minoritarias y airean, por ejemplo, un conflicto lingüístico que no existe en la sociedad catalana”, manifestó el presidente de la Generalitat.

“La normativa lingüística catalana ya estaba vigente cuando gobernaba Pujol con el apoyo del PP. Yo la compartía entonces y ahora. El PP, antes, ni la criticaba ni propició su cambio”, explicó Montilla. A la pregunta de si habría que revisar puntos polémicos para permitir que los padres pudieran escoger durante más tiempo la lengua de escolarización de sus hijos, el presidente de la Generalitat respondió que “los mecanismos para atender estas peticiones existen y que están en la actual ley, pero que muy pocos padres hacen uso de ellos”.

Respecto a la negativa de impartir una tercera hora de castellano, Montilla argumenta que los alumnos catalanes tienen las mismas horas de español que tenían cuando gobernaba Pujol, y Aznar “hablaba catalán en la intimidad”.

En las cuestiones relativas al nuevo modelo de financiación, José Montilla ha indicado que “el riesgo de desafección con España se ha atenuado". “Si era necesario un nuevo Estatuto, era por esto. La desafección no viene sólo de la falta de recursos, sino por una relación de desconfianza con España, una desconfianza que no está totalmente superada" ha explicado Montilla.

Asimismo, el presidente de la Generalitat ha manifestado que una de las causas de esa desconfianza es el PP. Recientemente el Partido Popular ha manifestado que votará en el Congreso contra el nuevo modelo de financiación.

Los nacionalistas podrán seguir pitando al Rey sin castigo judicial
Rechazan la querella contra Esait y Catalunya Acció, instigadoras del boicot en la final de la Copa
Efe  www.lavozlibre.com  21 Julio 2009

Madrid.- El juez Santiago Pedraz ha rechazado tramitar una querella contra las organizaciones independentistas Catalunya Acció y Esait por la pitada al himno nacional en la final de la Copa del Rey de fútbol entre el Athletic de Bilbao y el Barcelona en el estadio valenciano de Mestalla el pasado 13 de mayo.

Así lo acuerda el magistrado de la Audiencia Nacional a instancias de la Fiscalía en un auto en el que considera que procede "inadmitir"a trámite la querella de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes) porque "los hechos denunciados no pueden ser constitutivos" de un delito de injurias al Rey, apología del odio nacional o ultrajes a España.

A juicio de Pedraz, "la pitada efectuada durante la llegada del Rey, durante la interpretación del himno nacional, así como la colocación de pancartas con el lema 'Good bye Spain' están amparadas por la libertad de expresión y no pueden considerarse difamatorias, injuriosas o calumniosas".

Tampoco cree que "propugnen el odio nacional o ultraje a la nación, no siendo merecedoras de reproche penal, teniendo además en cuenta el principio de intervención mínima".

El presidente de Denaes, Santiago Abascal, presentó en persona esta querella en la Audiencia Nacional el pasado 25 de junio y denunció que las dos organizaciones independentistas -plataformas en favor de la oficialidad de las selecciones deportivas vascas y catalanas- fueron promotoras de la pitada que se produjo en el momento que sonaba el himno nacional.

En concreto, la fundación las acusaba de un delito de provocación al odio contra parte de la población por razón de su origen nacional -castigado con penas de uno a tres años de cárcel-; otro de injurias a la nación española, representada por el himno nacional -de 7 a 12 meses de multa-; y un tercero de injurias contra el Rey -de 6 meses a dos años de cárcel-.

Según la querella, "en los días previos a la confrontación" el presidente de Catalunya Acció, Santiago Espot -uno de los querellados-, realizó varios llamamientos a los seguidores de ambos equipos para que cuando entrasen los Reyes al palco comenzasen a silbar, para lo que se habían repartido unos 5.000 silbatos.

Además, añadía la denuncia, ambas asociaciones hicieron público un "manifiesto reivindicativo" a favor de la oficialidad de las selecciones deportivas de Euskadi y Cataluña en el que "hacían una llamada" para que las aficiones de los "dos 'países' mostrasen las ansias de libertad de sus respectivas naciones".

Antes del partido, recordaba la querella, las fuerzas de seguridad requisaron unos 5.000 carteles con el lema 'Catalonia is not Spain', si bien muchos seguidores consiguieron introducir en el campo pancartas y banderas esteladas, y al final del partido mostraron una pancarta frente al palco en la que se leía "Good bye, Spain".

En enero de 2006, Denaes -entre cuyos miembros del patronato de honor figura el eurodiputado del PP Alejo Vidal Quadras- presentó una querella contra el actor Pepe Rubianes por unas declaraciones sobre la unidad española que pronunció en un programa de TV3, que en un principio fue admitida a trámite aunque finalmente se archivó.

Las latas de Aquarius llevan la inscripción ‘Països Catalans’
Aparece grabado en la parte superior de los envases de Aquarius Naranja
 www.lavozlibre.com 21 Julio 2009

Barcelona.- El concepto ‘Països Catalans’, utilizado exclusivamente por nacionalistas e independentistas, aparece en las latas de la bebida Aquarius, de Coca-Cola, grabado en su parte superior, junto a la pestaña de apertura del envase metálico.

La sorprendente inclusión de las palabras ‘Països Catalans’ se debe a que una de las plantas que embotellan esta bebida refrescante e isotónica “para deportistas” con sabor a naranja, se encuentra en la calle de ese nombre. Cobega S.A. tiene su fábrica envasadora en Països Catalans, 32, en la localidad de Espluges de Llobregat, en Barcelona. Algunas partidas correspondientesa otras variedades de Aquarius no llevan esta inscripción.

El concepto ‘Països Catalans’ pertenece al ideario doctrinal de los independentistas y nacionalistas catalanes, que reivindican un territorio nacional con Estado propio que agrupe, con Cataluña, el Rosellón (Francia), las comarcas orientales de Aragón, la Comunidad Valenciana, las Islas Baleares e, incluso, parte de la isla de Cerdeña (Italia). Estas aspiraciones imperialistas están recogidas en numerosos libros y folletos de las distintas organizaciones nacionalistas y forman parte, incluso, de actividades de difusión de la plataforma Òmnium Cultural, como la Flama del Canigó o el Correllengua, en las que se hace recitar a niños y jóvenes los puntos cardinales de esa ‘tierra prometida’: “De Salses (Francia) a Guardamar (Alicante) y de Fraga (Huesca) a Mahón (Baleares)”.

La controversia sobre el concepto de ‘Països Catalans’ se remonta a hace 100 años, cuando los primeros grupos nacionalistas radicales, en consonancia con el nazismo que habría de sobrevenir un par de décadas después, aspiraban a reagrupar los pueblos según su etnia y lengua. Algunos grupos nacionalistas catalanes tuvieron contactos y apoyos por parte del Partido Nacional Socialista de Adolfo Hitler. Incluso algunos mapas nazis marcaban el territorio de los ‘Països Catalans’, ya que consideraban Castilla tierra de judíos.

Durante la Transición fue la izquierda la que asumió parte del discurso nacionalista. De hecho, el Ayuntamiento de Espluges de Llobregat está gobernado por el Partido Socialista de Cataluña-PSOE.

Para muchos catalanes y españoles, el concepto de ‘Països Catalans’ es muy molesto, ya que no corresponde a ninguna noción oficial o política legal. El sentimiento podría compararse a que una de las plantas de embotellado se encontrara en una calle con el nombre de Francisco Franco, José Antonio o ‘18 de Julio’ [fecha del inicio de la Guerra Civil], cuyas lápidas callejeras aún existen en determinadas localidades de España.

Aunque la calle ‘Països Catalans’ existe, no cabe duda de que muchos consumidores sentirán cierta prevención al colocar sus labios en la abertura del embase, rozar la inscripción grabada en el mismo y casi besarla.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial