AGLI

Recortes de Prensa    Martes 2 Septiembre 2009

 

Libertad de elección
Educación liberticida
Julio Pomés Libertad Digital 2 Septiembre 2009

Aunque pasa desapercibido, la raíz profunda de la crisis económica está en la educación igualitaria y sin exigencia que impone nuestro sistema escolar. En España lo habitual es que se inculque en los alumnos la cultura del trabajo por cuenta ajena y el temor al riesgo que supone ser autónomo o empresario. Se alecciona a que si uno se queda sin trabajo, no se debe preocupar: habrá un subsidio suficiente, y que si éste se agota la familia o Cáritas nos socorrerá. Mientras se fomente una mentalidad de dependencia, que lleva a confiar que el Estado nos protegerá de la cuna a la tumba seremos un país en el que el futuro no dependerá de nosotros mismos.

Esta situación es un caldo de cultivo perfecto para favorecer el que un muchacho se crea con el derecho a exigir a la sociedad que le satisfaga de todo a cambio de nada, y se convierta en un parásito social. La historia del estudiante que se eterniza en unos estudios que se los pagamos los demás, que reivindica a la Administración un piso con un alquiler simbólico para vivir con la compañera de turno, y que tan solo ve a su madre cuando va al domicilio familiar a comer "a mesa puesta", dejarle la bolsa de ropa sucia y pedir dinero, suele tener el precedente de una escuela igualitaria, sin exigencia, en la que no se ha educado en la responsabilidad de ganarse la vida.

No toda la culpa de la poca iniciativa personal y empresarial que hay en España es de la escuela. Hay mucho padre insensato que mete entre ceja y ceja al hijo licenciado que es mejor ganar una oposición de administrativo, que batirse el cobre y arriesgar para ser un buen profesional liberal. En muchos casos se consigue una seguridad absoluta... la de estar frustrado toda la vida.

En general en la escuela no se aviva el ejercicio responsable de la libertad y la aspiración por trabajar en aquello que desarrolle la realización personal. Habría menos crisis si tanto la escuela como la familia educasen en el valor de la autonomía personal y en el de la fuerza de voluntad para depender de uno mismo. No se tiene en cuenta que lo que da invulnerabilidad económica personal es el saberse con el coraje de luchar por conseguir el trabajo que le va a hacer más feliz.

La libertad no se promueve en el sistema educativo, sino todo lo contrario. La escuela debiera tratar de un modo personalizado a los estudiantes para estimular sus potencialidades distintivas y que los educandos conozcan precozmente sus ventajas competitivas, para apostar por aquello en que se saben mejores. Triste ese carácter igualitarista que padece nuestro sistema de "enseñanza", que no de "educación". Una buena educación es la que sabe optimizar las capacidades latentes que cada niño y adolescente encierra.

Como los escolares no tienen la madurez suficiente para exigir que les proporcionen la enseñanza que mejor les puede desarrollar, corresponde a los padres tomar las decisiones. Los ciudadanos debemos darnos cuenta que las familias son las que tienen el derecho a elegir la escuela que quieren para sus hijos. La competencia del Estado se debiera reducir a comprobar que el alumno en ese centro adquiere los conocimientos medios que corresponden a un país europeo, para lo que debiera establecer unas evaluaciones nacionales al final de cada nivel escolar. Como el dinero que cuesta la enseñanza no es de los políticos, sino de los ciudadanos, debieran ser éstos los que reciban el correspondiente bono escolar que les permitiera elegir el sistema educativo que consideren mejor.

Si es grave que se eduque en el miedo a la libertad, es todavía más liberticida el que desde el poder se impida la libertad de educación. Expondré un ejemplo de lo ocurrido este año en Cantabria y que en breve puede pasar en otras comunidades autónomas gobernadas por el PSOE. Muchos padres de esas regiones no van a ser libres para poder elegir educación diferenciada (aquella que en las aulas no se mezclan niños y niñas) para sus hijos. La izquierda más intransigente ha organizado una cacería contra estos centros por percibir que la mayoría de ellos son de inspiración cristiana, y que al ser muy pocos son vulnerables. En breve esos colegios se quedarán sin concierto económico.
Estos incompetentes políticos desconocen que no es un dogma que un sistema sea mejor que el otro. Es cierto que los resultados académicos suelen ser mejores en los colegios de educación diferenciada por el distinto ritmo cognitivo de chicas (más avanzado) y chicos, pero el asunto no es concluyente. Que muchos de los centros con más prestigio en el mundo sean de educación diferenciada no les preocupa a estos tiranuelos. Qué pena que estos intolerantes no vean que favorecer la diversidad enriquece el talento colectivo del país. Es propio de un demócrata reconocer que la libertad de los padres para escoger la educación que quieren para sus hijos es un derecho inalienable, que no puede ser violado por sectarios intereses de oportunismo político. Estas anticuadas obsesiones debieran estar superadas en el siglo XXI porque desmerecen del moderno laborismo/socialismo que merece este país.
Julio Pomés es presidente de Civismo.

Las familias elegirán la lengua en la que matricular a sus hijos
Redacción www.eitb.com 2 Septiembre 2009

Aún así, Celaá subraya que no habrá recursos suficientes para dotar a todos los centros de enseñanza de la CAV de los tres modelos lingüísticos.
Imprimir Imprimir

El Gobierno vasco ha anunciado que garantizará a las familias que puedan elegir la lengua en la que matriculan a sus hijos, aunque no el "centro específico" para cursar los estudios porque "no hay recursos suficientes en el sistema" para dotar a todos los colegios de los tres modelos lingüísticos.

Por otro lado, la consejera de Educación del Gobierno vasco, Isabel Celaá, ha señalado que el Ejecutivo tiene la voluntad de "mantener abiertas la aulas y los centros salvo causa mayor" y ha abogado por tratar el asunto de la gripe A "con tranquilidad", pero también "con organización" por si hubiera "eventualidades".

Celaá ha mantenido esta mañana un encuentro con los profesores de un centro de Barakaldo. Tras la reunión, se ha dirigido a Madrid donde, por la tarde, representantes de las comunidades autónomas se reúnen con los ministros de Educación, Angel Gabilondo, y Sanidad, Trinidad Jiménez, para unificar posturas ante la incidencia de la gripe A en el inicio del curso.

El Departamento vasco de Educación ha fijado ya todas las plazas de profesorado de infantil y primaria para este curso. Sólo quedan por fijar unas 300 vacantes de las 8.000 plazas de secundaria, algo que se resolverá esta misma semana.

Celaá también se ha referido a los profesores que no han podido mantener su plaza por no tener un perfil lingüístico en euskera. Ha asegurado que su Departamento trabajará para revestir esta situación.

"Nos parece una injusticia que gente que llevaba trabajando una media de diez años en el sistema fueran sacados de sus centros", ha dicho.

Bono recalca que el uso de lenguas cooficiales requiere cambiar el reglamento
www.que.es/madrid 2 Septiembre 2009

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)
El presidente del Congreso, José Bono, respondió hoy, primer día del nuevo periodo ordinario de sesiones, a la carta que le enviaron en julio los grupos minoritarios pidiendo que dé vía libre al uso de las lenguas cooficiales en el Pleno de la Cámara. En su escrito, al que tuvo acceso Europa Press, Bono vuelve a dejar claro que hablar en catalán, vasco o gallego en las sesiones plenarias requiere cambiar el Reglamento y que no cabe resucitar un uso limitado de estos idiomas, como intentó su antecesor, Manuel Marín, pues éste acabó incluso revocando su propia doctrina por falta de consenso.

A instancias de ERC, los portavoces de CiU, PNV, BNG, IU, ICV, Coalición Canaria y Nafarroa Bai enviaron una carta a José Bono para que facilitara el uso de lenguas cooficiales en el Congreso y al menos permita utilizarlas en las intervenciones ante el Pleno del Congreso, aunque sea de forma limitada y facilitando la traducción a los servicios de la Cámara, como intentó Marín la pasada legislatura. Sólo el PSOE, el PP y UPyD rechazaron estampar su firma a la petición.

HASTA MARÍN SE ARREPINTIÓ
En su respuesta, el presidente recuerda que el propio Marín ya dejó claro entonces, en febrero de 2005, que su iniciativa carecía "de valor normativo o como precedente" y que además tuvo que revocarlo todo al cabo de un mes, reconociendo que se había equivocado y lamentando que su criterio abierto había sido interpretado como un primer paso para sentar nuevas reclamaciones que no tenían consenso en la Cámara. Eran los tiempos en que Marín chocaba frecuentemente con ERC, y especialmente con su diputado Joan Tardà, por el uso del catalán en cada intervención.

En ese contexto, Bono dice en su respuesta a las minorías que su pretensión no debe dirigirse a la Presidencia del Congreso porque se trata de una cuestión que "debe ser objeto, en su caso, de la oportuna reflexión y acuerdo en el seno de los órganos natural y legalmente llamados a ello, esto es la Comisión de Reglamento y, eventualmente, el Pleno de la Cámara".

De hecho, señala que ya en la última tentativa para reformar el Reglamento del Congreso, allá por 2005 en el Parador de Sigüenza, ya se habló del uso de las lenguas cooficiales y no hubo acuerdo. "Sin poder afirmar que este tema fuera la causa única o principal del fracaso de la tentativa de reforma reglamentaria, es evidente que no contribuyó en absoluto a su éxito", indica.

ENCAJE JURÍDICO DISCUTIBLE
Así las cosas, Bono "se ve obligado a declinar responsabilidades" por la utilización o no de las lenguas cooficiales en el Congreso, máxime cuando "además de tener un encaje jurídico muy discutible, ofrecen experiencias no precisamente satisfactorias".

En una reciente entrevista con Europa Press, Bono insistió en que, aun cuando no le molesta oír hablar en catalán y no tiene antipatía alguna a las lenguas cooficiales, "el único imperio que debe quedar meridianamente claro es el imperio de la ley y la Constitución establece con claridad cuál es la lengua que debe utilizarse en el Congreso".

"El reglamento del Congreso puede ser modificado pero no le corresponde al presidente del Congreso hacerlo. Si los diputados, mayoritariamente, creen que debe modificarse, no han de pedirle permiso al presidente, lo pueden modificar ellos. Lo que no puedo hacer, obviamente, es transformar en mayoría a una minoría", aseveró.

En ese sentido, insistió en que el presidente del Congreso ayudará a los diputados si quieren cambiar el Reglamento "pero si no quieren, como ocurrió en anteriores legislaturas, la voluntad del presidente es poco relevante". "Hasta el presente, todos los que han querido abanderar reformas reglamentarias no han tenido el éxito que hubieran deseado --recordó--. Si me piden ayuda la tendrán pero no promoveré debate de cambio del Reglamento que no cuente con mayoría que lo avale".

USO DE LENGUAS EN EL CONGRESO
Bono no resucitará la doctrina Marín: "La experiencia no fue satisfactoria"
Bono ha respondido a la carta que le envió ERC para que permita el uso de las lenguas autonómicas en el Congreso. No retomará la doctrina Marín, una experiencia "no precisamente satisfactoria" por los continuos abusos de los nacionalistas, en particular de ERC.
EUROPA PRESS Libertad Digital 2 Septiembre 2009

El presidente del Congreso, José Bono, respondió este martes, primer día del nuevo periodo ordinario de sesiones, a la carta que le enviaron en julio los grupos minoritarios pidiendo que dé vía libre al uso de las lenguas cooficiales en el Pleno de la Cámara. En su escrito, al que tuvo acceso Europa Press, Bono vuelve a dejar claro que hablar en catalán, vasco o gallego en las sesiones plenarias requiere cambiar el Reglamento y que no cabe resucitar un uso limitado de estos idiomas, como intentó su antecesor, Manuel Marín, pues éste acabó incluso revocando su propia doctrina por falta de consenso.

A instancias de Esquerra Republicana, los portavoces de CiU, PNV, BNG, IU, ICV, Coalición Canaria y Nafarroa Bai enviaron una carta a José Bono para que facilitara el uso de lenguas cooficiales en el Congreso y al menos permita utilizarlas en las intervenciones ante el Pleno del Congreso, aunque sea de forma limitada y facilitando la traducción a los servicios de la Cámara, como intentó Marín la pasada legislatura. Sólo el PSOE, el PP y UPyD rechazaron estampar su firma a la petición. Precisamente ese permiso de Marín tuvo que ser revocado por los continuos abusos de los nacionalistas, que pretendieron imponer, como hacen en sus comunidades autónomas, sus propias lenguas en el Congreso nacional.

En su respuesta, el presidente recuerda que el propio Marín ya dejó claro entonces, en febrero de 2005, que su iniciativa carecía "de valor normativo o como precedente" y que además tuvo que revocarlo todo al cabo de un mes, reconociendo que se había equivocado y lamentando que su criterio abierto había sido interpretado como un primer paso para sentar nuevas reclamaciones que no tenían consenso en la Cámara. Eran los tiempos en que Marín chocaba frecuentemente con ERC, y especialmente con su diputado Joan Tardá, por el uso del catalán en cada intervención pese a las continuas advertencias de Marín.

En ese contexto, Bono responde a las minorías que su pretensión no debe dirigirse a la Presidencia del Congreso porque se trata de una cuestión que "debe ser objeto, en su caso, de la oportuna reflexión y acuerdo en el seno de los órganos natural y legalmente llamados a ello, esto es la Comisión de Reglamento y, eventualmente, el Pleno de la Cámara".

De hecho, señala que ya en la última tentativa para reformar el Reglamento del Congreso, allá por 2005 en el Parador de Sigüenza, ya se habló del uso de las lenguas cooficiales y no hubo acuerdo. "Sin poder afirmar que este tema fuera la causa única o principal del fracaso de la tentativa de reforma reglamentaria, es evidente que no contribuyó en absoluto a su éxito", indica. Así las cosas, Bono "se ve obligado a declinar responsabilidades" por la utilización o no de las lenguas cooficiales en el Congreso, máxime cuando "además de tener un encaje jurídico muy discutible, ofrecen experiencias no precisamente satisfactorias".

En una reciente entrevista con Europa Press, Bono insistió en que, aun cuando no le molesta oír hablar en catalán y no tiene antipatía alguna a las lenguas cooficiales, "el único imperio que debe quedar meridianamente claro es el imperio de la ley y la Constitución establece con claridad cuál es la lengua que debe utilizarse en el Congreso".

"El reglamento del Congreso puede ser modificado pero no le corresponde al presidente del Congreso hacerlo. Si los diputados, mayoritariamente, creen que debe modificarse, no han de pedirle permiso al presidente, lo pueden modificar ellos. Lo que no puedo hacer, obviamente, es transformar en mayoría a una minoría", aseveró.

En ese sentido, insistió en que el presidente del Congreso ayudará a los diputados si quieren cambiar el Reglamento "pero si no quieren, como ocurrió en anteriores legislaturas, la voluntad del presidente es poco relevante". "Hasta el presente, todos los que han querido abanderar reformas reglamentarias no han tenido el éxito que hubieran deseado --recordó--. Si me piden ayuda la tendrán pero no promoveré debate de cambio del Reglamento que no cuente con mayoría que lo avale".

******************* Sección "bilingüe" ***********************

¿Un Estatut racista?
Jesús Royo Arpón www.lavozlibre.com 2 Septiembre 2009

A la gente de izquierdas, lo que nos caracteriza es nuestra pasión por la igualdad. En el Estatut vigente, el de Sau, teníamos un documento en que se asociaba 'igualdad' a 'las dos lenguas oficiales' (art.3: “La Generalitat garantizará el uso normal y oficial de los dos idiomas... creará las condiciones que permitan alcanzar su igualdad plena”). En cambio, en el proyecto del nuevo Estatuto se elimina esa 'igualdad lingüística' y se sustituye por 'uso preferente' de una de ellas. ¡Y eso lo hace gente que se autocalifica de izquierdas!

La diferencia lingüística sólo sería aceptable como discriminación positiva para compensar una desigualdad de hecho: así lo dijo el presidente Maragall para justificar el trato diferente de los escritores en Frankfurt. Pero esa discriminación es coyuntural y transitoria por naturaleza: nunca debe ponerse en la fórmula de un texto 'constituyente'. ¿Se imaginan una Constitución en la que los cargos fueran ocupados 'preferentemente por mujeres'? Ahora que incluso se va a quitar la prelación masculina en algo totalmente excepcional como es la sucesión del rey.

Según el nuevo Estatut, los catalanes de habla castellana no gozaremos de igualdad: nuestra lengua será 'no preferente'. O sea, deberemos ocultar nuestra lengua para cualquier acto público, para el poder, la escuela, el comercio, etc. Tendremos una condición infamante, subordinada, impropia. ¿Y eso por qué? Simplemente porque nuestra lengua proviene de españoles, pobres, apestados, extranjeros. Es, por lo visto, un estigma abominable.

La lengua en Cataluña cubre el espacio y cumple la misma función discriminadora de la religión (Irlanda del Norte: protestantes-católicos) o la etnia (Ruanda: hutus-tutsis). ¿Alguien se imagina que el Estatuto de Irlanda del Norte, por ejemplo, dijera que “el catolicismo -como religión propia- será la confesión preferente”? Pues bien, esa función discriminadora es lo que llamamos racismo y no sólo es aplicable a la raza, sino a cualquier motivo discriminador como sexo, lengua, etnia o religión.

El catalanismo desde sus orígenes siempre ha tendido al racismo, declaradamente -antes del nazismo- o de forma encubierta. En tiempos del Dr. Robert, por ejemplo, nadie se hubiera extrañado de que se declarara preferente a 'la raça catalana'. Hoy sería escandaloso. Y sin embargo, la lengua es hoy lo mismo que la raza hace un siglo. El proyecto de Estatut, al declarar 'preferente' a una de las dos lenguas de Cataluña, se declara racista, igual que si hiciera preferentes a los 'catalans de Socarrel'. ¿Pasaremos por el bochorno de que alguna Convención Internacional contra el Racismo impugne el Estatut por racista?

La gente de izquierdas no podemos dar el sí a un Estatut racista. Socialistas, comunistas, haced honor a vuestra pasión por la igualdad: declarad en el Estatut la oficialidad de las dos lenguas de los catalanes por igual. Ambas son iguales en categoría y derechos. Ambas son nuestras.

TERRORISMO | Hace un llamamiento contra el 'horror y el fanatismo'
El Ararteko denuncia que la situación en Euskadi es de 'gravedad extrema'
Europa Press | Bilbao El Mundo 2 Septiembre 2009

El Ararteko, Iñigo Lamarca, consideró que "la existencia y persistencia de un sector de la población vasca que no rechaza las acciones de ETA, favorece la continuidad y la regeneración de esta organización terrorista". Por ello, realizó un llamamiento a "rebelarse ante el horror" y crear "un tejido moral" que expulse "el odio y el fanatismo" de la sociedad vasca.

El Defensor del Pueblo vasco manifestó que "el no rechazo" de una parte de la población "llega, en algunos casos, a la justificación de la violencia, actúa como disolvente de la ética de respeto a los derechos humanos, que quedan supeditados y subordinados a la cosmovisión del mencionado sector social".

A su juicio, esta cuestión "adquiere una dimensión particularmente preocupante cuando los planteamientos que lo alimentan son sostenidos y defendidos por menores de edad". "De ahí la necesidad de construir herramientas eficaces que incidan en las vías de transmisión y adquisición de valores por parte de los menores de edad, con el fin de que estos valores se incardinen sin excepciones en la ética de respeto a los derechos humanos", dijo.

El Ararteko llamó a rebelarse ante "el horror que habita entre nosotros, denunciándolo, gritando a favor de la vida y de la libertad, y tejiendo permanentemente un tejido moral tan dañado en la sociedad vasca".

Para Iñigo Lamarca, ésta sería la manera de "expulsar de nuestro seno el odio y el fanatismo, y consiga que los valores de respeto a los derechos humanos enraícen sin excepciones ni relativismos".

"Dentro de unos años, espero que sean muy pocos, cuando miremos atrás, un escalofrío atravesará nuestro corazón al recordar la terrible situación que decenas de miles de conciudadanos padecieron durante mucho tiempo, y nos preguntaremos por qué la sociedad vasca no fue capaz de impedir que el fanatismo y el odio camparan a sus anchas entre nosotros, inyectando en algunas personas -muchas de ellas muy jóvenes- el veneno de desear la muerte de quienes consideraban enemigos suyos y de llegar a asesinarlos", destacó.
'Extrema gravedad'

En su opinión, la situación que se vive en Euskadi "es de una gravedad extrema", que no tiene "parangón en ningún lugar del mundo cuyos parámetros de desarrollo, organización político-social y nivel de vida sean asimilables a los nuestros".

"Probablemente, por puro instinto de supervivencia, en el sentido de evitar problemas y sufrimientos, no queremos adquirir conciencia plena acerca de la amenaza de muerte que pende diariamente sobre decenas de miles de nuestros conciudadanos", dijo.

No obstante, precisó que "el hecho cierto es que muchísimas personas viven en una situación de vulneración terrible de sus derechos humanos más elementales". "Y convivimos con ello como si las amenazas de muerte de ETA fuesen algo parecido a los riesgos de accidente que tenemos cuando viajamos en coche", indicó.

En este sentido, afirmó que, "fuerza de sus apoyos incondicionales, todos podemos estar potencialmente amenazados por ETA". "Las sociedades modernas se asientan, o deberían hacerlo, en la protección radical de los derechos humanos, que deben ser incuestionables y asumidos por todas las personas", concluyó.

LOS NACIONALISTAS QUIEREN QUE DEVUELVAN LAS AYUDAS
C´s acusa al BNG de querer "borrar del mapa" a los medios que no imponen el gallego
El BNG instó a la Xunta a reclamar la devolución de las ayudas concedidas a los medios de comunicación que no fomenten el gallego. Ante esto, C´s pide a los nacionalistas que respeten la pluralidad informativa y que no intente borrar del mapa a los medios que no apoyan la imposición de la lengua.
Libertad Digital 2 Septiembre 2009

Ciudadanos (C´s) considera que la propuesta del BNG de retirar las ayudas económicas de la Xunta a los medios de comunicación que no empleen el gallego, supone la intención de esta formación de “borrar del mapa” a los medios que no comulgan con su política de imposición del gallego.

Desde C´s entienden que los destinatarios y la dotación económica de las ayudas públicas en este sector deben configurarse en relación “a la calidad, la competitividad y la creación de empleo, y no en base a criterios políticos”.

Ciudadanos recordó que denunció en numerosas ocasiones durante el gobierno bipartito (PSOE-BNG) la arbitrariedad en la concesión de ayudas públicas, “bajo el único baremo del servicio que los medios prestaban al proceso de imposición del gallego llevado a cabo entonces desde la Xunta”.

Por ello, Ciudadanos pide al BNG que respete la pluralidad informativa en los medios gallegos, y que reconsidere su petición, pues a juicio de nuestra formación, va encaminada a “limpiar” opiniones contrarias a las del Bloque en una propuesta que de salir adelante, se cobraría muchos puestos de trabajo.

"Política de imposición del español"

Y es que el BNG instó hace unos días a la Xunta a reclamar la devolución de las ayudas concedidas a los medios de comunicación que no cumplan con las "obligaciones contraídas" para el fomento del gallego a través de la resolución de la Secretaría Xeral de Comunicación.

El diputado nacionalista Bieito Lobeira registró una iniciativa parlamentaria en la que critica que "los medios que más ayudas reciben" son los que "muestran un comportamiento abiertamente contrario" a los criterios establecidos para el fomento de la lengua, y afirmó que, "en ocasiones", hacen un "combate abierto a la identidad" de Galicia.

A este respecto, señaló que, de los periódicos "con más tirada y que reciben más cuantía" de entre las 28 empresas subvencionadas, la utilización de la lengua gallega se sitúa "entre el 4 y el 5 por ciento".

Además, criticó que, en su opinión, se lleve a cabo una "política de imposición del español" ya que, "en muchos casos, se traducen comunicados, entrevistas o declaraciones en gallego", según añadió.

Asimismo, destacó que esta situación "no es nueva" y que, "según sus datos", hay medios que utilizaban más el gallego hace 30 años". Por esto, Lobeira preguntó si el Gobierno autonómico tiene previsto "reclamar la devolución de los subsidios" por el "incumplimiento reiterado de estas obligaciones" por parte de las entidades de comunicación.

 

Recortes de Prensa   Página Inicial