AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 16 Septiembre 2009

 

11-M: Destruir pruebas y ocultar explicaciones
EDITORIAL Libertad Digital 15 Septiembre 2009

Tanto la Ley de Enjuiciamiento Criminal, como el propio reglamento de los Tedax, exigen que todas las muestras recogidas en el escenario de un atentado se conserven. Se trata de un requerimiento del más elemental sentido común, pues el lugar donde se comete un atentado constituye el principal continente de pruebas destinados a esclarecerlo y enjuiciarlo. La conservación de esos vestigios es esencial para que las distintas partes puedan solicitar que se realicen nuevas pruebas y salvaguardar, así, derechos fundamentales tanto de las victimas como de los acusados.

Pues bien. El que fuera comisario jefe de los Tedax en los atentados del 11-M, Juan Jesús Sánchez Manzano, ha reconocido este martes y con la más tranquila desfachatez que si sólo llegaron 23 muestras de los 12 focos de explosión, incluidas dos explosiones controladas, a la Audiencia Nacional fue porque los Tedax las destruyeron. La insultante "explicación" que ha dado Manzano para justificar semejante masiva destrucción de pruebas es que se hizo una criba en el laboratorio de los Tedax, que sólo superaron los restos que se consideraron "útiles", mientras que los demás pasaron a ser considerados simples "objetos" y se procedió a su destrucción.

Para empezar, todo vestigio que pueda aportar pruebas para el esclarecimiento de un atentado no puede ser otra cosa que un "objeto". Vista la magnitud de la criba, y sobre todo su nula eficacia para determinar cosas tan esenciales como la marca concreta del explosivo empleado en los atentados, parecería que la única "utilidad" que esta buscaba era precisamente la de impedir que pudieran aportar información decisiva para el esclarecimiento de la masacre. Recordemos que fue tres años después de los atentados, cuando el tribunal ordenó a ocho peritos analizar los pocos vestigios de los focos que los TEDAX no habían hecho desaparecer, cuando estos encontraron, en todos los focos, todos y cada uno de los componentes específicos de la dinamita Titadyn (DNT, nitroglicerina, y nitroglicol), hallazgo que si lo hubiera hecho la Policía Científica en su momento –marzo de 2004– y no en 2007, podría haber abierto una línea de investigación para tratar de identificar a las personas que proporcionaron dinamita de esa marca a los terroristas del 11-M.

Y es que no debemos olvidar, en este sentido, que el reglamento de los Tedax no sólo se incumplió de forma flagrante cuando se decidió destruir la mayoría de vestigios recogidos, sino también cuando los Tedax no enviaron las muestras al laboratorio de la Policía Científica, tal y como también exige su protocolo de actuación y tal y como el propio Sánchez Manzano, como máximo responsable, ha venido haciendo en innumerables ocasiones, antes y después de los atentados del 11-M.

Así las cosas, tras su comparecencia, siguen en pie los tres decisivos interrogantes que ya plantearon nuestros compañeros Luis del Pino y Carlos Sánchez de Roda: ¿Quién dio la orden de destruir los vestigios del mayor atentado terrorista en la historia de España? ¿Por qué motivo la dio? ¿Por qué esta orden, que contraviene la Ley de Enjuiciamiento Criminal, no consta en el sumario?

A la vista de estos inquietantes y no despejados interrogantes y, sobre todo, a la vista de una comparecencia de Manzano, que no viene sino a reforzar la impresión de culpabilidad a la que apunta contra él la argumentada querella presentada por la Asociación de Ayuda a la Víctimas del 11-M, no es de recibo el persistente y vergonzoso desinterés de los principales partidos políticos y, a su dictado, de la mayoría de los medios de comunicación. Tal es el caso también del PP y de Soraya Saenz de Santamaría, quien ha alegado no tener todavía "conocimiento del contenido" de la declaración de Manzano para no tener que hacer así comentario alguno al caso que no sea –claro está– un protocolario y recurrente "máximo respeto a la actuación de la justicia".

El más elemental respeto a la Justicia, sin embargo, sería mostrar algo más de interés por el total esclarecimiento de la mayor masacre de nuestra historia, sin recurrir a excusas que pueden durar tan poco tiempo como el que se tarda en conocer el contenido de la bochornosa declaración de Manzano.

Estatuto catalán
Juan Carlos Antón Nárdiz | Madrid ABC 15 Septiembre 2009

Por mucho que la clase política catalana dé la tabarra con su monserga nacional soberanista, autodeterminista e independentista, lo cierto es que su Estatuto no refleja sino una manifiesta voluntad de dependencia de España, tanto financiera como administrativa e institucional. Su pretensión real es participar en las instituciones españolas;eso sí, pretendiendo imponerse sobre el resto de comunidades autónomas, un espejismo que no puede mantenerse en el tiempo, pues Zapatero pasará y el sentido común volverá a imponerse.

Ningún territorio puede constituirse por su mera voluntad en primus inter pares, mantener desde unas estúpidas relaciones bilaterales con el Estado una financiación a la carta y hasta un seguro de prosperidad mínima. Es ridículo afirmar la soberanía solicitando puestos en consejos supuestamente «extranjeros». Lo cierto es que la pretendida soberanía de Cataluña tan sólo puede realizarse desde su total apalancamiento en las instituciones del Estado español, del que dice haberse desprendido. El Estatuto no refleja sino una voluntad ventajista que durará lo mismo que el presidente de Gobierno que se la vendió.

Los fines de la educación
Álvaro Vermoet Hidalgo Libertad Digital 15 Septiembre 2009

Las ideologías intervencionistas siempre han utilizado la política educativa, cultural y lingüística para la construcción de identidades. Lo vemos con la manipulacion nacionalista de la historia en las autonomías gobernadas por el nacionalismo, lo vemos en las escuelas islamistas que Arabia Saudí ha abierto en toda Europa y lo vemos en la ideologización progre de la enseñanza (Educacion para la Ciudadanía, etc.). Frente a ello, nos preguntamos qué modelo educativo debemos defender los liberales (conocimientos abstractos, ensenanzas técnicas...).

Hay quienes sostienen que los liberales debemos defender que se desregularice toda la educación, dejando que sea el mercado el que organice el sistema educativo en función de las necesidades de la economía. Pero todos los grandes autores liberales, empezando por Adam Smith y siguiendo por Condorcet, han defendido la instrucción pública como una herramienta del Estado liberal destinada a la promoción social, es decir, a que sea la selección basada en el mérito y no en el dinero la que determine las oportunidades de futuro de cada alumno. Se trataría, por tanto, de un instrumento que pretende elevar el nivel cultural de la población, transmitiendo las herramientas que permitan a cada ciudadano ser libre y autonómo (leer, escribir, hacer operaciones matemáticas básicas...) y servir como "ascensor social", haciendo que la cultura y la instrucción lleguen a toda la Nación. Esta instrucción debería preparar "maestrías" o ensenanzas técnicas en algunos casos y ofrecer vías más académicas en otros, de tal forma que resulte útil a toda la población y permita una auténtica igualdad de oportunidades en toda la Nación, se nazca donde se nazca y con independencia de los medios económicos.

Finalmente, los liberales que creemos en España como Nación liberal, como espacio de igualdad y libertades ciudadanas por encima de etnias, religiones y nacionalidades, debemos defender la utilidad de la instrucción pública nacional para garantizar la continuidad histórica de España y que la enseñanza de nuestra lengua y nuestra cultura, llegue a todos, frente a los delirios nacionalistas que no hacen sino minar la igualdad de oportunidades.
Álvaro Vermoet Hidalgo es presidente de la Unión Democrática de Estudiantes, miembro del Claustro de la Universidad Autónoma de Madrid, consejero del Consejo Escolar del Estado y autor del blog Cien Mil Objeciones.

Bisila Bokoko: "El español sirve en los Estados Unidos para el ascenso profesional"
Mujer, negra y joven, es la directora ejecutiva de la Cámara de Comercio España-EE.UU. en Nueva York
Manuel Romero www.lavozlibre.com 15 Septiembre 2009

Madrid.- La española Bisila Bokoko (35) tenía muchas condiciones para fracasar en su escalada profesional: hija de extranjeros, negra, mujer y demasiado joven. Hoy es la directora ejecutiva de la Cámara de Comercio España-Estados Unidos. Desde su oficina en la planta 26 del Empire State Buildind de Nueva York realiza con su equipo alrededor de 1.300 gestiones al año, muchas de las cuales para que empresarios españoles y norteamericanos cierren negocios con éxito. Sus comienzos no fueron fáciles. Empezó como becaria. De todas las ventajas con las que llegó a Manhattan se encuentra una que comparte con quinientos millones de personas: habla español. Además, domina perfectamente el inglés, el francés, y se comunica con facilidad en bubi y en valenciano. Tiene 1.769 amigos en Facebook.

- ¿Cómo fue su vida en España antes de asentarse en Nueva York?
- Mis padres proceden de Malabo [isla de Bioko], en Guinea Ecuatorial [colonia española hasta 1969]. Llegaron a España para estudiar pero por razones políticas decidieron quedarse, así que yo soy la primera generación que nació aquí. Me licencié en Derecho y en Económicas. Al terminar mis estudios no sabía muy bien qué rumbo tomar. Tenía claro que durante la carrera había disfrutado mucho con las clases de Derecho Internacional, con el Marketing Internacional y con el Comercio Exterior, así que decidí solicitar una beca de internacional. Opté por las del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) y las del Instituto Valenciano de la Exportación (IVEX). Tras un proceso de exámenes y pruebas, al final el IVEX me concedió una de las ocho becas existentes ese año. Tres de las ocho eran para quedarse en Valencia y las otras cinco para el exterior -Marruecos, Corea del Sur, Argentina, China y Rusia-. Tenía mucho interés en irme fuera, pero decidieron mandar exclusivamente a chicos. Me quedé bastante disgustada. Aún así, acepté quedarme en Valencia porque pagaban bastante bien y quería aprender. El IVEX me acogió fenomenalmente y durante ese primer año disfruté mucho. Al siguiente me mandaron a Nueva York para extender la beca. Llegué en enero de 2000 y me tenía que quedar hasta agosto, pero al terminar me ofrecieron el puesto de Marketing Manager de la oficina del IVEX en Nueva York.

-¿Desde cuando tiene el IVEX una oficina comercial en Nueva York?
- Desde 1993. La Comunidad Valenciana fue una de las regiones pioneras en tener oficinas comerciales en el exterior. Cuando yo llegué al IVEX en 1999 ya tenían 22 en todo el mundo.

LOS COMIENZOS: BECARIA , CAMARERA Y CUIDADORA DE NIÑOS
- ¿Cómo fue su trabajo como becaria?
- Durante esos meses cobraba 32.000 dólares al año. Parece mucho, pero en el año 2000 no era nada en Nueva York, así que trabajaba los fines de semana en un restaurante español llamado ‘Pintxos’ y, un par de noches a la semana, cuidando niños. Durante esos meses aprendí muchísimo porque, siendo becaria, tuve la suerte de ayudar a muchas empresas valencianas a hacer negocios. Como la mayoría de los empresarios valencianos que venían a Nueva York no sabían hablar inglés, al final no me limitaba a traducir, sino que prácticamente cerraba yo las ventas. Además, pude impregnarme de las diferentes culturas empresariales.

-¿En qué momento dió el salto del IVEX a la Cámara?
- A principios de 2005 me dieron el puesto de directora del IVEX. Fue una época bastante ajetreada porque por aquel entonces estaba embarazada. En realidad fui una persona muy precoz. Llegué a Nueva York en el 2000, ese mismo año conocí a mi novio, en 2001 me casé, en 2002 tuve a mi hija y en 2005 di a luz al segundo. Todo fue muy rápido. En enero de 2005 asumí el cargo de directora del IVEX y en septiembre de ese mismo año me ofrecieron la Cámara de Comercio de España-EE.UU.. Previamente hubo un proceso de selección al que no me pensaba presentar, pero la directora anterior me convenció. Me dijo que podría ser una buena oportunidad para mí, ya que, según ella, sería la candidata ideal. Por aquel entonces acababa de tener a mi niño, así que me lo tomé todo bastante a la ligera. Me presenté, pero sin muchas esperanzas, y finalmente me concedieron el puesto.

- ¿Cómo afrontó esa nueva etapa como directora de la Cámara de Comercio de España en Nueva York?
- Realmente fue un desafío. Estoy feliz de haberlo asumido porque no sólo me ha hecho crecer como persona, sino que me ha permitido conocer mucho mejor el tejido empresarial español. Hasta entonces sólo controlaba el valenciano y, de repente, tuve que ponerme las pilas

SESENTA CONSULTAS DIARIAS
- ¿Cuántas empresas españolas pasan por su oficina al año?
- En este momento tenemos 540 socios afiliados a la Cámara, pero, además, día a día, vienen muchas empresas que, sin ser socias, nos hacen consultas. Diariamente recibimos una media de unas sesenta diarias, así que yo diría que a lo largo del año fácilmente podemos dar servicio o información a unas 1.300 empresas.

- ¿También las empresas estadounidenses recurren a la Cámara de Comercio Española?
- Sí, en torno al 20 por ciento de las consultas son de empresas americanas. Muchas de ellas están intentando localizar productos en España, o bien desean instalarse en nuestro país y nos piden consejo acerca de la Comunidad Autónoma donde podrían hacerlo. Nos preguntan sobre la normativa laboral o impositiva. También nos plantean consultas turísticas. Por supuesto, no somos una organización que estemos especializados a este sector, pero al final acabamos haciendo de todo. Muchas veces tenemos que recomendar restaurantes o resolver conflictos puntuales. Por ejemplo sé del caso de dos chicas estadounidenses que estaban alojadas en un hotel de Palma de Mallorca, considerado como el sexto mejor del mundo, y no eran capaces de ayudarles a alquilar un coche automático. Las chicas me llamaron a mí para ver si yo podía solucionarlo.

- ¿De dónde proceden fundamentalmente las empresas españolas que requieren los servicios de la Cámara?
- En realidad de casi todas las Comunidades. De las Comunidades que menos consultas recibimos es de Andalucía, Extremadura y Murcia, pero del resto es bastante uniforme. Es cierto que Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana destacan un poco sobre el las demás, pero el número de consultas es cada vez más parecido entre las diferentes regiones. Por ejemplo, del norte de España recibimos un montón de consultas. El año pasado estuve cinco veces en Galicia y este año ya llevo dos viajes. Otro caso curioso es La Rioja, que también tiene oficial comercial en Nueva York. Empezaron un poco más tarde pero tienen mucho trabajo.

- ¿En qué idioma estudió durante sus años de colegio?
- Mayoritariamente en español, lo que pasa es que tanto en el colegio como en el instituto el valenciano era obligatorio, así que además teníamos bastantes asignaturas en esta lengua. De hecho es imprescindible para trabajar en la administración pública. Al terminar la carrera me estuve planteando si opositar, y fue entonces cuando vi que tenía que sacarme el ‘mitjà’, un examen de grado medio de valenciano. Estudié durante seis meses, pero al final decidí que me gusta demasiado la buena vida como para tener que dedicar doce o catorce horas al día a estudiar.

EL ESPAÑOL, ASIGNATURA OBLIGATORIA EN EE.UU.
- ¿Se dio cuenta de la importancia del español al llegar a los Estados Unidos?
- Inmediatamente. Ya había estado antes de vacaciones, la primera vez en 1999, y lo primero que me llamó la atención fue que en muchos sitios los letreros estaban en los dos idiomas: inglés y español. La información en el metro está en ambas lenguas y en las tiendas, en cuanto notan que tienes acento español, enseguida cambian de idioma. Posteriormente, viví ya allí lo noté más contundentemente. Me sorprendió la cantidad de estadounidenses anglosajones que hablaban español perfectamente.

- ¿Puede una empresa puede triunfar en EE.UU. sin atender a esa demanda de español?
- Depende del Estado en el que te encuentres. Por ejemplo, quizás en Kentucky el español no te hace. Pero en Nueva York, en California y en Florida es muy necesario. Y cada vez es más común tanto en Illinois como en Massachussets. Incluso es frecuente que en muchas especialidades de medicina te pidan español. Nuestra lengua es asignatura obligatoria en muchas escuelas.

- ¿Qué opina de que en algunas regiones de España no se pueda estudiar en español?
- Se me había olvidado completamente lo que pasa en Cataluña. Sé que en Galicia también ocurre, pero no es tan contundente. Sin embargo alguna vez me ha pasado que he ido a hacer una ponencia y me han recibido con un discurso en gallego, lo cual me ha llamado muchísimo la atención. Resulta impactante que lleves a gente de distintos países a un Congreso y den un discurso en gallego.

- ¿A qué se refiere al decir que “resulta sorprendente”?
- En EE.UU. el español es el segundo idioma. De hecho en diez años será el país donde haya más hispanohablantes, más que en España. El español va a adquirir una importancia brutal. En lo relativo a las lenguas autóctonas, creo que deben ser protegidas, ya que resultan imprescindibles para definir tu identidad, pero nada más. Por ejemplo la isla de la que proceden mis padres, en Guinea Ecuatorial, no llega a 300.000 habitantes, pero tiene 14 variedades distintas del bubi. Sin embargo, además hablamos español, francés, y una lengua que llamamos ‘pichinglis’. En África siempre ha existido una lengua para entenderse, independientemente de las lenguas propias autóctonas. Es fantástico que cada uno tenga sus propias lenguas pero, por ejemplo, si vives en África creo que es vital que estudies en francés o en inglés. Porque está claro que luego vas a hacer negocios en estos idiomas y vas a trabajar en sitios donde vas a necesitarlos. Nadie estudia la carrera en bubi.

"CUANDO SALES FUERA PERCIBES LO PEQUEÑO QUE ERES"
- ¿Cree que una lengua puede aprenderse con dos horas a la semana?
- No. Yo sé perfectamente que mi trabajo lo tengo por hablar idiomas. El español, el inglés y el francés fueron los que me abrieron las puertas. Ni el bubi ni el valenciano tuvieron nada que ver. Es más, sólo cuento que los hablo a nivel anecdótico. Si presento mi currículum en los Estados Unidos, desde luego nunca incluyo estos dos idiomas.

- ¿Sabe que en muchas comunidades autónomas de España se antepone el idioma regional al castellano y que este queda limitado a una simple asignatura de Lengua?
- Cuando sales fuera percibes lo pequeño que eres. Yo te puedo decir que el español es muy importante, pero también que España es muy pequeña para los Estados Unidos. Nuestra presencia es escasa. De lo primero que te das cuenta cuando entras en un supermercado es que prácticamente no hay productos españoles, que muchísima gente no tiene ni idea ni de cuál es la capital de España, o que ni siquiera la saben ubicar en el mapa. Viajar te pone en perspectiva y te indica quién eres en el mundo.

- ¿La Cámara de Comercio de España en Nueva York ayuda a poner España en el mapa?
- Dedicamos nuestros esfuerzos a fortalecer el perfil de España en los Estados Unidos y al conocimiento de los americanos de nuestro país a través de la promoción de nuestras empresas. Continuamente instamos a periodistas y a empresarios estadounidenses a que vengan a ver nuestras empresas. Durante muchos años hemos vivido estereotipados, como un país donde la gente pensaba que íbamos toreando por la calle, que estamos bailando flamenco y de vacaciones todo el día y que lo único que hacíamos era echar la siesta y beber sangría, cuando en realidad esto no es así. En España se trabaja muchísimo: tenemos gente extremadamente competente y muchas empresas líderes, y queremos que también eso se sepa. Pero también se produce el efecto contrario: españoles que llegan a los Estados Unidos y se decepcionan porque ven que el nivel de compromiso laboral que tiene la gente no es el mismo que el que se tiene en España. Tenemos un gran potencial como país, pero tenemos un montón de complejos. No nos sabemos vender y cuando salimos fuera no sabemos transmitir todo lo bueno que tenemos.

- Dentro de esa potencialidad de España, ¿en qué nivel situaría el idioma español?
- Si lo pudiéramos aprovechar creceríamos mucho más. En los estados Unidos, ni el francés ni el alemán se hablan prácticamente. El volumen de personas que estudia todos esos idiomas juntos en ni siquiera iguala el número de los que estudian español. Aquí no existe ningún canal de televisión francés, pero en cambio hay dos exclusivamente para hispanohablantes. Además existen muchas revistas que tienen edición español. Todo eso no lo tienen ni en francés, ni en alemán, ni en holandés, ni en ningún otro idioma.

- ¿Cuál es la presencia del español en el comercio en los Estados Unidos?
- Cuando se trata de negociar o de vender desde luego tiene que ser en inglés. Es un plus que tengamos el producto traducido a los dos idiomas, pero todavía sigue siendo muy importante hablar bien inglés, llevar los precios en dólares… En este sentido los españoles estamos un poco por detrás y todavía seguimos cometiendo errores a evitar. El español es relevante una vez que tenemos el producto final, pero a la hora de negociar y de vender tiene que ser en inglés.

- ¿Cree que está creciendo el número de personas interesadas en aprender español?
- Desde luego. Yo me he encontrado a una persona que se dedica a asuntos internacionales en el ayuntamiento de Nueva York estudiando español todas las mañanas. Considera que para subir en su carrera profesional es imprescindible que invierta en este idioma. Eso pasa con muchas otras personas en los Estados Unidos. Cada vez más la gente lo está haciendo porque sirve como una oportunidad para su ascenso profesional.

"NUNCA ME TRAUMATICÉ"
- En su vida profesional ha podido tener tres handicaps: ser joven, ser mujer y ser negra. ¿Cómo ha combatido contra esos posibles inconvenientes?
- Recuerdo cuando era adolescente ya mi padre me decía que tenía que despuntar ya que al ser mujer y ser negra no podía limitarme a ser como todo el mundo. Siempre tuve muy presente lo que soy pero nunca me traumaticé. En vez de verlo como un inconveniente traté de sacarle ventaja. No todos tenemos por qué ser iguales; al contrario, la diferencia te puede hacer especial. Puedes hacer dos cosas: acomplejarte y sentirte desplazado o sentirte un ser especial. Y yo decidí sentirme especial.

- ¿Cómo lo logró?
- Estando muy orgullosa de lo que soy. No escondo absolutamente nada ni tengo ningún complejo. Me enorgullece ser multicultural; creo que es muy aburrido tener sólo una cultura. En mi caso tengo la opción de coger lo mejor de tres culturas distintas, lo que resulta mucho más divertido. Sin embargo, el tema de la juventud no me supuso ningún problema. El hecho de ser mujer y negra ha sido más difícil que la juventud en sí. España es un país muy abierto al mundo, pero sí que es cierto que en ocasiones he oído comentarios desagradables. Una vez, por ejemplo, me vestí de fallera en el Central Park para una entrevista en un periódico valenciano. Poca gente se hubiera atrevido a hacerlo y yo lo hice. A raíz de esto, recuerdo que me llamó una amiga y me dijo que había gente que había empezado a decir que era un horror que una negra se hubiera vestido de fallera, que cómo lo había podido publicar el periódico y que resultaba una aberración. Pensaban que el hecho de que yo me hubiera vestido de fallera suponía una violación de la cultura valenciana. También me ha sucedido que en reuniones con empresarios valencianos, cuando me ven, hacen todo el esfuerzo que pueden por hablar inglés. Normalmente, al principio de la reunión les suelo dejar, pero poco después yo les respondo en valenciano y ellos se sobresaltan. El hecho de que yo hable valenciano contribuye a romper el hielo y a acercar a la gente que conoce el mismo idioma. Creo, sinceramente, que las lenguas pueden servir en muchos casos para que la gente se sienta más cómoda contigo.

- De cara al futuro, ¿ve su vida en los Estados Unidos?
- Yo soy como un mercenario, estoy ahí donde hay guerra. Siempre y cuando un proyecto me seduzca, no me importa trasladar a toda la familia de un lugar a otro. Ellos ya saben que va en el pack. Es cierto que he recibido ofertas en España, pero de momento no me siento preparada para volver porque creo que los Estados Unidos tienen aún mucho que ofrecerme.

- ¿Qué siente cuando se asoma desde su despacho en el Empire State Building y ve el mundo?
- Una enorme satisfacción. Desde una de mis ventanas veo la Estatua de la Libertad. Nueva York siempre fue un sueño para mí; yo siempre he creído en el ‘American Dream’ [sueño americano], porque pienso que sí que es verdad que funciona. Mucha gente me dice que le encantaría vivir y trabajar aquí y yo siempre animo a todo el mundo a hacerlo. Una persona me comentó en una ocasión que iba a tener muy difícil entrar en la oficina de la Cámara de Comercio en Nueva York porque no tenía ‘pedigrí’ ni mis padres conocían a nadie bien relacionado en Valencia. Esto me entró por un oído y me salió por el otro. Seguí insistiendo, sabía que no había una apuesta mejor y que ese puesto era para mí. Por eso siempre animo a todo el mundo. Cuando te asomas al mundo ves que lo has conseguido y que todavía hay mucho por hacer.

NUEVO RUMBO EN LA INVESTIGACIÓN DEL 11-M
Manzano, arrinconado por los Tedax y la sentencia a favor de El Mundo
Varapalo para Sánchez Manzano. El martes, en su declaración, admitió que había destruido pruebas del 11-M. El miércoles, ante el juez, seis Tedax lo ampliaban. Horas después una contundente sentencia absolvía a El Mundo y Jiménez Losantos por sus informaciones y opiniones al respecto.
Olivia Moya | Luis del Pino Libertad Digital 15 Septiembre 2009

La investigación sobre los atentados del 11-M ha tomado un nuevo rumbo. En sólo dos días la actuación del ex jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, ha quedado más que en entredicho.

Primero fue su propia declaración como imputado, este martes, en la que reconoció que había destruido toneladas de pruebas de los atentados. Veinticuatro horas después en el mismo juzgado, seis miembros de los Tedax lo ampliaban. Y este miércoles por la tarde conocíamos una rotunda sentencia de cuarenta páginas que tumba la querella que en su momento presentó Sánchez Manzano contra El Mundo y Federico Jiménez Losantos. En ella, el juez remarca la veracidad de todas las informaciones publicadas por este diario sobre la actuación de Manzano.

Los Tedax contradicen a Manzano
Este miércoles han declarado en calidad de testigo seis Tedax que estuvieron en los escenarios de la masacre recogiendo toneladas de restos durante el 11 de marzo y los días posteriores.

Lo han hecho en el Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid, donde se investiga la causa abierta contra el ex comisario jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, y la perito químico de la Unidad Central, que estaba a su cargo, y que fue la encargada de recibir, analizar y almacenar los cientos y cientos de vestigios de los atentados.

La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M les acusa de los delitos de falso testimonio, omisión del deber de perseguir delitos y encubrimiento por ocultación de pruebas.

Sánchez Manzano aclaró este martes en sede judicial que si sólo llegaron 23 muestras de los 12 focos de explosión, incluidas dos explosiones controladas, a la Audiencia Nacional fue porque los Tedax las destruyeron.

Y es que, según vino a decir el ex comisario, ésta es una práctica habitual en la Unidad que él dirigía. Es decir, que las muestras recogidas en el lugar de un atentado pasan una especie de criba en las dependencias policiales, una selección que sólo superan los restos que consideran útiles.

Preguntado por qué algunas de las muestras que sí habían sido seleccionadas tampoco llegaron a la Audiencia, Manzano contestó que sobre eso no podía dar ninguna explicación.

Las pruebas que "nunca" se eliminan y la imprescindible autorización judicial
Los seis testigos, que participaron en estas labores el 11-M y los días posteriores, han echado por tierra su declaración, por lo que la versión ofrecida ayer por Manzano no es válida, según explicó el abogado de la acusación, José María de Pablo.

Según han señalado los policías, existen una serie de pruebas que nunca se eliminan, que siempre pasan esa criba de la que habla Manzano. Es el caso de las impregnaciones en agua y acetona o de las piedras recogidas de los cráteres de una explosión. Pero aún hay más. A los seis Tedax "no" les consta que "nunca se haya tirado nada sin autorización judicial". Y ni en el sumario ni en ninguna parte hay constancia de que esa autorización judicial o esa petición al juez hubieran existido.

Los artificieros señalaron también que sólo en la estación de Atocha se recogieron más de 80 bolsas el 11 de marzo de 2004, que fueron puestas a disposición de la Unidad Central, si bien desconocen el destino final que se dio a las mismas.

Manzano "asumió el mando operativo" de modo insólito
Todavía los seis agentes se guardaban un dato más. Todos han declarado que aquellos días quien "asumió el mando operativo" fue el mismísimo Sánchez Manzano. Algo que no se había hecho antes y que no se ha vuelto a hacer, porque, según manda el protocolo, a la unidad que le correspondía encargarse de ello era a la Brigada Provincial de Madrid, a cuyo mando se encontraba Cáceres Vadillo. Esto también contradice a lo dicho por Manzano. El ex comisario declaró que él nunca asumió el mando operativo, sino que éste quedó en manos del jefe del grupo de Madrid.

Este viernes está prevista la declaración de más testigos policiales, entre ellos el ex subdirector general operativo de la Policía Nacional, Pedro Díaz Pintado.

Las informaciones del diario fueron "veraces"
Rechazada la querella de Sánchez Manzano contra el El Mundo
Ya hay sentencia, y de 40 páginas, por la querella que Sánchez Manzano presentó contra El Mundo y sus periodistas. Ha sido rechazada en su integridad y el ex-jefe de los Tedax ha sido condenado a pagar las costas. El juez considera que las informaciones publicadas en El Mundo fueron veraces.
Luis del Pino Libertad Digital 15 Septiembre 2009

La querella fue presentada por el ex-jefe de los Tedax por considerar atentatorios contra su honor más de sesenta artículos publicados en ese periódico, en los que se analizaba la actuación del comisario durante las investigaciones del 11-M.

Después de un juicio que estuvo precedido por diversas pruebas periciales solicitadas por la defensa, y en el que declararon varios peritos expertos en desactivación de explosivos y en análisis químicos, la sentencia se esperaba para mediados del mes próximo, pero el juez ha emitido su veredicto este miércoles.

En la demoledora sentencia, el juez no ha vacilado en entrar a analizar el fondo de las informaciones publicadas en El Mundo, y que afectaban a temas tan diversos como la mochila de Vallecas, los análisis químicos realizados (y los no realizados) y los vestigios recogidos en los trenes. Considera el juez que los artículos publicados en El Mundo fueron veraces, e incluso elogia el celo profesional del periódico, que llegó hasta el punto de verificar mediante diversas pruebas algunos de los aspectos recogidos en sus noticias, como por ejemplo los mecanismos de programación del móvil encontrado en la mochila de Vallecas.

Esta sentencia llega en un momento especialmente delicado para el ex-jefe de los Tedax, por cuanto es él quien se enfrenta, en estos días, a una querella presentada por la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, que le acusa de los delitos de falso testimonio, de encubrimiento por ocultación de pruebas y de omisión del deber de perseguir delitos. En el marco de ese proceso, hoy conocíamos, por ejemplo, que varios miembros del Tedax han contradicho ante la juez las declaraciones efectuadas ayer por Sánchez Manzano.

El revés judicial sufrido en su querella contra El Mundo podría afectar, de hecho, a la defensa del ex-jefe de los Tedax frente a la querella que las víctimas del 11-M le han presentado, puesto que ahora es una instancia judicial la que viene a avalar las noticias publicadas por El Mundo, en las que se desvelaban numerosas irregularidades que tuvieron lugar durante las fases iniciales de la investigación de los atentados del 11-M.

Irregularidades que han redundado, al final, en que sigamos sin saber, cinco años después de los hechos, el explosivo que se utilizó para la masacre.

Puño en alto
Cien millones de muertos
Javier Moreno Libertad Digital 15 Septiembre 2009

Redondear en estas cosas es macabro, pero fueron en torno a 100 millones los muertos del comunismo en el siglo XX . Ningún cuerpo de ideas acumuló tantos cuerpos humanos en fosas comunes. Entre esos hombres y mujeres muertos había algunos de los llamados "enemigos de clase", o "del pueblo", pero la mayor parte eran los fallidos proyectos de hombres y mujeres nuevos, a los que sólo tras un sumario juicio sin posibilidad de réplica o defensa se les denominaba también "enemigos de clase". La utopía de la igualdad de los hombres llevó a la pesadilla de la igualdad en la miseria, cuando no en la muerte.

La vanguardia de la revolución, en aquellos tumultuosos años de principios del pasado siglo, alzaba el puño en señal de amenaza. Y no fueron pocos los que acabaron en los brazos de los fascismos y nacionalsocialismos buscando protección y seguridad ante el maximalista envite de los comunistas. No es sólo que los extremos se toquen, es también que unos excesos llevan a los contrarios (entendiendo por contrarios los realizados "a la contra", como reacción).

Levantar el puño en un evento político simboliza aprobar retrospectivamente la muerte de 100 millones de personas. Por supuesto ninguno de los que levantaron el puño recientemente en nuestro país, ante las cámaras, amantes de la paz universal, reconocería como propia tal barbaridad. O bien las cifras están mal, o bien se traicionaron los ideales, o se trata sólo de un gesto sin contenido ideológico y lo otro historia, o ya se nos ocurrirá otra cosa. Defendemos una sociedad plural, social y ecológica, sepamos o no lo que es eso, ni el precio que hay que pagar por ello.

Los 100 millones de muertos no sólo deben de ser enterrados bajo tierra, físicamente, como lo fueron, sino también metafóricamente, en nuestras mentes, en nuestras conciencias y en las de las venideras generaciones. No debe quedar ni uno en la superficie de nuestros superficiales pensamientos, salvo como adorno retórico para parecer ecuánimes en algún debate difícil (sí, admitimos que el socialismo real fue un error). Así podremos repetir la historia sin enterarnos de nada. Recordamos selectivamente a Hitler en el imaginario colectivo como el monstruo entre los monstruos mientras fomentamos el antisemitismo y la islamofilia, sin advertir contradicción alguna.

Pero si realmente detestan tanta muerte nuestros socialistas, ¿por qué el puño, entonces? Es parte de un ritual que sólo los iniciados pueden entender "correctamente", es decir, considerar coherente, cegados como están por las emociones tribales. Se une a otros gestos, ademanes, retóricas e indumentarias. No llevar corbata es muy importante en un mitin, e incluso en un informativo de una TVE "plural" (esto es, progresista). Culpar de los males del mundo a la codicia de unos pocos –alentando la de los más– es una fórmula recurrente... etcétera, etcétera. Y levantar el puño, por supuesto, es decirle al mundo que somos idealistas e igualitaristas a ultranza, y que luchamos por ello (sin violencia, claro).

Un antropólogo "objetivo" que asista a uno de estos espectáculos tendría necesariamente que explicar todo lo que en ellos se escenifica como una burda representación, que oculta las verdaderas intenciones, creencias y deseos de los actores. No es ya que se vean impotentes para realizar unos ciertos ideales, es que son unos cínicos que se dirigen a quienes aún los tienen, por candidez o ignorancia, para engañarlos y obtener su voto, su parte alícuota de poder democrático, que es lo único que les interesa verdaderamente. Para ello no hay más que ver cómo se comportan entre los bastidores de la comedia política, cómo viven, dónde, cuánto gastan, con quién se relacionan... No son nuestras palabras sino nuestras elecciones cotidianas las que mejor nos definen. Y la contradicción entre unas y otras da la medida de nuestra hipocresía (llamémosla hiprogresía).
No, definitivamente no son lo mismo el saludo fascista que el comunista. Tampoco son lo mismo Josué, el "neonazi" que no se reconoce como tal, que Carlos, el antisistema orgulloso de serlo. Los últimos miembros de cada par gozan de una valoración más positiva, y tienen por ello un mayor derecho a sus excesos, reconocido retrospectiva y prospectivamente –con independencia de si su barbarie es mayor o menor que la de los otros.

Javier Moreno es economista y colabora en los blogs La Nueva Ilustración Evolucionista y Desde el Exilio.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

LOS PUNTOS NEGROS DEL ESTATUT: 2. POLÍTICA EXTERIOR
Invadiendo el terreno del Estado
IMPRESIONES El Mundo 15 Septiembre 2009

EN POCAS MATERIAS está tan clara en la Constitución la atribución al Estado de una competencia exclusiva como es el caso de la política exterior. Así se recoge en los artículos 97 -«El Gobierno dirige la política interior y exterior»- y 149.1.3º: «El Estado tiene competencia exclusiva en materia de relaciones internacionales». El análisis de los capítulos II (Relaciones de la Generalitat con la Unión Europea) y III (Acción Exterior) del Título V del Estatuto catalán recurrido ante el TC permite concluir que su contenido desborda claramente la Carta Magna.

En sus artículos 194 y 195, el texto reconoce el derecho de la Generalitat a suscribir acuerdos con cualquier actor internacional y a abrir oficinas en el exterior -a modo de embajadas-, cosa que ya está haciendo el tripartito actual con el vicepresidente Carod-Rovira como ministro de Exteriores catalán. En su artículo 200, el Estatut otorga a la Generalitat la promoción de «la proyección internacional de las organizaciones sociales, culturales y deportivas de Cataluña y, si procede, su afiliación a entidades afines de ámbito internacional» e incluso otorga al Gobierno catalán la última palabra -«es determinante»- en las posiciones del Estado ante la Unión Europea.
 


 

Recortes de Prensa   Página Inicial