AGLI

Recortes de Prensa    Sábado 19 Septiembre 2009

 

Zapatero tiene un plan
JUAN MANUEL DE PRADA ABC 19 Septiembre 2009

ESPAÑA se ha convertido en el primer productor mundial de paro, para envidia de Zimbawe, pero la multitud atolondrada de los analistas económicos sigue picoteando (¡pitas, pitas, pitas!) el grano que diariamente Zapatero arroja en el comedero de las discusiones bizantinas: que si la presión fiscal sube o baja, que si la reforma impositiva afectará a los impuestos directos o indirectos, que si patatín, que si patatán. Y, mientras Zapatero mantiene bien provisto el comedero de las discusiones bizantinas, completa el diseño de su plan para ganar las próximas elecciones, y las próximas, y así hasta que San Juan baje el dedo. Es un plan tan evidente que, como la carta robada de Poe, pasa inadvertido a quienes se empeñan en buscarlo en escondrijos recónditos. Zapatero sabe que el paro no hará sino crecer en los próximos años; sabe que, en apenas unos meses, la cifra de desempleados, abastecida con las nuevas incorporaciones que deparará el naufragio del Plan E, aquel trampantojo con el que se crearon puestos de trabajo superfluos y efímeros, alcanzará los cinco millones, que no harán sino incrementarse en los meses siguientes. Zapatero sabe que cifras tan abultadas pueden desencadenar una revuelta social; pero también sabe que, si se gestionan con astucia, constituyen una provisión de votos formidable que le asegurará la permanencia sine die en la poltrona.

¿Y cómo se consigue que los parados voten en masa al hombre que los ha dejado sin trabajo? El método es simplicísimo; basta contemplar la naturaleza y reparar en la argucia que las hormigas emplean para apacentar a los pulgones, a quienes satisfacen en sus necesidades básicas para después extraerles esa secreción azucarada que constituye su predilecta ambrosía. La ambrosía predilecta de Zapatero son los votos que le garantizan la permanencia en la poltrona; y para ello se dispone a satisfacer las necesidades básicas de su rebaño de pulgones, que son los millones de parados que previamente ha fabricado. Se dispone a mantenerlos en un estado de «pobreza controlada», como los bodegueros mantienen los vinos a una temperatura constante que favorezca su fermentación, subsidiados con la limosnilla que conseguirá recaudar a costa de empobrecer a las clases medias; empobrecimiento que, a su vez, irá generando nuevas remesas de parados... y nuevas remesas de votos. Porque Zapatero se va a preocupar de que a ningún parado le falte la limosnilla, como las hormigas se preocupan de socorrer a los pulgones en sus necesidades básicas. Así, los parados se acostumbrarán a sobrevivir con la limosnilla; incluso encontrarán apetitosa la limosnilla que les garantiza la supervivencia; y olvidarán que un día tuvieron trabajo. O dicho con mayor exactitud: atribuirán la pérdida de su trabajo a la fatalidad de la crisis global, que según la propaganda se ha encargado de repetir machaconamente fue desatada por la avaricia de los tiburones capitalistas, y se abrazarán a la limosnilla que les reparte Zapatero, encumbrado para entonces a la categoría de redentor.

Así, Zapatero se asegurará la secreción azucarada que le garantiza la permanencia en la poltrona; y si en algún momento el rebaño de pulgones titubease en su ímpetu clientelar, si en algún momento les resultase enojoso ese estado de «pobreza controlada» en el que sobreviven, Zapatero se encargará de pacificarlos mediante la inyección de una dosis de resentimiento, recordándoles que él se ha preocupado de garantizar su subsistencia arrebatando el dinero a los ricos, que es como la propaganda llama a las clases medias. Así es como Zapatero se asegurará la permanencia sine die en la poltrona, mientras España se convierte en el primer productor mundial de paro, para envidia de Zimbawe; y a los analistas económicos nunca les faltará (¡pitas, pitas, pitas!) la provisión de grano en el comedero de las discusiones bizantinas.
www.juanmanueldeprada.com

Más cuota catalana
M. MARTÍN FERRAND ABC 19 Septiembre 2009

MAL y con prisas, como acostumbra, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero convalidó en el Congreso el decreto-ley que autoriza la TDT de pago e inutiliza los conversores a que nos obligó el impulso de Miguel Sebastián, el de la bombilla, para precipitar el apagón analógico televisual. Dicen que Jaume Roures, al que llaman «el nuevo Jesús Polanco», no cabe en sí de gozo y se advierte el dolorido mohín de El País y toda su familia mediática. El PSOE, hace veinte años le concedió al Grupo Prisa el privilegio y el monopolio de la televisión de pago y el PZOE, ahora, se lo quita. Como está fatalmente establecido los llantos suceden a las risas y la debilidad a la prepotencia. Sólo el santo Job llevó con paciencia una tribulación semejante.

El hecho y los modos retratan a Zapatero y, al margen de lo improcedente que resulta un cambio normativo de esa precipitación y trascendencia, sugieren dos reflexiones. El líder socialista acentúa su creciente soledad alejándose de un grupo mediático, instalado en la izquierda, y sin el que su partido -que se lo pregunten a Felipe González- no hubiera alcanzado la fuerza hegemónica que disfruta en la actualidad. Zapatero ha reorientado sus amistades mediáticas y Roures es el nuevo norte de su brújula. Se trata de un hombre de izquierdas, procedente de la Liga Comunista Revolucionaria, convertido en empresario en aras de su catalanismo. ¿Cuál de esas dos condiciones terminarán siendo la dominante en el personaje? Puestos a aceptar la merienda de negros en la que nos han instalado la partitocracia dominante y las mañas presidenciales, si el izquierdismo le vence al catalanismo, Zapatero gana. Pierde en el caso contrario.

El apoyo parlamentario que, por parte de CiU y ERC, tuvo el Gobierno para sacar adelante la TDT de pago no es inocente. Los dos grandes partidos nacionalistas entendieron al unísono lo que el proyecto socialista para un nuevo mapa de la televisión en España puede tener de incremento de la «cuota catalana». De hecho, más que fortalecer a Zapatero, reforzaron a Roures. Algo que, ideológicamente, se puede entender en ERC y que, por lo que tiene de ilusión trotskista, desentona con CiU. De momento, y en lo que se nos alcanza, el espasmo audiovisual, de pago, abordado por Zapatero tiene un beneficiario cierto y un perdedor probable. Es posible que el líder del talante se haya dado un tiro en su propio pie.

El 11-M y el Partido Popular
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS El Mundo 19 Septiembre 2009

LA SENTENCIA desestimando íntegramente la demanda contra el director y tres periodistas de EL MUNDO entre los que tengo el honor de contarme, debería marcar un antes y un después para las víctimas de la mayor y más impune masacre de Europa Occidental. Pero a qué extremos de degradación habrá llegado la Justicia en España y a qué albañales de corrupción habrá descendido en el 11-M para que una sentencia que reconoce como indudablemente veraces los hechos denunciados por este periódico y defiende el derecho a emitir opiniones a partir de esos hechos denunciados, que son los de una masiva destrucción de pruebas del horroroso crimen aparece como un hecho heroico, tocando casi lo milagroso. Y lo es, evidentemente, porque, hasta ahora, el funcionamiento de la Administración de Justicia en el esclarecimiento del 11-M ha estado a la altura de los medios de comunicación y de los partidos políticos, es decir, sota las cloacas o por debajo del betún, si preferimos la metáfora antropomorfa.

Lo que posiblemente se ha roto con esta sentencia -que no es, repito, más que el triunfo del sentido común y de la Ley- es la torva alianza de jueces, fiscales, políticos y periodistas dispuestos a lo que sea para apuntalar la Versión Oficial del 11-M. Y «lo que sea» ha sido, en la práctica, el linchamiento de los pocos periodistas y poquísimos medios que nos hemos negado a tragarnos la mostrenca trola.

Todavía seguían ayer casi todos negando, minusvalorando u ocultando a sus lectores y oyentes esta asunción por la Justicia del afán de Justicia, esta constatación de la realidad que permitiría alcanzarla, si cambian los que ascienden a los jueces, es decir los partidos. Nada espero de Zapatero ni de Rajoy, pero al menos Rosa Díez debería romper el cerco de silencio y actuar. Y si no Mariano, el PP de Aznar y Acebes, que tiene la responsabilidad, siquiera moral, de la destrucción de pruebas por parte de Manzano y sus jefes ocultos, debería actuar como parte en ese afán de Justicia.

Especial responsabilidad tiene Gallardón, alcalde del solar de la masacre y que ayer, Cobo mediante, dijo que acatarán todo lo que diga la Justicia. No, Don Zanjas. Todo, no. La Justicia ha dicho cosas muy distintas: que la instrucción fue modélica (Gallardón) o que se ocultaron toneladas de pruebas (la juez). Hay que hacer justicia a las víctimas del 11-M. Y la destrucción de pruebas no es deporte olímpico.

¿Responde a un objetivo electoral la masacre del 11-M?
Víctor Llano www.asturiasliberal.org 19 Septiembre 2009

Este viernes un perito de la Policía Científica le dijo a una jueza de Madrid que tenía todo preparado para analizar las pruebas que Manzano, en contra de lo que él esperaba, no le envió. Bien. Vale. Gracias por no negar lo obvio. Pero no fue eso lo que más me sorprendió de su declaración. Como poco antes había declarado el subdirector general operativo de la Policía de Díaz de Mera, a Manuel Escribano tampoco le consta que existiera una norma que obligaba a Sánchez Manzano a enviar a la Policía Científica lo que nunca envió. Es lo que tienen los que nombraron o mantuvieron en sus cargos Astarloa, Acebes, Cospedal y compañía. De ser cierto lo que declararon este viernes, tanto Díaz Pintado como Escribano se presentan como dos funcionarios que no conocen lo que están obligados a conocer. ¿Cómo es posible que no les conste la existencia o no de una orden que tanto afecta a su trabajo?

Tampoco entiendo por qué José María de Pablo -al que desde aquí agradezco su empeño y su valentía- no le pide a la jueza que investiga la actuación de Sánchez Manzano que cite como testigos al entonces responsable de la Policía Científica y a Santiago Cuadro Jaén, superior del funcionario cuya actuación se investiga. Aún está a tiempo, más si la jueza decide procesar a Sánchez Manzano. Respecto a lo que dicen ignorar Díaz Pintado y Escribano, sólo añadir que responde a más de lo mismo. Al miedo que tratan de ocultar disfrazándolo de negligencia. Seguiremos informando. Tiempo habrá.

Hoy quería preguntar por lo que ha quedado en el inconsciente colectivo de muchas de las personas que dudan de la versión oficial que no explica los atentados del once de marzo de 2004. Son legión los que creen que la masacre se ideó para que los que votaban tres días después no permitieran que el Partido Popular volviera a gobernar. Si un día lo creí, hoy no lo creo. Los que ordenaron volar cuatro trenes en Madrid no podían saber de la torpeza de Acebes ni qué responderían los españoles. Es más, con Kangoo o sin ella, lo más probable es que si Jesús de la Morena no hubiera detenido a Jamal Zougham el PP hubiera ganado las elecciones. Ni aún dando por buena la versión oficial podríamos valorar que los autores de la masacre quisieron volcar el resultado electoral en 72 horas. Jamás pudieron plantearse por sí mismos tamaño objetivo.

Alguien me dirá que contaban con gente dentro. No lo creo. A no ser que mediara un traidor al servicio de un interés foráneo, los que volaron los trenes no contaron con gente dentro. Estoy convencido de que la masacre llegó de lejos y a las órdenes de un interés extranjero. Lo que no sé es si los que la perpetraron se sirvieron de una historia interna que les aseguraba que su autoría sería silenciada por los que para tapar lo interno y que no les acusaran de los crímenes taparían también lo externo.

¿Qué sería “lo interno” en lo que no es más que una hipótesis que trata de responder a lo que nos venden como descomunales negligencias? Una trampa envuelta en un atentado fallido. Dos bombas que no estallan. Las que, después de la masacre y por miedo a que estallaran, volaron los tedax

de Madrid. Aznar y Acebes, convenientemente engañados, culparían a ETA. Ganaban las elecciones. Pero poco después aparecerían moritos confidentes, policías, y asturianos que votan al PP y que traficaban con Goma 2 ECO. La trampa. Los jefes de la historia interna -con todos sus afectos ya movilizados y en la calle- acusarían a Aznar de gestionar una alarma en Madrid con intención de ganar las elecciones culpando a los etarras. Rajoy no podría formar Gobierno. Entre otras razones porque le recordarían que cuando era ministro del Interior se paró una investigación que demostraría que Antonio Toro ofrecía Goma 2 ECO a todo lo que se movía. ETA quedaría como víctima de las mentiras de Aznar y el PP dejaría de ser alternativa durante los próximos 30 años. La que Jesús de la Morena califica de su mejor decisión lo impidió. En contra de toda lógica policial, no lo siguió para localizar a otros supuestos cómplices, detuvo a Jamal Zougham pocas horas antes de que los españoles votaran.

Lo sé. No es más que una hipótesis que trata de explicar lo que no nos han explicado. Pero que de acercarse a la realidad, y puede que no esté muy lejos de ella, nos llevaría a distinguir entre la masacre que a mi juicio responde a un objetivo extranjero, y la trampa interna que medio neutralizó la detención de Jamal Zougham.

Irán: el enemigo del enemigo
ÁLVARO VARGAS LLOSA ABC 19 Septiembre 2009

SER un bufón le compra a uno tiempo en política internacional: se pueden hacer picardías un largo rato antes de que las tomen en serio. Es el caso de Hugo Chávez, cuya relación con Irán es tema de una reciente presentación de Robert Morgenthau, el legendario fiscal de Manhattan.

En base a investigaciones propias, la colaboración de terceros y retazos de información pública, Morgenthau concluye que Venezuela e Irán «trabajan juntos en nuestro patio trasero para desarrollar tecnología nuclear y misiles». La noticia no es tan noticia. Un grupo de investigadores privados me visitó hace unos meses para mostrarme documentos y fotografías que apuntan a muchas de las cosas que ahora confirma el fiscal de Manhattan. Me comentaron que habían visitado a autoridades norteamericanas y de otros países pero que habían conseguido escaso apoyo en su esfuerzo por poner las actividades de Hugo Chávez bajo los reflectores.

Independientemente de cómo se crea que las democracias liberales deben responder al desarrollo de armas nucleares en Irán, la participación de Chávez en esta trama no augura nada bueno para el hemisferio occidental. Si la relación Teherán-Caracas da lugar a una Venezuela nuclear o convertida en base nuclear iraní, la capacidad de Caracas para desestabilizar a sus vecinos, un pan de cada día, aumentará exponencialmente. Una perspectiva nada edificante para los que preferiríamos ver a Chávez y la línea de tiranos populistas de la que desciende confinados en los museos de terror.

La nueva relación entre Irán y Venezuela se inició en 2006. Si dejamos de lado las declaraciones de amor recíproco, quedan tres hechos macizos, hijos de acuerdos militares, políticos y económicos. Primero: Irán ha establecido instituciones financieras en Venezuela -el Banco Internacional de Desarrollo entre ellas- para fines de apariencia angelical. Pero dado que Irán no está en condiciones de prodigar en otros países el desarrollo que no ha podido lograr en casa, la verdadera intención es sortear las sanciones que impiden a Teherán utilizar instituciones bancarias de los Estados Unidos para hacer pagos vinculados a su programa nuclear. Segundo: en los últimos tres años, una serie de fábricas de propiedad iraní se han radicado en localidades remotas del interior de Venezuela, incluida un área que contiene más de 50.000 toneladas de uranio. Tercero: en diciembre de 2008, Turquía interceptó un buque iraní que se dirigía a Venezuela con equipos para hacer explosivos; estaba oculto en veintidós contenedores etiquetados como «repuestos para tractor».

No son los únicos elementos sustanciales en la relación entre Venezuela y el Medio Oriente en general. Otro es Ghazi Nasr al Din, un venezolano de origen libanés impedido por el Tesoro norteamericano de realizar transacciones comerciales en Estados Unidos debido a sus conexiones terroristas. Morgenthau cree que trabaja con otro nombre en la embajada venezolana en el Líbano.

Tratar de eludir las sanciones internacionales para efectuar pagos a sus proveedores es una vieja obsesión iraní. Como el grueso de las transferencias bancarias en dólares obligadamente pasan por bancos estadounidenses que actúan como intermediarios sin importar su origen ni destino final, Irán necesita un acceso indirecto a los bancos de Nueva York. Aunque el banco de Irán en Caracas se encuentra en la lista negra por ser subsidiario de una institución iraní, los bancos de Venezuela pueden efectuar transacciones comerciales en Estados Unidos de forma legal. Por tanto, Irán puede utilizar cualquier institución financiera venezolana con la que su banco en Caracas mantenga vínculos para efectuar transferencias que pasen sin dificultad por Estados Unidos. Y todo esto acontece en las narices de las autoridades estadounidenses, que creen que sus sanciones son eficaces y ¡pierden tiempo y energía exigiendo a otras naciones que se deshagan del secreto bancario para atrapar a evasores de impuestos estadounidense!

Desde 1962 América Latina no era arrastrada por una potencia extranjera al drama nuclear. Los programas nucleares argentino y brasileño de los años 70 y 80 (México nunca pasó de la fase preliminar) fueron asuntos domésticos, desvinculados de los intereses de fuerzas extranjeras. Venezuela, cuyo gobierno antiimperialista ha anuncia un programa nuclear propio, se afana ahora en devolver a América Latina a los buenos tiempos del sometimiento a potencias externas no menos antiimperialistas.
© 2009, The Washington Post Writers Group.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

LOS PUNTOS NEGROS DEL 'ESTATUT': 4. FINANCIACIÓN
El dislate de la relación de bilateralidad
IMPRESIONES El Mundo 19 Septiembre 2009

SI HAY un apartado del Estatut de Cataluña en el que resulta nítida la inconstitucionalidad ése es el de la financiación. Nuestra Carta Magna afirma que las Comunidades Autónomas gozan de autonomía financiera para la ejecución de sus competencias, con arreglo a dos principios: el de coordinación con la Hacienda estatal y el de solidaridad entre todos los españoles. Y para ello se creó el Consejo de Política Fiscal y Financiera, órgano multilateral en el que los ministros de Economía y de Administraciones Públicas, junto a todos los consejeros de Hacienda, armonizan los aspectos de la actividad financiera del Estado autonómico.

Sin embargo, el Estatut consagra un principio que rompe con este sistema al establecer una relación de «bilateralidad» entre el Gobierno central y Cataluña -como si de dos estados se tratase- para abordar la financiación de los catalanes. A causa de ello, este verano se ha materializado la aprobación de un nuevo sistema de financiación autonómico, fruto de la larga negociación bilateral entre Moncloa y el tripartito. Así, todos los españoles soportan ya las consecuencias de un apartado del Estatut que podría resultar anulado por el Constitucional, ya que es uno de los capítulos recurridos. Y en cuanto a la solidaridad entre regiones, ha quedado igualmente rota, ya que el Estatut impone al Estado nada menos que la obligación de garantizar que la aplicación de mecanismos de nivelación no alterará «en ningún caso la posición de Cataluña en renta per cápita».

Efectos indeseados de la imposición lingüística
Juan Julio Alfaya //blogs.periodistadigital.com/galhispanos.php 19 Septiembre 2009

Como la mayoría de los medicamentos, la imposición lingüística, que pretende ser el Tamiflú de la mal llamada "lengua propia", tiene también sus efectos indeseados. En Galicia, quizás el más dañino e inesperado es el desinterés de los jóvenes por la lengua gallega. La inmensa mayoría de los alumnos que se han visto obligados a estudiar «en» gallego, no sólo no se convierten en gallegohablantes, sino que no quieren ni oír hablar de la lengua gallega, a excepción, supongo, de los que ya eran gallegohablantes antes de empezar sus estudios. Pero ni de esto último estoy seguro.
 
En Cataluña el presunto enemigo del catalán ya no es el español (lengua colonialista e imperialista por antonomasia, según los nacionalistas), sino el catañol.

¿Qué es el catañol? Es una neolengua que surge de la mezcla del catalán y el español, al estilo del portuñol, el euskañol o el Spanglish en los EE.UU.

Los alumnos cuya lengua materna era el español y fueron obligados a estudiar en catalán, de adultos, salvo raras excepciones, no hablan en un catalán medianamente culto, sino en catañol. El imparable deterioro del catalán es una queja constante de políticos, profesores, catedráticos e intelectuales catalanistas.

Aunque el catañol se habla en cualquier parte de Cataluña, su presencia es mucho mayor en las áreas urbanas y en determinadas capas sociales. Digamos que la élite dominante conoce, habla y escribe un catalán más o menos culto
y que el pueblo, siguiendo la ley del mínimo esfuerzo, se decanta por el catañol.

Existen dos tipos de "catañolismos": los del castellano de Cataluña y los del catalán de Cataluña.

Entre los primeros tenemos barrechar (por mezclar), coca (por torta), déjalo estar (por déjalo, no insistas), empreñar (por incordiar, molestar), enchegar (por arrancar, poner en marcha: «Hacía tanto frío esta mañana que no me enchegaba el coche»), lampista (por fontanero), tocho (por ladrillo), plegar (por terminar la jornada laboral: «Dime a qué hora plegas y te paso a buscar»), vaga (por huelga: «Los transportistas están de vaga»), ¿Quieres decir? (por ¿Estás seguro?), ¡Ya vengo! (por ¡Ya voy!), ves (por ve o vete), rachola (por baldosa), no cal (por no hace falta, no es necesario), etcétera

Entre los "catañolismos" del catalán de Cataluña, tenemos basura (por brossa o escombraries), cigarro (por cigarreta), jefe (por cap), entregar (por lliurar), vale (por d'acord), de repent (por de sobte), capullo (por tros dase, babau), ¡ojo! (por compte!), buenu (por bé), etcétera.

Es decir, que el gallego, el catalán y el vascuence normativos se quedarán para las «castas parasitarias» (como las denomina Enrique de Diego) y el castrapo, el catañol y el euskañol para quienes las mantienen con sus impuestos.

Para finalizar, les propongo que traduzcan a su lengua habitual la siguiente frase: «No cal que el paleta traiga racholas ni tochos». Con los ejemplos que les he puesto arriba, está chupado.
Juan Julio Alfaya
?Gallegos Hispanohablantes
1) http://blogs.periodistadigital.com/galhispanos.php
2) http://blogs.lavozlibre.com/galicia/

Los autobuses de Barcelona denunciarán la «desigualdad legislativa» contra el catalán
M. R. | BARCELONA ABC 19 Septiembre 2009

Varios autobuses urbanos de Barcelona lucirán a partir del próximo lunes imágenes de la campaña de la Plataforma per la Llengua «El català suma», que pretende poner de manifiesto la «inexplicable desigualdad legislativa» del catalán respecto al castellano en la propia Cataluña. Según la organización impulsora de la campaña, ésta pretende dar a conocer que el catalán aún está muy lejos del reconocimiento que tienen otras lenguas con peso demográfico y comercial similar en la Unión Europea.

La Plataforma per la Llengua indicaba en un comunicado que «el 99 por ciento de las leyes que obligan a utilizar una lengua determinada en la información de productos distribuidos en Cataluña obligan sólo a que conste exclusivamente en castellano», lo que para los creadores de esta campaña «discrimina» a los consumidores catalanes.

Facilidades
La citada Plataforma per la Llengua no ha tenido ningún problema en la contratación de los anuncios. Al contrario, todo han sido facilidades por parte del Ayuntamiento y la sociedad que gestiona los autobuses urbanos. Facilidades que contrastan con la tajante negativa del Ayuntamiento a que los autobuses de Barcelona lucieran anuncios a favor del bilingüismo promovida por Convivencia Cívica Catalana y otras entidades. Aquella campaña pretendía denunciar los impedimentos que tienen los padres para escolarizar a los niños en su lengua materna, puesto que no hay una casilla a tal efecto en los formularios de preinscripción.

En aquella ocasión, en marzo de este año, los responsables municipales se opusieron tajantemente a la colocación de paneles en los autobuses de línea urbanos porque consideraron que se trataba de una iniciativa política, que no respondía a la realidad y podía herir la sensibilidad de los usuarios del transporte público. Cuestiones que esos mismos responsables no se plantearon cuando los ateos organizados copiaron la campaña de los autobuses ingleses con el lema «Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida». Algunos reparos se encontraron, por contra, los promotores del anuncio «Cuando todos te abandonan Dios permanece contigo», la organización católica catalana «e-cristians», dirigida por el ex consejero convergente Josep Miró i Ard_vol. Sin embargo, pudieron sacar su iniciativa adelante y contrarrestar así la publicidad laicista.

En el caso de la lengua, los primeros en dar el paso -los partidarios del bilingüismo- no tuvieron ningún éxito y ni siquiera la disposición a pagar en efectivo la campaña ablandó los oídos del Ayuntamiento que ahora da vía libre a una singular denuncia contra el etiquetado en castellano.

Recortes de Prensa   Página Inicial