AGLI

Recortes de Prensa    Domingo 20 Septiembre 2009

 

El final de la inocencia
Jesús Cacho El Confidencial 20 Septiembre 2009

Se derrumban las murallas del político carismático que parecía llamado a marcar una época en la historia del PSOE y de España. Ya no es solo en la barra del bar: cualquier encuentro entre líderes empresariales o financieros deriva de inmediato hacia la grave situación económica que padecemos y la responsabilidad del presidente del Gobierno. Donde antes se hablaba con medias verdades o simples evasivas, ahora se entra a calzón quitado. Rodríguez Zapatero ha perdido toda credibilidad dentro y fuera del partido. Unos y otros le han perdido el respeto. Y con la credibilidad se ha evaporado la confianza. De repente, el mundo con dinero ha empezado a pronunciar la misma frase: “Tengo que hacer algo fuera de España”. La sensación de desánimo es total.

“Yo le definiría como uno de los primeros líderes postmodernos que ha dado este país. Un hombre que entendió la enorme importancia de los medios de comunicación en la aldea global: la saturación de los mensajes, una noticia cada dos días, y grandes promesas, anuncios, proyectos, ideas, leyes, cada mes”, asegura uno de sus ministros. Frente a los silencios de un Rajoy que desaparece de la actualidad durante 15 días sin que nadie sepa nada de él, la sobreexposición de la sonrisa de nuestro giocondo llenando la pantalla del televisor. Es la fórmula Lakoff (67), profesor de Lingüística y Ciencias Cognitivas de Berkeley y autor de varios libros convertidos hoy en manual del perfecto progresista. ZP regaló el año pasado uno de ellos a sus ministros: No pienses en un elefante (Editorial Complutense, 2007). El saber de Lakoff se articula en torno al concepto de “marco”, definido como la estructura mental que conforma nuestro modo de ver el mundo. Dos clases de marcos: el del “padre estricto”, que determina una actitud conservadora, y el de los “padres protectores”, progresista. Si usted pertenece al primero y su niño vuelve un día del colegio lloriqueando porque su profe le ha castigado sin recreo, dará al mamón un buen capón para que aprenda. Pero si es usted progresista, correrá al colegio hecho una fiera y obsequiará al profe con un par de hostias. Ideología ZP en estado puro. De modo que el elefante de Lakoff, algo de Suso de Toro, y una breve antología de poetas leoneses. Ese es el bagaje cultural de nuestro presidente.

Un ejército de aduladores ha escrito estos años ríos de tinta sobre los méritos del aludido, ante el gesto de sorpresa de quienes, dentro del partido, le conocían de verdad. En la tradición de la izquierda española siempre se ha exigido al líder algo más en la mollera que una sonrisa y una incontestable habilidad para el regate en corto. En el caso de ZP, su liviandad intelectual resulta de una evidencia palmaria. Nadie le ha escuchado nunca una opinión fundada, un argumento profundo, un programa de vida construido sobre los cánones intelectuales del humanismo clásico. Solo la frase banal, reiterativa, desgranada con la parsimonia (Sonsoles es la diligente profesora que le ha enseñado a vocalizar despacio y cuidar el gesto) del hombre que, consciente de sus limitaciones, trata de no meter la pata.

Cierto es que, dentro de las filas del viejo PSOE, siempre despertó sospechas la peripecia vital de un hombre que en tres meses pasó de comportarse como una estatua de sal en el Congreso durante muchos años a convertirse en un líder carismático. En el Comité Federal de enero de 2001, Rodríguez Ibarra le dio seis meses de vida, tras vaticinar que jamás ganaría unas elecciones generales. Se equivocó. Ganó las de marzo de 2004, aupado en volandas por los atentados del 11-M y por la pésima gestión de aquella crisis de un Aznar cuya insufrible soberbia buena parte del electorado culto urbano quería castigar. Ese es el activo, el gran mérito de Rodríguez Zapatero: que ha sabido ganar elecciones, apaciguando con ello a un partido convertido hasta entonces en una jaula de grillos. De no haber triunfado aquel 14-M, ZP sería hoy apenas una nota a pie de página en la historia del PSOE, que no de España. Un desconocido, que hubiera sido desalojado de grado o por fuerza de la dirección de un PSOE resuelto a no mantenerlo durante 4 años más en la oposición. De ahí la enorme importancia de lo acontecido el 11-M.

El “presidente por accidente” construyó su poder sobre los cimientos de un pacto con los barones del partido: tú me apoyas en Madrid, y yo te dejo hacer con plena libertad en tu taifa. Como ocurriera con Aznar durante su malhadada segunda legislatura, el Poder sacó a relucir las peores pulsiones que el leonés guardaba en su almario, y ello a pesar de haber gobernado siempre en minoría. Frío, cerebral, distante tras la máscara de la perenne sonrisa, incapaz de generar empatía, la Moncloa ha sacado a luz a un líder presidencialista que todo lo ve, todo lo mira, y todo tiene que pasar por sus manos. Alguien dijo que “a la presidencia del Gobierno hay que llegar aprendido”, porque es materialmente imposible asimilar nada nuevo una vez en el machito. Colgado del móvil las 24 horas, Zapatero es incapaz de leer un informe de unos pocos folios y reflexionar sobre la materia de que tratan. Lo suyo es el corto plazo, el día a día, el tapar el agujero de hoy con una promesa, una oferta, una nueva Ley o Leyes que una semana después se habrán olvidado, de modo que esa mercancía vieja podrá ser vendida otra vez como nueva a la vuelta de unos meses.

Un profesional del Poder, preocupado solo por su carrera
“Desaparecido el encantamiento, sobre la superficie aparece flotando la imagen de un partido mucho menos idílica de lo que él se ha encargado de propalar. Y como ocurre siempre, cuando el gigante está herido hasta el último soldado quiere asestarle la estocada definitiva”

Es, en cambio, un gran profesional del Poder, dispuesto a echarle las horas que sea menester. A él no le preocupan los problemas, sino la forma en que ese problema y su eventual solución impactará en el “marco mental” de sus votantes y en los equilibrios dentro del PSOE. Por encima de todo le importa su carrera política. Dispuesto en apariencia a escuchar para a continuación hacer de su capa un sayo, el caballero de la dulce sonrisa ha ido llenando de cadáveres las cunetas de su presidencialismo. Esa soberbia que anida en Moncloa le ha llevado a promocionar a gente que ni siquiera es del partido y que no tendría cabida en un Gobierno europeo serio. Por empeño personal sostuvo a Magdalena Álvarez contra viento y marea, al precio de un gran desgaste, pero cuando decidió prescindir de ella se lo anunció por los periódicos. Hoy, Maleni va diciendo por ahí que “a ése nos lo tenemos que cargar”. Muchos heridos, demasiadas víctimas de la petulancia de un navegante solitario que todo lo fía al instinto. En solitario navegó en la negociación con ETA, y el solitario dio vida a un Estatuto de Cataluña que estaba muerto, en aquella memorable noche de amor en Moncloa con Artur Mas, que tan decisivas consecuencias acabará teniendo para España.

Con insaciable apetito se ha dedicado a fortalecer su posición, al precio de reducir a escombros su autoridad y prestigio. Tras desarmar la estructura del partido, hoy no existe más poder en el PSOE que el suyo. Todo lo demás no cuenta. Él es el partido. Se entiende la alarma de los viejos roqueros socialistas ante las consecuencias a medio y largo plazo de una recesión de caballo capaz de llegar en los próximos meses a los 5 millones de parados. “Que Zapatero ha gestionado muy mal la crisis es hoy una opinión extendida dentro del PSOE”, asegura un ex alto cargo socialista. “En realidad no se le censura tanto por la crisis como por la forma de hacerle frente, por esa obcecación en negarla hasta el último día contra toda evidencia, error por el que aún no ha pedido perdón a la ciudadanía”. La soberbia del mal de altura. De negar la crisis a pies juntillas se ha pasado a que “lo peor de la crisis ya ha pasado”, aunque ahora hay que subir impuestos. Lo contrario de lo que Merkel acaba de prometer a los alemanes. “A partir de ahí, reclamar un proyecto razonado, consensuado y de largo alcance para salir del atolladero es pedir peras al olmo”.

Y, de repente, la magia se ha evaporado. Es como el cómico que pierde la gracia y cuyos chistes ya no provocan la risa del personal. Su gesto engolado, sus frases huecas y sus estudiados énfasis han empezado a hacerse insoportables para buena parte de los españoles. Es el final de la inocencia. Y algunos en el PSOE han empezado a echar cuentas y a reparar en un Montilla que “se ha independizado del todo”, un Griñán que no era su candidato en Andalucía, una Valencia electoralmente vetada para el PSOE, un Madrid donde no rasca bola y una Galicia perdida para la causa. “Desaparecido el encantamiento, sobre la superficie aparece flotando la imagen de un partido mucho menos idílica de lo que él se ha encargado de propalar. Y como ocurre siempre, cuando el gigante está herido hasta el último soldado quiere asestarle la estocada definitiva”.

No habrá adelanto electoral
Particular gravedad tiene para él la pérdida del favor de gran parte de los medios de comunicación y, en particular, la batalla emprendida contra el todavía poderoso Grupo Prisa. Lo ha contado muchas veces a mucha gente: “Prisa mandó en los Gobiernos de Felipe, pero a mí no me van a mandar”. Para acabar con el viejo imperio de la familia Polanco se ha fabricado desde Moncloa su propio grupo de comunicación, en una de las más clamorosas demostraciones de abuso de poder vistas en la democracia española. Cebrián tiene razón, aunque él no sea la persona más indicada para denunciar la tropelía. Se trata de un nuevo un pulso de Poder, como tantos otros a los que nos tiene acostumbrados. El problema es que Prisa ha sido la dispensadora de ideología de varias generaciones de progres hispanos, y es muy probable que esta guerra haga saltar en pedazos el erosionado edificio de la izquierda española.

En pleno autismo, nadie es capaz de decirle al Rey que va desnudo. El peor síntoma de la enfermedad del PSOE -esa total ausencia de debate interno, que es mal común a todos los partidos del arco parlamentario- es el cierre de filas protagonizado ayer en el Comité Federal. Frente a las cámaras, el viejo PSOE es “más fuerte que nunca”. No pasa nada.

Pero en privado, nadie ahorra calificativos para describir el drama de un país y de un partido atado al carro de un hombre que claramente ha rebasado su nivel de incompetencia. Atrincherado en Moncloa, su acrisolada capacidad para marcar distancias y generar vacío en su derredor ha terminado por aislarlo del todo. Y quedan dos años y medio de Legislatura. ¿Adelantar las elecciones generales? Por nada del mundo. Antes que reconocer su fracaso disolviendo el Parlamento, el navegante solitario sería capaz de hundirse con el barco. De manual. Solo queda resistir a toda costa en espera de un milagro y volver a insistir en los mental frames de Lakoff. Pero el mensaje ya no llega. El payaso ha dejado de hacer gracia, y un gran clamor se eleva por las cuatro esquinas del país: ¿Hay alguien al mando…?

El suicidio del comandante Henry
CARTA DEL DIRECTOR|PEDRO J. RAMIREZ El Mundo 20 Septiembre 2009

Cuando hace tres años traté de representar la pugna entre quienes buscábamos el completo esclarecimiento del 11-M y quienes contribuían al ocultamiento de la verdad en el duelo a sable que el 6 de marzo de 1898 mantuvieron los comandantes Picquart y Henry en la sala de doma de la Escuela Militar de París por una cuestión de honor, no podía imaginar que el presente imitaría tan rápidamente al pasado y menos aún que sería el propio comisario Sánchez Manzano quien actuaría como si, arrastrado por algún tipo de atracción fatal, pretendiera seguir el guión del caso Dreyfus.

Sólo la sensación de absoluta impunidad de quien se cree protegido por el aparato del Estado y esa mezcla de chulería castiza y arrogancia elitista del estilo de la que impregnaba a aquellos oficiales del Estado Mayor francés -el «Arca Sagrada», lo denominaban- explican el paso emprendido por el ex jefe de los Tedax al presentar una demanda civil de protección del honor contra EL MUNDO. Y encima con el mismo letrado que representó al general Galindo y a otros facinerosos de los GAL.

Nunca le agradeceremos bastante a este turbio policía con aires de galán maduro esa iniciativa ofuscada. No sólo por señalarnos públicamente como su antagonista, identificándonos así con el tenaz y honrado Picquart que investigaba las falsedades de sus superiores -y con quienes como Zola, Clemenceau o Jaurés le respaldaron-, sino sobre todo por proporcionarnos la oportunidad de ser parte en un procedimiento judicial sobre el 11-M, pudiendo ejercitar el derecho de defensa en toda su longitud y latitud legal.

Eso nos ha permitido solicitar y obtener, durante los varios meses que duró la intensa instrucción de la causa, la práctica de una serie de pruebas y diligencias que iban adquiriendo así el marchamo de la legitimación jurisdiccional. Han sido meses de contener la respiración mientras, episodio tras episodio, nuestro brillante y sólido abogado Juan Luis Ortega -para quien el caso ha supuesto una auténtica consagración profesional: de casta le viene al galgo- iba logrando judicializar algunas de las más notables revelaciones de EL MUNDO sobre el 11-M.

La trascendencia de la sentencia que desestima la demanda de Manzano, imponiéndole el pago de las costas, queda patente si repasamos la literalidad de las cinco acusaciones concretas que formulé en junio contra él durante el acto de presentación -mi «Yo acuso»- del libro Tytadin de Antonio Iglesias:

«Yo acuso al entonces comisario jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, de mantener una línea de conducta supuestamente orientada a la ocultación y manipulación de pruebas con flagrante incumplimiento de sus deberes profesionales 1) al transgredir los protocolos sobre recogida y almacena- miento de restos, 2) al asumir unos análisis que no le habría correspondido realizar, 3) al no poner a disposición de la Policía Científica los fragmentos obtenidos en los focos de los trenes, 4) al predeterminar la investigación con la muestra patrón de la Goma 2 Eco de la que presuntamente salió también el explosivo colocado en la Kangoo y 5) al proporcionar al juez Del Olmo, a la Comisión de Investigación parlamentaria y al propio tribunal del 11-M información falsa o gravemente errónea, perjudicando una y otra vez la búsqueda de la verdad de lo ocurrido».

Pues bien, todos y cada uno de estos extremos han quedado corroborados en la pulcra y articulada sentencia de la magistrada Ana Cristina Lledó Fernández. Respecto a la primera acusación, en el folio 35 se dice que los Tedax «recogieron múltiples restos y vestigios que estuvieron en contacto con los focos, incluidas impregnaciones de acetona y agua, pero en vez de ser trasladados primeramente al grupo [de Madrid] que era el cauce usual, el demandante ordenó el traslado directo de tales restos y vestigios a la Unidad Central sin el previo inventario y clasificación oportuna». Además se añade que a la perito de los Tedax no le llegaron las «soluciones acuosas» y que admitió que los «restos y vestigios de la calle Téllez estaban amontonados en una bolsa? sin clasificación ninguna».

Respecto a la segunda acusación, en el folio 33 se señala nada menos: «Que no obstante carecer el Laboratorio de los Tedax de instrumentos cualificados para realizar una pericial científica eficaz sobre las muestras de los focos de las explosiones, el demandante lejos de remitirlos para su análisis a la Policía Científica, que sí contaba con los medios físicos y humanos para ello, designó expresa y exclusivamente a una perito de los Tedax para llevar a cabo la analítica referida, la cual, como ya se ha expuesto, no expresaba componente alguno detectado».

Respecto a la tercera acusación, en el folio 34 se desmonta la coartada de Manzano, al hacer constar que declaró en el juicio del 11-M que «nunca» se habían enviado esos restos a la Policía Científica, «cuando lo cierto es que, como revela el oficio remitido a estos autos por la Dirección General de la Policía, entre el año 2000 y 2006 la Policía Científica realizó por petición de los Tedax 116 informes? inclusive 10 de restos de explosivo no pesable». El subrayado es mío porque he aquí una de las principales muestras de por qué tenemos que estarle tan agradecidos a Manzano: si el juzgado no los hubiera reclamado, EL MUNDO nunca habría logrado que el Ministerio del Interior le facilitara tales datos.

Respecto a la cuarta acusación y de resultas de un examen detallado de lo ocurrido con la metenamina -que aparece a la vez en las «piedras de Pulgarcito» y en la cantera de Manzano-, en el folio 37 se afirma que «la posibilidad de que el explosivo encontrado en la furgoneta Renault Kangoo y la muestra patrón de Goma 2 Eco entregada a la Policía Científica [por el jefe de los Tedax] provinieran del mismo cartucho es una teoría explicativa, que está basada en unos datos ciertos». Y eso que Su Señoría no aceptó como prueba el informe Iglesias por haber sido presentado fuera de plazo.

Respecto a la acusación quinta que es, en efecto, un cajón de sastre, la sentencia no sólo ratifica y cataloga aportaciones «falsas o erróneas» al sumario del 11-M que eran ya de dominio público como la entrega al juez Del Olmo de una réplica de la mochila de Vallecas haciéndola pasar por genuina -folio 28- o la pertinaz ocultación de la radiografía que mostraba que los cables de la mochila original estaban sueltos y por lo tanto era imposible que el explosivo estallara -folio 29-, sino que se detiene en dos de los más significativos descubrimientos de Casimiro García-Abadillo sobre ese teléfono anexo que en definitiva sustentó la versión oficial del 11-M.

Lo hace en el folio 27 cuando establece que Manzano «elaboró y remitió» al juez Del Olmo dos informes «en los que se concluye que no hay relación en el modus operandi entre la utilización de los móviles por ETA, sin hacer la más mínima reseña o mención del antecedente del comando Txirrita, desarticulado en Madrid, al que se le incautó material informativo sobre un teléfono móvil diseñado como iniciador o temporizador del artefacto explosivo, como resulta del informe obrante en estos autos y remitido por la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil». El subrayado debería ser doble pues fíjense en lo inverosímil que resultaría que nuestros dos principales cuerpos de seguridad, tan poco propensos a colaborar entre sí, lo hicieran para ayudar a EL MUNDO a investigar el 11-M si no hubiera mediado la vía del apremio judicial.

Gracias de nuevo a Manzano empieza a perfilarse así que existió una trama policial integrada al menos por él mismo, por el comisario Santano -cuyos hombres falsificaron el informe del ácido bórico- y por los mandos de la UCIE que presionaron a Cartagena para que callara ante Del Olmo todo lo que sabía sobre contactos entre islamistas y etarras. Todos remaban en la misma dirección y perseguían idéntico objetivo: eliminar del sumario cualquier referencia a ETA.

El otro pasaje en el que la sentencia se centra en ese teléfono móvil que cambió la historia de España llega en el folio 30 cuando recuerda que en tres informes distintos emitidos a lo largo de un año y medio Manzano le comunicó a Del Olmo que «al ser encendido se pudo apreciar que en la pantalla tenía programadas las funciones de alarma-despertador y vibración, que la hora que marcaba el reloj era la correcta y que estaba programado para activar la función vibrador-despertador (donde estaba conectado el detonador) a las 7,40 horas».

A continuación su señoría añade que «los demandados» -o sea nosotros- han «avalado» mediante el «libro técnico del teléfono? y un dictamen pericial? debidamente aportado y ratificado en estas actuaciones» -el perito ya no sólo tiene el control de calidad de EL MUNDO, sino también el del juzgado- que eso «es imposible en cuanto que este modelo borra los datos almacenados al ser retirada la batería como aquí hubo de hacerse para extraer la tarjeta SIM». La juez Lledó concluye que hemos realizado «un ejercicio de investigación serio y riguroso» que ha desembocado en una «información veraz aunque [este extremo] no haya sido probado en el juicio y no se recoja en la sentencia».

¿Se dan cuenta ustedes de las implicaciones que tienen estas palabras? La juez está sugiriendo que si la misma prueba que se practicó ante sus narices se hubiera practicado ante las del tribunal del 11-M la sentencia tendría que haber reflejado que la sincronización operativa entre el teléfono de la mochila de Vallecas y los que presuntamente iniciaron las bombas que estallaron en los trenes fue un cuento chino inventado por Manzano para engañar al instructor.

Doy por hecho que esto dará pie a que ese gran jurista que es José María de Pablos proceda a una inmediata ampliación de la querella de la Asociación de Ayuda a las Víctimas pues su conexidad con lo que ya se investiga es patente. Pero quedamos también a la espera de lo que haga el magistrado Eloy Velasco, teórico continuador de la instrucción del 11-M, pues si no deja de tener importancia la red islamista que ayudó a huir a algunos imputados, es obvio que mucho más crucial resulta aclarar la falsificación de una prueba básica dentro del procedimiento principal. Veremos si es un juez de verdad o sólo un gallina.

Y estamos esperando también que el fiscal general del Estado actúe en consecuencia, reencontrándose con aquel magistrado justo que una vez fue. De momento él es el responsable de que ese súcubo de Bermejo al que ha instalado en la Fiscalía de Madrid pretenda meter tres años en la cárcel a Antonio Rubio, cuando como ciudadano y como servidor público debería descubrirse a su paso y agradecerle que publicara lo que Cartagena había ido contándole a la policía sobre el grupo que pretendía «hacer la Jihad en España y en Marruecos».

Cándido Conde-Pumpido ya tiene media cara de Eligio Hernández. Aunque sólo sea por soberbia intelectual no creo que, llegado el momento, vaya a permitir que se le ponga entera.

Menos claro me parece el caso del propio Manzano al que estos días hemos comparado con Amedo, pero en quien yo sigo viendo ante todo al desafiante comandante Henry. Los informes que envió una y otra vez al juez Del Olmo, haciendo que todo cuadrara en torno a la versión oficial, determinaron al fin y al cabo el curso del proceso de modo equivalente a como lo hizo el histriónico testimonio de Henry señalando al banquillo que ocupaba Dreyfus: «¡Ahí está! ¡Ese hombre es el traidor!». Y de la misma forma que Henry incurrió al fabricar pruebas incriminatorias en lo que la derecha antisemita definió como «una falsifica- ción patriótica», es obvio que la motivación de Manzano para manipular, obstruir y alterar la investigación del 11-M no fue crematística.

Tras verse descubierto, el tan altivo y puntilloso guardián de su honor Hubert-Joseph Henry se suicidó, cortándose la yugular con una cuchilla de afeitar en la prisión del fuerte Mont Valerien el 31 de agosto de 1898. Aunque el propio Rubalcaba haya visto tendencias suicidas en la más que imprudente temeraria, más que temeraria previsiblemente fatídica decisión de Manzano de presentar una demanda contra EL MUNDO, cuando tenía el más frágil de los cristales como techo, es evidente que hablamos en sentido metafórico. Si algún día me lo encontrara por la calle igual que se lo encontró Zapatero en aquel acto de entrega de condecoraciones hace tres años -«Tú eres Manzano, ¿no?... No te preocupes por lo que está pasando, no van contra ti sino contra mí»-, yo le diría que lo que se espera de él no es un sacrificio, sino la verdad. Porque es obvio que todo esto no se le ocurrió a él solito.

pedroj.ramirez@elmundo.es

El inalienable derecho a decidir
E. RODRÍQUEZ MARCHANTE ABC 20 Septiembre 2009

En el número 27 de la calle Canalejas de un pequeño pueblo de Zamora se celebró ayer un referéndum sobre la independencia de Arenys de Munt del Estado español. Es una casa de vecinos de cuatro pisos de altura con otras cuatro viviendas por piso; en total, dieciséis viviendas. El censo, o sea, el registro de ciudadanos con derecho a voto en este referéndum, era de treinta y cinco personas; hace apenas unos meses hubieran sido treinta y seis, pero Virgina, la del tercero B, se quedó viuda, la pobre. No votaron todos, es cierto, porque hubo dos vecinos que prefirieron irse con la familia al mercadillo de Benavente, que es muy apañado. En fin, que se lograron reunir treinta votos, pero el resultado, como se puede ver, fue abrumador: veintinueve ciudadanos votaron que SÍ, que Arenys de Munt sería un pueblo independiente del Estado español, y que por lo tanto podían anexionarse donde quisieran o pudieran, o incluso constituirse en Estado propio, si ése fuera su deseo.

Los vecinos del número 27 de la calle Canalejas prefirieron hacer su referéndum de un modo discreto, para no atraer el interés de grupos ajenos o de aquellos que no están de acuerdo con su derecho a decidir. Aceptaron luego, lógicamente, la esterilidad del resultado, pues sabían ya de antemano que no era vinculante; es decir, que los vecinos de Arenys de Munt no tenían por qué someterse a los deseos de unos cuantos vecinos de un pueblo zamorano. Dejaron caer, eso sí, la opción de que en Arenys de Munt hicieran otro referéndum para decidir si estaban o no de acuerdo con el resultado de los vecinos zamoranos: lo están organizando ya para fechas próximas.

Dice Rodríguez Zapatero que no espera un efecto contagio en otras casas de vecinos en ése y en otros pueblos, tanto de Zamora como de Cáceres y de Toledo, que ya han mostrado una cierta inclinación al respecto: preguntarse entre ellos si quieren o no que los vecinos de Arenys de Munt se desgajen del Estado al que, por ahora, pertenecen. Claro que entre lo que suele esperar Zapatero y la realidad siempre hay un buen trecho: sabemos que es un gran gestor, pero no queda otro remedio que dudar de su capacidad de estratega. Parece ser, además, que en el número 12 de la calle Prat de la Riba, de Arenys, se ha formado un pequeño sector resistente al resultado de todos estos referéndum, y están decididos a que se les reconozca su derecho a decidir. Son pocos, no pasan de la decena, pero están convencidos de que ciertas singularidades que comparten (se da la circunstancia de que ellos tienen barba y se la mesan, y ellas han aprendido a hacer un peculiar encaje de bolillos) bien se merecen la celebración de un referéndum para ver si se quieren desligar de cualquier Estado resultante.
Ahora, lo democrático sería que ese inalienable derecho a decidir no se quedase sólo en territorios, sino que avanzara un paso más hasta gremios, colectivos y hasta individuos; más aún habría partes del individuo que se sentirían más cómodas yendo por libre, como por ejemplo el cerebro.

11-M
Silencio cómplice
Agapito Maestre Libertad Digital 20 Septiembre 2009

Quiero pensar que cientos de periodistas sienten vergüenza del silencio ominoso que sus editores, en realidad, casi todos los medios de comunicación, han guardado sobre la sentencia judicial de un Juzgado de Primera Instancia que pone en cuestión la instrucción, la sentencia final y, en fin, las conclusiones del "macro-mini" juicio sobre el 11-M. La sencilla y limpia sentencia de la jueza Ana Cristina Lledó Fernández desestimando la demanda del comisario Sánchez Manzano contra Federico Jiménez Losantos y otros periodistas de El Mundo marca, en efecto, el inicio de una nueva etapa en el análisis del suceso más sangriento de la historia reciente de España, pero la mayoría de los editores cierran los ojos ante esa nueva realidad.

La ofuscación, quizá el miedo a ser ilustrados, de la mayoría de los grandes medios de comunicación de España es más que preocupante. Empieza a ser una patología como el populismo de Zapatero. Más aún: ¿Habría sido posible un Gobierno tan nefasto como el de Zapatero con medios más ilustrados? ¿Por qué la mayoría de los editores gastan tanta furia para ocultar noticias que afectan al devenir de nuestro sistema político? ¿Por qué ese silencio ominoso sobre la sentencia de una juez que ha roto con las patrañas oficiales sobre el 11-M? Quien logre responder con precisión a estas cuestiones, en mi opinión, dará con una de las claves del futuro de la democracia en España.

Por desgracia para esos remisos editores, y por suerte para la democracia, creo que a algunos de esos medios ya les ha llegado el tiempo de la rectificación. Les va en ello la supervivencia como medios de ilustración y creación de opinión pública. ¿Se imaginan, queridos lectores, a ABC, por poner un ejemplo de periódico ilustrado, si se empeñara en la tarea informativa de desvelar, de verdad, los sucesos del 11-M a partir de esta última sentencia? Sin duda alguna ganaría él y todos sus lectores...

Pero más allá del silencio de casi todos los medios de comunicación de España sobre la sentencia de la jueza Lledó, que será estudiado por las próximas generaciones de periodistas como una de las principales claudicaciones del llamado periodismo libre e independiente ante la casta política, no hace falta ser muy perspicaz para saber que la sentencia ha inquietado a todos los medios de comunicación, próximos o alejados del Gobierno, que han actuado durante estos años antes como obstáculos que como genuinos espacios de investigación para alcanzar la verdad sobre lo sucedido el 11-M. Naturalmente, persistirán en su cómplice silencio con la versión oficial y se negarán a informar, ni siquiera en la sección de Tribunales, sobre este acontecimiento judicial, pero saben que esta verdad judicial, por otro lado en plena sintonía con el sentido común de la mayoría de los ciudadanos, ha puesto en cuestión su relativo éxito ante las investigaciones del 11-M.

Esta sentencia ha roto definitivamente el empate entre las dos actitudes que los medios de comunicación habían adoptado ante el atentado más terrible de la reciente historia de España. Ya no vale el distanciamiento entre las investigaciones de El Mundo y el silencio de El País. Hasta ahora, y siendo benevolentes con los medios que preferían esconderse ante el compromiso moral que exigía la deontología de su oficio, podía tener algún "sentido" el silencio y el pasar página cuanto antes del atentado terrorista de Madrid, pero esta resolución judicial cuestiona tanto la verdad oficial fabricada por la Comisión Parlamentaria del 11-M y los Jueces de la Audiencia Nacional como la actitud de quienes se negaban a investigar periodísticamente, o sea con ánimo ilustrado, lo sucedido el 11-M de 2004. Entre cerrar los ojos o abrirlos, entre entregarse a lo dicho por el Gobierno o combatirlo, entre allanarse o enfrentarse, sólo un miserable, alguien que da sentido a su existencia al margen de su oficio, puede apostar por el silencio.

Silenciar la sentencia de la jueza Lledó es ser cómplice de quienes no quieren saber qué paso el 11-M.

Contra la impunidad en Durango
La Ertzaintza retiró ayer cinco grandes pancartas con fotografías de presos de ETA en el municipio vizcaíno de Durango, después de que éstas fueran colgadas con motivo del inicio de las fiestas de la calle Goienkale y se exhibiesen durante un día entero sin que hubiese ningún tipo de represalia.
Ello ocurrió tras las declaraciones de Natxo Martínez (PNV), concejal de Festejos del municipio, que aseguró el pasado miércoles que el Ayuntamiento no tomaría medidas contra la colocación de fotografías de presos de ETA durante las fiestas.

¿Volveremos al 50-50?
J.J. Alfaya //blogs.lavozlibre.com/galicia/ 20 Septiembre 2009

El decreto que contemplaba el 50% de las asignaturas en gallego y el 50% en español se transformó en la trampa para imponer el 100% de las asignaturas troncales en gallego y las "marías" en español. De la entrevista en LVG con Jesús Vázquez Abad, Consejero de Educación y Ordenación Universitaria, no me queda nada claro si el nuevo decreto que están preparando y que al parecer publicarán tras la consulta a la Real Academia Gallega, a los partidos y a otros grupos" (¿también a la "Mesa" impositora de Carlos Manuel Callón Torres?).

En primer lugar no veo que la Real Academia Gallega, los partidos políticos y "otros grupos" puedan suplantar o limitar la voluntad mayoritaria de los padres y alumnos de Galicia, entre los que hay muchos que no son gallegos de nacimiento.
 
Una cuestión muy importante es si a los niños extranjeros, algunos procedentes de los países del comunismo fracasado, incluida Rusia, con una lengua de origen no latino y alfabeto cirílico, se les van a imponer también libros de texto y clases en gallego, cuando está estadísticamente demostrado que lo primero que estos niños aprenden al llegar a Galicia es el español, pues son extranjeros, pero no tontos.

Éstas son las partes principales de la entrevista:
1ª) -¿Las materias troncales serán mitad en gallego, mitad en castellano?
-Se determinará en el decreto. Se está trabajando en el borrador que se va a presentar al presidente de la Real Academia Gallega, a los partidos y a otros grupos.

2ª) -¿Conocía casos de alumnos acosados por no hablar gallego como decía Galicia Bilingüe?
-Casos los hay de todos, pero son excepciones. Lo que sí es cierto es que el propio Defensor del Pueblo hizo referencia a las protestas que había respeto de las escuelas infantiles, y también llegan quejas a esta consejería. Lo que había era un malestar generalizado, eso nadie lo duda. Hay grupos que llevan demandando un cambio, justo desde que se pone en marcha un decreto, que además es impuesto por un grupo minoritario, que se lo impone al otro grupo con el que cogobernaba.

3ª) -Lo que está claro es que se va a reducir el porcentaje de gallego con respeto a la situación actual.
-Lo que está claro es que el 100% de las materias troncales no pueden ser en gallego, que fue lo que generó las protestas.

Pego a continuación el enlace a la entrevista completa con Jesús Vázquez Abad, Consejero de Educación y Ordenación Universitaria, cuyo nombre y cargo supongo que por despiste, no figuran en la misma:
http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2009/09/20/0003_7982767.htm
Espero, para bien de todos, que no volvamos al 50-50 y se respete el derecho de todos los padres y alumnos a elegir el idioma en el que quieren ser educados.
?Gallegos Hispanohablantes
1) http://blogs.periodistadigital.com/galhispanos.php
2) http://blogs.lavozlibre.com/galicia/
 

******************* Sección "bilingüe" ***********************La clase política española incapaz de detener la consulta por la independecia en 50 localidades catalanas
Redacción Minuto Digital 20 Septiembre 2009

Como ya informamos a nuestros lectores hace una semana, al menos 50 Ayuntamientos catalanes apoyarían que en su municipio se celebrasen consultas soberanistas. Los separatistas catalen lanzan de esta forma un pulso al Estado, inerte en manos de Zapatero. Los independentistas han visto una gran oportunidad de apuntalar su opción separatista ante la debilidad manifiesta de la actual clase política española.

Tanto PP como PSOE parecen estar sufriendo una especie de “knockout” político que ha dejado libre de todo impedimento legal la estrategia secesionista catalana.

Osona es la comarca en la que quieren impulsarse más consultas de este tipo, según la plataforma independentista de la zona, ‘Osona Decideix’. La plataforma informa que al menos 20 municipios plantean consultas soberanistas, entre ellos la capital comarcal, Vic, y su segunda ciudad más poblada, Manlleu. Vic cuenta con alcalde de UDC y Manlleu, de ERC.

En Berga (Barcelona), en manos de CiU, el pleno municipal aprobó este miércoles apoyar una consulta. También lo han hecho esta semana Castellfollit de Riubregós, localidad de 200 habitantes en la comarca del Anoia gobernada por CiU; y L’Aldea (Tarragona), con alcalde republicano.

También en el cinturón barcelonés
En el cinturón de Barcelona, también quieren impulsarse consultas en Gavà y Vilanova i la Geltrú, ambas con alcalde socialista. Se da la circunstancia que el PSC de Vilanova i la Geltrú presentó en el último congreso de los socialistas catalanes una enmienda a favor del derecho de la autodeterminación en el caso “de que una mayoría de catalanes y catalanas lo decidiera”, que fue rechazada.

Mientras, el jueves el pleno de El Prat de Llobregat -municipio gobernado desde 1979 por el PSUC y luego ICV-EUiA- se opuso a apoyar una consulta. Lo hizo con los votos de ICV-EUiA, PSC y PP, la abstención de CiU y el aval del único concejal de ERC.

También en la provincia de Barcelona, quieren organizarse consultas en Caldes de Montbui y Calders -ambas con alcalde de ERC-. La nota de color en la provincia la pone un grupo independentista de Gràcia, el Escamot Francesc Derch, que quiere organizar una consulta en este distrito de Barcelona.

En la capital catalana, apoyarían una consulta promovidas por la sociedad civil CiU y ERC, aunque tiene pocas probabilidades de prosperar porque el PSC y PP alcanzan la mayoría. ICV-EUiA aún no se ha postulado sobre cuál sería el sentido de su voto ante una eventual votación.

En la provincia de Girona, se quieren convocar consultas en municipios con alcalde socialista, de CiU o republicano. Además de la capital, Girona -gobernada desde hace 30 años por el PSC-, sobresalen Salt (PSC) y Platja d’Aro (desde el jueves con alcalde socialista).

En Santa Coloma de Farners, el equipo de gobierno municipal, formado por CiU, PSC y ERC, apoyaría una eventual consulta organizada por una entidad.

Otros municipios de Girona en los que se plantea organizar una consulta son Figueres, La Jonquera, Llagostera y Blanes -con alcalde de CiU-, Cadaqués, Castelló d’Empúries, Verges, Torroella de Montgrí y Llagostera -con alcalde de ERC-.

En la demarcación de Lleida, el primer municipio que anunció que secundaría el ejemplo de Arenys de Munt fue Seròs, gobernado por ERC. También se quieren convocar consultas en Lleida, Mollerussa, Balaguer y Tàrrega -cuatro poblaciones con alcalde socialista- y Les Borges Blanques -ERC-.

En la provincia de Tarragona, L’Aldea apoyó la celebración de una consulta, y esta semana lo hará con toda probabilidad Montblanc, con alcalde independiente vinculado a ERC. En Reus y Tarragona se presentarán respectivas mociones, algo que también se estudia hacer en Almoster, Torredembarra, Riudecanyes y El Vendrell.

Por otro lado, el presidente de ERC, Joan Puigcercós, anunció ayer que otros once municipios quieren presentar mociones donde tienen representación. Las poblaciones afectadas son Agullana -Girona-, Almoster, L’Arboç, Montblanc y Xerta -en la provincia de Tarragona-, Tagamanet, Caldes de Montbui, Alella y Sant Pedor -en Barcelona- y Les Borges Blanques y Seròs

TERRORISMO | Reglamento para los militantes de la banda
ETA impone el euskara como lengua única en el seno de la organización
Vasco Press | Bilbao El Mundo 20 Septiembre 2009

ETA ha establecido que el euskera sea el único idioma de comunicación en el seno de la banda terrorista. De esta forma, el conocimiento de la lengua vasca es condición sine qua non para poder ejercer responsabilidades en el seno de la organización etarra.

El debate interno abierto en el seno de ETA tras la ruptura de la tregua ha modificado el "decálogo básico de los militantes de la organización" que había sido aprobado en el debate anterior, el celebrado entre 2002 y 2003, según documentos internos de la banda.

El primer cambio ha sido hacer desaparecer la estructura en forma de decálogo en el que recogían los derechos y obligaciones de los etarras y sustituirlo por un reglamento interno sin articulado. Uno de los cambios introducidos en el nuevo reglamento hace referencia al idioma.

En 2003, se había establecido que "la lengua de Euskadi Ta Askatasuna es el euskera", pero ahora se precisa que "el idioma que utilizará la Organización a nivel interno será el euskera. Otros idiomas se utilizarán para la comunicación exterior".

Además, en los documentos actuales se ha establecido la exigencia lingüística como filtro para ocupar cargos en el seno de la banda: "Para ser responsable es necesario dominar el euskera", se establece ahora.

Al igual que en el antiguo decálogo, en el reglamento actual se insiste en la necesidad de usar o aprender la lengua vasca: "Todos los miembros tenemos la responsabilidad y la obligación de utilizar solamente el euskera entre nosotros. Los que no sepan euskera toman el compromiso de aprenderlo a corto plazo, correspondiendo al militante y a su responsable continuar ese proceso".

Por otro lado, el reglamento de la organización terrorista define la figura del colaborador y del militante de ETA. El primero es aquella persona que "está de acuerdo con la línea política de la Organización y presta ayuda sin estar bajo la disciplina de la estructura de la Organización".

El militante, en cambio, además de estar de acuerdo con la línea política y estar sometido a la disciplina de ETA, tiene "el compromiso de trabajar en lo que la organización decida y la obligación de cumplir rigurosamente todo lo que se decida".

Algunos de los antiguos artículos del decálogo aparece reproducidos prácticamente de forma literal en el nuevo reglamento interno. El primer punto del antiguo decálogo es uno de los que se reproducen tal como estaban: "La organización ETA la formamos ciudadanos voluntarios que luchamos en favor de una Euskal Herria independiente, socialista, euskaldun y solidaria".

También se repite, de forma casi literal, el segundo punto del decálogo: "El objetivo de ETA es conseguir una Euskal Herria independiente, socialista y euskaldun: haciendo realidad todos los derechos y proyectos que nos corresponden como pueblo, sin ningún tipo de opresión ni discriminación a hombres y mujeres libres, y construyendo un pueblo que sea solidario con otros".

ETA asume los compromisos de proporcionar a sus miembros "formación política y militar", de impulsar debates políticos en su seno y de poner a disposición a los militantes documentación y "el patrimonio técnico y político que se ha ido acumulando".

Los militantes, por su parte, están obligados a utilizar de forma correcta "los recursos que ponga en nuestras manos la Organización (material, dinero, información)" aplicando, además, las normas de seguridad. Los miembros de la banda se obligan a "profundizar en la seguridad".

Se reconoce el derecho de los miembros de ETA a ser elegidos para la dirección o para otros cargos, a realizar críticas de cualquier aparato de la banda o de otros miembros "siempre bajo el procedimiento establecido". "Tenemos el derecho de hacer propuestas, reflexiones o críticas sobre la actividad de la Organización", añade el reglamento que también reconoce el derecho "a recibir formación política y militar básica", si no entra en conflicto con la seguridad.

La banda sustituye el «decálogo de organización» por un nuevo reglamento con derechos y deberes
ETA impone el vasco como única lengua de uso interno
20 Septiembre 09 - Madrid - R. N. La Razón 20 Septiembre 2009

El dominio del euskera será condición indispensable para ocupar puestos de responsabilidad en el seno de ETA.
Así lo establece el nuevo reglamento interno de la banda, al que tuvo acceso Vasco Press, que sustituye –tras el último debate abierto por el organismo etarra– al denominado «decálogo básico de los militantes de la organización», aprobado en el anterior debate celebrado entre 2002 y 2003.

El nuevo manual con los derechos y deberes de los etarras no consta de articulado, al contrario que el «decálogo», y amplía la condición de éste que establecía que «la lengua de Euskadi Ta Askatasuna es el euskera», para precisar que «el idioma que utilizará la organización a nivel interno será el vasco. Otros idiomas se utilizarán para la comunicación exterior».

Además de la obligación de hablar vasco de puertas para dentro, la banda fija en el dominio del vasco una premisa básica para ocupar cargos en la dirección, recalcando que todos sus miembros tienen la «responsabilidad y la obligación» de hablar únicamente el vasco, por lo que «los que no sepan euskera toman el compromiso de aprenderlo a corto plazo, correspondiendo al militante y a su responsable continuar ese proceso».

Otro de los puntos clave del reglamento es la diferenciación que la banda hace entre colaborador y militante. Mientras que el primero está de acuerdo con la línea política de la banda y se presta a ayudar sin estar bajo la disciplina interna, el militante, además de compartir la línea política y someterse a la disciplina de ETA, tiene «el compromiso de trabajar en lo que la organización decida».

El objetivo de lograr «una Euskal Herria independiente» se mantiene y se reconoce el derecho a ser elegido para la dirección, a recibir «formación política y militar» y a hacer críticas sin comprometer la seguridad de la banda.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial