AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 23 Septiembre 2009

 

Rey del alcornoque
RAUL DEL POZO El Mundo 23 Septiembre 2009

La democracia española ha sido excesivamente dúctil con los nacionalistas, esa ventosidad que, según Boadella, es placentera para quien la emite pero desagradable para quien la siente. Ahora el Estatuto catalán amenaza la estabilidad del Gobierno y habrá que achacarlo a la ductilidad naíf de Zapatero en aquella borrachera de mitin. El nacionalismo no sólo ha creado maquiavelos de campanario en la periferia de los secesionistas, sino también en la socialdemocracia gobernante con esos barones lerrouxistas y castizos que se erigen en caudillos fácticos. ZP es la perdiz roja contra la que todos disparan aun de manera insidiosa y secreta. Le ocurrió lo mismo al otro político transformador llamado Adolfo Suárez. Zapatero está viviendo sus momentos amargos. Empieza a sentir el mal de palacio. Tiene que subir una empinada e interminable cuesta ya solo, sin domésticos, asesores o aduladores.

Un amigo lector me envía el poema de Kipling que sirve para el actual estado del presidente del Gobierno, para mí y para todos a los que no les sea propicio el otoño: «Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir, / Cuando ofrezcan tus caminos sólo cuestas que subir, / Cuando tengas poco haber pero mucho que pagar, / Y precises sonreír aun teniendo que llorar, / Cuando el dolor te agobie y no puedas ya seguir, / Descansar acaso debes, pero nunca desistir».

Le han montado una pinza de tres patas, una tríada con las garras de acero de la derecha, los liberales de fortuna y de dinero y la vieja guardia del PSOE, que tras el desclasamiento de los largos años de poder urde una alianza con los apologistas mediáticos. He ahí Ibarra, el rey del alcornoque, que quiere echar del Estado del Bienestar a la pobredad y a los negratas. Un socialista de los parias de la Tierra, de la famélica legión, de los de servir y amar a la Humanidad exige una sanidad sólo para españoles y que se mueran tullidos los viejos de otros países que vienen a operarse de cadera al coladero español. Esos discursos, en este momento, cuentan con el aplauso de la sombra y parte del sol, como cuando había manifestaciones para defender a los asesinos del GAL en los viejos tiempos de simonía y latrocinio.

Esto es lo que hay. El Gobierno con una mayoría débil, y enfrente los que dicen siempre lo mismo: la lucha de clases pasó de moda, el empleo fijo perjudica la eficiencia, el subsidio de desempleo crea vagos, las boticas gratis abarrotan los hospitales. Ya no se atreven a proclamar que los criados se heredan y los obreros se contratan o que es más barato un guardia de seguridad que un sargento o que el desempleo es sólo un instrumento para controlar los precios. Con cinco millones de boqueras, exigen más despidos y la abolición de los sindicatos de clase.

Para esa política, ¿quién pone los huevos de Margaret Thatcher?

Estarás
La punta del iceberg
Juan Morote Libertad Digital  23 Septiembre 2009

La dimisión de Rosa Estarás al frente del PP de las Islas Baleares ha sido la punta del iceberg. El iceberg en este caso viene compuesto por la ineficacia de la decisión de andar con paños calientes con el nacionalismo periférico, y por la disconformidad de un buen sector de las bases populares con esta diatriba. Rosa Estarás fue nombrada sucesora de Jaume Matas por los mandamases del partido en Madrid, como casi siempre. A estas alturas de la partida y visto lo visto, todo el mundo sabe que hablar de democracia en un partido es llamarle sinfonía a una marcha militar.

Cuál es la situación del PP ahora en Baleares y si la tesitura es extrapolable a otras realidades muy próximas geográficamente son la cuestiones claves. Se optó por Estarás porque representaba una opción clara por el pasteleo, en su favor jugó el argumento de su capacidad para dialogar con Unió Mallorquina y en general con los catalanistas financiados desde el oeste. Lo cierto es que la línea marcada por esta señora ha sido calamitosa para el PP. No es el único experimento de similares características que se intenta, la cosa comenzó con Piqué y ha culminado con el ascenso de Alicia Sánchez Camacho a la presidencia del PP en Cataluña. Es lamentable que para encontrar un político no nacionalista de cierta relevancia en Cataluña, haya que remontarse a Alejo Vidal-Quadras.

Resulta decisivo conocer la actitud que va tomar el PP en los entornos geográficos en que se bate con partidos nacionalistas fuertes. Sus únicas dos opciones son: la primera, la de la pseudooposición, por ejemplo la adoptada en Cataluña y Baleares; y la segunda, no probada, es la de hacer verdadera oposición al nacionalismo, tanto en Madrid como en las comunidades autónomas de la periferia. El PP de Rajoy parece inclinarse por la primera, aunque me temo que las bases optarían por la segunda. Así, en Cataluña, ya se han olvidado del disparate jurídico y del atropello moral que supone para la nación española el nuevo Estatuto de Autonomía.

El PP está demostrando una falta absoluta de confianza en sus propias posibilidades y los ciudadanos están empezando a percibirlo. El rumbo de la oposición es muy parecido al del Gobierno. Éste confía que pase la crisis y poder llegar con síntomas de recuperación al 2012, y aquella aguarda su prolongación. En todo caso, todos esperan y así generan un hastío en el ciudadano que ve como nadie quiere agarrar de verdad el toro por los cuernos. Los mensajes provenientes de la calle Génova marcan indefectiblemente que el camino para llegar a La Moncloa tiene parada y fonda en el peaje nacionalista. La rúbrica notarial del desprecio de CiU al PP no debería ser olvidada por los dirigentes populares.

La dimisión de Estarás es una oportunidad de marcar un nuevo ritmo, de demostrar una firmeza de la que se ha adolecido últimamente, y de enviar un mensaje claro a los nacionalistas. Hay cuestiones innegociables: todas las atinentes a las libertades de los ciudadanos. Entre otras, la de poder elegir la lengua vehicular en educación. El PP debe cambiar el criterio de designación de los líderes regionales; la capacidad pastelera con los nacionalistas no debe ser un argumento. Que tomen nota en Génova, Estarás no es más que la punta del iceberg, bajo la superficie, todavía ocultas quedan siete octavas partes del problema. El pragmatismo como ideología solo sirve para que haciendo lo que buenamente se puede, se pierda demasiado tiempo en no hacer lo que se debe.

FROB
ZP vende el Estado por un puñado de votos
Emilio J. González Libertad Digital  23 Septiembre 2009

Los despropósitos del Gobierno en la gestión de la crisis económica no tienen fin, ni conocen límite alguno si ello supone que Zapatero tenga que enfrentarse con algunos grupos de presión, ya sean sindicatos, comunidades autónomas o partidos nacionalistas. Con tal de evitar el conflicto y permanecer razonablemente cómodo en su poltrona, el presidente del Gobierno está dispuesto a entregarlo todo, incluso a desarticular lo poco que queda ya del Estado español. El último ejemplo acaba de proporcionarlo la disposición de la vicepresidenta económica, Elena Salgado, a negociar el Fondo de Rescate Ordenado de la Banca con las autonomías.

Dicha negociación rompe algunos de los principios básicos de todo Estado, incluso de las federaciones más descentralizadas del mundo. El primero de ellos es el que se refiere a la supervisión del sistema financiero y la gestión de las quiebras que puedan producirse en el mismo. En prácticamente todos los países del mundo, ya sean centralistas o sigan un modelo federal, esa es una competencia privativa del Estado central, que nadie discute, porque es uno de los mecanismos para poder articular una política económica de alcance nacional. Ni siquiera en Estados Unidos los trece bancos que componen la Reserva Federal pueden actuar en este terreno a su libre albedrío. Por el contrario, tienen que someterse a los dictados del Comité de la Fed y del Tesoro estadounidense. Pues bien, aquí, con tal de que Zapatero no tenga que enfrentarse con algunas comunidades autónomas, como Cataluña, o con algunos partidos cuyos votos necesita para seguir gobernando, como Esquerra Republicana de Catalunya, está dispuesto a hacer una nueva dejación de los deberes de todo gobierno central y a sentarse a negociar con los gobiernos regionales el FROB y sus actuaciones. Todo porque los caciques regionales quieren seguir teniendo bajo su control esas cajas de ahorros a las que han llevado a la ruina y tratan de impedir que entidades de otras autonomías las absorban.

El disparate es aún mayor si se tiene en cuenta que el dinero del FROB lo pone el Estado, no los ejecutivos autonómicos. Éstos no se rascan el bolsillo ni para salvar a sus cajas de ahorros, a esas entidades financieras que tanto les interesa conservar bajo su control con el fin de poder seguir haciendo de las suyas. Son, por tanto, los recursos del Estado los que se van a invertir, o dilapidar, en operaciones de salvamento más que cuestionables, porque la forma más rápida de superar el estrangulamiento financiero que padece la economía española es dejar que quiebre quien tenga que quebrar. Pues bien, el Gobierno central va a pagar los platos rotos por las autonomías y, encima, va a renunciar a su potestad de poner orden en todo el sistema financiero, potestad que es Constitucional pero que, además, es lógica teniendo en cuenta que es él el que paga los desastres que han ocasionado otros. Inaudito.

En todo sistema político descentralizado, una de las obligaciones del Estado central es articular las políticas económicas fundamentales con el fin de promover un desarrollo económico equilibrado y preservar la integridad del mercado único. En este sentido, la política centralizada de supervisión del sistema financiero juega un papel fundamental, entre otras cosas porque evita lo que está ocurriendo en estos momentos en España: que los gobiernos regionales, al hacer de las suyas, destrocen algo tan delicado para el buen funcionamiento de toda economía como son las entidades crediticias. La financiación, no lo olvidemos, es a la economía lo que la savia a un árbol o la sangre al cuerpo humano. A Zapatero, sin embargo, todo esto le importa un bledo. Con él no valen argumentos de eficiencia ni de cualquier otro tipo, por mucho que lo mejor sea despolitizar las cajas y una buena forma de hacerlo sea a través de fusiones interregionales que arrebaten su control a los políticos autonómicos de turno. A Zapatero lo que le importa es que ERC le siga apoyando en el Parlamento para no verse de repente en minoría e incapacitado para gobernar y para esto está dispuesto a entregarlo todo, incluso a vender el Estado, con tal de lograr ese puñado de votos que le permitan seguir disfrutando del poder (y más ahora que se ve como gran líder internacional, con la próxima visita a Obama, la asistencia a la cumbre del G-20 en Pittsburg y, a partir de enero, con el semestre de presidencia española de la Unión Europea).

Siendo muy, pero que muy, generosos, uno podría entender que, a causa de unos postulados ideológicos tan erróneos como trasnochados, ZP desmantele buena parte del Estado para cambiar el modelo territorial del mismo. Pero la renuncia al ejercicio de una competencia fundamental para todo Estado descentralizado como es la supervisión financiera lo sobrepasa todo.

Carta a la tutora
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital  23 Septiembre 2009

Hablaba ayer de la necesidad de «insistir, insistir e insistir» para que nuestros derechos lingüísticos sean reconocidos y respetados. Nadie respeta a quien no le respeta. Es una ley de vida que los impositores no tienen la capacidad de cambiar. Sólo el cese de la imposición dará lugar al buen entendimiento y al respeto mutuo.

He aquí un ejemplo, tomado del Foro de Galicia Bilingüe, de cómo hacerse respetar ante directores, profesores y tutores de escuelas y colegios donde se conculca la libertad lingüística de los alumnos. Si les resulta útil, les recomiendo copiarlo y usarlo:

Carta a la tutora

Estimada señora:
Como madre del alumno [Nombre y Apellidos] le comunico lo siguiente:

La lengua materna de mi hijo es el español. Es por lo tanto, como recomiendan la Unesco y los pedagogos independientes, la idónea para que adquiera conocimientos. El actual Decreto que regula las lenguas en la enseñanza la obliga a usted a impartir su asignatura en lengua gallega, pero la Ley de normalización Lingüística de Galicia, norma de rango superior al que actual Decreto en vigor desarrolla, no establece claramente la obligatoriedad del uso de esta lengua por parte de los alumnos ni oralmente ni por escrito, ni en el material escolar, incluidos los libros de texto.

El Consejo Consultivo de Galicia dictaminó en su día que el actual Decreto no se ajusta a derecho y por ello algunos aspectos del mismo se encuentran recurridos ante el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

Por todo ello y, dado que como tutora legal de mi hijo tengo la obligación de velar por el reconocimiento de sus derechos, también los lingüísticos, y de procurar para él la mejor formación, he decidido que mi hijo estudiará con los libros de texto en español. Considero que la escolarización tiene como fin adquirir conocimientos y socializarse con otros niños, no conservar lenguas.

Estoy segura de que usted permitirá a mi hijo cursar la asignatura con las mismas ventajas que sus compañeros de aula. Esto incluye la posibilidad de leer en voz alta, responder a preguntas y realizar exámenes sin que la utilización de su lengua materna y oficial en Galicia suponga para él ningún tipo de discriminación o provoque algún comentario disuasorio que pudiera hacerle sentir incómodo o transmitirle la sensación de que la lengua de su familia no es apta para el estudio.

Asimismo, sé que usted se asegurará de que comprende el contenido de las preguntas de los exámenes. Mi hijo deberá ser evaluado en función de sus conocimientos de la materia objeto de examen no de sus conocimientos de lengua gallega que serán valorados en la asignatura de gallego.

En caso de que encuentre usted alguna traba para el ejercicio de estos derechos, le ruego que me sea comunicada por escrito. Asimismo, le recuerdo que no existe sanción prevista para los alumnos cuyos padres preferimos esta opción.

Atentamente.
Una madre.
Fuente: http://foro.galiciabilingue.es/viewtopic.php?p=21598#21598
1) http://blogs.periodistadigital.com/galhispanos.php
2) http://blogs.lavozlibre.com/galicia/

José Domingo lanza Impulso Ciudadano para luchar por la libertad lingüística
"Queremos hacer de contrapeso a las plataformas independentistas", afirma el ex de Ciudadanos
 www.lavozlibre.com 23 Septiembre 2009

Barcelona.- José Domingo, diputado del Parlamento autonómico de Cataluña y ex miembro de Ciudadanos, ha creado Impulso Ciudadano, un 'lobby' no nacionalista que tiene como objetivo influir en la agenda de los partidos políticos catalanes ejerciendo de contrapeso a las plataformas independentistas existentes en la actualidad.

“Buscamos reunir adhesiones en todo el espacio no nacionalista de Cataluña para convertirnos en un punto de encuentro del sector”, explicó Domingo. Entre los primeros promotores de Impulso Ciudadano hay militantes del PP, de Ciudadanos, de UPyD y del Partido Socialista, además de personas sin adscripción política.

La primera acción práctica de Impulso Ciudadano será lanzar una campaña contra las multas lingüísticas que reciben los titulares de los establecimientos comerciales catalanes que deciden rotular en castellano. “Por la libertad de expresión en el comercio de Cataluña. No a las multas lingüísticas” será el lema de una campaña en la cual se distribuirán carteles y material informativo. Asimismo se iniciará una ronda de contactos con partidos políticos e instituciones con la intención de explicarles su punto de vista y animarles a defender los mismos planteamientos.

“Otros temas sobre los que vamos a incidir son la política lingüística en la educación y la defensa de la unidad de España frente al auge del localismo independentista”, informa José Domingo.

El ex miembro de Ciudadanos será el presidente de la nueva asociación, que ya ha sido registrada y que se presentará públicamente el día 3 de octubre en un acto en el Centro Cívico Fort Pienc de Barcelona. Su primera asamblea se celebrará a finales de octubre o principios de noviembre.

COMUNIDADES | Lo lleva al Tribunal Supremo
Aguirre recurre el decreto que permite a Cataluña dar permisos de trabajo
Pedro Simón | Madrid El Mundo  23 Septiembre 2009

Esperanza Aguirre vuelve a plantarle cara al Gobierno de Zapatero. La Comunidad Autónoma de Madrid ha presentado ante el Tribunal Supremo un recurso contencioso administrativo contra el Real Decreto aprobado por el Gobierno, que reforma el reglamento de la ley de extranjería sin haber modificado antes la propia norma y que permite a las comunidades autónomas como Cataluña o Andalucía dar permiso de trabajo a inmigrantes.

Hasta la fecha, los permisos de trabajo y residencia se dan en una resolución conjunta a través de las delegaciones del Gobierno. A partir del 1 de octubre, Cataluña y Andalucía, que incluyeron en sus estatutos estas competencias, podrán hacerlo por sí mismas.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid considera que el Real Decreto que aprobó el Ejecutivo es "inconstitucional, vulnera la jerarquía legislativa y perjudica la eficacia de la Administración". A juicio de Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Inmigración de Madrid, la norma traerá mayor caos burocrático.

Según Fernández-Lasquetty, el Gobierno regional considera que las competencias en materia de permisos de trabajo deben continuar en el ámbito estatal, según lo recoge el artículo 149 de la Constitución, que señala que "al Estado le corresponde la competencia exclusiva en materia de nacionalidad, inmigración, emigración, extranjería y derecho de asilo, no siendo susceptibles de transferencia o delegación".

Por lo tanto, para el Ejecutivo de Esperanza Aguirre, el Gobierno nacional "ha quebrantado el procedimiento que establece el cambio normativo, con el fin de poder traspasar unas competencias a algunas comunidades autónomas que, en este caso, supone la ruptura de la unidad política establecida para regular los flujos migratorios".
 

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Nacionalismo y Estatut: el juego del trilero
Jesús Royo Arpón www.lavozlibre.com  23 Septiembre 2009

El nacionalismo ha logrado, por enésima vez, marcar el terreno de juego. Y ahí estamos todos jugando, inocentes, sin darnos cuenta de que sólo por jugar en su terreno, ellos ya han ganado. Hay que tener reflejos para no prestarse al juego del trilero: si no, estás perdido, te soplan la cartera sin que te enteres.

Ellos han marcado el terreno: se trata del eterno pleito de Cataluña contra España. Cataluña, laboriosamente, sin estridencias y llena de buena fe, redacta un nuevo Estatut de Autonomía. Lo somete al Parlamento de Madrid, confiando en la palabra de Zapatero: "Aceptaré el Estatut que Cataluña decida". Y las Cortes empiezan su "cepillado", que dijo Alfonso Guerra. Entendemos que empiezan a "cepillárselo". Duele, no es lo que Cataluña quería, pero en aras del pactismo para no romper el marco actual, lo aceptamos. Y el pueblo catalán lo vota -o el 30% de él, qué más da- y ya está ratificado. ¿Y ahora vamos a consentir que cuatro leguleyos recorten lo que el pueblo ha votado?

Está claro que, presentándolo así, en Cataluña no hay periodista, ni político, ni 'María Santísima' que pueda oponerse sin cargar con el sambenito de "anticatalán". A partir de ahí, los trileros han ganado. Todo lo que pase, tanto si el TC falla a favor como en contra de la constitucionalidad del Estatut, siempre será en su beneficio. Y aún diría que preferirían una sentencia negativa: ellos ya tienen preparada una respuesta "contundente". En este escenario, a ver quién es el guapo que dice lo más evidente, a mi entender: que el TC es el garante de nuestras libertades, que sus sentencias deben ser siempre celebradas -aunque no compartidas- por los demócratas, que intentar socavar su autoridad -como hacen tantos opinantes a diario y, oh vergüenza, Pujol y Maragall- es un atentado a la democracia, una bravuconada más propia de fascistas que de ciudadanos libres. Quien diga esto, que es el abecé de cualquier demócrata, en Cataluña pasa a ser traidor, renegado, anticatalán. Ellos han fijado el marco, ellos, los trileros, han decidido lo que debemos percibir.

La cosa es mucho más sencilla. El Estatut es una ley española, promulgada por las Cortes españolas para su vigencia en una parte del territorio español. Y como todas las leyes, puede -o debe- pasar el 'control de calidad' de su coherencia con la Constitución, que fue aprobada por el sujeto de la soberanía, el pueblo español. El Parlamento de Cataluña no promulga la ley: sólo tiene la iniciativa legislativa. Y el referéndum del pueblo catalán es un requisito que la eleva a categoría cuasi-constituyente, mayor que la de una ley orgánica. Pero no puede -ni debe, ni conviene- obviar el control de constitucionalidad. Precisamente, al integrarse en el 'cuerpo constitucional' debe ser coherente con él. Es un trámite que sólo le puede proporcionar mayor solidez.

El Estatut es ley y está vigente, no porque lo haya presentado el Parlament, que también, ni porque lo haya refrendado el pueblo catalán, que también, sino porque lo han aprobado las Cortes. Si el Estatut fuera una ley catalana o si se saltase el paso por el TC, no podría contar con la fuerza de la soberanía del pueblo. Del pueblo español, claro. No hay otro.

Recortes de Prensa   Página Inicial