AGLI

Recortes de Prensa    Sábado 26 Septiembre 2009

 

7 de Noviembre, a La Moncloa: Y si fuéramos capaces...
Enrique de Diego El Semanal Digital 26 Septiembre 2009

El 7 de noviembre, la Plataforma de las Clases Medias va a convocar una concentración que, de manera espontánea, pretenderá llegar a La Moncloa, para decirle a su inquilino que estamos contra la confiscación fiscal, que estamos hartos de este desastre sin paliativos de política económica y que queremos –porque lo pide la situación- elecciones anticipadas.

Somos pocos, tenemos pocos medios y escasa organización. Sólo contamos con ideas claras y disposición de ánimo. A pesar de todo...

Y si fuéramos capaces de movilizar a las clases medias, de parar esta deriva suicida, de inflamar los corazones y aclarar las inteligencias, de sacar de cada uno de nosotros lo mejor de nosotros mismos, e infundirnos unos a otros coraje...

Y si fuéramos capaces de, entre todos y cada uno, promover el 7 de noviembre una gran riada humana que vaya hacia La Moncloa y que revitalice el tejido vital adormecido de nuestra sociedad.

Y si, en nuestra aparente pequeñez, mientras el sistema nos ha ocultado y silenciado, emergiéramos como una benéfica torrentera que recorriera las calles -limpiando la basura de la demagogia- de la capital de España diciendo basta a la expoliación, basta a la ruina de nuestras familias, basta al suicidio colectivo.

Y si boca a boca, oreja a oreja, corazón a corazón, fuéramos una multitud de hombres libres, de personas soberanas de sí mismos, que exorcizaran la mentira que nos atenaza, que plantara cara a la mentecata propaganda que nos asfixia.

Y si fuéramos capaces de hacer temblar el sistema, de unirnos para tomar luego tantas iniciativas que, unidos, echarían abajo el robo y el latrocinio de los falsos profetas, de los nuevos clérigos del hurto y el asalto a nuestros bolsillos y a nuestra libertad.

Y si fuéramos capaces, con alegría y sin reservas, por nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos... el día de mañana, al calor de nuestros hogares, podríamos contar que estuvimos allí, que, cuando todo parecía perdido, cuando los cielos estaban cubiertos de negros nubarrones, salimos sin miedo, como patriotas, como demócratas, como hombres amantes de la libertad, y cambiamos el curso de la historia, y obtuvimos la supervivencia de la sociedad abierta y la paz y el futuro para nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos.

Y si fuéramos capaces...
Lo fuimos el 23 de noviembre de 2008, cuando esperábamos una docena de personas y fuimos miles.

Lo fuimos el 14 de febrero de 2009 cuando la Plaza de Colón se quedó pequeña.

Y si fuéramos capaces, nosotros, tú y yo, cada uno, unidos, desde todos los puntos de nuestra querida Patria...de plantar cara a la podredumbre que nos degrada y nos arruina.

Y si el 7 de noviembre fuéramos capaces...

Homicidio legal y suicidio económico.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 26 Septiembre 2009

Ya se ha consumado la gran estafa del peor Gobierno de la democracia en España. Aunque llamar democracia a esta cosa que hay es excesivo y faltar a la verdad. Y este atraco se perpetra tras un Consejo de Ministros inusual, por celebrarse hoy sábado, justificado por el periplo del Sr. Zapatero con familia incluida por los USA, como invitado del G-20. Un Consejo de Ministros que ha procedido a la aprobación de dos temas con fuerte impacto social y con rechazo en su contenido, La ampliación de la Ley del aborto y los Presupuestos Generales del Estado.

En ambos temas el Gobierno ha tirado de su demagogia habitual, cayendo en incongruencias legislativas y en justificaciones increíbles e inadmisibles. Justo se aducen causas contrarias a la razón y que van en la dirección contraria que la sociedad exige. Pero aún siendo conscientes de ello, no han dudado en mantener a ultranza sus posiciones, desoyendo cuantas críticas les han hecho desde todos los círculos tanto nacionales como internacionales. Es de sobra conocida la posición de la UE respecto a la pésima gestión del Sr. Zapatero y su Gobierno de la crisis económica.

En cuanto a la ampliación de la Ley del Aborto, es absolutamente irracional el que una joven de 16 años pueda decidir libremente acabar con la vida del ser que se desarrolla en su interior, sin al menos contar con una ayuda psicológica y social para llevar adelante su embarazo. Y en primer término, al menos tener en cuenta el consejo de sus padres, que legalmente ostentan la “patria potestad” hasta la edad adulta reconocida por la ley de los 18 años. Lo que no es admisible es que el aborto , que es la muerte provocada de un ser vivo, se permita y por el contrario, no pueda optar siquiera al carnet de conducir o lo que es más determinante, ser penalmente responsable y tener los derechos de un adulto.

Las campañas de concienciación deben acompañarse con una educación sexual responsable y con medidas anti conceptivas médicamente seguras aconsejables desde que las niñas desarrollan su capacidad reproductiva, que suele ser incluso en edades mucho más tempranas que los 16 años que contempla la Ley. Lo que se debe intentar es aplicar lo de prevenir es mejor que curar, porque en este caso, la cura es simplemente la interrupción violenta de una vida en desarrollo. La defensa de la vida debe ser siempre la prioridad en cualquier situación y esta Ley es una hipocresía, tanto como la de seguir vendiendo tabaco, aunque se limite su consumo al ámbito privado.

Respecto al atraco anunciado de la subida de impuestos para nivelar el despilfarro incontrolable de este Gobierno y de las Autonomías, basta con acudir a los expertos en Economía y a los informes de Instituciones cualificadas, para concluir que es una burda manipulación demagógica y que oculta el hundimiento de la economía española. Un hundimiento lastrado por la incompetencia y por el engaño mantenido por el Sr. Zapatero y su Gobierno, principalmente por sus Ministros de Economía, Sr. Solbes y ahora la sumisa Sra. Salgado. Esta Ministra que quiso prohibirlo todo, desde las Hamburguesas, el alcohol, el tabaco y ahora nos quiere castigar el ahorro y cualquier artículo que consumamos subiéndonos el IVA.

La única esperanza es que esos partidos nacionalistas se comporten, al menos por una vez, de una forma decente y no vendan sus votos para sacarle las castañas del fuego a un Gobierno que está desahuciado por su comportamiento arrogante y manirroto. España merece otra oportunidad y pasa porque este Gobierno deje de serlo antes de que se hunda definitivamente.

Manipular la jurisprudencia
MANUEL JIMÉNEZ DE PARGA, Ex Presidente del Tribunal Constitucional ABC

Produce una cierta sorpresa que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, por la que se revoca la prohibición de exhibir fotografías de los presos etarras en las manifestaciones callejeras, se intente apoyar en la doctrina del Tribunal Constitucional.

Nada menos cierto. El Constitucional en numerosas ocasiones ha declarado que erradicar la violencia terrorista es un objetivo político y social de la máxima importancia, pues semejante violencia crea un peligro efectivo para la vida, la integridad de las personas y para la subsistencia del orden democrático constitucional; de ahí que la seguridad interior y exterior del Estado puedan actuar como límites indiscutibles al ejercicio de los derechos y, en particular, de las libertades reconocidas por el art. 20 C.E.

Más aún: el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, del que también pretende ser fiel intérprete el TSJ vasco, tiene dicho que no duda en calificar como injerencias que responden a un fin legítimo -sin prejuzgar, claro está, su necesidad en una sociedad democrática- aquéllas impuestas con el propósito de preservar la seguridad interior y el orden público ante conductas que puedan incitar a la violencia o ser en sí mismas conminatorias. Esta doctrina es señaladamente inconcusa cuando dichas conductas tienen lugar en un contexto de actividad terrorista o, simplemente, favorable o predispuesto a la violencia, y cuando las manifestaciones objeto de restricción sean capaces de provocar especial impacto, haciendo temer un incremento de los disturbios.

En suma: sin necesidad de acudir a la jurisprudencia, ni del TC ni del Tribunal Supremo ni del TEDH, por pura lógica de cualquier ser humano -experto o no en asuntos jurídicos- unas fotos de presos etarras en una manifestación (en un contexto de actividad terrorista), siempre serán vistas como exaltación del terrorismo y menosprecio a las víctimas del terror.
¿Si una persona es descubierta al colocar una bomba debajo de un coche es que no podría ser perseguida judicialmente porque la explosión no se ha producido? ¿Habría que esperar a la detonación y a sus posibles malos efectos?
Salir a la calle, en el ambiente enrarecido de algunas localidades del País Vasco, con carteles en los que figuran los rostros de los presos etarras, ¿sólo sería reprobable, acaso, si alguien grita o acomete con violencia a favor de los encarcelados durante la manifestación? ¿No es, en cualquier supuesto o eventualidad, una incitación a la violencia?
Ex presidente del Tribunal Constitucional

Criterios dispares
Carmen GURRUCHAGA La Razón 26 Septiembre 2009

La Audiencia ha prohibido que los familiares de los presos de ETA enaltezcan a los terroristas en Mondragón en cuatro concentraciones. Con esta decisión, desautoriza al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que consideró oportunos los actos, y da la razón al Departamento de Interior del Gobierno autonómico, que los había vedado desde el principio. Una programación de semejantes características ensalza el terrorismo y apoya las actividades de la banda.

Los etarras están encarcelados por haber cometido hechos delictivos, exactamente igual que el resto de los delincuentes que comparten penal con ellos. A nadie se le pasa por la cabeza aceptar que los familiares de unos cuantos asesinos en serie se junten en una ciudad para pedir su excarcelación. Sería considerado un disparate y ningún magistrado lo autorizaría. No hay más que ver el escándalo que se origina cada vez que un criminal queda en libertad. Por eso resulta inexplicable que en este pulso político permanente que los violentos lanzan a los demócratas, éstos no mantengan una unidad de criterio. Esta circunstancia da alas a los terroristas y les permite situarse en el papel de víctimas, que tan buenos resultados les da entre los suyos. Aparecen perseguidos por el nuevo Gobierno vasco que, en su opinión, es una sucursal de Madrid, y por la Audiencia Nacional, también de Madrid, mientras los jueces vascos les dan la razón. Una pena.

Zapatero
Contradicciones corticales
Fundación DENAES Libertad Digital 26 Septiembre 2009

En su ya clásico Primer ensayo sobre las categorías de las Ciencias Políticas (Logroño, 1991), uno de nuestros Patronos de Honor, el riojano Gustavo Bueno, definía los componente de la capa cortical de toda sociedad política, a saber: los poderes militar, federativo y diplomático. Es, por tanto, en las fronteras entre naciones políticas donde dichos poderes mantienen un inestable equilibrio.

Traemos a este artículo de DENAES estos materiales a propósito de dos hechos que han corrido paralelos estas semana: por un lado, las manifestaciones que el presidente del Gobierno ha realizado en la cadena norteamericana CNN, y por otro, el recurso contencioso administrativo presentado por la Comunidad de Madrid contra el Real Decreto aprobado por el Gobierno, que reforma el reglamento de la ley de extranjería sin haber modificado antes la propia norma y que permite a las comunidades autónomas como Cataluña o Andalucía dar permiso de trabajo a inmigrantes. En ambos casos, la capa cortical española se ve comprometida.

La aliciesca propuesta de Zapatero, defendida a través de las telepantallas, consiste en establecer una "gran alianza" que incluya a los países islámicos moderados y que lleve al aislamiento de los "radicales violentos". Mas si en tierra del emperador Obama Zapatero difumina, al menos intencionalmente, fronteras, en su, por él, discutible y discutida nación, algunas regiones pródigas en votos socialistas se permiten el lujo de usurpar componentes de la capa cortical española, estableciendo no sólo embajadas en el extranjero, sino tratando de regular los inmigrantes que en estas tierras han de entrar.

Una vez más, las contradicciones son el único rumbo que el krausista castellano conoce. Sabedor del amplio poder mediático que maneja, con una medrosa oposición y uno de los más importantes componentes de esta cortical capa, el ejército, con una filonacionalista catalana como "ministra de la Guerra", el presidente despliega una errática política que no halla respuesta efectiva en los ámbitos antes citados.

Desde nuestra Fundación, y pese al desolador panorama de la política española, seguiremos denunciando estas y otras flagrantes contradicciones, cuyos efectos no son otros que la consolidación de la desigualdad entre españoles, a fuerza de crear barreras internas propias del Antiguo Régimen, fronteras reales envueltas en estúpidas propuestas sólo admisibles por los afectos al infantil panfilismo que nuestros representantes predican con engolada voz y afectados ademanes.
Fundación DENAES para la Defensa de la Nación Española

Unión Coruñesa edita otro cartel en defensa del topónimo La Coruña
Los coruñesistas distribuirán las fotografías en las principales ciudades de Galicia
REDACCIÓN | A CORUÑA La Opinión 26 Septiembre 2009

La promoción del turismo gallego hacia la ciudad y la defensa del topónimo La Coruña son los objetivos que se marca la formación Unión Coruñesa con la edición de 20.000 carteles con una imagen de la playa de Riazor y con el lema Por La Coruña damos la cara.

El partido que lidera Carlos Marcos distribuirá los carteles en las principales ciudades gallegas y asegura que con la inclusión del nombre en castellano del municipio pretende informar de que su postura en torno a esta cuestión "está plenamente vigente y es irrenunciable". Unión Coruñesa respalda que la ciudad cuente con un topónimo en las dos lenguas cooficiales de la comunidad autónoma, de acuerdo con lo que considera el sentir mayoritario de los ciudadanos.

Los carteles editados ahora por la formación coruñesista suceden a los repartidos el pasado mes de agosto junto con 30.000 pegatinas, en los que se exhibía el eslogan Yo amo La Coruña, campaña también en favor del topónimo en castellano y en gallego de la que asegura que tuvo una acogida "muy favorable" por los coruñeses.

"La" foto: de Carlos IV a Rodríguez Zapatero
Carlos Ruiz Miguel Periodista Digital 26 Septiembre 2009

No creo que sea exagerado afirmar que España está conmocionada por "la foto". Y es que "la foto" ha dejado en poco al refrán de que "una imagen vale más que mil palabras" porque mil palabras son pocas para analizar todo lo que revela. En cualquier caso, y del mismo modo que Goya retrató con cruel precisión la verdadera estructura del poder durante el reinado de Carlos IV, la foto de Lawrence Jackson nos dice mucho, por no decir todo, acerca del régimen establecido por José Luis Rodríguez Zapatero. Por eso, no dudo en calificar esta foto como un documento histórico y político de primer orden. Primer ensayo de explicación.

I. La foto como espejo del estado de la juventud y las relaciones parento-filiales en España
"La foto" nos muestra a la "unidad parental" (¿se consideran a sí mismos una "familia"?) del presidente Rodríguez posando junto al matrimonio Obama.

Lo primero que asombra es que dos jóvenes de 16 y 14 años se atrevan a aparecer de esa guisa para posar junto al presidente de la primera potencia mundial. Y es que los jóvenes de la "generación Logse" han perdido (en su gran mayoría) el respeto por las formas. Y quien no ha perdido ese respeto ha sido por una especie de labor titánica realizada a espaldas del "colegueo" establecido en nuestro sistema de deseducación.

Pero hay algo que asombra aún más. Y es que sus padres no hayan impedido que las hijas vayan de esa manera. Asombra porque al que no le importa que sus hijas vaya así es el individuo que dirige (creo que de forma destructiva) la más antigua nación de Europa, aparecida hace más de 1.400 años, cuando el III Concilio de Toledo [http://hispanidad.tripod.com/toledo/IIIconcilio.htm] funda las bases de la nación y de la unidad política, religiosa y cultural de España.

Después de ver esa foto, se entiende que el presidente del gobierno de la nación más antigua de Europa pueda llegar a decir que la aplicación del concepto de nación es algo "discutido y discutible".

II. La foto como espejo del capricho, la improvisación y la irresponsabilidad.
Cualquiera sabe que cuando posa para la cámara de otra persona, está cediendo su imagen a esa persona.

Si el presidente Rodríguez es tan celoso de la imagen de sus hijas, resulta extraño que haya accedido a posar con ellas.
Por otro lado, si no quiere que aparezcan en las fotos, parece claro que no debe llevarlas a un acto oficial que, por definición, es público.

De ahí que resulte asombroso que el mismo individuo que posa con sus hijas, se arrepienta inmediatamente después del posado exigiendo la retirada de la publicidad de "la foto".

"La foto" nos ilustra así una forma de gobernar donde hoy digo una cosa y mañana otra. Y por mucho que grite en Rodiezmo que es "mentira" que su política sea una pura improvisación, su comportamiento ante este posado no tiene otro nombre que ese: improvisación, actuación sin haber sopesado antes las consecuencias de lo que hace.

Ahora el presidente Rodríguez ha podido sufrir en sus propias carnes lo que el resto de los españoles experimenta en su economía: que las decisiones no se pueden tomar sin ANTES sopesar las consecuencias.

III. La foto como espejo de contradicción y falta de principios coherentes
El gobierno está impulsando una legislación que permite a una menor de 16 años abortar, no sólo sin permiso de sus padres, sino incluso sin tener que comunicárselo.

Resulta absolutamente contradictorio y coherente que Rodríguez considere que la decisión de abortar (o sea, de liquidar una vida humana) se tiene que tomar exclusivamente por una menor con 16 años....
pero la decisión de publicar o no la imagen de una menor de 16 años la tome su padre.

Porque hay algo que, si no me equivoco, nadie puede negar: y es que la menor (Laura Rodríguez Espinosa, parece que se llama) no ha dicho nada acerca de que su imagen no se deba publicar.
¿Es más importante una foto en un acto oficial que la decisión de abortar?

IV. Otras cuestiones
La foto deja abiertas otras cuestiones. Por ejemplo, igual que el cuadro de Goya suscitaba la cuestión del papel de la esposa de Carlos IV en la estructura de poder de la corte, la foto plantea la cuestión de cual es el verdadero papel de Sonsoles Espinosa. Pero dejo este papel para expertos en lenguaje no verbal.
Se podría también examinar la cuestión de cuál es el Derecho aplicable a la foto. Quizá en otro momento.
Basta por hoy.
 

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Nos estamos pasando varios pueblos
J.M. RUIZ SOROA El Correo 26 Septiembre 2009

L a recientísima sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco acerca de la plena licitud de la exhibición de fotos de presos de ETA en manifestaciones convocadas para exigir su reagrupamiento en cárceles próximas sentaba la buena doctrina. La doctrina respetuosa con los derechos humanos de los que, no por ser reos de terrorismo, pueden estar privados los presos, sus familiares y simpatizantes o amigos.

En mi opinión, los presos de ETA no tienen ningún derecho a su acercamiento a cárceles de Euskadi, y la política de dispersión es plenamente legítima. Pero ésa no es la cuestión. Exista o no ese derecho, ellos pueden legítimamente reclamarlo en público, faltaba más. Y en esa reclamación de lo que ellos califican de un 'trato humanitario' (el que nunca dieron ni darían a sus víctimas), tienen derecho a exhibir fotos de sus seres queridos, por mucho que sean criminales convictos. Es la grandeza del Estado de Derecho, que no puede privar de sus derechos ni siquiera a quienes los niegan a otros.

Es evidente que a las víctimas les puede molestar la exhibición de esas fotos, que les puede herir en su recuerdo y sensibilidad. A mí también me molesta y hiere, lo reconozco. Pero ni mis sentimientos ni los de las víctimas son los prioritarios para definir el alcance de los derechos fundamentales de las personas, y así debe ser. Los derechos fundamentales protegen siempre al más débil, son derechos contra la mayoría, aunque eso nos haga torcer el gesto a los que formamos ahora esa mayoría.

Pero viene la Audiencia Nacional y, en un deplorable ejercicio de autoritarismo y simplismo, prohíbe no ya la exhibición de fotos, sino incluso el acto reivindicativo mismo. Al juez no le cabe duda de que la alegación del derecho de reagrupamiento o de trato humanitario es un mero disfraz para ensalzar a los terroristas, aunque no explica ni justifica cómo ha llegado a tener por probada tal verdad. Basta con que él lo diga, como sucede desde hace años con muchos jueces de esa Audiencia, que han sustituido el Derecho por su libre voluntad acerca de lo justo e injusto.

Es lamentable decirlo, pero estas exhibiciones de poder ciego de la Consejería de Interior o de la Audiencia Nacional no hacen sino disminuir la autoridad moral de una política que, en sí misma, es acertada. Pero pasándose varios pueblos en su aplicación no se la va a acercar a la sensibilidad social, sino todo lo contrario.

Aburrimiento
JOSEBA ARREGI El Correo 26 Septiembre 2009

«Desde el nacionalismo se vuelve a hablar de pacto de Estado, queriendo criticar el acuerdo entre el PSE y el PP», dice el autor. «Claro que es un acuerdo de Estado», afirma, «no un simple acuerdo de gobierno. Y es un acuerdo de Estado porque durante demasiados años se ha estado jugando en Euskadi a estar y no estar, a ser Estado y no ser Estado»

El nacionalismo no da respiro, ni cuando uno quiere escaparse de sus obsesiones. Estaba en trance de escribir un artículo dedicado a la impresión de que vivimos momentos, no en Euskadi, sino en el mundo occidental en general, de cierta decadencia, de 'fin de siécle', cuando la lectura de algunas opiniones manifestadas por el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, en el debate de política general en las Juntas Generales de ese territorio, me ha vuelto a la realidad estrecha, y aburrida, de Euskadi. Ha dicho Markel Olano, según leo entrecomillado en la prensa, que el PSE y el PP defienden un esquema frentista, que pretenden resocializar la ciudadanía vasca recurriendo a la perversión mediática. En su opinión, el pacto entre PSE y PP es contrario a la pluralidad, y, sobre todo, un ataque directo al pueblo vasco.

Esta última es de esas afirmaciones que consiguen dejarme perplejo. Intento entenderla, y se me abren para ello tres posibilidades. Los miembros del PSE y del PP no son vascos, y tampoco todos los que les han dado el voto. Segundo: el PSE y el PP no saben lo que significa ser vasco, algo reservado a los nacionalistas, a los guardianes de la ortodoxia, aunque no se pongan de acuerdo entre ellos. Tercero: los miembros del PSE y del PP, y sus respectivos votantes, actúan contra ellos mismos, por ignorantes, por inconscientes, por malvados, por masoquistas.

El nacionalismo vasco se suele enfadar cuando algunos le critican diciendo que su proyecto político es excluyente. Pero afirmaciones como la del diputado general de Gipuzkoa son difíciles de entender de otra forma. Supongamos a alguien que haya votado al Partido Socialista de Euskadi, que sea vascoparlante en su vida diaria, incluso en buena parte de su trabajo, que quiera, desde su perspectiva -a la que me imagino que tiene derecho- lo mejor para la sociedad vasca, que no tiene motivos para rechazar el acuerdo de gobierno firmado por el partido que ha votado y por el PP, y que lee esta opinión de Markel Olano. ¿Qué es lo que puede entender? Que no es vasco, que no pertenece al pueblo vasco, puesto que lo está atacando directamente. O que es un traidor a su pueblo. O que no es buen vasco y necesita, por usar el término empleado por el diputado general, una buena resocialización. Que necesita ser reseteado, en términos informáticos, para llegar a ver y sentir la sociedad vasca como la ve el señor Olano, desde una perspectiva ortodoxamente nacionalista.

Que el PSE haya pactado con el PP, y que no descarte continuar haciéndolo, es muestra de frentismo, afirma el diputado general. ¿Cómo hay que entender esta afirmación? Es frentista acordar que se va a respetar el Estatuto de Gernika. Es frentista afirmar que se va a respetar la Constitución española, que la Constitución española y el Estatuto de Gernika son resultado del pacto de la sociedad vasca, reflejo de su pluralismo estructural, de la complejidad de su identidad. Es frentista afirmar que es preciso respetar la Ley, el Estado de derecho. Es frentista recordar que en Euskadi existen víctimas asesinadas, y asesinadas en nombre de un proyecto político.

El diputado general de Gipuzkoa explica perfectamente la raíz del frentismo. Para no ser frentista en la sociedad vasca es preciso reconocer que en Euskadi existe un conflicto, el conflicto vasco, que hunde sus raíces en la negación del pueblo vasco como sujeto político capaz de decidir su propio futuro. Cuando la sociedad vasca, es la única conclusión que se puede extraer, decidió en referéndum aprobar el Estatuto de Gernika no era, al parecer, sujeto político, ni decidió su futuro. Es lo que ha mantenido desde entonces, con toda coherencia y consecuencia, ETA, por lo que considera al propio PNV no fiable en todo lo que dice sobre el pueblo vasco.

Lo que Markel Olano llama derecho a decidir y reconocimiento del pueblo vasco como sujeto político no hay que tomarlo en lo que parece que dice, sino de otra forma. Sólo hay sujeto político si ese sujeto apuesta por la autodeterminación que culmine en la separación respecto al Estado español. Y sólo puede hablarse de derecho a decidir si la decisión es la que quisiera el nacionalismo, o el nacionalismo del PNV, o el nacionalismo de algunos en el PNV. Es decir, sólo se es demócrata si se es nacionalista al estilo Olano. Y, además, en nombre del respeto al pluralismo -todos tienen que ser nacionalistas para ser demócratas-, y de la apuesta por el blindaje ético de las víctimas, que, añado yo, fueron asesinadas por suponer un obstáculo en la consecución del reconocimiento que reclama Olano para el pueblo vasco.

Desde el nacionalismo se vuelve a hablar de pacto de Estado, queriendo con ello criticar el acuerdo entre el PSE y el PP. Claro que es un acuerdo de Estado, no un simple acuerdo de gobierno. Y es un acuerdo de Estado porque durante demasiados años se ha estado jugando en Euskadi a estar y no estar, a ser Estado y no ser Estado, a ser gobierno y oposición a los marcos fundamentales en los que se asienta la legitimidad y la legalidad del gobierno. Es un acuerdo de Estado porque quiere sustentarse en el cuerpo constitucional formado por la Constitución y el Estatuto. Es un acuerdo de Estado porque no pone en duda que España como Estado constitucional es un Estado de derecho y democrático, con los problemas que afectan a todas las democracias, pero sin defectos estructurales ni de concepción.

Es un acuerdo de Estado que no quiere jugar a dos cartas: ser parte del Estado con todas las posibilidades y ventajas que ofrece y al mismo tiempo estar fuera. Criticar la Constitución española, afirmar que no basta con el Estatuto de Gernika, y pedir que soldados españoles se incorporen a los atuneros que faenan frente al cuerno de África, porque los atuneros, todos, también los vascos, son territorio nacional español y se puede aplicar la Ley de Defensa -del Estado español-.
En estas discusiones aparece siempre el término mágico: la transversalidad. El PSE ha arrinconado la transversalidad que tanto ha defendido en otros tiempos, se dice. Es preciso recuperar la idea de transversalidad, porque sólo un gobierno transversal puede representar el pluralismo y la complejidad de la sociedad vasca. Y lo dicen algunos que desconocían la existencia en el diccionario de la lengua española del término transversalidad, al menos hasta la desaparición del PNV del Gobierno vasco.

Es cierto que una sociedad plural y compleja como la vasca necesita un anclaje normativo e institucional transversal. Lo necesitan todas las sociedades modernas, porque ninguna de ellas es homogénea. Pero la transversalidad en la que se sustentan todas las sociedades modernas democráticas es la que queda definida en el pacto constituyente, en el acuerdo constitucional, en las normas básicas que regulan la institucionalización de esas mismas sociedades. Una vez alcanzado ese pacto transversal en las normas básicas, nadie reclama que los gobiernos deban ser transversales. Todo lo contrario: las llamadas grandes coaliciones son vistas como peligro para el buen funcionamiento democrático.

El lugar en el que en Euskadi también se define la transversalidad es en su norma básica, en el Estatuto de Gernika. Si no existe lealtad a esa transversalidad, ningún gobierno transversal puede sustituirlo. No sería más que mero parche. La transversalidad falla en la sociedad vasca no porque los gobiernos no sean transversales, sino porque algunos que acordaron el pacto estatutario han decidido, unilateralmente, que pueden prescindir de él y colocarse en otro territorio, no pactado, no transversal, no acordado, excluyente, estrictamente nacionalistas, sólo habitable por nacionalistas confesos.

No hay gobierno transversal que arregle esa huida del fundamento acordado transversalmente. Y no hay forma de responder al pluralismo y a la complejidad de la sociedad vasca, y a la memoria de las víctimas asesinadas por ETA en nombre de un proyecto político radicalmente nacionalista, que ser leal a esa transversalidad del pacto fundamental. Lo demás es querer engañarse a sí mismo.

Efecto Mondragón
La Audiencia Nacional se adelantó ayer al propósito de acudir en adelante a esa jurisdicción expresado por el consejero Ares, que se pasó en su desconsideración al Tribunal Superior
KEPA AULESTIA El Correo 26 Septiembre 2009

La prohibición por parte de la Audiencia Nacional de distintos actos y concentraciones convocados en Mondragón para homenajear la memoria de un activista de ETA fallecido y recordar a presos de esa organización terrorista pareció ayer adelantarse al propósito anunciado por el consejero de Interior, Rodolfo Ares, de acudir en adelante a dicha jurisdicción; es de suponer que para asegurarse de que la Justicia se sume a su empeño de acabar con la impunidad. La anterior resolución del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, desestimando la limitación impuesta por la dirección de la Ertzaintza para que las manifestaciones que semanalmente se convocan en Mondragón dejen de mostrar fotografías de presos de ETA, había suscitado un enojo manifiesto por parte del consejero Ares, y decepcionado profundamente a las víctimas del terrorismo que se estaban sintiendo moralmente compensadas por las iniciativas que a lo largo del verano han tratado de acabar con las muestras de apoyo a los etarras.

La cuestión es que ambas resoluciones son perfectamente legales, y ninguna de ellas puede tenerse por más legal que la otra. Otra cosa es cuál de las dos responde con mayor rigor y conocimiento de causa al desafío planteado por las convocatorias de Mondragón al Estado de Derecho. En este punto habrá que concluir que, aun ajustándose a derecho al requerir pruebas sobre los riesgos delictivos que pudiera acarrear la triple convocatoria de Etxerat, la resolución del TSJPV refleja una apreciable candidez respecto a la lectura que hace de las intenciones de los convocantes.

Las manifestaciones procesionales de los viernes en Mondragón no suponen una «alteración del orden público, con peligro para personas y bienes», en tanto que esto se entienda en relación al momento de su desarrollo. Pero es indudable que la liturgia semanal forma parte del ritual ideado para preservar la cohesión movilizada de un núcleo irreductible en torno a ETA. El propio eslogan que lucen los manifestantes por detrás, 'Etxean nahi ditugu', mientras por delante muestran la foto de un preso -en muchos casos familiar cercano- no puede ser contemplado como expresión de una demanda de modificación de la política penitenciaria, tal como consta en la resolución del Tribunal Superior vasco. Todo lo contrario, el lema 'los queremos en casa' resume a la perfección la calculada ambigüedad con la que ETA trata de emitir un mensaje que abarca desde las necesidades más inmediatas que pueden sentir los padres, las parejas o los hijos de esos presos a la reclamación de la amnistía. El sentido último de ese mensaje es el de exonerar pública y semanalmente a los activistas condenados por crímenes terroristas, para así sacudirse la propia responsabilidad que ha ido contrayendo la banda crimen tras crimen.

Pero sería erróneo interpretar lo sucedido entre el TSJPV y la Audiencia Nacional como si esta segunda hubiese corregido la ingenuidad mostrada por el primero, y como si el objetivo de acabar con la impunidad estuviese más a salvo en manos de Eloy Velasco, Baltasar Garzón o cualquiera de los jueces de la Audiencia Nacional, tal y como dio a entender el consejero Ares nada más conocer la resolución de la Sala de lo Contencioso Administrativo vasca. Sería tanto como suponer que la Justicia emanada de Madrid es más efectiva en la lucha contra el terrorismo que las resoluciones que se dicten desde Bilbao. O que las contradicciones sólo se dan entre tales ámbitos jurisdiccionales, mientras que los titulares de la Audiencia Nacional redactan sus fallos con disciplinada rectitud.

Rodolfo Ares no sólo se pasó en la desconsideración que sus palabras reflejaban en cuanto a la relación institucional que el Gobierno vasco debería mantener respecto al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV). También fue excesivo su entusiasmo al confiar en la Audiencia Nacional como si ésta fuese a responder siempre positivamente a sus requerimientos. Porque ni las leyes ni la jurisprudencia pueden ser desposeídas tan fácilmente de los límites democráticos que establecen; ni los jueces pueden supeditar sus criterios a una determinada estrategia, por plausible que sea ésta; ni parece realista pretender que la combinación entre las leyes más adecuadas y los jueces más comprometidos será capaz de desmontar toda la panoplia de recursos que la izquierda abertzale tiene en su mano para sortear el cerco del Estado de Derecho contra la impunidad.

Ha habido algo en la reacción de Ares a la resolución del TSJPV que denota una excesiva confianza en la imparable irreversibilidad de su impulso contra la impunidad. Lo que se une al hecho de que la sobreexposición pública del consejero Ares haya contribuido a soliviantar los ánimos entre los nacionalistas recién apeados del Gobierno. La interesada necesidad que éstos sienten de continuar prestando cobertura a los movimientos de la izquierda abertzale no impide recordar que la omnipresencia de un responsable público en los medios de comunicación asegura siempre su popularidad, aunque no necesariamente favorezca a su cometido.

El ocaso de la burguesía catalanista
José Antonio Zarzalejos El Confidencial 26 Septiembre 2009

Acaba de presentarse el ensayo –en lengua catalana—La cultura de la codicia, del historiador Francesc Cabana, y el evento ha coincidido con la consternación que está causando entre la burguesía catalanista de Barcelona el descubrimiento de que uno de sus iconos, uno de sus personajes emblemáticos, uno de sus referentes sociales, uno de esos “hombres que hacen país”, nada más y nada menos que Félix Millet, ha saqueado el Orfeó Catalá-Palau de la Música Catalana que presidía, y lo ha hecho ante las mismísimas e indolentes narices de los representantes de las familias con más prosapia burguesa y catalanista del Principado. La fechoría de Millet, vicepresidente también del Teatro del Liceo, ex vicepresidente de la Fundación Barça, de Bankpyme y de la Agrupación Mutua del Comercio y la Industria (no era como se ha dicho con intenciones quizá torticeras “patrono de FAES”), titular de la Cruz de San Jordi, todavía no se ha podido cuantificar, pero el entorno del delincuente confeso –los grandes apellidos de Barcelona—comienza a especular con que el “Madoff mediterráneo” ha llegado a defraudar más de treinta millones de euros. Deloitte está ahora elaborando una compleja auditoría.

Lo que ha ocurrido es bastante simple de relatar: Millet, un ciudadano catalanista de larga trayectoria familiar y personal de “servicios al país”, amparado en su prestigio personal –iba a ser condecorado con la medalla de oro de la Ciudad Condal–, además de cobrar un sueldo desmedido, ha distraído millones de las obras de ampliación y reforma del Palau, ha viajado con su familia a destinos exóticos a cuenta de los fondos de la institución, ha especulado fraudulentamente con terrenos propios vendidos a la Fundación que presidía y, al parecer, ha pagado en dinero negro a numerosas entidades culturales, manejando con descaro hasta dos millones de euros en billetes de 500, además de haber incurrido en el peor de los nepotismos. Millet no está en la cárcel.

Por encima de toda sospecha, Millet logró que hasta 200 empresas integrasen el patronato del Palau, y obtuvo patrocinios y mecenazgos generosísimos. El presidente de la institución engañó a todos mucho tiempo, hasta el punto de conseguir un consorcio integrado por la Generalidad de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona y el mismísimo Ministerio de Cultura. Es verdad que levantó de la postración al Palau con un proyecto ejecutado –del que se benefició delictivamente—con criterios monumentalistas; pero también es verdad que la autocomplacencia catalanista, la soberbia de la burguesía barcelonesa, incapaz de actuar rigurosamente con “uno de los nuestros”, la endogamia de “todos nos conocemos a todos” y la prepotencia de presumir que las corrupciones son episodios sucios que ocurren fuera de Cataluña pero no en la Arcadia feliz, en el oasis catalán de límpidas aguas, han sido actitudes generalizadas que han permitido el saqueo continuado de esta institución.

“Desconcertados e irritados”
Ahora no ha ocurrido como en 2005 cuando el entonces presidente de la Generalidad de Cataluña, Pasqual Maragall, denunció en el Parlamento autonómico que el “problema” de CiU era “el problema del 3%” (el supuesto cobro de comisiones ilegales en los años del pujolismo). En aquellas fechas, Artur Mas, secundado por la hipocresía de las clases dominantes en Cataluña, logró que Maragall callase y se echasen toneladas de tierra sobre tan viscoso asunto. Jamás se investigó. Maragall, en privado, reconocería después que debió ceder porque estaba en juego la elaboración del nuevo Estatuto de Autonomía. Pero esta vez, la burguesía catalana no ha podido evitar que la implosión se produjera: los periódicos barceloneses, habitualmente muy contenidos en determinado tipo de denuncias, han abierto compuertas con titulares insospechados (“La sociedad civil catalana, en el diván”) y crónicas descarnadas. Y con extensísimas informaciones, siendo la más relevante la que ha relatado con pelos y señales cómo la Sindicatura de Cuentas advirtió en 2002 de determinadas irregularidades en el Palau mediante un informe de 32 páginas que el Parlamento autonómico no llegó a considerar al año siguiente. El dedo acusador se dirige, no sólo a las muy ilustres familias que formaban parte del patronato y el entorno del Palau (el vicepresidente de la entidad, Manuel Carreras, es presidente del Círculo Ecuestre, otro símbolo de la burguesía catalana), sino también a los consejeros convergentes de Economía y Cultura, Francesc Homs y Joan Vilajoana, respectivamente, que no actuaron, a lo que se ve, con la diligencia debida.

El caso Millet está propiciando en realidad un severo enjuiciamiento a la clase dirigente adinerada de Cataluña, esa que milita en Convergencia o en Unió, esa que nacionaliza todo aquello que singulariza al Principado y lo reformula en términos de diferencia abismal con lo que le rodea, desde el Barça hasta la Caixa, esa dirigencia, en fin, que durante veinte años creó, salvando las distancias, como en el País Vasco, una suerte de régimen en el que los Millet han sido posibles; como lo fueron los De la Rosa, los Estevill o los Folchi, como con saludable impertinencia ha denunciado Pilar Rahola desde La Vanguardia en un demoledor artículo (“Sordos, ciegos y mudos”) que le ha debido preocupar mucho al siempre impertérrito Miquel Roca Junyent, que ha reconocido que el caso Millet “nos tiene, a muchos, desconcertados, pero sobre todo irritados”, advirtiendo que lo que “no puede ocurrir es que desmoralice a la sociedad”.

Roca verbaliza –desconcierto e irritación— el estado anímico de la burguesía catalanista que ha perdido pie, se ha dado cuenta de que el andamiaje de la farsa ya no se sostiene y empieza una nueva etapa porque la de su hegemonía está en el ocaso. La izquierda socialista le gana en progresía y los republicanos de ERC le adelantan en independentismo y radicalidad. No gobiernan allí; tampoco tienen la influencia de antaño en Madrid con un Zapatero que se entiende mejor con un desclasado como Jaume Roures que con un Javier Godó, y que considera “más de su tiempo” a un Isak Andic, propietario de Mango, que a un Rodés, como ha apuntado con perspicacia el escritor Francesc Cabana, autor de un decisivo libro de plena actualidad ahora: La burguesía catalana.

Millet tira de la manta
Ahora bien, ¿ha entonado el catalanismo burgués el “adiós a la vida” de Puccinni voluntariamente como si de una representación de Tosca en el Liceo se tratase? De ningún modo: cuando Millet se vio atrapado por la investigación de la Agencia Tributaria en Julio pasado, y tras comprobar que le flaqueaban los apoyos que en tantas otras ocasiones habían corrido tupidos velos para que el oasis catalán siguiera siéndolo, decidió este mes de septiembre confesar en sede judicial y periodística, y al modo de Sansón, implicar al tejido cultural catalán de haberse beneficiado de su bellaquería al admitir abundantes cobros en dinero negro. Es Millet el que con el reconocimiento de su culpa y contagiándola a su entorno cultural, político, amical y de clase, mete el bisturí al enfermo y proclama a los cuatro vientos que el régimen de la burguesía catalanista ni administraba tan bien los recursos como decía hacerlo, ni era riguroso en los controles de los fondos públicos, ni profesionalizaba las relaciones entre instituciones.

Y todo esto ocurre a poca distancia temporal de las elecciones autonómicas en Cataluña, en fecha previas a la sentencia del TC sobre el Estatuto y con una Generalidad de izquierdas que, después de reconocer también pagos indebidos y nepotistas por importes que resultan ridículos ante las proporciones del saqueo del Palau, hará del caso Millet un acta de acusación a un catalanismo burgués cuyo tiempo histórico –como está ocurriendo en el País Vasco—ha pasado. Y es que los nacionalismos regimentales van sucumbiendo por una incompatibilidad radical con el tiempo histórico que vivimos. Por eso, el caso Millet pasa de constituir un caso aislado y concreto a una categoría de determinada sociología nacionalista y endogámica.

Anxo Quintana en la COPE
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 26 Septiembre 2009

Anxo Manuel Quintana González es enfermero de profesión. Nació en Allariz, Orense, el 25 de febrero de 1959 y fue un desastroso vicepresidente de la Junta de Galicia desde 2005 hasta 2009, tratando de imponerle el gallego a la fuerza a un pueblo bilingüe y con una minoría creciente de alumnos que son niños adoptados procedentes de países cuyas lenguas y alfabetos no tienen su origen en el latín y el griego y que lo primero que aprenden a hablar al llegar a España (incluidas Cataluña, Galicia y País Vasco) es el español. Hablo de niños rusos, chinos, etíopes, ucranianos, etc. También los niños procedentes de la América Hispanohablante o de otras comunidades monolingües de España tienen dificultades y, por supuesto, derechos lingüísticos.

En el BNG, y de un modo especial en la UPG, la secta marxista-leninista de esta coalición electoral, la incorporación de Anxo Quintana como tertuliano a las mañanas de la COPE ha generado un profundo malestar. La cúpula de la coalición frentista entiende que en los últimos años esta cadena de radio ha liderado una campaña extremadamente hostil contra los nacionalismos periféricos.

Por otra parte consideran que la presencia de Quintana en la COPE es una señal de que este caballero no tiene ninguna intención de marcharse de la política pese a la vergonzosa derrota en las pasadas elecciones autonómicas del 1 de marzo después de tanto bailoteo «coas velliñas» y de tanto viaje mitinero pagado con fondos públicos a Portugal. La campaña electoral del 1-M, en la que Quintana aprovechó al máximo todos los trucos y timos posibles para atraer a una parte del electorado que habitualmente no vota a los nacionalistas, acabó como el rosario de la aurora.

Donde yo vivo sólo se coge la Radio Galega, que por supuesto nunca sintonizaré mientras el gallego no deje de imponérsenos y de consumir un buen pellizco de nuestro dinero público que estaría mejor invertido en sectores de primera necesidad. Y cuando voy en el coche suelo poner música clásica o de jazz que me ayuda a relajarme y a conducir mejor.

Allá la COPE con su ilustre tertuliano nacionalista.

PROHIBIDOS LOS ACTOS PROETARRAS DE MONDRAGóN
La Audiencia enmienda el patinazo del TSJPV
IMPRESIONES El Mundo 26 Septiembre 2009

LA AUDIENCIA Nacional ha tenido que enmendar el enorme error judicial cometido por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que autorizó a la plataforma Etxerat -una asociación de familiares de presos de ETA- a exhibir las imágenes de los reclusos en sus actos de reivindicación, algo que es un palmario delito de enaltecimiento del terrorismo. Tal disparate de los magistrados del TSJPV ha tenido que ser cortado por lo sano por la Audiencia Nacional, que ayer decidió prohibir sin más las concentraciones. Lo ideal hubiera sido autorizarlas, para preservar el derecho constitucional de libertad de reunión, a la vez que se prohibían los carteles proetarras. Ésa era la postura del Gobierno vasco. Ante la tesitura creada por el error del TSJPV creemos que es acertada la decisión de la Audiencia Nacional. El TSJPV debe reflexionar sobre lo irresponsable de su fallo. De no mediar la Audiencia Nacional se hubiera vulnerado la ley, se habría consumado una nueva humillación a las víctimas y se habría dinamitado el excelente trabajo del Gobierno vasco para terminar con los símbolos proetarras en las calles.

Derroche de dinero público en la Xunta en tiempos de crisis
Juan Julio Alfaya Periodista Digital 26 Septiembre 2009

Dale al gallego dinero Macarena
Que el gallego es pa' darle dinero y cosa buena
Dale al gallego dinero Macarena
Hey Macarena

Sólo en un día, el 24 de septiembre de 2009, la Consejería de Educación y Ordenación Universitaria autorizó un gasto de 649.720 euros, es decir, 108 243.352 pesetas (en números redondos) «para la docencia, la investigación y la promoción de la lengua, la literatura y la cultura gallegas». ¿No dicen que estamos en crisis? Bueno, estamos en crisis para según qué cosas, para tirar el dinero a la basura promocionando una lengua que cada vez se habla menos, para eso sobra dinero.

Aquí tienen las diez autorizaciones de gasto y abajo la suma. Alucinante. ¿No era Feijoo el que hablaba de austeridad y el que montó el numerito de los Audis para darnos a todos el pego de que los peperos eran muy ahorradores, honrados y escrupulosos con el gasto del dinero público? Anda que te zurzan, Albertiño. Ya sé quien no te va a votar.

1) Acuerdo por el que se autoriza la firma del convenio de colaboración entre la Consejería de Educación y Ordenación Universitaria y la Universidad del Algarve, para la docencia, la investigación y la promoción de la lengua, la literatura y la cultura gallegas, por un importe de sesenta y cinco mil setecientos cincuenta y tres euros con cuarenta y cuatro euros (65.753,44 €)

2) Acuerdo por el que se autoriza la firma del convenio de colaboración entre la Consejería de Educación y Ordenación Universitaria y la Universidad de Extremadura, para la docencia, la investigación y la promoción de la lengua, la literatura y la cultura gallegas, por un importe de sesenta y cuatro mil cuatrocientos sesenta y dos euros con cincuenta y seis céntimos
(64.462,56 €).

3) Acuerdo por el que se autoriza la firma del convenio de colaboración entre la Consejería de Educación y Ordenación Universitaria y la Universidad de Lana Habana, para la docencia, la investigación y la promoción de la lengua, la literatura y la cultura gallegas, por un importe de setenta y dos mil novecientos setenta y seis euros con treinta y dos céntimos (72.976,32€).

4) Acuerdo por el que se autoriza la firma del convenio de colaboración entre la Consejería de Educación y Ordenación Universitaria y la Université Rennes 2 - Haute Bretagne, para la docencia, la investigación y la promoción de la lengua, la literatura y la cultura gallegas, por un importe de sesenta y tres mil novecientos setenta y seis euros con treinta y dos céntimos (63.976,32 €).

5) Acuerdo por el que se autoriza la firma del convenio de colaboración entre la Consejería de Educación y Ordenación Universitaria y la Universitá degli Studi dice Padova, para la docencia, la investigación y la promoción de la lengua, la literatura y la cultura gallegas, por un importe de sesenta y tres mil novecientos setenta y seis euros con treinta y dos céntimos (63.976,32 €).

6) Acuerdo por el que se autoriza la firma del convenio de colaboración entre la Consejería de Educación y Ordenación Universitaria y la Ruprecht-Karls-Universität Heidelberg, para la docencia, la investigación y la promoción de la lengua, la literatura y la cultura gallegas, por un importe de sesenta y cinco mil setecientos euros con cuarenta y cuatro
céntimos (65.753,44 €).

7) Acuerdo por el que se autoriza la firma del convenio de colaboración entre la Consejería de Educación y Ordenación Universitaria y la Universidad del Minho, para la docencia, la investigación y la promoción de la lengua, la literatura y la cultura gallegas, por un importe de setenta y un mil novecientos veinte euros con once céntimos (71.920,11 €).

8) Acuerdo por el que se autoriza la firma del convenio de colaboración entre la Consejería de Educación y Ordenación Universitaria y la Universität Trier, para la docencia, la investigación y la promoción de la lengua, la literatura y la cultura gallegas, por un importe de sesenta y tres mil novecientos setenta y seis euros con treinta y dos céntimos (63.976,32 @).

9) Id. Universidad de Murcia, 58.462,56 €).
10) Id. Universidad deGranada, 58.462,56 €)

01) 65.753,44
02) 64.462,56
03) 72.976,32
04) 63.976,32
05) 63.976,32
06) 65.753,44
07) 71.920,11
08) 63.976,32
09) 58.462,56
10) 58.462,56
TOTAL EUROS 649.719,95
TOTAL PESETAS 108.104,312
http://www.xunta.es/periodico/240909consello.pdf
?Gallegos Hispanohablantes
1) http://blogs.periodistadigital.com/galhispanos.php
2) http://blogs.lavozlibre.com/galicia/
 

Recortes de Prensa   Página Inicial