AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 16 Octubre  2009

 

Españoles, a las armas que se acerca el Defensor del Pueblo.
Nota del Editor 16 Octubre 2009

Hace unos pocos años, este humilde editor se propuso enviar con una frecuencia elevada quejas al Defensor del Pueblo, pero a la vista del resultado absolutamente irrelevante, desistió de tan loable acción.

Hace pocas semanas, numerosas asociaciones cívicas defensoras de los derechos civiles, especialmente de los derechos lingüísticos, bajo la dirección jurídica de Convivencia Cívica Catalana, mantuvieron una reunión con el defensor de pueblo y le explicaron las razones jurídicas por las que debía presentar recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Educación Catalana, le entregaron un documento que contenía todo el material necesario y suficiente para poder presentarlo,  que por ley estaba obligado, al ser el único cauce constitucional establecido para  los españoles. Hoy, último día del plazo para hacerlo, el defensor del pueblo no ha dado señales de vida, incumpliendo flagrantemente su deber constitucional. Múgica, lárgate, eres una verguenza, has causado un daño irreparable a España y a los españoles.

La buena noticia es que España está tan mal, decir que sufre una crisis es ser un optimista crónico, que la única solución para salir del pozo aún que estan cavando, pasa por el establecimiento de la lengua común en toda España derogando todas las leyes y normas lingüísticas  y seguidamente desmontar el tinglado de las autonomías.

Estatut
El delfín de Trillo
Maite Nolla Libertad Digital 16 Octubre 2009

El último al que ha engañado Rajoy es a Valcárcel. El presidente de Murcia habría arrancado el compromiso del Líder de que cuando el PP llegue al poder va a resucitar el Plan Hidrológico. Vamos, lo mismo que le ha prometido a Cospedal, pero al revés. Y si de trasvases va la cosa y de llegar al poder, lo cierto es que el PP apenas puede trasvasarse un punto y poco de lo que pierde el PSOE en las encuestas. El resto se lo quedan Izquierda Unida y el partido de Rosa Díez. Y eso que son de antes de que pasaran la tercera parte de Los visitantes (no nacieron ayer), con Rajoy en el papel de sire Godofredo, Cospedal en el de doña Frenebunda, Camps en el de Delcojón y Ricardo Costa en el de Delculón, que es donde le han dado la patada.

Por fin, y para sorpresa de todos, el PP hace algo digno. Pese a los esfuerzos de la señora Sánchez Camacho, que se mostraba orgullosa de haber sido ella, personalmente, la que había presionado a Rajoy para que el PP no recurriera la ley de educación de Cataluña, me entero de que al final el PP sí ha recurrido dicha ley. Me sorprende y me alegro.

Y es que el retraso en la resolución del recurso de inconstitucionalidad contra el estatuto de Cataluña sólo beneficia a los que siguen legislando como si nada y los que van a seguir haciéndolo diga lo que diga la sentencia, que es lo que han anunciado los moderados del PSC. Pese a ello, la semana pasada el Gobierno de España salió en su auxilio, recordando que siempre queda el 150.2 de la Constitución, a lo que los socialistas de aquí han contestado: y pasarse la sentencia por el forro, que es lo que pensábamos hacer; pero gracias de todas formas, majos. Y es que, como se publicaba la semana anterior, se prevé la sentencia para dentro de un año –actualizado a 16 de octubre– y la consagración de la asimetría, la desigualdad y la insolidaridad por vía del silencio. Con lo que nos reíamos cada vez que Maragall decía lo del federalismo asimétrico; pues ale, aquí lo tenemos.

De todas formas, el pensamiento político se nutre de ideas para evitar futuros conflictos. Supongo que saben ustedes, y si no yo se lo cuento, que uno de los juristas más admirados por Federico Trillo es Joan Ridao. Pues bien, Ridao ha encontrado la solución definitiva que le quita un problema a los magistrados del Constitucional, a Zapatero, a los nacionalistas catalanes de todo tipo y a los melifluos del PP que están rezando para que el Constitucional no les dé la razón: hay que reformar la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional para que no se pueda pronunciar sobre la constitucionalidad de los estatutos de autonomía. Futuro premio Príncipe de Asturias del deporte. Es más, lo ha registrado como propuesta de ley en el Congreso y ha añadido que hay que sustraer al Constitucional de esa posibilidad, especialmente, con los estatutos de singular naturaleza como el catalán y el vasco –cuando yo siempre había pensado que la naturaleza más singular de España era la de los Monegros.

¡Qué tío! ¡Más listo que el hambre! Ya, ya sé que, en el fondo y en la forma, lo que quiere decir el delfín de Trillo es que ellos se pasan la división de poderes por el mismo sitio que el PSC la sentencia del Constitucional si les es desfavorable.


DISCRIMINA EL CASTELLANO
El PP recurre la Ley Catalana de Educación ante el TC
El grupo parlamentario del PP en el Congreso de los Diputados, a instancias del PP catalán, ha registrado este mediodía un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley catalana de educación por entender, entre otras cuestiones, que discrimina al castellano en favor del catalán.
EFE Libertad Digital 16 Octubre 2009

El grupo parlamentario del PP en el Congreso ha registrado un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley catalana de educación (LEC) porque, entre otras cuestiones, "limita" los derechos lingüísticos de los catalanes y no promueve un "modelo de sociedad abierta".

Así lo ha explicado esta tarde, en rueda de prensa, el diputado del PP en el Parlamento catalán y portavoz de Educación, Rafael López, quien ha asegurado que la LEC carece de "cierta falta de adecuación al espíritu de la constitución".

El recurso del PP se basa principalmente en tres cuestiones: consideran que la LEC limita a los padres el derecho a escoger la lengua vehicular de enseñanza de sus hijos; establece un cuerpo y un currículum docente propio del sistema educativo catalán al margen del estatal; y limita la autonomía de los docentes.

En su intervención, el líder popular ha abogado por fomentar un "trilingüismo real" -siendo el catalán, el castellano y el inglés las lenguas principales de enseñanza-, en el que los padres tengan la "primera y última" palabra en la elección de la lengua docente.

En este sentido, ha alertado de que la LEC "blinda" el catalán como única lengua de enseñanza, ya que reduce de cinco a un año el período en que los padres pueden escoger -en la etapa de primera educación- la principal lengua que seguirán sus hijos en la escuela, lo que ha calificado de "segregación".

Asimismo, López ha denunciado que la LEC establece cinco cuerpos docentes propios en Cataluña, mientras que en el resto del Estado son nueve. "La LEC cierra la educación catalana al resto de España, pone fronteras al movimiento de los docentes de otras comunidades a Cataluña", ha denunciado.

En este sentido, ha lamentado que la ley catalana de educación haya sido constituida como la de "un estado independiente, sin integrarse en el modelo español".

López ha explicado que el recurso del PP contra la LEC se ha presentado el último día del plazo fijado porque estaban a la espera de una posible sentencia del TC sobre el Estatut, ya que la ley de educación se basa en algunos aspectos del texto autonómico.

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, consideró este jueves, por su parte, que, "mientras no se diga lo contrario", la LEC aprobada por el Parlamento catalán tiene "toda la legitimidad" y avanzó que se había activado un procedimiento de conciliación constitucional entre la ley orgánica y la ley catalana

La precariedad legislativa de la Unión Europea en materia lingüística
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 16 Octubre 2009

El 4 de Mayo de 2009, el Sr. Leonard Orban (1), Alto Comisionado para el Multilingüismo en Europa, respondió a una pregunta parlamentaria que solicitaba la mediación de la UE entre Hungría y Eslovaquia. El respeto a la diversidad lingüística y cultural está consagrado en el artículo 22 (2) de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea con una brevedad y concisión dignas de encomio.

Respuesta del Sr. Orban en nombre de la Comisión a la pregunta escrita de la Sra. Edit Bauer (3) (Eslovaquia) a dicha Comisión (4 de mayo de 2009)

El respeto de los derechos de las personas pertenecientes a minorías, incluido el respeto del principio de no discriminación, es uno de los principios en los que se fundamenta la Unión Europea.

El respeto a la diversidad lingüística y cultural está consagrado en el artículo 22 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que establece que «la Unión respeta la diversidad cultural, religiosa y lingüística». Sin embargo, el artículo 51, apartado 1 de la Carta establece que "las disposiciones de la presente Carta están dirigidas a las instituciones y órganos de la Unión, respetando el principio de subsidiariedad de los Estados miembros únicamente cuando apliquen el Derecho de la Unión."

No existe ninguna ley comunitaria que regule el uso de las lenguas dentro de los Estados miembros, ni el Tratado prevé más poderes para la adopción de tales disposiciones. La Comisión sólo puede actuar si una cuestión está relacionada con la aplicación de la legislación comunitaria. Este podría ser el caso, por ejemplo, cuando una disposición nacional sobre el uso de las lenguas constituye un obstáculo injustificado a la libre circulación de trabajadores o de los demás ciudadanos.

El artículo 13 del Tratado CE no incluye el idioma entre los motivos sobre los que la Comunidad Europea puede tomar medidas adecuadas para luchar contra la discriminación. Asimismo, la Directiva 2000/43 de 29 de junio 2000 sobre la aplicación del principio de igualdad de trato de las personas independientemente de su origen racial o étnico no aborda directamente la discriminación por motivos de idioma. No es posible excluir que las normas sobre el uso del lenguaje puede ser un factor a tener en cuenta en la aplicación de la disposición de la directiva que prohíbe la discriminación indirecta por motivos de raza u origen étnico. Sin embargo, cabe señalar que la discriminación indirecta, cuando no existe una diferencia de trato basada en una disposición neutra se justifica por una finalidad legítima y los medios para alcanzar dicha finalidad sean adecuados y necesarios.

En la actualidad, no existe jurisprudencia del Tribunal Europeo de Justicia sobre esta cuestión. En cualquier caso, una denuncia de discriminación tiene que ser examinada en primer lugar por un órgano jurisdiccional nacional, que estaría en una mejor posición para considerar todas las circunstancias pertinentes de la situación en juego.

La Comisión ha desarrollado una estrategia para promover el multilingüismo en la Unión Europea que tenga en cuenta la lengua oficial, las nacionales, las regionales, las minoritarias y las lenguas de los inmigrantes. La Comisión aplica esta estrategia en estrecha cooperación con los Estados miembros.

En su comunicación de septiembre de 2008 "Multilingüismo: una ventaja para Europa y un compromiso compartido", la Comisión ha confirmado su apoyo a todas las lenguas habladas en la Comunidad, incluidos los idiomas hablados por las minorías. Además, la Comisión llama la atención sobre el hecho de que los programas en el ámbito de la educación y la formación, con el apoyo financiero de la Unión Europea, están abiertos a estas lenguas.

Los Estados miembros siguen siendo los encargados de adoptar decisiones con respecto a su política lingüística interna, incluidas las lenguas regionales y minoritarias, para lo que el Consejo Europeo de la Carta Europea de Lenguas Regionales o Minoritarias proporciona un marco global. Este marco no es parte de la legislación comunitaria.

Por último, cualquier persona que considere que alguno de sus derechos fundamentales han sido violados puede presentar una queja ante el Consejo de Europa Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Y ese tribunal sólo puede ocuparse de un asunto después de que todos los recursos internos se han agotado.

Leonard Orban
Comisario europeo de Multilingüismo de la Unión Europea

NOTAS:
1.- Leonard Orban, nacido en 1961, es un tecnócrata rumano que actualmente ocupa el cargo de Comisario Europeo de Multilingüismo en la Comisión Europea. Es el responsable de la política de lenguas de la Unión Europea. Su mandato comenzó el 1 de enero de 2007 y debe concluir el 31 de octubre de 2009, o sea a finales del presente mes.

2.- Artículo 22 - Diversidad cultural, religiosa y lingüística: «La Unión respeta la diversidad cultural, religiosa y lingüística». Menos da una piedra.

3.- La Sra. Edit Bauer tiene página web propia en húngaro, eslovaco e inglés, le falta el catalán: http://www.baueredit.sk/ y más de un vídeo en Youtube http://www.youtube.com/watch?v=ZWE8F-uvKBI que supongo no tendrán la menor dificultad en entender.

Todo por los Presupuestos. El Estado humillado para el descabello.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 16 Octubre 2009

Como estaba previsto, el Gobierno ha cedido a todo con tal de obtener el apoyo a sus irreales y derrochadores presupuestos Generales del Estado. Ha bastado contentar a los nacionalistas vascos del PNV con mantenerles su Estado Foral de recaudación, el llamado Concierto Vasco, que junto con Navarra y el nuevo Estatuto de Cataluña, dejan a España en una Federación virtual de cuatro Estados. Y a ello, hemos de añadir la venta por necesidad manifiesta de abandono y pobreza de los votos de los diputados de Coalición Canaria, que ha recibido las promesas de Zapatero de aumentar la inversión en cerca de 30.000 millones de euros para las islas. Lo increíble es que CC crea que Zapatero cumple con sus promesas.

Estos del PNV y de CC son los cómplices necesarios para sacar adelante unos PGE que desde su generación nacen deformes y con malformaciones congénitas. Unos presupuestos que no llegan ni a cubrir la décima parte de las necesidades reales de financiación de un Estado despilfarrador sin voluntad de ahorro y de aplicar medidas estructurales contra la crisis. Un Gobierno que nos lleva directamente al desastre, a la pobreza y a la dura travesía del desierto cuya duración puede igualar a la de los israelitas. Pero Zapatero no es Moisés, ni al final encontraremos la tierra prometida, sino el abandono y el desinterés de nuestros socios de la UE.

Resulta chocante y paradójico que sea en estos momentos cuando el Gobierno tenga un pretendido acto de transparencia y filtre los datos de los patrimonios declarados de sus principales componentes. Y ante los datos transmitidos, lo que se ha provocado es más bien el efecto contrario al deseado. Nadie se cree esos datos y resultan en algunos casos de una hipocresía rayana en la desvergüenza. Especialmente resulta escandaloso el que el Sr. Chaves, Vicepresidente tercero, haya declarado un patrimonio de unos escasos 48.000 euros, tras más de 25 años de ser el absoluto virrey de Andalucía. En cuanto al Sr. Zapatero y sus declarados 210.000 euros, choca con la realidad de sus conocidas propiedades de las Rozas y Cabo de Gata, aunque sea en bienes gananciales.

Ante esta estafa propagandística solo cabe una respuesta y es la del desprecio por quien pretende engañar con unos datos absolutamente maquillados y que no aguantarían la mínima auditoria. En el dicho popular, “a otro perro con ese hueso”. El mensaje a transmitir era de “veis que honrados somos que declaramos todo y no nos hemos enriquecido”, justo en contraposición de elementos del PP imputados en asuntos de corrupción. Es decir se intenta recuperar el lema de 100 años de honradez, aunque ya se dijo aquello de “y ni un minuto más”. Los ejemplos de el Sr. Guerra, el Sr. Roldán, los fondos reservados, FILESA, el asunto del caso MATSA de Chaves, MERCASEVILLA y tantos otros, son solo la punta del iceberg de unas prácticas habituales que no excepcionales.

Por desgracia, España y sus ciudadanos serán los damnificados por la incompetencia y la cerrazón sectaria de un Gobierno empeñado en mantener una política económica suicida. Déjense de panfletos propagandísticos y de engañar a los ciudadanos. Dejen de hundir a España y reconozcan su debilidad manifiesta en el Gobierno. Sean por una vez patriotas y convoquen elecciones generales. Demuestren, si pueden, su honradez y libérense de las coacciones de esos Sindicatos y de las presiones de las minorías nacionalistas que solo quieren la destrucción de España. ¡Váyanse y den una oportunidad a España!

Cataluña
PSOE: rehén del PSC
Clemente Polo Libertad Digital 16 Octubre 2009

No hay ya ninguna duda de que el PSC, un partido que impulsó y avaló el proyecto de Estatuto de Cataluña aprobado el 30 el septiembre de 2005 en el Parlamento autonómico, es hoy un partido gravemente infectado por el virus nacionalista, una formación política que, desde que accedió al Gobierno de Cataluña en 2003, ha adoptado el programa del Sr. Pujol de ir vaciando gradualmente de competencias y recursos al Estado español a fin de granjearse las simpatías del sector menos independentista del electorado de CiU. El PSOE carece, por decisión propia, de implantación en Cataluña y los líderes del PSC, el partido "socialista hermano" del PSOE, están aprovechando esa debilidad, como cualquier formación nacionalista, en las votaciones parlamentarias claves para extraer contraprestaciones del Gobierno central, no en aras de mejorar la gobernabilidad del Estado como a veces se nos quiere hacer creer sino para reforzar su propia posición política en Cataluña.

En abril, el Sr. Rodríguez Zapatero tuvo que hacer una crisis de Gobierno para deshacerse del Sr. Solbes, ministro de Economía y Hacienda, y de varios ministros incómodos –la Sra. Álvarez, el Sr. Molina y la Sra. Cabrera– con el exclusivo fin de tender puentes con los nacionalistas catalanes. Apenas tres meses después, la Sra. Salgado, sustituta del Sr. Solbes, cerraba un acuerdo bilateral con el Sr. Castells, uno de los consejeros del PSC en el Gobierno de Cataluña que se ha pronunciado abiertamente y en varias ocasiones a favor de utilizar a los diputados del PSC en el Congreso para doblegar la voluntad del Gobierno central, y el Sr. Puigcercós, el líder independentista de ERC que ve el nuevo modelo de financiación como un paso "hacia el concierto económico... y la independencia". Según las estimaciones del PSC y ERC, el nuevo modelo otorgaba a Cataluña entre 3.500 y 3.855 millones de euros de los 11.000 millones adicionales previstos, unas cifras y una distribución que el Sr. Solbes se había resistido a aceptar durante tres años.

Las continuas cesiones de competencias han situado al PSOE en una situación cada vez más delicada. El PSC ya cuenta con un grupo parlamentario propio en el Senado, la Entesa Catalana de Progrés, desde la que impulsan iniciativas junto con sus socios independentistas de ERC, y el Sr. Castells en una entrevista concedida el 27 de julio planteaba la conveniencia de revisar "nuestra estrecha vinculación con el PSOE" que impide que "el PSC pueda jugar con toda su fuerza en temas básicos para Catalunya" y acababa enviando un aviso para navegantes: "el acuerdo [de financiación] es magnífico pero no podemos caer en triunfalismos". En la misma línea, el Sr. Maragall, consejero de Educación de la Generalitat, cuestionaba en un artículo publicado el 25 de agosto la competencia del Tribunal Constitucional (TC) para revisar el Estatut de Cataluña –"¿qué puede añadir la interpretación que hagan, por larga y enrevesada que sea, este grupo de ciudadanos tan sabios?"–, y abogaba por desplegarlo "con la intensidad y el ritmo que nos convenga... sin más límite que el que nos marque nuestra propia ambición". ¿Para qué se necesita recabar la opinión del TC cuando el Sr. Montilla ya ha dicho que el Estatuto es constitucional? El Sr. Maragall acababa el artículo proponiendo nada más y nada menos que formar "un Gobierno de coalición PSOE–PSC" en España. Habrá, no me cabe ninguna duda, más presiones y propuestas en este sentido en los próximos años.

El Estatuto de Cataluña aprobado en junio de 2006 ha reforzado la posición del PSC que ahora se permite junto con sus socios en el Gobierno de Cataluña ignorar todas las normas aprobadas por el Gobierno central y las Cortes españolas que no les gustan y recurrirlas para ganar tiempo ante ese tribunal integrado por "ciudadanos tan sabios". El incumplimiento del Real Decreto 1513/2006 de enseñanzas mínimas de 8 de diciembre y la inaudible respuesta del Gobierno central hasta ahora demuestran hasta qué punto el Gobierno central se ha convertido en una marioneta del PSC. Tras tres años de incumplimiento de la norma estatal, el Gobierno central se ha atrevido por fin a cuestionar que el Gobierno de la comunidad autónoma de Cataluña "tenga capacidad para fijar los programas y horarios de las enseñanzas no universitarias", aunque el inefable ministro de Educación se ha apresurado a quitarle hierro al asunto diciendo que la petición se "enmarca dentro de la normalidad institucional". Normal debe resultarle al Sr. Gabilondo que mi hijo, en primer curso de primaria, reciba ocho módulos de 45 minutos de lengua catalana y tan sólo tres módulos de lengua castellana y normal lo que le espetó el Sr. Tardá, diputado de ERC, en el Congreso: derogue el Real Decreto.

El nuevo Estatuto ha desdibujado la necesaria relación jerárquica que ha de prevalecer entre el Gobierno central y los gobiernos de las comunidades autónomas, impidiendo a aquél desarrollar funciones integradoras y defender los intereses generales frente a los intereses particulares de cada comunidad. Las primeras víctimas somos los ciudadanos que padecemos los gobiernos nacionalistas en Cataluña y otras comunidades autónomas infectadas por el virus nacionalista, pero la segunda tal vez lo sea el propio PSOE.
Clemente Polo es catedrático de Fundamentos del Análisis Económico en la Universidad Autónoma de Barcelona


Antisemitismo
Zapatero, Franco y la judeofobia
Cristina Losada Libertad Digital 16 Octubre 2009

No está al alcance de cualquiera negar la evidencia sin perder la compostura. Se precisan entrenamiento y cinismo. O una superficialidad tal que la conciencia no perciba el falseamiento. Pero lo de menos es el mecanismo. Lo de más es el hecho. Zapatero ha negado en Israel que exista una brizna de antisemitismo en España. "En ninguna de sus expresiones", se despacha tajante en el diario Maariv. Y, como experto en echar balones hacia atrás, afirma que "antisemitismo era la dictadura de Franco". Explique, pues, el presidente cómo los sondeos detectan un incremento notable de las actitudes antisemitas en España entre 2005 y 2008. Razone qué ha sucedido para que en tres años, siempre con su partido en el poder, la judeofobia haya escalado puestos.

De qué extrañarse. Antaño era la extrema derecha la que creía en la "conspiración judeo-masónica", pero hoy, y hace ya unas cuantas décadas, es en las filas de la izquierda donde se cree en los Protocolos de los Sabios de Sión, se llama nazi a Israel, se le niega su derecho a defenderse y se ensalza a los grupos terroristas que no ocultan su intención de borrar el Estado judío del mapa. Más que ensalzarlos, se identifica con ellos. La kefia con la que se retrató gozoso Zapatero, se ha convertido en un must, en prenda imprescindibledel chic radical, y envuelve tanto el cuello del antisistema como el del sindicalista acomodado en el sistema. Algunos, y eso ocurrió en una manifestación en Barcelona, en presencia de un consejero de Interior impasible, exhiben, además del pañuelo, un arma. Para clarificar el mensaje.

La Liga Antidifamación señala que en España no abundan los atentados contra la comunidad judía, aunque también los hay, pese a que Zapatero lo niegue. Recientes están las pedradas contra la embajada israelí y una agresión al embajador en la calle. Pero, advierte, existe un discurso antisemita en los comentarios públicos sobre Israel. Pues si bien toda crítica a la política israelí no es judeófoba, aquí la excepción es que no lo sea. Basta repasar los artículos, viñetas, pancartas y carteles que la Liga ha recopilado sólo del año en curso. Falta ahí, como botón de muestra del doble rasero, la declaración institucional de Zapatero sobre la operación militar en Gaza. Siete minutos, siete, en los que el presidente echaba leña al fuego del antisemitismo rampante. ¿O era Franco?

Sitel
ZP a la escucha
Emilio Campmany Libertad Digital 16 Octubre 2009

SITEL y Gürtel son dos caras de la misma moneda. Los socialistas llegaron al Gobierno en 2004 para quedarse. Un sistema como SITEL puede tener justificación en un país asolado por el terrorismo o el crimen organizado, siempre y cuando se lleven a cabo, con luz y taquígrafos, las reformas legales, incluso constitucionales, que permitan su implantación para un tiempo determinado. La legalidad del sistema podría basarse en que el primer acceso al ordenador cuando éste disparara una alarma estuviera reservado a un juez y la Policía sólo accediera a él tras comprobar el magistrado la seriedad de la amenaza detectada por la computadora.

Sin embargo, este debate jurídico-informático tendría sentido si SITEL no fuera más que un medio ilegal puesto en marcha por el Gobierno socialista para combatir el crimen. Hoy sabemos que se han intervenido conversaciones entre presos preventivos de la trama Gürtel y sus abogados. Sabemos que se han pinchado multitud de teléfonos y que las conversaciones grabadas se han filtrado a los periódicos con el fin de perjudicar el buen nombre, no de los sospechosos investigados, sino de las personas que hablaron con ellos. Nadie se extrañe si un día se descubre que se han estado grabando conversaciones privadas tenidas en despachos y oficinas empleando para ello los más sofisticados medios tecnológicos. En todos estos casos, la ausencia de autorización judicial o la existencia de una insuficiente, como es el caso de la intervención de las conversaciones de Correa y Crespo con sus letrados, es del todo irrelevante. Lo es porque el fin perseguido no es obtener la condena de los delincuentes, sino deslegitimar al Partido Popular como alternativa de gobierno al del PSOE.

Los socialistas se han visto involucrados en escándalos de mucha mayor monta que estos de la Gürtel y a ningún policía se le ha ocurrido nunca intervenir ilegalmente conversación alguna. El caso de la subvención de diez millones de euros por parte de Chaves a la empresa en la que acababa de ser contratada su hija viene enseguida a la memoria. Pero este caso, con ser de mayor volumen económico que los del PP, no deja de constituir la típica chorizada de nuestros políticos. Me pregunto qué hubiera pasado si la Policía, empleando SITEL o cualquier otro medio de tecnología punta de los que se han utilizado con la cutre trama de trajes y relojes de Correa y El Bigotes, se hubiera aplicado a saber qué estaban negociando los enviados de Zapatero con la ETA. El escándalo hubiera sido mayúsculo si un pequeño porcentaje de nuestras sospechas se hubiera confirmado. Porque allí no se negociaron relojes de nuevo rico a cambio de organizar eventos, que mira que es cursi la palabra. La moneda que aquellos tipos ofrecieron fue nada menos que la soberanía del pueblo español. Y que no se diga que nadie podía sospechar lo que estaban haciendo porque los indicios eran vehementísimos, como diría un abogado de vieja escuela.

Tristemente, ya nada sorprende a este abúlico pueblo español, resignado a ser gobernado con mañas de rufián. Hoy, la cuestión sólo es si, cuando se carguen a Rajoy, que ya ha dilapidado el capital acumulado con la victoria de las europeas hace cuatro meses, vendrá un gallardón a dirigir a la derecha hasta el puesto de comparsa que el PSOE le ha reservado o se alzará una Aguirre a enfrentarse a este régimen policial hacia el que nos vamos deslizando.

PP
El legado de Rajoy
Florentino Portero Libertad Digital 16 Octubre 2009

No sé si Mariano Rajoy será algún día presidente del Gobierno. Ni siquiera tengo la seguridad de que sea finalmente el candidato que el Partido Popular presente a las elecciones generales previstas para el 2012. De lo que no tengo duda es de que a los largo de estos cinco años en que ha presidido el partido de la derecha española ha realizado cambios importantes, posiblemente determinantes, para el futuro del mundo liberal conservador y, por lo tanto, para el futuro inmediato de España.

Rajoy heredó un partido que había gobernado con éxito durante ocho años y que, por fin, había consolidado un bloque electoral que le permitía afrontar el futuro con optimismo. Es verdad que la campaña electoral del PP en 2004 fue un desastre, tan cierto como que el triunfo de Rodríguez Zapatero sólo se explica por la inestimable colaboración de un grupo terrorista. En 2008, Rajoy volvió a perder, pero logrando un número de votos muy importante, que reforzaba la idea de que los populares tenían una base electoral muy sólida y que, más tarde o más temprano, recuperarían el poder. Desde la muerte de Franco la derecha española había sido incapaz de desarrollar un cuerpo teórico y, mucho menos, una cultura política. Sin embargo, diez millones de personas se sentían muy orgullosas de apoyar a un partido cuya identidad derivaba de su compromiso con unos valores perfectamente reconocibles y de su obra política durante los gobiernos Aznar.

La derecha vio con estupor el estado de perplejidad en que Rajoy quedó tras la pérdida de sus primeras elecciones, pero se lo perdonó por su fidelidad a esos valores y a esa obra política. Los problemas llegaron cuando, tras la segunda derrota electoral, en la que de nuevo mostró unas limitadas condiciones para el oficio, dio un golpe de timón invitando a conservadores y liberales a abandonar el partido y, en el Congreso de Valencia, renunciando a esos valores y a esa obra política en beneficio de una aproximación táctica a los nacionalistas. Se rechazaba el legado Aznar a cambio de una nada pseudoprogre. Para Rajoy un triunfo del PP era un bien en sí mismo que justificaba cambios de esa naturaleza, olvidando que para los electores el bien era el programa mientras que el partido no pasaba de ser un instrumento para desarrollarlo.

La apertura a los nacionalistas, su debilidad política resultado de dos derrotas consecutivas y su falta de autoridad acabaron provocando un cambio en la estructura del partido. De una formación centralizada dotada de un programa claro se pasó a un conjunto de taifas autónomas, en algunos casos abiertas a los nacionalismos periféricos. Cada taifa respondía a intereses locales, olvidando la necesaria armonía con las restantes. La presidencia del partido y la maquinaria política establecida en la calle Génova perdieron paulatinamente el control de la base, salvo en aquellos casos en que crisis internas demandaban una acción urgente.

Con Rajoy el Partido Popular ha visto como se difuminaba su identidad ideológica y su cohesión. Con razón se vuelve a hablar de la CEDA, la Confederación Española de Derechas Autónomas que trató de llenar el vacío dejado por la quiebra de la Monarquía de Alfonso XIII en los días de la II República. La derecha española fue siempre plural. Junto a la tradicional, localista, clerical y carlistona convivió la liberal, centralista, cosmopolita y laica. Aznar potenció la segunda, mientras que Rajoy se apoya en la primera, travestida de centrista o socialdemócrata. Otro ejemplo de falta de identidad y exceso de mala conciencia. Mientras Esperanza Aguirre defiende el legado Aznar, Ruiz Gallardón –el favorito de Manuel Fraga– trata de auparse con el liderazgo de la corriente que Rajoy ampara con el apoyo del grupo PRISA.

El giro estratégico impuesto por Rajoy puede ser un error fatal para la derecha española, pero tiene un apoyo importante entre los cuadros del partido. Fue aprobado en un Congreso Nacional y hoy puede contar con aún mayor respaldo entre las taifas. Para los dirigentes locales que se han acostumbrado a hacer lo que les da la real gana, en función de sus propios intereses, la vuelta a una presidencia poderosa resulta una pesadilla. La fortaleza política de Rajoy descansa en su debilidad. Ese es su patrimonio. Sin embargo, puede no ser suficiente.

La mala gestión como líder de la oposición, de la que dan testimonio los sondeos, y sus errores en el tratamiento del caso Gürtel están minando su poca credibilidad. Rubalcaba tiene tres años por delante para administrar este escándalo y lo va a hacer con la inteligencia, maldad y falta de escrúpulos que le caracteriza. Hasta la fecha ha contado con la inapreciable colaboración de Rajoy, capaz de trasformar una china en el camino en una roca de granito. Esperanza Aguirre le ha puesto en evidencia, al reaccionar con el criterio que cabe esperar de un dirigente nacional. En la Comunidad de Madrid ha habido corrupción, pero una vez detectados los responsables están fuera del partido. La sociedad aprecia la contundencia y rapidez con la que ha actuado la presidenta. Por el contrario, en llamativo contraste, Rajoy ha reaccionado tarde, los afectados continúan en Génova y se dispara sin sentido contra piezas menores tratando de establecer cortafuegos inútiles. El caso Gürtel no es un problema de la Comunidad de Madrid o de la de Valencia, sino del Partido Popular con sede en Génova. El cese de Costa no va a frenar nada, pero ha puesto una vez más en evidencia la falta de criterio y de autoridad de Rajoy. Esto no ha hecho más que empezar. Otras comunidades y ayuntamientos irán apareciendo cuando a Rubalcaba le interese o cuando, contra su voluntad, la información se filtre. Pero al final tendremos un partido más dividido, una oposición menos creíble y un liderazgo acosado ante la evidencia de que teniendo literalmente bajo sus pies un nido de corrupción no hizo nada para evitarlo.
¿Será entonces capaz el PP de retomar su rumbo o, por el contrario, se trasformará definitivamente en una nueva CEDA? Si no se actúa de inmediato difícilmente se podrá recuperar la identidad perdida, así que vayamos haciéndonos a la idea de que gracias a Mariano Rajoy la derecha española ha hecho su gran contribución a la trasformación de España en una vaga confederación de qué se yo en camino a Dios sabe qué.

Contacte con Florentino Portero

Rajoy
Lucha y pasión
Agapito Maestre Libertad Digital 16 Octubre 2009

Sin lucha y pasión no hay responsabilidad política. Rajoy ha vuelto a fracasar. No comprende qué es la responsabilidad política. La responsabilidad. Intentaré hacer pedagogía. Por mí que no quede. Escribo aprisa sobre las declaraciones de Rajoy, por encargo de este periódico y para que tenga efectos inmediatos en nuestros lectores. O sea, mi responsabilidad es, como la de otros cientos de periodistas, mucho mayor que la de Rajoy, que llevaba seis meses sin comparecer ante los medios de comunicación en la sede de su partido, e infinitamente mayor que la de cualquier profesor o investigador que, atrincherado en su torre de marfil, analice la vida política española con todo el tiempo del mundo por delante. En otras palabras, en términos generales, el sentido de la responsabilidad del profesional medio de los medios de comunicación en nada tiene que envidiar a otros intelectuales y políticos.

Así las cosas, si uno no se deja llevar por esa manía de enjuiciar al periodista según el comportamiento de sus miembros moralmente más reprobables, tenemos que concluir que prácticamente todos los analistas de la rueda de prensa dada por Rajoy se han quedado atónitos por la "vacuidad", o peor, la oscuridad irresponsable que portaban sus palabras sobre el caso Gürtel en Valencia. La conclusión de todos los cronistas es nítida: Rajoy ha hablado con tanta irresponsabilidad de la "responsabilidad" de los dirigentes del PP para atajar la corrupción que nadie parece creerle. La mayoría de los informadores del asunto no han dejado de mostrar su extrañeza en sus respectivas crónicas. Baste poner como ejemplo de perplejidad, entre los cientos de crónicas de nuestros compañeros, el excelente trabajo de Pablo Montesinos, publicado en este periódico.

La declaración de Rajoy sobre el asunto Gürtel en Valencia es, en el mejor de los casos, la de un funcionario irresponsable que confunde el ámbito de la política con el de la burocracia. Porque Rajoy ha hablado como un funcionario de la burocracia del Estado de partidos, digo que es un irresponsable. Rajoy desconoce por completo que el principio de responsabilidad es radicalmente diferente al que orienta, como nos enseñara Weber, las actividades del funcionario o del burócrata. El político que se confunde con un funcionario, sí, el político que pretenda actuar "sine ira e studio", como hace el funcionario, puede llevar a su partido a la muerte. La carencia de lucha y pasión exhibida por Rajoy más parece una entrega al sistema de Zapatero que una alternativa real para refundar la democracia.

Troyanos educativos
XAVIER PERICAY ABC Cataluña 16 Octubre 2009

EL otro día el servidor de Telefónica me mandó un aviso: habían capturado un troyano antes de que pudiera infiltrarse en mi ordenador. Por supuesto, respiré aliviado. Y agradecido. Con esos bichitos dentro de la máquina, nunca se sabe. Es verdad que, como último recurso, uno siempre puede recurrir a los programas que prometen barrer todos los virus y dejarte la casa como nueva. Pero esos remedios correctores también fallan. Nada, lo mejor es la prevención. Y una buena policía, dispuesta a detener al malhechor antes de que cometa la fechoría.

Algo así deben de pensar también en estos momentos los responsables de Educación en Cataluña. Tanta ley de leyes, tanto pulso con Madrid a propósito de la tercera hora de castellano, tanto tira y afloja, y al final resulta que se les ha colado un troyano y de la forma más impensada. Y, si no, juzguen ustedes.
Este año 6.000 alumnos de 70 centros de secundaria catalanes han empezado a estudiar con libros digitales en vez de hacerlo con los libros de texto tradicionales. Y he aquí que la editorial que ha producido esos materiales, lejos de considerar que Cataluña era su única patria y su único negocio —y el catalán, en consecuencia, su única lengua—, ha elaborado sus manuales pensando en un mercado más amplio, el mercado español. Lo cual no constituye ninguna novedad, pues muchas editoriales de libros de texto ya venían adaptando sus productos a las características de cada Comunidad. Entre estas características está, claro, la lengua. Pero no la lengua como materia de estudio, sino como instrumento, como vehículo de comunicación.

Pues bien, si antes había que editar una versión del libro en catalán para Cataluña y otra en castellano para lo que quedase de España, ahora basta con un clic en la pestaña destinada al cambio de lengua para transitar de un libro a otro. No sé si reparan en la trascendencia del hecho. El alumno —de primero de ESO, pongamos por caso— está en clase y, aun cuando el maestro, cautivo de la militancia o de la disciplina, esté impartiendo la asignatura en catalán, él puede seguirla, si no entiende algún pasaje o, simplemente, si así lo desea, en castellano. Y lo mismo pasa —incluso con una libertad mayor, pues ni siquiera siente el aliento del docente— cuando se halla en casa, haciendo los deberes.

Por supuesto, no han tardado en sonar las alarmas y ya hay quien ha pedido encarecidamente a los responsables del Departamento que hagan lo imposible por bloquear el acceso al cambio de lengua y no dejen, como hasta la fecha, el marrón en manos de la dirección de cada centro. O, en último término, en manos del maestro, que vaya usted a saber si no es también un troyano, aunque en esta ocasión de carne y hueso.

Ignoro cuánto tiempo vamos a estar disfrutando de esa pequeña e insólita libertad lingüística. Pero, dure lo que dure la fiesta, bienvenida sea. Entre otras cosas, porque demuestra que es mucho más difícil controlar la tecnología que las conciencias.

Líbano
Lo que nos espera
GEES Libertad Digital 16 Octubre 2009

La explosión de municiones de Hizbollah ocultas en la vivienda de un cabecilla de este grupo terrorista, ocurrida en Tayr Filsay el 12 de octubre, es una buena tarjeta de presentación de lo que espera al mando español de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (FINUL). En varios vídeos puede verse cómo misiles y otras armas y municiones son salvados por milicianos de Hizbollah, que las cargan rápidamente en camiones llevándoselas a la vecina localidad de Dir A-Nahar antes de la llegada de efectivos de la FINUL y del ejército libanés. Lo que demuestra la violación permanente y sistemática de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad que estipula que las milicias, con Hizbollah a la cabeza, deben ser desarmadas; no sólo está más fuerte y omnipresente en la zona de despliegue de FINUL, sino que es también prácticamente la última que puede ser calificada de milicia en todo el país.

No nos hacemos ilusiones. Cuando el general Alberto Asarta Cuevas tome posesión a partir del 17 de febrero del mando de la FINUL recaerá sobre él la responsabilidad en la zona. Asumiendo el mando en sustitución del general italiano Claudio Graziano no sólo incrementamos nuestro contingente de los 1.200 a los 1.400 efectivos –de un total de 12.000 militares y de 1.000 civiles procedentes de una treintena de países que componen la FINUL, fuerza que tiene también una dimensión naval– sino que también crecerá el nivel de amenaza sobre el mismo. Ello nos hace evocar a los seis miembros de la Brigada Paracaidista (BRIPAC) asesinados en junio de 2007 aún no se sabe por quién. Las cosas tienden ahora a empeorar, y la responsabilidad de la gestión, dado el estatus quo al que hemos llegado en la zona, recae sobre los españoles y el Gobierno. Veremos hasta qué punto estamos a la altura.

Si el contexto es adverso en términos de seguridad, también lo es el político: el 16 de septiembre Saad Hariri era designado por segunda vez en menos de tres meses primer ministro por el presidente Michel Souleiman pero no logra formar Gobierno. Esto le obligó a dimitir el 10 de septiembre. Su victoria en las elecciones del 7 de junio no fue lo suficientemente amplia y Hizbollah utiliza su probada capacidad de coacción para alterar los posibles compromisos entre libaneses. Sigue además reforzándose y desafiando al Estado, como la susodicha explosión demuestra, y aún se recuerda su violento pulso con los demás actores libaneses en mayo de 2008, cuando tomó el control de Beirut en una clara demostración de fuerza. El arsenal más preocupante en la zona es el de Hizbollah –estimado en unos 40.000 cohetes de diverso tipo– y este grupo posee además centros de mando y control y refugios excavados en roca que Israel no pudo destruir con sus bombardeos durante la guerra del verano de 2006.

Hizbollah es, lamentablemente, árbitro de la situación del país, y aunque el sistema electoral vigente le arrebató la victoria a la coalición formada por los cristianos del general Michel Aoun, ésta obtuvo en realidad 200.000 votos más que los seguidores de Hariri. Ello envalentona aún más, y peligrosamente, a sus líderes, quienes por ende están firmemente vinculados al también inquietante liderazgo de la República Islámica de Irán. Esto es lo que nos espera en Líbano, un Hizbollah crecido operativamente y fuerte políticamente. Por supuesto, ni Zapatero ni Chacón ni Moratinos nos han contado una sola palabra de todo esto. Para variar, mantienen la política exterior y de defensa en el más absoltuto de los secretos. Veremos que hacen cuando lleguen noticias de allí.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Crisis intelectual
La alternativa austriaca frente a Keynes
Ángel Martín Oro Libertad Digital 16 Octubre 2009

El galardón del Premio Nobel el pasado año le vino de perlas al economista Paul Krugman. Aunque ya hace tiempo que dejó de publicar artículos académicos, su influencia ha crecido notablemente, mediante sus columnas divulgativas en The New York Times, y su blog The Conscience of a Liberal. Una muestra de su vasta influencia ha sido el debate que ha generado acerca del estado de la macroeconomía su artículo ¿Cómo pudieron equivocarse tanto los economistas?

Las críticas a las ideas keynesianas de este autor se han venido sucediendo paralelamente a sus artículos y posts en su blog, y ya es extremadamente difícil, si no imposible, decir algo nuevo. De hecho, gran parte de las críticas que se hacen a Krugman ya habían sido realizadas por otros autores desde la misma publicación del libro insigne de Keynes en 1936 (e incluso antes); obra a la que la disciplina macroeconómica debería volver si quiere recuperar la cordura, según opinan keynesianos como Paul.

Aunque no se suela hacer notar en las clases convencionales de macroeconomía, el británico Keynes mantuvo un intenso debate de tú a tú con el austriaco Hayek en los años 30; y es muy discutible afirmar que simplemente porque las ideas keynesianas triunfaron sobre las austriacas, las primeras eran más adecuadas y correctas que las segundas. Años más tarde, autores como Ludwig Lachmann discutieron directamente con otros autores keynesianos.

Asimismo, en 1959 Henry Hazlitt publicó un libro titulado El fracaso de la nueva economía: un análisis de las falacias keynesianas, donde comentaba y trataba de refutar los argumentos del libro original de Keynes casi línea por línea. Este mismo autor compiló en los años 60 más de veinte artículos de notables economistas críticos con el keynesianismo, bajo un volumen llamado The Critics of Keynesian Economics.

No obstante, a pesar de todos estos intentos, sólo fue en los años 70 con la estanflación (recesión económica junto a inflación) cuando las ideas keynesianas entraron en caída libre por la llamada "revolución monetarista". Tuvieron que pasar 40 años hasta que un hecho empírico, difícilmente explicable según la doctrina keynesiana de la época, además de las explicaciones de dos autores de Chicago como Milton Friedman o Edmund Phelps, levantara las dudas acerca de su validez.

En la actualidad, existe la tendencia contraria: las ideas de los economistas "neoliberales" de Chicago parecen haber entrado en desuso, mientras que Keynes vuelve al centro del debate macroeconómico –ante el fracaso de los monetaristas, el keynesianismo es la única opción viable, se dice. El pastel macroeconómico se reparte entre los de "agua salada" (keynesianos) y los de "agua dulce" (monetaristas), por usar la terminología de Krugman. Y el agua, o bien es dulce o está salada, no hay término medio.

Sin embargo, sí existe una tercera alternativa, la de aquellos economistas que como Hayek, Lachmann o Hazlitt refutaron los supuestos y argumentos keynesianos mucho antes de que los monetaristas entraran en acción. Convendría, pues, revisar qué es lo que dicen estos autores, ya que buena parte de los macroeconomistas, como Paul Krugman o Brad DeLong, o son incapaces de comprender la teoría austriaca o la ignoran por completo.
Ángel Martín Oro es miembro del Instituto Juan de Mariana.

El Gobierno acepta que la tercera hora de castellano no sea obligatoria en las aulas catalanas
R. N. La Razon 16 Octubre 2009

BARCELONA- El Gobierno no abrirá un frente linguístico en Cataluña. El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, aseguró ayer que el Ejecutivo no tiene «ninguna voluntad política» de presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Educación de Cataluña. El ministro afirmó que «mientras no se diga lo contrario», la norma aprobada por el Parlamento catalán tiene «toda la legitimidad». «La voluntad del Gobierno es la de conciliar y llegar a acuerdos con vías intermedias que defiendan todo tipo de derechos», explicó Gabilondo en un acto político celebrado en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, informa Efe. Gabilondo, eso sí, se mostró favorable a la aplicación de la tercera hora de castellano, una decisión que la ley deja en manos de los centros, pese a que un decreto de Educación de 2006 la considera obligatoria. «Hay estudios que demuestran que en Cataluña se aprende el castellano tan bien como en cualquier otra comunidad –aseguró–. No hay problema si hace falta una hora de catalán o de castellano en un centro u otro».
 

******************* Sección "bilingüe" ***********************

El transitorio silencio de ETA
Lorenzo Contreras Estrella Digital 16 Octubre 2009

Al Gobierno de Zapatero no le ha interesado conceder al mundo abertzale un margen de aproximación a la legalidad, con la detención de significativos dirigentes independentistas, entre ellos Arnaldo Otegi y Díez Usabiaga, este último ex líder del sindicato LAB y hasta ahora exento de experiencias carcelarias. La opción oficial por el endurecimiento de su actitud se manifiesta un par de semanas después de que ETA, en un comunicado coincidente con el "Gudari Eguna" o Día del Soldado Vasco, mantuviera su "oferta" de contribuir a un "proceso democrático", aunque sin excluir del horizonte el uso renovado de las armas.

Se ha llegado a hablar de un frenazo etarra a las iniciativas "legalizantes" de Otegi y compañía, y hasta de una especie de caída en desgracia de los antiguos batasunos. Pero tal interpretación no parece muy convincente. Un peneuvista radical como Joseba Egibar, refiriéndose a la apertura de juicio contra Otegi, Joseba Álvarez y Joseba Permach por un acto independentista celebrado en el velódromo de Anoeta en 2004, ha llegado a decir que "se pretende actuar contra la parte política" que, según su opinión, haría posible un avance en el proceso político.

Al Gobierno seguramente no le interesa ningún acercamiento de diálogo a ETA ni a sus terminales "democráticas" porque todo propende a indicar que es el PNV y su capacidad para comerciar arreglos políticos lo que le tienta. En plena crisis política, que sigue afectando intensamente al zapaterismo en su conjunto (sin que la propia crisis del PP, con sus escándalos y corrupciones a cuanta de Gürtel compense los "desperfectos" de la imagen socialista) el PNV ha lamentado recientemente, vía Erkoreka, la lentitud del Gobierno en relación con el blindaje presupuestario del Concierto vasco, que el PSE apoya aunque no lo haga el PSOE nacional, así como la financiación de la Diputación de Álava, todavía en manos de los sucesores de Ibarretxe.

A ETA no le interesa que la violencia reduzca demasiado su papel, y al PNV lo que le acucia es conseguir con los socialistas de Patxi López una "cierta unidad" en la lucha contra esa violencia. Pero, por ahora, lo que impera es una política gubernamental que, con Baltasar Garzón debidamente instrumentado, evite reconstruir la dirección de Batasuna como lo que fue, es decir, el brazo político de la banda terrorista.

Las significativas detenciones de los antiguos "dialogantes" o negociadores batasunos, la más llamativa de todas la de Díez Usabiaga, el gran contacto del Gobierno en la penumbra de otras ocasiones, ha reflejado la alarma de Rubalcaba y con él la del propio Zapatero y compañía. Todos ellos piensan en los procesos electorales ya cercanos y en el peligro que para la imagen del Gobierno y de su partido representa la creación de un nuevo partido legal filoetarra capaz de sacar fruto de las elecciones municipales vascas de 2011. Ha sido entonces cuando Baltasar Garzón, siempre atento a las inspiraciones del Poder, se ha puesto en marcha con tal dinamismo que ha ordenado, a título de imagen probablemente, la detención de veintidós sospechosos de reorganizar con otras denominaciones a la ANV y al Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV). Es lo que suele llamarse franquicias.

El tiempo venidero nos dirá cómo va reaccionando ETA, cuyos mediadores, incluyendo prácticamente todos los integrantes de la organización Dunant, han ido abandonándola, al menos hasta mejor ocasión. Queda temer razonablemente que la banda ponga en marcha una nueva campaña de atentados, que es su única manera de hacerse notar de veras.

Y la verdad, o lo probable, es que a Zapatero, una nueva etapa de atentados, con su secuela de detenciones, le sirva para distraer al personal ciudadano o, al menos, para intentar que su atención se disperse en medio de las calamidades de todo orden que se están padeciendo

La importancia de no bajar la guardia ante el entramado etarra
Editorial La Razon 16 Octubre 2009

La operación policial contra el intento de refundación de Batasuna y la detención de conocidos cabecillas proetarras, entre ellos Arnaldo Otegi, demuestran que la lucha antiterrorista funciona y que no se baja la guardia. LA RAZÓN había informado en repetidas ocasiones desde el mes de agosto de que Otegi era el elegido por la dirección de ETA para legalizar Batasuna y lograr otra negociación. No se trataba, como ayer defendieron portavoces del PNV en otro intento de extender una presunción de culpabilidad sobre el Estado de Derecho, de personajes que se habían desmarcado de la banda y que apostaban decididamente por la política. La realidad es totalmente distinta y su vinculación y su lealtad a la estrategia de ETA son manifiestas.

Hay que felicitar a las Fuerzas de Seguridad por un trabajo meticuloso, esforzado e impagable al servicio de la democracia. El acoso contra todo lo que se mueva en ese mundo para intentar burlar la legalidad debe ser permanente. Aunque los coletazos terroristas puedan ser aún dolorosos, el camino es, ahora sí, el correcto. En este punto, es obligado proteger la unidad política de las tensiones de la lucha partidista. El cambio político en el País Vasco es el referente y el testimonio de que se abren tiempos de esperanza en la derrota del terrorismo.

Es bonito
Alfonso USSÍA La Razon 16 Octubre 2009


Es bonito. Me gusta ver a Otegui, Usabiaga y al Rufino detenidos. Descansa el ánimo la evidencia de sus detenciones. Hay que reconocer que además de malvados, son pesadísimos. No cejan. Se han creído tanto sus mentiras que son capaces de sacrificar a los demás por ellas. Producen infinito aburrimiento. Llevan treinta años sin decir nada nuevo y hacer otras cosas. Dicen lo mismo y hacen lo mismo, que es amparar los asesinatos, los secuestros y los chantajes. Nuestros políticos del cercano ayer tienen la culpa. Admitieron en el juego a una pandilla de delincuentes y de terroristas. Garzón ha protagonizado infinitas y tremendas garzonadas, pero en la lucha contra el terrorismo y sus adláteres, su saldo es muy positivo. Nada, que pretendían crear una nueva Batasuna para seguir en lo de siempre. Que si los derechos históricos que no se encuentran en ninguna Historia, que si el sufrimiento del pueblo vasco que no ha sufrido, que si la reunificación de los presos comunes por delitos de terrorismo que están en la cárcel por matar a inocentes, y todas esas patrañas que han metido en la cabeza de los niños y jóvenes vascos durante decenios.

Es bonita la escena de su ingreso en la Audiencia Nacional. Otegui es el chulo, el matón de barrio con ropa de marca asilvestrada según la moda. Usabiaga, el sindicalista camuflado con un poder casi omnímodo en el mundillo de las bestias. Y Rufino es Rufino, y así está el pájaro. Si fuera juez o magistrado, les condenaría a leer todo lo que han dicho en los últimos veinte años. Agonizarían de hastío. Y quizá, de estupor. Los tres son peones del terrorismo nacionalista vasco. Y los tres viven de eso. Que ya me dirán ustedes en qué trabajan Otegui, Usabiaga y el Rufino. Viven del dinero que entregan los empresarios y ciudadanos amenazados. Y eso es delito. Pero los políticos del cercano ayer, de la Transición, se taparon con una venda para solventar un problema menor y dejaron que Batasuna entrara en el Parlamento de España y en el autonómico vasco. Cuando me refiero a un problema menor lo hago conscientemente. Si en lugar de darles bula, hubieran sido ilegalizados y detenidos por las Fuerzas de Seguridad del Estado, hoy no serían nada. Y todavía son. Por ello es bonito que caigan y vuelvan a caer. Ante un juez no pueden encontrar argumentos. Ni ante el juez Pedraz. Y hay que aceptarlo y celebrarlo con naturalidad.

En las cárceles están muy bien, se les trata muy bien, pueden ser visitados por sus familiares, les autorizan y admiten paquetes y regalos, si el bromuro no les afecta les organizan encuentros primaverales…Es decir, lo mismo que a José Antonio Ortega Lara y demás mártires de sus canallescos secuestros. Seamos una sociedad normal. Los terroristas y sus asalariados tienen que ser detenidos, juzgados y si la Justicia lo estima condenados. Las cárceles están para eso. Para separar de la libertad a los que no respetan ni la vida, ni los derechos, ni la libertad ni los bienes de sus compatriotas, el resto de los españoles. Y disfrutar, con naturalidad, de la bella estampa que ofrecen unos forajidos detenidos. Bonito.

Gilismo con barretina
IGNACIO CAMACHO ABC 16 Octubre 2009

AHORA que a Carod lo van a jubilar sus compañeros camisas grises, Arzallus es una vieja gloria gruñona y Fraga se remansa en su provecta lucidez soltando incómodas verdades a media voz, la plaza de tocapelotas oficial ha quedado vacante en la política española y los más espabilados han comenzado a opositar para ocuparla. El que más ventaja lleva por ahora es Joan Laporta, que aún no es exactamente un político aunque aspira a serlo si encuentra un partido en el que quepa un desmesurado ego que de momento desborda las descomunales dimensiones del Camp Nou. Convergencia i Unió no parece lo bastante independentista ni imprudente para aceptar su fichaje, Esquerra teme por la cohesión de su vestuario y sólo el pequeño Reagrupament del ex terrorista Carretero parece dispuesto a acoger a un crack mediático capaz de ponerlo en el mapa con su tendencia a la sobreactuación exaltada, al gamberrismo dialéctico y al exabrupto malcriado. Que un tipo así pueda presidir una institución civil con la solera del Barça es una circunstancia que forma parte de la condición misteriosa del fútbol, cuya influencia social y sofisticación deportiva crecen en proporción inversa a la idoneidad y el prestigio de la mayoría de sus dirigentes.

Laporta está en la puerta de salida de su brillante mandato futbolero, en el que ha cosechado tantos más éxitos cuanto más callado permanecía. Los triunfos del equipo han coincidido con los momentos en que ha logrado quedarse en un discreto segundo plano dejando hacer a los que saben, pero es un hombre al que le puede su instinto protagonista. Por eso aspira a la política, un ámbito en que la vanidad suele ir pareja con la incompetencia y donde la falta de talento o de profesionalidad siempre encuentra disimulo en una buena máscara de radicalismo. El soberanismo catalán, que abunda en fantoches expertos en la provocación agitadora, le ofrece campo para explayar su propensión a la insolencia. Como entrenamiento en esa esgrima bronca ha utilizado de sparrings a un par de presidentes autonómicos -el populista Revilla y el ponderado socialista Fernández Vara- pateándolos verbalmente con soez descaro, y luego se ha puesto a hacer músculo en rituales de vudú antiespañolista para forjarse una reputación a la medida de su impetuoso arribismo.

En esa carrera equinoccial está arrastrando la nombradía de un club que aunque presume de ser un símbolo de la catalanidad se proyecta también en la universalidad de una enorme masa de seguidores a los que se les dan una higa las obsesiones identitarias porque creen que Companys es una promesa de la cantera. Laporta, que como promesa ya queda algo mayorcito, tuvo un comienzo prometedor; por su irrupción carismática lo compararon con un Kennedy soberanista, pero su inclinación al desafuero lleva camino de convertirlo en una caricatura de Jesús Gil con barretina.
 


 

Recortes de Prensa   Página Inicial