AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 4 Noviembre  2009

 

Si a esto llaman democracia...
GABRIEL ALBIAC ABC  4 Noviembre 2009

EL peor de los sistemas políticos. Si exceptuamos a todos los otros. No hay más modo de definir la democracia. La política es un mal. Siempre. Y, a finales del siglo XVIII, las escasas sociedades civilizadas del planeta maquinaron ese modo de atenuar la potencia homicida del Estado. Duró dos siglos. Sin extender demasiado su área de influencia: los Estados Unidos, que la inventaron en 1776; Europa, que la adoptó a partir de 1789; alguna ex colonia británica... Y se acabó. El resto del mundo es hoy tan ajeno a ese refinamiento cuanto lo fuera el hombre de las cavernas. Basta hacer un catálogo de los monstruos que se sientan en la ONU: jamás en la historia de la especie humana tanto asesino gozó de tantos privilegios. Ha sido un lujo ese pésimo sistema, el menos pésimo. Un lujo que se muere.

No hablo de España, desde luego: aquí la democracia no ha sido más que un acto escénico. La democracia en Europa es hoy la carcasa de un dinosaurio fósil. Yo sospecho que es así desde 1914: la Gran Guerra no fue la convencional contienda que exhiben los engañosos manuales; un horrible desgarro civil nació en sus trincheras; la certeza de que todos los ideales de convivencia habían sido asesinados, la certeza de que nunca más las convenciones, sobre las cuales la vida social se hacía tolerable, volverían a tener peso verídico. Basta leer al atroz Céline del Viaje al fondo de la noche, para percibir esa tentación de masacre que se estaba abriendo paso; basta leer al Freud más grande, para entender su trama microscópica: rota la red protectora de la ilusión en cultura y progreso, a Europa no le queda más que esa fascinación que pone siempre el destruirse. La imagen del Titanic que zozobra en su indolencia, ha sido, desde que Paul Valéry la formulara en 1919, el retrato fiel de un continente que de sus grandes ideales de democracia no conserva más que una bien fogueada retórica. Hasta llegar a este apoteosis del despotismo político exento de controles ciudadanos que es la Comisión de Bruselas. Hasta llegar a la aberración formal de tratar de erigir una Constitución europea sin sujeto constituyente: una carta de crédito infinito para la hambrienta casta de los que gobiernan.

De España, en esta historia, da una esencial vergüenza hablar. Aquí no hemos pasado por aquel siglo y medio de tensa primacía ciudadana que define los tiempos europeos más brillantes. Entramos en la democracia tarde -cuando ya se disolvía en todo el continente- y por la puerta falsa. Llamar democrática a la Constitución de 1978 era un exceso de euforia. Comprensible. Llamar democrático a lo que ha venido luego, es, sin más, una locura. Salimos de la dictadura; lo cual fue estupendo. Entramos en un régimen de partidos; lo cual no lo fue tanto. Nos resignamos. Al fin es perdonable, viniendo de donde veníamos. Pero hemos llegado al límite. Nada de lo que define una democracia funciona aquí. Un puñado de próceres, con los hilos y finanzas de esas redes de empleo llamadas partidos en sus manos, deciden acerca de todo sin el menor freno de control ciudadano. Dirigen Cajas, nombran jueces, deciden qué es cultura subvencionando a amigos y bufones, roban, sangran sin piedad los ingresos de quienes deben pagarles sueldo y prebendas, hacen correr dinero negro en dimensiones que ninguna red delictiva se atrevería a gestionar... En suma, nos arruinan y nos humillan. Lo aceptamos. Estamos tan entontecidos por su propaganda, que ni nos atrevemos ya a blasfemar en el silencio de nuestras casas. Ni a maldecirlos. Ni a odiarlos. Somos ya los perfectos siervos. Voluntarios y encantados. Si a esto llaman democracia...

Más sobre la imposición lingüística
Juan Julio Alfaya Periodista Digital  4 Noviembre 2009
Documental y entrevistas en radio sobre la imposición lingüística

Podréis ver, en primer lugar, el documental sobre la imposición lingüística que mostramos durante las Jornadas Bilingües. Vienen a continuación los enlaces a dos de las últimas entrevistas en radio para que podáis seguir la actualidad con sus matices.

Documental sobre la imposición lingüística:
http://www.galiciabilingue.es/index.php?option=com_content&task=view&id=423&Itemid=139

Entrevista en Radio Obradoiro - 19.10.2009:
http://www.galiciabilingue.es/index.php?option=com_content&task=view&id=420&Itemid=109

Entrevista en la Cope - 07.10.2009:
http://www.galiciabilingue.es/index.php?option=com_content&task=view&id=419&Itemid=109

Gloria Lago
Presidenta de Galicia Bilingüe
http://www.galiciabilingue.es/

Libro recomendado: ADIÓS. ESPAÑA. VERDAD Y MENTIRA DE LOS NACIONALISMOS de Jesús Laínz.
ENCUENTRO 2005. 834 pags. 29.00€. EN STOCK.

Resumen del libro: Desde la segunda mitad del siglo XIX el ideario de los nacionalismos ha sido construido apoyándose sobre todo en realidades históricas del pasado a partir de las cuales se pretende explicar y modelar el presente. Por ejemplo, del régimen foral vigente en las provincias vascas hasta las Guerras Carlistas se deduce hoy el derecho de autodeterminación, y en la existencia de diversos reinos en la Edad Media se anclan proyectos para articular el Estado en el siglo XXI. En estas páginas se analiza qué hay de verdad y qué de falsificación en las construcciones históricas de las que se extraen consecuencias políticas para la España del futuro. Es el de los nacionalismos un tema que, debido a la extrema crispación de la vida política española en el siglo XX, sigue sin poder ser tratado con objetividad y mesura. Por eso, la principal virtud de estas páginas es haber tratado tan espinosa cuestión con total indiferencia hacia los tabúes de la corrección política, lo que ha dado como resultado un enfoque frontal y sin complejos que a muchos lectores sorprenderá y a ninguno dejará indiferente.
Juan Julio Alfaya
JuanJulioAlfaya@yahoo.es
—————————————
Gallegos Hispanohablantes
1) http://blogs.periodistadigital.com/galhispanos.php
2) http://www.libertadengalicia.es/index.php/section-blog/39-gallegos-hispanohablantes

Las Clases Medias hacia La Moncloa
"El impuesto más gravoso para la economía es la corrupción"
La plataforma exigirá a Zapatero que se vaya por "tantas mentiras"
Miguel Pato Periodista Digital  4 Noviembre 2009

La corrupción se ha convertido en la piedra angular de la vida política española. La crisis económica despierta más susceptibilidades que antes contra a este fenómeno. Pese a todo, de la Plataforma de las Clases Medias insisten en que nuestra democracia es "de muy baja intensidad" lo que ha originado una "gran separación" entre sociedad y clases dirigentes.

Alberto Pertejo (Secretario Nacional de la Plataforma) y Javier Benegas (Vicepresidente) explican que el próximo 7 de noviembre, desde la madrileña plaza de Alonso Martínez, la Plataforma de las Clases Medias "dará un paseo" hasta La Moncloa con un mensaje para Zapatero resumido en "que se vaya".

"Desde el Gobierno se han dicho tantas mentiras que ha perdido su legitimidad. Su programa electoral ya no se corresponde con la realidad. Por ejemplo: del pleno empleo prometido estamos cerca de los cinco millones de parados".

"Este Gobierno actúa de cara a la pared y no de cara a los ciudadanos. Hay encuestas contrarias a leyes que desean promulgar. Eso, desde nuestro punto de vista, no es democrático."

La Plataforma de las Clases Medias vindica también que los ciudadanos sean más activos en la agenda política y desterrar la idea del cheque en blanco de cuatro años.

"Queremos devolverle a la sociedad una buena parte de la democracia que ha sido hurtada".
Su mensaje y objetivo es la alternativa a una clase política que considera caduca no la mera alternancia.

"Hoy el Partido Popular no es alternativa, sólo alternancia (en el poder). El PP es un cambio de cromos no una alternativa. Por ejemplo: reclaman que las cajas de ahorros no estén politizadas pero todos hemos visto lo que ha pasado en Caja Madrid."

El rey de los mentirosos
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC  4 Noviembre 2009

«HA engañado a media humanidad. Y luego, a la otra media». Lo sabíamos, pero nadie lo había dicho tan tajante como Jordi Pujol. Algo que merece destacarse, al tratarse de un hombre moderado, excepto en su catalanismo. Es posible que en esa pasión esté la causa de su contundencia. Porque, según el ex president, Zapatero ha engañado sobre todo a Cataluña. No una vez, sino varias. Engañó a Maragall, prometiendo darle el Estatut que le enviase, y engaño a Mas, prometiéndole reconducirlo en sus dificultades. Sin que a estas horas lo que Pujol llama «la Carta Constitucional de Cataluña» haya pasado su última prueba, algo que él no perdona. No significa esto que Zapatero no haya engañado al resto de los españoles. Lo ha hecho, en la crisis económica sobre todo, que empezó negando y ha ido trampeando a base de erróneos pronósticos y falsas medidas, hasta llevarnos a la situación en que hoy nos encontramos, a la cola de la recuperación. Una recuperación que nos anunció para el pasado otoño, luego, para la primavera, y se deja ya para el 2011. Sin garantía alguna, pues España no está haciendo sus deberes, como hacen los países serios y los gobiernos responsables.

Tal vez para que nos olvidemos de ello, Zapatero intenta ahora vendernos la Presidencia de la Unión Europea, que ocupará durante el primer semestre del próximo año. Una engañifa con la que nos distraerá un día sí y otro también, como ya empieza a hacer. Confía en la ignorancia de los españoles en asuntos europeos, concretamente, en lo poco que manda su presidente de turno, que mandará aún menos con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. Prevé éste una especie de «primer ministro» encargado de llevar la política de la Comunidad y un ministro de Exteriores como ejecutor de la misma. Lo que relegará la Presidencia a un cargo más que nada representativo. Por no hablar ya de que quienes siempre han mandado y seguirán mandado en Europa son Alemania y Francia. Con Angela Merkel, Zapatero tiene hoy menos proximidad que nunca, al haber entrado los liberales en su Gobierno. Con Sarkozy, sigue teniendo la de aquel a quien se debe una silla. Para resumir: creer que Zapatero pintará algo durante seis meses en Europa es como creerle que iba a traer la paz al País Vasco negociando con ETA.

«La credibilidad es necesaria para el ejercicio del poder -dijo también Pujol-, y desde mi punto de vista, Zapatero no la tiene». Eso es hablar sin pelos en la lengua. Para que luego digan de los catalanes. Un proverbio anglosajón dice que se puede engañar a uno una vez, pero no a todo el mundo siempre. José Luis Rodríguez Zapatero lo había conseguido hasta ahora. Va a resultar que Cataluña, la niña de sus ojos, es la más desilusionada. Pero es lo que suele ocurrir con las niñas de los ojos: que son las primeras en descubrir el engaño.

Atacan con sprays el autobús bilingüe de 'Tolerancia'
La plataforma a favor de bilingüismo había logardo, por fín, que fuera aceptada su publicidad
 www.lavozlibre.com  4 Noviembre 2009

Atacan con sprays el bus bilingüe de 'Tolerancia' Atacan con sprays el autobús bilingüe de 'Tolerancia'

Barcelona.- El autobús de línea barcelonés cuya publicidad fue contratada por la plataforma 'Asociación por la Tolerancia' y que apoyaba el uso del catellano en Cataluña, ha sido objeto de pintadas, inutilizando los paneles exteriores del mismo.

En un comunicado, la Asociación por la Tolerancia "lamenta que después de haber conseguido pasar el 'filtro' de Transports Metropolitans de Barcelona para llevar a cabo una campaña en defensa del bilingüismo, tras un primer intento vetado en el mes de marzo, algunos intolerantes hayan intentado silenciarla ahora mediante pintadas sobre el cartel del autobús, como se puede observar en la fotografía adjunta que fue tomada durante la campaña que concluyó a mediados de octubre".

"Es triste comprobar que a determinadas personas e instituciones de Cataluña parezca molestarles que se pueda defender el bilingüismo institucional en el ámbito público y que se abogue por la libertad de elección lingüística en el ámbito privado, empeñándose en excluir el castellano o español de nuestra sociedad", añade el comunicado.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Una extraña deslegitimación

AURELIO ARTETA El Correo  4 Noviembre 2009

CATEDRÁTICO DE FILOSOFÍA MORAL Y POLÍTICA DE LA UPV-EHU

«¿No hemos caído ya en la trampa de creer que lo aquí está en juego es tan sólo la renuncia a los medios brutales, como si los objetivos buscados fueran moral y políticamente indiscutibles?», se pregunta el autor. «Algún día se comprenderá que no es ETA el único ni el mayor mal de nuestro país. El mal principal está en las falsas ideas que la engendraron y en las ideas confusas o falsas que ella y los suyos han sembrado después entre nosotros»

L a portavoz de Aralar en el Parlamento se permite algunos comentarios a propósito del cumplimiento del Plan Vasco de Educación para la Paz (EL CORREO, 23-10-09) que no debemos pasar por alto. No es la primera vez, ni será la última, que su partido político y ella misma desbarran a gusto cuando nos comunican sus criterios morales y políticos. La cosa es grave en quienes se ofrecen como modelo para una venidera izquierda abertzale al fin separada de ETA. Pero aún resulta más estremecedor que, según ella cita entre comillas, el propio informe de los evaluadores del Plan contenga juicios políticos y morales insostenibles.

Dejemos a la señora Ezenarro que prodigue eso tan bonito de 'las y los alumnos' para no incurrir en el funesto machismo de citar a todos-as bajo el género masculino. Siempre es más fácil, y mejor visto, repetir las fórmulas de moda que atreverse a hablar (y pensar) por cuenta propia. Ellá sabrá asimismo por qué quiere rechazar el testimonio directo de las víctimas en las aulas, como pretende el Gobierno, a menos que la desazone políticamente la mostración de sus heridas. Pues es más preocupante su apostilla de que, además de ETA, hay otros victimarios. Son demasiadas las veces en que su partido ha equiparado -y continúa equiparando- el ejercicio de la fuerza del Estado con la violencia terrorista y los muertos de los unos con los muertos a manos de los otros. Pero su propósito resulta diáfano cuando subraya que hay que trasladar a nuestros jóvenes «una visión global del sufrimiento», o sea, de todo sufrimiento, no sólo del causado por el terror etarra y la constante amenaza de sus fans. Se trata de un sufrimiento que ha generado «el contexto de violencia», o sea, desde la llamada de género hasta la de los 'latin kings', pero no en particular la violencia terrorista.

Para que quede más claro todavía, añade la portavoz que esa educación para la paz ha de impartirse «sin buscar réditos políticos». Sería milagroso que la deslegitimación moral y política de una violencia que invoca principios y objetivos políticos no busque y no provoque efectos de la misma clase. La lógica tanto como la justicia piden que tales efectos representen pérdidas políticas para quienes, por compartir aquellos fundamentos y metas, han justificado durante decenios el terrorismo. Y, por tanto, que traigan beneficios políticos para quienes lo han combatido y sufrido más que nadie sus zarpazos. Deslegitimar el terrorismo no puede al mismo tiempo favorecer a quienes hasta hoy lo han legitimado. Y lo siguen indirectamente legitimando, por cierto. Uno juraría que el otro día vio a esta señora en la marcha contra la prisión de los últimos líderes abertzales pillados mientras traficaban con ETA. Incluso he creído escucharla unas cuantas veces, antes y después de la reciente sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, a favor de la legalización de los partidos políticos que ese Tribunal ha vuelto a condenar por ser afines al terrorismo.

Pero vengamos después a ciertos juicios contenidos en la primera evaluación de aquel Plan Vasco de Educación para la Paz. Según nos cuenta, escriben sus autores que «las sesiones han generado una tendencia a comprender en profundidad el concepto de empatía». Nadie lo habría dicho, a juzgar por los desconsoladores resultados de la encuesta entre jóvenes encargada por el Ararteko. A lo mejor es que sólo se trata de comprender qué sea la empatía, pero no tanto de sentirla y menos de practicarla. Mandan hoy los cánones lingüísticos que se hable de 'empatía' en general, en lugar de compasión o piedad para con las víctimas, y mucho me temo que la moral salga perdiendo con el cambio. Pues la primera es una capacidad psicológica que se conforma con saber ponerse en el lugar del otro, sea cual fuere su situación. La compasión, en cambio, es aquí el sentimiento de tristeza que nos embarga ante la desgracia inmerecida del otro. Por eso, y en compañía de la indignación, designa una emoción que acompaña a la virtud de la justicia. Compadecemos a las víctimas si al mismo tiempo nos indignamos contra quienes las han victimizado. Compasión e indignación se transforman ellas mismas en virtudes cuando impulsan la búsqueda de la justicia. ¿Acaso se dice algo parecido cuando se habla en términos de empatía?

Al parecer aquellos evaluadores concluyen que, gracias a este programa educativo, los así educados comprenden «que la violencia no debe ser respondida con violencia». ¡Válgame Dios y en ésas andamos todavía! Cuesta creerlo, pero así lo transmite y -faltaría más- lo celebra encantada la portavoz de Aralar. En el terreno privado, entonces, ¿ni siquiera hay lugar a la legítima defensa frente a aquella violencia? ¿Habrá triunfado al fin en Euskadi el precepto evangélico de poner la otra mejilla cuando nos golpean en una? Lejos de tamaña santidad, los ciudadanos comunes sólo podemos interpretar aquella consigna como el rechazo a tomarnos la justicia por la mano y la recomendación de dejar a la ley y al poder público responder por nosotros a la injuria sufrida. Y con la violencia que haga falta, naturalmente, para restablecer el derecho individual atropellado. Pero es que la violencia sólo engendra violencia, replicará quien aún se aferre a tópico tan tonto. Pues no, mire: sólo la violencia privada engendra otra violencia privada, mientras que la violencia pública es legítima porque viene precisamente a poner fin a la cadena interminable de violencias entre particulares. Si esto se enseñara a los niños, no haría falta recordarlo ahora a toda una portavoz parlamentaria.

En la escena pública vasca la educación para la paz debe ir más allá. Entre nosotros hay que explicar que desde hace 30 años una banda terrorista disputa al Estado el monopolio de la violencia legítima y por qué. Frente a esta violencia de naturaleza política, ¿qué haremos los ciudadanos, si no debe haber violencia que nos proteja de aquélla? ¿Pediremos beatíficamente al Gobierno que renuncie al uso legítimo de su propia fuerza como fórmula adecuada de contrarrestar la otra? ¿Aguardamos a que la banda acepte desarmarse para luego conceder graciosamente lo que ella y el mundo nacionalista vienen reclamando sin razones ni votos suficientes? Sea como fuere, ¿no hemos caído ya en la trampa de creer que lo aquí está en juego es tan sólo la renuncia a los medios brutales, como si los objetivos buscados fueran moral y políticamente indiscutibles?

Algún día se comprenderá que no es ETA el único ni el mayor mal de nuestro país. El mal principal está en las falsas ideas que la engendraron y en las ideas confusas o falsas que ella y los suyos han sembrado después entre nosotros.

La escuela catalana, la peor de España
Jesús Royo Arpón  www.lavozlibre.com  4 Noviembre 2009

Soy profesor veterano, lo cual quiere decir que en mi vida docente he pasado del séptimo cielo -la escuela pública de los años 80- al infierno de Dante. Cataluña era punta de lanza en didáctica y exportábamos pedagogía al resto de España.

Recuerdo aquellas 'escoles d'Estiu' de Rosa Sensat de la Transición, a las que acudían muchos maestros de La Rioja, de Aragón, de Valencia, de Madrid, con verdadera sed de ponerse al día, de cambiar su práctica docente de arriba abajo. Los institutos públicos eran de alta calidad, recuerdo que lo eran tanto, que se empezaron a vaciar las escuelas privadas de gran raigambre en Cataluña. Se temía que la escuela privada -la religiosa, la de las élites- fuera a desaparecer. ¡Aquellos COU en que, por ejemplo en Latín, se traducían poetas clásicos como nunca después se ha vuelto a ver, ni siquiera a niveles universitarios!

Y ahora, ya ven. La Fundación Bofill, a la que honra su amor a la verdad antes que a la conveniencia política -lo cual es de agradecer, dado los tiempos que corren-, sacó en su momento un informe demoledor: la idílica escuela catalana ya no se podía asociar a escuela de calidad. La imagen novecentista de orden y excelencia había desaparecido como un azucarillo. De repente nos dimos de bruces con la cruda realidad: la escuela catalana es mala, violenta y cutre. Es la peor de la escuela española, que a su vez es la peor de Europa. Cataluña en la cola: un fracaso en toda la regla.

Tengo mi interpretación: en los veinte años largos del mandato de Pujol sólo importaba que la escuela fuese en catalán, aunque fuera a costa de la calidad. Antes catalana que buena: ésa era la consigna. Se marginó el movimiento pedagógico por su tufo socialista, se denigró a Marta Mata, se promocionó a un perfecto incompetente como Joaquim Arenas , el director de la omnipotente DEC (Delegació d'Ensenyament del Català), un personaje que tiene problemas severos con la sintaxis y cuyo dudoso y único mérito fue la inmersión lingüística, implantada sin ningún miramiento, con un sectarismo digno de los monjes-soldado de Cirilo de Alejandría. Ahora tenemos que los alumnos no saben nada, pero esa nada la saben en catalán. Son maleducados, pero maleducados en catalán.

Sugiero a los de la Fundación Bofill que crucen los datos sobre el fracaso escolar con la variable de lengua materna. Comprobarán en cifras lo que todos vemos a diario: que el fracaso escolar de los castellanohablantes es escandalosamente mayor. Una vergüenza. Hay una evidente correlación entre la catalanización de la escuela y su pérdida de calidad. En mi opición, deberían sacar conclusiones. Pero qué va, ni lo sueñen ustedes. Les propongo una apuesta: ¿a que ninguno de los que mandan -ni de los que mandarán- se plantea ni siquiera la hipótesis de revisar la feroz política lingüística de la escuela? ¿A que si alguien, por ejemplo yo, señala la relación entre inmersión y fracaso escolar será acribillado con la acusación de demagogia?

El independentismo radical amenaza, acosa y agrede a militantes de partidos «españoles»
IVA ANGUERA DE SOJO | BARCELONA ABC  4 Noviembre 2009

«Marchaos de aquí, españoles de mierda, os vamos a romper la cara». Estas amenazas y las agresiones contra el puesto de Unión Progreso y Democracia (UPyD) proferidas por miembros de la Plataforma per la Independencia, les han valido a los principales agresores una condena por sendas faltas de amenazas e injurias, ambas previstas por el Código Penal.

Es el último ejemplo de la «violencia de baja intensidad» contra los partidos no nacionalistas que en las últimas semanas ha denunciado el partido de Rosa Díez y que ha tenido como víctimas también al PP catalán o a la xenófoba Plataforma per Catalunya de Josep Anglada.

El Juzgado de Instrucción número uno de Reus falló la semana pasada a favor de la denuncia presentada por Ángela Viest, coordinadora de UPyD en Tarragona, por las agresiones sufridas por ella y otros militantes de su partido el pasado Sant Jordi en Reus, cuando los independentistas M. Font Cardiel, J. Font Cardiel y M. Cros Amigó -que regentaban el puesto «Compromiso por la independencia»- arremetieron contra la mesa del partido de Rosa Díez.

El auto recoge como los condenados, junto a otros no identificados, «arremetieron contra la parada de UPyD rompiendo carteles, dando patadas a la mesa del puesto y tirando los libros que se exponían, e insultaron y amenazaron a Diest, con expresiones como «marchaos de aquí, hijos de puta, sacad esta mierda de aquí y marchad», «españoles de mierda, putos españoles, marchaos a la puta España», «os romperemos la cara», «si no os vais os ostiaremos, os romperemos la cara y romperemos el chiringuito», «no podéis estar aqui en esta fiesta que es de Cataluña» intimidándola y amedrantándola». La agresión obligó a intervenir a agentes de la Policía Autonómica, que identificaron y detuvieron a los tres condenados, pertenecientes a la Plataforma per la Independ_ncia y la Plataforma per la Llengua, habitual receptora de ayudas de la Generalitat. Las diligencias de los Mossos d´Esquadra dejaron al descubierto además que dos de los condenados ya habían protagnizado incidentes similares anteriormente.

Llevarlos a los tribunales
Tras conocerse la sentencia, el coordinador de UPyD en Cataluña, Ángel Hernández, reiteró además la petición al PP catalán para que denuncie las agresiones sufridas a sus militantes y no permita que esta «violencia de baja intensidad» quede sin respuesta.

El sábado 24 de octubre, el presidente del PP en el Berguedà, Joan Anton López, fue agredido por un grupo de militantes de la independentista CUP. Los hechos se produjeron cuando López estaba en la calle Mayor de Berga y, después de ser increpado e insultado, un grupo violento lo agredió propinándole puñetazos y patadas en la cara, las piernas y en la espalda. La víctima, que tuvo que ser atendida en el hospital, presentó al día siguiente denuncia ante los Mossos d´Esquadra. El portavoz local de la CUP lamentó «a título personal» la agresión, pero dejó claro que el partido no la condenaría.

«Eres un facha»
Una semana antes, otros militantes de la CUP atacaron al líder de Plataforma per Catalunya (PxC) y regidor en el Ayuntamiento de Vic, Josep Anglada, al grito de «eres un facha, la CUP no te perdona, te mataremos» mientras le pegaban.

el conflicto de la ele
El topónimo aviva las tensiones entre socialistas y nacionalistas

El alcalde dice que la normalidad marca la actividad en el Ayuntamiento y Tello da por zanjado un asunto del que no habla
E. Silveira La Voz  4 Noviembre 2009

Lo ocurrido estas últimas semanas con el topónimo de la ciudad deja claro que pueden abrirse algunas fisuras en la coalición entre PSOE y BNG. Hubo momentos en los que pareció peligrar el pacto de gobierno a pesar de que el alcalde, Javier Losada, se empeñaba en repetir que la «normalidad» y la «naturalidad» seguía presente en las relaciones de ambos grupos. De hecho, para los nacionalistas, la carta que envió Losada a Feijoo reivindicando la cooficialidad (después de un pleno extraordinario en que el PSOE votó en contra de una iniciativa a favor del topónimo en castellano) empujó al primer teniente de alcalde, el nacionalista Henrique Tello, a lanzar un órdago con aviso de dimisión si las cosas seguían por ese camino. Desde el BNG indicaron que la misiva constituía una «deslealdade» por parte del PSOE y un «punto de inflexión» en su acuerdo de gobierno, pero, hasta ahora, la sangre no ha llegado al río.

De hecho, el concejal de Promoción Económica no quiso hablar ayer del tema y aseguró que, por él, daba por zanjado el asunto. «Dese tema xa opinei no pleno extraordinario, e supoño que recordades o que alí dixen. Paréceme que agora toca traballar, e ese tema para min xa está zanxado», aseguró. Aunque Tello no quiera hablar, la Federación de Asociaciones de Vecinos de A Coruña y Área Metropolitana, así como la formación política Unión Coruñesa, están empeñados en que el asunto llegue al Parlamento y que la Lei de Normalización Lingüística acepte la doble designación, la gallega y la castellana, para los topónimos de las ciudades. Al igual que Tello, el alcalde no quiere despertar un fantasma que, de vez en cuando, tiene un sueño muy ligero.

Tensiones pasadas
De hecho, no es la primera vez que las tensiones en el equipo de gobierno traspasan los despachos de María Pita y adquieren trascendencia pública. Una de las primeras broncas entre PSOE y BNG se produjo en el primer verano de la nueva corporación municipal, en agosto del 2007. Se originó por la apuesta de la edila de Cultura, María Xosé Bravo, para dar un giro en la programación de la Orquesta Sinfónica de Galicia (OSG) y galleguizar su contenido. Además, indicó en aquel momento que la OSG realizaba conciertos para la misma gente año tras año, en un entorno elitista, lo que no sentó muy bien a los socialistas. Ese mismo verano también surgieron tensiones por el anuncio de dar nuevos aires a la red de museos científicos de la ciudad, lo que iba a implicar un cambio en la dirección. El tema estuvo coleando hasta mayo del 2008, cuando la propuesta de nombramiento de Xosé Antón Fraga como nuevo director de los museos hizo tambalear de nuevo los cimientos del gobierno local bipartito. Los socialistas no querían apartar de su cargo al impulsor de los museos científicos, Ramón Núñez Centella, pero finalmente asumió el reto de dirigir la sede coruñesa del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (Muncyt) y la polémica se diluyó. Las ordenanzas de normalización lingüística, la redistribución de subvenciones a asociaciones como el Ateneo Republicano o la función que se le dio a la Casa-Museo Casares Quiroga abrieron más brechas entre los dos grupos del gobierno local. También hubo declaraciones desafortunadas de algunos concejales que avivaron los desencuentros entre socialistas y nacionalistas en relación a temas como las medidas para erradicar el botellón o el impulso al aeropuerto de Alvedro.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial