AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 20 Noviembre  2009

 

La asignatura pendiente de la democracia
Pío Moa Libertad Digital 20 Noviembre 2009

Algunos recordarán aquella película, bastante penosa, pero que no dejaba de reflejar cierto progresismo antifranquista tontorrón, que en su ala radical se expresaba en las peregrinaciones a Perpiñán y a Biarritz a ver cine pornográfico. Pero el título hizo fortuna y después se encontraban cada dos por tres "asignaturas pendientes" a este "tema" o al otro.

Y, a decir verdad, el título resulta útil para aludir, por ejemplo, a una enorme falla en la democracia actual, que puede terminar por dar al traste con ella, está dando ya al traste con ella, con nuestra democracia, una de las muy pocas de Europa conseguida por evolución interna y no por intervención useña.

Como es sabido para todo aquel que conserve una pizca de memoria y de criterio, la democracia se organizó a partir del franquismo, por unos personajes salidos del franquismo, y gracias a las condiciones sociales y económicas creadas por el franquismo, a su progresiva liberalización y a la superación de los odios de la república. Se organizó sobre la base "de la ley a la ley", que evitó convulsiones como las de los años 30 y que suponía el reconocimiento de la legitimidad del régimen anterior, legitimidad que se traspasaba al nuevo.

Frente a la transición por reforma se situaban los partidarios de la "ruptura", suponiendo que la reforma contaminaba a la democracia precisamente por poner el origen de ella en una dictadura. Pero ¿quiénes eran los rupturistas? ¿Tenían algo de demócratas aparte de emplear la palabra a troche y moche? Pues no: eran los marxistas del PSOE, los marxistas-leninistas del PCE y otros muchos parecidos o que se adherían a los tinglados montados por esos partidos. Eran los que se consideraban herederos políticos de quienes destruyeron la república y se unieron en un Frente Popular de orientación totalitaria y corrupto hasta las cejas. Los que sentían admiración y respeto por el sistema del GULAG, como dejaron en claro cuando Solzhenitsin vino a Madrid.

Pero si Suárez y demás lograron una gran victoria política inicial sobre los rupturistas, perdieron enseguida la batalla ideológica, o, mejor, renunciaron a ella y dejaron el campo libre a la demagogia de la izquierda. Tras haber reconocido la legitimidad del franquismo, se unieron a la corriente denigratoria de él, deslegitimándose implícitamente, mientras otra parte de la derecha se hacía "la loca" y "miraba al futuro", comenzando de paso el baile de las falsificaciones biográficas y autobiográficas. De ahí ha salido esa inmensa falsificación del pasado que envenena el presente, el impulso a los separatismos como sustitutos de los viejos revolucionarismos, las complacencias con el terrorismo, la conversión de la política en farsa, presentando todo ello como la auténtica democracia, en fin, esos fenómenos que han permitido a Zapo y compañía organizar una involución en regla, apoyada por una oposición que ha dejado de serlo.

Opino que mientras no se clarifique el pasado y el origen de nuestro sistema de libertades, estas se hallarán en permanente peligro, como ocurre y vemos a cada paso. Hoy es un buen día para recordarlo. También a los que creen en la vuelta a un régimen autoritario, que ya cumplió su misión histórica y hoy es imposible, salvo a un coste en que es prefrible no pensar.

-------------------------------------------

**** De la Vega acusa al PP de ponerse "del lado de los piratas"
¿Habrá sido Rajoy quien pagó a los piratas? Ya no sabe uno qué pensar. El nivel de la política.

**** Defensa reconoce que los piratas escaparon del dispositivo para su captura
Es que los piratas tienen una tecnología tan avanzada que a ver quién puede con ellos.

**** Cospedal: "Tenemos el líder que tenemos y Rajoy es como es"
La vániti es una pensadora, por lo menos eso ha quedado claro. Rajoy bien podía cambiar su puesto con ella, porque, desde luego, son equivalentes. Pero ya sabemos que es un machista inveterado.

**** "El PP nunca dijo que el PSOE estuviera al lado de los terroristas de Atocha"
Pues en cambio el PSOE sí ha venido a decirlo: asegura que los terroristas eran islámicos como los que en Irak estaban masacrando a la población con otros atentados. A estos, el PSOE les ha premiado retirando de Irak las tropas que ayudaban a sus víctimas. Con lo cual salta a la vista que el PSOE estuvo al lado de los terroristas de Atocha, no sabemos si antes del atentado, pero por lo menos inmediatamente después.

La Constitución española no sirve
Francisco Rubiales Periodista Digital 20 Noviembre 2009

Cuando nuestra Constitución fue redactada, la sociedad española creía en la bondad de los partidos políticos y asumió un documento que depositaba en esos partidos demasiado poder, más del que era prudente, según ha demostrado la Historia.

Cuando la actual Constitución fue redactada y aprobada, la democracia española daba sus primeros pasos y, después de cuatro décadas de Franquismo, confiaba plenamente en la bondad de los partidos políticos. En consecuencia, España asumió una Constitución que entregaba a los partidos políticos demasiado poder y representación, más del que era prudente, según ha demostrado la historia.

Hoy, aquellos partidos políticos a los que la Constitución otrogó tanto poder y representatividad, incluso el derecho a intervenir en la Justicia y a mediatizar los grandes tribunales, ya no son de fiar, tras haberse convertido en maquinarias implacables de poder y de clientelismo, más fieles a sus propios intereses que al bien común y a los intereses de la nación.

Amaparados en las ventajas y poderes que les otorgaron los incautos españoles, los partidos han reforzado su poder, se han acorazado de inmunidad e impunidad y han invadido demasiados espacios de la sociedad, incluso aquellos que les están vedados en democracia: universidades, sindicatos, religiones, empresas, instituciones, asociaciones, cajas de ahorro, medios de comunicación, etc., acabando así con la independencia y colocando en coma profundo una sociedad civil española que, en democracia, debe ejercer como firme contrapeso independiente del poder político y como fuerza controladora del poder del Estado.

En consecuencia, la Constitución debe ser reformada si se quiere limpiar España de escoria corrupta e instaurar en serio una verdadera democracia.

Se habla desde hace meses de un cambio en la orientación del poder y en posibles pactos entre el PSOE y el PP para consensuar políticas como la Justicia y la lucha contra el terrorismo. Desgraciadamente, esos pactos no van a solucionar el problema porque el problema son los partidos políticos, que, sin controles ciudadanos y dueños absolutos del Estado, se han transformado en el peor enemigo de la democracia y en el mayor obstáculo para que se termine la degradación de la política española.

Un ejemplo claro del descontrol antridemocrático reinante en España es las reformas que propone la Fiscalía General del Estado, orientadas a convertir a los fiscales en una especie de custodios de los jueces, una medida que encadena todavía más el poder Judicial a la política de partidos y que se orienta justo en el sentido contrario del que establece la verdadera democracia.

Encomendar a los partidos políticos españoles la regeneración de la democracia española es como pedir a la zorra que cuide de las gallinas. ¿Quien puede ser tan imbecil para creer que los partidos políticos, que son auténticas organizaciones autoritarias, verticales y antidemocráticas, siempre sometidas al poder y al capricho de las élites, en cuyo interior se imponen el sometimiento al lider y el miedo a debatir libremente, puedan democratizar este país?

La unica regeneración auténtica y saludable de la democracia española pasa, inevitablemente, por limitar el poder de los partidos políticos y por restaurar los controles ciudadanos al poder, controles que obliguen a los poderes a competir entre sí, a que los representantes rindan cuentas a los ciudadanos, no a los partidos, como ahora hacen, y a restaurar el protagonismo que el ciudadano y la sociedad civil deben tener en el sistema, el cual les ha sido ilegítimamente arrebatado por los insaciables y degenerados partidos políticos.

Cualquier reforma debe partir de cambios profundos en la injusta y antidemocrática Ley Electoral española, cambios que eliminen las listas cerradas y bloqueadas que confeccionan los partidos y ante las que los ciudadanos únicamente pueden decir "sí" o "no", sin poder elegir a sus preferidos. No menos urgente es garantizar el valor igual de los votos, evitando que unos partidos necesiten 50.000 votos para lograr un diputado y otros casi 400.000. Y sin olvidar la que quizás sea la reforma más urgente y necesaria, la de conseguir que los políticos electos respondan ante los ciudadanos que los eligen, no ante las élites de sus respectivos partidos, como ahora ocurre en esta democracia española sin entrañas, sin justicia y sin ciudadanos soberanos.

Voto en Blanco

Ni Una, ni Grande, ni Libre
Vicente A. C. M. Periodista Digital 20 Noviembre 2009

Hoy se cumplen 34 años de la muerte “oficial” del General Franco, coincidente casualmente en fecha con el 73 aniversario del fusilamiento del Jefe de Falange Española D. José Antonio Primo de Rivera en la cárcel de Alicante. Bajo el lema de Una, Grande y Libre, se provocó un alzamiento militar contra el Gobierno de la II República y una guerra civil que, tras millones de bajas y un total empobrecimiento, llevó a España a una férrea dictadura militar de 40 años que finalizó, al menos sobre el papel, con la aprobación en referéndum de la Constitución de 1978, del sistema político de Monarquía Parlamentaria y el reconocimiento de las Autonomías, algunas de ellas con sus propios Fueros y distinciones sobre el resto.

Ese sistema ha envejecido bastante mal y sus pilares que parecían sólidos han demostrado ser de materiales de baja calidad que están a punto de provocar la caída de todo el edificio. La verdad es que la tan envidiada “Transición” pacífica, solo ha sido un espejismo y por la debilidad de sus bases lo que ha conseguido es solo un retraso en un inevitable y cada vez más cercano enfrentamiento con las posiciones nacionalistas separatistas. Ya se habla sin ambages de insumisión y de amenazas de secesión.

Y si buscamos una explicación del cómo se ha llegado a esta situación, la respuesta es simple, la ambición desmedida de una casta política profesionalizada sin ideología ni ética, una clase sindical subvencionada y la apatía progresiva de una Monarquía. Como nexo común en todos los casos es que están, alejados del sentir de los ciudadanos, anclados en un plano de prebendas y prerrogativas inapropiadas e inaceptables para los tiempos actuales y obsesionados con el objetivo de perpetuarse y legitimar sus derechos amparados en esa débil y enferma Constitución.

La verdad es que es una auténtica vergüenza el papelón que están haciendo las Instituciones más altas del Estado y entre ellas el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional. Lo que debería ser el “Sancta sanctórum” de los derechos cívicos y de la defensa de las libertades de los ciudadanos, se ha convertido en unos foros de luchas políticas para alzarse con el poder mayoritario que otorgue el control. Por eso, esas Instituciones han perdió toda la credibilidad y el respeto para acatar sus sentencias.

Un Tribunal Supremo que pone en duda el derecho a la privacidad y permite el uso de un sistema ilegal de vigilancia de los ciudadanos sin el debido control y amparo judicial. Y como justificación indica que este sistema es “preferible” al que había antes, supongo que se referirá al que implantó el Gobierno del PSOE del Sr. González con las escuchas por el CNI “desde el rey hasta abajo”. Es decir, el TS opta por asumir de lo peor, lo menos malo, sin profundizar en la ilegalidad real de dicho sistema sin cobertura mediante Ley Orgánica.

Un Tribunal Constitucional que lleva estancado en esa lucha por conseguir las mayorías de control para asegurar el sentido político de sus sentencias. Una paralización de las actividades de impacto como la no resolución del Recurso de inconstitucionalidad contra el Estatuto de Cataluña. Una sentencia que lleva varada tres años y que la presidenta en funciones, designada por el PSOE mediante una ley ex profeso para prolongar su mandato, ha avanzado que se pospondrá durante otro año. Un retraso inaceptable para unos ciudadanos que vienen sufriendo el desarrollo de dicho Estatuto y la promulgación de leyes que violan derechos fundamentales.

No sé si el PP quiere mantener aún ese viejo lema de Una, Grande y Libre, pero desde luego no parece que esté haciendo mucho para ello. La evidencia es que estamos en Una plurinación insolidaria y desunida, pequeña en el escenario mundial y en la que las libertades de los ciudadanos van sufriendo una merma más que notable. Quizás sea eso lo que nos merezcamos, aunque no me resigno a dejar que eso suceda sin denunciarlo. Diré como el Sr. Pons al Sr. Rubalcaba, no nos vamos a callar.
Enlace permanente 2 comentarios

POR UNA DISCUSIÓN FUERA DEL AULA
Piden a un joven que deje de ir a clase de francés por criticar la imposición del catalán
Una profesora de francés de Baleares pidió a un joven que asistía a clase como “oyente” que dejara de hacerlo por una discusión mantenida fuera de clase con algunos de sus compañeros sobre el catalán. La maestra esgrimió como argumento el “malestar” creado en el aula.
LIBERTAD DIGITAL 20 Noviembre 2009

Según informa El Mundo, el joven asistía como oyente a clase de francés en la Escuela Oficial de Idiomas, dependiente de Educación, en Palma de Mallorca. No era alumno oficial porque no se matriculó a tiempo pero la profesora le permitía asistir a clase para preparar el examen al que se presentaría en junio.

El diario cuenta que el estudiante, enfermero, se fue un día a una cafetería con varios compañeros y allí comenzaron a hablar del catalán y su imposición en diversos ámbitos. El chico se oponía junto a una compañera a que el idioma fuera un requisito para el acceso al sistema sanitario balear pero otros estudiantes sostuvieron lo contrario. Según el joven, le llamaron “fascista” y le invitaron a dejar la isla, a la que llegó hace dos años y medio.

La profesora, tras conocer lo ocurrido, envió un correo electrónico al joven pidiéndole que dejara la clase. El texto del mail, que reproduce El Mundo, es el siguiente:

* “Me he enterado de la discusión que tuviste con los demás alumnos de la clase de avanzado 2 de francés la semana pasada. Dado que esto ha desencadenado un malestar entre la gente y tú no eres alumno oficial, lamento pedirte que no vuelvas a clase. Gracias por tu comprensión”

El estudiante le contestó quejándose de la medida y le pidió que le indicara de qué temas sí estaba autorizado a discutir fuera de clase con sus compañeros. Pero ya no hubo respuesta.

El diario incluye la valoración del director de la escuela, Rafael Monreal: “Sea justificado o no, se ha creado un mal ambiente en el grupo y esta persona es corresponsable de esta situación”. Sí apunta que fue la profesora la que tuvo la culpa por admitir a un alumno oyente y luego echarle, pero, añade, “tampoco la vamos a crucificar por ello”.

Barcelona blinda el catalán como lengua vehicular
Barcelona - M. E. La Razon 20 Noviembre 2009

Tras nueve años de debate, hacer y rehacer borradores, la comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Barcelona dio ayer luz verde a la aprobación inicial del Reglamento del Uso del Catalán en el Consistorio. Se trata de una normativa que blinda el catalán como lengua vehicular. Entre otras cosas, defiende que «las actuaciones internas del Ayuntamiento de Barcelona deben hacerse en catalán», que la documentación que haga el Consistorio se escriba «normalmente» en catalán y establece que «las entidades que reciban una subvención se comprometan a usar preferentemente el catalán».

El PP fue el único grupo municipal que votó en contra. Su oposición le valió las críticas del equipo de gobierno municipal –PSC e ICV– y del resto de la oposición –CiU y ERC–. Todos le reprocharon que niegue por rutina leyes o normas que amparan el uso del catalán, como la Ley de Normalización Lingüística o el Estatut. En defensa propia, la concejal del PP, Àngesl Esteller, alegó que el nuevo reglamento de uso del catalán aprobado por la comisión «excluye el castellano de la vida municipal» y «vulnera los derechos de los ciudadanos que quieran comunicarse con el Ayuntamiento en castellano».

ERC insistió en que el castellano sigue siendo lengua oficial y la novedad es que el catalán pasa a ser la lengua propia del Ayuntamiento. Pero Esteller le contestó que la nueva normativa vulnera la cooficialidad y niega la realidad bilingüe desde el momento en que los ciudadanos han de pedir expresamente un informe si lo quieren en castellano.
El castellano en la intimidad
ARCADI ESPADA El Mundo 20 Noviembre 2009

SI ESPAÑA fuera un país con algo más de grosor el entonces presidente Aznar jamás habría dicho en aquella ocasión memorable que hablaba el catalán en la intimidad. «Catalán» e «intimidad», juntos, traen mal recuerdos. Cuando el general Álvarez Arenas entró en la ciudad escribió en sus muros: «Estad seguros, catalanes, de que vuestro lenguaje, en el uso privado y familiar, no será perseguido». Y el voluptuoso Galinsoga, director de La Vanguardia Española, remató pocas semanas después: «Quédense para la recóndita intimidad los coqueteos lingüísticos, la expansión más o menos romántica o más o menos reticente de otras lenguas».

Mentar la lengua y la intimidad en Cataluña es como mentar la soga donde el ahorcado. Pero nadie quiso recordar entonces, fuera de algunas ironías de medio pelo: eran los tiempos del Majestic.

La intimidad vuelve a asociarse con la lengua en Cataluña. Lenta, esforzadamente, pero sin tregua, el nacionalismo trata que el castellano abandone el espacio público de Cataluña. Desde hace tiempo la policía lingüística sanciona a los comercios extravagantes. Ayer el Consejo Audiovisual de Cataluña, el llamado CAC con todas las letras, obligaba a cuotas lingüísticas a las emisoras privadas. Y hoy es el Ayuntamiento de Barcelona el que estrena un manual de usos lingüísticos que expulsa a la lengua castellana de la urbanidad. Más bien sanciona su expulsión, porque el hecho en sí es antiguo. Baste el enternecedor ejemplo de lo que hacen con los niños cuando llegan los Juegos Florales: en los colegios de cada distrito les dejan escribir en castellano y en catalán sus composiciones; pero cuando la noble justa llega a la ciudad sólo pueden competir los catalanes. Y es que como hay lenguas hay lenguados.

La decisión municipal no se limita a la expulsión pura y simple de la lengua. Eso habría sido botín de conquista, galinsoga. El mundo progresa, y básicamente gracias a la socialdemocracia. El municipio se limita a disponer todo, absolutamente todo, en catalán. A la vista, relucientes y limpios, ahí están: impresos, sellos de goma, matasellos. En la trastienda, sin embargo, hay de lo mismo en castellano. Existe, desde luego. Pero no a la vista. ¡Está mal visto! Hay que reclamarlo. Ésta es la imagen que conviene retener. Este momento de inclinación. La violencia (¡simbólica, ep!, ¡somos semióticos y socialdemócratas!) del que suministra un poco de metadona para la adicción españolista.

La íntima y alucinatoria violencia por la que pasa el que debe rogar al Estado que le hable y le escriba en la lengua oficial del Estado.

La Escuela de Idiomas de Baleares expulsa a un alumno por discutir la imposición del catalán
El chico mantuvo una discusión con compañeros de clase en una cafetería externa al centro
 www.lavozlibre.com 20 Noviembre 2009
viernes, 20 de noviembre de 2009, 15:20

Palma (Mallorca).- Un alumno oyente de la clase de francés de la Escuela Oficial de Idiomas de Palma ha sido expulsado por discutir con sus compañeros en una cafetería externa acerca de la imposición del catalán en Baleares. El chico, enfermero en el hospital de Son Dureta, se fue con otros alumnos a tomar algo a un bar situado en el exterior del centro y mientras charlaban surgió el tema de la imposición de la lengua. Él se oponía a que fuera obligatorio acreditar un nivel de catalán para trabajar en la Sanidad balear mientras que otros cinco alumnos, que pensaban lo contrario, le llamaron “fascista” y le invitaron a que se fuera de la isla. La discusión subió de tono y esos cinco alumnos acabaron abandonando enfadados la cafetería y fueron a hablar con la profesora de francés, quién decidió pedirle “que no volviera a clase”.

El alumno, que prefiere mantener el anonimato, es originario de Guadalajara y vive en Mallorca desde hace dos años y medio. Asistía a la clase de nivel avanzado 2 de la Escuela Oficial de Idiomas de Palma como alumno oyente y dado que vivió cinco años en Francia deseaba mantener su nivel, por lo que decidió matricularse en la EOI. Sin embargo no pudo hacerlo, porque se le pasó el plazo, pero habló con la profesora, que le permitió acudir a clase y presentarse posteriormente a los exámenes.

Tras producirse la discusión y ser informada la profesora, esta decidió enviar un correo electrónico al alumno “invitándole” a no volver a su clase. “Hola. Me he enterado de la discusión que tuviste con los demás alumnos de la clase de avanzado 2 de francés la semana pasada. Dado que esto ha desencadenado un malestar entre la gente y como tú no eres alumno oficial, lamento pedirte que no vuelvas a clase. Gracias por tu comprensión”, escribió la profesora, nativa francesa.

El chico, que no daba crédito al correo que acababa de recibir, le respondió manifestándole su estupefacción por la decisión tomada debido a un asunto extraescolar y le pidió que le indicara "los temas de los que se permite hablar fuera del recinto, para no causarle ni a usted ni a otros alumnos problemas". “El intercambio de diferentes opiniones en un país democrático y con plena libertad de expresión no debería suponer ningún malestar para nadie”, añadió el alumno. Sin embargo la maestra no respondió a su correo.

Rafael Monreal, director de la Escuela de Idiomas de Palma, asegura que no existe discriminación alguna. "Sea justificado o no, se ha creado un mal ambiente en el grupo y esta persona es corresponsable de esta situación". Monreal afirma que la profesora se equivocó “porque admitió a un alumno oyente y luego se ha visto en la tesitura de echar a alguien, pero tampoco la vamos a crucificar por ello”.

Conflicto
Impulsor en Facebook de 'Plataforma contra el requisito del catalán en la Sanidad balear'
Juan Carlos Quintian, enfermero: "Imponer el catalán disminuirá la calidad de la sanidad"
Pablo Yáñez  www.lavozlibre.com 20 Noviembre 2009

Madrid.- Juan Carlos Quintian es enfermero en Manacor y el impulsor en Facebook de la 'Plataforma contra el requisito del catalán en la Sanidad balear', una denuncia a través de esta red social que ya ha obtenido más de 700 apoyos, muchos de ellos de personas anónimas del resto de la península.

- ¿Cómo nace en Facebook la 'Plataforma contra el requisito del catalán en la Sanidad balear'?
- Fue una iniciativa propia que entiendo que es una forma de mantener a la gente concienciada con esta denuncia en el ámbito de la sanidad. Somos 700 miembros y nos permite que la denuncia llegue a la gente inmediatamente. No funcionamos como una plataforma tradicional, sino que realizamos nuestra labor a través de esta red social. Yo soy enfermero, trabajo en Manacor y creo que el requisito del catalán es perjudicial para la sanidad.

- El Gobierno balear ha dictado un decreto que impone el requisito del catalán en la Sanidad pública. ¿Qué riesgos implica la medida para los trabajadores y los ciudadanos?
- La Sanidad balear está en grave peligro. Ya sin el requisito del catalán existía falta de personal sanitario, tanto en enfermería como en determinadas especialidades médicas. Esto se agrava si a la gente extranjera que viene a España a trabajar se le exige un idioma que desconoce como es el catalán. Con ello la situación va a empeorar. Va a haber más déficit de personal, va a bajar la calidad asistencial y los ciudadanos de Baleares van a sufrir las repercusiones.

- ¿Podríamos decir que anteponer la imposición del catalán a criterios técnicos en las pruebas de selección supone un lastre para el sistema sanitario de Baleares?
- Efectivamente. Si ya había problemas, estos se multiplicarán. Especialmente en épocas vacacionales, donde en el sector de enfermería se estaba contratando personal de la Península, de Andalucía la mayoría. A esa gente que viene a trabajar aquí durante tres meses, se les va a exigir que dominen el catalán, por tanto, dejarán de venir. Es en el verano cuando más se agravará la situación.

- El Gobierno balear ha rebajado el presupuesto del área de Salud en unos 86 millones de euros, pero ha mantenido la partida destinada a la normalización lingüística. ¿Se está hipotecando el futuro de los servicios públicos esenciales como la sanidad o la educación?
- Ya están hipotecados desde el momento en que se impone el requisito del catalán. Y en el momento en que baja la asignación económica a la sanidad, está más hipotecado todavía. Se van a cubrir las situaciones de bajas solamente en un 15 % mientras se mantiene el requisito del catalán. Va a ser un caos.

- Hoy conocíamos en los medios la situación de un estudiante de la Escuela Oficial de Idiomas de Mallorca, que ha sido expulsado del centro por denunciar la imposición del catalán. ¿Qué valoración hace de ello?
- Una barbaridad. Parece mentira que encima se acuse de fascismo, como he leído, a quienes sufren el acoso. El fascismo es falta de tolerancia y falta de tolerancia es lo que se ha tenido con esta persona que está discrepando y que es libre para hacerlo.

- ¿Existe en los centros hospitalarios presión o persecución contra quienes denunciáis esta situación de imposición?
El problema es que no hay conciencia de lo que está pasando porque los medios no se hacen eco de la denuncia. Sólo 'El Mundo', 'Libertad Balear' o la COPE son valientes. El resto, incluidos los públicos, están entregados al poder, y el poder es el catalán. Respecto a los que no opinamos lo mismo y lo decimos, no, de momento no hay presión. Lo que hay es mucho silencio y eso es más perjudicial. El silencio es callar y otorgar.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

El Tribunal Constitucional ayuda a enterrar a Montesquieu
Roberto Blanco Valdés La Voz 20 Noviembre 2009

Cuando, en el 2004, llegó Zapatero a la Moncloa, el Tribunal Constitucional se había ganado a pulso un aprecio merecido: juristas, políticos y ciudadanía en general respetaban su labor. El Tribunal había pasado -desde luego- momentos muy comprometidos (como el de la sentencia de Rumasa), pero, pese a ellos, había salido airoso de los muchos desafíos que se le habían planteado a lo largo de dos décadas y media.

Cuando Zapatero deje el Gobierno, el Tribunal Constitucional no será más que una pálida sombra de lo que un día logró ser. La forma descabellada en que se han gestionado por el Tribunal y por las partes los recursos presentados contra el Estatuto catalán -un despropósito jurídico y político que nunca se hubiera aprobado sin el impulso final del presidente del Gobierno- ha puesto al supremo garante de la Constitución al pie de los caballos, por lo que no es de extrañar que esté siendo literalmente pateado a la vista de una sociedad atónita por su increíble forma de actuar.

La imagen televisiva de la presidenta del Tribunal abroncada en público por la vicepresidenta del Gobierno ha terminado por ser, así, un cuadro grotesco, pero expresivo, de una subordinación que, pese a ser de todo punto incompatible con la labor de la señora Casas como magistrada y presidenta, ayuda a explicar lo que está ocurriendo con esa sentencia que llevamos más de tres años esperando.

Porque es la berroqueña voluntad del Gobierno de impedir, cueste lo que cueste, que el Estatuto catalán sea declarado parcialmente inconstitucional -voluntad que, según todas las informaciones, encuentra una fiel aliada en la presidenta Emilia Casas- la que explica que sigamos sin sentencia. Hace unos días fue rechazado, ¡al cuarto intento!, el proyecto de sentencia de la magistrada ponente, lo que hace ya de todo punto inexcusable que, en cumplimiento de la ley, la presidenta encargue la redacción de la sentencia a un magistrado en condiciones de conformar una mayoría, aunque esa mayoría no sea la que desean la señora Casas y el Gobierno.

¿Por qué no se tomado ya tal decisión? Pues porque, según publicaba el sábado pasado el diario catalán que pasa por estar mejor informado en este tema, «Casas tiene el plácet del Gobierno para hacer un último intento de aprobar una sentencia interpretativa, sin anulación de artículos importantes del Estatut ». Si no, ¡la decisión del Gobierno! es que se congelen los debates del Tribunal hasta pasadas las elecciones catalanas.

¿Qué división y contrapeso de poderes puede haber con un Gobierno como este, que decide quién presidirá el Tribunal Supremo y hace mangas y capirotes, a través de su presidenta, en el Constitucional? Ningún contrapeso, ni ninguna división. Así de terrible. Así de claro.

Tribunal anticonstitucional
Nota del Editor 20 Noviembre 2009

Afirmar que "cuando en el 2004, llegó Zapatero a la Moncloa, el Tribunal Constitucional se había ganado a pulso un aprecio merecido: juristas, políticos y ciudadanía en general respetaban su labor" es inadmisible desde cualquier punto de vista, pues la única dignidad que le queda es en forma de algunos votos particulares que sirven para demostrar la ignomia de su mayoría; la sentencia 337/1994 es una clara demostración del desprestigio que como juristas y personas se han labrado.

Las plumas del 'Faisán' dejan rastro
ANTONIO BASAGOITI El Mundo 20 Noviembre 2009

EL 'CASO FAISÁN' es uno de los mayores escándalos de la democracia. Se trata del supuesto chivatazo que en 2006 se deslizó desde medios policiales y gubernamentales a etarras encargados de la extorsión, es decir, de lo que los mafiosos de ETA llaman el «cobro del impuesto revolucionario». Prueba de que estamos ante un escándalo mayúsculo es que las informaciones prolijas y detalladas publicadas no han sido ni refutadas ni desmentidas.

Estamos ante un hecho objetivo de extremada gravedad. La alerta a unos terroristas de una actuación inminente de la Justicia para detenerles sólo puede tener como objeto ayudar a una banda criminal a que la actuación de la ley no tenga la eficacia necesaria. Los motivos de esta reprobable colaboración con delincuentes pueden ser varios, pero todo lo hecho y dicho desde que este asunto salió a la luz pública desvela quién puede estar detrás.

El principal argumento utilizado por el Gobierno y por los socialistas, en general, ante la oposición rigurosa del Partido Popular con esta cuestión es que nuestro partido utiliza la política antiterrorista para desgastar al Ejecutivo. Además de ser radicalmente falso, porque lo que estamos cuestionando no es una actuación contra ETA sino una operación a favor de la banda y sus integrantes, deja claro que su único interés es desviar la atención del fondo del asunto. Si en Moncloa y en Ferraz no tuviesen nada que ver con el caso Faisán se dedicarían a rebatir con datos lo publicado o denunciado, y, sin embargo, están en otra cosa.

Pero los hechos son aun más reveladores. Empezaron haciendo reconocimientos oficiales a los supuestos ejecutores del chivatazo, pasaron por la actuación de una Fiscalía que ha solicitado el sobreseimiento del escándalo, y termina, de momento, con la negativa a dar las explicaciones pertinentes en el Congreso de los Diputados.

Distinguir a funcionarios que pueden haber tenido algo que ver con el aviso a unos terroristas apunta a agradecimiento a quienes han cumplido algunas órdenes determinadas. Situar una Fiscalía dirigida por un fiscal general del Estado, nombrado por el Gobierno, en una posición de evitar el avance de un proceso judicial sobre el chivatazo, así como no querer comparecer en las Cortes para dar explicaciones políticas, demuestra que en algunos ministerios tienen interés en ocultar hechos y responsabilidades.

Los silencios, las distracciones y las trabas en las investigaciones sobre el chivatazo están desplumando a un Faisán al que cada vez se le ve más claramente qué tiene debajo del plumaje, y están dejando un rastro que lleva directamente a importantes responsables políticos.

Es imprescindible que la investigación y el análisis de algunos medios de comunicación, como el diario EL MUNDO, y la oposición del Partido Popular liderada con acierto por Soraya Sáenz de Santamaría continúen hasta el final y alcance hasta las últimas consecuencias. Y es fundamental porque, si no se asumen responsabilidades, la democracia quedará gravemente dañada.

Si esto sale gratis, si se puede dar un chivatazo a una banda terrorista sin que pase nada, si alguien puede traspasar o pervertir el Estado de Derecho en función del momento, el interés político o la coyuntura, esto podrá volver a ocurrir, y no obligatoriamente en relación a ETA. Podría repetirse con mafiosos, cárteles de la droga o cualquier otro tipo de delincuentes, con lo que esto conlleva y afecta a toda la ciudadanía.

Los atajos, los asuntos turbios relacionados con la Justicia o la Policía generan un descrédito del sistema democrático que luego alimentan el fanatismo de los que dicen que asesinan para liberar un pueblo, y que desacreditan los argumentos necesarios para deslegitimar al terrorismo. Igual que los GAL hicieron un daño terrible al imprescindible trabajo educativo y de concienciación por la libertad, por el prestigio de las instituciones, por la convicción de que el Estado hace cumplir la ley, ahora no puede quedar sin aclararse y sin que se depuren las responsabilidades de algo tan grave, máxime cuando tanto se necesita en el País Vasco para que cada vez haya menos jóvenes que vean con buenos ojos ese mundo.

Los que estamos en política en esta parte de España sabemos que para derrotar a ETA es necesario legitimar la democracia y, si los malos ven que el Estado de Derecho actúa en función de capricho, creerán que su paranoica batalla está bien dada, y entenderán que se puede someter a la Nación española dependiendo del interés de un presidente o un ministro de Interior.

Cuando escribo este artículo o cuando me he manifestado de manera muy crítica con el caso Faisán ya sé que el Partido Socialista ha cambiado de política antiterrorista. Es cierto que ahora están en otra cosa, ahí están las declaraciones públicas de Zapatero, de De La Vega o de Rubalcaba apostando por la derrota de ETA y por la pérdida de esperanzas de los terroristas, y sobre todo ahí esta el Gobierno del País Vasco, en el que los socialistas han situado a la Ertzaintza contra los etarras, además de trabajar en ámbitos tan esenciales como la educación o los medios públicos.

El problema es en que no están por la labor de deshacer algunas de las cosas que hicieron en la anterior negociación, y nosotros se las recordamos, no para meter el dedo en el ojo, no para buscar una dura polémica con un asunto importante pero pasado; sino para reparar lo que se pueda una democracia que debe estar sana para acabar definitivamente con ETA, y para poder garantizar libertades.

Mi sensación es que los dirigentes socialistas no están por la labor de tocar nada de lo que hicieron hace poco tiempo por temor a recordar sus errores, pero deben darse cuenta que lo importante no es eso, lo fundamental es aprender del pasado para que nadie ni nunca vuelva a meter la pata con una banda de asesinos que subsiste por la dificultad para aprender de los gobernantes.

El Estado de Derecho, y especialmente en el País Vasco, necesita que se lleven a los concejales y alcaldes de ANV que nos trajeron y que aún padecemos, y que el caso Faisán se aclare y se asuma.

Antonio Basagoiti es presidente del PP vasco.

Topónimos: Sangenjo, San Ginés y La Mancha

JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 20 Noviembre 2009

PEDRO M. LARRAURI: El Sr. Arias, en carta publicada por Faro de Vigo el día 8, reafirma su idea de que los gallegos tenemos derecho a que en las publicaciones hechas en castellano fuera de nuestra Comunidad se pongan los topónimos también en gallego. Los párrafos que me dirige precisan unas puntualizaciones.

La Ley de Normalización Lingüística gallega establece que los topónimos de Galicia tendrán como única forma oficial la gallega. Esa Ley fue aprobada por el Parlamento Gallego en 1983, y no por las Cortes Generales de Madrid como el Sr. Arias da a entender, y por lo tanto sólo obliga a las personas físicas o jurídicas de nuestra Comunidad.

La Ley 2/1998 que él cita, sí que fue aprobada por el Gobierno de España, pero estableció únicamente que el nombre oficial de las provincias de La Coruña y Orense pasaba a ser A Coruña y Ourense. Esa Ley no impide que el Gobierno ni nadie que use el español pueda emplear La Coruña para referirse a la ciudad capital de la provincia de A Coruña.

Respecto a Sanxenxo, el Sr. Arias discute la potestad de la RAE para determinar el topónimo en español, y añade irónicamente que el término que tendrían que aprobar debería ser San Ginés. Según la base de datos histórica del INE, desde 1842, que es cuando se realizó el primer censo en España, esa localidad ha tenido los siguientes nombres oficiales: Sanjenjo, de 1842 a 1877; Sangenjo, de 1877 a 1982; y Sanxenxo desde 1982 hasta el presente. Ya se ve que Franco no tuvo nada que ver con el topónimo en español. Las dos formas en castellano, con una jota o con dos, aparecen recogidas en el Diccionario Nieto Ballester de topónimos españoles, que ha sido el elegido por la comunidad Wikipedia para establecer el topónimo correcto cuando hay otras formas en lenguas cooficiales.

La actual forma oficial, Sanxenxo, carece de tradición escrita (no se puede encontrar hasta el siglo XX). El origen más probable del término toponímico es la derivación de Sanctu Genesius, título dado al dios Poseidón. Se asimiló en la Edad Media con el santo francés Genés (santo de historicidad discutible, citado en el Códice Calixtino), Ginés en español, Xens o Xenxo en gallego, y Genesius en latín e inglés. En Lisboa se cuentan leyendas sobre un mitológico obispo llamado Gens. En cualquier caso, Sanxenxo nunca se llamó en castellano San Ginés.

Los topónimos en otros idiomas no son traducciones, sino fruto del uso y del tiempo. Un buen ejemplo de esto es el del Canal de la Mancha, topónimo español secular que nadie discute, pero que procede del francés Le Manche; si lo queremos traducir tendríamos que decir Canal de la Manga.

Pedro M. Larrauri
(Vigo)

http://www.farodevigo.es/cartas/2009/11/13/toponimos-sangenjo-san-gines-mancha/386064.html