AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 3 Diciembre  2009

 

La insoportable levedad de lo sostenible
Lorenzo Contreras Estrella Digital 3 Diciembre 2009

Resonaban todavía las vaguedades formuladas por Zapatero a través de su entrevista en La Sexta, cuando en el Congreso de los Diputados era sometido a un importante vapuleo al anteproyecto de ley de Economía Sostenible. Con un presidente del Gobierno puesto frente a las bayonetas de la crítica durante el asalto parlamentario, el concepto de sostenible, aplicado a la ley que se prepara, sonaba a chiste. Quedaba patente la diferencia entre la propaganda televisiva, más o menos disfrazada de toma y daca, y el interés de los grupos parlamentarios por hacer llegar a la opinión televidente una recriminación sostenible de la política económica y social que castiga a España.

En un momento tristemente caracterizado por el avance del desempleo y el cierre de empresas, la morosidad de los pagos y los supuestos planes curativos atribuidos a la presión fiscal, el concepto de sostenibilidad de los planes económicos de un Gobierno políticamente en quiebra hacía pensar en la falta de suficiente seriedad en la programación de los remedios contra la crisis. Conceptos vacuos y mal avenidos con la realidad económica bailaban en el pim-pam-pum del salón de sesiones. Frente a este envite, el criterio zapaterista de que es más necesaria que nunca la solidaridad de todos en defensa de un programa sostenible recordaba aquel mandato de la Constitución de Cádiz, la famosa "Pepa" de 1812, que imponía a los españoles, a todos, la obligación de ser "justos y benéficos".

Ahora la nostalgia se orienta hacia una especie de exhumación del pasado y hasta se invoca el planteamiento reformista que acompaña a los ya legendarios Pactos de la Moncloa, del mismo modo que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, reclama en la Cámara Baja una actualización reformada de la LOFCA o Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas.

Entonces ha surgido la interpretación de que existe una ofensiva contra Rajoy que ya no procedería tanto del PSOE como de las intimidades del propio PP, con "Doña Espe" dando lecciones de liderazgo. Esta "esperanzada" demanda de dinero más equitativo para las comunidades autónomas, en plena ruina nacional, ha sido conceptuada de todos modos por los nacionalistas catalanes como un "torpedo" contra la línea de flotación del Estatuto de Cataluña. Pero más bien sería un contratorpedo en todo caso, porque para torpedo contra la estabilidad y el interés de España ya se basta y se sobra ese Estatut que se le ha traspapelado al Tribunal Constitucional.

La cuestión es que la mejor noticia para el PSOE y su Gobierno es que Mariano Rajoy no acabe de convencer a los suyos, si es que resulta ser verdad que lo están "torpedeando" desde su propia nave por el procedimiento de darle lecciones sobre el arte de ejercer la oposición. Ahora lo que faltaba es que se organizara una guerra civil en Génova 13, guerra por otra parte larvada y vehementemente desmentida por quienes están en mejores condiciones para apreciar su existencia en la guerra de sucesión partidista.

No deja de ser especialmente lamentable que este nuevo aniversario de la Constitución se caracterice por circunstancias políticas que invitan a pensar en una situación insostenible. En el tiroteo de palabras que ha sonado en el ámbito institucional, el Gobierno, a través de sus más cualificados representantes, ha manejado los vaticinios de mejora económica con sentido algo contradictorio. La vicepresidenta para asuntos económicos, Elena Salgado, ha hablado de un "proyecto de país para el año 2020". Pero la Ley de Economía Sostenible propone medidas que entrarán en vigor, según la vicepresidenta, a mediados del 2010. Esto podría querer significar que estamos al borde de un año relativamente prometedor, aunque sólo sea por el afianzamiento de unos planes cuyo punto de partida está a punto de conocerse. Ahora bien, la frontera temporal del año 2020 significa que el "proyecto de país" tras la reforma sostenible se permite un plazo de diez años. Habrá, si esto es así en el mejor de los casos, quien no llegue a catar sus beneficios. Será la insoportable levedad de lo que pretendía sostenerse.

Los imposibles metafísicos de ZP
José Javaloyes Estrella Digital 3 Diciembre 2009

Una reforma laboral que no afecte a los laborantes, que es tanto como hacer una tortilla sin romper los huevos, implica un contrasentido del mismo porte que el desear, con todo el fervor y la pasión que se quiera, que un estafermo estatutario, inconexo y nacionalista, sin encaje alguno en la Constitución, sea tenido por acorde con ella desde el Tribunal Constitucional. Sigue rigiendo desde la actual presidencia del Consejo de Ministros, al igual que cuando dice que volvería a tramitar afirmativamente lo recurrido, el punto de vista aquel según el cual la Nación es algo discutido y discutible; casi tanto como que dos y dos son cuatro. Resulta demasiado.

¿Cómo se puede decir a estas alturas de la película que "volvería a votar el Estatut con el mismo convencimiento de su constitucionalidad"? O ignora las más elementales nociones del derecho constitucional, o no ha leído aquello que le enviaron desde Barcelona siguiendo la pauta que expresaba su indicación de que lo remitido fuera tal como quisieran, o es un embustero de tomo y lomo, o nos tiene por tontos de remate a la inmensa mayoría de los españoles.

¿Realmente estaba convencido también cuando la crisis económica y financiera era para todos algo más que una sospecha advertida por todo el mundo, de que el batacazo no iría con nosotros, porque entre otras cosas teníamos el sistema bancario más solvente y eficiente del mundo?

Cuando ahora advierten algunos que el paro real ha rebasado ya el nivel de los cuatro millones de desempleados, pues las cuentas del ministerio de Trabajo tendrían aparcados más de 400.000, y cuando los bancos reponen solidez en sus cuentas a expensas de las pymes que se secan por falta de riego crediticio, incluso para el circulante, y las familias apenas consiguen algún que otro modestísimo crédito, mientras el socialista ZP paga a los bancos tres del dinero que el Banco Central Europeo les presta a ellos al precio de uno; cuando todo esto pasa, ¿piensa en verdad ahora nuestro personaje que vale como remedio y como respuesta, como bálsamo de Fierabrás, para ahora y para el futuro, esa broma fantasmagórica y marinera de anteproyecto de ley de Economía Sostenible?

El déficit más brutal de cuantos padece España es el déficit de credibilidad del presidente de este Gobierno. Un problema volcado ahora para su exhibición continental e islas adyacentes de Europa con motivo de los seis meses de presidencia que corresponden a España desde el primer día de enero al último día de junio del 2010.

Los imposibles metafísicos con que alumbra al personal el Faro de la Moncloa es un activo contabilizado dentro de los componentes mágicos que algunos europeos siguen buscando ahora en España, porque el retroceso y la frustración dan pábulo para eso y para muchas cosas. The Economist acaba de llamar a España "el enfermo de Europa". Es una manera amable casi de resumir algo que es mucho más que la simple catástrofe económica, pues compendia también el desbarajuste institucional empezado con el Estatuto de Cataluña.

Zapatero se aferra al reloj para superar sus males
El presidente ansía cuadrar el círculo, aunque cada vez más españoles perciben como su única política la de ganar tiempo, por si al final suena la flauta por casualidad.
Antonio Martín Beaumont Semanal Digital 3 Diciembre 2009

El PSOE es consciente de vivir uno de los peores momentos políticos del zapaterismo. La gravedad de la crisis económica, la guerra preventiva contra el Tribunal Constitucional creada con el Estatuto de Cataluña, los desbarajustes del secuestro del atunero Alakrana, la respuesta de centenares de miles de ciudadanos en la calle por leyes como la del aborto, la ventaja del PP en todas las encuestas, etcétera, provocan más de una pesadilla entre los dirigentes socialistas. "Todo lo que toca ZP se gripa", es una frase recurrente de la oposición que ha calado en la opinión pública.

Sin embargo, en Zapatero no parece que haya reacción o, más bien, carece de estrategia sobre cómo afrontar su deriva. El presidente se atrinchera y aplica cataplasmas, como su Ley de Economía Sostenible a la recesión con lo que alimenta todo tipo de dudas sobre su credibilidad para acometer las políticas correctas en una situación como la actual. Por desgracia, 2009 se despedirá con datos incontestables:

El número de parados es el mayor de la historia, 4.468.000, y la tasa de paro más que duplica la de la Unión Europea, 19,3%. En dos años, la Seguridad Social ha perdido 1.500.000 de afiliados, entre ellos, más de 220.000 autónomos, y hoy hay casi 120.000 empresas menos. Se han destruido 1.763.000 puestos de trabajo. Es insólito que la cifra de negocios del sector servicios haya caído un 26%, el del comercio al por menor un 25%, o la de la producción industrial un 12%; es excepcional que el índice de producción de la construcción disminuyese un 43%; y resulta aterrador que la deuda neta en circulación del Estado haya aumentado un 42%, 123.223 millones de euros más.

Desde cualquier punto de vista, lo que ocurre en España va más allá de lo propio de una etapa de crisis internacional, tal como una y otra vez aseguran desde sectores socialistas. Es obvio que Zapatero no ha sabido afrontar el problema español. Y, con todo, el mensaje más oído entre la cúpula del PSOE es el de "tiempo al tiempo". Como estrategia o como aspiración, los socialistas repiten una y otra vez de puertas afuera: "Ya se verá como, dentro de un año, estamos creando empleo". Pero mientras se cumplen, o no, los presagios, otros dirigentes se lamen las heridas y admiten el atroz desgaste.

Y, para colmo, en lo que parece la recta final para conocer la sentencia que fijará el futuro del Estatuto catalán, la guerra de nervios por la tardanza de la resolución del TC se ha convertido en un peligro para el modelo de convivencia. Pero, aquí, de nuevo, los socialistas echan mano de la frase oficial de rigor: "Ya se verá como, dentro de un año, este bache se habrá vuelto a nuestro favor".

Entre bambalinas, muchos socialistas aprietan los dientes ante los sondeos demoscópicos. El ascenso del PP está ligado al hartazgo en la calle ante la falta de soluciones a sus problemas. La gente percibe cada día más que el problema, al final, es el propio Zapatero. Ante esta situación, el factor tiempo vuelve a ser el recurso en público de los socialistas como convencidos de que un milagro conseguirá cambiar las tornas de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2011 y, cómo no, a las generales de 2012. Pues, de tiempo precisamente, mal anda un presidente del Gobierno al que parece que se le ha parado el reloj.

Joaquín Leguina opina sobre el editorial en apoyo del nuevo Estatuto de Cataluña
Juan Julio Alfaya Periodista Digital 3 Diciembre 2009

La guinda de este pastel de chantajes y amenazas contra el TC la han puesto, por ahora, doce periódicos catalanes publicando el mismo editorial. Un texto tan amenazador como mentiroso que sólo deja clara una cosa: el pluralismo político corre un serio peligro en Cataluña.

La guinda
"La plaga de la demagogia no es de ayer. Ya Pericles tuvo que soportarla, para desgracia de los atenienses, y es ese mismo virus el que infecta hoy en España el debate en torno a la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) –tan esperada- acerca de los recursos de inconstitucionalidad presentados en su día contra el nuevo Estatuto de Cataluña. Un texto que nunca gozó de consenso (uno de esos recursos está presentado por el PP) ni en el Parlamento catalán ni en las Cortes. Un texto siempre conflictivo que fue aprobado en referéndum con un porcentaje de síes respecto al censo, simplemente, ridículo. Así que menos lobos.

"En cuanto al fondo del asunto, conviene ser claro: al TC no se le pregunta si una norma jurídica es constitucional o no lo es. Lo que se le pregunta es si ese texto posee la legitimidad constitucional que lo convierte en norma jurídica o no la tiene. Porque cuando una disposición de cualquier Parlamento –con o sin referéndum- se sale del cauce constitucional, carece de legitimidad y no pasa de ser una mera apariencia de derecho… y eso, precisamente eso, es lo que le pasa al nuevo Estatuto en asuntos tales como la obligatoriedad de la lengua catalana, obligación que es claramente inconstitucional, tal y como dejó ya meridianamente claro el TC en una sentencia sobre idéntico tema, sentencia de la que fue ponente Francisco Tomás y Valiente.

"La guinda de este pastel de chantajes y amenazas contra el TC la han puesto, por ahora, doce periódicos catalanes publicando el mismo editorial. Un texto tan amenazador como mentiroso que sólo deja clara una cosa: el pluralismo político corre un serio peligro en Cataluña.

"¿Y qué va a ocurrir si el TC echa abajo (como es su obligación) algunas partes significativas del mentado Estatuto? Los políticos catalanes destilarán unas gotas más de victimismo, única fuente nutricia del catalanismo y del nacionalismo allí coligados… y como escribió Cervantes, “caló el chapeo, requirió la espada, miró al soslayo, fuese y no hubo nada”. Nada.

Joaquín Leguina Herrán
27/11/2009
http://www.joaquinleguina.es/la-guinda


"Yo voté dos veces a Zapatero y ahora sueño con él"
Federico Quevedo El Confidencial 3 Diciembre 2009

Este es un país maravilloso, pero lo que lo convierte en una pesadilla peor que la de Elm Street es este Gobierno de impresentables y su presidente a la cabeza en plan Freddy Krueger asaltando nuestros sueños. El otro día me lo decía un taxista: “Yo voté a Zapatero, y dos veces, y ahora sueño con él, se ha convertido en mi peor pesadilla, oiga…, se lo juro”. “Pues como usted –le dije- deben de estar todos lo que creyeron en él y ahora se acuerdan del día en que le votaron mientras hacen cola a las puertas de las oficinas del Inem”.

Ayer, cuando la estadística oficial daba un nuevo hachazo a nuestras expectativas de mejora, Rodríguez subía una vez más –he perdido la cuenta de los planes del Gobierno para salir de la crisis, todos ellos sin éxito alguno- a la Tribuna del Congreso para contarnos una nueva milonga que haría las delicias de Epi y Blas en un capítulo sostenible de Barrio Sésamo, mientras tres cooperantes españoles seguían secuestrados por terroristas de Al Qaeda en el Magreb, mientras casi cinco millones de españoles han perdido la esperanza de encontrar un puesto de trabajo, mientras nuestra diplomacia se esconde por la vergüenza que produce ser el hazmerreír de medio mundo, mientras el Gobierno nos espía y recorta nuestras libertades y nuestros derechos, mientras en este país los únicos que obtienen un trato de favor son los ladrones de la cueva de la SGAE, mientras a miles de niños se les aborta su derecho a vivir, mientras se permiten amenazas y coacciones a los tribunales de justicia y se ataca y se chantajea a quienes cumplen la ley y el respetan el Estado de Derecho, mientras se favorece la desigualdad entre españoles y la disgregación territorial de la nación, mientras se utilizan los resortes del Estado contra el principal partido de la oposición, mientras se manipula y se miente desde los medios de comunicación públicos, mientras millones de españoles contemplan como su país se ha convertido en un despojo…

No voy a seguir, pero esta es la realidad: no somos nada, no pintamos nada, todo el mundo se ríe de nosotros y a los ojos de los demás somos un país de tercera o cuarta fila. Es decir, y ya lo siento, una mierda. Y el único culpable, el único responsable de este hundimiento, se llama José Luis Rodríguez Zapatero, el mismo que ayer subía a la Tribuna del Congreso de los Diputados para contarnos, como les decía, una nueva milonga, otra más de esas ideas de todo a cien sacadas de la chistera de los eslóganes facilones y contradictorios a los que nos tiene acostumbrados este Gobierno de incapaces: Alianza de Civilizaciones, interrupción del embarazo, ejército pacifista, nación discutida y discutible, rey republicano, economía sostenible… Frases huecas y vacías de sentido y de contenido, y la mayor parte de las veces contradictorias e imposibles de casar, pero que le han servido a Rodríguez para ir construyendo la fachada de un discurso detrás del cual se esconde el asfixiante vacío de la nada más absoluta.

Lo que Rodríguez nos propone para salir de la crisis es un conjunto de obviedades que están muy bien para aligerar cargas burocráticas pero que distan mucho de ser un verdadero programa de reformas como le han pedido todos los sectores sociales y los organismos internacionales, con la única excepción de las centrales sindicales que son las únicas que no tienen el más mínimo interés en salir de la crisis y crear empleo. Eso, y una nueva amenaza a la libertad y un nuevo trato de favor a los artistas de la ceja ahora que por culpa de la crisis la recaudación del canon digital ha caído casi un 10%, no sea que la bolsa del botín de estos piratas merme demasiado y le acaben retirando su apoyo. A Rodríguez le van los piratas, los somalíes y los de la SGAE, y a todos ellos les llena las arcas con el tesoro de nuestros impuestos mientras la imagen de España en el mundo se hunde en lodo de su incompetencia y los delincuentes y criminales de cualquier signo y condición se rifan nuestros despojos. Solo hay una opción, una salida: ¡que se vaya! Que se vaya de una vez por todas y nos deje tranquilos para que podamos salir del inmenso pozo en el que nos ha metido.

http://twitter.com/Federicoquevedo y también en www.facebook.com

ÉL VOTO SÍ AL ESTATUTO CUANDO ERA DIPUTADO
Leguina: el editorial es "la guinda de un pastel de chantajes y amenazas"
El ex diputado de PSOE considera que el editorial amedrentador publicado la semana pasada por doce diarios catalanes es "la guinda de un pastel de chantajes y amenazas" contra el Tribunal Constitucional (TC). Leguina votó a favor del Estatuto cuando aún estaba en el Congreso.
LD/EUROPA PRESS 3 Diciembre 2009

Así lo pone de manifiesto Leguina en un artículo de su página personal de Internet, que recoge Europa Press, en el que carga contra el editorial, cuyo contenido, "tan amenazador como mentiroso", sólo deja clara, en su opinión, una cosa: que el pluralismo político "corre un serio peligro" en Cataluña.

"¿Qué va a ocurrir si el TC echa abajo (como es su obligación) algunas partes significativas del mentado Estatuto? --se pregunta el ex parlamentario socialista--. Pues que los políticos catalanes destilarán unas gotas más de victimismo, única fuente nutricia del catalanismo y del nacionalismo allí coligados".

A su juicio, algunos preceptos de la reforma catalán son "claramente inconstitucionales", entre los que cita la obligatoriedad de la lengua catalana, tal y como, recuerda, dejó ya claro el Alto Tribunal en una sentencia sobre idéntico tema de la que fue ponente Francisco Tomás y Valiente.

Leguina lamenta "la plaga de la demagogia" que "infecta" hoy a España a tenor del debate sobre la sentencia del Estatut, un texto "siempre conflictivo" porque "nunca gozó de consenso" ni en el Parlamento catalán ni en las Cortes y que fue aprobado en referéndum con un porcentaje de síes respecto al censo", simplemente, ridículo". "Así que menos lobos", apunta.

Pero lo cierto es que Joaquín Leguina voto sí al Estatuto en la pasada Legislatura, cuando aún era diputado. En octubre de 2006 en el programa de Telemadrid El Círculo a primera hora se le preguntó por esta cuestión y su respuesta fue significativa: "Claro, yo voto siempre lo que dice el dedo de quien me señala".

Aquí fue
En el País Vasco comienza la batalla hermenéutica por la interpretación del pasado y del significado político de las víctimas. De un lado, quienes banalizan los crímenes; de otro, quienes reservan a las víctimas un lugar en el futuro
IÑAKI UNZUETA, PROFESOR DE SOCIOLOGÍA DE LA UPV-EHU El Correo 3 Diciembre 2009

En el llamado Debate de los historiadores que tuvo lugar en la RFA, la cuestión que se dilucidaba era si el genocidio judío había sido un acontecimiento que dividía abruptamente la historia de Alemania en dos; o si, por el contrario, no era más que otro episodio de la cadena de violencia del siglo XX. Habermas pensaba que el genocidio judío condicionaba la identidad alemana y les impedía identificarse con el conjunto de su historia, por lo que había que embridar el nacionalismo por medio del patriotismo constitucional. El genocidio judío fue un fin en sí mismo. Sin embargo, lo esencial de esa 'matanza administrativa' que tuvo por objetivo eliminar a una categoría de la población fue, como señala Vidal-Naquet, que se trató de «un crimen dentro del crimen mismo». Esto significa que la comisión de los crímenes había que realizarla de tal suerte que no quedaran ni rastros ni testigos; y que la organización burocrática del exterminio diluyera la culpa y la responsabilidad.

Por ello, la figura del 'testigo' era fundamental para traer al presente el pasado que los nazis querían sepultar. Agamben dice que una de las razones para sobrevivir en un 'lager' era convertirse en un testigo. Ahora bien, esto puede interpretarse como que uno, para sobrevivir y dar testimonio de lo ocurrido, estaba dispuesto a sufrir las mayores penalidades; o que uno podía estar dispuesto a todo con tal de sobrevivir. Fue Primo Levi quien acuñó el término 'zona gris' para referirse a la ruindad moral de aquellas personas que los nazis habían logrado convertir en cómplices de sus asesinatos.

Agamben considera que el testimonio dictado por la supervivencia no era de fiar, pues cabe que estuvieran más interesados en la justificación de su comportamiento que en la verdad de los hechos. El único que podía ofrecer un testimonio fiable era el 'musulmán', llamado así por la postura encorvada que a modo de oración adoptaban miles de habitantes de los campos. 'Musulmán' era el que había alcanzado el máximo grado de deterioro físico y psicológico. Sin embargo, la paradoja es que si bien el 'musulmán' era el único que había apurado la experiencia del campo, se trataba de un muerto en vida que había perdido la palabra y no podía testificar. Por tanto, existen dos tipos de testigo: el 'musulmán', el no-hombre que ha tocado fondo, el hundido al que se le ha borrado la palabra; y el superviviente que ha descendido a los infiernos y conoce los límites de su testimonio.

En lo que respecta al mensaje del testigo existen dos tipos de política: la amnésica, que lo oculta y olvida, y la anamnética, que rescata la memoria y trata de poner al descubierto que detrás de todo crimen hay una injusticia. Porque como dice Reyes Mate en su excelente 'Memoria de Auschwitz': «No se trata de recordar para que no se repita, se trata de responder de la injusticia causada (.) Si resulta que sólo recordamos para que la historia no se repita, estaríamos como sacando el último jugo a los muertos en beneficio de los vivos. Bajo el señuelo de una reflexión responsable lo único que se oculta es nuestra propia supervivencia». Este 'recordar para que la historia no se repita' es el que subyace en la figura de la amnistía, pues identifica la paz con 'dejar de matar' sin hacer a los muertos justicia. La paradoja de la amnistía es que proclama el respeto a la vida de los vivos e ignora la vida -alegrías, penas, esperanzas- frustrada de los muertos. La amnistía cancela el pasado y no repara la injusticia. Hacer justicia es trasladar la voz del testigo al oyente, es lo que Primo Levi en 'Si esto es un hombre' les decía a sus lectores: «Los jueces sois vosotros».

En el País Vasco comienza ahora la batalla hermenéutica de interpretación del pasado y del significado político de las víctimas. De un lado se encuentran los que banalizan los crímenes, sea envolviendo a las víctimas en un manto de silencio o despreciándolas cual florecillas aplastadas por la marcha de construcción nacional. Enfrente, los que interpretan las maniobras silenciadoras como la prueba de que el enemigo anda suelto y sigue con su amenaza. La batalla se dirime entre los que borran el significado político de las víctimas, separando cuidadosamente los asesinatos del pasado de la política futura; y quienes creen que hay que traer el pasado al presente y proyectarlo sobre el futuro, porque dar la espalda a las víctimas, como dice Reyes Mate, «lleva a la repetición del crimen, pues el criminal sabe que en ese futuro él siempre tendrá un lugar asegurado. Basta con que deje de matar».

Después de Auschwitz Habermas proponía el patriotismo constitucional como modo de embridar el nacionalismo en Alemania. En el País Vasco, después de varias décadas de terrorismo, ningún proyecto político debería contener ninguno de los impulsos por los que más de ochocientas personas han sido asesinadas. Es lo que propone Joseba Arregi cuando señala que «la memoria de las víctimas ha de estar presente en el nuevo marco jurídico-político que defina la realidad de Euskadi (.) y ese documento político no puede llevar ninguna referencia ni a la autodeterminación ni a la territorialidad». El estremecedor film 'Soah' de Claude Lazmann comienza con las palabras de Simon Srebnik cuando, al cabo de cuarenta años, regresa al antiguo campo de exterminio: «Sí, éste es el lugar». «Aquí fue». En Chelmno, sin rastro ya de las instalaciones de exterminio, cubierto el campo por hierba fresca y bajo el gorjeo de los gorriones roto a veces por el graznido de la corneja, sólo Simon veía lo que nadie más podía ver. El proceso de reconciliación comienza cuando la mirada de la víctima tiene un lugar reservado en el futuro y cuando el criminal avergonzado reconoce su injusticia.

CONGRESO | Sesión de control al Gobierno
Zapatero 'desea' que el TC respalde el 'sentimiento amplio' de los catalanes
Afirma que espera que la sentencia 'confirme la constitucionalidad' del Estatut
Marisa Cruz | Madrid El Mundo 3 Diciembre 2009

El presidente del Gobierno ha asegurado que "respeta" el editorial publicado hace una semana por 12 periódicos catalanes reclamando una sentencia del Tribunal Constitucional favorable al estatuto de Cataluña, porque "expresa el sentimiento amplio de la sociedad catalana que desea autogobierno, que nadie utilice su voluntad para enfrentar territorios y que desea seguir aportando todo lo que ya ha aportado en términos históricos, políticos, económicos y culturales a la España democrática".

José Luis Rodríguez Zapatero se ha expresado en estos términos durante la sesión de control en el Congreso de los Diputados, cuando el diputado de IU-ICV, Joan Herrera, le ha instado a pronunciarse sobre el texto refrendado por los 12 medios de comunicación catalanes ante el temor de que la sentencia del Constitucional recorte aspectos clave de la ley orgánica catalana.

Zapatero ha reiterado que cuando la sentencia se emita todo el mundo deberá "acatarla" y ha insistido en que él no quiere hacer valoraciones previas sobre la misma. Sin embargo, ha asegurado que "desea" una sentencia que "confirme la constitucionalidad del Estatuto" y que, por tanto, "reciba el apoyo de la inmensa mayoría de los ciudadanos y de los catalanes".

El presidente aspira a que el TC "trabajando con libertad, autonomía e independencia" emita una sentencia que "consolide el proyecto de desarrollo territorial de España" que tiene, ha añadido, "una pieza clave en el Estatuto de Cataluña". "Si tuviera que votar de nuevo el Estatut", ha recalcado, "lo votaría con el mismo convencimiento de su constitucionalidad".

Zapatero votaría otra vez el Estatuto por ser «constitucional»
M. C. | MADRID ABC 3 Diciembre 2009

El editorial conjunto que publicaron la semana pasada 12 periódicos editados en Cataluña, para presionar al Tribunal Constitucional ante la próxima sentencia sobre el Estatuto de Autonomía, protagonizó ayer la sesión de control al Gobierno en el Congreso. Ante una pregunta del diputado Joan Herrera (ICV), sobre su opinión respecto al editorial, Rodríguez Zapatero mostró su respeto a ese texto periodístico, «como a todos los editoriales», y prometió que no va a hacer juicios previos antes de conocer la sentencia del TC. Eso sí, expresó una lista de «deseos».

«Deseo una sentencia del Constitucional que reciba el acatamiento y el apoyo de la inmensa mayoría de los ciudadanos y los catalanes», afirmó primero el presidente del Gobierno. Acto seguido mostró su apoyo al Estatuto catalán en los términos en que fue aprobado, gracias a su impulso y empeño personal: «Deseo que la sentencia confirme la constitucionalidad del Estatuto de Autonomía. Deseo que el Tribunal Constitucional trabaje con libertad e independencia, y deseo que consolide el proyecto de desarrollo territorial de España, que tiene en el Estatuto de Cataluña una pieza importante». Para rematar sus deseos, confesó una realidad: si tuviera que votar hoy el Estatuto, «lo votaría con el mismo convencimiento sobre su constitucionalidad».

Profetas del apocalipsis
El diputado de ICV -partido que gobierna con los socialistas en Cataluña- denunció la «politización inaceptable del Tribunal Constitucional», y quizás para demostrar quién quiere politizar a quién, aseguró que es «un corazón enfermo que necesita una intervención». Y como ya es habitual, predijo el apocalipsis: «Está en juego el pacto constitucional». Los profetas del fin del mundo constitucional siempre callan en ese punto y nunca dicen qué esperan que ocurra después.

En la sesión de control, el PP volvió a enfrentarse con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, por el «caso Faisán». El debate cae cada semana un poco más bajo y ayer se quedó en un mero intercambio de improperios de escasa calidad.

Tampoco faltó otra pregunta «fija» del PP, en este caso dirigida al vicepresidente tercero, Manuel Chaves, por la subvención que recibió una empresa en la que trabajaba su hija en Andalucía. Los populares le exigieron explicaciones por sus «mentiras» en el Parlamento, y Chaves recomendó a sus señorías populares que acudan al «psicólogo» para tratarse la «obsesión enfermiza» que tienen con él.

La sesión, que comenzó con el debate sobre la economía sostenible a las nueve de la mañana, acabó pasadas las tres de la tarde. En la recta final, José Bono, con prisas evidentes, pidió a los diputados que no aplaudieran tanto para poder acabar antes.

Mucho ruido y pocas voces
VALENTÍ PUIG ABC 3 Diciembre 2009

LAS posiciones de concordia siempre son las más desfavorecidas cada vez que se forman las grandes polvaredas de la cuestión catalana. En realidad, ¿cuál es esa cuestión? Definirla es cada vez más ímprobo, si consideramos el alto grado de autonomía de Cataluña, sus competencias educativas -por ejemplo- y el ámbito de su política lingüística. En cada revés político catalán, fragores de muchos decibelios intervienen en la vida política de toda España. Mucho ruido, por lo general, y pocas voces
.
No ha sido siempre así. Fue paradigmática la franqueza con que Unamuno y el poeta Joan Maragall hablaron de la cuestión. Ortega mantuvo una gran lucidez. Pla ha sido muy realista en sus consideraciones sobre Cataluña y España. Lo fue el historiador Vicens Vives. Y hay dos Azañas, el Azaña en el debate del estatuto catalán y el Azaña que como presidente de la República se ve desamparado en la Barcelona de la guerra civil.

En 1965, Julián Marías publica en «El Noticiero Universal» de Barcelona una serie de artículos sobre Cataluña con el título genérico «Consideración de Cataluña», al poco editados como libro. El escritor Maurici Serrahima acude a Madrid y da una conferencia como respuesta. En 1967 se publica el libro «Realidad de Cataluña», y después en lengua catalana. Son voces como esas las que hoy nos hacen tanta falta. Marías es el pensador de la España inteligible, el fiel orteguiano, la integridad intelectual indefectible, el testimonio directo y partícipe de cómo Madrid entra en el caos final mientras Besteiro y el coronel Casado intentan evitar más muerte y destrucción. Serrahima, hombre de la democracia cristiana, fino crítico y memorialista, colaborador de «Esprit», pasó largos días en una checa de la Barcelona de la guerra acusado de ser el jefe de Falange en la ciudad. En los sesenta, Marías y Serrahima sabrán de lo que hablan cuando se tiendan la mano y expresen sus discrepancias. No es cualquier cosa que ambos fuesen luego senadores reales.

La lengua catalana y Cataluña como nación aparecen en los argumentos y réplicas. Claro que no eran tiempos para formulaciones políticas explícitas. Serrahima, amparándose en la doctrina de la UNESCO, invoca el derecho a una enseñanza en la lengua materna. Hoy, más que entonces, la lengua materna de por lo menos la mitad de los ciudadanos de Cataluña es el castellano. Marías insiste en lo absurdo que es no recibir la enseñanza de esa lengua materna, un catalán cuya existencia incomoda a veces en el resto de España. Serrahima defiende la vitalidad de la lengua catalana, aún más allá de los años de decadencia. Con los años, al redactarse el estatuto catalán, Marías reafirmaría su tesis de que los catalanes tienen dos lenguas: el catalán, su lengua privativa, y el español, la lengua general de España.

A inicios de un nuevo siglo, con la simultaneidad global de Internet, cíclicamente asoman en España la oscilación -como decía Marías entonces- entre dos extremos erróneos: la sustantivación de lo diferencial y la negación de la personalidad irreductible de Cataluña. Maurici Serrahima reconocía en la actitud de Julián Marías «un evidente deseo de comprensión y objetividad». ¿Estamos hoy por no abandonar esa labor a pesar de que Cataluña haya avanzado institucionalmente de tal modo que en 1965 nadie hubiese sido capaz de imaginar? ¿No debiera ser ese avance un elemento para la convergencia y no para la discordancia? Marías da en la clave cuando dice que, cuando se piensa, un imperativo esencial es seguir pensando.
www.valentipuig.com

Nuestro gran timonel forofo
HERMANN TERTSCH ABC 3 Diciembre 2009

YA saben todos Ustedes que una de las herencias pesadas que les dejamos nosotros los españoles a los latinoamericanos es nuestra puñetera manía de la impuntualidad. Ni Carlos I de España y V de Alemania, ni su hijo Felipe II, con todo su rigor extremo en tantas cosas, lograron generar cierto respeto por el horario establecido y pactado previamente entre nosotros. Esta especie de relajación ya no es exclusivamente española y latina. Conozco a nietos de Junckers prusianos, aquellos hidalgos de las tierras más orientales de la antigua Alemania que llegan a las citas con media hora de retraso y sin el menor remordimiento. Sus abuelos quizás no los hubieran fusilado por ello, pero les habrían retirado la palabra durante décadas y quizás también la herencia. Pero les voy a hablar de un caso muy peculiar que nos afecta a todos. Porque todos hicimos alarde de grosería, zafiedad y mal comportamiento el pasado domingo, por delegación en ese presidente del Gobierno que una mayoría de todos Ustedes votó de nuevo para el cargo el año pasado a pesar de ser hoy probablemente el mayor fiasco de liderazgo en Europa y sin duda el dirigente que más daño en menos tiempo ha hecho en tiempos de paz en este continente desde que la memoria nos responde.

El pasado domingo, el comienzo del acto inaugural de la Cumbre Iberoamericana en Estoril estaba previsto a las ocho de la tarde. Lo dicho, ya sabemos que algunos de nuestros hermanos latinoamericanos tienen nuestros genes de impuntualidad. Varios llegaron diez minutos tarde. Alguno incluso alcanzó a abusar de ese cuarto de hora que se dice de cortesía por cuestiones de tráfico, que no tiene ninguna excusa cuando los que han de moverse son personas con escoltas, policía de tráfico abriendo paso y muchas veces calles cerradas para evitar contratiempos. La cosa es que a las ocho y cuarto estaba toda la Cumbre Iberoamericana reunida y sólo faltaba una delegación. Esa delegación era la española. El Rey estaba perfectamente preparado y esperando a la delegación una hora antes. Y fue cogiendo un muy considerable cabreo cuando comprobó que el tiempo se echaba encima y que no había noticia de la delegación gubernamental que preside, como no puede ser de otra manera, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Éste no es nieto de un Juncker prusiano, sino de un abuelo franquista y otro que, por haber participado en la represión de la revolución de Asturias, se equivocó de lado a la hora de decidirse con quién estar en los primeros días del levantamiento franquista. Se entregó al bando de Franco en León cuando podía haberse ido libre y directamente a las filas republicanas. Pensaba que estaba más seguro con los alzados en armas. No fue así y lo ejecutaron. Lo que no quiere decir en absoluto que no hubiera corrido la misma suerte en el otro bando. En todo caso, ni su abuelo franquista, del que nunca habla y que era quien le compraba las chuches de pequeño, ni el capitán Lozano, el abuelo del que presume y nunca conoció, le pudieron enseñar puntualidad y respeto a su propio cargo y a las instituciones democráticas. Ni siquiera al Rey. Porque el Rey no puede llegar a un acto antes que su primer ministro.

Y por eso, cuando todos los puntuales e impuntuales latinoamericanos y los anfitriones portugueses estaban hartos de esperar y el Rey de España con un enfado monumental, se supo cuál era la razón de tan dolorosa espera. El señor Rodríguez Zapatero había dicho a su corte que él no se movía hacia la inauguración de la cumbre hasta que se pitara el final del partido entre el Barcelona Club de Fútbol y el Real Madrid que se estaba retransmitiendo en esos momentos. El Rey le estuvo esperando tres cuartos de hora y los otros participantes un poco más. Nadie sospecha que si hubieran estado presentes el dictador de Cuba o el caudillo de Venezuela, ambos ausentes, hubiera llegado antes Zapatero. Fue sencillamente la gesta de un culé.

Mediterráneo occidental y terrorismo global
FERNANDO REINARES, Catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos Investigador Principal del Real Instituto Elcano ABC 3 Diciembre 2009

El terrorismo global, es decir el terrorismo relacionado directa o indirectamente con Al Qaeda, sigue siendo una amenaza común al Mediterráneo Occidental. Aunque su significado varía de una a otra orilla del mismo, oscilando entre la definición que de dicho fenómeno se hace como problema de seguridad interior en las democracias del sur de Europa y el factor de inestabilidad política en que puede llegar a convertirse para los regímenes del norte de África. Tampoco sus avatares son uniformes, ni siquiera en cada uno de esos ámbitos. En Argelia, los atentados son frecuentes y, en los últimos dos años y medio, una porción significativa de los mismos de carácter suicida y considerablemente letales. En Marruecos, Túnez y Libia no ocurre así, pero sus respectivos servicios de seguridad han desarticulado recientemente un buen número de células o redes terroristas, deteniendo a centenares de individuos.

Mientras, el escenario del terrorismo global se amplia desde el Magreb hacia países situados en la franja del Sahel, como Mauritania, Mali o incluso Níger.

Al mismo tiempo, ese terrorismo relacionado con Al Qaeda que se encuentra establecido en la ribera sur del Mediterráneo occidental se proyecta hacia el norte. No sólo afecta a ciudadanos e intereses europeos en la región norteafricana. Implica una amenaza para países como Francia, España o Italia en el interior de sus respectivos territorios nacionales e incluso para otros más septentrionales, como Bélgica, Países Bajos o Dinamarca. Una mayoría de los individuos detenidos durante los últimos años en el sur de Europa por actividades relativas a aquel terrorismo tenía orígenes o conexiones magrebíes. Aun cuando estaban implicados sobre todo en la movilización de recursos humanos y económicos que trasladar al norte de África, los hay que preparaban atentados en suelo europeo. En unos casos se trata de marroquíes, argelinos, tunecinos o libios que son inmigrantes de primera generación. En otros, a quienes pertenecen a esa categoría se añaden individuos correspondientes a las llamadas segundas o terceras generaciones.

A uno y otro lado del Mediterráneo Occidental, entre los actores del terrorismo global que se desenvuelven por la demarcación sobresale Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Esta entidad surgió como tal a inicios de 2007, a partir del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), a su vez escindido hacia 1998 del Grupo Islámico Armado (GIA) que se había formado al comenzar la década de los noventa. Aquel primero terminó por fusionarse con Al Qaeda, tras haber internacionalizado de manera progresiva su agenda, hasta adoptar una panislámica. Esa trayectoria fue debida en buena medida a los estrechos vínculos mantenidos por el GSPC con la extensión iraquí de la estructura terrorista que lideran Osama Bin Laden y Ayman al Zawahiri, cuando su dirigente era el jordano Abu Musab al Zarqaui. Inmediatamente después de que aquel grupo se convirtiera en el cuerpo central de la nueva rama norteafricana de Al Qaeda se manifestaron alteraciones en la ejecución de sus atentados, entre las que destaca la introducción del terrorismo suicida.

En junio de 2007, tras los espectaculares atentados del 11 de abril en Argel, que evidenciaron el nuevo repertorio de violencia adoptado por Al Qaeda en el Magreb Islámico, su líder, Abu Musab Abdeluadud, dijo que dicha organización «fue creada para ensalzar la palabra de Dios y el Estado del Corán y para liberar a los pueblos del Magreb del puño de corruptos, tiranos y traidores, reconstruyendo la sociedad en base a la justicia, la religión y la moralidad, lo que llevará a la unidad espiritual, geográfica y política, acabando con la división y las diferencias». Enunciado islamista y panmagrebí al cual añadía: «la unidad de los muyahidín del Magreb Islámico junto con los de Oriente, bajo un mismo estandarte y un mismo emir, constituye una iniciativa histórica con la que los muyahidín consiguen algo de gran interés estratégico que teme Occidente, y sus consecuencias pueden ser determinantes para al porvenir del combate entre Occidente y el Islam». Al Qaeda en el Magreb Islámico enmarca pues su actuación regional en la estrategia global de Al Qaeda.

Ello supone, por una parte, que en su punto de mira están principalmente los regímenes norteafricanos, a cuyos mandatarios critica de manera implacable. Por otra, que las sociedades magrebíes constituyen su población de referencia. Ahora bien, en un comunicado de febrero de 2007, AQMI señalaba como sus «verdaderos enemigos» a «la alianza del mal de los judíos, los cruzados y sus esclavos los apóstatas y quienes les ayudan». En enero de 2009, su emir hablaba de golpear «los pilares de la alianza satánica, compuesta de judíos, cristianos y renegados», recordando la impronta a la vez takfir y antioccidental de su ideario. Esta segunda orientación tiene implicaciones para ciudadanos e intereses extranjeros, en especial europeos, norteamericanos e israelíes. Eso sí, la extensión norteafricana de Al Qaeda ha heredado del GSPC una especial hostilidad hacia Francia. Pero su declarada animadversión hacia España no es menos notable.

Sin embargo, Al Qaeda en el Magreb Islámico, pese a haber perpetrado alrededor de media docena de atentados al mes desde su constitución, no se ha convertido en la organización panmagrebí que pretendía. Su influjo se deja sentir en toda la región, pero es dentro de las fronteras argelinas donde han tenido lugar la inmensa mayoría de aquellos actos de terrorismo. El éxito de Abu Musab Abdeluadud y los suyos en amalgamar excedentes de otros grupos armados magrebíes de similar orientación ideológica, hoy extinguidos o en decadencia, ha sido limitado y su liderazgo es aún exclusivamente argelino. Además, las víctimas de Al Qaeda en el Magreb Islámico son sobre todo argelinas y por añadidura musulmanas, ocasionadas tanto en ataques contra policías o militares del país en que opera preferentemente como en atentados suicidas más indiscriminados cometidos en el mismo. Esta realidad parece haber incidido negativamente sobre su imagen social, tanto en Argelia como en el resto del Magreb.

Más allá de Argelia, los logros fundamentales de AQMI se refieren a unos pocos atentados cruentos en Mauritania, el mantenimiento de cierta infraestructura sahariana para el adiestramiento, la articulación de algunas células adscritas que incorporan súbditos de otros países de la región y el aprovechamiento de condiciones favorables al secuestro de transeúntes europeos o norteamericanos. Desde 2008, por sí misma o en colaboración con bandas criminales de la zona o rebeldes tuareg, ha secuestrado a más de una decena de occidentales. Cobrar dinero no es el único factor que determina la suerte de los rehenes -cuestión esta en la que por razones de prudencia no entraré ahora, dadas las circunstancias por las que atraviesan tres ciudadanos españoles-. Pero, hasta el mes pasado, Al Qaeda en el Magreb Islámico había recaudado, por liberar personas secuestradas, una cantidad que en millones de euros se contaría con dos dígitos. Estos dividendos del chantaje hacen posible que el terrorismo global se reproduzca en y desde el norte de África. Motivo suficiente de reflexión para nuestras sociedades y de acción colectiva por parte de los gobiernos occidentales, en particular de los europeos.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

sanidad
Bengoa cree que la euskaldunización en Osakidetza debe ser más "progresiva"
El consejero de Sanidad del Gobierno vasco ha asegurado que, de seguir con la actual línea, se podrá "tener a todos los profesionales" que se pretende mantener en Euskadi
EUROPA PRESS | BILBAO El Correo 3 Diciembre 2009

El consejero de Sanidad del Gobierno vasco, Rafael Bengoa, ha asegurado hoy que la euskaldunización en el Servicio Vasco de Salud debe ser "más progresiva" con el objetivo de mantener y atraer profesionales sanitarios a Euskadi.

En un desayuno informativo del Forum Europa celebrado en Bilbao, Bengoa ha aludido a la euskaldunización de Osakidetza que, en su opinión, es un objetivo "importante". No obstante, ha apostado por hacerlo "de forma más progresiva" porque, de seguir con la actual línea, se podrá "tener a todos los profesionales" que se pretende mantener en Euskadi, "tener aquí y atraer hacia aquí". "Creemos que estamos todos de acuerdo con el fin último de la euskaldunización de Osakideteza, pero creo que es importante hacerlo de una forma más progresiva", ha explicado.

El consejero también ha recordado que la intención de su departamento es abrir OPEs en algunas especialidades médicas a lo largo de la legislatura, aunque con la actual crisis económica habrá que esperar al mejor momento para poder hacerlo.

El copago "no servirá para financiar el sector"
Bengoa ha señalado que el copago "no nos sirve para financiar el sector". El consejero ha dicho que "puede ser un proceso disuasivo para el exceso de demanda, pero no es una forma de financiación". Sin embargo, según ha manifestado "apostaría mucho más e invertiría mucho más en los procesos educativos" dado su carácter de medida "estructural". "Poco a poco, me gustaría que los enfermos crónicos supieran gestionar sus patologías", ha añadido.
Bengoa ha remarcado que el sistema vasco de salud soporta una demanda "brutal" con una media de diez visitas anuales por persona al médico, la cifra más alta entre los países de la OCDE. Además, el envejecimiento de la población, unido al incremento de la esperanza de vida, ha hecho que Euskadi cuente con lo que ha denominado una "epidemia" de enfermos crónicos para la cual el sistema de salud "no está preparado".

Tras incidir en que la CAV cuenta con un buen sistema para curar a los pacientes agudos, ha abogado por adaptarse al contexto actual y crear un sistema nuevo para atender el aumento de pacientes crónicos. Según ha dicho, el 70% de las personas mayores sufre más de una enfermedad crónica.
Además, ha indicado que la sanidad vasca gasta actualmente una cantidad económica equivalente al 7,8% del PIB de la comunidad pero ha adelantado que el envejecimiento de la población conllevará un incremento de esta cifra en los próximos años, situándose entre el 12% o el 13% del Producto Interior Bruto vasco en 2025. El actual diseño del sistema sanitario "no será sostenible", según ha subrayado.

Pacientes crónicos
Bengoa ha añadido que los enfermos crónicos "van a ser la prueba de fuego" para el sistema y, como ejemplo, ya apuntado algunos datos esclarecedores de la importancia actual de este colectivo. Así, ha afirmado que 7 de cada 10 muertes en Euskadi están relacionadas con las enfermedades crónicas, que el 72% del gasto sanitario corresponde a personas con este tipo de enfermedades para las que no existe cura y que, además, dos tercios del incremento del gasto sanitario se debe a ellos. En concreto, cada enfermo crónico supone un gasto anual de 16.000 euros anuales de media para el sistema, frente a los 900 euros de los pacientes que no están aquejados por este tipo de patologías.

Pero, ¿qué hacer para reconfigurar el sistema y lograr una mejor atención a este colectivo de enfermos que suponen entre el 70% y el 80% de los usuarios?. Bengoa se ha mostrado partidario de "priorizar" las prestaciones para analizar qué debe entrar y qué no debe entrar en el sistema porque, según ha indicado, "no podemos incorporar absolutamente todo".

Asimismo, se ha mostrado partidario de crear un entorno para gestionar a los pacientes crónicos proponiendo, por ejemplo, una "estratificación" de los usuarios del sistema de salud en función del riesgo para poder incidir en los que más lo necesiten. Del mismo modo, Bengoa ha abogado por optimizar los procesos, llevar a cabo mejores prácticas y reducir los errores de la sanidad, que actualmente suponen entre un 7% y un 10% de las atenciones totales, y reducir los costes no clínicos.

El consejero ha asegurado que su equipo sabe lo que tiene que hacer y que es "optimista". Entre otras medidas, ha apuntado la necesidad de impulsar activamente la teleasistencia para que el paciente pueda ser cuidado en su propio domicilio. Del mismo modo, ha apostado por "reconectar" con los profesionales para buscar una "cogestión" del sistema y con los usuarios para intentar involucrarles en la "corresponsabilización" de su enfermedad. Además, se ha mostrado partidario de impulsar en mayor medida el trabajo en equipo y de innovar, aprovechando las tecnologías.

Con respecto al copago, ha explicado que "uno podría decir que introduciendo un copago rápido uno corresponsabiliza a los usuarios y vendrán menos al sistema". Sin embargo, ha precisado que "el problema del copago es que tiene una serie de efectos perversos porque afecta más a los que menos tienen". "El copago me podría puede estar solucionando algunas cosas muy coyunturales pero lo que nos hace falta a largo plazo es que los ciudadanos en este país tengan un control de su enfermedad y les hayamos ayudado a trabajar el control de su enfermedad", ha concluido.

Absentismo laboral
Por otro lado, Bengoa se ha referido al "alto" porcentaje de absentismo laboral entre los trabajadores de Osakidetza, en torno al 10%, y aunque ha reconocido que "es muy difícil" ser médico o enfermera por el "desgaste" del empleo, se ha comprometido a intentar reducirlo.
En relación ala utilización de los servicios de urgencias por parte de la población vasca, ha dicho que no existe una sobreutilización, aunque sí ha reconocido que el sistema necesita "reforzarse" en algunos lugares. Eso sí, a su juicio, el "problema" está en los altos ratios de utilización de los servicios de atención primaria (con una media de diez visitas anuales por persona).

FIESTA DE LA CONSTITUCIÓN
El nacionalismo censura a López por «ir contra la mayoría social»
PNV, Aralar, EA y EB arremeten duramente contra el lehendakari por festejar la Constitución y le niegan representatividad
O. B | BILBAO. El Correo 3 Diciembre 2009

Las arremetidas contra el lehendakari arrecian desde la oposición, ahora por el gesto, cargado de simbolismo, de acudir personalmente a los actos protocolarios en conmemoración de la Constitución que cada año se celebran el 6 de diciembre en Madrid. Patxi López, que romperá así la tradición sostenida durante tres décadas por un PNV que siempre ha argumentado que Euskadi se abstuvo mayoritariamente en el referéndum constitucional y por lo tanto nada tiene que celebrar, recibió ayer agrias críticas no sólo de los jeltzales, sino también de Aralar, EA y EB. Todos ellos negaron que represente a Euskadi con su presencia, pusieron en duda su concepto de «normalidad» democrática y le acusaron incluso de posicionarse «contra la mayoría social» del país.

Pese a que PSE y PP suman con sus escaños la mayoría absoluta del Parlamento vasco, los jeltzales afearon duramente a López un gesto que consideran «un error» e incluso ofensivo para la mayor parte de los ciudadanos vascos, que, recalcaron, siguen siendo nacionalistas y rechazan la Carta Magna, entre otras cosas, porque no recoge el derecho a decidir. De hecho, ninguno de los tres ex lehendakaris del PNV -Carlos Garaikoetxea, José Antonio Ardanza y Juan José Ibarretxe- acudieron nunca a la ceremonia presidida por el Rey. Tampoco al desfile de las Fuerzas Armadas en el Día de la Hispanidad, otra costumbre enraizada que también quebró el Gobierno del PSE, al enviar al consejero de Interior, Rodolfo Ares, acompañado por la presidenta del Parlamento, Arantza Quiroga, a presenciar la parada militar.

Obsesión por las banderas
Para los jeltzales, vistos los antecedentes y teniendo en cuenta también «la obsesión por las banderas» del Ejecutivo López, no resulta sorprendente su presencia en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso. Fueron dos relevantes dirigentes jeltzales los que se pronunciaron, Iñaki Gerenabarrena e Iñigo Iturrate, en plena ofensiva peneuvista contra el «desmantelamiento» de los símbolos hasta ahora vigentes que habría emprendido, dicen, el Gabinete socialista. El líder alavés consideró que López «se equivoca de arriba a abajo» porque «va en contra de lo que piensa la mayoría política real de este país» y festeja un texto con el que muchos vascos «no se sienten cómodos». Sonó a aviso, igual que las palabras del vicepresidente segundo de la Mesa, que tampoco se sorprendió por el gesto porque, en su opinión, la acción política del Gobierno vasco «se basa» en «deshacer» el trabajo de sus predecesores o «afearles conductas». Según Iturrate, todo se engloba en «eso que se ha dado en llamar normalidad» y recordó que los nuevos símbolos son tan «respetables» como los anteriores pero generan, dijo, menor consenso y representan a «menos ciudadanos».

La parlamentaria de Aralar Aintzane Ezenarro consideró que «no es normal para la mayoría de la sociedad vasca» festejar la Constitución. Ikerne Badiola, de EA, advirtió a López de que «no podrá hablar en nombre de Euskadi» en ese acto porque la Carta Magna «no restituyó los derechos históricos de Euskal Herria». El líder de EB, Mikel Arana, aseguró que López «sólo representará a los votantes del PP y a parte de los del PSE».

Más de 11.000 personas se sublevan en internet contra el «reino de Cataluña»
La investigación genética de los nacionalistas con su «rey Pere II» genera una masiva movilización en la red social Facebook y la reacción de historiadores.
Más de 11.000 personas se sublevan en internet contra el «reino de Cataluña»
La tumba medieval del rey Pedro III de Aragón resistió a los intentos de saqueo
ROBERTO PÉREZ |ZARAGOZA ABC 3 Diciembre 2009

«Basta de manipular la Historia. La corona catalano-aragonesa nunca existió». Ése es el título del foro creado en el seno de la red social Facebook al que hasta ayer ya se habían sumado 11.100 usuarios, 2.000 más que la víspera. La cifra crece con rapidez en este movimiento surgido contra el empeño de la Generalitat por defender la existencia de un supuesto «reino de Cataluña».

Este foro de Facebook deja claro cuál es su objetivo y su razón de ser: «Ya estamos hartos de que los políticos catalanes manipulen la Historia a su antojo para conseguir sus fines políticos. Que lo sepa todo el mundo, nunca existió una corona catalano-aragonesa ni Cataluña fue un reino».

Y miles de mensajes dan fe de la indignación provocada por las declaraciones del consejero catalán de Cultura, Joan Manuel Tresserras, a vueltas con la investigación de los restos mortales del rey Pedro III, al que el nacionalismo catalán prefiere denominar «Pere II».

Una preferencia que, como explica el historiador aragonés Domingo Buesa, no es casual: los nacionalistas catalanes no reconocen ningún rey de la Corona de Aragón anterior a Alfonso II, y consideran a éste como el primer rey de ese supuesto linaje real catalán que nunca existió

«Ya estamos hartos de que los políticos catalanes manipulen la Historia a su antojo para conseguir sus fines políticos»

Entre los antecesores de Alfonso II estuvo el rey de Aragón Pedro I. Y a Alfonso II les siguieron Pedro II, Jaime I y Pedro III. Los restos hallados y cuyo ADN se va a estudiar bajo los auspicios de la Generalitat son los de Pedro III. Pero el nacionalismo catalán prefiere llamarlo «Pere II», porque así borra de la historia al rey Pedro I, parte del Reino de Aragón cuya existencia obvian.

Ese Reino dio paso a la Corona de Aragón cuando sumó para sí, por la vía del matrimonio, el Condado de Barcelona. «Surgió cuando la reina Petronila de Aragón se casó con el conde Ramón Berenguer IV de Barcelona, y el hijo de ambos, Alfonso II, fue el primer rey de la Corona de Aragón», explica el historiador Domingo Buesa. Y subraya: «Se llama Corona de Aragón porque el título real lo aporta la dinastía aragonesa. Decir lo contrario, hablar de una corona catalano-aragonesa» y considerar como primer rey de la misma a Alfonso II «es mentir».

Buesa se cuenta entre los historiadores que han pedido una reacción oficial ante el empeño del nacionalismo catalán por reescribir la Historia: «Creo que ya vale de pasar por alto estas muestras de malévola ignorancia».

«Un invento absoluto»Por su parte, el asesor de las Cortes de Aragón en materia de Historia, Guillermo Redondo, insiste igualmente en que «es un invento absoluto» hablar de «corona catalano-aragonesa». «Históricamente, jamás aparece esa denominación», subraya.

En el foro de Facebook abundan —por miles— los mensajes de indignación que apuntan a que se debe plantar cara al empeño catalán por desvirtuar la Historia de la Corona de Aragón.

Mientras tanto, la Consejería de Cultura del Gobierno aragonés, que dirige la socialista María Victoria Broto, prefiere no contestar a la Generalitat. Fuentes de la Consejería aragonesa de Cultura indicaron que no había reacción oficial al respecto. Pero sí la ha habido desde las filas del PAR, socios del PSOE en el Gobierno de Aragón.

El PAR ha acusado a la Generalitat de «profanar» la Historia y la cultura a su antojo, y califica de «imperdonable» que Tresserras haya hablado del «rey Pere II de la corona catalano-aragonesa». «En algún momento habrá que poner límite a este tipo de cosas», advierte la secretaría de la Comisión de Aragonesismo del PAR, Ana Belén Hernández.

Recortes de Prensa   Página Inicial