AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 18 Diciembre  2009

 

Oprobio y vergüenza
Lázaro Conde Monge Minuto Digital  18 Diciembre 2009

La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española. (Artículo 2 de la vigente desde Diciembre de 1978).

Se agotan los adjetivos peyorativos, para calificar al régimen político instalado en España por el actual presidente del Gobierno, después de su inesperada victoria en las elecciones generales celebradas el 14 de marzo del año 2004 a los tres días justos del terrible atentado terrorista que causó 192 víctimas mortales y centenares de heridos de diversa consideración. Ante el caos absoluto que caracteriza la situación actual, tanto en el ámbito económico como, lo que es aún más grave en el constitucional, no se debe guardar un silencio que implique además de impotencia, la sumisión bovina a la incompetencia y falta de escrúpulos de un Gobierno desnortado.

Quienes consideramos la libertad como un don inapreciable y compartimos sin reservas la afirmación evangélica de que la verdad nos hace libres, estamos obligados a manifestar en las penosas circunstancias actuales nuestros sentimientos de ignominia, afrenta y deshonra englobados en el término oprobio, a los que han conducido a nuestra Patria la incompetencia y el rencor de la casta política dirigente. Como lógica consecuencia de tales sentimientos, se acentúa cada día más la vergüenza generalizada ante la actual situación de España. Calificar como progresista de izquierdas, la política emprendida por el iluminado presidente del Gobierno, desde el inicio de su nefasta gestión, constituye un auténtico sarcasmo ya que este carácter, pregonado como seña de identidad del socialismo que patronea, anula su anterior condición de obrero y español. Baste constatar que cuando el paro avanza inexorable rumbo a cinco millones, la ostentación, el derroche y el lujo constituyen para sus dirigentes una característica sobresaliente de este peculiar socialismo, popularmente denominado de alfombra roja.

La desafección del pueblo español hacia el señor Rodriguez Zapatero se manifiesta de forma absolutamente mayoritaria, al evaluar el siniestro balance que ofrece su disparatada gestión, transcurridos más de cinco años desde su acceso al poder en las tristes circunstancias conocidas por todos. Consecuencia de esta desafección es latotal desconfianza ante la continuidad de sus palpables errores y la opinión, que se va imponiendo por momentos, de que el presidente debe adoptar decisiones drásticas que van desde la demandade dimisión inmediata y la convocatoria de nuevas elecciones generales, hasta un cambio de Gobierno que debería afectar a su totalidad.

Las consideraciones precedentes tienen por finalidad llamar la atención sobre la situación actual de España. El español, plenamente integrado en la democracia que supera ya tres décadas de vigencia, desde la aprobación de la Constitución por una significativa mayoría de ciudadanos, tiene el privilegio de poder exponer libremente sus particulares puntos de vista, sin más limitación que la fidelidad a la verdad. Quede constancia de que su aversión al dogmatismo político es absoluta y que tiene plena confianza en nuestras Instituciones y en las Leyes vigentes. Toda democracia se fundamenta en el imperio de la Ley. Su flagrante incumplimiento o su modificación sin los obligados trámites previos, asícomo su manipulación, constituyen un infame delito contra el pueblo que la sustenta. Su justa denominación es la de alta traición.

La imposibilidad de pormenorizar debidamente, en el marco de un artículo de opinión, la magnitud de todos y cada uno de los innumerables dislates cometidos por el peculiar presidente del Gobierno a lo largo de su penosa trayectoria, llevan a su autor a limitarse a los dos aspectos fundamentales que caracterizan su deleznable currículum: descristianizar España y provocar a las Fuerzas Armadas. Es realmente sorprendente que alguien que alardea de su condición de demócrata progresista pretenda materializar sus enfermizas obsesiones utilizando procedimientos totalitarios.

Es más que evidente que el principal valedor de ese progresismo sui generis, ignora las creencias y valores éticos que mantienen la totalidad de los hombres y mujeres que consideran la trascendencia como algo consustancial al ser humano. Tal progresismo se caracteriza por eliminar el componente espiritual, reduciendo su naturaleza, única y exclusivamente, al material. La consideración del sexo, condición orgánica que distingue al macho de la hembra, con criterios de absoluta igualdad, conduce a un tratamiento idéntico que en la praxis política se traduce en leyes, tan aberrantes como la de valorar el aborto como un derecho de la mujer o igualar legalmente el matrimonio de un hombre y una mujer a la unión entre homosexuales y lesbianas.

La siniestra gestión del patrocinador de la alianza de civilizaciones, está generando tan demoledores efectos, que es imprescindible recalcar, una vez más, que su objetivo es completar la iniciada descristianización de España, como requisito previo para su liquidación histórica. El intento de eliminar el signo de la cruz de la vida pública, como símbolo esencial de nuestra civilización, va en esa dirección. Sirva de momento como un toque más de atención sobre sus más que perniciosos efectos.

El art.8.1 de la vigente Constitución Española dice textualmente: Las Fuerza Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, laArmada y el Ejército del Aire tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional. La totalidad de sus componentes conocen perfectamente la trascendencia de esta misión que supone la última ratio que justifica el empleo de la fuerza y son plenamente conscientes de que las decisiones que puedan requerir su participación corresponden exclusivamente al Gobierno de la nación.

A la acreditada incompetencia de un Presidente del Gobierno, que ya es unánimemente considerado como el peor de la democracia en que se fundamenta la Constitución vigente, se une de forma tan inexplicable como provocativa, el desafío que supone el nombramiento de una mujer, cuyo mérito, descontada su total ineptitud, era ser solidaria con un miserable cómico que cimentaba su odio a España profiriendo públicamente en su contra los más graves y soeces insultos imaginables. Aunque el ridículo evidente en el que reiteradamente incurre la ministra, cada vez que adopta una decisión, en su ámbito de competencia, es exclusivamente atribuible a su persona, el malestar y el descontento militar es palpable y se agrava considerablemente ante el enfoque político con el que pretende regular los ascensos, si llega a entrar en vigor la nueva ley de la carrera militar que limita al máximo la antigüedad como requisito básico.

No sería realista ignorar, que además de lo expuesto, el estamento militar considera un desafío intolerable a la unidad de España, la actitud de los políticos que conspiran sin pudor para que Cataluña se constituya en nación independiente. La imprescindible sentencia, pendiente desde hace más de tres años, sobre la validez del Estatuto que rige provisionalmente en esa entrañable región de España, es vital para que todos los españoles, conocedores de la solvencia, la rectitud y el patriotismo de todos y cada uno de los reconocidos juristas integrados en el Tribunal Constitucional, sigamos confiando en tan alto Tribunal como principal garante de que la soberanía nacionalreside en el pueblo español (art.1.2 de la Constitución).

Quien una vez más se ratifica en su creencia de que todo cuanto expone responde a la verdad objetiva, expuesta desde su particular punto de vista, agradecería a los posibles lectores de estas líneas toda crítica razonada, por severa que sea.

Un gobierno ilegítimo
Pío Moa Libertad Digital 18 Diciembre 2009

(En Época)

Este aniversario de la Constitución no ha sido el de su ruina –la cual viene de varios años atrás, concretamente de la colaboración gobierno-ETA y de la imposición del estatuto de Cataluña--, pero sí el de la oficialización de su ruina mediante hechos consumados. La mayoría de la gente apenas entiende lo que significa ese estatuto, como no la tiene de las implicaciones de la ley de memoria histórica o del proceso de colaboración del PSOE con el terrorismo, y de ahí que oigamos tantos comentarios de especialistas faltos de todo análisis, no mejores que lo que puede oírse en la barra de una tasca.

El estatuto de Cataluña, después de la farsa del rechazo a la propuesta de Ibarreche en las Cortes, cumplía exactamente los requisitos de convertir a estas regiones en “estados libres asociados” o algo así; o, como acertó a decir Maragall, se trataba de dejar en “residual” al estado español, es decir, la unidad de España. Y constituía, justamente, del núcleo de la colaboración del gobierno con la ETA, el premio a esta por sus centenares de asesinatos, y la liquidación del estado de derecho. Exactamente eso. Solo por ello el “proceso de paz” (qué bien saben bautizar sus miserias) era más que anticonstitucional: era el triunfo de la más absoluta inmoralidad política, del ataque más artero a la democracia y a España misma.

La inconstitucionalidad de dicho estatuto no está solo en su espíritu y su delincuencial fin pro etarra, sino en su misma letra, por más que esta gente suele tener habilidad para disimular el fondo de sus objetivos con hojarasca palabrera: define a Cataluña como nación, es decir, como entidad ajena a España y a sus leyes, ya que la nación es la depositaria de la soberanía. No hace falta recurrir al Tribunal Constitucional, cualquier persona con el más elemental sentido común lo percibe. No extraña que los nacional socialistas catalanes, situándose fuera de la ley y ejerciendo chantaje, amenacen por si el dictamen del tribunal saliera en algo molesto para ellos… Molestia no imposible, pero sí muy improbable teniendo en cuenta la insignificante autoridad de dicho tribunal desde el momento en que está presidido por una señora con afinidades políticas con el separatismo vasco: a tal nivel ha llegado el (no) poder judicial tras la corrosión ejercida sobre él por los enterradores de Montesquieu, es decir, por el gobierno. Podría decirse sin exagerar que este el Tribunal Constitucional es él mismo anticonstitucional.

Las consecuencias de la fechoría son incalculables: se ha dado un golpe de estado por la vía de los hechos consumados, lo que significa que el gobierno y la mayor parte de la clase política se ha puesto en posición de radical ilegitimidad. ¿Cómo ha podido ser así? En una democracia, la oposición está no solo para intentar copar despachos y coches oficiales, sino, ante todo, para impedir la natural tendencia del poder a extralimitarse. Pero en España no existe esa oposición, el actual PP la ha liquidado, porque para él lo esencial son esos despachos, y lo demás le importa muy poco. Baste observar su actitud con respecto al estatuto: engañó doblemente a sus propios electores, primero mediante una recogida de firmas (cuatro millones nada menos), de la que a continuación se desentendió; y, mucho más grave aún, en varias de sus comunidades, la valenciana y la balear, de momento, ha imitado la “residualización” del estado, a veces entre hipócritas loas de España. Y ha contribuido a inventarse otra “realidad nacional” en Andalucía, donde ya antes había aceptado o propuesto, no recuerdo bien, el título de “padre de la patria andaluza” para el majadero Blas Infante. Esa es la oposición.

Mírese como se mire, hoy tenemos un gobierno ilegítimo, entre otras cosas y muy principalmente por el estatuto ilegal y por la justificación y legalización del asesinato como método de hacer política. Esto es lo que hay.

--------------------------------------------------

****Dice una tía progre por ahí que habría que abofetear a quienes pusieron a Berlusconi en el poder. Pues lo pusieron millones de italianos con su voto. Menos mal que ya no habla de fusilarlos, como la miliciana sudorosa, pero se le ve la intención.

****El Congreso delincuente aprueba la ley del aborto, “histórica reivindicación feminista”. Cierto, el feminismo es la ideología del aborto. Entre otras cosas.

El día que se acabe la pasividad, se acabó el nacionalismo
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 18 Diciembre 2009

"El nacionalismo es una cuestión de élites: políticos, intelectuales, empresarios subvencionados, clero, maestros, profesores, catedráticos, enseñanza pública y enseñanza privada subvencionada, enchufados en la administración autónoma, chupópteros de todo tipo, jóvenes extremistas sin cultura ni ideales a los que les han comido el coco desde niños y que sólo saben expresarse por medio de la violencia y las amenazas, etcétera.

Los ciudadanos de a pie no lo promueven, pero si se les puede culpar de algo es de pasividad. Es la pasividad de todos los que no reaccionan ante estos hechos y, como se decía en tiempos de Franco, prefieren «no meterse en política». Es la pasividad, también, de los que a estas alturas todavía creen en la honradez de los dos grandes partidos estatales y les dan su voto sin pensar en las consecuencias que eso tiene para España y para todos los españoles, incluidos quienes vivimos en territorio comanche.

El día que se acabe la pasividad de esa mayoría cómoda y silenciosa, se acabó el nacionalismo. El día en que los votantes les pidan cuentas a los dos grandes partidos estatales de sus pactos electoralistas y les pasen factura en las urnas, se acabó el nacionalismo. El día en que la mayoría social salga del armario del miedo y la comodidad, se acabó el nacionalismo.

Mientras esto no se produzca, tendremos que vivir sometidos a la burla de quienes han hecho del chantaje al Estado su principal negocio.

Este es el mensaje que he recibido de una catalana del que he omitido las referencias personales:

"Hay que decir las cosas claras y altas. Tienes todo tu derecho, porque son también tus impuestos los que mantienen a estos nazis en sus puestos y financian sus extravagancias.

"Los nacionalistas no se cortan cuando impiden al resto de los españoles trabajar en su territorio haciendo pruebas adicionales a su antojo para acceder a la administración o a la sanidad pública de su zona, saltándose la ley de acceso a la función pública, la constitución española y las normas europeas sobre movilidad laboral, como la prueba de dominio de la lengua regional. Y el dinero para mantener esas administraciones regionales y esa sanidad, hasta sus "embajadas" en el extranjero, sale de los impuestos de todos los españoles

"Los nacionalistas no se cortan cuando exigen en las pruebas de acceso a sus universidades ese mismo grado de dominio en la lengua regional. Y esas universidades se mantienen con los impuestos de todos los españoles.

"Los nacionalistas no se cortan cuando apoyan unos presupuestos para todo el territorio nacional que llevan a España a la ruina pero que a ellos no les afectan, como han hecho últimamente los navarros.

"No se cortan cuando te endiñan sus productos y si no los compras dicen que los boicoteas, mientras que ellos dicen que "no boicotean" en su territorio cualquier seña de identidad que consideran española, como las corridas de toros.

"Los nacionalistas no se cortan cuando apoyan al demente para modificar una ley que no llevaba en su programa, la ley del aborto. Una ley que no discutía nadie. Una ley que se aprobó por consenso de TODA la Cámara. Una modificación que lo único que ha buscado es humillar a la mitad de la población católica, crisparla, fomentar la división donde había tolerancia, provocar a la Iglesia para dar motivos a los extremistas anticlericales. Porque a los nacionalistas es lo que les va bien, la división de los españoles.

"Nuestros hijos no pueden estudiar en español, no encontramos un trabajo si no tenemos un cierto nivel de catalán, nos someten a un lavado de cerebro continuo, multan a los comerciantes que rotulan en español y, encima, nos sentimos abandonados por el gobierno español, al ver cómo se cede a los chantajes nacionalistas, sin tener en cuenta nuestra situación, solo por continuar en el poder, y como el partido de la oposición juega a ser un PSOE-2 soñando en arañar unos miserables votos que nunca conseguirá aquí por mucho que se "catalanice".

"¿Se puede estar peor?

"Al menos, estando fuera de España, los lobotomizados que se creen las patrañas nacionalistas y que España les desangra, se darían cuenta de la realidad y de que quien los está desangrando realmente es ese fascismo enmascarado de progresismo.

"Si realmente se promoviese un referéndum a nivel nacional para solicitar la independencia de Cataluña y los nacionalistas viesen que la mayoría del resto de los españoles están por mandarnos a paseo, sinceramente, dudo mucho que siguiesen adelante, una cosa es predicar y otra arriesgarse a quedarse sin los privilegios que adquieren con el chantaje de "nos vamos".

"Yo creo que ya es hora de adoptar una posición firme y si los constitucionalistas catalanes no queremos que estos tarados sigan haciendo lo que les viene en gana, tendremos que salir a la calle. Si no salimos, y siguen ganando en las urnas ellos, nos mereceremos todo lo que nos pase.

"No se puede ser cordero y pretender que el lobo te respete, la libertad y los derechos se consiguen luchando por ellos.

"El problema de los nacionalismos es de España, de todos los ciudadanos españoles, porque están perjudicando a todos los ciudadanos, conculcando los derechos de todos y todos tenéis el derecho y el deber de manifestaros.

"Un abrazo."  D. L.  Cataluña

Toros
El toro y el sufrimiento de los nacionalistas
Guillermo Dupuy Libertad Digital 18 Diciembre 2009

Aún muchos tenemos recientes cómo acabaron algunos nacionalistas con los últimos toros de Osborne en Cataluña como para que ahora nos quieran hacer creer que el proyecto de prohibición de la fiesta nada tiene que ver con esa esquizofrénica y liberticida obsesión de los nacionalistas por erradicar de Cataluña todo lo que pueda enturbiar su delirante "hecho diferencial".

"La fiesta de los toros está muy enraizada en Cataluña", ha venido a reconocer el portavoz de CiU en el Congreso Duran i Lleida. Sí pero, ¿desde cuando eso es un obstáculo para los nacionalistas? Más enraizado está el castellano, lengua materna de más de la mitad de los catalanes, y eso no ha sido impedimento para proscribirla del ámbito educativo y de la administración, para mayor gloria de la "construcción nacional" de Cataluña.

Naturalmente no niego que en Cataluña, como en el resto de España, haya partidarios de la prohibición que basan sus liberticidas intenciones, no en cuestiones de identidad, sino en el sufrimiento que supuestamente padece el animal durante la lidia. A estos les recomendaría la lectura del estudio del director del Departamento de Fisiología Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Illera del Portal, que demuestra científicamente cómo el toro es una animal absolutamente especial, "endendocrinológicamente" hablando, y está perfectamente adaptado para la lidia. Y es que todos sus mecanismos hormonales se ponen en funcionamiento de una manera totalmente distinta a la de cualquier otro animal o las personas. Los toros en el ruedo, tal y como demuestra el estudio, liberan betaendorfinas, también conocidas como la "hormona de la felicidad", que bloquean los receptores de dolor en el sitio donde éste se está produciendo hasta que llega un momento en que el dolor y el placer se equiparan, y deja de sentirse dolor.

Eso, por no hablar de la vida que durante años se da el toro antes de la lidia, comparado con la de otros animales contra la que estos antitaurinos no levantan la voz. El sufrimiento de un animal no está en función de quien lo contempla, y naturalmente no pretendo convencer a nadie cuya sensibilidad –o falta de ella– vea en el ritual de la lidia la tortura de un animal. La afición o la aversión a la fiesta de los toros entran de lleno en el campo de la sensibilidad, pero por eso mismo no deberíamos desligarla de la libertad individual.

Lo que sucede es que para los nacionalistas que utilizan la causa de la protección de los animales como excusa, las apelaciones a la libertad individual, a la diferenciación de opinión y de respeto por los gustos, las pasiones y las tradiciones culturales de cada uno son también absolutamente estériles por mucho que se le hayan hecho más de un centenar de cargos electos franceses en contra de la prohibición.

Es conmovedor ver a estos políticos galos dirigirse a los diputados autonómicos catalanes diciéndoles que "que el Estado no debe erigirse en tutor de ciudadanos imponiendo tradiciones o prohibiciones. La norma debe ser el respeto a la diferencia y a la voluntad individual". Me temo que con muchos de los nacionalistas, estos galos "pinchan en hueso".

La rabia que no cesa
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 18 Diciembre 2009

No he querido esperar el veredicto del Parlamento catalán. Mi juicio sobre las corridas de toros no depende de él. Sé, como tantos, que las implicaciones ecologistas, animalistas, estéticas y económicas son encubrimientos de un problema definitivamente político. De un modo más elástico que en el caso del Estatuto catalán, este cuestionamiento de la Fiesta Nacional es un nuevo acoso a la idea de España. El último, de momento. Ganadas las batallas contra el castellano y la enseñanza de las Humanidades, llega este ajuste de cuentas al manantial de mitos que son los Toros y que tanto encocora a los Carod y Tardá, a los Mas y Laporta.

Hay que reconocer que los representantes del antiespañolismo han aprovechado bien estas tres décadas «constitucionales». Durante ellas los ministerios de Educación y Cultura -socialistas y populares- han colaborado con los nacionalistas, de una u otra forma, en la tarea liquidacionista de la conciencia nacional. Durante estos años se ha llevado a cabo un trabajo inquisitorial que no ha perdonado los libros de historia y literatura, la traducción, los programas sobre el tiempo. No han perdonado nada.

Sea el que fuere, el resultado de la votación del Parlamento catalán no conseguirá alterar las conclusiones a las que llegó Ortega y Gasset en «Una interpretación de la historia universal». El que fue el primero en pensar «en serio» sobre los toros (como dijo de sí mismo en este ensayo) y el que animó a José María de Cossío a escribir su famosa obra, pudo afirmar que las claves estéticas y sociales de los dos últimos siglos estaban en la historia de los toros.
¿Es una señal más del final? Coincido más con el Ramoneda que antesdeayer anunciaba en «El País» el fin del Estado actual que con el hamletismo de Joan Maragall para quien las despedidas pueden llegar a no ser definitivas gracias a que «la realidad peninsular de España es más fuerte que todo».

Que les den
Alfonso USSÍA La Razón 18 Diciembre 2009

Los párrocos trabucaires, los descendientes del cura Merino, los sacerdotes que han humillado durante décadas a la Cruz en beneficio de la raza, el hacha y la serpiente. La consecuencia asotanada de los obispos Setién y Uriarte. Están descontentos. No quieren a monseñor Munilla en el Obispado de San Sebastián. Y es sorprendente, por cuanto monseñor Munilla es guipuzcoano y habla el vascuence desde la niñez. Pero no se ha distinguido por su nacionalismo. Para el nuevo obispo de San Sebastián lo primero es la Cruz que cuelga a la altura de su pecho, y la concordia, el amor, el derecho a la vida, el consuelo a los afligidos y el amparo a las víctimas del terrorismo de su tierra. Un tipo peligroso para estos sacerdotes del siglo XIX que escondieron y custodiaron armas de la ETA en las sacristías, y que siguiendo al pie de la letra las consignas de sus obispos Setién y Uriarte, establecieron la equidistancia entre el asesino y la víctima inocente.

No han sido todos, pero sí una notable mayoría. Los hay que resisten y creen más en Dios que en el nacionalismo vasco. Esos pocos que reciben con alegría a monseñor Munilla toman el relevo de los sacerdotes que han sufrido el acoso implacable del nacionalismo y de sus obispos.

El padre Larrínaga, desahuciado de su parroquia vizcaína de Maruri por levantar la voz contra el terrorismo.

El padre Beristain, antiguo jesuita y criminólogo, que abandonó la Compañía de Jesús para no incumplir la orden de obediencia al Obispo Setién.

El jesuita navarro, padre Sagüés, el último prisionero político que ha habido en España, confinado en la Casa de Ignacio, en Loyola, por indicación de monseñor Setién. Ni podía ser visitado, ni le permitían comunicarse por teléfono, y así ha pasado los últimos años de su larga vida, vigilando el esplendor de los manzanos, perdonando a los que le hirieron y denunciando con rigor y valentía, –la causa de su prisión–, al obispo que no defendía a los que sufrían el disparo en la nuca, el secuestro o los chantajes de la ETA.

Ese Setién, que les dijo a María San Gil y María José Usandizaga, semanas después del atentado de Gregorio Ordóñez, que «dónde estaba escrito que había que querer a los hijos por igual».

Ese Setién que aconsejaba a sus párrocos que no celebraran funerales por las víctimas de la ETA porque «constituían actos políticos».
Ese Setién, que en pleno paseo por los jardines de Alderdi-Eder de San Sebastián, y al toparse con un grupo de donostiarras que pedían la liberación de un secuestrado por la ETA, ni los miró a la cara.
Ese Setién que dijo que había que negociar con la ETA aunque siguiera asesinando.

Ese Setién que desatendió y despreció a más de la mitad de su feligresía. Pastor de lobos. Como su sucesor Uriarte, más amable en el aspecto, igual de terrible en su obsesión equidistante. Por fin ha llegado a San Sebastián un pastor del siglo XXI, que abrirá sus brazos a todos. Lo principal, Dios, que para eso está. Muy poco a poco, todo se va normalizando en nuestras Vascongadas. Pero todavía hay que limpiar, con un crucifijo por delante, la mugre que han dejado en la Iglesia vasca estos dos obispos del siglo XIX. Lo ha escrito un rapsoda epigramático: «Son los curas de Uriarte;/ son los curas de Setién./ ¡Que les den por cualquier parte!... / Que les den».

Más políticos que curas
José Antonio VERA La Razón 18 Diciembre 2009

Siempre tuve enorme respeto por las personas que ponen su vida al servicio de los demás, y los sacerdotes constituyen sin duda un colectivo volcado en esta tarea. El problema es que, como en todas partes, te encuentras con miembros de una institución empeñados en minar la imagen de lo que representan. Y así nos encontramos ante casos de políticos corruptos, policías mafiosos, guardias civiles implicados en el narcotráfico y curas metidos a políticos. Es lo que sucede en el País Vasco desde los tiempos tenebrosos de Setién. Ha sido más importante allí estar a bien con Arzallus que dedicarse a la parroquia.

Fue más normal el sermón pidiendo la negociación con Eta que condenar a los que atentan contra el quinto mandamiento. De aquella siembra esta cosecha. Una holgada porción de los vicarios guipuzcoanos ha crecido en ese ambiente de adoctrinamiento nacionalista. De manera que han hecho más política que tarea pastoral. Acostumbrados como están a ello, la emprenden ahora contra el obispo Munilla, vascoparlante y con experiencia de 18 años en la diócesis, nada próximo al partido de Ibarreche. Algo imperdonable que debe ser contestado, pero no ante el Vaticano, que es quien hace el nombramiento y a quienes los curas vascos deben obediencia, sino ante los medios de comunicación de masas, para que lo destaquen con titulares gordos en las primeras páginas. Por si quedaba alguna duda de su intencionalidad política.

La "cruzada" nacionalista del clero vasco
Lorenzo Contreras Estrella Digital 18 Diciembre 2009

Con el caso 'Haidar' resuelto con ayuda de Francia y no como fruto de la competencia diplomática de España ni de su peso internacional, otro asunto completamente distinto aspira a ocupar también la atención mediática. Se trata de la provocación de los párrocos de Guipúzcoa a la Iglesia oficial, ya que el setenta y siete por ciento de ellos rechaza públicamente en un manifiesto el nombramiento de monseñor Munilla como obispo sucesor de monseñor Uriarte, jubilado por haber cumplido la edad reglamentaria.

Esa provocación afecta tanto al presidente de la Conferencia Episcopal española, monseñor Rouco Varela, como al propio Vaticano, que avala necesariamente la designación. Cualquiera diría que como españoles, creyentes o no, somos testigos de una rebelión que incluso entraña, dentro de la Iglesia española por lo menos, una actitud hasta cierto punto cismática. El Vaticano guarda silencio y momentáneamente el problema parece quedar enquistado. Ahora dicen que es un "asunto diocesano" y que la Conferencia Episcopal evita entrar en polémica.

A la Iglesia, entendida en este caso como la Iglesia española, le acaba de sacudir y estremecer el problema nacionalista. Es, en efecto, el nacionalismo vasco el que ha venido a proclamar que "aquí mando yo". También eclesialmente. Desobediencia, indisciplina, ruptura, son conceptos perfectamente aplicables a la situación creada. Lo que en ningún caso se entiende es que haya llegado a producirse sin generar una respuesta inmediata de la jerarquía. Cabe suponer que no tardará en surgir esa reacción.

La rebelión o sedición de la "parroquia" nacionalista ofrece todas las características de un conflicto político. Esto significa que hasta ese extremo ha llegado al nacionalismo bajo una nueva e inesperada modalidad soberanista. Ya durante el mandato del ultranacionalista monseñor Setién la crisis que ahora ha estallado en su más completa expresión estaba incoada, aunque sin alcanzar tales extremos.

No es la primera vez que la Iglesia católica enseña los dientes al statu quo que históricamente le ha ido afectando. No hace falta remontarse para demostrarlo a la adhesión que en la Guerra Vivil prestó a la sublevación franquista, aquella vez con la larvada bendición del Vaticano, que dejó de ser tácita cuando Pío XII la calificó de "cruzada". Ahora estamos ante una "cruzada" independentista vasca expresa, como los hechos están probando. El obispo José Ignacio Munilla difícilmente podrá ejercer su cometido pastoral en las circunstancias que acaban de crearse. Tarde o temprano tendrá que arrojar la mitra, como ya lo hizo en Barcelona monseñor Marcelo González cuando, en pleno franquismo, fue nombrado obispo de aquella diócesis.

Marcelo González fue recibido en las calles con letreros y pancartas que rezaban "Volem bisbes catalans", o sea, "Queremos obispos catalanes". El prelado repudiado aguantó todo lo que pudo, hasta que cedió la plaza, o se la hicieron ceder desde Roma, a favor de monseñor Jubany, que "reinó" sin problema, sencillamente porque era catalán. Vivía Franco aún y le quedaban por delante bastantes años, alrededor de una década, al frente de la Jefatura del Estado.

De todos modos eran ya tiempos de contestación político-religiosa, sin que la feligresía tuviera mucho que argüir. Tan dictador era Franco como la Iglesia acomodaticia que le acompañaba. Pero el nacionalismo podía constituirse, de modo incipiente, en el tercer poder. Y frente al clero separatista, los españoles residentes en Barcelona que no comulgaban bajo esa "especie" sólo podían patalear con otros letreros hostiles a los bisbes pretendidos por los "autóctonos". En el caso del obispo González, letreros en las paredes decían en su apoyo: "Como somos mayoría, los queremos de Almería".

No pudo ser. Fue catalán puro el que vino. El nombramiento de Blázquez posteriormente para la sede de Bilbao fue saludado por Arzallus con la frase alusiva a "un tal Blázquez". Pero Blázquez ha resistido prudentemente. Ahora la cosa ha ido más lejos.

Catolicismo versus nacionalismo
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 18 Diciembre 2009

DEL griego «katolikos», universal, catolicismo significó desde su origen «iglesia ecuménica», para la que no había diferencia entre sexos y razas, individuos y naciones. Ésa es también la esencia del cristianismo, la «buena nueva» que Jesús vino a anunciar -«ama al prójimo como a ti mismo»- y a practicar, mezclándose con los «gentiles», los paganos de la época. Era también el principal cargo que le hacían los fariseos, los celosos de la vieja ley.

Pero Jesús vino precisamente a romper el muro del judaísmo ortodoxo para universalizarlo y hacerle pasar de «pueblo elegido por Dios» a «todas las criaturas son hijas de Dios». Fue el evangelio que mandó predicar a sus discípulos por el mundo y por lo que Pedro se hizo obispo de Roma, capital del mismo por aquel entonces. Precisamente por eso le mataron allí. Lo que no impidió que el cristianismo se impusiera en Roma y en el mundo. No por la fuerza, sino por su mensaje.

Si he recordado esta génesis un tanto olvidada del cristianismo es para poner en evidencia que catolicismo y nacionalismo son esencialmente antagónicos y prácticamente irreconciliables. Lo que no ha impedido que fueran del brazo en bastantes ocasiones. Pero siempre porque uno de ellos se rindió al otro. Nacionalismo es exclusión. Catolicismo, universalidad. Cuando Isabel I de Castilla firma un decreto proclamando súbditos suyos a todos los habitantes de las Indias recién descubiertas y ordena a sus corregidores tratarlos como tales, estaba actuando como «reina católica». Cuando Enrique VIII crea la Iglesia Anglicana y se pone a su frente, deja de serlo. Como dejan de serlo todos aquellos clérigos y fieles que ponen a su clan, su nación o su ideario político por encima de la igualdad de todas las personas, sin distinción alguna.

La rebelión de los párrocos guipuzcoanos contra su nuevo obispo, no ya por no ser vasco, que lo es tanto o más que ellos, sino por no ser bastante nacionalista, indica donde les duele. Y nos confirma lo que venía diciéndose desde hace tiempo: que el nacionalismo ha venido a sustituir a la religión entre aquellos, clérigos o seglares, que no comprenden la esencia de hermandad que hay en ella. Nada de extraño los efectos perniciosos que esa seudo religión produce en la auténtica, que mi colega Ignacio Camacho describió ayer en estas páginas con precisión tan profunda como conmovedora.

Por fortuna, hay todavía muchos vascos que siguen siendo católicos en el sentido original de esa palabra, aunque muchos también han tenido que dejar su tierra, e incluso este mundo, abandonados por sus poderes políticos y religiosos en la defensa de sus convicciones. Uno de esos vascos católicos y universales, sin embargo, vuelve a la diócesis guipuzcoana como pastor de almas. Es otro motivo de esperanza allí.

ACUMULAN CASI 120.000 MILLONES
La deuda de CCAA y ayuntamientos también se desboca en 2009
El endeudamiento autonómico crece un 33,2% interanual, hasta los 83.843 millones de euros en el tercer trimestre. Cataluña lidera el volumen de deuda. A nivel municipal, crece un 13,2%, hasta los 34.546 millones. La deuda del ayuntamiento de Madrid (7.364 millones) supera la de la mayoría de CCAA.
Europa Press Libertad Digital 18 Diciembre 2009

Las CCAA autónomas acumulan una deuda pública de 83.843 millones de euros (el 7,9% del PIB) en el tercer trimestre, mientras que en las corporaciones locales asciende a 34.546 millones (el 3,3% del PIB). En total, el endeudamiento regional suma 118.389 millones de euros, un nuevo récord histórico.

En concreto, la deuda de las comunidades autónomas aumentó un 33,2% interanual en el tercer trimestre del año, hasta registrar 83.843 millones de euros (el 7,9% del PIB), la cifra más alta de toda la serie histórica, según datos del Banco de España.

De esta forma, el endeudamiento autonómico se ha acentuado como consecuencia de la crisis económica, que está provocando un incremento de los gastos y una caída muy importante de la recaudación. En comparación con el último trimestre de 2008, la deuda de los gobiernos autonómicos creció un 22,6%.

Los datos del Banco de España muestran además que desde el año 1995, el endeudamiento de las regiones no ha parado de crecer, batiendo en cada ejercicio récords históricos, a pesar del compromiso de estabilidad presupuestaria adquirido en los últimos años.

La comunidad autónoma con mayor volumen de deuda en el tercer trimestre fue nuevamente Cataluña, con 24.054 millones de euros, superando el 28,6% del total de la deuda acumulada en el conjunto de las comunidades.

Después de Cataluña, se situó Valencia (14.533 millones de euros), que vuelve a ocupar el segundo lugar por delante de Madrid, cuya deuda ascendió a 11.173 millones de euros en el tercer trimestre. Entre las tres, acumulan el 59,3% del total del endeudamiento regional.

A continuación, figuran Andalucía (9.580 millones de euros), Galicia (4.394 millones), Baleares (3.273 millones), Castilla-La Mancha (3.154 millones), Castilla y León (2.738 millones de euros), Canarias (2.081 millones), Aragón (1.833 millones), País Vasco (1.684 millones), Murcia (1.335 millones) y Navarra (1.008 millones).

Por debajo de la barrera de los 1.000 millones de euros, se encuentran Extremadura (998 millones), Asturias (958 millones, Cantabria (530 millones) y La Rioja (516 millones).

En cuanto a la evolución de la deuda en el tercer trimestre, ninguna comunidad autónoma logró reducir su endeudamiento respecto al mismo periodo de 2008, destacando el incremento del 262,9% en el caso del País Vasco, el 81,1% de Murcia o el 64,8% de Canarias.

La deuda de Valencia supera el 13% de su PIB
Tomando el ratio deuda/PIB, Valencia vuelve un trimestre más a situarse a la cabeza de la deuda autonómica, con un volumen que alcanza el 14,1% de su PIB, seguida de Baleares (12,3%), Cataluña (12,1%), Castilla-La Mancha (8,8%) y Galicia (8%), todas ellas por encima de la media (7,9%).

Los porcentajes son menores en Andalucía (6,6%), La Rioja (6,5%), Madrid (5,9%), Extremadura (5,7%), Navarra (5,6%), Aragón (5,5%), Canarias (4,9%), Murcia (4,9%), Castilla y León (4,8%), Asturias (4,1%), Cantabria (3,9%) y País Vasco (2,5%).

Por su parte, las corporaciones locales arrojaron una deuda de 34.546 millones de euros en el tercer trimestre de 2009, el 3,3% del PIB, lo que representa un aumento del 13,2% sobre el mismo periodo del ejercicio precedente.

La deuda de los ayuntamientos crece un 12,9%
Del total de la deuda de las corporaciones locales, la mayor parte (28.297 millones) corresponde a los ayuntamientos, con un incremento del 12,9%, y de esta cifra, 14.627 millones pertenecen a capitales de provincia (incluidas las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla).

La deuda de los ayuntamientos de más de 500.000 habitantes (Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia y Zaragoza) alcanzó los 10.730 millones de euros, lo que supone un incremento del 12,6%.

Destaca, sobre todo, el incremento del 13,3% de la deuda del consistorio de la capital, que sumó 7.364 millones de euros, más de diez veces más que la deuda del ayuntamiento de Barcelona, que se situó en 725 millones.

ADMITE QUE YA LAS ESTÁ PRODUCIENDO
Irán usará en 2011 centrifugadoras de "nueva generación" para enriquecer uranio
Irán está produciendo centrifugadoras de enriquecimiento de uranio de "nueva generación", denominadas IR3 y IR4, que empezará a utilizar en marzo de 2011 "cuando se hayan eliminado los problemas y los defectos".
Agencias Libertad Digital 18 Diciembre 2009

Así lo declaró este viernes el director de la Organización de la Energía Atómica de Irán, Ali Akbar Salehi, a la agencia semiestatal de noticias Fars. Asimismo, precisó que Teherán posee "alrededor de 6.000 centrifugadoras activas" para el enriquecimiento de uranio.

Además, Irán aseguró que espera que Rusia cumpla con sus compromisos y ponga en funcionamiento en un plazo de dos o tres meses la primera central nuclear del país (Bushehr), que ingenieros rusos construyen a orillas del Golfo Pérsico.

"Espero que en dos o tres meses, como nos han prometido nuestros socios rusos, la planta de Bushehr comience a operar", señaló Sayed Mahmud Sadzhadi, embajador iraní en Moscú, a las agencias rusas. El diplomático reconoció que "hubo problemas en el pasado, pero en estos momentos las obras de construcción van por buen camino".

Bushehr debería haber comenzado a funcionar este año, pero en noviembre pasado Rusia anunció que aplazaba la puesta en marcha de la planta hasta el próximo año, sin explicar los motivos. Seguidamente, el consorcio estatal ruso Atomstroyexport envió una delegación a Teherán para tranquilizar a las autoridades iraníes y confirmarles que la construcción de la central está en su fase final.

Las obras de construcción de la planta, que expertos rusos construyen con el beneplácito del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), se han visto salpicadas en los últimos años por numerosos retrasos, debido a los impagos iraníes y las opiniones de las Cancillerías occidentales de que el programa nuclear iraní incluye una vertiente militar.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

España
Un país de pandereta
Jorge Valín Libertad Digital 18 Diciembre 2009

La economía española ha recibido otro varapalo esta semana. La empresa de rating Moody’s nos dice que somos el primer país con mayor déficit fiscal y tasa de paro, lo que llaman exageradamente "Índice de Miseria" (vea aquí cómo hemos quedado en la foto).

Sale a escena el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, para frenar el golpe. Afirma que no hay que sobrevalorar el "Índice de Miseria". Sólo es un índice más. No le falta razón. El índice de Moody’s es una revisión sui géneris de la Ley de Okun (correlación entre los cambios en la tasa de desempleo y PIB). Es exagerado afirmar con rotundidad que una economía está en estado de "miseria" si se usa una fórmula tan simplista. Pero seamos realistas, aún así no es bueno ser los primeros de este ranking. Y además, señor Campa, hay más cosas.

El banco suizo UBS pronostica para nuestro país más desempleo y más impuestos para los años venideros. En España cierran 500 empresas al día. La tasa de desempleo juvenil se sitúa por encima del 30% y dobla la de la UE. Somos líderes en desempleo femenino y masculino. El Estado gasta el doble de lo que ingresa y las comunidades autónomas y ayuntamientos, tres veces más. Más del 80% de los autónomos parados recurren a la economía sumergida. Otra empresa de rating, Standard & Poor's (S&P), casi inevitablemente va a devaluar la solidez de la deuda española. Se vuelve a hablar de expulsar a España de la UE por su pésima trayectoria económica. Los inversores extranjeros ya no quieren saber nada de España. Desde que S&P rebajó la perspectiva de la calificación crediticia española a negativa, el diferencial entre el bono español a 10 años y el Bund alemán se ha dilatado más de 60 puntos básicos. Desde ese momento, el spread entre el futuro del Ibex y del DAX alemán, también lo ha hecho. El Ibex se está comportando peor que la bolsa alemana y europea en general.

Mientras Europa se recupera como puede, en España se está deteriorando todo. Políticamente somos Europa, pero si bajamos a la realidad, la UE termina en los Pirineos. Estamos más cerca de África que de Europa.

No sólo es culpa de los políticos, también de la asombrosa complacencia de los españoles. La prensa se hace eco de que la mujer de Montilla tiene 14 cargos y cobra más de 100.000 euros anuales. Todo el mundo indignado. Después sale en televisión el susodicho y afirma que esto demuestra que su mujer no es un "florero", es una trabajadora. Añade en otro discurso que Cataluña es la mejor nación del mundo y que no cederá a España, y por arte de magia, el presidente de la Generalitat pasa de villano a héroe para el ciudadano medio (catalán).

Cada minero cuesta a los españoles 200.000 euros al año. Otra vez, todo el mundo indignado. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, dice que es por el bien común y todos disculpan tal robo al erario público.

En la línea actual del Gobierno, nuestros dirigentes aumentan el Estado policial. La temperatura en administraciones, bares, tiendas o cines queda regulada a no más de 21 grados en invierno y no más de 26 en verano. También prohíben fumar en lugares públicos, lo que puede llevar al sector hostelero a perder 11.000 millones de euros. No es una buena medida para un país en semi-quiebra. Sale el lobby o político de turno (de cualquier partido) afirmando que es por el bien común y todo el mundo contento. Después, este ciudadano adicto a lo políticamente correcto, a la pijo-progresía, se queja de lo mal que va el país.

Sí, los políticos son unos inútiles que sólo responden a los lobbies económicos (sector bancario, del motor, de la agricultura) y sociales (feministas, farsantes ecologistas, rentistas estatales, actores, sindicalistas, intelectuales...). Pero hagamos algo de autocrítica. Ningún político convertirá este país en un lugar de prosperidad: son el problema no la solución. Lo que convierte a España en un país de pandereta es la pasividad de sus ciudadanos que parecen más preocupados por el partido de futbol de la semana o por quién será el finalista de Gran Hermano, que por su propio bienestar económico y libertad individual. Si el ciudadano no se moviliza contra el Poder, contra la oligarquía política y su corte de burócratas para exigir más libertad para la gente y menos Gobierno, vamos a dejar a nuestros hijos un país integrado en el tercer mundo. La culpa no será exclusiva de los políticos, también será nuestra si no les ponemos freno.
Jorge Valín es miembro del Instituto Juan de Mariana


Izquierda liberal
Derecho a decidir, ¿para qué?
Antonio Robles Libertad Digital 18 Diciembre 2009

Fracaso: El referéndum alegal por la independencia de Cataluña ha permitido visualizar la diferencia entre la Cataluña virtual de los nacionalistas en el poder y la Cataluña real. Mientras la Cataluña virtual creó una atmósfera próxima al éxtasis independentista, la Cataluña Real le daba la espalda al montaje en silencio. Sólo votaron el 27,54 % de un total de 700.000 ciudadanos inscritos en 166 municipios especialmente nacionalistas. Y además, el derecho a voto llevaba trampa. ¿Cómo se puede hacer un recuento de la participación si no disponían de censo? Y en el caso de tenerlo, ¿cómo pretenden colar la participación dada, si los menores de 18 años e inmigrantes sin derecho a voto inflacionaban artificialmente la relación entre número de votantes y censo de la población con derecho a voto legal? Más datos, si el 3,21% de voto negativo deja el sí en un 24,33 % favorables a la independencia, si excluimos los votantes de 16 y 17 años, además de los inmigrantes que pudieron llegar al 8 o 10 % del total –según sus propios datos–, nos encontramos sólo con un 14,33 % a un 16,33% de voto afirmativo por la independencia. O sea, lo que sabemos desde hace años. Menos aún de lo que la última encuesta del CEO daba como posibles partidarios del sí (un 21,6%). Démoslo por bueno. Pero de ahí a que nos pretendan colar que Cataluña es independentista, va un trecho. El eterno chantaje a las instituciones gubernamentales y a los órganos judiciales. Siempre tienen algo por reivindicar. Ahora es el Estatuto.

Éxito: Hasta aquí un mínimo análisis del fracaso independentista. Ahora bien, también han cosechado triunfos. Han logrado una colosal campaña publicitaria secesionista sin coste económico alguno y han conseguido centrar el debate político de las próximas dos décadas en el espacio independentista. ERC puede estar contento. CiU no tanto y el PSC aún debe estar ideando mecanismos de defensa para salir airoso del atolladero. Al fin y al cabo, éste último es uno de sus máximos responsables por su sumisión a la realidad virtual a la que no ha sabido o querido enfrentarse.

Derecho a decidir... ¿para qué?: Pero más allá de los triunfos y fracasos de una iniciativa alegal, debería preocuparnos la tramposa propuesta con la que nos venden los secesionistas sus ideas más reaccionarias: "El derecho a decidir". Como siempre, maestros de sofismas, los nacionalistas nos cuelan ofendidos una proclama reaccionaria, por revolucionaria. Es fácil confundir, ¿quién se opondría a qué podamos decidir sobre nuestras vidas, sin arriesgarse a ser tratado de carca? Ahí está la trampa, vender como derecho inalienable a la libertad lo que es un atentado contra la esencia de la democracia: los límites de la ley. Sin normas no hay democracia. Por eso, en una democracia no se puede decidir todo a capricho ni en cualquier momento. Hasta el derecho a decidir está regulado por las leyes. Sólo faltaría que un pueblo entero culpara de imperialista a la Constitución por que no permitiera a sus ciudadanos el "Derecho a Decidir" en referéndum popular el cambiar las normas de circulación cómo y cuándo le diera la gana como si tales cuestiones dependieran de parte y no del todo.

Hay algo todavía más inquietante, la naturaleza sectaria del "Dret a decidir". ¿Derecho a decidir, para qué? Joan Laporta, el presidente del Barça, ha dicho "Derecho a decidir para gestionar nuestra identidad y nuestra lengua". Efectivamente, "Derecho a decidir" para imponer el catalán como única lengua oficial de Cataluña; o si quieren, para excluir de los derechos lingüísticos castellanohablantes a más de la mitad de los ciudadanos de Cataluña y levantar un muro lingüístico contra el resto de españoles. Derecho a decidir para imponer una identidad cultural única emanada del sectarismo nacional catalanista; o si prefieren, derecho para avergonzar a cualquier manifestación artística de raíz española. Derecho a decidir los sentimientos nacionales que debemos sentir, derecho a decidir en régimen de monopolio el destino de los impuestos recaudados a 7,5 millones de españoles como si fueran patrimonio de Cataluña y no de la soberanía de todos los españoles. Derecho a decidir armarse hasta los dientes para lograr la reunificación de "Els païssos catalans".

Derecho a decidir la reducción de la liga española a la catalana con la inevitable reducción de duelos hoy tan atractivos como el Barça/Madrid, por el Barça/Girona. Derecho a decidir que la última instancia de los Tribunales de justicia acaben en el TSJC, el sueño dorado de Millets y Prenafetas. Derecho a decidir... sigan ustedes y verán a donde irían a parar los derechos constitucionales de los españoles que vivimos hoy en Cataluña. Pero ese es otro artículo, el que deberían empezar a escribir los partidos no nacionalistas de Cataluña, incluido el PSC y los dos grandes partidos nacionales.

Es preciso arrancarle la piel de cordero a este impresentable "Derecho a decidir" y aguantar las náuseas ante las vísceras racistas que quedarían al descubierto.

P.D: Si no lo tienen claro, reparen en el cinismo de la reivindicación. Mientras reclaman el "Derecho a decidir" como un derecho democrático básico, no reconocen el derecho de los padres a poder elegir el idioma oficial en que desean que estudien sus hijos a través de una casilla que se niegan a poner en la preincripción de principios de curso. Incluso contra la ley. Así lo ha establecido en sentencia firme El Tribunal Supremo, el 12 de diciembre del 2008. El Gobierno de la Generalitat de Cataluña sigue incumpliéndola. Derecho a decidir... ¡tiene guasa!
antoniorobles1789@hotmail.com

La Mesa por la Libertad vuelve a apremiar a Feijóo por el decreto
J. L. J. / A. M. SANTIAGO ABC 18 Diciembre 2009

Se suceden las presiones a la Xunta por uno y otro extremo para que aclare el futuro del esperado decreto regulador de la lengua en la enseñanza pública autonómica. Ayer, la Mesa por la Libertad Lingüística de López-Suevos exhortó de nuevo al Ejecutivo que preside Alberto Núñez Feijóo a la derogación del marco normativo actual y, por ende, a la aprobación de uno nuevo, aunque sin detallar en qué términos.

A través de un comunicado, esta plataforma ciudadana radicada principalmente en La Coruña se atribuyó -junto con el resto de movimientos en defensa del bilingüismo- la obtención por parte del PP del escaño 38 -gracias a 75.000 votantes preocupados por el asunto del idioma, calculan-, al tiempo que lamentó que éste no hubiera recaído en UPyD, ya que de haber sido así «seguro que hoy no estaríamos haciendo estas cuentas porque los pactos» con la formación de Rosa Díez «ya habrían obligado a cumplir las promesas electorales en relación a la cuestión lingüística».

La Mesa por la Libertad Lingüística pregunta al PP «si sale a cuenta o no un buen decreto» que regule la enseñanza del idioma en la educación pública, y recuerda que la normalización aplicada durante la etapa del bipartito provoca «dificultades escolares añadidas, fomento del nacionalismo, ruptura del mercado nacional, creación de fronteras entre regiones y derroche de fondos públicos».

El jefe del ejecutivo autónomo, al término de la reunión semanal de su gabinete, subrayó que será fiel al resultado de las elecciones; y anunció que el borrador «está a punto de quedar terminado». Afirmó que la hoja de ruta apunta al consenso, «el mismo que hay en la calle, y el que emanó de las urnas», matizó. «Solamente con el conocimiento de las lenguas, se puede tener la libertad para utilizarlas», remarcó ayer.

Contrato con la ciudadanía
Agregó que ganó las elecciones el pasado uno de marzo, justo con la promesa de la libertad a través del conocimiento, «y es inapelable», justificó. Consultado por unas supuestas líneas maestras pactadas con el secretario xeral de Política Lingüística, Anxo Lorenzo, puntualizó que «las únicas acordadas son, ser fiel al programa (electoral), al resultado (el de los comicios regionales) y a la Ley de Normalización Lingüística», precisó.

El contrato que sí reconoció fue el de la búsqueda del consenso con la sociedad civil. «No vamos a aprobar un decreto como se hizo con el anterior, sin consultar con nadie, ni con la Real Academia Galega ni con el Consello da Cultura Galega», aseguró desde la tribuna del Pazo de Raxoi este jueves.

Galicia Bilingüe considera que 'Ecolingua' pretende "edulcorar la imposición lingüística"
Denuncia que se ha planteado un debate donde habrá "cinco voces normalizadoras" frente a una sola contraria
www.lavozlibre.com 18 Diciembre 2009

Pontevedra.- La asociación Galicia Bilingüe considera el simposio ‘Ecolingua’, que acaba de inaugurarse en el Centro Social Caixanova de Vigo, un “paripé sectario diseñado por el BNG”. “Es un burdo intento de edulcorar ante la opinión pública la denostada política de imposición lingüística puesta en marcha por el anterior Gobierno bipartito de la Xunta de Galicia y que todavía hoy sigue vigente”, denuncian fuentes de la asociación.

“El programa del certamen está plagado de incondicionales de la mal llamada normalización lingüística”, critican desde Galicia Bilingüe, quienes afirman que se les reserva un papel anecdótico. “Su intención es revestir de supuesta pluralidad un encuentro restringido a partidarios de las posiciones contrarias a la libertad de elección de lengua en la enseñanza”, critica Gloria Lago, presidenta de Galicia Bilingüe.

No obstante, fuentes de la asociación han manifestado que acudirán a una mesa redonda que tendrá lugar el próximo sábado, una vez les sea confirmada su invitación. “Hasta hoy sólo he recibido una llamada de Antón Reixa, miembro de la entidad convocante, inquiriéndome sobre nuestro interés en tomar parte en el debate, pero sin concretar ni horario, ni lugar, ni turnos de intervención si existieran”, informó Gloria Lago, quien añadió que suponen que se definirá próximamente.

En dicha mesa estarán también representantes de ‘Queremos Galego’, ‘Prolingua’, ‘CambiaGalicia’, ‘Patrimonio da Humanidade’ y la ‘Asociación de Funcionarios pola Normalización Lingüística’. “Todos ellos son grupos claramente cercanos al BNG”, declaran fuentes de Galicia Bilingüe. “De hecho, varios de ellos fueron creados con posterioridad a los últimos comicios autonómicos con la única finalidad de presionar al actual presidente de la Xunta, Núñez Feijóo, para evitar que cumpla su promesa de implantar la libertad de elección de idioma en los colegios”, añaden.

Galicia Bilingüe denuncia que el diseño del debate, “con cinco voces normalizadoras frente a una única contraria a la imposición lingüística”, evidencia el carácter “sectario” del congreso. ‘Ecolingua’ ha sido organizado por el Instituto Gallego de Estudios Europeos y Autonómicos (IGEA), presidido desde el pasado mes de julio por el anterior presidente de la Xunta, Anxo Quintana.

“El programa del certamen es casi una sucesión de comparecencias para repetir el mismo mensaje y obviar el hecho irrefutable de que progenitores y alumnos pueden elegir el idioma vehicular de la enseñanza en todas las democracias de países como dos o más lenguas oficiales”, denuncia Galicia Bilingüe, que añade que tampoco se plantea mención alguna a la propuesta recientemente presentada por ellos para modificar el controvertido decreto 124/97.

“Nuestra propuesta consiste en una sencilla fórmula que permitiría al presidente de la Xunta cumplir con rapidez y sin un elevado coste económico su compromiso electoral”, explica Gloria Lago. Tres pilares conforman el eje de esta iniciativa: que los padres escojan el idioma vehicular de las materias troncales, que las demás asignaturas se impartan en la otra lengua oficial, y que los estudiantes tengan libertad para utilizar cualquiera de los dos idiomas tanto en clase como en los exámenes y en el material didáctico.

“Un claro ejemplo del diseño completamente parcial del congreso de IGEA es la presencia de numerosos ponentes muy ligados a la normalización lingüística: es el caso de Gerald Larose, presidente del Consejo de la Soberanía de Québec e impulsor de medidas restrictivas para los anglófonos en esa región canadiense, de Goretti Sanmartín, directora del ‘Servizo de Normalización Lingüística’ de la UDC, de Edelmiro Moman, doctor en Química por la USC y conocido lusista, o el profesor de gallego en la Universidad de Cardiff, Craig Patterson, un filólogo nacionalista que siempre obvia en sus intervenciones que en Gales existe libertad de elección de lengua en la enseñanza”, declara Gloria Lago.

Dicho congreso contará también con la participación de Iván Area, vicerrector de la Universidad de Vigo, candidato por el BNG en los últimos comicios europeos y responsable máximo de una campaña, titulada ‘As linguas no sistema educativo’. “Esa campaña está llena de falsedades y manipulaciones sobre los modelos lingüísticos de otros países, como Finlandia o Gales”, critica Galicia Bilingüe.

“Llama también la atención que la persona encargada de la sesión de apertura de las jornadas sea el empresario Rafael Cuíña, reconocido partidario de la imposición lingüística y que, por su condición de militante del PP, ha sido utilizado en repetidas ocasiones por organizaciones nacionalistas como aval de su intolerante postura”, denuncia Gloria Lago, quien explica que algunas ponencias están “claramente ideadas para pasar por alto los modelos de política lingüística de otros países de Europa”.

Galicia Bilingüe opina que este congreso “parece haber sido ideado como respuesta a la celebración de las exitosas jornadas organizadas por la asociación el pasado mes de septiembre, en las que se evidenció que la libertad de elección del idioma en la enseñanza es generalizada en las democracias con más de una lengua oficial”. La asociación informa de que en su caso los ponentes extranjeros que vinieron a hablar sobre los modelos de sus países fueron enviados por sus gobiernos, no elegidos por Galicia Bilingüe, mientras que en este simposio han sido escogidos por los organizadores.

ETA utiliza grupos de catequesis para adoctrinar a jóvenes
Redacción Minuto Digital 18 Diciembre 2009

La Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT) alerta del uso que el entorno de la banda terrorista ETA realiza de los grupos de catequesis en el País Vasco para adoctrinar en las ideas independentistas a los jóvenes de entre 14 y 18 años, según explica un reportaje titulado ‘Así capta ETA a jóvenes vascos’, que se publica este mes en su revista ‘Fundación’

Según la publicación, “los jóvenes entre 14 y 18 años no pasan a formar parte de ‘kale borroka’ sin haberse empapado de la historia falseada y manipulada por la izquierda abertzale y ETA. Comienzan trabajando en organizaciones o grupos ‘abertzales’ de jóvenes que aún no han querido dar el salto a la violencia callejera pero que, a través de grupos de montaña, secciones juveniles de los partidos políticos ‘abertzales’, comparsas, grupos de catequesis o grupos ecologistas (Eguzki) comienzan a asimilar que el territorio de ‘Euskal Herria’ es único y que sufre una gran represión por parte del estado Español y Francés”.

La Fundación de Víctimas del Terrorismo enmarca estas prácticas dentro del proceso de captación empleado desde años por el entorno de la banda y que, según explica, comienza desde la infancia. “El método fijado por el entramado de ETA se desarrolla en tres fases. La primera busca la captación y el adoctrinamiento, entre los 8 y los 14 años. La segunda busca el compromiso, entre los 14 y los 18. Y la tercera la pertenencia a ETA, asumiendo que hay que matar, a partir de los 18 años”, detalla.

Alerta de que “muchos padres confiados envían inocentemente a sus hijos a realizar actividades de tiempo libre y deportivas y allí mismo, sin su conocimiento, comienza la captación sutil y, en algunos casos, eficaz”. Según algunos padres afectados, “jóvenes monitores pueden aprovechar ciertas complicidades ambientales para inocular y detectar rasgos de esencialismo nacionalista vasco desde edades muy tempranas”.

Dentro de toda esta estrategia, el reportaje ofrece los nombres de una serie de organizaciones que contribuyen a esta labor de captación desde las edades más jóvenes como Kimuak, Ikasle Abertzaleak (estudiantes patriotas), Urtxintxa, Euskal Herrian Euskaraz (EHE) –organización juvenil de la que salieron líderes de la izquierda ‘abertzale’ como Joseba Permach–, Gaztesarea, página web creada por Segi; Gazte Topaguneak (encuentros juveniles), Mendi Martxak (marchas al monte) o gazte martxak (marchas de jóvenes).

‘Fundación’ continúa explicando que cuando estos jóvenes se encuentran ya en la edad de entre 16 y 20 años dan un paso más que suele ser en forma de compromiso con algunas de las organizaciones anteriores, con plataformas ecologistas como la que se mostraba contraria a la construcción del Tren de Alta Velocidad (TAV) o incluso se encargan de regentar ‘txoznas’, casetas de feria relacionadas con la izquierda ‘abertzale’ y que sirven para recaudar fondos para Segi.

Los jóvenes con más proyección se les encarga la tarea de gestionar los ‘Gaztetxes’, “locales de jóvenes similares a las Herriko Tabernas, pero exclusivamente para los jóvenes”, según este reportaje realizado por Fernando Delgado en colaboración con el presidente de la asociación Dignidad y Justicia, Daniel Portero.

“Merced a todo este entramado de organizaciones, es a partir de los 18-20 años cuando la formación ‘abertzale’ obtiene sus frutos y aquellos que quieren adquirir un mayor compromiso con ‘Euskal Herria’ entran a formar parte de Segi como futuros responsables de la ‘Kale Borroka’, como aspirantes a ser responsables de EKIN-Batasuna o Askatasuna, organización de presos de ETA”, detalla el reportaje. Sin embargo, el mayor compromiso es entrar en las filas de ETA, algo que “requiere mucha dedicación” por lo que “no es fácil de alcanzar para todos los jóvenes ‘abertzales’”.

“Este compromiso es matar”, dice la revista al tiempo que aclara que “los que están en ETA este viernes, los que están en activo, han recibido el mismo adoctrinamiento desde su infancia”. Por ello se refiere a lo que “los expertos policiales llaman la ETA de ‘Txeroki’”.

“La mayoría de los responsables de aparatos de Txeroki, algunos ya detenidos, son de la misma generación que el ex ‘jefe militar’ de ETA y comparten estrategia con veteranos como Francisco Javier López Peña, alias ‘Thierry’ –ya detenido– o José Luis Eciolaza Galán, alias ‘Dienteputo’. Los jóvenes de menos de 30 años en los sectores de poder de la banda “han proliferado en la banda sobre todo después de la última tregua”.

Asimismo, en la revista se cita una investigación desarrollada por el profesor José Manuel Mata López, del Departamento de Ciencia Política y de la Administración e la UPV, según la cual, “la adhesión de algunos jóvenes a la práctica del terrorismo o a los grupos que lo apoyan o justifican, se genera fundamentalmente en los grupos de amigos (35 por ciento); mientras que el 27 por ciento considera que nace en la familia y solamente el 3 por ciento indica que los centros de enseñanza son el núcleo fundamental”.

Según esta investigación, “un 4 por ciento señala que esta adhesión nace en el trabajo, otro 4 por ciento cree que en el vecindario y otro 4 por ciento desde los medios de comunicación”.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial