AGLI

Recortes de Prensa    Martes 22 Diciembre  2009

 

Feijóo
Nuestra lengua de Shakespeare
Cristina Losada Libertad Digital 22 Diciembre 2009

A pocos días de que suene la campana para el decreto lingüístico en Galicia, se ha dado noticia del secreto de su fórmula. Lo hacía el presidente autonómico en una entrevista en ABC con palabras que revelan el propósito escapista. El debate, sentenció, no basculará entre el gallego y el español, sino que "la gran discusión va a ser la incorporación del inglés". La cuestión, por tanto, es bien sencilla: ni Moriles ni Montilla, ni tirios ni troyanos, sino Shakespeare. Con tres idiomas en liza, ya se pueden hacer juegos malabares que distraigan de las promesas que realizaba Feijóo antes de las elecciones del 1 de marzo.

Nada habría que objetar a la enseñanza del inglés, asignatura siempre pendiente a pesar de que se imparte. Pero desde la perspectiva política, el panorama es distinto. Ni el propio Feijóo oculta que ha encontrado en la introducción de la tercera lengua un ardid para evitar el dilema. Aunque la disyuntiva no es gallego o español, como claman nacionalistas y socialistas, sino libertad o imposición. La aparición del inglés no cambia los términos. Eso sí, sorprende que se escudara en la escasez de medios para limitar la libre elección de lengua cuando la prometió, y ahora lance una propuesta cuya realización exigirá más recursos.

La maniobra de evasión de Feijóo obedece a un temor poco santo y muy común en el Partido Popular. Es el miedo a disentir de los dogmas establecidos por los políticos y su entorno, en suma, por el establishment autonómico, que ha vinculado la legitimidad de su poder al hecho diferencial de la lengua. Entre todos han levantado un artificio sobre el impropio concepto de la "lengua propia" y han creado el peligroso artefacto de la identidad colectiva. Todos han vulnerado los derechos individuales en nombre de inexistentes derechos de las lenguas. Antes que enfrentarse a ese conjunto de supercherías retrógradas, mister Feijóo saca el inglés como escudo para que no digan que relega el gallego. Así podrá decir que también relega el español. Y mira que era fácil la libertad de elección.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Secesionismo
Un Bush para Cataluña
GEES Libertad Digital 22 Diciembre 2009

Ya con más perspectiva, es evidente que el fracaso en las consultas independistas de la semana pasada para los secesionistas catalanes fue escandaloso, vergonzoso, de los que escuecen: ninguno de ellos creía que eran tan pocos y tan mal acompañados, y cuando vía organizaciones interpuestas, organizaron su gran día, no imaginaban el batacazo. Los resultados conocidos no dejan lugar a dudas: sólo un 30% de los catalanes llamados a votar en la consulta acudieron a las urnas, e incluso más de uno votó "no". Y eso que estaban convocados estratégicamente en los municipios elegidos como escaparate por los independentistas: en Sant Cugat sólo votaron un 25% de los habitantes. El fracaso se une al del referéndum para la reforma del Estatuto que prepararon Zapatero y los nacionalistas, cuya participación no llegó al 50%, y encima dentro de los que fueron a votar, fueron menos los que lo apoyaron que los que lo hicieron en 1979.

Lo ocurrido muestra la existencia de un cierto marasmo ciudadano en Cataluña: la sociedad catalana no quiere la independencia ni el régimen despótico que les promete el pseudo-régimen, pero tampoco está dispuesta a ir a las urnas para frenarlo. Es cierto que una sociedad tiene los gobernantes que se merece, pero también lo es que cuando éstos le dicen a la sociedad catalana que voten algo muy importante para ella, ésta les da sistemáticamente la espalda de manera insultante. Que no vean el peligro, que les dé igual o que sean unos irresponsables es una cosa distinta a que los catalanes estén de acuerdo con el proyecto de PSC, CIU y ERC de crear una "Albania Ibérica".

Así que la primera lección a tener en cuenta es que los catalanes no son distintos al resto de españoles, pese a los delirios totalitarios nacionalistas y socialistas; la diferencia es que llevan treinta años sometidos a una presión totalitaria por parte del establishment político-mediático-cultural que es lo que marca la diferencia. En 1979, mientras Tarradellas prometía ciudadanía, el nacionalismo más atroz dirigido por Pujol ocupó el mundo de la cultura catalana, lo inundó de millones de pesetas y lo utilizó como vanguardia del golpe institucional que hoy vivimos. En Libertad Digital, Losada, Nolla o García Domínguez han mostrado bien como funciona este régimen, cuyo corazón es, ni más ni menos, el entramado económico del que se alimentan medios de comunicación, fundaciones o instituciones nacionalistas.

Salvando las distancias, entre los catalanes y el nacionalismo despótico que los gobierna desde la Generalidad, ocurre como entre los musulmanes y el islamismo: unos pocos fanáticos, bien organizados y preparados, arrastran a la mayoría por un camino que ésta no hubiese elegido necesariamente, erosionando sus libertades y enfrentándolos a sus vecinos. En Cataluña, como en cualquier lugar que se desliza hacia el despotismo, hay un punto a partir del cual no hay marcha atrás: pero aunque sea de manera indirecta y pasiva, los catalanes han mostrado que aún no se ha llegado a él, y que la independencia no les parece la meta sublime hacia la que le llevan sus gobernantes. Las espadas siguen en alto.

Aún hay partido que jugar en la sociedad catalana, siempre y cuando las fuerzas políticas y sociales españolas se pongan manos a la obra en exportar la democracia a este rincón nacional tan vapuleado. No hay misterio en la dominación independentista. Los nacionalistas eran en 1979 inexistentes, y han usado dos instrumentos para hacerse con el poder. Primero, el uso de la fuerza, sobre todo desde la Generalidad. Contra ellos hay que oponer, primero, la fuerza del Estado de Derecho, que es el que aprobaron los catalanes con mayor porcentaje que el estatuto independentista. La legitimidad para aplicar la ley en Cataluña contra los secesionistas la dieron los propios catalanes en 1979, y su pasividad hacia su clase política actual demuestra que un "no" del Tribunal Constitucional no traería ninguna consecuencia importante para la sociedad catalana. No hay que tener miedo a sus usurpadores. Por otra parte, en los últimos treinta años han movilizado enormes recursos económicos para encorsetar a sus ciudadanos en un cinturón de hierro cultural-mediático. Así que hace falta un empuje económico, una solidaridad y una generosidad material importante para que los disidentes catalanes que aún se enfrentan al sistema sean capaces de reforzarse y atraer a la sociedad catalana hacia el régimen democrático y constitucional español.

En definitiva, hay que exportar la democracia a Cataluña y acabar con el régimen liberticida que cada vez más asfixia las libertades en esta región española. Hace falta la claridad moral para ver que en Cataluña cada vez se vulneran más derechos, y que el proceso continúa. Y sobre todo hace falta el optimismo para sostener un pulso difícil y largo, en el que no escatimar esfuerzos, contra el secesionismo y a favor de la democracia. En el fondo, lo que hace falta es un Bush para Cataluña.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

11-M
La deuda pendiente
Gabriel Moris Libertad Digital 22 Diciembre 2009

Durante estos días, frontera entre el nuevo año y el que finaliza, están saltando a la prensa informaciones que podrían guardar algún tipo de relación con los atentados del 11-M. El asunto más directamente relacionado responde al juicio que se sigue en el juzgado nº 41 de Madrid contra el que fuera jefe de los Tedax y la licenciada que actuó presuntamente como perito en el análisis de las veintitrés muestras de explosivos que se analizaron en la pericia que ordenó el tribunal del juicio del 11-M.

Los resultados analíticos de estas muestras procedentes de los focos de los trenes, según mi conocimiento, no generaron ningún registro ni impreso ni gráfico que mostrara de manera inequívoca los resultados analíticos de los restos del material homicida. Los testigos presentados por la defensa en dicho juicio han declarado sin ambages que las muestras recogidas por ellos y constituidas por trozos de algodón con el que realizaron frotis, restos de los cráteres formados al explosionar las mochilas que contenían explosivo y otros, fueron debidamente entregados para su análisis, siguiendo los protocolos establecidos para ello.

Otro asunto tratado en la prensa en los últimos días ha sido la negativa del Ministerio del Interior a conceder asilo político a Mohamed Haddad, al parecer personaje secundario en la matanza del 11-M.

En el secuestro sufrido en Mauritania por tres cooperantes españoles y un ciudadano francés se habla de Al Qaeda y ello ha dado pie a que en algunas tertulias radiofónicas, en las que participan periodistas de cierto prestigio, se hayan establecido relaciones con el 11-M. Yo invitaría a dichos profesionales del periodismo a que me ayudaran a entender, –a partir del juicio y de la sentencia del 11-M, y de la ratificación de la misma por el Tribunal Supremo– la implicación de Al Qaeda en dichos atentados.

Cualquier profesional del periodismo tiene a su alcance material más que suficiente para poder desterrar de su mente la certeza con que hablan de la participación de Al Qaeda en los hechos. Creo que no está de más recordar el axioma nazi: "Una mentira, repetida hasta la saciedad, termina convirtiéndose en verdad". No puedo olvidar que el hoy presidente del Gobierno y algunos medios de comunicación que hacen alarde de su credibilidad, propagaron la falacia de los terroristas suicidas como prueba del carácter islamista del atentado. A fecha de hoy no han tenido la honradez de desmentir la noticia.

Otro asunto que se ha tratado recientemente es la cita a declarar que ha hecho el juez de la Audiencia Nacional que entiende de lo relacionado con el 11-M, a unos árabes residentes en Cataluña por su presunta implicación en facilitar la salida de España a unos presuntos implicados en la masacre.

Puede que los hechos citados anteriormente no tengan gran relevancia para esclarecer el inolvidable atentado de los trenes de cercanías, pero dado el silencio institucional sobre el tema, a nosotros, las víctimas, los que pensamos que la investigación del 11-M está por realizar, nos parece que todo ello puede representar, al menos, que el 11-M no se ha logrado olvidar por completo. Es lógico, si la memoria histórica selectiva no se ha olvidado; si los moriscos expulsados hace cuatrocientos años constituyen un objeto para saldar la deuda histórica con ellos, ¿cómo vamos a olvidar la mayor masacre cometida durante nuestra etapa democrática? No. No hemos olvidado. Por tanto, no lo que no entendemos es que hayamos perdido el interés por clarificar lo que no hemos olvidado.

Hoy he leído la crónica retrospectiva de un acto que tuvo lugar en el Palacio de El Pardo en el verano del 2004. Se trataba de la entrega de medallas al mérito del trabajo a las víctimas mortales del 11-M. Dicho acto, organizado por el Ministerio de Trabajo, y presidido por los los Reyes, contó con la presencia del presidente del Gobierno y del jefe de la oposición. Eran los tiempos en que la Comisión Parlamentaria de Investigación trataba de buscar las responsabilidades políticas de los atentados. El Rey, en su discurso pidió unidad frente al terrorismo; si mal no recuerdo, no habló ni de Al Qaeda ni de ETA.

En la legislatura derivada del 11-M, ni fue posible la unidad ni se aclararon las responsabilidades políticas y penales del atentado. Actualmente, los ciudadanos de a pie creemos percibir un alto grado de unidad, quizás excesivo. Próximo al sexto aniversario de la matanza, tenemos la percepción de que el exceso de unidad está sirviendo para que no podamos llegar a conocer lo ocurrido ni política ni judicial ni policialmente. ¿Es esta la unidad que pedía el Rey a nuestro Estado de Derecho ante las víctimas condecoradas?
Casi seis años después, exigimos a nuestro Gobierno, a la oposición política representada en nuestro Parlamento, al poder judicial y al resto de los poderes que constituyen nuestro Estado, que clarifiquen, hagan justicia, y adopten las medidas preventivas para evitar que se repita lo que ocurrió el 11 de marzo de 2004, inolvidable para muchos de los ciudadanos y especialmente para las víctimas. No hace mucho, con ocasión del día de los Derechos Humanos, el presidente del Gobierno recordó con acierto que el primer derecho es el derecho a la vida, derecho que no se protegió el 11-M. Si queremos que no se vuelva a repetir lo que nos causó tanto sufrimiento, no podemos renunciar a responder a todas las preguntas que seis años después siguen sin respuesta.

A hacer puñetas
Luis del Pino Libertad Digital 22 Diciembre 2009

24 de febrero de 2005. Cinco y media de la tarde. Debate en el Parlamento autonómico catalán sobre el hundimiento del barrio de El Carmelo, con acusaciones cruzadas entre PSC y CIU, que se echan mutuamente la culpa del desastre.

Inicialmente, es Joaquim Nadal el que se encarga de dar explicaciones por parte del gobierno tripartito, pero Artur Mas utiliza sus intervenciones para provocar a Maragall, exigiéndole que sea él el que suba a la tribuna.

Después de la tercera intervención de Mas, Pasqual Maragall termina por entrar al trapo y saltar al ruedo y, en un momento determinado, dirigiéndose a Artur Mas, le espeta: "Ustedes [CIU] tienen un problema. Y ese problema se llama 3%".

Entre el comprensible barullo parlamentario, Artur Mas toma la palabra y le contesta "... Usted ha perdido completamente los papeles. Si el presidente de la Generalitat hoy tiene que acabar este turno parlamentario de esta manera, usted ha perdido completamente los papeles. Usted ha perdido completamente los papeles, señor Maragall. Si era por eso, realmente se podía haber ahorrado esta intervención. Yo le pediría, señor Maragall..., señor Maragall, le pediría ... (voces de fondo), le pediría una cosa, y se lo digo también con toda la modestia y espero que con toda la corrección y con todo el respeto: entre ustedes y nosotros en estos próximos meses tenemos que hacer cosas muy importantes al servicio de este país, no lo olvide. Para hacer estas cosas importantes es muy necesario que un cierto círculo de confianza entre ustedes y nosotros siga existiendo, y que este círculo de confianza, que no es de amistad, pero es de confianza política, de intentar hacer cosas juntos al servicio de nuestro país y de su gente, de la gente del Carmel y de mucha otra gente, que eso no se rompa. Y con su última intervención eso se rompe definitivamente. Usted manda la legislatura a hacer puñetas. Supongo que es consciente. Y, por lo tanto, le pido, formalmente, con modestia y con pleno respeto, que usted retire esta última expresión y que podamos volver a restablecer este mínimo de confianza que nuestro país necesita."

Ante esa respuesta, Maragall recula y le contesta, de forma casi inmediata: “Honorable señor diputado, accedo a su demanda. Pero accedo a su demanda por una sola razón, porque usted acaba de decir una cosa muy importante, que interesa más al país que todo lo que nos ha dicho antes. Y eso tan importante es que Cataluña se enfrenta a cosas muy importantes que hay que hacer y espero de usted y de su grupo que estén en condiciones de hacer frente efectivamente a su parte de esa obligación en los meses que vendrán, en los cuales se jugará el Estatuto de Cataluña, la Constitución española y, en buena medida, nuestro futuro."

Y se acabó el enfrentamiento con la aceptación de las disculpas por parte de Artur Mas.

Reflexionemos sobre ese intercambio verbal. Maragall le echa en cara a CIU el tema de la corrupción y la contestación consiste en decir: si no retiráis esas acusaciones, no vamos a apoyar esas "cosas importantes" que tenemos que hacer en los próximos meses, con lo que estaréis mandando la legislatura "a hacer puñetas". Y Maragall acepta el chantaje y retira sus acusaciones, no sin antes dejarnos claro a qué "cosas importantes" se están refiriendo: el futuro del Estatuto, el futuro de la Constitución y "en buena medida, nuestro futuro" (sic).

Primera pregunta: Cuando Mengano amenaza a Fulano con no apoyar algo, está claro que ese algo es más importante para Fulano que para Mengano. En caso contrario, la amenaza no tiene sentido. Así que la pregunta obligada es: ¿por qué razón el sacar adelante el nuevo Estatuto era más importante para el PSC (y, por tanto, para el PSOE, como atestigua la posterior intervención de Zapatero para desbloquear el redactado final del Estatuto), que para los propios nacionalistas de CIU? ¿Qué es lo que hace que el Estatuto sea, no un proyecto nacionalista, sino un proyecto "de estado"?

Segunda pregunta: El Partido Popular se embarcó, posteriormente, en la curiosa estrategia suicida de abrir la brecha de las reformas estatutarias con la reforma del Estatuto de la Comunidad Valenciana (con lo que era el propio PP el que enterraba la pretensión de Aznar de dar por cerrado el desarrollo autonómico). Ese estatuto valenciano, aunque teóricamente era el último de la primera ronda de reformas estatutarias, en realidad pavimentó el terreno para abrir una segunda ronda de reformas, de la que el estatuto catalán fue el primer ejemplo. Pero es que después de aprobado (y recurrido) el estatuto catalán, el PP vuelve a hacer algo aparentemente incomprensible, como es apoyar un estatuto andaluz en el que se incluían muchos preceptos similares a los que el PP había recurrido en el estatuto catalán. Con lo cual, la segunda pregunta también es obligada: ese proyecto de estado llamado "estatuto catalán" ¿es sólo un proyecto de estado del PSOE, o lo es también del PP (o al menos de un cierto sector del PP)? En ese caso, ¿quién o quiénes son los que impulsan, en último término, ese "proyecto de estado" capaz de unir a ambos partidos nacionales?

Tercera pregunta: Volviendo a la intervención de Artur Mas, cuando alguien lanza una amenaza, es porque está en condiciones (al menos teóricamente) de llevarla a la práctica. Por tanto, cuando Mas le espeta a Maragall que "la legislatura se va a hacer puñetas" es porque está en condiciones (al menos teóricamente) de mandarla a hacer puñetas. Teniendo en cuenta que los votos de CIU no eran imprescindibles para la mayoría de Zapatero en el Parlamento Nacional, ni para la mayoría de Maragall en el Parlamento autonómico, Artur Mas sólo podía estar refiriéndose a que, al retirar el apoyo al Estatuto, eso conllevaba, automáticamente, el colapso de la legislatura. Esa interpretación se ve reforzada, de nuevo, por la sorprendente intervención posterior de Zapatero, que desbloquea el redactado final del Estatuto en un mano a mano en La Moncloa con Artur Mas (lo que, por cierto, apunta a que la legislatura que se iba "a hacer puñetas" si el Estatuto no salía adelante era la del propio Zapatero). Por lo tanto, la tercera pregunta es igual de obligada que las anteriores: ¿qué poderoso motivo podía haber para que el bloqueo del Estatuto catalán significara que la legislatura se iba "a hacer puñetas"? ¿Qué consecuencias directas hubiera podido tener ese bloqueo, que a su vez hubieran provocado que la legislatura de Zapatero tocara a su fin?

"¿Y qué tiene que ver todo esto con el 11-M?", se podrían preguntar ustedes.
Pues me temo que lo tiene todo que ver. De la misma manera que no se puede comprender el pre-11M sin analizar el modo en que se escenificó esa reunión de Perpignan entre Carod-Rovira y ETA (reunión que sirvió para acorralar al electorado nacionalista y de izquierda, preparándolo así para dar rienda suelta a su ira en los tres días posteriores a la masacre), tampoco se puede comprender cuáles fueron los objetivos de la masacre sin antes responder a una pregunta que resulta aparentemente absurda: ¿qué es lo que puede hacer que un proyecto de destrucción nacional se convierta en un auténtico "proyecto de estado", asumido por los dos partidos nacionales?

Una vez respondida esa pregunta, resultan comprensibles casi todas las actitudes políticas de estos últimos cinco años. Como también resulta comprensible por qué algunos accedieron a colaborar en el proceso de construcción de la versión oficial del 11-M, o se resignaron a la inevitabilidad de ese proceso. Y por qué continúan callando.

Todo esto en mi modesta opinión, claro. Aunque puedo estar perfectamente confundido. Todos los seres humanos nos equivocamos muchas veces al día.

Un Gobierno que no deja de engordar las deudas
Vicente A. C. M. Periodista Digital 22 Diciembre 2009

Con este Gordo nos hundimos definitivamente

Al Gobierno le ha tocado el Gordo de Navidad al aprobar unos presupuestos imposibles y que nacen marcados con el estigma de la falta de credibilidad y con taras congénitas. La imagen de la Ministra de Economía Sra. Salgado besándose con la Vicepresidenta y con el Presidente, mientras recibía el aplauso de los incondicionales del PSOE, hace preguntarse sobre si la verdadera democracia consiste en una imposición con solo sacar un voto más que tu oponente. El que algo tan importante para el futuro de la Nación se apruebe con una mayoría raquítica simple, en el que han sido fundamentales los votos de los parlamentarios nacionalistas vascos del PNV que pretenden su independencia de España, lo dice todo de que se necesita un cambio en la interpretación de las mayorías democráticas.

Y la segunda parte es si todas esas previsiones de gastos y de una política de insistencia en el derroche y no de contención, de aumento del déficit y de falta de creación de empleo, tienen justificadas sus correspondientes partidas de ingresos y de deudas. Y en este caso de las deudas ¿a qué coste? Así que es muy posible que esa alegría de la Sra. Salgado al “colar” estos Presupuestos sean lamentos de desesperación de quienes engrosarán las listas del paro y de los empresarios obligados a cerrar sus empresas por la falta de apoyo financiero. Claro que como su nombre indica son “presupuestos” y por tanto, algo que nunca debe ser tomado como ciertos y fiables. Es más, normalmente será al contrario y los gastos superarán con creces lo presupuestado.

Como todo habrá que ver la evolución de la economía y la aplicación de las diferentes partidas presupuestadas. Eso sí, esta vez esperemos que la oposición ejerza un marcaje más severo al Gobierno y no le permita salirse ni un euro sin denunciarlo ante los ciudadanos. Personalmente estoy convencido de que con estos Presupuestos España se hundirá más en la recesión porque salen impregnados de un sectarismo demagógico donde se obvian los problemas de estructura y tampoco se acometen las reformas laborales necesarias. La economía de España está gravemente enferma y se están aplicando tratamientos paliativos que no atacan la enfermedad.

Hoy se ha demostrado que el PSOE ha sido capaz de aliarse hasta con el diablo, con los enemigos de España, para lograr sus objetivos políticos y no verse rechazado y obligado a promover un adelanto de las elecciones generales. Y este comportamiento desesperado va a tener consecuencias letales y que aunque el PP ganase las elecciones, le será muy difícil remontar la situación. NI siquiera estaría garantizado su acceso al poder de persistir la actual legislación electoral, que otorga un poder excesivo a los partidos nacionalistas y hace imposible acometer políticas sin concesiones forzadas por los apoyos mercenarios y bastardos.

Pues como presuponer en mi caso es gratis y no causo perjuicio económico a nadie, voy a pronosticar que el Sr. Zapatero tras la desastrosa marcha de la economía de España y una vez concluida su presidencia de turno y parafernalia en la UE, tendrá que enfrentarse a una explosión social en el otoño, incontrolable por sus cariñosos Sindicatos y se verá obligado a adelantar las elecciones generales para el verano del 2011, eso tras una derrota aplastante en las elecciones Municipales de la primavera. Y ya se sabe que más vale tarde que nunca. ¿Pero podrá España esperar tanto o ya se habrá hundido definitivamente?

LA INFLUENCIA DE VOTO EN BLANCO
Francisco Rubiales Periodista Digital 22 Diciembre 2009

Reproducimos el informe sobre Voto en Blanco enviado por un lector y participante, que es parte de un estudio general sobre la blogosfera política española, donde se destacan los logros del blog en sus cinco años de vida.

Después de haber estudiado con cierta profundidad el fenómeno de "Voto en Blanco", he llegado a la conclusión de que es, probablemente, el blog político más influyente de España y, a juzgar por sus visitas y citas internacionales, uno de los tres más influyentes del mundo político de habla hispana.

Las ideas de Voto en Blanco, que son prácticamente las mismas que su autor, Francisco Rubiales, ha expuesto en sus tres últimos libros, son tan sencillas como convincentes: la democracia está secuestrada y degradada ("Democracia Secuestrada", Almuzara 2005); los políticos son los grandes culpables del asesinato de la democracia y los nuevos amos del mundo actual ("Políticos, los nuevos amos", Almuzara, 2007); los periodistas, al aliarse con los grandes poderes y al traicionar la verdad, son los grandes cómplices y los principales culpables, junto con los políticos, del hundimiento de la democracia y de la degradación moral y política de la sociedad ("Periodistas sometidos, los perros del poder", Almuzara, 2009).

Voto en Blanco no es otra cosa que la traslación diaria al periodismo de actualidad y al formato blog, que funciona en el ciberespecio, de esas tesis expuestas por Rubiales, aprovechando para ello su intenso entrenamiento como periodista político internacional y su experiencia como analista, asesor y colsultor.

Las ideas de Voto en Blanco se han convertido en paradigma y en componentes de la nueva cultura política en España y en otros países. La gente ha dejado de ser ilusa y se ha dado cuenta que la democracia es una estafa, que muchos políticos se han convertido en los "nuevos amos" del mundo y que demasiados periodistas han abandonado al ciudadano, se han arrimado al poder y se han convertido en traidores a la causa de la verdad y a la demcoracia.

Según los datos proporcionados por el autor del blog (constatables en los contadores), Voto en Blanco ha tenido más de 1.500.000 visitantes distintos desde que comenzó a publicarse, a principios de 2004. El número de visitas ha sido de casi seis millones y el de páginas consultadas se acerca a los doce millones. Tan sólo en los últimos dos meses, las páginas visitades desde Estados Unidos han sido más de 40.000, por casi 89.000 en España. Los paises que generan más visitas son España, Estados Unidos, México, Venezuela, Colombia y Argentina, por ese órden, pero hay más de un centenar de países desde los que se consulta el blog.

La tendencia a castigar a los gobernantes con el Voto en Blanco está creciendo en todas las democracia occidentales, al igual que la popularidad del Voto Nulo de Reproche, una idea lanzada por Voto en Blanco, que consiste en depositar en las urnas la papeleta oficial, anulada voluntariamente con una frase de reproche dirigida a la clase política. Tanto el Voto en Blanco como el Voto Nulo de Reproche hicieron estragos en las últimas elecciones legislativas mexicanas (2009).

Uno de los grandes méritos del blog es haber acertado en todos sus vaticinios y análisis. Cuando Zapatero llegó al poder, advirtió que detrás de aquella sonrisa existía un sofisticado proyecto político y de comunicación que había que tener en cuenta; habló antes que nadie en los medios de comunicación españoles de la profunda estafa que encerraba nuestra democracia y demostró que el sistema incumplía todas y cada una de sus leyes fundamentales (separación de poderes, control ciudadano sobre el poder, fuerza de la sociedad civil, igualdad ante la ley, elecciones verdaderamente libres, etc.); anticipó la "probable" derrota del PP en las últimas elecciones generales, por falta de energía y capacidad de convencer y de ilusionar. El último vaticinio ojala no se cumpla porque asegura que España no saldrá de la crisis económica que la está hundiendo hasdta que Zapatero no abandone el poder, lo que nos garantiza crisis aguda y demoledora por lo menos hasta 2012.

El blog influye no tanto por la cantidad de sus lectores sino por la calidad de los mismos y por el efecto multiplicador que consiguen sus artículos y argumentos, que sirven de inspiración a periodistas, analistas, asesores y políticos y que también son copiados y reproducidos en muchos otros medios. Entre sus visitantes habituales figuran los servicios de inteligencia de numerosos países, entre ellos los de Estados Unidos, China, Gran Bretaña y Francia. Tambien se reciben visitas de medios de comunicación, thinks tanks, fundaciones y muchos ciudadanos inquietos y atraidos por la idea de regenerar la sociedad.

El blog se define como un medio "para pensadores independientes; no para fanáticos". Sus artículos demuestran que el blog no está adscrito a partido político alguno, sin que defienda otras tesis que no sean la regeneración, la democracia participativa y la primacía del ciudadano sobre el Estado. Sus adversarios más encarnizados son la partitocracia, la corrupción y la tiranía. Sus críticas se dirigen hacia la derecha y hacia la izquierda y su autor afirma que si la izquierda española es la más duramente criticada, lo es únicamente porque está en el poder.

Voto en Blanco, que no admite publicidad y es financiado plenamente por su autor, ha rechazado en los últimos años muchas ofertas de vinculación política y no pocas presiones para que sirva de base a una plataforma que promociones abiertamente el voto en blanco. Pero su autor siempre dice que votar en blanco no es un objetivo sino una desgracia para un demócrata, que se ve obligado a hacerlo porque no encuentra ni políticos ni programas que sean fiables y dignos de recibir un voto honrado. Lo ideal, afirma Rubiales, sería votar a políticos que sean verdaderamente demócratas, que no mientan y que cumplan sus programas sin trampas, pero eso, por el momento, es imposible en España.

Tras un análisis exhaustivo de los contenidos del blog, se descubre que los únicos partidos que han recibido cierto apoyo en los últimos años han sido UPyD y Ciudadanos, pero siempre con reservas y adviritendo que lo más probable es que todo partido termine corrompiéndose con el tiempo porque lo que falla es el modelo de partido vigente: autoritario, cerrado, vertical, incapaz de creer en la democracia, de convivir con la verdad, de respetar la igualdad y de practicar el debate libre.

Rubén

Voto en Blanco

Gasto nada sostenible
Editorial ABC 22 Diciembre 2009

EN tiempos de crisis, la austeridad de los poderes públicos es el primer mensaje ejemplarizante que entienden los ciudadanos a los que el Estado quiere subir impuestos para sostener las políticas «sociales». Además, si realmente es necesario cambiar el modelo productivo para implantar una «economía sostenible», el gasto corriente y no productivo de las administraciones públicas es una de las partidas llamadas principalmente a adecuarse a una nueva estructura de la actividad económica más competitiva.

El Gobierno de Rodríguez Zapatero sigue sin entender esta lección básica de buenos modos en la gestión de la cosa pública y mantiene, como años atrás, una tendencia irrefrenable a aumentar el número de altos cargos, cuyas cifras reales son objeto de discrepancia. El Gobierno los limita para 2010 a 409, pero el Partido Popular suma un total 547, al contar los asesores de los Ministerios, y sin incluir la plantilla de los que están adscritos al palacio de la Moncloa. El coste asciende a 82 millones de euros, lo que es una cifra en sí misma muy importante, pero más aún puesta en relación con el estado general de las cuentas públicas, atenazadas por un déficit a largo plazo.

Obviamente, este déficit no desaparecerá si se rebajan los costes de altos cargos y asesores, y tampoco estaría justificado caer en el reproche demagógico de que no son necesarios o no tienen un cometido útil.

Lo que sí resulta inadmisible es el aumento constante de este grupo de empleados públicos -que hay que distinguir en justicia, y según los casos, de los funcionarios de carrera-, convertido en refugio de militantes y cuadros del partido y de relleno de ministerios, como Igualdad y Vivienda, cuya existencia es un capricho del presidente del Gobierno. Un capricho, eso sí, muy oneroso para los contribuyentes.

La falta de rigor en la potestad presupuestaria del Congreso tiene estos efectos perniciosos. Los Presupuestos Generales del Estado han acabado siendo un zoco de pactos entre el Gobierno y las minorías, gracias a los cuales éstas se limitan a vigilar que sus condiciones particulares sean generosamente financiadas, a cambio de estabilizar a un Ejecutivo alienado por su propia necesidad de sobrevivir.

Una lengua franca es un fenómeno lingüístico social espontáneo y no el resultado de una decisión legislativa o política
Juan Julio Alfaya Periodista Digital  22 Diciembre 2009

—¿Puede el esperanto llegar a ser la lengua franca de la Unión Europea?
Leonard Orban: Un idioma, para ser lengua oficial de la UE, ha de cumplir tres requisitos: 1º) tiene que ser lengua oficial del Estado miembro, lo que ha de constar en su Constitución; 2º) el Estado miembro en cuestión tiene que solicitar que se reconozca ese idioma como lengua oficial de la UE; y 3º) los demás Estados miembros han de aprobarlo por unanimidad.

Debido al primer requisito, el esperanto no puede llegar a ser la lengua franca de la Unión Europea.

El segundo motivo tiene que ver con su especificidad. En un idioma como el esperanto, la práctica social y cultural de su vocabulario es mínima. Las implicaciones prácticas y financieras que resultan de crear ex novo ámbitos enteros de un idioma artificial son inmensas.

El tercer motivo es más personal: no creo en las lenguas francas, tanto si se trata del esperanto, como del latín o, incluso, del inglés. Por otro lado, históricamente una lengua franca es un fenómeno lingüístico social espontáneo y no el resultado de una decisión legislativa o política. Probablemente algunos esperantistas de este foro no estén de acuerdo con mi postura, pero creo que el intercambio de opiniones es necesario (por lo que a mí respecta, algunos argumentos me han parecido muy interesantes y, sin embargo, no estoy de acuerdo con todos ellos).

—¿Pueden llegar a tener todas las lenguas que se hablan en Europa el mismo estatus dentro de las instituciones de la UE?
L.O.: El multilingüismo tiene sus propios límites en el seno de las instituciones europeas y en las publicaciones. Por mucho que queramos, no podemos traducir todo a las veintitrés lenguas oficiales. Estamos condicionados tanto por la cantidad de recursos humanos disponibles como por el presupuesto asignado a la traducción. La legislación se traduce a las veintitrés lenguas oficiales, pero otros documentos (como los intercambios con las autoridades nacionales, las decisiones dirigidas a personas físicas o jurídicas determinadas o la correspondencia) sólo se traducen a los idiomas necesarios.

—¿Qué entiende usted por «idiomas necesarios»?
L.O.: Son los idiomas que la mayoría de los ciudadanos europeos entiende. La traducción requiere tiempo, por lo que concentramos nuestros recursos en poner en línea en tiempo real la información urgente en los idiomas que la mayoría de los ciudadanos europeos entiende, más que en la publicación tardía en todas las lenguas.

Leonard Orban, comisario de la UE responsable de multilingüismo
6 de febrero de 2008

NOTA: Con el objeto de extractar y ofrecerles las ideas más interesantes de la respuesta de Leonard Orban a una pregunta del foro «Multilingüismo - Usted tiene la palabra», me he tomado la libertad de exponer su intervención en forma de preguntas y respuestas. Ante cualquier duda o desacuerdo con esta iniciativa mía, pueden consultar la intervención original del Sr. Leonard Orban en el enlace que figura a continuación:
http://forums.ec.europa.eu/multilingualism/do-you-experience-problems-in-your-everyday-life-that-are-due-to-language-difficulties/
Lean los comentarios que puedan entender. Son súper interesantes.

Agustín Nze: "En Guinea Ecuatorial el español es innegociable"
"Nuestro pueblo se siente orgulloso de su herencia hispana"
Belén Piedrafita www.lavozlibre.com 22 Diciembre 2009

Londres.- Don Agustín Nze Nfumu, como prefiere hacerse llamar, es el embajador de Guinea Ecuatorial en Londres y una de las personas que puede ofrecer una perspectiva más completa acerca de la situación de la lengua española en el país africano. Miembro de la RAE como académico correspondiente extranjero en Guinea Ecuatorial, habla cuatro idiomas y considera que tiene “dos lenguas maternas”. “El fang es el idioma que escuché nada más nacer, pero en cuanto empecé a dar los primeros pasos en la escuela adopté el español”, señala Nze.

- ¿Cómo llegó a alcanzar el puesto de embajador?
- Poseo estudios de Relaciones Internacionales, trabajé durante más de diez años como jefe de protocolo del Ministerio de Asuntos Exteriores de Guinea Ecuatorial y fui consejero presidencial encargado de Traducción e Interpretación. Posteriormente fui ministro delegado de Asuntos Exteriores y ministro de Información, Turismo y Cultura, así como encargado de la Francofonía y representante del jefe del Estado en el Consejo Permanente de la Francofonía. Asimismo, fui secretario general del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial durante siete años. Soy embajador desde abril de 2005. Además soy cofundador y presidente del Consejo de Redacción de la revista mensual 'La Gaceta de Guinea Ecuatorial', en la que también escribo.

- ¿Cuántas lenguas existen en Guinea Ecuatorial y cuál es la mayoritaria?
- Tenemos dos idiomas oficiales, el español y el francés, además de las diferentes lenguas vernáculas. Nuestra lengua de comunicación internacional es el español, empleado además como idioma de comunicación interétnica. Asimismo, en lo que respecta a nuestros idiomas tradicionales, el mayoritario es el fang y el segundo el bubi. También podemos hablar de las lenguas del grupo ndowe, el bisió y el annobonés. Estas son las que podríamos definir como mayoritarias, pero cada etnia tiene sus diferencias de tipo fonético dentro de la lengua compartida. Por ejemplo, en la lengua fang existen el ntumu y el okak; el bubi varía según la región de la isla de Bioko y con el ndowe ocurre lo mismo. Por eso resulta imprescindible utilizar el español como lengua de comunicación entre los diferentes grupos de población.

- ¿Qué porcentaje de población habla español?
- El 90% de la población. Tendríamos que excluir a las personas que ya tienen una cierta edad y que en su momento no aprendieron el idioma, pero prácticamente todo el mundo lo conoce y lo emplea. Gracias al avance de la alfabetización, el español es, de lejos, la lengua mayoritaria en Guinea Ecuatorial.

- Ha mencionado que también el francés es idioma oficial. ¿Cuánta gente lo conoce y emplea?
- Guinea Ecuatorial se encuentra en una posición geográfica complicada. Somos el único país en todo el continente africano que tiene el español como idioma oficial, lo que a la fuerza nos condenaba a un aislamiento en el entorno geopolítico. Este hecho provocó que el Gobierno se viera obligado a adoptar el francés como idioma oficial con el objetivo de romper ese aislamiento natural e integrarnos con el resto de culturas próximas. Es suficiente con observar un mapa de la zona: al norte hacemos frontera con Camerún; al este y al sur con Gabón, y además con Congo y Chad, y todos son francófonos. Por ello, y en base a una estrategia geopolítica, Guinea no tuvo más remedio que adoptar también el francés. Sin embargo la población no lo conoce. En ocasiones se emplea, pero su utilización es mucho más débil, por no decir prácticamente inexistente. El Gobierno sólo lo utiliza cuando debe relacionarse con el resto de países del entorno y en la zona de las fronteras. Es un idioma de trabajo, pero no está implantado entre la población, la cual no tiene un especial interés por él.

- ¿Cuáles son las lenguas de enseñanza en el sistema educativo?
- La lengua vehicular en la educación es el español y a partir de la enseñanza primaria se incorpora el francés como asignatura obligatoria, mientras que el inglés se introduce posteriormente como asignatura opcional. En lo que respecta a las lenguas maternas, los niños no reciben educación en ellas porque son idiomas orales de los que no existen textos escritos ni hay posibilidad alguna de hacerlos. El conocimiento de idiomas es fundamental. En un mundo cabe vez más globalizado cuantas más lenguas conozca uno, mejor. De hecho, en este momento Guinea Ecuatorial es país observador en la organización de países lusófonos, lo que nos acerca al ámbito del portugués. Somos un estado pequeño en extensión y en población, por lo que estamos empujados a buscar la forma de acceder a los grandes conjuntos del continente africano, lo que puede abrirnos las puertas a una integración más sólida a nivel internacional.

- La presencia española en Guinea Ecuatorial se inició en 1778 y desde ese año la implantación del idioma ha pasado por diversas fases. En 1968, año de la independencia, se redujo su aprendizaje, mientras que once años después se inició un proceso de recuperación. Determinadas fuentes informan de que a día de hoy, al contrario de lo que usted nos comentaba, el español no está completamente extendido. ¿Qué opina de ello?
- La afirmación es relativa. Si bien es cierto que la gente vive en poblados y que emplean mayoritariamente sus lenguas propias, el sistema administrativo y educativo utiliza única y exclusivamente el español. Por supuesto, de 1969 a 1979 perdió terreno debido fundamentalmente al régimen político del momento, que prohibía utilizar el idioma, pero en la actualidad está completamente extendido.

- ¿Cree que el hecho de que Guinea Ecuatorial sea el único país africano que tiene el español como lengua propia puede forzar a los ciudadanos a aprender más idiomas, y de esta forma se favorecería el bilingüismo entre la población?
- No lo creo. El guineo ecuatoriano es uno de los pueblos que más orgullosos se sienten de su identidad hispánica. En Guinea Ecuatorial el español es innegociable: si se realiza una apertura a otras lenguas es por razones de comunicación, pero sin ningún género de dudas el idioma y la condición hispánica son signos de identidad indelebles e inalienables para el guineo ecuatoriano.

- Los países que fueron colonias en algún momento de su historia suelen mostrar un sentimiento negativo hacia la antigua potencia. ¿Existe esta característica en Guinea Ecuatorial?
- Son temas diferentes. Una cosa es la política, otra la herencia hispana. Lo que yo pueda sentir con respecto al ex colonizador no tiene absolutamente nada que ver con la asunción de mi hispanidad. El colonizador te impone unas ciertas normas, unas condiciones de vida y de trato ante las cuales mi persona puede rebelarse y sentirse decepcionada o frustrada, pero eso no tiene nada que ver con mi asunción de la hispanidad. Hoy en día el concepto de hispanidad no pertenece exclusivamente a España, sino que va más allá de los límites geográficos y de la realidad política del país. De hecho, la hispanidad es un concepto completamente diferente de lo que es España como entidad política y como sociedad. Por supuesto, en Guinea Ecuatorial tenemos nuestros más y nuestros menos con las autoridades española, pero nuestra hispanidad no la ponemos en juego.

- ¿Existe algún programa de promoción del español o cree que no hace falta porque ya está lo suficientemente extendido?
- Un idioma nunca se considera lo suficientemente expandido o arraigado en una sociedad. También en España sigue enseñándose español todos los días. La globalización en la que estamos inmersos se caracteriza por diferentes luchas hegemónicas y de poder, y el idioma no se libra de ello. Hace unos años fui invitado por el Instituto Cervantes y por la Academia de la Lengua a la cumbre que tuvo lugar en Cartagena de Indias (Colombia), y durante ese congreso planteé que si un idioma se descuida corre peligro. No creo que podamos dormirnos en los laureles con el español; en un entorno globalizado todas las realidades culturales intentan imponerse, y si no lo tenemos en cuenta el idioma puede verse perjudicado. Es el caso de América Latina, donde a causa de la influencia norteamericana mucha gente emplea una mezcla de inglés y español, o de la propia España, en conflicto permanente con reivindicaciones como las del catalán. El idioma español debería seguir luchando, no sólo por mantenerse sino también por expandirse, tanto en el contexto nacional como en el internacional. En Guinea Ecuatorial la política es la de fomentar la expansión y el arraigo del español.

- ¿Cree que existe peligro de desaparición de las lenguas étnicas?
- Sí. Se están tomando medidas para evitarlo, intentando potenciar su difusión, pero el hecho de que sean orales lo dificulta un poco. Tienen espacio en los medios de comunicación, se utilizan diariamente dentro de las etnias y además existen movimientos y estudiosos que están haciendo esfuerzos para mantenerlas vivas.

Mercedes Salisachs: “No es cierto que el catalán estuviera prohibido durante el franquismo”
Redacción Minuto Digital 22 Diciembre 2009

Mercedes Salisachs, escritora de prestigio nacida en Barcelona, ha sido entrevistada por Manuel Trallero para El Mundo, donde afirma sin complejos que “no es cierto que el catalán estuviera prohibido durante el franquismo. Lo que pasa es que no era oficial, se podía escribir en catalán y se podía publicar en catalán, pero no era oficial. A mi siempre me han hablado en castellano”.

“Ni se me pasó por la cabeza aprender el catalán. Es en la democracia que ha empezado todo eso. Me parece muy bien que lo aprenda quien quiera, pero sin marginar. Para mi todas las provincias de España son España, incluyendo Cataluña”, añade.

También recuerda que “viví la República, que aunque la gente no lo sabe, fue horrible. Vivi la guerra y tuve que exiliarme. Ahora sólo se habla de los exiliados de izquierdas, nada de los que tuvimos que escapar de la muerte. Franco, en cuanto ganó la guerra, tendría que haber hecho volver al Rey. Cuando entramos, cuando las tropas entraron en Barcelona o Madrid, la gente estaba enloquecida de felicidad porque se había acabado aquel horror”.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Cataluña
Cleptocracia
José García Domínguez Libertad Digital 22 Diciembre 2009

En Mi siglo, soberbio libro de memorias del poeta polaco Aleksander Wat, sostiene el autor que muchas miserias de nuestra civilización son el resultado de no leer en voz alta. A su juicio, una porción notable de la literatura occidental no habría visto nunca la luz si sus artífices hubiesen accedido a recitar las obras antes de editarlas. Simplemente, les hubiera dado vergüenza oír sus propias necedades, concluye Wat con clarividente lucidez. Un hábito higiénico, ése que ahí sugiere, que, una vez convertido el Boletín Oficial del Estado en el principal canal de difusión de la literatura fantástica, convendría extender también a las cámaras legislativas, barrunta uno.

Así, por mucho cemento armado que blinde el rostro de, pongamos por caso Joan Saura, quizá padeciera un acceso de aluminosis facial tras declamar en público ciertas gansadas. Por ejemplo, ese artículo del Estatut que ampara el derecho inalienable de los catalanes –y las catalanas– "a gozar de los recursos del paisaje en condiciones de igualdad". Proclama que quizá resulte una solemne idiotez, aunque no una solemne idiotez gratuita. Al contrario, el precio visado y tasado de esa gran conquista revolucionaria asciende a justo 43.000 euros más IVA. Que tal ha sido la suma abonada por la consejería de Saura a un equipo de expertos en vistas, entornos y panorámicas con tal de estudiar las "percepciones y vivencias" de los catalanes –y las catalanas– en relación al paisaje doméstico.

Fruto de esa exhaustiva pericia, el Joan ha acusado recibo de que al pueblo soberano le placen más los bosques con ríos, arbolitos y pajaritos que los tendidos de alta tensión y las obras del alcantarillado, según acredita el dossier oficial. Una información que, sin duda, podría poseer un valor estratégico incalculable con tal de optimizar la eficacia operativa de la policía autonómica, la competencia que corresponde a Saura en el Gobierno de la Generalidad. En fin, a setecientos mil euros sube la última partida presupuestaria asignada a tales menesteres, acaba de anunciar, indiferente, el diario principal de la provincia, parte indisociable él mismo de idéntico paisaje moral. El derecho a la rapiña del erario con total, absoluta, definitiva impunidad. El retorno urgente al orden medieval a través de la privatización parcelada del Estado. La cleptocracia promovida a suprema seña de identidad colectiva. Catalunya.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Sanidad
El desprestigio de Cataluña
Guillermo Dupuy Libertad Digital 22 Diciembre 2009

El diario La Razón acaba de publicar un estudio sobre las preferencias de los cien licenciados que mejor nota han obtenido en el examen MIR de 2008. De ellos, prácticamente la mitad han elegido uno de los hospitales madrileños para efectuar la especialización, mientras que sólo el 17 por ciento optaron por uno catalán. Además, de los diez mejor puntuados, ocho pidieron especializarse en Madrid y sólo uno en Cataluña.

Aunque estos datos no son los únicos que vienen a desmentir la politizada e interesada critica que le vienen haciendo los sindicatos a la política sanitaria del Gobierno autonómico madrileño –caracterizada esta última por rehuir el incremento del déficit y, en su lugar, apostar por reformas estructurales para optimizar los recursos y aumentar la calidad–, lo que me interesa de ellos es cómo ponen también de manifiesto el paulatino desprestigio que, también en el terreno sanitario, padece Cataluña. Es evidente que en este deterioro y en esta pérdida de atractivo de la sanidad catalana, al margen de los modelos de gestión, influye de manera decisiva la presión asfixiante del nacionalismo y su obsesiva y liberticida inmersión lingüística. Lejos de servir para brindar una mejor atención al ciudadano, lo que hace es alejarles de los profesionales mejor cualificados.

Es así cómo la otrora prestigiosa sanidad catalana, con su altísima capacidad asistencial, de docencia y de investigación, se encuentra ahora, por culpa del nacionalismo y del estatismo que tan frecuentemente le acompaña, con falta de facultativos, teniendo la Generalitat que homologar títulos de otros países de peor formación y calidad médica.

Valga este ejemplo, uno más, para demostrar hasta qué punto tenia razón un personaje tan poco sospechoso de aversión al nacionalismo como Jordi Pujol cuando reconocía hace escasas semanas que en la época de Franco, si bien la relación entre Cataluña y el resto de España era mucho peor políticamente y desde el punto de vista de la administración, no lo era desde el punto de vista de la opinión pública. "El prestigio de Cataluña –concluía Pujol– era importante, mucho mejor que ahora".

Ciertamente, no hace falta haber sido adulto en tiempos de la dictadura para conocer del prestigio que entonces tenía Cataluña gracias a su sociedad civil y a su carácter abierto y cosmopolita que le hacía estar en la vanguardia en los terrenos económico, cultural, científico o deportivo. Lo criticable en Pujol es que no termine por reconocer al nacionalismo como uno de los culpables de esa decadencia paulatina que padece Cataluña. La obsesión identitaria de los nacionalistas es tan liberticida como empobrecedora. ¿Tiene sentido –por hacer referencia a otra noticia reciente– que la Generalidad catalana dé cuatro veces más dinero a sus "selecciones nacionales" que al deporte escolar?

Valgan estos ejemplos –podrían darse cientos– para poner en evidencia que el prestigio o la "dignidad de Cataluña" –por hacer referencia al título del editorial/manifiesto en defensa del Estatuto soberanista catalán– no la rebajamos quienes criticamos al nacionalismo en general, y a la inconstitucionalidad de ese engendro en particular, sino quienes sacrifican al individuo en el altar de la tribu.

El alcance del cambio
FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo 22 Diciembre 2009

Los últimos datos del Euskobarómetro que elabora el Departamento de Ciencia Política de la UPV han agitado las aguas de la política vasca. Socialistas y populares, aturdidos, se afanan a buscar explicaciones al desafecto hacia el Gobierno vasco que refleja el sondeo, mientras los nacionalistas, eufóricos, celebran los resultados.

Un sondeo tan rico en datos como el Euskobarómetro -probablemente uno de los trabajos sociológicos con mayor rigor de los que se hacen en España- permite fijarse en algunos aspectos mientras que otros igual de relevantes pasan desapercibidos. Así, habría que ver si los nacionalistas son tan entusiastas de otras partes del sondeo como la que revela que el Estatuto de Gernika tiene hoy más apoyo popular que hace treinta años, que se mantiene el respaldo a la Constitución española o que el deseo de independencia sigue siendo minoritario.

Un dato que ha pasado desapercibido en esta ocasión es el incremento durante el último año del miedo a hablar de política, especialmente entre los ciudadanos que no son nacionalistas y que se sienten más cohibidos para expresar sus opiniones que los nacionalistas. Y ese es un dato que hay que tener en cuenta a la hora de interpretar las encuestas porque, como escribió hace tiempo el catedrático de Psicología José Luis Pinillos en un artículo sobre el País Vasco, «bajo ciertas condiciones, el miedo hace maravillas, y una de ellas es, por supuesto, el síndrome de Estocolmo, que como ya habrá advertido el lector no sólo se produce en los secuestros». (Cuenta y Razón nº 33)

El miedo, sin embargo, no es el único factor que condiciona la opinión pública en Euskadi. Con la llegada de Patxi López a la presidencia del Gobierno vasco y el paso del PNV a la oposición se produjo el cambio en el terreno institucional, pero la formación nacionalista sigue teniendo la capacidad de marcar el pensamiento dominante que se impone incluso en sectores ajenos al nacionalismo. Una prueba de la influencia del PNV la vivieron los socialistas al formar gobierno cuando se toparon con el rechazo de muchos profesionales a entrar en el ejecutivo por temor a molestar al partido jeltzale.

El auténtico cambio político en el País Vasco se pondrá de manifiesto cuando los socialistas estén en condiciones de neutralizar esa capacidad del PNV de imponer el pensamiento políticamente correcto en la sociedad vasca. El trabajo institucional desde el Gobierno vasco es uno de los caminos para conseguir esa ascendencia social, pero no es el único ya que los socialistas, como líderes del cambio al que aspiran, tienen que ser capaces de promover cambios en la mentalidad de muchos ciudadanos para estar a la altura del PNV.

El borrador del nuevo decreto está prácticamente listo
Alberto Núñez Feijóo busca una salida al laberinto de la lengua
Poder elegir el idioma es la promesa que muchos le recuerdan hoy
Miguel Pato Periodista Digital 22 Diciembre 2009

La posibilidad de que los padres puedan elegir la lengua en la que sus hijos sean educados en Galicia o bien la imposición de un porcentaje de asignaturas y horas en gallego, español e inglés es una dicotomía incómoda a la que se enfrenta el Gobierno de Núñez Feijóo. Lo que está claro es que no puede contentar a todos (incluidos los nacionalistas) y la duda es si, por efecto rebote, molestará también a los que le apoyaron para llegar a la Xunta con la promesa de la libertad lingüística.

El borrador del nuevo decreto lingüístico para la Educación en Galicia está a la vuelta de la esquina. Su misión será derogar el actual aprobado por el anterior gobierno bipartito. El texto deberá de responder y posicionarse sobre una serie de aspectos que podrían poner en un serio aprieto a Alberto Núñez Feijóo.

Asociaciones cívicas que se oponen a la imposición del gallego consultadas por Periodista Digital apuntan a que, por ejemplo, en dicho texto se tendrá que recoger la promesa electoral de Feijóo en esta materia: "los padres podrán elegir el idioma en que sus hijos reciban educación en las escuelas." Norma dirigida a las asignaturas troncales.

Para Gloria Lago, de la asociación Galicia Bilingüe, esta premisa es fundamental para empezar a hablar. Sin ella, el futurible decreto sería contrario a una promesa por la que "muchos gallegos votaron con ilusión a Feijóo".

Lago añade que si se mantente un sistema de porcentajes (tantas horas en español, tanta en gallego) sería como quedarse como estamos. Para Galicia Bilingüe el cumplimiento de la promesa pasa por incluir en la matricula de los colegios una casilla para elegir entre gallego y español.

Otras fuentes consultadas amplían el debate al estudio del inglés. Se especula con la implantación de un sistema de tercios entre esta lengua, el español y el gallego. "No se trata de ser iguales por tercios".

Lo expuesto arriba se puede resumir en lo subrayado por las fuentes mencionadas.

"El error de base del PP es creer que la lengua en materia de Educación es competencia suya. Lo sería en territorios donde sólo hubiera una lengua oficial".

Fuentes de la Xunta, que guardan con celo el contenido del borrador, sí han manifestado que el objetivo es que para primavera haya un nuevo decreto lingüístico. De esta manera poder adaptar los materiales escolares para el curso 2010-2011.

Feijóo: "El debate no está entre gallego o castellano, sino en el inglés"
"Mi objetivo es cumplir con la normalización lingüística con una hoja de ruta que ya no tiene vuelta atrás"
 www.lavozlibre.com 22 Diciembre 2009

Feijóo: "El debate no está entre gallego o castellano, sino en el inglés".

Santiago de Compostela.- El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha concedido una entrevista al diario 'ABC' en la cual aborda la situación de conflicto lingüístico que vive la comunidad que preside. Tras la curiosa felicitación navideña enviada por la asociación Galicia Bilingüe, en la cual la asociación pide a los Reyes Magos que el presidente de la Xunta cumpla con la libertad lingüística, Feijóo negó haberse desmarcado de sus propuestas electorales. “Mi objetivo es cumplir con la normalización lingüística con una hoja de ruta que ya no tiene vuelta atrás”, explicó Núñez Feijóo a ABC. “Buscaré un equilibrio entre dos lenguas y la incorporación de una tercera”.

El presidente de la Xunta de Galicia ha explicado que el texto que sustituirá al polémico decreto del bipartito está “prácticamente ultimado” y que será presentado a los agentes sociales, aunque para el líder gallego el debate ya no está entre gallego o castellano. “La gran discusión va a ser la incorporación del inglés”, explicó Feijóo.

“La verdadera clave es ser capaces de interpretar y trasladar a las normas un sistema de bilingüismo cordial, el mismo de la calle, el que la sociedad gallega asume como propio”, manifestó el líder gallego.

El presidente de la Xunta afirmó que, sin embargo, el tema que más preocupa a los ciudadanos es la crisis. “La situación económica es el asunto principal, y esta se debe tomar con la seriedad que requiere”.

“La economía española es una economía enferma y no se puede improvisar el tratamiento”, denunció Feijóo. “El documento que el Gobierno mostró a mitad de la Conferencia de Presidentes era fruto de la premura, ya que lo que el presidente no ha conseguido durante este tiempo en las Cortes Generales ni con los agentes sociales, intentaba cerrarlo en una hora con los presidentes autonómicos”, criticó.

Feijóo considera que la propuesta del Gobierno para afrontar la crisis niega rebaja alguna sobre el crecimiento de impuestos. “Además, no va a hacer modificaciones en las cuotas de la Seguridad Social en materia de contrataciones, lo que supone un rechazo tajante a las propuestas de ocho comunidades en materia de política fiscal y laboral”, afirmó.

El presidente de la Xunta también se posicionó con respecto a Zapatero. De él indicó que “cuando tiene menos razón se enfada más”. “Cuando está menos seguro de lo que hace lo defiende con más agresividad”, agregó. Lamenta Feijóo que los presidentes autonómicos no hayan sido consultados en tres años en materia económica, y asegura que la política de Zapatero al respecto ha sido de “presión”.

El presidente gallego desmiente discrepancias en el mismo seno del PP acerca del documento presentado por Zapatero. “No podía convencer un texto que aún no conocíamos”. Preguntado por el voto favorable a la propuesta de Zapatero del Ejecutivo de Canarias, Feijóo se limitó a señalar que “cada uno debe explicar su postura”.

El Ayuntamiento de Barcelona vuelve a ignorar el castellano en su publicidad
Informa exclusivamente en catalán de la instalación de un nuevo contenedor
 www.lavozlibre.com 22 Diciembre 2009

Barcelona.- El Ayuntamiento de Barcelona ha iniciado un buzoneo para informar a los ciudadanos de la instalación de nuevos contenedores de basura para la recogida de materia orgánica en la Ciudad Condal. Sin embargo, y como ya viene siendo habitual, el consistorio barcelonés ha vuelto a obviar una de las dos lenguas oficiales de la comunidad, el castellano, idioma mayoritario de la mayoría de los barceloneses.

Menos de 15 días después de que este medio denunciara que Jordi Hereu había enviado su tradicional felicitación de Navidad a los ciudadanos barceloneses exclusivamente en catalán, y de que saliera a la luz que la capital catalana incumple los artículos 56 y 138 de la Ley de Seguridad Vial al obviar el castellano en la señalización, no parece que el Ayuntamiento barcelonés tenga ninguna intención de modificar su actitud.

Recortes de Prensa   Página Inicial