AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 24 Diciembre  2009

 

Moncloa
La táctica del señor Rajoy
Pío Moa Libertad Digital 24 Diciembre 2009

El señor Rajoy ha tenido la amabilidad de aclararnos reiteradamente que a él lo que le apetece es ir a la Moncloa, y no como visitante, sino como inquilino. Noble apetencia a la que, sin duda, tiene pleno derecho, como cualquier ciudadano, hasta el más chiflado. El mismo señor Rodríguez, sin ir más lejos, le preguntó a su madre, en el lecho de muerte: "Mamá, ¿crees que voy a ser presidente?". Y la madre, "con la parte más íntima de su cariño", debemos suponer que le dijo que sí, aunque no he llegado a leer la respuesta, si la hubo en trance tan extremo (entiendo que con estas cosas no caben bromas, pero es el señor Rodríguez, con su peculiar idiosincrasia, quien les da un toque no menos peculiar). Como fuere, el señor Rodríguez parece convencido de que la respuesta a su pregunta fue positiva, por lo que se consideró obligado, en lo sucesivo, a cumplir fiel y abnegadamente la creencia materna, y ya ven lo que hace la fe: observadores superficiales dirán que el señor Rodríguez es un bobo solemne, pero, lo sea o no, ahí lo tienen en la Moncloa, como quien no quiere la cosa. Que ya les gustaría a muchos envidiosos.

El señor Rajoy, pues, también quiere ser presidente, por las razones que sea y que él presumiblemente conoce bien y no tiene por qué andar por ahí contándolas al primero que pase. Y, como es lógico y no cabía esperar menos de una persona inteligente, ha estudiado a conciencia la táctica para alcanzar su admirable objetivo, porque en ese terreno no se puede ni se debe obrar a tontas y a locas, máxime cuando él sabe, por experiencia, que tiene enfrente un duro competidor que ya lo ha derrotado dos veces, la primera a pesar de partir el señor Rajoy con un margen de ventaja muy grande. No hay enemigo pequeño, dice con toda razón la sabiduría popular.

Y es que, con todo su derecho ciudadano a cuestas, un aspirante a la Moncloa tiene ante sí una ardua tarea necesitada de hondas reflexiones y de una energía fuera de lo común, razón por la que la Moncloa no está superpoblada de ciudadanos con muchos derechos, sí, pero sin aquellas otras cualidades precisas. Dicho de otro modo, la cosa exige una táctica bien elaborada y una firmeza de carácter que, por doloroso que sea reconocerlo, no están al alcance de cualquiera. Si el aspirante es un hombre burdo y poco cultivado, de esos que llaman de principios o de ideas, ejercerá una oposición digamos robusta denunciando, por ejemplo, que Rodríguez ha colaborado con la ETA, que ha hecho polvo la Constitución, que amenaza la integridad de la nación, corroe la independencia judicial, financia la recuperación de los odios de la guerra civil, impone leyes totalitarias o una enseñanza del mismo estilo, etc. Eso es seguramente lo que haría cualquier aspirante de mente primaria y sin dos dedos de frente. Pero el aspirante Rajoy está muy por encima de esas fruslerías: "¿Qué ganamos con denuncias semejantes? Crispar a la gente, angustiarla, inquietarla, y eso es lo último que debe hacer un profesional de la política. Por ahí no vas a ningún lado". Efectivamente. Un táctico de su categoría se percata al primer golpe de vista de que, si el señor Rodríguez ha hecho lo que ha hecho y ha ganado dos elecciones y sigue en el poder, sólo puede deberse a que ha obrado con acierto, a que lo que ha hecho está muy bien hecho. Y así el señor Rajoy, con sutileza taoísta, imita concienzudamente los logros del señor Rodríguez en todo lo que le permite su momentánea permanencia en la oposición y el poder de que dispone en las regiones donde gobierna el PP.

Una persona poco perspicaz y lega en las sofisticaciones de la política objetará: "Pero si hace lo mismo que Rodríguez, nunca conseguirá desplazarlo, porque la ciudadanía ya tiene a Rodríguez haciendo esas cosas, ¿para qué necesita entonces a Rajoy?". Este modo de razonar sonará convincente a hombres y mujeres de mentalidad simple, pero no, desde luego, al señor Rajoy, que las caza al vuelo. La objeción antedicha presupone que los ciudadanos son en alguna medida inteligentes, y el señor Rajoy sabe muy bien que distan mucho de ser lumbreras, pues si no, ¿cómo han podido dar sus votos a un bobo solemne, como ha definido, no entramos si con acierto o no, al actual inquilino de la Moncloa? No, la táctica de un aspirante inteligente de verdad tiene que ser doble: hacer como el bobo –solemne pero exitoso–, y esperar pacientemente a que éste se desgaste. Porque una ley de la política es que el poder termina desgastando al más pintado. Y entonces será la gran ocasión del señor Rajoy: entrará en la Moncloa para quedarse allí unos añitos, los españoles nos sentiremos orgullosos de su hazaña, él será feliz y los demás no menos. Porque la felicidad es lo que tiene, que se contagia.

Crisis política
Felicidades
Serafín Fanjul Libertad Digital 24 Diciembre 2009

Suena un tanto irónico, humor negro en un país que arrastra desde hace más de cinco años una situación de calamidad y vergüenza cotidiana. Felicitar en estas circunstancias parece tomadura de pelo o simple formulismo vacuo y, sin embargo, fortalecernos en convicciones y rituales que aun conservan algún sentido puede ser una manera de tomar fuerzas y recobrar el resuello que Rodríguez y compañía nos arrebatan a diario. Si perdemos el ánimo y el apego a cuanta herencia moral hemos recibido de nuestras familias y nuestra historia colectiva, sólo quedarán la huida o el suicidio: en definitiva, dejar el campo libre para que el capitán Rodríguez Lozano pase de las musas al teatro y su nieto, el pelmazo repipi, por fin, gane la batalla del Ebro sin tirar un tiro, por simple incomparecencia del adversario.

El año que concluye ha sido pródigo en malas noticias y paradojas que, una por una, serían suficientes para mudarse de barrio y, al salir, sacudirse el calzado para no llevarse de aquí ni el polvo de los suelos, como dicen que hizo Amadeo de Saboya al marcharse, aburrido y frustrado. Recontemos, sin pretensión de exhaustividad: se han rebasado ampliamente los cuatro millones de parados; Rodríguez y sus cómplices han aprobado el aborto libre (las chiquilicuatras que fungen de ministras lo han celebrado con alborozo: ¿tan divertido es?); la dignidad de España como estado ha caído mucho más abajo del piso (rendición ante cuatro zarrapastrosos somalíes, solícita función de palanganero de nuestro Gobierno con el de Rabat en el caso de Amina Haydar, envío de más tropas a Afganistán con las manos atadas por aquello de ver "qué podemos hacer por Obama"); continuación del despilfarro presupuestario en tanto en algunos capítulos faltan los mínimos imprescindibles, por ejemplo, en las Fuerzas Armadas; prohibición de los crucifijos en las escuelas; la independencia de Cataluña ha dejado de ser la calentura febril de unos cuantos horteras con mala sangre para convertirse en algo concreto y que ya se otea a la vuelta de la esquina (la prohibición de los toros sólo constituye una guinda folklórica antiespañola)...

Y todo gracias a la abnegada y tesonera labor de Rodríguez. Y de una nutrida cohorte de palmeros que trincan bien sin mirar de quién; o de instituciones silentes que, al parecer, piensan que a ellos no les va a mojar la riada: come y calla y tira pa’lante que, ya ves, también parecía que cuando Amadeo –sin ir más lejos–, o en el 31 –o etcétera– esto se hundía y salimos adelante (más bien, salieron). Pero ya estamos rascando el fondo de la olla, sin territorios lejanos que entregar o perder y con el mínimo que exigir al Estado comprometido (la seguridad física y jurídica de las personas).
¿Quién no ha oído, ante el bochorno diario por esto o aquello, la manida frase de "me avergüenzo de ser español"? En el fondo, es escapismo puro: la vergüenza no es ser español, sino tener compatriotas como Rodríguez. Mientras el nuevo año, en las alforjas de los camellos de Oriente, nos trae un Mariano despierto, debemos ser conscientes de que evitar y corregir la deriva que nuestro país ha tomado depende en primer lugar de nosotros, no de ayudas sobrenaturales y mágicas (la Unión Europea, Obama, la lotería cósmica de la conjunción de los astros). Esa conciencia puede ser un buen modo de recibir el Año, con un "Feliz Navidad" y sin esperar aguinaldos que nadie nos regalará.

PP y PSOE
La clase política como problema
Cayetano González Libertad Digital 24 Diciembre 2009

A pesar de los denodados esfuerzos que hacen nuestros políticos por tomar por tontos a los españoles, estos no se dejan tan fácilmente. El barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de noviembre pone de manifiesto que para las 2.490 personas encuestadas, el tercer problema que existe actualmente en nuestro país es la clase política y los partidos políticos, solamente por detrás del paro y de los problemas de índole económica, y por delante de cuestiones también importantes para la ciudadanía como la inmigración, el terrorismo de ETA, la vivienda, la educación o la inseguridad ciudadana.

El desprestigio de la clase –¿habría que denominarla mas adecuadamente casta?– política es evidente. Méritos más que sobrados han hecho para conseguirlo. Estamos viviendo sin duda el peor momento desde la transición política y en gran parte se debe a la mediocridad de los actuales políticos y de los partidos, que viven encerrados en si mismos, cada vez más alejados de los ciudadanos y de sus problemas.

Sería injusto decir que todos los políticos son iguales. No es verdad. Hay bastantes que están en la vida pública con una intención noble de servir a los ciudadanos. Esto se pone de manifiesto de forma más clara en la institución más cercana a la gente, los ayuntamientos, donde muchos concejales lo son de forma desinteresada, no ganando nada a cambio. Ya sé que la excepción a esto último lo constituye la corrupción que se ha destapado y otra que todavía permanece oculta en bastantes ayuntamientos en torno a todas las cuestiones relacionadas con el urbanismo y las obras municipales. Pero reitero que estamos en unos momentos de enorme desprestigio de la clase política. Y por ahí viene el desencanto ciudadano, el alejamiento de la vida política, la no participación en los procesos electorales, etc.

En este año que está a punto de finalizar hemos podido ver varios ejemplos que ilustran esa mediocridad de la clase política. En el Gobierno y en el partido que lo apoya, los ejemplos son abundantes. La imagen que ha dado el Ejecutivo de Zapatero para hacer frente a la crisis económica o para resolver la crisis creada por el secuestro del pesquero vasco Alakrana o por la huelga de hambre protagonizada por la activista saharaui, Aminatu Haidar, ha sido bastante patética.

Pero el principal partido de la oposición no le ha ido a la zaga. La tardanza por parte de la dirección nacional del PP en adoptar medidas en torno al caso Gürtel que ha afectado a varios dirigentes y cargos públicos ha sido el ejemplo más paradigmático. Y el remate lo ha constituido la reciente elaboración de un código de "buena conducta" que explicado por la vicesecretaria de organización Ana Mato todavía resulta mas ridículo. Según la citada dirigente, recibir un ramo de flores por tu cumpleaños o unos polvorones en Navidad, entra dentro de las prácticas permitidas por ese código. Lo dicho, ridículo total.

El problema es que no se atisba en el horizonte síntomas de regeneración ni en la clase política ni en los partidos. En la mayoría de ellos, la democracia interna brilla por su ausencia. Viven en su mundo, fabricando su chiringuito. Los jefes se suelen rodear de un grupo de "pelotas" –otros los llaman asesores– que son incapaces de decir algo que les lleve la contraria. Y así les va. Pero se está jugando con fuego, porque cuando en un país como España, con la que está cayendo, que el tercer problema para los ciudadanos sea la clase política y los partidos, es como para mirárselo. ¿Lo harán? No tengo ninguna duda de que no.

Nacionalismos
Flandes hoy, Cataluña mañana
Álvaro Vermoet Hidalgo Libertad Digital 24 Diciembre 2009

¿Se imaginan que los nacionalistas triunfasen definitivamente en España? ¿Que lograsen imponer un modelo de Estado basado no en la independencia, sino en la sumisión del resto del país? Dejen de imaginar, vénganse a Bélgica.

Al igual que España, Bélgica es una monarquía constitucional, en la que el Rey no tiene ningún poder. Sucede que en Bélgica, el Gobierno tampoco. Bélgica se divide en tres territorios, tiene seis gobiernos y siete asambleas legislativas (lo que explica que nunca se tome ninguna decisión efectiva... y que las decisiones que se toman nunca sean efectivas). La cooficialidad de lenguas que aún rige formalmente en España no existe en Bélgica, de tal forma que los francófonos (40%), los neerlandófonos (60%) y el pequeño grupo germanófono conforman tres comunidades lingüísticas. Sin embargo, las mismas no coinciden con la división territorial hecha hace décadas, y son los gobiernos territoriales (Valonia, Flandes y Bruselas) y no las comunidades lingüísticas los que tienen todo el poder político.

Mientras que en Bruselas (ciudad-región enclavada en Flandes) rige un bilingüismo estricto, pese a tener sólo un 10% de flamencos frente a un 70% de francófonos y Valonia (que vive una situación comparable a la de Andalucía o Extremadura: estancada económicamente y sumergida en socialismo y corrupción) es francófona, es en Flandes, oficialmente neerlandófona pero con poblaciones francófonas, donde se ha producido y se sigue produciendo un esfuerzo político por desterrar de la vida pública a los francófonos. Como ejemplo, véase la expulsión de los francófonos de la Universidad Católica de Lovaina (donde me encuentro estudiando) impulsada en 1968 por los democristianos flamencos de la Universidad, entre los que se encuentra el nuevo presidente de la UE, Van Rompuy. La estrategia del nacionalismo flamenco (que no es un partido: son todos los partidos políticos a los que se puede votar en Flandes) es la misma que la del catalán: primero apelar a la flexibilidad del país para que quepan las "especificidades" propias y después negar esa misma flexibilidad dentro de su territorio; defender primero un Estado federal (o autonómico) y, obtenido el poder territorial, pasar a defender una confederación; conjugar un discurso y un programa contra el Estado a la vez que dominan todo el poder político del Estado.

La delimitación de Flandes llevó consigo el compromiso de que el Gobierno flamenco respetara a las poblaciones francófonas de Bruxelles Halle Vilvorde (hoy 75% francófonas) que rodean a Bruselas. Sin embargo, los partidos flamencos consideran que ya ha llegado el momento de acabar con esa "irregularidad", empezando por las escuelas francófonas controladas por el Gobierno flamenco. Hace algunas semanas, el parlamento regional se ha arrogado la competencia de "inspeccionar" estas escuelas a iniciativa del partido neofascista N-VA. Recientemente, la mayoría flamenca ha impuesto la "escisión" total de Bruxelles Halle Vilvorde respecto de Bruselas, con el fin de que estos municipios francófonos pasen a estar completamente bajo el control del Gobierno flamenco. Y ello no se hace sólo para impedir que los ciudadanos, mayoritariamente francófonos, puedan expresarse en francés ante la Justicia y ante la Administración (el francés está literalmente prohibido en la administración flamenca).

Lo que pretende impedir Flandes es que los 150.000 francófonos que viven en Bruxelles Halle Vilvorde puedan votar a los partidos francófonos, pudiendo sólo votar a los nacionalistas flamencos, todo ello con la oposición del Front Démocratique des Francophones. A esto hay que añadir el caso de varios alcaldes elegidos por aplastantes mayorías absolutas en estos municipios, no reconocidos oficialmente por el Gobierno de Flandes por haber utilizado sus electores papeletas en francés, lo que ha conllevado una denuncia del Consejo de Europa.

El integrismo lingüístico-territorial aplicado en Flandes se fundamenta, como el catalán, por una parte en una idea de Estado-nación que identifica territorio y lengua y, por otra, en "compensar" la marginación que históricamente han sufrido los flamencos y su lengua, no sólo una marginación política, como en el caso catalán, sino también económica (brillantemente retratada en Daens). El programa de pureza lingüística flamenco acaba de incluir medidas como prohibir el uso del francés durante el recreo o la expulsión sistemática de los niños que hablen en francés durante las actividades organizadas por la agencia deportiva flamenca. La política lingüística del nacionalismo catalán, destinada a convertir el castellano en lengua extranjera en Cataluña, se asemeja pues a la del nacionalismo flamenco, con el agravante de que en Flandes la mayoría no habla francés mientras que en Cataluña se trata de cambiar la lengua materna de muchos ciudadanos que, además, sí es oficial en Cataluña (pese a lo cual los castellanohablantes en Cataluña parecen haber asimilado como algo natural que su lengua no sea oficial "de facto" en su propio país, mientras que los francófonos de Flandes resisten).

Pero es al sistema de partidos políticos a donde quería llegar en la comparativa con Cataluña. Expliquemos la cuestión de los partidos con otra comparación. Cuando Rosa Díez se negó a que Ciudadanos fuera la sucursal de UPyD en Cataluña, buscaba evitar una situación como la del PP en Navarra con la UPN o, sobre todo, como la del PSC, un partido nacionalista catalán que juega el rol de franquicia del PSOE cuando ello le conviene, lo cual resulta dramático dado que los votos originariamente los aportaba el PSOE catalán y no el minúsculo PSC. El resultado es que en la práctica, cada vez más, en Cataluña sólo se puede votar al nacionalismo.Pues bien, en Bélgica la situación de UPN y del PSC es la que define la vida política: no sólo no existen partidos a nivel federal (existen democristianos, socialistas y liberales en los tres trozos del país sin que ninguno tenga relación alguna con su homólogo desde hace décadas), sino que resulta jurídicamente imposible poder votar a los partidos de la otra región, y ni siquiera en las elecciones federales se intenta fingir la existencia de programas o líderes nacionales.

Este modelo, que se impone en Cataluña y se generaliza con el desarrollo Estado autonómico, tiene más que ver con el modelo político que con los sentimientos identitarios de los ciudadanos de estas regiones. La generalización del nacionalismo catalán no se debe a su fuerza social originaria (véase la victoria de los partidos nacionales, UCD y PSOE, en las primeras elecciones catalanas, o la ratificación en referéndum de la Constitución española, que obtuvo más participación que el Estatuto) sino a la falta de sentido de Estado de los partidos nacionales cuando decidieron "confundirse con el paisaje" nacionalista, movidos precisamente por los incentivos que caracterizan el modelo político del Estado autonómico tal y como se está desarrollando. Es por ello que se está llegando a la misma situación en el resto de España, según van adoptando ambos partidos nacionales la estructura de poder del Estado.

Incentivos que perjudican precisamente al sentimiento nacional, puesto que una región en la cual los partidos nacionales no adopten el modelo territorial de poderes (el de Flandes, el de Cataluña) perjudicará a esa región, al carecer de fuerza sus diputados para presionar al Gobierno de la misma forma que lo hacen los nacionalistas. Se incentiva, pues, el poder de quienes quieren acabar de desmontar el Estado y se penaliza a los pocos que resisten.

Bélgica, único país europeo que ha tardado más de medio año en formar un Gobierno interno e inestable, no funciona como país porque se ha impuesto el modelo territorial que quieren los nacionalistas catalanes y vascos en España, y que es al que vamos –sin la preceptiva reforma constitucional que haría falta y que iría en sentido contrario de la que pide la gente– gracias al Tribunal Constitucional y a otras instituciones. En Bélgica se han fomentado las identidades territoriales y lingüísticas frente a la identidad nacional, cuando precisamente las identidades nacionales se crearon para evitar continuos conflictos étnicos o comunitarios.
Tal vez España estaría a tiempo de no acabar como Bélgica en materia territorial si los partidos políticos nacionales pactaran la regeneración del Estado que parecen pedir los ciudadanos. Desde luego, una reforma constitucional sería un paso a seguir, sobre todo en materia de educación y lengua, pero en realidad lo único que hace falta es que los dos partidos nacionales actúen con sentido de Estado. No sé si haría falta un Ministerio de la Identidad Nacional como el francés, pero tengo claro que hace falta una educación nacional y unas instituciones nacionales que refuercen la identidad nacional, basada no en imponer una manera de entender el país, una lengua o un sentimiento territorial, sino en el verdadero respeto a la pluralidad: un régimen político de libertades, fundamentado en la igualdad de los ciudadanos y en la soberanía nacional. Lo contrario, permitir la creación de identidades territoriales en un Estado descentralizado, es el caldo de cultivo para acabar como Bélgica.
Álvaro Vermoet Hidalgo es presidente de la Unión Democrática de Estudiantes, miembro del Claustro de la Universidad Autónoma de Madrid, consejero del Consejo Escolar del Estado y autor del blog Cien Mil Objeciones.

Feliz Navidad (en lo que cabe)
Editorial www.gaceta.es 24 Diciembre 2009

La fiesta nos induce a ser realistas, pero conviene suspender los temores unas horas.

La Navidad no es tiempo de reproches, sí lo es de concordia. Pero difícil es, desde luego, llegar a este objetivo en unos tiempos tan revueltos, convulsos, como los que nos toca vivir. Este año que ya se nos acaba no ha sido precisamente un ejercicio de diálogo, ni de esperanza. El poder político no ha hecho ni un solo gesto en pos de un acuerdo amplio en la sociedad. La mayoría de las leyes llamadas “sociales” que ha pergeñado son un ejemplo de ello. Singularmente una: la del Aborto, que no ha dividido España en dos, como con otras menos belicosas dictadas anteriormente, sino que la ha alejado de los presupuestos tradicionales que ha tenido desde siempre nuestra comunidad. Por todo esto, y en una fecha como la de hoy, es muy difícil encontrar resquicio para recomendar confianza.

Política, económica, social, patrióticamente, España no camina precisamente por una buena senda; antes bien, al contrario. Desde que se inició la Transición hace más de una treintena de años, hay escasos precedentes de una situación tan enconada como la que vivimos. Desde el poder se ha intentado vender la especie de que todo lo hecho hasta ahora ya es una antigualla, que el país necesita introducirse en una nueva era en la que cambian los presupuestos y hasta los modos y las formas de vida. Parece como si el máximo representante del Gobierno tuviera por objetivo convertirse en el gran armador de una nueva sociedad en la que prima el relativismo moral y en la que el laicismo excluyente es el patrón a seguir. Pero es que, además, el instante actual viene determinado por el hecho de que todo lo que se opone a esta imprecisa pero muy peligrosa definición social debe ser reprimido. Ha vuelto –y esta no es solamente una impresión nuestra– el temor a ser vigilado por la amplísima y sofisticada tecnología de que dispone ahora mismo el Estado. Desde LA GACETA hemos denunciado, casi en solitario, el riesgo que supone para la intimidad y para la libertad un sistema como Sitel, que permite arbitrariamente que el poder se introduzca horriblemente en nuestras vidas.

Es sólo un ejemplo. Económicamente, además, el país ha perdido otro año más en la senda de la recuperación. Zapatero negó en primer lugar la crisis, luego la disimuló, más tarde puso algunos parches carísimos y en este minuto ya al final de 2009 lo único que hace es volver con sus promesas infundadas para salvar sus propios muebles. Hoy mismo recogemos la previsión de paro que hacen el Instituto de Empresa y una compañía privada: cuatro millones y medio de desempleados para el próximo mes de marzo. Sólo este dato debería servir para rebajar el entusiasmo fingido del presidente.

A mayor abundamiento, estamos en el tramo fiscal de una decisión constitucional que puede volver a España boca abajo. Si como se vine temiendo en los pasados días, el tribunal encargado de velar por nuestra Norma Suprema chapucea el Estatuto de Cataluña hasta formular una sentencia que sea del agrado del más presionante soberanismo, España estará muy al final de su recorrido histórico como Nación. Ni somos catastrofistas ni deseamos tener razón pero, como diría una castizo: “Esto es lo que hay”. Esto es lo que hay en un día como el de hoy, que debía ser de paz y alegría, pero que está enturbiado por estas realidades que no podemos desconocer. En todo caso, y con la mayor gratitud para nuestros lectores, les decimos: ¡Feliz Navidad! Feliz Navidad dentro de lo que cabe. Podemos hacer un ejercicio de optimismo y suspender por unas horas nuestros temores. La fe puede ayudarnos

Gracias por tu lucha y por tu dignidad
Enrique de Diego Periodista Digital 24 Diciembre 2009

Queridos amigos de las clases medias: Quiero felicitar a todos estas fiestas tan entrañables y que este año son ya tan duras para muchos de vosotros o de vuestros familiares.

Acudo humilde, confiado y angustiado al Niño-Dios y a la Sagrada Familia para que se apiaden de todos nosotros, de nuestras familias, de nuestros compatriotas.

A nadie debe molestar que abra mi corazón, ejerza mi libertad y acuda a los Poderosos que nunca fallan, porque los de la tierra han fallado todos; nos hemos quedado sin referencias.

Quiero agradeceros a todos y cada uno; quiero agradecerte lo que has hecho este año por la Plataforma de las Clases Medias. Sé que, como yo, hasta hecho cuanto has podido y si pudieras haber hecho más no te hubieras medido.

Sé que has tenido que compaginarlo con tu esforzado trabajo y con tus obligaciones familiares, en medio de la tensión de una sociedad que se desmorona y de una hecatombe que se va extendiendo como un alud y que consume tejido vital y productivo como un agujero negro.

Ya veis que no exagerábamos cuando describíamos y anunciábamos una situación de colapso y de tragedia colectivos. Estas navidades son bien distintas a cuantas hemos conocido: comercios cerrados o vacíos; falta de alegría y el insulto permanente del inútil e incompetente de La Moncloa empeñado en vender una recuperación inexistente, mientras sus lacayos siguen viviendo en el lujo a nuestra costa.

Tampoco exagero lo más mínimo que si no nos movilizamos y paramos este suicidio colectivo habrá de morir mucha gente de hambre física.

Así que cada uno sois importantes, sois decisivos y no debéis mediros en vuestro esfuerzo. Somos gente con coraje, acostumbrados a vencer adversidades y no nos vamos a arredrar ante ésta, que es tremenda, sin precedentes.

En vez de regenerar un sistema muerto, están subiendo los impuestos, las tasas, las multas y las tarifas de todo. Nos enfrentamos a gente cruel y deshumanizada, que no tiene otra con conciencia que la dictada por sus intereses expoliadores.

El año 2010 -a nosotros, en la Plataforma no nos gusta engañar, ni engañarnos- se presenta mucho más negro que el 2.009, porque el deterioro se va a acrecentar, porque el Estado entrará en quiebra (ya ha entrado, sólo falta que se declare) y temblará, bajo el peso acumulado de la corrupción política, el entramado financiero cuanto menos de las cajas. Podemos prever lo que nos espera bajo este modelo depredador y como consecuencia de la política demencial que padecemos.

Esperan que, con la pobreza vergonzante de las clases medias, nos deprimamos y nos hundamos, que enfermemos y ni siquiera dar la noticia en sus televisiones. Hemos de sacar fuerzas de flaqueza y no cejar en la lucha. Habremos de exigir responsabilidades por tanto sufrimiento. ¡No pueden quedar impunes!

La tragedia está ya en las calles y en las casas. No hay harapos, porque aún se mantiene el atrezzo de épocas pasadas, y ello añade un elemento de confusión a esta crisis de civilización.

No tengo más que motivos de agradecimiento hacia ti. Te agradezco tu lucha. Te agradezco, sobremanera, tu dignidad. Hemos sido dignos. Hemos actuado con dignidad y en las razones de los otros hemos encontrado nuevas razones. ¡Cuán sorprendente que nada más conocernos, por mor de los objetivos comunes, de los ideales compartidos, es como si nos hubiéramos tratado toda la vida! ¡Qué espléndido ambiente fraternal habéis ido generando en la Plataforma!

En medio de esta tiniebla que se expande, somos la luz y la esperanza. Si bien miramos las cosas de frente, y nos atenemos a la realidad, somos optimistas cabales y porque lo somos de manera intensa, por eso luchamos.

Os llamo a redoblar la lucha.

Con mi agradecimiento por todo lo conseguido, quiero transmitiros mi firme convicción de que hay esperanza, de que lo vamos a conseguir, de que podemos y lo vamos a hacer, aunque nos cueste sangre, sudor y lágrimas. Esa sangre, ese sudor y esas lágrimas de los que se alimentan los parásitos.

¡Luchad, corajudos miembros de la Plataforma! ¡Luchad, sin desmayo! ¡Luchad con alegría!

Ya hemos merecido sobrevivir. Lo conseguimos el 7 de noviembre en nuestra primera marcha a La Moncloa. Ahora queda rematar la tarea, conseguir los objetivos prácticos, cuanto antes, para minimizar el sufrimiento.

En enero, lanzaremos con todas nuestras fuerzas, la insurrección fiscal. Será sencilla, legal, contundente, masiva y decisiva.

No contaban con nosotros. No esperaban nuestra rebelión. Creían que tú y yo cederíamos, pero no vamos a ceder; que nos vendríamos abajo, pero no les vamos a dar ese gusto.

Simplemente, vamos a dar la vuelta a la situación y a poner orden en las cosas.

En 2010 vamos a acabar con el expolio. Es mi compromiso. Es nuestro compromiso. Cuento contigo.

¡Feliz Navidad!
Fuerza y honor
Enrique de Diego

Los Presupuestos del cambio
Editorial La Razon 24 Diciembre 2009
El Parlamento vasco aprueba las cuentas públicas sin partidas para el entorno de ETA

El Gobierno vasco consiguió ayer la aprobación definitiva de los Presupuestos de la Comunidad para 2010. Las primeras cuentas de la Administración constitucionalista salieron adelante sin complicaciones ni contratiempos y con una mayoría tan holgada que sólo recibieron seis votos en contra. El reciente acuerdo de estabilidad suscrito entre PSE y PNV favoreció un trámite que, en cualquier caso, tenía garantizada la mayoría absoluta por el compromiso principal de socialistas y populares vascos. El éxito de estos Presupuestos es una prueba sustancial de la muy positiva evolución del cambio político en el País Vasco. Aunque es cierto que queda mucho trabajo por realizar en la sociedad y bastante labor pedagógica y de desbroce de la herencia de sectarismo y de confrontación de tres décadas de régimen nacionalista –los resultados del último euskobarómetro son elocuentes sobre el grado notable de contestación del Gobierno vasco–, no lo es menos que los pasos dados hasta la fecha han sido trascendentes y sólidos.

La determinación y la contundente actuación de la Administración autonómica en la recuperación de los espacios de libertad y en el desarrollo de una política de tolerancia cero con ETA y su mundo han supuesto un avance llamado a cambiar la geografía de la indignidad que se había instalado impunemente en buena parte de las ciudades y los pueblos vascos. La relación con las víctimas del terrorismo ha sido otro signo distintivo de esta nueva Administración, que se dedicó desde el primer momento a dar a ese colectivo olvidado por los nacionalistas durante tantos años un trato de privilegio y el reconocimiento que les correspondía por su sacrificio impagable. Y todo ello desde un entendimiento y una encomiable sintonía entre socialistas y populares, que han sabido aparcar las diferencias, desoír la bronca a nivel nacional y poner por encima lo auténticamente importante en el País Vasco, como era la consolidación de la democracia en un territorio donde ésta no existía para una parte mayoritaria de la sociedad.

En ese marco de normalización, los presupuestos aprobados por el Parlamento de Vitoria son los primeros que no contienen partida alguna para las organizaciones o colectivos proetarras. Por primera vez, con los impuestos de los vascos no se financiarán colectivos como los familiares de ETA, correa de transmisión de los postulados de la banda terrorista y que han servido tradicionalmente de caja de resonancia y de instrumento para cualquier campaña o movilización de ese mundo.

Sólo esta decisión ya hubiera justificado el acuerdo entre los dos grandes partidos nacionales. Creemos, desde luego, que el País Vasco, como el resto de España, tiene también otras muchas dificultades que atender, especialmente las relativas a la crisis económica y al creciente desempleo. El acuerdo entre el PSE y el PP ha supuesto un esfuerzo también en el terreno de la austeridad y del estímulo a la actividad que debe ser valorado. El mayoritario respaldo político a las cuentas tiene que suponer un impulso para desarrollar las reformas que la sociedad necesita, sin que las interferencias desde Madrid en política económica deban condicionar esa evolución.

En definitiva, la de ayer fue otra jornada positiva para el cambio político. Los progresos han sido evidentes y deben proseguir. Pero no será sencillo quedarse al margen de la tensión política que se atisba en España con el Gobierno en plena huida hacia delante mientras el país demanda también un cambio.

Izquierda mediática sin «software»
VALENTÍ PUIG ABC 24 Diciembre 2009

EL pensamiento de la anciana izquierda española inventó hace tiempo el fantasma de la caverna mediática de la derecha y se tomó un descanso. Así lleva décadas en el sueño de la hibernación. Tanto da que le hayan pasado desapercibidas la globalización, la demolición del muro de Berlín, la evaporación de las políticas redistributivas, los países emergentes o figuras de tanto trasfondo como Barack Obama. Con la llegada de Rodríguez Zapatero al poder, la izquierda mediática recuperó cierto «hardware», pero sigue sobreviviendo en precario, sin el aliento imprescindible del «software». Inmovilizados con todo el equipaje en los andenes de la estación Gramsci, los intelectuales orgánicos han visto pasar muchos trenes con destinos que le son ajenos y remotos: meritocracia educativa, sociedad del conocimiento, valores frente a relativismo, vinculación, ciberespacio, cultura digital. Ya ni recuerdan cuando circuló sin pararse el tren que llevaba a Sillicon Valley.

Al final, la izquierda mediática de siempre tuvo que pactar con la izquierda de la farándula y ha pagado esa complicidad con creces, perdiendo calado reflexivo, utillaje intelectual y proyección de futuro. Preserva su hegemonía en el humus post-ideológico, pero de modo decreciente, sin mucha autoestima, avergonzada por esos extraños compañeros de viaje que viven de la simplificación, de la pose y el estrago. Esa alianza fue un error que tuvo que sellarse como aquellos matrimonios a la fuerza que luego ni tan siquiera llegan a consumarse.

Cuando debieran estar pensando en la metamorfosis del Estado de bienestar se ven implicados en las farsas tragicómicas de Hugo Chávez, cuando tenían la oportunidad de pensar Europa se dedican al antiamericanismo primario, cuando se les esperaba para entender el presente de Brasil se dedican a caricaturizar el pasado de Israel. Es equivocarse sistemáticamente de hora y lugar. Es tal vez lo último que queda de un pensar que pretendía ser sistemático, omnímodo, absoluto. Es por eso que, en lugar de despedirse de todo fleco ideológico y asumir una experiencia de la Historia, se quedan en la apariencia mediática y en el despojo de una izquierda atávica. Y así va todo, en el empeño por poblar de sombras una caverna mediática de la derecha que ya lleva un tiempo prácticamente vacía, sólo con vestigios y posos de algo ido. Queda únicamente un mínimo retén de guerreros ajados y castizos.

Repensar la acción política de nuestro tiempo requiere de mucha claridad y alta definición, de dosis generosas de megapíxeles. Como son los demócratas de Obama o la reconversión en marcha de la socialdemocracia en Europa, se perfilan actitudes en disposición de dotar al centro-izquierda de más megapíxeles y de un «sofware» más fluido y resolutivo. En lo mismo está el centro-derecha, por completo libre de las penumbras de la caverna mediática, presente en muchos puentes de mando de la Unión Europea, pertrechándose de nuevas ideas en sus «think tanks», a la espera de una reorientación del partido republicano que llegó al poder con Lincoln.

¿Derecha mediática igual a caverna? Espantajo inútil y obsoleto para niños que han sabido convivir con ET, para los nuevos ciudadanos que franquean todos los días la frontera de la interconexión, creen en el fundamento familiar, acceden naturalmente a los lenguajes de la moderación, comprenden que si hay más ricos no quiere decir que haya más pobres, entienden que el libre comercio libera energías, y saben mucho más de «software» que los socialistas de cátedra.
www.valentipuig.com

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Médicos gallegos contra la imposición lingüística en el Sergas
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 24 Diciembre 2009

Solicitud a la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia para que el Sergas facilite todos sus escritos también en castellano.

Excma. Sra. Dña. Pilar Farjas Abadía, Conselleira de Sanidade:

Presentamos en Registro el siguiente texto, firmado por 262 profesionales sanitarios (principalmente médicos y enfermer@s de Centros de Salud y Hospitales de Pontevedra y Vigo).

PEDIMOS AL SERGAS QUE FACILITE TODOS SUS ESCRITOS TAMBIÉN EN CASTELLANO
Los firmantes de este escrito somos Enfermer@s, Médic@s, y Profesionales de la Sanidad Gallega. Nos preocupa el hecho de que la mayor parte de los documentos y folletos informativos editados por el SERGAS, y que afectan a nuestros pacientes y conciudadanos, están disponibles exclusivamente en idioma gallego.

Dado que la finalidad de todos esos escritos del Sergas debe ser contribuir a elevar el nivel de salud en nuestra Comunidad, y que para su mayor eficacia debe asegurarse que la transmisión de la información se realiza de la mejor manera, y dado que hay gallegos y residentes en Galicia que no saben hablar ni leer en gallego (ni tienen obligación legal de ello), nos parece oportuno y necesario solicitar a la Xunta y al Sergas que todos esos escritos (impresos o publicados en internet) se ofrezcan siempre en las dos lenguas oficiales de nuestra Comunidad, para que el ciudadano pueda escoger la que prefiera.

El hecho de que la Administración no ofrezca la información en la lengua que los pacientes mejor entienden, además de restar utilidad y eficacia a la misma, es una forma de discriminación que, en el caso de la salud, puede llegar a ser grave, pues es un axioma que a mayor información mayor probabilidad de alcanzar la salud. No parece correcto, por ejemplo, invertir millones de euros en campañas para prevenir infecciones transmisibles como el sida o la hepatitis, o embarazos no deseados, y que algunos ciudadan@s puedan contagiarse o quedar embarazadas porque no leyeron el folleto que había en su Centro de Salud. Y no lo leen porque sólo esta escrito en gallego (hecho real constatado por muchos de nosotros).

Denunciamos este hecho y solicitamos que la XUNTA de Galicia anteponga la salud pública y personal a sus ideas o proyectos lingüísticos, y que se termine con la actual situación que está causando serios perjuicios a todos los gallegos que no dominan la lengua gallega.

Este escrito está firmado por unos cuantos profesionales sanitarios, pero lo importante no es el número, sino la verdad e importancia de la denuncia y solicitud que hacemos. Es más, no concebimos que pueda haber algún Médico, Enfermero/a, o Sanitario de Galicia, a quien le preocupe la salud de sus pacientes por encima de la promoción de cualquier lengua, que no esté de acuerdo con nosotros.

Salimos al paso de antemano a las críticas que ciertas instituciones (como A Mesa pola Normalización do Galego) probablemente hagan al leer este escrito, y rechazamos tajantemente que nos acusen de enemigos de Galicia o de la cultura gallega. Amamos nuestra Galicia y estamos a favor de promocionar la lengua gallega como parte importante de su cultura, pero sin que ello suponga ponerla por encima de la salud de los gallegos, o vulnerar el derecho a ser atendidos por la Administración en la lengua que cada gallego libremente elija.

Esperamos pronta solución. Le agradecen su atención y le saludan:

262 firmas
En Vigo, a 22 de diciembre de 2009.
Fdo.: Pedro María Larrauri Puebla. Médico Colegiado 363603466, y 261 firmas más.

DNI 50293235D
c/ Igrexa Zamáns, 229
36310-VIGO

XUNTA de Galicia
CONSELLERÍA DE SANIDADE
Conselleira
Secretaría Xeral
Dirección Xeral de Saúde Pública e Planificación
Edificio de San Caetano
SANTIAGO DE COMPOSTELA

Mensaje navideño
M. L. García-Franco www.gaceta.es 24 Diciembre 2009

El PNV no explica que esta noche hay en EiTB una programación alternativa en euskera.

La radiotelevisión pública vasca ha tenido durante veintinueve años directores generales vinculados al PNV. Los intereses del partido han primado hasta el punto de que Andoni Ortúzar dejó el cargo, antes del nombramiento de su sustituto, para ser presidente del PNV de Vizcaya. Ortúzar, quien en el año 2000 desoyó una petición del Parlamento vasco para que EiTB retransmitiera el mensaje navideño del Rey, es uno de los dirigentes del PNV que arremete estos días contra el actual director general de EiTB, Alberto Surio, por su decisión de respetar el deseo de la mayoría de la sociedad vasca que sostiene el Gobierno de Patxi López y que no quiere que su televisión sea el único canal público de España que no retransmita el mensaje de Don Juan Carlos.

Esta semana, en el Parlamento vasco, el PNV consideró que la decisión de Surio era un “nuevo símbolo de esa normalidad democrática que se pretende imponer en contra de la mayoría política y social de Euskadi”. No se sabe cómo mide el PNV esa mayoría política y social, ya que la mayoría parlamentaria que suman los votantes del PSE y del PP apoya hoy la retransmisión del mensaje del Rey en EiTB y un director general de la radiotelevisión pública vasca nombrado por ese partido actuó en su momento al margen de la voluntad de la cámara autonómica.

Quienes hace nueve años defendieron el derecho de Ortúzar a hacer uso de su facultad para decidir libremente los contenidos de la televisión pública vasca, acusan ahora a Surio de poner EiTB al servicio de los intereses de PSE y Partido Popular. Además, al oír los argumentos del PNV, parece que la televisión pública vasca tiene un único canal, cuando en realidad tiene tres, uno en castellano y dos en euskera. Los nacionalistas no explican que quienes no quieran escuchar el mensaje del Rey tienen esta noche en EiTB 1 y EiTB 3 programación alternativa en euskera. ¿Será que los dirigentes del PNV sólo ven el canal en castellano?

M. L. García-Franco es periodista

260 médicos piden a Sanidade que emita los impresos también en castellano
Critican que los documentos del Sergas están disponibles "exclusivamente en gallego", lo que provoca "serios prejuicios" a los pacientes con dificultades para leer en dicha lengua
S. OTERO | A CORUÑA La Opinión 24 Diciembre 2009

Más de 260 profesionales sanitarios, en su mayoría de la provincia de Pontevedra, exigen a la Consellería de Sanidade que facilite los impresos, folletos y escritos que manejan centros de salud y pacientes también en castellano. Los médicos critican que la totalidad de los documentos editados hoy en día por el Sergas están disponibles "exclusivamente en gallego".

Con el propósito de defender la cooficialidad de las dos lenguas de la comunidad en el ámbito sanitario, un grupo de médicos que trabajan principalmente en hospitales y centros de salud del sur de Galicia reunieron 262 firmas de profesionales del Sergas para denunciar oficialmente esta situación ante la Xunta, dirigiendo el escrito de protesta a la conselleira de Sanidade, Pilar Farjas. Para este colectivo, el hecho de que los escritos, impresos y publicaciones en internet se faciliten sólo en gallego causa "serios prejuicios" en la comunicación y la información a los pacientes, "ya que muchos de ellos no saben hablar ni leer en gallego".

"Nos parece oportuno y necesario solicitar a la Xunta y al Sergas que se ofrezcan siempre en las dos lenguas cooficiales para que el ciudadano pueda escoger la que prefiera", sostienen los médicos que firman el escrito de protesta.

El hecho de que la Administración no ofrezca la información "en la lengua que mejor entienden" los usuarios, "además de restar utilidad y eficacia" al sistema sanitario supone, según el colectivo, "una forma de discriminación que, en el caso de la salud, puede llegar a ser grave". Los profesionales sanitarios, que constatan trabas en la comprensión del gallego en pacientes, urgen a la Xunta a "anteponer la salud pública a sus proyectos lingüísticos".

Tumba una iniciativa para hacer un referéndum oficial
El Parlamento catalán pone freno a la espiral independentista

La Cámara alega que la iniciativa «no se ajusta a la legalidad ni al ámbito competencial de la Generalitat».
Barcelona - M. S. La Razon 24 Diciembre 2009

La euforia de las consultas independentistas llevó a algunos de sus organizadores – entre ellos el alcalde de Arenys de Munt (Barcelona), Carles Móra– a presentar una iniciativa legislativa popular (ILP) al Parlamento catalán con la intención de forzar a la Generalitat a convocar un referédum de autodeterminación el próximo 25 de abril, la misma fecha que se baraja para celebrar una consulta independentista en Barcelona.

El texto llegó al Parlamento la semana pasada y ayer la Mesa de este organismo desestimó la iniciativa por unanimidad. Según el comunicado de la cámara catalana, la petición popular no puede tramitarse «al no ajustarse a la legalidad vigente, ni al marco competencial de la Generalitat». Es más, el mismo comunicado precisa que hace algunos meses tampoco se admitió a trámite una ILP de contenido «casi idéntico». En esa ocasión, la iniciativa llegó a la Cámara el 6 de mayo y tenía por objetivo convocar un referéndum el 12 de septiembre, el mismo fin de semana de la «Diada» de Cataluña y la consulta independentista de Arenys de Munt.

Curiosamente, detrás de ambas iniciativas lesgislativas hay los mismos nombres. Los miembros de la coordinadora de las consultas independentistas del 13 de diciembre, Anna Arqué y David Vinyals, así como el miembro de «Deu mil en xarxa» (diez mil en red) Josep Anton Martínez Llorach. Esta entidad es la heredera de el colectivo «Deu mil a Brussel·les» (Diez mil a Bruselas), que organizó una manifestación en la capital europea para exigir la independencia de Cataluña el pasado mes de marzo

La ILP independentista que fue descartada ayer por el Parlamento catalán había generado bastante polémica entre los organizadores de las consultas soberanistas. Tanto es así, que el alcalde de Arenys se echó atrás, después de haberse dejado fotografiar entregando el texto de la ILP a la cámara catalana, siendo una de las primeras muestras del fraccionamiento de los soberanistas.

En medio de los reproches de los diferentes sectores del independentismo, ERC intenta a la desesperada recuperar su papel como centro del soberanismo catalán. El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, aseguró ayer que el soberanismo está en auge y auguró que esta corriente tendrá una traducción a nivel político y electoral. De todas formas, los republicanos cuentan con representación en la Mesa del Parlamento, que se encargó ayer de decir «no» a la ILP independentista.

«Cataluña tiene derecho a decidir»
El 650 aniversario de la Generalitat ha puesto al presidente catalán en tono especialmente reivindicativo. Si el pasado sábado proclamó a los cuatro vientos que «Cataluña es una nación», ayer volvió a insistir en el tema. Lo hizo en Cervera (Lérida), donde se llevó a todo su Ejecutivo para continuar con los festejos. Montilla reafirmó el derecho de Cataluña a reivindicarse como pueblo y a «decidir su futuro» con «libertad y respeto». «Si Algunas actitudes del presente no fueran las que son, no sería necesario dar a determinados gestos el valor reivindicativo que les hemos de dar», concluyó durante su visita a esta localidad leridana donde nació la Generalitat.

SÓLO EN 2009 IBARRETXE CONCEDIÓ 225.000 EUROS
Eliminadas las ayudas a ETA y su entorno diez años después
Este miércoles se produjo en el País Vasco un nuevo hito. La alianza PSE-PP permitió acabar por primera vez en diez años con las ayudas a los familiares de presos de ETA. Además, los Presupuestos aprobados ponen límites a las “euskoembajadas” creadas por Ibarretxe, según informa ABC.
Libertad Digital 24 Diciembre 2009

El PSE-PP con apoyo de UPyD han aprobado unos Presupuestos que eliminan por primera vez en diez años las ayudas a los familiares de los presos de ETA así como la financiación de estructuras típicamente nacionalistas como Udalbiltza (Asociación de Electos Municipales nacida en el Pacto de Estella con ETA). Y se ponen límites a la red de “euskoembajadas” creada por Ibarretxe.

En tromba contra estas medidas se lanzaron el PNV, EA, Aralar y EB, pero finalmente no pudieron hacer nada a favor de estas ayudas cuantiosas puestas en marcha por Ibarretxe hace diez años. Y es que, por ejemplo, sólo en 2009, el consejero de Justicia, el nacionalista Josefa Azkárraga, había concedido a los familiares de los presos etarras una partida de 225.000 euros, un tres por ciento más que el año anterior.

También informa ABC que esta partida presupuestaria deja fuera asimismo a las subvenciones destinadas a la Asociación de Electos Municipales, que fue constituida tras el Pacto de Estella con el objetivo de convertirse en “asamblea constituyente”, embrión de un futuro estado vasco independiente.

Los Presupuestos aprobados ponen límites a la red de embajadas puesta en marcha por Ibarretxe, que tenían como objetivo propagar su plan soberanista. Éstas verán limitada su capacidad propagandística, aunque no se eliminan.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial