AGLI

Recortes de Prensa    Sábado 2 Enero  2010

 

REACCIóN AL DECRETO DE ENSEñANZA EN GALICIA
Feijóo: pasos incompletos en la buena dirección
IMPRESIONES El Mundo 2 Enero 2010

LA PRESENTACIÓN del Decreto de Enseñanza en Galicia no ha dejado satisfechos a los nacionalistas, que se manifiestan contra la política lingüística de Feijóo en la calle, pero tampoco a la plataforma Galicia Bilingüe, que le reprocha que no posibilita por completo la elección de lengua vehicular. Es verdad que el texto se queda corto con respecto a ese modelo ideal y deseable, pero hay que reconocer que supone un importante avance en relación a la situación actual, ya que permite elegir la lengua vehicular en la enseñanza infantil y en Primaria y Secundaria también la de las asignaturas troncales. Además, da libertad para dirigirse al profesor y para hacer los exámenes. Para el resto se prevé un reparto de las asignaturas entre español, gallego e inglés. No es lo ideal, insistimos, pero tampoco se puede desmontar de un curso para otro el modelo galleguista en el que se venía avanzando desde hace un cuarto de siglo.

Atragantado con el gallego

Nota del Editor 2 Enero 2010

El decreto del trilingüimos obligatorio es claramente anticonstitucional. Libertades y derechos constitucionales y humanos cercenados. Xenfobia pura y dura, Galicia para los gallegos. Si alguien no traga con el gallego no puede estar en Galicia. Desde gallardonia no hay que añadir nada más, no queda tiempo parta sortear todas las trampas que otro tipo del mismo PP anda colocando para hacernos perder tiempo y dinero, ineficacia de la administración local garantizada, despilfarro garantizado. La zona de estacionamiento vigilado es especialmente flagrante: el ayuntamiento confisca el terreno para hacer calles, que más tarde transforma en plazas de estacionamiento de las que obtiene un importante caudal que sale de los mismos bolsillos de los que sufrieron la confiscación, y si no está en el primer grupo, el de los confiscados, está en el segundo, en el de los que tienen que perder su tiempo, por cada ratito que ocupan una de esas plazas de estacionamiento, entre todos  millones de horas de trabajo perdidas, para ir a la máquina y ser desvalijado para mantener empleos de saqueadores. Antes decíamos que el PP era parte del problema, ahora demostramos que el PP es el problema, esté donde esté, conculcación de derechos garantizada, sean idiomático-constitucionales o del derecho a la propiedad, derecho a ser efectivos y productivos.

¿Se puede confiar en el señor X?
EDITORIAL Libertad Digital 2 Enero 2010

El pasado martes, María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, declaraba en rueda de prensa que si Rubalcaba había alertado sobre la posibilidad de un "espectacular" atentado de ETA el día anterior, sus motivos tendría. Y, desde luego, los tenía. El domingo pasado el diario El Mundo acababa de revelar que José Manuel Gómez Benítez había alegado, en su calidad de representante del Gobierno en la negociación con ETA, que el episodio del chivatazo del Bar Faisán demostraba la buena voluntad del Ejecutivo para llegar a acuerdos con los terroristas.

No es que hasta ese momento no existieran serias sospechas de que una decisión tan trascedente debía provenir de algún alto cargo político que sometiera el Estado de Derecho a la negociación con los criminales; especialmente si la investigación judicial posterior sobre el asunto se vio en todo momento torpedeada por pruebas incompletas y dilaciones injustificables.

Pero, desde luego, que fuera Gómez Benítez –amigo íntimo de Garzón, el juez instructor del caso, y persona de la máxima confianza de Rubalcaba– quien alardeara ante ETA de que fue el Gobierno quien ordenó el chivatazo, eleva la categoría de las sospechas previas y permite complementar la lista de motivos por los que ni el PSOE ni Garzón se muestran especialmente interesados en que el caso avance.

Así, el lunes Rubalcaba sólo intentaba desviar el foco de atención de un asunto que cada vez se va cerrando más en torno a él y al Gabinete del que forma parte. Casi todos los medios de comunicación y todos los partidos políticos, incluido el PP, le siguieron el juego a la hora de sustituir la palabra "chivatazo" por el sintagma "espectacular atentado" en los titulares.

Al fin y al cabo, Cospedal reiteró que en esta segunda legislatura el PSOE ha cambiado sustancialmente su política antiterrorista y que por tanto el PP está en la obligación de apoyarla. No queda demasiado claro, sin embargo, quién es el que ha cambiado en esta segunda legislatura: si un PSOE que se ha dado cuenta de sus errores pasados obstruyendo la investigación de ese delictivo chivatazo al aparato de financiación de ETA o un PP que se ha empeñado en suceder por vía natural a un desgastado PSOE no levantando la voz en ningún asunto, incluyendo casi siempre a la política antiterrorista.

Y decimos casi siempre porque, pese a todo su retraimiento en numerosos asuntos, el PP todavía no se ha sumado a la petición socialista de archivar las pesquisas del caso del chivatazo. Ayer mismo Esteban González Pons, por fortuna dispuesto a hacer oposición al Gobierno, apuntó a las más altas instancias políticas al señalar que Zapatero es el "señor X" del chivatazo: quien dio la última orden para proteger al entramado etarra, fue el presidente del Gobierno.

Algo sobre lo que, por otro lado, no deberían caber demasiadas dudas, pues, con independencia de que fuera o no Zapatero quien ordenara avisar a Joseba Elosúa de que iba a ser detenido –asunto que debería ser dilucidado por unos tribunales no especialmente interesados en ello–, desde luego fue la operación de negociación y entendimiento con ETA, diseñada e impulsada por Zapatero, la que creó el clima para que este hecho se produjera.

Lo incomprensible es, con todo, cómo el PP puede sostener al mismo tiempo que Zapatero es el señor X y que su Gobierno ha modificado en lo sustancial la política antiterrorista. ¿Acaso les resulta verosímil que haya cambiado quien se niega a dilucidar los escandalosos sucesos del chivatazo y quien incluso los llegó a plantear como un mérito en el haber de su Gobierno ante ETA? Todo cambio pasa inicialmente por el reconocimiento de los errores previos, algo que desde luego no se ha producido como prueban, aparte de la obstrucción del chivatazo, la no disolución de los ayuntamientos gobernados por ANV o la no revocación de la moción parlamentaria a favor del diálogo con los terroristas.

En realidad, Zapatero está donde siempre ha estado: en la estrategia de obtener ventajas electorales del terrorismo. Lo que no queda claro es dónde quiere estar el nuevo PP: si enfrente del señor X o a su lado.

Presidencia de la UE
El único europeo
José María Marco Libertad Digital 2 Enero 2010

La sensación de que Europa está muerta cunde por doquier desde hace ya bastante tiempo. Es posible que si precisáramos un poco más el significado de la palabra Europa, el cadáver no lo pareciera tanto, e incluso tuviera mejor pinta. Si por Europa se entiende las instituciones y la maquinaria política de la Unión Europea, el diagnóstico varía según las perspectivas. Si tomamos en cuenta la repercusión que tiene en la vida de los europeos y su crecimiento en funcionarios, edificios, instituciones y normativas, habrá que reconocer que está en excelente salud. Nunca ha producido más reglamentos, más directivas, nunca han tenido tanta importancia en las legislaciones nacionales, nunca ha habido más gasto –inútil– en europarlamentarios, ayudante/as de europarlamentarios, dietas, ayudas, pensiones, traductores, intérpretes y administrativos.

En cambio, si medimos las consecuencias exteriores de esa Europa tan abundante en burócratas, funcionarios y productos normativos, la perspectiva linda con lo catastrófico. Europa no cuenta en el mundo. No tiene una política exterior unificada. Cuando la consigue nadie le hace caso, como ha ocurrido en Copenhague, y cuando alcanza cierta relevancia es porque un político nacional –como está ocurriendo ahora con Sarkozy– decide imprimir al fiambre algo de corriente eléctrica, casi siempre derivada de los intereses propios.

Este hecho, difícil de discutir, puede ser considerado positivo o negativo. A algunos les parece un desastre, a otros no nos parece tan mal. ¿Valen la pena los sacrificios que tendríamos que hacer para que "Europa", ente político inexistente hasta la fecha, tuviera una voz y unos intereses comunes? ¿Y por qué considerar un fracaso lo que no es más que la consecuencia lógica de una realidad, como son las naciones, que no se prestan fácilmente al cambio?

Así que no tenemos por qué lamentar el fracaso de "Europa", al contrario. Que las naciones –excepto España, al menos por ahora– se estén mostrando mucho más resistentes de lo que algunos burócratas y bastantes progresistas suponían es una excelente noticia. Indica también un movimiento en otro sentido: y es que la gente, en los países europeos, es más consciente de su identidad y se aferra más a sus costumbres, a lo que siente como propio, de lo que esas mismas elites burocráticas y progresistas supusieron.

Claro está que esta resistencia puede ser utilizada para meter miedo, aumentar la dependencia y multiplicar los burócratas parásitos y sus clases pasivas. Ahora bien, también indica una resistencia a dejarse uniformizar, ni siquiera en nombre de algo en principio tan importante y serio como ha sido siempre Europa, pervertida ahora en ese ente utópico e hipertrofiado. Resulta que en Europa, nadie quiere dejar de ser lo que es para ser "europeo" (excepto, otra vez, una parte de la sociedad española, embarcada en su conjunto en un extraordinario experimento de desnacionalización, bastante esquizofrénico, por otro lado, porque en cuanto a fidelidad a lo nuestro somos igual que todos).

Así que la presidencia europea de Rodríguez Zapatero promete grandes momentos. Rodríguez Zapatero representa al único país que todavía cree (o finge que cree) en "Europa". Él mismo debe de ser de los pocos que todavía tiene su alma en el almario (no confundir con otro vocablo) "europeo". Antes nos decían que éramos excepcionales por estar de este lado de los Pirineos, léase África. Resulta que si somos excepcionales, es por nuestro europeísmo gregario y consensual. Vamos a rehacer la unidad europea, como antes de la paz de Westfalia, pero en vez de los Tercios de Flandes, Rodríguez Zapatero blandirá sus eslóganes superprogresistas y megapostmodernos. Nos las darán por todas partes.

Y de repente, ETA de nuevo
ABEL B. VEIGA COPO ABC 2 Enero 2010

NO han asesinado desde hace cuatro meses, no han secuestrado desde hace ya muchos años, pero pueden hacerlo en cualquier momento. La hidra asesina no está muerta, sí acorralada, pero agazapada en todo caso. Horas bajas, de extrema debilidad ideológica, si es que el asesino tiene ideología y sabe lo que esto significa. Se esconde y teme, pero puede golpear. Matar es fácil, tratar de arrodillar a una sociedad entera es más difícil. Se ha tachado al Ministro de Interior de irresponsable, de otorgar un protagonismo a la banda asesina innecesaria, pero ¿por qué Pérez Rubalcaba ha hecho un explícito anuncio a toda la sociedad y no en clave interna como es costumbre a los cuerpos y fuerzas de seguridad? No significa en todo caso que éstos hayan bajado al guardia, frente a ETA la guardia no se baja, o el zarpazo es mortal. Pero no ha gustado a los sindicatos policiales, a la oposición, al nacionalismo vasco. Algunos van más allá y atribuyen al mejor ministro en las encuestas de un mal gobierno una mera maniobra de distracción, incluso lo sitúan en la órbita del caso Faisán. Mas, ¿qué datos tiene u obran en el Ministerio de Interior?, ¿qué se ha incautado a la banda o los amplios aledaños de la misma que testimonien tal aviso?, ¿hay alguna espuria intencionalidad en todo esto?

Como siempre la reacción más sensata y responsable, la de Basagoiti, líder del partido popular en el País Vasco, mostrando apoyo sin fisuras al gobierno vasco y central en la lucha antiterrorista. Ellos sí saben en carne propia lo que es ser político no nacionalista en el País Vasco. La más mezquina, la reacción de Urkullu, que en los últimos tiempos trata de aderezar la deriva propia del nacionalismo más democrático aún soberanistas. Y la más irónica conforme al guión trazado la del autocomplaciente y siempre medio sonriente González Pons que aprovecha el mínimo resquicio para atizar al ministro. Es cierto que la radiografía el país no es buena, no invita a ningún optimismo, los efectos de la crisis, el desempleo galopante y la alarmante falta de credibilidad de este gobierno y de buena parte de la clase política son lastres que atenazan toda esperanza. Pero hablar de los asesinos es harina de otro costal, es la espiral permanente que lleva adherida cincuenta años a la vida de este país, sembrando dolor y terror, tragedia y rabia siempre contenida. ETA es una historia de sangre y violencia, de irredentismo iconoclasta y falsa utopía, de mentira y dictadura del terror a través de la socialización insufrible del daño, del terror.

Frente a ellos toda precaución es poca. No vale bajar la guardia ni tratar a la sociedad con paternalismo. Sabemos lo que son, sabemos lo que pueden hacer.

Toda alerta es buena, sin que le reste operatividad ni confianza a la extraordinaria labor de policía y guardia civil así como otros servicios. Nadie puede permitirse el lujo de la confianza, de la tranquilidad mientras haya una sola pistola dispuesta a enfundarse, un gramo de explosivo o una posibilidad de secuestro y extorsión. No miremos hacia otro lado, como en el que tanto tiempo estuvimos, narcotizados y anestesiados por el silencio, el silencio cómplice, por el miedo, por la indiferencia. ETA necesita demostrar que está viva, que puede sembrar terror. Necesita los medios, la proyección internacional, y lo necesita internamente cuando las bases desertan o ven que esa lucha a nada conduce más que a la cárcel y a la miseria humana. ETA sigue atrapada en la violencia, en la espiral del terror. La hidra sangrienta, la hidra asesina. Ha cumplido cincuenta años desde que se fundó. Cinco décadas, casi novecientos muertos, miles de heridos, miles de familias rotas, asesinados por la ira, el odio, la venganza, la irracionalidad. La dictadura del terror. Toda la sociedad hemos aprendido la dura realidad, la amarga desesperanza que cada muerte arrastra. Por muy próximo que esté el final. Hemos aprendido que cuanto más fracturada esté nuestra democracia, que cuanto mayor sea el antagonismo político de los demócratas frente a los asesinos, mayores alas y mayor oxígeno les damos. Cincuenta años perdidos en la nada, en la miseria, en la irracionalidad, en la falsa emotividad de una identidad que no se puede esculpir a sangre y fuego. Cinco décadas de polarización y vergüenza moral. Ese es el legado de los asesinos a una tierra que dicen amar y matan sin embargo a sus hijos. El triste legado de los cementerios, del terror y la tragedia. La hidra asesina, sanguinaria y sangrienta. Una hidra a la que le hemos perdido el miedo. No, no creo que el ministro haya sido irresponsable o veleidoso, nos ha alertado, y ha mandado un inequívoco mensaje al mundo etarra. Son previsibles, se puede terminar con ellos por cauces legales y policiales como estado de Derecho que somos. Estamos ya en un camino sin retorno. Y la dirección, la lucha antiterrorista, es la buena. Sin accidentes. No politicemos este tema, es demasiado serio y trágico para jugar a la política con él.

2010
Un año difícil
Ignacio Cosidó Libertad Digital 2 Enero 2010

Siempre es más fácil escribir sobre lo sucedido el pasado año que sobre lo que nos deparará el próximo. A riesgo de equivocarme quiero compartir tres impresiones sobre lo que nos espera en este 2010 recién estrenado.

En economía, 2010 será un año difícil. Es probable que las cifras macroeconómicas no sean tan desastrosas como lo fueron el año pasado, pero el problema es que lloverá sobre mojado. A finales de este año nuestra economía puede tocar fondo, pero una cosa es no caer más y otra muy distinta iniciar la recuperación. El paro seguirá siendo no sólo el principal problema de nuestra economía, sino un verdadero drama nacional. La situación social se deteriorará como consecuencia de la persistencia de la crisis. El acelerado endeudamiento de nuestras administraciones reducirá nuestra solvencia como país y comenzarán algunos problemas de sostenibilidad de nuestras políticas públicas. En una Europa que recuperará la senda del crecimiento, el crédito internacional de España se desplomará como consecuencia de la nefasta política económica de Zapatero.

En materia de seguridad, dos frentes principales. Por un lado, no está claro que la nueva estrategia en Afganistán vaya a dar resultados a corto plazo. Eso significará que los riesgos para el creciente número de soldados españoles desplegados en ese lejano país irán en aumento. Confiemos en que la profesionalidad de nuestras Fuerzas Amadas impida que debamos lamentar nuevas bajas. Por otro lado, la amenaza del terrorismo islamista en el norte de Africa crecerá, como ha puesto de manifiesto el reciente secuestro de tres compatriotas en Mauritania. España debería desarrollar una estrategia más ambiciosa para poder neutralizar esta amenaza. Tampoco hay que descartar que ETA protagonice alguna acción criminal para poner en evidencia que sigue existiendo.

En la política doméstica, 2010 será un año de transición, sin más consultas electorales que la cita con las urnas en Cataluña. El Gobierno seguirá acumulando desgaste como consecuencia de la crisis económica y la oposición deberá trasmitir que tiene una alternativa creíble e ilusionante. El gran test de cambio político en España se producirá, sin embargo, en mayo de 2011 con las elecciones autonómicas y municipales.
Ignacio Cosidó es diputado del Partido Popular por Palencia.

Promesas rotas
GLORIA LAGO La Opinión 2 Enero 2010

No era una promesa cualquiera; no les había dicho que arreglaría la economía o el problema de la vivienda. El candidato les ofreció una frase, dos, tres a lo sumo, pero en ellas estaba el inicio de la solución. Las escucharon muchas veces en la radio, en las entrevistas y en las retransmisiones de los mítines, y las grabaron para recordarlas si pasaba de candidato a presidente, para convencerse de que eso ya no se lo quitaría nadie. Podía haberlo dicho cualquier otro, pero lo dijo él. Y comenzó a gestarse una magia extraña, ese duende que adorna a los políticos tornándolos de simple candidato en líder. Porque había logrado generar ilusión. Esa palabra, ese significante con dos significados que tristemente ha acabado con uno solo, el del ilusionista que saca mariposas de papel de su chistera.

María se implicó más que otras. Estaba cansada de traducir apuntes, del diccionario, y de ver a su hijo de 4º de ESO leer un libro del instituto que no contaba aventuras, ni tampoco historias de amistad, sino que hablaba de una nación y de una joven que se hizo una foto para poder apreciar la diferencia al convertirse en "neofalante". Sólo la Religión y la Música las estudia en su lengua. Por eso María comenzó a recoger firmas en la calle, para ganar un derecho, el derecho a elegir. Con ella Begoña, cuyos hijos aprenden a leer en un idioma que no es el de sus primeras palabras. Jesús decidió implicarse más el día que los normalizadores de su hijo lo llevaron a correr por las calles tras una pancarta que decía que quería crecer en un idioma que no era el suyo. El año que viene empezará Bachillerato. Bea tiene una hija en 2º de Primaria. Supo que hay una ley que reconoce su derecho a recibir la primera enseñanza en lengua materna, pero eso no se respeta. Su marido nunca había votado las siglas del candidato, hasta que ella le dijo que, por una vez, las personas de la calle podían cambiar algo. El hijo de Elena es el único que lleva a clase el libro en su idioma y la profesora dice que es la oveja negra. Elena se alegró cuando oyó al candidato prometer que eso cambiaría si confiaba en él.

Aprendieron que en otros países con varias lenguas se elige el idioma en la enseñanza, y que a nadie se acusa de odiar una lengua por preferir que sus hijos estudien en la otra, porque no las asocian a ideología y se intenta conservar las minoritarias sin imponerlas. El candidato no prometió eso, sino que elegirían la lengua de las troncales, las más difíciles, y pensaron que si podía hacerse ya, les parecía bien. Mientras, el candidato las veía alcanzar las 100.000 firmas y mostraba su comprensión al saber de los apuros que pasaban en las calles y de su miedo cuando llegaban los radicales a insultarlas, incluso se acercó a fotografiarse con ellas cuando lavaron en público un coche roto y pintado con unos colores que, al parecer, ellos odiaban. A la manifestación que organizaron no pudo ir pues tenía que viajar más allá del océano, pero sus compañeros sí estaban allí detrás de la pancarta reclamando el derecho de los padres a elegir. No supieron de sus dificultades para organizar una movilización con medios caseros, ni de las cartas amenazantes de los días previos, pero sí pudieron ver la cara más amarga del fanatismo en los rostros de quienes quieren más a una lengua que a las personas.

El miércoles pasado a las 21.00 horas conocieron el nuevo decreto que el candidato, ahora presidente, había hecho por fin para todos. El pequeño de Begoña tendrá la clase en su idioma pero el de Marta, su vecina, no; sólo son dos los niños gallego-hablantes, así que no es la lengua predominante en el aula. Bea tendrá que escoger: en su lengua, o Mates o Conocimiento. Igual que antes, la LNL no se respetará. María podrá elegir las dos, pero el resto las repartirá el centro entre los dos idiomas. Imagina que si antes habían superado el 50% obligatorio, ahora la Biología y la Física se las impondrán en la otra lengua. El hijo de Jesús aún no sabe qué elegirá el centro para él en Bachillerato, pero supone que para su lengua quedarán las asignaturas menos difíciles. Es el único que había empezado antes a desconfiar, porque ya gobernando el candidato, habían vuelto a llevarlo a correr por las calles, esta vez con una camiseta que decía eu nunca serei yo. Elena se convertirá en una outlaw si quiere que su hijo siga llevando todos los libros en su idioma; el artículo 8.1 es muy claro. Al menos antes en ese aspecto había ambigüedad.

Escucharon de nuevo la grabación de las promesas, la que les garantizaba la casilla para todos en el sobre de matrícula, la de los libros en su lengua, y la que aseguraba que se vaciarían los colegios de ideología para llenarlos de conocimiento. Ninguno de ellos sabe todavía que el decreto será más difícil de llevar a la práctica que si se hubieran cumplido las promesas. Lo que sí saben es que se cierra la puerta a un derecho, a un principio que con futuros gobiernos sería muy difícil de retirar.

Pero no deben sentirse utilizados; es fácil engañar a quien no tiene nunca intención de hacerlo. No deben desanimarse, sino volver a las calles a informar con la palabra, a trabajar para que el decreto sea mejorado. Ya no tendrán confianza en el candidato, hoy presidente; sólo en sí mismos, pues lo avanzado, aunque lejos de lo prometido, es fruto de su esfuerzo.

Gloria Lago. Presidenta De Galicia Bilingüe

Los sindicatos "verticales" españoles
Francisco Rubiales Periodista Digital 2 Enero 2010

En su balance de fin de año, el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, sorprendió a la audiencia, especialmente a los demócratas y a los conocedores del funcionamiento de las sociedades avanzadas, al destacar y agradecer la "ayuda" que los sindicatos UGT y Comisiones Obreras están prestando al gobierno en estos tiempos de crisis.

La sorpresa de los expertos y de los demócratas se fundamenta en que los sindicatos, salvo que sean "verticales" o "correas de transmisión" de gobiernos o partidos totalitarios, no están para "ayudar" al gobierno, sino a los trabajadores y, en todo caso, a la sociedad.

El Zapaterismo, con el reconocimiento explícito de su "alianza" operativa con los dos grandes sindicatos españoles, demuestra no sólo su parcialidad en la gestión del poder, sino, lo que es más grave, una concepción perversa de la economía y de la sociedad, poco democrática y muy cercana a la que rige en las sociedades totalitarias.

Sin embargo, ese reconocimiento público de la alianza gobierno-sindicatos apenas revela parte de la realidad, mucho más cruel y perniciona para España: el pacto gobierno-sindicatos cambia, de hecho, apoyo por subvenciones y se hace en contra de las empresas y de los verdaderos intereses de los trabajadores, ya que, según los datos comptrobados, esa "pinza" está destruyendo el tejido económico, arrasando el tejido empresarial, generando paro y arrastrando al país hacia la ruina y la derrota.

Ante la pasividad o la impotencia del gobierno, la crisis ha destruído ya en España a 127.000 empresas, mientras que más del 80 por ciento de las pymes que quedan vivas están asfixiadas y en peligro de quiebra.

La financiación de los sindicatos es uno de los secretos mejor guardados desde el comienzo de la transición política. La justificación es, según nos cuentan, para “garantizar la libertad sindical” proclamada en el artículo 28.1 de nuestra Constitución. La verdad es que reciben tanto dinero que conocer la realidad sería un desastre para el gobierno.

Un reciente informe sobre la financiación sindical publicado en Voto en Blanco sostiene que :

Hay una parte de financiación conocida: el Ministerio de Trabajo financia a las centrales sindicales, en 2009, con 15.798.500 euros para la financiación basada en la representatividad, según los delegados obtenidos en elecciones sindicales y con destino vago e indeterminado: actividades de carácter sindical, y con otros 4.800790 euros, que se destinan a “compensación económica por participación de centrales sindicales y organizaciones empresariales en los órganos consultivos centrales y territoriales del Ministerio de Trabajo e Inmigración, de sus organismos autónomos y de las entidades gestoras de la Seguridad Social”. ¡Genial!

Pero, hete aquí que estos 20 milloncejos son tan sólo una puntita de la parte visible del iceberg. Tan bajísimo es el grado de afiliación en España (cuentan con un millón largo de trabajadores afiliados ¡según sus propios datos!), que los sindicatos se “buscan” sus recursos en otras subvenciones, al margen de las de su representatividad (obviando que dicha condición se adquiere con el 10% del resultado electoral en las centrales de ámbito nacional), en función de otros conceptos como sus funciones consultivas o con el sufragio de actividades como la formación profesional.

Esos sindicatos a cuyos dirigentes se les llena la boca exigiendo transparencia a todo el mundo (empresarios, organismos oficiales, instituciones, etc.), llevan, sin embargo, más de 30 años ocultando sus finanzas, incluso en la parte de recursos que proceden del erario público, a través de las distintas administraciones descentralizadas del Estado.

Pero la realidad es más increíble y dramática: CC OO y UGT recibieron nada menos que 125 millones del Estado en el segundo trimestre de 2009.

Voto en Blanco


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Propone que las materias se impartan en español, gallego y lengua extranjera
Feijóo plantea un «decreto trilingüe» para recuperar el castellano en las aulas

 La Razón 2 Enero 2010

Alberto Núñez Feijóo busca establecer un «equilibrio» entre el gallego y el castellano en la educación primaria y secundaria a partir del próximo curso escolar y, junto con ello, la incorporación de una tercera lengua. Son las intenciones del presidente de la Xunta de Galicia tras anunciar un nuevo decreto cuyo objetivo inmediato es establecer la paridad entre ambas lenguas oficiales e incorporar el inglés u otra lengua en el currículo escolar.

Un anuncio que hizo un día antes de presentar el balance de sus primeros nueve meses en el Gobierno gallego, en el que señaló que « la Xunta ha cumplido su papel de gobernar sin derrotismo con el único interés de acertar para que cada gallego tenga más confianza, más bienestar y más libertad», informa Ep.

Feijóo indicó que su intención es que las materias escolares se impartan a razón de un tercio en gallego, un tercio en castellano y un tercio en inglés u otra lengua extranjera, y que los padres puedan elegir el predominio de una sobre otra, una medida esta que ha tenido mucho protagonismo en el poco tiempo que Feijóo lleva al frente del Ejecutivo regional y que fue presentada en el último Consejo de la Xunta de 2009.

Ese día indicó que pretende que los padres de los alumnos puedan elegir la lengua de sus hijos en educación infantil, decidir en primaria que matemáticas sea en gallego y conocimiento del medio en castellano o viceversa, y que ambas sean en uno u otro idioma en secundaria. Junto a esto, afirmó que el «decreto trilingüe» que quiere adoptar tiene como «objetivo final» el conocimiento por parte de los alumnos de tres lenguas, aunque sin incrementar los recursos actuales, si bien el consejero de Educación, Jesús Vázquez, que le acompañó, anunció que aumentará los cursos de formación del profesorado y fomentará la movilidad entre centros.

Su deseo, subrayó, es que los alumnos pasen del «monolingüismo al trilingüismo».

Tarradellas
Cada uno en su sitio
Maite Nolla Libertad Digital 2 Enero 2010

Este año se celebran elecciones autonómicas en Cataluña para que nada cambie. Les ahorraré un análisis pormenorizado, pero vayan haciéndose a la idea de que se va a tripitir el tripartit. CiU y PP no van a sumar sesenta y ocho, y aunque el PP pierda votos, ganará algún escaño si Rosa Díez o Ciudadanos no suman lo suficiente para repetir lo de 2006 y si los votos que pierda el PP van directamente a la abstención y no a estos partidos, que es posible, aunque parezca una contradicción. Tengo casi acabado un estudio en el que concluyo que lo mejor para el PP de Cataluña es no presentarse a estas elecciones y que les iré exponiendo en próximas entregas, como hace Recarte. Sólo un avance, ahora que aún están a tiempo de rectificar: nadie va a pactar con el PP ni que pueda. Únicamente una nanominoría en CiU estaría dispuesta a ello, eso sí, a cambio de nada; y cuando digo nada, digo ni un jefe de servicio en el Alt Pirineu. Pero como hacer pronósticos no se me da muy bien y ustedes ya saben que en Cataluña no se mueve una hoja, les hablaré de otra cosa.

La sociovergencia bajo fianza ha hecho que algunos periódicos remuevan en la biografía de los imputados. Yo lo he leído en e-notícies, y esque hace unos años se publicaron las memorias de Prenafeta, en las que se arrojaba sobre Josep Tarradellas una cantidad de odio similar a la que ha tenido que pagar en euros para salir de la cárcel. Le acusaba, entre otras cosas, de vendedor de azafrán, de manipulador, de enfrentar a las personas y de hacer todo lo posible para que no se aprobara el estatuto de 1979.

El Supremo desenmascara las ayudas al entorno etarra
 La Razón 2 Enero 2010

El Tribunal Supremo ha establecido por sentencia lo que ya todo el mundo sabía: que las ayudas del Gobierno del PNV a los familiares de presos etarras eran no sólo ilegales, sino también un arma política para neutralizar la política penitenciaria del Gobierno de la nación. El argumento del Supremo para invalidar las citadas ayudas es que Ibarretxe se extralimitó en sus competencias al poner en marcha una iniciativa que trasciende la comunidad autónoma vasca y afecta a otros territorios sobre los que no tiene competencia. Pero al margen del fundamento jurídico, que refrenda al enunciado en su día por la Audiencia Nacional, la sentencia desvela que bajo la excusa de la ayuda «humanitaria» se esconden jugosas subvenciones al entramado que rodea a los presos de la banda terrorista, que va más allá de los círculos familiares. El PNV tendrá que buscarse otras triquiñuelas para continuar con su apoyo financiero a ese submundo de ETA.

Los directores cargan contra el decreto del gallego por ´inviable´ y ´esperpéntico´
Responsables de los centros de Primaria y Secundaria, que tendrán que decidir el reparto de asignaturas por lenguas, acusan a Feijóo de trasladarles el problema que creó la Xunta
JULIO PÉREZ | VIGO La Opinión 2 Enero 2010

Al final, la última palabra en el reparto de asignaturas entre gallego y castellano, con un tercio en inglés si cuentan con medios para hacerlo, cae prácticamente de lleno en manos de los propios colegios. De los consellos escolares, donde el personal directivo, profesores, alumnos y padres tendrán que encajar toda la programación, materia por materia, para adaptarse a las reglas que marca el nuevo decreto lingüístico a partir del próximo curso con un respeto escrupuloso a la distribución entre los tres idiomas. Las novedades pillan a la comunidad educativa de vacaciones y con la boca abierta de par en par. "Una auténtica chapuza", asegura, tajante, José Ángel Suárez, presidente de los directores de Secundaria de Galicia. "Esperpéntico", añade, sin morderse la lengua tampoco, el máximo responsable de los centros de Primaria en Vigo, Alfonso Guitián. Los que se enfrentan día a día con el trabajo en las aulas y la organización interna de institutos y escuelas dan por hecho que tal y como está planteado el borrador es "imposible" ponerlo en práctica y alertan de los "graves conflictos" que puede levantar.

"Lo increíble es que no había ningún problema, lo crearon ellos y ahora pretenden que lo resolvamos nosotros", se queja Suárez. Ni siquiera entra a desgranar las cuotas establecidas para cada lengua, "una cuestión política, no educativa desde luego". "Lo que no tiene sentido es cómo quieren aplicarlo, francamente no le veo ningún recorrido", insiste. Los directores de Secundaria se preguntan hasta qué punto la consulta a los padres en las asignaturas "instrumentales" -Matemáticas y Coñecemento Social, una en gallego y otra en castellano- estarán legitimadas. "¿Y si votan cinco padres, tres apuestan por una fórmula y dos por otra? ¿Eso va a marcar nuestra línea educativa?", cuestiona el presidente, preocupado también por el lugar en el que quedan los "derechos individuales" de una familia que se plante en desacuerdo con la decisión adoptada en el colegio y la posibilidad -que el mismo borrador de decreto recoge- para elegir la lengua del libro de texto y del examen, sea cual sea la materia.

"Nos dejan la pelota sobre nuestro tejado -continúa José Ángel Suárez- y eso va a generar conflictos muy graves". Y un "caos". "Todos deberíamos seguir una misma línea para evitar desigualdades en la escolarización y al final cada uno tendrá que seguir la suya", critica.

"Estoy harto de los devaneos políticos", reconoce Alfonso Guitián. Tras 30 años de profesión, "parece que ya todo vale". "Somos el estropajo de la educación, desde arriba es muy fácil decidir, pero el problema nos cae ahora a nosotros, que no lo hemos creado", apunta. En el caso de Primaria, la elección que se deja para los padres está entre Matemáticas y Coñecemento do Medio. "No deberían intervenir en nada, para eso están los técnicos, ¿o es que yo puedo decidir si una calle es de doble vía o no porque me conviene?", cuestiona.

La preocupación por los posibles enfrentamientos que en cada centro se generen ante el reparto de asignaturas se repite en su caso. "Es que hacen cosas imposibles de cumplir", lamenta Guitián, que une la pérdida de tiempo con "las tonterías de consultas y papeleo" que les espera en detrimento del tiempo para su tarea. "Todo, parece, menos dar clase", resume el presidente de los centros de Primaria.

En su primer análisis del documento, la Coordinadora Galega de Equipos de Normalización e Dinamización Lingüística recoge precisamente el miedo a la aparición de conflictos en los colegios y "la sociedad". "Es un decreto hecho desde el desconocimiento de la realidad de los centros educativos", señalan. La plataforma mantiene que el reparto discrimina a una lengua "minorizada" como el gallego, que requería el 50% por lo menos de las materias y niegan que exista "libertad" para los padres "cuando se va a respetar sólo la decisión de una parte".

Ni Galicia Bilingüe, una de las principales demandantes del nuevo decreto, está satisfecha. La organización se siente "engañada" e incluso afirman que la normativa, todavía por consensuar con la comunidad educativa, la Real Academia y el Consello da Cultura, es "inconstitucional". Los cambios, según su presidenta, Gloria Lago, están "para despistar" porque "persiste la imposición".

Con las mismas ideas con las que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, presentaron esta semana, tras el Consello del miércoles, el borrador del decreto que marcará la enseñanza lingüística en Galicia, habla el portavoz de los populares en la comunidad. Antonio Rodríguez Miranda elogia el esbozo del nuevo decreto del gallego en la enseñanza porque "devuelve la sensatez lingüística a Galicia, perdida en los tiempos del bipartito".

Rodríguez Miranda destaca la "fortaleza de la palabra" del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que "cumplió escrupulosamente con lo prometido en su programa electoral". "El texto -mantiene- abre la puerta a una educación moderna plurilingüe, en la que el gallego y el castellano coexisten de forma natural y el inglés coge el protagonismo que debe tener en estos momentos y en las aulas gallegas". Para el PP gallego resultan "claves" dos aspectos del nuevo decreto: la "posibilidad de que los padres recuperen el protagonismo en torno a la educación de sus hijos" y la "libertad que se concede a los alumnos para hacer los exámenes en el idioma que ellos mismos escojan". "Éste es un sistema que incrementa libertades y revaloriza el papel de los padres en la educación de sus hijos", asegura Rodríguez Miranda. "Y todo eso -añade- mientras se profundiza en el uso del inglés".

Desde la oposición, en cambio, acusan al Gobierno gallego de romper el consenso que, hasta ahora, existía en materia lingüística en Galicia. Los socialistas arremeten contra Núñez Feijóo por "trasladar la tensión y la división contra el idioma a las aulas". Su secretario xeral, Manuel Vázquez, habla de "división" y de "política irresponsable". El Bloque avisa a la Xunta de que tendrá que enfrentarse a la "resistencia del pueblo". "Y no seremos tres, seremos miles de ciudadanos", dice el portavoz nacional, Guillerme Vázquez.

HABLA DE "EQUILIBRIO REAL" EN POLÍTICA LINGÜÍSTICA
Feijóo defiende que su modelo da "por primera vez" libertad a los padres
Tras conocerse su decepcionante decreto para la enseñanza, basado en el trilingüismo y no en la libertad para los padres, el presidente gallego ha tratado de defenderse de las críticas por no cumplir su programa electoral.
EUROPA PRESS Libertad Digital 2 Enero 2010

En una entrevista concedida a la Radio Galega, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró que el nuevo decreto del gallego en la enseñanza plantea un "equilibrio real" y "blindado" entre lenguas y permite "por primera vez" la elección a los padres y a los alumnos.

Núñez Feijóo consideró que el texto está realizado "de acuerdo con la Constitución, con el Estatuto de Autonomía y con la Ley de Normalización Lingüística" y plantea un "equilibrio real, blindado, de horas lectivas en gallego y en castellano".

Además, señaló, incluye la intención "de dividir a medio plazo, en tercios, las horas lectivas, un tercio en gallego, un tercio en castellano y otro tercio en lengua extranjera, predominantemente en inglés", indicó.

En esta normativa, explicó Núñez Feijóo, se consultó "por primera ves a los padres" para que indicasen "en que lengua quieren que se eduquen sus hijos en Educación Infantil" y "como prefieren que se den las dos asignaturas instrumentales, que son Matemáticas y Conocimiento del Medio" posteriormente, aunque "siempre dentro de un equilibrio entre gallego y castellano". La libertad, sin embargo, se circunscribe, como analizó LD, a esas dos asignaturas. En Secundaria tampoco se podrá estudiar todas las asignaturas troncales en gallego.

Contra una normativa antigua que "supuso una inmersión lingüística que rompió el equilibrio" entre gallego y castellano, según Feijóo, el nuevo decreto dará "una oportunidad a los alumnos para que se puedan dirigir a los profesores en el idioma que consideren oportuno, tanto en expresión oral como en expresión escrita".

Cataluña inicia año electoral pendiente del Constitucional
Efe | Barcelona El Mundo 2 Enero 2010

El nuevo 2010 se inicia en Cataluña con una intensa agenda política, pues al próximo fallo del Tribunal Constitucional a los recursos del Estatut se añade la celebración de las elecciones autonómicas, en un año en que se aplicará el nuevo calendario escolar y culminará el "apagón analógico" televisivo.

Más allá de los acontecimientos políticos y sociales que traerá el nuevo año, una vez más la evolución de la crisis económica será el gran referente y la mayor preocupación de los ciudadanos, que notarán la subida del IVA a partir de julio y el incremento de las retenciones de las rentas del ahorro.

Por contra, la rebaja del impuesto de Sucesiones en Cataluña a partir de hoy permitirá que un 83% de los catalanes queden exentos de pagar este tributo, si bien la cifra aumentará hasta el 94% al terminar de aplicarse la reforma, ya en 2011. La merma de recursos públicos se compensará con el nuevo sistema de financiación.

La sentencia del Tribunal Constitucional a los recursos del Estatut, presentados en 2006, se espera para principios de año, incluso en este mismo mes de enero, aunque cualquier previsión puede quedar desfasada ante las profundas diferencias que dividen a los magistrados.

Sea cual sea la resolución del TC, parece claro que tendrá importantes consecuencias políticas, y no sólo en Cataluña, si bien el alcance de su repercusión es difícil de prever. El presidente catalán, José Montilla, sólo ha avanzado que convocará una cumbre de líderes catalanes si considera excesivo el recorte del Estatut.

Los catalanes tendrán la oportunidad de expresar su postura política sobre ésta y otras cuestiones en las elecciones autonómicas de otoño, que previsiblemente se celebrarán en octubre, y cuyos resultados marcarán el futuro de muchos de los actuales líderes de los partidos.

Así, los comicios mostrarán hasta qué punto la crisis puede afectar a los socios del tripartito (PSC, ERC e ICV), el destino de un Artur Mas que se presenta por tercera vez al frente de CiU, los apoyos que reciben los populares en Cataluña, comunidad clave para su retorno a la Moncloa, o la pugna entre Ciutadans y UPyD por un espacio electoral similar.

Dentro de la presidencia española de la UE en el primer semestre de 2010, Barcelona acogerá el 7 de junio la II cumbre de la Unión por el Mediterráneo con la idea de revitalizar el diálogo y la cooperación entre los países de ambas orillas.

En el ámbito de las infraestructuras, el año empieza con el cambio de titularidad en el servicio ferroviario de Cercanías de Barcelona, que pasa del Estado a la Generalitat, un traspaso previsto en el marco del nuevo Estatut.

El servicio seguirá corriendo a cargo de Renfe durante 2010, ya que tiene contrato vigente, pero a partir de 2011 la Generalitat podría adjudicarlo a otra compañía, en función de su satisfacción con la operadora.

En este año deberán empezar las obras de la estación intermodal de la Sagrera, el futuro gran centro ferroviario de Barcelona, tras haberse licitado a finales de 2009 por más de 677 millones de euros, y se decidirá el nuevo modelo de gestión del aeropuerto de El Prat, en el que la Generalitat aspira a tener el control.

Uno de las grandes cambios que trae el año será sin duda el nuevo calendario escolar, por el que los alumnos empezarán las clases el 7 de septiembre, una semana antes de lo estipulado hasta ahora.

Sin embargo, la mayor novedad del calendario no llegará hasta febrero de 2011, cuando los escolares dispongan de una semana de vacaciones en febrero, en compensación por el adelanto del curso.

En un año en el que desaparecerá la publicidad de TVE, el 4 de abril llegará el llamado "apagón analógico" televisivo y ya sólo se emitirá por el sistema de Televisión Digital Terrestre (TDT), aunque en Cataluña únicamente la mitad de las televisiones locales a las que el Govern otorgó licencias estarán en condiciones de emitir.

2010 será además clave en el ámbito de los festejos populares en Cataluña, pues el 4 de enero entra en vigor una directiva de la UE que hace más restrictivo el uso de materiales pirotécnicos, especialmente a los menores, y que puede afectar a los tradicionales "correfocs" y a la Patum de Berga, aunque el gobierno español ha suavizado el texto comunitario.

También será un año decisivo en la continuidad de las corridas de toros en la comunidad catalana, pues el Parlament deberá decidir si aprueba o desestima una Iniciativa Legislativa Popular que propone su abolición, después de haber superado en 2009 una votación que dio luz verde a su tramitación por un estrecho margen.

En el ámbito cultural, la nueva dirección del Palau de la Música tratará de devolver una cierta normalidad a la institución tras el "caso Millet", cuya investigación, no obstante, continuará en los juzgados, mientras Badalona será la Capital de la Cultura Catalana.

En este año se anuncia un veto definitivo al tabaco en los establecimientos públicos cerrados, una normativa que afectará incluso a los salones de bodas, donde el regalo de puros es casi una obligación del rito nupcial.
 

En torno a la lengua y al bálsamo de Fierabrás
Xosé Luis Barreiro La Voz 2 Enero 2010

La democracia se fundamenta en la diversidad de valores y de opiniones que afecta a todo lo humano. No hay nada en el mundo, ni nada puede imaginarse -diría Kant- en torno a lo que una comunidad política no genere discrepancias. Si hubiese tal cosa, toda la política tendría que estar orientada a ella, y en ese momento olería a fundamentalismo. Porque el fundamentalismo no es más que eso: creer que hay cosas que no son discutibles, y hacer de ellas el centro del orden cívico. Y el hecho de que esas cosas sean trascendentes o inmanentes apenas modifica nada la idea de que la política democrática solo se puede hacer con cosas que son radicalmente discutibles. Durante los movimientos estudiantiles de mayo del 68, en los que se utilizaron tantos eslóganes interesantes, también estuvo de moda aquel que nos enseñaba lo que es la democracia: «un reino en el que lo único que no es discutible es que todo es discutible». En cuestión de lengua tampoco es posible la unidad, ni se nos puede exigir que la buena voluntad actúe por encima de los sentimientos, ni que la racionalidad formal se imponga sobre las construcciones políticas y sociales de larguísimo recorrido. Y por eso sucede con la lengua lo mismo que con los impuestos, las políticas de igualdad y las restricciones al despido: que por encima de la lógica singular opera la lógica colectiva, y que más allá de la libertad personal, ejercida desde el ombligo, está la acción de gobernar, que le da vida a la comunidad política.

Lo malo del proyecto de decreto sobre el uso del gallego en la enseñanza es eso: que no sabe que existe un espacio público gallego; que cree en la andrómena del consenso absoluto -el bálsamo de Fierabrás- y remite a los ciudadanos un problema de gran envergadura; y que espera que en los colegios -en vez de haber padres de todas las ideologías y militancias, niños infinitamente diversos, maestros sindicados y llenos de convicciones y manías, galleguistas y antigalleguistas, y profesores que también tienen libertad de idioma- haya pajaritos de colores «que van piando?, que van piando».

El problema del borrador no está en que la solución sea mala, sino que es absolutamente inaplicable. Si Núñez Feijoo cree que hay que rebajar la presencia del gallego en las troncales, o que el gallego no puede ser el idioma vehicular de la ciencia y las matemáticas, y si se comprometió con Gloria Lago a corregir tal desmán, que lo diga, lo decrete, y que se enfrente a la historia y a las urnas. Cualquier cosa, menos huir de la responsabilidad de gobernar.

Porque este galimatías que se propone no es un ejercicio de libertad y participación ciudadana, sino un lavarse las manos que nuestro presidente no puede tolerar.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial