AGLI

Recortes de Prensa    Martes 5  Enero  2010

 

Crisis nacional
Reforma y ruptura en la Transición
Pío Moa Libertad Digital 5 Enero 2010

Parece que en algunos medios, también de derecha, se está poniendo de moda culpar de los males políticos actuales al hecho de que la Transición se hubiera realizado por reforma y no por ruptura. Así lo defendían diversas analistas en un coloquio de Intereconomía de hace cosa de un año o, como mucho, defendían la reforma tibiamente y solo "porque no se podía hacer otra cosa". Sin duda estas personas no tenían en cuenta ni la experiencia histórica de la anterior transición, esa sí desastrosa, de la monarquía de Alfonso XIII a la república. Y tampoco tenían en cuenta quiénes eran los rupturistas del postfranquismo: en primer lugar, el héroe de Paracuellos, junto con grupúsculos y personajes variados sin representatividad alguna, desde los abiertamente terroristas o pro terroristas hasta cristianos por el socialismo, separatistas y engendros semejantes, en su mayoría simpatizantes del totalitarismo soviético. En segundo lugar, un PSOE que tuvo la oportunidad de romper con su siniestro pasado y optó, al contrario, por reivindicar, como Carrillo, la herencia del Frente Popular. El nuevo PSOE no se cortaba: lo mismo defendía el "derecho de autodeterminación" que se proclamaba "un partido de clase" y reprochaba a los comunistas ser demasiado moderados, tal como durante el primer período del Frente Popular, cuando Largo Caballero ganaba en radicalismo a la Pasionaria. El PSOE estaba rodeado a su vez de grupos de muy parecido pelaje a los del entorno comunista.

Eso había, en la realidad y dejando aparte la palabrería política, bajo el lema de la ruptura. Unos partidos y personajes que no en vano reivindicaban la supuesta legitimidad del Frente Popular, pues se parecían mucho a aquellos que en 1931 habían creado una república epiléptica para, poco después, hundir la legalidad, sólo a medias democrática, que ellos mismos habían montado, y ocasionar la guerra civil. Tales eran aquellas "fuerzas de la ruptura", cuyo carácter quedó tan de manifiesto con la visita a España de Solzhenitsin. Uno sólo puede sentir escalofríos pensando en lo que habrían hecho estas gentes si no hubieran encontrado el obstáculo de la reforma y cierta consolidación de normas legales. Aun así, apenas llegada la izquierda al poder, o los separatistas en Vascongadas y Cataluña, procedieron a vulnerar sistemáticamente la ley y a convertir la política en el patio de Monipodio que es actualmente. Vienen al recuerdo las frases de Marañón sobre la mezcla de estupidez y canallería del Frente Popular.

Así, la reforma constituyó un freno a las tendencias al parecer irreprimibles de unos partidos y gentes incapaces de aprender de la experiencia histórica, suponiendo que la conozcan siquiera. Un freno que pronto empezó a fallar, como se vio en la contradictoria y peor que mediocre Constitución, donde los rupturistas dejaron su huella, aceptada por unos reformistas que tras su brillante éxito inicial optaron por una línea de claudicaciones, pensando que de ese modo ganaban legitimidad o cosa semejante.
Y ahora está de nuevo en plena marcha la ruptura, resumible gráficamente en la conversión del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo en chanchullos con los terroristas y separatistas contra las libertades. Mientras el PP rajoyano, profundizando en la política claudicante iniciada en la Transición, simplemente va chupando rueda del Gobierno pro terrorista, pro separatista y antidemocrático. Rupturista, en suma.

El problema de los partidos
Pío Moa Libertad Digital 5 Enero 2010

El problema político en España se resume en una involución antidemocrática desde el gobierno y la liquidación de la oposición por Rajoy y sus nenas futuristas. Un triunfo del PP con el que sueñan algunos, no resultaría una mejora en sentido alguno. La única solución es la movilización ciudadana al margen de esos partidos. Existe un amplio y difuso descontento social que se manifiesta de muchas formas y ha dado lugar a asociaciones, campañas diversas, a menudo fructíferas, pero parciales y descoordinadas, y sin una orientación precisa, que han permitido que un partido como el PP rajoyano haya sacado partido de ellas y las haya liquidado.

La situación ha llegado a tal grado que la movilización o rebelión cívica, con sus diversas manifestaciones, debe tener una doble orientación precisa: la regeneración democrática y la defensa de la unidad de España. Sin una orientación clara en estos puntos, todos los intentos se disgregarán inevitablemente y caerán en el vacío. Dentro de ello son posibles gran número de asociaciones locales o regionales con objetivos diversos, que se encarguen de problemas como el de los separatismos, el islamismo, la "memoria histórica", la aclaración del 11-m, la corrupción, etc., etc.

También es evidente que estos movimientos, para ser realmente efectivos, deben desembocar en un partido, puesto que hoy ya no hay esperanza razonable de que el PP expulse a los rajoyanos y recobre la orientación que tenía en la última época de Aznar con respecto a los problemas internos de España. Pero este no es el problema inmediato, como tampoco lo es el de votar. El problema inmediato consiste en acordar una orientación básica para la acción de influir en la opinión pública sobre la base de los dos puntos citados.

No soy optimista sobre todo esto, pero tampoco pesimista. La rebelión cívica puede salir adelante si suficientes personas se ponen de acuerdo para emplear sus energías en acciones concretas en lugar de malgastarlas en quejas y maldiciones retóricas. Quizá eso sea una utopía y estoy equivocado, pero al menos habré cumplido mi deber, como pedía Nelson a los suyos en Trafalgar.

Los presos de ETA marcan el paso
Editorial La Razon 5 Enero 2010

Con sus amenazas, los terroristas vuelven a poner en evidencia a los nacionalistas

El comunicado que los presos de ETA hicieron público ayer a través de las páginas de «Gara» difumina cualquier posibilidad de que del debate abierto en el seno de la banda terrorista nazca el planteamiento de un próximo abandono de la violencia. En lugar de ello, el colectivo EPPK, que aglutina a cerca de 750 reclusos, aboga por poner en marcha, a partir de la próxima semana, un calendario de acciones de presión entre las que se incluirían encierros y huelgas de hambre en las cárceles de España y Francia. Con estas actuaciones, los terroristas dicen denunciar «la cruenta política penitenciaria de ambos Estados». El comunicado también reclama el reagrupamiento de los presos, así como «la inmediata liberación» de aquellos que están a punto de acceder a la condicional.

A ello se suma la decisión de EPPK de expulsar a cinco miembros que se habían distanciado de la dirección de ETA, entre los que destaca el antiguo integrante del «comando Donosti» Valentín Lasarte, quien cuenta con uno de los historiales más sangrientos de la banda, entre los que se incluye el asesinato de Miguel Ángel Blanco. Esta declaración da continuidad al comunicado que los presos de ETA hicieron público cuatro días antes de que finalizara 2009, y en el que defendían la necesidad de abrir una «nueva fase de lucha en las cárceles» y de poner en práctica todas aquellas acciones que obligaran a España y Francia a «reconocer el estatus político de Euskal Herría». Ambos textos retratan de forma meridiana que la postura predominante entre los presos etarras es aquella en la que la violencia, las pistolas, la extorsión y el chantaje a los demócratas son los únicos argumentos concebidos para la defensa de sus ideas. La movilización de los presos etarras llega apenas dos días después de que miles de abertzales se manifestaran en Bilbao en contra de la política penitenciaria del Gobierno. Una movilización a la que se sumaron voces del nacionalismo vasco, como la del presidente del PNV en Guipúzcoa, Joseba Egibar, quien llegó a denunciar la vulneración de derechos humanos en el trato a los terroristas reclusos.

Unos y otros, por tanto, se han querido erigir así en los abogados defensores de quienes ahora, a través de un comunicado, reclaman las acciones de fuerza y las huelgas de hambre como su principal vía de actuación. Precisamente esta misma semana el Tribunal Supremo sentenció que el Gobierno del PNV presidido por Juan José Ibarretxe se extralimitó en sus competencias al aprobar cuantiosas ayudas a las familias de los presos de ETA, no sólo porque estaba fuera de su competencia, sino también porque con esas ayudas se trataba de boicotear la política penitenciaria del Estado. Lo que parece claro es que el núcleo duro de ETA en las cárceles apuesta por la violencia. Esta evidencia obliga a todos los partidos democráticos, incluido el PNV, a posicionarse sin ambages frente a unos terroristas que declaran abiertamente sus intenciones con la sinceridad brutal del asesino, zanjando cualquier debate o supuesta duda .

Del mismo modo, el comunicado también debe ser una llamada de atención a las instancias judiciales, especialmente la Audiencia Nacional, encargadas de conceder o denegar los permisos para determinadas manifestaciones públicas del brazo político de ETA, que utiliza las garantías del Estado de Derecho para sus propósitos criminales. Baste como ejemplo la manifestación del pasado sábado, que vino a servir de coartada al comunicado de los terroristas encarcelados. La única respuesta a todos ellos es la Ley, sólo la Ley, pero toda la Ley, que incluye el cumplimiento íntegro de las penas.

El maestro ciruela
José María Rotellar www.gaceta.es 5 Enero 2010

No puede sacar a Europa de la crisis el responsable del mayor paro de toda la UE:

Ha comenzado el año con la presidencia de turno de la UE a cargo de España, así que Zapatero se ha apresurado a volcarse en su nuevo cometido y ha marcado cuáles van a ser las prioridades de la Presidencia española. Pues bien, el presidente ha dicho que se propone sacar a Europa de la crisis. Que Zapatero diga que va a sacar a Europa de la crisis es como si el portero de aquella selección de Malta le hubiese dicho a Arconada que le iba a enseñar a parar goles. Zapatero no puede sacar ni a Europa ni a nadie de la crisis, simplemente porque no sabe cómo hacerlo.

Y es que su incompetencia e incapacidad en materia económica han quedado sobradamente demostradas. No puede sacar a Europa de la crisis quien es el responsable de siete de cada diez nuevos parados de la UE, quien, con su endeudamiento, puede generar perturbaciones financieras en el seno de la eurozona, quien va a ser el único responsable político de la zona euro que mantendrá a su país en recesión en 2010, y quien se niega a aplicar las reformas necesarias en la economía de su Nación para que ésta vuelva a crecer y generar empleo.

Zapatero, que es un político de frases vacías y de actuaciones huecas, cuando no contraproducentes, se quiere convertir ahora en el maestro Ciruela, que no sabía leer y puso escuela.Él, que ha dilapidado la mejor herencia jamás recibida y ha empobrecido a España en términos per cápita, además de condenarla al estancamiento y el paro masivo, no será capaz de liderar la economía europea.

Afortunadamente, le van conociendo fuera y saben que su ineficiencia es manifiesta. Y, afortunadamente, no tiene los instrumentos ejecutivos de política económica para arrastrar a toda Europa por el abismo económico por el que lleva a España. Y es que Zapatero, en materia económica, no puede ser nunca la solución, porque ha demostrado repetidamente que él es el problema.

*José María Rotellar es profesor de Teoría Económica de la UAM

Funcionarios, oficinas, ventanillas, trámites y burocracia.
Totalmente incapaces de resolver nuestros problemas
Vivís de mi dinero
Sois parte un elefantiásico entramado de Ministros, Secretarios de Estado, Directores Generales, y parásitos varios
Oscar Molina Periodista Digital 5 Enero 2010

Paso fuera de mi casa y lejos de mi familia una media mensual de 360 horas (15 días completos), contribuyo al fisco con un 40% de mi salario; entre impuestos directos, indirectos, tasas obligatorias y demás gravámenes, trabajo más de la mitad del año para el Estado.

Pago un colegio a mis hijos, mientras financio un sistema de educación pública; me dejo un turrón en una póliza de sanidad privada, pero abono religiosamente mi correspondiente diezmo para que muchos puedan tener cuidados médicos.

De lo segundo no me quejo (a pesar de que nadie me lo reconozca) y de lo primero no me quejaría si no fuese porque la educación pública consiste en meter a los niños en fábricas de ignorantes donde sólo se hace hincapié en su adoctrinamiento en un conjunto de paridas sin sentido.

Muchos están peor que yo. Se levantan a las 6 de la mañana, vuelven a casa cuando sus hijos se van a la cama, conviven con la cotidiana amenaza de perder su trabajo y hacen encaje de bolillos para que el fruto de su sacrificio vital les permita llegar a fin de mes.

Y otros, de número creciente, están aún peor. Han perdido su trabajo y conservan escasas esperanzas de conseguir otro.
Todos, de alguna manera, ponemos un montón de dinero para que vosotros, que sois muchos, os alimentéis de nuestra pasta.
Porque vosotros, incompetentes ejecutivos de la nada, mediocres gobernantes de nuestro Estado central, vivís de nuestro dinero.

Sois parte un elefantiásico entramado de Ministros, Secretarios de Estado, Directores Generales, y parásitos varios que contáis con un ejército de asesores, viajáis en coche oficial y reserváis Clase Preferente en vuestros viajes privados, con mi dinero.

A cambio, resultáis totalmente incapaces de resolver nuestros problemas, no garantizáis nuestra seguridad ni dentro ni fuera de España, no nos protegéis del desempleo, ni prestáis servicio alguno.

Sólo se os ocurren normas para coartar nuestra libertad, para vigilarnos, atemorizarnos y decidir qué es bueno para nosotros.

Tomáis posesión de nuestra vida pública, privada y de nuestro dinero para complicarnos la vida, y parís normativas orientadas a seguir siendo necesarios, a no permitirnos deshaceros de vosotros.

Por si fuese poco, inventáis problemas inexistentes, enfrentáis a la sociedad reabriendo debates cerrados, legisláis para cuatro, y tenéis la jeta de pagar un sueldo a majaderas de manual sin el menor sentido el ridículo que nos hablan de "acontecimientos planetarios". Todo con mi dinero.

Vosotros, prebostes de alguno de los diecisiete gloriosos mini-estados autonómicos, también vivís de mi pasta. Unos subidos a cuentos imposibles como la fábula de Aitor, otros mitificando a unos segadores de hace cuatrocientos años.

Los demás, a rueda de éstos, os habéis montado un chiringuito de consejerías, direcciones, subdirecciones, patronatos, embajadas y demás máquinas de gastar. Con mi dinero, claro está.

Usáis la pasta que yo gano trabajando para fomentar la insolidaridad y sembrar el odio a España; reclamáis la parte que vuestros inverosímiles derechos históricos os adjudican para poder aumentar la pléyade de vuestros deudos, para comprar votos con empleos a dedo.

Vivís en la reivindicación permanente que haga andar a una bicicleta que se caería si parara. Vosotros, garrapatas, no resistiríais el mínimo ejercicio de competencia para la obtención de un puesto de trabajo en el ámbito privado, vuestro único mérito es haber medrado en la estructura de un partido político. Y ahora, vivís de mi dinero.

¿Y qué decir de vosotros? Sabandijas de los sindicatos de clase. Liberados del trabajo, la responsabilidad y el cumplimiento del deber.
¿Cuántos sois? Sólo en Madrid, 3200; sólo en Madrid vuestro chollo nos sale a los contribuyentes por 77 millones de euros.

¿Para qué? Para que tengáis el uniforme, el mono o la bata sin estrenar. Para que viváis de una novela en la que sois los únicos personajes, porque no representáis a nadie, sin acudir a vuestro puesto de trabajo.

No tenéis afiliados, no defendéis nada, firmáis condiciones laborales de miedo para vuestros presuntos representados, cobráis un canon por los ERE´s, o lo que es lo mismo, sangráis al currito en concepto de "asesoramiento" cuando le ponen en la calle; os dedicáis a hacer política, calláis cuando miles de currantes pierden su empleo por no molestar a otros chupones de vuestra cuerda, y ejercéis la protesta asimétrica según quien gobierne.

No valéis para nada, no arregláis nada, no solucionáis nada, no defendéis a nadie, algunos habéis conseguido llevar tan lejos vuestros tejemanejes que acabáis de directivos en vuestras empresas...y vivís de mi pasta.

Y no me olvido de vosotros. Engreídos "creadores", apoteósicos mediocres del arte presunto, vividores del mérito subvencionado y subvencionable. Vosotros también vivís de mi pasta.

Os señaláis la ceja para apoyar sin disimulo a quien os ha puesto en casa, alimentáis vuestra vida regalada de mis impuestos, y además me insultáis.

Si no voto al partido que os gusta, podéis llamarme "hijo de puta"; si no comulgo con el Gobierno que os pone el pesebre pedís que se me encierre en un cinturón sanitario; si voto a quien no os mola, me llamáis asesino... todo eso después de que este hijo de puta, asesino y carne de sanidad progre os haya dado de comer con su dinero, a cambio de que produzcáis bodrios infumables que tratan de ganar una guerra 70 años después o que sólo sirven para que alguno pueda liberarse de sus complejos, algunos sexuales.

Habéis conseguido que todo hijo de vecino sea considerado delincuente preventivo y tenga que pagaros cada vez que se compra un teléfono móvil, una impresora, un ordenador... Habéis forzado la máquina de quien tanto os debe como para permitiros reclamar el tributo a quien se bautiza, hace la comunión, se casa o baila en la plaza del pueblo; cualquier día nos sangraréis en nuestro entierro. Vosotros, bucaneros de la creación de medio pelo, no venderíais ni uno sólo de vuestros estofados en el mercado privado, no conseguiríais financiación ni para la décima parte de vuestras piltrafas.

La inmensa mayoría de los que vivís de mi contribución y de sirlarme, no seríais capaces de engañar a un inversor para que sufragase las medianías que nos colocáis. Vivís del cuento, y encima os ponéis chulos mientras me metéis la mano en la cartera.

Firmáis manifiestos para los que no tenéis la menor legitimidad ni altura moral, y os auto designáis como el "mundo de la cultura"; entregáis rosas por la Paz a los asesinos, os vestís de palestinos entre playa y casino, y no tenéis una puñetera palabra para los que cayeron muertos de un tiro en la nuca, sin poder oler esas rosas que entregabais, mientras pagaban vuestros saraos y se retrataban cada vez que compraban un CD.

Todos vivís de mi pasta y sois muchos, cada vez más. Y nosotros cada vez menos.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

El artículo seis punto uno: ¿es constitucional? (I)
Jesús Royo Arpón www.lavozlibre.com  5 Enero 2010

El artículo 6.1 del Estatut dice: "La lengua propia de Catalunya es el catalán. Como tal, el catalán es la lengua de uso normal y preferente de las Administraciones públicas y de los medios de comunicación públicos de Catalunya, y es también la lengua normalmente utilizada como vehicular y de aprendizaje en la enseñanza". El núcleo del artículo está en ese "como tal": según la ley, del hecho de ser lengua propia se deriva su uso exclusivo o preferente en la vida pública. ¿Es legítimo? Y en cuanto al derecho positivo, ¿es constitucional? En mi opinión, la respuesta es no y no: ni es legítimo, ni constitucional.

El nacionalismo catalán, pese a su pulcritud culturalista, responde a una realidad más bien sórdida: la pretensión de prioridad de los naturales del país frente a los inmigrantes. La lengua catalana, prácticamente abandonada desde el siglo XVIII por las élites culturales y económicas, vinculada residualmente a un entorno rural, inculto y atrasado, volvió a ser cotizada cuando llegaron los primeros inmigrantes -finales del XIX-, y su cotización aumentó en proporción a la importancia de su presencia. La inmigración, lejos de ser un peligro para el catalán, es la causa de su esplendor moderno: es la razón que explica y el combustible que alimenta todo el resurgir moderno de la lengua catalana. ¿Por qué? Porque pese a su escaso valor comunicativo, el catalán adquirió la función de "marcador social", lo cual resultaba muy útil de cara a ordenar el acceso al poder y, en general, al disfrute de los bienes sociales. Mediante la lengua se discrimina al natural del recién llegado: la lengua aparece como condición para "ser", y por lo tanto también para "estar".

La lengua, ya lo dijo Nebrija, es compañera del imperio: en la Cataluña moderna significa que el catalán es la aureola del estatus, del poder. Como resultado, hablar catalán dejó de ser algo rústico y pasó a ser delicado, sublime, culto y europeo. En catalán se vive mejor, se cobra más y se figura en las agendas de gente interesante. El catalán, en definitiva, se cotiza, no porque sirva para entenderse, sino porque rinde beneficios. Y su cotización aumenta por obra de los propios inmigrantes, porque aprenderlo significa subir un peldaño en la escala social. El propio inmigrante antiguo, que ya sabe catalán, lo reclama como mérito frente a la competencia de los recién llegados. Ya lo señalaba La Trinca en una de sus canciones: "...[els immigrants] criden 'xarnego!' al que acaba d'arribar". Con lo cual se realimenta el proceso hasta el paroxismo.

Si a ello le añadimos que al catalán se le asocian características "positivantes" como lengua perseguida -no dominante-, lengua auténtica -no postiza-, lengua natural -no extranjera-, lengua minoritaria y en peligro -no avasalladora-, etcétera, se comprenderá que el tema de la lengua haya llegado a ser el tabú central de la vida social catalana, el símbolo intocable de casi todo. Si alguien muestra una sombra de tibieza al respecto, se le colgará el sambenito de "enemigo del catalán", y eso significa su muerte cívica; pasa a ser un elemento indeseable, un cuerpo extraño y execrable. Yo sé por qué lo digo.

En este contexto, el artículo 6.1 expresa puntualmente toda la reivindicación del catalanismo desde hace cien años. La vida pública reflejará no la sociedad tal cual es, sino tal como "debe ser": con el catalán arriba y el castellano abajo. La elección del término "preferente" resulta terriblemente reveladora. Igual que el adverbio "normalmente", en su doble sentido de "en circunstancias normales" -el uso del castellano sólo se acepta si es excepcional, transitorio, defectivo- y "por norma" -la norma no escrita de "los catalanes primero, los castellanos a la cola".

Leído en este contexto, el artículo 6.1 del Estatut tiene un trasfondo turbio, yo diría más bien tenebroso, socialmente sospechoso, y de perfil democrático bajo. Por decirlo claramente: reaccionario. Tan reaccionario como el lema lepenista de "les français d'abord", los franceses primero. Yo me pregunto cómo es posible que los partidos de izquierda catalanes no hayan advertido ese trasfondo inquietante, próximo al racismo. Si todo socialista vibra ante la palabra "igualdad", no me puedo explicar que hayan aceptado cambiar la "igualdad de las dos lenguas" del Estatut anterior por la "lengua preferente" del actual. Están tan seducidos por el nacionalismo que ni siquiera se permiten la posibilidad de sospechar que pueda haber tras él un trasfondo tan sórdido. Aquí ha habido una intoxicación masiva.

Cuando se considera la estructura sociolingüística de Cataluña -el castellano es la lengua materna de la mayoría de catalanes- declarar el catalán como lengua preferente y darle de hecho un uso público exclusivo, es, como mínimo, una insensatez. Una provocación y una llamada al conflicto, si Dios no lo remedia.

El artículo seis punto uno: ¿es constitucional? (II)

Jesús Royo Arpón www.lavozlibre.com

Tal como está redactado y habida cuenta la realidad sociolingüística de Cataluña, el artículo 6.1 resulta discriminatorio. Dice que del hecho de ser 'lengua propia' se desprende su prescripción de uso público exclusivo en la Administración, la escuela y los medios de comunicación. Es decir, de la lengua propia de Cataluña se derivan usos y deberes de los catalanes. ¿Cataluña y los catalanes son cosas diferentes? Los catalanes somos de lengua materna catalana y castellana -con mayoría castellana-. Con lo cual se establece una discriminación entre los ciudadanos: unos tienen como lengua materna la lengua propia, y otros no. Unos tendrán escuela, impresos, leyes, avisos, tele y radio en su lengua, y otros no. Lo cual contradice el precepto de la igualdad de derechos de todos los catalanes.

El error de este artículo consiste en dar transcendencia jurídica a un término, lengua propia, que debiera ser sólo descriptrivo. De hecho, en el Estatuto de 1979 simplemente se declaraba que el catalán es la lengua propia de Cataluña, sin sacar de ello ninguna consecuencia. El redactado del Estatuto actual supone un cambio cualitativo, que hay que aquilatar debidamente en todos sus extremos. ¿Qué significa que una lengua es "propia" de un país?

Las lenguas, que yo sepa, no son la expresión del paisaje, del territorio, sino de los habitantes de ese territorio. Ni de la Nación, como entidad abstracta, sino de los ciudadanos. Sólo las personas son sujetos hablantes. El término 'lengua de Cataluña' es una figura retórica que sólo puede significar 'lengua de los catalanes'. Pues bien, hoy día 'lengua de Cataluña' remite a dos lenguas, el castellano y el catalán, por este orden según el número de hablantes. Decir 'la lengua propia es el catalán' sólo puede significar que, de las dos lenguas maternas mayoritarias, una de ellas -la segunda en hablantes- es la que se hablaba antes en exclusiva -antes significa sólo setecientos años, porque desde el siglo VIII al XIII también se hablaba árabe-, o bien es la 'lengua característica', porque sólo se habla aquí -lo cual es falso, porque se habla también en Valencia, Mallorca y el Rosellón. La otra lengua, el castellano, es de implantación reciente, sobre todo por obra de la inmigración masiva desde hace siglo y medio. Una es 'propia', la otra es 'sobrevenida'. Una es antigua, la otra es reciente. ¿Y qué? ¿Eso es una característica que da derechos? Evidentemente, no. Ser lengua propia es un hecho, no un derecho. Es como ser blanco, cristiano o nacionalista, que alguien podría interpretar como 'características propias de Cataluña'. ¿Alguien imagina que se definiera el catolicismo como 'la religión propia de Cataluña'? ¿O que tener un apellido 'propio' de Cataluña -por ejemplo, Soler- comportara alguna prioridad o ventaja sobre los Gómez, apellido venido de Castilla? Aunque muchos piensan que Soler es más catalán que Gómez: y que el catalán es más catalán que el castellano. Pues no señor. Todos somos iguales, y nuestras lenguas igual de dignas.

Víctimas y verdugos
Los más jóvenes deben aprender a discernir entre los que matan y los que son asesinados
EDITORIAL El Correo 5 Enero 2010

El paulatino debilitamiento de ETA y las vicisitudes de la izquierda abertzale fuera de la legalidad parecen contribuir a que tanto la banda como sus entornos afines estén viviendo en el desconcierto y en un debate formal que no acaba de romper con el tabú de la utilización de la violencia. Pero es la primera vez que en la izquierda abertzale se han podido detectar tímidos intentos de dibujar una línea de actuación que no esté sometida de antemano al dictado de quienes hoy mandan en ETA y, sobre todo, es la primera vez que la izquierda abertzale no consigue transferir a los demás -a los partidos democráticos y a la sociedad en general- una responsabilidad que sólo le atañe a ella: la de encarar la disyuntiva expresada por el ministro Rubalcaba en términos de «o bombas o política».

En este sentido, el anuncio de que los 750 presos vinculados a la banda han iniciado un año de protestas no representa más que el cortafuegos que ETA quiere trazar para dar respuesta activa a la contestación que percibe en el seno de la izquierda abertzale. Una vez más, la referencia simbólica y sentimental de los presos permite a la banda acallar la ya de por sí acobardada actitud de quienes tratarían de llevar a la izquierda abertzale hacia el juego democrático. Pero la crueldad de tal operación estriba en que se basa en la conversión del verdugo en víctima. La intención del Gobierno vasco de incluir en el desarrollo curricular de Educación para la Ciudadanía el reconocimiento de las víctimas del terrorismo debería contemplar tan perverso propósito, convertido en lugar común en la sociedad vasca. La inequívoca identificación del mal constituye el mínimo sobre el que debe alzarse tanto la necesidad de una sociedad abierta como la legitimidad del sistema democrático. Y no hay un mal superior al de arrebatar la vida al prójimo, convirtiéndolo de paso en mero objeto de un conflicto ideado a la medida de aspiraciones fanáticas. Todo decreto curricular ha de preservar la libertad de cátedra en que se basa la docencia. De ésta dependa en gran medida que los más jóvenes aprendan a discernir los términos de la dolorosa ecuación que se produce entre verdugos y víctimas.

Principales incumplimientos de las promesas de Feijoo
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 5 Enero 2010

El preámbulo sigue siendo reflejo de la ideología nacionalista que se irradia en el de la Ley de Normalización Lingüística (en adelante, LNL o Ley de Normalización), aunque es algo más suave que el del vigente decreto.

02.- El artículo 8.1, en su actual redacción, obliga a que los libros estén en la lengua en la que se imparte la materia, con lo cual se incumple la promesa de que los alumnos podrán llevar los libros en la lengua de su elección.

03.- En infantil y en primer ciclo de primaria al menos no queda garantizado el derecho, individual, a recibir la enseñanza en lengua materna, tal y como establece la propia Ley de Normalización en su artículo 13.1. Recordemos, además, que un precepto de muy similar redacción dio lugar a tres sentencias del TSJ de Cataluña, convalidadas por el TS, estableciendo la necesidad de que hubiese una casilla en el sobre de matrícula para que los padres consignasen cuál era la lengua materna de sus hijos y hacer efectivo, y no retórico, ese derecho.

04.- En primaria, donde hay dos materias troncales no lingüísticas, sólo se permite elegir la lengua en una de ellas y no en las dos como se prometió (esto, además, sí que complicará más la gestión de los centros que si se pudiese elegir la lengua en las dos). El resto de las materias serán asignadas a cada lengua por el consejo escolar, bajo la condición de que haya equilibrio entre las horas impartidas en gallego y las impartidas en español.

05.- En ESO sólo se podrá elegir la lengua en dos materias (matemáticas y ciencias sociales), no en todas las que, consideradas troncales, el decreto vigente obliga a impartir en gallego, como física y química o biología y geología. El resto de las materias serán asignadas a cada lengua por el consejo escolar, bajo la condición de que haya equilibrio entre las horas impartidas en gallego y las impartidas en español.

06.- En bachillerato será el consejo escolar el que haga la distribución de las materias impartidas en cada lengua. Se habla de una distribución equilibrada incluso, por la redacción, dentro de cada tipo de materias: comunes, de modalidad y optativas.

07.- En FP y EAyD será el consejo escolar el que elija y ya desaparece la cláusula del equilibrio entre las horas impartidas en cada lengua, apareciendo una ambigua (que adolece de inseguridad jurídica) y peligrosa como es la siguiente “el desarrollo de las enseñanzas asegure que el alumnado alcance la competencia lingüística propia del nivel en ambas lenguas oficiales. Esto abre la puerta a que se pueda optar por un predominio del gallego bajo el argumento, como en el anterior decreto, de que el castellano predomina en otros ámbitos de la vida de los alumnos. Destaca el hecho de que sólo se garantiza que el alumnado adquiera el vocabulario específico en gallego, pero nada se dice del castellano (art. 5.2).

08.- En adultos también será el consejo escolar el que elija y desaparece la cláusula del equilibrio entre las horas impartidas en cada lengua, apareciendo una ambigua (que adolece de inseguridad jurídica) y peligrosa como es la siguiente “el desarrollo de las enseñanzas asegure que el alumnado alcance la competencia lingüística propia del nivel en ambas lenguas oficiales. Esto abre la puerta a que se pueda optar por un predominio del gallego bajo el argumento, como en el anterior decreto, de que el castellano predomina en otros ámbitos de la vida de los alumnos. Destaca el hecho de que no se permita en este caso elegir la lengua predominante en la enseñanza a los alumnos, que son mayores de edad, en función de sus intereses y teniendo en cuenta que en Galicia hay una proporción de inmigrantes hispanoamericanos o de otros países con gran movilidad por toda España.

09.- No se garantiza el bilingüismo real en la administración. Hay alguna mejora de matiz, pero se echan de menos que figuren de manera clara y expresa dos aspectos:

a) Que el propio decreto haga una mención expresa al derecho de los padres (y ciudadanos en general) a recibir la documentación y las comunicaciones de todo tipo en la lengua oficial de su preferencia o, al menos, bilingües (si se trata de que no haya acusaciones de incumplir la LNL por no estar siempre en gallego, pero “siempre” no es “sólo”). Esto incluye boletines e impresos administrativos, ya no digamos el de la solicitud de exención de lengua gallega.

b) Que los anuncios y la información general de los centros también sea bilingüe. La LNL obliga a que estén siempre en gallego, y nada tenemos por supuesto en contra, pero no impide que puedan estar TAMBIÉN en español, ya que no se vulneran los derechos de nadie (lo mismo que si se ponen en otras lenguas, que, curiosamente sucede en algún centro: está en gallego y otras lenguas pero, de manera inaudita, no en español, que es una lengua oficial).

c) Que los profesores puedan redactar las programaciones y otros documentos docentes en español.

10.- En la disposición adicional primera se prevé que los padres respondan, cada cuatro años, a un cuestionario (se supone que elaborado por la administración) en el que los padres expresarán su opinión – no vinculante –sobre la lengua de impartición de las materias. Se supone, por la redacción de esta DA, que el consejo escolar debe tener en cuenta la opinión de los padres para distribuir las materias entre las dos lenguas, aunque luego hay un “misterioso” párrafo que dispone lo siguiente: “El procedimiento para determinarla lengua de impartición de las materias se desarrollará mediante una orden posterior a la aprobación de este Decreto”. ¿Será una orden que establezca criterios objetivos de asignación materia/lengua para el consejo escolar en función de las respuestas de los padres al cuestionario? No se me ocurre otra cosa y queda por aclarar.

Este cuestionario puede ser además un regalo envenenado si no se rellena con inteligencia. Me explico: si hay padres que quieren la enseñanza en una lengua y contesta que quieren todas las materias sobre las que se les pregunte en esa lengua, dado que ha de haber un equilibrio, de horas (no cualitativo respecto a las materias), entre ambas, se deja en manos del consejo escolar elegir la lengua de impartición de cada materia, por lo que lo inteligente será contestar que se quiere la mitad de las materias consideradas más importantes en la lengua preferida y, paradójicamente, la otra mitad en la lengua menos preferida o no contestar, ya que así, si el consejo escolar ha de tener en cuenta la opinión de los padres, sí que se les puede exigir que la respeten.

11.- Algo parecido, no sé si meditado y con esa “mala intención” puede haber tras la decisión de obligar a los padres a elegir en primaria entre las dos troncales, ya que así se impide que pueda quedar claro que, en promedio, la inmensa mayoría de los padres de Galicia tienen preferencia por una enseñanza en la que predomine una de las dos lenguas (como se puedo de manifiesto en la encuesta levada a cabo a finales del curso pasado 55/25/20c/b/g), de manera que quedasen destruidos muchos de los mitos de los llamados “normalizadores” sobre su apoyo social.

12.- Es realmente curiosa la alusión que se hace al cumplimiento de la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias, porque los compromisos adquiridos por España obligan a ofertar, para quien así lo desee, una enseñanza íntegramente en gallego, y este decreto impone un máximo del 50%, y en infantil la cosa empeora para los alumnos que prefieran la enseñanza en gallego (sus padres) y estén en clases en las que el español sea la lengua predominante. Veremos cómo se lo explican a los miembros del Comité de Expertos cuando vengan a evaluar el cumplimiento de los compromisos. La Xunta debería saber que la única manera de cumplir los compromisos es aplicando las propuestas de GB – no las promesas electorales simplemente –como ocurre con el modelo galés o el vasco (sobre el papel, que otra cosa es que se aplique de manera torticera, aparte de las coacciones que desgraciadamente sufren muchos ciudadanos en esa Comunidad Autónoma por parte de determinados sectores), entre otros.

EPÍLOGO
Es sorprendente que hayan adoptado un modelo más complejo y difícil de aplicar que el que implicaría el cumplimiento de la promesa, ya que no obligaría siquiera a los consejos escolares o claustros a decidir sobre la lengua (los padres eligen la lengua de las troncales y las otras se imparten en la otra lengua oficial).

Galicia Bilingüe


La oportunidad Feijóo
La oportunidad dada por el presidente gallego al haber alterado los parámetros del debate lingüístico en que se basa el nacionalismo excluyente no debe dejarse pasar.
Juan Carlos Girauta elsemanaldigital  5 Enero 2010

Feijoo ha puesto en marcha la posibilidad de acabar de forma real con la discriminación lingüística en la escuela.

Las bases del decreto lingüístico de Feijoo merecen más atención y respeto que los recibidos hasta ahora. Los defensores de los derechos de los castellanohablantes en territorios con preeminencia nacionalista vienen desempeñando una tarea meritoria, en solitario, enfrentados a la hostilidad de los poderes autonómicos y sometidos al desprecio del poder central. Precisamente por eso deberían considerar si no ha llegado la hora de abandonar la actitud testimonial –digna de encomio, pero sin un solo logro hasta el momento– y tomar la iniciativa atacando en su línea de flotación la práctica de la inmersión.

Han planteado siempre como un asunto de libertad (sin gran apoyo, por cierto, de los afectados) algo que chocaba con el núcleo de los nacionalismos contemporáneos. Hace tiempo que el nacionalismo ha dejado de ser étnico (algo imposible de defender en sociedades avanzadas) para hacer de la lengua el principal rasgo "diferencial". A partir de ahí, dada la tendencia de todo nacionalismo a la ingeniería social y a la homogeneización de las sociedades donde opera, su principal empeño ha sido la inmersión lingüística en la escuela. O, lo que es lo mismo, el uso exclusivo de una lengua oficial como vehicular en la escuela.

Complétese el cuadro con una legislación y una jurisprudencia que se han mostrado incapaces de detener la discriminación del castellano, teóricamente oficial en toda España. En este contexto, Feijoo ha dado un paso valiente, ha hecho algo nuevo, ha alterado los parámetros del debate y ha ofrecido a su partido la oportunidad de articular un discurso de difícil refutación sobre la lengua en la educación. Sumarse a él exige un cambio de estrategia y un abandono de la tradicional actitud testimonial, pero ofrece una gran recompensa: la posibilidad real de acabar con toda discriminación lingüística en la escuela.

De reivindicar derechos y libertades se pasa a exigir el cumplimiento de obligaciones: ya no existe tal cosa como la libertad de excluir lenguas oficiales de la enseñanza. Ninguna: ni el castellano en ningún lugar de España, ni el catalán en Cataluña, ni el gallego en Galicia, etc. ¿Estarán dispuestos quienes han librado la lucha más ingrata a sumarse a la iniciativa, a cambiar el esquema y legitimación de sus planteamientos, o preferirán seguir con una línea de protesta que se ha revelado estéril? Está por ver, pero sospecho que los excesos de los nacionalismos periféricos han despertado a otro nacionalismo que dormía en algún pliegue de la historia.

El gallego enciende la política
Mientras el PP y la Xunta llaman al consenso sobre el decreto, los partidos de la oposición y la CIG intensifican su ofensiva contra la futura norma de la enseñanza
La Xunta y el PP abogan por buscar el consenso antes de aprobar el nuevo decreto sobre el gallego pero a la vista de las reacciones de los diferentes partidos, parece que esta tarea será complicada. Los nacionalistas llaman a la movilización de todos aquellos ciudadanos que quieran defender la lengua gallega, el PSOE asegura que respaldará cualquier iniciativa para exigir al Ejecutivo "que no traicione a Galicia" mientras que desde la CIG se pide a los docentes que ignoren la norma y sigan con sus clases en gallego
X. A. TABOADA | SANTIAGO La Opinión 5 Enero 2010

El camino que le queda por delante al decreto sobre el gallego será de todo menos tranquilo. Promete, a tenor de las opiniones ya vertidas, encrespar la política a sus máximos niveles. Ayer se dieron nuevas muestras del pedregal que le espera a la norma en su tramitación. La CIG animó a los profesores a desobedecer el decreto y seguir impartiendo las mismas clases en gallego que ahora; el PSOE respaldará todas las demandas ciudadanas contra la Xunta para exigirle que vuelva al consenso y que no traicione a Galicia, y el Bloque llamó a la movilización general para poner freno a una norma que, a su juicio, es un "ultraje" y supone el "exterminio" del idioma gallego. Además, para el día 21 hay convocada una huelga en educación y una manifestación de Queremos Galego para protestar contra la política lingüística de la Xunta.

Pese a la marejada, el PP no cesa en sus llamadas al consenso sobre el decreto, aunque su mensaje va dirigido al PSOE porque con el Bloque los populares dan por imposible alcanzar un acuerdo. "Favorece el trilingüismo, la libertad en los centros y sitúa al PP en el centro de la sociedad, ya que recibe críticas de los dos espectros, los que quieren sólo educación en gallego y los que la quieren sólo en castellano", argumentó el portavoz de Educación del PP de Galicia, Román Rodríguez.

En la misma línea se manifestó el secretario xeral de Política lingüística, Anxo Lorenzo, quien mostró la disposición de la Xunta a lograr un consenso sobre el futuro decreto, si bien recordó que el borrador presentado "tiene unas bases bien asentadas sobre las que hay que elaborar este consenso". Estas bases son la participación de las familias en el desarrollo de una enseñanza de calidad, el equilibrio entre el gallego y el castellano y la incorporación de un tercio de las asignaturas en inglés.

Ante la falta de profesorado para impartir clases en inglés, Lorenzo indicó que la Consellería de Educación pondrá sobre la mesa una plan "con los recursos económicos suficientes" para impulsar el plurilingüismo durante los cursos que sean necesarios. Añadió además que la Administración autonómica acepta y respeta las críticas y que intentará incorporar aportaciones al decreto que se apruebe finalmente.

Pero de momento cualquier aproximación se presenta muy difícil. La portavoz del PSdeG-PSOE, Mar Barcón, aseguró ayer que su partido apoyará "todas las acciones ciudadanas" dirigidas al presidente, Alberto Núñez Feijóo, para exigirle que vuelva al consenso y a quienes "le piden que no puede traicionar a Galicia". "El presidente no puede ser frívolo ni decir que va a hacer una encuesta sobre el uso del gallego en las aulas", censuró, al tiempo que calificó de "absurda" la pretensión de la Xunta de "querer convertir a Galicia en un cantón suizo".

Mucho más duro en sus términos se expresó el portavoz de Lengua del BNG, Bieito Lobeira, para quien el decreto tal y como está sólo busca el "exterminio" del gallego y por ello emplazó a una movilización en Galicia de quienes "aman" el idioma propio. Para negociar un nuevo decreto, el Bloque exige la retirada de todas las medidas "regresivas" del gallego, la vuelta al Plan Xeral de Normalización Lingüística y la dimisión de Anxo Lorenzo. "La Xunta debe pedir perdón por el daño que ha hecho al idioma", reclamó Lobeira.

Por su parte, el secretario nacional de CIG-Ensino, Anxo Louzao, animó a los profesores de la comunidad a que sigan impartiendo "las mismas clases" en gallego "diga lo que diga" el nuevo decreto sobre el uso del idioma en la enseñanza que prevé aprobar la Xunta en sustitución del autorizado por el anterior Gobierno bipartito.

Los padres exigen a la Xunta poder elegir un único idioma para la Selectividad
Denuncian que la norma presentada la semana pasada tampoco da respuesta a sus demandas
JOSE LUIS JIMÉNEZ, SANTIAGO ABC 5 Enero 2010

El debate abierto tras la presentación de las bases para el nuevo decreto que regulará el uso y enseñanza del gallego en la educación pública no universitaria de Galicia parece no tener fin. A sus demandas por las -a su juicio- promesas incumplidas por Alberto Núñez Feijóo en la elección de la lengua vehicular en colegios e institutos, los miles de padres próximos a plataformas como Galicia Bilingüe o la Mesa por la Libertad Lingüística suman otra reivindicación histórica: que sus hijos puedan elegir un único idioma para los exámenes de la Selectividad.

Según argumentan, los alumnos de las autonomías con dos lenguas cooficiales «son evaluados de una asignatura más, tanto para la nota media del bachillerato -que supone un 60% de la nota final- como en las pruebas de selectividad propiamente dichas» -aportando el 40% restante-, mientras que «los alumnos de régimen común o no sujetos a normalización sólo se examinan de una lengua oficial».

Ante esta situación, han iniciado una recogida de firmas a través de las páginas web de las citadas plataformas lingüistas para que la Xunta reforme la actual normativa y los alumnos «puedan optar por una de las dos lenguas oficiales en la Comunidad para formar la media del bachillerato» y, principalmente, «examinarse de una sola de las dos lenguas, a su libre elección», ya sea castellano o gallego.

Esta fórmula «reduce la discriminación» y «desigualdad objetiva» a la que, según entienden, están sometidos de cara a la decisiva Selectividad los alumnos con dos lenguas cooficiales respecto a los de autonomías monolingües.

Estos colectivos habían depositado en el nuevo decreto su confianza para resolver esta demanda, pero no han podido ocultar su decepción al contemplar como éste no hace referencia en ningún momento a su reivindicación.

En los últimos días se han movilizado a través de la red, con el envío de correos electrónicos a la Presidencia de la Xunta y las consellerías de Sanidad y Educación, trasladando su desencanto ante una norma que ven insuficiente y que incumple las promesas que entienden formuló en campaña Núñez Feijóo.
Por otra parte, el secretario xeral de Política Lingüística de la Xunta, Anxo Lorenzo, explicó ayer que el borrador se va a presentar a las fuerzas políticas y a los agentes sociales para lograr el mayor consenso posible, por lo que indicó que la Xunta «acepta y respeta las criticas y las opiniones contrarias y matizadas» e intentará incorporar aportaciones al texto final.

Carod reparte más de 600.000 euros para enseñar catalán en Francia
Antonio Fernández. Barcelona. El Confidencial 5 Enero 2010

El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Josep Lluís Carod-Rovira, tiene muy claro lo que quiere y sus prioridades. Esto es lo que se desprende de las subvenciones que su departamento concedió durante los nueve primeros meses del año 2009, donde continuó con la política de ayudas que había iniciado al principio de esta legislatura a pesar de las críticas que había recibido por gastos similares durante el año 2008. Una de las partidas más llamativas es la subvención concedida a la Associació Amics de la Bressola para la “ejecución de actividades relacionadas con la actividad de la escuela Bressola durante el año 2009”: 625.800 euros.

La Bressola es un grupo de escuelas con siete centros diseminados por Cataluña y el sur de Francia. En realidad, este grupo educativo es el ojito derecho del vicepresidente catalán, que ha destinado millones de euros los últimos años a subvencionar sus actividades. En noviembre del 2007, Carod puso la primera piedra de un nuevo centro de La Bressola en el Rosellón francés. Por algo había destinado 2,9 millones de euros a esta escuela. En agosto del 2008, en plenas vacaciones, volvió a hacerse la foto, pero esta vez en la inauguración.

En el discurso que pronunció en el acto, Carod fue claro: “Todos los Gobiernos del mundo apoyan su lengua fuera de sus fronteras sin complejos. También lo hizo el Gobierno de Cataluña más allá de las fronteras del Estado, pero dentro de tierra catalana. Porque es justamente el catalán la lengua común entre el norte y el sur de este territorio europeo que es Cataluña (...) La lengua catalana es una lengua importante en el mundo. Ocupa el lugar número 88 entre las cerca de 7.000 lenguas habladas en todo el mundo. Hay 9.100.000 ciudadanos europeos que hablan catalán y 11 millones que lo entienden. Más, mucho más, que 8 idiomas que son oficiales en la Unión Europea”.

El vicepresidente de la Generalitat recordó también que hay 163 universidades en todo el mundo que enseñan catalán y que la literatura catalana “tiene un nivel internacional destacado. Tanto, que todos sabemos que si aún no hay un Premio Nobel de Literatura en catalán no es por motivos literarios, sino políticos”. Con esta base ideológica, el mantenimiento de la lengua y la cultura catalanas en el sur de Francia se ha convertido en una prioridad de su departamento, que no sólo ha destinado a la Bressola varios millones de euros en subvenciones los últimos ejercicios, sino que ha ayudado también a la Associació per a l’Ensenyament del Català (Aplec) con 63.000 euros para la “enseñanza en catalán en las escuelas elementales de Cataluña Norte y publicación de una revista e intercambios culturales”.

Carod destinó, asimismo, 18.000 euros a la Associació d’Amics de l’Escola Comte Guifré, de Perpignan; 12.000 euros al Centre Cultural Català Casal Jaume I de la misma localidad para “acción cine, musical, conocimiento del país, conocimiento del catalán, música y danzas populares”; 3.000 euros a la Federació de Cors de Clavé Catalunya Nord para intercambios corales y la Fiesta Mayor de Perpignan; y 6.000 euros a Trabucaire Editorial para la “edición de obras en lengua catalana y promoción de la Cataluña Norte”.

La lengua es importante. O, para ser más exactos, importantísima para Carod. Por ello, no se escatiman recursos a la hora de potenciar el catalán. Prueba de ello son las ayudas para extender el uso de este idioma en diferentes ámbitos. La patronal Petita i Mitjana Empresa (Pimec) recibió 21.000 euros “para contribuir a la financiación de los gastos derivados del fomento de la lengua catalana entre el tejido empresarial de pymes y autónomos”. La Fundación de esta patronal se embolsó, asimismo, 9.000 euros más para fomentarlo entre los pequeños empresarios. En la misma línea, CCOO recibió 126.500 euros para fomentar la lengua catalana en el ámbito sindical y la Fundación Josep Comaposada, vinculada a la UGT, recibió otros 21.000 euros por este concepto. La Unión Sindical Obrera (USO), otros 12.000 euros por el mismo motivo y la Intersindical-Confederació Sindical de Catalunya (CSC) obtuvo 6.000 euros por “el fomento del uso del catalán en los centros de salud”.

Por su parte, la Associació en Defensa de l’Etiquetatge en Català fue agraciada con 17.000 euros para una exposición itinerante con el objetivo de fomentar el uso del catalán en el etiquetaje. Por su parte, el pequeño colectivo Esbarzer se llevó 3.000 euros para fomentar una “red interreligiosa por la lengua”.

El ‘valencià’ también existe
Curiosamente, y a pesar de reclamar insistentemente la unidad de la lengua catalana en todo el territorio de los Països Catalans (que para ERC comprende no sólo Cataluña y el sur de Francia, sino también andorra, Valencia, Baleares y la Franja que linda con Aragón, además de una “colonia” en Cerdeña), el vicepresidente catalán destinó 290.000 euros a la Fundació Escola Valenciana para la “ejecución de actividades relacionadas con la promoción del valenciano en la enseñanza y el uso social mediante campañas de matriculación, de uso social, cine, música, edición de materiales, denuncia y movilización social durante el año 2009”.

En realidad, esta fundación fue inscrita en la Consejería de Justicia y Administraciones Públicas de Valencia el pasado 4 de mayo, por lo que nació con un pan bajo el brazo. Sin embargo, ya estaba operativa con anterioridad. Además, en años anteriores la subvención, de la misma cuantía, había sido destinada a la Federació Escola Valenciana. Esta entidad pasó de recibir 45.000 euros en ayudas de la Generalitat en el 2005 a los 290.000 euros que recibe ahora cada año.

En la misma estrategia lingüística se sitúa òmnium Cultural, una de las entidades cívicas más potentes de Cataluña. La institución que preside Jordi Serra recibió durante los nueve primeros meses del año 200.000 euros por el programa “Quedem?” (“¿Quedamos?”) y otros 20.000 euros por el programa de Voluntariado por la Lengua. òmnium Cultural de Catalunya Nord recibió también 27.000 euros para cursos de catalán para adultos en el sur de Francia, además de coloquios, conferencias y debates. Y òmium Cultural del Alguer fue gratificada con otros 15.084 euros para el “proyecto Joan Palomba”. Este personaje fue un lingüista alguerés del siglo XX partidario de la utilización del catalán en el territorio sardo.

Otra organización similar, el Centre Internacional Escarré per a les Minories ètniques Nacionals (Ciemen), cuyo líder es el monje Aureli Argemí y bajo cuyo paraguas se cobijan diferentes organizaciones, además de alimentar distintos proyectos independentistas, recibió 55.000 euros para organizar la Conferencia de las Naciones sin Estado de Europa y 60.000 euros más para otorgar su Galardón Ciemen.

Entidades cercanas a ERC, afortunadas
Carod, sin embargo, no se olvida de las organizaciones cercanas a su partido, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), a pesar del arrinconamiento al que ha sido sometido por Joan Puigcercós. La Fundación Josep Irla, por ejemplo, recibió 10.000 euros para un proyecto de nombre Fem Països Catalans (Hagamos Países Catalanes) y 3.130 euros para la proyección internacional de la Fundación Maurits Coppieters, que toma su nombre del político del mismo nombre de Flandes. Esta entidad fue creada en el año 2007, impulsada por la Alianza Libre Europea, con el objetivo de recoger documentación sobre los nacionalismos en Europa. La fundación de Esquerra recibió también 4.000 euros para la publicación de cuatro libros destinados a la Colecció Biblioteca de l’Esquerra Nacional.

Otra organización de la órbita republicana, Sobirania i Progrés, impulsada, entre otros, por el actor Joel Joan y el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Pompeu Fabra Héctor López Bofill, se llevó 50.000 euros para organizar unas jornadas que llevaban el lema Sabies que...? (¿Sabías que...?) y otros 4.000 euros para el proyecto Llengua i ciutadania: el català com a vehicle d’integració (Lengua y ciudadanía: el catalán como vehículo de integración).

El Departamento de la Vicepresidencia también premió con 9.450 euros a la Associació Els Altres Andalusos (Los Otros Andaluces), subvencionando un estudio que lleva por título Fabricar el inmigrante. Aprovechamientos políticos de la inmigración en Cataluña 1977-2007. Este colectivo está enfrentado a la Federación de Entidades Culturales Andaluzas en Cataluña (Fecac), que lidera Francisco García Prieto y que organiza la Feria de Abril. La Fecac ha sido duramente criticada por ERC, que ha intentado controlar las subvenciones que recibía con motivo de la feria, aunque al final la mayoría de los dirigentes republicanos acababan pasando por sus casetas para dejarse ver. En la misma línea de integración de la inmigración, Carod también dio 6.000 euros a la organización Parlacatala.org para formar “parejas lingüísticas virtuales”.

Recortes de Prensa   Página Inicial