AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 15  Enero  2010

 

El síndrome de Estocolmo llega a los jueces catalanes
EDITORIAL EL MUNDO  15 Enero 2010

UNA RECIENTE resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña supone un giro espectacular respecto a su propia doctrina que, en tres sentencias anteriores, establecía que la Generalitat tenía que preguntar obligatoriamente a los padres en sus formularios la lengua habitual del alumno, «a fin de poder hacer efectivo su derecho a recibir en aquélla la primera enseñanza».

El Supremo había ratificado este criterio en una sentencia de diciembre de 2008, en la que no sólo reconocía a los padres el derecho a elegir lengua vehicular en los formularios sino que además instaba a la Generalitat a garantizar la educación en el idioma marcado por los padres en la casilla.

Respondiendo al recurso de dos padres que reclamaron que sus hijos recibieran la enseñanza en español, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña dice ahora que «el sistema de casilla vino apuntado como una posibilidad tendente a hacer efectivo el derecho concernido» pero «no se determinó aquella precisa forma como la única que debía permitir el ejercicio de ese derecho».

Dicho esto, avala el actual modelo de preinscripción para los alumnos de tres a siete años en el que se pregunta a los padres las lenguas que «entiende» su hijo, sin garantizar que la enseñanza que vayan a recibir sea en español.

Los magistrados del Tribunal convalidan esta fórmula, claramente contradictoria con el derecho a elegir lengua vehicular, argumentando que el actual sistema escolar presta asistencia individualizada a los alumnos castellanohablantes para que «puedan integrarse en el grupo que emplea el catalán». Así pues, y según la peculiar lógica de los magistrados que firman esta sentencia, la finalidad del sistema escolar es que los alumnos que hablan en castellano puedan acabar estudiando y expresándose en catalán, pero nunca al revés.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña considera «un tanto desaforada» la denuncia de quienes sostienen que sus hijos son discriminados al prestárseles esa atención individualizada en una clase donde el resto habla exclusivamente en catalán. Nadie les pedía a los magistrados esta valoración que les delata, pero es que además tienen el cinismo de subrayar que la Constitución no reconoce la prerrogativa de los ciudadanos a ser educados en castellano, ya que este derecho «se ejerce en el marco de un sistema educativo en que los poderes públicos determinan los currículos de los distintos niveles, etapas y ciclos». Y subrayan a continuación que «el modelo de conjunción lingüística que inspira la ley 7/1983 del Parlamento de Cataluña es constitucionalmente legítimo en cuanto responde a un propósito de cohesión e integración social». Este razonamiento del Tribunal es orwelliano porque parte de que para estar integrado en Cataluña hay que estudiar en catalán. Si se habla o se aprende en castellano, se rompe la cohesión social a pesar de que el artículo 3 de la Constitución proclama que el español es la lengua oficial del Estado.

No hay por donde coger esta sentencia, que va a ser recurrida por Convivencia Cívica, que la ha calificado de «disparate». Se quedan cortos, pues lo que denota es un auténtico síndrome de Estocolmo judicial. Esperemos que el Tribunal Supremo sea consecuente con la doctrina establecida en su fallo de 2008 en el que, en contra de lo que afirma ahora el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, concluía que el derecho a elegir lengua vehicular «no es algo ilusorio sino real» y que, por tanto, tiene que ser materializado en la práctica.

Izquierda liberal
El nudo aprieta... y ahoga
Antonio Robles Libertad Digital 15 Enero 2010

Acabo de recibir una llamada de una amiga a la que no veo desde hace muchos años. Tantos como tiempo hace que decidí denunciar públicamente la ingeniera social que se estaba llevando a cabo para sustituir la cultura y lengua común españolas en Cataluña. Es maestra y decidió renunciar a su lengua materna para dar todas las clases en catalán.

Me ha contado una de tantas historias personales y humillantes que nunca suceden en Cataluña porque casi nadie nunca se atreve a denunciar. No esperen una historia truculenta, sólo es una sutil humillación de tantas otras que pasan desapercibidas, pero que juntas nos han llevado al abuso de unos catalanes sobre otros.

Quizás lo peor no es la historia en sí, sino su irracional temor a evitar cualquier nombre o indicio por los cuales pudiera ser identificada. Siglo XXI, España, democracia y sin embargo miedo. No logro que me permita apuntar el nombre del colegio, ni siquiera el de la directora. De ninguna manera el suyo, claro. Le recuerdo el poco valor de un relato sin referencias empíricas contrastables. Ni por esas. Sólo un lugar. Algo es algo.

Ocurrió en una escuela de Cabrera, pueblo casi costero de la provincia de Barcelona. A mediados de julio pasado, con el curso terminado, la llamó a su despacho la directora del centro: "He pensado que el próximo curso podrías hacer castellano y ordenadores". La maestra era especialista en infantil y a esa etapa había dedicado sus 30 años de docente. "¿Y eso?". "Es que no hablas bien el catalán". La señora se quedó helada. La directora se dio cuenta: "No, si las mamás están muy contentas con tu labor, pero tendrías que asistir a clases particulares y aprovechar el verano para perfeccionarlo".

Después de 30 años enseñando y hablando catalán, resultaba que no daba la talla. Y encima la aparta de la labor tutorial para aparcarla entre ordenadores y la enseñanza residual de castellano. Un recurso muy utilizado a principios de los ochenta con todos los maestros que no mostraban celo catalanista o se negaban a dar las clases en catalán. Los exiliaban a bibliotecas, a guardias o patios. Importaba poco que no fueran rentables, el objetivo es que no se interpusiesen en el camino de la normalización. Así se jubilaron muchos maestros, apartados de toda actividad docente y humillados mientras quemaban las horas aburridos en un rincón del colegio donde no tuvieran relación docente con los alumnos. A muchos les ofrecieron la baja voluntaria por motivos psiquiátricos. Algunos aceptaron, otros acabaron identificándose con la patología. Historias que nunca se contaron y cuantas veces se intentó, se ocultaron.

Aceptó. Llegó a casa y lloró en los brazos de su compañero la humillación. Y pensó en la palabra "depuración". Fue la primera palabra que pronunció cuando descolgué el teléfono. Últimamente se relacionaba mucho con otra maestra con la que solía hablar en castellano. No era un buen ejemplo para los pequeños, barrunta ella buscando una explicación.

Ha callado mucho, demasiado, durante muchos años. Y se ha roto. Está de baja por depresión. Su compañero calla la afrenta. Tiene motivos. Pedro García, primer teniente de alcalde de Santa Coloma de Gramanet en 1980 por el PSUC, propició que su Ayuntamiento permitiese por primera vez en Cataluña la política lingüística de la inmersión en uno de sus colegios, el IES Puigcastellar. "En el inicio de esta política ordené que el Departamento de Enseñanza estudiara a fondo el grado de receptividad, o de rechazo, que esta política pudiera provocar, especialmente en barrios de fuerte mayoría castellanohablante", recuerda Joaquin Arenas, creador de esta política con Pujol, en el libro La inmersión Lingüística, quien logró del Ayuntamiento de Santa Coloma todo tipo de facilidades.

Curiosamente, el primer teniente de alcalde, maestro también y compañero actualmente de nuestra maestra, muchos años después de haber convertido a su ciudad castellanohablante en la primera de Cataluña donde no se pudiera estudiar en castellano, abandonó la política ninguneado por su partido por hablar en castellano y pidió traslado a su tierra de origen, Murcia. Un colaborador de buena fe que un día se dio cuenta de que la normalización sólo había sido un buen eslogan para forzar la sustitución lingüística sin aparentarlo.

Ahora vuelve a ver con su compañera la historia repetida. Pero calla y me impide dar su nombre: "Es que vivo aquí", "quiero pasar desapercibida", me justifica ella creyendo que puede pasar desapercibida; ¡como si uno pudiera ocultarse de sí mismo! ¿Desapercibida de qué? Es funcionaria, hace 30 años que da las clases en catalán, es diligente y cumplidora, buena maestra y mejor persona. ¿De qué tiene miedo? Esta es la tragedia de Cataluña.

Hace 30 años nos animaban a hablar catalán sin miedo a hacer el ridículo, ahora el secretario general adjunto de CiU, Felip Puig, ridiculiza al charnego Montilla en el mismísimo Parlamento por no utilizar un catalán a la altura de la nación. El artículo 13 de la LEC, dedicado a la "Competencia Lingüística del profesorado, de los profesionales de atención educativa y del personal de la administración y servicios", en su apartado 1 ya nos advierte de la inutilidad de la titulación adquirida y demostrada para acceder a la plaza de maestro y profesor. Ahora revisaran a su arbitrio si es adecuado el uso y se reservan modificar las condiciones por reglamento. Y en el apartado 2 imponen la ITV lingüística: "El Departamento ha de adoptar las medidas necesarias para actualizar la competencia lingüística del profesorado y ha de promover la creación y la utilización de herramientas didácticas que faciliten la enseñanza del catalán y en catalán".

Ya no se trata de tener derecho a tu propia lengua, sino a utilizar la impuesta con la variante dialectal del capricho de los amos. Estamos más que nunca en las manos del Tribunal Constitucional.
antoniorobles1789@hotmail.com

Los funcionarios cuestan 6.000 euros a cada familia
Calixto Rivero www.expansion.com 15 Enero 2010

Los gastos de personal siguen amenazando la estabilidad presupuestaria. Pero los que más sufren son los contribuyentes: la factura de los funcionarios ya supera los 6.000 euros por hogar y año.

Según los expertos, la culpa es del desorbitado crecimiento de CCAA y consistorios, y del despilfarro del Estado. La factura, en concreto, es de 6.056 euros, resultado de sumar 1.938 euros por los funcionarios de la Administración General del Estado, otros 3.075 por los de las autonomías y 1.043 más correspondientes a los de los ayuntamientos.


- Administración Central. La descentralización hacia las autonomías no evita que gran parte de la culpa del elevado coste sea del Ejecutivo que depende directamente de Zapatero, como muestra ese desembolso que roza los 2.000 euros. La Administración central paga ahora casi el doble que hace 10 años en sostener a un único empleado público: si en 1998 el Estado abonaba 29.277,5 euros de media al año por cada uno de los trabajadores de los Ministerios y de los Organismos Autónomos, ahora tiene que gastarse 59.659,55 euros anuales.

Esto tiene un efecto directo sobre los contribuyentes. Cada persona activa -tanto trabajador como parado- se gasta, de media, más de 1.437,7 euros al año por recibir el servicio de la Administración.

- Autonomías. Según los últimos datos recopilados por EXPANSIÓN de cada uno de los presupuestos regionales, las familias pagan esos cerca de 3.000 euros al año para sustentar a los empleados de las CCAA. Las regiones cuentan ya con 1,3 millones de personas al servicio de los gobiernos autonómicos, un 28,97% más que hace 10 años.

Los políticos de todas las formaciones insisten en que esto se explica por el traspaso de competencias de la Administración central a las regiones. Sin embargo, el catedrático Miguel González opina en el último Cuaderno de Información Económica de Funcas que "este argumento no es válido para explicar en su totalidad el fortísimo avance del empleo público autonómico".

Hay que señalar, sin embargo, que la dimensión de la función pública no es la misma en todas las regiones. En total, Extremadura, con 243 empleados públicos por cada 1.000 ocupados, se lleva la palma. Le sigue Castilla-La Mancha, con 174,52 funcionarios por mil empleados, y Canarias, con 170 por 1.000. Las que cuentan con una menor proporción son Cataluña y Baleares.

El profesor González es tajante: el crecimiento del tamaño de la Administración autonómica se explica por "decisiones discrecionales que se han sustanciado en la oferta de nuevos servicios y en la ampliación de los ya asumidos".

El gasto de personal del Estado sigue creciendo a pesar del recorte de personal de la última década
- Ayuntamientos. El despilfarro también se ha instalado en los municipios: los trabajadores de los consistorios cuestan 1.043 euros a cada familia. Un dato especialmente significativo es que los gastos de personal de los altos cargos de las entidades locales "para salarios y dietas de la alta dirección" ascendieron en el primer año de la crisis a 504 millones, un 16,8% más que en 2007 (ver EXPANSIÓN del pasado 22 de agosto de 2009). En este caso, González culpa a los entes locales de establecer retribuciones que "no están en consonancia con la capacidad y solvencia de las entidades locales".

El déficit público pone en jaque al sector público
El disparatado incremento del déficit público, que en noviembre rozaba ya el 7% del PIB "70.000 millones", ha puesto en la picota al sector público. Los expertos lo tienen claro: "El desequilibrio de las cuentas públicas, más pronto que tarde, exigirá un replanteamiento de la política seguida en el pasado tanto en lo relativo al empleo como a la remuneración de los asalariados públicos".

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, también comparte esta afirmación: "El coste salarial es importante en los presupuestos públicos y va a ser esencial hacer un esfuerzo en los próximos años". Sin embargo, el Ejecutivo sigue sin tomar medidas efectivas, ya que la moderación salarial entre 2010 y 2012 tiene trampa: el Estado tendrá que devolver la diferencia en el primer trimestre de 2012.

Esta cláusula evitaría que la medida sea efectiva para reducir el agujero de las cuentas públicas al 3% del PIB de aquí a 2013, tal y como exige la Comisión Europea. Y es que el reto de los números rojos es acuciante. Según Funcas, el déficit del conjunto de las Administraciones superará el 12% del PIB durante 2009 y 2010. Mientras que los expertos siguen exigiendo un fuerte recorte del gasto público, Zapatero ha puesto en marcha la mayor subida fiscal de la historia reciente en 2010.

Terrorismo
Hay que prohibir el diálogo con ETA
Guillermo Dupuy Libertad Digital 15 Enero 2010

El Tribunal Supremo acaba de dictaminar que el diálogo mantenido por López e Ibarretxe con la ilegalizada Batasuna no es constitutivo de delito. A mí no me sorprende en absoluto. Parafraseando sólo hasta cierto punto a Felipe González, ¿cómo va a ser delito mantener contactos o diálogo con Batasuna, cuyos integrantes no están individualmente perseguidos por la Justicia, cuando, desgraciadamente –añado yo–, no lo es hacerlo con los etarras que sí que lo están? Es más, ¿cómo va a ser delito dialogar con los integrantes de la ilegalizada Batasuna, si esto se sigue haciendo a diario con los representantes de la no menos ilegalizada y proetarra ANV, cuyos integrantes siguen ostentando cargos políticos y recibiendo dinero público en numerosos ayuntamientos vascos?

El problema fundamental radica en la condescendencia social, pero sobre todo política y judicial, hacia ese paradigma del "final dialogado de la violencia" que consensuaron en el funesto Pacto de Ajuria Enea todas las formaciones democráticas, y que, desgraciadamente, todavía no hemos repudiado de raíz. Todavía hay muchos que, como también Aznar en su día, creen que reunirse con prófugos de la justicia y ofrecerles "generosidad" penal –por no decir impunidad– deja de ser un precio político cuando no va acompañado de otras concesiones. Vamos, como si, garantizada la unidad e integridad territorial, ya no fuera un precio político la principal función del Estado como es la de impartir justicia y resarcir a la víctima; como si ofrecer o denegar medidas de gracia o de reinserción, que siempre deben ser individualizadas y a través de la aplicación de la pena, fuera acorde con el derecho en función de lo que hagan o dejen de hacer los etarras que no están presos.

Que conste que para mí Aznar ha sido el mejor presidente de Gobierno, en general, y en política antiterrorista muy en particular. Una de las muchísimas pruebas de ello es la muy diferente bienvenida que le dio ETA a él y a Zapatero cuando respectivamente llegaron al Gobierno: mientras a Aznar lo intentaron de nuevo asesinar con un lanzamisiles, a Zapatero le ofrecieron diálogo en un comunicado en el que los terroristas se vanagloriaron de los buenos resultados de su común socio ERC. Sin embargo, debemos reconocer los errores pasados sobre los que Zapatero –como Carod-Rovira en Perpiñán, o los nacionalistas en Estella– edificaron y hasta justificaron sus infamias.

No renuncio a distinguir los infames encuentros con ETA, que tenían como objetivo dar cobertura a las aspiraciones o alianzas con los separatistas, de los que mantuvieron los gobiernos de Aznar, González o los de la UCD. Mas, por bienintencionados que fueran estos últimos, no nos deberían hacer olvidar que el fin no justifica los medios y, sobre todo, nos deberían llevar a tener presente la estupidez que supone pensar que debilitar la certeza del cumplimiento de la pena pueda ser un medio capaz de lograr el fin del cese del terrorismo.

Si de verdad ahora ya no hay voluntad de ofrecer concesiones ni políticas ni penales a los etarras, ¿para qué mantener abierta una posibilidad de diálogo? ¿Cómo es posible que en España no sea delito dialogar con etarras prófugos de la Justicia cuando la omisión del deber de perseguir delitos y delincuentes sí esta tipificado como delito en nuestro Código Penal? ¿Es que alguien puede pensar acaso que los contactos que autorizaron Aznar, González, Zapatero o el que venga no conllevan inexorablemente el compromiso de no detener a los terroristas con los que se quiere dialogar?

Pues lo dicho. Aprendamos de los errores pasados, no ya sólo para no repetirlos, sino también para evitar que sobre ellos se edifiquen y se justifiquen infamias como la de Zapatero. De la misma forma que Zapatero, con una resolución en el parlamento, abonó el terreno del diálogo con ETA, que ya venía cultivando desde mucho antes de la tregua, bueno sería que un sucesor suyo impulsara una resolución que, acorde al supuestamente vigente deber de perseguir a los delincuentes, prohibiera por ley que cualquier autoridad o funcionario o representante público ordene o mantenga contactos con terroristas con causas pendientes con la Justicia que no tengan por objetivo sentarlos en el banquillo. Esa es la mejor forma de lograr que los etarras pierdan toda esperanza.

Y el que quiera hablar con ellos, que lo haga en la cárcel.

Economía sumergida
El gran crimen del Gobierno
Jorge Valín Libertad Digital 15 Enero 2010

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, afirmó el miércoles que la economía sumergida está en cotas del al 20% del PIB. Son números optimistas comparados con los de otros grupos como el Banco Mundial o los Técnicos de Hacienda que la sitúan muy por encima.

Lo interesante de las manifestaciones de Corbacho no fueron sus datos, sino sus declaraciones. Afirmó que en tiempos de crisis la economía sumergida aumenta. Durante el año 2009, la Inspección de Trabajo hizo un 30% más de actuaciones que el año anterior, lo que representó para la administración una recaudación en multas de unos 1.000 millones de euros (un 12,5% más que en el año 2008).

Todos los políticos y gobiernos de Occidente han perdido el mundo de vista y se han olvidado del origen de su función. El papel que desarrollan todos es el mismo: el de arbitrario juez económico y civil. Han olvidado una de las bases del buen Gobierno. El Estado trabaja para gente. Cada individuo que compone la sociedad no ha de dar explicaciones de nada al Gobierno. Sólo el Gobierno ha de dar explicaciones de lo que hace. El S. XX y XXI se han convertido en la sumisión y esclavización del ciudadano al tirano, al Gobierno y a la administración. George Orwell estaría orgulloso de su novela 1984.

Si en épocas de crisis aumenta la economía sumergida no es por gusto, es por necesidad. Que la administración, en plena crisis, quiera aumentar su recaudación con más impuestos contra la sociedad, incrementar las multas y subir de forma arbitraria los costes del mercado es un crimen contra el hombre libre. El Estado se ha convertido en la Santa Inquisición del Medievo. A igual que la Iglesia de entonces, que dejó de servir a la gente para obligarla a adaptar su estilo de vida y creencias, todos los gobiernos occidentales han hecho lo mismo en los últimos cien años. Castigan al infiel por una promesa futura de un mundo mejor. Los resultados son el terror, la represión, el robo legalizado, la esclavitud y la persecución económica y social.

Las cosas claras. El hombre nace libre y tiene derecho a su vida, propiedad y libertad. La función del Gobierno es garantizar estos tres principios. Pero lejos de garantizarlos son sus peores enemigos. Si no pagamos una cuota de la hipoteca, la policía nos echa de casa sin reparos, pero si un tipo que no quiere trabajar se cuela en nuestra casa y no sale de ahí, es imposible que la justicia lo eche. Si un delincuente nos roba, no se pasará más de dos horas en la comisaría; pero si nos defendemos de su agresión, nos multan por uso excesivo de fuerza. Y si nuestra web no se adapta al pensamiento único del Estado, la ministra Sinde nos cierra la página.

¿Qué legitimidad tiene un Gobierno así? Ninguno. La tiranía, aunque se cambie de ropajes cada cuatro años, va contra los principios fundamentales del hombre. Aunque lo exija la ley, el principio del hombre libre siempre ha de ser mismo: no dar explicaciones al Estado por nada por ejercer su libertad de expresión, de elección o propiedad (siempre y cuando no sea un crimen, cosa que no hace falta ni decir). Los impuestos, las leyes del Estado del Bienestar, la persecución del Gobierno contra las empresas, empresarios y particulares, o la imposición ecológica y del "bien común" son un crimen contra el ciudadano. Son el gran crimen de lo que representa el Estado hoy día en Occidente.
Jorge Valín es miembro del Instituto Juan de Mariana

Tinieblas en la España de Zapatero
Francisco Rubiales Periodista Digital 15 Enero 2010

La "presidencia" europea de Zapatero está sirviendo para que los españoles empiecen a abandonar las tinieblas, vean la luz y descubran que han elegido como presidente del gobierno a un personaje de opereta, sin preparación alguna para el liderazgo, desprestigiado y capaz de llevar a España hacia la ruina y la derrota.

La luz ha tenido que llegar de fuera porque España ha estado en tinieblas desde 2004. El gobierno ha sabido ocultar el drama de las carencias del presidente gracias a un marketing político sofisticado y a la complicidad de los principales medios de comunicación, que, a cambio de publicidad, concesiones y ventajas, se han alejado de la verdad, que es la esencia de la democracia, para defender "la verdad del poder" y ocultar sistemáticamente los grandes dramas de España y los errores y memeces del inquilino de la Moncloa.

Las tinieblas han ocultado la luz en España gracias al trabajo de numerosos periodistas sometidos, convertidos en cultivadores del engaño y en auténticos "perros del poder"; del PSOE, que ha renunciado a demasiados principios y valores para cerrar filas y proteger al inepto que nos gobierna; de los grandes sindicatos, atiborrados de dinero y privilegios que no merecen; y de una élite empresarial sin escrúpulos que está haciendo pingües negocios con el dinero público.

Para desgracia de España, la oposición, casi tan inepta como el gobierno, también ha contribuido a que la luz de la verdad se haya apagado en la sociedad española.

La verdad empieza ahora a aflorar en España gracias a Europa. Para vergüenza de los españoles, impregnados de cobardía y miedo, la claridad ha tenido que venir del exterior. Los medios de comunicación europeos, inmunes a la maquinaria de propaganda y de compra de voluntades que funciona desde la Moncloa, critican y ridiculizan a Zapatero, al que le afean sus fracasos en España, su soberbia, su altisonancia hueca y su vergonzosa pretensión de pretender arreglar la crisis en Europa cuando ni siquiera ha sido capaz de controlarla en España, cuya economía, antes envidiada mundialmente por su crecimiento y capacidad de generar empleo y riqueza, es hoy considerada como la más "enferma" de Europa.

Algunos sienten dolor ante el maltrato que sufre el presidente porque dicen que esas críticas y desprecios dañan a España, pero la verdad es que España se lo merece por haber elegido a Zapatero como presidente del gobierno, no una vez sino dos veces, a pesar de que en 2008 era ya considerado por muchos críticos como un incapaz, un pésimo gobernante y un manipulador sin remedio.

Por ese tremendo error, España está pagando un precio enorme: el país se acerca a los cinco millones de parados reales y el foso que separa a ricos de pobres no para de crecer, mientras el tejido productivo se hace añicos, con 127.000 empresas destruídas y casi 300.000 autónomos expulsados del mercado.

Pero la factura es todavía más onerosa y pesante: cientos de miles de españoles están engrosando las filas de la pobreza, pierden sus viviendas, hacen cola en los comedores de caridad y muchos de ellos duermen ya en las calles, bajo cartones y plásticos, mientras el altisonante "lider" sonriente de la Moncloa habita en una burbuja de lujo, despilfarro y alienación elitista, amenazando a Europa con sanciones económicas y provocando una carcajada gigante cuyo eco se escucha desde Letonia a Gibraltar.

La propaganda, las mentiras, las sonrisas del gobierno y la complicidad de los medios de comunicación amigos de Zapatero no tienen alcance europeo, ni fuerza suficiente para poder conseguir en Europa lo que han logrado en España: que las tinieblas dominen a la luz, la mentira se imponga a la verdad y que el torpe y mal gobernante aparezca como un héroe progresista, anticipo del futuro.

El Financial Times, el Franfurter y muchos otros medios y representantes de gobiernos europeos, todos ellos con mayor sentido de la verdad y de la decencia, están consiguiendo que en España penetre algo de luz y que Zapatero empiece a aparecer ante los muchos españoles engañados con su verdadero rostro, el de un caudillo tan torpe como peligroso, capaz de llevar a España hasta la ruína.

Colocar a Zapatero al lado de Van Rompuy o de líderes normales como Ángela Merkel o Sarkozy ha sido demoledor para el pobre español. Zapatero parece un enano político de juguete al lado de los restantes dirigentes europeos, a pesar de que ninguno de ellos sea un portento político. En el liderazgo internacional se perciben el respeto, el apego a la democracia, la pericia para evitar tropiezos y confrontaciones, la cultura y otros valores ausentes del liderazgo español. Van Rompuy, por ejemplo, es sólido, cauto y culto, con una licenciatura en filosofía y un doctorado en economía, una formación que le lleva a tener ideas y propuestas para salir de la crisis que están en las antípodas de las de Zapapatero.

Voto en Blanco

Con sangre del contribuyente
ISABEL SAN SEBASTIAN El Mundo 15 Enero 2010

«Hay que dilucidar dónde termina el derecho y dónde empieza el abuso, el exceso, el desvarío, el atropello»

AHORA NOS vienen con que tienen derecho a expresarse en su lengua y quieren traductores de catalán, vascuence y gallego en el senado. A 2.166 euros la hora de sesión, multiplicados por las decenas de comisiones que alberga la Alta Cámara y sus interminables reuniones, calculen el montante de la factura. ¡Más madera! ¿Qué demonios les importa a ellos, que viven de chuparnos las venas? No tiran con pólvora del rey, no. Legislan con sangre del contribuyente, que es quien financia sus ocurrencias, caprichos, enchufes, enjuagues, poltronas, chanchullos, mangancias, antojos, pesebres, gatuperios, componendas, momios, prebendas, sinecuras, corruptelas, corrupciones, o como sea que se denominen propuestas del tipo de la que acaban de formular 10 senadores del PSC y 34 integrantes de distintas formaciones nacionalistas cuya voracidad no conoce límites.

«Los derechos no se pueden cuantificar y no tienen coste», sostiene Miren Leanizbarrutia, representante del PNV. ¡¿Cómo que no?! 34.000 millones de euros (una suma demasiado elevada como para convertirla a las antiguas pesetas) nos costó el año pasado cubrir el derecho a recibir un subsidio de desempleo que asiste a todo trabajador que haya cotizado. Otros derechos fundamentales, como la educación, la sanidad o la justicia generan gastos similares, que cargamos sobre nuestras espaldas los pocos españoles que aún tenemos el privilegio de trabajar y, en particular, los que lo hacemos en el sector privado, fuera de la teta del Estado. A ello hay que añadir deberes como el pago de los intereses de la deuda, que se traga toda la recaudación por IVA, o las inversiones públicas, sujetas al mercadeo propio de partidos, como el de la señora Leanizbarrutia, que tienen la costumbre de vender o alquilar su respaldo a los Presupuestos Generales a cambio de partidas destinadas a sus respectivos territorios. Los derechos se pueden cuantificar y tienen coste. ¡Por supuesto! Lo que hay que dilucidar es dónde termina el derecho y dónde empieza el abuso, el exceso, el desvarío, el atropello.

17.032 euros se gastó en diciembre pasado el honorable Josep Lluís Carod Rovira en un viaje de dos días a Nueva York para exponer allí la «estrategia catalana de cooperación multilateral al desarrollo». Un millón había llevado en marzo a Ecuador, a fin de promocionar las lenguas indígenas, y 600.000 a Francia, en el empeño de promover el catalán. ¡Será por dinero!

¿Hasta cuándo seguiremos aguantando tanta desvergüenza? ¿Cuánto tardará el primer contribuyente hastiado en proclamarse insumiso fiscal?

La Policía evita un atentado en Galicia
Madrid - J. M. Zuloaga La Razón 15 Enero 2010

La lucha que las Fuerzas de Seguridad realizan para evitar que el independentismo gallego de carácter violento se convierta en un problema de gran magnitud, choca, según fuentes antiterroristas consultadas por LA RAZÓN, con las «leves» condenas que la Audiencia Nacional suele imponer a los individuos pertenecientes a estos grupos.

Agentes de la Policía Nacional arrestaron, en la madrugada del miércoles al jueves, a dos individuos, uno de ellos menor de edad, que portaban un artefacto explosivo de fabricación casera. Los detenidos, vinculados al entorno del movimiento independentista gallego, fueron interceptados cuando circulaban en un Peugeot 206 en dirección a Pontevedra. En su interior se localizó un artefacto explosivo (de similares características a los utilizados en anteriores atentados por estos grupos compuesto de una garrafa de unos cinco litros de gasolina y una docena de petardos con una mecha, seis botellas de camping-gas y un cóctel molotov. Dos individuos que fueron detenidos, en diciembre de 2007 en Portosin (La Coruña) con un artefacto similar, han sido, finalmente, condenados a un año de prisión por un delito de daños en grado de tentativa con finalidad terrorista.
***********************



******************* Sección "bilingüe" ***********************
La mano que mece la cuna
Juan Julio Alfaya Periodista Digital  15 Enero 2010

“La mano que mece la cuna” (1992) es un thriller dirigido por Curtis Hanson y protagonizado por Annabella Sciorra y Rebecca De Mornay.

Peyton Flanders (Rebecca De Mornay) es una falsa niñera que consigue introducirse en la casa de Claire y su marido Michael con el fin de arrebatarles a su hijo recién nacido y destruir de forma siniestramente calculada su felicidad mediante todas las argucias y maldades imaginables.

A mí “La mano que mece la cuna” se me parece mucho a la “mano negra” del PP actuando en la oscuridad y moviendo hilos e influencias para destruir sistemáticamente a aquellas asociaciones de las que en otro momento supo aprovecharse astutamente para ganar las elecciones y que ahora, al parecer, le estorban por el simple hecho de que, como moscas cojoneras, le recuerdan una y otra vez que Feijoo ha incumplido sus promesas electorales y se ha comportado de una manera impropia de un político decente.

Hay dos periódicos, Faro de Vigo y ABC, que desde que Feijoo se sentó en el trono le han estado haciendo el juego sucio a su partido a fin de desprestigiar a aquellas asociaciones cívicas que primero le fueron útiles y que ahora califica de “extremistas”, tratando de vender la falsa imagen de que él y sólo él representa el centro y el equilibrio entre dos extremismos: “Queremos galego” por la parte impositora y la “Mesa por la Libertad Lingüística” y “Galicia Bilingüe” por la parte que defiende la libertad de idioma a todos los niveles.

ABC tuvo la honradez de rectificar y publicar una noticia titulada “Feijoo prometió libertad, no equilibrio” que en su día pasó desapercibida por coincidir con la festividad de la Epifanía, más conocida en el mundo católico como el Día de Reyes. En ella Gloria Lago y José María Martín expresan sus puntos de vista totalmente contrarios al fraude del trilingüismo con el que el Presidente de la Xunta ha intentado vendernos la moto cuando lo que había prometido de una manera clara e inequívoca era libertad de idioma. Ahí están las hemerotecas para echarle en cara sus propias palabras.

Lean el artículo de ABC y no se dejen engañar por este político sin escrúpulos que ha llegado al poder a base de engañar y crear falsas ilusiones a sus votantes que, sin duda, le pasarán la factura en las próximas elecciones.

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Feijoo prometió libertad, no equilibrio
ABC, 6-1-2010

La imposición no ha desaparecido, argumentan Gloria Lago y José María Martín, presidentes de Galicia Bilingüe y la Mesa por la Libertad Lingüística. Las dos asociaciones que -polarizadas mayoritariamente en Vigo y La Coruña, respectivamente- centraron las reivindicaciones en contra del anterior decreto lingüístico impulsado por el bipartito y que devaluaba la enseñanza en castellano, no están satisfechas con el nuevo texto presentado la pasada semana por la Xunta de Núñez Feijoo.

Lago habla sin rubor de una «tomadura de pelo» mientras Martín prefiere quedarse en «un decreto decepcionante y cobarde». Ambos señalan que los miles de padres integrados en sus plataformas están «muy enfadados» ya que, en resumen, «Feijoo no ha cumplido lo que nos prometió en campaña».

Según Martín, «lo que el presidente prometió no era garantizar el equilibrio, sino que prometió libertad, no nos despistemos». Su crítica va directa a la igualdad que el nuevo decreto garantiza en número de horas lectivas a castellano y gallego, un equilibrio al 50% que sin embargo sí aparecía recogido en el programa electoral del PP con el que concurrió a las elecciones autonómicas del 1-M.

«De esa parte de su programa, que por cierto nadie lee, el presidente no dijo nada en campaña», matiza el presidente de la Mesa, «las promesas que hizo para la historia, y que le pasarán factura, eran la derogación en cien días del anterior decreto, la libertad de los padres para elegir la lengua en que son educados sus hijos y de los libros de texto, y la libertad de uso de lengua en las clases», último punto éste que reconoce que «sí se ha cumplido».

«Se ha rebajado el porcentaje de la imposición», apunta Gloria Lago -en el anterior decreto del bipartito la enseñanza en gallego podía llegar al 80%- «pero no ha desaparecido, tal y como prometió Feijoo», aunque a su juicio «lo más grave es que se había presentado en Galicia una oportunidad histórica para que los padres pudiéramos por primera vez elegir la lengua de la enseñanza».

La Mesa por la Libertad no se fía del reparto por lenguas que del resto de materias lectivas -fuera de las troncales que sí elegirán los padres- hagan los consejos escolares. «¿Qué materias van a darse en castellano?», se preguntan, «los puestos clave de los consejos escolares están dominados por la minoría nacionalista», aseguran, por lo que «lo más probable es que se impartan la plástica, la tecnología, la música o la gimnasia».

«Feijoo en campaña se subió a un tren que pasaba cerca y que pensaba que le daría el escaño 38», señala José María Martín, «y el PP no calibra la importancia de este asunto», que a su juicio fue clave para que los populares obtuviesen la mayoría absoluta el pasado 1 de marzo, pero que puede volverse contra ellos. Sólo Galicia Bilingüe tiene el aval de 100.000 firmas de toda la Comunidad a sus diferentes iniciativas. «Con 25.000 votos se tiene un escaño en La Coruña o Pontevedra», recuerda Martín.

El trilingüismo con el que la Xunta impregna su decreto tampoco convence a las dos asociaciones contrarias a la imposición del gallego. «Es una cortina de humo para tapar el incumplimiento de sus promesas electorales», coinciden en afirmar Lago y Martín, «el personal docente y el programa educativo actual no está preparado para aplicarlo».

«El inglés no es la solución», insiste el máximo dirigente de la Mesa por la Libertad, «nadie le pidió el inglés para liberarnos, sino más sentido común», ya que las secciones bilingües con una lengua extranjera «ya existían con el anterior decreto».

Pese a que se interpretó en su día como un gesto de aproximación por parte de la Xunta de Feijoo a estos dos colectivos, ni Galicia Bilingüe ni la Mesa por la Libertad guardan demasiado aprecio a la encuesta que el pasado verano se distribuyó entre los padres del alumnado para conocer sus opiniones.

«Probablemente buscaban una coartada para justificar la redacción de este decreto», cree Lago, «y a pesar de intentos subrepticios, se inclinó contundentemente hacia el castellano. Para Martín, la consulta fue un gesto «interesante» aunque «no estábamos muy a favor», si bien dijo «cosas muy claras» a favor de una enseñanza mayoritariamente en la lengua del conjunto del Estado. «La conclusión es que el decreto no es coherente con la encuesta».

El decreto, todavía un borrador, entra ahora en fase de consultas, aunque desde estas asociaciones se augura que «no se cambiará un ápice». «El conselleiro de Educación se ha reunido con mucha gente, ha oído a todo el mundo pero se ha mantenido en la idea que tenían desde el principio», lamenta Martín, «quieren vender la moto de que se modernizará la sociedad a través del inglés».

«Los agentes que van a tener voz no representan a quienes tienen que representar», afirma Lago más tajante, cuestionando el papel que asociaciones de padres lejanas a las tesis de su plataforma puedan defender en este proceso.

El presidente de la Mesa también señala a algunos responsables del contenido de este decreto. «Nos esperábamos algo así», observa José María Martín, «el hecho de nombrar a Anxo Lorenzo -secretario xeral de Política Lingüística- ya era un muy mal augurio», por tratarse «de un señor que incluso llegó a redactar el anterior decreto e hizo mucho por defenderlo». «Fue muy sospechoso que el PP fichara a este tipo», aunque la reflexión que subyace es «que no hay una voz coherente en el PP que diga una misma cosa en materia lingüística».

Aunque desde Galicia Bilingüe -convocante de la multitudinaria marcha contra la imposición del pasado 2 de febrero- no participará en la marcha contra el decreto del próximo 21 de enero organizada por «Queremos Galego», la Mesa por la Libertad se reunirá con sus socios en enero y no descarta adoptar otras medidas, entre otras el recurso a la vía judicial para impugnar el decreto.

Diario ABC
J. L. Jiménez / E. Pérez Santiago / Vigo
6-1-2010
http://www.abc.es/hemeroteca/historico-06-01-2010/abc/Ciencia_Tecnologia/feijoo-prometio-libertad-no-equilibrio_1132894221577.html

Eguíbar y el «click»
Alfonso USSÍA La Razón 15 Enero 2010

El anterior presidente del Gobierno, José María Aznar, es gafe para la ETA. A los asesinos no les sale nada cuando Aznar es el objetivo. En cuatro ocasiones han intentado matarlo. Una décima de segundo le salvó en Madrid. Aznar apareció entre el humo y el caos con el gesto sereno y su primer paso fue el de interesarse por el buen estado de los que le protegían y acompañaban. Eso es el carisma. La muerte le pasó por el flequillo y no se le inmutó ni el flequillo. Consumado el fracaso criminal, los terroristas amados por Setién, Arzallus y Eguíbar adquirieron en el mercado negro de armas un lanzamisiles «Sam» para derribar su avión en sus vuelos electorales. El etarra de Lizarza Olano lo ha confesado con detalle. Lo malo de la tecnología rusa, heredera de la soviética, es que sus armas están muy bien presentadas pero fallan más de la cuenta. Aterrizaba el avión de Aznar en Fuenterrabía y el misil no hizo «pum» sino «clik». Aterrizaba el avión de Aznar en Sondica, y el misil no hizo «pum» sino «clik». Aterrizaba el avión de Aznar en Foronda, y el misil no hizo «pum» sino «clik». Una chapuza. Les habían dado gato por liebre a los hijos de la gran puta. Y Aznar, por fortuna, sigue por aquí, indignando a todos los que hubieran celebrado que el misil, en lugar de «clik», hubiese hecho «pum» y que no son sólo los etarras y allegados, sino muchos más. Pues que les den.

Uno de los enfadados ha mostrado su decepción con carácter retroactivo. Insinúa que la Guardia Civil ha obligado al etarra Olano, el guardamisiles, mediante prácticas dudosas, a confesar. A Eguíbar no le preocupa el asesinato frustrado de Aznar sino el estado emocional de uno de sus fracasados asesinos. En esta ocasión no se movió el árbol y no se recogieron las nueces, que caray con la nuez. No pueden disimularlo. Adoran a sus muchachos terroristas y odian a las víctimas de sus atrocidades. Por eso se sienten tan molestos con un obispo guipuzcoano y vascoparlante que ha manifestado su intención de acercarse al sufrimiento de las víctimas del terrorismo y sus familias. Un obispo que cree más en Dios que en «Euskadi», un obispo rarísimo y extravagante, dispuesto a que no se enrosque en su crucifijo la serpiente del terror. Es decir, un obispo intolerable para gente como Eguíbar.

Dado que Eguíbar se halla tan preocupado con la suerte del terrorista Olano, me ofrezco voluntario para informarle debidamente. Está detenido, va a ser procesado y, con toda probabilidad, condenado por el delito común de colaboración con un asesinato frustrado, pertenencia a un grupo terrorista y alguna cosilla más. Delito común, que no político. En España nadie es detenido ni juzgado ni condenado por sus ideas y opiniones. En tal caso, Eguíbar llevaría una bola de hierro encadenada a su pie durante toda su vida. Es libre de pensar y decir lo que le venga en gana, y yo soy libre también, gesto que no hiere, ni mata, ni amputa, ni enloquece de dolor, de elevarle hasta las narices el dedo corazón de mi mano derecha y acompañarlo de un toque seco de mi mano izquierda en el antebrazo diestro. Es decir, de hacerle una butifarra, celebrando la vida de Aznar, la cárcel de Olano y la miseria ética del butifarrado, es decir, del malvado paleto de Eguíbar. Lo que va de un «pum» a un «clik».

El TSJC ahora admite la legalidad de la "atención invidualizada en castellano"
Francisco Caja, presidente de Convivencia Cívica Catalana, ha recurrido la sentencia ante el Tribunal Supremo
www.lavozlibre.com 15 Enero 2010

Barcelona.- El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha afirmado que la fórmula utilizada por el Departamento de Educación de la Generalitat para hacer efectivo el derecho de los niños a recibir la primera enseñanza en su lengua habitual, cuando ésta es el castellano, es legal. El TSJC hace referencia con la sentencia 1131/2009 al sistema de ‘atención individualizada’, por la cual el alumno que ha solicitado recibir clases en castellano debe seguirlas en catalán junto al resto de compañeros; sin embargo, se permite que el profesor se acerque a él de vez en cuando para traducirle aquellos conceptos que no entienda.

Los magistrados han considerado “un tanto desaforada” la apreciación realizada por los padres que presentaron el recurso, al frente de los cuales estaba Francisco Caja, presidente de Convivencia Cívica Catalana (CCC). Estos estimaban que este sistema no sólo no cumple la ley sino que, además, es aberrante, discriminatorio y humillante.

Asimismo, los padres solicitaban que se cumpliesen las sentencias del Tribunal Supremo y del propio Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, por las cuales los colegios debían modificar la hoja de preinscripción para que se preguntara cuál era la lengua habitual del alumno.

De hecho, la sentencia 418/2008 del propio TSJC había condenado a la Generalitat a “adoptar las medidas necesarias para que en el modelo oficial se pregunte por su lengua habitual a los padres o tutores de los niños preinscritos en los cursos escolares en centros sostenidos con fondos públicos, antes del inicio de la matriculación, a fin de poder hacer efectivo su derecho a recibir en aquella la primera enseñanza’.

Sin embargo, con la sentencia actual los magistrados del TSJC han contradicho la anterior y han señalado que el modelo que está utilizando la Administración autonómica catalana, el cual “recoge la especificación de la pregunta mediante el sistema de casillas de las lenguas que entiende, más la llamada a un pie de página que recuerda que los padres que deseen que sus hijos reciban la primera enseñanza en castellano lo tendrán que solicitar a la dirección del centro en el cual resulten admitidos una vez formalizada la matrícula”, es suficiente y no vulnera los derechos de los alumnos, aún en el caso de que no se pregunte por la lengua habitual de los niños.

El impulsor del recurso ha anunciado que ya han recurrido la sentencia al Tribunal Supremo y la ha calificado de “atentado contra la Constitución perpetrado por los magistrados del TSJC”.

El diputado autonómico y presidente de Impulso Ciudadano, José Domingo, ha remarcado que “la sentencia reitera el derecho a la libre elección de lengua en la primera enseñanza” y “solicita una presencia adecuada del castellano y del catalán en los planes de estudio”, pero considera que el tratamiento que el TSJC da a la atención individualizada es “inadecuado y discriminatorio”. Las declaraciones de José Domingo hacen referencia al Convenio relativo a la lucha contra la discriminación en la esfera de la enseñanza, aprobado en París por la UNESCO el 14 de diciembre de 1960.

Por su parte Ernest Maragall, consejero de Educación de la Generalitat, ha mostrado su “satisfacción”. “Esta sentencia demuestra que lo que establece la nueva ley de educación catalana es correcto y confirma que el sistema es universal y respeta todos los derechos de las familias”, concluyó.

RAJOY DESEMBARCA EN PALMA
Delgado: "El PP balear vive una triple crisis de valores, corrupción y liderazgo"
Este fin de semana, Rajoy desembarca en Mallorca en plena crisis en el PP balear, que no se ha solucionado pese al congreso regional. Carlos Delgado indicó en esRadio que los populares baleares viven una triple crisis. El alcalde de Calviá se ha mostrado contrario al decreto lingüístico de Feijóo.
libertad digital-EsRadio 15 Enero 2010

El alcalde de Calviá, Carlos Delgado, ha participado en Es la Mañana de Fedérico, donde ha valorado la XV Interparlamentaria del PP que se celebra en Palma de Mallorca y que será presidida por Mariano Rajoy. Perteneciente al sector no oficial y defensor acérrimo del castellano en Baleares, ha asegurado que "esperan que vengan a trabajar".

En este sentido, el pasado congreso regional en el que ganó el candidato oficial José Ramón Bauzá, "se cerró en falso" y habló de una victoria "a la búlgara". Por ello, ante la llegada de Rajoy, Carlos Delgado ha recordado que el PP balear vive tres crisis: "una de corrupción en la que tendría que haber un barrido, otra de liderazgo y una de principios, quizás la más grave".

El popular subrayó que en los congresos regionales se deben tomar dos tipos de decisiones. Una debería tratar sobre el liderazgo y otra sobre las políticas que se van a realizar. Sin embargo, considera que la actual dirección no ha solucionado ninguno de los dos.

Contrario al decreto lingüístico de Feijóo
Además, Delgado también ha opinado sobre el decreto lingüístico emprendido por el presidente de la Xunta, Nuñez Feijóo, y que será copiado por populares vascos, catalanes y baleraes. De este modo, indicó a esRadio que ha habido un cambio entre lo que el gallego prometió y lo que está realizando. "No es lo mismo prometer la libertad que imponer un modelo", sentenció.

Ante esto se mostró muy claro: "no apoyo el modelo lingüístico de Feijóo; o los padres tienen libertad o vamos mal". Y es que Delgado considera que en Baleares existe "el nacionalismo más estúpido de todos, que es importado de otra comunidad autónoma".

"Siempre he defendido lo mismo", reiteró Delgado, que añadió que "por luchar por la libertad he tenido que escuchar que soy el radical por defenderla o por colocar una bandera nacional en Calviá, cuando esto no debería se ni de derechas ni de izquierdas".

Gloria Lago: "Con el decreto, la Xunta se ha dado cuenta de que se ha quedado sola"
"Si creían que al no cumplir las promesas las protestas nacionalistas iban a ser menores, han sido muy ingenuos"
Belén Piedrafitawww.lavozlibre.com 15 Enero 2010

Vigo.- "Si ellos creían que no cumpliendo las promesas iban a conseguir que las protestas del sector nacionalista fueran menores, han hecho gala de una gran ingenuidad. Los sectores que se oponen al Gobierno van a hacer todo lo que esté en su mano para protestar". La presidenta de Galicia Bilingüe, Gloria Lago, expone el punto de vista de la asociación acerca del Decreto Gallego de la Enseñanza, presentado el pasado miércoles 30 de diciembre por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

- El pasado siete de enero, Núñez Feijóo fue entrevistado por Juan Ramón Lucas en el programa 'En días de hoy', de Radio Nacional. Sobre los numerosos correos de indignación que habían llegado a la emisora, Feijóo declaró que para el Gobierno de la Xunta “el equilibrio es el antídoto contra cualquier extremismo”. ¿Cómo enfoca esta afirmación?
- El Gobierno de la Xunta se está dando cuenta de que se ha quedado solo en la defensa de este decreto. Todo el mundo esperaba que, fuese cual fuese el cambio introducido en esta norma, iba a haber un sector, el de la oposición política del Partido Popular -sobre todo aquel más nacionalista-, que iba a hacer todo lo posible para presionarlo. Pero lo que resulta más sorprendente es que al no haber cumplido sus promesas, no está contentando tampoco al sector social que podría haberle apoyado. No damos más importancia a esas declaraciones y no nos preocupan, ya que somos conscientes de que la sociedad gallega conoce perfectamente cuáles son nuestras propuestas. Si fuéramos lo que él dice que somos, pediríamos una enseñanza íntegramente en castellano, pero nosotros lo que reclamamos es una enseñanza en libertad. Calificar a Galicia Bilingüe de extremismo sería lo mismo que hacerlo a los gobiernos de Finlandia o a los de muchos otros países de Europa. Si no damos mayor importancia a esas declaraciones es porque creemos que se deben a una incomodidad o a un nerviosismo transitorio.

- ¿Cuáles son sus objetivos?
- En Galicia Bilingüe estamos centrados en conseguir una mejora de este borrador que se aproxime lo máximo posible a lo que prometió el señor Feijóo, y a eso estamos encaminando todos nuestros esfuerzos. Queremos informar a la opinión pública para que no se deje obnubilar por unos mensajes de equilibrio que no son tales, ya que lo más equilibrado para un niño es estudiar en su idioma. Nos gustaría que la población no se viera confundida por los mensajes que lanzan aquéllos que tienen, lógicamente, mucha facilidad para llegar a los medios. Sin embargo, estamos notando que realmente la gente de la calle no es tan fácil de engañar como parece; quieren saber con qué se van a encontrar en septiembre, y lo que se van a encontrar es una imposición ‘light’, pero una imposición al fin y al cabo. Y eso no es lo que se nos había prometido.

- El Gobierno de la Xunta está intentando concertar reuniones con los sindicatos de cara a la próxima semana para abordar el borrador del decreto. ¿Se plantea la posibilidad de que Galicia Bilingüe también pueda reunirse con el Gobierno gallego?
- Sí. El Gobierno tiene la obligación de consultar a todos los sectores de la sociedad implicados, y nosotros somos uno de ellos. De todos modos, nosotros no centramos todas nuestras esperanzas en una reunión, sino en una labor informativa y, sobre todo, en la búsqueda de mejoras para el borrador. Sin embargo, lo que quizá nos podría preocupar más es que muchos de los colectivos que se van a reunir con el señor Feijóo no representan realmente, en ocasiones, a quienes dicen representar. Estoy pensando en el presidente de la Federación Gallega de Asociaciones de Padres y Madres de Centros Públicos, quien defendió y sigue defendiendo el decreto en vigor, pese a que en la encuesta realizada a los padres ese modelo sólo fue defendido por un 18 por ciento.

- ¿Cuáles son las expectativas de Galicia Bilingüe?
- Esperamos que lo que prevalezca al final sea la necesidad de cambiar las cosas de verdad. Nos gustaría que el señor Feijóo se diera cuenta de que un presidente debe cumplir sus promesas, y lo más importante para nosotros, queremos que los ciudadanos comprendan que si este decreto se aprueba tal y como está el borrador, en el futuro será muy fácil volver a un sistema de inmersión absoluta. Por eso nosotros insistimos tanto en que hay que cambiarlo bien para que se establezca un derecho, el de elegir, y que ya no pueda ser retirado. Y de poder hacerlo de vardad, tanto en primaria como en secundaria, y por lo menos las asignaturas troncales, que era lo que nos había prometido el señor Feijóo. Estamos en un momento muy importante, ya que si esto no se soluciona ahora, en el futuro será muy difícil hacerlo.

- Círculo Balear se ha mostrado preocupado por las recientes declaraciones de Mariano Rajoy explicando que el decreto de Galicia será el ejemplo a seguir también en Baleares ¿Qué opina de ello?
- Jorge Campos, presidente de Círculo Balear, ha estado en contacto con nosotros desde el primer momento en que se presentó el borrador del Decreto Gallego de la Enseñanza. Comprendemos su preocupación, puesto que lo que no es bueno para los niños de Galicia tampoco lo es para los de Baleares, ni para los de ningún lugar de España. Los partidos que gobiernan a nivel estatal tienen que entender que éste es un problema que hay que estudiar a fondo y que hay que arreglar.

- El PSdeG y la Real Academia Gallega también se han mostrado contrarios al decreto. ¿Cree que Feijóo ha intentado contentar a todo el mundo y que, sin embargo, no ha contentado a nadie?
- Si ellos creían que no cumpliendo las promesas iban a conseguir que las protestas del sector nacionalista fueran menores, han hecho gala de una gran ingenuidad. Los sectores que se oponen al Gobierno van a hacer todo lo que esté en su mano para protestar. De hecho, las protestas que vamos a vivir en Galicia van a ser exactamente iguales con este borrador, que con las promesas cumplidas de Feijóo. Eso es algo que cualquier persona que conozca esos sectores lo puede afirmar con rotundidad. Por lo tanto, no comprendemos porqué no ha cumplido.

educación Feijoo corrige la idea de exigir el inglés a los docentes y señala que se respetará la ley
Asegura que la Xunta aboga por motivar e incentivar al profesorado para que domine la lengua
Serafín Lorenzo La Voz 15 Enero 2010

El borrador del nuevo decreto que regulará el uso del gallego en las aulas todavía está en fase de desarrollo y ese proceso provoca distorsiones en los mensajes que propala la Xunta sobre la puesta en marcha del modelo trilingüe por el que apuesta. Alberto Núñez Feijoo se encontró ayer en esa tesitura y matizó el mensaje que la Consellería de Educación ha difundido esta semana sobre la obligación de los futuros profesores que impartan docencia en Galicia de acreditar en la oposición el conocimiento del inglés.

El presidente de la Xunta aseguró que el futuro decreto «respectará a lei e as negociacións nas mesas sectoriais de educación», dentro de un proceso «voluntario» con el que se pretende «motivar, fomentar e incentivar» el plurilingüismo en las aulas. Con todo, Feijoo dejó en el aire el sistema concreto que aplicará Educación para que los docentes accedan a la formación necesaria para impartir un tercio de las clases en inglés, aunque anticipó que la Administración «dará motivos aos profesores para que aprendan inglés no marco da legalidade».

En ese sentido, el jefe del Ejecutivo manifestó, a preguntas de los periodistas sobre el rechazo de la Real Academia Galega al borrador del decreto, que la Xunta tiene interés en conocer sus propuestas y las del Consello da Cultura Galega «para introducir o plurilingüismo nas aulas». Recalcó que será la primera vez en que se recaba la opinión de esas instituciones para un decreto sobre la lengua.

Feijoo dedicó su discurso más crítico a los grupos de la oposición. Apuntó que no le sorprende el «comportamento radical dos nacionalistas» contra el borrador que equilibra la enseñanza en gallego y castellano, pero que sí le llama la atención la «falla de políticas lingüísticas» del PSdeG. Al respecto, conminó a socialistas y nacionalistas a aportar propuestas «razoables». Defendió que la única idea que ha recibido la Xunta de la oposición es recuperar el decreto anterior que, arguyó, «foi rexeitado polas urnas». «Os galegos esperan do Goberno aportacións e non intolerancia nin rexeitamentos prematuros», indicó.

Los políticos no dan ejemplo
El presidente de la Xunta reveló que, como Zapatero, forma parte de esa mayoría de políticos que no domina la lengua de Shakespeare, y asumió como una «gran aportación» que la clase política diese ejemplo. La pregunta sobre su caso particular llevó a Feijoo a evocar su primera etapa escolar en Os Peares, que completó después en un internado leonés. Explicó que, al estudiar en una aldea y carecer su familia de medios, no pudo ir a un centro donde le enseñaran inglés. Proclamó que la inserción de ese idioma en la enseñanza pública de Galicia debe ser una «ambición colectiva de país».

Recortes de Prensa   Página Inicial