AGLI

Recortes de Prensa    Domingo 17 Enero  2010

 

"Me echaron de la Cope el Rey, el Gobierno y Rajoy"
Carlos Dávila . Madrid  www.gaceta.es 17 Enero 2010

Federico Jiménez Losantos, periodista y fundador de esRadio. Turolense de Orihuela del Tremedal (1951), Federico Jiménez Losantos fue ayer invitado en Diálogos al límite. Esta es una transcripción de los principales momentos de la entrevista realizada por Carlos Dávila y emitida por Intereconomía TV.

-¿Te has arrepentido de venir a Madrid?
-No, al contrario. El periodismo me ha salvado de convertirme en poeta profesional o en víctima de la Esquerra.

-¿Del tiro?
-De eso ya no me podía librar. Yo ya había pedido el traslado de Barcelona cuando el secuestro y el atentado. Y yo escribí Lo que queda de España para decir lo que iba a pasar, exactamente lo que está pasando.

-El periodismo de ahora es tan políticamente correcto.
-No es periodismo. Tienes declaraciones de los políticos transcritas.

-La situación es terrible, de monopolio.
-Es una mafia que disimula en lo políticamente correcto un monopolio de propiedad y de contenidos. España es un país donde el dueño, sea el caso de Lara por ejemplo, puede tener Avui y La Razón. Pero a la hora de la verdad, siempre tiene que atacar a los que molestan al régimen.

-¿En tu nueva situación, qué tal le va?
-Muy bien. Los dos últimos años en la COPE han sido horrorosos. Cantidad de presiones en contra por todos los lados. Lo malo era la tensión con los que te pedían que siguieras.

-Pues parecía que se estaba comiendo el turrón con Cañizares.
-César y yo comimos con Cañizares, nos invitó a comer ocho o 10 días antes de que mandara por escrito a la Plenaria de la Conferencia Episcopal, que tenía que renovarme a mí, diciendo que bajo ningún concepto tenían que renovarme. En un momento dado se produce la corrupción de este príncipe de la Iglesia.

-¿Por qué te echan?
-Porque hay presiones de tres niveles: la del Rey, la del Gobierno y la de Mariano Rajoy, y porque llega un momento en que Rouco tira la toalla ante los nacionalistas. Cañizares se pasa al otro bando porque piensa que así hereda a Rouco. Rouco se lo quitó de encima, pero habían creado ya un frente con Sistach a la cabeza muy difícil de soportar.

-Sistach, el arzobispo de Barcelona.
-Ahora ya cardenal. Con moratón.

-Que Dios nos perdone.
-A nosotros seguro, a él no creo. Digo las alturas. Si ahí hay algo, desde luego Sistach se condenará.

-¿Te controlas o no?
-No, no mucho. Porque, además, imagínate: cuando murió Antonio Herrero, me dije: “Piensa que Antonio no hubiera dicho lo que hubiera querido hasta el último día. Ahora está muerto y si se hubiera callado lo que quería decir, fíjate”. Así que pensé: “Dure esto lo que dure, hagamos lo que tenemos que hacer”.

-¿Cómo son los políticos?
-Antes hablaban más. Ahora los políticos, primero son medio analfabetos, y no hablan más que a través del partido.

-¿Rajoy también?
-Rajoy lo peor. Yo que he pedido el voto para Mariano Rajoy y he pedido perdón por ello. El PP ahora es el PPOE. Está repitiendo exactamente el molde de 17 taifas del PSOE.

-¿Qué está pasando en el mundo periodístico?
-Yo creo que es el triunfo de la política. De los políticos como casta, y que lo políticos dominan a los jueces, dominan a los medios, viven a través de un entramado donde no se sabe dónde empieza la política, que continúa en los medios y termina en los tribunales. Es una mezcolanza sórdida, siniestra, es el fin de la separación de poderes.

-Cataluña.
-No tiene remedio. El gran problema no es conseguir que Cataluña siga en España. El gran problema es cómo España, o lo que va quedando, huye de Cataluña.

-¿Si el Estatuto sale adelante, qué queda de España?
-Nada, quedará refundarla. El régimen está muerto. Pero en la historia de España ha habido bastantes veces que regímenes muertos en pie han durado hasta décadas. La gente no está de acuerdo con lo que está haciendo la clase política, que es repartir la túnica constitucionalmente inconsútil en 17 pedazos. Es un proceso simplemente de consunción, sin fuego ni nada.

-Hoy ha muerto el general Juste.
-Uno de los que sabía muchos secretos del 23-F. Suárez se creyó la Constitución, pero el Rey no. Y el Rey siempre ha tratado de conservar algo de poder. La gran cuestión del 23-F es que probablemente inauguró una época de sobreentendidos. Y en una democracia no se pueden tapar las cosas.

-El 23-F salvó al Rey y hundió al ejército.
-Exactamente. Y eso, a la larga, es peor. Porque un rey se cambia, pero el ejército no.

-A mí cada día me gusta más España y menos los españoles.
-No te digo que no. Y España tal y como está quedando, Ex-paña, ya no es nada. España se consolida en torno a valores que tienen casi 2.000 años. España es romana y cristiana casi desde el siglo II. Es la única gran nación que echó al Islam. Cuando llega Napoleón, la nación, por principio, dan la vida y se enfrentan al primer ejército del mundo y le ganan. Es gente que creía que la familia es más importante que la política. Ahora ya caben dudas.

-Están destruyendo hasta eso, el núcleo básico de la convivencia más elemental.
-Es que si no haces bascular a la gente sobre los dos o tres puntos básicos de su existencia, lo que es bueno y lo que es malo, lo que hay que defender y lo que hay que atacar, y las instituciones, como la familia, la propiedad, la religión o la ética, tienes que extirpar eso para poder crear esa ingeniería de almas que decían los soviéticos. Y por desgracia Zapatero está triunfando donde fracasaron Largo Caballero y Negrín.

-¿Se te ocurre alguna solución regeneracionista?
-No, yo creo que aquí estamos abocados o a una reforma constitucional con otro inquilino en La Zarzuela o a una república nacional en una zona más reducida de España, por supuesto sin Cataluña.

El Juez Gómez Bermúdez incumple sus promesas a las víctimas‏
Asociación 11-M Verdad y Justicia (asociacion@11mverdadyjusticia.es)  17 Enero 2010

Durante la celebración del juicio en la Casa de Campo, Gómez Bermúdez prometió a las víctimas del 11 de marzo que se deduciría testimonio contra aquellos que habían cometido perjurio en la vista oral y que irían "caminito de Jerez", en referencia al Penal del Puerto de Santa María. Dicha promesa no fue cumplida en su momento por el Presidente de la Sala, que dictó sentencia y no dedujo testimonio contra ninguno de los testigos que mintieron en el juicio.

Ayer fue requerido sobre esta cuestión por Ángela Martialay, periodista de Libertad Digital, tras su intervención en un seminario sobre terrorismo en el que declaró categóricamente en relación a las víctimas que “el olvido es equivalente a injusticia. El olvido es la base de la injusticia”. El juez Gómez Bermúdez no sólo no dejó terminar su pregunta a la periodista sino que, en un gesto que interpretamos como de desprecio absoluto hacia las víctimas, le dio la espalda con un "hasta luego". Por su interés, recomendamos ver la secuencia completa de la escena en:

http://www.libertaddigital.tv/ldtv.php/ ... UhFfOqm9Q/

Desde la Plataforma Ciudadana Peones Negros queremos manifestar la indignación que nos produce la actitud del juez Gómez Bermúdez en relación a las promesas que en su momento hizo a las víctimas de la masacre del 11 de marzo. Han tenido que ser las propias víctimas, muy especialmente Gabriel Moris, perito durante el juicio, Pilar Crespo y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11M, quienes han tomado la iniciativa para intentar dilucidar todos aquellos aspectos de la versión oficial que ni la instrucción sumarial ni el juicio ni la sentencia han esclarecido. Entre estas iniciativas hay que incluir la querella contra el ex-comisario jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, y la perito químico de su unidad, por falso testimonio, omisión del deber de perseguir delitos y encubrimiento por ocultación de pruebas.

Plataforma Ciudadana Peones Negros - www.peonesnegros.es
Asociación 11M Verdad y Justicia - www.11mverdadyjusticia.es

Reunión de padres en una escuela unitaria de Galicia
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 17 Enero 2010

Nos convoca la profesora de la escuela unitaria a la que asistirá a partir de septiembre de 2009 mi hija de tres años, para darnos algunas normas de actuación con respecto al comienzo del próximo curso escolar.

Estamos la profesora, una abuela, un padre, otra madre y yo. La profesora habla en gallego, el resto hablamos en castellano.

Después de darnos una serie de directrices a seguir (mandilones, horarios, recreos, etc.) nos pregunta si hay alguna duda, temor, etc. Yo le digo que me gustaría saber el idioma en que se impartirán las clases. Ella me contesta de inmediato: todas las clases en gallego, y el material escolar también.

Yo insisto entonces, para asegurarme, y le pregunto si mi hija, cuya lengua materna es el castellano, va a aprender a leer y a escribir en gallego. Me vuelve a contestar tajante que sí.

Pero me dice que no va a tener ningún problema, que los niños son como esponjas, que va a entender, etc., etc., etc. Y que eso mismo me pasará en cualquier escuela pública de Galicia.

Yo le digo que sé perfectamente que son como esponjas y que por supuesto entenderá el gallego con el tiempo, pero que yo prefiero que aprenda a leer y escribir primero en castellano y que ella tiene derecho constitucional a ello. Le digo que es esencial en los primeros años de escolarización aprender en la lengua materna y que es importante incluso para la capacidad de aprender otras lenguas en el futuro y para su desarrollo cognitivo. Que además hay estudios que demuestran un mayor fracaso escolar en los niños que no aprenden en sus primeros años en su lengua materna.

Ella me dice que no puede hacer nada por ello, que ella es una profesional y que cumple órdenes y que de momento tiene que cumplir el decreto que está vigente y que hasta que no reciba algún escrito diciendo lo contrario tendrá que seguir haciéndolo.

Yo le pregunto entonces si como educadora está de acuerdo con esa política y no piensa que es perjudicial o discriminatoria para los castellanohablantes. Ella me dice primero que su opinión personal no es lo que importa y que no me la tiene por qué decir y repite de nuevo que ella es una mandada.

Le recuerdo que aunque haya un decreto vigente el nuevo gobierno de Galicia ha prometido que en educación infantil se podrá elegir la lengua de escolarización de los niños.

Ella me contesta que eso solo son promesas electorales que se dan como un caramelo a los votantes, pero que eso sería inviable, y que no cree que vaya a cambiar nada con el nuevo gobierno. Como colofón me dice que no me estoy dirigiendo a la persona adecuada, que ella no puede hacer nada por mí ni luchar contra el sistema impuesto. Que me dirija a instancias superiores.

Yo le digo que yo sí puedo, en pequeña medida, luchar contra el sistema impuesto que por otro lado vulnera la Constitución y que llegaré hasta donde haga falta. También le aviso que me negaré a comprar los libros en gallego exceptuando, por supuesto, el de lengua gallega.

Ella me contesta que si hago eso mi hija no podrá estudiar en esa escuela ni en ninguna otra escuela pública de Galicia. Yo le contesto que es probable que sea así, pero que lucharé para que no se pisoteen los derechos de mi hija, como lo haría para luchar igualmente por los derechos de los gallegoparlantes.

Me envía al inspector educativo. Se lo agradezco y me voy.

Sucedió la mañana del 23 de Junio de 2009, en la provincia de La Coruña, en una escuela unitaria a menos de 12 km de Santiago de Compostela. Se omiten los detalles para no identificar a las personas concretas.

Doy fe.
Ana Fernández Marmiesse
Publicado en: http://www.upyd.es/upyd-transversal/secciones_bg1/leng_edu.html

Vic como paradigma
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 17 Enero 2010

VIC representa el cuarto fracaso de Zapatero como presidente. El primero fue su intento de lograr la paz en el País Vasco negociando con ETA. El segundo, cerrar nuestro ordenamiento territorial dando a los nacionalistas lo que quisieran. El tercero, resolver la crisis económica negándola de entrada y subsidios de paro después. El cuarto, el más callado y ambicioso de todos, alterar el equilibro socio-político de España a través de los inmigrantes. Todos ellos basados en el utopismo de la izquierda y en la bondad natural del hombre, supuestos teóricos que tienen poco que ver con la realidad. Del fracaso de los tres primeros testifica el propio Gobierno, persiguiendo etarras con todas sus armas, dejando al Tribunal Constitucional recortar el nuevo estatuto catalán y llevándonos a la cola de la recuperación económica. Ahora, le estalla en las manos el cuarto, el intento de alterar la realidad sociológica española a través de la demografía. Se trataba de un plan tan simple en objetivos como complejo de realización. Si en España hay dos bloques aproximadamente iguales de derechas e izquierdas, venía a decir, añadamos un par de millones de votos a la izquierda, y tendremos garantizada su supremacía para siempre. ¿De dónde iban a salir esos nuevos votantes? De la inmigración. De ahí las legalizaciones masivas y los «papeles para todos», junto a los cientos de miles de hijos y nietos de españoles, a los que nuestras embajadas en Hispanoamérica están dando pasaportes por orden de Moratinos. Todos ellos, agradecidos, votarían al PSOE, convirtiéndolo en el partido hegemonónico. Ingeniería demográfica al servicio de la manipulación electoral.

Una vez más, sin embargo, la realidad ha llamado al orden a Zapatero. La irrupción masiva de inmigrantes funciona con una economía en auge, que crea puestos de trabajo y dinero suficiente para atender a todos los gastos sociales: sanidad, escuelas, viviendas. Pero cuando la economía se contrae, el paro crece, las arcas públicas se vacían y empieza la lucha por los escasos recursos, todo este andamiaje teórico se viene abajo. Los primeros en notarlo son los que están más cerca de la calle, los ayuntamientos, y los primeros en sufrirlo, los más débiles, los ilegales. Vic representa la primera revuelta contra ese plan de política virtual. Su ayuntamiento dice que no puede cumplir lo que se le pide porque aparte de contradictorio -legalizar ilegales- no tiene medios para ello. Seguirán otros, pues no se trata de un problema particular, sino general, al margen de las ideologías e incluso de la tan cacareada pluralidad española.

Donde no hay, no puede darse. Ante lo que Zapatero ha hecho lo que suelen hacer los ilusos ignorantes en estos casos: escapar. La presidencia europea le ofrece un refugio dorado. Lástima que sea sólo por seis meses. Pero ya se buscará otro.

Diez razones para pedir aplazamiento de impuestos
Enrique de Diego Semanal Digital 17 Enero 2010

La Plataforma de las Clases Medias propugna, ante la fiscalidad confiscatoria, que autónomos y empresarios soliciten, este mes de enero, el aplazamiento del pago de sus impuestos. La medida se justifica por las diez razones siguientes:

1.- Porque es la única solución
Ese es el motivo fundamental. La instalación de una casta parasitaria dedicada a expoliar a las clases medias –a empresarios, autónomos y trabajadores- sólo puede frenarse y revertirse con la rebelión de los expoliados.

2.- Porque no pueden seguirse destruyendo empresas
Toda la sociedad se basa en la producción de las empresas, y en la tributación de los sectores productivos. En 2009, han desaparecido cientos de miles de microempresas. Con esta tendencia, toda la sociedad se vendrá abajo.

3.- Porque el despilfarro no cesa
Dando la espalda a la realidad, el Gobierno ha incrementado las subvenciones a los sindicatos, al cine y ha encarecido los productos informáticos con el canon de la SGAE. Sigue despilfarrando con subvenciones y la presidencia de la Unión Europea se presenta como un nuevo agujero negro de dilapidación de dinero del contribuyente (ya se han alquilado "muebles de diseño")

4.- Porque la fiscalidad es confiscatoria
Contra el precepto constitucional que rechaza una fiscalidad confiscatoria, esa es la que, a día de hoy, pesa sobre empresas y comercios. Literalmente, la fiscalidad resulta insoportable.

5.- Porque las Administraciones no pagan
Una de las causas más claras de la ruina de nuestras empresas es que las administraciones no pagan a sus proveedores. Al tiempo aumentan sus impuestos. No es justo pagar a quien, por su parte, no cumple sus compromisos.

6.- Porque es injusto pagar el IVA de las facturas no cobradas
Aunque existe método para dar por fallidas las facturas no cobradas, muchas veces éstas son de las Administraciones, y al seguir ese método empresarios y autónomos, renunciando a cobrarlas van a la ruina. No es justo pagar el IVA de lo no cobrado.

7.- Porque los impuestos son muy mal utilizados
Nuestros impuestos son dedicados a multitud de asesores, a coches oficiales (la nación con más número de ellos), a pagar las vacaciones presidenciales, a enriquecer a los amigos del poder y a financiar patrañas como la Alianza de Civilizaciones, la memoria histórica o el cambio climático.

8.- Porque con nuestros tributos se encarece la factura eléctrica
Mediante las cuantiosas subvenciones a unos pocos con las energías renovables, nuestras empresas se ven obligadas a soportar una tarifa eléctrica elevada que les resta competitividad y pone en riesgo su supervivencia.

9.- Porque se financia con cargo al contribuyente a sindicatos y liberados
Con el dinero expoliado se financia a los sindicatos, UGT y CC OO, cuando deberían vivir de las cuotas de sus afiliados, según criterios lógicos de libre asociación. Y además hay que soportar la carga de trescientos cincuenta mil liberados, que restan competitividad y general paro.

10.- Porque la situación no aguanta dos años
Al margen de que la crisis exige modificaciones muy profundas en un sistema inviable, el mantenimiento de la actual política durante más de dos años –hasta las elecciones generales- establece una perspectiva de hundimiento general y suicidio colectivo. Ni Gobierno ni oposición hacen nada. Están muy tranquilos, porque ellos no tienen, por ahora, dificultades económicas. Es preciso que la sociedad civil ejerza su poder.

Autónomo, empresario, súmate a la petición masiva de aplazamiento del pago de impuestos (el formulario de solicitud se puede descargar a través de la web clasesmedias.org).

Último comunicado de la banda terrorista
ETA sigue sin renunciar a los atentados
 www.gaceta.es 17 Enero 2010

La banda terrorista ETA "hace suyos" los planteamientos expresados por la izquierda abertzale y opina que no puede quedarse "mirando al enemigo", sino que "es hora de tomar la iniciativa y actuar". Tras destacar que "hay que responder a la represión", asegura que su "fuerza radica en la lucha política" y que "el proceso democrático no es la mejor opción, sino que es la única", algo que no avanzará si "la violencia del Estado" no cesa.

La banda terrorista ETA "hace suyos" los planteamientos expresados por la izquierda abertzale y opina que no puede quedarse "mirando al enemigo", sino que "es hora de tomar la iniciativa y actuar". Tras destacar que "hay que responder a la represión", asegura que su "fuerza radica en la lucha política" y que "el proceso democrático no es la mejor opción, sino que es la única", algo que no avanzará si "la violencia del Estado" no cesa.

En un comunicado remitido al diario GARA que se publica este domingo, ETA utiliza las palabras "iniciativa, debate, colaboración, proceso democrtico, activación de la sociedad, organización y lucha" como ejes de la estrategia del citado "proceso democrático".

"En este momento en que el enemigo lanza su ataque más duro no podemos quedarnos en la mera resistencia. Debemos responder con la capacidad de iniciativa que quieren ahogar. Es cierto que, más que en resistir a la represión, nuestra fuerza radica en la lucha política. Las razones del enemigo quedan en nada ante la izquierda abertzale en el debate político", subraya.

Así pues, la banda hace hincapié en que la izquierda abertzale "es la única que propone un marco político que interioriza la opción de que todos los proyectos políticos puedan defenderse y desarrollarse libremente".

"Esto es lo que vimos en Altsasu, la izquierda abertzale plural de siempre, diferentes orígenes, generaciones, tendencias y personalidades unidos en la colaboración. Ese ha sido uno de los secretos de la izquierda abertzale, intensa en el debate y firme en las decisiones, unida", señala.

De este modo, ETA asegura que los planteamientos de la izquierda abertzale se basan en el contenido de la declaración de Alsasua, que implica "la capacidad de colaborar, cada cual manteniendo su personalidad, en torno a una idea y un proyecto", algo que, según la banda, "el enemigo ha tratado de romper con mentiras, filtraciones, supuestos disidentes... En vano".

Tras indicar que el "proceso democrático "se convertirá en adelante en el "eje de la izquierda abertzale", ETA considera que supondría "la democratización de una situación político-jurídica de opresión; la superación, en términos democráticos, del conflicto político; la puesta en valor de los derechos nacionales de Euskal Herria y los derechos civiles y políticos de la ciudadanía; llevar a Euskal Herria al escenario de la autodeterminación de una forma gradual, regulada y consensuada; dotar de mecanismos jurídico-políticos a nuestro pueblo y así poder pasar de una situación de opresión a otra de reconocimiento".

"El proceso democrático no es la mejor opción, sino que es la única. Debemos entender que su principal garantía es nuestro pueblo. Porque sólo con las fuerzas y el impulso de nuestro pueblo se podrá abrir, construir y llevar hasta el final ese proceso", señala.

Además, ETA opina que hay dos lecciones que aprender del pasado, y es que, "de no producirse esa activación popular, ese proceso no avanzará", al tiempo que "tampoco será posible sin la participación del Estado español". "Si el proceso democrático debe desarrollarse por medios democráticos y sin injerencias, y así lo creemos nosotros también, la intervención y la violencia del Estado deben cesar", agrega.

Para la banda, "esta primera fase" del proceso democrático "estará caracterizada por la lucha, que permitirá crear las condiciones necesarias y que éstas den su fruto".

Para finalizar, en el comunicado se reproducen unas palabras del miembro de ETA José Miguel Beñaran, muerto en 1978 por una bomba colocada en los bajos de su coche en Anglet, en las que subraya que "ni ETA ni ningún partido, será el propio pueblo el que dará la libertad a Euskal Herria".

"Eso queremos subrayar hoy. La victoria está en la lucha, y queremos emplazar a nuestro pueblo y a cada ciudadano a organizarse y luchar, a ser protagonistas en la liberación de nuestro pueblo", concluye.

Fechado el 31 de diciembre
El comunicado de ETA publicado hoy por el diario Gara, redactado íntegrmente en euskera, está fechado el pasado 31 de diciembre, de manera previa a las últimas operaciones policiales que permitieron detener a cuatro presuntos miembros de la banda, Garikoitz García Arrieta, Iratxe Yañez, Iñaki Iribarren y Eider Uruburu.

Dos de ellos fueron apresados en Portugal en una operación en la que se pudo interceptar una furgoneta con explosivos en Zamora, mientras que los otros dos fueron detenidos en Francia cuando se dirigían a un zulo.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
La caja de Pandora
Luis del Pino Libertad Digital 17 Enero 2010

Entradilla al programa "Sin complejos" del domingo 17 de enero

En 1985, el presidente socialista francés, Francois Miterrand, en un intento de dividir el voto de la derecha en las elecciones legislativas, decidió cambiar el sistema electoral. Hasta aquel momento, las elecciones legislativas se venían celebrando mediante un sistema mayoritario a dos vueltas, lo que favorecía el voto útil hacia los grandes partidos. Miterrand decidió modificar el sistema y hacerlo proporcional, con la idea de que la ultraderecha francesa dejara de votar a los partidos conservadores tradicionales y apoyara a alguna formación política propia. Con esa jugada, Miterrand pretendía mantener la hegemonía electoral del Partido Socialista Francés.

Efectivamente, en las elecciones de aquel año 1985, la ultraderecha francesa del Frente Nacional pasó del 0,5% al 10% de los votos. Pero, lejos de convertirse en un factor de desestabilización de los partidos conservadores tradicionales, la extrema derecha francesa, con un discurso fundamentalmente xenófobo, empezó a cosechar votos en las barriadas obreras de las ciudades más afectadas por la crisis económica, robándole así electores al Partido Comunista Francés e incluso al propio Partido Socialista. Para las elecciones de 1988 se volvió al sistema electoral mayoritario a doble vuelta, pero ya era tarde: el Frente Nacional había conseguido la visibilidad que antes no tenía y ya no la perdió.

Queriendo hacer daño a la derecha, el socialista Miterrand había puesto en marcha una dinámica que a lo que condujo fue al lento declive de los comunistas y socialistas en Francia, hasta llegar a la increíble humillación de las elecciones presidenciales de 2002, en las que el candidato del Partido Socialista, Lionel Jospin, quedó en tercera posición, por detrás del ultraderechista Jean Marie Le Pen. Miterrand quiso jugar a doctor Frankenstein y su criatura terminó por asestar una cuchillada al Partido Socialista.

En las últimas fechas, hemos conocido que el ayuntamiento de Vic ha aprobado, con los votos de CiU, PSC y ERC, una moción para prohibir el empadronamiento de inmigrantes en situación irregular. Esa moción ha provocado un considerable revuelo dentro y fuera de Cataluña, y ha abierto un debate, el de la regulación de la inmigración, que hasta ahora constituía una especie de tabú.

Para entender lo que está sucediendo en Vic, es necesario retroceder al año 2003, cuando un ex-dirigente de Fuerza Nueva llamado Josep Anglada presenta por primera vez a las elecciones municipales a una fuerza política denominada Plataforma per Catalunya. Esa Plataforma, con un discurso centrado en la oposición a la construcción de mezquitas, consiguió colarse aquel año en 5 ayuntamientos. Cuatro años después, en 2007, Plataforma per Catalunya volvía a presentarse a las municipales, con su mismo discurso xenófobo, y mejoraba espectacularmente sus resultados, consiguiendo 17 concejales en 9 municipios y logrando situarse como segunda fuerza política, entre otros lugares, en Vic, donde quedó por delante del propio Partido Socialista.

Plataforma per Catalunya es un partido con un ideario xenófobo e identitario, cuyo programa incluye propuestas como la expulsión inmediata de todos los inmigrantes ilegales, la inclusión del delito de inmigración ilegal en el Código Penal, la supresión del procedimiento de arraigo, la supresión de las regularizaciones extraordinarias de inmigrantes ilegales, la instauración de un permiso de residencia por puntos, la aplicación de tasas municipales especiales a los comercios extranjeros, la prohibición de la inmigración procedente de países musulmanes, el fomento de la repatriación de los musulmanes ya instalados, la expulsión de aquéllos que defiendan preceptos de la sharía opuestos a los Derechos Humanos, la prohibición del burka, etc., etc., etc.

Es decir, estamos ante un partido de ultraderecha xenófoba similar al Frente Nacional francés o similar a la Liga Norte italiana, con la que Plataforma per Catalunya mantiene, por cierto, relaciones.

Pero no se equivoquen ustedes: no estamos ante un partido de extrema derecha españolista, sino catalanista. Porque Plataforma per Catalunya defiende también, por ejemplo (y cito textualmente su programa electoral) que "las olas masivas de inmigración ilegal... constituyen una seria amenaza para la identidad y la cohesión social de Catalunya". O que exige también que (y vuelvo a citar textualmente) "los inmigrantes, para obtener los papeles, deberán superar un examen de conocimientos de la cultura y costumbres catalanas así como demostrar conocimientos del idioma de nuestro país para poder obtener los necesarios permisos para su estancia. Antes de pisar tierra catalana habrán de conocer nuestra lengua, costumbres, cultura y principios legales básicos del estado de derecho. Los aspirantes a entrar habrán de seguir este curso y pasar las pruebas en origen."

Es decir, nos encontramos ante una extrema derecha de naturaleza netamente catalana y que constituye una evolución natural de la ideología del sector más conservador del nacionalismo catalán.

Y, de hecho, cuando se analiza la evolución de voto en aquellos lugares donde esta Plataforma ha obtenido representación municipal, lo que se comprueba es que sus votos los ha cosechado, no entre los votantes del Partido Popular, sino entre el electorado de CIU y del PSC.

Así, por ejemplo, en Vic, la Plataforma per Catalunya quedó en segundo lugar en las elecciones municipales de 2007, pasando del 7% al 18% de los votos, a costa de CIU (que bajó del 38% al 31%) y a costa del PSC (que bajó del 19% al 15%). En Manresa, que es la ciudad catalana más grande en la que Plataforma per Catalunya ha obtenido representación, los votos que el PP perdió entre 2003 y 2007 fueron a parar, todos ellos, a Ciutadans, mientras que Plataforma per Catalunya se colaba en el ayuntamiento a costa de la bajada del PSC.

En Cataluña se está repitiendo, por tanto, la historia que ya se viviera en Francia en su día, con el ascenso de un partido de ultraderecha a costa, no de la derecha liberal conservadora representada en el PP, sino de formaciones de izquierda y del ala más conservadora del nacionalismo.

No es de extrañar, por tanto, que los partidos nacionalistas y el Partido Socialista hayan movido ficha en Vic en materia de inmigración. No lo hacen por convencimiento, sino por pura necesidad, para evitar que Plataforma per Catalunya siga absorbiendo sus votos hasta convertirse en la fuerza mayoritaria a nivel municipal.

Porque todos los gobiernos, pero especialmente el de José Luis Rodríguez Zapatero, han dejado pudrirse poco a poco el tema de la inmigración ilegal, y ahora una formación xenófoba catalanista se les está comiendo por las patas a CIU y al PSC.

En la actualidad, existen bastantes posibilidades de que Plataforma per Catalunya termine entrando en el Parlamento catalán, con lo cual las próximas elecciones autonómicas en Cataluña podrían terminar conduciendo a un parlamento extraordinariamente atomizado, con hasta ocho formaciones distintas, si incluimos al hipotético partido de Joan Laporta.
Sin quererlo, han despertado al monstruo, y ahora el monstruo, como ya sucediera con los socialistas franceses, amenaza con devorarlos.

Los debates de La Opinión
Partidarios y detractores de la normativa actual rechazan el borrador de la Xunta
Profesores y padres de centros públicos se oponen a reducir el número de horas de gallego y las APA concertadas y Galicia Bilingüe exigen poder elegir del idioma en que se impartirán las asignaturas
J. M. GUTIÉRREZ | A CORUÑA La Opinión 17 Enero 2010

La publicación por la Xunta de las bases sobre las que se elaborará el decreto que modificará el uso del gallego en la enseñanza no universitaria ha generado una gran polémica en la comunidad educativa. Representantes de los sectores implicados en este asunto y del colectivo Galicia Bilingüe, promotor de una reforma de la actual regulación lingüística, conversan en este debate acerca de la iniciativa del Gobierno autonómico.

B. Folgar: Yo contribuí a la recogida de 100.000 firmas por parte de Galicia Bilingüe para que se modifique la legislación y hemos palpado a la puerta de los colegios lo que piensan los padres, por lo que estoy segura de que el 80% de ellos no está de acuerdo con el decreto de la anterior Xunta.

J. M. García: Como director dun centro público, non teño esa percepción, xa que nos centros escolares non recibimos reclamacións tan numerosas como dicides. Consideramos que os alumnos que acoden aos nosos centros poden ter algún tipo de dificultade de comprensión lingüística cando proveñen doutras zonas de España, pero inmediatamente se incorporan dunha forma natural e sen ningún tipo de discriminación. O noso centro leva catro anos participando no programa de potenciación da lingua galega e faino sen ningún tipo de obriga. Creo que non existía un problema real nos centros e que a demanda da sociedade non ía por ese camiño.

B. Folgar: Yo sí constato que la gente está descontenta, pero otra cosa es que se movilice, ya que existe miedo a que se tomen represalias contra los niños, a lo que hay que unir el carácter que tenemos los gallegos, que preferimos que otros nos resuelvan el problema.

V. Gantes: Llevamos desde 1982 con el gallego en las aulas y nunca hubo ningún problema por ello. No sé cuál es el problema de que los niños tengan competencia en gallego y castellano al acabar cuarto de la ESO. Para nuestra federación, tener un idioma propio no supone una discriminación para nadie, sino todo lo contrario, porque enriquece. Podemos discutir que el anterior decreto era de mínimos cuando pensábamos que debería haber sido de máximos, pero nunca hubo problemas en las aulas, por lo que no entiendo esta batalla entre gallego sí y gallego no.

T. Villaverde: Eu creo que o debate si está na rúa e que ninguén discute que hai que ter competencia nas dúas linguas e, se pode ser, en tres. Non foi este goberno o que comezou o debate que había na sociedade e que se percibía nos medios de comunicación e que partía do que algúns consideran unha imposición do galego e unha dubidosa legalidade dalgúns puntos do decreto. Hai que buscar acordos para unha convivencia pacífica e que teñamos competencia nas dúas linguas e, podendo ser, en tres.

R. Borrás: El problema no surgió con la Ley de Normalización Lingüística, sino con el decreto de 2007. El debate no es si gallego o castellano, sino si se impone una lengua a los niños, ya que el decreto de 2007 hizo una imposición del gallego en los colegios e impidió la libertad. La realidad es que el 18% del arco parlamentario gallego que representaba el BNG impuso un modelo al resto y que era insatisfactorio porque era impositivo y coactivo, mientras que hasta entonces había tolerancia.

V. Gantes: En los años ochenta no había muchos textos en gallego y por lo tanto había tolerancia en la aplicación de la normativa y yo creo con el decreto de 2007 los profesores actuaron con la misma tolerancia que antes de su publicación. Nunca oí a ninguna familia hablar de que le estuvieran imponiendo el gallego, cuando además en la educación todo viene impuesto, aunque los profesionales tienen la suficiente mano izquierda para inculcar la educación bajo unos parámetros que tiene que marcar la consellería.

B. Folgar: Si no has oído a nadie quejarse, yo te puedo decir que he padecido este problema y que los profesores tenían miedo cuando comenzó la aplicación del decreto, porque cuando he ido a llevar escritos al registro del colegio me decían que ésta era una cuestión peligrosísima. Mi hijo comprende el gallego pero se expresa mejor en castellano y cuando contesta en este idioma la profesora le grita que lo haga en gallego. Y una madre argentina me dijo que en su colegio a los niños pequeños que piden permiso para ir al baño no les contestan si no lo hacen en gallego.

J. M. García: Eu non creo que se poidan dar esas circunstancias dun modo xeral nos centros educativos. En todos os casos, tanto públicos como privados, danse casos de profesores que non cumpren a normativa vixente e para iso está a Inspección, á que antes do decreto do 2007 se lle reclamou que actuara para que fixera cumprir a lexislación e que co novo decreto seguiu sen actuar. En ningún momento hai unha imposición ao alumnado para que se exprese nunha lingua determinada para que poida facer unha cousa. Ademais, paréceme un erro que os pais non acudiran aos centros a protestar por medo a represalias, porque teñen todo o dereito a pedir as explicacións que consideren oportunas e tamén existe unha asociación de pais e un consello escolar para solicitalas. Se os pais non se moven, o problema non é achacable ao centro, senón á propia sociedade.

T. Villaverde: O caso dese neno poder ser illado, pero a Administración ten que evitar que haxa ningún.

J. M. García: Pero para iso haberá que actuar sobre as persoas, non sobre un colectivo.

T. Villaverde: Pero se hai un decreto que permite e que obriga nese senso...

J. M. García: No borrador do novo decreto tampouco se garante que o seu cumprimento vaia ser exhaustivo.

T. Villaverde: O que está publicado son unhas bases ás que todos temos que aportar porque formamos parte da comunidade educativa e despois terá que haber unha orde que concrete eses aspectos e como se pode levar a cabo o decreto. O que non pode haber é ningunha porta aberta para que existan esas excepcionalidades.

J. M. García: Pero iso é como dicir que un profesor non asiste ao seu centro de forma regular e que se toman medidas contra todo o colectivo.

V. Gantes: Yo conozco bien los centros educativos de Galicia y la mayoría de ellos tienen una sola aula por cada curso, por lo que si se puede elegir el idioma para diferentes asignaturas ¿qué se va a hacer con la minoría que elija un idioma diferente al de la mayoría?

T. Villaverde: Os aspectos organizativos desta normativa van saír despois nunha orde, xa que é algo que non ten por que figurar nas bases, que son unha liñas xerais de traballo marcadas pola consulta aos pais e o protagonismo dos centros e os consellos escolares.

V. Gantes: Los padres tenemos derecho a opinar en el Consello Escolar de Galicia y decimos que la Consellería de Educación es quien tiene que decir el idioma en el que se imparten las asignaturas, porque son los técnicos y los movimientos pedagógicos quienes tienen que hablar con la consellería.

T. Villaverde: Os pais elixirán igual ca antes, non cambia case nada. No proxecto lingüístico dos centros de Infantil hai que facer cada ano un estudo sociolingüístico cunha enquisa aos país sobre cal é a súa lingua e a partir de aí estáblecese a lingua vehicular, pero tamén se fará que adquiran a outra porque ten que ser así.

R. Borrás: No cambiará casi nada en Infantil y en el resto de la enseñanza. Yo parto de la base de que el decreto de 2007 es desastroso porque hay que aplicarlo y el conflicto surge cuando los inspectores de Educación dicen que hay que cumplirlo. Es intolerable que se imponga un idioma en la mayor parte de las asignaturas, porque lo del 50% se vendió como marketing. El profesor no tiene libertad para dar una asignatura en castellano a pesar de que se exprese mejor en este idioma.

V. Gantes: En la primera página de las bases para el nuevo decreto se dice que el Estatuto de Autonomía reconoce que todos los gallegos tienen el derecho a conocer y utilizar los dos idiomas oficiales de Galicia.

B. Folgar: Pero es el derecho, no la obligación, estás confundiendo derechos con obligaciones.

V. Gantes: Si estamos hablando de una comunidad autónoma bilingüe, todo el mundo tendrá el derecho y la obligación de conocer las dos lenguas.

J. M. García: Independentemente de que despois vaia haber unha orde, as bases do decreto xa apunta algo do contido desa orde. O feito de trasladarlle aos pais a decisión sobre en que lingua se impartan algunhas asignaturas pode dar lugar a aparición de centros que estean moi desfasados entre eles, aínda estando no mesmo concello ou no mesmo barrio. Creo que non é un acerto que os pais teñan que tomar esta decisión e que hai outras aportacións que poden facer e non as que sempre estiveron reservadas aos profesionais do ensino ou os lexisladores. Hai que ter en conta que os pais dun centro poden decidir que Matemáticas se imparta en galego e Coñecemento do Medio en castelán e que esta decisión vai perdurar catro anos, de forma que os pais dese ano van decidir polos dos catro anos vindeiros.

B. Folgar: Yo no veo problemas en la separación de los niños por aulas porque ya lo están en los colegios públicos en la clase de Religión, ya que en esa hora los niños que cursan la asignatura dejan el aula para dirigirse a otra. Si existe esa opción, ¿qué problema hay para hacerlo con las asignaturas de Matemáticas o Conocimiento del Medio? Cuando uno escoge no se le está segregando, sino que está haciendo uso de la libertad.

T. Villaverde: A segregación non pode facerse por razón da lingua. Con respecto ao currículo escolar, non se van modificar os contidos aínda que se empregue unha lingua diferente nunha asignatura. O obxectivo é que todos os alumnos sexan competentes en galego e en castelán e tentaremos que o sexan en inglés, pero non pretendemos que iso sexa mañá. A Consellería de Educación quere artellar medidas para que o profesorado se forme en idiomas porque é unha carencia importante.

J. M. García: A opinión pública o que está entendendo é que se está ofertando o inglés a cambio do galego. O que se transmite é que o galego non ten utilidade e que o inglés si.

T. Villaverde: Iso non é así, o que se propón é que un terzo do total das asignaturas se impartan en cada unha das tres linguas. Nalgúns centros xa hai seccións bilingües en inglés, e aínda que son poucos, xa é un primeiro paso.

J. M. García: E curiosamente, esas seccións son máis numerosas nos centros privados ca nos públicos. E cal é a formación que teñen en idiomas os profesores dos centros públicos? Ningunha.

T. Villaverde: Por esa razón a administración educativa quere esforzarse e facer que por exemplo se fagan máis longas as estadías no estranxeiro e que se invista en formación e que se valore. A proposta é que haxa trilingüismo e é certo que en moitísimos casos haberá máis do 33% dun idioma porque non haberá posibilidade de que haxa un terzo de inglés, e serán os consellos escolares os que decidan o reparto desas horas, pero buscando sempre o equilibrio.

V. Gantes: Lo único que yo quiero decirle al conselleiro es que el Gobierno gobierne y que diga qué materias deben impartirse en inglés, castellano y gallego.

T. Villaverde: Eu non sei por que se teme a opinión dos país en canto a isto.

R. Borrás: A nuestra federación le parece bien que se aumente el número de horas de gallego y que se introduzca el inglés, pero impartida por un profesor de idiomas, porque no es factible que otras asignaturas se impartan en inglés, ya que por lo general esos profesores no están capacitados para hacerlo. Si a docentes de Historia, por ejemplo, se les obliga a hacerlo, sus alumnos no aprenderán ni Historia ni inglés. Lo que nosotros proponemos es dividir las asignaturas de cada curso en los bloques de troncales y no troncales, de las cuales uno se impartiría en gallego y el otro en castellano, de forma que los padres podrían elegir cuál de ellos prefiere en cada idioma.

V. Gantes: Estoy completamente de acuerdo con lo que dices, pero eso no debe decidirse en los consejos escolares de los centros. Eso lo tiene que hacer el Consello Escolar de Galicia y el Parlamento gallego.

T. Villaverde: Inglés é unha asignatura que xa existe e non se pode modificar o número de horas que ten. O obxectivo é que un terzo das horas se impartan neste idioma e xa hai profesorado formado para dar asignaturas nesta lingua.

R. Borrás: Pero es minoritario, casi testimonial.

T. Villaverde: Xa hai profesores dos que consta que saben inglés, que teñen cursos da Escola de Idiomas, que fixeron estadías no estranxeiro e que se ofrecen a impartir asignaturas nesta lingua. O obxectivo é formar a máis profesorado para que haxa máis asignaturas en inglés ata acadar o terzo, aínda que sabemos que agora en moitos centros non vai poder ser.

R. Borrás: Eso va a ser en el 99%, porque globalmente el profesorado no está preparado para dar clases en inglés.

T. Villaverde: Pero estamos na Europa do século XXI e temos que saber idiomas para ser competitivos. Non nos podemos negar a dar clases en inglés porque non temos profesores. O que temos que facer é formalos para poder facelo.

J. M. García: Nuns centros vai haber Matemáticas en galego e noutros en castelán e o non haberá segregación, pero si traslados do alumnado en función do idioma no que se impartan as asignaturas.

B. Folgar: A mí me parece positivo que la enseñanza no se uniformice y que haya modelos diferentes para que la gente pueda escoger. Me gustaría preguntar por qué es posible la inmersión lingüística al cien por cien en gallego y en castellano no. Galicia Bilingüe es partidaria de que quien quiera estudiar sólo en gallego pueda hacerlo, pero también que pueda hacerse en castellano, porque este modelo existe en el País Vasco y es constitucional. Nosotros también creemos que el inglés es una escapatoria del Gobierno para no cumplir su promesa electoral de que los padres podrían escoger en la matrícula el idioma de la enseñanza de sus hijos.

R. Borrás: Lo que dijo textualmente Feijóo era que se daría libertad a los profesores para que impartiesen las clases en el idioma que quisieran y para que los alumnos comprasen los libros en el idioma que quisieran. También dijo que en el siguiente curso escolar los sobres de matrícula tendrían una casilla para que los padres dijeran en qué idioma quieren las asignaturas troncales.

T. Villaverde: Matemáticas e Coñecemento do Medio é onde poderán elixir e o resto son Lingua Galega, Lengua Española e Inglés.

B. Folgar: Pero sólo podrán elegir una de las dos asignaturas.

T. Villaverde: Pero non estabamos de acordo en que hai que acadar a competencia nas dúas linguas?

R. Borrás: A mí me parece bien que todo el mundo adquiera competencias en las dos, pero no que eso suponga que los padres no tengan capacidad para decidir el idioma de las asignaturas troncales.

T. Villaverde: Pero para chegar ao obxectivo da competencia estamos propoñendo que un terzo do ensino sexa en cada unha das tres linguas, cando antes era a metade entre o galego e o castelán.

R. Borrás: Eso no es cierto, porque en algunos centros se impartía más de la mitad.

T. Villaverde: O anterior decreto dicía que sería alomenos o 50%, o que abría a porta a que fora máis. O noso obxectivo e conseguir a competencia en galego e castelán e mellorar a do inglés dando nesta lingua outras asignaturas porque sabemos que non se fala e este sistema facilitará a expresión dos alumnos neste idioma.

V. Gantes: A mí me importa muy poco lo que dijo Feijóo porque la educación es mucho más importante de lo que se pueda decir en una campaña electoral. Lo que yo quiero es que el Gobierno gobierne. Nosotros queremos el trilingüismo, pero que se implante de forma progresiva desde la Primaria mediante etapas a lo largo de varios años. Y para conseguirlo tenemos el Parlamento y el Consello Escolar de Galicia, que es un órgano consultivo y, aunque su informe no es vinculante, proporciona la referencia del asociacionismo escolar. Además, a los padres no nos corresponde cambiar el idioma del sistema educativo de la comunidad autónoma, sino a toda la sociedad.

J. M. García: O decreto vixente tiña por obxectivo poñer ao alumnado nas mesmas competencias de galego có castelán. O modelo que segue o borrador co inglés é o mesmo, xa que propón utilizalo noutras asignaturas para mellorar o seu coñecemento e comprensión lingüística. Sen facer un diagnóstico e unha avaliación da situación actual, paréceme moi arriscado por parte do Goberno cambiar o modelo lingüístico sobre a base dunhas reclamacións de tipo electoral. Por iso considero que o borrador non ten validez, xa que non hai unha avaliación real da competencia lingüística do alumnado. En absoluto hai equilibrio entre o galego e o castelán, xa que nin co decreto do 2007 se conseguiu que o galego estea nos mesmos niveis có castelán e se non hai posibilidade dun sistema de inmersión en castelán porque non é unha lingua minoritaria.

B. Folgar: Sí es importante lo que dijo Feijóo, porque está en el Gobierno gracias a eso. En Galicia Bilingüe creemos que si un bloque de asignaturas se da en un idioma y otro en otro, los alumnos alcanzan el mismo nivel de competencia en ambos. La Administración no tiene qué decirnos qué porcentaje de idioma tenemos que usar en la educación. No hay ningún país de Europa con más de un idioma oficial en que se diga al ciudadano cuándo y dónde tiene que usarlo y en qué porcentaje. Lo que tiene que hacer la Administración es garantizar el derecho a usar cualquier idioma. ¿Por qué se dedican los esfuerzos a que se hable el gallego en lugar del castellano en lugar de a conseguir que sea posible utilizar el gallego en todos los aspectos de la vida?

T. Villaverde: Vexo contradicións na túa exposición, porque se fomentamos que se fale o galego para que a xente non teña problemas cando pide un documento en galego.

R. Borrás: Estamos en el vagón de cola de la enseñanza Europa según el informe Pisa y si dificultamos el aprendizaje porque alumnos y profesores no pueden expresarse de forma fluida en su lengua materna no mejoraremos la competencia de nuestros alumnos, que es de lo que nos tenemos que preocupar. El debate lingüístico es un debate político y no podemos politizar la educación de nuestros hijos. Lo que tenemos que hacer es preocuparnos de que nuestros hijos salgan lo mejor preparados para competir en un mundo globalizado. El aprendizaje es costoso y lo que hay que preguntarse cómo enseñará mejor un profesor y cómo aprenderá mejor un alumno. Esa y no otra tiene que ser la pregunta fundamental.

T. Villaverde: A resposta fundamental do Goberno é precisamente non levar o debate ao terreo político, senón conseguir a competencia nas dúas linguas oficiais de Galicia.

Galicia en bilingüe, o bilingüismo obligatorio
Nota del Editor 17 Enero 2010

Este recorte de prensa no debería haberlo copiado, pero es un claro ejemplo de lo que es Galicia en bilingüe: si Vd. no habla la lengua regional, queda
excluído automáticamente de este mundo irracional donde mantienen que las lenguas regionales son lenguas propias y el español lengua impropia,
lo mismo que el ciudadano español. Esto es xenofobia, imposición de la lengua regional, incumplimiento de la constitución
pura y dura (no hay deber constitucional ni de conocer las lenguar regionales, ni bilingüismo obligatorio).

Volviendo al borrador
JOSÉ ANTONIO PORTERO MOLINA La Opinión 17 Enero 2010

Y empezando por el principio recordaré que un gobierno puede cambiar un decreto y si, como es el caso, tiene mayoría absoluta, puede hacerlo además con la tranquilidad que da el ser, a mucha distancia, el gobierno del partido más respaldado en las elecciones de hace menos de un año. Este recordatorio no debiera resultar arrogante, es simplemente el reconocimiento del marco en el que caben las críticas razonables al borrador. Las otras, las no razonables, parecen olvidar, de un lado, que el bipartito no gobierna; y de otro, que el modelo educativo lo establece la administración y no los particulares, como establece el modelo sanitario o el fiscal. El borrador, aceptable como propuesta de modelo duradero, no despeja dos incertidumbres que afectan al momento de su aplicación, percepción ésta, creo que con toda lógica, bastante extendida. Nos preguntamos cómo se decide la lengua de aprendizaje en los primeros pasos escolares del niño y cómo se consigue que los docentes impartan sus enseñanzas en inglés. Las dos cuestiones afectan, digo, a la aplicación del modelo y eso, con ser importante, no debe impedirnos reconocer el muy extenso acuerdo sobre su filosofía, que no es otra que la de conseguir ciudadanos a los que ninguna de las tres lenguas les suponga una dificultad insalvable para vivir, entiéndase en el más amplio y normal sentido posible, en condiciones de igualdad con sus semejantes en Galicia, en el resto de España y en el mundo. En Galicia, naturalmente, decidiendo libremente entre las dos oficiales la que prefieren usar, asumiendo, claro, las consecuencias de su elección.

Situar en la aplicación del modelo las incertidumbres y las dificultades y no en la filosofía, nos acerca bastante a la pacificación del asunto siempre que se den algunas condiciones en las que no será difícil coincidir. Hacen falta buena voluntad y paciencia en los docentes y en las familias, porque con ganas de enredar y prisas no hay modelo que pueda implantarse. Que la Xunta facilite los medios que incentiven la capacitación en inglés de los docentes y que actúe con flexibilidad, sin rigores ni amenazas, admitiendo excepciones que puedan mantenerse un tiempo. No tiene por qué costar sangre, sudor y lágrimas. En cuanto a la decisión de la lengua de inicio no me parece que dejarlo a elección de los padres y condicionada por el panorama lingüístico dominante sea lo más acertado. Creo que en los inicios es mejor respetar la elección de cada familia porque, sin entender de estas cosas, intuyo que eso sería menos problemático que la propuesta del borrador. En todo caso considero que lo principal es lo ya dicho sobre la filosofía y la efectiva aplicación del modelo.

Aceptada la primera, la segunda tiene que llegar y no en demasiado tiempo. Hasta el momento, ha habido más ruido que ganas de construir en los partidos de la oposición, en los sindicatos de docentes y en asociaciones e instituciones que discrepan de la filosofía del borrador y están próximas al socio nacionalista del bipartito. Van contra los resultados electorales, ha dicho con agudeza Feijóo. Y no han faltado opiniones políticamente correctas muy señaladas pero poco compartidas por esa mayoría habitualmente silenciosa que, sin embargo, habla luego en las urnas. En medio de todo esto, la anunciada manifestación contra el borrador, repetición de otras con parecido propósito, puede acabar volviéndose contra una lengua que tiene hoy más apoyo público que nunca y que no ampliará el que tiene entre aquella ciudadanía, una gran parte, que la quiere libremente, pero no impuesta.

Lenguas refugio y lenguas puente
Esperanza Guisán La Voz 17 Enero 2010

Hay lenguas refugio, y lenguas puente. A veces por temor al frío y las inclemencias del tiempo nos amparamos al abrigo de una lengua antigua, familiar y acomodada a nuestras necesidades más inmediatas. Pero en el deambular de los años, conforme crecemos y nos hacemos adultos e independientes, nos saltamos las barreras que conservan el espíritu de nuestro lugar de origen para hacernos peregrinos sin retorno de nuestra patria del mundo. Entonces las lenguas puente nos resultan más cómodas que las lenguas refugio y sobre todo mucho más gratificantes. Hablamos la lengua hispana, la lengua inglesa y nuestras palabras resuenan prácticamente en todo el mundo.

Somos hijos de la palabras (word children, emulando el título de la novela Word Child de Iris Murdoch), madres y padres de palabras que pronunciamos con la singularidad de nuestro propio acento, que utilizamos conforme a nuestras especial predilección por unos u otros términos. A mí me gustan missing , miserable , maravilloso , gratificante , gozoso . También lenguas no tan habladas pueden tender algún puente; entonces declaro que non o acredito o reclamo mi liberdade .

Pero la lengua más puente que conozco es la lengua inglesa, que es hermosa y clara, especialmente cuando se habla con la ternura y la pasión de las actrices y los actores británicos. Creo que todas las niñas y niños deberían tener el derecho de salir de sus lenguas refugio y aventurarse por las amplias avenidas que conducen al mundo. Si tienen frío, que regresen a sus lenguas refugio por un rato, pero que retornen de nuevo al útero materno de la madre Tierra, del habitado por todos los humanos del mundo. Que se hagan personas nuevas, con criterios propios, con acento diferenciador pero dentro de un orden lingüístico que hace que todos los acentos posibles sean comprendidos y todos empleemos una lengua común que nos ayude a terminar la tarea de edificar la Babel bíblica orientada hacia el cielo, pero que el Dios de la Biblia despiadadamente decidió boicotear confundiendo las lenguas del animal parlante que somos los humanos.

Anclados los unos a los otros por palabras que antaño en latín, ahora en inglés, nos unen por encima de las barreras indeseables de los particularismos y los provincianismos...

FUE MULTADO TRAS UNA DENUNCIA ANÓNIMA
Un empresario catalán denuncia que es perseguido por rotular en castellano
Antonio Fernández El Confidencial 17 Enero 2010

El empresario catalán Xurde Rocamundi vive desde hace unos días presionado pero tranquilo, a pesar de que, de repente, su negocio inmobiliario se ha puesto en evidencia ante todos sus vecinos de la localidad de Arenys de Mar, al norte de Barcelona. Los carteles aparecidos en su fachada, al estilo de los tristemente célebres dazibaos de la Revolución cultural china, exigen que cambie los rótulos de su empresa y los ponga en catalán. Primero fue la Generalitat: tras una denuncia anónima, el Gobierno catalán decidió abrirle expediente y ponerle una multa de 1.200 euros el pasado 10 de agosto porque los letreros de su empresa no estaban en catalán. Xurde recurrió y el 29 de diciembre le volvieron a comunicar que se ratificaba la sanción. Ahora, tiene un plazo de 30 días para presentar un recurso de alzada. “Es un paso previo, porque estoy dispuesto a ir hasta el máximo nivel e incluso a acudir a los tribunales europeos”, señaló Rocamundi a El Confidencial.

La pasada noche de Reyes, un cartel colgado de la fachada de su empresa le recordaba que si era un buen ciudadano tenía que hablar catalán. “¡Me lo dicen a mí, que llevo 35 años aquí, que hablo catalán con algunos clientes, pero que utilizo normalmente el castellano como mi lengua habitual!”, exclama. Rocamundi sospecha quién le presiona con dazibaos públicos: un grupúsculo local de mocosos radicales “educados bajo un adoctrinamiento que sólo les inculca lo de ‘som una nació’”.

El empresario se queja del acoso a que le someten: “Alucino cuando me llaman inadaptado. Yo no soy nacionalista. Creo en la libertad de cada cual. Que cada uno utilice la lengua que quiera. Yo no exijo que me hablen en castellano. Si me hablan en catalán, pues bien. Pero entre ellos y yo hay una diferencia sustancial: yo lucho por la libertad de ambos, por lo que creo que soy mejor que ellos”. Y la espina que tiene clavada es que todo nació de “una denuncia anónima. No puedo identificar al denunciante. Es como en la época de Hitler con los judíos. Estoy desamparado ante la Administración. A los que no somos nacionalistas nos quieren poner en evidencia y señalarnos como si fuéramos malos ciudadanos o antisociales”.

En su batalla, le ayudan dos asociaciones, que pagan su abogado: Impulso Ciudadano y Asociación por la Tolerancia. Ahora, se ha sumado Unión Progreso y Democracia (UPyD), el partido que lidera Rosa Díez, que ha salido en tromba en su defensa. Un comunicado de este partido acusa al ”nacionalismo catalanista” de ejercer “la violencia de baja intensidad que le caracteriza”. Además, subraya que “el nacionalismo, no conforme con la represión oficial, le colocó unas pancartas ante su establecimiento en un claro intento de estigmatizarlo en su propio pueblo, por parte de los “kale borrocas” de los partidos nacionalistas y mano ejecutora de sus consignas”.

Rocamundi establece sus propios paralelismos: “En el País Vasco, existe una violencia mucho mayor. Allá existe una tormenta nacionalista. Aquí, hay una lluvia fina, que cala más y que va impregnando todo”. Y añade: “Abominan del imperialismo español, pero ellos quieres dominar no sólo Cataluña, sino que incluyen en sus planes a Valencia, Baleares, el sur de Francia y hasta a Aragón. Lo malo es que desde la Generlitat se están subvencionando estas costumbres, porque las organizaciones que las defienden reciben dinero a espuertas”. Y destaca que la sanción que se le impuso está basada “en la ley de 1998, es decir, de cuando gobernaba CiU, pero fue llegar ERC al poder y comenzar a poner multas”. El empresario advierte también que “lo hago porque estoy convencido: no cambiaré mis rótulos porque sé que tengo razón. Y han de saber que si gano en los tribunales, me cargo la ley del 98. Ése es el miedo que tienen, pero iré adelante con todas las consecuencias”.

Condena a tres radicales
El caso coincide en el tiempo con la ratificación de la condena a tres radicales que asaltaron un tenderete de UPyD en Reus (Tarragona), donde el día de Sant Jordi del año pasado, un grupo de personas insultó y amenazó a varios afiliados y simpatizantes de esta organización, asaltando el tenderete donde se encontraban, entre otros, la coordinadora del partido en aquella ciudad, Ángela Diest. Los radicales rompieron los carteles, destrozaron la parada y tiraron los libros expuestos mientras gritaban “Espanyols de merda, putos espanyols, marxeu a la puta Espanya” (“Españoles de mierda, putos españoles, iros a la puta España”), “Si no marxeu d’aquí, us trencarem la cara i us trencarem el xiringuito” (“Si no marcháis de aquí, os romperemos la cara y el chiringuito”) o “No podeu estar aquí en aquesta Diada que és de Catalunya” (“No podéis estar aquí en esta Diada que es de Cataluña”). Incluso le ofrecieron a la dirigente “darle de hostias”, según quedó probado en el juicio. Las investigaciones de los Mossos d’Esquadra permitieron detener a tres radicales: Marc Font, Jaume Font y Marc Cros vinculados a movimientos independentistas, con antecedentes en alborotos anteriores y que regentaban otro chiringuito independentista en la misma plaza.

Los acusados, según UPyD, tuvieron el respaldo de dirigentes de Reagrupament Independentista, el partido creado por el ex consejero de gobernación Joan Carretero, escindido de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Un juzgado de Reus condenó el pasado 22 de octubre a los tres jóvenes a pagar una multa de 240 euros cada uno por amenazas e injurias. Tras el fallo, interpusieron recurso, pero esta misma semana los tribunales volvieron a ratificar la primera sentencia.

El coordinador de UPyD en Cataluña, Ángel Hernández, señaló a este diario que “no podemos quedarnos de brazos cruzados cuando se ejerce violencia quebrantando los principios elementales de la libertad”. Por eso, reclama que “todos los partidos” denuncien hechos similares “con claridad y contundencia”. Casos como éste, sin embargo, son aislados y se reproducen muy de vez en cuando.

Recortes de Prensa   Página Inicial