AGLI

Recortes de Prensa    Martes 19 Enero  2010

 

Decálogo para una reforma
César Vidal Libertad Digital 19 Enero 2010

Hace apenas unas horas, el actual factotum del PNV, Iñigo Urkullu se ha descolgado con la afirmación tajante de que el actual sistema autonómico ha quebrado. Atribuye Urkullu esa situación, de manera fundamental, al rechazo del plan Ibarreche y al nuevo estatuto catalán y propone como medida para salir del atolladero una segunda transición.

Sin que sirva de precedente, creo que no hay poco de verdad en las afirmaciones de Urkullu. Efectivamente, la acción de los nacionalistas vascos y de los nacionalistas y socialistas catalanes se ha traducido en una quiebra, difícil de negar, del modelo constitucional, modelo, dicho sea de paso, que adoptó el contenido autonómico precisamente para contentar a los nacionalistas; efectivamente, en esa quiebra han sido esenciales el plan Ibarreche y el nuevo estatuto catalán y, efectivamente, esa quiebra exige, como también indica Urkullu, un pacto que podría denominarse nueva Transición. Sin embargo – y aquí temo discrepar con el peneuvista –ese nuevo marco no puede reforzar las desigualdades en favor de los privilegios más que abusivos conseguidos por los nacionalistas ni reducir todavía más el papel del estado que se ha visto reducido a una realidad residual que apenas puede hacer más que ridiculeces como el Plan E. Si, por el contrario, lo que deseamos consolidar es un modelo nacional y democrático al servicio no de los privilegios de unos cuantos sino de ciudadanos libres e iguales deberíamos asumir un decálogo de reforma similar al siguiente:

1. Suprimir tratos de favor fiscal como los conciertos vasco y navarro, tributando por el mismo sistema todas las regiones españolas.

2. Suprimir el trato de favor de carácter legal a cualquier sector de la población sea cual sea incluyendo lobbies y subvencionados al servicio del poder político.

3. Devolver competencias al poder central en áreas como, por ejemplo, la enseñanza, consagrándose el principio de que los padres podrán educar a sus hijos en cualquier parte de España en la lengua oficial de todos los españoles.

4. Situar el presupuesto en poder del gobierno nacional en no menos del setenta por ciento de su cuantía de tal manera que pueda hacer frente a los desafíos con que se enfrenta la nación y que se dificulte el empleo del dinero del contribuyente en beneficio de las oligarquías locales.

5. Reformar el sistema electoral mediante listas abiertas que obliguen a responder a los candidatos ante el pueblo y no ante las cúpulas de los partidos.

6. Reformar el sistema electoral mediante listas únicas de carácter nacional que otorguen a los partidos una representación proporcional a sus votos.

7. Separación real de poderes con respeto escrupulosos a la independencia del poder judicial.

8. Liberalización de los medios de comunicación mediante la supresión de la intervención del poder político en su concesión y actuación.

9. Limitación del endeudamiento nacional y de otras magnitudes macroeconómicas a lo establecido en los criterios de la UE y

10. Separación real de iglesia y estado impidiendo a éste la regulación e intromisión en asuntos relacionados con las confesiones religiosas.

La asunción de un decálogo como éste permitiría anteponer la libertad y de la igualdad de los ciudadanos a los privilegios y, de esa manera, el sistema aún podría salvarse. De lo contrario, si continuamos con uno que hasta los nacionalistas ven ya quebrado, sólo queda esperar a que tenga lugar su extinción final.

Tuve ocasión de ver la entrevista que Carlos Dávila le hizo a Federico para su programa de Intereconomía. Carlos Dávila es un extraordinario periodista – seguramente por eso la vicepresidenta, que algunos consideran una católica ejemplar, está por la labor de empapelarlo – y sabe sacar en sus entrevistas lo mejor del personaje invitado. Decía al final que los espectadores habían visto a Federico “en estado puro” y tenía razón. Federico estuvo agudo, incisivo, ocurrente, acertado y divertido por el orden que se quiera. Señaló como este sistema está muerto – lo está – y como, tal y como ha sucedido muchas veces en la Historia de España, pueden tardar en enterrarlo años. Tiene razón. Con Alfonso XIII, el sistema estuvo muerto casi tres décadas y, de repente, una mañana había llegado la Segunda república.

Con todo, quizá podría salvarse, pero no será sin una reforma política que asuma, como mínimo, los aspectos señalados arriba. De lo contrario, seguirá deshojándose hasta que no quede nada.

Y mientras tanto nos quedan cosas con las que disfrutar, sin duda. Ando yo ahora sumergido en el estudio de la Biblia de Ginebra, una traducción difícil de superar que los puritanos ingleses realizaron a mediados del s. XVI y que es precisamente la que Shakespeare cita centenares de veces en sus obras. En otras palabras, ¿Shakespeare pudo ser un puritano oculto? Si no lo fue, mal se entiende la utilización de un texto que no era el oficial.

Añadan también la exposición de expresionistas que ha llegado del Museo d´Orsay – uno de mis preferidos – a Madrid.

Y, por supuesto, el teatro. Ayer tuve ocasión de ver a cuatro excelentes actrices en el teatro la Grada de Madrid en Conversaciones en la oscuridad. El texto es difícil y no apto para el gran público. Las actrices se la juegan con una obra a pecho descubierto y sin embargo… sin embargo, están sensacionales. Dado que la función es dura, durísima habría que equilibrarla con Vamos a contar mentiras de Alfonso Paso que se acaba de estrenar en Madrid y que da motivos para reírse a mandíbula batiente toda una vida. Ya contaré más en otra ocasión porque la situación, en general, está para pocas carcajadas.

Condena a Franco y estupidez / Un programa positivo

Pío Moa Libertad Digital 19 Enero 2010

Insiste alguno en criticar el hecho de que yo no condene al franquismo. "Franco libró a España de un proceso revolucionario, lo libró de entrar en la guerra mundial, venció al maquis que intentaba revivir la guerra civil, desafió y venció el aislamiento internacional, no tuvo oposición democrática, con él vivió España el período más próspero de su historia y quedaron olvidados los odios de la guerra civil. Condenarlo es toda una exhibición de estupidez y mala fe a partes iguales. Y hay que ver a los condenadores: los colaboradores del terrorismo, los elementos más corruptos del país, los separatistas que atacan los derechos de las personas, los que quieren sepultar a Montesquieu y lo están haciendo... En el antifranquismo coinciden Zapo, De Juana Chaos, Montilla, Chaves, Pujol, Ibarreche, Garzón, el héroe de Paracuellos, a su modo también Rajoy, los de Gürtel... ¿Son esos sus guías? Permítame que le recomiende Franco para antifranquistas o La democracia ahogada. Tal vez ahí encuentre usted argumentos algo mejores que los de esos cleptócratas y asimilados".

En realidad, toda esa gente, los forjadores de la cultura de la triple corrupción, intelectual, económica y sexual, o, si se prefieren términos más populares, de la trola, el choriceo y el puterío, utilizan su antifranquismo, casi siempre de salón, como un detergente. Sí, cometen mil desmanes, pero todos quedan lavados porque ellos son ¡antifranquistas!, ¡demócratas!, aunque resulten una plaga para la democracia. En realidad, su antifranquismo no es una excusa, sino una clave de sus demás fechorías. Uno lo entiende en las izquierdas y los separatistas, porque en España siempre han sido lo mismo y los Besteiro casos muy excepcionales. Pero en la derecha, el antifranquismo añade un plus de miseria moral. El PP ha degenerado en un club de tiorrillos y cabareteras aficionadas.

Cuando decimos que el franquismo es, por muchas razones, un régimen irrepetible, y absurdo, por tanto, declararse franquista, no queremos decir que no se pueda aprovechar una gran parte de su legado. Básicamente, sus elevados índices de salud social, de prosperidad económica, de independencia y unidad nacional, no tienen por qué ser incompatibles con la democracia. Al contrario, una democracia muy superior en principio a la de la república, ha sido la consecuencia lógica del franquismo. Quienes la están hundiendo no son, precisamente, demócratas. Antifranquismo y antidemocracia van juntos, y no es ninguna paradoja.

-------------------
**** En su blog, César Vidal propone diez puntos para una reforma política. Es una cuestión a estudiar. La crítica que constantemente hacemos a la cleptocracia actual lleva implícita la alternativa. Pero esta es algo distinto de la crítica, y debe ser explicitada con claridad en cada uno de sus puntos.

**** Obviamente, si damos por desplazado al español frente al inglés (no es un problema de los anglosajones, que defienden lógicamente lo suyo, sino de quienes aquí contribuyen a ello con entusiasmo), no hay ninguna razón para oponerse a lo que hacen los separatistas en las respectivas regiones. Mejor, incluso, ayudarles. Después de todo, el gallego, el vascuence y el catalán son idiomas españoles.

**** Se plantea un problema general en relación con la cultura española, en vías de acelerada de satelización a la anglosajona, ¡y salen algunos oponiendo que a ellos les gustaría saber más inglés... como si el problema fuera el de sus asuntos personales! El nivel de la discusión, salvo excepciones, es penosísimo en España.

ETA matiza su lenguaje
Lorenzo Contreras Estrella Digital 19 Enero 2010

ETA ha vuelto a lanzar un comunicado, más o menos en la línea de otros anteriores relativamente recientes, y, como viene siendo habitual, mezcla la amenaza de violencia con apelaciones a procedimientos democráticos para la "superación del conflicto político". Los sucesivos gobiernos de España, en sus contactos o negociaciones con la banda, siempre han planteado como condición fundamental para la pacificación (sin concretar en qué términos) el cese de la violencia y la entrega o abandono de las armas. Ahora, en este nuevo comunicado, ETA vuelve la oración por pasiva y dice que "la intervención y la violencia del Estado deben cesar".

La organización terrorista admite que, "más que resistir a la represión, nuestra fuerza radica en la lucha política". Y, refiriéndose al "enemigo", sostiene que "el proceso democrático no es la mejor opción, sino que es la única".

Es como aceptar a su modo que se ha quedado sin salida violenta, que la realidad le ha cerrado los caminos tradicionales y que el bloqueo de la situación no ofrece otro remedio que dinamizar a la izquierda abertzale, reconociendo su pluralidad, según se comprobó en la reciente asamblea de Alsasua, y convirtiéndola en "el eje de la lucha a desarrollar en adelante", sobre la base de su unidad. Esto parece significar que a la banda le ha perjudicado y le sigue dañando la ofensiva con que "el enemigo" (¿el del Estado o el de dentro de su propia organización?) trata de poner de relieve las divisiones internas, "con mentiras, filtraciones y supuestos disidentes".

O sea, que con el mito de que la unidad existe viene a lamentar indirectamente que no exista en sus filas o en su entorno, como han demostrado sus propias depuraciones internas y la confesión de la necesidad de que la unidad se produzca. ETA saca a relucir la doctrina Argala, expresada horas antes de su muerte en 1978, en Angelu (Francia), según ETA en una acción de guerra sucia. Para 'Argala', nombre de guerra de José Miguel Bañarán, ni ETA ni ningún partido dará "la libertad" a la llamada Euskal Herria, sino "el pueblo". Es decir, el movimiento abertzale cuyas fisuras intenta ahora taponar la banda terrorista. Claro que ETA ya no tiene a 'Argala' y que determinados nombres, catalogados siempre como "históricos", han ido desfilando hacia la cárcel. El cruel Urrusolo, entre otros y otras, desertó entre rejas pensando en el mañana, pero la organización mantiene como miembro distinguido, seguramente como actual cabeza rectora, a 'Josu Ternera', cuyos pasos tal vez no se sigan con el celo adecuado porque interese al propio Gobierno mantenerlo en paradero desconocido.

Sería temerario abonarse a la hipótesis de que ETA carece totalmente de respuesta si se le obstruyen los caminos. El certificado de defunción de la banda está por escribir. Otra cosa es que el enfermo se encuentre en situación crítica. Siempre le quedará la metralleta debajo de la almohada.

En diciembre del año pasado, Jesús Eguiguren, presidente del PSE y negociador socialista durante los contactos anteriores con ETA, llegó a conceder valor a los movimientos de la izquierda abertzale y a señalar en este sentido la "sinceridad" de las iniciativas filoetarras plasmadas en Alsasua. Poco después, el propio Eguiguren insistió en este aparente convencimiento. Lo importante -dijo- es si existe por parte de ETA voluntad de iniciar una nueva etapa política. Su autorrespuesta fue literalmente ésta: "Creo que esa voluntad la tienen".

A Rubalcaba parece que le interesó lanzar una llamada de alarma cuando anunció o atribuyó a ETA preparativos de atentado. Y añadía que éste sería "una acción espectacular". A la opinión independiente le queda el recurso de no creer en la sinceridad de nadie, empezando por no atribuirla al Gobierno. Menos, claro está, a ETA. Es posible que lo único espectacular pueda llegar a ser la artimaña que el zapaterismo emplee para despejar las sombras que en tantos y tantos asuntos perjudican su reelección. ETA pacificada a buen precio puede ser una excelente baza.

Cómo luchar contra el poder abusivo, la "casta" política y el mal gobierno
Francisco Rubiales Periodista Digital 19 Enero 2010

Un contertulio de Voto en Blanco me retó hace días a que escribiera sobre ¿Que alternativas y acciones cívicas puede desarrollar un ciudadano libre y demócrata frente al sistema que nos subyuga?

Es la gran pregunta que abruma a miles de demócratas españoles que, indignados ante el mal gobierno, contemplan importente cómo el país es conducido hacia el fracaso por un gobierno inepto y por una clase política que ha abrazado la corrupción, se ha aferrado a sus privilegios y ha traicionado la democracia.

Este artículo encierra la ambición de demostrar, nada menos, que el ciudadano cuenta todavía con armas y recursos que pueden cambiar el mundo y llevarle hasta la victoria.

Frente a una casta política blindada que se ha apoderado del Estado, que antepone sus propios intereses al bien común y que ha conseguido sacudirse todo control democrático, al ciudadano le quedan pocos recursos, pero todavía posee tres armas de un valor inmenso, con las cuales, aunque parezca imposible, puede derrotar a ese poder político de impresionante fuerza, dueño de la policía, del ejército, de los servicios secretos, de las leyes y del dinero de todos.

Esas armas cívicas capaces de derrotar al poder son el debate, la crítica y el boicot.

El debate es una de las actividades superiores del ser inteligente. Consiste en buscar la verdad junto a otras personas, aportando ideas y argumentos. El debate, cuando es cívico y lúcido, ayuda a descubrir la verdad, fortalece la mente y afirma las convicciones y criterios. Es un raro y valioso recurso de libertad que nos blinda frente al engaño del poder. Quien practica el debate, difícilmente será engañado y manipulado.

La crítica, cuando es inteligente e imaginativa, es demoledora. No hay gobierno ni partido, ni sistema que resista una buena dosis de crítica argumentada que ponga de relieve sus carencias, errores y daños. Criticar significa desposeer de prestigio a quien no lo merece, difundir las ideas democráticas por los cuatro vientos, aprovechando las nuevas tecnologías y espacios libres, como Internet, a disposición del ciudadano. La crítica inteligente y los argumentos destruyeron uno de los poderes más sólidos del siglo XX, el de Mohamed Reza Palhevi, en Irán. Combinada con el debate y con la conversación cívica, la crítica es de una eficacia sobrecogedora. Es probable que la crítica inteligente y justa haya sido la principal causante de que los políticos aparezcan ya en las encuestas como el tercer gran problema de España. Hay que conseguir que sean elevados hasta el primer puesto, que es el que justamente merecen, pues son ellos los culpables del desempleo (primer problema) y del deterioro de la economía (segundo problema).

El boicot es un arma revolucionaria y democrática al servicio del ciudadano, que puede ejercerla en cada instante, cuando compra, cuando lee, cuando conecta la radio y la televisión, cuando consume, cuando otorga su respeto y cariño... Para un auténtico demócrata, el boicot no es una opción, sino un deber. Debe boicotear a los malos políticos para despojarlos del prestigio social que no merecen, a los medios de comunicación que se someten al poder y que, a cambio de publicidad, concesiones y filtraciones, difunden la verdad del poder, que es distinta a la verdad auténtica y limpia. Debe boicotear a los empresarios y empresas que sostienen al poder antidemocrático, a los intelectuales que difunden propaganda en lugar de cultura y verdad, a los nacionalistas que odian la nación y dinamitan la convivencia, a las empresas y productos que los financian, a los que viven del odio y los esparcen como semilla maliciosa.

La sociedad civil está postrada y casi en estado de coma, pero si utiliza sus propios recursos resucitará casi milagrosamente porque la lucha genera energía y fuerzas increíbles. Una sociedad civil decidida a no soportar más el expolio, la corrupción y el mal gobierno es una terrible arma de destrucción tan masiva como pacífica y limpia.

Boicot y crítica también en sentido inverso, apoyando a los demócratas, difundiendo las ideas positivas, ensalzando los valores, exigiendo limpieza, entregando nuestro dinero y nuestro amor a las buenas causas...

Debemos ser conscientes de que el esfuerzo para convencer a la sociedad que nuestro mundo puede ser mejor que la pocilga en la que nos movemos, que la democracia hay que hacerla cada día, con mucho trabajo y sacrificio, será inmenso, casi eterno, pero merece la pena.

Prepararse para ese combate definitivo, en el que la inteligencia y la razón se enfrentarán a la fuerza y al abuso, es ya una ineludible obligación democrática: conciencia de que la lectura y el debate refuerzan la inteligencia y la libertad; seguridad de que el comportamiento ejemplar de los demócratas debe ser el contrapunto de la mezquindad de los corruptos y de los ilegítimos; fe en que el bien, tarde o temprano, termina siempre por derrotar al mal.

Empecemos por una acción concreta: inundemos La Moncloa con mensajes de rechazo a Zapatero. Pulsa aquí para hacerlo.

Voto en Blanco

ROSA DÍEZ, SOBRE EL ESTATUTO CATALÁN
"Si el TC no rechaza la bilateralidad, el país se nos va por las tragaderas"
Rosa Díez ha pedido al Tribunal Constitucional que emita una sentencia sobre el Estatuto "cuanto antes" ya que "lo obvio se ha convertido en lo revolucionario". Advierte la líder de UPyD que si el TC acepta la cuestión de la bilateralidad "el país se nos va por la tragaderas".
Europa Press Libertad Digital 19 Enero 2010

La líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha reclamado al Tribunal Constitucional que su sentencia sobre el Estatuto "no sea interpretativa" y, en concreto, que aclare la cuestión de la bilateralidad con el Estado, ya que en caso contrario "el país se nos va por las tragaderas".

Durante un desayuno informativo con periodistas, Díez reconoció que lo primero que hay que reclamar al alto tribunal es que emita una sentencia "cuanto antes". "Lo obvio se ha convertido en lo revolucionario", reconoció antes de apuntar que el siguiente paso es que esa sentencia sea "respetada por todos".

A su juicio, es particularmente importante que sea acatada por las instituciones, y en concreto apuntó al presidente de la Generalidad de Cataluña, José Montilla. "Por Montilla y los suyos", apostilló. En este punto, recordó lo sucedido en el País Vasco cuando gobernaba el PNV, con la máxima de "se acata pero no se cumple", y manifestó su deseo de que esta actitud no sea imitada en Cataluña.

"Me gustaría una sentencia clara y no interpretativa, porque eso sería terrible de cara al futuro -argumentó-. También me gustaría que salga cuanto antes y que todo el mundo la cumpla". Según reconoció, el recurso presentado por el Defensor del Pueblo es "muy bueno".

Para la líder de UPyD la clave del Estatuto catalán es el modelo bilateral de relación con el Estado, a partir de lo cual todo lo demás son "detalles". "Este modelo establece un sistema confederal que no es el fijado por la Constitución. Si eso no queda claro, el país se nos va por las tragaderas", advirtió tras señalar que no es un modelo que se pueda "extender" al resto de España.

Según Rosa Díez, la solución al conflicto que está generando el retraso de la sentencia la ofrece el recurso previo de inconstitucionalidad a los estatutos de autonomía, lo que podría evitar "los hechos consumados". UPyD ya presentó esta iniciativa en el Congreso en mayo de 2008.

En este contexto también repasó la situación en la que el partido llega a las próximas elecciones autonómicas en Cataluña y, aunque reconoció que la comunidad presenta un panorama "muy complicado", se mostró convencida de que "hay posibilidades" y argumentó que "no es más difícil que en el País Vasco", donde la formación consiguió un diputado en los comicios del pasado año.

La relaciones con Albert Rivera
Rosa Díez aseguró que UPyD ya está trabajando en Cataluña para trasladar su mensaje a los ciudadanos y rechazó que la caída de Ciudadanos pueda beneficiarle, ya que deja a muchos votantes "desencantados" y "desanimados" que optarán por la abstención en vez de elegir a una nueva formación.

Para ella, la clave para entrar en el Parlamento autonómico será que los ciudadanos adviertan lo "determinante" que puede resultar allí su presencia, y para ello pondrán como ejemplo su actuación tanto en el Congreso como en el País Vasco.

Respecto al candidato, explicó que el partido está ahora en proceso de elecciones de sus órganos territoriales y después se crearán los comités locales, tras lo que ya podrá abrirse el proceso de primarias. En Cataluña, su expectativa es que la elección pueda realizarse en los meses de mayo o junio.

En este punto no quiso referirse en concreto a Antonio Robles, quien se afilió a UPyD tras su paso por Ciudadanos y que ya señaló la posibilidad de presentarse como candidato. Según apuntó Díez, Robles deberá superar el proceso de primarias si quiere optar a ser candidato, "como cualquier otro afiliado", y después "si gana jugará".

Plantea repartir su contenido en Primaria y pactar la asignatura en Secundaria
El PP ya no exige al Gobierno que elimine Educación para la Ciudadanía
La dirección popular presentó ayer su oferta al Gobierno para mejorar la «calidad y la formación».
18 Enero 10 - Madrid - C. Morodo La Razón 19 Enero 2010

El «cambio profundo» en el sistema educativo que propugna el PP implica garantizar por ley el derecho a estudiar en castellano en toda España y reformar los contenidos y el modelo de evaluación para mejorar los conocimientos de los alumnos. En resumen, una educación de carácter nacional, con un tronco común en todas las comunidades y que sirva de elemento vertebrador; y una educación de calidad y en igualdad.

Ayer presentó el documento que quiere que sea la base del acuerdo que negocia con el ministro Ángel Gabilondo. Y lo hizo con pirotecnia y derroche de medios: un acto en el Parador de Toledo en el que Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal «actuaron» ante un selecto auditorio en el que estaban los ex ministros de Educación de la etapa de Aznar –Esperanza Aguirre, Pilar del Castillo y el propio Rajoy–, los portavoces parlamentarios, diputados y senadores, y sindicatos y las asociaciones de padres.

El PP quiere que sólo se pueda pasar de curso con dos suspensos si hay un informe favorable del centro, que se reduzca un año la ESO y se amplíe en otro año el Bachillerato, y, además, defiende que se refuerce en su contenido y en la exigencia en el aprendizaje. Seguiría en vigor la enseñanza obligatoria hasta los 16 años, pero los alumnos de 15 que no opten por el Bachillerato tendrían que cursar un año de Formación Profesional. El modelo se sustenta, asimismo, en un plan de actuaciones para potenciar el aprendizaje en inglés desde los tres años, impulsar la libertad de enseñanza, reforzar la autoridad del profesor, incrementar la igualdad de oportunidades modernizando el sistema de becas y prestigiar la formación profesional.

De su propuesta, uno de los puntos que más va a dar que hablar es la renuncia, pese a haber sido uno de sus compromisos electorales, a eliminar la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía. Este cambio de posición se justifica en la disposición al consenso, pero el consenso no le ha llevado, sin embargo, a modificar sus planteamientos sobre el modelo troncal común y sobre el castellano. En lugar de plantear la supresión de una asignatura ante la que se rebelaron incluso algunas de sus comunidades, los populares hablan ahora de un cambio en su «configuración y contenidos».

En Educación Primaria, la alternativa es que se oriente a una formación cívica transversal en la que los contenidos se repartan en todo el currículum. Y en Secundaria, que se elaboren nuevos contenidos que «deben ser acordados íntegramente» y que se refieran a los valores constitucionales, como determinó el Tribunal Supremo en la sentencia en la que negó la objeción de conciencia.

El PP propugna que se refuerce Filosofía según su configuración clásica, por su alto nivel formativo. Rajoy pidió ayer al presidente del Gobierno que no interfiera en la negociación con una «persona seria» como el ministro Gabilondo, para que no frustre la posibilidad de un acuerdo. Y De Cospedal abogó por una reforma urgente que resuelva el problema del altísimo fracaso escolar.

Crece el movimiento en defensa de la libertad lingüística extendiéndose ahora a las comunidades monolingües
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 19 Enero 2010

“El levantamiento de fronteras lingüísticas es un problema que nos afecta a todos y no solo a los habitantes de las comunidades con dos lenguas oficiales.”

La Asociación Nacional por la Libertad Lingüística se ha presentado el martes día 12 en Madrid como “una respuesta cívica frente a quienes a través de la imposición y la persecución impiden a miles de personas en España expresarse, educarse, o simplemente desarrollar su vida en la lengua oficial del Estado”.

Su presidente, Pablo Yáñez, y su secretario, José Vicente Fernández, han manifestado su reconocimiento a las entidades cívicas que durante años “han peleado solos, por los derechos de todos” en las comunidades autónomas con dos lenguas cooficiales. “Son para nosotros ejemplos de dignidad que debemos seguir”, han señalado.

El objetivo de la ANLL es denunciar las imposiciones que los nacionalismos instalados en diferentes gobiernos autonómicos han ejercido contra las libertades individuales, especialmente en el terreno lingüístico, para “construir su modelo social homogéneo liberticida y excluyente”.

Pablo Yáñez, presidente de la recién creada Asociación Nacional por la Libertad Lingüística (ANLL), ha hablado con LA VOZ DE BARCELONA para explicar el porqué de una entidad de este tipo más allá de las comunidades con dos lenguas oficiales y de las zonas de influencia nacionalista.

El núcleo promotor de la ANLL lo constituyen unas quince personas, pero en poco más de un mes de vida cuenta con unos setenta asociados en 17 provincias diferentes y con decenas de solicitudes tramitándose.

Estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid, Pablo Yáñez responde a las preguntas sin vacilar. El motivo por el que crear una asociación por la libertad lingüística en Madrid es contundente: “Cuando te pones a analizar, por ejemplo, el hecho de imponer el catalán como un requisito para acceder a un puesto en las Baleares, no es un problema solo de las Baleares, sino que afecta al enfermero de Burgos o de Cáceres que no puede acceder a un puesto de trabajo en una región de su país cuando la Constitución les reconoce un derecho a la libre circulación, a la libre elección del puesto de trabajo”.

“Hasta ahora se ha cubierto ese espacio de reivindicación cívica de la libertad lingüística en determinados territorios a través de asociaciones que vienen trabajando muy valientemente -porque lo complicado es defenderlo aquí, en Galicia o en el País Vasco- pero hay que asumir que este problema es nacional”, añade.

El objetivo de la ANLL “es concienciar a la sociedad nacional en su conjunto de que el levantamiento de fronteras lingüísticas es un problema que nos afecta a todos”, y no solo a los habitantes de las comunidades con dos lenguas oficiales.

Yáñez, militante de Ciudadanos -formación que ha hecho público su apoyo a esta iniciativa-, insiste en que la asociación es independiente y que “no ha nacido para ser el altavoz de ningún partido político”, y asegura que “hay pocos medios de comunicación que tengan una concienciación real de que son ellos los instrumentos a través de los que se pueden denunciar situaciones de imposición lingüística”, pero también reconoce que “la mayoría de los que lo hacen, han respondido a nuestro llamamiento”.

Toma de contacto directa con el ciudadano y traslado del mensaje a los medios de comunicación, será la fórmula para conseguir su objetivo, todo ello aderezado con la frescura y la juventud de muchos de sus miembros.

“Quien crea que hemos venido a hacer una defensa férrea del castellano como lengua única y únicamente oficial del Estado, se está equivocando, porque lo esencial es que el ciudadano pueda elegir la lengua en la que educa a sus hijos, en la que se comunica con la administración, en la que rotula su negocio, en la que vive, en la que desarrolla su vida. Y cualquier método de imposición lingüística es incompatible con eso”, subraya.

Según el presidente de la ANLL, “hemos pasado de un modelo en el que se financiaba o incentivaba a los comerciantes para que rotularan en catalán, a un modelo en el que ya no es el incentivo, es la amenaza, es la coacción, es la multa”. [...] “Es injustificable que se multe a un ciudadano español por rotular su negocio en la lengua oficial del Estado”.

Reitera que “intentar crear un sistema normativo de espaldas a la realidad social de Cataluña, donde el 50% de los ciudadanos se expresan en catalán y el otro 50% en castellano, es tristísimo”.

En relación a los recursos públicos empleados por muchos gobiernos nacionalistas en cuestiones lingüísticas, Yáñez señala que “cuando necesitamos inyectar dinero público para la utilización de una lengua, no para no perderla -que en ese caso, se podría entender- sino para elevarla al nivel de otra, estamos hablando de un proceso ridículo e irracional”.

Le recordamos que los defensores de la inmersión lingüística obligatoria en las escuelas públicas de Cataluña argumentan que se hace por el bien de los alumnos, pero él lo rechaza: “Me niego a aceptar que la administración pueda justificar cualquier tipo de imposición en nombre del bien futuro del ciudadano. Hablemos del presente, y el presente, en este caso, es una imposición, una situación de no libertad. No me hables de una libertad futura porque entonces estamos defendiendo que el fin justifica los medios”.

Aunque esperan continuar recogiendo apoyos desde todos los rincones de España, han agradecido las muestras de apoyo ya recibidas por parte de entidades como la Mesa por la Libertad Lingüística de Galicia, la Federación de Asociaciones Culturales de Aragón (FACAO), la Plataforma contra el requisito del catalán en la Sanidad Balear, la Fundación DENAES, Galicia Bilingüe, el Círculo Balear, Impulso Ciudadano o Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía.

Solo tiene palabras de agradecimiento y de reconocimiento para las asociaciones cívicas en defensa de la libertad lingüística que “durante tantos años hemos dejado solas defendiendo el problema de todos“. Entidades que, nos recuerda, se han puesto en contacto con la ANLL para darles la bienvenida y trasladarles su apoyo.

http://www.vozbcn.com/2010/01/12/9489/asociacion-nacional-libertad-linguistica/
http://www.vozbcn.com/2010/01/17/9530/yanez-levantamiento-fronteras-linguisticas/

El Gobierno balear reafirma la discriminación lingüística en el caso de Olav Boned
La Consejería de Educación afirma que el alumnado debe respetar el proyecto del centro
 LVL 19 Enero 2010

Ibiza.- Ocho meses después de que los padres de Olav Boned, un niño ibicenco de 11 años, solicitaran que su hijo se examinara en castellano, el Gobierno balear les ha respondido que a pesar de la dislexia del niño, deberá seguir examinándose únicamente en catalán. La Consejería de Educación se ha apoyado en que “la ley no reconoce su libertad de elección” y recuerda que el aprendizaje en catalán “implica el uso oral y escrito de esta lengua”. Círculo Balear y la Asociación Nacional por la Libertad Lingüística han emitido sendos comunicados en los que han denunciado la decisión del Gobierno del socialista Francesc Antich.

La Consejería de Educación, dirigida por Tomeu Llinàs, recuerda que es el proyecto lingüístico del centro, decidido por el consejo escolar, el que tiene la voz cantante. “Le informamos de que el alumnado debe realizar las actividades escolares en la lengua indicada por el profesorado de acuerdo con el proyecto lingüístico del centro”.

Ante esta respuesta, el padre de Olav, Vicente Boned, ha manifestado que le parece “una locura”. “Deja todo a expensas del grado de catalanismo de cada profesor”, añade. Actualmente el niño estudia en otro centro, por lo que, dada “la lentitud e ineficacia del sistema”, la familia no recurrirá a instancias judiciales.

La asociación cívica Círculo Balear ha denunciado públicamente que el Gobierno balear reafirma de esta forma la discriminación lingüística que sufrió Olav Boned. “Ante la prohibición expresa que la dirección del centro Cervantes de San Antonio de Portmany, en Ibiza, impuso a Olav Boned al solicitar examinarse en español, asesoramos jurídicamente a la familia Boned ante lo que sin duda suponía una clara vulneración de los derechos lingüísticos individuales”, manifiesta Jorge Campos, presidente del colectivo.

Campos afirma que se presentaron los oportunos escritos alegando jurídicamente el derecho a la libre elección de lengua. Sin embargo “la reacción de la ya dimitida consejera de Educación, Bárbara Galmés, fue mentir abiertamente al negar dicha discriminación e incluso negando en sede parlamentaria la enfermedad del niño”, añade Campos.

“El colofón al cúmulo de falsedades, mentiras, y atropellos lingüísticos que utilizó el Gobierno balear contra la familia Boned y contra el Círculo Balear ha finalizado con la respuesta oficial de la Consejería de Educación”, explica Jorge Campos. El presidente de Círculo Balear añadió que en dicho documento la Consejería se reafirma en la decisión inicial y prohíbe examinarse en español basándose en cuatro decretos y una orden que desarrollan la Ley de Normalización Lingüística. “Ésta impide no sólo poder escolarizar a un niño en la lengua oficial del Estado, sino incluso examinarse en ella”.

“Llama la atención que la respuesta del Gobierno balear esté fechada el 9 de Julio, habiéndose denunciado los hechos en Abril, y no entregándose esta respuesta hasta el pasado mes de diciembre al señor Vicente Boned, padre del niño”, denuncia Campos.

“Desde Círculo Balear queremos denunciar que esta discriminación sufrida por Olav Boned se repite con frecuencia en el resto de colegios públicos y concertados de Baleares gracias a una normativa lingüística que acaba, de hecho, con la libertad de elección de lengua, imponiendo el catalán en todos los ámbitos”, manifiesta el presidente de la asociación.

“Esta normativa permite que gobiernos en manos de partidos nacionalistas adopten políticas lingüísticas claramente discriminatorias, cuyo objetivo en el ámbito educativo ya no es la calidad educativa ni la formación que puedan recibir los niños, sino la imposición del catalán y el adoctrinamiento nacionalista”, añade Jorge Campos.

La asociación afirma que la respuesta del Gobierno balear al ‘Caso Olav’ no se sostiene jurídicamente. “El pasado mes de noviembre el Tribunal Supremo dejó la puerta abierta a que se pudiera escoger la lengua en la enseñanza. Además, el mismo Tribunal Supremo ya dictaminó en diciembre del 2008 que la Generalitat de Cataluña debía incluir en los sobres de matrícula una casilla para garantizar el derecho de los padres catalanes a elegir la lengua en que sus hijos recibirían la primera enseñanza, si catalán o español”, explica Campos.

Círculo Balear denuncia que el actual consejero socialista de Educación, Bartomeu Llinás, “defiende la actual discriminación ocasionada por una política lingüística nacionalista que la mayoría de los ciudadanos de Baleares no comparte”. “Es evidente que esta actitud pasará factura electoral al PSIB-PSOE”, manifiesta Jorge Campos.

La asociación defiende que la solución a este caso pasa por la derogación de la citada normativa lingüística y su sustitución por una ley “basada en la libertad y que tenga en cuenta la realidad social de Baleares”.

“Desde Círculo Balear queremos destacar la importancia de las continuas denuncias que los padres plantean para acabar con esta imposición catalanista”, declara el presidente de la asociación, quien hace un llamamiento a los padres y alumnos para que denuncien sistemáticamente cualquier tipo de discriminación lingüística que padezcan.

Por su parte, la Asociación Nacional por la Libertad Lingüística (ANLL) ha emitido un comunicado en el que consideran la decisión como "la consecuencia de la irracional política lingüística adoptada por los socialistas en las islas en contra del interés general de los alumnos".

La ANLL ha querido recordar al Partido Socialista que "suya es la responsabilidad de las leyes en vigor en Baleares y suya será la responsabilidad del coste social que éstas, en materia lingüística, tendrán para la sociedad balear".

"Consideramos el caso de Olav representativo de otros muchos alumnos que sufren la educación monolingüe impuesta por el Gobierno balear y que ataca directamente a la libertad lingüística y al progreso del archipiélago", manifiesta Pablo Yáñez, presidente de la ANLL. El colectivo insta al Partido Socialista a "depurar responsabilidades" y a "abrir un debate real" con objeto de derogar la normativa lingüística de Baleares.

Negación compulsiva
FERNANDO FERNÁNDEZ ABC 19 Enero 2010

La Comisión Europea ha publicado su análisis de medio plazo de las cuentas públicas de los diferentes países. España tiene un déficit de sostenibilidad del 11,8% del PIB, casi el doble de la media europea (6,5% del PIB). Una cifra optimista que es la suma prácticamente a partes iguales del ajuste estructural exigido por la posición fiscal de partida, un déficit primario estimado en el 6,1% del PIB en 2009 y que se ha quedado corto, y las consecuencias presupuestarias del envejecimiento de la población en el gasto en sanidad y sobre todo pensiones, otros seis puntos año. Es un dato conocido y requiere acciones correctoras, no declaraciones de principios. Los mercados, incluido el de la deuda española, se mueven por hechos, lo que explica el crecimiento del diferencial.

Seguir insistiendo en que este gobierno vive obsesionado con buscar una salida social a la crisis y repetir enfáticamente que no se tocará el gasto social es una grave irresponsabilidad o una mentira deliberada. Con pensiones e impuestos, como con coste del despido, está el presidente repitiendo la misma estrategia de ocultación deliberada que siguió con la crisis. Negar los problemas de la Hacienda Pública solo los agrava. Lo social es crear empleo, no distribuir subsidios de desempleo. Entre otras cosas porque solo el aumento del empleo en todas sus dimensiones -número de trabajadores ocupados, horas-año trabajadas, años de vida laboral- puede suavizar la magnitud del ajuste fiscal necesario, o del engaño a las generaciones futuras. Como concluye la Comisión, España se encuentra en una posición de alto riesgo fiscal, y eso que no entra a analizar el marco institucional. Como concluye Zapatero, los derechos no se tocan. Va a tener razón, de tanto no hacer nada, se van a pudrir en la vitrina y cuando el ciudadano quiera ejercerlos se va a encontrar con que son solo derechos virtuales, un puro avatar.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Comunicado
Me sorprende que ETA sorprenda
Guillermo Dupuy Libertad Digital 19 Enero 2010

Aunque quiera empezar este artículo destacando las enormes cualidades que ostenta Carlos Dávila como periodista y analista político, –verdadero fichaje de lujo para cualquier medio de comunicación–, no deja de sorprenderme el titular de portada de su admirable periódico de este lunes que, a raíz del último comunicado de ETA, dice que Sorprende la apuesta de ETA por la lucha política.

Hombre, si la organización terrorista nunca hubiera tenido terminales políticas en España, y si aquí no hubieran sido ilegalizados supuestos partidos políticos por su pertenencia a ella, comprendo que ahora pudiera escamar a alguien lo que en realidad es o debería ser una conocidísima y ya practicada apuesta de ETA por una "lucha política" que ni hoy ni nunca ha excluido "la lucha armada". Lo que sí sorprendería, por el contrario, es que ETA renunciara a una vía que, como la política, le permite obtener ingresos, información y correas de transmisión de sus delirantes consignas.

Que ETA señale, como hace en su último comunicado, que "nuestra fuerza, más que en resistir a la represión, radica en la lucha política" no es nada nuevo. Los terroristas lo han dicho ya en numerosas otras ocasiones y lo han demostrado con los hechos y con siglas como las de Herri Batasuna, Batasuna, Socialista Abertzaleak, PCTV, ANV y las que pretendan seguir colándonos en el futuro, con o sin condescendencia de la Fiscalía. Lo novedoso e inédito sería que ETA renunciara –no digamos ya condenara– incondicional y definitivamente a la "lucha armada".

Reconozco –y pido perdón por ello a los lectores– que hasta ahora no he podido leer en su integridad este último comunicado de los terroristas, cuya versión integra sólo ha sido publicada en euskera. Más del amplio extracto que publica en castellano el diario proetarra Gara, no hay nada que nos deba ser desconocido.

Que los terroristas consideran la democracia española como un "marco político-jurídico de opresión", ya lo sabíamos; como sabíamos también que la "solución" a lo que ellos llaman la "superación del conflicto político" pasa "por llevar a Euskal Herria (es decir País Vasco, Navarra y el sur de Francia) al escenario de la autodeterminación de una forma gradual, regulada y consensuada". Tampoco nos debería escamar, pues es conocidísimo, que lo que ETA llama el "proceso democrático" exige que "la intervención y la violencia del Estado deben cesar". ¿Nos vamos ahora a sorprender de que ETA denomine "injerencia y violencia del Estado" a lo que no es otra cosa que el respeto a la Constitución y al imperio de la Ley"? ¿O es que todavía no estamos acostumbrados a su lenguaje que, dicho sea en su descargo, los propios criminales clarifican?

La importancia que ETA concede a la vía política no es nueva, como ella misma se encarga de recordar en este último comunicado parafraseando al terrorista Argala, quien ya en diciembre de 1978 proclamaba que "ni ETA ni ningún partido, será el propio pueblo el que dará la libertad a Euskal Herria". ETA ha demostrado de palabra y de obra que se puede ayudar a ese supuesto sometido "pueblo vasco" con el tiro en la nuca, que ellos, naturalmente, han llamado y siguen llamando "lucha armada".

Naturalmente no digo que este comunicado no sea perfectamente compatible –y más aun con Zapatero en el Gobierno–, con una nueva y eventual declaración de tregua. Por el contrario, lo considero tan compatible con ello como todos los comunicados que ETA ha hecho anteriormente. Sólo quien no ha leído a ETA puede pensar que la aspiración de esta organización criminal y política haya sido alguna vez una especie de "victoria militar" que tuviera cautivo y desarmado a las fuerzas del Estado español. ETA ha demostrado de palabra y de obra que asesina con el mismo objetivo con el que ha declarado sus treguas; esto es, una negociación política que arranque del Estado sus exigencias totalitarias: un Estado independiente que nunca ha existido para el que sacrifica vidas y libertades individuales reales, pues para el terrorista, a fuer de nacionalista y socialista, los derechos y las libertades las tienen los intangibles e inventados pueblos, y no las personas.
No, no nos autoengañemos. Tanto ETA, como por cierto la declaración de Altsasu de la "izquierda abertzale", dejan en evidencia que siguen considerando como "inasumible" algo tan elemental como es la condena de una acción terrorista. Sólo el día que lo hagan y pidan perdón por ello, sólo entonces –insisto– tendremos derecho a escamarnos y a preguntarnos si nos hacen trampas. Hasta entonces, sólo nos las haremos nosotros.

Presos por ETA
Los presos carecen de significado en ETA. Suponen una rémora estratégica. Lo peor que ETA puede imaginar en un eventual proceso de rentabilización de la violencia sería verse abocada a hablar sólo de presos con cualquier gobierno
ANDRÉS MONTERO GÓMEZ El Correo 19 Enero 2010

ETA se ha pronunciado. Otra vez. Ha recalcado lo que ya sabíamos. En el mismo tono monocorde y doctrinario de hace cuarenta años ha sentenciado que continuará matando, que el explosivo es su política. El último pronunciamiento de ETA muy bien podría haber sido el primero. Los mismos elementos de siempre presentes. En esta ocasión querría haber combinado el comunicado fechado al final de 2009 con una bomba a principios de 2010. La seguridad del Estado ha frustrado, de momento, sus intenciones.

Que el propósito estratégico de ETA sea continuar asesinando no tiene ningún significado. Al menos ninguno añadido al conocimiento que ya tenemos sobre la banda terrorista. ETA pretende un final para su violencia, pero un final rentable. Después de cuatro décadas matando, ETA está intentando vendernos una realidad. Esa 'realidad' no tiene por qué coincidir con la realidad, sin embargo. Es decir, que tras la última arenga de ETA no existe más que el disco de vinilo que alguien pone como música en el caserío aunque nadie se haya reunido allí para bailar. Aunque pudiera parecer que, de nuevo, la línea militar se ha impuesto a la política (utilizando el mismo lenguaje de la banda terrorista), toda la escenificación tras la reflexión en la izquierda abertzale etarra es, por así decirlo, una cortina de humo. ETA continúa marcando los tiempos. Y no es porque ahora haya vuelto a decantarse, aparentemente, por la violencia tras el proceso de 'reflexión'. Ha habido debate, ha habido comunicado. Entenderlo todo implica, no obstante, no fijarse ni en el debate ni en el comunicado, pues ambos son instrumentos de ingeniería de la realidad al servicio de una estrategia. La estrategia es rentabilizar la violencia.

Entender a ETA ahora significa dejar de fijarse en ella para concentrarse en el contexto. ETA se comporta, o hace parecer que se comporta, como si el contexto no hubiera cambiado en cuatro décadas. Continúa con los comunicados de siempre y los procesos de siempre. Es decir, ninguno de los procesos y los comunicados que ETA nos quiere hacer son realmente los elementos que nos sirven para conocer lo que realmente está ocurriendo.

Lo que realmente está ocurriendo es que ETA continúa intentando reinfiltrarse en las instituciones. De esta manera, podemos concluir con elevado grado de certidumbre que lo más beneficioso para ETA durante estas últimas décadas ha sido su presencia política en las instituciones de Euskadi. Por tanto, uno de los éxitos más importantes de la ciudadanía de cara al debilitamiento de ETA ha sido quebrar, aunque todavía no erradicar completamente, el parásito etarra en el Parlamento autonómico y las corporaciones locales. En la misma lógica, ETA continúa actualmente beneficiándose de otro tipo de presencias, varias en ayuntamientos por siglas interpuestas, y muchas y numerosas en colectivos sociales, universitarios, sindicales, culturales, económicos y de comunicación que la estrategia antiterrorista del Estado todavía no ha desmantelado.

El contexto de ETA nos dice que su fisonomía está mermando. Una parte sustancial de las raíces que alimentaban el árbol etarra con savia de las instituciones han sido desenterradas y están siendo sulfatadas. Otra parte significativa de las ramas, en forma de fuentes de financiación y grupos de asesinos, están siendo podadas. Ésa es la realidad sobre la que se desarrolla el comportamiento de ETA, no la que describen sus comunicados. Así las cosas, ETA puede continuar decantándose con rotundidad por intensificar el terrorismo cuando en realidad sus maniobras van a favor de reposicionar a Batasuna y de recuperar raíces sobre el territorio. ETA pretende saber que cuando llegue el momento de rentabilizar la violencia, no lo hará a través de los presos, sino a través de Otegi, Usabiaga o de sus sustitutos. Nosotros también lo sabemos, o deberíamos saberlo.

Estos procesos etarras de recolocado interno de piezas y de proyección de cortinas de humo hacia el exterior siempre suelen coincidir con la agitación del denominado 'colectivo de presos'. En esta última escenificación de la propaganda etarra, se ha expulsado a presos, otros se han manifestado en contra del terrorismo y la mayoría se han sometido a una nueva pantomima, orquestada para aparentar que son un colectivo y que pueden ejercer medidas de presión. No existe tal colectivo de presos, al menos en la balanza de los significados que pesarán en el futuro.

Cierto es que los presos etarras son un grupo y en ese sentido un colectivo, pero como tal carecen de significado en ETA. Es más, suponen una rémora estratégica para ETA, algo así como un daño colateral necesario pero molesto. Lo peor que ETA puede imaginar en un eventual proceso de rentabilización de la violencia sería verse abocada a la negociación técnica, es decir, a concentrarse sólo en hablar de presos con cualquier gobierno. Es el peor escenario en la peor de las pesadillas de ETA. Incluso es peor que saberse derrotada, esto es, desarticulada por el Estado de Derecho. Llama la atención cómo es posible que la mayoría de los presidiarios etarras no sean conscientes de ese valor marginal, incluso excremental, que tienen para la banda terrorista. Las vías de la reinserción individual deberían ser una opción para cualquier preso que se detuviera un instante a pensar que la ETA de la arrogancia y la rentabilidad jamás se situará en la posición de ponerse a negociar sobre ellos. En tanto llega la inevitable desarticulación etarra, quienes en algún momento asesinaron por una causa y buscan entre las paredes enrejadas una pista sobre el futuro, continúan siendo manipulados en el presente como lo fueron en ese pasado en donde arrancaban la vida a otro ser humano.

POLÍTICA LINGÜÍSTICA | Libertad de elección
Baleares impide a un disléxico examinarse en castellano
* Dice que sólo tienen libertad de elegir profesores y alumnos de la universidad
* El padre de Olav, Vicente, no da crédito a la decisión del Ejecutivo balear
Manuel Aguilera | Palma El Mundo 19 Enero 2010

La historia de la reivindicación del niño ibicenco Olav Boned ha acabado sin sorpresas. El Govern ha contestado por carta a sus padres ocho meses después que, a pesar de su dislexia, debe seguir examinándose sólo en catalán. La Conselleria de Educación dice que la ley no reconoce su libertad de elección y recuerda que el aprendizaje en lengua catalana "implica el uso oral y escrito de esta lengua".

Olav, de sólo 11 años, se hizo famoso el 20 de abril de 2009 cuando EL MUNDO publicó que reivindicaba su derecho a examinarse en español. Después de decenas de declaraciones políticas, dudas socialistas sobre su dislexia, reuniones e incluso manifestaciones multitudinarias, el ejecutivo PSOE-nacionalista ha querido archivar el asunto recopilando en una carta los fundamentos jurídicos de su postura. "La Ley 3/1986 [de Normalización Lingüística] sólo reconoce a los profesores y alumnos de los centros de enseñanza superior el derecho a emplear oralmente y por escrito la lengua oficial de su preferencia", dice.

La Conselleria de Educación, dirigida por el socialista Tomeu Llinàs, recuerda que el proyecto lingüístico del centro que marcan los profesores en el Consell Escolar es el que manda: "La elección de los libros de texto y el resto de materiales curriculares corresponde al centro docente, no a los alumnos ni padres de los alumnos".

El padre de Olav, Vicente, no da crédito: "Esta respuesta me parece una locura. Deja todo a expensas del grado de catalanismo de cada profesor". Por suerte, su hijo ya se ha cambiado de colegio y en el nuevo centro hay una dirección más permisiva que la que había en el CP Cervantes.
Más información en EL MUNDO / El Día de Baleares

La RAG toma partido y se alinea con el nacionalismo a favor de la inmersión
Vázquez dice apoyar el decreto
La Xunta agradece el informe de la Academia
JOSE LUIS JIMÉNEZ | SANTIAGO ABC 19 Enero 2010

La politización de la cuestión lingüística en Galicia llevó ayer a una institución tradicionalmente neutra como la Real Academia Galega a posicionarse en contra de la nueva normativa que la Xunta presentó el pasado 30 de diciembre. Pero más allá de un rechazo previsible -por las declaraciones de las últimas semanas de destacados miembros de la RAG-, el dictamen presentado por el órgano que preside interinamente Manuel González abraza el argumento discursivo del nacionalismo, dibujando una perspectiva victimista del gallego y recetando la inmersión educativa en la lengua propia de la Comunidad como la única vía para la conservación de la misma.

González -presidente en funciones tras concluir el mandato de Xosé Ramón Barreiro y a la espera de unas nuevas elecciones- tachó de «inaceptable» y de «inconsistente legalmente» el borrador del decreto del gallego en la enseñanza no universitaria y reclamó a la Xunta que «rectifique» su postura y apueste por el «consenso» y un acuerdo social «integrador», para la aprobación de un texto de estas características, instando a presentar un documento «comprometido de verdad» con el gallego.

Acompañado por un destacado número de académicos, Manuel González destacó que el informe sobre el borrador presentado por el Ejecutivo gallego «expresa el sentir de la totalidad de la Academia», ya que fue aprobado por «unanimidad» en el plenario que esta institución celebró el pasado sábado. «Rezuma poco afecto por la lengua gallega», apostilló.

Asimismo, pidió al Ejecutivo autonómico que «modifique sustancialmente» el contenido de las bases y presente otro documento «aceptable para la sociedad gallega y comprometiéndose de verdad con nuestra lengua», añadió el presidente en funciones de la RAG, quien se mostró convencido de que «la concordia es posible y necesaria». Precisamente, hoy la Xunta recibe a la Real Academia en el ciclo de contactos emprendidos por Educación para consensuar el nuevo decreto lingüístico.

Decreto ilegal
Ya en el primer párrafo de su dictamen, la RAG estima que el texto analizado «podría producir un retroceso en el proceso de normalización de la lengua gallega», «infringe la legislación vigente» y se asienta «sobre promesas electorales de dudosa legalidad», despreciando el respaldo obtenido por éstas en las urnas.

Acto seguido, enarbola la bandera de la discriminación positiva del gallego para «corregir una situación histórica de desigualdad» respecto del castellano, una «marginación» que a su juicio «no es preciso documentar». «Hay una lengua propia que tiene que luchar día a día para no perder su terreno y hay otra que goza de inmensas regalías y todo le viene a la mano», añaden reproduciendo el victimismo nacionalista.

Por ello, afirma la RAG que «la inmersión es un método didáctico de aprendizaje de lenguas (...) más rápido, más eficaz y de más garantía, avalado por el Consejo de Europa», negando que se trate «de un proceso de limpieza étnica». «Parece aludirse a la inmersión lingüística como algo pernicioso y pueda que de ahí naciera el fantasma de la imposición lingüística», opinan los académicos, que además se permiten el lujo de «recomendar suprimir» del borrador del decreto «esa alusión altivamente negativa a la inmersión lingüística» y «recomienda asumir que este método didáctico puede ser efizar».

En un inédito terreno jurídico-político, la Real Academia erige a la lengua como la «justificante de la autonomía» y el germen de «la conciencia de que la Xunta de Galicia se sustenta en este hecho diferencial». «Los gallegos esperan que su gobierno sea el primero e inequívoco defensor de la lengua gallega».

Contra la consulta
Una de las novedades del nuevo decreto es la introducción de un espacio de decisión a los padres a la hora de dictaminar la lengua en que se enseña a sus hijos. La RAG, al igual que la oposición política en el Parlamento de Galicia, también lo desdeña. Es más, da la vuelta a varias sentencias del Tribunal Constitucional y del Supremo contrarias a establecer el derecho de los padres a elegir lengua para convertirlas en legitimadoras de que «el centro de gravedad de la enseñanza esté en la lengua cooficial para corregir desequilibrios históricos».

Partiendo de este punto, critican las consultas a los padres para dictaminar la lengua preferente en la Educación Infantil, y defienden los mapas sociolingüísticos que recogía el anterior decreto del bipartito. «Marcar a los niños de Infantil y Primaria por lenguas resultaría antieducativo: en todas las aulas habría un grupito de perdedores que se sentirían humillados (sic) y nos estaríamos alejando todavía más de la convivencia lingüística», defienden sin rubor.

Sospechan además que en Infantil puede producirse una «segregación light» del alumnado, en contra de lo estipulado por la Ley de Normalización, y que la introducción de una única lengua marginará al gallego en los entornos urbanos.

El trilingüísmo también recibe las críticas de la RAG. La institución se opone a que «tengamos que sacrigicar nuestra lengua local para ser universal» y adquirir el conocimiento del inglés o el francés. «Ni se precisa poner la lengua extranjera al nive de una lengua oficial, ni reducir la presencia del gallego a un 33%, ni menos todavía hacer circular la idea de que hay que dejar el gallego para aprender idiomas importantes», sentencian.

El PP iniciará una campaña de información para acercar el decreto de la Xunta a la ciudadanía
M.M. ABC SANTIAGO 19 Enero 2010

El PPdeG iniciará esta misma semana, «o la próxima a más tardar», una campaña informativa en la que explicará a todos los agentes implicados en el proceso educativo los contenidos y objetivos del decreto de regulación del uso del gallego en las aulas. Así lo anunció ayer el secretario general de los populares gallegos, Alfonso Rueda, tras la reunión del comité de dirección, al que asistió el conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, para analizar las bases y ejes fundamentales del decreto y dar forma a la inminente campaña informativa.

Rueda explicó que en esta acción publicitaria participarán todos los órganos del PPdeG y las juntas locales, ya que aparte de los medios de comunicación utilizarán el «cara a cara» para llegar «a cuanta más gente mejor», informa Efe. Por eso, esta campaña informativa «durará el tiempo que haga falta», subrayó el secretario general de los populares gallegos.

Alfonso Rueda aseguró que esta campaña ya estaba prevista antes de constatar el alto grado de oposición que ha suscitado el texto del decreto del plurilingüismo desde que lo anunciara el presidente autonómico. «Se iba a hacer en todo caso», manifestó Rueda, aunque «ahora se intensifica» la transmisión de las intenciones de la Xunta en política lingüística, para contrarrestar «manifestaciones y declaraciones más o menos interesadas».

Sobre la manifestación y la huelga convocadas para este jueves por el colectivo Queremos Galego, Rueda dijo que «es la tercera con carácter preventivo», y aunque afirmó que desde el PPdeG «respetamos todas las manifestaciones pacíficas» y que partan desde «la buena fe», subrayó que «no compartimos su postulado de: gallego sí o sí».

También se refirió al dictamen de la Real Academia Galega (RAG), a la que agradeció que haya expresado su opinión respecto al decreto y además haya hecho propuestas, algo que «es de valorar», dijo.

Rueda apreció una coincidencia de intereses entre la Xunta y la RAG en cuanto a la promoción y defensa de la lengua gallega, «pero no podemos estar de acuerdo», matizó, «con una propuesta de inmersión lingüística en el gallego».

En cuanto a la acusación de la RAG de que la consulta a los padres para que elijan en qué lengua prefieren que sus hijos reciban las diferentes materias podría ser inconstitucional, afirmó: «entendemos que se actúa dentro del marco constitucional. De lo contrario, no defenderíamos» este planteamiento.

«Estamos convencidos», recalcó Alfonso Rueda, de que «los padres no se oponen a que sus hijos aprendan una tercera lengua», así como de que «todos están a favor de que se pueda elegir en qué lengua se sienten más cómodos».

Recortes de Prensa   Página Inicial